Está en la página 1de 11

El armario de comunicaciones de

una red local


La sala de comunicaciones es el punto donde se une el cableado horizontal con el
vertical o backbone que suele ser responsabilidad del distribuidor de
comunicaciones y que en la actualidad se está instalando fibra óptica. Puede ocurrir
que, en lugar de existir esta sala, haya un registro en cada planta donde se
centralizan estas conexiones y un armario de comunicaciones al que se conectan
las tomas de cada planta.

El armario de comunicaciones al que se le denomina rack, es un soporte metálico


destinado a alojar equipamiento electrónico, informático y de comunicaciones.
Alberga todos los elementos de centralización del sistema de cableado, y es el lugar
donde se ubican los equipos activos de red y otros elementos auxiliares como
soporte eléctrico, guía, latiguillos etc. Los fabricantes ofrecen una gran variedad de
modelos y presentaciones.

Formato de un rack
Constan de un rack de diecinueve pulgadas (19”) de anchura, medida estándar para
toda una gama de productos (48,26 cm). Las medidas para la anchura están
normalizadas para que sean compatibles con equipamiento de cualquier fabricante.
De esta forma, cualquier electrónica o accesorio fabricado según el estándar de 19
pulgadas podrá ser instalado en el armario y fijado al rack.

Los racks también son llamados bastidores, cabinas o cabinets. Externamente, los
racks para montaje de servidores tienen una anchura estándar de 600 mm y un
fondo de 600, 800, 900, 1000 y ahora incluso 1200mm. La anchura de 600 mm para
racks de servidores coincide con el tamaño estándar de las losetas en los centros
de datos. De esta manera es muy sencillo hacer distribuciones de espacios en
centros de proceso datos (CPD).

Para el cableado de datos se utilizan también racks de 800 mm de ancho, cuando


es necesario disponer de suficiente espacio lateral para el guiado de cables.

Unidad de altura
Sin embargo, la mayoría de racks, miden su altura en unidades estandarizadas:

La altura interior de los racks se mide en unidades de altura conocidas como


unidades U. Así se hablará de armarios de 24U o de guía latiguillos de 2U. Una
unidad de altura U equivale a 50 milímetros de longitud.
El tamaño de los armarios irá en función de la cantidad de cable que alberguen y de
la cantidad y las dimensiones de los equipos que tengan que soportar. Los
fabricantes ofertan diferentes tamaños:

Armarios de menos de 12 U
Dirigido a pequeñas redes para locales, oficinas, aulas,
etc. En el conjunto de todo un edificio suele estar
conectado a otros armarios de distribución de planta o
distribución principal. Suelen ser de fijación mural
(instalación en pared) y únicamente disponen de acceso
por la puerta delantera con poca flexibilidad interior.
Algunos incorporan un sistema de desplazamiento de
carriles para facilitar la instalación del cableado y los equipos.

Armarios de 12 a 24 U
Para redes de tamaño medio. También se utilizan como
distribuidor principal en instalaciones centralizadas de
pequeño tamaño o como distribuidor de planta, en las redes
de edificios con varios pisos. Al igual que los anteriores,
suelen ser para fijación mural. Se comercializan en formato
de uno o dos cuerpos. Los de dos cuerpos incorporan un
sistema de articulación por el medio que permite un acceso
cómodo al interior desde su parte posterior, facilitando las
labores de instalación.

Armarios mayores a 24 U
Se utilizan en instalaciones centralizadas de tamaño medio
o como distribuidor principal o de planta en las redes de
edificios con varios pisos. Debido a su tamaño, este tipo de
armarios se instalan en el suelo. También es habitual que
lleven ruedas para facilitar su desplazamiento en tareas de
mantenimiento y limpieza. Lo normal es que permitan el
acceso por varias caras, que soporten sistemas de
ventilación y que admitan gran flexibilidad en el
desplazamiento interno de carriles.
Elementos del armario de comunicaciones (I/II)
En el gráfico de abajo se muestra una
disposición habitual de un armario de
comunicaciones o rack. Es de 42 U de
altura (más de 2 metros como muestra
la escala a la izquierda) De arriba a
abajo tiene un SAI, un router, el panel
de conexiones RJ45, un monitor y
teclado (poco frecuente), una unidad de
backup en cinta, la CPU servidor, una
matriz de discos NAS y una regleta de
enchufes.

NAS
NAS (Network Attached Storage) es el
nombre dado a una tecnología de
almacenamiento dedicada a compartir la
capacidad de almacenamiento de un
computador (Servidor) con computadoras
personales o servidores clientes a través
de una red (normalmente TCP/IP),
haciendo uso del sistema operativo,
y con los protocolos CIFS, NFS, FTP o
TFTP implementados.

Los sistemas NAS funcionan


exactamente igual que un PC cuando
comparte una carpeta, pero sin PC y a
través de un sencillo menú web. Un dispositivo NAS es un servidor que está
dedicado a compartir archivos únicamente.

Son dispositivos de almacenamiento a los que se accede desde los equipos a


través de protocolos de red (normalmente TCP/IP). También se podría considerar
un sistema NAS a un servidor (Windows Server, Ubuntu Server o cualquier
GNU/Linux, ...) que comparte sus unidades por red, pero la definición suele
aplicarse a dispositivos de hardware específicos, como el mostrado en la imagen
superior.
Se utilizan los protocolos CIFS, NFS, FTP y TFTP para la transferencia de
archivos entre el NAS y los puestos.

UPS (Uninterruptible Power Supply)


Conocido también como SAI (Sistema de
alimentación ininterrumpida) es un
dispositivo que puede proporcionar energía
eléctrica por un tiempo limitado durante un
apagón eléctrico a todos los dispositivos que
tenga conectados, gracias a sus baterías u
otros elementos almacenadores de energía.
Otras de las funciones que se pueden incluir
estos equipos es la de mejorar la calidad de
la energía eléctrica que llega a los
equipos, filtrando subidas y bajadas de tensión y eliminando armónicos de la red
en el caso de usar corriente alterna.

PANEL DE CONEXIONES RJ45


El panel de interconexión apantallado de
categoría 6, se ha diseñado para que
cumpla o supere los últimos requisitos ISO y
TIA para el cumplimiento de la Categoría 6.
También se puede conseguir el
cumplimiento de todos los canales y enlaces
al realizar la instalación con cables y salidas
de Categoría 6l.

 480 mm de ancho x 102,5 mm de profundidad x 44 mm de alto (estándar


"EIA 19")
 Vida mínima de 750 inserciones, máximo de 200 reconexiones.
 Pasadores de contacto dorados de 50 micrones apto para herramientas tipo
LSA
 Garantía de sistema de 25 años disponible y de producto de por vida.

SERVIDOR
Uno de los elementos más importantes es el servidor, que puede tener monitor y teclado (o
ratón) pero no es habitual ya que se gestiona desde un puesto de la red. Con frecuencia
estos servidores tienen una carcasa que ha sido diseñada para adaptarse al bastidor.
Existen servidores de 1, 2 y 4 unidades rack ; y servidores blade que permiten compactar
más compartiendo fuentes de alimentación y cableado.
SERVIDOR BLADE
Los servidores blade (o de cuchillas) es un
tipo de ordenador para los centros de
proceso de datos específicamente
diseñada para aprovechar el espacio,
reducir el consumo y simplificar su
explotación. La densidad de un servidor
con cuchillas puede ser seis veces mayor
que la de los servidores normales. Están
diseñados para su montaje en bastidores y
pueden compactarse en un espacio más
pequeño gracias a sus principios de diseño.

Cada servidor blade es una delgada "tarjeta" (cuchilla) que contiene únicamente
microprocesador, memoria y buses, no disponen de fuente de alimentación ni
tarjetas de comunicaciones, que se desplazan a una cuchilla que se monta en el
bastidor y ocupa únicamente de cuatro (4U) a seis alturas (6U).

Cada chasis puede albergar del orden de dieciséis "cuchillas" o servidores blade
(según el fabricante). El chasis lleva integradas fuente de alimentación, adaptador
de red y dispositivos NAS.

LATIGUILLOS MODULARES
Los latiguillos de cobre están formados por un
cable flexible de 4 pares trenzados (UTP/STP) de
categoría 6, terminados en ambos extremos con
conector modular de 8 contactos (RJ45). El
latiguillo es la parte más crítica del sistema de
cableado estructurado.

Por una parte es el elemento más difícil de fabricar y por tanto del que peor
rendimiento se obtiene. Por otra parte es el elemento más vulnerable desde el
punto de vista del uso al que se destina y del contacto directo con el usuario. Por
tanto, es el elemento que hay que tratar con más cuidado y enfatizar mucho más
en su diseño y fabricación.

La terminación perfecta del latiguillo deberá mantener la integridad física de los


pares hasta su conexión con el conector (plug), y deberán separarse en la medida
de lo posible los pares dentro del conector para evitar diafonías y el sistema de
crimpado o sujeción no debe alterar la geometría del cable de tal manera que no
varíe la impedancia a lo largo del latiguillo. Además el proceso de diseño y
fabricación de los latiguillos necesita ajustar y reducir las tolerancias a valores muy
pequeños.
OTROS ELEMENTOS
También suelen tener dispositivos de copia de seguridad por cinta streamer bajo
una política de copias de seguridad alternativa dentro de las políticas de
contención, aunque está en desuso dada la evolución de los dispositivos de
almacenamiento tipo NAS y sólido SSD. También suelen tener dispositivos de red
(de los vistos en el anterior capítulo) como Hubs o switch.

Junto a estos elementos que son dispositivos del diseño de la red, hay otros
elementos muy importantes a la hora de instalar la red local, como son:

 Los cables de conexión individual de cada puesto, RJ45 macho.


 Las rosetas de la pared, RJ45 hembra.
 Las canaletas que conducen el cableado hasta el rack
 Las etiquetas que deben tener todos los extremos de cada cable.

ETIQUETADO

Este punto es uno de los menos valorados y con frecuencia nos encontramos
instalaciones mal etiquetadas o incluso sin ninguna etiqueta, lo que hace imposible
el mantenimiento de la red a personas distintas de las que lo instalaron, ya que la
falta de etiquetado suele estar acompañada de la falta de documentación. Es un
proceso consecuencia de la organización y planificación del trabajo, y no puede
considerarse completada una instalación si no se ha realizado el etiquetado de
forma correcta, aunque la red esté operativa.

También pueden ser necesarios otros elementos de instalación como el macarrón


termo-retráctil. Se trata de cables huecos construidos con un material plástico
termo-retráctil, es decir, que se comprimen por aplicación de calor. Suelen
instalarse en la unión del cable con el conector para que una vez apretado por
efecto del calor, el conector quede más sólidamente sujeto al cable, evitando las
habituales anomalías entre los conectores y el cable.

También será necesario el uso de bridas o elementos de plástico que abrochan


los cables entre sí o a los armarios y canaletas por donde se instalan de modo que
se fije la trayectoria del cable y se impida su movilidad. También se
emplean macarrones en espiral que permiten agrupar tramos de cable en un
solo bloque.

CUARTO INDEPENDIENTE
Por último, mencionar que los dispositivos electrónicos en general, y los que
componen un armario rack en particular, generan mucho ruido y calor. Esto
implica que las instalaciones menores, el rack debe estar situado en una
habitación o sección apartada del uso habitual del personal, y en las mayores,
debe existir una sala especialmente acondicionada tal como determina la
normativa.

En esta sala es recomendable aplicar procedimientos de insonorización, pero


es imprescindible aplicar métodos de control de temperatura. Por ello, en las
grandes instalaciones, la sala de comunicaciones suele estar refrigerada o con
algún sistema de climatización, además de los sistemas de seguridad
establecidos.

TOMA DE TIERRA
La instalación de la toma de tierra está
estandarizada en la norma TIA/IEA 607.

Respecto a la instalación eléctrica es


fundamental que la sala, planta o edificio
dispongan de una toma de tierra válida. La
toma de tierra es una instalación
imprescindible en toda red eléctrica para llevar
a tierra cualquier derivación indebida de la
corriente eléctrica a los elementos que puedan
estar en contacto con los usuarios (carcasas, aislamientos, etc.) de aparatos de
uso normal, por un fallo del aislamiento de los conductores activos, evitando el
paso de corriente al posible usuario.

Mencionábamos, en la anterior unidad formativa, la posibilidad de estropear un


pendrive USB al conectarse a una CPU con mala toma de tierra. La toma de tierra
permite estabilizar las diferencias de potencial que se emplean tanto para
suministro eléctrico como para la codificación de datos.

Consiste en una pieza metálica (preferentemente de cobre), conocida como pica,


electrodo o jabalina, enterrada en suelo con poca resistencia y si es posible
conectada también a las partes metálicas de la estructura de un edificio.
Actualmente se instala durante la construcción del edificio ya que la pica debe ser
enterrada en los cimientos o más abajo. Se conecta y distribuye por la instalación
por medio de un cable de aislante de color verde y amarillo, que debe acompañar
en todas sus derivaciones a los cables de tensión eléctrica, y debe llegar a través
de contactos específicos en las bases de enchufe, a cualquier aparato que
disponga de partes metálicas accesibles que no estén suficientemente separadas
de los elementos conductores de su interior.

Cualquier contacto directo o por humedades, en el interior del aparato eléctrico,


que alcance sus partes metálicas con conexión a la toma a tierra, encontrará por
ella un camino de poca resistencia, evitando pasar al suelo a través del cuerpo del
usuario que accidentalmente pueda tocar el aparato.

La protección total se consigue con el interruptor diferencial, que provoca la


apertura de las conexiones eléctricas cuando detecta que hay una derivación
hacia la tierra eléctrica en el interior de la instalación eléctrica que controla. Debe
evitarse siempre enchufar un aparato dotado de clavija de enchufe con toma de
tierra en un enchufe que no disponga de ella.

Representación en el armario de la tomas de red


de los nodos
EIA/TIA-606
La norma EIA/TIA-606 especifica que cada
terminación de hardware debe tener alguna
etiqueta que lo identifique de manera exclusiva.
Un cable tiene dos terminaciones, por tanto
cada uno de estos extremos recibirá un
nombre. Las rosetas de la pared, a su vez, son
también terminaciones y deben, por tanto,
etiquetarse bajo el mismo criterio que el de los
externos de los cables.

La norma 606 es vital para el buen


funcionamiento de su cableado estructurado,
ya que habla sobre la identificación de cada
uno de los subsistemas basado en etiquetas, códigos y colores, con la finalidad de
que se puedan identificar cada uno de los servicios que en algún momento se
tengan que habilitar o deshabilitar. Esto es muy importante, ya que, en la
documentación que se debe entregar al usuario final, la norma dice que se tendrá
que especificar la forma en que está distribuida la red, por dónde viaja, qué
puntos conecta y los medios que utiliza (tipos de cables y derivaciones).
Procesos de instalación
El proceso de instalar una red requiere un conocimiento constante de los
procedimientos de seguridad. Es un proceso similar a una combinación de
actividades realizadas por un electricista y un obrero de la construcción. En ambos
casos, la seguridad es el factor más importante.

ETIQUETADO DE CABLES
Se debe proveer de un esquema de información sobre la administración del
camino para el cableado de telecomunicación, espacios y medios independientes.
Marcando con un código de color y grabando en estos los datos para la
administración de los cables de telecomunicaciones para su debida identificación.
La siguiente tabla muestra el código de color en los cables.

 NARANJA Terminación central de oficina.


 VERDE Conexión de red / circuito auxiliar.
 PURPURA Conexión mayor / equipo de dato.
 BLANCO Terminación de cable MC a IC.
 GRIS Terminación de cable IC a MC.
 AZUL Terminación de cable horizontal.
 CAFÉ Terminación del cable del campus.
 AMARILLO Mantenimiento auxiliar, alarmas y seguridad.
 ROJO Sistema de teléfono.

No es recomendable la utilización de un sistema de etiquetado con relación a un


momento concreto, es mejor utilizar nomenclaturas neutras. Por ejemplo, si
etiquetamos un PC como «PC de Dirección», y luego el lugar del edificio en donde
se ubica la Dirección cambia, tendríamos que cambiar también el etiquetado. Por
ello se debe intentar que el etiquetado sea fijo, sin referirse a las personas que
conectan.

Se recomienda la utilización de etiquetas que incluyan un identificador de sala y un


identificador de conector o roseta, así sabremos todo sobre el cable: dónde
empieza y dónde acaba.
EJEMPLO
Por ejemplo, tomando de referencia la imagen mostrada a continuación,
podríamos etiquetar un cable con el siguiente identificador: 03RS02-05RS24. Este
cable indicaría que está tendido desde la roseta (RS) número 02 de la sala 03
hasta la roseta 24 de la sala 05.

Las rosetas en las salas 03 y 05 irían etiquetadas


con 03RS<número> y 05RS<número> respectivamente. También los latiguillos o
segmentos que unen el ordenador a la roseta, deben ser etiquetados del mismo
modo.

Será fácil reconocer las terminaciones de las canaletas, según esta nomenclatura,
en el armario de comunicaciones, para conectar al panel RJ45 o realizar las
reconexiones oportunas con los latiguillos en los dispositivos hub o switch. Aquí,
en las tomas de cada dispositivo, deben etiquetarse de nuevo todas las
terminaciones.

En la imagen de abajo se muestra una planta con tres habitaciones y cuatro


conexiones. Las rosetas de la pared se podrían numerar RS01, RS02, RS03 y
RS04 y los cables podrían tener el etiquetado 01RS01, 02RS02, 02RS03, 03RS04
añadiendo dos dígitos para referirse a la habitación.

Del mismo modo, en el rack deberán existir terminaciones de cable con ese
etiquetado para conectar al panel de RJ45, hub, switch, router o cualquier otro
dispositivo.