Está en la página 1de 4

Tal vez el aspecto más importante en el que la obra de V.

Traven se ancla es en el valor del dinero,

pues la importancia que ocupa en el contexto histórico en el que la obra está descrita nos aporta

ese factor en el que determina desde una sociedad, un pueblo o una persona.

A la pregunta ¿Qué es el dinero? Se ha respondido de diferentes maneras a partir de las distintas

situaciones en el que el investigar se encuentra parado, o desde aquella escuela económica por la

cual fue educado, as{i que para describir qué es el dinero, se debe apreciar y precisar desde un

lugar o una esfera determina para darle una representación m{as clara y puntual. Es importante,

por lo tanto, meterse en el momento de la obra, en la vida que cada uno de los personajes estaba

viviendo o pensando, pues desde la antropología hace también falta imaginación para la

comprensión de aquel otro que nos llevó ya tantos años de vida, por otro lado detenerse a pensar

en los lugares y atmosferas donde los acontecimientos ocurrían nos debe dejar esa sensación de

familiaridad con lo descrito, todo esto, para medianamente poder comprender cómo y de qué

manera los hechos van teniendo una relación con las partes más o menos comunes en las que se

ven envueltas.

Como he mencionado, una de las partes más importantes que la obra me dejó, fue aquella en la

que se encuentran Cándido y su esposa Marcelina; la enfermedad que le aqueja. Por un lado

comienzo por denotar la enfermedad, que más allá del tipo y las consecuencias que pueda llegar a

tener dentro de una persona, es un virus que se deposita en el hombre, impidiéndole así su libre

manejo del cuerpo mismo, como lo harán los colonizadores de una forma similar para con los

cuerpos que esclavizan. Pues estar enfermo es aquello que nos impide ser aquello que somos en

tanto nosotros mismos con el mundo exterior, porque de manera interior estamos siendo
afectados, colonizados por el agente que nos debilita el cuerpo, tanto físicamente como

intelectualmente, y qué hacer ante ello, pues perder la calma, entrar en desesperación como uno

mismo y para con lo demás que nos rodee, así la enfermedad aqueja no solo el cuerpo del hombre

o la mujer, sino que aqueja todas aquellas situaciones en las que él o ella se encuentra,

perjudicando la percepción de las cosas mismas. En el caso de Marcelina, su enfermedad no tenía

una cura pronta ni próxima, pues aquella enfermedad era aún desconocida, pues dentro del

pueblo mismo era intratable e incurable, aquí hago otra analogía respecto a lo que se entromete

como agente patógeno, pues de una forma se puede entender a la enfermedad como externa al

pueblo en el que ella se encontraba viviendo, externa en el sentido de que su aparición tuvo que

llegar de una parte alegada e instalarse allí, dejando aquello que pudiera parecer imperceptible y

que se manifiesta de forma mínima, pero que al no pertenecer a dicho sistema, empieza a aquejar

más y más ese entorno, a su vez, el entorno se ve afectado, consumido por el agente patógeno,

pues la tierra deja de crecer, los ríos dejan de correr, y los animales y alimentos a desaparecer, es

así como de alguna otra manera la enfermedad aqueja el entorno, y a su paso al hombre.

No me salgo del tema, pero vuelvo a dejar claro, que esta parte, particularmente de la obra, me

hizo pensar en algunos aspectos que en la clase se vieron a partir de los conceptos de Marx, y los

ejemplos que él describía en su obra El Capilal.

Otro aspecto del cual necesito hablar, es aquel del valor del dinero, pues cómo funciona el valor

del mismo, su cambio y su relación en tanto función de intercambio, pues de qué manera una

enfermedad puede ser curada si no interviene, antes que las manos del médico, el dinero y su

valor. Pues la negación a Cándido para la cura de su esposa, nos describe aquello que el dinero

contiene, el valor. Y más allá de su contenido, la necesidad de intercambio, pues en este caso lo

humano no importa, sino la mediación del dinero para poder obtener algo a cambio, pues por qué
se curaría a una persona de manera gratuita, cuando los conocimientos en medicina y los

materiales usados para y por los médicos tiene un costo, y ese costo es lo que se cobra, entonces.

Lo que se cobra no es la cura de un enfermo, sino las cualidades que el hombre de conocimientos

no ordinarios posee por sobre los hombres de conocimientos ordinarios, y aquí volvemos una vez

más a la analogía del virus, pues si no se tiene las condiciones necesarias para matarlo, nos mata a

nosotros mismos, es lo que pasó con Marcelina, pues por más honesta y trabajadora que haya

sido, el virus la atacó de una manera violenta, no permitiendo ni opciones que le dejaran

sobrevivir al embate de lo seguro y práctico, a la medicina.

Aquella medicina, hospitales y medicamento se debería pensar, para quién o quienes están

hechos, para una sociedad determinada? Quiénes tienen el acceso a esos beneficios, solo unos

cuantos? Quienes son esos cuantos, y me parece la pregunta más importante, cuál es la función de

la medicina respecto al hombre y a lo humano, a esto, porque su estudio se da y está dándose

sede su propio campo de estudio, formando médicos sin la capacidad humana para decidir qué

hacer o cómo hacerlo ante un cuerpo que no es suyo, como en el caso de Marcelina en la obra.

Porque, y no lo dudo, desde mi punto de vista, y el de mis compañeros de clase, existe una visión

distinta en donde el cuerpo, o la vida de el otro, no es tratado, ni mucho menos visto como objeto

de análisis, por eso los trabajos en campo, pero se debe pensar, al igual, cómo se está estudiando

lo humano y el cuerpo desde otras áreas del conocimiento, como lo es la enfermería, la psicología,

la medicina o hasta el derecho.


Torres Sámano Victor Job

ESCUELA NACIONAL DE ANTROPOLOGÍA E HISTORIA

ENSAYO SOBRE LA OBRA: La rebelión de los colgados, del autor

Bruno Traven

Asignatura: Teoría antropológica y Marxismo

Profesor: Rodolfo Gabriel Oliveros Espinosa