Está en la página 1de 218

Logo

Instituciones
patrocinadoras
de la publicación
Seminario Permanente Internacional
EVANGELIO, CULTURA Y DESARROLLO
la Nueva Evaluación para el desarrollo humano

MEMORIAS
Seminario Permanente Internacional
Evangelio, Cultura y Desarrollo,
la Nueva Evangelización para el Desarrollo Humano

Organización y Gestión
Diócesis Sonsón – Rionegro
Comisión de Diálogo y Paz, Diócesis Sonsón - Rionegro
Universidad Católica de Oriente
Dirección de Bienestar y Pastoral Universitaria
Facultad de Educación
Facultad de Derecho y Ciencias Sociales
Facultad de Teología
Grupo de Investigación en Ciencias Sociales y Humanismo
Departamento de Humanismo

Comité Científico y Académico del Seminario


Pbro. Luis Ferney López Jiménez, Coordinador General.
Mag. Juan Mauricio Arias Giraldo, Decano Facultad de Educación
Dr. John Jairo Serna Sánchez, Director Grupo de Investigación Ciencias Sociales y Humanisno.
Esp. Jesús David Vallejo Cardona, Jefe Departamento de Humanismo.

Diseño, Diagramación e Impresión


Divegraficas Ltda.
PBX: 511 76 16
Medellín, Marzo de 2008

Observación importante
Cada autor es responsable social, ética y legalmente de
los reconocimientos y referencias bibliográficas correspondientes
a los investigadores del pasado y del presente.

Los contenidos desarrollados y las ideas explícitas e implícitas compromenten


exclusivamente a cada autor, en ningún momento el comité organizador,
a la Universidad Católica de Oriente y las instituciones
y empresas que apoyaron el Seminario.
Miembros del Consejo Directivo
Mons. Ricardo Tobón Restrepo
Gran Canciller

Mons. Iván Antonio Cadavid Ospina


Delegado del Canciller

Mons. Óscar Aníbal Marín Gallo


Rector

Pbro. Luis Argemiro García Monsalve


Director Académico

Pbro. John Fredy Córdoba Bedoya


Director de Bienestar Universitario y Pastoral

Esp. Hilda Elena Jaramillo Zuluaga


Directora Administrativa

Dr. Gabriel Alfonso Roldán Pérez


Director de Investigación y Desarrollo

Esp. Joaquín Gullermo Borja Arboleda


Representante de los Decanos

M.V.Z Luis Miguel Orejuela Gartner


Representante de los Decanos

Mag. Nancy Carmona Cardona


Representante de los Docentes

Dra. Margarita María Gómez Giraldo


Secretaria General

Sra. Blanca Nubia García


Auxiliar Secretaría General
Agradecimientos:
La Diócesis de Sonsón Rionegro, desde su Comisión de Diálogo y Paz
y la Universidad Católica de Oriente, expresan sus agradecimientos:

A la Conferencia Episcopal, de Colombia, Arquidiócesis de Tunja, Diócesis de Barrancabermeja,


la UNESCO Oficina Regional para América Latina y el Caribe, Fundación IDEAS de Chile,
Universidad Academia Cristiana de Chile, Planeta Paz para América Latina, Facultad de Filosofía y
Teología de la Fundación Universitaria Luis Amigó, Alcaldía de Marinilla.

A los Vicarios Foráneos de la Diócesis.

A las parroquias representadas en el Seminario: Catedral San Nicolás de Rionegro,


Catedral de Sonsón, Nuestra Señora del Rosario de El Retiro, San Rafael, San Antonio,
San Joaquín y Santa Ana de Rionegro, La Santa Cruz de la Ceja, Santísima Trinidad de Rionegro,
Beato Fray Eugenio de la Ceja, Ntra. Sra. De Chiquinquirá de El Santuario,
Ntra. Sra. del Carmen de Guatapé, El Espíritu Santo de el Porvenir,
San Juan Bosco de Rionegro, Ntra.Sra. de la Candelaria de Guarne, El Sagrado Corazón de El Retiro,
La Asunción de Marinilla, San José Obrero de Sonsón, Santa Bárbara de Granada,
Ntra. Sra. de El Carmen de la Ceja, San Cayetano de la Ceja, Ntra.Sra. de El Carmen de Abejorral.

A las instituciones representadas en el Seminario: Seminario Nacional Cristo Sacerdote,


Seminario Diocesano Nuestra Señora, COREDI, PRODEPAZ, Servicio Educativo Rural –SER,
Hostería Llano Grande, COOGRANADA, Cooperativa León XIII de Guatapé, COOSANLUIS,
Hogar Juvenil Campesino de San Rafael.

A las instituciones Co-patrocinadoras de los eventos académicos:


Fundación Solidaria Oriente de Antioquia- FUSOAN,
ISAGEN, ISA, ICETEX, PRODEPAZ, CONFIAR COOPERATIVA, COTRAFA, ICETEX,
HOSTERÍA LLANAO GRANDE, Fondo de Empleados UCO.
Contenido

Pág.

Prólogo ........................................................................................................................... 7
Presentación ................................................................................................................... 9
Introducción ................................................................................................................... 11
Palabras de instalación ................................................................................................... 13
Educación, derechos humanos
y pertinencia del conocimiento ...................................................................................... 17
Comentario a la ponencia del doctor Ricardo Hevia
“Educación, derechos humanos y pertinencia del conocimiento” ................................... 33
La globalización de la solidaridad desde la perspectiva
de la universidad y la región ........................................................................................... 45
Comentario a la ponencia “La globalización de la solidaridad desde
la perspectiva de la universidad y la región” ................................................................... 57
Globalización y globalizaciones ..................................................................................... 61
Comentario a la ponencia “Globalización y globalizaciones” ........................................ 83
Responsabilidad y ética ante la situación social .............................................................. 93
Comentario a la ponencia “Responsabilidad y ética ante la situación social”
de Monseñor Luis Augusto Castro Quiroga ..................................................................... 109

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 5
Solidaridad, educación y desarrollo, Un camino alternativo
para la construcción de la paz ........................................................................................ 117
Comentario a la ponencia “Solidaridad, educación y desarrollo. Un camino alternativo
para la construcción de la paz” ...................................................................................... 133
Conocimiento, educación y derechos humanos.
Un diálogo para la equidad ............................................................................................ 141
Comentario al texto “Conocimiento, educación y derechos humanos.
Un diálogo para la equidad” .......................................................................................... 147
Persona y sociedad, reflexiones para una nueva evangelización
Dimensión social de la evangelización .......................................................................... 151
Comentario a la ponencia “Dimensión Social de la Evangelización”. No habrá
sociedad nueva sin hombres nuevos .............................................................................. 171
Evangelio y cultura
Una mirada prospectiva para el Oriente de Antioquia ................................................... 177
Conclusiones generales de las mesas de trabajo ............................................................. 191
Hacia un centro “Culturas y Evangelio, por un nuevo desarrollo humano” ................... 199

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


6 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
Prólogo

La Universidad Católica de Oriente nos ofrece so de discernimiento evangélico permanente


hoy las Memorias del Seminario Permanente frente a la realidad que vivimos en el Oriente
Internacional “Evangelio, Cultura y Desarro- antioqueño. Pienso que éste es un servicio im-
llo”, que realizó con buenos resultados duran- portante a la sociedad. En efecto, estamos pro-
te el año 2007, como una participación en la fundamente implicados en las estructuras so-
celebración de las Bodas de Oro de la Dió- ciales y culturales, llevamos adentro la forma
cesis de Sonsón-Rionegro. Me sea propicia la de vida propia de nuestro ambiente, y estamos
ocasión para agradecer, una vez más, a todos condicionados por algunos hábitos de pensa-
los que con esfuerzo, acierto y generosa co- miento y por ciertos intereses individuales.
laboración han hecho posible este interesante
evento académico y cultural. Cada época de la historia tiene sus rasgos es-
peciales. La nuestra está caracterizada por un
A partir del tema, con la ayuda de varios ex- veloz proceso de globalización en el que se
pertos, se buscó, en primer lugar, hacer una encogen el tiempo y el espacio; por un de-
lectura de la realidad que nos concierne, tra- sarrollo tecnológico que ha logrado avances
tando de descubrir a través de la interrelación maravillosos para bien de la humanidad, y por
de datos concretos las “causas” de los fenó- un progreso acelerado que convierte en ex-
menos que vivimos. Aplicando luego la luz periencia cotidiana lo que parecía imposible.
del Evangelio, que nos llega a través de la Pero, como en toda realidad humana, también
Doctrina Social de la Iglesia, se quiso ver si las en esta marcha hay elementos negativos que
situaciones actuales corresponden al designio pueden afectar a nuestra región, conducida
de Dios sobre un mundo libre, fraterno y justo. rápidamente, no siempre con una clara orien-
De este análisis, finalmente, se derivaron con- tación, por fuerzas económicas, políticas y
clusiones, opciones y compromisos. culturales.

El propósito de este Seminario, en último tér- De ahí la necesidad de suscitar una actitud crí-
mino, ha sido poner bases sólidas a un proce- tica ante toda realidad para que los efectos del

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 7
mal no nos arrastren con falaces utopías o con der, con una solución adecuada, a cada caso
ideologías que pretenden el monopolio de la particular.
verdad. Los cristianos creemos que el Reino
de Dios ya está en medio de nosotros, pero Si no hay que pecar por la ingenuidad de creer
sabemos, igualmente, que tenemos que seguir que uno solo puede cambiar el mundo, tam-
pidiendo y trabajando su plena realización en poco hay que caer en la trampa del desaliento
una meta-historia. También, por esto, la Iglesia y la retirada ante la magnitud de los fenóme-
católica no se identifica con ningún sistema ni nos que nos superan. Cuando el cristiano toma
con modelo alguno, porque en todo reconoce conciencia del mundo en que vive y descubre
la marca de la transitoriedad. en él los llamados del Espíritu, debe comenzar
a actuar en aquel pequeño espacio donde pue-
Las situaciones de alienación no solamen- de tener algún influjo, y ahí comprometerse en
te no han desaparecido, sino que adquieren la causa de la verdad y del bien. Cumpliendo
contornos nuevos que demuestran cada vez así el axioma de “pensar globalmente y actuar
localmente”, nuestra Universidad podrá, en
con mayor claridad la necesidad del discerni-
verdad, hacer un específico aporte al Oriente
miento. En la sociedad contemporánea existe,
antioqueño.
especialmente, una forma de alienación que
se manifiesta en la pérdida de sentido de la
Esto es lo que deseamos cuando pensamos
existencia, fruto de un sistema ético y cultural
que el Seminario que se ha realizado, y la pu-
que ha generado una sociedad muy condicio-
blicación de sus Memorias que ahora tenemos
nada por el hedonismo, la codicia, el egoísmo entre manos, no deben ser sino el comienzo
y la violencia. Se trata de un sistema complejo de un esfuerzo permanente e institucionaliza-
que llega hasta el punto de alterar la misma do para que la Universidad se comprometa en
percepción de la realidad. la transformación de la realidad que vivimos.
Se trata de ofrecer nuestra contribución para
Evidentemente el comportamiento exigido por que esta promisoria región se mantenga como
la historia hoy a una Universidad Católica es un ambiente en el que todos podamos recono-
el de comprometerse en la transformación de cernos y amarnos como hermanos, podamos
los procesos sociales, políticos, económicos y compartir la vocación común a la felicidad
culturales, aportando reflexiones significativas que ya ha comenzado en la historia, y poda-
para su justa orientación. No existe la solu- mos tener razones válidas para la esperanza.
ción universal ni tampoco la solución mágica,
pues, en muchos sentidos, los problemas son
inéditos y únicos según los sitios y los tiempos. Monseñor Ricardo Tobón Restrepo
Por tanto, las transformaciones deben respon- Obispo de la Diócesis Sonsón–Rionegro

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


8 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
Presentación

Que en nuestro tiempo, más que una época fundación, al hacer una mirada retrospectiva,
de cambios, lo que estemos experimentando ve casi con sorpresa cómo el Oriente Antio-
es un cambio de época, es un hecho que nos queño, esa región rural, tranquila y hospitala-
resulta evidente. Época llena de grandes desa- ria en la que se inició como Iglesia particular
fíos de diversa índole, que no necesariamente en 1957, se ha ido transformando en un centro
deben ser considerados problemas, sino más de desarrollo de reconocimiento nacional, por
bien fenómenos y realidades que demandan su creciente industria y capacidad exportadora
espacios para ser estudiados y asimilados. a partir de las posibilidades que le ofrece un
aeropuerto internacional, una zona franca y
La globalización, el siempre vigente tema de excelentes vías de comunicación; por el esta-
los derechos humanos, en íntima relación con blecimiento de hidroeléctricas y floricultivos;
el conflicto armado y los diálogos de paz, el por la presencia de numerosas instituciones
sector empresarial y su responsabilidad social, de educación superior y la creciente institu-
el TLC. y el libre mercado, la sociedad que cionalidad. Pero advierte de manera especial,
queremos y el tipo de líderes que demanda, que lo que ha dinamizado todo este cambio
el desarrollo tecnológico, la internet y demás ha sido el empuje de los(as) antioqueños(as),
medios de comunicación social, el no siempre en particular de la región oriental, que dentro
bien entendido modus vivendi de las nuevas y fuera de su tierra sabe dar razón de su tesón,
generaciones, la ética y la moral son, entre capacidad emprendedora, solidaridad, amor
otros, realidades que de no ser atendidas en por el hogar y tantos otras virtudes, infundidas
su momento dejarían ver sus negativas con- en gran medida por la Iglesia a cuya sombra se
secuencias, pero que si se entienden y orien- ha hecho y ha caminado; raigambre cristiano
tan de forma oportuna y positiva, constituirán que aún en gran medida se conserva.
valiosas oportunidades en la tarea, no de es-
perar sino de construir de manera conjunta y También ha visto y sufrido la Diócesis los
responsable, una región más justa, equitativa, embates de la violencia, reflejo del conflicto
pacífica y participativa. armado del país, que destruye pueblos y cie-
ga vidas humanas, dejando a su paso viudas,
La Diócesis de Sonsón-Rionegro, en el contex- huérfanos, desplazados. ¡Cuántos derechos
to de la celebración de sus Bodas de Oro de humanos vulnerados, cuántos líderes muertos,

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 9
o que han huido, o que simplemente sienten a simple vista pudiera parecer, para el que
temor de ejercer su liderazgo! Ello ha genera- un seminario diplomado no sería suficiente,
do un déficit de líderes, y ha hecho urgente y definió una propuesta de largo aliento. Se
crear nuevos espacios para su formación. pensó entonces en la necesidad de crear un
organismo de interés común en formación
En conclusión, la Diócesis de Sonsón-Rione- de líderes, que bien podría ser un instituto o
gro se percata de que el escenario de los 21 centro cultural, que tendría por objeto propi-
municipios que la conforman ha cambiado, ciar un diálogo permanente entre fe y cultura.
pero a la vez ve con claridad que su misión, Para fundamentar dicho organismo, se diseñó
liderazgo, compromiso y responsabilidad fren- el Seminario Permanente Internacional EVAN-
te a la región siguen firmes, más aún, siente GELIO, CULTURA Y DESARROLLO, dirigido
que hoy más que nunca debe pronunciarse a a líderes comprometidos con el progreso y el
favor de la vida y la dignidad humanas, y los desarrollo de la región del Oriente de Antio-
derechos humanos; conserva su opción prefe- quia en los ámbitos político, empresarial, so-
rencial por los más vulnerables, y no renuncia cial, educativo, cultural, comunitario y religio-
a promover la solidaridad y la justicia. En una so, asumiendo como objetivo: “Desarrollar un
palabra, la Diócesis —que somos todos— ce- seminario permanente en donde se confron-
lebra con satisfacción y gratitud a Dios sus pri- te, desde una mirada de expertos invitados y
meros 50 años, y se lanza con optimismo y comentaristas conocedores de la región, la
convicción a la tarea de seguir acompañando realidad del Oriente de Antioquia, a partir de
y construyendo un futuro cada vez mejor para los siguientes ejes académicos: Educación y
todos los habitantes de nuestro amado Oriente Derechos Humanos, Ética y Responsabilidad,
antioqueño. Equidad y Autoridad, Solidaridad y Desarrollo,
Globalización y Estandarización, Evangelio y
La Universidad Católica de Oriente, fruto de la Cultura, Persona y Sociedad, Conocimiento y
región y de la Iglesia Diocesana, gestada pre- Derechos Humanos”.
cisamente hace 25 años cuando la Diócesis
celebraba sus bodas de plata, entiende, com- Al concluir la agenda propuesta, presentamos
parte y siente como responsabilidad propia to- con satisfacción las Memorias del Seminario,
das estas convicciones, gozos y anhelos. De que ofrecen a quienes participaron en él la
ahí que la Universidad haya sido muy recepti- posibilidad de refrescar las ideas trabajadas
va ante la solicitud del Pastor de la Diócesis y para profundizarlas, y a los demás lectores la
de la Comisión de Diálogo y Paz de “Diseñar ocasión de enriquecerse con la amplia gama
y ofertar programas tendientes a formar líderes de exposiciones, análisis, intuiciones y pro-
de nuestras comunidades a la luz de la Doctri- puestas de los conferencistas principales y los
na Social de la Iglesia”. comentaristas, y con las conclusiones de las
Mesas de Trabajo en relación con los diferen-
Para tal efecto, invitó a un grupo de profesio- tes ejes académicos trabajados en ellas.
nales de la UCO: al presbítero Luis Ferney Ló-
pez Jiménez, el doctor John Jairo Serna Sán- Deseamos que este trabajo signifique para los
chez, al magíster Juan Mauricio Arias Giraldo lectores un renovado compromiso en la tarea,
y al especialista Jesús David Vallejo Cardona, no de esperar, sino de construir la Región y la
para que se integraran como equipo de trabajo Nación que deseamos, y el tipo de líderes que
y diseñaran una propuesta en este sentido. demandan.

Después de varias reuniones y consultas, el


equipo de trabajo llegó a la conclusión de que Mons. Óscar Marín Gallo
el tema es más vasto y complejo de lo que Rector Universidad Católica de Oriente

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


10 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
Introducción

El Seminario Permanente sobre Evangelio, Cul- el mundo familiar, en el mundo empresarial,


tura y Desarrollo, “La nueva Evangelización en el mundo académico, en el mundo políti-
por un desarrollo humano”, se ha propuesto co, en el mundo social.
como punto de partida generar una reflexión
participativa en contexto real sobre el deber En este sentido, los textos que se presentan
ser y el hacer de la nueva evangelización en parten del análisis profundo de nuestras rea-
nuestra región del Oriente de Antioquia, toda lidades con relación a la sinergia entre Evan-
vez que los múltiples planteamientos del de- gelio, Cultura y Desarrollo. Por ello el comité
académico de este colectivo se ha empeñado
sarrollo humano derivados del acelerado pro-
en abrir una reflexión permanente que permita
ceso de la globalización nos conducen a la
impactar la experiencia interior en los ámbi-
mirada profunda sobre la persona para que su
tos de Educación y Derechos Humanos, Éti-
horizonte esté cada vez más cerca del camino
ca y Responsabilidad, Equidad y Autoridad,
de su dignificación. Solidaridad y Desarrollo, Globalización y Es-
tandarización, Evangelio y Cultura, Persona y
En un contexto como el actual, el Evangelio no Sociedad, y Conocimiento y Derechos Huma-
es posible si no se desarrolla en una forma in- nos, toda vez que cada una de estas catego-
culturizada, es decir si no hace parte de nues- rías en relación permiten visionar y confron-
tra vida. De esta manera, se traza la ruta para tar la realidad de la región en una dimensión
la recomprensión del hombre y de la mujer y integral, y además posibilitan el encuentro de
de su papel en un mundo que hoy exige mi- planteamientos académicos, investigativos y
radas proactivas y propositivas para lograr re- propositivos en la lógica de la pertinencia del
vivir y recuperar el humanismo distorsionado Evangelio en una perspectiva de inculturación,
en el siglo pasado. Hoy se trata de asumir los teniendo como referente el potencial de la po-
cambios culturales desde la experiencia de la blación en la fe, pues desde ella el Oriente ha
fe y la vida de la espiritualidad, teniendo como tenido esperanza, su gente ha permanecido, al
referentes los diferentes escenarios en los que igual que su sentido de búsqueda de la verdad
el ser humano halla su proyección, bien sea en a la luz de una vida en el Evangelio.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 11
Se trata pues de una postura académica en Universitario, y la Diócesis Sonsón–Rionegro,
cada uno de los campos categoriales mencio- con la Comisión de Justicia y Paz, abren un
nados, al tiempo que una mirada hermenéu- nuevo diálogo y una nueva conversación para
tica en clave de contexto regional, desde las la generación de una espiritualidad vertebran-
cuales se generan bases estratégicas tendientes te en beneficio de la región, desde el mensaje
a la construcción de un centro de culturas y del Evangelio vivido como experiencia interior
Evangelio, por un nuevo desarrollo humano. y como testimonio de vida.

Con estos escritos iniciales, la Universidad Ca-


tólica de Oriente, a través de las facultades de Mauricio Arias
Teología, Derecho y Ciencias Sociales y Edu- Decano Facultad de Educación
cación, y la Dirección de Bienestar y Pastoral Universidad Católica de Oriente

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


12 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
Palabras de instalación
Monseñor Darío Gómez Zuluaga,
Vicario de Administración de
la Diócesis Sonsón – Rionegro

En el marco de la celebración de sus Bodas pregunta el Santo Padre en la inauguración de


de Oro, la Diócesis de Sonsón Rionegro, en la V Conferencia de Aparecida, en Brasil: ¿Qué
asocio con la Universidad Católica de Orien- es esta “realidad”? ¿Qué es lo real? ¿Son “reali-
te, ha querido emprender un camino de re- dad” sólo los bienes materiales, los problemas
flexión que aporte nuevas luces a la tarea co- sociales, económicos y políticos? Aquí está
mún de propiciar un desarrollo integral que, precisamente el gran error de las tendencias
impulsado por el ánimo evangelizador, pueda dominantes en el último siglo, error destructi-
crear mejores condiciones humanas y sociales vo, como demuestran los resultados tanto de
como expresiones de la presencia de Dios y de sistemas marxistas como capitalistas. Falsifican
su reino entre nosotros. el concepto de realidad con la amputación de
la realidad fundante, y por esto decisiva, que
La realidad, el espacio, la oportunidad y el es Dios. Quien excluye a Dios de su horizonte
tiempo en los que nos ha correspondido vi- falsifica el concepto de “realidad” y, en conse-
vir reclaman de nuestra parte, de cada uno cuencia, sólo puede terminar en caminos equi-
en particular, de todos como comunidad y de vocados y con recetas destructivas. La primera
nuestras instituciones, unas posturas claras y afirmación fundamental es, pues, la siguiente:
decididas para que el futuro que se anhela sea Sólo quien reconoce a Dios, conoce la realidad
posible, no tanto por la marcha indeclinable y puede responder a ella de modo adecuado y
de la historia, sino porque nosotros señalamos realmente humano. La verdad de esta tesis re-
el camino y apuntamos hacia él. Transformar sulta evidente ante el fracaso de todos los siste-
la realidad, el estado de cosas y situaciones, mas que ponen a Dios entre paréntesis.
para crear una nueva realidad que garantice
la realización del ideal humano de felicidad La relación sustantiva entre evangelización,
y armonía, es la meta de todo. Pero, como lo cultura y desarrollo marca de entrada una in-

13
terdependencia sustancial entre estos térmi- son limitados, y que todo pueblo tiene el deber
nos, en cuanto cada uno, en el horizonte de de poner en práctica políticas encaminadas a
la Iglesia, incluye al otro, no subsumiéndolo o la protección del medio ambiente, con el fin de
sustituyéndolo, sino en una relación de com- prevenir la destrucción del patrimonio natural
plementariedad. En efecto, la evangelización cuyos frutos son necesarios para el bienestar
no habrá llegado a su culmen y máxima expre- de la humanidad. Para afrontar este desafío, se
sión si no lleva dentro de sí misma la preocu- requiere un enfoque interdisciplinar. Además,
pación por la elevación de la cultura a niveles hace falta capacidad para valorar, prever y vi-
mucho más perfeccionados, y exprese así la gilar la dinámica del cambio ambiental y del
plenitud de la identidad humana y las relacio- desarrollo sostenible, y para elaborar y aplicar
nes colectivas. No es auténtica una evangeli- soluciones a nivel internacional. Es preciso
zación que ignore la promoción de las perso- prestar atención particular al hecho de que los
nas y la sociedad, o se margine de sus hondas países más pobres son los que suelen pagar el
preocupaciones vitales, morales o espirituales. precio más alto por el deterioro ecológico. Un
Para que sea legítima, la evangelización de- desarrollo que se limite al aspecto técnico y
berá llevar y servir a un auténtico desarrollo económico, y descuide la dimensión moral y
humano, que tenga por centro a la persona y religiosa, no sería un desarrollo humano inte-
todos los productos de su pensamiento, mani- gral y, al ser unilateral, terminaría fomentando
festados en la cultura. la capacidad destructiva del hombre.

Existe un núcleo central que asocia y coordina El segundo desafío implica nuestro concepto
la evangelización con la cultura y el desarrollo: de persona humana y, en consecuencia, nues-
Es el principio del destino universal de todos tras relaciones recíprocas. Si a los seres huma-
los bienes de la creación. “Según ese princi- nos no se les ve como personas, hombres y
pio fundamental, todo lo que produce la tierra mujeres, creados a imagen de Dios, dotados
y todo lo que el hombre transforma y confec- de una dignidad inviolable, será muy difícil
ciona, todo su conocimiento y toda su tecno- lograr una justicia plena en el mundo. A pe-
logía, todo está destinado a servir al desarrollo sar del reconocimiento de los derechos de la
material y espiritual de la familia humana y de persona en declaraciones internacionales y
todos sus miembros” (Benedicto XVI). A partir en instrumentos legales, es necesario progre-
de este principio universal, la civilización mo- sar mucho para que ese reconocimiento tenga
derna debe responder a los desafíos del mun- consecuencias sobre los problemas globales,
do globalizado, y la respuesta debe darse en la como los siguientes: la brecha cada vez mayor
articulación de la evangelización, la cultura y entre países ricos y países pobres; la desigual
el desarrollo. El Santo Padre, en reciente carta distribución y asignación de los recursos natu-
dirigida a la presidenta de la Academia Ponti- rales y de la riqueza producida por la actividad
ficia de Ciencias Sociales, doctora Mary Ann humana; la tragedia del hambre, la sed y la po-
Glendon, explica lo que serían esos desafíos y breza en un planeta donde hay abundancia de
las implicaciones que conllevan. alimentos, agua y prosperidad; los sufrimien-
tos humanos de los refugiados y los prófugos;
El primer desafío atañe al medio ambiente y a las continuas hostilidades en muchas partes
un desarrollo sostenible. La comunidad inter- del mundo; la insuficiente protección legal
nacional reconoce que los recursos del mundo para los niños por nacer; la explotación de los

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


14 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
niños; el tráfico internacional de seres huma- Nuestra mirada quiere ser de empatía frente a
nos, armas y drogas, y otras muchas injusticias la realidad, y acogerla sin desanimarnos por
graves. lo que ocurre. Pero quiere ser también pro-
fundamente crítica, no sólo para percibir los
El tercer desafío concierne a los valores del fenómenos, sino para aprehender sus causas,
espíritu. Urgidos por preocupaciones econó- y sobre todo quiere ser paciente y audaz, para
micas, tendemos a olvidar que, al contrario de acompañar los ritmos del mundo en que vi-
los bienes materiales, los bienes espirituales, vimos y aportar la fuerza transformadora del
que son típicos del hombre, se extienden y se mensaje de Jesús y de la vida nueva en él. Cre-
multiplican cuando se comunican. A diferen- ce en nosotros la esperanza en una vida plena,
cia de los bienes divisibles, los bienes espiri- porque nos mueve la certeza de que Jesús, que
tuales, como el conocimiento y la educación, ha salido y sigue saliendo al camino de nues-
son indivisibles, y cuanto más se comparten, tra historia como Señor resucitado, ya venció
más se poseen. la muerte y nos pide que no tengamos miedo.

Estos tres desafíos: un desarrollo sostenible En nombre del Señor Obispo de la Diócesis,
que respete el medio ambiente, el respeto a la Monseñor Ricardo Tobón Restrepo, actual-
dignidad de la persona humana y la conside- mente participante de la V Conferencia del
ración de los valores del espíritu, son el tras- CELAM y de la Comisión Diálogo y Paz, de la
fondo conceptual y el marco de acción para misma Diócesis, reciban un afectuoso saludo
concretar las relaciones mutuas entre evange- de muchas bendiciones en estas sesiones de
lización, cultura y desarrollo, tema de este Se- reflexión y trabajo, con el convencimiento de
minario Permanente, en el cual la Diócesis de que es el mismo Dios quien orienta y dirige
Sonsón – Rionegro por medio de sus diferen- nuestros pensamientos y palabras para produ-
tes instancias e instituciones diocesanas, y en cir toda obra buena.
asocio con la Universidad Católica de Orien-
te, quiere dar continuidad y respuesta a la pre-
ocupación de la Iglesia por la evangelización 17 de mayo de 2007
de la cultura.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 15
Educación, derechos humanos
y pertinencia del conocimiento
Ricardo Hevia Rivas
UNESCO Santiago de Chile

El contexto: los desafíos de puede contribuir a él, la UNESCO lo ha defi-


nido como el “proceso que aumenta la liber-
la educación en América Latina tad efectiva de las personas para llevar a cabo
En la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno aquello que valoran” (UNESCO, 1996a).
convocada por las Naciones Unidas en el año
2000, los países se comprometieron a alcan- Aunque en los últimos cuatro años la región
zar, antes de 2015, ocho objetivos de desarro- de América Latina y el Caribe ha mejorado
llo (Resolución AG 8/09/2000). Estos objetivos sus indicadores económicos, lo está haciendo
se sustentan en una concepción de desarrollo a un ritmo inferior al que se necesita para al-
vertebrada por el ejercicio de los derechos canzar las metas de desarrollo comprometidas
humanos. El concepto de desarrollo humano en los objetivos del milenio. La extensión de
sustentable subraya no sólo la importancia del la pobreza (209 millones de personas) y de la
crecimiento económico, sino también la ne- indigencia (81 millones), así como la desigual
cesidad de una redistribución equitativa de la distribución de los ingresos —la peor del mun-
riqueza para superar la pobreza, la integración do— tienen su correlato en una fragmentación
de la mujer en todas las esferas de la vida pú- social y cultural que se expresa en altas do-
blica, la autodeterminación de los pueblos, sis de exclusión y violencia, así como en gra-
incluidos los indígenas, el cuidado del medio dos importantes de corrupción y en una frágil
ambiente y la mejora de la capacidad de las “densidad democrática”.
personas para decidir sobre su futuro (ONU,
2001). La pobreza, la inestabilidad y vulnerabilidad
de los sectores medios, y la erosión de las ins-
De acuerdo con esta visión de desarrollo y tituciones de protección social han significado
desde la perspectiva de cómo la educación una profunda transformación cultural en la so-

17
ciedad, hoy más centrada en el individuo, en casi exclusivamente en los beneficios del mer-
su autonomía y en la libertad personal como cado y en una escasa institucionalidad regula-
garantes de éxito. El entramado social se ha dora por parte del Estado. En el campo de la
vuelto más frágil, se ha resquebrajado el con- educación, las políticas públicas han tendido a
cepto de comunidad, y ya no se espera una reproducir la segmentación social, ofreciendo
solidaridad vertebrada desde el Estado. Los a los sectores de menores ingresos una edu-
ciudadanos difícilmente se ven a sí mismos cación de peor calidad que la ofrecida a los
formando parte de un sujeto colectivo, de un estratos medios y altos. Los sectores de meno-
“nosotros”, todo lo cual afecta “nuestras ma- res recursos son los que, por situación estruc-
neras de vivir juntos”, como la UNESCO ha tural, desertan más, repiten y tienen inferiores
definido la cultura (UNESCO, 1996b). resultados en las evaluaciones estandarizadas.
Los sistemas educativos, que en el pasado fue-
La diversidad social y cultural representa una ron canales de movilidad social y vehículos de
de las grandes riquezas de la región, siempre integración, se han convertido cada vez más
que ésta sea contenida por un orden consen- en circuitos segmentados para pobres y ricos,
suado. Sin dicho orden, la diversidad tiende a con lo cual se genera un peligroso circuito de
desembocar en fragmentación, lo que un in- reproducción intergeneracional de la desigual-
forme de Naciones Unidas llama la “diversi- dad.
dad disociada” (PNUD, 2002). Gran parte de
la población, cercana a los 200 millones de En este panorama, la propuesta de “educación
habitantes —especialmente indígenas y afro- de calidad para todos a lo largo de la vida”1
descendientes—, está y se siente excluida de enfrenta en la región al menos cuatro desafíos
las redes de protección social y de los frutos importantes:
del desarrollo.
El primero, cómo la educación puede ayudar a
Esta exclusión no es sólo del bienestar econó- la superación de la pobreza mediante una con-
mico y de las redes sociales, sino de una co- tribución efectiva al crecimiento económico
munidad de sentidos que concierne más a una sostenido, como un factor clave que aporta al
manera de vivir juntos que a un asunto de po- bienestar de las personas. Los niveles de cre-
breza material. En la actualidad, los riesgos de cimiento han sido insuficientes en los últimos
una sociedad fragmentada otorgan una nueva años y éste, en la sociedad del conocimiento,
importancia al tema de la cohesión y de las depende cada vez más de la incorporación de
instituciones que, como la escuela, apuntan a valor agregado a la producción y a los sistemas
la constitución de lo social. de intercambio global. Para ello se necesita
mejorar masivamente el nivel de formación de
La fragmentación social se ha visto reforzada las nuevas generaciones que entran al merca-
por políticas públicas que tienden a reprodu- do laboral, en un momento en que la región va
cir la segmentación social originada por la im- quedando rezagada en el ritmo de avance de la
plantación de una política económica, basada educación secundaria y terciaria, y en el nivel

1
Unesco, Foro Mundial sobre la Educación, Dakar (Senegal), 26-28 de abril de 2000.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


18 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
de aprendizaje efectivo y actualizado de toda cracia debiera ayudar en el futuro a tener un
la población. sustrato humano más favorable para reducir y
sancionar la corrupción, exigir los derechos
El segundo consiste en cómo la educación sociales y culturales, fortalecer la participación
puede contribuir a la reducción de las des- social y consolidar una cultura de la igualdad,
igualdades sociales. Hoy se da una estrecha elemento básico para alcanzar sociedades más
relación entre ingresos de los hogares, logros solidarias.
educacionales de los hijos y tipo de trabajo
al que acceden según logros educativos, lo En definitiva, estos desafíos se pueden resumir
que en gran medida determina el ingreso de en cómo incorporar en las políticas educativas
los hogares de la siguiente generación, con lo un enfoque de la educación como derecho
cual las desigualdades tienden a reproducirse humano, que posibilite el ejercicio de los de-
de una generación a otra. El fortalecimiento más derechos humanos (ONU, 1948), amplíe
de una escuela pública, cuya calidad debe ser las capacidades de las personas para el ejer-
debidamente garantizada por el Estado, pue- cicio de su libertad y consolide comunidades
de contribuir en forma eficaz a disminuir las pluralistas basadas en la justicia.
brechas educativas existentes entre los secto-
res de menores y mayores ingresos, entre la La educación como derecho huma-
población rural y urbana, entre los indígenas
no fundamental
y no indígenas, y convertirse en un verdadero
canal de movilidad social. La educación es un derecho humano funda-
mental y un bien público, porque gracias a
El tercer desafío se relaciona con la forma en ella nos desarrollamos como personas y como
que la educación puede promover una mayor especie y contribuimos al desarrollo de la so-
inclusión social e integración cultural, situan- ciedad. Como señala Fernando Savater,2 el
do a las personas en el centro de un proceso ser humano es un ser inconcluso que necesita
de desarrollo humano sostenible, expandien- permanentemente de la educación para desa-
do sus capacidades y ampliándoles sus op- rrollarse plenamente como tal, por lo que la
ciones para vivir con dignidad, valorando la finalidad de la educación es cultivar la huma-
diversidad y respetando los derechos de todos nidad. Este carácter humanizador implica que
los seres humanos. la educación tiene un valor en sí misma, y que
no es únicamente una herramienta para el cre-
El cuarto desafío consiste en cómo la educa- cimiento económico o social, aunque también
ción puede contribuir a una mayor cohesión lo sea, como suele percibirse desde visiones
social y a la prevención de la corrupción y la más utilitaristas.
violencia. La educación para la paz y la demo-

2
Savater, Fernando, “Fabricar humanidad en los sentidos de la educación”, Revista PRELAC, N.º 2, pp. 26-30. ORE-
ALC/UNESCO, Santiago de Chile, julio de 2005.(OJO: ¿cuál es el año: 2005 o 2006?) Conferencia en el Encuentro
Sentidos de la Educación y la Cultura, Consejo Nacional de la Cultura de Chile-OREALC/UNESCO, Santiago de Chile,
16-18 de marzo, 2005.
3
Declaración de los Derechos Humanos; Derechos económicos, sociales y culturales, y Convención de los Derechos
del Niño.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 19
El pleno desarrollo de la personalidad huma- El derecho a la no discriminación y
na es la principal finalidad que se le atribuye
a la educación, tanto en los instrumentos de
a la plena participación
derechos humanos de carácter internacional3 Asegurar el derecho de todos a una educación
como en la legislación de los diferentes países. de calidad requiere ineludiblemente asegurar
En la Declaración Universal de los Derechos el derecho a la no discriminación. Todas las
Humanos (Naciones Unidas, 1948) se expre- personas se desarrollan mejor como seres hu-
sa que la educación ha de tener por objeto el manos si tienen la oportunidad de participar
pleno desarrollo de la personalidad humana y junto con los demás en cualquier actividad de
el fortalecimiento del respeto a los derechos la vida humana, por ello nadie debería sufrir
humanos y a las libertades fundamentales; ningún tipo de restricción que limite dicha
para favorecer la comprensión, la tolerancia y participación a causa de su origen social y
la amistad entre todas las naciones y todos los cultural, género, edad, pensamiento político o
grupos étnicos o religiosos. En la Convención creencias religiosas, entre otros aspectos.
de los Derechos Económicos, Sociales y Cul-
turales se agrega el desarrollo del sentido de Los principios básicos que orientan la educa-
dignidad y la capacitación a todas las personas ción han de ser los mismos para todas las per-
para participar efectivamente en una sociedad sonas, sea cual sea su origen y condición, pero
libre. En la Convención de los Derechos del también es preciso considerar algunos dere-
Niño se añade a lo anterior la finalidad de in- chos diferenciados o recomendaciones espe-
culcar al niño el respeto del medio ambiente cíficas para ciertos colectivos minoritarios o en
natural, de su identidad cultural, su idioma y situación especial de vulnerabilidad. Desde el
sus valores, y el respeto de los valores nacio- sistema de Naciones Unidas, se han realizado
nales y de otras civilizaciones. diferentes convenciones y declaraciones con
el fin de asegurar la igualdad de oportunidades
El derecho a la educación hace posible el ejer- en el pleno ejercicio del derecho a la educa-
cicio de otros derechos humanos fundamen- ción, las cuales han sido adoptadas en mayor
tales y, en consecuencia, de la ciudadanía. o menor medida por los países de la región.
Difícilmente se podrá acceder a un empleo
digno, o ejercer la libertad de expresión o de En el ámbito de la educación, el instrumen-
participación, si no se tiene educación. Esto to internacional más potente es la Conven-
supone que no puede ser considerada como ción contra toda forma de Discriminación en
un mero servicio o una mercancía negociable, Educación. En ella se define la discriminación
sino como un derecho que el Estado tiene la como cualquier distinción, exclusión, limi-
obligación de respetar, asegurar, proteger y tación o preferencia basada en la raza, sexo,
promover. Los servicios pueden ser diferidos, lengua, religión, motivos políticos u otros ti-
pospuestos y hasta negados, mientras que un pos de opinión, origen social y económico, y
derecho es exigible y justiciable por las con- país de origen, que tiene como propósitos o
secuencias que se derivan de su violación o efectos: i) que determinadas personas o grupos
irrespeto4. tengan limitado su acceso a cualquier tipo y

4
Muñoz, Vernor, “El derecho a la educación”. Informe del Relator Especial sobe el derecho a la educación, Comisión de
derechos humanos, 2004.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


20 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
nivel educativo; ii) el establecimiento o man- cuanto sujetos de derechos, tienen dos efec-
tenimiento de sistemas educativos separados, tos muy negativos: en primer lugar, limitan el
o instituciones para personas o grupos; iii) in- encuentro entre estudiantes de diferentes con-
flingir a determinadas personas o grupos un textos y culturas, afectando la integración y la
trato incompatible con la dignidad humana. cohesión sociales. En segundo lugar, conlle-
No discriminar significa, en última instancia, van la concentración de aquellos con mayo-
que todos los individuos o grupos accedan a res necesidades educativas en determinados
una educación de calidad en cualquier nivel centros, especialmente los públicos de zonas
educativo, sea donde sea que estén escolariza- desfavorecidas, lo cual dificulta enormemente
dos, la zona geográfica en la que habiten, sus la adecuada atención de los alumnos con los
características personales, o su procedencia recursos disponibles.
social y cultural.
El derecho a la no discriminación está estre-
La discriminación de individuos o grupos en chamente relacionado con la participación,
la escuela suele reproducir los prejuicios y es- de vital importancia para el ejercicio de la
tereotipos presentes en la sociedad, los cuales ciudadanía y el desarrollo de sociedades más
son el reflejo de los grupos de poder dentro inclusivas. La exclusión va más allá de la po-
de la misma. Las prácticas discriminatorias al breza, ya que tiene que ver con la dificultad
interior de los sistemas educativos conducen a para desarrollarse como persona, la falta de un
la exclusión y la desigualdad, y fortalecen los proyecto de vida, la ausencia de participación
patrones de reproducción social. en la sociedad y de acceso a sistemas de pro-
tección y de bienestar.
Asegurar el derecho a la no discriminación
exige eliminar las diferentes prácticas que li- Participar no sólo es tomar parte de una acti-
mitan no sólo el acceso a la educación, sino vidad. Es también la posibilidad de compartir
también la continuidad de estudios y el pleno decisiones que afectan la propia vida y la de
desarrollo y aprendizaje de cada persona. La la comunidad en la que uno vive, es decir, es
selección y expulsión de alumnos son prácti- el derecho a expresar la propia opinión, que
cas muy extendidas, tanto en escuelas priva- es una de las libertades fundamentales de las
das como también en aquellas que son finan- sociedades democráticas. La participación
ciadas o subvencionadas por el Estado. Estas involucra procesos democráticos de toma de
prácticas pueden ser más o menos sutiles, y se decisiones, considerando los puntos de vista
basan en el origen social y cultural de los estu- de todos los actores de la comunidad educa-
diantes, en sus capacidades y en sus situacio- tiva, lo cual constituye un mecanismo funda-
nes de vida (embarazo, VIH/sida). La selección mental para el ejercicio de los derechos de
de alumnos por su nivel de competencia es padres, profesores y alumnos. La participación
posiblemente la más frecuente en escuelas de es esencial para que las comunidades sean
diferentes estratos socioeconómicos y moda- protagonistas y responsables de su propia ac-
lidades de gestión, y afecta en mayor medida ción educativa, como también para que haya
aquellos con necesidades educativas especia- mayor transparencia, al tener un control direc-
les, que son los más excluidos de la educación to sobre las decisiones y los resultados de las
dentro de la región. diferentes acciones.

Las prácticas discriminatorias, además de En el ámbito educativo, hacer efectivas la no


menoscabar la dignidad de los alumnos, en discriminación y la plena participación exi-

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 21
ge el desarrollo de escuelas inclusivas en las Equidad no es lo mismo que igualdad, aunque
que se eduquen todos los niños y niñas de la están estrechamente relacionadas. La asimila-
comunidad, independientemente de su condi- ción entre ambos conceptos ha traído como
ción social y cultural, su género, o sus caracte- consecuencia tratamientos homogéneos para
rísticas personales. todos que han profundizado las desigualda-
des. La equidad comprende los principios de
La equidad es una condición esen- igualdad y diferenciación, ya que tan solo una
educación ajustada a las necesidades de cada
cial de una educación de calidad uno asegurará que todas las personas tengan
Es una realidad que los niños y niñas de la re- las mismas oportunidades de hacer efectivos
gión llegan a la escuela en condiciones muy sus derechos y alcanzar los fines de la educa-
desiguales y, en muchos casos, éstas se acen- ción en condiciones de igualdad.
túan por factores internos de los sistemas edu-
cativos, como la segregación socioeconómi- Asegurar el pleno ejercicio del derecho a una
ca y cultural de las escuelas, la distribución educación de calidad para todos exige, por
desigual de las oportunidades educativas; las tanto, garantizar el derecho a la igualdad de
escuelas que atienden a estudiantes de contex- oportunidades, es decir, proporcionar más a
tos de pobreza que, salvo excepciones, tienen quien más lo necesita, y dar a cada uno las
menores recursos y cuentan con personal me- ayudas y recursos que requiere para que esté
nos cualificado, y los procesos educativos que en igualdad de condiciones de aprovechar las
tienden a discriminar a aquellos estudiantes oportunidades educativas. No basta con brin-
provenentes de familias de menores ingresos dar oportunidades, es preciso generar las con-
económicos, o de otras etnias y grupos con ca- diciones para que éstas sean aprovechadas por
pital cultural distinto al dominante. cualquier persona, de modo que puedan parti-
cipar, aprender y desarrollarse plenamente5.
Desde la perspectiva de OREALC/UNESCO,
calidad y equidad no sólo son compatibles Se puede hablar de igualdad de oportunida-
sino que son indisociables. Una educación des en tres niveles distintos pero relacionados
es de calidad si ofrece los recursos y ayudas entre sí:
necesarios para que todos los estudiantes al-
cancen los máximos niveles de desarrollo y Equidad en el acceso. Cuando las oportunida-
aprendizaje, de acuerdo a sus capacidades. Es des de acceder a los diferentes niveles educa-
decir, cuando todos los estudiantes, y no sólo tivos, o a algún programa, son las mismas para
quienes pertenecen a las clases y culturas do- todos, sin distinción de ninguna naturaleza. El
minantes, desarrollan las competencias nece- pleno acceso de toda la población a la educa-
sarias para ejercer la ciudadanía, insertarse en ción y a la continuidad de estudios requiere
la actual sociedad del conocimiento, acceder que el Estado garantice escuelas disponibles,
a un empleo digno y ejercer su libertad. Des- accesibles y asequibles para todos.
de esta perspectiva, la equidad se convierte en
una dimensión esencial para evaluar la cali- Equidad en los recursos y en la calidad de los
dad de la educación. procesos educativos. La igualdad de oportuni-

5
Blanco, Rosa, “La equidad y la inclusión social: uno de los desafíos de la educación y la escuela hoy”, Revista Electrónica
Iberoamericana sobre Calidad y Cambio en Educación —REICE [revista en línea], vol. 4, N.º 3, 2006, pp. 1-15.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


22 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
dades en los recursos y en la calidad de los de las consecuencias más fuertes del modelo
procesos educativos exige un trato diferen- económico predominante es el aumento de las
ciado, pero no discriminatorio o excluyente, desigualdades, la segmentación espacial y la
en lo que se refiere a los recursos financieros, fragmentación cultural de la población.7 Los
materiales, humanos, tecnológicos y pedagó- sistemas educativos reflejan la fragmentación
gicos, según las distintas necesidades de per- social y la discriminación presentes en la so-
sonas o grupos, con el fin de lograr resultados ciedad, por lo que a la escuela se le hace muy
de aprendizaje equiparables. difícil cumplir con una de sus funciones prin-
cipales, que es asegurar una mayor igualdad y
Equidad en los resultados de aprendizaje. Se promover la movilidad social.
aspira a que todos los estudiantes, sea cual
sea su origen social y cultural o la zona geo- La segregación social y cultural de las escuelas
gráfica en que habiten, alcancen aprendizajes limita el encuentro entre diferentes grupos y
equiparables, según sus posibilidades. Es de- da lugar a circuitos educativos diferenciados,
cir, que las diferencias en los resultados no donde existen centros de muy diferente cali-
reproduzcan las desigualdades de origen de dad (públicos y privados). Ante esta situación,
los estudiantes ni condicionen sus opciones no es de extrañar que, tanto en el ámbito inter-
de futuro. nacional como al interior de los países, el con-
cepto inclusión o educación inclusiva haya
La verdadera equidad es más que garantizar el adquirido especial significación, aunque no
acceso y la permanencia en la educación; im- siempre se entiende adecuadamente.
plica una democratización en la apropiación
del conocimiento. Como dice Amartya Sen,6 La inclusión no es un mero cambio técnico u
la verdadera igualdad de oportunidades tiene organizacional, sino un movimiento con una
que pasar por la igualdad de capacidades para clara filosofía, cuya principal aspiración es ase-
actuar en la sociedad, y aumentar las capaci- gurar para toda la población el derecho a una
dades de las personas para elegir. educación de calidad, ya que existe un alto
porcentaje de niños, niñas y jóvenes, además
Hacia sistemas educativos más de aquellos con discapacidad, que tienen ne-
gado este derecho. “La inclusión está relacio-
inclusivos y escuelas más plurales
nada con el acceso, la participación y logros
y democráticas de todos los alumnos, con especial énfasis en
Como se afirmó, América Latina y el Caribe aquellos que están en riesgo de ser excluidos
es la región más desigual del mundo, carac- o marginados”.8
terizada por sociedades altamente fragmenta-
das debido a la persistencia de la pobreza y Una de las finalidades de la inclusión es en-
la inequitativa distribución de ingresos. Una frentar la exclusión y segmentación sociales,

6
Amartya K. Sen A., Invertir en la infancia: su papel en el desarrollo. París, 14 de marzo de 1999.
7
Tedesco, Juan Carlos, “Igualdad de oportunidades y política educativa”, en: Políticas educativas y equidad, Reflexiones del
Seminario Internacional (Santiago de Chile, octubre de 2004), Fundación Ford, Universidad Padre Hurtado, UNICEF y UNES-
CO, Santiago de Chile, 2005, pp. 59-68.
8
UNESCO, Guidelines for Inclusion: Ensuring Access to Education for All, Unesco, Francia, 2005.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 23
por lo que una de sus principales señas de categorías estáticas, y cada niño, joven y adul-
identidad es el acceso a escuelas plurales, que to es portador de un conjunto de ellas que le
son el fundamento para avanzar hacia socie- hace ser único e irrepetible en cada caso.
dades más inclusivas y democráticas. La inclu-
sión exige el desarrollo de escuelas que acojan Es importante no confundir diferencia con
a todos los niños y niñas de su comunidad, desigualdad, aunque un tratamiento inade-
independientemente de su origen social y cul- cuado de las diferencias puede conducir a la
tural y sus condiciones personales. Una mayor desigualdad. La diversidad está presente en to-
inclusión en educación implica fortalecer el das las escuelas y aulas, sin embargo se sigue
desarrollo de la escuela pública, ya que ésta enseñando a los alumnos como si todos fue-
tiene como función no sólo facilitar el acceso sen iguales, razón por la cual muchos experi-
a la educación de los niños y niñas de ambien- menten dificultades de aprendizaje y terminan
tes más desfavorecidos, sino también integrar abandonando la escuela.
la diversidad.
La respuesta a la diversidad implica asegurar
La inclusión, por tanto, es una nueva manera el derecho a la propia identidad, respetando
de concebir la educación como propuesta ba- a cada quien como es, con sus características
sada en la diversidad y no en la homogenei- biológicas, sociales, culturales y de personali-
dad. Es un proceso dirigido a responder a las dad, y dando a cada persona un trato justo que
no atente contra su dignidad. La educación en
distintas necesidades de todo el alumnado, y
la diversidad es un medio fundamental para
de incrementar su participación en el aprendi-
aprender a vivir juntos, desarrollando nuevas
zaje.9 Ello exige una transformación profunda
formas de convivencia basadas en el pluralis-
de la cultura, la organización y las prácticas de
mo, el entendimiento mutuo y las relaciones
las escuelas, para que adapten la enseñanza
democráticas. Por su parte, la percepción y la
a los diferentes estilos de aprendizaje de sus
vivencia de la diversidad permiten construir y
alumnos, en lugar de que éstos se adapten a la reafirmar la propia identidad y distinguirse de
oferta educativa disponible, y se eliminen los los otros; es decir aprender a ser.
diferentes tipos de discriminación que tienen
lugar al interior de ellas. La gran diversidad cultural y lingüística de la
región ha de aprovecharse como una oportu-
Las diferencias son inherentes a la naturaleza nidad educativa. La educación intercultural y
humana y no una desviación o anomalía que bilingüe debe tener un mayor desarrollo, por-
se aleja de “lo normal o frecuente”. Éstas se que es un factor importante para la calidad de
dan entre grupos de individuos (origen social, la educación y para la convivencia pacífica.
culturas, lugar de residencia, etc.), y entre in- La interculturalidad significa que las relacio-
dividuos dentro de un mismo grupo (diferentes nes entre las personas que forman parte de las
capacidades, motivaciones, intereses, ritmos y diversas etnias y culturas se basan en el respe-
estilos de aprendizaje). Las diferencias no son to y se dan desde posiciones de igualdad.10

9
Ibid.
10
Silvia Schmelkes, “Comentario a la exposición de Sergio Molina: La equidad de la educación en Chile”, en: Políticas
educativas y equidad: Reflexiones del seminario internacional (Santiago de Chile, octubre de 2004), Fundación Ford,
UNESCO, UNICEF, Universidad Alberto Hurtado, Santiago de Chile, 2005, pp. 231-233.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


24 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
Desde la perspectiva de la inclusión, las di- OREALC, las siguientes dimensiones: relevan-
ficultades educativas no se atribuyen princi- cia, pertinencia, equidad, eficiencia y efica-
palmente al individuo (sus competencias, su cia.
origen social, el capital cultural de su familia),
sino a la escuela y al sistema. El progreso de En esta oportunidad se hará referencia sólo a
los estudiantes no depende sólo de sus carac- las primeras dimensiones: relevancia y perti-
terísticas personales sino del tipo de oportuni- nencia. Ambas están estrechamente relaciona-
dades y apoyos que se les brinden o no se les das entre sí, y responden a las preguntas: ¿Edu-
brinden, por lo que el mismo alumno puede
cación para qué? y ¿educación para quién?
tener dificultades de aprendizaje y de partici-
pación en una escuela o programa educativo,
y no tenerlas en otra.11 La rigidez de la ense- Relevancia
ñanza, la falta de pertinencia de los currículos, Desde un enfoque de derechos, además de
la falta de preparación de los docentes para enfrentar la exclusión, hay que preguntarse
atender la diversidad y trabajar en equipo, o cuáles son las finalidades de la educación y si
las actitudes discriminatorias son algunos de
éstas representan las aspiraciones del conjunto
los factores que limitan el acceso, tanto como
de la sociedad, y no sólo las de determinados
la permanencia y los logros de aprendizaje.
grupos de poder dentro de ella. La educación
La inclusión es un proceso que nunca acaba, será relevante en la medida en que promueva
ya que constantemente pueden surgir prácti- aprendizajes significativos desde el punto de
cas discriminatorias que afecten a determi- vista de las exigencias sociales y del desarrollo
nados individuos y grupos y que pueden va- personal, lo cual dificílmente ocurrirá si ésta
riar de una escuela a otra. En todos los países no es también pertinente, es decir, si no con-
existen ejemplos de escuelas inclusivas, pero sidera las diferencias para aprender que son
el desafío es que no sean la excepción que fruto de las características y necesidades de
confirma la regla. El hecho de que sólo deter- cada persona, las cuales están a su vez me-
minadas escuelas sean inclusivas tiene como diatizadas por el contexto social y cultural en
consecuencia que el resto sean excluyentes, y que viven.
que aquellas que son más abiertas a la diver-
sidad terminen concentrando, como ya se ha La relevancia se refiere al qué y para qué de
señalado, un alto porcentaje de alumnos con la educación, esto es, a las intenciones educa-
mayores necesidades. tivas, las cuales condicionan otras decisiones
como las formas de enseñar y la evaluación.
El concepto de calidad de la educa- Como se ha dicho, la principal finalidad de la
ción desde un enfoque de derechos educación es lograr el pleno desarrollo de la
humanos: cinco dimensiones de la personalidad y de la dignidad humana, por lo
que ésta es relevante si promueve el aprendi-
calidad zaje de las competencias necesarias para par-
La calidad de la educación, en cuanto dere-
ticipar en las diferentes actividades de la socie-
cho fundamental de todas las personas, ha de
dad, afrontar los desafíos de la actual sociedad
reunir, desde la perspectiva de la UNESCO/
del conocimiento, acceder a un empleo dig-

11
Blanco Rosa, Op. cit.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 25
no, y desarrollar un proyecto de vida personal cimiento y la práctica de los derechos huma-
en relación con los otros; en otras palabras, si nos representan una herramienta fundamental
permite la socialización y personalización de para asegurar el respeto de todos los derechos
todos los seres humanos. por todos y para todos.

Una de las finalidades de la educación, junto La relevancia también está relacionada con
con el desarrollo integral de las personas, es las finalidades que se le asignan a la educa-
fomentar el respeto de los derechos y liberta- ción, en cuanto proyecto político y social,
des fundamentales, por lo que la educación en un momento histórico y contexto dados.
será relevante si los estudiantes tienen la opor- A la educación escolar se le atribuyen, cada
tunidad de conocerlos y vivenciarlos, lo cual vez más, distintas finalidades y funciones que
significa aprender no sólo conocimientos y ha- varían según el modelo de desarrollo del que
bilidades, sino sobre todo valores, actitudes y se parta, los posicionamientos ideológicos y
comportamientos congruentes con el respeto políticos y las exigencias y necesidades de la
a los derechos humanos. Un ambiente respe- sociedad. Lo que se pretende conseguir a tra-
tuoso de los derechos y un currículo que con- vés de la educación está condicionado tanto
temple el aprendizaje de los mismos son dos por las expectativas de la sociedad como por
condiciones sine qua non para una educación la concepción que se tenga de la educación
de calidad.12 misma; ésta puede entenderse como elemen-
to de transformación o como reproductora de
En numerosas ocasiones, el sistema de Nacio- la estructura social, como homogeneizadora
nes Unidas ha planteado la importancia de la de las diferencias o respetuosa de las mismas,
educación en derechos humanos, y ha solici- y la concepción que se adopte influirá, a su
tado a sus Estados miembros tomar medidas vez, en que se conceda mayor énfasis a ciertos
para introducir o estimular en sus sistemas aprendizajes en detrimento de otros.13
educativos los principios proclamados en la
Declaración de los Derechos Humanos, así La selección de los aprendizajes más relevan-
como la enseñanza progresiva de los mismos tes para ser promovidos a través de la edu-
en las escuelas primarias y secundarias. Es ne- cación adquiere especial significación en la
cesario asegurar que los currículos, los méto- actual sociedad del conocimiento, donde los
dos de enseñanza, el entorno educativo y los contenidos se duplican a gran velocidad y mu-
libros de texto sean consistentes con el apren- chos de ellos pierden vigencia rápidamente.
dizaje de los derechos humanos, y que éstos Por otra parte, ante las nuevas exigencias de la
sean respetados y vividos en el conjunto del sociedad y las presiones de los distintos acto-
sistema educativo. La educación en derechos res sociales, se van agregando nuevos conteni-
humanos forma parte en muchos países de dos al currículo escolar, sin eliminar otros. Dar
los denominados temas transversales, lo cual respuesta a este conjunto de demandas pue-
significa que han de estar presentes en todos de conducir a una sobrecarga curricular que
los contextos y procesos educativos. El cono- atentaría contra la calidad de la educación.

12
Muñoz, Vernor, Op. cit.
13
Blanco Rosa, “Innovación educativa y calidad de la educación”, Módulo I del curso taller sobre Investigación y Sistemati-
zación de Innovaciones Educativas 2005-2006, UNESCO/OREALC, 2005.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


26 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
La decisión sobre qué aprendizajes son más pensamiento crítico. No se trata sólo de ad-
relevantes se debería llevar a cabo consideran- quirir conocimientos, sino de hacer del apren-
do de qué manera contribuyen a alcanzar los dizaje un proceso interactivo, donde el énfa-
fines de la educación, buscando un equilibrio sis radica en la producción de nuevas síntesis
entre las demandas sociales y las del desarro- cognitivas y no en la adquisición de informa-
llo personal. ción acabada. La redefinición del aprendizaje
en la transmisión de estas destrezas supone un
Ahora bien, desde la perspectiva de la UNES- cambio, de la memorización a la compren-
CO, la educación para el siglo XXI debería sión; de la incorporación de información a la
desarrollar competencias relacionadas con los interpretación de mensajes; de la acumulación
llamados cuatro pilares del aprendizaje identi- enciclopédica al almacenamiento digital, y del
ficados en el Informe Delors.14 aprender al aprender a aprender.15

Aprender a conocer Aprender a hacer


Implica desarrollar la capacidad para combi- La educación se mueve entre el polo del cono-
nar una cultura general suficientemente am- cer y el trasformar. Se conoce transformando y
plia con conocimientos más profundos en un se transforma conociendo. La actividad edu-
número reducido de materias. En esta dimen- cativa no debiera ser evaluada sólo en función
sión es posible reconocer si: de la apropiación de conceptos, sino por la
capacidad de provocar una práctica mejorada
• La educación promueve el desarrollo de y transformar el medio.16
competencias que permiten apropiarse y
dar sentido a los contenidos de la cultura En esta dimensión no se trata sólo de obtener
universal. una calificación profesional, sino de adquirir
• La educación promueve el desarrollo del competencias que capaciten a las personas
pensamiento crítico y sistémico. para hacer frente a situaciones diversas y tra-
• La educación desarrolla la capacidad de bajar en equipo. Aprender a hacer tiene senti-
aprender a aprender a lo largo de la vida, do en función de generar un conocimiento que
incentivando procesos de metacognición. pueda ser socialmente útil. Por tanto, implica
una capacidad para identificar y resolver pro-
En los últimos años, los marcos curriculares blemas, pero siempre con soluciones acordes
han avanzado desde enfoques centrados en la a los valores y creencias de la cultura de la co-
transmisión de conocimientos hacia enfoques munidad. Aprender a hacer significa también
que privilegian en los estudiantes la construc- aprender a organizar instituciones con el fin de
ción de conocimientos, el procesamiento y aprovechar los recursos del medio y ponerlos
análisis de la información y el desarrollo del al servicio de la comunidad para que sean uti-

14
Delors, Jacques, La educación encierra un tesoro, Informe a la UNESCO de la Comisión Internacional sobre la educación
para el siglo XXI, París, Ediciones UNESCO, 1996.
15
HOPENHAYN, M., Op. cit.
16
LEIS, R., “Construcción de sentidos esenciales de la educación”, revista PRELAC, Los sentidos de la educación,
febrero 2006.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 27
lizados de manera sustentable.17 Por eso, bajo • La educación tiene como objetivo el co-
esta dimensión, se debe tener en cuenta si: nocimiento y el ejercicio de los derechos
humanos.
• La educación desarrolla la capacidad de in- • La educación promueve el ejercicio de la
novación y la creatividad de las personas. democracia, estimulando el aprendizaje de
• La educación desarrolla la capacidad de actitudes cívicas, de cooperación, de soli-
emprendimiento, liderazgo y trabajo en daridad y de participación responsable.
equipo.
• La educación está orientada a formar perso- Aprender a ser
nas comprometidas con el medioambiente
y el desarrollo sustentable. La educación constituye un nexo de unión
• La educación promueve el uso de las tecno- entre la cultura socialmente organizada y el
logías de la información y la comunicación desarrollo de cada individuo que hace una
—TIC— como herramientas de aprendiza- construcción única e irrepetible de dicha cul-
je, productividad, comunicación e investi- tura. Esto significa que la educación no puede
gación. reducirse sólo a un proceso de socialización,
sino que también ha de promover la indivi-
duación de los sujetos. El desarrollo humano
Aprender a vivir juntos es a la vez un proceso de socialización y de
Implica desarrollar una alta capacidad para personalización. La individuación es la cons-
comprender a las otras personas y percibir las trucción de cada persona como sujeto en el
múltiples formas de interdependencia posi- contexto social en que está inmerso, lo cual
bles; como la de realizar proyectos comunes y implica para el sistema educativo promover
prepararse para tratar adecuadamente los con- la autonomía, la creatividad, la libre elección,
flictos, respetando los valores del pluralismo, esto es, la construcción de un proyecto perso-
la comprensión mutua y la paz.18 Aquí se debe nal de vida.19
tener presente si:
El Informe Delors recalca la importancia de
• La educación promueve aprendizajes orien- este pilar del aprendizaje para que florez-
tados al entendimiento mutuo por medio ca mejor la propia personalidad y se esté en
del respeto a la diversidad, del pluralismo y condiciones de obrar con creciente capacidad
de la capacidad para resolver pacíficamen- de autonomía, juicio y responsabilidad perso-
te los conflictos. nal. Con tal fin, no se debe menospreciar en
• La educación está orientada a aprender a la educación ninguna de los atributos de cada
valorar y actuar con justicia, basándose en persona: la memoria, el razonamiento, el sen-
la transparencia y en la honestidad. tido estético, las capacidades físicas y la apti-

17
OLIVÉ, L., “Comentarios sobre los pilares de la educación”, revista PRELAC, Los sentidos de la educación, febrero
2006.
18
Delors, Jacques, Op. cit.
19
BLANCO, R., Op. cit.
20
Delors, Jacques, Op. cit.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


28 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
tud para comunicarse.20 En esta dimensión se dad para todos, junto con la accesibilidad, la
debe tener presente si: disponibilidad y la aceptabilidad.21

• La educación promueve el desarrollo de la En el plano curricular, la pertinencia requiere


identidad y la autonomía. diseños abiertos y flexibles que puedan ser en-
• La educación desarrolla la capacidad de riquecidos o adaptados en diferentes niveles
proyección personal. (Estados o provincias, escuelas y aulas) en fun-
• La educación fomenta la capacidad de es- ción de las necesidades educativas, aptitudes
tablecer relaciones de empatía. e intereses de los alumnos, y de las caracterís-
• La educación está orientada al desarrollo ticas y exigencias de los contextos en los que
del juicio moral y de los comportamientos se desarrollan y aprenden. Es decir, el currícu-
éticos sustentados en el respeto a la digni- lo común, con las adaptaciones y diversifica-
dad de las personas. ciones necesarias, ha de ser el referente para
la educación de todos los niños y niñas, así
Pertinencia como para aquellos con necesidades educa-
La pertinencia de la educación nos remite a tivas particulares, aunque estén escolarizados
la necesidad de que ésta sea significativa para en centros especiales. En buena lógica, los
personas de distintos estratos sociales y cul- diferentes niveles de toma de decisiones de-
turas, y con diferentes capacidades e intere- berían permitir el desarrollo de un currículo a
ses, de forma que puedan apropiarse de los la medida de cada alumno y alumna, pero no
contenidos de la cultura, mundial y local, y pareciera que su existencia hubiese sido ga-
construirse como sujetos en la sociedad de- rantía suficiente para lograr mayor pertinencia
sarrollando su autonomía, autogobierno, su en los aprendizajes, debido, entre otros facto-
libertad y su propia identidad. La pertinencia, res, a una cultura de la homogeneización muy
en coherencia con un enfoque de derechos, instalada en la enseñanza.
significa que el centro de la educación son los
alumnos y alumnas, por lo que es ineludible La decisión clave pasa por entender cuál es
considerar su propia idiosincrasia en los pro- el margen de apertura para dar cabida a lo
cesos de enseñanza y aprendizaje. diverso, sin que esto sea una sobrecarga para
los alumnos y docentes, máxime cuando los
Para que haya pertinencia, por tanto, la educa- aprendizajes básicos que se establecen en los
ción tiene que ser flexible y adaptarse a las ne- currículos nacionales suelen ser más un techo
cesidades y características de los estudiantes y que un piso mínimo. Al respecto, es importan-
de los diversos contextos sociales y culturales. te señalar que la respuesta a la diversidad no
La “adaptabilidad” es uno de los parámetros debe reducirse solamente al espacio de diver-
establecidos en el ámbito internacional para sificación del currículo, sino que el currículo
asegurar el derecho a una educación de cali- común (nacional) también debe considerar la

21
United Nations Economic and Social Council, Right to Education. Scope and Implementation. General Comment 13
on the right to education (Article 13 of the International Covenant on Economic, Social and Cultural Rights) ED-2003/
WS/73, UNESCO, París, 2003. Disponible en: http://portal.unesco.org/education/en/ev.php-URL_ID=18743&URL_
DO=DO_TOPIC&URL_SECTION=201.html

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 29
atención a la diversidad, incorporando apren- contra las discriminaciones de todo tipo que
dizajes orientados a la comprensión de las di- nos acechan” (Ferreiro, E 1998). Esta afirma-
ferencias y al respeto mutuo, o al conocimien- ción choca contra una cultura instalada de la
to de distintas culturas y religiones, entre otros homogeneidad en la que se trata a todos los
aspectos. alumnos como si fueran iguales, considerando
las diferencias como algo anómalo que se ale-
La adaptabilidad de la enseñanza puede ser ja de la norma establecida.
favorecida mediante procesos de descentrali-
zación que beneficien una real y mayor au- La atención a la diversidad es clave para la ca-
tonomía de las escuelas para la toma de de- lidad de la educación, ya que la única manera
cisiones, aunque ello tampoco sea garantía de lograr que los diferentes alumnos aprendan
suficiente para dar una respuesta adecuada es ajustando las ayudas pedagógicas a sus ne-
a la diversidad. En muchos casos, la descen- cesidades específicas, y prestando más ayuda
tralización no se ha acompañado de acciones a quienes más la requieren. Los docentes han
orientadas a fortalecer las competencias de de planificar las actividades de enseñanza de
las autoridades locales y de los docentes, para forma que se puedan personalizar las expe-
que sean capaces de concretar el currículo de riencias comunes de aprendizaje, para que
forma que sea relevante y significativo para cada estudiante pueda construir las competen-
todo el alumnado. cias establecidas en el currículo escolar, tanto
el común como el diversificado. El uso efec-
Si bien el diseño curricular es un elemento im- tivo de un abanico de estrategias es esencial
portante para que la educación sea más perti- para ajustarse a los diferentes intereses, ritmos,
nente, es en las prácticas pedagógicas donde estilos y nivel de competencias de los alum-
adquiere mayor significación. Una educación nos. Al respecto, las estrategias de aprendizaje
pertinente es aquella que tiene al alumno cooperativo han mostrado ser beneficiosas no
como centro, que adecua la enseñanza a sus sólo para el rendimiento académico, sino tam-
características y necesidades, partiendo de lo bién para el desarrollo de habilidades sociales
que el estudiante “es”, “sabe” y ”siente” y pro- y emocionales.
moviendo el desarrollo de sus distintas capaci-
dades, potencialidades e intereses. Las relaciones que se establecen entre los do-
centes y alumnos y de éstos entre sí, y el tipo
Lograr que el aprendizaje sea pertinente para de normas que regulan la vida de la escuela,
todos exige una transformación profunda de son dos elementos cruciales para asegurar la
las prácticas educativas, transitando desde pertinencia. Creer que todos los alumnos pue-
una pedagogía de la homogeneidad hacia una den aprender si se les proporcionan las ayu-
pedagogía de la diversidad, y aprovechando das y recursos necesarios, determina en gran
ésta como una oportunidad para enriquecer medida las decisiones que se adoptan en las
los procesos de enseñanza y aprendizaje y políticas y en las prácticas educativas.
optimizar el desarrollo personal y social. “De-
sarrollar una pedagogía de la diversidad es Los diversos grupos sociales, etnias y culturas
lo que necesitan los tiempos modernos, si la tienen normas, valores, creencias y comporta-
escuela quiere alzar valores morales fuertes mientos diferentes a los predominantes en la

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


30 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
cultura escolar, lo cual puede influir de ma- • El derecho de todo estudiante a recibir una
nera importante en su menor progreso y en el educación que permita desarrollar y forta-
abandono de la escuela. Es fundamental pro- lecer la identidad propia en el encuentro
mover la participación de los estudiantes en con otros.
el establecimiento y control de las normas del • El derecho de los pueblos indígenas, afro-
centro y aula para exponer sus intereses e in- descendientes, migrantes u otras minorías
quietudes, para conectar los aprendizajes es- culturales a recibir una educación que in-
colares con su vida cotidiana y para que todos corpore su lengua y cultura.
se sientan representados en la cultura escolar. • El derecho a un trato digno, a no ser dis-
Los contenidos curriculares que se enseñen criminado y a participar de las actividades
tienen que ser reconocidos como valiosos por que desarrolla la escuela sin exclusiones.
los estudiantes, así como por sus familias y co- • El derecho de ambos géneros a recibir una
munidad. educación que asegure su desarrollo ple-
no y elimine toda forma de discriminación
Finalmente, una educación pertinente que contra la mujer.
dé respuesta a la diversidad implica, para el • El derecho a recibir una educación que fa-
sistema educativo, el establecimiento de de- vorezca la libertad de conciencia y credo, y
rechos básicos, principios y mecanismos de elimine cualquier forma de discriminación
regulación que aseguren aprendizajes de ca- religiosa.
lidad para todos a lo largo de la vida. Estos • El derecho de grupos en situación de vul-
mecanismos de regulación deben orientarse nerabilidad a recibir una educación de ca-
prioritariamente a garantizar: lidad y con igualdad de oportunidades.

17 mayo de 2007

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 31
Comentario a la ponencia del doctor Ricardo
Hevia “Educación, derechos humanos y
pertinencia del conocimiento”
Pbro. Miguel Ángel Salazar
Director Corporación Vida, Justicia y
Paz sobre Educación y Derechos Humanos

nes y aun por nosotros mismos, el ejercicio


El acceso de todos y todas a la
que hoy empezamos prescinde de lo coyuntu-
educación, una deuda social del ral y se presenta, por el contrario, revestido de
Oriente antioqueño una voluntad férrea y como tarea permanente,
al asumirse como política institucional desde
Este momento, que se convierte en un hito aca- la Diócesis de Sonsón – Rionegro y desde el
démico regional, abre la puerta a una apuesta Alma Máter de nuestra región, la Universidad
decidida y a un anhelo cultivado desde hace Católica de Oriente, que generan gran con-
ya varios años en nuestra Diócesis de Sonsón fianza en los frutos que desde ahora empeza-
– Rionegro, que con gozo y esperanza, con mos a pregustar.
inmensa alegría y gratitud al Señor y a la San-
tísima Virgen, celebra sus bodas de oro. Este La crisis venida por la ausencia en nuestros
acontecimiento se presenta como un magno pueblos de toda clase de líderes sociales, po-
regalo desde los esfuerzos y responsabilidades líticos, económicos, comunitarios, culturales
de la reflexión pastoral de nuestra diócesis y y cristianos provocada por fenómenos como
desde la cuidadosa dedicación y atención la pobreza, la falta de oportunidades, la vio-
académica de nuestra Universidad Católica lencia generalizada, entre otros, desafía a la
de Oriente. Iglesia diocesana y a toda la comunidad del
Oriente, particularmente a la comunidad aca-
Ante fallidos y frustrantes intentos a través de démica. Este desafío es el que nos convoca y
otros espacios impulsados por otras institucio- nos provoca desde hoy, y que pretende desen-

33
cadenar un proceso que impacte y construya violación de los derechos humanos a la que se
positivamente la región, con la convicción de ven avocadas la mayoría de nuestras comuni-
que si hay líderes preparados, con compromi- dades. Válganos la ocasión para solidarizarnos
so maduro y organizados adecuadamente se con situaciones como la que vive desde hace
hará posible construir un Oriente antioqueño ocho días el municipio de Nariño con el blo-
“equitativo, justo, solidario y en armonía con queo al transporte que lo tiene incomunicado
la naturaleza”;22 ante todo, líderes con con- en ambos sentidos, hacia Sonsón y hacia la
vicciones de fe católica y con opciones éticas Dorada. Es lo que nuestro ponente internacio-
y políticas para ejercer su liderazgo como un nal advierte sobre la necesidad de la equidad
servicio válido y pertinente con el fin de ade- como condición esencial de una educación
lantar los procesos sociales que la región está con calidad, y la urgente necesidad de condi-
clamando como respuesta a su situación de ciones para que” todos, sin excepción, se in-
postración ante la negación de acceso a sus serten en la actual sociedad del conocimiento,
derechos humanos. el empleo y el ejercicio pleno de su libertad.

El tema de la educación y los derechos huma- Qué bien caen aquí las recientes palabras de
nos tiene que ser la senda liberadora de las nuestro Papa Benedicto XVI en el discurso in-
mentes y los espíritus, que responda a la grave augural de la V Conferencia del Episcopado
crisis que en el ámbito regional ha provoca- Latinoamericano en Aparecida Brasil, el 3 de
do una larga trayectoria de violación a todos mayo de 2007, cuando dijo:
sus derechos y un atraso sin precedentes en
todos los temas, de manera particular los de En América Latina y el Caribe, igual que
la educación y el desarrollo, a la vez que de en otras regiones, se ha evolucionado ha-
los esfuerzos aún desarticulados en la búsque- cia la democracia, aunque haya motivos
da de la autonomía y de la paz. Es entonces de preocupación ante formas de gobierno
hoy cuando adquiere validez y actualidad la autoritarias o sujetas a ciertas ideologías
Palabra de Vida que inspira este año jubilar que se creían superadas, y que no corres-
en nuestra diócesis: “El Espíritu del Señor está ponden con la visión cristiana del hombre
sobre mí, porque me ha ungido para anunciar y de la sociedad, como nos enseña la Doc-
a los pobres la Buena Nueva, me ha enviado a trina social de la Iglesia. Por otra parte, la
proclamar la liberación a los cautivos y la vista economía liberal de algunos países latinoa-
a los ciegos, para dar la libertad a los oprimi- mericanos ha de tener presente la equidad,
dos y proclamar un año de gracia del Señor” pues siguen aumentando los sectores socia-
(Lucas 4, 18 – 19). les que se ven probados cada vez más por
una enorme pobreza o incluso expoliados
Hoy, en nuestra región, urge una respuesta de los propios bienes naturales.
como ésta frente al aún débil sistema educa-
tivo y la frágil estructura educativa, que no al- Nuestra región puede considerarse en ese sen-
canzan a cubrir la demanda de nuestros niños, tido inequitativa en gran parte de su territorio
jóvenes y profesionales, junto a la dramática por las dificultades para el acceso a la educa-

22
PLANEA, Visión Antioquia 2020.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


34 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
ción, los pocos recursos disponibles y las con- Todos los derechos son importantes y tienen
diciones de carencia de la población que dan sentido en cada persona. Partiendo del de-
inequidad en los resultados de aprendizaje. recho a la vida, contemplado en la instancia
más relevante en la Constitución Nacional de
Reconocemos, además, que no se tiene una 1991, Artículo 11, encontramos otros dere-
educación pertinente a una región como el chos no menos importantes que deben ser co-
Oriente de Antioquia, que en su cultura y en nocidos, respetados y defendidos. En aras de
su especificidad social demanda una educa- contextualizar esta primera reflexión, además
ción flexible capaz de negar las discriminacio- por la pertinencia de la misma para nuestra re-
nes y exclusiones que la educación tradicional gión, quiero resaltar el derecho al desarrollo
no ha podido asumir. del cual nos hablaba bellamente Su Santidad
Pablo VI en la iluminadora encíclica Populo-
Respecto a las reflexiones en materia de edu- rum Progressio cuando decía “El desarrollo es
cación para los derechos humanos, en la cual el nuevo nombre de la paz”.24 Más adelante,
nuestro ilustre ponente ha sido asesor de pri- quizá haciendo eco de este postulado, Juan
mera línea en la UNESCO, aparecen postula- Pablo II nos va a decir que no se entiende nin-
dos que bien vale la pena atender si quere- gún desarrollo si no se desarrolla la persona
mos avanzar en la construcción de una nueva humana. Por tanto, cualquier desarrollo, por
región. Para ello la ponencia “Ética y Educa- noble que aparezca, aun el educativo, carece
ción” dada en el Foro Internacional en abril de de valor cuando no desarrolla plenamente al
2004 en México nos servirá como un primer hombre y a la mujer.
marco de referencia.
De cuerdo con el doctor Ricardo Hevia en el
Con base en el postulado “Toda persona tie- Foro antes mencionado, la educación es un
ne derecho a la educación […] La educación vehículo para el empoderamiento de los otros
tendrá por objeto el pleno desarrollo de la per- derechos humanos, para ayudarnos a ser au-
sonalidad humana y el fortalecimiento del res- tónomos, a mejorar nuestra calidad de vida, a
peto a los derechos humanos y a las libertades participar en las decisiones que nos competen
fundamentales […]” (Declaración Universal a todos, a ser solidarios. Es aquí donde está
de los Derechos Humanos Artículo 26), cabe el corazón de todas las apuestas que se han
reafirmar con el Siervo de Dios Juan Pablo II hecho y deben hacerse en nuestra región. En
que “el servicio al hombre es el camino de la el campo de la autonomía, creo, no estamos
Iglesia”,23 la persona humana es el sujeto de haciendo un reclamo al gobierno nacional ni
todo derecho y de todos los derechos. ¿Hay departamental, sino una construcción colec-
acaso algún derecho que no tenga referencia a tiva en la que tienen que ver todas las insti-
la persona humana? La centralidad de la per- tuciones y estamentos sin excepción alguna.
sona humana es esencial cuando se trata de Los caminos recorridos en años anteriores por
hablar de cualquiera de sus derechos. los burgomaestres de nuestra región, por las

23
Palabras del Siervo de Dios Juan Pablo II en la Habana, Cuba, el 21 de enero de 1998.
24
Pablo VI, Encíclica Populorum progressio, N.º 87.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 35
iniciativas organizativas de la sociedad civil, la Equidad”,26 en las iniciativas y trabajos
los comités de conciliación como el de San impulsados desde la Universidad Católica
Luis, los comités interinstitucionales como de Oriente (Campo al Campo, PRESEA, el
el de Granada, las asambleas constituyentes SER), en el ya largo trabajo y la experiencia
municipales como la de Nariño, la Asamblea de COREDI, entre otros, podamos pensar
Provincial Constituyente del Oriente impulsa- en un futuro más prometedor, asumiendo
da y acompañada por organizaciones como con toda la responsabilidad, fuerza y com-
AMOR, y el Consejo Subregional de Planea- promiso la erradicación del analfabetismo
ción y Conciudadanía son muestras, en algún con una cobertura total en educación. Al
grado, de eficiencia, de lo que pueden y quie- respecto, la mirada se ha de volcar a un
ren hacer nuestros pueblos por el respeto y la territorio mal llamado “lejano oriente”, que
defensa de los derechos humanos, la partici- comprende prácticamente 14 municipios
pación ciudadana, la capacidad para afrontar entre los que se pueden contar como los
los problemas más álgidos y la búsqueda de la más marginados, San Francisco, Argelia y
autonomía regional. Nariño, donde se verifican los más altos
niveles de analfabetismo, problemas en
En el anterior postulado del doctor Ricardo educación básica y media, y escasas posi-
Hevia detectamos varios elementos pertinen- bilidades de educación universitaria lo que
tes a un trabajo sobre educación y derechos despierta una gran preocupación sobre el
humanos en nuestra región: presente y futuro de dicha subregión.

• La educación como vehículo para el empo- • El tema mencionado de la autonomía, apli-


deramiento de los otros derechos humanos. cado a su búsqueda en nuestra región, y al
Es claro, como nos lo dice nuestro Obispo deseo de convertir al oriente en una pro-
Monseñor Ricardo Tobón Restrepo que “la vincia, no deja de ser, hasta este momento,
peor crisis de nuestra región no es la violen- una figura jurídica, quizá emblemática, que
cia, es la educación”. Un pueblo sin edu- no logra la suficiente claridad y fuerza y ca-
cación es un pueblo esclavo y oprimido, rece de un proceso sistemático que permita
pobre y atrasado, con dificultad para sobre- ver en el mediano plazo metas cumplidas.
vivir y progresar; sin oportunidades, aislado Para llegar a lo que significa la autonomía
del contexto regional, nacional y mundial, hace falta una pedagogía más audaz, que
subdesarrollado cultural, espiritual, política ayude en primer lugar a la comprensión de
y económicamente, condenado al olvido y sus alcances y pueda desencadenar toda
a una pobreza que fácilmente raya con la una cultura que canalice los esfuerzos y
miseria. Por tanto, se hace necesario que el trabajo mancomunado con el que, en
apoyados en los ODM (Objetivos de De- muchos momentos coyunturales, la región
sarrollo del Milenio),25 en las prioridades ha manifestado capacidad. Es necesario
hechas por la “Alianza de Antioquia por un deslinde del trabajo individual y aisla-

25
Resolución AG 8 de septiembre de 2000 cuando los jefes de Estado se comprometieron a alcanzar antes del 2015 los ocho
Objetivos de Desarrollo del Milenio.
26
En su punto tres la “Alianza de Antioquia por la Equidad” habla de “Garantizar una educación con calidad y pertinencia”.
Gobernación de Antioquia, Alianza de Antioquia por la Equidad, documento estratégico, junio de 2005.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


36 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
do que pervive en muchas instituciones, II atinó al afirmar que “la solidaridad y el
empresas, estamentos y muchas adminis- desarrollo son dos claves para la paz”,27 y
traciones municipales, para darle paso a la parafraseando a Pablo VI podemos decir
fuerza constructora de la integración de los que “la solidaridad es el nuevo nombre de
pueblos en una propuesta “asociativa” que la paz”. Nos queda pues un largo y apasio-
hasta ahora ha sido endémica, y que por nante camino por recorrer hacia un Orien-
lo mismo no ha permitido el logro de los te solidario, comprometido con el destino
objetivos regionales y subregionales plan- de todos y todas.
teados. En este punto debemos enfatizar
nuevamente la necesidad de fortalecer la Si partimos del hecho real y penoso de que
participación ciudadana, activando así la el derecho a la educación no se ha cumpli-
conciencia de todos y todas en el deber in- do en nuestra región, aunque es la base del
eludible de construir patria chica y región. desarrollo integral de nuestros pueblos y ca-
mino fundamental para la superación de los
• Ligado estrechamente a la necesidad de au- problemas más graves que padece nuestra so-
tonomía está el tema de la solidaridad. No ciedad, podremos entonces entender el grado
desconocemos que en ciertos momentos, de postración en el que se encuentra mucha
tanto en el nivel local como en el regional, de nuestra gente por la pobreza y la miseria,
las manifestaciones de solidaridad han sido y que clama justicia y reparación social. De-
claves, y se han emprendido campañas bemos afirmar que si se está en deuda en este
con el fin de superar emergencias doloro- campo con nuestra región, hay que pedir que
sas causadas por los desplazamientos ma- se pague esa deuda, cuyos responsables son
sivos, las masacres, la toma y destrucción muchos, empezando por el Estado,28 las em-
de poblaciones, etc. Pero superada la co- presas, las organizaciones de la sociedad civil
yuntura, el olvido y una grave indiferencia y todos aquellos que tenemos alguna respon-
se ciernen nuevamente sobre casi todos. El sabilidad social.
letargo en el que se sumen o nos sumimos
tantos —instituciones, empresas, gober- Las siguientes tablas muestran los datos de
nantes, etc.— ha llevado a manifestacio- analfabetismo y deserción escolar, que nos
nes descarnadas como “mientras que a mí dan una idea de lo que acontece en nuestra
no me toque, qué me importa”, o “sálvese región y nos permiten pensar en la construc-
quien pueda”. Esto nos hace comprender ción de herramientas para el análisis y para
que en el Oriente antioqueño estamos aún la acción de lo que la deuda social educativa
lejos de una cultura de la solidaridad. En significa en el presente y el futuro de nuestra
este sentido, el siervo de Dios Juan Pablo Diócesis y nuestra región oriental.

27
S. de Dios Juan Pablo II, mensaje para la celebración de la jornada mundial de la Paz, 1.º de enero de 1987.
28
Puede convertirse para el Estado central, es decir, el gobierno nacional; y para el gobierno local, en una prioridad
manifiesta bajo la forma de política pública, la preocupación y el desarrollo de una educación que sea pertinente a las
regiones del país y a las realidades municipales que demandan proyectos educativos a escala local (proyectos educa-
tivos veredales, municipales y regionales).

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 37
Tabla 1. Población de 15 y más años analfabeta, en los municipios del Oriente (2004-2005)

Analfabetismo
Municipios
Tasa % Población analfabeta
Subregiones Total Cabecera Resto Total Cabecera Resto
Oriente 6,7 4,9 8,7 20.875 8.139 12.736
Abejorral 10,3 7,3 11,9 1.456 363 1.093
Alejandría 6,4 5,3 7,6 164 72 92
Argelia 13,6 11 14,9 733 208 525
Carmen de Viboral 5,4 3,8 7,4 1.397 566 831
Cocorná 15,8 12,9 17,1 1.307 343 964
Concepción 6,5 4,8 7,5 193 52 141
El Peñol 6,4 5,2 7,4 684 262 422
El Retiro 5,1 4,5 5,8 556 254 302
El Santuario 6,3 5,9 7,3 1.095 715 380
Granada 7,6 8 7,1 297 192 105
Guarne 4,9 3,8 5,3 942 215 727
Guatapé 5,1 4,3 6,6 171 99 72
La Ceja 3,9 3,4 5,7 954 681 273
La Unión 5 4,3 5,7 530 218 312
Marinilla 4,5 3,2 6,9 1.258 571 687
Nariño 12,5 9,6 13,3 995 170 825
Rionegro 3,2 2,7 4,2 1.687 959 728
San Carlos 12,8 10,8 14,9 928 397 531
San Francisco 22,1 19,5 24,1 771 298 473
San Luis 9,6 8,1 10,9 569 215 354
San Rafael 12,2 9,9 14,5 1.090 445 645
San Vicente 5,4 3,6 5,8 743 97 646
Sonsón 9,4 6,7 11,5 2.355 747 1.608
Fuente: tomado de la página web: www.planeacionantioqua.gov.co

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


38 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
Tabla 2. Alumnos desertores y porcentaje de deserción de todos los niveles (preescolar, primaria
y secundaria) en los municipios del Oriente (2005)

Deserción
Tasa % Población analfabeta
Total Cabecera Resto Total Cabecera Resto
Oriente 4,16 3,09 5,76 4.608 2.045 2.563
Abejorral 5,89 4,32 7,22 220 74 146
Alejandría 6,62 8,73 5,07 43 24 19
Argelia 10,66 7,73 12,48 219 61 158
Cocorná 7,1 6,33 7,53 218 70 148
Concepción 3,05 2,93 3,16 26 12 14
El Carmen de Viboral 3,2 2,4 4,69 284 139 145
El Peñol 2,53 1,64 3,88 90 35 55
El Retiro 3,1 2,73 3,51 96 44 52
El Santuario 3,74 2,63 6,85 226 117 109
Granada 7,28 4,97 10,31 165 64 101
Guarne 2,2 1,03 3,34 148 34 114
Guatapé 3,05 2,76 5,03 43 34 9
La Ceja 2,38 2,26 3,34 217 183 34
La Unión 2,93 2,42 3,85 107 57 50
Marinilla 3,02 2,39 4,67 331 189 142
Nariño 10,1 8,37 10,75 245 55 190
Rionegro 2,59 2,56 2,65 531 354 177
San Carlos 6,97 6,48 7,37 189 80 109
San Francisco 13,29 11,6 14,32 165 55 110
San Luis 10,01 7,21 12,66 249 87 162
San Rafael 3,46 2,09 5,5 103 37 66
San Vicente 3,43 4,37 2,94 144 63 81
Sonsón 6,8 5,76 7,44 549 177 372
Fuente: tomado de la página web: www.planeacionantioqua.gov.co

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 39
No es nada extraño que sea precisamente servicio educativo, continuar y acelerar el
en los pueblos que no pertenecen al altipla- proceso de descentralización de la educa-
no (Argelia, Cocorná, Abejorral, Nariño, San ción superior, y vincular docentes con sen-
Francisco), y donde hay dificultades de de- tido de pertenencia regional y con asiento
sarrollo, de vías de comunicación, pobreza cultural. Así mismo, se deben reemprender
y violencia, donde se presenten los mayores propuestas que motiven el regreso a las
índices de analfabetismo. Esta verificación da aulas de tantos niños y especialmente jó-
sentido a las afirmaciones del doctor Ricardo venes que nos han robado la pobreza y la
Hevia cuando nos dice: “En el campo de la violencia. Aún se hace necesario revisar y
educación, las políticas públicas han tendido contextualizar la estrategia educativa de la
a reproducir la exclusión y la segmentación Escuela Nueva, para poder responder a las
social, ofreciendo a los sectores de menores expectativas de cambio que el medio rural
ingresos una educación de peor calidad que la requiere.
ofrecida a los estratos medios y altos. Son los
sectores de menores recursos quienes, por si- En el tema de la pobreza nos podríamos
tuación estructural, desertan más, repiten y tie- preguntar: ¿el Oriente antioqueño es po-
nen inferiores resultados en las evaluaciones bre? Si lo fuera, no se lo pelearían tantos. El
estandarizadas”. Seguidamente, refiriéndose problema del Oriente no son los recursos
al contexto Latinoamericano y que encaja per- económicos; paradójicamente, porque hay
fectamente con la situación de nuestra región, tanta riqueza es que hay tanta pobreza. Si
nos dice que una propuesta de educación de el problema fuera de dinero, los mismos re-
calidad para todos enfrenta cuatro desafíos, cursos que se están invirtiendo a través del
que me permito retomar para la contextuali- Proyecto del Laboratorio de Paz II, más de
zación regional: 50.000 millones en cinco años, estuvieran
creando las condiciones de desarrollo, edu-
1. “El primero, cómo la educación puede cación y respeto a los derechos humanos, y
ayudar a la superación de la pobreza […] generando una dinámica de transformación
Para ello se necesita mejorar masivamente suficiente para cambiar el paradigma de
el nivel de formación de las nuevas gene- pobreza. El problema de la región es más
raciones que entran al mercado laboral, en de pobreza cultural, mental y organizativa
un momento en que la región va quedan- de las comunidades, de ahí la pertinencia
do rezagada en el ritmo de avance de la de este Seminario Internacional Evangelio,
educación secundaria y terciaria, y en el Cultura y Desarrollo, como un trípode que
nivel de aprendizaje efectivo y actualizado apunta a la “promoción humana integral”29
de toda la población”. Se hace necesario desde la formación de líderes con criterios
en este punto que los esfuerzos económi- y principios para intervenir esta realidad.
cos, políticos y éticos necesarios se dirijan Lo anterior se manifiesta en que los munici-
a elevar los niveles de educación en temas pios no tienen planes de desarrollo a partir
como cobertura, equidad y calidad en el de planes de vida, ni proyectos culturales

29
Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, Documento de Santo Domingo, Capítulo II, numerales 157–227,
1992.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


40 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
hacia la dignificación de la existencia, con condiciones y posibilidades”32. Lo anterior
vistas a propiciar “el desarrollo de todo el pone en evidencia que al Oriente le espera
hombre y de todos los hombres y muje- un largo y difícil camino por recorrer.
res”.30
3. “El tercer desafío se relaciona con la forma
2. “El segundo desafío consiste en cómo la en que la educación puede promover una
educación puede contribuir a la reducción mayor inclusión social e integración cultu-
de las desigualdades sociales […] El fortale- ral […] valorando la diversidad y respetan-
cimiento de una escuela pública, cuya cali- do los derechos de todos los seres huma-
dad debe ser debidamente garantizada por nos”. El derecho a la educación y el respeto
el Estado”. En este sentido la Constitución a los demás derechos humanos es algo fun-
política de Colombia contempla el derecho damental cuando se aborda el tema de la
a la educación: “La educación es un dere- inclusión. Nuestra región ha sido marcada
cho de la persona y un servicio público que por la permanente y sistemática violación
tiene una función social; con ella se busca de sus derechos, lo que ha provocado, in-
el acceso al conocimiento, a la ciencia, a tencionalmente o no, exclusiones que la
la técnica y a los demás bienes y valores debilitan en los aspectos más fundamen-
de la cultura”.31 Este derecho, contemplado tales. La región del Oriente se caracteriza
en nuestra Constitución, está lejos de ser por unos niveles de inequidad social muy
una realidad en muchos lugares del Orien- altos, visibles en la calidad de vida de la
te antioqueño. En municipios como Grana- subregión del altiplano frente al resto de
da, San Carlos, San Francisco, Argelia, un las subregiones. De otro lado, la lectura
alto número de escuelas, entre el 30% y que se puede realizar de esta no inclusión
40%, quedaron vacías, semidestruidas, mi- social pasa por el aspecto cultural, que se
nadas y algunas de ellas ocupadas por los manifiesta en la negación de la pobreza y
actores armados provisionalmente, lo cual de los pobres desde una expresión como la
se convirtió en una violación al Derecho de “agarofobia”,33 o fobia y resistencia a los
Internacional Humanitario e hizo a la vez pobres, que en el caso del Oriente resulta
manifiesta una lesión a la humanidad en ser la mayoría de la población. La aversión
términos de los abusos de poder. Podríamos a los pobres llega a tal nivel que hasta se los
hacer un análisis minucioso municipio por ridiculiza, son mal vistos y se les invisibili-
municipio, sin embargo, tomemos un solo za. Expresiones como “los que se incluyen
municipio, San Francisco, donde “unas 15 en proyectos del Laboratorio de Paz van en
escuelas rurales fueron cerradas por causa búsqueda de comida”, ahí hay una mirada
del conflicto armado, 7 de ellas están ame- excluyente (aversión a los pobres aún de
nazadas de desaparición total y a las otras los que dicen o decimos trabajar por o con
ocho se pretende retornar no en suficientes los pobres). Al respecto, Monseñor Ricar-

30
Pablo VI, Populorum Progressio, N.º 42.
31
Colombia, Constitución Política de Colombia, Artículo 67, 1991.
32
Testimonio del Padre Francisco Antonio Gómez párroco de San Francisco, mayo de 2007.
33
La fobia a los pobres se manifiesta en dichos como: no son capaces, no piensan, lo que se haga por ellos es inútil, son
gentes que no merecen inversión porque la misma va como a un barril sin fondo. He ahí una manifestación cultural que im-
posibilita el reconocimiento de una atención social en perspectiva de derechos humanos.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 41
do, en la Instalación de la Junta Directiva condiciones actuales no es adecuado decir
de la Pastoral Social 2005, nos ha hecho la que somos una provincia, más bien somos,
siguiente interpelación: “¿Esto que hago en en términos políticos, un conjunto de mu-
qué va a favorecer a los más pobres de los nicipios buscando afanosamente salir ade-
pobres de nuestra región?” lante y tener protagonismo particular en el
concierto territorial. Lo que coyuntural y
4. “El cuarto desafío consiste en cómo la paradójicamente nos ha unido es el con-
educación puede contribuir a una mayor flicto armado, “un miedo solo no puede
cohesión social y a la prevención de la hacer nada contra lo que lo provoca, pero
corrupción y la violencia”. Para el Orien- 23 miedos juntos sí pueden generar proce-
te antioqueño es un imperativo social y so y proyectos de real significación históri-
político atender el tema de la educación ca”,34 no obstante, mermada la intensidad
para prevenir la violencia, toda vez que la del conflicto político y armado corremos
región, de acuerdo con algunos analistas, el riesgo de claudicar en este empeño. Es
perdió por lo menos una generación de ni- oportuno recordar a Monseñor Flavio Calle
ños y jóvenes a manos del conflicto políti- Zapata cuando, al retar a los alcaldes de
co armado. La educación para prevenir la Oriente en el año 2001, señalaba que: “O
violencia se convierte entonces en un tema nos unimos o nos hundimos”35.
que se debe privilegiar en el quehacer edu-
cativo, no sólo de la escuela sino de toda El Oriente es conocido en los ámbitos de-
la institucionalidad, incluidos los medios partamental y nacional como una región
de comunicación para el Oriente de Antio- con muchas instituciones, pero carente de
quia. Dicen igualmente algunos expertos institucionalidad. Tan solo organizaciones
que la corrupción administrativa, pública y ONG son más de 300 interviniendo en
y privada, le cuesta al país más caro que el Oriente, pero cada una con filosofía, in-
la misma guerra, de ahí que la educación tereses y proyectos individuales y con una
tenga también en este tema una asignatura nula dinámica de articulación. Por men-
pendiente por resolver. Sólo cerrando las cionar sólo un caso, “Sonsón cuenta con
venas rotas del fisco municipal y empre- unas 70 organizaciones y ONG, unas 13
sarial es posible realizar propuestas sóli- de ellas internacionales, que en vez de for-
das y sostenibles en el tiempo de cara a la talecer el desarrollo municipal lo pueden
salida de la crisis humanitaria que vive la estar volviendo más complejo y difícil; es-
región del Oriente. Este desafío es uno de tán interviniendo el territorio de manera
los más relevantes por las condiciones que desarticulada, por lo cual no logran impac-
acompañan la región. El individualismo, tarlo porque lo hacen de manera aislada,
los intereses egoístas y la consabida desar- aún, al no contar con el plan de desarro-
ticulación entre los municipios, las institu- llo municipal, lo que están haciendo en la
ciones y las empresas han obstaculizado la práctica es un plan de desarrollo paralelo.
cohesión social y la fuerza regional. En las Hay ONG que deslegitiman el Estado y de-

34
Humberto Martínez, ex alcalde municipio de San Luis.
35
Palabras de Monseñor Flavio Calle Zapata en reunión con los alcaldes de Oriente, 2001.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


42 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
bilitan la institucionalidad, entorpeciendo • ¿Qué hacer para fortalecer la asociatividad
el desarrollo armónico del territorio”.36 En intermunicipal, en la que temas educativos
este sentido el problema no es por la ausen- y de derechos humanos sean prioritarios y
cia de instituciones, organismos, empresas, liberen de los individualismos reinantes?
etc., es la falta de una planeación estratégi- • ¿Qué hacer para que la educación supere
ca y concertada, de una articulación y co- los esquemas tradicionales de información
ordinación regionales. y transmisión del conocimiento y avance
hacia la superación de la pobreza y al im-
Este es el inicio de un largo camino de re- pulso de una cultura que incluya los dere-
flexión y construcción en el que todos y todas chos humanos, los derechos económicos,
nos debemos sentir comprometidos. Nos ser- sociales, culturales y ambientales, estos
virán como agenda de trabajo, entre otras, las últimos clave en la dinámica regional del
siguientes inquietudes: Oriente?
• Los niños y niñas tienen que ser y ocupar el
• ¿Cómo apostarle a una educación perti- centro de la educación si queremos alcan-
nente para el Oriente? zar transformaciones significativas. ¿Cómo
• ¿Qué camino debe recorrer el Oriente an- lograr que lo sean de verdad?
tioqueño para superar las desigualdades
sociales? Tendremos que concluir al final de todo esto
• ¿Cuáles son las rutas que harán posible po- que, aunque “La educación por sí misma no
ner la educación como tema prioritario en produce ningún cambio, ningún cambio es
las agendas públicas y en las políticas pú- posible sin educación”.
blicas en cada uno de los municipios?

36
Testimonio del doctor Juan de Jesús Arroyave, alcalde popular de Sonsón, 16 de mayo de 2007.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 43
La globalización de la solidaridad desde
la perspectiva de la universidad y la región
P. Iván Darío Toro Jaramillo.
Decano Facultad de Teología y Filosofía FUNLAM
Universidad Católica de Oriente

I. Consideraciones iniciales les. Esta etapa de la globalización que tuvo sus


inicios hacia mediados de la década de los se-
No existe hoy ningún lugar en el que no sea
tenta del siglo pasado, y que presenta caracte-
necesario referirse a la globalización. En to-
rísticas notorias en relación con lo financiero,
dos los espacios, tanto académicos como no
la integración regional, la mercantilización de
académicos, resulta ya un lugar común hablar
los pueblos y la mayor concentración de po-
de la globalización. Y es que verdaderamen-
der en las sociedades multinacionales, es un
te este es un asunto con el que tenemos que
tratamiento de la globalización que no que-
contar. Todos los aspectos más urgentes de la
remos hacer aquí, pues desde el ejercicio de
sociedad, e incluso de la Iglesia, deben ser tra-
la solidaridad buscamos otra manera de com-
tados en contextos de la globalización.
prender la globalización.
Trataremos el tema de la globalización y la
solidaridad, en este Seminario Permanente In-
II. “Globalización de la solidari-
ternacional: “EVANGELIO, CULTURA Y DE-
dad”
SARROLLO, la nueva evangelización para el Las razones para entender la globalización en
desarrollo humano”, desde otros lenguajes y los términos en que queremos hacerlo en este
perspectivas. No nos interesará pensar la glo- Seminario Permanente, responden a la nece-
balización en los términos de la internacionali- sidad de no quedarnos atrapados por la reali-
zación de los mercados caracterizada por una dad de la globalización según las condiciones
inmensa dependencia recíproca de empresas, de un capitalismo financiero que ha llevado a
territorios y naciones, cruzada principalmente que 37.000 sociedades multinacionales y sus
por propósitos de maximización de los capita- filiales en el extranjero dominen hoy la eco-

45
nomía mundial. De las 200 más poderosas, como espíritu que transforma la sociedad, y
172 corresponden a cinco grandes países de los gobiernos la retoman para elevar la bande-
capitalismo avanzado: Estados Unidos, Japón, ra de la convivencia.Pero, sobre todo, como
Alemania, Francia y el Reino Unido. A pesar consecuencia de las reflexiones surgidas en el
de la crisis de los años ochenta, su expansión seno de la Iglesia, de la mano del pensamiento
ha continuado, entre 1982 y 1992 sus ventas del Papa Juan Pablo II, hacia finales del siglo
aumentaron de 3 mil a 5 mil novecientos bi- XX se fue observando una clara tendencia a
llones de dólares, y su participación es el PNB relacionar la solidaridad con la economía, que
mundial pasó del 24,2% al 26,8%.1 dio origen al concepto que defiende en Amé-
rica Latina el profesor Luis Razeto: economía
Los efectos de las crisis generadas por la glo- de la solidaridad.
balización, evidenciados en problemas de
equidad y justicia social, no sólo nos deben Desde el punto de vista de la construcción y
preocupar sino que nos tienen que mover a utilización del concepto solidaridad, puede
ser capaces de responder con otros criterios señalarse su amplia utilización en el pensa-
distintos a los de un brutal capitalismo finan- miento social de los dos últimos siglos, por lo
ciero. Una de las propuestas más estructuradas menos en tres ámbitos o escenarios que tie-
está representada en la alternativa económica nen que ver con la construcción conceptual,
sustentada en el valor de la solidaridad, y que en relación con lo político, lo económico y lo
puede traducirse en la expresión clave con la ideológico.
cual se quiere denotar, especialmente en el
medio latinoamericano contemporáneo, una La manifestación política del concepto se ini-
forma de hacer economía que se contraponga cia con el grupo de adeptos seguidores del
a las prácticas de acumulación y lucro indivi- pensamiento sansimoniano, pero especial-
dual y de explotación de los factores producti- mente los adscritos a la vertiente liderada por
vos en beneficio del capital. Augusto Comte. A partir de las primeras ideas
presentes en textos de comienzos del siglo
La solidaridad es un concepto de larga trayec- XIX, se traslada propiamente a los diferentes
toria, utilizado por diversas escuelas filosóficas autores que dieron origen a la disciplina so-
y movimientos sociales desde la primera mitad ciológica, siendo Durkheim y Le Bon los máxi-
del siglo XIX. A lo largo del siglo XX, la solida- mos exponentes en esta materia. Esta primera
ridad se encontró agregada como consigna de manifestación conserva los principios formu-
partidos, tendencias ideológicas y programas lados por Comte., y ha ganado mucho terreno
políticos: el movimiento obrero hizo común en el marco de las transformaciones políticas y
las huelgas de solidaridad, las iglesias esta- económicas de finales del siglo XX y comien-
blecieron las instituciones de solidaridad, los zos del siglo XXI.
mutualistas la enarbolaron como instrumento
para nutrir los fondos de seguridad social y Augusto Comte estableció el principio posi-
socorro mutuo, el cooperativismo la propuso tivista de que toda sociedad se constituye y

1
Guerra, Pablo, “Globalización capitalista o globalización de la solidaridad. Respuesta de la Iglesia Católica ante la nueva
cuestión social”, en: Trabajador Católico de Houston, vol. 1, N.º 4, julio – agosto de 2001. Disponible en: www.cjd.org/es-
panol/period//pguerra.html

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


46 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
caracteriza por la existencia de objetivos co- zación cooperativa en Norteamérica, las que
munes entre sus miembros, lo que represen- se confunden con las acciones de la escuela
ta cierta unidad armónica del sistema. De ahí puramente religiosa.
que donde exista algún sistema hay armonía,
la cual surge de la presencia de un espíritu En el ámbito latinoamericano, en las últimas
de solidaridad entre todos los componentes décadas del siglo XX, se produce un importante
sociales del sistema, esto es, la armonía tiene movimiento intelectual que alcanza interesan-
como precondición la solidaridad. Por eso la tes desarrollos en el concepto, especialmente
tarea exacta de la política radica en consolidar asociado a la temática del desarrollo humano
la solidaridad social y establecer la armonía propuesta por Manfred Maxneef y Luis Raze-
entre el todo y las partes del sistema social. to. Este último es el primero en abordar y tra-
bajar el concepto de economía de solidaridad
Así se propone una nueva utopía social en la con fundamentos teóricos científicos. Plantea
cual, a pesar del espíritu individual, operará la que dicha economía solidaria está organizada
solidaridad entre los miembros de la sociedad, por los factores comunidad y trabajo, a partir
en cuanto éstos no pueden desprenderse de la de los cuales deberá intervenir todo el ciclo
relación con cada uno y con la totalidad. Esta económico: se requiere que la solidaridad sea
nueva sociedad es un complejo de relaciones tanta que “[…] llegue a transformar desde den-
interdependientes y solidarias. tro y estructuralmente la economía, generando
nuevos y verdaderos equilibrios”.2
La manifestación económica deviene vertiente
pragmática de la política, y se presenta como Habla específicamente de la economía de so-
respuesta a la fuerza ideológica que alcanzaba lidaridad en la cual, dice, se puede ver la exis-
el pensamiento marxista en Europa occidental. tencia de dos términos que se articulan como
La Escuela Solidarista tiene sus primeros expo- sustantivos, para significar que la economía
nentes entre los economistas franceses y en- ha adquirido su dimensión social y humanista
tre reformadores alemanes de las últimas tres porque se le incorpora la solidaridad. Esto im-
décadas del siglo XIX. Charles Gide, el gran plica producir con solidaridad, distribuir con
apóstol de la cooperación francesa, realizó el solidaridad, consumir con solidaridad y ha-
reconocimiento de esta escuela y difundió sus cer acumulación económica con solidaridad.
tesis, las cuales pretenden hacer una diferen- Además, señala Razeto, la expresión intenta
ciación con el esquema de racionalidad eco- evidenciar que las acciones de las organiza-
nómica capitalista. ciones que se han constituido bajo esta forma
contienen una perspectiva económico-social,
De esta escuela se derivan diversas propuestas planteada como alternativa estable de super-
y acciones concretas en todo el mundo occi- vivencia y de participación, es decir, de hacer
dental. En primer lugar, renovó un pensamien- con el otro.
to asistencialista de tipo laico y burgués que es
acogido por gobiernos y empresarios capitalis- El factor comunidad es el descubrimiento fun-
tas. Originó también las propuestas de organi- damental de la teoría de la economía solida-

2
Razeto Migliaro, Luis, Los caminos de la economía de solidaridad, Santiago de Chile, Vivarium, p. 14.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 47
ria, lo que permite superar el esquema inau- En el aspecto ideológico, especialmente desde
gurado por el cristianismo. Comunidad es la el pensamiento católico, desde el Evangelio,
energía o fuerza de la solidaridad activa con la discusión en relación con la solidaridad se
efectos productivos, que, en la medida en que presenta como respuesta al reconocimiento
esté presente en la empresa, genera incremen- de la presencia de dos factores productivos en
to de la producción y productividad. La lógica profunda contradicción: el capital y el trabajo,
productiva de las empresas denominadas de que habían llegado a un punto de no encuen-
economía social o solidaria es entendida ple- tro, y donde además la propaganda marxista
namente si se analiza desde la perspectiva del ampliaba cada vez más las fronteras de sus
factor comunidad. adeptos.

Otro de los elementos que han permitido ligar Es el Papa León XIII quien introduce las te-
de manera coherente los conceptos economía sis de la “solidaridad social” en su Encíclica
y solidaridad, proviene de los aportes y re- Rerum Novarum, sustentado en las tesis polí-
flexiones de Maxneef y el Grupo CEPAUR, en tico-sociológicas francesas y en la influencia
particular de su concepción del desarrollo hu- de la escuela económica del solidarismo de la
mano, la cual hace una crítica a la economía primera época.
convencional, que considera las necesidades
humanas como crecientes e ilimitadas y con- Sobre la base de un análisis de la condición de
funde necesidades con satisfactores. la clase obrera de finales del siglo XIX, León
XIII se muestra contrario al pensamiento mar-
En el contexto colombiano, varios pensadores xista y al liberalismo económico al sostener, en
relacionados con el movimiento cooperativo materia de propiedad, que los medios de pro-
han realizado importantes reflexiones. Para ducción deben ser de posesión privada de los
Francisco Luis Jiménez, es en la solidaridad trabajadores, en cuanto ellos tienen derecho
donde se forma una fuerza para el mañana, a la propiedad por el trabajo que realizan; de
donde se prevé la contingencia cuando ella allí surge la necesidad de defender la dignidad
se tiene como imposible. De acuerdo con este y el derecho al trabajo. Para lograr tales idea-
pensador, existe una diferencia trascendental les hay que proponer que los trabajadores, “en
entre cooperar y solidarizarse: en el primer la forma y grado que parezcan más oportunos,
caso, se trata de una acción inmediata que puedan llegar a participar poco a poco en la
responde más bien a un proceso de organiza- propiedad de la empresa donde trabajan”.3
ción del factor trabajo; en el segundo, lo soli-
dario, es un encuentro de carencias presentes En su Carta Encíclica Centesimus Annus, Juan
o futuras, a las cuales habrá de responderse de Pablo II, resume el espíritu del postulado de
manera mancomunada; de modo que la soli- León XIII: “el hombre trabaja con los otros
daridad obedece a un sentido pragmático de hombres, tomando parte en un ‘trabajo social’
previsión de adversidades. que abarca círculos progresivamente más am-

3
León XIII, “Rerum Novarum. Encíclica sobre la condición de los obreros”, en: Colección de Encíclicas y Cartas Pontificias,
Buenos Aires, Editora Poblet, 1944, pp. 442-443.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


48 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
plios. Quien produce una cosa lo hace gene- da claramente expresado en la Carta Encíclica
ralmente —aparte del uso personal que de ella Sollicitudo Reis Socialis: “La solidaridad es sin
pueda hacer—, para que otros puedan disfru- duda una virtud cristiana”, afirma, encontran-
tar de la misma después de haber pagado el do en este nuevo concepto numerosos puntos
justo precio, establecido de común acuerdo, de contacto “entre ella y la caridad, que es sig-
después de una libre negociación”. De esta no distintivo de los discípulos de Cristo”.5
tesis se deduce entonces que la finalidad de
toda empresa La encíclica publicada en diciembre de 1987
para celebrar el vigésimo aniversario de la Po-
[…] no es simplemente la producción de pulorum Progressio, parte de considerar la pre-
beneficios, sino más bien la existencia mis- sencia de un nuevo concepto en economía: el
ma de la empresa como comunidad de desarrollo. Éste se coloca en contraposición al
hombres que, de diversas maneras, buscan “progreso” iluminista, al “crecimiento” liberal
la satisfacción de sus necesidades funda- y al estatismo comunista. Sostiene la tesis gene-
mentales y constituyen un grupo particular ral de que los obstáculos al desarrollo integral
al servicio de la sociedad entera. Los be- no son de orden económico, y que su solución
neficios son un elemento regulador de la depende de actitudes más profundas, median-
vida de la empresa, pero no el único; junto te la adopción de un horizonte de valores su-
con ellos hay que considerar otros factores periores que han de evitar la perdurabilidad de
humanos y morales que, a largo plazo, son la pobreza: el bien común y la solidaridad; en
por lo menos igualmente esenciales para la este sentido regresa a los principios expuestos
vida de la empresa.4 por León XIII.

Como complemento de las tesis sociales in- Todas estas manifestaciones, especialmente
auguradas por León XIII, y bajo el influjo del desde el punto de vista de la moral, se desa-
pensamiento social de Juan Pablo II, se pro- rrollan en América Latina durante las décadas
duce una transformación del concepto de la de los sesenta y setenta, y en los años ochen-
“caridad”, que había quedado reducido a muy ta es cuando se importa la denominación de
poco desde un cierto espiritualismo, o a la economía solidaria. Es importante resaltar que
comprensión de la caridad desde un simple a través de dichas manifestaciones la Iglesia
asistencialismo. Con León XIII se había recupe- ha asumido una posición crítica frente a los
rado la antigua significación de amor fraternal fenómenos devastadores del neoliberalismo
entre los miembros de la Iglesia, ampliándose y la globalización, situación que se evidencia
hacia el conjunto de la sociedad como única sobre todo en las propuestas de Juan Pablo
manera de superar los males del individualis- II, con quien “frente a las características que
mo, el industrialismo y el liberalismo a ultran- asume la globalización económica en nuestras
za. El Papa polaco supera esta concepción y regiones se propone una globalización de la
entroniza la solidaridad como virtud. Así que- solidaridad”.6

4
Juan Pablo II, “Carta Encíclica Centesimus Annus”, en: Encíclicas de Juan Pablo Segundo, 4.ª edición, Madrid, Edibesa, 1998,
p. 865.
5
Juan Pablo II, “Carta Encíclica Sollicitudo Rei Socialis”, en: Encíclicas de Juan Pablo Segundo, 4.ª edición, Madrid, Edibesa,
1998, p. 684.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 49
La solidaridad y la economía solidaria es pre- orientar y concienciar sobre las bondades de
cisamente una propuesta académica de la un modelo de globalización basado en la so-
Fundación Universitaria Luis Amigó —FUN- lidaridad, la equidad, la ayuda mutua y la jus-
LAM. Allí los desarrollos alcanzados en estos ticia social, cobra pertinencia contextualizar
ámbitos y la propuesta que hace significan co- dicho pensamiento y acción en el papel que
herencia con lo expresado en su Misión insti- deben asumir las universidades católicas, las
tucional, personas y los grupos sociales, económicos,
políticos y religiosos de esta región del Orien-
Es la acción dialógica, la conversación, la que te antioqueño.
posibilita el logro de las metas en la organi-
zación ideal, ya que permite al sujeto social, En particular, en el contexto de esta participa-
contextuado en su momento histórico, conver- ción, haré una propuesta concreta que espero
sar, negociar el conflicto y aceptar puntos de tenga la acogida que personalmente quisiera
vista diferentes, para así poder esperar que los para esta idea. Sospecho que la razón por la
suyos sean reconocidos. Es la conversación la
que hoy estoy aquí con ustedes, como respues-
que funda toda ética y hace posible la virtud
ta a la invitación que me han hecho la Uni-
de la solidaridad. Cuando existe la incapaci-
versidad Católica de Oriente, en cabeza de su
dad para conversar aparece la necesidad de
Señor Rector, y la misma diócesis de Sonsón-
contar con códigos de ética o con manuales
Rionegro, de participar en este Seminario Per-
de convivencia, pues lo que hacen éstos es re-
emplazar la conversación por lo que dice el manente, es porque los temas de la solidaridad
código de ética. El poder se instaura en la in- me han interesado, pero sobre todo desde los
capacidad de conversar. contextos de la universidad católica. Precisa-
mente el pasado mes de octubre de 2006, la
Otra de las elaboraciones teóricas que sirve de Facultad de Filosofía y Teología de la Funlam,
andamiaje a la construcción del concepto de propuso a todas las universidades católicas de
solidaridad está en la propuesta de Luis de Se- América Latina y el Caribe realizar una Rueda
bastián, para quien la solidaridad es “el reco- de solidaridad, en la que se tuviera la opor-
nocimiento práctico de la obligación natural tunidad de hacer posible en la práctica esta
que tienen los individuos y los grupos huma- virtud de la solidaridad. Todo partía de una
nos de contribuir al bienestar de los que tienen pregunta que debía interesar, y que justificaba
que ver con ellos”. plenamente la propuesta de hacer una rueda
de solidaridad: ¿en qué consiste lo católico de
III. Una propuesta: las universida- la universidad católica? ¿Cómo hacer efectivo
y real lo católico de la universidad católica?
des católicas y la región
Buscábamos llevar de este modo al campo de
Teniendo como referentes las ideas hasta aho- la práctica y de lo concreto todas las discusio-
ra expuestas en esta ponencia, donde se evi- nes teóricas que siempre se han hecho sobre la
dencia la participación responsable que con universidad católica.
perspectiva crítica ha tenido la Iglesia para

6
Guerra, Pablo, Op. cit.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


50 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
Lo que quiero proponerles es lo siguiente: pen- Por estas razones convocamos a rectores o de-
sar en la posibilidad de vincular las universida- legados de universidades católicas con capa-
des católicas a proyectos de la religión. Todas cidad para negociar, a fin de llegar a firmas de
las universidades tenemos la extensión como convenios en los que aparezcan los compro-
una de las actividades sustantivas. Propongo misos y todo lo que estamos dispuestos a ofre-
que, como lo hace la Funlam, este aspecto de cer, a partir de las posibilidades de cada una
la extensión no se circunscriba sólo a lo aca- de nuestras instituciones, y a pedir, a partir de
démico, sino que más bien sea de servicios a la las necesidades que tiene cada una de ellas.
comunidad, para que desde la universidad nos
abramos a la región. Qué tan interesante sería, Nuestras universidades católicas también tie-
por ejemplo, que las universidades católicas nen que responder por una responsabilidad
antioqueñas nos uniéramos solidariamente social, y no por que este sea un tema y una
para realizar trabajo de proyección social en preocupación que se ha vuelto una moda,
el Oriente antioqueño. Si fuéramos capaces como una moda administrativa más, sino por-
de unir todas las potencialidades y posibilida- que vivimos en un continente en el que cada
des que cada universidad tiene, en lo docente, vez es mayor la inequidad social. La responsa-
lo académico, y la misma investigación, para bilidad social de la universidad católica tiene
desarrollar proyectos sociales en las regiones, que estar claramente definida en un continen-
lograríamos excelentes resultados, lo cual se te donde cada vez es más difícil el acceso a la
podría hacer desde los principios que orientan vivienda digna, a la alimentación, al trabajo, a
la Rueda de solidaridad. la salud y a la educación. ¿Cuál es la respon-
sabilidad social de las universidades católicas,
Por algunas razones, todas las reflexiones que son una gran parte de las universidades
compartidas en relación con la universidad privadas del continente? La universidad cató-
católica no han logrado tener espacios o llegar lica no puede contribuir a ampliar las grandes
a experiencias más solidarias, de mayor acer- brechas que provocan enormes desigualdades
camiento, de más integración para el desarro- en América Latina ni hacer parte de ellas, y
llo de una capacidad colectiva de respuesta a que terminan propiciando gran cantidad de
los retos y a las necesidades de nuestras re- exclusiones en lo social y lo laboral, y en la
giones. En general, el sistema de educación retracción del Estado mediante políticas neo-
superior es cerrado, y se comprueba un gran liberales o la constitución, cada vez más, de
individualismo, un fuerte egoísmo y profundos grandes empresas por medio de fusiones o ad-
celos entre las universidades católicas, lo que quisiciones. La universidad católica no puede
conduce a un gran aislamiento, razón por la propiciar el apartheid en América Latina.
cual es muy difícil hacer convenios efectivos
y llegar a propuestas de trabajo solidario e in- La Rueda de solidaridad no es sólo una prác-
terinstitucional. Se detecta, además, la falta de tica de responsabilidad social, también es una
un diálogo de comunión en cuanto a los pro- práctica del Evangelio, que nos invita a dar sin
blemas comunes, falta acercamiento institu- esperar recibir en la misma medida, a com-
cional y reconocimiento del otro como par, y partir desde lo que se tiene y a construir una
no se comparten ni intercambian experiencias sociedad más justa y equilibrada, en la que
que faciliten procesos. todos quepamos y de la que todos podemos
hacer parte en igualdad de condiciones. Poder

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 51
estudiar en una universidad privada no puede la persona, se proponen acciones encamina-
constituir un privilegio, sino un compromiso das a promover la educación superior católi-
de la universidad católica con una región que ca enfocada al servicio a la comunidad y al
requiere más igualdad y justicia social, ofre- reconocimiento de la espiritualidad humana.
ciendo una educación de calidad con sentido Se señala que se debe trabajar en la formación
evangélico. de ciudadanos críticos y responsables median-
te la utilización de estrategias construidas a la
No podemos confundir la responsabilidad so- luz de perspectivas interdisciplinarias, y en el
cial con un simple balance social, con asisten- reconocimiento de la persona humana como
cialismo o con una forma de caridad, sino que portadora y comunicadora por excelencia de
es una exigencia que se le impone hoy a la valores como la solidaridad, la caridad y la
universidad católica. Es precisamente dentro justicia.
de una perspectiva correcta de la responsabili-
dad social que la Fundación Universitaria Luis Para el ámbito de la transmisión del saber y
Amigó convocó a esta Rueda de solidaridad, el acercamiento a la verdad, se reconoce la
buscando a través de ella lograr mayor com- importancia que tienen actividades y dinámi-
promiso con el continente, gracias a los resul- cas universitarias como la docencia, la inves-
tados a los que se tenía que llegar al finalizar tigación, el trabajo en redes, las pasantías in-
este ejercicio de solidaridad. terinstitucionales de profesores, investigadores
y estudiantes y el dialogo interdisciplinario,
Hasta el momento, la tendencia de los proce- todo ello en el marco de integración de la fe
sos de globalización ha caminado a favorecer y la ciencia. Las actividades citadas aportan
a los países más desarrollados incrementan- elementos para el análisis crítico de la globali-
do el desequilibrio y la desigualdad. Hoy en zación, desde el referente de valores humanos
el mundo desarrollado la riqueza está menos y desde la perspectiva de la calidad, lo que
concentrada en industrias, tierras y bienes, y implica tener en cuenta no sólo los contenidos
más en el desarrollo de capacidades, destrezas sino la responsabilidad, la ética y el desarrollo
y conocimientos; en ese sentido, la educación integral del ser humano, que es hacia donde
tiene que cumplir un papel fundamental en la debe tender el proceso de formación de los
formación de esas capacidades, destrezas y estudiantes.
progresos en el conocimiento.
En cuanto al campo del servicio a la comuni-
Específicamente, a partir de lo que deben ser dad, que debe realizarse tanto en el contexto
los aportes de dicha educación a la globali- interno como en el externo, se destaca la in-
zación, son oportunas las ideas planteadas en vitación que se hace a la universidad católica
el documento Globalización y Enseñanza Su- para el ejercicio de una labor de proyección
perior Católica, de la Federación Internacional social, que le permita actuar como agente pro-
de Universidades Católicas, donde se definen motor del cambio en el medio social donde se
varias líneas de acción, las cuales se agrupan halla inmersa y al cual se debe.
en tres grandes campos: desarrollo integral de
la persona humana, transmisión del saber y Ubicados entonces en el contexto de la univer-
acercamiento a la verdad, y servicios a la co- sidad católica, debe indicarse que ésta, en la
munidad. En cuanto al desarrollo integral de actualidad, es objeto de nuevos acontecimien-

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


52 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
tos y problemáticas que afectan su desarrollo: En relación con lo anterior se pronuncia tam-
internacionalización, globalización, calidad bién la encíclica Ex Corde Ecclesiae, la cual
de la educación, comercialización, pobreza, puntualiza que “con el fin de afrontar mejor
corrupción, responsabilidad social y ética. los complejos problemas de la sociedad mo-
derna y de fortalecer la identidad católica de
Frente a estas demandas y problemáticas, el las instituciones, se deberá promover la cola-
imperativo que se tiene es el de la solidaridad. boración a nivel regional, nacional e interna-
En ella radican cional en la investigación, en la enseñanza y
en las demás actividades universitarias entre
[…] los desafíos que no deben enfrentarse todas las Universidades Católicas”,8 y se debe
aisladamente. Por eso deben posibilitarse
además “insistir en la cooperación entre las di-
espacios de encuentro y diálogo y generar
versas disciplinas académicas, las cuales ofre-
acciones concretas que lleven a las univer-
cen ya su propia contribución específica a la
sidades católicas más allá de los simples
intercambios estudiantiles. El reto mayor búsqueda de soluciones”. Por ello, y “puesto
está en no seguir pensando la universidad que los recursos económicos y de personal
en forma aislada sino inserta en un contex- de cada institución son limitados, es esencial
to y espacio en los que la exigencia está la cooperación en proyectos comunes de in-
en la solidaridad, identificando cuál será el vestigación programados entre Universidades
aporte concreto que cada institución está Católicas”.9
en capacidad de dar, de manera que pue-
dan maximizarse todas las posibilidades de Debe buscarse hacer efectiva la solidaridad, el
cooperación. intercambio de recursos, y el fortalecimiento
de las relaciones entre las universidades cató-
Identificadas por una misma misión, las licas, con el propósito de apoyar proyectos co-
universidades católicas del continente de- munes en todos los niveles, lo que significaría
ben convertirse en formidables instrumen- también poder responder a lo que los padres
tos de solidaridad, no sólo con los pares sinodales recomiendan en relación con una
más cercanos sino con todas las institu- mayor comunión eclesial en todos los que-
ciones con las cuales se puedan establecer haceres de la Iglesia, insistiendo además en
vínculos debido a las circunstancias de un que “debe estimularse la cooperación entre
mundo globalizado e interdependiente. las Universidades católicas de toda América
En este sentido la clave está en que exista
para que se enriquezcan mutuamente”, con-
“voluntad política” de quienes toman las
tribuyendo de este modo a que el principio de
decisiones en cada universidad, en el con-
solidaridad e intercambio entre los pueblos de
vencimiento de que sólo a través de la so-
lidaridad se hace posible lo católico en un todo el Continente se realice también a nivel
mundo globalizado e interdependiente.7 universitario.10

7
Toro Jaramillo, Iván Darío, “La solidaridad como la mayor exigencia contemporánea para la Universidad Católica”, docu-
mento inédito preparatorio para el Evento “Rueda de solidaridad”, Medellín, Funlam, octubre de 2006.
8
Juan Pablo II, Encíclica Ex Corde Ecclesiae, Sobre las universidades católicas, Parte II, artículo 7, N.º 1, Constitución Apos-
tólica de 15 de agosto de 1990.
9
Ibid., Parte I, N.º 35.
10
Juan Pablo II, Ecclesia in America, Exhortación Apostólica Postsinodal, Capítulo VI, N.º 71, 22 de enero de 1999.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 53
La cooperación académica entre universida- Finalmente, a modo de conclusión, es impor-
des es un hecho que está en relación con la tante enfatizar en varios aspectos que se con-
existencia misma de la universidad, pues se sideran claves:
remonta a los propios orígenes. Claro que este
fenómeno va cambiando a medida que van 1. Alcanzar la solidaridad es un compromiso
evolucionando los tiempos. Hoy puede decir- con la región, por tanto la reflexión y las
se que la forma más normal de establecer la prácticas solidarias deben estar en contacto
cooperación es mediante la firma de conve- con la realidad social, aportar a las solucio-
nios. El concepto de intercambio así entendi- nes de los conflictos y ayudar al cambio y
do conlleva a su vez cierta idea de reciproci- la transformación.
dad, en la que las universidades se vinculan
por afinidades y encuentran actividades en las 2. La preocupación por la solidaridad debe ser
que resultan complementarias. capaz de desarrollar la actitud de dialogar/
conversar, que es el reconocimiento del
Las interrelaciones entre universidades se han otro, de sus posiciones, visión del mundo,
visto favorecidas con el paso del tiempo, pues capacidad de tolerancia y aceptación del
se corresponde al avance en las comunicacio- pluralismo.
nes, lo que ha evolucionado más en nuestra
época, y que ha permitido que las universida- 3. Todas las acciones encaminadas a la globa-
des se encuentren e interactúen en diferentes lización de la solidaridad deben estar sus-
espacios y actividades como una forma de co- tentadas en una propuesta pedagógica que
operación. Por ejemplo, la organización con- permita la reflexión desde el sujeto educa-
junta de eventos, y hacer parte de federaciones dor y el sujeto educando, mediada por una
y asociaciones nacionales e internacionales, a práctica educativa comunitaria que posi-
través de las cuales se busca la cooperación y bilite el reencuentro entre seres humanos
el intercambio de experiencias. que requieren movilización de significados
para la transformación mutua de realidades
La interdependencia, a pesar de ser un asunto que han sido excluyentes. Es la propuesta
bastante complejo, principalmente en la ac- por una pedagogía solidaria que, inscrita
tualidad, lleva no obstante a la intercomuni- en el enfoque de la pedagogía crítico-so-
cación e influencia mutua e inevitable, a un cial, significa recuperar la memoria de los
estado dinámico en el que nada de lo que valores y principios de la cooperación y la
sucede en un punto determinado del mundo solidaridad, la reciprocidad, la ayuda mu-
pasa inadvertido para las universidades que se tua y el bien común, e incorporarlos inten-
encuentran en el otro extremo. La interdepen- cionalmente en la práctica educativa de los
dencia resulta una exigencia de los tiempos actores educativos.
actuales de la cual las universidades no pue-
den abstraerse, ya que es uno de los aspectos 4. Vivenciar los valores solidarios e incorpo-
de la internacionalización de la educación su- rarlos en la práctica educativa ha sido una
perior. Lo que esté sucediendo en alguna parte propuesta discursiva recurrente y a veces,
poco a poco se convierte en “tendencia” que aparentemente, fácil de aplicar, pero la co-
va afectando a cada universidad. tidianidad lo contradice cuando se vuelve
costumbre la práctica del egoísmo, el in-

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


54 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
dividualismo y el desconocimiento de los las posibilidades que tengamos de coope-
derechos y de la dignidad de los otros, todo ración.
lo cual conduce hacia la deshumanización
de las personas involucradas. La solidari- 6. Las tecnologías, los desarrollos científicos y
dad convoca a realizar en la práctica lo académicos, las innovaciones o experien-
que nos convierte en mejores personas y lo cias exitosas, los logros alcanzados en la
que posibilita el llamarnos humanos, y no investigación y la docencia son elementos
solamente seres de eficientismo económi- que pueden ser fácilmente puestos en co-
co o de supervivencia. mún entre las universidades católicas y las
regiones. Se requiere crear mayores opor-
5. El imperativo actual es el de la solidaridad. tunidades y posibilidades y no limitarnos
Aquí se hallan nuestros desafíos y cierta- solamente a lo que se ha logrado hasta el
mente no podemos enfrentarlos aislada- momento.
mente. Por eso debemos posibilitar es-
pacios de encuentro y diálogo y generar 7. Esta preocupación por la solidaridad debe
acciones concretas que lleven a las univer- ser capaz de desarrollar la actitud de dialo-
sidades católicas más allá de los simples gar/conversar. Si permanecemos distantes
intercambios estudiantiles. El reto mayor es como hasta ahora lo hemos estado nunca
no seguir pensando la universidad en for- lograremos superar los recelos, el ence-
ma aislada, sino inserta en un contexto y rramiento en nosotros mismos, el afán de
espacio en los que la exigencia está en la competencia y los celos, y de este modo
solidaridad, identificando cuál será el apor- no podremos responder a las necesidades
te concreto que cada institución puede dar, y condiciones del continente latinoameri-
de manera que podamos maximizar todas cano.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 55
Comentario a la ponencia “La globalización
de la solidaridad desde la perspectiva
de la universidad y la región”
José Luis Duque Pineda
Alcalde del Municipio de Marinilla (Antioquia)

Introducción globalización económica, pero sí como una


alternatividad para el desarrollo local y regio-
En el seminario internacional dirigido por la nal. Se desprende de allí una interpretación
Universidad Católica de Oriente “Evangelio, necesaria para practicar conceptos del desa-
Cultura y Desarrollo” se presenta una temática rrollo, como una manera de resistir el desarro-
excepcional, como lo es “La solidaridad valor llo económico con una valoración práctica de
evangélico fundante de una nueva sociedad” la solidaridad globalizadora, como la oportu-
por ser pertinente para la actual situación de nidad de tener territorios competitivos desde
dispersión el Oriente antioqueño. Se destaca la globalización de la solidaridad.
una posible intencionalidad en el seminario: y
es develar, de un lado, la crisis de la organici- Destaca, además, un valor alto en la capaci-
dad del Oriente y, de otro lado, la necesidad dad de conversar, de comunicarse y de deci-
de la Universidad Católica y la Diócesis Son- dir y transformar la situación cultural del indi-
són Rionegro de recuperar y asumir el lideraz- vidualismo. Porque conversar deja abierta la
go para la integración del Oriente. condición humana de decidir colectivamente.
Y, por último, destaca la necesidad de las uni-
La conferencia destaca tres aspectos proposi- versidades católicas para que desarrollen la
tivos: resaltar la solidaridad como el concepto voluntad política de compromiso asociativo
clave para la construcción de una globaliza- con la sociedad del Oriente, un compromiso
ción práctica, no como contraposición a la que vaya más allá de un servicio educativo

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 57
formal: y es construir los pensamientos estra- su predio, su familia y su terruño más allá del
tégicos de la comunidad solidaria para el de- valor económico.
sarrollo regional.
Esto último se ha logrado por marca territorial
La solidaridad globalizadora invisible construida por la cultura oriental de
alta religiosidad, de intensidades y compro-
en el Oriente antioqueño
misos en el trabajo como virtud y como valor
Es necesario reconocer dos tendencias del cultural y no como carga laboral. Una cultura
desarrollo del Oriente antioqueño que se en- oriental basada en valores territoriales de co-
cuentran en sus sistemas territoriales con la municación colectiva para la solución de las
gente adentro, que perviven, aunque contra- problemáticas comunales y territoriales, valo-
riamente, construyendo nuevas relaciones in- res construidos en la minga, la romería y el
terculturales y por tanto nuevas maneras de convite para la estructuración de la sociedad
concertar y solidarizarse. de lo solidario y lo colectivo.

Por un lado, una tendencia de la modernidad, La dinámica organizacional para lo solidario


estructurada por la iniciativa de agentes extra- se ha direccionado históricamente por la Dió-
territoriales, propicia una competencia para la cesis, por los pastores de la Iglesia que además
expansión metropolitana, el crecimiento de lo de la peregrinación han sido los líderes per-
urbano de manera desordenada, donde se ma- manentes para la construcción de comunida-
nifiesta un crecimiento económico avasalla- des autosostenibles, solidarias en el desarrollo
dor que determina el territorio como un objeto y en la permanencia de sus comunidades y
geográfico y que sólo ve mercado inmobiliario de sus parroquias. Es la Iglesia católica en el
desde la planeación, y por tanto ese es el fin Oriente la que conformó las estructuras orga-
del desarrollo, sin importar qué pasa con la nizadas de las veredas y los barrios. Es decir,
cultura ancestral de estos territorios. la que estructuró el ordenamiento territorial de
las comunidades estructurales del Oriente.
Por otro lado, se resiste la cultura histórica de
comunidades cristianas orientadas por la fe Es este liderazgo que hoy resiste en el desarro-
católica de mantener la familia como el patri- llo, que construyó escuelas, carreteras, acue-
monio organizativo principal, estructurado so- ductos, energía eléctrica y transporte comu-
bre la idea de que el conocimiento, y por tanto nal mediante emprendimientos productivos
la educación, son la mayor herencia para que comunitarios, y sobre todo orientó profunda-
la estructura individual sea competitiva para mente el valor de la educación como el más
la misma familia y especialmente para man- importante para el desarrollo de las comuni-
tenerse en el concepto de autonomía en el dades. Es este el concepto práctico de la so-
desarrollo; pero ante todo porque el Oriente lidaridad, es este el valor máximo para la res-
se destaca como comunidades con fuerte ten- tauración del Oriente antioqueño, que puede
dencia de ser el resultado de una cultura agra- recuperarse con el liderazgo de la Universidad
ria, basada en la propiedad de la tierra aunque y la Diócesis.
con parcelas de microfundios, pero al fin y al
cabo en su mayoría propietarios. Esta cultura Hoy en día los conflictos urbano-rurales, pro-
posee un valor agregado, y es la valoración de ducto de ese proceso urbanizador e individual,

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


58 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
compiten con las huellas y las culturas estruc- y no debe temerse el papel que debe seguir
turadas desde una formación humana fundada asumiendo en la trilogía evangelio, cultura y
en Dios, la familia y la educación como mo- desarrollo, inseparable en el Oriente y com-
tores de la esperanza en el Oriente. Hoy esta pletamente fusionada en el comportamiento
superposición de culturas puede seguir siendo humano.
una oportunidad para la integración en la so-
lidaridad globalizadora, pero esta es posible si El liderazgo en esa trilogía es el mayor poten-
está fundada en una guía espiritual, una guía cial para restaurar. Aquí el papel en la forma-
que da confianza, que motiva, que desde la ción, en la educación y en la estructuración
espiritualidad junte en la conversación a la co- de redes de conocimiento, desde la vereda y
munidad; que lidere para que se desprendan desde cada barrio, liderado por la Universidad
los caminos de la solidaridad; que recupere el y la Diócesis, puede ser una manera posmo-
valor profundo humano de las mingas, las ro- derna de recuperar la solidaridad como centro
merías y los convites; que propicie los apren- del desarrollo de la región, es la oportunidad
para hacer veredas y barrios sostenibles.
dizajes espontáneos; que transfiera y valore los
conocimientos comunitarios, y que promueva
Hoy quedan muchas experiencias de la soli-
las oportunidades del desarrollo basadas en la
daridad globalizadora: las cooperativas, que
motivación.
se sostienen a pesar de los conflictos, las aso-
ciaciones de productores de cada municipio,
Esta tarea no es fácil, y el problema no es que y la necesidad de la capacitación para hacer
falte el liderazgo en el Oriente. Al contrario, emprendimientos productivos sostenibles.
es tanto el liderazgo y la capacidad para ejer- Pero con seguridad es la Iglesia y el conoci-
cerlo, y tan competitivo individual y colecti- miento estructurado lo que nos puede juntar,
vamente que se anula como estructura regio- es la práctica solidaria que siempre ha ejerci-
nal, no nos escuchamos y así es difícil trabajar do la estructura de la Iglesia católica la máxi-
juntos. Sin embargo, cuando la Iglesia católica ma oportunidad para motivar la restauración
convoca, se escucha y se atiende el llamado. del desarrollo regional integrado, basada en
Esta es la huella de la solidaridad que marca la la cultura ancestral y fundada en el Evangelio
estructura humana de la sociedad del Oriente, como sustento de la guianza del ser supremo.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 59
Globalización y globalizaciones*
Marco Raúl Mejía
Investigador Internacional
Director de Planeta Paz para América Latina
UCO. 18 de mayo de 2008-03-06

Quisiera darle entrada a este problema de la reflexión una línea muy fuerte de movimiento
globalización, las globalizaciones y lo local, social, que considero me va acompañar en
el trabajo sobre la universidad, la escuela, el esta reflexión, y es que no es posible pensar
problema de los derechos humanos y las dis- los problemas que estamos pensando en este
cusiones sobre investigación; pero también seminario y en el de mañana si no nos pregun-
quisiera resaltar que siempre se habla desde tamos por el lugar de los movimientos sociales,
los lugares sociales donde se trabaja, quiero el lugar de la sociedad civil, el lugar de lo que
hacer en ellos mucho énfasis, porque muchas no es Estado, el lugar de los pobres en estos
de las afirmaciones que voy hacer, algunas po- procesos. Es decir, pareciera que muchos de
lémicas y otras que fácilmente no se pueden estos discursos que echamos vienen desde un
compartir, tienen que ver con un lugar social. arriba que se sigue relacionando con el abajo
Hablo desde la realidad colombiana, y, en ese en unas características muy particulares, por
contexto, lo hago desde tres tipos de prácticas, eso, cuando uno habla en el país más desigual
que llamaría tres tipos de búsqueda que inten- del continente, ya superamos ahora que tiene
tamos hacer. que hacerse un tipo de preguntas diferentes a
las que se hiciera viniendo de otro lugar.
En primer lugar, hablo a partir del Proyecto
Planeta Paz, donde intentamos preguntarnos En segundo lugar hablo a partir de la Expedi-
por el lugar de los sectores populares de este ción Pedagógica Nacional, que se planteó ir a
país. En ese sentido, ustedes encontrarán en mi buscar en la escuela, en esa escuela pública

* El presente texto es una corrección de la versión transcrita de la conferencia del doctor Marco Raúl Mejía.

61
colombiana, permanentemente herida por las niñas todas estas cosas que hemos disputado
degradaciones de la ministra de educación en en lo social, y en ese sentido plantear que a los
los periódicos y en las emisoras, nos fuimos niños colombianos, si queremos formarlos no
a buscar la riqueza pedagógica de este país, para la guerra sino para otras cosas, tenemos
y nos hemos planteado un reto metodológico que educarlos desde muy pequeños; estamos
que intentamos resolver desde todas estas re- trabajando con niños desde los cinco hasta los
flexiones que voy hacer de la globalización, 18 años, y es necesario construir procesos que
de construir el atlas pedagógico alternativo no sólo les permitan remover la estructura de
de Colombia, en el cual hemos recorrido 192 la escuela que tenemos, sino también recono-
municipios, y tenemos para mostrar 3.600 cer la vocación regional en esos procesos que
experiencias de maestros y maestras colom- ellos trabajan. Por eso pido que muchas de las
bianos de carne y hueso que dignifican la es- cosas que voy a decir sean leídas con base en
cuela colombiana, y que no se someten a los esas tres prácticas.
estándares patrocinados a nivel internacional
por la banca multilateral; es decir, los movi- Básicamente la hipótesis que planteo acá y
mientos de resistencia están en el territorio y voy a sostener durante estos días en los es-
hay que tener ojos para verlos, y ésa es la gran cenarios donde me voy a mover, es que asis-
enseñanza de la expedición pedagógica: que timos a un cambio de época que genera un
así hoy intentemos hacer un atlas virtual para fenómeno global que desborda el fenómeno
poder dar cuenta de esa riqueza pedagógica mundial e internacional anterior; que hay real-
de Colombia utilizando los últimos elementos mente un cambio que ya ha sido capitalizado
de la globalización, es el mundo local el que desde el poder del capitalismo globalizado,
vuelve a hablarnos desde una sordera globali- y ese cambio que se da genera un fenómeno
zada que no permite reconocer las voces lo- global recompuesto por el capitalismo como
cales y el sentido de esas resistencias que se globalización, y al recomponerlo con nombre
comienzan a construir en lo local. de globalización construye un proyecto de po-
der aparentemente homogéneo, y por eso el
En tercer lugar menciono el programa Ondas gran proyecto es la homogeneización. La gran
de Conciencias, en donde nos hemos plantea- tragedia para los que vivimos en el mundo del
do un reto en esta asesoría, y es que si estamos sur, para los grupos más vulnerables de la so-
realmente en un mundo con las características ciedad, para las regiones y para el Sur que ad-
que voy a comentarles más tarde, es necesario hiere el Norte, es que se nos está imponiendo
plantearnos el problema de la investigación un modelo de ser humano, de desarrollo no
haciendo transversal la condición humana. Por coherente con el cambio de época, sino co-
eso en el programa Ondas de Conciencia este herente con el proyecto de control capitalista.
año estamos atendiendo 218.000 niños, niñas Entonces estamos confundiendo el cambio de
y jóvenes colombianos, poniendo la investiga- época con la modernización capitalista, y ter-
ción como estrategia pedagógica. Siempre he minamos de idiotas útiles haciendo esa tarea
dicho que la vida le da a uno proporcional- de modernización, porque no estamos cons-
mente cuanto uno la trabaje, y creo que llegar truyendo, precisamente lo que desarrollamos
al programa Ondas como asesor pedagógico son globalizaciones, pues no hay una única
investigativo ha sido una maravilla, porque ha globalización, hay muchas globalizaciones, y
sido poner en un programa grande de niños y esas globalizaciones se constituyen desde el

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


62 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
escenario local, es decir, el escenario globo de la globalización propuesta por las grandes
local ha sido destrozado y se ha convertido en trasnacionales y el Grupo de los Ocho (sobre
escenario glocal. lo que luego daré datos, porque ellos produ-
cen ese tipo de control). En ese sentido planteo
Hace poco, en una conferencia ante el ejecu- que los procesos de resistencia se hacen desde
tivo de FECODE, a raíz de todas estas discu- la glocalización, o sea de la capacidad de re-
siones del Plan Decenal, les decía que el gran conocer lo global en lo local, y enfrentarlo es
error de la lucha social que ellos mantenían la posibilidad de construir procesos alternati-
es que seguían en un modelo de movimiento vos y de resistencia, es decir, las resistencias,
social de la década del setenta que se había los nuevos movimientos apenas están sien-
agotado, y que era necesario crear los mode- do creados, se están construyendo, y los que
los de la década del 2000, y una de las carac- habitamos el territorio tenemos la obligación
terísticas visibles para entender ese sentido era histórica de construir esos procesos. Perdonen
que mientras ellos seguían en la calle gritando que me haya alargado un poco en la introduc-
contra el Banco Mundial, como si éste estu- ción, porque ése es más o menos el horizonte
viera en Washington, el Banco Mundial hacía en el que me voy a mover en las conferencias
el trabajo en la última escuela de la última que voy a tener, es el horizonte que va a pre-
vereda del país, donde hay una maestra y un dominar, para que lo tengan como referencia
maestro haciendo estándares y competencias quienes estén interesados en ellas.
acríticamente, mientras el sindicato sigue lan-
zando consignas sin plantear alternativas a esa Yo voy a presentar hoy cuatro puntos en esta
propuesta, para que el maestro de la última conversación:
vereda pueda hacer un trabajo de resistencia, 1. Voy a mostrar cuáles son los componentes
esto es, un trabajo alternativo. Estamos en un de un cambio de época; un cambio de épo-
tiempo en el cual una de las características es ca que está ahí, que es parte de las fuerzas
que no es posible construir protesta sin pro- productivas de la sociedad y con el cual
puesta, o sea que se nos acabó el adentro y el tenemos que dialogar.
afuera, y ése sí será un problema grandísimo,
porque si todos estamos al interior del proceso 2. Voy a mostrar cómo se produce, en un fenó-
significa que tenemos que tomar partido. Por meno muy curioso, un cambio del control
eso el primer ejercicio de resistencia es reco- capitalista de la sociedad, pero a la vez que
nocer cuál es la globalización que yo vivo, ocurre un cambio del control capitalista se
es decir, cómo se produce esa globalización produce un cambio en la manera como se
en plural, en mi historia y en mi vida. El año crea el poder capitalista de la sociedad.
pasado se publicó mi libro, son tres tomos, y Aquí me muevo con autores que sostienen
el primero se llama Globalizaciones y educa- que no estamos frente al mismo capitalis-
ciones, entre el pensamiento único y la nueva mo de los años sesenta y setenta, que es un
crítica, y entonces lo que sostengo, para cerrar error seguir creyendo que estamos frente al
la hipótesis que planteo, es que hablar de glo- mismo capitalismo, y por eso muchos de
balizaciones en singular es una forma ideoló- nuestros análisis están muy equivocados,
gica que ha construido el grupo capitalista que porque estamos confundiendo el contra-
controla la globalización, para hacer creer que dictor, que ha cambiado su forma de con-
hay una sola manera de llevar el mundo: el trol y la manera de organizar el poder.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 63
3. Voy a plantear cómo, para enfrentar esa glo- “es que la globalización es un embeleco que se
balización desde el mundo de la periferia, han inventado para producir un nuevo control
el mundo de lo regional y lo local, quedan capitalista”. Yo le salí al paso a ese debate, y
unas tareas muy precisas frente al proble- les decía que para nosotros que venimos de la
ma en tres niveles: un primer nivel, tareas educación popular no es posible educar a un
en torno a la construcción de lo público, y pobre del 2000 de la misma manera que edu-
qué significa la reconstrucción de lo públi- cábamos a un pobre de los setenta y ochen-
co en un continente como el nuestro, en ta, es totalmente distinto el mundo que se ha
un país como el nuestro; el segundo nivel construido en estos treinta años, ha cambia-
es cuáles son esas tareas, de lo que sería la do el escenario de incidencia, y al cambiar el
organización de la sociedad civil, una nue- escenario de incidencia significa que hay una
va re-politización de la sociedad civil, y el profunda modificación de esos procesos, por
tercer nivel, sería la tarea de construir los eso decimos que estamos frente a un cambio
movimientos de la sociedad para compo- de época, no una época de cambio.
ner realmente esos procesos de resistencia.
Si pudiéramos trabajarlo largamente pudié-
4. Quiero cerrar, y dejar ahí un empate con la ramos decir, en algunas líneas de sociología
siguiente conferencia, haciendo mención del trabajo, que estamos asistiendo a la cuarta
de los retos en algunos aspectos de la edu- revolución productiva en la historia de la hu-
cación, lo que llamaría “comunidad del
manidad. Menciono rápidamente las anterio-
aprendizaje”, para poder luego abarcar so-
res, que lo pueden encontrar en algunos libros
bre por qué la crisis de la universidad y por
de sociología y economía: la primera, la de la
qué no nos podemos equivocar con la uni-
agricultura; la segunda, la de las herramientas
versidad; porque aquí se viene es a plan-
metálicas; la tercera, la del vapor, y la cuarta,
tear lo mismo: ¿vamos a ser la universidad
la que estamos viviendo, la de la microelectró-
sólo de la globalización capitalista o vamos
nica, y esta revolución, la de la microelectró-
a ser la globalización del cambio de época,
desde el Sur, desde la periferia y desde las nica, va a tener un impacto sobre la sociedad.
particularidades de nuestro territorio? Este En el segundo capítulo de mi libro muestro
es un poco el sentido de la conversación las modificaciones en el mundo del trabajo,
para hoy. es decir, las modificaciones en el mundo del
trabajo van a llegar con unas características
tan específicas que se produce otro tipo de
Punto uno: cambio de época trabajador, sobre otras bases, y hay elementos
Creo que esta afirmación a veces hay que ha-
que lo confirman; en el tercer capítulo abarco
cerla muy tajantemente porque, yo, por ejem-
todas las modificaciones en el lenguaje, qué
plo, que me muevo mucho con movimientos
significan esas modificaciones. Por ejemplo, el
sociales, encuentro que la gente hace afirma-
ciones como: “es que lo que estamos viviendo acceso a lo digital, esa pelea que tenemos con
hoy es lo mismo que vivimos en los sesenta”. los muchachos sobre si leen o no leen, si lo
Hace poco en Bolivia tuvimos un debate en un que están es a punta de televisión perdiendo la
seminario que convocaron los del Ministerio lectura; es un debate bien complejo, porque el
de Educación de Bolivia sobre educación po- problema no sólo es si lo están haciendo, sino
pular, todavía teníamos posiciones que decían: cómo están produciendo cultura los jóvenes

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


64 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
de hoy, y cómo tienen acceso a los lenguajes están pegados, por eso hoy no podemos anali-
y al mundo de los lenguajes. zar lo de la universidad sin plantearnos cómo
se da ese problema de información y conoci-
Miremos cinco características de esa revolu- miento, porque aparece la pluralización del
ción científico-técnica que vivimos actual- conocimiento y formas del conocimiento de
mente, digamos que uno de los grandes giros distinto orden.
es que la revolución científico-técnica de la
microelectrónica (que para algunos autores es La cuarta revolución es la telemática, que no-
la tercera revolución industrial, la primera fue sotros la vivimos a partir de la internet y las
la del vapor, la segunda la de la electricidad y transmisiones vía satélite. Hay quienes dicen
la tercera es la revolución microelectrónica), que los pobres están siendo integrados por los
ha producido en los últimos 50 años cinco niveles más bajos, por la transistorización y
revoluciones tecnológicas al interior de ella, por la imagen. Les doy un dato: en un semina-
cada una con profundos impactos culturales rio que tuvimos en México, una investigación
y sociales que sería una maravilla que tuviéra- planteaba que los niños y jóvenes mexicanos
mos tiempo de ampliar: de 8 y 16 años estaban viendo entre 1.400 y
2.050 horas de pantalla [al año], y sólo esta-
La primera es la revolución de la transistori- ban yendo a la escuela 750 horas, es decir,
zación, que tiene que ver con el paso de la ahí hay un cambio cultural que es producido
electricidad a la microelectrónica, y aunque de alguna manera por estas transformaciones
no podemos hacer ahora el análisis, piensen lógicas.
no más en la radio, en cómo llegó la radio a
nuestro país y lo que eso significó en las cul- Lo anterior conlleva profundos replanteamien-
turas campesinas o en las culturas urbanas po- tos, y por eso no podemos pensar la ética, por-
pulares. que a veces la abordamos como si estuviera
por allá en la estratosfera, en un mundo donde
La segunda revolución es la de la imagen, los elementos de la cultura que constituyen la
constituida por la llegada del televisor a nivel base de la ética se han transformado y traen
mundial en los años cincuenta; en nuestro país una infinidad de nuevos problemas para todas
fue a finales de los cincuenta y comienzos de las profesiones y todos los procesos en la so-
los sesenta. ciedad. Digamos entonces para nosotros, que
somos educadores, que esta revolución cientí-
La tercera revolución tecnológica es la de la fico-técnica tiene como base el conocimiento,
informática. Como les digo, voy por el tipo de y un conocimiento que culturalmente llega de
análisis que preferiría hacer pero no puedo de- otra manera.
tenerme. Sin embargo, en ese análisis se discu-
te mucho por primera vez la memoria, que es Los dos ejemplos los pongo porque son los dos
sacada del cuerpo humano con implicaciones lugares en los que se ve cómo culturalmente
profundas en el área cognitiva, y derivada de se está haciendo el cambio. Se dice que si hoy
ella es la informática; por primera vez hay una resucitara uno de nuestros abuelos o bisabue-
separación que no es clara entre información y los, muerto en la década del cincuenta, ten-
conocimiento, es decir, vivimos en sociedades dría que aprender a manejar entre 8 y 72 apa-
en las cuales la información y el conocimiento ratos, dependiendo de la clase social en la que

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 65
resucite, porque la posesión de aparatos se ha manera como se está usando la tecnología en
convertido en parte de la nueva configuración educación en el país. En las posiciones más
simbólica de las clases, hay una reestructura- progresistas, la tecnología produce cultura, la
ción de las clases en torno al consumo de los tecnología no es simplemente el uso de apa-
aparatos, pero en los dos extremos. Se plantea ratos artefactos, yo en ese uso construyo una
que si hoy resucitara el mejor médico neuroci- relación que se da de otra manera. Por eso en
rujano no estaría en condiciones de operar en cuanto a las últimas investigaciones les reco-
un quirófano moderno, porque ese quirófano miendo a Simmone, un autor italiano en la ter-
ha sido transformado en un 95%. cera fase, que ha venido trabajando y tiene el
último texto en italiano que se llama “La mul-
Hace poco, el año pasado, daba una confe- tidiversidad de la negatividad”, donde afirma
rencia inaugural en un encuentro binacional que la ingenuidad de este tiempo es creer que
de médicos en la que mencionaba esto, y al estamos usando los aparatos objetivamente y
final levanta la mano el doctor Marcos Fonse- sin intereses, y él dice que el aparato tiene cin-
ca, uno de los principales neurocirujanos co- co cosas:
lombianos, y me dice: “tocayo, le voy a dar un
dato para que lo agregue la próxima vez que 1. Tiene un lenguaje
diga eso: en mi profesión de neurocirujano, 2. Tiene una narrativa
ese médico del cincuenta no está en condicio- 3. Tiene una lógica
nes de operar hoy, porque hemos aprendido 4. Tiene una forma de orientar la acción
más del cerebro en estos 50 años que en el 5. Tiene una forma de producir juicios impor-
resto de la historia de la medicina, es decir, tantes o formas morales
todo se ha transformado”. Empezaron a surgir
cambios, él acababa de llegar de un seminario De la lógica: todos los aparatos están construi-
de actualización en Francia y comenzó a mos- dos en un sistema, los matemáticos de base
trar cambios, es decir, las dos puntas. dos binario (0, 2, 4, 8, 16, 32, 64…), todo el
pensamiento occidental anterior desde Aris-
¿Cuál es el elemento? El elemento es que el tóteles, y ahí vamos a tener discusiones muy
conocimiento, bajo forma de tecnología, ha serias. Yo estoy terminando en este momen-
comenzado a llegar a la sociedad, y ahí nos to un texto sobre la crisis de la investigación,
encontramos con un problema bien importan- para mostrar cómo la lógica de Aristóteles,
te: la tecnología comienza a hacer parte de la elemento que nos ha acompañado durante
cultura de la ética, y a veces hacemos una lec- 2.400 años, entra en crisis, la manera como
tura de lo local como si no tuviera que ver con está construido todo; el pensamiento anterior
eso, como si eso no lo afectara, y por ejem- está fundado matemáticamente en base 1 ló-
plo todas las formas de sexualidad de nuestros gica matemática secuencial o base 10, como
jóvenes están siendo modificadas (luego les dicen más rigurosamente los matemáticos. Por
cuento una anécdota del debate de sexuali- eso nosotros pensamos: 1, 2, 3, 4…
dad para ver esos elementos, es decir, cuan-
do accedamos a otros aspectos). Quiero aquí Causa – efecto: ¿Esto de dónde vino?, ¿Para
plantear la tesis fuerte que tenemos en debate dónde va? Por eso el mundo de hoy se cons-
en este momento en el ámbito educativo con truye en red y se construye a través de flujos,
eso de “computadores para educar”, con la y si ustedes quiebran una hoja y la van sepa-

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


66 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
rando en base dos, cuando usted la deshace pregunta, de organizar esto, es impresionante
se encuentra que cuatro está aquí, está aquí, cómo se refieren al desencanto de la escuela.
aquí, aquí. En el otro sistema, cuatro está aquí Claro, nuestra escuela tuvo como base el texto
en un punto, esa especialidad ha conforma- escrito, fue la gramática de la escuela; yo sos-
do una lógica distinta. Hay un autor que les tengo que la crisis de las reformas educativas
recomiendo, Pierre Clevick, francés, que trata en Latinoamérica —estamos entrando en las
sobre las tecnologías de la mente, y que mues- de cuarta— es que se sigue resolviendo la edu-
tra cómo esas tecnologías están transformando cación para el capitalismo globalizado, pero
y reorganizando los procesos en los que nos no para el cambio de época, y entonces in-
movemos, pero no sólo es un cambio en esa troducen los estándares, las competencias. La
lógica, les sugiero que charlen con los profeso- señora que fue la creadora de los estándares
res de matemáticas acerca de lo que significa en Estados Unidos, en el gobierno de Clinton
pasar de base 0 a base 2, ustedes lo están vien- en 1992, ahí está en estos días en un debate
do en los televisores de plasma, o sea, no ve- durísimo, porque hay una modificación pro-
mos 460 líneas, sino que vemos 8.000.000 de funda. El lenguaje construye mundos, sentidos
mega píxeles, porque es un mundo construido y significados, miren en internet, entren para
en red, distinto a un mundo que se constituye ver ese quiebre, porque es fácil verlo, lo que
simplemente como proceso secuencial. pasa es que no tenemos ojos para mirar estas
nuevas realidades en el mundo de nuestros jó-
Estamos también frente a una modificación y venes, díganles a los jóvenes, a su hijo, a su
una ampliación de los sistemas de lenguaje hija, al estudiante, que les permitan entrar a
construidos en la historia de la humanidad, los mensajes que envían por internet; noso-
por eso ese cambio tecnológico no es simple- tros, los que ya tenemos canas o nos las teñi-
mente cambio tecnológico, es un cambio que mos, normalmente sólo mandamos cartas por
afecta las formas del lenguaje, ya hay estudios internet.
que muestran cómo estamos accediendo al
tercer lenguaje en la historia de la humanidad. Nuestra cultura es de texto escrito. Estos jóve-
Les vuelvo a remitir a Simmone, y en Colom- nes manejan cuatro lenguajes: mandan texto
bia a los estudios de Jesús Martín Barbero. He- escrito; envían texto auditivo; mandan imá-
mos tenido: el lenguaje oral: comienzo de la genes, y han ido creando un lenguaje deduc-
constitución de la agricultura; el lenguaje es- tivo complejo, creado en esa interacción, en
crito: mundo fenicio del comercio, hace 7.200 el ciberespacio, tanto que Emilia Ferrero, que
años; y hoy asistimos a la creación del tercer es nuestra maestra clásica de estos temas de
lenguaje que algunos llaman lenguaje digital, lecto-escritura en el continente, ha venido pu-
otros llaman lenguaje icónico, nuevas formas blicando unos textos donde muestra que no
de semiotización, etc., que no alcanzan a podemos enseñar a leer y escribir como lo es-
configurar esos procesos. Ustedes saben que tamos haciendo. Es decir, hay un cambio en
el lenguaje no es simplemente operatorio, el la base del lenguaje, por eso no podemos ir a
lenguaje es creador y organizador de mundos, buscar el ahogado río arriba, el problema está
y por eso este desencuentro tan grande que en la sociedad y qué tipo de escuela necesita
tenemos con los niños y los jóvenes. Cuando y cómo construimos el debate, y no podemos
uno hace los talleres con ellos en este trabajo dejar en las escuelas a quienes las han admi-
que ahora llevo a cabo de aprender a hacer la nistrado hasta este tiempo. Llevo conmigo un

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 67
borrador de carta abierta para la ministra de Es decir, los sistemas de lecto-escritura han
educación, cuestionando el Plan Decenal y la modificado un quehacer en el cual, por ejem-
manera como el país no ha sido incluido en plo, hoy hay una ciudadanía hecha en forma
la aparente inclusión, porque sólo han tenido comunicativa, con los problemas que tenemos
cabida los mismos que piensan como ellos, y con estos medios de comunicación. Pero la
sin cabida en las regiones y en el mundo de religión, la Iglesia católica, ¿ustedes han visto
lo local. Es decir, aquí estamos frente a una dónde ha puesto el acento en la llegada del
modificación profunda, ¿vamos a seguir cons- Papa? El acento está en que hoy en Brasil hay
truyendo una escuela realmente? ¿Vamos a 50 millones de fieles de otras religiones, cuan-
poner esta escuela para el cambio de época, do hace 40 años sólo existían 750.000, o que
o vamos a construir una escuela simplemen- hoy en Colombia estamos con cinco millones,
te para las nuevas funciones productivas de y dos mil y punta de expresiones religiosas dis-
un capitalismo que sólo requiere tecnólogos? tintas a la católica, en un país que hace 50
Aquí tenemos unas apuestas fundamentales años era totalmente católico, cosa bien intere-
acerca de cómo comprendemos la tecnología sante, porque no hay crisis de lo espiritual ni
y nos apropiamos de ella para poder dar unos de la búsqueda de trascendencia, lo que hay
debates de feudo. Pero este cambio de época es una crisis de las formas, de formas que no
también ha producido una profunda crisis en responden a este tiempo. Pero también le pasa
los sistemas de socialización y ha producido igual a la familia, según los últimos datos de
un doble fenómeno: crisis en los existentes y la CEPAL, en la década del cincuenta había
emergencia de otros; y tenemos nosotros, no- básicamente en el continente tres formas de
sotras y la Iglesia, que ha tenido una función familia, la investigación que terminaron el año
educadora, uno de sus grandes retos: los cua- pasado muestra que hay 13 tipos de familia
tros sistemas de socialización que han consti- en América Latina, y de esos el 36,6% son fa-
tuido la base de la conformación de la socie- milias monoparentales y el 32% bajo cabeza
dad en Occidente, han entrado en crisis. femenina. Se nos deshicieron los roles de lo
masculino y lo femenino en esta sociedad en
La política y todo el fenómeno tecnológico, 40 años, ¿y cómo va a abordar eso el cristiano
lo comunicativo ha entrado a la política. Con en su pastoral?, ¿cómo lo aborda el educador?,
todo este fenómeno hoy nos encontramos ¿qué les significa construir esos nuevos imagi-
frente a una modificación de los sistemas po- narios de lo masculino y lo femenino?
líticos, las ciudadanías virtuales, las ciudada-
nías globalizadas, las ciudadanías telemáticas La escuela es la que tiene la crisis más profun-
que se comienzan a conformar. da, en la próxima conferencia de la materia
voy a mostrar cómo el saber escolar de la mo-
Hace poco hablaba con Alfredo Guiso, que dernidad está deshecho, y mostraré seis cosas
venía de un seminario internacional de alfa- que están desechas en la forma clásica: el co-
betización, y me decía: “qué lío, ya nadie se nocimiento; las figuras de razón; las subjetivi-
quiere alfabetizar, y cuando se le pregunta a la dades; los nuevos sistemas comunicativos; las
gente por qué, dicen: ¡pero si yo veo todo en formas de interacción, y la institucionalidad.
la televisión ya, para qué me voy a poner en
eso, yo ya sé firmar y sumar lo básico!”. Entramos en una crisis profunda, no podemos
seguir operando en este mundo como si estas

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


68 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
cosas no estuvieran pasando, pero además nos Occidente, tiempo-espacio considerado uni-
encontramos con un fenómeno. Pierre Bour- versal en las tres versiones: lógica aristotélica,
dieu, en un texto clásico que escribió poco an- representación euclidiana y tiempo-espacio
tes de morir, decía que tal vez íbamos a tener eclesial paulino.
que preguntarnos si no estábamos frente a la
emergencia de la quinta institución de sociali- Acaba de salir un libro en Anthropos que se
zación en Occidente, que modifica la relación los recomiendo, se llama: El ideal universal de
con las otras cuatro y les cambia su determi- San Pablo como preludio de la globalización,
nación; y decía que ésa es la crisis generada en donde muestran cómo Occidente se monta
por todo el nuevo fenómeno comunicativo. A sobre tres matrices de universalización: la ló-
veces lo digo muy socarronamente, un día es- gica aristotélica; la matematización euclidia-
tábamos en un seminario latinoamericano en na; y la idea del Dios de San Pablo. Y cómo
Bogotá, y estábamos en la mesa Rodrigo Parra, se constituyen en una matriz occidental, que
Muñoz, Martín Barbero y yo; el seminario se es la que comienza a entrar en crisis en estos
titulaba: “Lo que pensamos sobre la crisis de momentos. Pero para lo que nos interesa, la
los jóvenes”. Comencé la conferencia dicien- idea de tiempo y espacio, sobre la cual se dio
do: es un absurdo que para este tiempo nos el encuentro humano, está siendo transforma-
pongan ese título, porque viendo quiénes esta- da por el surgimiento de un nuevo momento
mos aquí sentados, que hemos escrito muchos en la historia de la humanidad del tiempo-es-
libros y andado por muchos lados, si somos pacio, y un nuevo momento de la historia de
honestos esto se debería llamar: lo que pensa- la humanidad del encuentro humano, se los
mos los adultos en crisis sobre las transforma- menciono pálidamente porque esto tiene que
ciones de los jóvenes. La crisis más profunda ver profundamente para pensar lo regional.
es la de nosotros, nosotros que venimos ope-
rando en sistemas de control de poder. Cuánta La primera forma de encuentro humano fue
dificultad tiene un profesor para reconocer en la interacción. En sus estudios, Desmond Mo-
clase que un alumno puede saber más que él rris muestra claramente y antropológicamente
de informática y de múltiples cosas, con in- cómo se da eso:
formación a la que tiene acceso por medio de
un mundo en el cual las fronteras del cono- 1. La interacción, el encuentro cara a cara.
cimiento se rompieron, pero nos cuesta mu- 2. La constitución del mundo local que se es-
cho; estamos en un tiempo en el cual hay una tablece en la agricultura.
transición hacia nuevas formas, y transición 3. El mundo regional, que se constituye sobre
significa búsqueda. Me decía esta semana en los excedentes.
Uruguay Ricarlo Cetrulo, que hay que tomar 4. El mundo nacional, siglo XVII, tratado de
la idea latina de crisis, que es movimiento y Westfalia, sólo se consolida en el siglo XIX,
cambio, y no darle el sentido griego que im- cuando se creyó que la nación era la gran
plicaría llenarla de un contenido que le diera meta, y que íbamos a llegar ahí.
otra posibilidad. 5. El espacio internacional, lo nacional crea
lo internacional, hay que atravesar la fron-
Para cerrar este primer acápite aquí viene el tera para ir.
punto de quiebre, este mundo de cambio nos 6. Pero aparece el espacio mundial, que es
entrega una modificación del tiempo-espacio fundamentalmente generado por la lógica
que nos acompañará durante 2.000 años en de expansión del capitalismo.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 69
7. Y ahí aparece el espacio global, que es posibilidades, pero ese tiempo-espacio llegó
agenciado de algún modo por toda esa re- al conocimiento. ¡Y ojo! Para los filósofos se
volución científico-técnica, y que su base produce una crisis en la representación, y ya
es romper la idea de tiempo-espacio. saben los filósofos lo que nos ha costado cons-
truir una idea de representación durante 2.000
Mientras trabajaba un poco sobre la nueva años, para que ahora se comience a deshacer,
guía de investigación de los niños, estábamos porque aparece la idea de simulación como
con unos físicos, y el físico me decía: eso ya una nueva forma de relación entre el ser huma-
se dio. Toda la física cuántica es el replantea- no y la naturaleza, que construye expresiones
miento que trae la física cuántica cuando tiene de otro tipo y reorganiza sus sistemas. Nos en-
que ir a las unidades de materia menores que contramos en un mundo en el cual ese cambio
el átomo. Pero pongámoslo más sencillo: si es tan potente que esa idea de tiempo-espacio
ustedes se dan cuenta, hoy, cuando estamos ha generado fenómenos como, por ejemplo,
sentados en casa, en el mundo doméstico, y la velocidad del cambio en el conocimiento y
nos viene el televisor, terminamos en la esfera nuevas formas más allá de la representación,
de lo doméstico con la mediación del aparato, hoy, en este mundo de cambio de época, no
que es una condensación de procesos científi- en el de las globalizaciones. En el mundo glo-
cos de la física, recibiendo la información del bal se produce un fenómeno en el cual todos
otro lado del mundo. Veíamos en CNN todos estamos incluidos de manera desigual, es de-
los bombardeos de los israelitas a los pales- cir, se produce un fenómeno en el que yo, en
tinos desde aviones, y lo vimos en directo, y un tiempo-espacio global construido por las
ellos están ocho horas después que nosotros y nuevas tecnologías, acerco lo lejano y alejo lo
nosotros lo vimos ahora. Estoy ubicado en la cercano, por eso hoy tengo la posibilidad de
pura esfera doméstica, y lo veo desde mi casa, ir a muchos lugares sin viajar. Renato Ortiz ha
y se produce un fenómeno en el que me con- construido una bella metáfora, el cambio del
vierto en un cosmopolita doméstico. Es decir, tiempo-espacio, dice, me convirtió en un via-
aunque me quiera aislar el fenómeno me lle- jero de lo doméstico a lo global, sin tener que
ga. Otra noche estábamos en un debate sobre montarme en un sistema de transporte. Una
educación, y una persona amiga que andaba nueva forma de lenguaje que se constituye y
en un seminario en Tailandia me buscaba, por toma una nueva forma en lo digital, es decir,
lo de la carta para la ministra, llegué a las nue- esta nueva forma global me permite atravesar
ve de la noche y entré a chatear con él con los otros espacios, y eso va a recomponer lo
cámara, y él estaba 12 horas después, al día local y va a recomponer lo regional profun-
siguiente pero en el mismo instante, que es damente.
un tiempo-espacio distinto, yo a las nueve del
miércoles en la noche, él a las nueve del día, Punto dos: cambios en el control
un día después; comenzamos a comunicarnos
del capitalismo
para hablar en esta instantaneidad, en un fenó-
meno de desterritorialidad. Esto produce una profunda reestructuración
en la organización de la sociedad, les voy a
Ese va a ser uno de los grandes problemas, dar un dato para hacer el giro: los economistas
se produce un fenómeno en el que yo entro miden los ciclos de crecimiento por el cleatil
y, al entrar, ese fenómeno produce múltiples de sumandos y por 20 años. Se consideraba

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


70 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
que en la historia de la humanidad el perío- norte ganaba 12 dólares, y en 12 años de
do de más alto crecimiento de la riqueza en transformación comenzó a ganar $4,65 dó-
el mundo ha sido el período 1980–2000. El lares.
período anterior es 1860–1880, que fue la in- 2. El que nunca terminó una carrera.
troducción de la energía en los sistemas pro- 3. El que la terminó y nunca se actualizó.
ductivos, por eso es el punto 2. 4. El que se quedó en sistemas profesionales
que han comenzado a desaparecer y que
Estamos frente a una reorganización del ca- no tienen funciones en la sociedad.
pitalismo. Edgar Morin dice: estamos frente
al desembarco de un nuevo capitalismo en Hay un estudio que muestra que en el 2025
el mundo, es decir, ese cambio de época es cerca del 32% de las profesiones actuales no
aprovechado y trasladado a la lógica capita- van a existir, y eso significa un reto grandísimo.
lista para construir su reorganización y su for- Por eso la segunda característica de ese capita-
ma de control. En este punto, por ejemplo, di- lismo, es que acumula en el trabajo abstracto,
siento de algunos que vienen de una tradición en el trabajo subjetivo; por eso se vuelve tan
marxista más fuerte, que lo único que están importante el conocimiento, y por eso de nue-
viendo es un cambio de las formas de explota- vo el mundo se vuelve dual: entre quienes han
ción; yo me muevo en una corriente que dice: sido incorporados en ese trabajo abstracto y
hoy asistimos a una segunda revolución del quienes no lo han sido, lo cual produce una
capitalismo, de aquello que dijo Marx en el dualización del trabajo simple; ustedes lo ven,
Manifiesto comunista, que la burguesía era re- nos estamos llenando de maquilas, la maquila
volucionaria. Hoy vuelve a convertirse, claro lo único que hace es colocar trabajo simple,
que bajo sus condiciones y sus características, es triste ir a Centroamérica, a Guatemala, y ver
pero la dificultad está ahí. esa ciudad llena de maquilas, en San Pedro –
Sula se encuentra la Samsung coreana maqui-
Enumero tres características rápidas de ese lando el ensamble de sus productos. ¿Por qué?
cambio en la reorganización capitalista de tra- Porque la hora de trabajo de una mujer corea-
bajo. La primera es que es una acumulación na para ensamblar vale $20 dólares, mientras
fundada en el capital constante, y no en el ca- que con la mujer hondureña, en ese lugar en
pital variable. Dicho de una forma simple, todo donde no hay que pagar derechos de segun-
el modelo capitalista de acumulación anterior da generación, y no hay seguridad social, esa
estuvo fundado en el trabajo simple, hoy está mujer se gana $2,35 dólares la hora. Así, con
fundado en el trabajo complejo, y ese trabajo lo que le pagaban a esa mujer coreana una
complejo hace que el conocimiento genere el hora le pagan ocho horas y media a una mujer
nuevo tipo de asalariado del conocimiento, hondureña, y se produce una reorganización
esa es la importancia de los sistemas educa- de trabajo en el mundo a partir del trabaja-
tivos. El Congreso Mundial de Sociología de dor subjetivo. Tengo en un libro unos datos de
1998 comenzó a hablar de los work poors, los André Gorz, donde éste muestra que hoy se
que se empobrecen trabajando, ¿y quiénes se pudiera hacer un mundo productivo sólo con
empobrecen trabajando?: el 5% de la población, y que, para ese enten-
dimiento de producción y de productividad, el
1. El que nunca terminó bachillerato, a ese resto saldría, y entonces lo que vamos a tener
congreso llegó medido, en el mundo del que comenzar a preguntarnos es, si ése es el

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 71
ideal de desarrollo que tenemos, si ése es el paga por escritura, se paga impuestos luego
desarrollo que necesitamos, si puede estar fun- por ganancias, entonces don Julio Mario se
dado sobre eso, si lo regional puede apoyarse fue e hizo la escritura en este estado de los
sobre eso, ¿cómo se va a dar esa relación? Estados Unidos y dejó de pagar 1.200 millones
de dólares de impuestos que tenía que pagar
La tercera característica de este capitalismo al Estado colombiano, la única que fue capaz
es que se trata de un capitalismo transnacio- de denunciar eso ha sido Cecilia López, en un
nalizado, que va más allá de los capitales na- articulito de los que saca la página editorial
cionales. Aunque ustedes lo han visto, se los en El Heraldo y se lo colocaron por allá. A los
cuento en tres minutos para que no se les olvi- veinte días don Julio Mario, con su fundación
de nunca. En el año 1992 Ardila Lule, capital tan filantrópica, para que pensemos los regio-
de la Cerveza Ricardo Ardila Lule, montó la nalistas nacionales, decide regalar 10 millones
competencia de don Julio Mario Santodomin- de dólares a la Universidad de los Andes para
go, ¿y cómo se la monta? Con la fábrica con educar niños de estratos 1 y 2, para que vayan
tecnología de la más alta producción en Amé- a una universidad buena, decía él. Y el perió-
rica Latina, fábrica Leona en Tocancipá. Sin dico El Tiempo lo pasa en primera página y le
embargo, Ardila Lule nunca llegó a controlar dedica toda la segunda página, y el periódico
más allá del 12% del mercado de la cerveza, El Espectador le saca dos páginas al hecho que
su fábrica estaba improductiva en un 92%, regaló 10 millones de dólares para becas de
Santodomingo le compra la fábrica, ¿y qué pobres, pero nadie le ha dicho que se quedó
hace?, cierra 13 factorías, despide entre 15 y con 1.200 millones de dólares para realizar el
20.000 trabajadores directos, 60.000 trabaja- derecho en el país. Ése es el paso de los capita-
dores indirectos y se va a producir la cerve- listas nacionales a transnacionales, que dejan
za en Tocancipá, con 1.680 trabajadores, y él de tener patria y lo que les interesa es simple-
entiende que no puede quedarse vendiendo mente su sistema de ganancias.
cerveza en Boyacá o en Colombia, y compra
la Cervecería Nacional en Panamá, la Cerve- El grupo hegemónico en este capital se des-
cería Hondureña, el 80% de la cervecería del plaza del industrial al financiero, y este es
Ecuador, la pilsenería en el Perú, parte de la un elemento muy importante de ver, en este
Paceña, una pequeña cervecería en Portugal marco que intentamos poner, lo vieron en este
y otra pequeña cervecería en Holanda. En dos país en el gobierno de Pastrana: crisis en los
años y medio de ese giro terminó siendo la dé- bancos, ocho bancos en crisis necesitan ocho
cima transnacional de la cerveza en el mundo, billones de pesos, para salvarlos de la crisis
y cuando se convierte en eso, la Sab Miller, crean el impuesto del tres por mil, un impues-
la tercera cervecería, le dice que le compra, to que nos lo cobran a todos los colombianos
y él le dice que no le vende sIno que le cam- en el mismo período del gobierno de Pastrana.
bia por acciones suyas, y entonces a don Julio Por la misma crisis financiera 850.000 familias
Mario le dan el 15,1% de las acciones de la colombianas a punto de perder sus casas. Pero
Miller, hoy Bavaria es de la Sab Miller, pero este señor presidente legisló para los ocho
además don Julio Mario dejó de ser capitalista bancos, y se han recogido 13 billones de pe-
nacional y se convirtió en capitalista transna- sos, pero no legisló para las 850.000 familias.
cional, la Sab Miller hace sus escrituras en un Hoy ustedes, cada uno de ustedes debe tener
estado de los Estados Unidos, en donde no se familiares o conocidos en este país entre los

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


72 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
236.000 colombianos que tuvieron que devol- tecnológicamente, muy interesados en actua-
ver sus viviendas al sistema financiero porque lizarse en conocimiento, cosas que son muy
se hicieron impagables, porque se legisló para importantes, no digo que no lo sean, he visto
el sistema financiero, pero la legislación para estos colegios llenarse de laboratorios, y les
el colombiano de a pie llegó tarde. dije: ustedes están haciendo la adecuación a
la modernización capitalista, y van a repetir la
Tengo en mi libro, muestro con datos, cómo misma historia latinoamericana del siglo XX,
en la economía mundial que explica esto el cuando formaron individuos exitosos en socie-
sistema financiero mueve en 12 días lo que dades fracasadas; las personas formadas en los
el sistema industrial mueve en todo un año. centros escolares de la Iglesia católica fueron
¡Claro!, pero si fueron los que más aprovecha- los grandes dirigentes políticos del siglo XX,
ron toda la tecnología, el cambio de época, y si la Iglesia no replantea su visión de lo hu-
toda esta cosa tan bonita que yo les planteaba mano, su visión de lo ético, va a repetir en el
en mi primera reflexión de lo virtual, de que siglo XXI, por tanto va a tener que preguntarse,
ahora puedo hablar con mi amigo en Tailan- ¿cuál es la responsabilidad de gente que roba
dia. Ellos lo supieron hacer perfectamente, y toda la semana y se confiesa el domingo y va
hoy las grandes transacciones financieras son a misa el domingo? Vamos a tener que cam-
del mundo virtual, tanto que Toby, el premio biar el tipo de cristianismo que tenemos. Por
Nobel, ha propuesto que para que arreglemos eso el proceso de biopoder, yo digo, es lo más
el problema de la pobreza en el mundo, cree- bello, es la manera como hoy la naturaleza y
mos —él creó el movimiento Atak, búsquenlo la vida se convierten en capital, miren a todos
en internet— los impuestos al sistema finan- los sistemas, los sistemas del cuerpo, una nue-
ciero en el ciberespacio, y él muestra cómo se va subjetividad basada en esos sistemas, todos
puede hacer, y dice que si le pusiéramos un los sistemas de la naturaleza, la biotecnología.
impuesto de 0,3% a todo lo que se mueve en Hemos llegado a límites donde el yagé, el be-
el ciberespacio, en 10 años tendríamos solu- bedizo que toman los indígenas del Putuma-
cionado el problema de la pobreza aquí. Es de- yo de la zona de Brasil, Colombia, Ecuador
cir, cambia el sistema hegemónico y cambian y Perú, ha sido patentado por un laboratorio
las formas hegemónicas y se construye nuevo norteamericano como droga psiquiátrica, y la
sector de servicios, pero emergen los nuevos Conal —la Confederación Nacional Indíge-
factores centrados en el biopoder, y el primer na— de América Latina presentó una deman-
lugar del biopoder es el ser humano, donde el da y perdió, está en contra demanda porque el
conocimiento se convierte en el factor básico yagé es un psicoanálisis muy barato, y está ya
de producción, pero es un conocimiento en entrando a esos límites, es decir, ese biopoder
favor del proceso productivo. toma múltiples formas.

Hace dos años o más inauguraba el congreso Hay un cambio que nosotros no estamos vi-
de educación católica en Brasil, lo digo por- sualizando mucho y es el que más impacto tie-
que me siento éticamente obligado a decirlo, ne en educación: estamos pasando de un mo-
y en una conferencia que fue muy dura, les delo de producción constituido en el fordismo
decía que a la Iglesia católica en educación a un sistema de producción en el posfordismo
la veo repitiendo la misma historia del siglo y en el toyotismo, por eso la idea de calidad ha
XX, están muy preocupados por modernizarse tomado tanto auge, el fundamento del modelo

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 73
toyotista es la calidad, por eso no hay hoy cosa se da el consenso Washington, el 81% de la
más en debate que la calidad. ¡Ojo! No estoy riqueza del planeta creada anualmente se iba
en contra de la calidad, al contrario, me mue- al 20% de la población, cuatro años después
vo en las posiciones que dicen que no hay que era el 86% de la riqueza del planeta creada en
hablar de calidad, lo que digo es que es un este año para el 20% de la población, por eso
concepto profundamente polisémico, y que la tenemos que preguntarnos: ¿en qué lugar de
idea de calidad depende del ser humano y del ese proceso nos inscribimos nosotros? Y por
proyecto social y de organización de la socie- eso la primera pregunta que se hace uno, para
dad que se tenga, y que no podemos dejar que comenzar a tener distancia de esos procesos
los tecnócratas nos asalten ahora con una idea es: ¿Cómo se da esa globalización en mi reali-
de calidad; pero eso tiene que ver es con el dad? ¿Cómo la vivo en mi realidad? ¿Cómo la
sistema organizativo, por eso la organización vive el desplazado en estas ciudades? Así vea
del currículum en esta sociedad está dada so- televisión, así vaya a internet, la globalización
bre esas bases. se sufre en el mundo local, que se ha constitui-
do como mundo global. No podemos seguir
Punto tres: tareas frente a la globa- haciendo un discurso optimista sobre globa-
lización, porque la globalización es singular,
lización
es el proyecto de las 500 transnacionales, del
Por eso nos encontramos frente a un problema Grupo de los Siete, de ese 20% de la pobla-
de fondo, cómo entramos allí los del mundo ción, para que el mundo siga así. Yo tengo una
del Sur, los que vivimos en la periferia, y ahí seria discusión con las entidades internaciona-
tenemos una de las grandes discusiones: acep- les, en 1974 las entidades internacionales pro-
tamos el proyecto de modernización propuesto metieron destinar el 0,7% para cooperación
por el capitalismo globalizado o nos movemos internacional y garantizaron que en el 2000
en un proyecto de cambio de época que sea los niños estarían totalmente escolarizados y
capaz de recoger los elementos para nuestras no habría desnutrición, “1974”; en 1992, en la
realidades. Los últimos datos de las Naciones reunión de Jomtien, plantearon que en 2005,
Unidas son muy claros: 2.800 millones de per- que ya no era en el 2000, pero que sí en el
sonas siguen teniendo hambre en este mundo, 2005, y ahora se vuelven a reunir en Dakar
221 millones son latinoamericanos, el 83% para decir que va a ser en el 2015, pero en un
de la energía del planeta es consumida por el mundo con estas relaciones de poder eso no
16% de los habitantes del planeta, el 86% de es posible. No es posible que sigamos hacien-
las basuras es producido por el mismo 17%. do análisis sin entender las relaciones de po-
Acuérdense de la famosa metáfora de la copa der que se mueven, cuando hemos construido
de champán cuando el consenso de Washing- un sistema internacional que tiene un discurso
ton nos prometió que ahora iba a haber cre- progresista y un sistema económico que tiene
cimiento, y como la copa de champán estaba un discurso sólo en función del mercado del
llena iba a comenzar a caerle a los pobres, y individuo y de una forma de organización de
en 1996, para promover en el mundo el con- la sociedad. De ahí que lo local no puede ser
senso Washington, publican la famosa copa pensado sin pensar cómo nos insertamos en
de champán porque ahora se iba a comenzar las globalizaciones, cómo vivimos en plural
a regar, porque ya no había para dónde crecer las globalizaciones, ese cuento de la globali-
más y la volverían una copa de vino; cuando zación es parte de la forma ideológica de los

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


74 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
grupos de poder para decir que allá tenemos hay múltiples formas de ciudadanía. Por eso
que ir, que ése es el mundo, entonces nos —dos—, es necesario atender la polisemia de
mandan los estándares. los términos, hoy no hay términos con len-
guaje unívoco, ustedes lo han visto. Se cuenta
A comienzos de este año (2007) estuve en en alcaldías progresistas con normas Icontec
Washington, en un debate sobre estándares, y de calidad, y léanse la facultad de los Icon-
la señora Diana Raviz, quien fue la creadora tec diciendo: es que hemos logrado trasladar
de los estándares, anda acorralada, hay rebe- la empresa a la escuela con un trabajo muy
lión de los estados de la unión, y acá en Amé- sufrido, y pone 176 colegios, la mayoría, mu-
rica Latina andamos haciendo la tarea de los chos de ellos católicos, que no fueron capa-
estándares, que acaban de caer en la crisis chi- ces de pensar la calidad de otra manera y la
lena, los pingüinos con su revolución educa- construyeron simplemente de acuerdo a unas
tiva desbarataron el sistema educativo chileno normas Icontec, que es un sistema de calidad
y obligaron a cambiar la 12, la ley orgánica de gringo logrado en el 46, en donde no se piensa
educación, ese modelo. Cuando me monta- la pedagogía, no se piensa en el niño, no se
ba en los aviones para el mundo del Sur y me piensa en el maestro, se piensa sólo la función
encontraba a los funcionarios del Ministerio administrativa, porque ahí hay un proyecto
de Educación y les preguntaba: “¿para dónde muy preciso. Entonces necesitamos entender
van?”, y decían: “no, a ver el modelo chileno, claramente en lo local que los términos son
a ver la media chilena, a ver los transversales polisémicos, que cuando hablan de calidad,
chilenos, a ver la ciudadanía, la evaluación”. de ser humano, de currículum no estamos en-
¿Cuál modelo? Se está cayendo el modelo chi- tendiendo lo mismo, y tenemos que ponerle lo
leno de educación y aquí ni nos hemos en- mismo. El debate chileno en eso es maravillo-
terado, sigue la ministra con un plan decenal so, el documento de los comisionados plantea
que sigue en una ley que es similar, copiada claramente que hay que salir de una idea de
de la española y de la chilena. Por eso enton- desarrollo humano e ir a otra, y muestran cuál
ces creo que hay unas tareas centrales —más es la que está en crisis, vamos a ver si la van a
tareas centrales—, es que cuando discutimos poder recoger en la ley. Por tanto nosotros no
lo local, a veces lo perdemos, porque nos podemos seguir en eso, no hay una única for-
perdemos del escenario internacional. Voy a ma de estándares y competencias, estas com-
trabajar luego la universidad de lo local, pero petencias tienen hoy ocho aserciones en la dis-
quiero mencionar rápidamente algunas… cusión internacional y nos estamos comiendo
lo más instrumental, que es la del ministerio,
Lo primero, me parece, es que hay que ha- porque no tenemos un debate intelectual en
cer conciencia de la manera como la globa- las universidades, porque los psicólogos van
lización singular desata y prolonga formas de quedando atrapados en una idea que no se ve
control sobre la idea de ciudadanía liberal. y no han visto esos desarrollos; no hay formas
No podemos seguir trabajando la idea de ciu- únicas de entendimiento de todos estos gran-
dadanía liberal para un mundo globalizado, des temas, por eso hay que construirlos desde
esto lo sostengo en el debate de los derechos las especificidades y discutirlos.
humanos, no es posible, y no es posible tan
ingenuamente, que juguemos a una idea de ¡Ojo! Estamos en un cambio de época, porque
ciudadanía y no tomemos conciencia de que después, por decir estas cosas, dicen: “es que

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 75
este tipo se nos volvió dinosaurio”; estamos en volver los asuntos de la sociedad asuntos pú-
un cambio de época y tenemos que armar el blicos, y construir una forma de lo público en
debate sobre qué significan esos procesos. Es tiempos de la globalización, y eso significa en-
urgente, por tanto, salir de la despolitización tonces enfrentar también una despolitización
en la cual nos metió el neoliberalismo, que de la sociedad civil.
con su idea de eficiencia, eficacia y compe-
titividad construyó una idea de que la educa- Punto cuatro. Las comunidades de
ción es técnica y la resuelven los técnicos, y
aprendizaje
se le olvida que la educación es social y es
profundamente política. Hay que devolverle a Para cerrar, quiero plantear que es necesario
la educación y a lo que hacemos un sentido construir las comunidades de aprendizaje en
social y político; es un debate que tengo hace los procesos educativos, y más en el mundo
rato con un amigo chileno que se llama Juan universitario, y esas comunidades de aprendi-
Eduardo García Unidor, que alguno de uste- zaje para mí tienen tres funciones muy claras:
des conoce o ha leído, y es que: ¿qué fue lo 1) Producen la glocalización, la glocalización
que declaró que ahora todo esto es técnico y es que muestran cómo el territorio está en rela-
nos llenamos de técnicas?, y las técnicas ter- ción con los cambios de época, pero, 2) cons-
minan siendo: ¿quién tiene el control de po- tituyen la conciencia crítica para que sea el
der?, ¿quién tiene los recursos internacionales? cambio de época y no simplemente el control
Aplique la política, mírenlo por ejemplo cuan- de los grupos de poder, que se siguen enrique-
do se dio el debate sobre la forma de evalua- ciendo con este proceso. En este sentido es
ción. Yo estuve en la comisión de evaluación necesario no sólo glocalizarlos críticamente,
de pruebas Icfes, y los tres que discutimos el sino saber que tenemos que aprender juntos y
informe mostrábamos que teóricamente tenía constantemente.
un marco conceptual progresista, pero que la
resolución era la misma de siempre, y en ese Illya Prigogine, premio Nobel de química de
debate lo que dice el ministro es: “yo no ten- 1977 dice: nunca más se producirá el saber
go más plata para gastarle a pruebas, comen- como en los tiempos de Einstein; el individuo
cemos a hacerlas y ahí las vamos mejorando solitario en el laboratorio es cosa del pasado,
sobre la marcha”; pero son técnicos. Lo que el conocimiento del futuro lo será de comuni-
pasa es que hemos terminado en un discur- dades transdisciplinarias. Hablaremos un poco
so técnico que se comió la discusión social, de ese sentido de lo transdisciplinario, por eso
se comió la discusión política, se comió los es necesario construir comunidades, y comu-
intereses que hay detrás de todos estos proce- nidades transdisciplinarias que construyan
sos. No es sólo la polisemia del lenguaje, es proyectos, en estos momentos nadie se basta a
el cambio de sentidos en el uso de lo políti- sí mismo en este maremagno del conocimien-
co. Por eso es necesario reconstruir la esfera to para poder entrar en ese conocimiento.
pública, no podemos seguir planteando este
problema de conciliábulos, de los conciliábu- 3). Necesitamos construir instituciones que
los que pueden entrar a internet, por ejemplo aprendan y cambien, la velocidad del cambio
en el caso del plan decenal colombiano, o de en este cambio de época no es sólo una cons-
los conciliábulos a los que llegan sólo quienes tante para el cambio, es una constante para
piensan más o menos parecido; tenemos que las instituciones que habitamos, y eso va a sig-

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


76 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
nificar tener cierta movilidad. 4) Es necesario el cambio de época, o sea para ese proyecto
construir un proyecto de lo humano fundado de control, la escuela necesita ser refundada
en una ética de estos tiempos, que nos permita ¿Y refundada para qué? Para todos esos ele-
realmente desde ahí enfrentar la construcción mentos sobre los que hablamos. En los últimos
de las nuevas democracias, las nuevas ciuda- 20 años se han producido en el mundo cuatro
danías, las nuevas calidades, el nuevo desa- generaciones de reformas educativas de nue-
rrollo. vas leyes de educación, en algunos lugares
nos han tocado tres; ustedes son educadores,
Hans Jonas, pensador de la ética de este tiem- en Colombia las de primera generación son
po, en un bello libro que se llama El principio leyes de descentralización, se experimentaron
de responsabilidad, dice que parte de la crisis en Chile, Argentina y Corea en la década del
de este tiempo es que la ética con la que traba- ochenta y llegan al noventa; en Colombia, la
jamos todavía está fundada sobre el imperativo ley 60, las de segunda generación, es construir
categórico kantiano, y que es necesario cons- otra escuela para otro proyecto; en Colombia,
truir una ética para la ciencia y la tecnología, la ley 110, en el mundo se han hecho 122
y en su libro desarrolla los cinco elementos de nuevas leyes de educación, en América Lati-
la ética kantiana que no son válidos hoy: y no na 25, es decir, se necesita otra escuela, pero,
son válidos el antropocentrismo, la forma de ¿cuál es el problema? ¿Esa escuela para qué?
la acción, la forma del automatismo de la re- Y esa es la discusión de fondo, y ahí quiero
flexión, la manera como hemos contemplado plantear cómo el escenario es distinto, si pien-
la naturaleza; para cerrar, dice bellamente: tal so una escuela para el cambio de época o una
vez el único lugar desde donde sea posible ver escuela para el control y el poder, y ahí está el
construir un nuevo sentido es haciéndonos la problema de fondo, por eso es muy importante
pregunta por el lugar de lo humano y el des- algo que decían en la lectura del acta de ayer:
tino del ser humano en medio de esta revolu- de qué realidad hablamos.
ción científico-técnica, ahí está el nuevo lugar
ético, ser capaces de pensarnos en medio del No hay una realidad, hay múltiples realidades,
galope tecnológico. Por eso, agrega, hay que la realidad es una construcción social hecha
refundar una ética para el tiempo de cambio por el lenguaje, por eso los paras van por un
tecnológico, que nos haga ciudadanos del lado, la guerrilla va por otro lado, porque tie-
mundo pero hijos de la aldea, si no somos ca- nen visiones de realidad distintas. Por eso el
paces de responder a ser ciudadanos del mun- profesor universitario, que nunca se pregunta
do e hijos de la aldea, estaremos simplemente por la sociedad y lo único que le interesa es
otra vez como marionetas de los poderes de hacer su trabajo técnico, tiene una concepción
este tiempo. de realidad. El otro que se pregunta por la so-
ciedad y sabe que si enseña matemáticas tiene
Quiero comenzar por el problema de cuando que ver con la realidad, él está implicado en
me preguntan sobre las competencias polisé- la realidad. Entonces, ¿cuál fue el cambio edu-
micas y quiero abordarlo, partir por ahí, por- cativo? Hay algo muy fuerte en este tiempo:
que quiero mostrar por qué nos vamos hacia toda la educación pública que tenemos hoy
competencia y estándares, hay una ¿cuál es el fue construida en el modelo de la Revolución
cambio? El problema es que la sociedad ne- Francesa, en las deliberaciones de abril de
cesita otra escuela, otra escuela que sea para 1792 del Plan Condorcet, esa escuela estaba

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 77
fundada sobre tres elementos, pero el proyecto Lo voy a mostrar: el capitalismo globalizado
de esa escuela era la formación: destroza los derechos de segunda generación,
los destroza para poder producir su paquete
1. La formación del ciudadano debe ser inte- de acumulación, entonces ahora lo que hay
grada al estado de nación. es empleabilidad, somos trabajadores flexi-
2. La formación debe vincular al individuo a bles, entonces uno ya termina ahí: “con este
la producción social de la riqueza, y desempleo, que me den cualquier cosa, y que
3. Producción de subjetividad e identidad me paguen cualquier cosa, con tal que yo ten-
personal. ga para medio comer, porque qué hago con
la familia”. Es decir, hipotecamos la autono-
Por tanto, una de las grandes cosas que en- mía, la libertad, el pensamiento; por eso se
tra en crisis hoy va a ser esa subjetividad y está acabando el pensamiento crítico, porque
el tipo de identidad personal. A los que vie- el pensamiento crítico no puede florecer sin
nen de formación psicológica les recomiendo negatividad y sin subjetividad autónoma, y
el libro de Sennet Richard La corrupción del eso se acabó, lo acaba el proyecto social me-
carácter. Richard muestra cómo se produce diante la forma como se constituye, por eso ya
un carácter, cómo yo termino entregando en no hay empleo, hay empleabilidad. Ejemplos
el modelo globalizado todo lo que me había de eso: 297.000 personas se inscriben para
construido la subjetividad, —de eso hablaré 60.000 cupos de maestros; Ecopetrol necesita
en la siguiente conferencia—, él muestra qué 600 trabajadores, se inscriben 22.000; van a
pasa en educación y qué pasa con la subjeti- nombrar 80.000 cupos en el Estado, 800.000
vidad en estos cambios, pero esas tres cosas inscritos. Eso es empleabilidad, usted la ve to-
quedan destrozadas en un mundo global: Lo dos los días en la calle, si usted ve una cola
nacional, yo tengo que integrarme a lo global; y pregunta: —Señor, ¿para qué es esta cola?
y un mundo del trabajo donde no hay empleo —No, hay unos puestecitos allí y nos estamos
para todo el mundo. Lo único que se garantiza inscribiendo.
hoy es empleabilidad, porque hoy no hay em-
pleo, sino empleabilidad, y esa empleabilidad El año pasado me tocó hacer de jurado para
es disputar los pocos puestos de trabajo que nombrar un profesor en una maestría en una
quedan en la sociedad. Por eso estos señores universidad muy prestigiosa de Bogotá, 683
que deciden usufructuar este proyecto de so- hojas de vida, eso es empleabilidad. Antes ha-
ciedad se sienten tan felices, ya no hay que bía una tendencia al pleno empleo y los siste-
pagar seguridad social, ya no hay que pagar mas buscaban el pleno empleo, hoy, por vía
prestaciones, ya no hay que pagar vacaciones, de la tecnología, eso no es posible lograrlo.
pagas por horas a tanta gente desempleada. De ahí que el planteamiento de la tecnología
Se emplea por cualquier cosa, a mí a veces tiene que ser integral, porque no nos podemos
me llaman de la universidad privada: “venga, volver luditas, acuérdense qué eran luditas,
aquí pagamos a tanto”, les digo: “no señor, no unos obreros que hace 200 años en las noches
voy, yo soy educador popular, yo le regalo mi asaltaban las fábricas y destruían con palos las
trabajo a los pobres”. “Pero en la educación máquinas, porque las máquinas los estaban
privada le pagan lo que vale su conferencia”. dejando sin trabajo, entonces les dicen: seño-
Yo no, porque hemos terminado en una deva- res, a ustedes no los están dejando sin traba-
luación. jo las máquinas, a ustedes los están dejando

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


78 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
sin trabajo las relaciones sociales donde están pasamos de un proyecto de formación social,
esas máquinas. en los tres niveles de formación que les men-
cioné, a un proyecto de competencias. Las
Marx escribe en la ideología alemana una de competencias ya dejan de ser sociales, quien
las páginas más bellas sobre el futuro tecno- porta las competencias es el individuo, y cla-
lógico de la humanidad. Aclaro que cuando ro, no nos dicen cuáles son realmente, porque
cito a Marx no es porque yo sea comunista, las competencias de la escuela se montan por
sino porque es un filósofo muy importante y las competencias que necesitan esta sociedad
tenemos que citarlo, y éste es el retorno de la y el grupo de control.
filosofía, que también va a tener que pensar
un montón de problemas, los problemas que Las competencias son tres, que después se
siempre pensó, pero de otra manera. Marx vuelven comunicativas, pero son tres. Así que
dice en la ideología alemana, mire qué cosa cuando hablemos de competencias discuta-
tan bella: “el día que se desarrollen las fuerzas mos las tres, y miremos qué consecuencias
productivas al servicio de la humanidad y no hay allí.
de los pequeños grupos, ese día el espíritu hu-
mano podrá ser trabajado más integralmente”, 1. Hay competencias cognitivas, porque el
y ojo a lo que dice: “ese día sólo iremos al tipo de trabajador que se requiere es subje-
trabajo tres horas, dos horas nos sentaremos a tivo, es un trabajador que extiende su mano
hacer crítica literaria y tres horas nos iremos a cada vez menos, lo que prolonga este tipo
pescar”, es de las páginas más bellas, porque de trabajador es su cerebro, y al hacerlo su
ahí está todo un proyecto sobre qué pudiera función productiva está dada en la reorga-
hacerse con la tecnología al servicio humano nización de unas competencias cognitivas;
y no al servicio de unos cuantos intereses. Ahí por eso las primeras competencias son cog-
está la importancia de ese segundo elemento, nitivas.
no hay sino empleabilidad.
2. Competencias técnicas, de saber hacer con
La formación que era de la identidad termina lo que se conoce, y ésta es una discusión
siendo una formación para incorporarme en la larguísima de los filósofos sobre el tipo de
reestructuración productiva de la sociedad, y conocimiento y la manera como se genera
al intentar incorporarme en la reestructuración este tipo de conocimiento.
productiva de la sociedad me tengo que inser-
tar como me lo pide ella, y no desde mi identi- 3. Competencia de gestión, que es ser capaz.
dad. De ahí que lo glocal se vuelva tan potente Lo cognitivo y lo técnico ponerlos en la
para enfrentar este tipo de globalización, esa sociedad, y eso se hace a través de múlti-
globalización que sueña con hacernos a todos ples procedimientos, por eso miren que si
como del mundo del norte, el American way la competencia se reduce a problema de
of life, y construye la especificidad de lo local. competitividad, de eficiencia y eficacia, se
Entonces hagámonos hoy las dos preguntas: la termina en un tipo de competencia, pero si
de competencias y la de la calidad de menor yo hago anteceder la discusión de compe-
costo. ¿Cómo voy a la empleabilidad? A la em- tencia de la idea de capacidad humana, y
pleabilidad voy con competencias, el portador ahí la otra pregunta, tengo que resolver un
de las competencias es el individuo. Atención, problema antes, y es: ¿cuál es la idea de

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 79
ser humano con la que trabajo?, y ¿cuál es trado que el dato por encima de los puestos
el proyecto de ser humano en el proceso creados está por encima de 165.000, creo que
educativo en el que estoy inserto?; esto re- es el dato, han salido 165.000 más en todo
quiere volver a pensar lo humano. este período, por tres razones fundamentales:
El desplazamiento forzado; la pobreza, y que
Por eso la filosofía vuelve a estar tan a la orden los niños y jóvenes no encuentran la escuela
del día, porque a la filosofía le están replan- significativa para sus vidas.
teando la lógica, la ética, la epistemología, lo
cognitivo, las formas de orientar la acción, y La escuela no es una cosa, no estamos actuan-
le replantean la representación sobre la que se do como seres humanos, es decir, no me basta
basó todo el tiempo. También la filosofía está la idea de derechos si yo no construyo las con-
siendo refundada, y no es que me mueva en diciones. Por esa razón hoy el debate educati-
un discurso posmoderno, ni de nueva era, que vo se pone a la orden del día, entonces, se pre-
me parece muy asustador, sino en una discu- guntan, ¿y las competencias digitales? No, es
sión de un mundo nuevo que se está organi- que el problema es cuál es la capacidad y cuál
zando desde otras miradas. es el proyecto con lo tecnológico, el problema
no es manejar aparatos. Les doy el dato sobre
Digamos entonces que la calidad en la ley 715 una consulta que nos hicieron hace seis me-
en Colombia, y en la manera como se miden ses que pasé por Buenos Aires, en Argentina,
Ecaes y todas estas cosas, termina siendo ra- tenían cerca de cuatro o cinco mil millones
cionalización productiva. ¿Qué pasó en este de dólares y decidieron comprar computado-
período? Apostaron a la revolución educativa, res de esos de cien dólares para los niños, y
que no es ni un brinquito, algo que bautizan nos mandaron una consulta y la mayoría dice
pomposamente como revolución educativa sobre la consulta: no se gasten el dinero en
para confundir a la gente, y cuyo elemento aparatos mientras no tengan construida la base
fundamental es: ingreso de más niños, la perso- cultural que va a gestionar esos aparatos, por-
nería… Perdón, pero antes, ¿cómo ingresaron que, vuelvo y lo repito, ese aparato tiene: un
más niños? Aumentaron las horas de los maes- lenguaje; una narrativa propia; una lógica; una
tros, horas jaula de los maestros, y aumentaron forma de orientar la acción, y una manera de
el número de niños por metro; pero además producir resultados en la sociedad.
construyeron una política de incentivos, en un
decreto reciente, en el que a los rectores les No más ingenuidad con la tecnología, y ahí
dan bonificaciones por mantener los niños y entro a la ética, la pregunta sobre la ética,
crecer. Y entonces nos encontramos ahora con Hans Jonas dice: el cambio tecnológico es tan
aulas con 60 o 65 niños, porque aplicaron el impactante principio de responsabilidad (ese
puro criterio neoliberal de eficiencia que se libro se los recomiendo. Los que trabajan en
aplica en la fábrica: si yo meto más mucha- ética, filosofía y desarrollo humano tienen que
chos, el rendimiento de la eficiencia es mayor. leérselo). Jonas dice: hay cinco cosas de Kant
Pero se les olvidó que la escuela no funciona que fueron válidas para su tiempo y fueron vá-
como una fábrica donde se producen neveras lidas para hace treinta años, pero que hoy en
o zapatos; se les olvidó que metiendo más ni- una sociedad tecnológica no se cumplen:
ños, el problema no era de una política; se les
olvidó que en este país hay un desplazamien- 1. No estamos en el antropocentrismo, esta-
to, y la Contraloría y la Procuraduría han mos- mos saliendo del antropocentrismo y en-

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


80 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
trando al biocentrismo; ahora estamos en yo personalmente considero, como cristia-
las éticas de la vida, no las éticas del hom- no y como laico —digo eso para que no me
bre en sociedades patriarcales, hombres y vayan a enredar en herejías teológicas—,
mujeres como centros del universo. que el destino de lo humano está marcado
profundamente por esta época, y el destino
2. Todo el fenómeno tecnológico está mon- religioso está marcado por la manera como
tado sobre un proceso que se llama auto- las religiones sean capaces de dar respuesta
matismo tecnológico, donde yo consumo al lugar de lo humano en este tiempo, pero
el aparato sin distancia; la distancia moral a lo humano dignamente vivido. Por eso a
que se construyó en el pasado ya no existe, mí me parece maravillosa la biotecnología,
entró en el consumo del aparato. Piensen porque es que cuando aparece la biotec-
por un minuto qué les pasa a ustedes, re- nología y nos dice que somos 3.200 mi-
cuerden dónde colocaron en la casa de sus llones de elipses y que los ojos están entre
padres el primer televisor, y piensen cómo 192.000 y 198.000 me parece maravilloso
ese aparato, sin consultar nada: a) Cam- para nosotros, los que tenemos un poco de
bió el espacio; b) modificó las relaciones fe, me parece maravillo porque Dios dejó
sociales que se daban en ese espacio, y c) de ser el tapahuecos de la historia, Dios ya
cambió el tipo de interacción, así de en- no es aquel que está en el lugar donde los
trada, para no meternos en análisis más de hombres y mujeres no podemos arreglar los
fondo. problemas, Dios se vuelve absolutamente
otro, la otredad, al fin tenemos la otredad,
3. Dice Jonas: además el tipo de juicio que planteándome la fe como un don, eso no se
se produce sobre el uso y el consumo hoy había visto en la historia de la humanidad.
no tiene la misma capacidad reflexiva del
imperativo categórico, piensa y actúa sólo Es maravilloso este tiempo, ¡ah, que tiemblen
de aquella manera como tu actuar puede las formas!, porque es que a veces se nos ol-
ser convertido en legislador universal en vida —y perdónenme las tres religiones mo-
el reino de los fines, dice eso. La manera noteístas— que el único lugar donde el Dios
como está incluido lo tecnológico no es encarnó y se volvió historia de salvación es en
posible hoy, y eso significa una nueva ma- el cristianismo, y al catolicismo cada rato se le
nera de pensar, y él dice luego: estamos olvida eso por ser romano, y perdónenme, pero
frente a una nueva metafísica, ¿y qué hace yo tengo cierta molestia con los discursos del
la metafísica? Pregunta por el destino del papa en Brasil, parece que hubiera ido a pre-
ser humano, no pregunta quién va a tener dicar a Bélgica o Alemania, pero no a América
más, quién va a consumir más, pregunta Latina, se le olvidó lo que somos: identidad,
cuál es el nuevo destino del ser humano en cultura, diferencia, desigualdad. Por eso digo
este planeta y cuál es el lugar de lo humano que la Iglesia seguirá perdiendo muchos fieles,
en un mundo biocéntrico. Moralmente eso porque no tiene respuestas para el humano de
significa otro montón de cosas, y ahí entro estos tiempos, porque Jesús de Nazaret se hizo
a lo religioso: si nos damos cuenta, en la historia de salvación, por eso Jesús de Nazaret
base de cualquier cultura religiosa siempre no necesita ser actualizado, está en esta glo-
se pregunta por el destino de lo humano, y balización, está en todo este conflicto que les
el destino de lo humano acá y allá, por eso he metido, para el cristiano está ahí, y tenemos

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 81
que darle respuestas ahí, por medio del her- mundo. Cómo aceptar, por ejemplo, cuando
mano, es decir, es el tiempo de un cristianismo el mundo de la física hizo su replanteamien-
de estos tiempos. El tiempo de la religión es to de verdades universales, que la ciencia era
maravilloso, porque lo que muestra el mun- matimatizable por excelencia; cómo voy a ir
do no es la pérdida de la dimensión espiritual, a vender verdades absolutas cuando hay un
sino la pérdida de ciertas formas que se intro- replanteamiento. Es la hora de terminar, y es
dujeron un día en la historia y que perdieron también la hora de volver a plantearnos un
su vigencia, y ahora quieren mantenerlas en el cristianismo de estos tiempos.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


82 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
Comentario a la ponencia
“Globalización y globalizaciones”
Pbro. Darío Gómez Zuluaga

Tres apuntes sobre el tema cativo, con las diversidades y diferencias cul-
turales de las localidades, regiones y naciones.
1. Globalización y estandarización Se plantea cómo la identidad cultural de las
Aceptado el carácter irreversible de la globali- regiones ha sido modificada por la experien-
zación, creo importante plantear algunos inte- cia de la globalización, sin negar la existencia
rrogantes: 1. ¿En esta época de globalización, de expresiones locales ligadas a lo étnico, lo
cuál será el destino de las culturas locales, re- regional, el patrimonio histórico y las culturas
gionales y nacionales? 2. ¿Lo global será un populares. Los saberes, hábitos y manifesta-
sustituto de lo local, desembocando en la ho- ciones inmateriales de las culturas regionales
mogeneización cultural? 3. ¿El modo neolibe- están ante el desafío de no diluirse en las ten-
ral de globalizarnos será el único posible? dencias globalizadoras de homogeneización
y estandarización.1 Las culturas nacionales no
¿Cuál será el destino de las culturas locales, pueden tener como destino ser borradas del
regionales y nacionales en una etapa de glo- alma de sus habitantes. ¿Tiene futuro lo local
balización? En el proceso de globalización en el actual contexto de la globalización? ¿Es
aparece la tensión entre una cierta uni-forma- la globalización el fin de lo local? Para que la
ción cultural que intenta convertir a los Esta- globalización sea tal, ¿es necesaria la muerte
dos-nación desarrollados, predefinidos como de lo local?
promotores de la globalización, con sus mo-
dos de vida, como los únicos que construyen ¿Lo global se convertirá en un sustituto de lo
la industria cultural de lo imaginario y lo edu- local y esto llevará necesariamente a la ho-

1
Arenas, Nelly, “Globalización e identidad latinoamericana”, Nueva Sociedad, N.º 147, Venezuela, 1997.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 83
mogeneización cultural? Ligado a lo anterior, Cada región cultural siempre ha surgido de
lo global no puede constituirse en un sustituto una acumulación de historia prodigiosa, con
de lo cultural-local. Un actuar profundamente actores sociales concretos y sus diversidades
local, nacido de un pensar abiertamente glo- culturales moviéndose en territorios específi-
bal: lo local globalizado. O como algunos se cos. La importancia que ha venido adquirien-
arriesgan a definirlo, como glocalización.2 Las do lo regional-local a nivel planetario se debe,
relaciones culturales entre lo global y lo local entre otros motivos, al carácter generalmente
no tienen que ser obligatoriamente de sustitu- contradictorio de las relaciones entre los Es-
ción o subsunción. No se trata de un dilema tados nacionales y las regiones, y a la poster-
opresivo que determina a la comunidad a es- gación de las demandas regionales y étnicas
coger entre uno y otro. en los Estados contemporáneos. Los desequili-
brios económicos y de poder en relación con
¿El modo neoliberal de globalizarnos será el los centros han contribuido a la pérdida de le-
único posible? ¿Acaso no existen también di- gitimidad de los gobiernos centrales. En una
versos modos simbólicos de globalizarnos? Las fase de globalización, la región cada día se
diversas maneras en que la globalización in- consolida como un interlocutor insustituible
corpora a las distintas naciones y sus sectores en la conformación del destino cultural y so-
sociales y el trato que establece con las cultu- cial de sus habitantes. Las personas se sienten
ras locales y regionales no pueden llevarnos a cada vez más parte del mundo, disminuyen
sus identidades locales y regionales, vuelven
pensar como si sólo buscara la homogeneiza-
relativas o subvaloran sus expresiones cultu-
ción. Muchas diferencias nacionales persisten
rales propias, y debilitan así las redes sociales
bajo la globalización, y en muchos casos esas
cotidianas.
diferencias terminan convirtiéndose en des-
igualdades. Con razón planteaba el Papa Juan
La globalización, comprendida hoy como un
Pablo II la “globalización de la solidaridad”, instrumento al servicio de una ideología polí-
como respuesta a las secuelas de injusticias tica y económica dominante y abstractiva, su-
ocasionadas a los países pobres y las regiones merge al sujeto individual de derecho en una
en nombre de una globalización de mero cor- relación desigual frente a poderosas organiza-
te mercantil y económico. Nunca dejará de ciones que orientan su existencia sin su con-
ser una pregunta y también, de alguna mane- curso. Frente a esta realidad, debe considerar-
ra, una sospecha, el cuestionamiento de si el se, meditarse e imaginarse a la región como
estilo neoliberal de globalización es el único y un instrumento de integración humana para la
más satisfactorio para los desafíos del presente mejor realización del individuo en cuanto tal,
humano. Una globalización homogeneizante, analizándose las características socio-econó-
que pretenda desconocer las particularidades micas que favorecen los procesos de asocia-
culturales de las regiones y países, terminará ción y cooperación humanas y delinearse un
inevitablemente negando la multiculturalidad marco legal que contribuya a perfeccionar este
e implementando nuevas formas de domina- modelo de organización social y que permita
ción y exclusión.

2
El término glocalización es un neologismo propuesto por Robertson, para indicar la acción de localizar lo global y de globa-
lizar lo local, sin que lo local pierda su identidad. Véase CELAM, “Globalización y Nueva Evangelización en América Latina
y el Caribe”, en: Reflexiones del Celam 1999-2003, Documento Celam N.º 165, Bogotá, Centro de Publicaciones CELAM,
1999.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


84 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
que los sujetos jurídicos detenten una mayor ahora, como en el momento de la internacio-
concreción en sus relaciones en el marco de nalización, de una apertura de las fronteras
la globalización y no frente a ella.3 geográficas nacionales para incorporar bienes
materiales y simbólicos de los demás países;
La agenda de la globalización representa, en se trata de que en la globalización interactúan
el sentido común de la mayoría, los intereses simultáneamente actividades económicas y
de las grandes corporaciones, y esos intereses culturales dispersas, generadas por un sistema
no son precisamente sociales sino exclusiva- de múltiples centros, donde lo que importa no
mente de la ganancia salvaje. El crecimiento es la posición geográfica desde donde se actúa
del capital se ha ido realizando sobre el debi- sino la velocidad en que se recorre el mundo.
litamiento de la participación de los trabajado- Los mensajes, productos y bienes simbólicos
res en el producto mundial.4 que consumimos ya no se generan en la na-
ción en que vivimos, sino en redes masivas y
Desde la primera mitad del siglo XX, la acti- simultáneas, sin importar decisivamente el lu-
vidad económica internacional pasó de ser gar de origen para millones de habitantes del
un proceso definido por decisiones de Estado, planeta. Las fronteras entre lo propio y lo aje-
con sede única en un determinado territorio, no se desvanecen.
a una transnacionalización que abarca varios
países y sedes, supera el ámbito de lo nacional 2. Globalización y región
y lo local, y se mueve con independencia de El impacto cultural de la globalización será
los Estados. Esta nueva expresión de la eco- diferente según cuál sea la identidad valórica
nomía, unida a los avances tecnológicos, es- del pueblo que se incorpora a la globaliza-
pecialmente de la información, plantea unas ción, según cuál sea la consistencia, la fuer-
economías interdependientes unidas a crite- za y la riqueza de sus expresiones culturales,
rios políticos e ideológicos semejantes, deno- según cuáles sean las motivaciones internas,
minadas con el término globalización, aún no vivas y encarnadas de su propia cultura, según
definido de manera unitaria, ni mucho menos quiénes sean sus mejores exponentes, y según
descrito de manera unívoca para todos los sis- la conciencia que tenga de su propia identi-
temas que rigen el mundo. La globalización, dad. Dan que pensar las observaciones que se
como ideología y subsistema de pensamiento, han hecho en pueblos semejantes al nuestro,
ha permeado todos los ambientes mundiales, cuyos sistemas de valores han sido más bien
desde lo más macro a lo más micro, sin lle- conservadores, y que han sido alcanzados por
gar a definirse de la misma manera para to- la globalización de la cultura. Ésta les exige,
dos, pues, al ser un criterio generalizado, ha como se dice, el paso a la modernidad, con
llegado a las decisiones más trascendentales todas las rupturas y las adquisiciones que la
de la vida y de la economía mundiales, has- caracterizan. Al considerarse atrasados en su
ta las pequeñas decisiones de los individuos desarrollo cultural, van abandonando radical-
y comunidades más elementales. No se trata mente sus parámetros anteriores, por juzgarlos

3
Novo, Enrique, Alberto Chiacchiera y Sergio Bevilacqua, “La región en el marco de la globalización”, Universidad Nacional
de Río Cuarto, Córdoba, Disponible en: juanfilloy.bib.unrc.edu.ar/completos/corredor/corredef/comi-b/NOVCHB.HTM
4
García Morales, Federico, “Identidad y globalización. Las alternativas en un mundo en crisis”, ponencia presentada en el X
Congreso de la AMEI, Oaxtepec, México, 1996.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 85
obsoletos. Pero no encuentran parámetros de lor. Esto despierta la voluntad de no perder la
relevo, que no sean la más absoluta libertad, propia identidad.5 El mismo Papa Juan Pablo
con sus mejores y sus peores opciones: todas II ha hecho eco de estas preocupaciones de
igualmente válidas, en nombre de la toleran- homologación cultural, resaltando, en cam-
cia y los derechos de las minorías marginadas. bio, la “soberanía espiritual” que para los pue-
Vale decir, son pueblos que, abandonando lo blos representa desarrollar su propia cultura.6
que les dio nombre y consistencia, terminan Todas las culturas tienen valores universales,
desprovistos de principios éticos y sociales, pero eso no implica que los pueblos deban re-
carcomidos por el relativismo moral y naufra- nunciar a sus historias concretas y a la conste-
gando en la arbitrariedad. lación de los valores que más los norman y los
inspiran, que siempre son particulares. Sólo el
No hay, pues, un consenso sobre si la globali- respeto a la diversidad cultural puede hacer
zación es un proceso o un instrumento. Mien- que la globalización no sea considerada como
tras algunos la consideran como un proceso una amenaza sino como una oportunidad de
en construcción que cada día se matiza con mejorar las condiciones de vida de toda la hu-
nuevas expresiones, otros la consideran un manidad.
simple instrumento de dominación de las éli-
tes mundiales y de los centros de decisión. Recuperación del sujeto: “La posmodernidad
rescató al sujeto de un naufragio, pero lo aban-
En consecuencia, la globalización se va cons- donó en una isla desierta”. Con sus pretensio-
tituyendo en un factor homogeneizante de las nes de homogeneización y de estandarización
actividades económicas, políticas y culturales se ha ido perdiendo el sujeto individual, tanto
del mundo, expresado en las redes de informa- las personas singularmente consideradas como
ción, en los patrones de conducta y opinión las comunidades, localmente enraizadas en
similares, en la estandarización de modos y una determinada región. El sujeto de derechos
expresiones de los ámbitos individuales, loca- individuales y colectivos se ha diluido en la
les y regionales. Se ha convertido en un factor trama ideológica mundial de la globalización,
de “igualitarismo ideológico” exógeno, venido afectando su libertad y libre autodetermina-
desde fuera, sin que las regiones o las comuni- ción, perdiendo su capacidad de influir sobre
dades hayan reaccionado de forma racional y su propio destino, y desapareciendo de la vida
analítica para discernir los elementos fundan- pública. Con la globalización entramos en el
tes de lo local, para no ser subsumidos por lo mundo y salimos de nosotros, y quedamos
global. fuera de sí, uniformizados por los medios de
comunicación, homogeneizados en los gustos
Algunos piensan que la tendencia que domina y placeres y estandarizados en los criterios.
busca una homologación de visiones y actitu-
des, y cae en una nivelación y una alineación La pregunta que surge es si, ante esos poderes
culturales que promueven los focos que son anónimos y translocalizados, puede haber su-
más potentes o eficaces al emitir signos de va- jetos en la producción y en el consumo. Los

5
CELAM, “Globalización y Nueva Evangelización en América Latina y el Caribe”, en: Reflexiones del Celam 1999-2003,
Documento Celam N.º 165, Bogotá, Centro de Publicaciones CELAM, Bogotá, 1999. N.º 31.
6
Juan Pablo II, Discurso a la Asamblea General de las Naciones Unidas, 5 de octubre 1995, N.º 8.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


86 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
trabajos se hacen cada vez más para otros, ni o a lo global con lo local, o a lo global con lo
siquiera para patrones o jefes identificables, estatal”.9
sino para empresas transnacionales, socieda-
des anónimas que dictan desde lugares pocos Queda planteada, entonces, la posibilidad de
conocidos reglas indiscutibles e inapelables, concebir la región como un instrumento de in-
limitándose cada vez más el poder de nego- tegración y como un proceso de unificación de
ciación de los particulares con empresas sin partes sociales, separadas pero cercanas —del
rostro, con marcas pero sin nombre.7 tejido político y social— que tiene como resul-
tante un comportamiento común en beneficio
Ante esta situación de pérdida del sujeto indi- de la sociedad, que permitan que los sujetos
vidual, la región surge como un instrumento detenten mayor concreción en sus relacio-
de integración humana, de asociación y parti- nes y atenúen la abstracción ocasionada por
cipación en beneficio de la sociedad; como el el proceso globalizador. Se trata de entender
ámbito natural donde el individuo recupera y la región para integrarse en la globalización,
trasciende su identidad personal y su pertenen- so pena de ser integrados, sin conciencia ni
cia a una comunidad específica, con valores, autodeterminación, perdiendo así la identidad
expresiones y modos propios de habérselas propia.
con la realidad. Mientras que en la globaliza-
ción el individuo se diluye como sujeto, en la 3. Globalización, cultura y evange-
región se integra y se encuentra a sí mismo.
lio
La región se caracteriza por expresar simili- La relación de la globalización con el Evan-
tudes culturales en una determinada región gelio, en términos de estandarización, ha sido
geográfica, con interdependencia de núcleos planteada desde muchos ángulos del pensa-
particulares, integrados en una identidad que miento moderno, al pretender sustituir todas
focaliza a las personas y los procesos cultu- las religiones por una sola religión mundial
rales como determinantes de una conciencia que, con el objetivo de una paz religiosa, di-
regional, con destinos y programas históricos, luye las identidades religiosas y los sistemas
culturales y económicos comunes.8 “Confi- de valor sociales, los cuales, aunque nacidos o
gurada, entonces, en su sentido asociativo, expresados desde las religiones, se sustituyen
participativo y unificador, la región no puede por una religión mundial. La religión planeta-
comprenderse sino en el marco de la globali- ria y la ética mundial se proponen como tesis
zación y no frente a ella, pues de lo contrario universalmente aceptadas. Se ha pasado del
se conduciría a una nueva equivocación con- Dios personal, revelado en Jesús de Nazaret,
sistente en oponer la globalización a la región, a un dios individual, fruto de las intuiciones

7
García Canclini, N., La globalización imaginada, Ed. Paidós, 1999.
8
“La globalización no debe ser un nuevo tipo de colonialismo. Debe respetar la diversidad de las culturas que, en el ámbito
de la armonía universal de los pueblos, constituyen las claves de interpretación de la vida. En particular, no tiene que despojar
a los pobres de lo que es más valioso para ellos, incluidas sus creencias y prácticas religiosas, puesto que las convicciones
religiosas auténticas son la manifestación más clara de la libertad humana” (Juan Pablo II, Discurso a la Pontificia Academia
de las Ciencias Sociales, 27 de abril de 2001, 4: AAS 93, 600).
9
Novo, Enrique, Alberto Chiacchiera y Sergio Bevilacqua, Op. cit.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 87
espirituales del individuo, confundido con el tas tendencias en varios ámbitos, en los que se
yo, el cual es necesario conocer para poder intenta contestar la moral cristiana, declarar la
descubrir su carácter divino, y las manifesta- neutralidad de las instituciones sociales frente
ciones divinizadas de su identidad. a la moralidad, o desacreditar la existencia de
una ley moral natural.
En este sentido, la crisis de institucionalidad
religiosa ha tocado a la Iglesia católica que, Algunas visiones globalizadoras invasoras de
con no poca capacidad de autoevaluación, las regiones, las cuales deben ser asumidas crí-
ve cómo muchos de sus seguidores han ido ticamente:
haciendo abstracción individual de la Igle-
sia, para terminar en la confesión de una fe o 1. Una visión globalizadora invasora sobre la
creencia en Jesucristo, sin apelación a la ins- relatividad de la dignidad humana.
titucionalidad. Así, no hay percepción de la 2. Una visión globalizadora invasora sobre el
continuidad histórica entre el Reino predicado sentido y significado de la sexualidad.
3. Una visión globalizadora invasora sobre el
por Jesús y la Iglesia que lo testimonia en la
sentido y radicalidad del matrimonio y de
historia.
la familia.
4. Una visión globalizadora invasora sobre el
Pero tan grave como la amenaza de homolo-
sentido de la cultura, sustituida por lo lig-
gación religiosa es el sesgo anticristiano que
ht.
acompaña la globalización de los valores.
Algunos expertos indican que “la intenciona- Estos enunciados se refieren a un determinado
lidad, al menos en el mundo occidental, lle- modelo de globalización —o de globalizacio-
va un sello presuntamente emancipador, que nes— que estamos experimentando; no así al
pretende quitarles vigencia a concepciones y proceso en sí mismo. Por eso, Juan Pablo II se
costumbres cristianas […] y tiende hacia un ha referido al núcleo de este proceso de mun-
colonialismo cultural. La tendencia actual, al dialización, con las siguientes palabras: “la
buscar una emancipación de dichos valores, globalización no es a priori ni buena, ni mala.
trabaja con un concepto de libertad absoluta, Será lo que la gente haga de ella”. La posi-
que rechaza toda regulación y valoración éti- ción del Papa es ecuánime.11 Al afirmar que
ca”.10 Un temprano indicio de esta tendencia, la globalización no es buena ni mala, la está
que a veces no carece de intencionalidad, fue describiendo como un fenómeno social obje-
el surgimiento del fenómeno llamado de la tivo actualmente en curso y que, como tal, no
“new age”, que proclamaba el término de la tiene sentido pronunciarse a favor o en contra.
era cristiana y el inicio de la era de acuario, Previene así que vuelva a ocurrir el caso de
para no hablar de tendencias intelectuales muy muchos cristianos que se pronunciaron en el
anteriores que proclamaron primero la muerte pasado contra la industrialización, por ejem-
de Dios, después, la muerte del padre y, final- plo, si bien hoy sabemos que la población ur-
mente, la muerte del hombre. Se aprecian es- bana no podría vivir sin ella.

10
CELAM. Op. cit. N.º 32.
11
Juan Pablo II, Ecclesia in America, Exhortación Apostólica Postsinodal, N.º 55, 22 de enero de 1999; y Pastores Gregis,
Exhortación Apostólica Postsinodal, N.º 69, 2001.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


88 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
Sin embargo, eso no significa que haya que lor absoluto a la economía, el desempleo, la
mirarla con neutralidad. La cuestión es qué disminución y el deterioro de ciertos servicios
hace la gente de ella, o qué ha hecho y está públicos, la destrucción del ambiente y de la
haciendo la gente de ella. Del modelo que naturaleza, el aumento de las diferencias entre
conocemos se dice que es una globalización ricos y pobres, y la competencia injusta que
asimétrica en cuanto a la economía, la infor- pone a las naciones pobres en una situación de
mación, los conocimientos y la cultura. Los inferioridad cada vez más acentuada. La Igle-
países que participan en ella no concurren sia, aunque reconoce los valores positivos que
en condiciones de igualdad. Los que son más la globalización comporta, mira con inquietud
fuertes están mejor preparados para esta inte- los aspectos negativos derivados de ella.
racción global, y tienden a imponer reglas de
juego y a propiciar condiciones que los favo- Prioridades en un mundo globaliza-
recen por encima de otras regiones con menos
do
condiciones. En el ámbito cultural, tienden a
El Documento Globalización y Nueva Evan-
impulsar una globalización de valores coloni-
gelización en América Latina y el Caribe, del
zadora y niveladora. Por otra parte, hay que
CELAM, establece tres prioridades fundamen-
constatar que grupos inescrupulosos aprove-
tales y sugiere un decálogo para la acción, y
chan la mundialización al servicio del crimen
así ser partícipes de la dinámica de la globali-
organizado, del tráfico de drogas y de perso-
zación:12
nas, de la pornografía y de la corrupción.
1. La primacía de la persona:
El fenómeno de la globalización En la construcción de una nueva sociedad, el
(Ecclesia in America) principio, el sujeto y el fin de todas las institu-
Desde el punto de vista ético, puede tener una ciones sociales debe ser la persona humana,
valoración positiva o negativa. En realidad, imagen de Dios, ser único, irrepetible, abierto
hay una globalización económica que trae a la trascendencia, en comunión con los de-
consigo ciertas consecuencias positivas, como más y con un proyecto propio de vida. Poner
el fomento de la eficiencia y el incremento de al ser humano en el centro del desarrollo y
la producción, y que, con el desarrollo de las orientar la economía para satisfacer más efi-
relaciones entre los diversos países en lo eco- cazmente las necesidades humanas.13
nómico, puede fortalecer el proceso de unidad
de los pueblos y realizar mejor el servicio a
2. El respeto de la identidad
la familia humana. Sin embargo, si la globali-
Una de las condiciones para que la globali-
zación se rige por las meras leyes del merca-
zación no termine en una nivelación ni en un
do aplicadas según las conveniencias de los
colonialismo económico y cultural, consiste
poderosos, lleva a consecuencias negativas.
en el respeto del pluralismo, especialmente en
Tales son, por ejemplo, la atribución de un va-

CELAM, Op. Cit. Nos. 475-515.


12

Organización de Naciones Unidas, Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social, Copenhague, 1995. Disponible en: http://
13

www.un.org/spanish/esa/socdev/

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 89
el respeto de la dignidad y la identidad de los necesitado; la solidaridad asistencial, que pro-
más débiles. De alguna manera, el intercambio mueve la ayuda a grupos de excluidos, espe-
se produce entre grupos humanos, pueblos y cialmente a través de instituciones de caridad;
culturas, que si pierden su propia personalidad la solidaridad gremial, que estimula el apoyo
terminan desdibujándose y desapareciendo. a los miembros del mismo grupo social, labo-
Sin que ellas tengan una identidad definida, ral o profesional; la solidaridad promocional,
la globalización terminará por destruirlas. Por que despierta la conciencia social, fortalece la
eso, el horizonte de la globalización tiene que capacidad de liderazgo y anima el surgimiento
mantenerse plural, con la gran diversidad que de procesos comunitarios con miras a la sa-
presenta la humanidad, ya que cada realidad tisfacción de las necesidades fundamentales,
humana refleja a Dios, no sólo de manera li- al fortalecimiento de redes locales y al mejo-
mitada, sino también de manera parcial. Sólo ramiento de la calidad de vida; y la solidari-
favoreciendo a los sujetos del intercambio — dad estructural, que busca la creación de es-
particularmente a los más débiles— éste será tructuras sociales que, dentro de un marco de
enriquecedor. Favorecerlo significa cuidar su justicia, equidad y participación, impulsen la
identidad, como también promover en ellos la inclusión de todos en el desarrollo integral de
conciencia de sus ventajas comparativas, y la la comunidad local, nacional e internacional.
voluntad de aportar lo propio en el intercam- La globalización de la solidaridad tiene como
bio globalizado. Sólo un sujeto consistente reto la creación de estas nuevas estructuras
es capaz de asimilar lo que otros aportan sin sociales, que favorezcan la superación de la
alienarse. exclusión, la segregación y la desigualdad.

En el campo económico, la globalización de


3. La globalización de la solidari- la solidaridad implica la búsqueda de nuevos
dad sistemas económicos que promuevan proce-
La solidaridad, entendida como la determina- sos participativos y equitativos, que ayuden a
ción firme y perseverante de empeñarse por superar la dinámica neoliberal imperante.
el bien común, es decir, por el bien de cada
uno, para que todos seamos verdaderamente Decálogo para la acción
responsables de todos, es el propósito de una 1. Descubrir un ethos común: Fuerza moral-
nueva visión del mundo y de la historia, fun- mente vinculante.
dada en la primacía de la persona. La globali- 2. Apostar por la caridad: opción por los po-
zación de la solidaridad debe ser el horizonte bres contra la exclusión.
que nos ayude a construir una sociedad justa y 3. Rehacer el tejido social: familia y comuni-
fraterna, en la cual los más pobres y excluidos dad política.
tengan el puesto que les corresponde como 4. Promover una cultura de la hospitalidad:
miembros de la gran familia humana. Esto exi- sentido de lo gratuito.
ge globalizar el Evangelio, sin olvidar nada de 5. Dialogar con las ciencias, las culturas y las
su mensaje y de su vida. religiones: horizonte de crecimiento mu-
tuo.
En la vivencia de la solidaridad encontramos 6. Democratizar las comunicaciones: Inter-
varios niveles: la solidaridad de condolen- cambio de sentido.
cia que, ante la existencia de situaciones de 7. Fortalecer la globalización desde abajo: Al-
desventaja social, responde con la limosna al ternativa para los excluidos.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


90 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
8. Acompañar alternativas de integración lati-
noamericana: Hacia un destino común. El auténtico desarrollo humano (SRS
9. Replantear la educación: Compromiso con
27-30)
las nuevas generaciones.
• El desarrollo no es un proceso rectilíneo,
10.Promover un nuevo modelo de desarrollo:
casi automático y de por sí ilimitado, como
Social y ecológicamente sostenible.
si, en ciertas condiciones, el género huma-
no marchara seguro hacia una especie de
La demanda de una existencia cualitativa-
perfección indefinida.
mente más satisfactoria y más rica es algo en
sí legítimo; sin embargo hay que poner de re-
• Ha entrado en crisis la misma concepción
lieve las nuevas responsabilidades y peligros
“económica” o “economicista” vinculada
anejos a esta fase histórica. En el mundo, don-
a la palabra desarrollo. En efecto, hoy se
de surgen y se delimitan nuevas necesidades,
comprende mejor que la mera acumula-
se da siempre una concepción más o menos
ción de bienes y servicios, incluso en favor
adecuada del hombre y de su verdadero bien
de una mayoría, no basta para proporcio-
[…] De ahí nace el fenómeno del consumis-
nar la felicidad humana.
mo. Al descubrir nuevas necesidades y nuevas
modalidades para su satisfacción, es necesa-
• Al contrario, la experiencia de los últimos
rio dejarse guiar por una imagen integral del
años demuestra que si toda esta conside-
hombre, que respete todas las dimensiones de
rable masa de recursos y potencialidades,
su ser y que subordine las materiales e instin-
puesta a disposición del hombre, no es re-
tivas a las interiores y espirituales. El sistema
gida por un objetivo moral y por una orien-
económico no posee en sí mismo criterios que
tación que vaya dirigida al verdadero bien
permitan distinguir correctamente las nuevas
del género humano, se vuelve fácilmente
y más elevadas formas de satisfacción de las
contra él para oprimirlo.
nuevas necesidades humanas, que son un obs-
táculo para la formación de una personalidad
• Una constatación desconcertante de este
madura. Es, pues, necesaria y urgente una gran
período más reciente: junto a las miserias
obra educativa y cultural, que comprenda la
del subdesarrollo, que son intolerables,
educación de los consumidores para un uso
nos encontramos con una especie de su-
responsable de su capacidad de elección, la
perdesarrollo, igualmente inaceptable por-
formación de un profundo sentido de respon-
que, como el primero, es contrario al bien
sabilidad en los productores y sobre todo en
y a la felicidad auténtica. En efecto, este
los profesionales de los medios de comunica-
superdesarrollo, consistente en la excesi-
ción social, además de la necesaria interven-
va disponibilidad de toda clase de bienes
ción de las autoridades públicas.14

14
Juan Pablo II, Encíclica Centesimus annus, 36, 1991.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 91
materiales para algunas categorías socia- técnicos aplicados a la vida diaria, un cier-
les, fácilmente hace a los hombres escla- to nivel de bienestar material— resultará
vos de la “posesión” y del goce inmediato, insatisfactorio y, a la larga, despreciable.
sin otro horizonte que la multiplicación o
la continua sustitución de los objetos que • El carácter moral del desarrollo no puede
se poseen por otros todavía más perfectos. prescindir tampoco del respeto por los se-
Es la llamada civilización del “consumo” o res que constituyen la naturaleza visible.
“consumismo”, que comporta tantos “de- Estas realidades exigen también respeto, en
sechos” o “basuras”. “Tener” objetos y bie- virtud de una triple consideración: la pri-
nes no perfecciona de por sí al sujeto, si mera consiste en la conveniencia de tomar
no contribuye a la maduración y enriqueci- mayor conciencia de que no se pueden
miento de su “ser”. utilizar impunemente las diversas catego-
rías de seres vivos o inanimados como me-
• Una de las mayores injusticias del mundo jor apetezca, según las propias exigencias
contemporáneo consiste precisamente en económicas. Al contrario, conviene tener
esto: en que son relativamente pocos los en cuenta la naturaleza de cada ser y su
que poseen mucho, y muchos los que no mutua conexión en un sistema ordenado,
poseen casi nada. Es la injusticia de la mala que es precisamente el cosmos. La segun-
distribución de los bienes y servicios desti- da consideración se funda, en cambio, en
nados originariamente a todos. la convicción, cada vez mayor también,
de la limitación de los recursos naturales,
• No sería verdaderamente digno del hom- algunos de los cuales no son, como suele
bre un tipo de desarrollo que no respetara decirse, renovables. Usarlos como si fueran
y promoviera los derechos humanos, per- inagotables, con dominio absoluto, pone
sonales y sociales, económicos y políticos, seriamente en peligro su futura disponibi-
incluidos los derechos de las Naciones y de lidad, no sólo para la generación presente,
los pueblos. sino sobre todo para las futuras. La tercera
consideración se refiere directamente a las
• Cuando los individuos y las comunidades consecuencias de un cierto tipo de desarro-
no ven rigurosamente respetadas las exi- llo sobre la calidad de la vida en las zonas
gencias morales, culturales y espirituales industrializadas. Todos sabemos que el re-
fundadas sobre la dignidad de la persona y sultado directo o indirecto de la industriali-
sobre la identidad propia de cada comuni- zación es, cada vez más, la contaminación
dad, comenzando por la familia y las socie- del ambiente, con graves consecuencias
dades religiosas, todo lo demás —disponi- para la salud de la población.
bilidad de bienes, abundancia de recursos

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


92 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
Responsabilidad y ética ante la situación social
Monseñor Luis Augusto Castro Q.
Arzobispo de Tunja
Presidente de la Conferencia Episcopal

Introducción leche costaba cincuenta mil; lo curioso es que


los dueños se dieron cuenta de ello solamente
Un cariñoso saludo a Monseñor Ricardo To- dos días después.
bón, Obispo de esta diócesis de Sonsón Rione-
gro, al Padre Rector de la Universidad Católi- Este hecho, que puede ser muy de la fantasía,
ca de Oriente y a todos los presentes. Muchas no lo es tanto. El mismo refleja nuestra situa-
gracias por esta invitación para reflexionar ción actual, donde las realidades valiosas han
conjuntamente sobre un tema de gran enver- sido devaluadas y las no valiosas reevaluadas.
gadura como es el de “ética y responsabilidad,
criterios de juicio para un compromiso social”. La responsabilidad está entre las realidades de-
El tema es importante, aún más, es urgente. valuadas, las que valen muy poco. La libertad
individual, especialmente bajo el gran progra-
Déjenme contarles de unos ladrones que en- ma del “libre desarrollo de mi personalidad”,
traron en uno de esos enormes almacenes está bien cotizada. Con razón, Victor Frankl,
que están naciendo por todas partes. Tuvieron un viejo profesor mío, fundador de la logotera-
toda la noche para escoger pero no se llevaron pia, decía que había que equilibrar la estatua
nada. Sencillamente, durante la noche cam- de la libertad que está en Nueva York con otra
biaron los valores de los objetos, esto es, los de la responsabilidad, que se debería colocar
precios. Al día siguiente las bicicletas costaban al otro lado, en Los Ángeles o San Francisco.
a cinco pesos cada una y el pan valía dos mi-
llones de pesos, vendible por cuotas; los tele- Permítanme desarrollar el tema enfrentando
visores estaban a diez mil pesos y la botella de ante todo la responsabilidad en las ciencias

93
humanas: psicológicas, culturales y sociales. una bruja o un brujo. La obra generó inmedia-
De esta visión aparece la crisis de la respon- tamente una enorme epidemia de brujas.
sabilidad con sus innumerables explicaciones.
De ahí pasaré a definir qué se entiende por Teresa de Ávila decía que es mejor no abrir
responsabilidad y cuál es su fundamento ético. conventos que llenarlos de monjas melancóli-
Finalmente, enfocaré la responsabilidad en la cas. Pues bien, a pesar de eso, Teresa la grande
visión de Cristo y la ética que subyace a la mis- tuvo que enfrentarse al Malleus Malleficarum,
ma como una luz para responder a los desafíos esa guía para identificar quién es bruja y quién
actuales que nos lanza nuestra sociedad. no, cuando algunas de sus monjas fueron acu-
sadas de poseer los rasgos propios de la bruje-
ría. Teresa las defendió diciendo: “Lo de ellas
1. La responsabilidad y sus crisis
no es brujería ni cosa de demonios sino una
dentro de las ciencias humanas como enfermedad de que adolecen”.
La diversidad de las ciencias humanas nos ayu- De esta manera, eso que llamamos enferme-
da a entender por qué la responsabilidad ha dad mental era para ella no una enfermedad
estado con mucha frecuencia de capa caída. sino una metáfora de enfermedad, una como
enfermedad. Con el tiempo, el carácter de me-
Las ciencias psicológicas táfora se fue borrando u olvidando, y la enfer-
medad mental dejó de ser una metáfora para
La posición de la psiquiatría con William Glas- pasar a ser una simple realidad, a la par de las
ser, Theodore Sarbin, Thomas Szasz, Hobart otras enfermedades que agobian al cuerpo del
Mowrer1 y otros, poco amigos del llamado ser humano.
modelo médico,2 nos ha puesto de manifiesto
el lugar clave que tiene la responsabilidad en A este punto volvemos a considerar la responsa-
la salud mental, y por ende el lugar clave de la bilidad. El razonamiento habitual es el siguien-
irresponsabilidad en la mal llamada “enferme- te: así como nadie puede ser responsabilizado
dad” mental. de haber agarrado una gripa, una leucemia u
otra enfermedad interna, tampoco puede ser
Para Theodore Sarbin, hablar de irresponsabi- responsabilizado el que sufre de enfermedad
lidad exige remontarse ni más ni menos que al mental y hace cosas indebidas. En ambos casos
siglo XVI. Eran los tiempos de la inquisición. falta la responsabilidad personal y social, y la
Había hecho su aparición el tremendo libro persona no puede ser culpabilizada; además,
llamado Malleus Maleficarum o Martillo de los en el segundo caso deben ser otras personas las
Brujos de Sprenger y Krämer, que presentaba que ejerzan la responsabilidad por ésta, ya que
los rasgos propios de quien debía considerarse no tiene la capacidad de responder.

1
Glasser, William, Reality Therapy, Nueva York, Harper Books, 1975; Harbin, Theodore, “The Scientific Status of the
Mental Illness Metaphor”, en: Plog y Edgerton (eds.), Changing Perspectives in mental Illness, Nueva York, Holt, Rinehart and
Winston Inc., 1969, pp. 9 y ss.; Szasz, Thomas, The Manufacture of Madness, Nueva York, A Delta Book, 1970; Mowrer,
Hobart, The Crisis in Psychiatry and Religion, Princeton, Insight Books, 1961, pp. 40 y ss.
2
El modelo médico sigue en la enfermedad mental el mismo esquema que se sigue para la enfermedad corporal, esto es, hay
un síntoma que denota una enfermedad de fondo. Se contrapone al modelo psicosocial que mira más bien las relaciones de la
persona con los demás y las posibles deficiencias; y se contrapone también al modelo existencial, que se acerca a la persona
en su totalidad como un ser en el mundo.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


94 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
Esta es la conclusión que objetan los autores a aprender la responsabilidad. En condiciones
citados. Para ellos, la así llamada enfermedad normales, la responsabilidad se aprende en la
mental no es otra cosa que una tremenda falta de interacción con papás responsables que saben
responsabilidad. De donde se infiere que para comunicar amor y disciplina; con educadores
superarla se requiere favorecer en esta persona responsables, con ministros de Dios responsa-
el que vuelva a asumir su responsabilidad. bles. En condiciones anormales, se requiere
toda una terapia que no es otra cosa que ayu-
Disculpar a la persona por lo que hace senci- dar a aprender de nuevo o por primera vez la
llamente acentúa su problema de no actuar una responsabilidad.
responsabilidad que olvidó o nunca tuvo. Cuan-
do decimos: “Perdió la cabeza, está loco, no se Hobart Mowrer enfatiza la responsabilidad
le puede declarar culpable por no ser respon- moral como camino a la solución de los lla-
sable”, sencillamente estamos contribuyendo a mados problemas mentales, y refiriéndose al
que se acentúe esa locura, que no es otra que pecado añade:
una gran e inmoral falta de responsabilidad.
El sentido del pecado tiene precisamente ese
Pero es precisamente esta responsabilidad mo- poder de llevar a la persona a reconocer su
ral la que se fue escondiendo, minimizando, responsabilidad o la falta de la misma, y a no
diluyendo en la genérica noción de la enfer- declararse a sí misma o ser considerada por los
medad mental que dejó de ser metáfora. Y al otros como inocente criatura que no tiene nin-
ser despojada de su responsabilidad, la per- guna culpa —usualmente es culpa exclusiva
sona pierde todos los demás derechos, desde de los papás o de alguien más— y que cuanto
el de ser creíble hasta el de tomar decisiones le sucedió le puede pasar a cualquiera, como
éticas. Los demás deben hacerle todo y deci- estaba escrito en un afiche.3
dir por ella, claro en forma muy “paternal”. En
conclusión, un tratamiento que no considere la Quisiera concluir esta parte citando a Karen
responsabilidad individual sino que la elimine Horney, la psicoanalista estudiosa de la neu-
del mismo, sólo lleva a acentuar el problema rosis. En diversas partes de su libro Neurosis y
que quiere resolver. crecimiento humano alude a ese problema de
fondo del neurótico, como es evadir la propia
Por esto mismo, para Glasser, la responsabili- responsabilidad asignando siempre la respon-
dad es la habilidad para responder a las pro- sabilidad de sus actos negativos a otras perso-
pias necesidades de manera tal que no prive nas. Los otros son siempre los culpables. De
a los demás de la habilidad para responder manera que no sólo se quita la responsabilidad
por las de ellos. A quienes no aprendieron esa de sus actos sino que, al ser los otros respon-
habilidad o la olvidaron, se les suele llamar sables y no él, deben pedirle excusas a él y
enfermos mentales, pero lo más lógico es lla- reparar por el mal cometido.
marlos personas irresponsables.
Cuando el psicólogo humanista Maslow quiso
De manera que, en estos casos, hay que volver elaborar una psicología de la persona,4 no bus-

3
Ver Mowrer Hobart, Op. cit., p. 48.
4
Maslow, Abraham, The Further Reaches of Human Nature, Nueva York, Viking Press, 1971.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 95
có, como hicieron otros, empezando por Freud, Es mejor propiciar una visión de la vida que
a los psicóticos y neuróticos, sino a las personas busca gozar el presente con sentido estético y
altamente responsables, aquellas que sobresa- sin grandes responsabilidades ni frente al pasa-
lían por su devoción a una causa noble. do ni frente al futuro. Se trata de enfrentar la
vida con opciones light.
Las ciencias culturales
En efecto, las actuales filosofía y antropología
de la cultura posmoderna tienen como uno de
Todas las posiciones culturales se demuestran
sus rasgos salientes la flojera para tomar deci-
a disgusto ante la sociedad de hoy. Sin embar- siones responsables. No es que no se tomen
go, cada una tiene su ángulo de visión especí- decisiones, sólo que éstas son solamente light,
fico y su forma de entender la responsabilidad como la Coca cola light o el café light, que no
como respuesta a la crisis actual. sacuden, que no incomodan. Las decisiones
light, por tanto, se sostienen solamente hasta
Los neoconservadores (Bell, Berger, Lipset, cuando no sean difíciles de cumplir o no gene-
Novak) piden, para superar la crisis actual, una ren problemas. Son decisiones poco ligadas al
vuelta a la ética (puritana) que nos haga ética- pasado y sobre todo poco ligadas al futuro, y
mente más responsables frente a las exigencias ello porque no se quiere asumir una responsa-
que nos hace hoy el capitalismo democrático. bilidad definitiva. Son decisiones de baja res-
ponsabilidad. Diversas formas culturales favo-
Los teóricos críticos (Habermas, Touraine, recen esa irresponsabilidad.
Giddens) ven la crisis en una reducción de
los valores a mercancía, a tener, producir y La posmodernidad con su cultura del diverti-
consumir, y ven la solución en el despertar la miento estimula el olvido como evasión de los
responsabilidad ante los intereses comunes. Es problemas, de las dificultades y de las respon-
necesaria una autolimitación inteligente. sabilidades. Estimula también la estetización
como vida de juego y frivolidad sin responsa-
bilidades de fondo, que en tanto sea posible se
Los nuevos movimientos sociales (ecologistas,
elimina la ética.
pacifistas, feministas, de derechos humanos)
ven la crisis actual en una enfermedad de la cul-
La posmodernidad, con su cultura de la indi-
tura, que con su militarismo y machismo sigue ferencia, favorece la opinión que es el resulta-
la ley del más fuerte y sólo se preocupa del de- do final del relativismo y que lleva a una cierta
sarrollo material. Esta visión propicia una ma- anestesia de la conciencia y aceptación de lo
yor responsabilidad frente a lo humano, frente a estadístico y de la mayoría. Además, limita las
la vida, frente a los derechos humanos, frente a pocas responsabilidades al propio bienestar, y
la mujer, frente a la paz, frente a la ecología. va junto con el agobio como un cansancio con
los grandes compromisos y responsabilidades.
Todos los anteriores ven la solución en una Ante todo esto, ustedes pueden entender por
vuelta a la responsabilidad. En cambio, para qué la insistencia constante de Benedicto XVI
la posmodernidad, tan de moda hoy (Lyotard, sobre la verdad y por qué denuncia la dictadu-
Vatimo, Baudrillard), la solución está en no ra del relativismo.
confiar tanto en el racionalismo, ni en la ob-
jetividad, ni en la verdad, todas cosas que nos A la posmodernidad no le puede faltar la cul-
sumieron en dos terribles guerras mundiales. tura de la ruptura, especialmente con todo lo

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


96 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
religioso, lo cual implica un indiferentismo re- sas características del desarrollo para poner de
ligioso que se libera de toda responsabilidad manifiesto las responsabilidades que no se dan
con Dios, con la vida, con la moral, etc. y que deben estar presentes.

Todo este fenómeno es expresado por la Con- Incluyente


ferencia Episcopal Latinoamericana, reunida
en Aparecida, de la siguiente manera: Cuando Joseph Stiglitz sacó su libro sobre el
malestar de la globalización,5 no gustó mucho
Vivimos un cambio de época cuyo nivel más a los dirigentes colombianos. Sin embargo, po-
profundo es el cultural. Surge hoy con gran
nía el dedo en la llaga que aflige a Colombia:
fuerza la sobrevaloración de la subjetividad
la exclusión.
individual (N.º 44). […] Esta cultura se ca-
racteriza por la autorreferencia del individuo,
que conduce a la indiferencia por el otro a El punto más interesante para mí fue toda la
quien no necesita ni del que se siente respon- demostración de que una cosa es el crecimien-
sable. Se prefiere vivir día a día, sin progra- to y otra muy diferente el desarrollo. Puede ha-
mas a largo plazo ni apegos personales, fami- ber un gran crecimiento con ausencia de desa-
liares y comunitarios. Las relaciones humanas rrollo, aún más, puede ser un crecimiento que
se consideran objeto de consumo, llevando a da un golpe mortal al desarrollo por el simple
relaciones afectivas sin compromiso respon- motivo que acentúa el cáncer de la exclusión.
sable y definitivo” (N.º 46).
Dice Stiglitz:

Las ciencias sociales Aunque es verdad que no se pueden lograr


reducciones sostenidas de la pobreza sin un
Si damos un paso de la realidad mental y cul- fuerte crecimiento económico, lo contrario
tural a la realidad social, podemos determinar no es cierto: el crecimiento no beneficia ne-
algo parecido. El problema que subyace a esa cesariamente a todos. No es verdad que “la
enfermedad social llamada miseria, exclusión, marea alta levanta todos los barcos”. A veces
una marea que sube velozmente, en especial
subdesarrollo, pareciera ceñirse al mismo mo-
cuando la acompaña una tormenta, arroja
delo médico: La responsabilidad social no tie- contra la orilla los barcos más débiles y los
ne nada que ver en su solución. Todo tiene hace añicos.6
que ver con un supuesto mecanismo de filtra-
ción del que nadie es responsable, que hace El crecimiento puede ser significativo y sin
que las riquezas de los grandes vayan pasando embargo no traducirse en desarrollo. Eso sig-
a los marginados. nifica, por ejemplo, que las enormes ganan-
cias de tantas empresas se conviertan en ca-
Sin embargo, Joseph Stiglitz insiste en que se pitalización y no en generación de empleo.
vuelva a introducir la ética en los negocios, y ¿Qué se requiere para ello? ¿Más estrategias
la doctrina social insiste mucho en la respon- económicas? Tal vez también se requieran
sabilidad social. Veamos algunas de las diver- éstas, pero se necesita, y con urgencia, algo

5
Stiglitz, Joseph, El malestar de la globalización, Buenos Aires, Ed. Taurus, 2002.
6
Ibid., p.109.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 97
más fundamental: sencillamente un sentido Integral
ético del otro, del pobre, y una responsabili-
dad por el bien común y no sólo por el bien El ejemplo puede ser simplón pero claro: un
particular. carro necesita gasolina, y su dueño puede lle-
narlo todo. Pero si al carro no le funciona el
Todo lo anterior nos lleva a concluir que cre- motor ni la corriente eléctrica, o una de sus
cimiento económico sin desarrollo social es ruedas está pinchada, por más gasolina que
infructuoso, y que desarrollo económico y tenga, no se mueve. La gasolina es todo el
social, especialmente donde se sufre el efecto crecimiento económico que en nuestro país,
del narcotráfico, sin desarrollo ético es fatigoso como en otros, crece y crece, pero debe ir
y casi imposible. acompañado de un crecimiento en los demás
factores personales y sociales para que se dé
Pero el capitalismo neoliberal ha dejado de un verdadero desarrollo.
lado la ética, entendida como solicitud por
lo humano en necesidad. De manera que la De manera que un verdadero desarrollo es holís-
reconciliación de la ética con el crecimiento tico, es integral, afecta positivamente la totalidad,
económico se hace indispensable para que de por lo tanto trata con la misma responsabilidad
verdad se dé un desarrollo humano. las cuestiones macroeconómicas y las cuestiones
sociales, las culturales y las éticas. Al fin de cuen-
Sin un salto moral no se podrán solucionar tas el ser humano integrado es el actor principal
los problemas de desigualdad de este mundo. del desarrollo. Cuando la responsabilidad no es
Pero un salto moral implica también un salto integral, nos engañamos o somos ingenuos. Si en
espiritual que puede ser escandaloso para la el edificio que vivo sólo pienso en mí y no me in-
economía capitalista del beneficio pero supre- teresa cuando el vecino deja escapar el gas de la
mamente urgente. Es un salto de calidad en la cocina, puedo llevarme una gran sorpresa poco
solidaridad y en la responsabilidad con el bien agradable. Albert Schweitzer escribió: “La ética
común. significa ensanchar sin límites la responsabilidad
frente a todo lo que existe”.
El bien común es un deber de todos los
miembros de la sociedad. La responsabilidad Inducido
de edificar el bien común compete, además
de las personas particulares, también al Esta-
Algo es inducido cuando se le muestra hacia
do, porque el bien común es la razón de ser
de la autoridad política […] aquellos a quie-
adelante una meta que debe alcanzar. El desa-
nes compete la responsabilidad del gobierno rrollo ha sido inducido por los ocho objetivos
están obligados a fomentar el bien común del del milenio y las 18 metas definidas para me-
país, no sólo según las orientaciones de la dir su cumplimiento, establecidos en la sesión
mayoría sino en la perspectiva del bien efec- extraordinaria de las Naciones Unidas de sep-
tivo de todos los miembros de la comunidad tiembre del 2000. Se trata de alcanzar el logro
civil, incluidas las minorías.7 de esos objetivos para el 2015.

7
Pontificio Consejo Justicia y Paz, Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia, N.ºs 167-168-169.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


98 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
La asociación global forjada en la Cum- Pero la comunidad internacional se compor-
bre del Milenio implicó a los países ricos ta como un niño mimado, con una capacidad
y pobres con un conjunto claro de respon- de atención muy limitada, es decir, se aburre
sabilidades. Los países pobres se compro- rápidamente con sus propias propuestas y ter-
metieron a mejorar su gobernabilidad y a
mina olvidándolas, promete mucho hasta que
reformar sus políticas, canalizando los re-
cursos hacia los primeros siete objetivos.
va desinflando sus promesas. Como en el caso
Los países ricos prometieron distribuir más con África: el apoyo que le han ofrecido ha
ayuda efectiva, un alivio rápido y profundo sido un poco más que simbólico y no ha llega-
de la deuda, más oportunidades comercia- do a formar esa masa crítica que dinamice el
les y unas reglas de comercio más justas así crecimiento económico del continente.10
como un incremento en la transferencia de
tecnología a los países pobres (como se ex- Aparece a este nivel una enorme crisis de respon-
presa en el objetivo N.º 8).8 sabilidad. Hay que despertar ese sentido de jus-
ticia en relación con el otro, ese otro que es, por
Existe una clara división del trabajo. Tanto los ejemplo, la mitad de los niños del mundo con
países ricos como los pobres tienen que hacer deficientes condiciones elementales de vida.
sus deberes y son deberes de equipo, esto es,
que no los pueden lograr sino juntos, los países No hacen falta más iniciativas ni más docu-
pobres no logran sus objetivos si los países ricos mentos, simplemente hay que cumplir con los
no cumplen con sus tareas. Sólo la unión de las acuerdos ya firmados. ¿Y por qué no se cum-
dos tareas logra la justicia que crea futuro.9 plen? Muy sencillo: porque falta pasión, les
falta tensión y aspiración a la justicia, les falta
De manera que la alternativa a la pobreza no sentido de responsabilidad por el otro en ne-
es la propiedad. La alternativa a la pobreza y a cesidad.
la propiedad es la comunidad. El principio vi-
tal se llama ayuda mutua. Por eso es indispen- Interesante
sable abrirse a una ética de la corresponsabili-
dad por crear comunión, comunidad, amistad. La palabra interesante viene de interés, y un
Juntos y solidariamente tenemos la suficiente desarrollo es interesante cuando tiene que ver
fuerza para configurar nuestra propia suerte. con las necesidades fundamentales del ser hu-
mano. Estas necesidades fundamentales, a su
Impulsado vez, están conectadas con los satisfactores,
que son formas culturales, sociales y espiritua-
Si los objetivos que se fijan hacia adelante les que dan respuesta a las necesidades. Los
mueven el desarrollo, también contribuyen a satisfactores utilizan los bienes económicos
ello las ayudas suministradas desde atrás por como medios al servicio de las necesidades.
la comunidad internacional.

8
Herfkens, Eveline, “La campaña de los objetivos del desarrollo del milenio”, en: Puerto, Luis Miguel, Sotillo L. José Ángel
y Echart Muñoz, Enara (coords.), Globalización, pobreza y desarrollo: los retos de la cooperación internacional, España, Los
libros de la Catarata, 2005, p. 158.
9
Moltmann, Jürgen, La justicia crea futuro, Santander, Ed. Sal Terrae, 1989.
10
Véase Mold, Andrew, “África subsahariana ante los objetivos del milenio. Una historia de desencuentros con Occidente”,
en: Puerto, Luis Miguel, Sotillo L. José Ángel y Echart Muñoz, Enara (coords.), Op. cit., pp. 99-108.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 99
Tenemos entonces un triángulo formado por Igual
estas tres realidades: necesidades fundamen-
tales, satisfactores y bienes. Las necesidades El desarrollo debe lograrse por igual para hom-
fundamentales son: subsistencia, protección, bres y mujeres, pero los datos nos dicen que la
afecto, entendimiento, creación, participa- igualdad está muy lejos de ser una realidad.
ción, descanso, identidad y libertad, las cua-
les forman un sistema de iguales, no hay una La Organización Mundial de la Salud recono-
jerarquía, todas tienen el mismo lugar y unas ce que el 70% de los 1.200 millones de perso-
influyen en las otras. Todas tienen la misma nas que viven en la pobreza —seres humanos
exigencia de ser satisfechas, y si alguna su- cuya existencia depende de menos de un dólar
fre una terrible carencia puede desmoronar diario— son mujeres. Igualmente, entre el 80
todo el sistema. En efecto, no se muere sólo y 90% de las familias pobres del mundo están
de hambre, también de afecto o de falta de encabezadas por mujeres. Mujeres que, por lo
sentido. Por otra parte, la actualización de las demás, son propietarias únicamente del 1% de
potencialidades de una necesidad influye posi- la tierra y suponen dos tercios de la población
tivamente en las otras. analfabeta de la sociedad internacional.

Quienes dan respuesta a las necesidades fun- Todos estos datos hacen terriblemente patente la
damentales son los satisfactores. Así, por conexión entre la pobreza de los Estados y la po-
ejemplo, a la necesidad de afecto da respuesta breza de las mujeres, y evidencian además que
el más grande y universal de los satisfactores la pobreza no es independiente del género.
que es el amor. A la necesidad de seguridad
da respuesta el satisfactor llamado la familia, El desarrollo igual exige entonces superar la
y a la necesidad de sentido da respuesta la fe
desigualdad en la división sexual del trabajo,
religiosa. Como se dijo, todos los satisfactores
en la propiedad y el control de los recursos y
son del orden cultural, y motor del desarrollo
en la participación en la toma de decisiones.
personal y comunitario.
La igualdad fundamental del género humano,
El triángulo se completa con los bienes, que son
expresada en el texto bíblico de la creación,
medios económicos al servicio de las necesida-
exige de nosotros una preocupación constante
des y de los satisfactores, pero que no se deben
para hacerla realidad. Es nuestra responsabili-
confundir con estos últimos, puesto que los bienes
dad. En Aparecida se dijo: “Es necesario superar
económicos son de orden material y los satisfacto-
una mentalidad machista que ignora la novedad
res son de orden cultural, social y espiritual.
del cristianismo donde se reconoce y proclama
No se manifiesta responsabilidad ante la so- la igual dignidad y responsabilidad de la mujer
ciedad cuando se altera la visión. Es decir, los respecto al hombre” (N.º 472 y DI 5).
medios se promueven como si fueran fines,
y los fines, esto es, los seres humanos y sus Incentivado
necesidades, se reducen a medios. Por eso la
sociedad se puso como fin el aumento de la ¿Por qué tan elevados índices de pobreza y
producción y el consumo y no la verdadera abandono en que se encuentran niños y niñas?
calidad de vida que, en definitiva, es la mejor La respuesta es muy sencilla: en muchos de
definición de la paz. nuestros países falta la responsabilidad pater-

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


100 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
na. De manera que si se quiere obtener el de- pecífico que la circunda y con el cual tiene
sarrollo soñado es necesario incentivar el desa- una interacción vital. El término vital indica la
rrollo desde abajo, esto es, desde tres ángulos importancia de vida o muerte que tiene esta
complementarios: interacción. Si la interacción entre la entidad
y el medio es negativa resulta una crisis que
A. Desde la responsabilidad de los mismos tiene diversos niveles:
padres de familia y de cada ciudadano,
de manera que la sociedad, y en especial El primero y más notorio es el nivel ambiental,
“las instituciones estatales —respetando la que aunque parezca ser independiente no lo es,
prioridad y la preeminencia de la familia— tiene su raíz en la crisis de sentido y de percep-
están llamadas a garantizar y favorecer la ción de la realidad propia del ser humano hoy.
genuina identidad de la vida familiar y a Esta crisis de percepción, a su vez, obedece a
evitar y combatir todo lo que la altera y la una crisis de principios, lo cual genera una gran
daña.”11 incertidumbre que se descubre en el desequili-
brio entre el desarrollo científico–tecnológico y
B. Desde la formación de una sociedad civil el desarrollo moral. Se considera que hay una
comprometida que asuma la responsabili- gran responsabilidad con el primero, el científi-
dad de reducir a los invisibles,12 esto es, a co, mas no con el segundo, el moral.
quienes no están conectados social y orgá-
nicamente para promover el desarrollo. Si la interacción es positiva, el desarrollo se
considera sostenible a nivel ambiental, cultu-
C. Desde una cultura que mueva hacia horizon- ral, científico y tecnológico.
tes cada vez más amplios. Se puede inyec-
tar mucha fuerza económica en la sociedad, Es urgente hoy la reconciliación entre los dos
pero poco se logrará en términos de desarrollo desarrollos, científico y moral, y ello desde la
si no se asume la responsabilidad de generar recuperación vivencial de algunos principios
un cambio de cultura, de cultura de muerte que nos mueven a la responsabilidad común:
a cultura de vida, de cultura individualista en
exceso a cultura solidaria, de cultura de resig- La tutela del medio ambiente constituye un
nación a cultura de creatividad. desafío para la entera humanidad […] es una
responsabilidad que debe crecer, teniendo en
cuenta la globalidad de la actual crisis eco-
Interactuante lógica […] La responsabilidad se extiende no
sólo a las exigencias del presente, sino tam-
La evolución de una entidad según la natura- bién a las del futuro […] Una responsabilidad
leza de su ser, esto es, el desarrollo, no se da que incumbe también a cada Estado y a la
en el vacío, sino siempre en un contexto es- Comunidad Internacional.13

11
Pontificio Consejo Justicia y paz, Compendio de la doctrina social de la Iglesia, Bogotá, Ed. Conferencia Episcopal de
Colombia, 2005, p. 252.
12
Véase Salazar, María Cristina, Los Esclavos Invisibles: Autoritarismo, explotación y derechos de los niños en América
Latina, Tunja, Ed. UPTC, 2006.
13
Pontificio Consejo Justicia y Paz, Op. cit., nn. 466-468.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 101
Interior 2. La responsabilidad y su
fundamento ético
El desarrollo interior es el último en la lista
porque es conclusivo y sintético, pero además Un joven relata: Aprendí mi primera lección
es primero en importancia. ¿Por qué hablar de sobre la responsabilidad cuando llegué a la
desarrollo interior?
casa y me di cuenta de que mi ratoncito blan-
co, que había recibido de regalo, ya no estaba
El desarrollo exterior es el desarrollo funcional
en la jaula. Le pregunté a mi mamá y ella me
del ser humano, de su tener, de sus habilida-
dijo: “No está en la jaula porque yo lo regalé”.
des para manipular el mundo y transformarlo,
Enfurecido, le reclamé: “¿Por qué lo regalas-
es un desarrollo indispensable para funcionar
te?” “Muy sencillo —dijo ella—, porque no lo
en el trajín de cada día. Pero también hay un
cuidabas”. “No es verdad —respondí aún más
desarrollo interior que lo lleva a humanizar-
enfurecido—, yo siempre lo he cuidado”. Ella
se cada vez más y, como consecuencia, a ser
fuente de humanización. muy calmada me respondió: “Hace un mes
que lo regalé”.
No podemos reducir el desarrollo a su aspecto
exterior, y la razón es muy sencilla. El panora- Esta narración no se refiere a la responsabili-
ma mundial y latinoamericano no es optimista. dad sino a la irresponsabilidad. El muchacho
Si se examina a fondo el problema se descubre recibió un don que era ni más ni menos que
que la raíz está ni más ni menos que en el un gran desafío. Él no aceptó el desafío, no le
débil sentido humanitario que se vive hoy en respondió y descuidó el animalito. Ni siquiera
el mundo. En ese punto se enclava nuestra co- previó que al no responder podía perderlo y
laboración de expertos en humanidad, como además podía ser tildado de irresponsable. En
queremos definirnos los cristianos: responsa- efecto, en el contexto social en que vivía, al-
bles de la tarea de vivificar y reforzar este sen- guien lo despojó del animalito y lo llamó irres-
tido humanitario global que considera a todo ponsable.
ser humano con todas sus dimensiones y con
una opción preferencial por el más pobre. Juan A partir de esta escena, podemos determinar,
Pablo II dice: “El desarrollo de un pueblo no ya en positivo, los componentes de la respon-
deriva primariamente ni del dinero, ni de las sabilidad. La palabra responsabilidad evoca
ayudas materiales, ni de las estructuras técni- de inmediato la acción de responder. Esta
cas sino más bien de la formación de las con- respuesta contiene diversos elementos: Don,
ciencias, de la madurez de la mentalidad y de desafío, interpretación, tiempo, sentido ético,
las costumbres. Es el hombre el protagonista anticipación, comunidad. Si yo respondo es
del desarrollo, no el dinero ni la técnica”.14 porque:

14
Juan Pablo II, Redemptoris Missio, Carta encíclica sobre la Misión del Redentor, 7 de diciembre de 1990.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


102 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
1. Ha tenido lugar alguna acción referida a mí. dero, ni útil, es mejor que no me lo cuentes,
He recibido un regalo, un don, un desafío. concluyó Sócrates.
Me siento regalado, agraciado, amado.
Me tomo un poco de tiempo para responder
2. He interpretado esa acción, de lo contrario ética y correctamente, aunque ello se llame
mi respuesta no sería tal sino sólo reacción. lentitud. De Dios se dice que es lento preci-
Una cosa es responder, otra es reaccionar. samente porque no reacciona sino responde.
La primera implica reflexión, la segunda Quien se detiene a escuchar antes de respon-
no. Respondo según la interpretación que der se llama una persona comprensiva. El que
hago de las acciones que se refieren a mí y reacciona de inmediato, sin preguntar, es uno
que me desafían de alguna manera. que no comprende, como dicen tantos adoles-
centes de sus papás.
3. La interpretación obedece a los modelos
que me he ido formando en el tiempo. In- 5. Intento anticipar las respuestas a mi res-
terpreto con base en mi pasado social, en puesta. Encomio por mi responsabilidad o
mis recuerdos personales, en mi situación pérdida del regalo, felicitación o reproche,
presente o en mis deseos futuros, tres di- acogida o rechazo. Cada vez que me toca
mensiones ante las cuales debo ser respon- enfrentar a los periodistas no sólo pienso en
sable. A veces, mi respuesta es más en fun- lo que debo responder sino también en las
ción del futuro que anhelo que en función respuestas a mis respuestas. Trato de antici-
del pasado vivido. parlas, y ahora más, después de los líos que
no me faltan.
4. Respondo de una manera ética, esto es,
procurando que ésa, mi respuesta, sea ver- Hace un tiempo acepté una entrevista a un me-
dadera, buena, útil, libre y en conciencia. dio televisivo europeo. Dije una frase verdade-
ra, pero me puse a pensar en la misma y me
En alguna ocasión alguien se acercó a Sócrates, di cuenta de que podía perjudicar a gente ino-
el gran filósofo griego, y le dijo que deseaba cente. Me puse a buscar a quien me entrevistó
contarle algo que había oído sobre un amigo y le pedí el favor de eliminar esa frase. Era un
común. Sócrates le interrumpió y le preguntó anticipar los efectos negativos de una respuesta
si aquello que deseaba contar ya lo había he- y que por eso mismo había que eliminarla.
cho pasar por los tres filtros. ¿Cuáles son esos
filtros?, le preguntó el amigo. 6. En el contexto de una comunidad de agen-
Sócrates le contestó: tes. Mi familia y la sociedad me observan
El primer filtro es el de la verdad. ¿Estás seguro para elogiarme o para corregirme. Cada
de que eso es cierto? uno de nosotros es autoconciencia en rela-
El segundo filtro es el de la bondad: ¿Estás bus- ción. Esto quiere decir que voy forjando mi
cando el bien de nuestro amigo? identidad a partir de lo que llega de fuera,
El tercer filtro es el de la utilidad. ¿Te parece del don que me hacen los demás, de la pro-
útil que yo lo sepa? puesta de identidad que viene de los otros
Si lo que vas a decir no es bueno, ni verda- y que yo opto por apropiarme o no.15 Por

15
Véase Andrade, Bárbara, ¿Pecado Original o Gracia del Perdón? Salamanca, Secretariado Trinitario, 2004, pp. 51 y ss.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 103
ejemplo, los demás pueden tratarme como La ética de la autoprotección, como primer
una víctima pero el que yo sea víctima de- postulado de la existencia propia del sacerdote
pende de mí, no de los otros, pues soy yo y del levita, y la ética del otro en necesidad
el responsable de mi futuro, no los demás. como prioridad de vida, propia del samarita-
no. Es la ética individualista o la ética de la
Veamos otro ejemplo para identificar esos com- solidaridad universal. Es la ética de Caín que
ponentes de la responsabilidad, a saber, desafío dice: “¿Acaso soy yo guarda de mi hermano?”
o don, respuesta, interpretación, tiempo, ética, O la ética de Jesús: “Este es mi cuerpo que se
anticipación, comunidad o sociedad. entrega por vosotros.”16

Un hombre bajaba de Jerusalén a Jericó y cayó Anticipó las dificultades. Se dio cuenta de que
en manos de los ladrones que lo hirieron de- el asaltado era judío pero no le importó recibir
jándolo medio muerto. Pasaron por el mismo reproches de su gente samaritana y poco ami-
camino un sacerdote y un levita, lo vieron y si- ga de los judíos, por su respuesta de misericor-
guieron de largo. Pasó un samaritano y cuando dia. Consideró que la vida es superior a la ley.
lo vio, se bajó del caballo y lo auxilió. Puso en acto todos los mecanismos sociales
y comunitarios a la mano para ayudarlo y fue
Todos fueron desafiados con una escena do- puesto de ejemplo para el resto de la comuni-
lorosa como fue la del herido. Todos sintieron dad: Vete y haz tú lo mismo.
que debían responder a este desafío. Pero la
respuesta fue muy diferente. La ética nos mueve a hacer alianzas sanas, sin
atajos ilícitos, porque la unión hace la fuerza.
El sacerdote y el levita interpretaron su situa- “No somos machos pero somos muchos” es el
ción como causa de impureza para ellos, al título de un librito pero también es el título de
tener que tocar a un posiblemente muerto, lo una comunidad comprometida y responsable a
cual los inhabilitaba para el culto. Considera- la que esa publicación se refiere.
ron que la ley es superior a la vida. Por eso, su
respuesta fue esquivar al herido. 3. Responsabilidad y ética en la
visión de Jesús
El samaritano interpretó la situación como una
exigencia humanitaria. Se bajó inmediatamen-
te del caballo para hacer algo por el herido. ¿De qué manera es Jesucristo
Pensó en el tiempo presente pero también en responsable?
el futuro. Por eso, atendió las heridas inmedia-
tas pero lo llevó a un albergue y dio orden de En la respuesta: Buscaba que su respuesta al
que lo atendieran hasta su regreso. accionar de los otros sobre él se ajustase siem-
pre a la acción divina, a la voluntad universal
Descubrimos en esta escena dos tipos de ética: del Padre y al Reino de Dios que anunciaba.

16
Los patrones de interpretación fueron diferentes como en muchas situaciones. Hay quien interpreta desde el pasado y hay
quien interpreta liberándose del pasado. Pero hay también quien escoge un camino intermedio y es el que reinterpreta el
pasado. No falta el que interpreta mirando las previsiones del futuro. Cada generación busca reinterpretar el pasado a la luz
del presente que está viviendo y del futuro que anhela.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


104 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
En la interpretación: Jesús interpreta siempre De muchas maneras, él ilustró su programa de
desde la perspectiva del Padre. Interpreta to- vida referido por Juan: “Yo he venido para que
das las acciones sobre él como signos de la tengan vida y la tengan en abundancia” (Jn 10,
acción divina de la creación y de la salvación. 10). La actuación de este programa puede ver-
Jesús interpreta cada acontecimiento particular se en los ocho primeros capítulos de Marcos.
como incluido en una gran acción universal. Refiriéndonos a la vida cotidiana de Jesús, esa
En la anticipación: Jesús preveía cuanto le vida vivida en comunión con el Padre y abierta
habría de suceder. La voluntad de Dios esta- en donación a los demás, nos preguntamos:
ba presente en cada acontecimiento, desde la ¿Qué era éticamente más importante para él?
muerte de un gorrión hasta el evento de la cruz Cuando tenía que tomar una decisión, ¿qué le
que él anticipó y anunció a sus discípulos, pre- parecía de primera importancia? La respuesta
parándolos responsablemente para el escánda- es sencilla: la felicidad de la vida ajena. A ese
lo del mismo, haciéndoles entender que Dios otro, Jesús espera infundirle vida y con ella
escribe recto en líneas torcidas. también alegría.
En la ética: Jesús es el hombre por los demás,
entregado por todos y además comprometien- B. Es una ética de la compasión que se muestra
do a todos hacia un amor responsable. muy sensible al sufrimiento de las víctimas,
de los necesitados, de los excluidos. Cuan-
Veamos más en detalle la ética de Jesús. do Jesús dice que tiene compasión, expresa
ese estado de ánimo con el término entra-
La ética de Jesús ñas: “se me conmueven las entrañas”, es de-
cir, siento una fuerza dentro de mí que me
Alguien, para saludar a otro le decía: “Dame arrastra, que me mueve. Es una pasión que
esos cinco”. Se refería a los cinco dedos de la me seduce y me lleva hacia el dolor ajeno.
mano del otro que él quería estrechar.
Es interesante constatar cómo esta compasión
Como una mano, que tiene cinco dedos que se fue fácilmente un legado de José, cuya com-
extienden a los demás, la ética de Jesús, como pasión con María fue el resultado de que él
la de sus discípulos, se distingue por cinco ele- pusiera la compasión por encima de la ley, y
mentos específicos:
eso porque su imagen de Dios era la de un
ser compasivo y misericordioso. Así procedió
A. Es una ética de la alteridad. Jesús ha sido de-
Jesús en su práctica cotidiana, tanto con los
finido el Hombre para los demás. Él mismo
enfermos como con los rechazados o los pe-
se ha hecho oferta por nosotros: “Este es mi
cadores: “Mujer, nadie te ha condenado, yo
cuerpo que se entrega por ustedes” (Lc 22,19);
tampoco, vete en paz y no vuelvas a pecar” (Jn
“Yo doy mi vida por las ovejas” (Jn 10,14).
8, 11). La compasión ha sido la gran ausente
del siglo XX con sus 111 millones de víctimas
Él ha concebido su vida en términos de servi-
inocentes, y por eso es tan urgente este rasgo
cio a los demás y con profundo sentido comu-
de la ética de Jesús.
nitario: “Yo estoy en medio de ustedes como el
que sirve” (Lc 22, 27). ¿Qué finalidad tiene esa
C. Es una ética de la liberación que tiende a
entrega tan radical, ese servicio al otro tan de-
eliminar cuantas opresiones —de carácter
cidido? Esa finalidad se puede resumir en dos
cultural, étnico, social, económico, religio-
palabras: Vida y felicidad.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 105
so, etc.— se cargan sobre las personas y donde hay equivalencia entre lo que se recibe
los grupos para que sean de verdad libres. y lo que se da, y la lógica de la asimetría, don-
Jesús proclamó este programa liberador al de no hay equivalencia sino desproporción, es
comienzo de su misión en la sinagoga de más lo que se da que lo que se recibe, como
Nazaret: “El Espíritu del Señor está sobre el amor a los enemigos no correspondido, o la
mí, porque me ha consagrado para llevar la paga a los que trabajaron sólo la última parte
buena noticia a los pobres; me ha enviado del día y que, según los demás trabajadores,
a anunciar libertad a los presos y dar vista a no la merecían, pero la bondad del dueño de
los ciegos; a poner en libertad a los oprimi- la viña se la concedió igual que a los primeros.
dos; a anunciar el año favorable del Señor” Esta segunda lógica es propia de la gratuidad.
(Lc 4, 18-19).
Prioridades en la ética de Jesús
D. Es una ética de la solidaridad, superadora
del estrecho nacionalismo ético y defensora Junto con estos cinco elementos éticos, la ética
de un universalismo moral que vence las de Jesús se caracteriza por algunas prioridades
fronteras impuestas por la tribu, la clase, la específicas:
nación. “¿Quién es mi madre, quiénes son
mis hermanos? Todos los que buscan la vo- 1. La prioridad de la vida sobre la religión. El
luntad de Dios” (Mc 3, 35). Esta solidaridad sábado está hecho para el hombre y no el
nos lleva a hacernos prójimos de los demás, hombre para el sábado.
a reconocer que todos somos responsables 2. La prioridad de la felicidad ajena (incluida
de todos, a tomar en serio la parábola del la eterna) sobre la propia. La ética de Jesús
juicio final y a apoyar a cuantos, desde di- es la ética de la vida, del gozo, del disfrute
versos ángulos, reflexionan y actúan sobre de la vida, pero no de la suya propia, sino
la base de esta mutua responsabilidad.17 ante todo la de los demás.
3. La prioridad de las necesidades de los de-
E. Es una ética de la gratuidad, que signifi- más (que no tienen límite) sobre los propios
ca la capacidad de amar sin pedir recom- deberes que salvaguardan la propia perfec-
pensa, porque si ustedes aman solamente ción. No le importó que fuese llamado ami-
a quienes los aman a ustedes, ¿qué hacen go de publicanos y pecadores.
de extraordinario? Hasta los pecadores se 4. La prioridad de la lógica del amor que es
portan así. Y si dan prestado sólo a aquellos asimétrica, sobre la lógica de la equivalen-
de quienes piensan recibir algo, ¿qué hacen cia que es simétrica, como en el caso del
de extraordinario? También los pecadores amor a los enemigos.
se prestan unos a otros (Lc 6, 32-34) 5. Prioridad del don del perdón, que es una
forma de misericordia, sobre la justicia.
Paul Ricoeur18 hablaba de dos lógicas: la lógi- Justicia sin misericordia es ofensa. No hay
ca de la simetría, que bien puede llamarse la justicia sin perdón, decía Juan Pablo II, un
lógica del comercio o intercambio mercantil, perdón que precede a la justicia misma.

17
Véase Mardones, José María, Por una cultura de la solidaridad, Madrid, Ed. Sal Terrae, 1994, pp. 42 y ss.
18
Ricouer, Paul, La memoria, la historia, el olvido, Madrid, Ed. Trotta, 2003, pp. 625 y ss.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


106 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
6. Prioridad de los impuros (por origen, profe- Concluyamos constatando que las actitudes
sión, enfermedad, conducta) sobre los consi- de Jesús nos mueven a ser responsables y a
derados puros (fariseos). Urgente llamado en ejercer esta responsabilidad por la vida en su
un mundo en el que aún se dan los racismos, totalidad, propia y ajena; por el pasado, el pre-
las limpiezas étnicas, los grupos de odio, etc. sente y el futuro; en el ámbito privado y en el
7. Prioridad del servicio sobre el poder. Yo es- público, globalmente, sin exclusiones.
toy en medio de ustedes, como uno que sir-
ve. “Pero se quedaron callados, porque en Que Jesús nos ilumine para responder ética-
el camino habían discutido quién de ellos mente a los desafíos de nuestra patria, de los
era el más importante. Entonces Jesús se sen- pobres, de las víctimas, de los pecadores, no
tó, llamó a los doce y les dijo: —Si alguien sólo con la reflexión sino ante todo con el tes-
quiere ser el primero, deberá ser el último de timonio, en este mundo que escucha más a los
todos, y servirlos a todos (Mc 9, 34-35). testigos que a los maestros.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 107
Comentario a la ponencia “Responsabilidad
y ética ante la situación social” de Monseñor
Luis Augusto Castro Quiroga
Monseñor Óscar Aníbal Marín Gallo
Rector de la Universidad Católica de
Oriente.

I. Palabras de acogida Sánchez por haberse dedicado como equipo


de trabajo a generar las condiciones mínimas
La UCO y la Diócesis se sienten muy honra- necesarias para avanzar en esta tarea en nom-
das de tenerlo hoy como invitado especial a bre de la Región desde la Universidad.
usted, Monseñor Luis Augusto Castro Quiro-
De paso, permítanme agradecerles en especial
ga, Presidente de la Conferencia Episcopal de
por su confianza en este nuevo servicio que es-
Colombia, Arzobispo de Tunja, y facilitador y tamos ofreciendo en colaboración con la Curia
trabajador incansable por la paz de Colombia; Diocesana, en particular al Equipo Diocesano
a Monseñor Ricardo Tobón Restrepo, Obis- de Diálogo y Paz para el Oriente de Antioquia,
po de la Diócesis de Sonsón Rionegro y Gran al cual se le ha encomendado la tarea de apo-
Canciller de nuestra Universidad, y a los re- yar la Pastoral Social Diocesana en el tema del
presentantes de las parroquias de la Diócesis y conflicto político armado que se vive en la re-
demás instituciones del orden civil y religioso gión, y que da muestras de reactivación desde
que vienen participando activamente en este los recientes sucesos en la vía a Sonsón, en el
Seminario. Agradezco al Pbro. Luis Ferney Ló- parque de San Carlos, en Nariño y Argelia y,
pez Jiménez, a Juan Mauricio Arias Giraldo, por supuesto, en la vía a Abejorral desde el
Jesús David Vallejo Cardona y Jhon Jairo Serna municipio de La Ceja.

109
Entiendo el interés que existe en torno a este se debería ubicar al otro lado, en Los Ánge-
Seminario Internacional “Evangelio, Cultura y les o San Francisco. Y desde este pretexto per-
Desarrollo. La nueva evangelización para el mítanme realizar mi comentario a tan ilustre
desarrollo humano”, el cual servimos en cum- presentación, proponiendo algunas notas para
plimiento de nuestra función como universidad la reflexión a propósito de nuestro quehacer
católica, una universidad convocada a dispo- como actores y actoras del orden, como so-
ner las condiciones para realizar su aporte a la ciedad organizada, Estado, representantes del
cultura, como respuesta al llamado que realiza conocimiento, gremios económicos y demás
la Encíclica Ex Corde Eclesiae, cuando señala actores sociales, quienes tenemos unas tareas
que “en el servicio a la sociedad el interlocutor inaplazables en cumplimiento de la bina res-
privilegiado será naturalmente el mundo aca- ponsabilidad y ética.
démico, cultural y científico de la región en
que trabaja la Universidad Católica” (n. 37). Esto lo realiza la Universidad Católica movida
Con todo lo civil que esta moción trae consi- por Pablo VI, quien plantea que “hoy más que
go, allí se establece que la institución de edu- nunca la Iglesia necesita de las Universidades
cación superior de inspiración católica tiene Católicas”, en un llamado a reconocer tam-
un compromiso con la sociedad en la que está bién su dimensión eclesial y, por supuesto, en
inscrita, lo que en nuestro caso se manifiesta una apuesta por ayudar a reconocer ese “hoy”
en el nombre de nuestra institución, que hace como un análisis a la coyuntura en la cual nos
referencia a una región concreta (el Oriente de corresponde intervenir, en cumplimiento de un
Antioquia), con sus factores de intervención en compromiso humano y humanizador, a quie-
orden al reconocimiento de lo positivo, que nes nos ha correspondido asumir funciones de
por supuesto está presente, como a lo que nie- liderazgo en este escenario social concreto. Y
ga el designio de Dios sobre su pueblo y que es acá donde, en cumplimiento de nuestra res-
es justamente lo que hay que entrar a cambiar, ponsabilidad asumida éticamente, se inspira en
desde la institucionalidad establecida y por es- las posiciones que es posible adoptar desde la
tablecer para lograr tal fin. Es una región que Doctrina Social de la Iglesia y, por supuesto,
por lo demás posee la impronta del “radical desde el Evangelio, como insumos para consi-
sustrato católico” del que habla el documento derar en estas jornadas de pensamiento social.
de Puebla, gracias a la labor abnegada y per-
manente de quienes en nombre del Evangelio
II. La ética y la responsabilidad,
hemos realizado la tarea apostólica en la re-
gión, y por supuesto de quienes animados por tema de análisis crítico de nues-
el espíritu de servicio cristiano han trabajado tro quehacer en la UCO para el
desde lo político, lo técnico y lo social en el Oriente antioqueño
Oriente de Antioquia.
El tema que hoy nos convoca, el de la ética y
Cuando Monseñor Luis Augusto introduce su la responsabilidad, es enfocado en la ponencia
texto “Responsabilidad y ética ante la situación de Monseñor Luis Augusto desde el tema de
social”, llama la atención sobre la propuesta la responsabilidad. Se trata de una responsa-
de su maestro Víctor Frankl de equilibrar la es- bilidad que es vista por las ciencias humanas
tatua de la libertad que está en Nueva York y culturales como un factor de salud mental
con otra estatua, la de la responsabilidad, que personal y social y que, además, es un factor

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


110 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
de negación al pensamiento débil que argu- ral, en contravía de la creación de espacios
mentan en la actualidad los pensadores de la de realización de la dignidad de la persona
posmodernidad. Y es a partir de este enfoque humana.
que reconocemos un grave reto para nuestra
misión y la de los diversos actores sociales de 2. El Diálogo, como escucha y respuesta
la región, y que consiste en realizar un examen del otro y de la otra, en orden a la justi-
de conciencia sobre la tarea que venimos asu- cia. Es ésta una actitud que, como se verá
miendo ante los nuevos problemas y posibili- más adelante, pasa por la escucha atenta
dades que nos plantea la historia regional. de los procesos sociales y culturales, que
son en sí mismos un proceso de saber, para
La Universidad Católica, como “nacida del co- posibilitar a partir de allí un diálogo con
razón de la Iglesia” (ECE 1) para “consagrarse los saberes propios de la academia, y así
sin reservas a la causa de la verdad” y, por lo acompañar, desde la responsabilidad ética
tanto, “consciente de ser precedida por aquel que nos cabe a los distintos entes del orden
que es camino, verdad y vida” (Jesucristo), regional, con un clamor como el que se es-
el Logos, “cuyo espíritu de inteligencia y de cucha como respuesta justa a las demandas
amor nos da la capacidad de encontrar con de dignificación y de humanización de la
nuestra propia inteligencia la sabiduría sin la vida de quienes habitan en el territorio del
cual el futuro estaría en peligro” (ECE 4), quie- Oriente antioqueño.
re, desde su ser institucional de diaconía a la
verdad y, en concreto, desde este Seminario y 3. La Redención, o reparación de los daños al
su posible derivación en un “Instituto de Fe y ser humano por las realidades sociales de
Cultura”, hacerse eco de las reflexiones y bús- la exclusión, la criminalidad y el desamor,
quedas de sentido histórico de la región, desde que llama es a apostar de nuevo por la cons-
los(as) actores(as) que están llamados a con- trucción de la civilización del amor, ahora
versar para desaprender y reaprender lo que en busca de implementación a partir de la
haya lugar, por la mejor calidad de vida y por estrategia de las “Comunidades Eclesiales
supuesto por la paz de la región. por el Reino”, que viene siendo jalonada
desde el quehacer pastoral de la Diócesis
La ética y la responsabilidad se hacen eviden- de Sonsón Rionegro, como una opción por
tes en la medida en que se hagan patentes tres un Evangelio inculturado y vivido en las
actitudes de liderazgo: condiciones propias de las colectividades,
que desde su fe entienden que el compro-
1. El Servicio, que como está planteado en miso con la situación de los y las demás es
nuestra Misión Institucional de forma explí- parte esencial de su convicción cristiana.
cita, refleja la voluntad de entender que la
creación y la redención son realidades que En la quinta Conferencia Episcopal Latinoame-
nos permiten intervenir sobre la solución ricana, reunida en Aparecida, se señala que
de los problemas de la vida. Un entender “Vivimos un cambio de época cuyo nivel más
que no se agota en la mera especulación, profundo es el cultural. Surge hoy con una gran
sino que asume la puesta en escena de unas fuerza la sobrevaloración de la subjetividad in-
concepciones de servicio, a contracorriente dividual” (N.º 44). ”Esta cultura se caracteriza
de las tendencias globales de corte neolibe- por la autorreferencia del individuo, que con-

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 111
duce a la indiferencia por el otro a quien no mía y la técnica de la moral y de la ética, e
necesita ni del que se siente responsable. Se igualmente de los impactos de un desarrollo de
prefiere vivir día a día a largo plazo sin ape- la tecnología y de la ciencia, sin tomar en con-
gos personales, familiares y comunitarios. Las sideración la ética y la responsabilidad que se
relaciones humanas se consideran objeto de tiene con los procesos de humanización y de
consumo, llevando a relaciones afectivas sin dignificación a que estamos llamados a aportar
compromiso responsable y definitivo” (N.º 46). como discípulos del Maestro Jesús de Nazaret.
Ante esta ausencia del sentido del compromiso
por el otro que, como se dijo en la Conferencia Ante esta situación de desencuentro es igual-
de Monseñor Luis Augusto, es un signo de la mente oportuno recordar que la regionalidad
posmodernidad, toca seguir abriendo caminos posee una naturaleza relacional, y para lograr-
desde nuestra institucionalidad regional para lo hay que generar espacios de diálogo en y
la definición de rutas de acción con base en sobre nuestra cultura, para así “explorar au-
la responsabilidad social, y en particular ins- dazmente las riquezas de la revelación y de la
pirados en la ética del compromiso activo que naturaleza, para que el esfuerzo conjunto de
se nos demanda en la coyuntura concreta que la inteligencia y de la fe permita a los hombres
vivimos actualmente en la región. alcanzar la medida plena de su humanidad,”
al decir de Juan Pablo II. Una medida plena de
Cierro este apartado destacando que estamos humanidad que no se alcanza sin el desarrollo
en una realidad social que es de violación de de un sentido ético del otro, del pobre, y una
derechos humanos, de retroceso económico responsabilidad por el bien común y no sólo
que aumenta los agudos niveles de pobreza y por el bien particular, como lo señaló Monse-
miseria de nuestra región, de narcotráfico, de ñor Luis Augusto en su ponencia.
conflicto político armado y desplazamiento,
además de altos índices de violencia delictiva, El cambio, que es la característica por esencia
y estas realidades nos convocan a realizar ejer- de nuestro tiempo, nos llama a reconocer que
cicios de liderazgo en el servicio desinteresado es posible intervenir en él para orientarlo. Y
y apto frente a una complejidad tan inquietante para tal orientación nos queda un único cri-
como la que nos ha tocado en la historia, en la
terio de juicio, que se establece para medir la
cual, por fortuna, somos testigos del mensaje
validez de los avances que la ciencia, la eco-
de Jesús, que sigue siendo la buena nueva para
nomía y la política generan, cuya letra en la
una cultura como la que viene emergiendo, y
GS 63 dice que “El hombre es el autor, el cen-
que nos reta a responder a sus inquietudes nue-
tro y el fin de toda la vida económico social”.
vas con mentalidades nuevas, a la manera del
Así, queda claro que la alternativa a la pobreza
cumplimiento de la metáfora “Vino nuevo que
y a la propiedad privada sin hipoteca social es
requiere de odres nuevos” (Lc 5, 37-39).
el desarrollo íntimo del sentido comunitario en
todos los asociados, como personas y sujetos
III. La ética y la responsabilidad: sociales pertenecientes a un mismo colectivo
oportunidad para realizar el humano; es ése el sentimiento que se debe im-
diálogo fe y cultura pulsar frente a los procesos de cambio que se
vienen dando en la región, y que no siempre
Ya se ha podido demostrar en la práctica los se gestan desde el criterio propuesto reciente-
negativos efectos que tiene disociar la econo- mente, y que nosotros pretendemos proponer

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


112 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
como cernidor de lo que para la región y en que desde allí podemos interlocutar con lo que
ella se trace de cara a su futuro inmediato, me- suceda y se proponga desde otras instancias
diato y a largo plazo. de la vida social, en el orden nacional o inter-
nacional. En la perspectiva que estoy propo-
Por lo demás, hay un planteamiento retador: “Si niendo, queda como tarea el volver sobre lo
es necesario, la Universidad Católica deberá te- nuestro, lo que en su ponencia llama el Señor
ner la valentía de expresar verdades incómodas, Arzobispo a concretar, para lo cual se requie-
verdades que no halagan a la opinión pública, re formarnos en una mentalidad cambiada, a
pero que son también necesarias para salva- su vez, en proceso de metanoia, que sea apta
guardar el bien auténtico de la sociedad” (ECE para entender lo propio y defenderlo en un
32). Y esto tiene especial validez hoy, cuando escenario de diferencia que potencia la gene-
lo que se intenta ofrecer como teleología de la ración de respuestas a las inquietudes que la
vida es el puro placer del momento, dejando vida va generando a su paso y, con ello, poder
a un lado los procesos humanizadores vividos avanzar en orden a la definición de líneas y
y por vivir. Y esto debe quedar suficientemen- proyectos de trabajo político, cultural y eco-
te claro cuando tenemos una cultura en la que nómico reconstruidos. Ser nosotros mismos y
se promueven los medios como si fueran fines, no caer en la trampa de “Ser como ellos”, ne-
con lo cual los seres humanos y sus necesidades gando de paso el alma de nuestra propuesta,
quedan reducidos a simples recursos, y el capi- que es asumir el cambio desde nuestro radical
tal, el poder y la riqueza pasan a convertirse en sustrato católico regional.
los fines últimos de la vida, como muy bien lo
recuerda el Señor Presidente de la Conferencia Ante el calentamiento global, por ejemplo, se
Episcopal Colombiana. impone abordar el reto planetario, desde los
aportes de la ciencia, pero ante todo desde el
Las responsabilidades, frente a una cultura compromiso humano de quienes creemos en
como la que nos enmarca, las entendemos de Jesucristo, que además se convierte en parte
la siguiente forma: la tarea que nos han asig- de un ejercicio de construir, como especie hu-
nado la Iglesia y la sociedad pasa por unirnos mana, una cultura de supervivencia más que
al coro de voces que se elevan en defensa de una cultura de nuevos descubrimientos, como
los ideales universales del saber y la justicia, al parecer se están enredando los académicos
la ciencia y la conciencia, o lo que es lo mis- y las academias del mundo. En otras palabras,
mo, en el par de términos que nos congregan lo que se tiene en frente es la apuesta por lo
en esta jornada del Seminario Internacional: la tecnológico, pero más allá de ella está también
Ética y la Responsabilidad. la apuesta por la educación de una conciencia
política que, orientada desde la responsabili-
Para tal compromiso cabe demandarnos unos dad y la ética, propenda por un tipo de apoyo
a otros la realización de la opción preferen- estructural que permita efectuar los cambios
cial por lo municipal, que es el territorio en deseados, y en la dirección humanista prees-
donde fluye lo concreto de la vida más allá de tablecida por quienes interactuamos en cali-
las dinámicas globales, que no dan cuenta de dad de ciudadanos y de sujetos políticos con
nuestras inquietudes locales y de los procesos verdadera actitud y aptitud de orientar nuestro
de configuración cultural que nos identifican mundo desde los valores de la vida y de “la
y que hay que evidenciar para cuidar, puesto vida abundante” (San Juan 10,10).

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 113
IV. A modo de cierre siderarse así exentos de responsabilidad so-
cial, a menos que la sociedad misma se haga
Esta intervención ha sido realizada con la in- con los medios indispensables para asumir esa
tención de hacer un llamado a la responsabi- responsabilidad y ejercer un control sobre la
lidad que nos cabe desde la ética cristiana de tecnología y, en orden a ella, ser dueña y no
reflexionar muy seriamente sobre la dualidad víctima de lo que sus mejores hombres y muje-
del uso de los conocimientos científicos, una res producen. El progreso humano no consiste
dualidad que nos conduce a reconocer la exi- meramente en que la ciencia llegue a la socie-
gibilidad que la cultura y la sociedad les hacen dad bajo la forma técnica necesaria para por
a los centros de pensamiento, a propósito de ejemplo, clonar animales, si no hay al propio
la necesidad urgente de poner, frente a lo que tiempo un progreso en la técnica moral y ética
llaman las “revoluciones tecnocientíficas”, los que conduzca a una toma de responsabilidad
filtros y la crítica que la ética y la responsabi- que le permita a la sociedad dar un paso hacia
lidad están llamadas a brindar, toda vez que adelante sin dar dos pasos hacia atrás.
los efectos de los desarrollos espectaculares
del conocimiento en la actualidad y hacia el La idea es, entonces, que los científicos eviten
futuro inmediato, traen consigo efectos colate- aislarse detrás de la tecnología y contribuyan
rales de gran impacto humano y social, razón en cambio a establecer la relación democrática
por la cual los avances del saber humano hay que ponga el poder del saber al servicio de la
que proceder a sopesarlos en sus consecuen- mayoría. Y éste es, si se quiere, el mejor apor-
cias con sumo cuidado o, lo que es lo mismo, te que se puede brindar, reconociendo que el
entrar a discernir los límites de un progreso mismo consiste en aportar el pensamiento críti-
responsable. co de que somos capaces, con el fin de juzgar
la validez o no de lo que se realiza desde los
El proceso de lograr identificar lo que es bueno centros de poder para aplicar sin más en los te-
para todos y todas es un ejercicio que debe rritorios de una región como la del Oriente de
todavía evolucionar en la sociedad, y muy en Antioquia. Para llevarlo a cabo hay que homo-
particular en las comarcas colombianas y lati- logar dos tensiones: en primer lugar, la de la in-
noamericanas, y para eso debe contarse con dispensable financiación de tales recursos, tarea
los dispositivos institucionales que nos habili- para la cual nos estamos preparando cada vez
ten como región a intervenir en dicho proceso, mejor en la UCO y, a renglón seguido, avanzar
para así dar cuenta de nuestra tarea histórica en el direccionamiento del proceso político del
como hacedores de un territorio digno y digni- reparto de subvenciones o beneficios que trae
ficante con la vida de sus habitantes. consigo el hecho de hacer parte de la red de
solidaridad mundial en la que está inscrita la
Se trata de dar a la tecnología una mayor ca- región oriental de Antioquia. Lo que hay de por
pacidad de autorregulación, en vez de lanzarla medio entonces es la generación de un queha-
libremente a la sociedad a través del mercado, cer institucional e interinstitucional en la región
lo que hace que sus desarrollos vengan con que, desde la concepción humanística cristia-
un poder tal que nuestros sistemas sociales no na, sea pertinente para avalar el pensamiento
llegan a controlar ni a refrenar. Científicos y y la dirección sociales que han de asumir los
tecnólogos no tienen derecho a arroparse en procesos de inversión de capital y del llamado
un manto de conocimientos superiores y con- desarrollo nacional y departamental.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


114 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
He ahí mi autoinvitación a la ética y a la res- cación y opción de vida, ha hecho de nuestro
ponsabilidad que una institución como la Uni- proyecto de vida un servicio a la Iglesia de Je-
versidad Católica de Oriente está llamada a sucristo, y una opción que ha de mantenerse
provocar en cumplimiento de su ethos cristia- hacia el futuro, con la convicción profunda
no, social y cultural. A ver si en esta tarea nos
que “Otro Oriente es posible”, también de la
identificamos como grupo humano y eclesial
que, desde nuestras visiones y carismas, vo- mano de la Doctrina Social de la Iglesia.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 115
Solidaridad, educación y desarrollo
Un camino alternativo para la
construcción de la paz

Luis Óscar Londoño Z.


Consultor de la UNESCO
y asesor de la UCO

Solidaridad esperanza, amor y paz, hasta apretar la mano del


hermano… es SOLIDARIDAD
Mantener siempre atentos los oídos al grito del do- Convertirse uno mismo en mensajero del abrazo
lor de los demás y escuchar su pedido de socorro,
sincero y fraternal que unos pueblos envían a otros
es SOLIDARIDAD
pueblos… es SOLIDARIDAD
Mantener la mirada siempre alerta y los ojos ten-
Compartir los peligros en la lucha por vivir en justi-
didos sobre el mar, en busca de algún náufrago en
peligro… es SOLIDARIDAD cia y libertad, arriesgando en amor hasta la vida…
es SOLIDARIDAD
Sentir como algo propio el sufrimiento del herma-
no de aquí y del allá; hacer propia la angustia de Entregar por amor hasta la vida es la prueba mayor
los pobres… es SOLIDARIDAD de la amistad: ES VIVIR Y MORIR CON JESUCRIS-
TO LA SOLIDARIDAD
Llegar a ser la voz de los humildes descubrir la in-
justicia y la maldad, denunciar al injusto y al mal- Monseñor Leonidas Proaño
vado… es SOLIDARIDAD “Encarnó la solidaridad con el pueblo indígena del
Chimborazo y con todos los pueblos indígenas del
Dejarse transportar por un mensaje cargado de continente”.

117
Introducción ginación. Este es un deber evidente de justicia,
que conlleva notables implicaciones morales en
Las sesiones anteriores de este Seminario Inter- la organización de la vida económica, social,
nacional nos han permitido analizar el contex- cultural y política de las naciones”.2
to de la profunda crisis civilizatoria que se ha
configurado bajo las condiciones de una eco- El poema de Monseñor Proaño que sirve de “en-
nomía capitalista que, por su carácter de tal, trada” a esta reflexión nos presenta con claridad
es impulsada por el afán insaciable de lucro y belleza las dimensiones de este desafío.
y opera en un escenario de competencia cada
vez más oligopolizada y mundializada, arras- • Una realidad antropológica. La solidaridad
trándonos a todos de manera casi inexorable constituye una exigencia del ser humano,
hacia grados siempre crecientes de desigual- una realidad fundamental de la existencia
dad social, imposición hegemónica y destruc- humana, en cuanto la realización del “yo”
ción de la naturaleza, con lo cual se acrecienta sólo es concebible dentro de una red de re-
la perspectiva de una previsible autodestruc- laciones con los “otros”. La solidaridad se
ción del género humano. realiza dentro de una relación con otro dife-
rente de mí, su dinamismo comienza cuan-
Hemos analizado también en esta configura- do el(los) otro(s) entra(n) en nuestra vida;
ción de la crisis, la globalización cultural, el cuando le(s) reconocemos como prójimo(s).
aspecto más profundo de la dominación, por- En este sentido, la solidaridad es un hecho
que penetra la vida íntima de los espíritus so- antropológico que posibilita redescubrir el
cavando su originalidad e identidad; conlleva camino que conduce a la comprensión de
la homogeneización cultural masiva, la expro- la realidad, única justificación para gritar y
piación cultural y el trastoque del sistema de actuar contra la injusticia y pedir solidari-
valores y la tendencia neoliberal del merca- dad con los pobres de aquí y del mundo.
do a imponer el “pensamiento único”. Como
se ha enfatizado, la gran consecuencia es la • Una necesidad social. Nuestra pertenencia
creación de un mundo desigual, injusto e in- a un todo social crea y exige de cada uno
solidario. relaciones de solidaridad de uno(a) para
con los demás. Somos mutuodependientes
Al mismo tiempo, hemos tenido ocasión de re- y corresponsables del destino común, tene-
conocer la vigencia del Evangelio y los aportes mos ante todo una responsabilidad hacia el
de la Doctrina Social de la Iglesia para hacer de bien común. La existencia humana en so-
la mundialización “la primera utopía del siglo ciedad “es siempre co-existencia, colabo-
XXI”,1 una oportunidad y una responsabilidad. ración con los otros y construcción común
Será lo que nosotros seamos capaces de hacer de la historia”.3 Es la dimensión social y co-
con ella. Como lo expresó Juan Pablo II: “El de- munal de la solidaridad, cuyo objetivo es
safío consiste en asegurar una mundialización la creación de relaciones que aseguren la
de la solidaridad, una mundialización sin mar- fraternidad y la justicia.

1
Longchamp, Albert, Mondialisation. Le nouveau nom du developpement?, 1998, p. 2.
2
Juan Pablo II, “Mensaje para la Jornada de la Paz”, El Vaticano, 1998.
3
Boff, L., La questione della democrazia: IP Regno 35, 1990, p. 285.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


118 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
• Una exigencia de la fe y una concreción his- cuanto deber y responsabilidad de humanizar
tórica de la caridad, además de constituir en las estructuras sociales para garantizar una re-
el momento actual una categoría teologal y lación equitativa entre las personas”.6 Como lo
un concepto teológico vital e imprescindi- dice el poema de Monseñor Proaño, arriesgar
ble (Peresson, 1999:54).4 Como lo expresa “en amor hasta la vida… es solidaridad”.
José María López Vigil,5 “la solidaridad es el
nuevo nombre de la caridad”, es la caridad Si bien es cierto que el concepto de solidari-
de siempre encarnada en el hoy histórico y dad tiene ya una larga historia, desde las últi-
que asume todos sus desafíos y responsabili- mas décadas del siglo XX se ha tornado de uso
dades. Pero es también un concepto bíblico, frecuente, en gran parte debido a la acogida
teológico, que puede fundamentar definiti- que se le ha brindado en el mundo católico
vamente la necesidad ética de la solidaridad en el marco de la D. S. I. Precisamente, en
y enriquecer su contenido. este contexto se ha profundizado en una éti-
ca de la solidaridad y en el carácter de deber,
• Con una proyección política. Cada vez es actitud, virtud o principio que conlleva esta
más clara la incidencia de la fe y de la prác- dimensión ética. También en la necesidad de
tica cristiana en la vida de la sociedad, y la abrirles paso a una cultura y a una economía
responsabilidad en la transformación de la de la solidaridad; ante el vendaval de la globa-
actual situación del mundo y en la cons- lización, el compromiso de la Iglesia católica
trucción de una sociedad alternativa. En por los pobres.
este proceso de definición y clasificación,
tanto desde la Doctrina Social de la Iglesia La cultura es tan decisiva en la vida de los
como desde la antropología y la sociología, seres humanos que estos no pueden alcanzar
la solidaridad es considerada como prin- grados apreciables de desarrollo sino gracias a
cipio fundador de un nuevo orden social, ella, pues constituye fundamento, medio y fin
radicalmente distinto del modo de produc- para alcanzar un auténtico desarrollo.
ción capitalista.
Por otra parte, la “economía solidaria” es un
Los principios de equidad, solidaridad y jus- concepto y una propuesta cuya mayor virtud
ticia son definidos como “fundamento de la es que su sentido esencial resulta claro para
construcción de Estados incluyentes para todos todos, y es el énfasis en el logro del bien co-
y todas, Estados pluriculturales en el marco de mún como objetivo articulador de la actividad
una Democracia Participativa”, en el manifies- económica, lo que conlleva una real preocu-
to de las organizaciones indígenas del conti- pación por la suerte de todos y una efectiva
nente con motivo del Día Internacional de los disposición a compartir. Aparece entonces
Indígenas (9 de agosto), porque la solidaridad como una esperanza respecto a la construc-
es la síntesis ética entre el amor y la justicia, y ción de modelos de desarrollo que combinen
la justicia es la “expresión efectiva del amor en el crecimiento y la eficiencia productivos con

4
Peresson T., Mario, Bogotá: Educar para la solidaridad planetaria. Enfoque Teológico Pastoral, Bogotá, Indoamérica
Press, 1999, p. 54.
5
Vigil, José María, Solidaridad, nuevo nombre de la caridad. En Entrelagos y Volcanes. DEI/CAV. San José/Managua,
1991, p. 174.
6
Peresson T., Mario, Op. cit., p. 54.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 119
la equidad en la distribución, acompañados de práctica pedagógica? Se trata de una reflexión
políticas sociales que busquen hacer eficaz la que permita pensar la articulación orgánica
opción preferencial por los pobres y el pago de entre “solidaridad, educación y desarrollo” y
la deuda que la sociedad mantiene con ellos y, desde allí, su contribución como alternativa de
en general, con todas las víctimas que sufren PAZ, entendida no como punto de llegada sino
los efectos negativos del sistema vigente. como camino para lograr que otro(s) mundo(s)
sea(n) posible(s).
Ante la aguda y profunda crisis del mundo
actual, y ante las alternativas que se están
construyendo y las posibilidades que abre el Hacia una reconstrucción del
Foro Social Mundial y los foros regionales y concepto solidaridad
temáticos que se han desprendido de éste, se
afirma que “otro mundo es posible”. Cuando En el marco de los planteamientos hechos por
se reconoce que dentro de las transformacio- el Pbro. Iván Darío Toro en su conferencia “La
nes en América Latina, uno de los puntos co- solidaridad, valor fundante de una nueva so-
munes que han afectado toda la región es “la ciedad”, si queremos reconstruir este concep-
ruptura de la solidaridad entre clases medias to, es necesario, en primer lugar, recuperar la
y sectores populares (o sectores en exclusión historia y el alma de la palabra solidaridad, tan
social). Hay, además, tendencia a una indivi- repetida en múltiples contextos y escenarios;
dualización creciente de todos los procesos de por ejemplo ahora, con motivo de la marcha
construcción de sentido. Pero frente a ello hay del profesor Moncayo para hacer realidad el
fenómenos de construcción de redes solida- acuerdo humanitario que posibilite la libera-
rias”,7 y observamos la recuperación de iden- ción inmediata de los colombianos secuestra-
tidades comunitarias, como las de resistencia dos por las FARC, y también con la tragedia
y reconstrucción de sentido, pero aisladas del natural sufrida por habitantes de varios pue-
resto de la sociedad, con falta de fe y de ex- blos peruanos.
pectativas por parte de los sectores populares.
Es necesario proponer una alternativa viable La palabra solidaridad nació en el campo de la
de educación: una pedagogía del conflicto, de construcción (solidus significa sólido, compacto)
la esperanza y de la solidaridad. para indicar la estabilidad de una edificación, y
en el campo jurídico para señalar la obligación
Se busca responder a inquietudes y propuestas in solido, es decir, las obligaciones en las que
de búsqueda como las siguientes: ¿Cómo con- hay varios sujetos co-implicados y a las que res-
tribuir desde la educación y la pedagogía a la ponde cada uno de modo absoluto en el caso
construcción de un mundo solidario? ¿Qué pe- de que los demás se declaren insolventes. Esta
dagogía sistemática e integral se podría seguir? concepción jurídica ha tenido mucha importan-
¿Cuál sería la metodología más apropiada? cia en la historia de la palabra solidaridad y en su
¿Cómo asumir esta tarea desde nuestra propia entrada al mundo de la filosofía.

7
Castells, Manuel y Calderón, Fernando, “América Latina en la era de la información: cambio estructural, crisis,
actores sociales, procesos de transformación”, en: ¿Es sostenible la globalización en América Latina?, vol. 2, Santiago
de Chile, PNUD – Fondo de Cultura Económica, 2003, p. 402.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


120 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
Como reacción a un liberalismo económico Durkheim responde a estas preguntas funda-
fundado sólo en un contrato privado, la no- mentales distinguiendo dos formas de solidari-
ción de solidaridad se desarrolló en la segunda dad: la solidaridad denominada mecánica y la
mitad del siglo XIX, primero con Pierre Leroux llamada orgánica. La primera es una solidari-
para proponer un término sustitutivo de la ca- dad por similitud. Similitud en cuanto los indi-
ridad cristiana, pues “el precepto del cristianis- viduos experimentan los mismos sentimientos,
mo es contradictorio y no es organizable… ya adhieren a los mismos valores, reconocen las
que el semejante es despreciado en la caridad mismas cosas sacras. La sociedad es coherente
misma, porque es amado sólo en apariencia y porque los individuos aún no se han diferen-
ficticiamente con miras a Dios, único amor del ciado, por lo cual origina una fuerte cohesión
cristiano”.8 Sobre este punto, es necesario citar interna y un cierto cierre del grupo. La solida-
ahora las palabras de Benedicto XVI: ridad orgánica es aquella en la cual el consen-
so, es decir, la unidad coherente de la socie-
La naturaleza de la Iglesia se expresa en una dad, resulta de la diferenciación o se expresa
triple tarea: anuncio de la Palabra de Dios
en ella. Los individuos no son semejantes sino
(Kerigma-martiria), celebración de los Sa-
cramentos (leiturgia) y servicio de la caridad diferentes y, hasta cierto punto, precisamente
(diakonia). Son tareas que se implican mu- porque son diferentes se obtiene el consenso.
tuamente y no pueden separarse una de otra.
Para la Iglesia, la caridad no es una especie La solidaridad orgánica pertenece a las socie-
de actividad de asistencia social que también dades más avanzadas y complejas en las que
se podría dejar a otros, sino que pertenece a funcionan grupos más abiertos y un sistema de
su naturaleza y es manifestación irrenuncia- relaciones sociales de producción que cons-
ble de su propia esencia.9 tituyen el tejido amplio de la sociedad. Esta
concepción la aplicó Durkheim a la sociedad
Se desarrollaría luego la noción de solidaridad industrial de su época y más tarde ha sido apli-
con la doctrina política llamada “Solidarismo”, cada a sociedades más complejas. Presentada
y en el campo de la emergente sociología y la
la solidaridad con una perspectiva científica,
concepción de la sociedad como un organis-
permitiría superar tanto la buena voluntad de
mo, con los aportes de Emile Durkheim, quien
las personas como la caridad cristiana. De
teorizó sobre la solidaridad sociológica.
ahora en adelante, debe ser ratificada por una
organización planificada y no dejada al arbitrio
Para Durkheim la “sociedad” es el fin supre-
de los buenos sentimientos. Por esto propicia
mo, y por ello el tema central de su pensa-
miento es el de la relación entre los individuos la existencia de movimientos sociales, políti-
y la colectividad; lo que más le preocupa es cos y religiosos con vocación universalista.
la solidaridad y el orden social y por eso se
pregunta: ¿De qué modo una reunión (agrega- J. Duvignand10, analiza numerosas formas en
do) de individuos puede formar una sociedad? que se manifiesta la solidaridad sociológica: 1)
¿Cómo puede realizarse esa condición de la Solidaridades tradicionales: vínculos de sangre
existencia que es un consenso? (familia biológica y familia cultural); solidari-

8
Leroux, Pierre, De l’Humanité, París, Fayard, 1985.
9
Benedicto XVI, Deus Caritas est, Carta Encíclica, 2005, p. 25.
10
Citado por Vidal, Marciano, Para comprender la solidaridad, Navarra, E.V.O., 1996, pp. 14-15.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 121
dades urbanas; solidaridades del saber, de la en la teología de la liberación. De todas ma-
magia, de la técnica (escuelas, gremios, uni- neras, la historia de este concepto se ha ido
versidades, fraternidades). 2) Solidaridades llenando de sentido al pasar de un signo pater-
nuevas, surgidas a causa o después de la in- nalista al resultado de una conciencia histórica
dustrialización: solidaridades en el mundo del y dialéctica de clase, a ser entendido como un
trabajo, tanto de obreros como de empresarios; fenómeno ético de atención al prójimo y llegar
solidaridades ideológicas, vinculadas a movi- a entenderse, en la teología de la liberación,
mientos sociales; solidaridades del destierro (y en un mundo de relaciones asimétricas, como
del desarraigo y el desplazamiento). 3) Soli- solidaridad “entre desiguales”, que se realiza
daridades “errantes”, nacidas de actividades como solidaridad desde el excluido mediante
lúdicas, de intereses marginales dentro de la la opción preferencial por el pobre.
sociedad, como son las vinculadas a un lugar,
un acontecimiento, una persona, etc. Es importante también aludir a los aportes de la
filosofía social y política desde los cuales se pro-
Podríamos agregar otras solidaridades que hun- fundiza la realización del “yo”, sólo concebible
den sus raíces en las transformaciones que se en una red de relaciones con los “otros”, pues,
han producido por las desarticulaciones de la únicamente la configuración del “nosotros” per-
economía y la cultura que trae consigo la glo- mite la auténtica realización del “yo”. “La soli-
balización, como son la exclusión productiva daridad se realiza dentro de una relación con
otro diferente de mí”.11 Ese “otro” constituye
y la exclusión social: la economía informal y
la gran apelación ética, punto de arranque de
las formas solidarias de supervivencia que trata
todo pensamiento como lo dice E. Levinas. Por
de construir; la recomposición de las periferias
esto, cuando la solidaridad se conceptúa como
urbanas, la resistencia y los nuevos movimien-
actitud que se construye mediante un conjunto
tos sociales de los campesinos y las minorías
de sensibilidades básicas, se destaca la dimen-
étnicas en Colombia y América Latina.
sión comunicativa: “ensanchar cada vez más el
ámbito del nosotros, concebir a los demás seres
Todas las formas solidarias anteriores generan, humanos como ‘uno de nosotros’, y no como
además de otros logros, valores intangibles en ‘ellos’”,12 procurando vivir la existencia en el
una sociedad determinada, y pueden proyec- hogar de la “nostricidad”.
tarse hacia la reconstrucción social y a proyec-
tos de desarrollo. La solidaridad es considerada por otros pen-
sadores (entre ellos Enrique Dussel) como una
En este recorrido socio-histórico hay que men- actitud que va más allá, con respecto al otro,
cionar que los movimientos sociales modernos de la tolerancia y la fraternidad, que es positi-
han apelado a la solidaridad, entendida como va, creativa, responsable por el otro. El otro es
ideal o como exigencia, para formular sus pro- “solidariamente” respetado de manera activa y
yectos acerca de la sociedad humana: en la positiva en su alteridad, en su diferencia. Por
filosofía liberal, en el marxismo, en el solida- solidaridad se entiende, entonces, una pulsión
rismo, en el movimiento polaco “solidaridad”, de alteridad, un deseo metafísico por el otro,13

11
Peresson T., Mario, Op. cit., p. 50.
12
Rorty, Richard, Contingencia, ironía y solidaridad, Barcelona, Paidós, 1991, p. 18.
13
Levinas, Emmanuel, Totalidad e infinito, Salamanca, Sígueme, 1987.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


122 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
que se encuentra en la exterioridad del sistema la legitimidad de las estructuras de las prácti-
donde reinan la tolerancia y la intolerancia, cas de una sociedad profundamente excluyen-
un compromiso desde una responsabilidad por te e injusta, lo cual interesa primordialmente a
el proyecto de vida del otro que es asumido quienes padecen las situaciones de injusticia,
como tarea propia. explotación, opresión y miseria que resultan
precisamente de dichas estructuras y prácticas
Por eso no tiene sentido tolerar a la víctima del sociales, y que aspiran a liberarse de ellas. No
sistema cuyo poder se ejerce. A la víctima no
es extraño, por tanto, que haya sido ésta la
se la tolera; se colabora con ella a dejar de ser
idea matriz que ha impulsado y orientado des-
víctima (se entiende aquí la solidaridad con el
de sus inicios la acción de los movimientos
pueblo iraquí, víctima del imperio, o con las
víctimas del conflicto armado en Colombia). sociales y políticos anticapitalistas.
“La solidaridad es universal, en referencia a
todas las diferencias (a la alteridad de la mujer En el marco de la DSI, el concepto de solida-
violada, de las razas discriminadas, las clases ridad ha reivindicado también este significado
explotadas, los países poscoloniales oprimi- esencial, especialmente a partir del Concilio
dos, la tercera edad excluida en los asilos, las Vaticano II. En efecto, en el campo de las de-
generaciones futuras que recibirán una tierra finiciones doctrinales, el concilio presentó un
exterminada…)”.14 cambio importante, y sin duda positivo en el
pensamiento social de la Iglesia, desde el pun-
El concepto de solidaridad invoca, por tanto, to de vista aquí examinado.
una forma de convivencia humana que recono-
ce y asume la natural interdependencia de los Juan Pablo II eligió el concepto de solidaridad
sujetos en su experiencia vital y que se orienta, como una perspectiva global para iluminar la
por ello, a la consecuente búsqueda y realiza- realidad social y como un criterio básico sobre
ción del bien común. A su vez, esta primacía
el cual apoyar el orden ético de la sociedad.
del bien común, que como tal impone ciertos
En su encíclica Sollicitudo rei socialis (1987)
deberes a todos los sujetos, no es de ningún
define la solidaridad como:
modo contradictoria con un estricto respeto
a los derechos individuales. Por el contrario,
Una determinación firme y perseverante de
sólo una forma de convivencia solidaria pue- empeñarse por el bien común, es decir por
de hacer efectivo el imperativo de justicia que el bien de todos y cada uno, para que todos
nace de un claro e inequívoco reconocimiento seamos verdaderamente responsables de to-
de la similar dignidad y derechos de todas las dos (N.º 38) […] El ejercicio de la solidaridad
personas. dentro de cada sociedad es válido solo cuan-
do sus miembros se reconocen unos a otros
Como se comprenderá, este significado, al abrir como personas […] La solidaridad nos ayuda
una perspectiva de análisis radicalmente críti- a ver al otro-persona, pueblo o nación – no
ca sobre la sociedad actual, lleva a impugnar como un instrumento cualquiera, sino como
un semejante nuestro (N.º 39).15

14
Dussel, Enrique, “Reconstrucción del concepto de “Tolerancia” (De la intolerancia ala solidaridad)”, UAM, N.º 12,
México, 2007, p. 17.
15
Juan Pablo II, Sollicitudo rei socialis, Carta Encíclica, El Vaticano, 1987, N.º 38, N.º 39.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 123
Cultura y economía de la solidaridad, sociedad y mantienen la complejidad sicoló-
gica y social.17 Pero en la dinámica de la cul-
una aproximación al desarrollo
tura se presentan discontinuidades, rupturas y
tensiones que son a su vez un campo de fuer-
Juan Pablo II, en el umbral del tercer milenio,
zas que confiere la condición de fundamento,
vio como signo de los tiempos crecer la con-
medio y fin del desarrollo. Es a través de la
vicción de una radical interdependencia entre
cultura como las personas y las comunidades
todos los seres humanos: “Quienes hoy quizás
se transforman en sujetos actores de su propio
más que antes se dan cuenta de tener un des-
desarrollo, y por ello la cultura de la solida-
tino común que construir juntos, si se quiere
ridad ha de entenderse como condición para
evitar la catástrofe para todos”.16 Esta convic-
vivir juntos, constituirnos en actores sociales y
ción constituye una fuerza para construir una
políticos que asumimos lo comunal, lo local,
“cultura de solidaridad”, cuya verificación
como lo público solidario, y es también con-
macro-social más plena debería ser la “eco-
dición para trabajar juntos y organizadamente
nomía solidaria”, quizás la única vía que per-
por el desarrollo humano integral, de todo el
mite hacer verdad el principio de la destina-
hombre y de todos los hombres en la perspec-
ción universal de los bienes, proclamado por
tiva de que “la solidaridad puede llegar a ser la
el Concilio Vaticano II. En ella se justifica la
encarnación histórica del mandamiento nuevo
solidaridad no sólo como campo de cambios
del amor y el distintivo por excelencia de la
profundos de actitudes, sino de diseño y adop-
identidad cristiana”.18
ción de estrategias económicas que propicien
la transformación de la situación actual.
La necesidad de abrirle paso a una “economía
de la solidaridad”, cuyo sentido esencial es el
A. Touraine (1997) sostiene que una socie-
énfasis en el logro del bien común como obje-
dad en la que lo primero y ya sin límites es el
tivo articulador de la actividad económica, en-
cambio, el derecho de todos a dar un sentido
tendida como un modo de organización global
a la existencia (ser sujeto) nos impone un de-
de las actividades de producción, distribución
ber de solidaridad, como un medio de dar a
y consumo, centrada en un nuevo concepto de
cada uno la autonomía y la seguridad, sin las
la riqueza y del desarrollo, es no sólo un lla-
cuales no se puede constituir como sujeto. La
mado de la Iglesia, que “sintoniza con la rica
construcción de este sentido, de este ser suje-
y secularizada tradición filosófica de la moder-
to, está cruzada por la cultura, constituida por
nidad plasmada en las banderas programáticas
el conjunto de saberes, saber hacer, reglas y
del movimiento obrero19 y de otros movimien-
normas, interdicciones, estrategias, creencias,
tos sociales, sino también respuesta a “la con-
ideas, valores y mitos que se transmiten de
ciencia renovada de que vivimos un momento
generación en generación, se reproducen en
histórico en el que es ineludible un cambio de
cada individuo, controlan la existencia de la

16
Ibíd., N.º 26.
17
Morin, Edgar, El Método. Las ideas, Madrid, Cátedra, 1996.
18
Peresson, R. Mario, Op. cit., p. 77.
19
Gonzalorena, D. Jorge, “Economía de la competencia o de la solidaridad global: dilema ético y existencial del presente”,
Revista OIKOS, Santiago de Chile, 2007, p. 20.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


124 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
paradigma, entendiendo en este caso por tal, construcción, enfrenta grandes desafíos tanto
la forma de ver el mundo.20 La economía ejer- teóricos como prácticos, y supone el desarro-
ce en la actualidad una dominación marcada llo de una visión de la economía.
sobre la sociedad, la cultura y el pensamiento.
Se ha alejado del hombre y, en muchos casos, • En la que resulte en todo momento clara la
se ha vuelto contra él, por lo cual se dice que necesaria supeditación de la racionalidad
para recuperar el sentido humano de la econo- instrumental, centrada en la pertinencia y
mía se precisa refundarla en la cultura y espe- eficacia de los medios, a una racionalidad
cíficamente en la cultura de la solidaridad. sustantiva que no cesa de interrogarse so-
bre la significación y debida jerarquización
Ese cambio de paradigma también se impone en de los fines, superando decididamente la
relación con el concepto de desarrollo, llevándo- disociación, propia del pensamiento eco-
nos a postulados generales como los siguientes: nómico convencional, entre consenso éti-
co y saber científico, disociación que priva
• Un desarrollo centrado en las personas. injustificadamente al primero de toda rele-
Que incluya la nueva (vieja) inmersión del vancia práctica en el terreno de la actividad
hombre en la naturaleza, considerarnos económica.
parte de ella; rehacer el concepto de parti-
cipación desde una relación de pertenencia • En el plano de la acción que corresponde
a la naturaleza. desplegar en los ámbitos de la producción,
• Un desarrollo basado en la solidaridad y la distribución y el consumo, supone tam-
capaz de crear los flujos necesarios para un bién capacidad de concebir, diseñar y po-
enfoque retributivo y redistributivo. ner en práctica cambios más profundos, en-
tre los que es preciso incluir nuevas formas
Esto significa, como lo dice Sergio Boisier,21 de entender y llevar a cabo la organización
además de lograr un contexto que facilite la del trabajo, una importante redefinición de
potenciación del ser humano para transformar- los patrones de consumo, la correspondien-
se en persona, te adecuación de los procesos productivos,
un reparto justo y socialmente responsable
[…] reubicar el concepto de desarrollo en de sus frutos, y mecanismos de planifica-
un marco constructivo, subjetivo e intersub- ción, decisión y supervisión democrática
jetivo, valorativo o axiológico y, por cierto, de las inversiones, etc.
endógeno, o sea directamente dependiente
de la auto confianza colectiva en la capaci-
• Como lo señala Jorge Gonzalorena,22 en la
dad para “inventar” recursos, movilizar los ya
existentes y actuar en forma cooperativa y so- senda del desarrollo el hilo conductor es y
lidaria, desde el propio territorio […] continuará siendo, sin duda, el incremen-
to de la productividad del trabajo, pero,
En esta concepción del desarrollo, la econo- como resultado cada vez más evidente,
mía de la solidaridad, como movimiento en el gran desafío consiste hoy en dominar y

20
Díaz V., Humberto, Economía solidaria, una riqueza invisible, Medellín, Cortesa, 2007, p. 60.
21
Citado por Díaz Humberto, Op. cit., p. 80.
22
Gonzalorena, Jorge, Op. cit., p. 19.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 125
dirigir, en provecho de la humanidad, las La formación se asume como un proceso de
gigantescas fuerzas y potencias que este desarrollo humano estrechamente vinculado al
proceso ha desatado y no dejarse arrastrar, concepto de cultura, y designa el modo espe-
dominar e incluso destruir por ellas como cíficamente humano de “dar forma” a las dis-
está ocurriendo actualmente. No debe- posiciones, capacidades y potencialidades del
mos permitir que para satisfacer una ciega ser humano. Significa también la cultura que
e insaciable sed privada de ganancias, el posee la persona como resultado de su forma-
trabajo humano continúe degradándose y ción en los contenidos de la tradición de su
transformándose en una poderosa fuerza de entorno como exigencia de un contexto deter-
autodestrucción. El desarrollo de las fuer- minado y, por ello, se entiende como el lugar
zas productivas debe continuar su curso as- metodológico en el que se crean, recrean y
cendente pero sin poner en riesgo, como la transforman las relaciones sociales. Según Ga-
está haciendo ahora, el futuro de la huma- damer,23 la formación significa tanto el proceso
nidad, sino exclusivamente para garantizar por el que se adquiere cultura como esta cultu-
de manera plena la satisfacción de las nece- ra misma, como patrimonio personal y social
sidades humanas y hacer posible una vida del hombre culto. Es el modo de percibir que
digna, confortable y segura para todos. procede del conocimiento y del sentido, de la
vida espiritual y ética, y se derrama armónica-
En el camino por enfrentar estos desafíos ad- mente sobre la sensibilidad y el carácter.
quieren sentido la estrategia de desarrollo local
y territorial, el movimiento cooperativo trans- “La formación está unida también al concepto
formado en torno a la sociedad civil, la edu- de perfectibilidad como facultad de autoper-
cación como propulsora de oportunidades y feccionamiento y experiencia. Como ser his-
capacidades de pensamiento, y la solidaridad tórico-social, el ser humano es un ser finito,
como capacidad de acumulación social y gru- limitado, inconcluso pero consciente de su in-
pal de recursos, oportunidades y conocimien- conclusión”.24
tos, y como espacio y lugar para enfrentar ven-
tajosamente los flujos de los globalización. Como se ha planteado en este trabajo, la so-
lidaridad es más que una acción, un conjunto
de actividades; es también una actitud, una
Educar en solidaridad y la apuesta ética, una opción permanente de vida “que se
por “otro mundo posible” va construyendo en un proceso continuado de
apertura a favor de los otros”.25
Para analizar la relación entre educación y
solidaridad, considero necesario partir de una La propuesta de líneas de formación que pre-
propuesta de líneas de formación, una meto- sento recoge el pensamiento de varios edu-
dología que el Grupo SER de Investigación de cadores nacionales e internacionales y tiene
la UCO ha venido planteando para la cons- como marco una pedagogía del conflicto, la
trucción de propuestas educativas. esperanza y la solidaridad. El conflicto signifi-

23
Gadamer, Hans G. Verdad y Método, tomo 1, Sígueme, 1994.
24
Freire, Paulo, Política y Educación, México, Siglo XXI, 1996.
25
Peresson T., Mario, Op. cit., p. 81.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


126 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
ca aceptar lo diferente, y frente a la homoge- formación28 que iluminen tanto la teoría como
neización de la globalización es necesario ir a la práctica y la acción educativa, cuyo centro
la búsqueda de lo diferente, para reconocerlo es el ser humano y trabajar por la construcción
y amarlo, de tal manera que permita reconocer de un sujeto íntegro. Veamos algunas líneas:
“mis particularidades”. Como lo señala Marco
Raúl Mejía, la paz debemos entenderla “como 1. El contacto experiencial con la situación
un proceso de mediano y largo plazo que des- real del otro. No se puede ser solidario sin
active las formas culturales de la violencia y sentir la dura realidad del sufrimiento hu-
construya procesos pedagógicos que nos ense- mano. Como lo afirma R. Rorty, la solida-
ñen a manejar los conflictos, sin ocultarlos, y ridad se ha de alcanzar “por medio de la
a transformarlos reconociendo en ellos la clave capacidad imaginativa de ver a los extraños
de nuestro crecimiento y haciendo de ellos el como compañeros en el sufrimiento”.29
crisol del alma humana”.26
Por esto podemos decir, aplicando la peda-
Esto nos exige, entre otras cosas, construir gogía de Jesús, que se educa en la solidaridad
nuevos discursos de desigualdad para romper a partir del contacto real y vital con el sufri-
con la igualdad formal en la institucionalidad. miento humano, de la experiencia directa de
También construir un nuevo discurso de espe- las necesidades y sufrimiento de los demás,
ranza que reconstruya las relaciones entre per- pues sólo cuando se llega a compartir la vida
sonas, sistemas y naturaleza y que, a la vez, y el sufrimiento de la gente puede surgir la
intente reorganizar el tejido social. Desde lue- verdadera solidaridad, desde una aproxima-
go “no basta reconocer la existencia del con- ción efectiva y afectiva a su realidad.
flicto, es necesario encauzarlo educativamente
para que rinda sus frutos en el campo de la Este contacto experiencial constituye una
acción humana”.27 línea de formación que se traduce en pro-
cesos educativos más allá de los contactos
Si bien esta pedagogía tiene como ejes meto- o las menciones superficiales que se practi-
dológicos la negociación cultural, el trabajo can en colegios y escuelas: visitas, colectas
pedagógico colaborativo y una finalidad trans- o contactos esporádicos con quienes su-
formadora, de cambio, es necesario desarrollar fren. Además, debe cruzar el currículo y las
estrategias y dispositivos pedagógicos desde programaciones educativas de todo género,
un pensamiento epistemológico, y sistematizar en una realidad caracterizada por la exclu-
experiencias significativas en educación for- sión, la violencia y la inequidad, en la que
mal, no formal e informal, entre niños, jóvenes aumentan cada día los desplazados por la
y personas adultas. Desde esta perspectiva pe- violencia, los niños en situación de calle,
dagógica puedan presentarse algunas líneas de los desempleados, los sin techo.

26
Mejía J., Marco Raúl, “En busca de una cultura para la Paz. Desde una pedagogía del conflicto y la negociación cultural”,
en: Educación para la Paz. Una pedagogía para consolidar la democracia social y participativa, Bogotá, Magisterio, 1999, p.
37.
27
Ibid., p. 53.
28
La presentación de estas líneas tiene como orientación básica los componentes o dimensiones del “Itinerario educativo-
pastoral de la solidaridad” elaborado por Mario Peresson Tonelli en su libro “Educar para la Solidaridad Planetaria”: Enfoque
teológico-pastoral”.
29
Rorty, Richard, Op. cit., p. 10.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 127
Vivir y educar en solidaridad en esta situa- aglomerados; no hay relaciones humanas,
ción requiere, entre otras cosas, acogida y sino competencias mercantiles”.30
hospitalidad, y cada institución o centro
educativo debería convertirse en un espa- Por esto cuando lleguemos a comprender
cio y un centro de acogida, convivencia y las entrañas y mecanismos de la globaliza-
fraternidad, capaz de generar actitudes y ción, cuando entendamos que el mercado
vivencias pedagógicas fundamentales en el se ha transformado en una pauta cultural,
camino de educar en solidaridad. casi filosófica, casi ontológica del pensa-
miento, se producirá un vuelco radical en
Para lograrlo, el P.E.I. deberá incorporar nuestra mirada de la realidad. No pode-
la constitución de un clima educativo que mos, entonces, pensar la realidad con una
facilite la formación de un sujeto social, actitud ingenua que nos está impidiendo
político y del conocimiento y, como tal, reconocer lo particular de la complejidad
protagonista de procesos de transformación y vincular el pensamiento social con los
de su realidad, desde un compromiso con conceptos histórico-culturales y los sujetos,
los más necesitados y con quienes sufren. aunque éstos no se vean.
En esta dirección, superaríamos la situación
actual en la que los colegios y centros edu- Para nuestro caso, la educación en solidari-
cativos sólo se piensan como lugar de refu- dad, es necesario reconocer:
gio temporal.
Una diferencia fundamental entre una solida-
Si se entiende la educación como proceso ridad “ingenua” y una solidaridad “crítica”.
de desarrollo humano integral, el fomento La primera, que tiene un profundo arraigo
de actitudes, valores y principios como la emotivo y espiritual es típica de muchas acti-
tudes sinceras de “opción por los pobres” de
solidaridad constituye un aporte valioso al
quienes quieren identificarse con ellos, por
manejo y la resolución de conflictos entre la cercanía, escucha, ayuda, pero que no se
los seres humanos. Esto, a su vez, origina preguntan por las causas históricas y estruc-
semillas de entendimiento y paz. turales que han generado y han continuado
produciendo las situaciones de desigualdad
2. Análisis y comprensión crítica de la(s) social y exclusión… La solidaridad “crítica”,
realidad(es). La vertiginosa globalización además de tener el componente emotivo y
neoliberal ha ido generando una dinámica hondamente espiritual, se vale del análisis
opresiva y excluyente en nuestra sociedad social histórico-crítico de la realidad que bus-
cada vez más injusta, discriminatoria e in- ca entender (intus-legere = leer en profundi-
dad) descubriendo las causas históricas y las
solidaria. Como lo ha dicho Eduardo Ga-
estructuras sociales que generan un mundo
leano, “en el mundo sin alma que se nos insolidario e injusto.31
obliga a aceptar como único mundo posi-
ble, no hay pueblos, sino mercados; no hay El análisis y la comprensión crítica de la
ciudadanos sino consumidores; no hay na- realidad tienen como gran desafío recupe-
ciones sino empresas; no hay ciudades sino

30
Citado por Peresson T., Mario, Op. cit.
31
Peresson T., Mario, Op. cit., p. 89.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


128 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
rar el pensamiento en todo espacio concre- 3. La práctica de la solidaridad. La educación
to cotidiano, no sólo en la escuela, el co- debe constituirse en el espacio y el tiempo
legio o la universidad, porque tenemos que donde la relación teoría-práctica se realice,
asumir que la historia es una realidad que tanto en cuanto a conocimientos como a
se construye todos los días y es construida habilidades, actitudes y valores. Respecto
por todos aquellos que quieran construirla. de los conocimientos, “la apropiación prác-
Se trata de superar la idea de los macroac- tica se refiere a la aplicación de conceptos
tores que deciden por nosotros, pues una y de sus lógicas en las actividades cotidia-
de las alternativas, de las opciones frente nas y/o en la apropiación de nuevos cono-
al proyecto hegemónico actual, es ser ca- cimientos, permitiendo pensar y actuar de
paces de actuar y reactuar en el contexto otra manera”.33 En este campo cognitivo, el
actual, desde los pequeños espacios donde análisis y la comprensión crítica de la soli-
cada uno vive y trabaja,32 y es precisamente daridad favorecen esta apropiación prácti-
desde estos espacios que debemos pensar ca. Pero los valores se aprenden a través de
críticamente la solidaridad y formarlos para la práctica cotidiana y perseverante, activa
hacer la realidad en la sociedad. y concreta.

En esta línea de formación, hay que con- La educación en solidaridad requiere tam-
siderar que para recuperar el pensamiento bién el contacto con las situaciones de la
crítico se debe tener la necesidad de ser realidad, el análisis y el pensamiento crítico
sujeto, pues, si no se tiene necesidad de sobre las mismas. Además de esto, que se
pensar, no se tiene necesidad de actuar aplique, se viva y se actúe de manera di-
frente a las circunstancias, y si no se tiene ferente, y que esta praxis solidaria con los
esta necesidad el sujeto no se comprome- oprimidos y excluidos sea en la dirección
te con él mismo. Aquí la educación tiene de su liberación siguiendo la pedagogía
una responsabilidad fundamental, porque que el mismo Jesucristo nos trazó.
ella trabaja por la construcción de sujetos
íntegros. Si yo renuncio a ser sujeto no mo- Si queremos aplicar esto en el proceso edu-
lesto, no exijo, no demando, no denuncio, cativo mismo —como debe ser— debemos
me conformo y no soy sujeto. La educación trabajar en forma solidaria. Nuestras ac-
en solidaridad pretende trans-formar esta ciones tienen que ser conjuntas, es decir,
condición de sujeto mínimo, pues mientras trabajar con…, al lado de… y con una fi-
no se parta de un análisis histórico-crítico nalidad transformadora. Los colectivos que
de la sociedad y de su funcionamiento, no así se generan impulsarán el aprendizaje
se habrán puesto los cimientos para una so- solidario, un verdadero interaprendizaje.
lidaridad eficaz, y nuestra acción sobre la
realidad corresponde al tipo de compren- De todas maneras, son múltiples los espa-
sión que tengamos de ella. cios y los momentos para la práctica de la

32
Zemelman, Hugo, 2000, p. 39.
33
Faundez, Antonio, “A la búsqueda de la calidad educativa: el enfoque Pedagogía del Texto (PdT)”, en: Faundez Antonio et
al., Desarrollo de la Educación y Educación para el Desarrollo integral, Medellín, U. de M., IDEA, CLEBA, 2006, p. 220.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 129
solidaridad, y los procesos de formación mas locales, regionales y mundiales.
deben identificarlos y relacionarlos con las - Oportunidades inéditas de compartir expe-
intencionalidades educativas y pedagógicas riencias, esfuerzos y realizaciones.
de la escuela, el colegio, la universidad, la - Medios alternativos para coordinar y au-
cooperativa o la empresa que la promueve nar esfuerzos, para romper el aislamiento y
o dirige. La sistematización de las prácticas vencer el silencio y la intimidación.
contribuirá no sólo a una comprensión crí-
tica de la solidaridad, sino a avanzar en el Pero en el proceso educativo —formal o
camino de la transformación social. no formal— es necesario asumir el descen-
tramiento y la diseminación de los saberes
4. Comunicación, información y solidaridad. por fuera de la institución escolar, pues
Los recientes movimientos sociales y, en montones de saberes socialmente valiosos
especial, los movimientos antiglobaliza- transitan por fuera de la escuela, sin pedirle
ción (M.A.G.), han puesto en práctica mo- permiso para circular por la radio, la TV,
delos diferentes a los del capitalismo para los videojuegos, la internet. Con ello han
la organización de la vida social y para la surgido nuevos modos de escribir y de leer,
búsqueda de solidaridad. Uno de estos mo- una nueva relación entre lo sensible y lo
delos es la aplicación de las Nuevas Tecno- inteligible que le ha conferido un nuevo es-
logías de la Información y la Comunicación tatuto cognitivo a la imagen.34
(TIC) en nuevos tipos de estructura de red,
no jerarquizadas sino en mallas (Meshwor- Esta línea de formación debe constituir uno
ks), basadas en una descentralización de de los ejes educativos en solidaridad, de
la toma de decisiones, estructuras no jerár- manera que las TIC sirvan para sentir y ex-
quicas, autoorganización, heterogeneidad presar comunión y mutuo apoyo.
y diversidad, todo esto muy diferente a las
redes convencionales. Pero ante todo han 5. Dimensión política y geopolítica. Educar
mostrado las posibilidades de las nuevas en solidaridad conlleva tomar posición de
tecnologías para la construcción de solida- cuestionamiento, organización y empode-
ridad en una perspectiva diferente. ramiento y una decisión frente al cambio;
y si es posible, la transformación de las
El gran reto consiste en hacer de estas tec- condiciones que la globalización y el neo-
nologías elementos básicos y eficaces de liberalismo han creado y del poder orga-
solidaridad. Las TIC deberían significar: nizado para mantenerlas. Es decir, implica
- Nuevas formas de cercanía y comunión. introducirnos en el campo de la política y
- Nuevos canales para hacer llegar la denuncia participar en los procesos locales, naciona-
de todo lo que degrada, instrumentaliza y nie- les y mundiales que representan las fuerzas
ga los derechos humanos y de los pueblos. renovadoras de los movimientos sociales y
- Maneras eficaces de crear una nueva con- algunos sectores de la sociedad civil. Da-
ciencia y responsabilidad ante los proble- dos los mecanismos creados por la globa-

34
Martín Barbero, Jesús, “Razón técnica vs. Razón pedagógica”, en: Zuleta Mónica et al., ¿Uno solo o varios mundos?
Diferencia, subjetividad y conocimientos en las ciencias sociales contemporáneas, Bogotá, Universidad Central, IESCO,
2007, p. 215.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


130 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
lización y el poder del mercado, la solida- y de todas las praxis, y por esto un servicio
ridad ha adquirido además una dimensión urgente que debemos prestar hoy a la soli-
geopolítica, planetaria. daridad ha de ser reavivar la esperanza y la
utopía.
La reflexión y acción política han sido una
exigencia de la educación, reconocida y Podríamos afirmar que se puede generar
sustentada, más cuando tiene como pro- esperanza, hoy más que nunca, porque la
pósito la solidaridad. Una reflexión y una humanidad posee los conocimientos y las
acción que hoy adquieren nuevos matices técnicas, los recursos, la cohesión, una his-
y obligan a desarrollar otras categorías de toria y unas potencialidades que permiten
análisis, pues existe una reestructuración dar forma a un mundo mejor.
del poder (el poder oculto que crece, el
nuevo orden biopolítico) a nivel mundial La mayor urgencia y la primordial tarea de
y también en el nivel nacional, aunque el una educación en solidaridad serían enton-
Estado-nación ya no es el centro. ces: fortalecer la resistencia frente a la frus-
tración y el fracaso; reavivar la esperanza y
Por esto la solidaridad y la construcción derrotar el conformismo “rescatar la dimen-
de redes de resistencia y rebeldía tienen sión de profundidad en la contemplación,
un fuerte enraizamiento en lo local, don- sobre el activismo frenético, de la sobrie-
de se ejercitarán propuestas alternativas, se dad sobre el consumismo enloquecido, de
aprenderá el nuevo estilo, la utilización de reinventar el futuro abriendo nuevos hori-
las TIC y la creación de un empresarismo zontes de posibilidades, de hacer, renacer
solidario, y se profundizará en el análisis y recrear las utopías”.35
de la situación y la incorporación desde
las particularidades, en movimientos con Unida a esta reavivación de la esperanza y
propósitos más amplios: de economía soli- la utopía está la espiritualidad, el espíritu,
daria, fortalecimiento de redes sociales de entendido como la realidad más profunda
solidaridad, defensa de derechos humanos de las personas: principio y fuente de sus
fundamentales, etc. motivaciones últimas, de donde emanan
sus ideales y su utopía, en donde se en-
6. Esperanza, utopía y espiritualidad. Si es raízan los valores que inspiran su actuar,
profunda la crisis civilizatoria que estamos donde brota su pasión y su mística por la
viviendo, mayor es todavía la posibilidad cual vive, lucha e irradia a los demás.
de la esperanza. No cabe la actitud de la
resignación fatalista o inoperante del sujeto Para nosotros los cristianos, en la espiri-
mínimo. La esperanza basada en la libertad tualidad se halla la experiencia de Dios, el
orienta el esfuerzo humano hacia la cons- Dios de los pobres, de los débiles y de los
trucción de un nuevo modelo de sociedad oprimidos, un Dios solidario con su pueblo
que sea más justo. Para esto se precisa la en el anhelo y en el camino penoso hacia
actuación convergente de todos los saberes la liberación.

35
Ibid.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 131
Estas líneas de formación propuestas en el mar- Gonzalorena, D. Jorge, “Economía de la com-
co de la relación solidaridad, educación y de- petencia o de la solidaridad global: dilema éti-
sarrollo podrán contribuir para diseñar y llevar co y existencial del presente”, Revista OIKOS,
a la práctica programas educativos formales y Santiago de Chile, 2007.
no formales, con vistas a construir una ética Juan Pablo II, Encíclica Sollicitudo Rei Socia-
de la solidaridad que oriente la transformación lis, 1997.
de la sociedad a nivel local, del territorio, así
____________, “Mensaje para la Jornada de
como a nivel global, planetario.
la Paz”, Vaticano, 1998.
Leroux, Pierre, De l’Humanité, París, Fayard,
Referencias bibliográficas 1985.
Levinas, Emmanuel, Totalidad e infinito, Sala-
Benedicto XVI, Carta Encíclica Deus cáritas
manca, Sígueme, 1987.
est, Roma, 2005.
Longchamp, Albert, Mondialisation. Le nou-
Boff, L., La questione della democracia: IP
veau nom du developpement?, 1998.
Regno 35, 1990.
Martín Barbero, Jesús, “Razón técnica vs. Ra-
Boisier, Sergio, “El desarrollo territorial a par-
zón pedagógica”, en: Zuleta Mónica et al.,
tir de la construcción de capital sinérgico”,
¿Uno solo o varios mundos? Diferencia, sub-
Estudios Sociales, N.º 99, Santiago de Chile,
jetividad y conocimientos en las ciencias so-
1999.
ciales contemporáneas, Bogotá, Universidad
Castells, Manuel y Calderón, Fernando, “Amé- Central, IESCO, 2007.
rica Latina en la era de la información: cambio
Mejía J., Marco Raúl, “En busca de una cultura
estructural, crisis, actores sociales, procesos de
para la Paz. Desde una pedagogía del conflicto
transformación”, en: ¿Es sostenible la Globali-
y la negociación cultural”, en: Educación para
zación en América Latina?, vol. II, Santiago de
la Paz. Una pedagogía para consolidar la de-
Chile, PNUD, Fondo de Cultura Económica,
mocracia social y participativa, Bogotá, Ma-
2003.
gisterio, 1999.
Díaz V., Humberto, Economía Solidaria, una
Morin, Edgar, El Método. Las ideas, Madrid,
riqueza invisible, Medellín, Cortesa, 2007.
Cátedra, 1996.
Dussel, Enrique, “Reconstrucción del concep-
Peresson T., Mario, Educar para la solidaridad
to de ‘Tolerancia’ (De la intolerancia a la soli-
planetaria. Enfoque Teológico Pastoral, Bogo-
daridad)”, UAM, N.º 12, México, 2007.
tá, Indoamérica Press, 1991.
Faundez, Antonio, “A la búsqueda de la cali-
Rorty, Richard, Contingencia, ironía y solidari-
dad educativa: el enfoque Pedagogía del Texto
dad, Barcelona, Paidós, 1991.
(PdT)”, en: Faundez Antonio et al., Desarrollo
de la Educación y Educación para el Desarro- Touraine, Alain, ¿Podremos vivir juntos?,
llo integral, Medellín, U. de M., IDEA, CLE- México, Fondo de Cultura Económica, 1996.
BA, 2006. Vigil, José María, “Solidaridad, nuevo nombre
Freire, Paulo, Política y Educación, México, de la caridad”, en: Entre lagos y Volcanes, San
Siglo XXI, 1996. José/Managua, DEI/CAV, 1991.
Gadamer, Hans G., Verdad y Método, tomo 1, Vidal, Marciano, Para comprender la solidari-
Sígueme, 1994. dad, Navarra, E.V.O., 1996.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


132 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
Comentario a la ponencia “Solidaridad,
educación y desarrollo. Un camino alternativo
para la construcción de la paz”
Jhon Jairo Serna S.
Docente de la Universidad
Católica de Oriente

Reflexiones desde la solidaridad, la que la Universidad Católica de Oriente viene


realizando con el apoyo de personas que per-
educación y el desarrollo por un
tenecen al grupo de la Curia Diocesana: “Diá-
liderazgo cristiano en el Oriente de logo y Paz para el Oriente de Antioquia”; y en
Antioquia un segundo momento asumir un comentario a
la exposición del maestro Luis Óscar, que van
En esta reflexión —flexionarse de nuevo sobre en el mismo sentido que tiene la primera parte
lo que acontece, y en este caso volver a mi- de este comentario.
rar lo que se ha propuesto en este ejercicio de
pensamiento, sobre el tema clave para Colom- 1. Reflexión desde el liderazgo que este Semi-
bia, y en particular para el Oriente antioqueño, nario está llamado a generar para el Oriente
cual es la solidaridad— quisiera, en primer lu- antioqueño. ¿Cómo vamos en este ejercicio?
gar, dar cuenta de una manera muy rápida de
algunas de las inquietudes que a estas alturas El “Seminario Permanente Evangelio, Cultura
del Seminario Internacional “Evangelio, Cultu- y Desarrollo. La nueva evangelización para
ra y Desarrollo” cabe presentar, producto de un desarrollo humano integral”, tiene como
las propuestas conceptuales y prácticas, que se intención generar nuevos espacios de estudio
han venido generando desde la coordinación y reflexión con un carácter propositivo y de

133
acompañamiento, en orden a la calificación tirse en un proceso que facilite la formación de
de líderes hombres y mujeres, con una sólida actores y agentes de pastoral, hombres y muje-
formación sociopolítica y compromiso con la res, con la sensibilidad necesaria para impul-
región, con un enfoque que se define desde el sar este tipo de iniciativa. Por lo demás, en la
magisterio de la Iglesia, en particular desde la ruta que se está produciendo, una de las tareas
articulación de una manera de ver y de hacer consiste en acompañarnos unos a otros, desde
la causa social, que es la de la denominada un proceso de convergencia pastoral que nos
Doctrina Social de la Iglesia. abra la senda para identificar la posibilidad de
que se perfilen los liderazgos y los compromi-
La búsqueda de la creación de un organismo sos a que haya lugar, a fin de que se optimicen
de interés común en formación de líderes para los procesos de acompañamiento a las perso-
la región, con fuerte sentido sociopolítico, en nas que deseen configurar un perfil personal y
pro de un desarrollo humano iluminado por el profesional que los habilite para estar compro-
magisterio de la Iglesia, en particular a partir de metidos en los ámbitos político, empresarial,
su Doctrina Social, es el asunto que mueve la social, cultural y religioso, en una región de
voluntad de este ejercicio académico pastoral, Antioquia como la nuestra.
como la dotación de un dispositivo apto para el
cumplimiento de tal finalidad. Esa búsqueda se Lo otro por considerar en esta iniciativa, pasa
mantiene, y desde ella y hacia ella queremos por poner en el escenario la consideración que
hacer recorridos en prospectiva, pero también se da en torno a las coyunturas epocales pro-
en lectura de pasado, y esto porque no puede pias de estos tiempos: el año 2007 es momento
ser que perdamos lo que ha significado para el oportuno para celebrar un acontecimiento sig-
Oriente de Antioquia la presencia de la Iglesia, nificativo para la región del Oriente de Antio-
y de esa memoria de pasado y de futuro que- quia, puesto que es la fecha para celebrar las
remos alimentar la propuesta que de acá surja, bodas de plata de la fundación de la Diócesis
movidos por la voluntad institucional y por la fe de Sonsón Rionegro. De otro lado, este mismo
en Jesús, a responder desde lo que somos a los 2007 se ha denominado el año del “Camino
retos que ayer, hoy y siempre se nos proponen a los 25 años de la fundación de la Univer-
desde la historia, para así poder convertirnos, sidad Católica de Oriente —UCO”. Vale la
quienes en Él creemos en la Iglesia, en creyen- pena mencionar que este par de eventos han
tes aptos para dar cuenta de los pasos a que sido apropiados como dos sucesos históricos
haya lugar, a fin de ponernos en contexto en lo que permitirán que se avance en la dirección
que se refiere a la definición de esta maravillosa que acabamos de señalar, así que en la estruc-
opción, por y para la Iglesia diocesana. tura procesual que se ha implementado se va
logrando generar una voluntad institucional y
Cabe recordar igualmente que el ejercicio del personal para hacer que lo que se había pen-
Seminario Permanente en que venimos com- sado se vaya cristalizando como un proyecto
prometidos se realiza, desde y hacia un proce- que es hora de perfilar, desde la participación
so de evangelización de mayor significación, amplia y decidida por la realización de tal pro-
pertinencia y trascendencia. Este evento se yecto lo mejor cimentado posible.
realiza como un mecanismo apto para suscitar
a partir de él un liderazgo de grupo que, como El trabajo por emprender, como ya se dijo en
éste, se posiciona en la perspectiva de conver- este Seminario Permanente, en otros momen-

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


134 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
tos y desde su inicio, pasa por la necesidad de definición de las mejores opciones para reali-
hacer un reconocimiento explícito de la rea- zar vía estudio y reflexión de lo que los invi-
lidad del “cambio de época”, como un factor tados proponen, pero igualmente poniendo en
absolutamente novedoso y retador, que sí que consideración lo que los comentaristas gene-
requiere ser analizado con rigurosidad, toda ran, para así llegar a las mesas de trabajo, en
vez que nos corresponde arribar a la misma las que se ha logrado adelantar un ejercicio de
con lo que ya la Iglesia postuló en orden a discusión, análisis y puesta en escena de pro-
una nueva evangelización, es decir, con crite- puestas que abren posibilidades de atender la
rios de respuesta a tal reto pastoral, que pasan tarea que se ha solicitado resolver, para que se
por la puesta en escena de nuevos métodos, haga efectivamente lo que se viene madurando
nuevos lenguajes y nuevo ardor, como muy desde el comienzo mismo de este Seminario.
bien ha venido enunciando el Magisterio de
la Iglesia, desde la intuición de Juan Pablo II Como de nuevo lo planteó el maestro Luis Os-
a propósito de cómo implementar un proce- car en la reflexión sobre el tema de la solidari-
so de Nueva Evangelización para estos nuevos dad, lo que ahora corresponde es abordar con
tiempos. Es este un ejercicio que pasa por la la máxima seriedad los temas de la educación
dinámica de un diálogo con la época y por y la cultura, que en orden a la construcción
supuesto de una propuesta tan sólida que toca que se realice se convierten en su potencial
adaptar a las condiciones de un Oriente an- ínsito, están en la mayor posibilidad de apor-
tioqueño que tiene sus propias preguntas que tar a la puesta en marcha de la institución que
pasan por la seguridad y la paz de un lado y se propende por impulsar, para dar cuenta de
desde otra perspectiva por las realidades de la unas dinámicas culturales que tienen en la
pobreza y de la exclusión social que se con- educación la posibilidad de hacerse más aptas
vierten en un par de retos pastorales a los cua- para proponer procesos que sean adecuados
les hay que hacer frente. al compromiso de un grupo humano como el
nuestro, que desde su fe y su espiritualidad
El quehacer nuestro, desde este Seminario Per- como agentes de pastoral, es capaces de apor-
manente, y desde el encargo de aportar insu- tar a lo que en el mediano y largo plazos se
mos de reflexión y de acción, pasa por la rea- impone realizar. La educación y la cultura son
lización de tareas que se deben llevar a cabo la base para la edificación institucional que se
desde una adecuada posición, no sólo teórica, puede ofertar, y son por supuesto un par de
sino también metodológica y práctica, en or- insumos que se ponen en juego, con la sufi-
den a la observación de este “cambio de épo- ciencia de un experto de sus calidades, como
ca”, a partir de los múltiples y ricos desarrollos factores clave en la perspectiva de lo que hacia
temáticos que realizan los invitados naciona- el futuro se pueda institucionalizar, como for-
les e internacionales, que se convierten en una mación y capacitación de actores con carácter
Caja de Herramientas absolutamente pertinen- cristiano, en acción transformadora para este
te, para dar paso a la construcción colegiada momento histórico presente y hacia el futuro.
del dispositivo pastoral antes mencionado.
Hoy, en el escenario social del “Cambio de
Lo anterior significa que hay que apropiar los época”, no es novedad que se estén desha-
espacios teóricos ofertados en las sesiones de ciendo y rehaciendo las instituciones. En un
trabajo, que se relacionan con el debate y la ejercicio que pasa por la redefinición de sus

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 135
funciones y de los servicios culturales que se Óscar, para pensar lo que se ha propuesto, y
esperan de ellas, hace que, en nuestra calidad dar cuenta de lo que se relaciona con el cruce
de laicos y sacerdotes, se nos imponga como de las propuestas de las categorías Solidaridad,
tarea entrar a precisar el lugar social que ocu- Educación y Desarrollo, como un paso más en
pa la Iglesia en el quehacer regional en torno el proceso de pensar en la línea de lo propues-
al cual estamos pensando en este Seminario, y to en el numeral uno desarrollado en el com-
esto por lo significativa que esta institución ha ponente arriba, como un poner en ejercicio las
sido a lo largo de la historia, y que se mantiene
formas más válidas, para hacer caminar con
en la actualidad de Colombia y del mundo,
mejores rumbos, los mecanismos a los que se
más aún, que si quiere seguir sosteniendo, en
ha pretendido orientar, lo antes planteado.
lo específico de una Iglesia particular como la
que hace su presencia en el Oriente de An-
1. Solidaridad, Educación y Desarrollo:
tioquia, ha de impulsar procesos de revisión factores generadores de orientación para
de sí misma, de su contexto sociocultural y de el liderazgo cristiano, o apropiación de
sus múltiples relaciones con los factores polí- elementos para responder a la pregunta:
ticos, culturales y económicos, para así poder ¿Por qué la Educación para la Solidari-
dar cuenta de lo que va aconteciendo en este dad es el camino a recorrer para la con-
momento histórico de crisis de sentidos tradi- secución de “Otro Desarrollo posible”
cionales, en el cual estamos inscritos y que es en el Oriente de Antioquia?
definitivo hoy y hacia el futuro.
Una de las razones por las cuales cabe acen-
Y por supuesto, en este avanzar por las rutas de tuar este triángulo de términos —Solidaridad,
la historia de un mundo que “gime con dolores Educación, Desarrollo—, es la necesidad que
de parto”, nos corresponde ubicar una reali- hay de combatir las ideas nefastas y no de ata-
zación de identificación de los pasos y pro- car a los hombres y mujeres por lo que pue-
cesos que nos permitan identificar las formas den hacer o dejar de hacer. Combatir ideas es
más adecuadas para intervenir en los distintos apostar por intervenir en un campo de acción
escenarios que se relacionan con los temas de ciudadana como es el de la educación popular.
la intervención de la Iglesia con los escena- Quienes a ella nos dedicamos con amor y des-
rios de desarrollo humano y social de nuestras interés, pero capacitados para tan ardua y de-
gentes, que son en última instancia los facto- licada misión, dejamos como fruto de la labor,
res desde los cuales podemos seguir haciendo como patrimonio de insuperable valor, mentes
una presencia humana y cristiana válida para sanas y nutridas formadas para el bien.
los momentos nuevos que requieren iniciativas
posturas nuevas, o lo que es lo mismo, a un Es importante la educación para la solidaridad
vino nuevo se imponen odres nuevos. porque desde ella se van generando espacios
de desarrollo humano personal y social, puesto
Dicho esto, como primer apartado de este co- que la persona y la comunidad son entidades
mentario, nos corresponde ahora, como un se- “en proceso, perfectibles pero no perfectas”. Y
gundo momento del mismo, volver sobre lo di- es allí donde la tarea pasa por convertir las limi-
cho, mantener abierto un campus –expresión taciones del hoy en las posibilidades del maña-
de Bourdieu- de reflexión, desde los plantea- na; perfectibilidades, que sólo la acción educa-
mientos que acaba de realizar el maestro Luis tiva solidaria y la experiencia hacen reales.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


136 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
El maestro, o lo que de él está en obligación superiores. Debe insistir el formador en que el
de asumir el agente de pastoral, frente al grupo grupo no es una opción “hacia adentro” sino
debe procurar ser parte de él, para iniciar el un instrumento para actuar con eficacia “hacia
proceso de comunicación. Rescatar la educa- fuera”, ya que es función inherente a la socie-
ción, crear a través de ella un verdadero itine- dad, al colocarse al servicio de los otros, hacer
rario cultural, es urgente si se entiende que es de la solidaridad un camino y lograr establecer
en el espacio de la cultura donde se crea mejor un nuevo estilo de actuar, de estar presente, de
calidad de vida; se pretende entonces mejorar servir y por tanto de abrirle paso a un nuevo
en las metas de la convivencia, la que genera estilo de vida.
los espacios y la que convoca el protagonismo
de todos, la que puede encauzar las desviacio- Un líder —o quien se pretende tal— ha de vi-
nes que han conducido a la situación actual y vir como ninguno el acontecimiento, y poder
establecer puentes creativos entre la urgencia deducir de él posiciones y líneas de acción; no
del cambio y los imperativos de la tradición, hay liderazgo en la perspectiva del pasado, si
entre el auténtico bienestar y las deformacio- no se ejerce de cara al porvenir nada es y nada
nes del consumo, entre el afán individual y el aporta. No es posible ir a tientas en un mun-
imperativo de una sociedad solidaria. do que a fuerza de posibilidades está cargado
de riesgos, pese a esto hay que mantenerlo y
El liderazgo colocado bajo la óptica del servi- superarlo con el esfuerzo de muchos, de to-
cio atrae la solidaridad y la participación, y le- dos. Por otra parte, el conocimiento es algo
vanta las ideas del bien común y de la calidad que proviene de la capacitación convertida en
de vida en todas sus relaciones y con cada uno experiencia y ésta asumida como inteligencia.
personalmente. En el ejercicio pastoral hay que Llegar a él requiere un proceso de formación
reconocer que cuando se trabaja con grupos es que acontece progresivamente, y debe reali-
necesario comprender que aprendemos de tres zarse tanto en grupo como en forma individua-
maneras básicas: la primera es la información, lizada y permanente.
la segunda se logra cuando la información se
coteja con experiencias propias en una especie La personalidad, en cambio, remite a un pro-
de laboratorio vivencial, y la tercera cuando ceso educativo en el que desde un comienzo
frente a los resultados de las anteriores se so- el educador debe descubrir las prioridades de
licita del grupo “propuestas de solución” que cada persona, sus propiedades y características,
debemos analizar profundamente. para poder desarrollar una estrategia que lleve
a las personas a dar fundamento al despliegue
En nuestra comunidad el líder madura en la de sus virtudes. Ambos, la personalidad y el
acción, y es por tanto nuestra tarea, se diri- conocimiento, nos permiten obtener un juego
ge a acompañarla, enseñar en la práctica que, de habilidades para orientar objetivos. Como
como dice Saint Exupery, “la verdad para unos somos líderes tenemos autoconfianza, dedi-
es sembrar y para otros es recoger”; que lo que cación, entereza, iniciativa, determinación y
importa no es la actuación solitaria sino la ac- entusiasmo. El liderazgo es una “ciencia” con
ción solidaria en un grupo estructurado capaz reglas que deben ser conocidas y técnicas que
de ser práctico y creativo, habilitado para co- deben ser aprendidas y ejercitadas. Al mismo
municarse con otros grupos, relación ésta que tiempo, el liderazgo en la educación tiene que
va intercomunicando y decantando liderazgos ser un “arte”, lo cual nos remite a las condicio-

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 137
nes básicas de una “persona” siempre diferente tario que centren su labor en las experiencias
y en gran parte imprevisible. El desarrollo del educativas por la solidaridad; acá está el valor
liderazgo como ciencia ha tenido un gran des- de la formación: educar, crear capital humano
pliegue en los últimos años; por ello al estudiar y crecimiento desde la perspectiva solidaria.
esa ciencia, buscamos la verdad y le fijamos Le estamos apostando a un trabajo grupal que
una finalidad clara que se llama: servicio. nos permita alcanzar una construcción colec-
tiva para generar oportunidades. Es cuestión
Sabemos que existen factores de riesgo cultu- de confianza, de auscultar en problemas des-
rales como el bajo nivel educativo, carencias critos anteriormente y priorizar necesidades.
de espacios para la recreación, intolerancia, Para ello poseo una de las herramientas más
maltrato familiar; muchos problemas, pero invaluables con las que cuenta cualquier orga-
ahí estamos. Debemos buscar estrategias que nización: los agentes de pastoral como líderes.
nos permitan trabajar más por las necesidades Un liderazgo para ejercer en grupos de trabajo
apremiantes que nos rodean y afectan, generar con necesidades comunes; laicos y sacerdotes
un verdadero impacto social. A nivel comu- apoyados y secundados por pedagogos, por la
nicativo podemos, como agentes de pastoral, acción oficial y por el conocimiento ejercido
entrar a operar y coadyuvar, entendiendo la desde las universidades, y junto a la sociedad
comunicación como el proceso que permite civil organizada, para iniciar en el Oriente an-
que interlocutores nos entendamos, que com- tioqueño una reorganización trascendental y
prendamos qué es lo prioritariamente necesario saludable de la vida pastoral de la Iglesia.
para tomar decisiones y solucionar conflictos.
Analizar diferentes aspectos de la comunidad Creo en una sociedad igualitaria, donde el
desde el ángulo humano, como el desarrollo trabajo en grupo nos dé las herramientas para
económico, el empleo, los valores culturales, acabar con la bancarrota cultural que genera
pues, como muy bien lo plantea Amartya Sen, toda la problemática descrita. La liberación
lo que importa en el desarrollo es el aumento por la educación ha de tener sus encantos. “Li-
de las posibilidades de elección de las gentes. bre es el que se ha asimilado siquiera la dosis
de pan intelectual que necesita para guiar su
Estas posibilidades pueden ser infinitas y cam- conducta. Libre es el que con la verdad puede
biar a lo largo del tiempo. Es esencial llevar una decir: Yo pienso. No se entra en la comunión
vida larga y saludable, adquirir conocimientos sagrada de los hombres libres sin haber reci-
y acceder a los recursos necesarios para tener bido el bautismo doloroso de la duda” (José
un nivel de vida decente. Si la comunidad co- Ignacio Escobar).
nociera estos aspectos, tendría la oportunidad
de crear, producir, disfrutar de autoestima y La humanidad no podrá ser libre si desde la edu-
tener garantizados los derechos humanos. Lo cación no se enciende en cada alma la luz de la
anterior se va a lograr convocando, reuniendo, conciencia, y una conciencia conformada por
liderando, proponiendo y ante todo haciendo los valores de la solidaridad. Estoy hablando de
de esto un goce, un placer y un disfrute. un grupo humano que tiene que dar cuenta de
los motivos de sus acciones; tal es la labor que
El desarrollo, como resultado de un crecimien- es preciso emprender, si en materia de libertad
to más equitativo y participativo, hay que al- no nos contentamos con el nombre, sino que
canzarlo a través de grupos de trabajo comuni- buscamos la cosa. Es preciso enseñar que no

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


138 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
hay nada que no sea una transformación de la No esta por demás reconocer que toda labor
observación y la experiencia. Por eso, quienes educativa esta impregnada de un ambiente de
estamos comprometidos con estos proyectos rectitud y de decoro que entraña una constante
debemos auscultar en todas las problemáticas y enseñanza de ética y civismo. El propósito no
responder como grupo y como líderes por una es hacer sabios, sino inspirar ideas nobles y for-
tarea social no fácil, pero tampoco imposible; mar buenos ciudadanos, enemigos de la men-
quizás algo utópica, es decir que este proce- tira, la vulgaridad y el desenfreno. El nuestro
so, este proyecto, este trabajo han de ser el es- es estado de vida empobrecido culturalmente,
fuerzo de una construcción colectiva de equipo y frente a él hay que brindar oportunidades
humano que permita la utilización de recursos para que socialmente logremos desarrollarnos,
para reconstruir el desarrollo, de la mano de para alcanzar un lugar en la esfera social que
una educación en solidaridad. nos permita producir en todos los sentidos.

Acercarnos a contemplar este panorama del Todas las ciudadanas y ciudadanos, sin distin-
entorno y a poder escudriñar esas necesida- go de raza, credo, religión o política, por la
des, para aplicar desde la escucha todo lo que educación y desde la educación, han de con-
da acceso a los salones de clase, las lecciones tribuir a que las sociedades emerjan, salgan,
que allí se dictan, las necesidades inmanen- floten y sean capaces de plantear soluciones a
tes de cada uno de nuestros jóvenes. También problemas comunes. Para quienes decimos se-
estamos inmersos en unos conflictos internos guir las enseñanzas de Jesús el Cristo, estar en
que ya se mencionaron antes. “No le cerréis esta esquina de la historia se convierte en una
la puerta al diálogo para que la verdad no se oportunidad extraordinaria de actuar y parti-
quede afuera” (Anónimo). cipar en un proceso de educación solidaria,
por la generación de una cultura solidaria, una
Lo importante para seguir esta estrategia es que cultura en la que por la vía de su construcción
ella sea guiada y seguida por la serenidad, la podamos combatir la bancarrota social, educa-
paciencia y el respeto por el otro. He tratado de tiva, cultural y política, en la que actualmente
solucionar conflictos escuchando siempre las nos encontramos.
partes, buscando siempre lo positivo entre los
contradictores, generando polémica pero con Tenemos que tomar medidas serias, condu-
respeto. Para modelar el carácter, educar la vo- centes, de participación y trabajo en grupo. En
luntad, desarrollar armónicamente las faculta- lo personal, desde mis inicios como maestro
des de nuestros coterráneos, y hacer del nuestro y aún hoy, estoy convencido de que la mayor
un hombre correcto con un espíritu amplio y obra social de nuestro país es la educación,
generoso, es indispensable que la evangeliza- y que este esfuerzo no podrá ser sustituida.
ción vaya unida a la acción, y que al consejo lo Nada puede contribuir tan poderosamente al
acompañe el ejemplo. Formar personas capaces desarrollo de la individualidad y de la socie-
de pensar y discernir libremente, ser neutrales dad como el hogar que, al asistir a una ree-
en la enseñanza y tolerantes en las aplicaciones ducación, permite que también allí se centren
que tienen que ver con esta extensa vida esco- todas nuestras acciones. Lo anterior significa
lar. “La enseñanza que deja huella no es la que que la mejor cultura intelectual, el más noble
se hace de cabeza a cabeza, sino de corazón a sentimiento social, no tienen valor alguno sin
corazón” (Hendricks). la educación.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 139
Desde una educación para la solidaridad es posibilidad de que el poder contribuya al de-
posible construir un desarrollo a partir del cual sarrollo del liderazgo es cuando éste y aquel se
se pueda cambiar la depresión, la tristeza, el dan bajo la óptica del servicio, ampliando así
miedo, el engaño, el odio, el desencanto, el las convocatorias al compromiso que, una vez
aburrimiento, el estrés y la amargura por una asumido, produce por lógica interna líderes
comunidad alegre, que desde el quehacer capaces de alternatividad en la causa de lograr
educativo se ve alimentada por la solidari- que otro Oriente sea posible.
dad, y ésta se ve reflejada en el aumento de
la asistencia escolar, por jóvenes que tienden La participación y la comunión que han desta-
al progreso, con confianza en sí mismos, con cado los documentos de la Iglesia en América
determinación, tolerancia, humildad, madu- Latina adquieren en esta propuesta su máxima
rez y perdón. Trabajar, lograr que se crea en dimensión. Acá estoy haciendo alusión al me-
el trabajo honrado y honesto, que se vea la dio para obtener y consolidar la promoción del
transparencia de nuestras acciones, mostrando ser humano, la sociedad integrada con unos
resultados en infraestructuras, estadísticas, me- fines comunes a través de organizaciones cuya
joramiento de la calidad de vida; con políticas legitimidad es por todos reconocida. No se
claras que demuestren que nuestra comunidad trata de educar tan solo a los individuos, sino
ya no está desencantada ni decepcionada de la también a las organizaciones y a las institucio-
educación, que en la transformación sociocul- nes, ya que una comunidad organizada para la
tural que estamos liderando están comprome- comunión y la participación debe corresponder
tidos organismos en todos los ámbitos, como en el correlato a instituciones prestas a confe-
paso sólido en dirección al desarrollo humano rirle el cauce y las facilidades necesarias; de
individual y social. otra manera, se estaría induciendo una innece-
saria razón de negación de ésta iniciativa.
La propuesta que hago desde esta tribuna es
que pongamos nuestro rostro, para disponer- Dejo abiertas esas consideraciones con la con-
nos desde este ejercicio de compromiso y res- vicción de que con ellas son posibles algunas
ponsabilidad por esta causa a estar orgullosos de las dinámicas que se han pretendido desen-
de poder liderar procesos de transformación cadenar desde el inicio de este Seminario Per-
que apunten al mejoramiento con proyectos manente, cuya intención marca el quehacer de
tangibles, responsables y futuristas estas jornadas de estudio y degustación de sabe-
res, que en su condición de sabores que tienen
En este proyecto que me atrevo a postular, en sí un gran gusto académico, se convierten
en orden a comentar la intervención de Luis en insumos para seguir trabajando, puesto que
Óscar Londoño, pasa también por pensar en no tiene ninguna presentación que un proceso
que el poder que se desplaza del área de los como el que hasta ahora se ha impulsado quede
instrumentos para convertirse en un fin por sí al margen de lo que se ha presupuestado desde
mismo, tiende a restringir el número de sus el comienzo de este evento, que aspiramos sea
poseedores, sus beneficiarios, sus protagonis- histórico como generador de institucionalidad,
tas. El poder concebido como fin restringe el capaz de dialogar con una época que deman-
desarrollo de nuestro liderazgo, y si se llega a da nuevas respuestas a los nuevos interrogantes
permitirlo normalmente lo corrompe. La única propios de la cultura emergente.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


140 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
Conocimiento, educación y derechos humanos.
Un diálogo para la equidad
Abraham Magendzo K.
Santiago de Chile 2007

En primer lugar, desearía hacer notar que que hay preocupación por que esté vigente en
cuando hacemos referencia al conocimiento el currículum oculto, en la cultura escolar, en
en educación estamos introduciéndonos al su clima organizacional, en el sistema de re-
tema del currículum. Ahora bien, vinculado a laciones personales. No tendría sentido o se-
la educación con los derechos humanos, nues- ría altamente contradictorio y antitético que,
tra mirada se centra en caracterizar el rol de la por un lado, desde el currículum explícito se
educación en derechos humanos. Por su parte, entregaran mensajes tendientes al respeto de
la equidad se liga estrechamente con el dere- la dignidad de las personas, a favorecer la li-
cho a la educación de calidad. Entendiendo bertad y la autonomía a establecer relaciones
que la calidad incorpora los derechos huma- democráticas, y por el otro, desde la cultura
nos como un eje transversal fundante. escolar, de manera consciente o inconsciente,
abierta o encubierta, imperara un sistema dis-
criminatorio e intolerante, autoritario y no par-
1. Currículumexplícitoycurrículum ticipativo. La educación en derechos humanos
oculto requiere grados importantes de coherencia en-
tre el currículum declarado - intencionado y
Lo primero que desearía aclarar es que la edu- los mensajes que se entregan desde la convi-
cación en derechos humanos opera tanto en el vencia escolar, desde la naturaleza de las in-
currículum explícito como implícito. Es decir, teracciones entre docentes y alumnos, desde
no sólo se lo intenciona deliberadamente en los reglamentos escolares, desde las formas de
los objetivos y contenidos de aprendizaje, sino evaluar a los estudiantes etc.

141
2. El docente en el currículum 3. Selección del conocimiento
aplicado
Al hacer referencia al currículum se está de-
El docente —que en definitiva es el que ma- finiendo el conocimiento que se considera
neja el currículum aplicado, es decir, el que importante para que los estudiantes accedan
se desarrolla en el aula— tiene una multi- a él y que se estima necesario que aprendan.
plicidad de espacios en el currículum que El currículum escolar representa entonces el
puede aprovechar para instalar los derechos conocimiento legítimamente seleccionado y
humanos. En este sentido, el docente tiene organizado para su enseñabilidad y aprendi-
una responsabilidad muy central para imple- zaje. Por consiguiente, subyacente al proceso
mentar la educación en derechos humanos. de selección y organización del conocimien-
Esta responsabilidad induce a que el docente to —referido en nuestro caso a los derechos
esté en una situación de diálogo permanente humanos— se debieran responder preguntas
con sus estudiantes y los motive a que sean como:
partícipes activos de su aprendizaje. Los es-
tudiantes son orientados por el docente en la - ¿Qué es lo que debe estimarse como cono-
búsqueda e investigación de la información cimiento curricular en derechos humanos?
relacionada con los instrumentos normativos, - ¿Cuáles son los criterios para seleccionar el
legales e institucionales nacionales e interna- conocimiento en derechos humanos?
cionales referidos a los derechos humanos. - ¿Cómo se determina que un conocimiento
Es importante que sean los propios alumnos es más valioso que otro?
y alumnas quienes analicen grupalmente la - ¿A quién es atribuible el poder de seleccio-
información recolectada en torno a un deter- nar el conocimiento de los derechos huma-
minado problema en el que los derechos hu- nos? ¿Quién otorga dicho poder?
manos estén comprometidos; que construyan - ¿Cómo se relaciona el control del conocimien-
opinión al respecto. De esta manera, pasan to con la distribución del conocimiento?
de ser receptores pasivos a productores de co-
nocimientos. No se trata de que repitan sin Si se desea ligar la educación en derechos hu-
comprensión, por ejemplo, las muchas decla- manos con el currículum, hay necesidad de
raciones, pactos, convenciones, resoluciones, responder a estas preguntas. Existe una exi-
leyes y normativas que tienen que ver con los gencia ética por develar el juego de intereses,
derechos humanos. Por el contrario, en de- ideologías y visiones de mundo diferentes, dis-
bates, paneles y foros buscan los diferentes crepantes y a veces antagónicas que subyacen
significados que para sus vidas tienen todos en la toma de las decisiones curriculares. La
estos instrumentos, cómo se relacionan con tarea de selección y organización del conoci-
sus propios problemas y el de sus familias y miento es la tarea del diseño curricular. Este
comunidades, con sus vivencias y sentimien- proceso no es, por supuesto, una tarea neutra
tos. La expresión libre de las emociones y la y tampoco simple.
afectividad es un componente fundamental
del conocimiento de los derechos humanos. 4. Negociación de saberes
El rescate de la subjetividad y la comunica-
ción intersubjetiva de los estudiantes es lo que Diseñar y elaborar currículum, en especial el
finalmente construye al sujeto de derechos. referido a derechos humanos, requiere “nego-

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


142 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
ciar saberes”. Sin claudicar en principios irre- cultura de los derechos humanos es una de-
nunciables, se debe buscar consensos en las manda social y ciudadana que se les hace a
diferencias, tarea que como todos sabemos no la educación y al currículum, demanda que es
es del todo sencilla, ya que está de por medio impostergable e ineludible.
el poder y el control sobre el conocimiento.
En el presente intervienen, como nunca antes, La educación en derechos humanos debe ser
una diversidad de actores sociales que antes considerada como una educación ética y polí-
estaban marginados del proceso de selección tica. Para la pedagogía en derechos humanos,
del conocimiento curricular. Además de los el aprendizaje es una parte de la vida antes
especialistas y profesores, participan empresa- que algo separado de ella. Por consiguiente,
rios, trabajadores, padres y madres de fami- está vinculado con los grandes problemas que
lia, apoderados, miembros de la comunidad, sufre la sociedad, como la pobreza crónica
estudiantes, etc. Existe, por así decir, una he- y desmoralizante; las democracias frágiles e
terogeneidad de actores con percepciones, in- inestables; la injusticia social; la violencia; el
tereses y valores culturales diversos y a veces racismo; la discriminación y la intolerancia; la
antagónicos frente a la cultura, que se expre- impunidad y la corrupción. La pedagogía en
san en el currículum. derechos humanos está llamada a fortalecer las
habilidades de los estudiantes para que pue-
dan identificar, analizar y ofrecer soluciones a
5. El currículum de derechos hu- estas cuestiones, que sean acordes con la ética
manos incorporando el conoci- de los derechos humanos.
miento de temas emergentes y
problemas sociales 6. Concepción crítica del
currículum
Hoy, a diferencia del pasado, el currículum
está impelido a aceptar, de manera muy flexi- En la literatura y en la práctica curricular se han
ble y dinámica, la multiplicidad de problemas manejado diferentes enfoques curriculares que
y temáticas que le está planteando la sociedad se distinguen unos de otros por sus conceptua-
posmoderna, la sociedad del conocimiento, la lizaciones y operacionalizaciones, los objeti-
sociedad informatizada y la sociedad en esta- vos que se proponen alcanzar, los valores que
do de crisis y tensiones permanentes en que enfatizan, y las posturas que asumen frente al
vivimos. Un currículum que le dé la espalda conocimiento, el aprendizaje, las metodolo-
a la diversidad de nuevos y renovados temas gías de enseñanza, la evaluación y los roles
que emergen constantemente, los desconoz- que deben ocupar docentes y estudiantes.
ca y no tenga la capacidad de ir integrándo-
los al conocimiento disciplinario está, en mi Todas las concepciones tienen posibilidades de
opinión, condenado a la obsolescencia, a la aproximarse e incorporar la educación en dere-
impertinencia y a la irrelevancia. El currícu- chos humanos como objetivo y contenido. Sin
lum no puede, por así decir, darse el lujo de embargo, las posturas curriculares críticas son
ser arcaico, incapaz de responder a las deman- las que se aproximan a la educación en dere-
das sociales, carente de sensibilidad ante los chos humanos de forma más integral, holística
nuevos contextos, lejano a las necesidades y y, por qué no decirlo, de manera más natural
los desafíos requeridos. Contribuir a crear una que otras concepciones curriculares. La teoría

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 143
crítica del currículum parte de la premisa de Habermas a denominar su interés subyacente
que las estructuras sociales no son tan raciona- como “emancipador”.
les y justas como generalmente se piensa. Por
el contrario, afirma que las estructuras sociales Creo que no nos equivocaríamos al sostener
están creadas mediante procesos y prácticas que el conocimiento de los derechos humanos
distorsionadas por la irracionalidad, la injusti- conlleva en forma preferente un interés eman-
cia y la coerción, y tales distorsiones han cala- cipador, y por lo tanto su pedagogía se ubica
do muy hondo en nuestras interpretaciones del en el ámbito de la pedagogía crítica.
mundo. Desde esta perspectiva, gran parte del
trabajo de la teoría crítica sobre el currículum Sin duda, hay un conocimiento técnico de los
consiste en analizar los procesos mediante los derechos humanos que deriva en un cuerpo
cuales nuestra sociedad y nuestros puntos de normativo de leyes e instituciones dedicadas a
vista sobre ella se han formado. su promoción y defensa, y cuyo interés esen-
cial es la regulación y el control de la acción
7. Los derechos humanos un social. De igual forma, existe un cuerpo de
conocimiento emancipador conocimientos prácticos de los derechos hu-
manos que trata de iluminar e interpretar los
El conocimiento de los derechos humanos se procesos históricos y sociales que han dado
liga al interés por la autonomía y la libertad origen a los derechos humanos, y cuyo interés
racionales, que emancipen a las personas de fundamental es el pensamiento y la acción de
las ideas falsas, de las formas de comunicación las personas, empujándolas a actuar como su-
distorsionadas y de las formas coercitivas de jetos de derechos.
relación social que constriñen la acción huma-
na y social. Mientras la ciencia social técnica Si bien tanto el conocimiento técnico como el
(empírico-analítica) pretende la regulación y el práctico son importantes para la educación en
control de la acción social, y la ciencia social derechos humanos, lo son en la medida en que
práctica (interpretativa) intenta interpretar el trascienden y se ubican en una postura emanci-
mundo para la gente, la ciencia social eman- padora —crítica-transformadora. Dicho de otra
cipadora trata de revelar la forma como los manera, nadie podría dejar de reconocer que
procesos sociales son distorsionados por el po- la educación en derechos humanos debe pro-
der en las relaciones sociales de dominación y porcionar los conocimientos normativos y dar
coerción, y mediante la operación menos “vi- a entender el entramado y los contextos en que
sible” de la ideología. No se conforma con ilu- éstos se han generado, para así actuar en concor-
minar las relaciones sociales, como la ciencia dancia. Sin embargo —situados como lo hace
social interpretativa, sino que intenta crear las Habermas, en la perspectiva de una ciencia so-
condiciones mediante las cuales las relaciones cial crítica cuyo interés subyacente es “emanci-
sociales distorsionadas existentes puedan ser pador—, hay necesidad de no conformarse con
transformadas en acción organizada, coopera- iluminar, sino que hay que crear las condiciones
tiva, en una lucha política compartida en la de una educación en derechos humanos capaz
cual las personas traten de superar la irracio- de transformar y emancipar a las personas, para
nalidad y la injusticia que desvirtúan sus vidas. que traten de superar la irracionalidad y la injus-
Esta lucha compartida hacia la emancipación ticia que subyacen en la violación permanente
de la irracionalidad y la injusticia empuja a de los derechos humanos en sus vidas

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


144 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
8. La educación en derechos de la Declaración Universal de Derechos Hu-
manos, que además de reconocer que todos
humanos comprometida con la
nacemos libres e iguales en dignidad y dere-
alteridad chos exige que debemos comportarnos frater-
nalmente los unos con los otros
La educación en derechos humanos está lla-
mada a crear condiciones para aprender a La educación en derechos humanos es, por
mirar, a escuchar, a sentir, a vigilar al Otro: definición, una educación para la responsabi-
el Rostro. Está emplazada a contribuir en la lidad, una educación para forjar “vigilantes”
construcción de un lenguaje, una cultura, una alertas del Otro, personas precavidas, atentas
conciencia que pregunta sin reparos, sin con- del Otro. Pero no por un afán altruista, aunque
diciones, sin búsqueda de reciprocidad: ¿Dón- no estamos descartando el altruismo, no por
de estás tú? Que no responde con un ¡acaso una pretensión de una humanidad en abstrac-
yo soy guardián de mi hermano!, cuando se to, sino una humanidad en concreto, identifi-
le interroga ¿dónde está tu hermano? Que no cada en un sujeto histórico, un sujeto de carne
contesta acerca del Otro con evasivas, con ex- y hueso.
cusas, con dilaciones.
Es verdad que la educación en derechos hu-
Es rol de la pedagogía de la alteridad, en su manos se hace vigilante de todo Otro, indis-
vinculación con la educación en derechos hu- tintamente de su origen o procedencia, su ubi-
manos, enseñar a mirar de frente, aunque esa cación social o cultural, su género o etnia, su
mirada cause sufrimiento, angustia, impoten- edad, su orientación sexual, su adscripción re-
cia. Enseñar que no se puede dar la espalda ligiosa o espiritual. Sin embargo, es más alerta
y decir “no es asunto mío”, aunque no sea con aquellos grupos que históricamente han
asunto mío; o decir “por qué yo... que se pre- visto sus derechos atropellados y violados, su
ocupen otros, los más cercanos” aunque sea dignidad humillada, su “rostro” degradado. De
yo el más lejano de los lejanos. La educación esta forma, la educación en derechos humanos
en derechos humanos está llamada a instalar encuentra su ethos ético-político en la procura
expresiones y comportamiento que dicen: “¡sí, de mayor justicia social, de igualdad de opor-
esto es de mi incumbencia!”, y a erradicar del tunidades, de mayor equidad, de eliminación
lenguaje y las acciones manifestaciones como: de las discriminaciones. La responsabilidad es
“¡Yo me mantengo al margen!” De esta forma, una responsabilidad ética con aquellos que
y sólo de esta forma, la educación en derechos históricamente han sido marginados, exclui-
humanos se hace tributaria del primer artículo dos, relegados, estigmatizados, perseguidos.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 145
Comentario al texto “Conocimiento, educación y
derechos humanos. Un diálogo para la equidad”
Monseñor Gilberto Muñoz Ospina
Párroco de la Catedral de Sonsón y
Vicario Episcopal

Cultura y pedagogía de los derechos do que debemos plantear una educación y una
nueva manera de ser de nuestras sociedades,
humanos
y muy específicamente de nuestra sociedad
colombiana, desde la perspectiva de lo ético,
Para mí es un honor comentar la ponencia del
desde la perspectiva del ethos cultural.
doctor Abraham Magendzo K. en este Semi-
nario Permanente Internacional “Evangelio,
El reconocimiento, la acogida, la asunción y
Cultura y Desarrollo”, programado por la Uni-
el compromiso con el otro y la otra, y la acep-
versidad Católica de Oriente en el contexto de
tación de que vivimos en un mundo diverso
la celebración de las Bodas de oro de nuestra
y de diversos y que en ese mundo es donde
Diócesis de Sonsón-Rionegro. No pretendo
encontramos la posibilidad de ser, de un plus,
repetir lo que con sabiduría, fruto de la ex-
que construya, integre, cree y dinamice, nos
periencia y de la investigación, nos ha comu-
señalan la perspectiva nueva de la educación
nicado el maestro. Más bien, pretendo aportar
que, sin abandonar la gnosis, se sitúa en el
algún elemento que nos dé más luz respecto
plano de la sapientia.
a la pedagogía de los derechos humanos y de
una nueva cultura.
Cuando hablamos de conocimiento hablamos
de educar, y cuando hablamos de educar nos
Cuando afirma que alteridad y diversidad se
referimos no solamente a transmisión de cono-
constituyen en un axioma, en un pilar sin el
cimientos, sino al hecho de suscitar, despertar
cual no serían posibles una pedagogía y una
y desencadenar maneras de pensar, sentir y
cultura basadas en los DD. HH., está afirman-

147
obrar que hagan posible la identidad cultural El conocimiento de los DD. HH. nos tiene que
y el rebosamiento de la cultura, el fortaleci- llevar a modificar ideas, sentimientos, actitu-
miento de los principios, valores y criterios des y conductas, hasta el punto que las men-
que hacen posible vivir en una sociedad. Por tes, los corazones, las convicciones y los esti-
tanto, hablar hoy de conocimiento y DD. HH. los de vida de unos y de otros interaccionen de
implica no solamente la gnosis, sino también tal modo que generen una sociedad verdade-
el sensus y el eros. ramente humana. Cuando hablamos de cono-
cimiento y DD. HH. no estamos hablando de
Si la realidad de los DD. HH. requiriera sólo de algo abstracto, meramente teórico; hablamos
conocimiento intelectual, ésta debería ser una de acompañar a las personas y los grupos en
época en que toda la humanidad los estuvie- un proceso en el que aflore lo que en cada uno
ra viviendo a plenitud, pues jamás como hoy hay de más noble, más valioso, más digno,
se ha escrito tanto, realizado tantos eventos, más humano, que son aquellas virtualidades y
surgido tantos grupos promotores y defensores potencialidades que llamamos derechos y que
de ellos. Y, sin embargo, se pisotean de tan son constitutivos de la naturaleza humana.
diversos modos y se ignoran tan olímpicamen-
te, que más bien tendríamos que afirmar que Quiero introducir ahora un concepto funda-
somos analfabetas en DD. HH. y en D. I. H. mental en el conocimiento de los DD. HH., y
es el de la sapientia cristiana. Al conocimiento
Nuestra época está marcada por el conoci- de los DD. HH. no se llega sólo por vía de
miento intelectual y la praxis de la eficiencia; erudición sino, sobre todo, por vía de sapien-
todo se valora en términos cuantitativos, todo tia, que significa llegar a saborear, gustar la
tiene que ser demostrado. Por eso prima el cri- verdad, con sus cualidades de totalidad, uni-
terio de factibilidad sobre el criterio de huma- dad y simplicidad. La persona erudita posee
nidad, y por eso en el devenir de lo cotidiano múltiples conocimientos, la persona sapiente
no nos hacemos —como nos lo pide la Iglesia llega a la síntesis de la verdad, haciendo que
en la Gaudium et Spes— expertos en humani- confluyan conocimiento, vivencia y testimo-
dad, de manera que con los otros nos hagamos nio. El conocimiento de los DD. HH. nos debe
expertos en la vivencia de los DD. HH. llevar a todos a que aprendamos el conjunto
de principios, valores, normas y actitudes que
De lo anterior queda claro que el asunto no es son universales y que constituyen el ethos cul-
de conocimiento intelectual y ni siquiera de tural. Por más que se reflexione racionalmen-
instrucción, es de vivencia, de testimonio. El te, si no hay posibilidad de una praxis sapiente
quid de los DD. HH., la credibilidad en ellos, de DD. HH., si no existe unidad (no uniformi-
no se inscribe en el plano teórico sino en el de dad) frente al ethos verdaderamente humano,
lo cotidiano: la relación consigo para hacerse jamás tendremos una sociedad que viva las
persona, la relación con los demás para ha- DD. HH.
cerse hermano, la relación con la naturaleza
para hacerse señor y la relación con Dios para Una sociedad —y por ende una educación—
hacerse hijo. Es en esta red de relaciones don- basada en un ethos de valores de uso y valores
de se percibe y vive el valor de la vida, de la de cambio, cimentada en la eficacia y el bien-
verdad, de la justicia, del respeto, de la solida- estar, es una sociedad que pierde el sentido de
ridad; en una palabra: del otro, de los otros. la vida, que carece de finalidad última. Es una

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


148 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
sociedad de competidores, en la que aquellos · Pasa un samaritano…
que no responden a los patrones del sistema son 1. Desciende: se abaja, se hace próximo, pró-
simplemente perdedores, excluidos. El estudio- jimo.
so, el investigador de los DD. HH. tiene que 2. Tuvo compasión: cum passio: Padece con.
apuntar a la creación de un ethos común de 3. Vendó sus heridas: se identifica, sana, re-
normas de conducta social y valores —entre los construye.
que están los DD.HH.—, que asimilados y asu- 4. Le montó en su cabalgadura: se entrega.
midos de manera gustosa (sapere) permiten el 5. Lo llevó a la posada: un plus…
posicionamiento de una sociedad política, eco- 6. Quedó de volver: más allá de todo…
nómica y cultural que posibilite una sociedad Jesús: anda, haz tú lo mismo.
nueva, que los siempre recordados Pablo VI y
Juan Pablo II llaman la civilización del amor. Este relato evangélico se concretiza en térmi-
nos de hoy, de DD. HH., en la vivencia del
Ahora bien, en el origen de nuestra opción por amor. En palabras del Papa Benedicto XVI,
los DD. HH. no se encuentra una teoría, ni en su encíclica Deus Charitas Est, se expresa
una doctrina particular. Se encuentra el clamor como unidad del eros y del ágape o auténtico
(Éxodo 3, 8) de millones de hermanos a lo largo amor cristiano: el samaritano (odiado por los
y ancho del mundo y de toda la historia, que judíos observantes por ser considerado apar-
reclaman una respuesta a su clamor: ser tenidos tado al haber servido a los dioses babilonios),
en cuenta. En el origen está, pues, la experien- superando toda discriminación racial, religiosa
cia, la vivencia, que nos lleva a sobrecogernos y cultural se conmovió en sus entrañas (tam-
ante el grito desgarrador (Marcos 15, 37) de bién el padre del hijo pródigo, Jesús ante la
quienes reclaman respeto por su dignidad (Pue- tumba de Lázaro y frente al féretro del hijo
bla 87, 89). Cuando escuchamos el grito y nos de la viuda). En lo más íntimo del núcleo del
sobrecogemos tiene que desencadenarse la res- Evangelio se encuentra la opción de Jesús por
puesta, y ésta tiene que movernos a compasión el ser humano, por sus derechos; y esa opción
(cum passio) con un amor entrañable. es profundamente amorosa, tocada de eros y
de ágape, expresada en misericordia y compa-
La parábola del buen samaritano (Lucas 10, 25
sión, que son en definitiva el verdadero amor.
ss) nos expresa claramente lo que significa la
opción por los DD. HH.: el legista era experto
El amor al(la) otro-otra no es optativo, es un
en la ley, voz autorizada del Sanedrín, maestro
mandato. No podemos seguir separando culto
de la palabra. Jesús deja en claro lo que sig-
y vida, porque la relación con el hermano en
nifica todo hombre en todas las circunstancias
términos de alteridad y diversidad comprome-
de la vida:
te nuestra relación con Dios. La relación con
· Bajaba un hombre: es todo hombre, cual-
el otro determina nuestro destino eterno. El pe-
quier hombre.
cado del sacerdote y del levita fue el del homi-
· Es asaltado en el camino: las dificultades
cidio, porque no sólo mata al hermano quien
del diario vivir.
le asesta un golpe fatal con algún tipo de arma,
· Pasa un sacerdote: servidor del templo: Ig-
sino quien lo excluye, quien lo ignora. Por eso
nora, asesina a la víctima
· Pasa un levita: servidor del templo: Ignora, la sentencia de Cristo es hoy un imperativo ca-
asesina. tegórico: “vete y haz tú lo mismo”.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 149
El amor nos sitúa en nuestra propia y profunda base ontológica de los DD. HH. se encuentra
identidad que es indestructible e irreductible. en el eros y en el ágape, que son la estructu-
El amor nos permite descubrirnos y descubrir ración óntica del ser humano (Martin Heideg-
al otro-otra en su unidad y diversidad. El amor ger). Como enseña Pascal (Sentimientos 25),
unifica sin uniformar, conduce a acoger sin los primeros axiomas del pensamiento son
perder la diferencia. Como afirma Levinas, el intuidos por el corazón. Cuando en el argot
amor es creativo, y en la interrelación debe- popular se afirma que “el corazón tiene razo-
mos usar esa fuerza de creación para hacernos nes que la razón no entiende”, se afirma que
transparentes los unos a los otros y construir- el conocimiento por vía de amor (eros-ágape)
nos conjuntamente. Obrando así, la praxis de implica la razón y la supera.
los derechos humanos trascenderá la del mero
derecho a la del amor. Como enseña Platón en Eros y ágape nos dicen que en el origen de
sus Constituciones, las normas establecidas por los DD. HH. está la pasión, que es actividad,
el derecho no tienen eficacia si no se establece iniciativa, grito, reclamo y vivencia. Quien así
una verdadera amistad entre los ciudadanos. El lo asume, no sólo vive los DD. HH. sino que
amor regula la fuerza y hace útil el derecho. los convive, los comparte; no sólo simpatiza
con el otro, sino que empatiza en el ágape,
Por tanto, el principio de afectividad y sensi- que es capacidad de darse amorosamente bus-
bilidad que estamos llamados a recuperar hará cando que el otro, los otros, fundidos en el no-
posible el equilibrio con la razón, convenci- sotros, lleguen también a plenitud. Salgamos
dos de que ésta ha dejado de ser explicación de la trampa de nuestra cultura, que ha dado
última de todo y ámbito vital de la existencia la supremacía al logos y ha abortado al eros
humana. Hacia arriba —eros— y hacia abajo y al ágape, ocasionando una cultura basada
—ágape— se encuentra la base misma de la en miles de formas represivas de la vida. La
existencia humana, y allí debemos encontrar fría lógica de los DD. HH. basada en la sola
la fuerza para una praxis de los DD. HH. Por razón, debe ser reemplazada por la pasión de
eso —aunque nos hagamos repetitivos— la una razón encarnada que se llama Jesucristo.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


150 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
Persona y sociedad, reflexiones para
una nueva evangelización
Dimensión social de la evangelización
Monseñor Jaime Prieto Amaya
Obispo de Barrancabermeja

Introducción ferentes instituciones mayores de una sociedad


hasta que toca lo profundo de la misma, su
núcleo central que es la cultura. El Documen-
La plenitud de los tiempos to de Aparecida comenzó precisamente por la
Durante la Asamblea plenaria del Episcopado variable cultural al analizar la situación social
Latinoamericano y del Caribe en Aparecida, actual de nuestro continente. Esta pudo ser la
los obispos allí reunidos estuvimos oscilando razón en cuanto se trató de un cambio de ubi-
entre el cambio de época y la globalización cación no previsto inicialmente, pero suficien-
como los dos fenómenos sociales que se si- temente justificado. Por ello no produjo reac-
tuaban ya no al extremo el uno del otro sino ciones contrarias en quienes trabajamos este
tan cerca que podían confundirse. ¿Cuál de capítulo.
los dos puede considerarse como causa y cuál
como efecto? En materia social generalmente Merece la pena citar la intuición del Concilio
se confunden, se interrelacionan y frecuente- Vaticano II cuando los obispos, a casi medio
mente intercambian prioridades o ubicaciones siglo de iniciar el tercer milenio, no solamente
en ese marco contextual de nueva época. apuntaron con claridad a este tema sino que
fundamentaron toda una Constitución Gau-
Un cambio de época no se da espontáneamen- dium et Spes sobre una nueva relación Igle-
te. Se va gestando progresivamente en las di- sia–Mundo. Lo cito textualmente:

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 151
El género humano se halla hoy en un período cercano (cf. Mc 1, 15), más aún, ha puesto sus
nuevo de su historia, caracterizado por cambios raíces, como una semilla destinada a conver-
profundos y acelerados, que progresivamente tirse en un gran árbol (cf. Mc 4, 30-32).2
se extienden al universo entero. Los provoca
el hombre con su inteligencia y su dinamismo Jesucristo, camino, verdad y vida (Cf. Jn 14, 6)
creador; pero recaen luego sobre el hombre, “Contemplando el rostro del Señor, confirma-
sobre sus juicios y deseos individuales y co- mos nuestra fe y nuestra esperanza en Él, úni-
lectivos, sobre sus modos de pensar y sobre su co Salvador y fin de la historia”.3 “Jesús vino a
comportamiento para con las realidades y los traer la salvación integral, que abarca al hom-
hombres con quienes convive. Tan es así, que bre entero y a todos los hombres, abriéndoles
se puede ya hablar de una verdadera metamor- a los admirables horizontes de la filiación di-
fosis social y cultural, que redunda también en vina”.4
la vida religiosa. Como ocurre en toda crisis de
crecimiento, esta transformación trae consigo ¿Qué futuro nos espera?
no leves dificultades.1 Los primeros años de este tercer milenio se
dedicaron a las famosas megatendencias que
Juan Pablo II al iniciar el nuevo milenio lo sitúa poco a poco fueron dando campo a tendencias
con precisión dentro del plan de salvación: menos globales pero más puntuales e impac-
tantes. Vamos a considerar tres instituciones
La coincidencia de este jubileo con la entrada muy diferentes que describen y analizan esas
de un nuevo milenio, ha favorecido ciertamen- tendencias: la UNESCO, el CELAM, y una fir-
te, sin ceder a fantasías milenaristas, la percep- ma de Consultoría Internacional llamada Glo-
ción del misterio de Cristo en el gran horizonte bal Business Network.
de la historia de la salvación. ¡El cristianismo
es la religión que ha entrado en la historia! En Primera mirada: la UNESCO
efecto, es sobre el terreno de la historia don-
de Dios ha querido establecer con Israel una Diez tendencias del Siglo XXI
alianza y preparar así el nacimiento del Hijo Primero: La tercera revolución industrial. Re-
del seno de María, “en la plenitud de los tiem- volución informática, desarrollo acelerado de
pos” (Ga 4, 4). Contemplado en su misterio ciencias y tecnologías de comunicación e in-
divino y humano, Cristo es el fundamento y el formación avances, biología, genética y apli-
centro de la historia, de la cual es el sentido caciones.
y la meta última. En efecto, es por medio de
él, Verbo e imagen del Padre, que “todo se Lógica de fragmentación en la sociedad, di-
hizo” (Jn 1, 3; cf. Col 1, 15). Su Encarnación sociación en las instituciones y en la cultura
culminada en el misterio pascual y en el don (lo heredado) conciencia planetaria. Cfr. Edgar
del Espíritu, es el eje del tiempo, la hora mis- Morin: la segunda globalización (la de las con-
teriosa en la cual el Reino de Dios se ha hecho ciencias frente a la economía y la técnica).

1
Concilio Vaticano II, G. S., numeral 4.
2
Juan Pablo II Carta Apostólica N. M. I. n. 5
3
Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia, numeral 1.
4
Juan Pablo II, Encíclica Redemptoris missio, N.º 11.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


152 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
Segundo: Pobreza y exclusión (Cfr. PNUD) Problema del agua, ya no es abundante para
Más de la mitad de la humanidad, 3.000 mi- todos y en todas partes. La cuarta parte de la
llones de personas, tienen que vivir con menos humanidad no tiene acceso a agua potable.
de 2 dólares al día. Más de 2.000 millones de Desertización progresiva.
personas no tienen acceso a la salud. Aumen-
tará la pobreza según el Banco Mundial. En Capa de ozono (protectora de la tierra) se des-
el 2015 podrían estar por debajo del nivel de truye.
pobreza unas 1.900 millones de personas vi-
viendo con menos de 1 dólar al día. Disminuyen las zonas selváticas.

Se agravará la concentración de riqueza en Sexto: Gobierno y sociedad: mundo caracteri-


manos de unos pocos. zado por la interdependencia y conciencia de
destino común, todavía no tiene instancias efi-
Tercero: Paz, seguridad, DD. HH., los hechos caces de coordinación en el orden internacio-
conocidos como el 11 de septiembre 2001 en nal. Ningún país, por poderoso que sea, puede
Nueva York, y el 11 de marzo de 2003 en Ma- resolver solo problemas tales como medio am-
drid, abren un nuevo paradigma de seguridad biente, salud pública, corrupción, etc.
con un peligroso paradigma de “choque de ci-
vilizaciones”. Nueva cultura de la democracia, refortaleci-
miento de la sociedad civil. Democracia repre-
Pasa la guerra fría, la paz parece posible pero sentativa y democracia participativa.
hay más escenarios de guerra. Presupuestos
enormes para seguridad y defensa. ¿Cómo humanizar la globalización o mundia-
lización ante los nuevos problemas y las nue-
Aparece intolerancia, xenofobia, racismo (cf. vas amenazas?
Violencia en Francia, octubre 2005). Más for-
mas de violación de los Derechos Humanos a Séptimo: Sociedad de la información (grandes
pesar de un mayor conocimiento de los mis- esperanzas y grandes inquietudes por la des-
mos. igualdad en el acceso a los mismos medios).
Cada vez más convergen la informática, las te-
Cuarto: Cambios demográficos. Proyecciones lecomunicaciones, la teledifusión.
de Naciones Unidas: en el 2028 la población
será de 8.000 millones, en 2054 de 9.000 Los datos, los sonidos y las imágenes se trans-
millones. Fuerte crecimiento y luego estabili- miten simultáneamente a gran velocidad. El
zación. Podría producirse una implosión (re- peligro es la confusión entre verdad y ficción,
versa), la población bajaría a 7.300 millones lo real y lo virtual, lo natural y lo artificial.
en el 2050. Envejecimiento de la población.
Urbanización masiva. Octavo: Igualdad de sexos. El papel de la mu-
jer en el mundo actual será mayor en el futuro.
Quinto: Medio ambiente en peligro. Problema Pero sigue la discriminación, trabajo, remune-
del recalentamiento global por emisión de ga- ración, educación, maltrato de la mujer, pros-
ses. No hay acuerdos mundiales. titución, turismo sexual, pedofilia.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 153
Noveno: Encuentro entre culturas. ¿Hacia punto de encuentro sería el medio ambiente
dónde vamos? ¿Hacia una pluriculturalidad que hay que preservar.
o hacia el choque de culturas? ¿Hegemonía
cultural? ¿Cuántas lenguas están en peligro de Quinto: El poderío humano se desplaza desde
desaparición? ¿Hegemonía del inglés? el dominio de la tierra y las máquinas al do-
minio de las claves de la evolución. Manipula-
La educación y la propiedad intelectual. ción genética e ingeniería de las conciencias.

Décimo: Inquietudes éticas. Avances en biotec- Deseo máximo: controlar el mundo – contro-
nología, astrofísica, la manipulación genética, lar las conciencias. ¿Cómo llegar a un sentido
manipulación de las especies. ¿Quién decide ético de la vida? ¿Qué valores se deben imple-
la utilidad o no de algo? Como decía Montes- mentar? ¿Cómo subsistir en un nuevo hábitat?
quieu: “todo poder absoluto corrompe abso- ¿Cómo hallarle sentido a la vida?
lutamente”. Rabelais: “Ciencia sin conciencia
no es sino la ruina del alma”. (Cf. UNESCO, Sexto: Se pasa de un estado de saberes esta-
mayo de 1992, Rev. Sin Fronteras). bles y escasos a uno de saberes abundantes y
en flujo. Se pasa de una civilización de pro-
Segunda mirada: el CELAM ducciones industriales masivas a una civiliza-
En su informe de 2000, “El Tercer Milenio ción de servicios de conocimiento, transmi-
como Desafío Pastoral”, resume así estas ten- sión y aplicación (programas software), diseño
dencias: de procesos, memoria humana a memoria de
disco duro (archivo), del control burocrático
Primero: La globalización de todos los aspec- externo al control interno del campo de la li-
tos de la vida humana. El mundo se mueve a bertad, de la regulación administrativa a la re-
través de redes de interacción. gulación ética.

Segundo: El aumento de la velocidad en todos Séptimo: La economía mundial sufrirá el mis-


los procesos humanos. Funcionan en tiempo mo cambio de la industria de los objetos a la
real con características de instantaneidad y si- industria de las ideas y mensajes; rutinas auto-
multaneidad, se produce la sensación de que matizadas para la producción de cosas reales
todo se realiza “aquí y ahora”. o simbólicas.

Tercero: El carácter sistemático de todos los Octavo: Dimensión organizativa de la socie-


fenómenos humanos. Medio ambiente artifi- dad del futuro. La importancia de la internet,
cial, manipulable. “Bosque de símbolos” inter- su crecimiento. Se perfila una nueva arquitec-
conectados que operan en red. tura social con tres grandes características:

Cuarto: Nace una nueva y compleja relación • Sistema auto-organizado. Arquitectura ho-
entre naturaleza y cultura. La cultura adquie- rizontal y no jerárquica, que es nuestro mo-
re autonomía y la naturaleza “se subordina al delo de organización tradicional.
proyecto civilizador del desarrollo incesante • Red abierta al que quiera conectarse. Nadie
de las fuerzas productivo–tecnológicas”. El pide permiso. Se conecta simplemente.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


154 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
• Es interactiva: entra en contacto en red, espirituales”, música, libros para “enriquecer
mientras más entren en red mayor riqueza el alma”.
y valor.
Octavo: La generación X quiere disfrutar al
¿Cuáles serían las consecuencias antropológi- máximo la vida. Las industrias, la recreación
cas de estas tendencias? p. e. se concentrarán en ese objetivo.

Tercera mirada: Firma de consul- Noveno: La política del pragmatismo será “la
toría internacional Global Business regla de oro: las fórmulas que produzcan re-
Network sultados reemplazarán las ideologías”. “Adap-
tarse a un mundo y sus cambios sacándoles el
Primero: La internet, que hasta ahora comien-
máximo provecho”.
za, es el nuevo medio masivo de comunica-
ción.
Décimo: Pensar en términos globales – actuar
en términos regionales. El regionalismo reem-
Segundo: Las economías del mundo ya no ad-
plazará al nacionalismo.
ministran la información sino la innovación.
Once: Nuevo comportamiento de las perso-
Tercero: La empresa se moverá en una línea
nas: más independientes y con más responsa-
de concertación entre trabajadores y directivos
bilidades. “Ciudadano del mundo”.
(“Worker – friendly”), mayor concertación y
relación entre beneficios para los accionistas
¿Cuáles serán las consecuencias antropológi-
y sentido social. Responsabilidad Social de la
cas de estos cambios?
Empresa —RSE.

Cuarto: Podemos llegar a una sola economía Fundamentos de la dimensión social


global, pero no a un solo consumidor global. de la evangelización
En el futuro el objetivo de la empresa no será
ganar más clientes sino vender más productos Designio de amor de Dios para la
a los clientes existentes. humanidad
Distingo en este trabajo cuatro áreas que irían
Quinto: Alianza empresa–sector educativo.
aproximadamente del ser mismo al quehacer
Desaparecerá la división entre academia–
pastoral.
mundo real. Esfuerzos combinados. Mayor in-
vestigación en la universidad. Aplicación a los
La primera se refiere a lo social en la evange-
seminarios.
lización. Responde por lo tanto a la inquie-
tud que se ha manifestado permanentemente
Sexto: Un nuevo desarrollo que respete los re-
en algunos agentes de pastoral sobre esta di-
cursos escasos de la naturaleza, fundado en
mensión. Hace unos años, por la época del
principios de sostenibilidad, con elementos
Concilio, se debatía sobre si “humanizar o
reutilizables, reciclables, renovables.
evangelizar”. La respuesta fue clara después
del Concilio con documentos específicos que
Séptimo: Una nueva empresa: la espirituali-
no dejan lugar a dudas, sin embargo, en la
dad. Deseo de “guía espiritual”. “Entrenadores

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 155
práctica continúa esta tendencia. Por eso me los elementos operativos que deben interpretar
permito remontarme hasta el mismo “Designio fielmente la esencia misma de la Liturgia. Así,
de Amor de Dios para la humanidad”, el título pues, lo social en la evangelización se refiere a
pertenece al mismo compendio. La respuesta algo inseparable de la misma evangelización.
es esa: lo social forma parte integrante de la La doctrina o la enseñanza social se refieren a
evangelización. Se evangeliza al hombre con- los principios orientadores, a los elementos de
creto como persona y como sociedad. El pro- juicio y a las orientaciones para la acción. La
ceso de evangelización “per se” incide en el pastoral social es “la actitud de servicio por la
comportamiento humano social de la persona. cual la Iglesia se hace presente en la sociedad,
Básicamente, el trabajo tocará este punto, dejo en sus personas y estructuras para orientar y
los siguientes al análisis de los grupos. Sola- promover el desarrollo integral del hombre de
mente haré de ellos alguna alusión que oriente acuerdo con los principios evangélicos”.5
el diálogo.
La cuarta sería ya el organismo ejecutivo de
La segunda se refiere a un instrumento muy un mandato que se concreta en la Asamblea
útil, a una herramienta indispensable en este Plenaria de Obispos y se acompaña en la Co-
camino de evangelización como es la llamada misión Episcopal de Pastoral Social, para lue-
Doctrina Social de la Iglesia —D.S.I. Algunos go ser operativizada en programas concretos
la llaman mejor Enseñanza o Pensamiento, en el Secretariado Nacional de Pastoral Social
para distinguirla de lo que constituye el dog- —SNPS.
ma, en cuanto no es el campo específico de
la D. S. I., que se mueve entre la continuidad El Sínodo sobre la Evangelización que prece-
y la renovación y, por lo tanto, pertenece al dió a Puebla y la exhortación pastoral Evan-
ámbito de la teología moral. gelii nuntiandi fueron definitivos para aclarar
estas dudas que, como dije anteriormente,
La tercera también se refiere más al instrumen- se planteaban después del Concilio Vaticano
to que al contenido esencial. Sin embargo, II más en el orden práctico, y que tocan más
con frecuencia se confunde con la primera, el compromiso que lo simplemente teórico.
entre otras razones, porque es un término más Es interesante leer los numerales 29, 30 y 31
latinoamericano, que no ha sido integrado de la exhortación pastoral para comprender la
todavía en el vocabulario teológico-pastoral importancia de la participación, y seguramen-
europeo. Pastoral Social es el nombre que le te de la insistencia de los obispos del tercer
damos en América Latina. Promoción huma- mundo, especialmente los latinoamericanos.
na podría llamársele. Acción social también se El numeral 29 prepara el 31. Transcribo tex-
le dice. Si lo comparamos con otra dimensión tualmente el numeral 29:
podríamos aclararlo un poco más. Por ejem-
plo la Liturgia. Este nombre tiene ya su carta La evangelización no sería completa si no
de ciudadanía. La pastoral litúrgica sería ya tuviera en cuenta la interpelación recíproca
la Liturgia aplicada. Los rituales litúrgicos son que en el curso de los tiempos se establece

4
XXV Asamblea Plenaria del Episcopado Colombiano, “La Iglesia Ante el Cambio”, p. 33.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


156 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
entre el Evangelio y la vida concreta, per- El numeral 31 establece ya en palabras del
sonal y social, del hombre. Precisamente Santo Padre los lazos íntimos entre evangeli-
por esto la evangelización lleva consigo un zación y promoción humana —desarrollo, li-
mensaje explícito, adaptado a las diversas beración— podríamos añadir lo social o tam-
situaciones y constantemente actualizado, bién, la pastoral social.
sobre los derechos y deberes de toda per-
sona humana, sobre la vida familiar sin la Entre evangelización y promoción humana —
cual apenas es posible el progreso personal desarrollo, liberación— existen efectivamente
(60), sobre la vida comunitaria de la socie- lazos muy fuertes. Vínculos de orden antropo-
dad, sobre la vida internacional, la paz, la lógico, porque el hombre que hay que evange-
justicia, el desarrollo; un mensaje, espe- lizar no es un ser abstracto, sino un ser sujeto a
cialmente vigoroso en nuestros días, sobre los problema sociales y económicos. Lazos de
la liberación.6 orden teológico, ya que no se puede disociar
el plan de la creación del plan de la Reden-
El numeral 30 refleja la preocupación y el ción que llega hasta situaciones muy concre-
compromiso de nuestros obispos: tas de injusticia, a las que hay que combatir y
de justicia que hay que restaurar. Vínculos de
[…] es bien sabido en qué términos hablaron orden eminentemente evangélico como es el
durante el reciente Sínodo numerosos Obis- de la caridad: en efecto, ¿cómo proclamar el
pos de todos los continentes y, sobre todo, los mandamiento nuevo sin promover, mediante
Obispos del Tercer Mundo, con un acento pas- la justicia y la paz, el verdadero, el auténtico
toral en el que vibraban las voces de millones crecimiento del hombre? Nos mismo lo indi-
de hijos de la Iglesia que forman tales pueblos. camos, al recordar que no es posible aceptar
Pueblos, ya lo sabemos, empeñados con todas “que la obra de evangelización pueda o deba
sus energías en el esfuerzo y en la lucha por olvidar las cuestiones extremamente graves,
superar todo aquello que los condena a quedar tan agitadas hoy día, que atañen a la justicia,
al margen de la vida: hambre, enfermedades a la liberación, al desarrollo y a la paz en el
crónicas, analfabetismo, pauperización, injus- mundo. Si esto ocurriera, sería ignorar la doc-
ticia en las relaciones internacionales y, espe- trina del Evangelio acerca del amor hacia el
cialmente, en los intercambios comerciales, prójimo que sufre o padece necesidad”. (61).
situaciones de neocolonialismo económico y Pues bien, las mismas voces que con celo, in-
cultural, a veces tan cruel como el político, teligencia y valentía abordaron durante el Sí-
etc. La Iglesia, repitieron los Obispos, tiene el nodo este tema acuciante, adelantaron, con
deber de anunciar la liberación de millones de gran complacencia por nuestra parte, los prin-
seres humanos, entre los cuales hay muchos cipios iluminadores para comprender mejor la
hijos suyos; el deber de ayudar a que nazca importancia y el sentido profundo de la libe-
esta liberación, de dar testimonio de la misma, ración tal y como la ha anunciado y realizado
de hacer que sea total. Todo esto no es extraño Jesús de Nazareth y la predica la Iglesia.8
a la evangelización.7

6
Pablo VI, Exhortación apostólica Evangelii nuntiandi, 7 de diciembre de 1975, numeral 29.
7
Ibíd., numeral 30.
8
Ibíd., numeral 31.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 157
Cuando hablamos de designio de Dios para la fidelidades e infidelidades, de las aproxima-
humanidad nos estamos colocando en el pla- ciones y de las rupturas, Dios ha mostrado su
no de la fe. “Cualquier experiencia religiosa permanente fidelidad. La historia humana ha
auténtica, en todas las tradiciones culturales, ido mostrando sucesivas opresiones y esclavi-
comporta una intuición del Misterio, que no tudes, momentos de conversión y de clamor
pocas veces logra captar algún rasgo del rostro por la liberación y la justicia”. Se trata de una
de Dios”.9 La Sagrada Escritura, como palabra historia de Amor, del Amor que no puede ser
revelada por Dios, es la fuente de donde be- infiel.13
bemos esa historia de salvación. Esto quiere
decir que ese plan revelado se lleva a cabo con Tanto el Compendio de la D. S. I. como los
obras y palabras en nuestra propia historia. “El diferentes tratados sobre la misma nos hacen
plan de la revelación se realiza por obras y todo un recorrido hermoso por el Antiguo Tes-
palabras intrínsecamente ligadas; las obras tamento, para mostrarnos cómo se va dise-
que Dios realiza en la historia de la salvación ñando el modelo de sociedad libre y fraterna,
manifiestan y confirman la doctrina y las rea- opuesta a la esclavitud. Nos hallamos ante un
lidades que las palabras significan; a su vez, Dios que siente, que ve la opresión, que escu-
las palabras proclaman las obras y explican el cha el clamor del pueblo; que se compromete,
misterio”.10 “La doctrina social, si quiere mos- que ama. Se puede decir que hay una gran
trar funciones, luces y energías que la fe aporta cercanía entre la experiencia política y la ex-
para construir la ciudad de los hombres, debe periencia religiosa. Se libera de la servidumbre
volverse hacia la palabra de Dios para ilumi- pero se entra en una dimensión de amor de
nar desde allí la vida”.11 Dios. “Ustedes serán mi pueblo y yo seré su
Dios”. Cuando se olvida esa relación el pueblo
“Sobre el fondo de la experiencia religiosa uni- de desvía, se vuelve ritualista, pueblo de sacri-
versal, compartido de formas diversas, se des- ficios y oblaciones externas, y lo que quiere
taca la Revelación que Dios hace de sí mismo Dios es un corazón contrito y humillado.
al Pueblo de Israel. Esta revelación, responde
de un modo inesperado a la búsqueda humana Desobedecer a Dios significa apartarse de
de lo divino, gracias a las acciones históricas, su mirada de amor y querer administrar por
puntuales e incisivas, en las que se manifiesta cuenta propia la existencia y el actuar en el
el amor de Dios por el hombre”.12 mundo. La ruptura de la relación de comunión
con Dios provoca la ruptura de la unidad in-
Dios crea y presenta un proyecto fantástico terior de la persona humana, de la relación de
para el hombre creado a imagen y semejanza comunión entre el hombre y la mujer y de la
de Dios. El hombre cae en la infidelidad (pe- relación armoniosa entre los hombres y las de-
cado). Dios castiga. El hombre se arrepiente. más criaturas. En esta ruptura originaria debe
Dios renueva su alianza. “En la secuencia de buscarse la raíz más profunda de todos los ma-

9
Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia, numeral 20.
10
Concilio Vaticano II, Constitución Dogmática Dei Verbum, Numeral 2.
11
Antoncich R. y Munárris J. M., Doctrina Social de la Iglesia, Ed. Cristianismo y sociedad, 1987, p. 21.
12
Compendio de la D.S.I. numeral 21.
13
Antoncich R. y Munárris J. M., Op. cit., p. 22.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


158 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
les que asechan a las relaciones sociales entre midos, para anunciar el año de la gracia del
las personas humanas, de todas las situaciones Señor” (Cfr. Lc. 4, 18-19). Jesús se sitúa en la
que en la vida económica y política atentan línea de realización del acontecimiento decisi-
contra la dignidad de la persona, contra la jus- vo de la historia de Dios Padre con los hom-
ticia y contra la solidaridad.14 bres, el acontecimiento Redentor. Seguimos en
el plano de la fe. La experiencia de Jesús es la
El ideal es que la misericordia y la fidelidad comunicación perfecta del amor de Dios. Él es
se encuentren, que la justicia y la paz se abra- el enviado del Padre para hacer su voluntad. Él
cen. es el rostro humano de Dios revelado progresi-
vamente en la historia de salvación y realizado
Acontecimientos insignificantes y pequeños en plenitud en Él. Rostro que nos revela que
se pierden mirados dentro de una perspectiva Dios es comunión, es Trinidad Padre, Hijo y
simplemente humana, en el gran acontecer his- Espíritu Santo, comunión infinita de amor que
tórico, pero se convierten en hechos decisivos, llega en su Hijo hasta el extremo en su muerte
en verdaderas confesiones de fe, en experien- y resurrección. Así nos revela Jesucristo que
cias de salvación para aquellos hombres y mu- Dios es Padre y que nosotros somos sus hijos,
jeres que los vivieron, que los experimentaron. y que si así nos amó, pues también así debe-
Son paradigmas, referentes básicos cuando ese mos amarnos los unos a los otros como hijos e
pueblo quiere expresar cómo es su Dios. hijas de Dios y hermanos en Jesucristo. Si así
nos amamos, Dios permanece en nosotros, y
Jesucristo, cumplimiento del desig- su amor ha llegado en nosotros a su plenitud (1
nio del amor de Dios padre Jn. 4, 11-12). La reciprocidad es fundamental.
Estamos en la Iglesia Particular de Barrancaber-
“El mandamiento del amor recíproco, que
meja preparando nuestro gran acontecimiento
constituye la ley de vida del pueblo de Dios,
de Redención. Así lo llamamos con todo res-
peto, porque nos parece que simplemente lo debe inspirar, purificar y elevar todas las re-
que estamos haciendo es un reflejo del gran laciones humanas en la vida social y política:
acontecimiento redentor de Jesucristo. A po- “Humanidad significa llamada a la comunión
cos días de iniciar nuestra segunda etapa del interpersonal”, porque la imagen y semejanza
Proceso Diocesano de Renovación//Evangeli- del Dios trino son la raíz de “todo el ethos hu-
zación (PDR/E), nos damos cuenta de lo que mano […] cuyo vértice es el mandamiento del
“han debido ser” los 10 años que recorrimos amor”. El moderno fenómeno cultural, social,
en la etapa Kerigmática. Algunos me dicen, “si económico y político de la interdependencia,
hubiéramos comprendido esto desde el prin- que intensifica y hace particularmente eviden-
cipio…”. En Jesucristo se cumple el aconte- tes los vínculos que reúnen a la familia huma-
cimiento decisivo de Dios con los hombres. na, pone de relieve una vez más a la luz de la
Nada mejor que esas palabras del mismo Jesús Revelación, “un nuevo modelo de unidad del
para iniciar su misión. “El Espíritu de Dios está género humano, en el cual debe inspirarse en
sobre mí porque me ha ungido para anunciar última instancia la solidaridad. Este supremo
a los pobres la buena noticia, me ha enviado modelo de unidad, reflejo de la vida íntima
a proclamar la liberación a los cautivos, para de Dios. Uno en tres personas, es lo que los
dar la vista a los ciegos, la libertad a los opri- cristianos expresamos con la palabra ‘comu-

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 159
nión’”.15 Como dice Juan Pablo II en Novo Mi- está llamada a tener con Dios y la responsabi-
llenio Ineunte, Jesús vino a traer la salvación lidad frente al prójimo en cada situación his-
integral, que abarca al hombre entero y a to- tórica concreta. “En la dimensión interior del
dos los hombres, abriéndoles a los admirables hombre radica, en definitiva, el compromiso
horizontes de la filiación divina. por la justicia y la solidaridad, para la edifica-
ción de una vida social, económica y política
Desde el plano de la fe, el Evangelio lleva sal- conforme al designio de Dios”.17
vación y libertad auténtica aun en lo tempo-
ral. Aquí empalma toda la visión sobre el discipu-
lado que propone el Documento de Apareci-
La persona humana en el designio da en su segunda parte: La vida de Jesucristo
en los discípulos misioneros para anunciar el
del amor de Dios Evangelio de Jesucristo.
“En la comunión de amor que es Dios, en la
que las tres personas divinas se aman recípro- Bendecimos a Dios por la dignidad de la per-
camente y son el Único Dios, la persona hu- sona humana, creada a imagen y semejanza.
mana está llamada a descubrir el origen y la Nos ha creado libres y nos ha hecho sujetos de
meta de su existencia y de la historia”.16 Allí derechos y deberes en medio de la creación.
está la identidad y la vocación de la persona Le agradecemos por asociarnos al perfeccio-
humana y la fuente misma de la antropología namiento del mundo, dándonos inteligencia
cristiana. Desde las mismas raíces de la historia y capacidad para amar; por la dignidad, que
de la salvación aparece la inalienable dignidad recibimos también como tarea que debemos
de la persona humana, y por tanto también las proteger, cultivar y promover. Lo bendecimos
raíces de sus propios derechos y deberes. La por el don de la fe que nos permite vivir en
sociabilidad constitutiva del ser humano, el alianza con Él hasta compartir la vida eterna.
único creado a imagen y semejanza de Dios, Lo bendecimos por hacernos hijos e hijas suyos
el único al que Dios ha amado por sí mismo y en Cristo, por habernos redimido con el precio
que no encontrará su plenitud sino en la entre- de su sangre, y por la relación permanente que
ga sincera a los demás. Ese amor divino expli- establece con nosotros, que es fuente de nues-
ca por qué la salvación es integral, es de todo tra dignidad absoluta, innegociable e inviola-
el hombre y por lo tanto para toda la humani- ble. Si el pecado ha deteriorado la imagen de
dad. Esa es la universalidad de la salvación en Dios en el hombre y ha herido su condición, la
Jesucristo, que debe llegar a todos los ámbitos buena nueva, que es Cristo, lo ha redimido y
o dimensiones de la historia humana, personal restablecido en la gracia (Cf. Rm 5, 12–21).18
y social, espiritual y corporal. Comienza aquí
(histórica) pero es fundamentalmente trascen- En esta perspectiva de fe la salvación es para
dente (salvación eterna). Es inseparable, por lo todos, porque Cristo murió por todos. Bende-
tanto, el nexo entre la relación que la persona cimos al Padre porque todo hombre abierto

15
Ibíd., numeral 33.
16
Ibíd., numeral 34.
17
Ibíd., numeral 40.
18
CELAM, Documento Conclusivo, V Asamblea General del Episcopado de América Latina y el Caribe, Aparecida, 13-31 de
mayo de 2007, numeral 104.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


160 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
sinceramente a la verdad y al bien, aun entre das las cosas están dotadas de consistencia,
dificultades e incertidumbres, puede llegar a verdad y bondad propias y de un propio or-
descubrir, en la ley natural escrita en su cora- den regulado, que el hombre debe respetar
zón (Cf. Rm 2, 14–15), el valor sagrado de la con el reconocimiento de la metodología
vida humana, desde su inicio hasta su térmi- particular de cada ciencia o arte.21
no natural, y afirmar el derecho de cada ser
humano a ver respetado totalmente este bien Pero si por autonomía de lo temporal se en-
primario suyo. En el reconocimiento de este tiende la realización de un proyecto de vida y
derecho, se fundamenta “la convivencia hu- de sociedad que elimina todo el horizonte tras-
mana y la misma comunidad política”.19 cendente, sencillamente se está alienando al
mismo hombre y a la misma sociedad cayendo
“Es propio del discípulo de Cristo gastar su en una simple manipulación de las estructuras
vida como sal de la tierra y luz del mundo. La sociales, políticas o económicas. Un plantea-
vida cristiana sólo se profundiza y se desarrolla miento parecido hace el Santo Padre Benedic-
en la comunión fraterna. Jesús nos dice que to XVI en su Discurso Inaugural el 13 de mayo
uno solo es el maestro y que todos nosotros del 2007 en Aparecida:
somos hermanos (Cf. Mt 23, 8)… La propia vo-
cación, la propia libertad y la propia dignidad ¿Qué es esta realidad? ¿Qué es lo real? ¿Son
son dones de Dios para la plenitud y servicio “realidad” sólo los bienes materiales, los pro-
del mundo”.20 blemas sociales, económicos y políticos? Aquí
está precisamente el gran error de la tenden-
Aquí vendría un punto que está en la raíz de la cias dominantes en el último siglo, error des-
evangelización de lo social: ¿Se puede identi- tructivo, como demuestran los resultados tan-
ficar la salvación integral con las mismas rea- to de sistemas marxistas como incluso de los
lidades terrenas, es decir, con una liberación capitalistas. Falsifican el concepto de realidad
temporal? Dicho de otra forma, ¿la realidad con la amputación de la realidad fundante y
temporal es autónoma en relación con la sal- por esto decisiva, que es Dios. Quien excluye
vación eterna? La respuesta la encontramos en a Dios de su horizonte falsifica el concepto de
el mismo Concilio Vaticano II en la Constitu- “realidad” y, en consecuencia, sólo puede ter-
ción Pastoral Gaudium et Spes numeral 36: minar en caminos equivocados y con recetas
destructivas. […] Dios es la realidad fundante,
Si por autonomía de la realidad terrena se no un Dios sólo pensado o hipotético, sino el
entiende que las cosas creadas y la socie- Dios de rostro humano; es el Dios – con – no-
dad misma gozan de propias leyes y valo- sotros, el Dios del amor hasta la cruz. Cuan-
res, que el hombre ha de descubrir, emplear do el discípulo llega a la comprensión de este
y ordenar poco a poco, es absolutamente amor de Cristo “hasta el extremo”, no puede
legítima esta exigencia de autonomía… y dejar de responder a este amor si no es con un
responde a la voluntad del Creador. Pues, amor semejante: “Te seguiré a donde quiera
por la propia naturaleza de la creación, to- que vayas” (Lc 9, 57).

19
Ibíd., numeral 108.
20
Ibíd., numerales 110 y 111.
21
Compendio de la D.S.I., numeral 45.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 161
Aquí se enraíza la opción preferencial por los estadios siempre mejores de la realización
pobres. Dice también Benedicto XVI en el Dis- humana en la fraternidad universal.
curso inaugural que esta opción “está implícita
en la fe cristológica en aquel Dios que se ha • Reconozca a Cristo como revelador y prin-
hecho pobre por nosotros, para enriquecernos cipio de actuación del proyecto de Dios…
con su pobreza”. que quiere la unidad del género humano.

El Designio de Dios y la Misión de • Encuentre las formas históricas y la organi-


zación social coherente con las exigencias
la Iglesia de la justicia y la paz de la familia huma-
Siguiendo la línea de reflexión que ha partido na.
del mismo designio amoroso de Dios para toda
la humanidad nos encontramos con la Iglesia, • Acepte progresivamente el señorío de Dios
“signo y salvaguardia del carácter trascendente sobre el mundo y se conforme siempre más
de la persona humana”.22 “Signo e instrumento a las exigencias de verdad y santidad de
(Sacramento) de la unión íntima con Dios en justicia amor y paz propias de su Reino”.26
Cristo y de la unidad de todo el género hu-
mano.23 “Un signo de la historia del amor de Como dice el Concilio, la Iglesia, partícipe
Dios por los hombres y de la vocación del gé- de los gozos y esperanzas, de las angustias y
nero humano a la unidad en la filiación del tristezas de los hombres, es solidaria con cada
único Padre.24 Su misión es anunciar el Reino hombre y cada mujer, de cualquier tiempo y
de Dios e instaurarlo en todos los pueblos.25 Su lugar, y les lleva la alegre noticia del Reino
misión es anunciar y comunicar la salvación de Dios que con Jesucristo ha venido y viene
realizada en Jesucristo. en medio de ellos.27 Con la experiencia que
tiene de humanidad, “la Iglesia puede com-
Por eso la Iglesia no existe para sí misma sino prender al hombre en su vocación y en sus
para el mundo; para que ese mundo a través aspiraciones, en sus límites y en sus dificulta-
del testimonio (Palabra, presencia, acción) de des, en sus derechos y en sus tareas, y tiene
la Iglesia (específicamente las Iglesias particu- para él una palabra de vida que resuena en las
lares): vicisitudes históricas y sociales de la existencia
humana”.28
• Pueda creer en la posibilidad de cuanto el
Espíritu manifiesta a través de los aconte- “El hombre y la sociedad son el camino prime-
cimientos históricos… y lo empuje hacia ro y fundamental de la Iglesia”.29 Es la persona

22
Constitución Pastoral del Concilio Vaticano II sobre la Iglesia y el mundo Gaudium et Spes, numeral 76.
23
Constitución Dogmática del Concilio Vaticano II sobre la Iglesia Lumen Gentium, numeral 1.
24
Gaudium et Spes, numeral 2.
25
Lumen Gentium, numeral 5.
26
Proyecto Diocesano de Renovación // Evangelización PDR/E – Concreción y expresión de la espiritualidad de comunión.
27
Compendio de la D.S.I., numeral 60.
28
Ibíd., numeral 61.
29
Juan Pablo II, Carta Encíclica Redemptor hominis, 1979, numeral 14.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


162 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
del hombre la que hay que salvar. Es la socie- propia vocación. Un gran interrogante: ¿Cómo
dad humana la que hay que renovar. Evange- hacer que el mundo reconozca en la Iglesia
lizar lo social significa infundir en el corazón esa realidad de fermento de la historia?
de los hombres “la carga de significado y de li-
beración del Evangelio, para promover así una En fin, la Iglesia tiene que ser “signo en la
sociedad a la medida del hombre en cuanto historia del amor de Dios por los hombres y
que es a la medida de Cristo: es construir una de la vocación de todo el género humano a
ciudad del hombre más humana porque es la unidad en la filiación del único Padre”. La
más conforme al Reino de Dios.30 Evangelizar Iglesia busca proponer a todos los hombres un
lo social significa colaborar con el hombre y la humanismo a la altura del designio del amor
sociedad en la respuesta a sus grandes interro- de Dios sobre la historia, un humanismo in-
gantes, que hoy se presentan como los grandes tegral y solidario que pueda animar un nuevo
desafíos con sus nuevos escenarios y sus nue- orden social, económico y político, fundado
vas opciones. sobre la dignidad y la libertad de toda persona
humana, que se actúa en la paz, la justicia y
Según el mismo Compendio de la D. S. I. se- la solidaridad. Este humanismo podrá ser rea-
rían tres los grandes desafíos, los cuales toca lizado si cada hombre y mujer y sus comuni-
luego traducir en el ámbito de nuestro conti- dades saben cultivar en sí mismos las virtudes
nente: morales y sociales y difundirlas en la sociedad,
“de forma que se conviertan verdaderamente
El primero, “es la verdad misma del ser – hom- en hombres nuevos y en creadores de una nue-
bre. La relación entre la naturaleza, la técnica va humanidad con el auxilio necesario de la
y la moral. ¿Qué es el hombre, qué puede ha- divina gracia”.31
cer y que debe ser?
La Iglesia presenta un proyecto nuevo de con-
El segundo se refiere al pluralismo y las dife- vivencia social que debe partir de ella misma.
rencias, su manejo adecuado. Se trata de una Proyecto de Comunión y Solidaridad que bien
tarea bien delicada de concepción ética (ética vale para una época de globalización, que
de los mínimos, ética civil) en los diferentes debe llegar a la misma transformación de es-
campos sociales. tructuras partiendo de la conversión sincera de
los corazones.
El tercer desafío es la globalización, su manejo
actual y sus perspectivas en orden a la globa- Un autor anónimo del Siglo II escribió una
lización de la solidaridad de la comunión y carta a un tal Diogneto, explicando cómo
de todos los valores que pertenecen al destino los cristianos participaban plenamente en
mismo de la humanidad. todos los aspectos de la vida social y cómo
su fe podría transformar al mundo: “los
La Iglesia “vive en el mundo sin ser del mundo. cristianos no se distinguen de la otra gente
El servicio de la Iglesia al mundo parte de su ni por la nacionalidad, ni por el lenguaje,

30
Compendio de la D.S.I., numeral 63.
31
Ibíd., numeral 19.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 163
ni por el vestido. No usan ningún dialecto dividualmente y aislados entre sí, sino consti-
propio y su modo de vida no tiene nada de tuir un pueblo que le conociera en la verdad y
peculiar […] se adaptan a las costumbres le sirviera santamente”.34
locales en lo que se refiere a la forma de
vestir, de comer, de comportarse, lo cual Sin embargo, cuando entra la Iglesia a temas
revela las originales y del todo paradójicas específicos en el campo económico o políti-
leyes de su república espiritual. Aman a to- co y aun el cultural (por ejemplo mensaje de
dos, pero todos los persiguen […] en una elecciones, declaraciones puntuales sobre la
palabra, lo que es el alma para el cuerpo, realidad actual, etc.), inmediatamente viene la
eso son los cristianos para el mundo […] reacción, “¿por qué la Iglesia habla de estos
Los cristianos están como prisioneros en temas?, ésa no es su misión. Y algunos más
el mundo y, con todo, son ellos quienes agresivos: ¡la Iglesia a la sacristía! La respuesta
mantienen al mundo”. Los primeros cristia- puede ser parecida a la anterior. Pero estamos
nos estaban convencidos de que su fe y su pasando aquí del plano de la fe, y por tanto de
estilo de vida podía cambiar la sociedad. la revelación, al plano de la razón. Tratamos
Se consideraban “el alma del mundo”. Esto de dar respuesta en dicho plano a ese interro-
constituyó un principio radical de transfor- gante: la Iglesia habla de temas sociales:
mación social.32
Primero, porque la problemática social es pro-
Hasta aquí parece haber una coherencia, una blemática humana y no se reduce a aspectos
lógica. Podríamos responder con la misma co- técnicos o económicos o sociales o políticos.
herencia a la pregunta que se hace con fre- Son problemas humanos que tienen una di-
cuencia: ¿Tiene la Iglesia razones para hablar mensión ética. La fe forma la conciencia del
de lo social? Podemos sintetizar todo lo an- ser humano para asumir sus tareas históricas
terior con las palabras del Concilio Vaticano (campo de las responsabilidades éticas), pero
II en su Constitución sobre la Iglesia (numeral con apertura hacia lo trascendente (campo de
9). La Iglesia puede hablar de lo social “por- la salvación eterna).35
que el hombre es la única criatura que Dios ha
querido por sí misma y sobre la cual tiene su Segundo, porque los problemas sociales son el
proyecto que es la salvación eterna”; segundo resultado del olvido del orden moral o de su
porque Cristo Redentor le confía a la Iglesia trasgresión (violación). Pecados sociales–es-
directamente a ese hombre, a esa mujer, no en tructuras injustas–violencia institucional. Las
abstracto, sino “el hombre real, concreto, his- consecuencias de estas realidades perversas
tórico: se trata de cada hombre, porque a cada son las injusticias (aun estructurales), que van
uno llega el misterio de la Redención y con directamente contra la dignidad de la persona
cada uno se ha unido Cristo para siempre a humana y sus derechos inalienables, e impi-
través de ese misterio”;33 tercero, porque Dios den su desarrollo integral y su posibilidad y
quiso santificar y salvar a los hombres, “no in- prospectiva de salvación eterna (integral).

32
El nuevo enfoque de la D.S.I., Numeral 3, p. 12.
33
Véase Juan Pablo II, Encíclica Redemptor hominis, citado en la Encíclica Centessimus Annus, numeral 53
34
Concilio Vaticano II, “Constitución sobre la Iglesia”, numeral 9.
35
Antoncich R. y Munárris J. M., Op. cit., pp. 15-16.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


164 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
Tercero, la Iglesia propone una visión cristiana Bien difícil realizar una síntesis entre fe y vida
de la vida (una antropología cristiana), y de si no se parte de “un camino regulado sabia-
allí puede construirse una visión de sociedad mente por los elementos que caracterizan el
de acuerdo con los principios evangélicos y las itinerario cristiano: la adhesión a la palabra
exigencias cristianas de la justicia. de Dios, la celebración litúrgica del misterio
cristiano; la oración personal: la experiencia
Estamos aquí tocando la línea fronteriza entre eclesial autentica, enriquecida por el particu-
la acción de la Iglesia como tal (institución) lar servicio formativo de prudentes guías es-
y su injerencia en el orden temporal con su pirituales; el ejercicio de las virtudes sociales
necesaria autonomía. Estamos en el campo del y un perseverante compromiso de formación
compromiso específico del laico. De nuevo cultural y profesional”.39
nos encontramos con una doctrina teológica
muy clara que identifica al laico como discí- El laico debe proyectarse a la sociedad en una
pulo de Cristo a partir del mismo sacramento actitud de servicio dentro de los diferentes ám-
del Bautismo. “De este don divino de gracia bitos de la vida social, partiendo lógicamente
y no de concesiones humanas, nace la triple del servicio a la persona humana (su dignidad,
‘munus’ (don y tarea) que cualifica al laico sus derechos fundamentales, etc.). El amplio
como profeta, sacerdote y rey según su índole ámbito de la cultura, que busca la perfección
secular”.36 Como decía Juan Pablo II, “el ser y integral de la persona y el bien de toda la so-
el actuar en el mundo son para los fieles laicos ciedad, “la dimensión ética de la cultura es,
no sólo una realidad antropológica y socioló- por tanto, una prioridad de la acción social y
gica sino también, y específicamente, una rea- política de los fieles laicos”.40
lidad teológica y eclesial”.37
En el ámbito de la economía, campo cada vez
En Aparecida retorna la preocupación: más complejo si se tiene en cuenta el fenóme-
no de la globalización. El laico debe estar pre-
Constatamos el escaso acompañamiento dado sente con mentalidad crítica en la evolución de
a los fieles laicos en sus tareas de servicio a modelos de desarrollo socio-económico, para
la sociedad, particularmente cuando asumen integrar en su concepción y funcionamiento
responsabilidades en las diversas estructuras los principios básicos de la D. S. I. en esta
del orden pastoral […] verificamos, así mismo, área (bien común, solidaridad, justicia social,
una mentalidad relativista en lo ético y religio- destinación universal de los bienes etc.). Algo
so, la falta de aplicación creativa del rico patri- se avanzó en este campo en Aparecida. Sin
monio que contiene la D. S. I. y, en ocasiones, embargo, faltó ser más contundentes en el re-
una limitada comprensión del carácter secular chazo del modelo económico vigente y la bús-
que constituye la identidad propia y específica queda de modelos alternativos que involucren
de los fieles laicos.38 en su dinámica la solidaridad y la comunión.

36
Compendio de la D.S.I., numeral 542.
37
Juan Pablo II, Exhortación Apostólica Christi fideles laici, 1989, numeral 15.
38
CELAM, Documento Conclusivo, V Asamblea General del Episcopado de América Latina y el Caribe, Aparecida, 13-31 de
mayo de 2007, numeral 100c.
39
Compendio de la D.S.I., numeral 546.
40
Ibíd., numeral 556.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 165
Por último, el amplio ámbito de la política, en sincero, guardando la mutua caridad y la soli-
donde el compromiso social es una expresión citud primordial por el Bien Común.42
cualificada y exigente del empeño cristiano
al servicio de los demás. Tanto en el ámbito En el discurso inaugural de Benedicto XVI en
económico, como en el político y aun en el Aparecida, el Santo Padre sintetiza excelen-
cultural, la opción preferencial por los pobres temente la posición de la Iglesia en lo social
atraviesa el compromiso de Iglesia. (político, económico, cultural) aplicándolo
en la problemática en nuestro continente. No
“Vivir y actuar políticamente en conformidad se trata de soluciones generales y simplistas a
con la propia conciencia no es un acomodarse problemas complejos. Hay que hablar del pro-
en posiciones extrañas al compromiso político blema de las estructuras injustas, pues en tanto
o en una forma de confesionalidad, sino ex- ellas permanezcan no podríamos hablar de un
presión de la aportación de los cristianos para orden justo en la sociedad. Los dos sistemas,
que, a través de la política, se instaure un or- marxismo y capitalismo, prometieron crear es-
tructuras justas que, una vez establecidas, ga-
denamiento social más justo y coherente con
rantizarían su permanencia con una moralidad
la dignidad de la persona humana”.41
común. Ninguno de los dos sistemas ha logra-
do cumplir la promesa. El socialismo marxista
El compromiso político del laico va desde el
fracasó en su intento de planificación estatal.
discernimiento para optar por adherirse a un
Su atraso ha sido enorme especialmente en
partido político hasta la participación en el el campo económico. Pero lo mismo ha pa-
poder mismo, de acuerdo con las exigencias sado con el sistema capitalista neoliberal, en
éticas y la búsqueda permanente del bien co- cuanto no ha sido posible superar la injusta
mún. distribución de riqueza, más bien se ha abier-
to la brecha entre ricos y pobres, además de
La distinción, por un lado, entre instancias de la degradación moral que trae la “sociedad
la fe y opciones sociopolíticas y, por el otro, de consumo”. Las estructuras justas requieren
entre las opciones particulares de los cristia- consensos morales de la sociedad sobre valo-
nos y las realizadas por la comunidad cristiana res fundamentales y estrategias de implemen-
en cuanto tal, comporta que la adhesión a un tación. Las estructuras justas son cuestión de
partido o formación política sea considerada recta ratio y no provienen de ideologías ni de
una decisión a título personal, legítima al me- simples prospectivas.
nos en los límites de partidos y posiciones, no
incompatible con la fe y los valores cristianos El trabajo político no es competencia inmediata
[…] de la Iglesia. La Iglesia no es sujeto político.

A nadie le está permitido reivindicar en exclu- Si la Iglesia comenzara a transformarse di-


siva a favor de su parecer, la autoridad de la rectamente en sujeto político, no haría más
Iglesia […] Los creyentes deben procurar más por los pobres y por la justicia, sino que ha-
bien hacerse luz mutuamente con un diálogo ría menos, porque perdería su independen-

41
Juan Pablo II, Encíclica Sollicitudo Rei Socialis, 1988, numeral 36.
42
Compendio de la D.S.I., numeral 574.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


166 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
cia y su autoridad moral, identificándose Como pueblo sacerdotal, debe sentirse llamado
con una única vía política y con posiciones a vivir “relaciones nuevas” dentro de la misma
parciales opinables. […] Formar las con- Iglesia, misterio de comunión, celebrando en
ciencias, ser abogada de la justicia y de la la unidad (cuyo centro es la caridad) el Miste-
verdad, educar en las virtudes individuales rio Pascual vivido en la Liturgia.
y políticas, es la vocación fundamental de
la Iglesia en este sector.43 Como pueblo de Dios en su dimensión real, en
su misión y testimonio, la Iglesia se convierte
Espiritualidad de comunión, fun- en signo e instrumento de salvación integral
damento de la espiritualidad de la del mundo, con métodos adecuados de pla-
neación pastoral en sus Iglesias Particulares, al
pastoral social servicio de un modelo renovado de sociedad.
Necesariamente la dimensión social de la
evangelización, y por lo tanto de la pastoral, Acontecimiento, vocación y misión: Tres as-
debe fundamentarse en una espiritualidad tri- pectos inseparables de la vida pastoral que se
nitaria (amor compartido) o sea en una espi- insertan en la concepción de Iglesia sacramen-
ritualidad de comunión. El designio de Dios to universal de salvación, y por tanto, en la
sobre la humanidad es designio de amor. Dios misma espiritualidad de comunión. Entendida
convoca (vocación) a la comunión con Él, a la así la espiritualidad de comunión, es un nuevo
santidad. Dios no convoca aisladamente, sino modo de ser y de actuar de las personas y de
como pueblo santo que comparte una misma los grupos. Vida en el Espíritu.
vocación y misión: es un pueblo profético, sa-
cerdotal y real. • Acontecimiento sería un nuevo modo de
ver la realidad (Dimensión profética).
Como pueblo profético debe contemplar la • Vocación, una nueva manera de vivir la fe
historia (ver, leer, en la fe, acoger) por medio en Jesucristo (Dimensión sacerdotal).
de los signos de la presencia de Dios que en • Misión, una nueva manera de actuar en la
ella se manifiestan. Se trata de una teología de realidad eclesial y social (Dimensión real).
los signos de los tiempos, y no simplemente
de la lectura de una realidad que desprecie a La espiritualidad de comunión tiene un dina-
Dios, como si la única realidad fueran esas si- mismo interno que consiste en la relación de
tuaciones que se manifiestan como realidades diálogo con Dios y con los seres humanos en
sociales, económicas, políticas y ambienta- Dios. Ese dinamismo siempre se enfoca hacia
les, desconociendo la realidad fundante que la búsqueda de la voluntad de Dios en la histo-
es Dios como lo expresamos antes. La comu- ria. Es dinamismo de amor y servicio mutuo en
nión, por lo tanto, es un “acontecimiento”, y un horizonte de comunión. El fin último de la
la acción pastoral un acto de fe en la presencia espiritualidad de comunión es necesariamente
de Dios en la historia del pueblo, o un acto de la plenitud del ser humano, del pueblo de Dios
fe en esa historia como lugar teológico de la en Jesucristo, la unidad en el Espíritu, su pleno
presencia de Dios. desarrollo.

43
Benedicto XVI, Discurso inaugural en Aparecida, 13 de mayo de 2007.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 167
Itinerario de fe y peregrinación son términos mente. Esa tentación puede llegar hasta exigir
nuestros: la Iglesia peregrina camina hacia la internamente el reconocimiento de aquellos
casa del Padre, lo cual exige renovación, trans- por quienes trabaja. El don del Espíritu tiene
formación y conversión permanentes como una lógica que aleja del “heroísmo personal”,
camino de perfección. Tenemos que enfren- al fin y al cabo se trata de respondernos como
tar valientemente el mismo modelo histórico San Pablo: “No soy yo quien vive, es Cristo (es
de Iglesia que dentro de este peregrinar exige el pobre, el necesitado) quien vive en mí”.
transformación, para sus fieles, a esos “signos
de la presencia de Dios en la historia nues- Segundo, se trata de ser “contemplativos” en
tra”. las acciones de carácter social que realizamos.
En primer lugar, el agente de la pastoral social
Cuando hablamos de espiritualidad de la Igle- es “orante” en su acción. Es Marta y María al
sia en su dimensión social tomamos dos aspec- mismo tiempo. Ahí está el centro de la con-
tos: el primero, las grandes líneas de la espiri- templación: Jesús en el prójimo. Tengo que
tualidad de comunión,44 y el segundo, ¿cómo situar al otro en el centro de mi acción, sin
hacer que esa misma acción de la Iglesia en lo invadir su personalidad, su libertad, su modo
social sea una auténtica experiencia espiritual? de vida. Ver, escuchar, caminar y amar son
¿Qué características debe tener esa acción o propios de quien entra en la vida de los demás.
acciones en el campo de lo social para que Sin apresuramiento, compartiendo, invirtiendo
sea “lugar teológico de la presencia de Dios”? tiempo, captando hasta el más mínimo detalle.
¿Cómo encontrar a Dios en el servicio al más Los cansancios y los desánimos, porque no se
necesitado con el que Cristo mismo ha querido notan cambios a pesar de tanta acción en lo
identificarse? Aquí hay que profundizar en la social, son signos de nuestra falta de una au-
parábola del Buen samaritano. Si no logramos téntica espiritualidad.
llegar allá, nuestra pastoral social no se enten-
derá sino como pura filantropía, asistencialis- Más fácil resulta “dar una ayuda” que respon-
mo o promoción humana, pero sin dimensión de inmediatamente con el reconocimiento de
de fe. Seremos buenos trabajadores sociales, una sonrisa, con el “Dios se lo pague”, que
buenos o excelentes animadores de la comuni- organizar grupos, formar la conciencia, acom-
dad, pero no auténticos agentes de pastoral. pañar esos grupos, impulsar y animar acciones
y en algún momento “soltarlos” para que sigan
Algunos aspectos que habría que adelante en su trabajo. Alguno decía que la
acción social se acaba cuando me entregan o
tener en cuenta me ponen la placa de reconocimiento.
Primero: Se trata de vivir la vocación cristiana
como un don de Dios. Vida en el Espíritu. A Tercero, saber elegir en nuestra acción social.
veces, el que se dedica al servicio del pobre La pastoral social está llena de tensiones. Qué
quiere hacer notar su compromiso. “yo sí piso difícil es elegir. Esto supone una verdadera
barro… usted sólo tapetes de oficina.” Es la ten- espiritualidad que nos haga libres (afectiva y
tación interna del que se compromete social- efectivamente) y disponibles. Estas son condi-

44
Véase Juan Pablo II, Carta Apostólica Novo millennio ineunte, 6 de enero de 2001.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


168 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
ciones de un auténtico discernimiento. Se trata acompañado de la virtud de la perseverancia.
de tensiones reales, por ejemplo cuando debo Una auténtica espiritualidad de comunión en
elegir entre “la generosidad de los deseos y lo la acción social de la Iglesia debe llevarnos a
limitado de las posibilidades”; cuántas veces evitar el aislamiento, que es signo precisamen-
tenemos la tentación de gastar para “los otros” te de la pérdida de orientación y objetividad.
más de lo que podemos. Igual podríamos de- Compartir con muchos para poder discernir.
cir cuando tenemos que elegir entre “urgencias
y ritmos posibles”. Especialmente se presenta Por último, la gratuidad, que ya está contenida
esto en los procesos de formación y organiza- en las cuatro anteriores. Volvemos a la pará-
ción. Muchas veces caemos aquí en verdaderos bola del Buen Samaritano, que significa: nada
autoengaños cuando justificamos tercamente de gratificaciones de parte del otro. Se trata de
nuestra elección en materia social, y esa elec- “no cobrar” en ninguna moneda: dependen-
ción se vuelve incuestionable. Así como esa cias, silencios, adhesiones cuando las cosas
acción social dentro de una sana espiritualidad salen bien; rencores y resentimientos cuando
exige ver, escuchar y contemplar, así también las cosas salen mal.
exige a veces arriesgar, enfrentarse y cuestio-
nar pero dentro de una auténtica libertad. Gratuidad es subrayar posibilidades y abrir
horizontes, es favorecer en las personas, por
Cuarto, la fortaleza, que es precisamente un indigentes que sean, todo lo que potencie su
don del Espíritu Santo y debe siempre estar autonomía progresiva; gratuidad es dar prota-
presente en la espiritualidad de lo social. En gonismo efectivo y animar al máximo las de-
materia social siempre tenemos una perspecti- pendencias.
va de transformación, de cambio. Estamos en-
frentados ante un estamento, una concepción He querido compartir una reflexión de un je-
que entraña injusticia en su misma estructura. suita, que me parece tiene aspectos muy im-
Las dificultades provienen del interior y del portantes para aclarar lo que puede ser la espi-
exterior: incomprensiones, abandonos, com- ritualidad en la acción social de la Iglesia. Se
petencias y agresiones al interior mismo de la trata del padre Darío Molla S. J. “Espirituali-
Iglesia; al exterior, mucho más. Aquí entra la dad de la acción social” Promotio Iustitiac 94
“paciencia histórica”, tan necesaria en una es- (2007/1), Secretariado para la Justicia Social
piritualidad de lo social. El don de fortaleza va – Curia General de la Compañía de Jesús.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 169
Comentario a la ponencia “Dimensión Social
de la Evangelización”. No habrá sociedad
nueva sin hombres nuevos
Mons. Iván Cadavid O.
Vicario Episcopal de Pastoral
Diócesis Sonsón-Rionegro

Ha tocado Monseñor Prieto uno de los temas dirección correcta. Aquí vuelve a tener sentido
fundamentales de lo que este Seminario Per- la carta a Diogneto que citaba Monseñor en su
manente se propone: la responsabilidad que ponencia.
tenemos en la evangelización de lo social; o
mejor, la responsabilidad social de la evange- La Iglesia diocesana ha recorrido un interesan-
lización. Sin duda, fue esta responsabilidad la te camino en lo social. Acaba de publicarse
que llevó a la Comisión Diocesana de Diálogo el cuarto tomo de la colección “Unidos en la
y Paz a proponerle a la Universidad trabajar Fe”, que se presenta como un testimonio his-
en esta línea como expresión de su necesario tórico muy valioso de la celebración de nues-
compromiso con la región, con la esperanza tras bodas de oro. Se le ha titulado: El servicio
de que este espacio sea el escenario propicio de la Caridad en los 50 años de la Diócesis
para la reflexión con los líderes, que nos lle- de Sonsón-Rionegro. Fue un trabajo iniciado
ve a intervenir más activamente en el progreso por Monseñor Gonzalo Ospina, y al morir éste
regional, y no ser meros espectadores indife- debió continuarlo con agudeza y esmero el Pa-
rentes ante el paso inexorable de la historia. dre Óscar Chalarca. Allí se recoge, como en
Este cambio de época que estamos viviendo un catálogo, lo que esta Iglesia particular ha
exige que los cristianos inmersos en ella nos hecho por evangelizar lo social en este me-
convirtamos en verdaderos protagonistas del dio siglo de existencia. Mirando hacia el pasa-
cambio, y seamos capaces de orientarlo en la do, descubrimos una acción social intensa en

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 171
educación, sobre todo dentro del medio rural, miento Sembradores de Paz, que se extendió
en cooperativismo, organizaciones comunita- a toda la Diócesis y que llegó a tener en su
rias, formación de líderes, y en la defensa de momento más de diez mil niños y un grue-
los derechos de los pobladores de la región; so grupo de coordinadores; el trabajo con los
el compromiso de la Iglesia diocesana con los desplazados y la asistencia pronta y eficaz a
habitantes de la golpeada zona de embalses; situaciones puntuales que se presentaron en
el trabajo con los obreros en los primeros años distintos lugares; la oportuna presencia del
de la industrialización; las múltiples acciones Obispo y del Delegado en gestiones humanita-
a favor de los desplazados en la época más rias, incluso corriendo muchos riesgos; la for-
cruda del conflicto armado; los esfuerzos por mación sociopolítica de líderes; la creación de
la paz y la reconciliación; la educación para los COPPAS en la mayoría de las parroquias;
la paz, y la opción preferencial por los más los espacios de reflexión en los foros que sobre
pobres que aquí no ha sido sólo un eslogan distintos temas sociales se han organizado con
atractivo. políticos, empresarios y líderes de la región; la
orientación dada a los alcaldes y a los candi-
Los últimos tres planes de pastoral han pues- datos en la formulación y puesta en marcha de
to un especial énfasis en la pastoral social, y sus planes de gobierno; la creación de PRO-
sus realizaciones son bien conocidas en este DEPAZ, y tantos otros.
campo. El Primer Plan de Pastoral, 1995-2000
“Por una Iglesia viva, organizada y misionera”, Nuestro Segundo Plan de Pastoral, 2001-2005
anotaba: “De camino con Jesús”, formulaba como obje-
tivo de la pastoral social “consolidar en nues-
La Iglesia diocesana, fiel al querer de Dios tras comunidades los programas de la pastoral
manifestado en Santo Domingo, asume en social para que respondan a los cambios so-
el campo de la Promoción Humana los ciopolíticos y económicos de la región, de tal
diez signos de los tiempos trazados por el manera que se refleje el signo evangélico de la
documento; nuestra acción pastoral con vida, la justicia, la caridad y la paz” (p. 69).
respecto a ellos será garantía de coheren-
cia entre la fe y la vida y anuncio creíble Este segundo plan continuó fiel a los programas
del Evangelio de la justicia. Consideramos que ya estaban en marcha, poniendo especial
que como metas de nuestro quehacer pode- énfasis en el acompañamiento a las personas
mos agruparlos en tres grandes campos de y comunidades más golpeadas por la injusti-
acción: hacia una convivencia en justicia cia y la violencia, y el servicio a los pobres
y libertad; hacia una economía solidaria; mediante una caridad organizada que empezó
hacia una sociedad fraterna. (N.º 299) entonces a hacerse realidad con las primeras
casas del pan.
Como frutos de este primer plan podemos se-
ñalar, siempre con el riesgo de dolorosas omi- El Plan de Pastoral 2006-2010, que estamos
siones, la estructuración de una pastoral social ejecutando, nos plantea con respecto a la pas-
con personalidad propia dentro de la Diócesis; toral social:
el nacimiento de la Corporación Vida, Justicia
y Paz que tanto bien ha hecho, sobre todo en Este es un campo que reviste cada día más
la época de la más recia violencia; el movi- importancia en la Diócesis, sobre todo en el

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


172 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
contexto sociopolítico que hemos vivido en la Los problemas son muchos. Se ne-
última década. Hay que recordar, en primer
cesita mucha luz
lugar, que la pastoral social nace de la visión
antropológica que la Iglesia tiene, en la cual el Con la experiencia que tiene de humanidad,
hombre, creado a imagen de Dios y redimido “la Iglesia puede comprender al hombre en su
por Cristo, goza de una excelsa dignidad. Pero, vocación y en sus aspiraciones, en sus límites
además, Cristo mismo, haciendo una opción y en sus dificultades, en sus derechos y en sus
preferencial por los pobres y los pequeños, nos tareas, y tiene para él una palabra de vida que
dio el mejor ejemplo de lo que la Iglesia está resuena en las vicisitudes históricas y socia-
llamada a hacer; la parábola del Buen Samari- les de la existencia humana”,45 nos recordaba
tano culmina con un mandato: “Anda y haz tú Monseñor Prieto en su ponencia. Y ciertamen-
lo mismo”, y nos enseña que al final seremos te es enorme la tarea que nos compete en este
juzgados por las actitudes que tengamos ante momento de la historia. Me permito señalar
los más pequeños, ante los que hoy llamamos aquí algunas situaciones que reclaman de no-
los excluidos de la sociedad (pp. 70-71). sotros una acción particularmente urgente y
efectiva:
Para hacerlo, el Plan asumió tres tareas funda-
mentales dentro del área de pastoral social: la • Los cambios culturales que nos asaltan —y
promoción Humana, la acción caritativa y el digo nos asaltan, porque no los hemos for-
trabajo por la vida, la justicia y la paz. jado propiamente nosotros sino que nos
llegan como una avalancha desde otros
El fruto más importante de este Tercer Plan ha ambientes— nos han tomado un tanto de
sido hasta ahora la consolidación de la Cor- sorpresa; no estamos preparados aún para
poración Pan y Vida, que agrupa los distintos la nueva cultura que emerge; nuestras an-
centros de caridad que se han ido organizando cestrales tradiciones chocan con nuevas
en la Diócesis, convencidos de que —como lo formas de pensamiento y nuevos estilos de
enseña Benedicto XVI en su Encíclica Deus ca- vida. La ciudad nos ha invadido con toda
ritas est— se requiere una caridad organizada su carga de ofuscación mental y ansias de
y efectiva como un servicio propio que la Igle- libertad desaforada que producen los enor-
sia está llamada a realizar siempre a favor de mes bloques de cemento y la contamina-
los más pobres. Pero también ha sido impor- ción del ambiente citadino. Ahora se habla
tante la participación activa de la Diócesis en de esta región como “el segundo piso de
el laboratorio de paz del Oriente antioqueño, Medellín”, como si fuéramos una prolon-
con proyectos específicos como Siembra Paz, gación de la ciudad, una especie de pro-
el Observatorio de Paz y la creación de comu- piedad sobre la que se puede intervenir
nidades alrededor de las escuelas rurales; el impunemente; el Oriente cercano ha sido
apoyo decidido a la educación rural que rea- mirado por muchos como un paraíso ver-
lizan SER y COREDI, así como el nacimiento de que reconcilia con la vida y cambió el
de este espacio de reflexión sobre la realidad uso de la tierra; los que antes eran cam-
social del mundo y de la región. pos hermosos y feraces se convirtieron en

45
Compendio de la D.S.I., numeral 61.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 173
parcelaciones inexpugnables y en centros Ahora nos tocará ser más creativos y más
comerciales que ahora pululan por las ne- audaces, pero sobre todo más solidarios: no
cesidades de un consumo que se hace cada podemos perder la solidaridad de región, la
vez más insaciable. Nos estamos dejando conciencia de que somos una sola unidad
imponer los gustos, las costumbres, los ca- sociopolítica y religiosa. Los problemas del
prichos de la ciudad, y no estamos hacien- suroriente nos tienen que preocupar a to-
do una planeación inteligente de nuestro dos, también a los del altiplano, que go-
futuro. zamos de muchas más oportunidades y su-
frimos nuestra propia problemática: la del
• La violencia sigue ahí. Si no con la inten- ideal de vida de los que cultivaban alegres
sidad de la década pasada, sí con sus con- sus parcelas y —por el desplazamiento for-
secuencias imposibles de medir. Hay una zado o por la fuerza de la pobreza— vienen
niñez y una juventud que nacieron y crecie- a engrosar los cinturones de miseria de la
ron en medio del conflicto, el dolor y el su- ciudad. Ahora sí tenemos que profundizar
frimiento; que contemplaron aterrorizados en la parábola del Buen Samaritano como
toda clase de atropellos a los derechos hu- nos decía Monseñor Prieto.
manos fundamentales; que sólo han podido
ver rostros colmados de angustia y carentes • Nos preocupa el avance de la increencia
de esperanza. La violencia está grabada en con su carga de superficialidad, de relati-
el alma de nuestras gentes; se acumulan re- vismo, de sinsentido. Nos recordaba Mon-
sentimientos en los corazones; las víctimas señor Prieto las palabras del Papa en su dis-
del conflicto están ahí y reclaman nuestra curso inaugural de Aparecida: “Falsifican
atención, una palabra de consuelo, accio- el concepto de realidad con la amputación
nes eficaces de sanación profunda. Aún no de la realidad fundante y por esto decisiva,
hemos afrontado con decisión el trabajo que es Dios. Quien excluye a Dios de su
con las víctimas; el mensaje del perdón y horizonte falsifica el concepto de ‘realidad’
de la reconciliación, tan propio de la Igle- y, en consecuencia, sólo puede terminar en
sia, aún no ha resonado con la fuerza nece- caminos equivocados y con recetas destruc-
saria para sanar tantas heridas dejadas por tivas”. Lo peor que le puede pasar a nuestra
la violencia, la orfandad, el desplazamien- región es que pierda su principio vital, su
to forzado, la violación sistemática de los fundamento sólido, la fuente de sus valo-
derechos más elementales. res: la fe. Se la ataca expresa o tácitamente
desde distintos espacios, se le desconoce su
• Nos agobia el proceso de pauperización. relevancia y significación, se le reduce a un
Una región rica en recursos naturales, espe- asunto meramente privado sin influencia en
cialmente hídricos, con múltiples posibili- lo público, como si no tuviera nada que ver
dades agropecuarias, industriales y comer- con lo real, como advertía el Santo Padre:
ciales por su ubicación y su infraestructura, “¿Son ‘realidad’ sólo los bienes materia-
se ve ahora azotada por la pobreza y la les, los problemas sociales, económicos y
inequidad. Hay subregiones que sufren la políticos? Dios es la realidad fundante, no
pobreza mucho más que otras. Las zonas un Dios sólo pensado o hipotético, sino el
del páramo o de bosques no gozan de los Dios de rostro humano; es el Dios –con–
mismos beneficios que las del altiplano. nosotros, el Dios del amor hasta la cruz”.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


174 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
Nuestro plan de pastoral está pensado en interés por la persona humana. El humanismo
esta dirección: “realizar eficientes procesos práctico —que tal vez sí el teórico— no parece
de evangelización que llevan a una expe- pertenecer a la médula de nuestra sociedad. El
riencia de Jesucristo capaz de transformar hombre está demasiado aporreado, no sólo por
la vida” (p. 86). el materialismo que lo ve como un sujeto de la
producción y del consumo —“el hombre es lo
• Estos retos, para no mencionar otros tan que come”, llegó a expresar Feuerbach—, sino
grandes como la disolución de la familia, también por el individualismo que lo reduce
la progresiva contaminación de nuestro a una ficha más del engranaje social, por el
medio ambiente, la carga de erotismo que relativismo que desconoce su dimensión tras-
nos llega a través de los medios masivos cendente, por el cientificismo que lo ha con-
de comunicación social, los cultivos ilíci- vertido en un mero conejo de laboratorio, o
tos con la consiguiente afición a la droga por el psicologismo que ha anulado casi hasta
en varios sectores, la prostitución que se el máximo su responsabilidad. Puebla nos re-
extiende aceleradamente degradando a las cordaba las imágenes inadecuadas del hombre
personas y destruyendo la familia, la ten- en América Latina, y las hemos visto plasma-
tación del dinero fácil, el abandono de los das por doquier.
campos por las políticas agrarias inadecua-
das e injustas, la corrupción de la política, Hay que recuperar la centralidad de la persona
y muchos más, no nos pueden ser ajenos;
como ese nudo de relaciones que la constitu-
todo ello forma parte de nuestra realidad
yen. El “ser-en-situación” no es sólo una abs-
cotidiana y reclama, por tanto, una rápida
tracción; es el hombre en su entorno, en sus
y acertada atención pastoral.
circuntancias, como diría Ortega y Gasset; es
el hombre dueño de sí mismo y con capacidad
La Iglesia se tiene que constituir en “signo y
para mirar más allá de sí mismo, para salir de
salvaguardia del carácter trascendente de la
su interioridad y asomarse respetuoso al mis-
persona humana”.46 “El hombre y la socie-
dad son el camino primero y fundamental de terio insondable que es el otro, a un mundo
la Iglesia”.47 Es la persona del hombre la que del que ha sido puesto como “pastor del ser”,
hay que salvar, es la sociedad humana la que según expresión de Heiddegger, y al Otro con
hay que renovar. Estas enseñanzas de nuestra mayúscula, sin referencia, cuya existencia ca-
doctrina social que nos citaba Monseñor Prieto rece de sentido y de orientación. Es el hombre
suscitan una última reflexión: lo que importa en comunión, que hace de su entorno casa
antes todo es la persona humana. En la época y escuela de comunión como nos lo pidió el
de la defensa de los derechos humanos en que Papa en la Novo Millennio Ineunte. Nuestro
anda comprometida la nueva sociedad, en me- proyecto de pequeñas comunidades eclesia-
dio de las polémicas por el calentamiento glo- les va en esta dirección, y se requiere para su
bal y la necesidad de cuidar nuestro hábitat, realización la espiritualidad de comunión de
en la furibunda protesta de los ecologistas de que nos hablaba Monseñor Prieto al final de
todos los colores, parece que hemos perdido el su ponencia.

46
Gaudium et Spes, numeral 76.
47
Juan Pablo II, Encíclica Redemptor hominis, numeral 14.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 175
ser una ficha anónima o una máquina de pro-
“No una universidad grande, sino un hombre ducción; desde el campo en el que no puede
grande”, reza un conocido eslogan de nuestra seguir siendo explotado y oprimido; desde la
Alma Máter. Pero, ¿qué es un hombre grande? política, en la que no debiera importar más el
Eso depende de lo que se entienda por “gran- voto que el votante; desde el comercio que lo
deza”. ¿En dónde está la grandeza del hom- ha convertido en un consumidor voraz e irre-
bre? ¿De qué depende? ¿Cuáles son sus condi- flexivo; desde el deporte, que tiene que pensar
ciones? Ese hombre grande es el que queremos no sólo en su cuerpo sino también en el teso-
construir juntos en la región. Grande en sus ro que éste encierra; desde la Iglesia, que no
sueños, grande en sus proyectos, grande en sus puede dejar de anunciar por todas partes, con
miras, grande en sus valores, grande en su ca- fuerza y valentía, a pesar de lo incómoda que
pacidad de apertura, de diálogo, de relación, resulta su verdad, que el hombre fue la razón
grande en su fe. Esa grandeza humana tiene de la Encarnación del Verbo y es el motivo que
que partir necesariamente de su condición de alienta todos los esfuerzos evangelizadores.
imagen y semejanza de Dios, pero tiene que
ir más allá para comprenderse como una ta- Sólo con un hombre nuevo, tendremos una
rea de divinización desde el modelo perfecto nueva sociedad. No podemos seguir echando
de hombre que es Jesucristo. Nos toca a to- remiendos nuevos a mentalidades envejecidas
dos, y ahí la Iglesia tiene que tener un claro ni vino nuevo en cueros desgastados, como
liderazgo, construir en el Oriente este hombre nos lo advierte certeramente el Evangelio. Para
grande, digno, capaz de jalonar el desarrollo hombres nuevos requerimos visiones nuevas;
sin lesionar su humanidad, capaz de abrirse al para sociedad renovada requerimos personas
mundo sin perderse a sí mismo, y capaz de en- íntegras, comprometidas, audaces y libres,
contrar su identidad sin renunciar a pertenecer con la libertad que da la conciencia de nuestra
a la aldea global. grandeza y para la cual nos libertó Cristo. Para
que nazca ese hombre nuevo que construya
Volver al hombre, a redescubrir su grandeza, una región nueva, en paz, en fraternidad, en
a tratar de descifrar su misterio: he ahí una libertad y en comunión necesitamos una pas-
misión que nos compete y que no podemos toral social creativa, audaz, comprometida,
soslayar. ¿Cómo hacerlo? Hay que intentarlo que sea tarea de todos los que conformamos
desde todos los ángulos y en todos los escena- esta Iglesia. Se trata, como decía Teilhard de
rios: desde el mundo de la educación y de la Chardin, de ir “hacia adelante y hacia arriba
ciencia; desde la empresa en la que no puede siempre”.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


176 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
Evangelio y cultura
Una mirada prospectiva para
el Oriente de Antioquia
Mons. Ricardo Tobón Restrepo
Obispo de Sonsón-Rionegro

1. Aproximaciones al concepto de Cultura ha sido para Occidente un título de nobleza,


un criterio de distinción para la persona. Esta
Concepto subjetivo o pedagógico de cultura
cultura pedagógica es lo que más tarde, en el
En la acepción más común y tradicional, el tér- Renacimiento, se denomina humanitas.
mino “cultura” indica el cultivo, la educación,
la formación de la persona. Es lo que los grie- Herder definió muy bien la función humanís-
gos denominaron la paideia, y que se entiende tica de la cultura, mostrando que ésta no es
como el proceso mediante el cual el hombre cualquier cosa accidental y secundaria, sino
alcanza la verdadera y propia forma de su ser. algo esencial y profundo, es una especie de
Platón es quizás el máximo teórico de todos segunda naturaleza, una segunda génesis del
los tiempos de la cultura entendida como edu- hombre. El objetivo primario de la cultura es
cación del hombre; para él, sólo es plenamen- el hombre mismo, el cultivo del hombre para
te hombre quien alcanza la contemplación de hacerlo siempre más hombre y acercarlo al
la verdad, y esto presupone la práctica de la ideal de la humanitas.2 Ernest Cassirer define
virtud en una adecuada educación. Por tan- la cultura como “el proceso de la progresiva
to, no todas las personas instruidas son verda- autoliberación del hombre. El lenguaje, el
deramente cultas.1 En este sentido, la cultura arte, la religión, la ciencia, son fases diversas

1
Platón, “Las leyes”, I, n. 643.
2
Herder J. G., Ideas para una filosofía de la historia de la humanidad, Buenos Aires, 1959, p. 214.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 177
de este proceso, en cada una de las cuales el Y es importante tener presente que el factor di-
hombre descubre y experimenta un nuevo po- ferenciador y constitutivo de la cultura es pre-
der: el poder de construir su propio mundo, un cisamente la determinación y jerarquización
mundo ideal”.3 de las necesidades.

Concepto objetivo o científico de Hay muchos conceptos de cultura; Kröber se-


lecciona y comenta 165.5 Nos detendremos
cultura
en algunos de particular importancia. Uno de
A partir de la segunda mitad del siglo XIX em- los primeros en usar el término en este sentido
pieza a hacer camino entre algunos estudio- científico fue el célebre antropólogo inglés E.
sos un nuevo concepto de cultura, ya no en- B. Taylor. Para él la cultura es ese conjunto
tendida como educación o formación de una o totalidad que comprende el conocimiento,
persona, sino como sistema de vida, propio y las creencias, el arte, la moral, el derecho, las
característico de un grupo social humano, que costumbres y cualquier otra capacidad adqui-
incluye símbolos, costumbres, valores, creen- rida por el hombre en cuanto miembro de una
cias y modelos de comportamiento. Oswald sociedad.6
Spengler, en su obra Decadencia de Occiden-
te, usa una forma metafórica para hablar de las La pista abierta por Taylor resultó fecunda y
culturas como grandes seres vivos sometidos a se volvió criterio obligado para todas las ela-
un ciclo vital. Con esta visión quiere mostrar boraciones sucesivas del concepto de cultura
el papel diferenciador que cumplen las cultu- en sentido objetivo. A ella hacen referencia la
ras en la sociedad. Todavía más, la cultura no mayor parte de los estudiosos de la antropo-
sólo diferencia una sociedad de otra sino que logía cultural. Según W. D. Wallis, la cultura
es lo que nos diferencia radicalmente del mun- es la vida de un pueblo tal como se formaliza
do animal.4 en contactos, instituciones y aparatos tecno-
lógicos; ella comprende además conceptos,
Por eso se ha dicho, tal vez con un poco de exa- comportamientos, costumbres y tradiciones
geración, que lo que no es biología es cultura. características. La cultura, entonces, signifi-
La cultura desempeña en el grupo humano una ca todas aquellas cosas, instituciones, objetos
función similar a la que cumple el instinto en materiales y reacciones típicas a las situacio-
el mundo animal: la adaptación a un entorno nes que caracterizan un pueblo y lo distinguen
integral; es decir, el control de sí mismo y su de otros.7
desarrollo y el dominio y la manipulación de
un medio natural y social para adaptarlo a las La cultura podríamos verla precisamente por
propias necesidades. Podríamos decir, en este contraposición a la naturaleza, pues la natura-
sentido, que la cultura es la respuesta que da leza es el dato originario que es puesto a dis-
el hombre a las necesidades que experimenta. posición del hombre, mientras que la cultura

3
Cassirer E., Ensayo sobre el Hombre, México, 1985, p. 19.
4
Spengler O., Decadencia de Occidente, Buenos Aires, 1972, p. 57.
5
Véase Kröber A. L., Os conceitos de cultura, Río de Janeiro, 1969.
6
Véase Taylor, E. B., Cultura Primitiva, Barcelona, 1977, p. 186.
7
Véase Wallis W. D., Culture and Progress, Nueva York, 1930, pp. 13-32.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


178 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
es lo que el hombre adquiere o produce por Y, realmente, cada uno de estos elementos
su iniciativa a partir de este dato originario. cumple un papel muy importante en el naci-
Es como la forma espiritual de la sociedad. Es miento, el desarrollo y la vida de una cultu-
un sistema creado históricamente de proyectos ra.8
o diseños vitales que tienden a ser comparti-
dos por todos o por ciertos miembros de un 2. El camino del Evangelio en las
grupo. De ahí que la cultura sea un sistema
integrado de creencias, valores, costumbres e
culturas
instituciones que entrelazan una sociedad y le El Verbo de Dios se hizo cultura
dan sentido de identidad, dignidad, seguridad
y continuidad. Partamos del concepto de Evangelio que nos
presenta el Papa Benedicto XVI en su reciente
Pero ninguna de estas definiciones es comple- libro Jesús de Nazaret. Nos dice que la pala-
ta, porque la cultura es un fenómeno total y bra “Evangelio” se ha traducido como “Buena
pluridimensional, es decir, penetra todos los Noticia”, pero que, aunque la expresión suena
ángulos de la vida del hombre en sociedad y bien, queda muy por debajo de la grandeza
acosa al hombre desde todas sus dimensiones que encierra. Viene, nos explica, del lengua-
y situaciones: trabajo, ocio, interacción social, je de los emperadores con el sentido de que
actividad sexual, participación política, vida el mensaje que provenía de ellos no era sim-
religiosa, etc. Es, en último análisis, el que- plemente una noticia, sino una transformación
hacer vital del hombre, el proceso colectivo e del mundo hacia el bien. Por eso, cuando los
histórico de su humanización mediante el cual evangelistas toman esta palabra, quieren decir
la vida busca su plena realización. Por tanto se que aquí hay realmente un mensaje con auto-
puede mirar la cultura desde diferentes pers- ridad; que no es sólo palabra sino también rea-
pectivas y desde diversos focos de desarrollo. lidad. El Papa concluye con esta afirmación:
“En el vocabulario que utiliza hoy la teoría del
Los fundamentos de la cultura lenguaje se diría así: El Evangelio no es un dis-
curso meramente informativo, sino operativo;
Del análisis de las definiciones de cultura que no es simple comunicación, sino acción, fuer-
hemos hecho, se puede concluir que los ele- za eficaz que penetra en el mundo salvándolo
mentos fundamentales sobre los que ella se y transformándolo”.9
asienta son:
En último término, con su palabra, con su
• La lengua vida, con su sacrificio, con su resurrección,
• Las costumbres Jesús mismo es el Evangelio de Dios.10 Y este
• Las técnicas Evangelio, comunicación y acción, realmente
• Las instituciones se ha insertado en las culturas. Después de la
• Las creencias larga preparación del Antiguo Testamento, en
• El arte la plenitud de los tiempos, el Verbo de Dios se
• Los valores

8
Véase Mondin B., Cultura y cristianismo, Milano, 1984.
9
Benedicto XVI, Jesús de Nazaret, Bogotá, 2007, p. 74.
10
Pablo VI, Evangelii nuntiandi, p. 7.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 179
hace judío. Jesús no acepta sin discernimiento Tan serio fue el problema que enfrentó a los
las instituciones, las tradiciones y los compor- mismos apóstoles. Los libros del Nuevo Tes-
tamientos de Israel, y ni siquiera el Decálogo tamento nos relatan las diversas posiciones
se escapa a sus rectificaciones, tanto que esto que tomaron Pedro, Santiago, Pablo y Berna-
lo lleva a un conflicto con los jefes de su pue- bé. Fue necesario un largo y doloroso discer-
blo, sin embargo, Jesús piensa como judío, se nimiento en el que Pablo sometió a un duro
expresa como judío, actúa como judío, vive cuestionamiento su pasado fariseo, y en el que
como judío. Es la realidad inaudita de la En- Pedro debió abrirse a lo que Dios quería y que
carnación. En un hombre verdadero e implan- culminó con la celebración del Concilio de Je-
tado en la vida de su pueblo se da la revela- rusalén. Allí se clarificó todo y les pareció a
ción total y definitiva de la sabiduría y de la los Apóstoles, después de escuchar al Espíritu
gracia de Dios. “El Verbo de Dios haciéndose Santo, que no debían imponerles a los gentiles
carne en Jesucristo, se hizo también historia y la ley mosaica, sino llevarlos a lo esencial del
cultura”.11 Evangelio.12 Sólo así los apóstoles llegaron a
asumir el mensaje de Pentecostés: Cristo no es
sólo judío, sino también griego y árabe y cre-
El reto cultural de la primitiva co- tense y romano. La nueva alianza debe llevar
munidad cristiana el Evangelio a todos los pueblos y asumir todas
Jesús forma sus discípulos en el ámbito judío y las culturas sin destruirlas.
allí comienzan las primeras comunidades cris-
No le fue fácil a la Iglesia desprenderse de la
tianas. Pero con la persecución muchos de es-
crisálida judía, pues eran muy fuertes sus vín-
tos discípulos se desplazan por el Asia Menor
culos religiosos y políticos con Israel. Sin em-
y van sembrando el cristianismo en otras ciu-
bargo, a partir de ese momento, a una Iglesia
dades y regiones no judías. Viene un problema
monocultural sucede una Iglesia policultural, y
muy grave: entre los que acogen el Evangelio desde entonces se aprendió que la fe cristiana
es más numeroso el grupo de los gentiles que tiene que injertarse en cada cultura, y es com-
el de los judíos, entonces surge un gran in- patible con todas las culturas. Vino luego todo
terrogante: ¿es preciso, primero, imponerles a el esfuerzo para implantar el Evangelio en el
estos gentiles la cultura judía, para luego ha- mundo griego, en el romano y en la cultura de
cerlos discípulos de Jesús? Pues el judaísmo los demás pueblos por los que fue avanzando
era al mismo tiempo fe y cultura. El problema el cristianismo. En este sentido, fue admirable
aparece en toda su gravedad cuando se pien- y nada fácil la obra de los Padres de la Iglesia
sa que los judíos que seguían observando las para “envasar” los conceptos y los valores del
leyes de pureza no podían entonces sentarse a Evangelio en las culturas que iban encontran-
la misma mesa con los incircuncisos, lo cual do. Prueba de ello es este reclamo de San Cle-
significaba que los cristianos de diversas cultu- mente de Alejandría a algunos cristianos:
ras no podían compartir la Eucaristía, y así, los
cristianos venidos de la gentilidad quedaban Han tenido que taparse los oídos con igno-
como de segunda clase. rancia, porque saben que si llegasen a es-

11
Benedicto XVI, “Discurso Inaugural”, V Asamblea General del Episcopado de América Latina y el Caribe, Aparecida, 13 de
mayo de 2007, p. 1.
12
Textos bíblicos fundamentales sobre este discernimiento eclesial son: He. 10 y 15; Gal. 2, y Ef. 2, 11-22.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


180 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
cuchar una vez las lecciones de los griegos hombre le gana terreno a Dios en el escenario
no serían ya capaces de volver a su casa de la historia. Luego vino la Ilustración y el Li-
[…] El vulgo, como los niños que temen al beralismo y el Cientismo y el Positivismo. Ha-
coco, teme a la filosofía griega por miedo bría que analizar detenidamente cada uno de
de ser extraviado por ella. Sin embargo, si estos movimientos para ver sus características
la fe que tienen, ya no me atrevo a llamar- y ponderar sus consecuencias positivas o ne-
la conocimiento, es tal que puede perderse gativas. Lo cierto es que a partir de ellos tuvo
con argumentos, que se pierda, pues con origen lo que se denomina la “modernidad”:
ello sólo confiesan que no tienen la verdad. una posición ideológica muy compleja pero
Porque la verdad es invencible: las falsas que, fundamentalmente, consiste en un antro-
opiniones son las que se pierden.13 pocentrismo por el cual el hombre se hace la
única medida y fundamento de todos los valo-
La evolución cultural en Occidente res, sin ninguna dependencia de Dios.

Para entender mejor la realidad y la tarea que A su vez, el hombre se centra y se reduce a
tenemos hoy, debemos hacer un rápido reco- la razón. Es la revolución cartesiana, “mens
rrido histórico. Estos esfuerzos de los apóstoles, sive animus”, que llega a la razón absoluta de
de los apologistas cristianos y de los padres de Hegel y que, con otros elementos científico-
la Iglesia condujeron a partir del siglo VI a la técnicos, económicos y sociales, produce el
configuración de lo que podría llamarse una marxismo. La modernidad cree que el cono-
“cultura cristiana”. La política, la economía, cimiento científico y racional le concederá al
las ciencias, las costumbres sociales, el arte, hombre un proceso de bienestar indefinido y
todo estaba inspirado en el cristianismo. Pero la formación de sociedades más humanas. Ve
en el tardo medioevo comienzan unas trans- en la economía debidamente racionalizada y
formaciones culturales hasta entonces no co- desarrollada la infraestructura de una sociedad
nocidas: la economía urbana y monetaria, el feliz. Margina lo religioso a los límites de la
paso del feudalismo al corporativismo, el sacro intimidad por considerarlo una ilusión conso-
imperio romano germánico es sólo un nombre, ladora o un sentimiento subjetivo. Defiende
y todo empieza ya a ocurrir sin la autoridad de una ética racional y secular que atienda a la
la Iglesia que se debilitaba por las querellas justicia y los derechos humanos. Y se llega,
entre papas y reyes, por el traslado del Papado en esta afirmación radical del hombre, a pro-
a Avignon, por las teorías conciliares, por el mulgar la “muerte de Dios” para dar paso al
nominalismo de Ockam. súper-hombre.

La gran autoridad detentada por la Biblia y el En efecto, en 1900, Nietzsche constata la si-
Papa cae por la Reforma protestante y la revo- tuación de una filosofía que acaba en las an-
lución científica de Galileo, que crean nuevas típodas de sus comienzos, en el nihilismo.
visiones y nuevos conceptos. Así se abre ca- La proclamación de la muerte de Dios es la
mino el humanismo con una nueva antropo- cumbre de la montaña en que convergen las
logía: Dios y lo religioso no quedan eclipsa- aspiraciones de la etapa moderna. La muerte
dos, pero, para decirlo de alguna manera, el de Dios es el ocaso de toda verdad. Vattimo ve

13
Clemente de Alejandria, Stromatesis, VI, p. 11.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 181
ahí el nacimiento de la posmodernidad en filo- ni razón. En pleno auge de toda clase de fun-
sofía. Algunos pensadores empiezan a alertar a damentalismos y de prácticas esotéricas que,
Europa sobre su situación. Surge el existencia- paradójicamente, encuentran un terreno abo-
lismo, que puede ser tenido como la primera nado en el relativismo imperante, sólo se dará
experiencia filosófica antimoderna: borra la un conglomerado de “cajas negras” que ofre-
confianza en la razón, la seguridad del hom- cerán elementos de significado inescrutable
bre, la esperanza de un futuro satisfactorio, y justificados en el poder o en la razón instru-
presenta el tema del vacío, del sinsentido, del mental. Si la verdad es una quimera, si lo real
dolor, de la náusea y de la muerte. es un trasnochado diapasón que ya no sirve
para calibrar la diferencia entre la verdad, la
Empiezan así a aflorar los elementos nuevos de mentira y el fraude, si todo depende del color
un movimiento que se resiste a ser definido y del cristal con que se mira, no hay forma de
que recibe el nombre de “posmodernidad”. En evitar el rapto de la razón por parte del más
el siglo XX la modernidad entra en crisis por- poderoso, del más listo o de quien tiene menos
escrúpulos.
que sus tres pilares no resistieron: la razón no
fue capaz de responder a todo y dar sentido; la
Si no hay ninguna realidad absoluta tampoco
ciencia no logró configurarse según la promesa
hay ningún deber. Lo más lógico es el sincre-
de Comte como un estado de salvación, y el
tismo, la increencia, la ética del consenso. De
progreso no trajo la felicidad. Esta crisis de la
ahí se deriva, entonces, una nueva visión del
modernidad es lo que, a partir de la década hombre vinculada a la fugacidad del día, una
del ochenta, se ha llamado la posmodernidad. forma nueva de usar la razón como sola per-
Como la razón no fue capaz de cumplir sus cepción de la presencia de lo real, un nuevo
promesas mesiánicas, tal como lo desenmas- puesto para la religión, circunscrita a lo íntimo
cararon el psicoanálisis, el marxismo y el vita- y personal, y un nuevo sentido para el hombre
lismo, pone un problema epistemológico, pues y para el mundo que no admite “megarelatos”.
al querer ser la conciencia de la modernidad Según el decir de S. Rosen, “la posmodernidad
afirma la imposibilidad de toda razón objeti- no es una simple moda académica o una nue-
va. Proclama entonces el sinsentido, rechaza va escuela filosófica, sino la expresión del ra-
todo ideal de fundamentación y de totalidad, dical malestar en todas las avenidas de la vida
hace énfasis en el pluralismo y la diferencia, y contemporánea intelectual y espiritual”.15
acentúa la indeterminación, el fragmento y la
inmanencia.14 Así, la posmodernidad crea una especie de es-
tilo de vida caracterizado por el desencanto de
Este profundo escepticismo posmoderno acer- la razón, la aceptación de la pérdida de fun-
ca de la verdad genera también una crisis de damento, el rechazo de las cosmovisiones, la
legitimidad del conocimiento científico. La resistencia al concepto de progreso, la promul-
ciencia moderna y posmoderna pende del hilo gación del fin de la historia, la configuración
de la verdad. Si se rompe no habrá más ciencia de la vida desde el hedonismo y el intimismo.

14
Véase Lyotard J. F., La condition postmoderne, París, 1979; Vattimo G, La sociedad transparente, Barcelona, 1990;
Anderson P., Los orígenes de la posmodernidad, Madrid, 2000; Popper K., Realismo y el objetivo de la ciencia,
Madrid, 1985.
15
Sobre el tema véase: Habermas J., “La modernidad un proyecto incompleto”, en: A. V. La Postmodernidad, Barcelona,
1996; Lipovettsky G., La era del vacío, Barcelona, 1988.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


182 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
3. Un estado de cambio epocal occidental en una formación uniforme. Por
esto hay cierta inseguridad que lleva a algu-
Características del cambio que vi- nos al pesimismo y a otros a la evasión. “Cri-
vimos sis epocal” quiere decir que no se trata de un
fenómeno pasajero ni limitado a unos pocos
Aunque las sociedades persisten, como expli-
años o a una generación, sino que se extiende
can los sociólogos, porque se basan en una
en un amplio arco de tiempo; es un período
combinación de la coerción, el interés, el
histórico que puede abarcar aun varios siglos.
consenso y la inercia, también están en per-
manente transformación. El fundador de la
Pero una “crisis epocal” no quiere decir que
sociología, Auguste Comte, distinguió en el
estamos en un proceso que se realiza por sí
proceso de cambio dos partes: la estática so-
mismo y que a nosotros sólo nos toca esperar
cial, preocupada por la búsqueda de leyes que
que suceda. Tampoco es un colapso espiritual,
expliquen el orden y la articulación entre las
una catástrofe, un Apocalipsis trágico que con-
diversas partes del sistema social, y la dinámi-
ducirá irremediablemente a una destrucción
ca social, que pretende establecer la teoría del
de la humanidad. La “crisis epocal” es preciso
movimiento y del progreso cuyo motor son las
verla, más bien, en la dimensión de un tiempo
ideas.16
de reconstrucción y aun de creación. Todavía
más: es un tiempo apasionante que nos reta a
La sociedad siempre ha estado en proceso de
darle sentido a la historia, sentido que involu-
cambio, pero el que vivimos actualmente es de
cra también al hombre, es decir, compromete
proporciones gigantescas. Se trata de un cam-
la aventura de hacernos.
bio cultural acelerado, universal, profundo y
convulsivo. No es una época de cambio, sino
Los temores frente al asombroso desarrollo de
un cambio epocal; estamos en una crisis cul-
la técnica y al cambio cultural que estamos vi-
tural sin precedentes. Hoy no podemos hablar
viendo obedecen, en parte, a ciertos riesgos
de seguridad y estabilidad ni en estructuras,
que realmente existen y a nuevas situaciones
ni en organizaciones. Ha entrado en crisis de
que se están dando y que son ambivalentes,
cambio todo: la economía, la política, el arte,
porque están cargadas, a la vez, de promesas
la educación, la religión, la familia.
y amenazas. Se ha vuelto famosa la frase de
Einstein: “Vivimos en una época de medios
Lo que se viene llamado “crisis epocal” no es
perfectos y metas confusas”. Son numerosas
mera apariencia o impresión subjetiva, sino
las causas que se podrían traer para explicar
una verdadera realidad que afecta todos los
las características y las proporciones del cam-
componentes de la cultura y los tiene en esta-
bio cultural que estamos viviendo. Desde cier-
do de disgregación. Es una crisis profunda que
to ángulo, podríamos entenderlo como fruto
ha roto los vínculos que sostenían la sociedad

16 Sobre el tema puede verse la siguiente bibliografía: González-Anleo J., Para comprender la sociología, Estella, 1994,
pp. 288 y ss.; Etzioni A. y Etzioni E., Los cambios sociales: fuentes, tipos y consecuencias, México, 2001; Einsenstads
S. N., Ensayos sobre el cambio social y la modernización, Madrid, 1990; Nisbet R., Cambio social, Madrid, 1999.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 183
de los llamados humanismos fallidos del siglo • La descentralización tiene una preponde-
XX. Humanismos que le prometieron mucho a rancia en lo regional y lo local.
la humanidad y no cumplieron: el humanismo • Empieza a perfilarse una estructura de po-
marxista, el humanismo existencialista, el hu- der diferente: grupos comunitarios autóno-
manismo freudiano y el humanismo nihilista. mos y participativos.
Para Paul Ricoeur, los creadores de estos hu- • El principio de participación empieza a im-
manismos son “los profetas de la sospecha”.17 ponerse en todas las instancias sociales, y
está cambiando de forma radical el modo
A nosotros nos corresponde afrontar hoy, con como se piensa que las personas deben ser
clarividencia y responsabilidad, los desafíos y gobernadas.
las posibilidades de una realidad marcada, a la • Hay un retorno a la naturaleza, fomentando
vez, por rasgos medievalistas, decadencia mo- un gran respeto y amor por todo lo natu-
derna, deconstrucción posmoderna e innova- ral.
ción emergente; todo dentro del fenómeno de • Se da una primacía de la dimensión indivi-
la globalización y de una mutación acelerada dual del ser humano, como un valor funda-
y, en no pocos caso, convulsiva. mental para realizarse en la libertad.
• Se desea un retorno a lo espiritual, no a la
Las tendencias de una cultura emer- religión.
gente
Los nuevos paradigmas culturales
Hoy muchos comienzan a analizar cuáles son
las tendencias que van marcando la nueva épo- El cambio cultural, marcado por las tendencias
ca. Hay tendencias negativas derivadas sobre que hemos enunciado, va dando paso a una
todo de los aspectos menos optimistas que ya nueva sociedad determinada por diversos pa-
hemos enfatizado. Ahora quisiera detenerme radigmas; entre otros, los siguientes:
sólo en algunas tendencias positivas. Podría-
mos enumerar las siguientes:18 • Paradigma cognoscitivo
• Paradigma científico
• Se está pasando de una sociedad industrial • Paradigma tecnológico
a una sociedad de la información. • Paradigma económico
• La tecnología se abre nuevos horizontes. • Paradigma de la comunicación
• El nuevo saber desea un conocimiento glo- • Paradigma de la virtualidad
bal de la realidad. • Paradigma del relativismo
• La humanidad, dentro de la globalización, • Paradigma histórico
tiende a la integración en todos los cam- • Paradigma del sujeto
pos. • Paradigma ético, civilista, positivista y per-
• El futuro exige pensar globalmente y actuar misivo
localmente. • Paradigma religioso

17
Ricoeur P., Freud: una interpretación de la cultura, México, 1999, p. 68.18 Sobre el tema hay mucha literatura más o
menos seria. Aquí algunas obras: Naisbitt J., Megatendencias 2000, Bogotá, 1999; Toffler A., La tercera ola, Barcelona, 1984;
Kennedy P., Hacia el siglo XXI, Fuerzas y tendencias que perfilarán el nuevo siglo, Bogotá, 1998.
18
Sobre el tema hay mucha literatura más o menos seria. Aquí algunas obras: Naisbitt J., Megatendencias 2000, Bogotá,
1999; Toffler A., La tercera ola, Barcelona, 1984; Kennedy P., Hacia el siglo XXI, Fuerzas y tendencias que perfilarán
el nuevo siglo, Bogotá, 1998.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


184 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
• Paradigma espacio-temporal una comprensión de la vida humana en la que
• Paradigma urbano la racionalidad no sea lo central y lo único;
• Paradigma incluyente una visión de la inmensa riqueza y heteroge-
• Paradigma dialógico neidad de la vida, irreducible a ningún univer-
salismo; una gran ocasión para que el hombre
Este es un momento dramático y apasionante. mismo sea autónomo y determine su historia
Dramático porque la “crisis epocal” de alguna y su vida, y una posibilidad de retornar a lo
manera nos deja sin piso. Un cuerpo se des- espiritual y a lo místico.
compone cuando pierde su principio vital. El
principio vital de un pueblo es la cultura, ella 4. La relación Evangelio y cultura
es el alma, la fuerza espiritual que le da vida.
Las culturas se mueren por el agotamiento al Heterogeneidad y analogía en la re-
no tener respuestas a nuevos problemas, por lación
la agresión de nuevas culturas o anticulturas,
por la degradación moral de los pueblos que Al confrontar Evangelio y cultura, lo primero
pierden los ideales de su camino histórico. que se destaca es el aspecto de la heterogenei-
dad. La diferencia esencial entre lo divino y lo
No es raro que en muchos casos el cambio humano, lo trascendente y lo inmanente, lo
cultural que vivimos produzca la masificación transcultural y lo cultural, la diferencia típica
y despersonalización, que reducen a la perso- entre la obra de Dios y la del hombre. Sobre el
na a una pequeña pieza en la megamáquina aspecto heterogéneo de la relación entre Evan-
social; insensibilidad y superficialidad; violen- gelio y cultura se apoyan todos los dualismos,
cia; falsas salidas; evasión. Si consideramos consecuencia de una interpretación parcial del
que en otras épocas una crisis de cultura ha cristianismo o de la cultura y que llevan a la
llevado incluso a la desaparición de socieda- negación de la posibilidad del encuentro entre
des, percibimos la seriedad del desafío que te- la fe y el proceso histórico y dinámico de auto-
nemos de crear un nuevo proyecto cultural. rrealización de la humanidad.19

Pero es también un momento apasionante; no Emmanuel Mounier defiende un dualismo es-


puede haber lugar, como se ha dicho, para tructural entre Evangelio y cultura, afirmando
el pesimismo. Cuando decae una cultura se que el cristianismo no guarda ninguna relación
anuncia siempre una cultura adviniente, una directa con la civilización. Coherente con esa
nueva forma de vida para el pueblo. Ver nacer posición, Mounier se rehúsa a colaborar con
una cultura, e incluso ayudar a que nazca, se cualquier programa de cultura cristiana, y
vuelve una experiencia muy interesante. Al- propone una vía indirecta de penetración del
gunos ven en la cultura emergente numerosas Evangelio en la cultura, en consonancia con
posibilidades que tendríamos que comprender lo que piensa, que fue la praxis de la Iglesia
y orientar adecuadamente: una nueva concep- primitiva.20 Para Romano Guardini, la hetero-
ción pluralista de la razón y la racionalidad; geneidad no representa, sin embargo, el único

19
Véase Guardini R., Cristianismo y sociedad, Salamanca, 1982, p. 139.
20
Mounier E., Cristianità nella storia, Bari, 1979, pp. 221-230.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 185
aspecto de la relación entre Evangelio y cul- Evangelización de la cultura
tura. Reconoce también el aspecto de la ana-
logía; y concluye que la interferencia de esos Después de indagar sobre el concepto de cultu-
dos aspectos es lo que determina el carácter ra, de ver cómo ha sido la relación entre Evan-
específico de la relación Evangelio y cultura. gelio y cultura en Occidente, y de adentrarnos
un poco en el cambio cultural que vivimos,
Para Guardini, del análisis de los opuestos no es preciso plantearnos el tema de la evangeli-
puede estar excluido ninguno de los dos, am- zación de la realidad cultural emergente. Co-
bos forman parte del todo. Existe entre Evange- mencemos diciendo que el tema y el problema
lio y cultura una verdadera polaridad, es decir, de la evangelización de la cultura aparecen en
una tensión y al mismo tiempo una interacción: la confluencia de dos corrientes. La primera
lejanía y cercanía.21 Entonces se puede afirmar tiene su origen en la voluntad de Dios, que
que tanto la tensión como la interacción entre se ha trazado un proyecto de salvación, y la
Evangelio y cultura representan dos polos ener- segunda tiene su fuente en el mismo hombre
géticos de alta potencia. Encontramos casos, a que es libre.
lo largo de la historia, en los que la tensión es
tan fuerte que parece anular la interacción en- La cultura abarca la totalidad de la vida de un
tre ambos, resultando una cultura sin espacio pueblo, el conjunto de valores que lo animan
para el Evangelio o un Evangelio sin conexión y los antivalores que lo debilitan y que se con-
con la cultura. Y, al contrario, la interacción se centran en una misma conciencia colectiva. Se
muestra tan profunda que, cuando es negada requiere entonces una acción evangelizadora
por la tensión, aparece un mundo sin Dios y que penetre esos valores y, partiendo de ellos,
una existencia sin sentido. pueda reorganizar las estructuras de conviven-
cia social para hacerlas más humanas, más
El punto de encuentro entre Evangelio y cultura justas y más cristianas. En segundo lugar, la
se sitúa en la naturaleza racional, libre, social y evangelización de la cultura se hace a partir
religiosa del hombre. A este encuentro del pro- de la dimensión religiosa de la misma persona
ceso cultural en busca de la plena humanidad humana.
viene Cristo para revelar el hombre al hombre,
indicando el sentido último de la existencia, Luego, como la cultura se va formando y trans-
en definitiva para mostrarle el camino de acce- formando con base en la continua experiencia
so a esa plenitud. Cristo no es ajeno a ninguna histórica y vital de los pueblos, que se transmite
cultura; en el fondo, es el Salvador que todas a través de las personas y las generaciones, se
las culturas esperan silenciosamente.22 Pero no requiere también un esfuerzo de conversión de
llegar a este encuentro es lo que lleva a Pablo los individuos. Esto acontece cuando la Pala-
VI a decir que “el drama de nuestro tiempo es bra de Dios penetra y modifica los criterios de
la ruptura entre fe y cultura”.23 juicio, los valores determinantes, los puntos de
interés, las líneas de pensamiento y los centros

21
Véase Guardini R., El fin de los tiempos modernos, Buenos Aires, 1958.
22
Véase Benedicto XVI, “Discurso inaugural”, Aparecida, 13 de mayo de 2007, p. 1.
23
Pablo VI, Evangelii Nuntiandi, 1974, numeral 20.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


186 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
de decisión. Finalmente, se requiere una evan- a una inculturación del Evangelio. Una fe que
gelización permanente que acompañe todo el no llega a convertirse en cultura no está plena-
proceso histórico de la cultura de un pueblo ya mente acogida, enteramente pensada, ni fiel-
evangelizado, máxime en las épocas marcadas mente vivida. En concreto, sólo desde adentro
por grandes transformaciones que, a su vez, y a través de la cultura, la fe cristiana llega a
demandan una nueva síntesis de la visión del hacerse histórica y creadora de historia.26
universo.24
5. Una mirada prospectiva para el
Inculturación del Evangelio Oriente de Antioquia
Por tratarse del anuncio de un mensaje de sal-
La realidad cultural del Oriente an-
vación, de fundamento y orientación transcul-
tural, es necesario afirmar, en primer lugar, tioqueño
que el Evangelio se destina a todas las cultu- No tengo que abundar en datos y reflexiones
ras. La necesidad de encarnación de la fe cris- con quienes han vivido los acontecimientos
tiana en las diferentes culturas, que comienza y que, por lo demás, se han congregado en
en el ámbito de la conciencia personal para este espacio de estudio y reflexión para ana-
extenderse después a la existencia social y a lizar y hacer propuestas, desde su experien-
las instituciones, señala un derrotero pleno de cia, al camino histórico y cultural de la región.
vicisitudes, compuesto de avances y retrocesos Para ayudar a los objetivos de este Seminario,
hasta llegar al concepto inculturación, como me contento entonces con enunciar algunos
proceso de evangelización del modo de vivir hechos positivos, negativos o ambivalentes,
de un pueblo. Las categorías mentales de la que seguramente en el diálogo posterior serán
doctrina, los ritos de la liturgia y las formas completados y valorados. Sin tener en cuenta
expresivas del arte cristiano, en la mayoría de fuentes estadísticas y recursos técnicos, trazo
los casos, fueron surgiendo a medida que el un retrato rápido y a mano alzada de la rea-
Evangelio fue asumido por las culturas.25 lidad.

El proceso de inculturación del Evangelio apa- La primera constatación que se impone es que
rece hoy como una necesidad ineludible de también el Oriente de Antioquia está frente a
evangelización. Es tarea difícil pero necesaria. un cambio cultural profundo y acelerado. Du-
La Iglesia enfrenta hoy el desafío silencioso del rante al menos tres siglos, esta región se ha
pluralismo cultural, de la globalización, de la configurado y ha caminado bajo la guía del
cultura emergente, de la cultura urbana, del cristianismo. Se podría describir como una so-
secularismo, del relativismo, del consumismo, ciedad rural, formada en su mayoría por des-
de las estructuras político-económicas de con- cendientes de españoles, estructurada a partir
vivencia social anticristiana, de las culturas au- de familias numerosas y estables y que gira en
tóctonas, de las culturas de la muerte; por eso torno a la vida de las parroquias de la Iglesia
debe relanzar las redes, y llegar también hoy católica.

24
Véase III Conferencia del Episcopado Latinoamericano, Puebla, pp. 387-394.
25
Véase Cheuiche A., Cultura y Evangelización, Bogotá, 1992, p. 88.
26
Véase Juan Pablo II, Christifideles laici, 1989, p. 44.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 187
Siempre aparecieron muy definidos los rasgos promiso con cultivos ilícitos y, por ellos, a la
de los habitantes del Oriente antioqueño, ca- cultura del dinero fácil.
racterizados por su honestidad, laboriosidad,
solidaridad, profunda unidad familiar y acen- Conviene añadir que en todo este período de
drada religiosidad. La vida transcurría sin so- rápida transformación, la región no ha teni-
bresaltos, también como en otras regiones de do propiamente un proyecto social y cultural
Colombia, entre las tareas del campo, fuente unificado que le señale el norte y permita una
primordial de la economía local, y la apaci- planeación ordenada y una coordinación efec-
ble convivencia en el seno del hogar. Pero, a tiva de los diversos programas e iniciativas de
partir de las cuatro últimas décadas del siglo desarrollo que han llevado a cabo entidades
XX, la vida empieza a agitarse, y en algunos del gobierno o particulares. La región ha vi-
momentos convulsivamente. vido, además, la influencia de diversas ONG
de distinto signo y con diversos propósitos, y
No ha podido el Oriente antioqueño, con la la presencia de nuevas confesiones cristianas
poderosa influencia de los medios de comuni- y grupos religiosos. Ciertamente, se va modi-
cación social, sustraerse al cambio que vive el ficando la homogeneidad étnica y cultural de
mundo y al que ya nos hemos referido. Es posi- otras épocas, la conciencia de la gente, la for-
ble percibir en la realidad cotidiana, para bien ma de relación y el mismo hecho religioso.
o para mal, los efectos de la globalización, de
las innovaciones en la economía y la política, Asistimos a una notable modificación de las
de las nuevas tecnologías y de las ideologías familias, que también aquí, en algunos casos,
que se advienen. pasan de familias estables a familias relacio-
nes. Empiezan a percibirse en los grandes
Ha influido mucho en la vida de los habitantes centros los efectos del urbanismo, agravados
del Oriente el rápido desarrollo que han traído por la ausencia de un plan de ordenamiento
a la zona las nuevas vías de comunicación, la regional. Ha crecido la inequidad social, aun
presencia de numerosas empresas e industrias, a nivel de zonas, pues se puede hablar de un
las actuales facilidades para la educación, y el Oriente rico y un Oriente pobre. Igualmente,
mejoramiento de posibilidades en las áreas de dejan su impronta los cambios políticos que
la salud, la vivienda y otros aspectos de la vida ha vivido el país a partir de la Constitución de
diaria. Es preciso subrayar, por lo que se refie- 1991.
re a la promoción integral del mundo rural, la
labor de SER y de COREDI. No es difícil percibir que empieza a darse,
al menos en ciertos sectores, un cambio de
De otra parte, la obra de la violencia por la mentalidad que potencia el individualismo y
presencia de grupos armados a lo largo de casi el egoísmo. La búsqueda de felicidad personal
dos décadas, produjo desplazamientos forza- sin compromiso con nadie, que se pretende re-
dos, cambió algunas costumbres, incremen- flejar incluso en los instrumentos legislativos,
tó en algunos municipios la pobreza, generó va iniciando a no pocas personas en el hedo-
agresividad intrafamiliar, cambió el rumbo en nismo, el relativismo moral y la permisividad.
la vida de muchos jóvenes que se vincularon La búsqueda de placer y comodidad se puede
a los alzados en armas, aumentó el número presentar para algunos como la única catego-
de madres solteras y de viudas, llevó al com- ría para comprender la realidad y el criterio

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


188 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
de decisión, así esto perjudique a los demás. Universidad podría aprovechar más el rico
Pueden aparecer ídolos a los que se les entrega Magisterio de la Iglesia en las últimas décadas,
la fe, que antes se depositaba sólo en Dios. especialmente por lo que se refiere a cuestio-
nes sociales, para aportar, en el campo de la
La misión de la Universidad Católi- investigación y de la enseñanza, análisis y pro-
puestas a problemas contemporáneos y urgen-
ca de Oriente
tes como la dignidad de la vida humana, la
También hoy, ante el nacimiento de una nue- promoción de la justicia para todos, la identi-
va cultura, el cristianismo tiene mucho que dad y la tarea de la familia hoy, la protección
ofrecer y la Iglesia tiene una tarea irrenuncia- de la naturaleza, la búsqueda de la paz y la
ble. En ese contexto se sitúa la misión de una estabilidad política, la distribución más equi-
Universidad Católica. En efecto, ante uno de tativa de los recursos, y el planteamiento de
los males de nuestro tiempo, que es el déficit nuevos ordenamientos políticos y económicos
de verdad, nuestra Universidad, con su trayec- para un pueblo probado por la falta de autén-
toria y ascendiente en el mundo académico, ticos líderes y por la ausencia de propuestas
tiene todo el espacio para cumplir su lema: integrales y justas de desarrollo.
“A la verdad, por la fe y la ciencia”. Para una
Universidad Católica el servicio apasionado a La gran tarea hoy es reencontrar al ser humano
la verdad es su mejor manera de aportar, al en su relación con el mundo, consigo mismo,
mismo tiempo, a la dignidad del hombre y a la con los otros y con Dios. Por tanto, es preci-
causa de la Iglesia, que tiene la íntima convic- so articular hoy las grandes exigencias de la
ción de que la verdad es su mejor aliada.27 humanización: la convivencia en un mundo
plural, la planetización de la sociedad técnico-
En este momento de cambio que afecta tam- científica, y la configuración de una ética que
bién al Oriente antioqueño, la Universidad guíe y oriente, al menos, para respetar la vida
tiene la gran oportunidad de ejercer una “dia- humana. Es preciso buscar, por otra parte, que
conía de la verdad”, que la obliga a respon- la economía esté al servicio de las necesidades
sabilizarse del anuncio de certezas adquiridas básicas y no del crecimiento económico. La
desde la fe sobre realidades actuales como la pobreza absoluta tiene que aparecer como un
crisis de sentido, la fragmentación del saber cuadro insostenible de cualquier sociedad.
contemporáneo, la nueva mentalidad cientifi-
cista, la separación entre fe y razón, los con- De otra parte, la comunidad universitaria debe
ceptos falsos de libertad, el escepticismo y el suplir con frecuencia la transmisión de la fe
relativismo frente a la moral, y el absolutismo confiada a la familia. Esta tarea no es un furti-
de la economía que deja al hombre sin Dios y vo requisito que se colma con acciones apos-
sin sentido. tólicas aisladas o con relaciones de amistad,
como si fuera una degradación del “alto saber
Dentro de su misión de ser instrumento eficaz académico”. El kerygma constituye el tesoro
de progreso cultural y social en la región, la más precioso e insustituible que la Iglesia pue-

27
Poupard P., “Diálogo cultural y analogía de la fe”, en: CELAM, La Pastoral de la Cultura en América, Bogotá, 2006,
pp. 274-275.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 189
da entregar al hombre. El anuncio de Jesucris- Mientras que el relativismo […] parece ser
to Muerto y Resucitado, es decir, vivo aquí y la única actitud adecuada en los tiempos
ahora, constituye uno de los momentos privi- actuales. Se va construyendo una dictadura
legiados de la vida universitaria, la síntesis que del relativismo que no conoce nada como
distingue la sabiduría real de la erudición nar- definitivo y que deja como última medida
cisista. La Universidad debe ser lugar donde la el propio yo y sus antojos.
fe pueda ser libremente propuesta y recibida,
buscando ser levadura en la sociedad. El keryg- Ante esta realidad y esta misión, es necesa-
ma no es vergüenza o afrenta al intelecto, es rio producir pensamiento; es decir, producir
la comunicación de una esperanza cierta que una antropología, una ética y una espirituali-
en lugar de defraudarnos nos crea de nuevo; dad que respondan a la anti-antropología del
una esperanza que no es sugestión, sino que al egoísmo y la codicia, a la anti-ética del con-
profesarla nos da identidad. senso, a la anti-espiritualidad de la sociedad
de consumo. Ante esta realidad y esta misión,
En la encrucijada cultural que vivimos, el se requieren líderes culturales que por la vía
compromiso serio, creativo y protagónico de de la persona lleven a un humanismo integral,
una Universidad Católica con la evangeliza- que enseñen a armonizar el poder, el dinero,
ción reviste particular urgencia. En la víspera las relaciones y las ideas.
de su elección como Papa, el Cardenal Ra-
tzinger presentaba una síntesis muy precisa Ante esta realidad y esta misión, he venido
del panorama actual, que no debería dejarnos proponiendo que nuestra Universidad tenga
indiferentes: un Centro Cultural. Sé que esto no se puede
hacer sólo por un decreto. Se requiere un gru-
¡Cuántos vientos de doctrina hemos conoci- po interdisciplinar de sacerdotes y laicos que,
do durante estos últimos decenios!, ¡cuán- por vocación y apostolado, quiera asumir la
tas corrientes ideológicas!, ¡cuántas modas apasionante tarea de analizar la realidad que
de pensamiento! […] La pequeña barca del vivimos, de sugerir coordenadas de acción, de
pensamiento de muchos cristianos ha sido guiar iniciativas y programas de servicio social,
zarandeada a menudo por estas olas, lleva- de ofrecer reflexión y acompañamiento a líde-
da de un extremo al otro; del marxismo al res de la región, de formar y promover edu-
liberalismo, hasta el libertinaje; del colecti- cadores de la humanidad. Pongo esta semilla
vismo al individualismo radical; del ateísmo en las manos de Dios y en la conciencia de
a un vago misticismo religioso; del agnos- algunos de ustedes que quieran, con respon-
ticismo al sincretismo, etc. Cada día nacen sabilidad social, apertura intelectual y creativa
nuevas sectas […] A quien tiene una fe cla- esperanza, entregarse a soñar y a construir este
ra, según el Credo de la Iglesia, a menudo mundo nuevo que está naciendo, desde la ver-
se le aplica la etiqueta de fundamentalista. dad y la vida que nos ha traído el Evangelio.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


190 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
Conclusiones generales
de las mesas de trabajo
Jesús David Vallejo Cardona

Abordar los fenómenos sucedidos en un con- clusiones que han de convocar a la creatividad
texto o una comunidad específicos precisa, común para generar nuevos proyectos y, por
quizás en la mayoría de las ocasiones, una qué no, la respuesta al anhelo de un centro
reflexión profunda con vistas a lograr una cultural.
compresión, igualmente profunda, respecto
de éstos. En este sentido, la Diócesis de Son- Ahora bien, atañe señalar que mediante las
són – Rionegro y la Universidad Católica de mesas de trabajo fue posible encontrar cuatro
Oriente, en su afán de avanzar en la reflexión aspectos cuyo resultado en sí mismo genera
y construcción de un nuevo tejido social desde dos vertientes: la necesidad de ser tratados y
la mirada evangélica, programaron el Semina- la posibilidad de perfilar a través de ellos. De
rio Internacional “Evangelio, Cultura y Desa- este modo, el tipo de compromiso que se su-
rrollo”, con la intención de recoger de mane- giere puede ser asumido tanto desde la Dió-
ra directa, escenarios y tensiones de la región cesis como de la Universidad. En ese sentido,
que ameritan un abordaje integral. Por eso, en la pertinencia de las conclusiones extraídas de
la dinámica de los seminarios programados, se las mesas de trabajo radica en que se convier-
buscó construir un panorama general en el que ten en insumo fundamental para comprender
se integrara el pensamiento de quienes partici- la historia de una región compleja, en cuanto
paron en las mesas y que dio origen al siguien- es amalgama de costumbres propias y subje-
te texto. Se presentan entonces las conclusio- tivas, y de otras tantas que son producto del
nes que dan razón de ser a la convergencia de encuentro y el acuerdo. Este aspecto posterior-
múltiples ideas, culturas y estilos de vida, a fin mente facilitará atender de manera responsa-
de de facilitar precisamente la construcción de ble e inteligente, desde un sentido lo menos
universo en medio de la diversidad. Son con- reduccionista posible, a una región que se ha

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 191
formado en una identidad cristiano católica, lo cias dictadas en cuatro derivaciones, cuyo pro-
cual se hace evidente a través de sus manifes- pósito comprende la necesidad de emitir un
taciones culturales. diagnóstico respecto de la situación actual de
la región, para posteriormente generar formas
Del planteamiento anterior puede surgir por más adecuadas de atender el tema educativo
tanto la posición que ha de asumir la Iglesia y cultural de la región, poder además preci-
Católica ante la crisis humanitaria, si podría sar el lugar que ocupa la Iglesia católica como
denominarse así, que parece evidenciar el institución y, finalmente, poder identificar el
conflicto como condición inherente a la pro- qué hacer en este momento de la historia de
pia existencia humana. Posición de presencia la Diócesis y de la Universidad, en orden a
incondicional, como elemento subyacente de la responsabilidad que conlleva ser agentes de
la naturaleza misma de la Iglesia, que no limita pastoral en las organizaciones de la Iglesia a
los recursos que ofrece para atenuar o trans- las que pertenecen.
formar las situaciones sucedidas. A través de
su acción transmite la fe y el uso sereno de la 1. Realización de diagnósticos más
razón en su quehacer, en cuanto podrá hacer
pertinentes a nuestra real situación,
efectiva su misión de la manera más oportuna
e idónea, respondiendo a los criterios que dan para saber qué se debe hacer por la
significado a su presencia sobre el contexto es- humanización de la vida en la re-
pecífico de la historia. gión
Cuando el Papa Pablo VI señaló que “lo pro-
A este nivel se hace importante anotar que el
fundamente humano es profundamente cristia-
ejercicio del Seminario se convierte para la
no”, estaba pautando una postura pertinente
Universidad Católica en un nutriente de cono-
para dar cuenta de las circunstancias que en-
cimientos del cual puede alimentarse la comu-
vuelven a los pueblos que claman por su sal-
nidad, bien sea de manera directa e indirecta,
vación, puesto que el hombre y la mujer, o
más aún cuando se concibe que los alcances
se promueven con ellas (las circunstancias) o
de la Universidad atañen no sólo a los estu-
sucumben con ellas. Pues bien, un tratamiento
diantes, empleados, programas académicos y
de orden analítico de la realidad del Oriente
servicios de extensión, sino que también afec-
de Antioquia puede realizarse desde la múlti-
tan el acercamiento a las poblaciones que se
ple institucionalidad que se tiene en la región,
perciben limitadas, en el sentido de incluir en
y que posibilita, por tanto, que se efectúe un
su representación humana la ampliación de su
ejercicio de apropiación de las claves de inter-
campo de conocimiento. Ello si se pretende
pretación y de lectura de unas dinámicas que,
responder a la filosofía originaria sobre la que
por poderosas y significativas para el mercado
reposa la memoria de la Universidad, de modo
mundial, pasan por Medellín, Bogotá, Nueva
tal que pueda crecer en orden a la maduración
York y Bruselas, entre otros centros de poder
de su identidad institucional.
interesados en lo que posee el territorio y lo
que en él se planea.
En resumen, y convocando nuevamente uno
de los planteamientos citados en párrafos an-
Decir que queremos participar en esta diná-
teriores, fue posible agrupar el interés de las
mica, como Iglesia, como una institución so-
mesas de trabajo y el análisis de las conferen-
cial capaz de ayudar a pensar y a intervenir en

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


192 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
los procesos de “cambio de época” a que se De este modo, abrir espacios a la creatividad,
asiste, es de gran importancia, toda vez que como respuesta a los costos sociales que trae
así, entre otras intervenciones, se pueda rea- consigo el “modelo de desarrollo neoliberal”,
lizar una presencia efectiva y marque criterios habla de la revisión necesaria de una legiti-
de juicio y principios de orientación que valga mación del poder mundial vía movimiento de
la pena reconocer, desde los distintos actores defensa de los Derechos Humanos, a partir de
que están incidiendo en la vida regional, bien la reconstrucción del tejido social, fracturado
sea en lo próximo como en lo lejano, porque por la violencia, con sus manifestaciones en el
según lo manifiesto en el Seminario Internacio- desplazamiento de población, las víctimas de
nal, la influencia de la tecnología y de los me- minas anti-personas, las desapariciones forza-
dios de comunicación parece ser cada vez es das, etc., además de la pobreza y las preca-
mayor en medio de los vecinos de una misma rias condiciones de vida sobre las que se da
calle, a medida que la distancia entre países y el desarrollo en muchos de los municipios del
continentes se acorta. Oriente cercano.

El diagnóstico por construir incluirá algunas 2. Atender como prioritarios los te-
preguntas que, a pesar de aún no tener la clari-
mas de la educación y la cultura
dad necesaria, permitirán ampliar el campo de
comprensión acerca de las propuestas y pro- Lo primero que hay que hacer es volver con
yectos que se tejen sobre la región, y que de- nuevos elementos de juicio sobre la cultura.
mandan una apropiación crítica por parte de la Juan Pablo II retomó los planteamientos según
misma, con el fin de prevenir que dicho tejido los cuales lo que no se evangeliza no entra en
se convierta en una tela de araña que coarte la las dinámicas propias de la realización multi-
libertad de los(as) pobladores(as) de la región, dimensional que tiene la vida humana, y si la
y velar porque el proceso no se haga a través cultura es la matriz desde la cual se entienden
de visiones de la vida humana que para nada los distintos aspectos de la existencia de las
consulten la visión de la sociedad y de la cul- personas y una visión de individuo en medio
tura de los pueblos y, por supuesto, la visión de comunidad, sugiere entonces generar una
cristiana de la vida. propuesta de trabajo que sea apta para asumir
a “todo hombre y mujer y a todos los hombres
Cuando se dan procesos de gran inversión de y mujeres”, como un compromiso cuya natu-
capital en el Oriente antioqueño, en el altipla- raleza orienta sólo al avance, pues, como ya
no, y en otras subregiones, tanto de orden le- dijimos, la Iglesia Católica ha estado presente
gal como ilegal con los cultivos ilícitos, ello en el escenario social del Oriente de Antio-
implica comprender lo mejor posible desde quia.
la tarea evangelizadora estas propuestas e in-
tervenir en ellas desde lo local, puesto que lo Hoy, cuando se plantea la necesidad de aten-
global, aunque no lo pretenda, deja vacíos en der al tema de la cultura, queda como tarea
la intervención, en lo ético, la ecología de los de alta significación realizar ejercicios de re-
conocimientos, el humanismo de los pensado- flexión sobre esta temática, por cuanto es allí
res que apuestan por los derechos humanos y donde se cuecen las actitudes y los compor-
la dignidad de la persona humana, etc. tamientos de las personas. Así, por ejemplo,
si se quieren trazar proyectos para resolver el

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 193
tema de la violencia social e intrafamiliar, no puesta, para desde ella generar las voluntades
queda más que acudir a la cultura para expur- para sacar adelante este proyecto que, por lo
gar de ella las ideas que avalan la muerte del demás, ya cuenta con algunos desarrollos en
otro y la otra como enemigos irreconciliables, ProAntioquia, en algunas secretarías de educa-
con el objeto de facilitar que las comunidades ción municipales, y en la Universidad Católica
resignifiquen los fenómenos que les suceden de Oriente desde su Facultad de Educación.
y encuentren una manera creativa de transfor- Se trata de un esfuerzo en el cual por supuesto
mar su realidad. también los padres y madres de familia tienen
un papel clave para la realización de una ini-
Es igualmente en la cultura donde se pue- ciativa cuyos primeros beneficiarios serán ellos
de inferir el tipo de conductas que permitan y ellas mismas, a través de sus hijos y demás
atender al tema de lo económico bajo unas descendientes. El camino ya está abierto, y de
condiciones que no sean necesariamente las alguna manera las rutas ya están identificadas,
propias del gran capital, y con ello se podrán así que se debe dar impulso con mayor vigor a
abrir otras rutas para velar por la perspectiva estas iniciativas, para ponerlas a caminar des-
de garantizar la satisfacción de las necesidades de el orden regional del departamento
básicas de la gente. Aún más, desde la cultura
se puede comprender mejor ese gran Otro que 3. Precisar el puesto que ocupa la
dimensiona nuestra historia por los caminos
Iglesia como institución regional
de la salvación, cuando su rostro no se vicia
también por creencias y por “verdades” que A primera vista pareciera que este numeral del
tienden a alejarse del Evangelio de Jesucristo. informe que se viene elaborando no es per-
tinente. Sin embargo, como se expondrá a
Ahora bien, este bloque de reflexión sobre la continuación, tiene más importancia de la que
cultura que sólo logra enunciarse, genera el se le puede otorgar, por cuanto facilita un pa-
cuestionamiento de establecer sobre sí mismo norama de lo que es posible estructurar o no
una línea de base que intente dar respuesta a un respecto de las iniciativas que se vienen pla-
proyecto educativo regional, en el cual estén neando desde el Seminario Internacional.
presentes las preocupaciones por la familia, el
desarrollo, la evangelización, las tecnologías, Pensar en la relación que tienen las categorías
y la búsqueda de compromisos, su construc- Evangelio, Cultura y Desarrollo se convierte
ción y socialización, a través del sistema de en un reto de alta importancia para identificar
educación formal y no formal de la región. He los criterios a partir de los cuales sea posible
ahí un gran reto y un diálogo por establecer generar dinámicas de vínculo que transiten en
respetuosamente con la educación pública. Es torno a lo que la Iglesia católica está llamada a
una tarea para emprender de una manera co- realizar a través de la Diócesis y de la Univer-
ordinada con empresarios, políticos, organiza- sidad Católica de Oriente.
ciones sociales, públicas, privadas y mixtas, a
fin de estructurar un plan de desarrollo educa- Cuando en el escenario cultural existen afir-
tivo amplio para la región. maciones que hablan de la tendencia cultural
de la “salida de la religión de la vida política
Lo anterior significa que la intersectorialidad y cultural de los pueblos”, y de paso destacan
se debe convocar a dialogar sobre esta pro- que no se ha renunciado para nada a la espe-

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


194 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
cificidad que la impronta cristiana le ha dado a ca a cumplir con tres requisitos, abre una tarea
Occidente, lo que hay allí es una paradoja que que hasta ahora sólo inicia y que consiste en
requiere ser revisada. Pero se comenta además ser capaces de: 1) Proponer nuevos lenguajes
cómo la religión, en la forma como se ha en- para llevar el mensaje de la Buena Nueva a los
señado, ha influenciado en la cultura latinoa- pueblos que necesitan de ella, sobre todo en
mericana desde las relaciones de negación y momentos de confusión. 2) Nuevos métodos,
de fuerza para negar aun físicamente al otro, tan claves cuando al parecer el esquema tradi-
y sin enunciar las múltiples negaciones que se cional de evangelización se queda suspendido
dan en la cotidianidad, y que están reconoci- transmitiendo poco a hombres y mujeres de
das en el “claro oscuro” que Puebla admitió en hoy. 3) Nuevo ardor, que tiene relación con la
el proceso de evangelización de la cultura en capacidad de contagiar esto que se ama, y que
América Latina. se considera una de las mejores propuestas por
sugerir a un mundo en crisis de sentido.
Incluso desde las ciencias sociales se habla de
un “peaje epistemológico”, que hay que pagar 4. Identificación del qué hacer de
para poder deconstruir y reconstruir las catego-
los agentes de pastoral a través de
rías y mentalidades que se han cobijado desde
la evangelización, y poder acudir a partir de las organizaciones de la Iglesia
allí a un esquema de alteridad que sea apto Volver a las fuentes, para saber qué es y cómo
para abrir espacios al otro y la otra, como un vive la Iglesia en la historia, se convierte de
ejercicio de reaprender a entender que él y ella nuevo en una gran apuesta por realizar en el
en su especificidad no pueden ser violentados mundo de hoy, puesto que “Jesucristo es el mis-
en sus principios y en sus maneras de vivir, mo ayer y hoy”, y la tarea que asumen sus tes-
puesto que la diferencia es riqueza y no moti- tigos en esta hora de la historia es hacer atrac-
vo de guerra, violencia y muerte. tivo su Mensaje en medio de las circunstancias
que actualmente enmarcan la sociedad. Una
En el diálogo entre fe y cultura hay que abrir, evangelización que no sea claramente cristo-
como señaló Monseñor Luis Augusto Castro, céntrica no es evangelización, nos recordaba
la doble vía, para que también se dé la rela- el Papa Pablo VI en Evangelli Nuntandi.
ción cultura – fe, y con ello resulten saneados
múltiples procesos que ameritan revisión para Por tanto, generar una vivencia y una expe-
efectos de atender lo que en verdad requiere riencia de Jesús en esta época, más allá de los
la gente, no vaya a ser que vayamos por rutas esquemas tradicionales de trabajo pastoral, es
que les reporten a las comunidades y los pue- un ejercicio que requiere gran aplicación y por
blos, en vez de beneficios, senderos de pérdi- supuesto gran creatividad pastoral. Pero lo que
da y disminución de su dignidad humana, y de hay que entender es que la intuición que se
su reconocimiento como sujetos de derechos y logró de la mano de la propuesta de la Nueva
deberes también aquí en esta tierra. Evangelización es, de hecho, todo un proceso
que demanda un muy serio trabajo de quienes
En consecuencia, para efectos de este Semi- asumen su tarea evangelizadora en este esce-
nario, la Nueva Evangelización con sus llama- nario de pensamiento lábil y de nuevas pre-
dos, signo de una gran intuición en el Espíritu guntas, para las cuales en ocasiones no se está
de Dios del Papa Juan Pablo II, cuando convo- preparado a dar respuesta, por lo menos desde

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 195
los criterios de quienes esperan recibir dicha de Dios a través de nuevas formas de evange-
respuesta. lización puedan permanecer unidos a su me-
moria y a su historia. A lo anterior atañe el
Ahora bien, después de compilar estos cuatro efecto contrario que en ocasiones se encuentra
aspectos y hacer resonar en los corazones la respecto a los medios de comunicación, pues-
voz del mismo Dios, y recordar la tarea con- to que se considera que intrínsecamente han
creta por la construcción de un nuevo tejido de contribuir a formar y a que el mensaje de
desde el Evangelio y desde la cultura, queda Dios llegue a aquellos lugares cuya constitu-
reconocer las inquietudes sentidas por los asis- ción puede impedir un acercamiento directo.
tentes a las mesas de trabajo, cuya unión en Sin embargo, al parecer, dada la caracteriza-
un solo pensamiento, en el que al tiempo con- ción de los nuevos procesos de socialización,
vergen múltiples necesidades, da muestra del su estar y actuar se han enfocado a ampliar
enriquecimiento común que es capaz de pro- cada vez más la brecha entre el hombre y una
ducir el hombre cuando se sienta con su her- conexión profunda con su mundo interno, o
mano a construir sociedad. Así, mediante las en otras palabras, a no tener un encuentro real
verbalizaciones de dichos asistentes a las me- con la persona de Jesucristo.
sas de trabajo fue posible encontrar la urgencia
de transformar los canales de comunicación, A ello se suman las formas de gobernar el Es-
de modo tal que a través de ellos transite una tado, que en ocasiones pueden atentar contra
nueva manera de dialogar y discutir al margen la constitución integral del hombre, y llevarlo
del lenguaje evangélico, para contextualizar a que se convierta en una máquina productora
las particularidades propias de la región, preci- del capital, manipulable y cuantificable, olvi-
samente con el fin de generar un compromiso dando aquellos aspectos de orden social que
social mayor y más dinámico, para responder, afectan su calidad de vida y su desarrollo, en
en la medida de sus posibilidades, a una re- el sentido más profundo de la palabra, y que
gión que por naturaleza es heterogénea, más sólo pueden ser objeto de percepción cuando
aún si se considera la llegada casi abrupta de se es posible adentrarse en una comunidad y
lo global sobre lo local, que permea los estilos comprender su dinámica de funcionamiento,
de vida y da vía a nuevos desafíos sobre el y la manera de dar significado a los aconteci-
accionar de los agentes, cuya misión reposa mientos propios de su contexto. Aquí radica la
sobre el bienestar integral de la población. importancia del derecho humanitario, puesto
que ha de transversalizar los núcleos íntimos
En cuanto a la atención, debe orientarse a de una sociedad para atender de manera direc-
la mayor cantidad de dimensiones, a fin de ta lo subjetivo y lo colectivo de una comuni-
abarcar tanto a los niños como a los jóvenes dad, con vistas a que se constituya en un grupo
y adultos, y en ella la idea de la educación se cohesionado, capaz de soportar las crisis, que
concibe como un derecho que no admite dis- trabaja en pro de un bienestar común, con ple-
criminaciones o segregaciones de la persona na conciencia de que éste toca las necesidades
humana, por lo menos en su sentido origina- individuales.
rio, que en ocasiones puede ser bastante utó-
pico. No obstante, es igualmente importante Sin embargo, desde una posición realista, debe
mantener las raíces que dan fundamento a las tenerse en cuenta que esto sólo será posible
acciones hoy emitidas, que permitirán que los mientras se tenga el apoyo de instituciones que
agentes responsables de transmitir el mensaje comprendan la necesidad de aportar al creci-

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


196 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
miento de la región, no sólo a nivel económi- sino también aportando al mejoramiento de las
co sino también social y cultural. Ahí radica condiciones de vida de las y los pobladores de
el valor que pueden proveer las empresas que la región; la sociedad civil organizada, con sus
han llegando para constituirse en la región. grupos de presión, cuya presencia en la región
Ello con el objeto de crear lazos sociales cuya tiende a aumentar cada vez más mediante la
intención sea fortalecer los acuerdos de bien- implementación de procesos de vital partici-
estar que surgen al interior de la población que pación social, y por supuesto la Universidad
comprende el Oriente antioqueño, y por tan- y los centros de pensamiento, que desde su
to repercutir en algo que ya fue mencionado: encargo social pueden convertirse en actores
un desarrollo que no sólo implique aspectos de primer orden para facilitar los procesos y
de orden tecnológico o estructural, sino que proyectos a que haya lugar y pertinencia desde
amplíe el campo de acción donde cada sujeto estas iniciativas.
tenga derecho a decidir las condiciones de vida
sobre las que quiere vivir y que pueda hacer- Con ello queda manifiesta la preocupación de
las efectivas, garantizando con ello que tendrá abrir escenarios de participación en los que se
un nivel de vida adecuado. Esto responde a convoque a la creatividad, para generar opcio-
motivaciones profundas e internas de cada ser nes cuyo proceso y evolución permitan trans-
humano, que potencian su capacidad de auto- formar la realidad, y por tanto velar porque
rrealizarse en medio de un contexto social. haya condiciones cada vez menos conflictivas
de convivencia. Además, que se produzca un
En conclusión, la realización de la mesas de manejo adecuado en la reflexión acerca de los
trabajo en el Seminario, si bien permitieron derechos humanos como herramienta básica
destacar las limitaciones para que la Iglesia en la construcción de sociedad, que involucra
pueda atender de manera integral a la persona lo que pueda ser aportado para la región como
humana, también sirvieron para vislumbrar y comunidad y como individuos.
generar conciencia crítica sobre la responsabi-
lidad social que todo aquel que se denomine Queda la invitación desde la palabra de Dios:
cristiano – católico asume implícita a la filo- “Donde hay dos o tres reunidos en mi nombre
sofía de amor incondicional al prójimo, con la ahí estaré yo”. Es esto precisamente lo que im-
prioridad de atender a aquel que en su dimen- plica nuevas formas de evangelización: hacer
sión humana se encuentre desprotegido. De una lectura contextualizada sobre los fenóme-
ahí las tareas que es posible emprender desde nos que suceden en la región, tomando el ritmo
todas las esferas de la Iglesia, si se planea un único y original de cada comunidad y velando
trabajo organizado con acciones claras. Ahora porque sean ellos, desde sus recursos, quienes
bien, como ya fue mencionado, esto requiere resignifiquen dichos fenómenos y, por tanto,
la participación de otras instituciones, civiles puedan atender sus necesidades. La Iglesia, no
y gubernamentales que originariamente fueron hay que olvidarlo, ha de estar presente para
creadas para responder a las necesidades más ofrecer la mano a sus hijos cada vez que lo
profundas de un entorno social, a saber: el Es- necesiten, y convocar a todo aquel que quiera
tado en sus versiones local, departamental y seguir en los avances de la evangelización de
nacional; el empresariado, con sus posibilida- la cultura, en el diálogo permanente entre fe y
des de intervención por medio de inversión, ciencia, y fe y vida.
no sólo generando empresa y sociedad civil,

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 197
Hacia un centro “Culturas y Evangelio,
por un nuevo desarrollo humano”
Jhon Jairo Serna Sánchez

1. ¿Por qué un centro “Culturas y de los tiempos es el del individualismo, en el


cual cada uno parece decir “yo me creo mi
Evangelio, por un nuevo desarrollo cultura”; y por si fuera poco se impone la es-
humano”, en la Diócesis de Son- pontaneidad, ahora no vale pensar y estructu-
són–Rionegro? rar proyectos de vida y proyectarlos.
Para efectos de hacer una propuesta concre-
ta de un producto del Seminario Permanente Es tal la dimensión de lo que pasa que lo es-
Internacional realizado durante el año 2007, piritual se convierte en campo de actividad
conviene preguntarnos: ¿Qué razones pueden comercial, cuyo fin es estar bien, lo que a la
mover a una comunidad cristiana, como la postre revelará la crisis de la religión, como
Diócesis de Sonsón Rionegro, a crear o pro- una mercancía hecha a la medida. De otro
mover un Centro Culturas y Evangelio, por un lado, en el territorio concreto y específico se
nuevo Desarrollo Humano? viven los fenómenos que acontecen en la hu-
manidad, y que pueden generar en lo local,
La televisión propone imágenes y sonidos que da cuenta de la realidad glocal, divisio-
aparentemente más reales que nuestra misma nes entre generaciones, y tradiciones que se
realidad. Su recepción acrítica puede cambiar vuelven anacrónicas. En el microcosmos de las
nuestros lenguajes, tradiciones, creencias y co- familias se refleja en el cambio de paradigmas
nocimientos, conciencia e incluso nuestra per- de los macrocosmos globalizados, provocando
sonalidad; es como estar en la pequeña plaza incluso violencia, al lado de la brecha genera-
del mundo para ver lo que sucede, inconscien- cional, la realidad de la ruptura de los vínculos
tes de ser protagonistas de primera fila; es casi y, por supuesto, la revisión de las tradiciones
una escena de hipnotismo. Otro de los signos y las reconfiguraciones de la institución fami-
liar.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 199
El Centro Culturas y Evangelio, por un Nue- fíos de la globalización. Se necesita actitud de
vo Desarrollo Humano está llamado a ayudar diálogo con culturas y pensamientos. El am-
a abrir el misterio del hombre, y le descubre biente de pluralismo se impone para trabajar
la grandeza de su vocación,1 a arar para que los imperativos de la paz. Se requieren los fo-
una cultura, aunque cerrada al Evangelio, pue- ros públicos para divulgar lo que pensamos del
da abrirse y recibir con frescura y fecundidad hombre, la familia, el trabajo, la política, la
nuevas una semilla de Evangelio que dará fru- vida internacional y el ambiente. Son lugares
tos de originalidad insospechados. El Centro de escucha, respeto y tolerancia; lugares de
es una actividad de sal evangélica, civilización encuentro a los cuales hemos de asistir a efec-
nueva y civilización del amor. El horizonte de tos de dialogar con ellos y así, al entenderlos,
inspiración es realizar un debate muy abier- poder acompañarlos en la dinámica propia de
to con los creadores, artífices y promotores de la evangelización.
cultura (1 Ts 5, 21-22). Se piensan las obras
de artistas, filósofos, teólogos, economistas y Ese rol profético, como conciencia crítica para
ensayistas católicos, para darlas a conocer a la comunidad cristiana y la sociedad civil, es
un vasto público y suscitar una adhesión per-
una de las tareas a las cuales no podemos re-
sonal entusiasta a los valores fecundos por la
nunciar, y como paso de intervención asume
fe en Cristo. Puede formular propuestas para el
también el componente del ver y del actuar
ámbito de lo familiar. La llamada es a que se
comprometido ante las condiciones de rea-
vinculen con una red para el intercambio de
informaciones y reflexiones desde abajo, aisla- lidad a que haya lugar. El Centro Culturas y
dos no tienen igual nivel de incisión. Evangelio, por un nuevo Desarrollo Humano
está llamado a convertirse en puente entre rea-
No hay nada genuinamente humano que no lidades distantes, grupos humanos divididos,
encuentre eco en su corazón.2 De ahí que la y culturas ajenas o contrapuestas. La llamada
iglesia no sea indiferente a lo que ocurre en es a desarrollar plenamente su madurez y con-
el mundo y que toca la existencia de las per- ciencia de creyentes, presupuesto fundamental
sonas: el drama de la época es la separación para un diálogo que sea auténtico y no de fa-
Evangelio y cultura.3 Ese diálogo es un campo chada: sólo quien es consciente de su propia
vital en el que se juega el destino del mundo, realidad no teme la posibilidad de intervenir.
la síntesis cultura-fe no es sólo una exigencia
de la cultura sino también de la fe. “Una fe Lo que para efectos de este artículo se llamará
que no se convierte en una cultura es una fe El grupo de los 65, consiste en conformar un
que no es acogida plenamente, que no está equipo de trabajo cuyos miembros, a su vez,
enteramente pensada, que no está plenamente nos hemos de convertir en discípulos prepara-
vivida”.4 dos para contestar a quien quiera la razón de
la esperanza que está en nosotros (1 Pd 3, 15),
Es el tema de la Nueva Evangelización como desde el convencimiento de que sólo en el diá-
respuesta de la comunidad cristiana a los desa- logo, vivido con dulzura y respeto, es posible

1
Constitución Pastoral del Concilio Vaticano II sobre la Iglesia y el mundo Gaudium et Spes, numeral 22.
2
Ibíd., numeral 1.
3
Pablo VI, Exhortación apostólica Evangelii nuntiandi, 7 de diciembre de 1975, numeral 20.
4
Carta de fundación del Pontificio Consejo de la Cultura, 20 de mayo de 1982.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


200 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
comunicar y dar testimonio eficaz del mensaje El Centro atiende las dinámicas del territorio,
de vida y de amor del Señor resucitado. Mirar pasando por los temas de la salud material,
los problemas emergentes a la luz de los Evan- moral y espiritual, con el fin de descubrir las
gelios es la tarea principal del Centro, y en eso potencialidades escondidas, los recursos y ca-
hemos de probar fidelidad. minos por medio de los cuales se podrá re-
construir un tejido social y económico daña-
¿Qué es el Centro Culturas y Evan- do a causa de un conflicto interno armado en
el que nos hemos visto envueltos. Al Centro
gelio, por un nuevo Desarrollo Hu-
le corresponde asumir el papel de intérprete
mano? y constructor de identidad, manteniendo que
La fe se da en los contextos. La pequeña se- existen reservas culturales del territorio comu-
milla de mostaza sembrada en el terreno es la nitario, donde las relaciones interpersonales
misma que transformada, de ella nace un ár- que forman y realizan a la persona humana
bol, a cuya sombra se puede encontrar refugio según su identidad y dignidad, se expresan en
de los múltiples factores que desde el ambien- valores morales, signos o ritos, devociones,
te generan las condiciones de peligro para su costumbres y tradiciones.
vida biológica, psicológica y espiritual (Mt 13,
31-32). Semilla, en este sentido, es inspiración Importa que sean actividades itinerantes y des-
y voluntad de profundizar la relación fe-cultu- centralizadas, lo que pide dirigir la acción con
ra, el campo es el lugar donde esa inspiración pasión, seriedad y competencia, como la po-
brota, el árbol son las iniciativas, y las aves sibilidad de ofertar una ventana para observar
son quienes entran en contacto, encontrando lo que se relaciona con lo infinito. He ahí una
allí alimento para el espíritu. posibilidad bien interesante, y que puede pa-
sar por la dinámica que se ha dado en llamar
Para arrancar se requiere tiempo, constancia “del aula al parque”, como un dispositivo in-
y dedicación, como impulso interior que haga tencional que hace de la cultura y de la idea de
firmes los propósitos de trabajo; como la se- su dinamización toda una propuesta de orden
milla, la inspiración cristiana es el potencial promocional y motivador, para generar desde
del Centro Culturas y Evangelio, por un nuevo ella procesos y encuentros que para nada son
Desarrollo Humano, como fuerza que alimen- desechables en un mundo como el que hoy
ta el compromiso que determina su valor. Esa día tenemos, y que piden atención especial a
inspiración es también un carisma, se requiere los pobladores independiente de su edad, raza
vocación, lo católico es universal y por tanto e, incluso, religión.
profundamente humano. El perfeccionamiento
pide maduración tanto en la orientación espiri- El Centro Culturas y Evangelio, por un nuevo
tual por el reconocimiento sereno del Evange- Desarrollo Humano es una institución con su
lio, como en el horizonte de sus investigacio- propia fisonomía y estructura. El estatuto que
nes. Es la orientación a la santidad, evitando posteriormente se elaborará constituirá el do-
caer en un activismo como fin en sí mismo. cumento fundador de una institución, la cual,
Se acudirá a esquemas didácticos que partan además, ya dispone de un equipo de colabora-
de la realización de conferencias, experiencias dores. Lo que sigue será dotarla con una sede
personales y lecturas de artículos con diferen- estable con equipos, salas y bibliotecas, para
tes intencionalidades. que así pueda utilizar signos de vida religiosa

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 201
como memoria en el dinamismo de la nueva promesa de Dios en la historia, una promesa
evangelización, a fin de crecer sin fracturas y que nos permite reafirmar que cuando los unos
amnesias, y en cambio que acompañe unas y los otros nos disponemos a amar y a servir
historias del Oriente antioqueño, no sólo des- al prójimo, el hecho mismo no sólo significa
de el pasado sino también desde el futuro, en valorizarlo, sino también reconocerlo en un
términos del uso de metodologías de diálogo entorno, que para el caso del Oriente antio-
preactivas, que habilitan a abrir escenarios de queño está asentado en un gran dispensario
desarrollo hasta ahora inéditos, pero que según de recursos naturales, y en particular del agua,
se dé el compromiso con la institución, podrán razón por la cual nuestro afán por esta bella
conducir a la realización de esos mismos sue- región está inspirado también por el amor por
ños aún no construidos históricamente. el mundo, un mundo y una región que, como
la nuestra, son obra de un acto de amor vivido
El crecimiento espiritual e intelectual es el ár- como don y como conquista, puesto que faltan
bol de mostaza, es un centro de formación y más apropiaciones de lo que tenemos y de lo
un laboratorio de convivencia que se pueden que estamos en capacidad de generar como
impulsar de cara a la aplicación e implemen- zona geográfica antioqueña de sin igual rique-
tación de la Doctrina Social de la Iglesia en za natural, que puede convertirse también en
la Diócesis de Sonsón–Rionegro. La colabora- riqueza social distribuida equitativamente.
ción con museos, bibliotecas, centros de estu-
dios, publicaciones de diverso orden y espe- 2. La Nueva Evangelización, fac-
cialistas, a más de líderes sociales que pueden
tor determinante de la creación del
a su vez convertirse en la base para una buena
organización del Centro, en orden a una mejor Centro Culturas y Evangelio, por un
acción Pastoral. Es lo bello y lo verdadero que nuevo desarrollo humano
existe en cada persona, para una coralidad de Uno de los lugares teóricos en los cuales los
voces y no sólo las voces de las elites, que expertos y comentaristas de este Seminario Per-
en su esquema actual de estructuración de la manente coincidieron, fue el de identificar el
sociedad, no permiten que el otro exprese su momento histórico en que hoy estamos como
voz, o que cuando la expresen no estén dis- un momento de mutación, que no simplemen-
puestos a ofertarles una escucha auténtica a te de cambio, que siempre ha acompañado a
sus expectativas y necesidades. He ahí el asun- la humanidad. Tal realidad, conocida como
to de un anuncio que llegue a todos, y que “cambio de época y no sólo época de cam-
parta de la conversación social pedagógica, bios”, es el escenario histórico en el que nos
política y pastoral que hace que lo propuesto corresponde entrar a redefinir los rumbos de la
y por proponer sean dignos de reconocimiento vida social y personal. El esquema heredado
en todos los escenarios y desde los diversos de las formas de vida, que hasta hoy nos ha
actores de la vida social permitido ser lo que somos, sigue siendo so-
metido a revisión radical, puesto que, común-
Cabe señalar para efectos de este primer nu- mente, desde ellas ya no es posible encontrar
meral, que la inspiración teológica del Centro los insumos necesarios para resolver las pre-
Culturas y Evangelio, por un nuevo Desarro- guntas importantes y también cotidianas, que
llo humano, trae consigo una gran esperanza, a diario aparecen y se le plantean a todo ser
una esperanza cierta en la realización de la humano.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


202 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
Este fue el contexto que el Papa Juan Pablo II,5 departamental, nacional e internacional, ade-
desde una intuición de sin igual significación, más de un proyecto de desarrollo humano que
calificó como el momento para poner en prác- poco o nada tiene que ver con los procesos de
tica el proceso de la Nueva Evangelización, solidaridad, y mucho menos con la fe puesta
como un ejercicio de actividad apostólica car- en Dios, que piden actos y comportamientos
gado de propuestas en torno al uso de nuevos que muy poco coinciden con lo que el mun-
métodos, quizás el reto más importante para do reclama dentro de su dinámica puramente
llegar con el mensaje de Jesús a estos nuevos intratemporal,. Esta situación se evidencia aún
tiempos, de unas formas aptas para “estar ahí” más cuando se habla de proyectos históricos
en estos contextos particulares del mundo, y de reconciliación, que pasan por la atención a
no con las maneras tradicionales mediante las las víctimas y a los olvidados de la tierra, don-
cuales la Iglesia ha respondido a su encargo de entra el mensaje de Jesús a convertirse en
evangelizador hasta el momento, que si bien escándalo, en el sentido de factor de choque
en otra época fueron válidas, y sí que lo fue- que, por más que incomode, se plantea, en
ron, hoy no lo son. éste como en todos los tiempos, como el fac-
tor profético por excelencia, pues desde él los
La Nueva Evangelización tiene también como perdedores de ayer piden resurrección y paz,
tarea anunciar el Evangelio desde nuevos len- como un ejercicio por realizar al cual no nos
guajes, puesto que si estamos en necesidad podemos evadir, al precio de la pérdida de lo
de revisar algo es la envoltura lingüística en
más preciado, que es la vida de mi hermano,
la cual hemos ofrecido el mensaje de Jesús,
que clama justicia al cielo, una justicia que
para proceder, a partir de este reto, a hacer
nos reclama Él, que es “el mismo, ayer, hoy,
un diálogo con la cultura contemporánea, que
mañana y siempre” (Hb 13, 8).
algunos llaman posmoderna, y así comenzar
a entablar un diálogo real y no puramente
Si a lo anteriormente considerado se suma
formal, que no garantiza que se establezcan
canales de comunicación de ida y regreso de que, para la concepción cristiana de la vida,
información, de temáticas y ante todo de in- el ser humano es entendido como hijo de Dios
terpelación de dos lógicas que en muy pocas y hermano de los otros y las otras, lo que se
cosas y valoraciones son coincidentes entre sí: impone es la generación de un tipo de vida
el Evangelio y la cultura. que para nada tiene que ver con la manera
como se vive en las sociedades contemporá-
Las cosas se complican cuando el mundo en su neas. Las dos lógicas que están acá propuestas
lógica se mueve en los términos propios de un —Evangelio y cultura— pasan a ser el tema
mercado que todo lo pretende abarcar, a partir que por excelencia ha de tomar bajo su res-
de una propuesta antropológica de egoísmo y ponsabilidad el Centro Culturas y Evangelio,
de éxito, medido en términos de acumulación por un nuevo Desarrollo Humano, de la Uni-
de riquezas y de negación de las relaciones versidad Católica de Oriente y de la Diócesis
con los otros y las otras en las pequeñas comu- de Sonsón–Rionegro. Estas lógicas son las que
nidades, y en los ámbitos municipal, regional, han de pasar por el tema del Nuevo Lengua-

5
La Conferencia General del Episcopado Latinoamericano en Santo Domingo fue un buen momento para hacer pública la
voluntad del Vaticano de avanzar sobre el tema de la Nueva Evangelización.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 203
je que estamos llamados a implementar, para una relación vital y maravillosa que hace que
así poder ser asertivos a la hora de gestar la el tema de la espiritualidad sea el de mayor
marcha del Centro que venimos poniendo en importancia, a fin de de ser efectiva y afectiva-
consideración para su desarrollo, tema sobre mente testigos de una vivencia, cuya riqueza
el cual volveremos más adelante. es ser justamente la vivencia que las gentes de
diversas culturas desean a su vez vivir; una ex-
De otro lado, el tema de la Nueva Evangeliza- periencia que se entiende como un ejercicio
ción atiende como tercer componente el Nue- de amistad alegre con quien le da sentido y va-
vo Ardor, una característica que hace relación lidez a un tipo de ejercicio existencial como el
con la conveniencia de poner y de generar di- que se pretende desarrollar en el Centro Cultu-
námicas de hogar y de encuentro vivo, con un ras y Evangelio.
mensaje que ha de ser contagioso, no por sus
contenidos, sino por la forma de ofrecerlos en Lo anterior significa que la Nueva Evangeliza-
los distintos momentos y a los distintos actores ción, entendida como Nuevo Ardor, Nuevos
de la vida social. Valga aclarar que hablamos Lenguajes y Nuevos Métodos, se convierte en
de la oferta de un tipo de concepción del mun- el mejor mecanismo para asumir el reto del
do y de la vida que es lo fundante y lo capaz cambio de época. Las preguntas nuevas que
de abrir nuevos escenarios a la historia, por trae consigo la mutación cultural de la cual
la vía de realizar los sueños e iniciativas de somos testigos, no son más, a nuestro enten-
vida, desde la inclusión del otro y de la otra der, que la manifestación de esta tensión, que
como principal compromiso a ser asumido en además está en relación directa con lo que se
la vida cultural, política y económica. Por lo propuso como las lógicas diversas y aun con-
demás, si se habla de comunicación contagio- tradictorias del Evangelio y la cultura.
sa de ideas, es el momento entonces de invitar
al uso de la didáctica, entendida como la caja Cuando se afirma que la tarea central de la
de herramientas de orden metodológico para Evangelización consiste en acercar al máximo
presentar las temáticas propias del Evangelio posible, respetando la autonomía de lo secu-
a los distintos grupos sociales, de acuerdo con lar, los temas del Evangelio y la cultura, se tra-
ta es de poner en evidencia el encargo primero
sus especificidades, que se manifiestan en sus
que el Centro Culturas y Evangelio, un nuevo
intereses y necesidades.
Desarrollo Humano, tendría que ejecutar en
razón de su identidad y de su tarea de pro-
Cabe señalar que en ese Nuevo Ardor, la di-
moción de un diálogo a partir de las lógicas
dáctica tiene el lugar que se le debe asignar,
propias del mundo de la política, la economía
que consiste en poner los medios de interven-
y la cultura, como un bloque que se convierte
ción a disposición de los grupos de trabajo, es
en la gran tarea de la Iglesia en su quehacer
decir que su orden de acción cae dentro de lo
frente al compromiso con este alumbramiento
instrumental. Lo anterior se afirma por cuanto
del siglo XXI.
lo realmente significativo para tener consigo
este ardor, pasa por la experiencia de un Dios
que se ubica en el punto más alto de todo lo 3. La reconciliación, encargo pro-
que se quiera realizar, puesto que sólo se ha- pio de la Iglesia
bla con inspiración y con pasión desde lo que
se ha podido vivenciar con Él, producto de El Centro Culturas y Evangelio, por un nue-
vo Desarrollo Humano, pretende ser facilita-

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


204 DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano
dor de un encuentro con Cristo vivo, desde perversas, intereses y formas de retroalimenta-
un nuevo tiempo para la Iglesia, un tiempo de ción, y se convierte en un círculo vicioso que
cambio de mentalidad o de metanoia, que dé hay que intervenir, puesto que desde esta ló-
cuenta de la dimensión social de la reconcilia- gica está en toda su vigencia la negación más
ción, tal como lo señala con los mejores argu- evidente de la propuesta de vida que realiza el
mentos la Doctrina Social de la Iglesia, una re- Evangelio de Jesucristo.
conciliación, que sin ser propiedad exclusiva
de la Iglesia con sus sacramentos, sí hace que La reconciliación, como un quehacer de los
se mire con mayor detenimiento este tema, en seres humanos entre sí, se convierte hoy en
un país que si no reacciona adecuadamente un llamado y un reto al cual hay que intentar
a esta problemática no podrá salir del círculo responder con todas las fuerzas, puesto que
diabólico de la guerra, que se repite como un no se entiende un proceso de un Centro como
eterno retorno de lo mismo, que vuelve sobre el que se viene pensando, sin dedicar prefe-
los mismos cuadros como si el tiempo y el rencial atención a este tema. Todo lo que se
haga en orden a la construcción de la paz en
aprendizaje social de lo que ha ocurrido en las
el país, y en el Oriente en particular, no deja
últimas décadas de su historia hubiese pasado
de ser digno de reconocimiento, pero si estos
en vano.
esfuerzos no se realizan desde la actitud de ver
en el otro y en la otra un rostro que nos inter-
Corresponde señalar que el territorio del Orien-
pela, a propósito de por qué se ha permitido
te antioqueño es en su mayor parte el territorio tanta muerte, y no se dan explicaciones y de-
de la Diócesis de Sonsón–Rionegro y zona de finiciones en justicia, entonces no es posible
influencia de la Universidad Católica de Orien- crear las condiciones materiales y simbólicas
te, y debido a esta doble pertenencia, , por necesarias para cerrar el capítulo de la nega-
estar aquí, y ser lo que somos como institucio- ción de unos seres humanos por otros, y con
nes de Iglesia y con compromisos clarísimos, ello lo que estaremos haciendo en la práctica
debemos hacer claridad en que quizá la máxi- es ejercicios de perdón y olvido, en vez de la
ma necesidad y el primer aporte para brindarle lógica del ¡Nunca más, ni uno más!, que tanto
al Oriente de Antioquia desde el Centro, sea eco tiene hoy entre las personas en situación
orientar lo mejor de nuestro ejercicio apostó- de samaritanos heridos esperando la atención
lico e investigativo, desde nuestra identidad y compasiva6 propia de la Iglesia de Jesucristo.
pertinencia a la lógica del Evangelio, en di-
rección a la reconciliación, que pasa por las Por supuesto que tal posibilidad de reconcilia-
dinámicas del testimonio y la verdad. En este ción pasa por la conversión, como un ejerci-
sentido planteamos que no es posible que la cio que llama a atender con especial fuerza el
vida social del Oriente antioqueño se recupere componente social de la fe, no sea que se siga
del trauma que le ha dejado el hecho de tener en la forma de celebrar la fe sólo con buenas
que sobrevivir en medio de un conflicto arma- intenciones, y no en la postura madura en pers-
do que no, aun hoy, cesa en sus dinámicas pectiva de Evangelio, en busca de oportunida-

6
De allí la claridad que acompaña eso de la compasión con la pasión por el otro, una pasión que hace que se entienda
con la lógica del encuentro como tarea de orden trascendental, y no sólo como quehacer accidental, a propósito del
desarrollo de la existencia personal relacionado con el compromiso social que acompaña a los seguidores y seguidoras
de Jesús.

Seminario Permenente Internacional EVANGELIO, CULTURA Y


DESRROLLO, la Nueva Evangelización para el desarrollo humano 205
des para poner en práctica en la vida cotidiana der la temática de la reconciliación, como ha
lo que se dice desde los labios. La conversión sido sumariamente expresada en los párrafos
a lo social pasa por la conversión al Dios de inmediatamente anteriores.
Jesucristo que pide de nosotros actitudes nue-
vas, y por supuesto lo mismo realiza para con 4. La tarea del Centro Culturas y
los guerreros ciegos, que siguen empecinados
en mantener las cosas tal cual están. Y en este
Evangelio, por un nuevo Desarrollo
escenario, queda por decir que no es posible Humano, un quehacer eminente-
que las cosas cambien, si no se dan los cam-