Está en la página 1de 2

El festival de Lucerna es un festival de música clásica que se celebra cada

año en Lucerna, Suiza.

Manifestaciones[editar]
El festival de Lucerna organiza cada año tres tipos de manifestaciones:

 En verano: que se celebra en los meses de agosto y septiembre desde


1938. Un centenar de acontecimientos se organiza cada año en este
marco, con aproximadamente 30 conciertos sinfónicos con las mejores
orquestas del mundo y los mejores directores de orquesta. Desde 1999,
el festival de verano escoge un tema. Los principales actores de este
acontecimiento son los artistas estrellas, los compositores en
residencia y las orquestas en residencia. A eso se añaden ciclos de
conciertos sobre ciertos temas musicales así como numerosas
manifestaciones para revelar a jóvenes talentos.

 En Pascua: que se celebra en la época de Pascua desde 1988. El


Festival de Pascua se concentra en una vieja tradición de la época
barroca de tocar exclusivamente música sacra. Los conciertos tienen
lugar sobre todo en las iglesias de la ciudad de Lucerna.

 Al piano: que se celebra cada noviembre desde 1998. El Festival de


Otoño está dedicado exclusivamente a los instrumentos de teclado.
Además de la música de piano clásico, el jazz está situado en primer
plano. Paralelamente al festival, se encuentran sesiones de jazz en los
bares de la ciudad de Lucerna con el slogan Piano Off-Stage!, que
permiten oír además de interpretaciones de jazz clásico, de Boogie
Woogie, de blues y de música soul.

Historia[editar]
El festival fue fundado en 1938 con una serie de conciertos en el jardín de
la villa de Wagner, bajo la dirección de Arturo Toscanini, que había
constituido una orquesta con miembros de diferentes orquestas y de solistas
para estos conciertos. Con la subida del nazismo, varios grandes
ejecutantes y directores, incluidos Toscanini, Fritz Busch y Bruno
Walter decidieron no participar en los festivales de música alemana y
austríaca tales como el Festival de Bayreuth y el de Salzburgo. El Festival
de Lucerna en Suiza era el sitio ideal para los que no querían desplazarse a
Alemania.
Desde 2004 el festival se celebra en el Palacio de cultura y congresos de
Lucerna concebido por Jean Nouvel.
Desde su fundación, el festival organiza conciertos con la orquesta
permanente del Festival, recitales con solistas y conciertos de orquestas
muy reputadas, como la Orquesta Filarmónica de Berlín, la Orquesta
Sinfónica de Boston, la Orquesta Sinfónica de Londres, la Orquesta de la
Gewandhaus de Leipzig, la Orquesta de Cleveland y la Orquesta
Filarmónica de Viena.
Claudio Abbado y Pierre Boulez han sido las dos estrellas más
significativas del Festival de Lucerna durante la última década. A ellos
están asociadas la Orquesta del Festival y la Academia. Editions Henschel
ha publicado, con motivo de esta década prodigiosa, el libro Das Wunder
von Luzern, con aportaciones entre otros, de Maurizio Pollini, Daniel
Barenboim, Alfred Brendel o críticos tan prestigiosos como Peter Hagmann
o Wolfgang Schreiber. En el proceso de recuperaciones históricas se han
editado varios discos con interpretaciones en el festival en las décadas de
los cincuenta y sesenta del pasado siglo de músicos como Clara
Haskil, Otto Klemperer, Ernest Ansermet, Isaac Stern o George Szell.2