Está en la página 1de 4

Curso de Tarot- Arcanos Mayores Unidad 2

2.2 El cuento de la vida

Figura 1: Los 22 Arcanos Mayores del Tarot de Marsella

Desde la Escuela nos gusta empezar con este cuento a través de los
arcanos mayores. Es una manera entrañable de presentarte a las 22 cartas
que a partir de ahora serán tus compañeras primero en este curso y
después en tu vida. Deseamos que te guste tanto como a nosotros.

Si ponemos estos arcanos en orden numérico del 1 al 22 y vamos


avanzando ordenadamente uno a uno, podemos seguir la vida de una
persona. Y para que puedas verlo, comprenderlo y hacerte una idea de la
filosofía del tarot, vamos a explicarte un cuento.

El tarot es una filosofía, un camino de evolución, a través del cual iremos


pasando por diferentes etapas hasta alcanzar el conocimiento.

El tarot es experiencia, y no podremos adquirir esa experiencia si no somos


capaces de vivir todas las situaciones que la vida nos depare. Vamos a
contarte un cuento; si, un cuento, mediante el cual vas a vivir todo el
camino de evolución a través de los 22 arcanos mayores de la baraja del
tarot (figura 1).

© Escola Mariló Casals www.cursotarotonline.net


Curso de Tarot- Arcanos Mayores Unidad 2

Como habrás observado, la carta del Loco no lleva número, solo lleva el
nombre, por lo cual podemos colocarla al principio o al final. Puede tratarse
de aquel que llega con toda la curiosidad y toda la inocencia, o bien de
aquel que, después de recorrer un largo camino, se va a otro lugar para
iniciar otra aventura. Al ser el numero 0, algunos autores la han colocado
como la primera carta, otros como la última, pero por qué no darle al Loco
la categoría de pieza que une el principio y el fin de nuestra historia y
convertirlo así en el punto de unión, como si del cierre de una cadena se
tratase…?

Vamos pues a empezar con el cuento, a ver qué te parece. 4


El Loco es así, para nosotros; el espíritu, el alma, la entidad que está
dispuesta a tomar una apariencia humana, a entrar en un cuerpo y
aprender en su interior todo lo que necesita para poder evolucionar.

Coge la carta del Loco y mírala con atención. Verás que lleva un hatillo
sobre el hombro: son los pecados de una vida anterior. Lleva la cabeza
cubierta y no sabemos su edad, pero por el color de su extraño tocado
sabemos que su pensamiento es rico; lleva el cuello o collar de los bufones
de la edad media, arrastra un bastón y hace caso omiso del perro que,
mordiéndole la nalga, le avisa de que va a precipitarse por un acantilado.
Nuestro personaje va a despeñarse para, gracias a este alocado salto,
tomar un cuerpo con el que poder vivir una serie de experiencias que le
ayudarán a progresar en su evolución.

Llegas así a la carta del Mago. El Mago lleva el número 1 (l); es el principio,
el inicio; será quizás un poco como el bebé que llega al mundo, pero al
observar la carta verás que es un hombre joven. Es cierto, pero imagina
que es un bebé. En el tarot de Marsella su amplio sombrero tiene la forma
del ocho estirado, símbolo de infinito: la mente humana es infinita. El
cabello de rizos dorados nos habla de la riqueza del pensamiento. Una mano
apunta al cielo sosteniendo una varita para poder captar las energías que
transmuta a través de su cuerpo, convirtiéndolas en la moneda de oro que
sostiene con la otra mano; el pensamiento crea forma. Vemos una mesa
donde están representados los cuatro elementos, Tierra, Fuego, Aire y
Agua, y un cubilete con unos dados de oro que nos dicen que la suerte no
es azar.

Los primeros años de la vida de una persona transcurren entre los cuidados
de los abuelos, los padres y los maestros. Ellos le darán la protección que
necesita y los conocimientos que le serán útiles a lo largo de este camino.
Así pues, la carta de la Sacerdotisa correspondería a la abuela; la
Emperatriz y el Emperador, a los padres; y el Sumo Sacerdote, al
maestro.

© Escola Mariló Casals www.cursotarotonline.net


Curso de Tarot- Arcanos Mayores Unidad 2

En este entorno, nuestro personaje deja transcurrir los primeros años de su


vida hasta llegar a la adolescencia, donde se le plantearán las primeras
dudas, como la de qué hacer con el futuro, estudiar o trabajar. Sentiré
también el despertar del amor, de la sexualidad. Todo esto le creara una
cierta desazón, y corresponde a la carta de los Enamorados.

Porque ya ha llegado el momento en que tiene que empezar a tomar las


riendas de su vida, saber hacia dónde piensa dirigir sus pasos en el futuro
como dueño de su destino (carta del Carro), y al iniciar este camino se
prepara para pasar una serie de pruebas, afianzando así su madurez, la
Justicia. 5
Una vez pasadas estas pruebas de madurez, nuestro personaje esta ya
dispuesto a dar un vuelco a su vida, y mirando hacia el pasado, recopilando
toda la experiencia anterior, se prepara para culminar su evolución a través
de la carta del Ermitaño.

Has llegado ya al momento en que la vida da un giro. Alcanzada la madurez


y la independencia, la vida gira, y nosotros, con nuestra actitud, podemos
frenar o potenciar sus acontecimientos. Así hemos llegado al punto en que
nuestro personaje empieza a recorrer solo su propio camino, y para
conseguir los objetivos que se proponga tendrá que utilizar toda su energía
e inteligencia (carta de la Fuerza) y tomar conciencia de que ahora ve la
vida desde otro punto de vista, de que la madurez conlleva una serie de
sacrificios y renuncias (el Colgado).

Y así, poco a poco, nos encontramos con que los padres ya han muerto, y
también los maestros; que del pasado sólo nos queda el recuerdo (carta de
la Muerte). Es la edad de la madurez, en la que tendríamos que haber
adquirido ya un cierto saber estar, una elegancia, una sobriedad (carta de la
Templanza).

Pero es en este punto de nuestras vidas donde se nos cuela la tentación, las
ganas irrefrenables de hacer cosas que antes ni siquiera habríamos soñado
(carta del Diablo), y en este punto nos liberamos de cadenas, obligaciones,
ataduras, miedos y prejuicios (carta de la Torre), porque aun somos lo
suficientemente jóvenes para tener ilusiones y vitalidad, aunque hayamos
visto pasar mucha agua por el rio de nuestras vidas (carta de la Estrella).

Y, sin darnos cuenta, empiezan a aparecer en nuestras vidas los enemigos


ocultos que nos demuestran que el tiempo no ha pasado sin mella: la
menopausia, la artrosis, el colesterol, esos pequeños problemas con la
tensión arterial, esas gafas que aumentan de graduación, etc. (carta de la
Luna).

Pero aún tenemos fuerzas para transmitir a los que vienen detrás nuestras
experiencias, y ellos a cambio nos darán su energía (carta del Sol). Y, sin
reparar en ello, estaremos pensando en qué hemos hecho con nuestras

© Escola Mariló Casals www.cursotarotonline.net


Curso de Tarot- Arcanos Mayores Unidad 2

vidas (carta del Juicio), porque ha llegado el momento de la verdad, donde


de nuevo iremos a reunirnos con el todo, ya que hemos finalizado nuestro
aprendizaje (carta del Mundo), y así el Loco, colocado como última carta,
se despide de nosotros para poder volver a empezar.

Deseamos que esta breve historia te haya ayudado un poco a darte cuenta
de hasta qué punto los 22 arcanos mayores son un camino de evolución, de
cómo nuestro amigo, el Loco, desde el principio hasta el fin, no deja de
aprender.

Pero los 22 arcanos no están solos, cuentan con la ayuda de los cuatro
6
palos do la baraja, que nos ampliarán aun más, si cabe, toda la información
que ya poseíamos.

© Escola Mariló Casals www.cursotarotonline.net