Está en la página 1de 3

Oxidación y reducción

De acuerdo con la química clásica, se denomina oxidación a la combinación de una sustancia


con oxígeno o, lo que es lo mismo, al aumento en su contenido de oxígeno. Y, recíprocamente,
se denomina reducción a la disminución del contenido de oxígeno de una sustancia.
Cuando se habla de oxidación en el lenguaje corriente, se hace referencia a un proceso que se
desarrolla con lentitud y disipación del calor generado, sin que se produzca un aumento de la
temperatura del cuerpo que se oxida; la corrosión del hierro constituye un ejemplo familiar de es-
te tipo de proceso.
Se habla de combustión cuando la oxidación se desarrolla a mucha mayor velocidad, con des-
prendimiento de luz y calor. En este caso, el cuerpo que se oxida experimenta una elevación
de temperatura.
De acuerdo con lo anterior, la reacción

2 Ca + O2 → 2 CaO

en la que el calcio gana oxígeno, convirtiéndose en óxido de calcio es una oxidación, mientras
que la reacción

2 MgO + Si → 2 Mg + SiO2

en la que el óxido de magnesio pierde oxígeno, convirtiéndose en magnesio elemental, es una


reducción.
Examinemos la primera de las dos reacciones de oxidación anteriores a nivel de los intercam-
bios de electrones entre los átomos.
Podemos escribir por separado lo que le ocurre a cada sustancia reaccionante:

2 Ca – 4 e– → 2 Ca2+ O2 + 4 e– → 2 O2–

donde los índices colocados como si fuesen exponentes indican la carga.


Observando las dos semirreacciones escritas, vemos que los dos átomos de Ca han perdido ca-
da uno dos electrones, convirtiéndose en iones Ca2+, mientras que los dos átomos de la molé-
cula de O2 han ganado cada uno dos electrones, convirtiéndose en iones O2–. Si analizáramos
cualquier otra reacción de oxidación llegaríamos al mismo resultado: siempre hay pérdida de
electrones por parte de un elemento o un compuesto y ganancia de electrones por parte del oxí-
geno.
Consideremos a continuación la siguiente reacción: Cl2 + Ca → CaCl2

Vamos a analizarla desglosándola en dos semirreacciones:

a) Ca – 2 e– → Ca2+

b) Cl2 + 2 e– → 2 Cl–

Como puede observarse, el átomo de calcio pierde dos electrones, convirtiéndose en el ión Ca2+,
mientras que cada uno de los dos átomos de la molécula de cloro gana un electrón para con-
vertirse en un ión Cl– . Comparando esta reacción con la reacción del calcio con el oxígeno que
analizando anteriormente, vemos que el calcio experimenta en ambas una misma transforma-
ción; de ahí que parezca lógico ampliar el concepto de oxidación para que sea aplicable a re-
acciones que, como las consideradas, son en realidad del mismo tipo. De acuerdo con ello, di-
remos que oxidación es la pérdida de electrones y, recíprocamente, que reducción es la ganancia
de electrones.
Las reacciones de oxidación y reducción se producen siempre al mismo tiempo, ya que, en rea-
lidad, constituyen el anverso y el reverso de una misma y única reacción de oxidación-reducción.