Está en la página 1de 119

Análisis y evaluación para la

determinación de la eficiencia energética


en una piscicultura

Tesis presentada para optar al

Título de Ingeniero en Acuicultura.

Profesor Patrocinante: Dra. Sandra Bravo.

Instituto de Acuicultura.

KARINA ALEJANDRA OBANDO LLAN-LLÁN.

PUERTO MONTT, CHILE.

2013
AGRADECIMIENTOS

A empresas Trusal S.A. que ha permitido desempeñarme como


profesional dentro de sus instalaciones y han otorgado la oportunidad de
generar esta memoria de título, en especial al Sr. Jorge Mora, gracias por la
oportunidad, comprensión y paciencia.

A mis profesores que han apoyado en la realización de esta memoria de


título: Dra. Sandra Bravo, Ing. Civil Industrial Alex Cisterna, Mg. Alejandro
Sotomayor. Sin sus consejos no hubiera sido posible sacar adelante este
proyecto.

A los docentes que integran la escuela de Acuicultura y pesquerías, que a


lo largo de estos años nos han inculcado sus conocimientos, comprensión y
dedicación.

A mis padres, por creer en mí, por su apoyo incondicional en todo


momento y porque además han sido el pilar fundamental donde he sustentado
mis fuerzas para salir adelante.

A Dios, por haberme permitido llegar hasta esta última etapa y por
haberme ayudado a lograr mis objetivos.

Finalmente en esta etapa culmine de mi carrera profesional, estoy muy


conforme y feliz de haber logrado recorrer y sortear los diferentes obstáculos
que se han presentado a lo largo de este camino, los cuales me han hecho
crecer tanto como persona y como profesional. Y que finalmente me han
permitido recoger los frutos de este arduo trabajo: Conocimientos, experiencia
y verdaderas amistades que han de perdurar en el tiempo.
“Mucho mejor atreverse a hacer cosas grandes,
a obtener triunfos gloriosos,
aun cuando estén matizados con fracasos,
en vez de formar en las filas de aquellos pobres de espíritu
que ni gozan mucho,
ni sufren mucho,
porque viven en el crepúsculo gris que no conoce la victoria ni la derrota”

Theodore Roosevelt
Estadista estadounidense (1858 - 1919).
ÍNDICE

1. RESUMEN. .................................................................................................................... 1
2. INTRODUCCIÓN ........................................................................................................... 3
2.1. Eficiencia energética y gestión de la energía. .................................................. 7
2.2. Escenario energético en Chile. ....................................................................... 11
3. OBJETIVOS ................................................................................................................ 17
3.1. Objetivo general. ............................................................................................... 17
3.2. Objetivos específicos. ...................................................................................... 17
4. MATERIALES Y MÉTODOS. ...................................................................................... 18
4.1. Etapas del diseño metodológico...................................................................... 18
4.2. Aplicación de herramientas de gestión para la eficiencia energética: .......... 23
4.3. Desarrollo de Soluciones: Recomendaciones. ............................................... 32
4.4. Toma de decisiones. ......................................................................................... 34
5. RESULTADOS. ........................................................................................................... 35
5.1. Análisis energético. .......................................................................................... 35
5.1.1. Descripción del consumo y el tipo de energía eléctrica instalada en centro
Guanaco Trusal S.A. ...................................................................................................... 35
5.2. Valores y tendencias del consumo energético en el centro de cultivo. ........ 38
5.3. Diagrama de flujos para cada etapa de proceso en centro de cultivo........... 41
5.3.1. Diagrama de procesos Sala de Incubación. ..................................................... 44
5.3.2. Diagrama de flujo procesos Sala de Primera Alimentación. ........................... 47
5.3.3. Diagrama de flujo de procesos Sala Alevinaje I. .............................................. 50
5.3.4. Diagrama de flujo procesos Sala Alevinaje II. .................................................. 51
5.4. Detalles de producción en Guanaco, Trusal S.A. ........................................... 52
5.5. Consumo energético y producción en el tiempo. ........................................... 54
5.6. Costos asociados al consumo energético. ..................................................... 59
5.6.1. Análisis de costos mensuales kWh. Centro Guanaco, Trusal S.A. ............... 60
5.7. Análisis de gráficas de dispersión y correlación de las variables y
regresión………………………………………………………………………………………….61
5.7.1. Consumo energético y producción de biomasa. ........................................... 61
5.7.2. Análisis de correlación, coeficiente de Pearson (r). ...................................... 62
5.8. Consumo energético y producción de biomasa por grupo de peces. .......... 63
5.8.1. Análisis de correlación, coeficiente de Pearson (r)........................................... 65
5.9. Consumo energético y costos asociados al consumo. ................................... 66
5.9.1. Análisis de correlación, coeficiente de Pearson (r). .......................................... 67
5.10. Índices de consumo energético – producción (KPI, Key Performance
Indicator)................................................................................................................................... 68
5.10.1. Análisis gráficos de barras para Índice de eficiencia energética. .................. 70
5.10.2. Análisis gráficos de barras para Índice de costos US$ asociado al consumo
energético….. ........................................................................................................................... 70
5.11. Análisis gráfico de dispersión Índice de consumo y producción.................. 71
5.11.1. Análisis gráfico de dispersión Índice de costos asociado a la producción
(costos US$/kWh mensuales para producción (kg). ........................................................ 74
5.12. Posibilidades de mejora en rentabilidad, propuesta de indicadores
energéticos............................................................................................................................... 75
5.12.1. Escenario de implementación. ............................................................................... 75
5.13. Catastro de equipos. ................................................................................................ 78
5.14. Gastos y ocurrencias de fallas, centro Guanaco. .............................................. 82
5.14.1. Diagrama de Pareto. ................................................................................................. 87
5.14.2. Diagrama de Ishikawa. ............................................................................................. 90
6. DISCUSIÓN. .......................................................................................................................... 93
7. RECOMENDACIONES. ....................................................................................................... 98
7.1. Detección de mejoras y recomendaciones .......................................................... 98
7.2. Elaboración de cartera de proyectos. ................................................................. 100
7.3. Buenas prácticas de energía. ............................................................................... 101
8. CONCLUSIÓN. ................................................................................................................... 103
9. BIBLIOGRAFÍA. ................................................................................................................. 105
ÍNDICE DE FIGURAS

Figura 1. Normativa AS/NZS 3598:2000. Detalle diagrama de flujo de los niveles


de auditorías para la eficiencia energética que se pueden aplicar en todos los
sectores productivos (Normativa australiana/neozelandesa). ............................... 10

Figura 2. Variación del PIB y el Consumo de Energía en los países de la OCDE y


en Chile. ............................................................................................................ 12

Figura 3. Consumo sectorial de energía, con un total de 255.130 Teracalorías. .. 14

Figura 4. PDCA o Ciclo de Deming. ..................................................................... 15

Figura 5. Diagrama de flujo para la aplicación de la metodología para la


determinación de eficiencia energética para el centro de alevinaje, Guanaco.
TRUSAL S.A. ........................................................................................................ 19

Figura 6. Ejemplo de Diagrama de flujo aplicado para el proceso de ingreso de


agua a una sala de cultivo, incluye el uso de caldera y chiller dentro del proceso,
con sus respectivas demandas energéticas. ......................................................... 24

Figura 7. Gráfico de consumo energético vs producción. ..................................... 25

Figura 8. Ejemplos de correlaciones para diferentes nubes de datos. ................. 26

Figura 9. Ejemplo gráfico de dispersión para Producción biomasa versus


Consumo energético, con análisis de regresión incorporado. ............................... 28

Figura 10. Ejemplo de indicador energético, el cual considera la cantidad de


energía demanda mensual (kWh) sobre la producción (kg) obtenida mensual. .... 30

Figura 11. Ejemplo de aplicación del Diagrama de Pareto. .................................. 31

Figura 12. Ejemplo de Diagrama de ISHIKAWA................................................... 32

Figura 13. Gráfico de consumo histórico periodo agosto 2011-mayo 2012 .......... 40

Figura 14. Diagrama de flujo de las etapas de cultivo que abarca el centro
Guanaco. ............................................................................................................... 41
Figura 15. Diagrama de flujo de los procesos energéticos de la Sala de
Incubación, Guanaco, Trusal S.A. ......................................................................... 44

Figura 16. Diagrama de flujo de procesos energéticos en Sala de Primera


Alimentación, Guanaco, Trusal S.A. ...................................................................... 47

Figura 17. Diagrama de flujo de procesos energéticos Sala de Alevinaje I,


Guanaco, Trusal S.A. ............................................................................................ 50

Figura 18. Diagrama de flujo de procesos energéticos en Sala de Alevinaje II.


Guanaco, Trusal S.A. ............................................................................................ 51

Figura 19. Biomasa producida agosto 2011-mayo 2012 v/s el consumo energético
del período. .......................................................................................................... 55

Figura 20. Diagrama de Ishikawa para deficiencia energética dentro del centro de
cultivo originada por 3 categorías. ......................................................................... 57

Figura 21. Gráfico de consumo energético y los costos asociados al período. .... 59

Figura 22. Detalle costos (peso chileno) por kWh mensual para el año 2011. ..... 60

Figura 23. Detalle costos (peso chileno) por kWh mensual para el año 2012. ..... 60

Figura 24. Detalle producción de biomasa en toneladas mensuales vs. el consumo


energético en kWh mensuales. ............................................................................. 61

Figura 25. Detalle producción de biomasa y consumo energético (kWh)


mensuales por grupo de peces obtenidos en Centro. ........................................... 63

Figura 26. Análisis de regresión para la variable de biomasa producida por grupo
de peces con aplicación de programa STATISTICA 7………………………...……64
Figura 27. Análisis de correlación para las variables de biomasa producida por
grupo y su demanda energética con la aplicación del programa STATISTICA
7……………………………………………………………………………………………65
Figura 28. Detalle gráfico de dispersión para las variables de consumo energético
y sus costos en peso chileno…………………………………………………………...66
Figura 29. Análisis de correlación para las variables de biomasa producida por
grupo y sus costos energéticos asociados a través de la aplicación del programa
STATISTICA 7………………………………………..………………………………….67
Figura 30. Índice de eficiencia energética mensual durante el periodo agosto
2011-mayo 2012 (kWh)/ kg biomasa producida durante el período…………….....70

Figura 31. Índice de costos (US$) asociados al consumo energético por concepto
de producción mensual durante el periodo agosto 2011-mayo 2012 (kWh) (US$)/
kg biomasa producida durante el período……………………………………….…....70
Figura 32. Índice de consumo energético mensual durante el periodo agosto
2011-mayo 2012 (kWh)/ kg biomasa producida durante el período………..….….71
Figura 33. Índice de costos energético mensual para el periodo agosto 2011-mayo
2012……………………………………………………………………...…………..……74
Figura 34. Detalle del consumo porcentual del total de equipos de consumo
permanente dentro del centro…………………………………………………………..81
Figura 35. Detalle de porcentajes de costos invertidos en insumos para diversas
categorías energéticas de importancia dentro del centro, tales como: Oxigenación,
Desinfección, Alimentación y Chillers……………………………………..…………..84

Figura 36. Detalle de porcentajes de costos invertidos en servicios de mantención


para diversas categorías energéticas de importancia dentro del centro, tales como:
Oxigenación, Desinfección, Alimentación y Chillers…………………..……………..85

Figura 37. Detalle de porcentajes de costos totales invertidos en servicios de


mantención e insumos para diversas categorías energéticas de importancia dentro
del centro, tales como: Oxigenación, Desinfección, Alimentación y Chillers…...…86
Figura 38. Diagrama de Pareto con las principales causas de fallas energéticas
dentro del centro Guanaco……………………………………………..……………….87
Figura 39. Diagrama de Pareto para el ítem de oxigenación con sus respectivas
causas………………………………………….………………………………………....89

Figura 40. Detalle diagrama de Ishikawa creada para evaluar las posibles causas
que hacen deficiente el desempeño de los conos de oxigenación de Sala de
alevinaje 1………………………………………………………………………….…….90
ÍNDICE DE TABLAS

Tabla 1. Detalle de exportaciones de salmón (ton) a lo largo de los años por


Subpesca……………………………………………………………..……………………5

Tabla 2. Detalle de exportaciones de salmón a los largo de los años por


Subpesca……………………………………………………………………………..……6

Tabla 3. Resumen y clasificación de documentación solicitada para realizar el


análisis energético dentro de la piscicultura…………………………………………..21

Tabla 4. Valores históricos de consumo eléctrico en centro Guanaco Trusal S.A.


período agosto 2011-mayo 2012………………………………………………………38

Tabla 5. Producción de grupo de peces durante el periodo agosto-diciembre


2011……………………………………………………………………………………….52

Tabla 6. Producción de grupo de peces durante el periodo enero-mayo 2012….53

Tabla 7. Indicadores de producción y consumo energético durante el período


agosto 2011-mayo 2012……………………………..………………………………….68

Tabla 8. Detalle índices de producción y eficiencia energética para los meses que
cumplen con los estándares de eficiencia energética……..…………………...……69

Tabla 9. Detalle de índice de consumo para la producción obtenida durante el


periodo de estudio……………………………………………………………………….72

Tabla 10. Escenario de implementación del mejor índice obtenido (2.87) para el
mes de agosto del 2011………………………………………………………………..75

Tabla 11. Escenario de implementación del mejor índice obtenido (2.87) para el
mes de septiembre del
2011……………………………………………………………………………………….76

Tabla 12. Aplicación de índice (2.87) para todo el periodo de estudio……………76

Tabla 13. Detalle de consumo kWh de equipos de prestación de servicio para las
unidades productivas…………………………………………………………………....78

Tabla 14. Detalle de equipos de uso permanente para unidades productivas…..79

Tabla 15. Detalle consumo doméstico en centro…………………………………….79


Tabla 16. Detalle de mantención y reparación de equipos. Período agosto 2011-
mayo 2012……………………………………………………………………………..…82

Tabla 17. Detalle de requerimientos aprobados de servicios para instalación y


mantención de los diferentes Ítems estudiados…………………………….………..83

Tabla 18. Estratificación de las causas de gastos e inversión del ítem oxigenación
…………………………………………………………………………….……….………88

Tabla 19. Medidas de ahorro de energía en sistemas de bombeo………………..98

Tabla 20. Medidas de ahorro de energía en motores……………………………….99

Tabla 21.Medidas de ahorro de energía en chillers…………………………………99

Tabla 22. Medidas de ahorro de energía en iluminación…………………………...99


1. RESUMEN.

El desarrollo actual y prospectivo de la industria en una economía abierta y globalizada, requiere

de acciones encaminadas a reducir costos y aumentar la competitividad. En la actualidad, la

empresa TRUSAL S.A. ha visto cómo los costos energéticos han pasado de ser un factor

marginal en su estructura de costos a constituir un componente importante en los mismos. Por

ello surgió la necesidad de evaluar la eficiencia energética en la Piscicultura Guanaco, localizada

en la comuna de Peñaflor, en la Región Metropolitana. Para dicho propósito se estableció como

objetivo caracterizar el estado de eficiencia energética de la piscicultura, e identificar los factores

que influyen en la eficiencia energética de tal forma alcanzar el óptimo rendimiento del sistema

eléctrico en función de sus operaciones. El análisis se basó en estudios disponibles sobre

eficiencia energética tales como: “Manual de Eficiencia Energética de la Industria Alimentos

Elaborados” (Chile), “Metodología de Eficiencia Energética para la Industria” (El Salvador).

Tomando como línea estructural la Norma Internacional AS/NSZ 3598:2000 de Australia y Nueva

Zelanda, y utilizando herramientas de gestión para el análisis estadístico de los datos. Como

resultados se entregaron indicadores que relacionan el consumo de energía con los volúmenes

de producción. Los sistemas de inyección de oxígeno por medio de conos fueron uno de los

componentes de mayor inversión y demanda eléctrica en la piscicultura Guanaco. Además de la

implementación de índices de consumo energético que sean capaces de normalizar la producción

dentro de rangos establecidos (puntos críticos), se recomienda establecer buenas prácticas de

eficiencia energética que abarquen todas aquellas acciones que permiten a la empresa hacer un

buen uso de los equipos, condiciones de proceso aptos para la correcta operación de

maquinarias y no generar esfuerzos que redundan en un excesivo uso de la energía. Para

terminar se concluye que para el éxito de un programa de ahorro de energía resulta

imprescindible el compromiso de la alta dirección de la empresa para lograr los objetivos

establecidos y poder generar ahorros tanto en el corto como en largo plazo.

Palabras claves: Eficiencia energética, índices de consumo, buenas prácticas.

1
ABSTRACT

The development of the salmon industry in an open and global economy, requires of directed

actions to reduce costs and to increase the competitiveness. At the present time, the company

TRUSAL S.A. it has seen how the costs of energy have pass from a marginal factor in their structure

of costs to constitute an important component in such. For that reason the necessity arose to evaluate

the energy efficiency, in the Hatchery Guanaco, located in the commune of Peñaflor, in the

Metropolitan Region. For this purpose, one of the objective was characterize the state of the energy

efficiency in this hatchery , and to identify the factors that influence in the energy efficiency, and in

this way to reach the optimal performance of the electrical system based on their operations. The

analysis was based on studies available on power efficiency such as: “Manual of Energy Efficiency of

the Industry Elaborated Foods” (Chile), “Methodology of Energy Efficiency for the Industry” (El

Salvador). Taking like structural line the Norm the International AS/NSZ 3598:2000 of Australia and

New Zealand, and using tools of management for the statistical analysis of the data. As results it were

provided indicators that relate the energy consumption to the volumes of production. The systems of

oxygen injection by means of cones were one of the components of greater investment and electrical

demand in the analyzed of the hatchery Guanaco. In addition to the implementation of indices of

energy consumption that are able to standardize the production within established ranges (critical

points), it is recommended to establish good practices of energy efficiency that they include all those

actions that allow the company to make a good use of the equipment, conditions of process suitable

for the correct operation of machineries and not to generate efforts that result in an excessive use of

the energy. Finally, it was concludes that for a successful program of energy saving the commitment is

essential from the high direction of the company to obtain the established goals and to be able to

generate savings in the short and in the long term.

Keywords: Energetic efficiency, consumption rates, good practices.

2
2. INTRODUCCIÓN

La acuicultura se ha convertido en la actividad de producción de alimentos

con mayor crecimiento a nivel mundial. Desde una producción menor al millón

de toneladas a comienzos de los sesenta, pasó a más de 50 millones a fines de

la primera década del siglo XXI, con un valor apropiado de 80 mil millones de

dólares. Estas cifras revelan que la acuicultura está creciendo a un ritmo mayor

que otros sectores de producción de productos de origen animal, incluyendo la

pesca de captura cuyo crecimiento cesó a mediados de la década de los

ochentas. En cuanto a la acuicultura, la producción acuícola mundial, entre el

2004 y 2006, ha crecido de manera significante con un 6,1% en volumen y del

11,0% en valor (Oldepesca, 2012).

La importancia de cubrir las necesidades alimentarias de la población

aumenta rápidamente y con ello, la necesidad de hacerlo de una manera

sustentable. En el ámbito económico, la acuicultura representa una actividad de

gran importancia, ya que constituye una fuente de empleo y una fuente de

divisas (Cibnor, 2012).

Por otro lado, la acuicultura en Chile ha generado mayor desarrollo en el

área de cultivo de peces, llegando a ser el segundo productor mundial de

salmones después de Noruega. Al igual que lo mencionado anteriormente, el

importante desarrollo de la Salmonicultura se justificó desde un principio por la

imperiosa necesidad de disminuir la presión sobre los recursos pesqueros, los

3
cuales estaban sufriendo una importante sobreexplotación por el incremento en

su demanda para el consumo humano; además de esto, se le considera una

actividad que podría frenar las migraciones y fomentar el desarrollo regional.

Así evolucionó la actividad con un relativo auge tardío si es comparada con

otras actividades como la minería, el sector forestal o el sector pesquero en su

sentido más amplio (no incluyendo al subsector acuícola), que son las

actividades más importantes en la economía chilena (Maldonado, 2005).

Esta actividad, después de muchos intentos fallidos con el propósito de

encontrar el lugar adecuado para su producción, se ha desarrollado en la X y XI

región de Chile, debido a las importantes ventajas comparativas naturales que

tienen estas regiones para el cultivo de Salmón. Dichas ventajas dicen relación

con las condiciones ecológicas y ambientales, principalmente de los cuerpos de

agua y la mano de obra barata existentes en dichas regiones, junto con un

sector pesquero importante en otras regiones del país que provee de alimento a

los salmones a muy bajo costo. Además de esto, se dispone de las necesarias

condiciones macro-económicas y de apertura comercial en el país lo que

facilitan la llegada de inversiones extranjeras. A ello se suma la débil legislación

en cuanto a protecciones y fiscalizaciones que existían y actualmente existen

en materia de cuidado al medioambiente (Maldonado, 2005).

Sin embargo, en lo que concierne a las exportaciones, la salmonicultura

chilena ha tenido altos y bajos, marcados por crisis financieras, virus ISA y la

4
reestructuración de las legislaciones y normativas sanitarias, lo que en los

últimos años ha logrado restablecer el mercado. Según un informe elaborado

por InfoTrade1, Japón se consolidó como principal destino de envíos de

salmones y truchas chilenos durante 2011. En segundo lugar se ubicó Estados

Unidos, con envíos por USD 704 millones, es decir, un 58% más que en 2010.

Luego se ubicaron América latina, con exportación de salmónidos por USD

414 millones; y la Unión Europea (UE), por USD 113 millones.

En tanto, al continente asiático -exceptuando a Japón- se realizaron envíos

por USD 300 millones durante el año pasado, una cifra que evidencia un

aumento del 96% con respecto a 2010.

El monto total ingresado durante 2011 supera la cifra alcanzada en los

mejores años de la industria: 2007, cuanto las exportaciones llegaron a USD

2.241 millones, y 2008, cuando se exportó por USD 2.392 millones.

El informe de InfoTrade precisa que el precio promedio que alcanzaron los

salmónidos chilenos en los distintos mercados aumentó un 8,7%, al pasar de

USD 6,93 en 2010 a USD 7,59 en 2011 (Visión acuícola, 2012).

Tabla 1. Detalle de producción de salmón cosechado a lo largo de los años por SalmonChile.
Fuente: Subpesca, 2013.

Exportaciones
Años 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006
SalmonChile 342,407 504,422 482,392 488,256 569,146 614,139 647,263
(Ton)

InfoTrade1. Servicio de inteligencia comercial de información y consultoría para la


internacionalización de mercados. (Infotrade.com).

5
Tabla 2. Detalle de producción de salmón cosechado a los largo de los años por SalmonChile.
Fuente: Subpesca, 2013.

Exportaciones
Años 2007 2008 2009 2010 2011 2012
SalmonChile (Ton) 600,835 630,647 473.579 423.121 613.219 804.000

Por otro lado, a pesar de la gran industrialización de la salmonicultura y la

gran tecnología empleada en los sistemas de producción, el beneficio

empresarial es el objetivo de toda actividad económica privada. El recorte de

costos, en particular los de componente fijo o semifijo, se convierte en un arma

estratégica para aumentar la competitividad, la rentabilidad y el éxito de la

empresa a medio y largo plazo.

No obstante, antes de encaminar los pasos para lograr reducir los costos,

es necesario detenerse a pensar en cuáles son las variables sobre las que se

deberá actuar para conseguir mayor eficiencia para la producción de la

empresa. Por ello, respecto a las instalaciones industriales, se debe tener en

cuenta que una de las variables más importante es el elevado consumo

energético a la cual se está sometido para mantenerlas. El ahorro energético

que se puede conseguir con una combinación de actuaciones sobre diferentes

puntos ayudará al gestor a reducir los costos, incrementar la rentabilidad de la

empresa y, a su vez, a conseguir una mejora en los efectos ambientales

generados por la actividad productiva.

6
Los requerimientos de una de las grandes empresas como TRUSAL S.A

se direccionan a reducir el consumo energético, puesto que es una de las

variables que influyen significativamente los altos costos variables de la

empresa.

Ante esta necesidad, surge la posibilidad de evaluar los costos de

consumo energéticos en uno de sus centros de cultivo de agua dulce,

específicamente, en el centro de alevinaje Guanaco, ubicado en la comuna de

Peñaflor, en la región Metropolitana.

2.1. Eficiencia energética y gestión de la energía.

Por eficiencia energética se entiende el conjunto de actividades

encaminadas a reducir el consumo de energía en términos unitarios, mejorando

la utilización de la misma, con el fin de proteger el medio ambiente, reforzar la

seguridad del abastecimiento y crear una política de eficiencia energética. Se

trata de utilizar mejor la energía. El objetivo de una política de eficiencia

energética es fomentar comportamientos, métodos de trabajo y técnicas de

producción que consuman menos energía.

Para una correcta gestión energética es necesario conocer los aspectos

que determinan cuáles son los elementos más importantes a la hora de lograr la

optimización energética, conocimiento que nos permita un mejor

aprovechamiento de nuestros recursos y un ahorro tanto en el consumo como en

7
el dimensionamiento de las instalaciones.

El consumo de energía como una variable más dentro de la gestión de un

negocio, adquiere relevancia cuando de esa gestión se pueden obtener ventajas

que se traducen directamente en ahorros reflejados en la cuenta de resultados.

Un estudio pormenorizado de los consumos y demandas energéticas

indicará las variables sobre las que hay que actuar prioritariamente, a fin de

conseguir la mayor efectividad con el menor esfuerzo económico.

Según la Norma Australiana – Neozelandesa (AS/NZS 3598:2000), el

diagnóstico energético, es un análisis que permite reconocer las ineficiencias que

presenta un sistema en un tiempo determinado.

Las Auditorías Energéticas son investigaciones acerca del uso de energía en

un sistema determinado. Éstas permiten la identificación del uso de la energía y

los costos asociados y son capaces de suministrar información organizada para

la toma de decisiones (Standard Australian International, Standard New Zealand;

SAI GLOBLAL).

El primer objetivo general de la Norma AS/NZS 3598-2000 es proporcionar

una guía metodológica para el diagnóstico de la eficiencia energética en una

organización, permitiendo al usuario conocer el nivel de Auditoría que debe

realizar de acuerdo a las necesidades de información del usuario. Además, de

entregar una guía para la puesta en marcha de Auditorías energéticas y una

base uniforme para la preparación de propuestas de manera que puedan ser

8
comparables entre sí. El segundo objetivo general de esta norma es determinar

las mejores prácticas para los auditores de energía, apoyar con la contribución

y establecimientos de programas de gestión energética y contribuir a la calidad

de la energía y sus vínculos con otros sistemas de gestión (Standard Australian

International, Standard New Zealand; SAI GLOBLAL). Ésta norma utiliza dos

términos de aplicación: Normativo e Informativo. El apéndice normativo se

refiere a una parte integrante de la Norma para la cual existe una aplicabilidad

de la misma; en cambio el apéndice informativo sirve de guía y orientación para

los usuarios de esta Norma (Silva, 2010).

9
Figura 1. Normativa AS/NZS 3598:2000. Detalle diagrama de flujo de los niveles de auditorías para la eficiencia
energética que se pueden aplicar en todos los sectores productivos (Normativa australiana/neozelandesa).
Fuente: SAI GLOBAL, 2000.

10
2.2. Escenario energético en Chile.

Chile posee algunas políticas y metas directamente relacionadas con el

uso eficiente de la energía, que son los pilares establecidos el año 2010 por el

Ministerio de Energía: energía a precios competitivos, procurar que todos

tengan acceso a la energía y, que ésta sea amigable con el medio ambiente.

Asimismo, dentro de las metas 20/20 del país, establecidas por el gobierno se

indica que si se toma como base el año 2007, para el 2020 Chile deberá

reducir en un 20% sus emisiones de dióxido de carbono (CO2 es un gas de

efecto invernadero) y, contar con el 20% de la matriz eléctrica con generación

proveniente de energías renovables. Ambas están relacionadas con eficiencia

energética.

Recientemente, Chile se insertó en el concierto internacional de un grupo

selecto de países miembros de la Organización para la Cooperación y el

Desarrollo Económico (OCDE). En la figura n°1.se muestra la relación entre el

Producto Interno Bruto (PIB) y el consumo de energía. En esta se encuentra la

relación entre estas variables de países pertenecientes a la OCDE, con

economías más desarrolladas y diversificadas que la nuestra, en que ambas

curvas están “desacopladas”; el PIB no depende en una relación “uno a uno”

de la energía. Además, se muestra el caso de Chile como un opuesto, en que

las curvas del PIB y del consumo de energía se siguen mutuamente año tras

año, es decir, están “acopladas”. El desacople se producirá a través de la

11
implementación de políticas y programas de eficiencia energética (AChEE y

Chilealimentos A.G, 2010).

Figura 2. Variación del PIB y el Consumo de Energía en los países de la OCDE y en Chile.
Fuente: Balance Nacional de energía (BNE), 1971 – 2008 (Año 1971: base 100). AChEE y
Chilealimentos A.G, 2010.

Así, en enero de 2012, el gobierno planteó una planificación estratégica de

energía para los próximos 20 años, indicando que no solamente se desea más

energía, sino que ésta también sea una energía segura, limpia y económica.

Para ello, se ha hecho un compromiso con la eficiencia energética como el

punto de partida de esta estrategia y contempla un programa a 20 años para

desacoplar el crecimiento económico del consumo de energía. Así, se está

planteando una meta de desviar el 12% al año 2020, que habría significado el

consumo de energía sin esta nueva campaña de eficiencia energética, que

implica ahorrar una cantidad de energía equivalente a más de 1.100

megawatts instalados (AChEE y Chilealimentos A.G, 2010)

12
Esta estrategia se basa en un conjunto de ocho pilares:

1) Eficiencia energética (EE).

2) Generación a partir de energías renovables no convencionales (ERNC).

3) Incrementar la participación de la hidroelectricidad (de un 34% a cifras entre

el 45 y el 50%).

4) Nuevas normas de emisiones para empresas termoeléctricas (con

estándares de la OCDE).

5) Asegurar el suministro de energía, mejorar la capacidad y tecnología de las

líneas de transmisión.

6) Un mercado eléctrico más transparente y competitivo.

7) La integración regional. Una interconexión eléctrica con países de América

Latina.

8) Perfeccionar nuestra legislación institucional e institucionalidad ambiental.

La distribución del consumo energético nacional en teracalorías y términos

porcentuales, según el Balance Nacional de Energía (BNE) del año 2010, se

muestra en la Figura n° 2. Claramente se observa la gran importancia del

sector industrial y minero, con un 38% del consumo total, incluyendo al sector

alimenticio (AChEE y Chilealimentos A.G, 2010).

13
Figura 3. Consumo sectorial de energía, con un total de 255.130 Teracalorías.
Fuente: AChEE y Chilealimentos A.G, 2010 (Manual de eficiencia energética
Chilealimentos).

Por lo anterior, actualmente en Chile La Agencia Chilena de Eficiencia

Energética (AChEE) y la Asociación de Empresas de Alimentos de Chile,

Chilealimentos A.G., han creado un manual de Eficiencia Energética para la

Industria de los Alimentos Elaborados, lo que por su contenido y metodología

puede ser aplicable a cualquier tipo de industria con el fin de impulsar el

desarrollo de herramientas para el uso eficiente de la energía que permitan

mejorar la productividad y competitividad del sector.

Es importante destacar además que esta guía cuenta con la incorporación

de la ISO 50001, la cual es una normativa estándar internacional desarrollada

por ISO (Organización Internacional de Normalización), donde se

establecen los requisitos para el establecimiento de un sistema de gestión de

energía. Esta normativa es de aplicación en todo tipo de empresas y

organizaciones, grandes o pequeñas tanto del ámbito público o privado, que

se dediquen a la provisión de servicios o a la elaboración de productos y

14
equipos (Sigweb, 2010). Basada en el procedimiento de mejoramiento

continuo: Planificar-Hacer-Verificar-Actuar (PDCA).

Figura 4. PDCA o Ciclo de Deming, es una estrategia de mejora continua de la calidad en cuatro
pasos, basada en un concepto ideado por Walter A. Shewhart. También se denomina espiral
de mejora continua. Es muy utilizado por los Sistemas de Gestión de Calidad (SGC).
Fuente: Walton, M. et al, 2004.

Sus principales características son:

 Establecer una política energética.

 Asignar claras responsabilidades.

 Desarrollar una revisión energética.

 Establecer línea base.

 Identificar indicadores energéticos adecuados.

 Establecer objetivos y metas.

 Crear un sistema de control documental.

 Comunicar internamente el desempeño energético y del Sistema de Gestión

de Energía (SGE).

 Generar especificaciones para evaluar energéticamente los nuevos

diseños.

15
 Generar especificaciones para compras.

Con lo anterior se puede generar una guía metodológica de análisis de

eficiencia energética que permita utilizar diversas herramientas tales como:

la norma neozelandesa AS/NZS 3598-2000, el “Manual de Eficiencia

Energética Para Alimentos Elaborados” y finalmente ISO 50001, con la

incorporación de elementos del mejoramiento continuo (Ciclo PDCA, Deming)

con la finalidad de obtener una evaluación integra del consumo energético en

función de los procesos productivos, generando un plus a la competitividad de

la empresa por medio de la implementación de herramientas de calidad y

gestión. Con ello se dispondrá de una secuencia de mejoras que sea

aceptable y entendible por todos aquellos responsables de entender

dichos problemas para así implementar un control o una mejora que

facilite el control y normalice los criterios.

16
3. OBJETIVOS

3.1. Objetivo general.

 Determinar eficiencia energética dentro de una piscicultura.

3.2. Objetivos específicos.

 Analizar el nivel de información existente en la organización, la

formación interna y la política de empresa en el ámbito de la eficiencia

energética.

 Analizar el consumo y la distribución energética de las instalaciones

dentro de la piscicultura.

 Identificar los factores que influyen en la eficiencia energética con

objeto de alcanzar el óptimo rendimiento.

 Analizar los costos en función del consumo energético de las

instalaciones estudiadas.

 Formular mejoras y recomendaciones basadas en la inspección de la

piscicultura y en revisión bibliográfica.

17
4. MATERIALES Y MÉTODOS.

4.1. Etapas del diseño metodológico.

El desarrollo de este estudio energético, por su carácter y alcance, se

basa en un proceso similar al de una consultoría, ya que para su realización

se debe recurrir a información obtenida de la empresa acerca de los procesos

internos que se encuentran en operación en los períodos de estudio. Una vez

obtenido la información, se puede comenzar con el paso de análisis de los

datos y posteriormente las conclusiones y recomendaciones.

Por lo anterior, el Diseño Metodológico se encuentra basado en

herramientas de gestión de calidad para la eficiencia energética (Monteagudo

et al, 2005), en el “Manual Para la Eficiencia Energética Para la Industria de

los Alimentos Elaborados” el cual incorpora el ciclo de Deming como

mecanismo de optimización y mejora continua de los procesos energéticos,

de tal forma que no genere cambios abruptos dentro de la empresa. Junto con

ello la norma ISO 50001, lo que por su contenido y metodología puede ser

aplicable a cualquier tipo de industria con el fin de impulsar el desarrollo de

herramientas para el uso eficiente de la energía que permitan mejorar la

productividad y competitividad del sector.

18
Además, durante este proceso se contó con los lineamientos de la Norma

de Eficiencia Energética AS/NZS 3598:2000 (SAI GLOBAL, 2000) con el

objetivo de lograr una integración y potenciación entre ambos métodos.

Las etapas del Diseño Metodológico corresponden a las siguientes:

Definición del Problema, Recopilación de Datos, Análisis de la Información,

Desarrollo de Soluciones e Impacto en el Costo.

Figura 5. Diagrama de flujo para la aplicación de la metodología para la determinación de eficiencia


energética para el centro de alevinaje, Guanaco. TRUSAL S.A.
Fuente: Elaboración propia a través del software Edrawmax.

19
a) Definición del Problema:

Para la definición del problema, se establecieron reuniones presenciales

con los profesionales de TRUSAL S.A para conocer, de manera global, los

procesos de producción que utilizan energía y así poder establecer los

objetivos generales, específicos con el respectivo alcance del estudio a

aplicar. Una vez definido lo anterior, se procedió a establecer los plazos

estimados del proyecto.

b) Recopilación de Datos:

Para la recolección de los datos se presentaron dos vías. La primera fue a

través de la información entregada directamente por la empresa en estudio y

la segunda fue obtenida a través de una inspección en terreno a los procesos

de manufactura de la organización. Los datos recopilados abarcaron un

periodo de un año, comenzando en Agosto del 2011 hasta Agosto del 2012.

c) Datos solicitados a la empresa de manera directa:

Para el desarrollo del estudio de eficiencia energética se solicitó a la

empresa información de calidad primaria, es decir, información perteneciente a

la empresa y que no haya sido analizada por terceros.

La información solicitada para este estudio se basó en los requisitos de

Auditorías energéticas de nivel 1 que señala la norma Australiana –

Neozelandesa de Eficiencia Energética AS/NZS 3598:2000, en conjunto con

información anexa necesaria para llevar a cabo el estudio. La información que

se solicitó a la empresa para este estudio fue la siguiente:


20
 El consumo total de todos los medidores de energía eléctrica para un

período de 12 meses. Si no estaba disponible esa información, se debía

asumir y analizar la información dispuesta por la empresa.

 Planos eléctricos unilineales y cuadros de carga del proceso

productivo.

 El uso de las líneas de energía eléctrica que se encuentran

operativas en todo el año y señalar cuáles son de carácter estacional (por

temporada).

 Registro de fallas eléctricas, mantención de equipos y/o inversiones

aplicadas en equipos eléctricos durante el periodo solicitado para el análisis.

 Informes de producción mensual con respecto a biomasa de peces

producida en el centro.

Tabla 3. Resumen y clasificación de documentación solicitada para realizar el análisis energético


dentro de la piscicultura tiene relación con lo estipulado en la Norma internacional de Auditorías
energéticas en el nivel 1(AS/NZS 3598:2000).
Fuente: Elaboración propia base a información solicitada.

21
d) Información obtenida por inspección en terreno:

Corresponde a lo realizado y elaborado en las visitas realizadas en el

período de estudio a la piscicultura Guanaco, ubicada en la comuna de

Peñaflor, Región metropolitana.

Para obtener y verificar que los datos obtenidos sean relevantes, se debe

resumir y esquematizar el tipo y fuente de la información en cada etapa de las

visitas a la piscicultura, llevando una bitácora por cada inspección en terreno.

La información obtenida en este sub ítem tiene relación con:

 Determinar los procesos efectuados en cada sala de producción.

 Levantamientos de equipos eléctricos de cada sala de producción e

involucrados en los procesos productivos, considerando además unidades

complementarias como: oficina, casino, etc.

 Determinar uso y estacionalidad de equipos eléctricos involucrados.

e) Análisis de la Información:

Se realizó en base a la información recolectada en la etapa anterior. Una

parte de la información recolectada es de carácter histórica, donde se solicita

información de 12 meses de producción. El período de Recolección de datos

es entre los meses de Agosto del 2011 hasta Mayo del 2012.

f) Clasificación de la Información:

En esta etapa se ordenó y resumió la información y/o documentos. Para

ello se clasificó la información por las siguientes categorías: Energía,


22
Producción de biomasa e Información Complementaria. Con lo cual se

realizarán análisis de forma individual e integral a los datos pertenecientes a

cada una de ellas. Esto se realizó a través de una Lista de Chequeo.

4.2. Aplicación de herramientas de gestión para la eficiencia

energética:

a) Consumo y utilización de energía:

El objetivo de este sub ítem fue resumir de manera estadística y con el

apoyo de herramientas gráficas, tales como gráficos de las variables a

estudiar, los perfiles de consumo para la energía asociada a la piscicultura

durante el periodo de operación estimado para el estudio. A ello se le incluirá

los perfiles de carga eléctrica de cada insumo asociado a la producción.

b) Diagrama energético-productivo:

Esta herramienta consistió en desarrollar el flujograma del proceso

productivo, agregándole todas las entradas y salidas de materiales (incluidos

residuos) y de energía, con sus magnitudes características para los niveles de

producción típicos de la empresa.

23
Figura 6. Ejemplo de Diagrama de flujo aplicado para el proceso de ingreso de agua a una
sala de cultivo, incluye el uso de caldera y chiller dentro del proceso, con sus respectivas
demandas energéticas.
Fuente: Elaboración propia.

La utilidad del Diagrama Energético – Productivo, es que muestra la

relación entre las diferentes etapas del proceso productivo y las etapas mayores

consumidoras por tipo de energético, muestra donde se encuentran

concentrados los rechazos de materiales y los efluentes energéticos no

utilizados, muestra las posibilidades de cambio en la programación del proceso

o introducción de modificaciones básicas para reducir los consumos

energéticos. Facilita el establecimiento de indicadores de control por áreas,

procesos y equipos mayores consumidores. Permite determinar la producción

de la empresa.

24
c) Gráfico de consumo y producción en el tiempo: Gráfico de

barras:

Gráfico que muestra la variación simultánea del consumo energético con

la producción realizada en el tiempo. El gráfico se realiza para cada portador

energético importante de la empresa: Consumo energético, por ejemplo, y

puede establecerse a nivel de empresa, área o equipos.

Figura 7. Gráfico de consumo energético vs producción.


Fuente: Elaboración propia.

La utilidad de los gráficos E-P vs. T (Energía – Producción vs. Tiempo),

(figura 7) radica en la muestran de períodos en que se producen

comportamientos anormales de la variación del consumo energético con

respecto a la variación de la producción.

Permiten identificar causas o factores que producen variaciones

significativas de los consumos

25
d) Diagramas de dispersión y correlación:

Gráfico que muestra la relación entre 2 parámetros. Su objetivo es mostrar

en un gráfico x,y si existe correlación entre dos variables, y en caso de que

exista, qué carácter tiene esta.

Figura 8. Ejemplos de correlaciones para diferentes nubes de datos.


Fuente: Elaboración propia.

La utilidad de los diagramas de dispersión y correlación, es que muestra

con claridad si los componentes de un indicador de control están

correlacionados entre sí y por tanto si el indicador es válido o no.

 Permite establecer nuevos indicadores de control.

 Permite determinar la influencia de factores productivos de la

empresa sobre las variables en cuestión y establecer nuevas variables de

control.

26
e) Diagramas de Dispersión de consumo – producción:

Para las empresas industriales y de servicios, realizar un diagrama de

dispersión de la energía usada por mes u otro período de tiempo con respecto a

la producción realizada o los servicios prestados durante ese mismo período,

revela importante información sobre el proceso.

Este gráfico de energía vs. producción puede también realizarse por tipo

de portador energético, y por áreas, considerando en cada caso la producción

asociada al portador en cuestión. Por ejemplo: una fábrica de helados graficará

el consumo de combustible o electricidad versus las toneladas de helados

producidas, mientras que en un hotel turístico se puede graficar el consumo de

electricidad o de gas versus los cuartos-noches ocupados.

La utilidad de los Diagramas de Energía vs. Producción, es determinar en

qué medida la variación de los consumos energéticos se deben a variaciones

de la producción. Mostrar si los componentes de un indicador de consumo de

energía están correlacionados entre sí, y por tanto, si el indicador es válido o

no.

27
Figura 9. Ejemplo gráfico de dispersión para Producción biomasa versus Consumo
energético, con análisis de regresión incorporado.
Fuente: Elaboración propia.

Después de recolectados los datos de consumo de energía y producción

asociada para un mismo periodo de tiempo (día, mes, año), se gráfica los pares

(Energía, Producción) utilizando el programa de hojas de cálculo, Microsoft

Excel. Posterior a ello se determina el coeficiente de correlación o de Pearson

entre Energía y Producción con un software estadístico llamado STATISTICA 7.

f) Coeficiente de Pearson:

Este coeficiente de correlación es una medida que indica la situación

relativa de los mismos sucesos respecto a las dos variables que se están

estudiando, es decir, son la expresión numérica que nos indica el grado de

relación existente entre 2 variables y en qué medida se relacionan. Son

números que varían entre los límites +1 y -1. Su magnitud indica el grado de

asociación entre las variables; el valor r = 0 indica que no existe relación entre

las variables; los valores iguales a 1 son indicadores de una correlación

perfecta positiva (al crecer o decrecer X, crece o decrece Y) o negativa (Al

crecer o decrecer X, decrece o crece Y).

28
Una vez que se ha calculado el coeficiente de correlación, se traza la recta

que más se ajuste a los puntos situados en el diagrama o línea de tendencia

generada en la hoja de cálculo de Microsoft Excel.

g) Índices de consumo energético – producción (KPI, Key

Performance Indicator):

KPI, del inglés Key Performance Indicators, o Indicadores Clave de

Desempeño, miden el nivel del desempeño de un proceso, enfocándose en el

"cómo" e indicando el rendimiento de los procesos, de forma que se pueda

alcanzar el objetivo fijado por la empresa.

Para las variables analizadas: Energía, Producción, se establecerán

indicadores de rendimiento, cómo lo establece la norma AS/NZS 3598:2000

para la Intensidad Energética. Con el objetivo de establecer y conocer los

parámetros del uso de la energía sobre la producción asociada y realizada por

la planta. Las unidades dimensionales de estos indicadores dependerán de la

unidad de la variable estudiada.

29
Figura 10. Ejemplo de indicador energético, el cual considera la cantidad de energía demanda
mensual (kWh) sobre la producción (kg) obtenida mensual.
Fuente: Elaboración propia.

h) Diagrama índices de consumo energético – producción:

El diagrama a aplicar en este sub ítem corresponde a gráficos de

dispersión, con el fin de visualizar y analizar el comportamiento de los índices

de desempeño de las variables estudiadas.

i) Diagrama de Pareto:

Los diagramas de Pareto son gráficos especializados de barras que

presentan la información en orden descendente, desde la categoría mayor a la

más pequeña en unidades y en porciento. Los porcentajes agregados de cada

barra se conectan por una línea para mostrar la suma incremental de cada

categoría respecto al total. El diagrama de Pareto es muy útil para aplicar la Ley

de Pareto o Ley 80 – 20, que identifica el 20% de las causas que provoca el

80% de los efectos de cualquier fenómeno estudiado.

La utilidad del diagrama de Pareto es la de identificar y concentrar los

esfuerzos en los puntos clave de un problema o fenómeno como puede ser; los

mayores consumidores de energía de la fábrica, las mayores pérdidas

energéticas o los mayores costos energéticos, la de predecir la efectividad de

una mejora al conocer la influencia de la disminución de un efecto al reducir la

30
barra de la causa principal que lo produce, y la de determinar la efectividad de

una mejora comparando los diagramas de Pareto anterior y posterior a la

mejora.

Figura 11. Ejemplo de aplicación del Diagrama de Pareto, para visualizar los costos de calidad
asociados a diversas fallas encontradas para un problema X, de una empresa X.
Fuente: Walton, M. et al, 2004.

j) Diagrama ISHIKAWA:

El Diagrama de ISHIKAWA o diagrama Causa – efecto, es una forma

de representar u organizar las diferentes teorías propuestas sobre las causas

de un problema. Lo que permite, por tanto, lograr un conocimiento común de

un problema complejo, sin ser nunca sustitutivo de los datos.

Pasos a seguir para la construcción del Diagrama de ISHIKAWA:

1. Definir el problema que se quiere solucionar.

2. Hacer una lluvia de ideas de todas las posibles causas del problema.

3. Organizar los resultados de la lluvia de ideas en categorías

racionales.

31
4. Construir un diagrama de Causa – efecto que muestre de manera

precisa las relaciones entre todos los datos de cada categoría.

Figura 12. Ejemplo de Diagrama de ISHIKAWA, para la aplicación y determinación de un


problema X, donde se establecen diversos factores con las respectivas causas generadoras del
problema.
Fuente: Elaboración propia con aplicación de software Edrawmax.

4.3. Desarrollo de Soluciones: Recomendaciones:

En la etapa de Desarrollo de Soluciones, existen dos sub-etapas que son

consecutivas y estrechamente relacionadas: Identificación de las ineficiencias

energéticas y la Descripción de oportunidades de mejora para el Proceso

Productivo del centro de cultivo Guanaco de TRUSAL S.A. Dichas

recomendaciones se encontrarán basadas en los siguientes estudios:

“Programa de Eficiencia Energética” del Consejo Nacional de Energía.

Ministerio de Economía de la República de El Salvador Banco Interamericano

de Desarrollo, para la identificación de ineficiencias y mejoras, mientras que,

para la implementación de un plan de buenas prácticas se utilizará el “Manual

de eficiencia energética en la industria de alimentos elaborados” de la

32
Agencia Chilena de Eficiencia Energética (AC hEE) y la Asociación de

Empresas de Alimentos de Chile, Chilealimentos A.G.

a) Identificación de las ineficiencias energéticas:

La identificación de ineficiencias energéticas se basó en los resultados

expuestos en análisis de resultados, análisis de los datos obtenidos por

Inspección en terreno. De acuerdo a lo anterior, la identificación de las

ineficiencias contempló la integración del “Programa de Eficiencia

Energética” del Consejo Nacional de Energía. Ministerio de Economía de la

República de El Salvador Banco Interamericano de Desarrollo, y la

participación de expertos en la materia para apoyar en temas de carácter

técnico.

b) Descripción de oportunidades de mejora y recomendaciones

energéticas para la planta:

Una vez determinadas las causas que generan ineficiencia, se elaboran

oportunidades de mejora atribuible a los problemas detectados clasificándose

según su orden de significancia para el proceso productivo. Para tales efectos

se contó con el “Manual de eficiencia energética en la industria de

alimentos elaborados” de la Agencia Chilena de Eficiencia Energética (AC

hEE) y la Asociación de Empresas de Alimentos de Chile, Chilealimentos A.G,

considerando además la participación de técnicos y expertos solicitados en el

análisis de los resultados.

33
4.4. Toma de decisiones:

A partir de la información generada a través del estudio aplicado a los

diversos sistemas, la empresa podrá generar criterios con base bibliográfica y

empírica que permitan generar decisiones adecuadas tanto para el sistema en

estudio como para otras instalaciones de la empresa.

34
5. RESULTADOS.

5.1. Análisis energético.

5.1.1. Descripción del consumo y el tipo de energía eléctrica


instalada en centro Guanaco Trusal S.A.

La energía eléctrica utilizada por la empresa es suministrada por la

empresa CGE DISTRIBUCIÓN, la cual desarrolla la actividad de distribución

de energía eléctrica en la zona sur de la Región Metropolitana y en las

regiones VI, VII, VIII y IX del país.

En conformidad a lo dispuesto en la Ley Eléctrica vigente en Chile, las

tarifas de distribución para los clientes finales son fijadas cada cuatro años por

el Ministerio de Economía. Esta fijación se realiza en base a estudios

encargados a consultores expertos, tanto por las empresas como por la

Comisión Nacional de Energía (CNE), que es el organismo regulador del

sector energético chileno. Las fórmulas tarifarias quedan establecidas a través

de un Decreto del Ministerio de Economía, en el cual se incluyen las diversas

modalidades de tarifas reguladas a las que pueden optar libremente los

clientes

La tarifa eléctrica a la cual la empresa está suscrita, corresponde a la AT-

3. En esta tarifa se separan los cobros por energía y potencia. Tanto la

energía como la potencia demandada son medidas a través de un medidor

35
con registrador de demanda máxima. La tarifa AT corresponde a suministro de

voltaje de Alta Tensión (Sobre 400 volts). La tarifa está compuesta por los

siguientes cargos:

a) CARGO FIJO MENSUAL:

Este cargo cubre costos tales como lectura, facturación, reparto y

cobranza de las boletas, que no tienen relación con el consumo. Este cargo se

aplica incluso si el consumo es nulo.

b) CARGO POR ENERGÍA:

Se obtiene multiplicando los kWh registrados en el medidor durante el

período de facturación por el precio unitario de la energía.

c) CARGO POR DEMANDA MÁXIMA:

Se calcula multiplicando la demanda máxima de facturación por el precio

unitario correspondiente. Se considera demanda máxima de facturación del

mes, la más alta que resulte de comparar la demanda máxima leída en el mes

con el promedio de las dos más altas demandas registradas en aquellos

meses que contengan horas de punta dentro de los últimos 12 meses, incluido

el mes que se factura.

d) CONSUMO “PRESENTE EN PUNTA”:

El precio unitario del cargo por potencia varía su valor según su grado de

utilización en horas de punta. Se entiende que la demanda leída está siendo

usada manifiestamente durante las horas de punta cuando el cociente entre la

36
demanda media del cliente en horas de punta y la potencia contratada es igual

o superior a 0,5.

e) CONSUMO “PARCIALMENTE PRESENTE EN PUNTA”:

Cuando la potencia contratada es usada parcialmente durante las horas

de punta del sistema eléctrico, independiente si dicha potencia es o no

utilizada en el resto de las horas del año, y se le aplica el precio unitario

correspondiente. Se entiende que la potencia contratada está siendo usada

parcialmente durante las horas de punta cuando el cociente entre la demanda

media del cliente en dichas horas de punta y su potencia contratada, es

inferior a 0,5.

f) AJUSTE DE SENCILLO:

El ajuste sencillo corresponde a una rebaja transitoria incluida en la boleta

actual, identificada con la leyenda Menos ajuste sencillo, cuya finalidad es

facilitar el pago en efectivo en caja y evitar errores en el vuelto hacia el cliente.

Este ajuste se realiza siempre a favor del cliente y es utilizado para llevar el

total a pagar a un monto redondeado de $100. El monto rebajado se agrega al

total facturado en la siguiente boleta mediante un cargo identificado con la

leyenda Ajuste sencillo anterior.

37
5.2. Valores y tendencias del consumo energético en el centro de
cultivo.

Según lo que la metodología describe en la norma AS/NZS 3598:2000, se

consideran al menos 24 meses de estudio para el análisis de la energía

suministrada en el lugar de estudio. Sin embargo la empresa Trusal S.A no

dispone de la totalidad de los datos solicitados, por lo que el estudio ha

considerado solo 10 meses de evaluación, los cuales abarcan desde agosto

del 2011 hasta mayo del 2012. Las facturas de este periodo constan de los

ítems ya mencionados en el punto 1.2 anterior y cuyo resumen con valores

históricos se muestran en la tabla 4.

Tabla 4. Valores históricos de consumo eléctrico en centro Guanaco Trusal S.A.


período agosto 2011-mayo 2012.

Valores históricos cuenta eléctrica centro Guanaco Trusal S.A 2011-2012

Detalle cuenta Valores en pesos chilenos


Cargo fijo $ 15.504
Energía total demandada $ 80.958.272
Demanda presente en punta (pp) $ 21.300.458
Cargo unico sistema troncal $ 1.344.714
Reliquidaciones art. 171 DFL 4/2006 cuotas $ 869.324
+ OC 6656 cuotas
Pagos fuera plazos + ajustes de sencillo e $ 887.217
intereses por mora
Recargo mal factor potencia $ -
Compensaciones y otros descuentos $ 1.293.288
Total $ 105.375.489

a. De la tabla 4 se extrae que:

El consumo energético del centro de cultivo es de $80.958.272, lo cual

representa el 77% de los costos totales del periodo Agosto 2011-Mayo 2012
38
(ver figura 13). Junto con lo anterior el ítem que lo sigue es la demanda

presente en punta con un 20% del total de los cobros de facturación.

Cabe destacar que dentro de estos ítems abordados por las facturas no se

encuentra el factor potencia el cual corresponde a la relación entre la potencia

activa y la potencia aparente del sistema eléctrico, expresado en centésimas

(0,70, 0,80, 0,90, etc.), y representa el porcentaje que se aprovecha de la

energía que proporciona la compañía suministradora de electricidad, por tal

razón cuando el Factor de potencia es bajo se penaliza. Si no se encuentra

dentro de las facturaciones quiere decir que el centro de cultivo mantiene

controlada esta variable.

39
Valores históricos cuenta eléctrica centro
Guanaco Trusal S.A 2011-2012
1% 1%
1% 0%

Cargo fijo
20%
Energía total demandada

Demanda presente en punta


(pp)
Cargo unico sistema troncal

Reliquidaciones art. 171 DFL


4/2006 cuotas + OC 6656 cuotas

77% Pagos fuera plazos + ajustes de


sencillo e intereses por mora

Figura 13. Gráfico de consumo histórico periodo agosto 2011-mayo 2012

40
5.3. Diagrama de flujos para cada etapa de proceso en centro de
cultivo.

Para entender en primer lugar, los procesos de cultivo que ocurren dentro

del centro Guanaco Trusal S.A. es necesario saber cuáles son las etapas del

cultivo que presenta este centro y así poder analizar y evaluar los equipos

eléctricos que utiliza para su producción (Fig. 14).

Figura 14. Diagrama de flujo de las etapas de cultivo que abarca el centro Guanaco.
Observándose que corresponde al eslabón primario dentro de la cadena productiva del salmón.
Fuente: Elaboración propia.

41
a. Sala de incubación

Corresponde a la etapa inicial del proceso de cultivo de salmónidos,

donde son ingresadas las ovas ya fertilizadas (ovas ojo) provenientes de

otros centros de cultivo, con el fin de incorporar las unidades térmicas

necesarias para la eclosión de las ovas y su posterior desarrollo como

alevines con saco vitelino (Fig.15).

Esta sala cuenta con:

 144 bateas distribuidas en 12 atriles de 6 batea cada uno. Cada batea

contiene 6 bandejas para la siembra de ovas.

 La capacidad aproximada de cada bandeja es de ½ litro de ovas.

 La producción máxima para esta sala bordea los 7.000.000 de ovas.

 Se emplea un sistema de recirculación con un 15-20% de recambio de

agua diario.

 Este sistema funciona a través del uso de 2 unidades de Chillers, cada

uno con un sistema de filtración (anillos) y bomba recirculatoria.

 Desinfección UV, otorgada por 4 unidades de desinfección (2 por cada

Chiller).

 El agua suministrada es además intervenida por un sistema LHO

(sistema de oxigenación tipo raceways que opera desde una altura

determinada, en la cual el agua de inyecta de oxígeno por acción de la

gravedad) (1 pagoda) que ayuda a oxigenar el agua proporcionada por el

canal.

42
 Iluminación proporcionada a través de 7 equipos fluorescentes dentro de

la sala de incubación (usada solo para maniobras pertinentes). Sin

embargo existen 6 equipos electrógenos fluorescentes adicionales en sala

aledaña a la de incubación (sala donde se ubica el equipo de Chillers y

recirculación de la misma).

43
5.3.1. Diagrama de procesos Sala de Incubación.

Figura 15. Diagrama de flujo de los procesos energéticos de la Sala de Incubación, Guanaco,
Trusal S.A.
Fuente: Elaboración propia.

*El tiempo de operación de este proceso se encontrará sujeto al tipo de


ova a incubar (salmón Coho, Trucha o Salar) y a las temperaturas aplicadas,
si se desea acelerar o ralentizar el proceso de incubación.

44
b. Sala primera alimentación.

En esta sala ocurre la primera etapa de alimentación de los alevines una

vez que ya han consumido su saco vitelino y se han convertido en nadadores

competentes, capaces de alimentarse por sí mismos a través de alimento

granulado pelletizado (Fig. 16). Los alevines permanecen en esta sala hasta

que tengan aproximadamente 1 gr de peso, para posteriormente ser

trasladados a las salas de alevinaje.

Esta sala cuenta con:

 24 estanques circulares de cultivo.

 La capacidad de agua es de 20 m3 cada uno.

 Alimentación a través de alimentadores automáticos instalados en

cada estanque: ARVO TEC y reforzados a través de alimentación manual

si el caso es requerido.

 Iluminación a través de 24 equipos fluorescentes.

 Suministro de agua proporcionado a través de agua de canal y pozo n° 2,

la cual es intervenida a través de sistema LHO para la incorporación de

oxígeno (pagodas, 2 unidades).

 Control de oxigenación a través de sensores en cada estanque y

válvulas selenoides que permiten el corte o traspaso de oxígeno si sus

niveles se encuentran bajo rangos críticos (control PLC).

 Oxigenación de emergencia proporcionada a través de difusores

cerámicos (3 unidades por estanque).

 Control de temperatura del agua por medio de un chiller, con

45
sistema de desinfección UV incorporado.

 La producción de peces para cada estanque es de 45.000 unidades

aprox. por estanque.

46
5.3.2. Diagrama de flujo procesos Sala de Primera Alimentación.

Figura 16. Diagrama de flujo de procesos energéticos en Sala de Primera Alimentación, Guanaco,
Trusal S.A.
Fuente: Elaboración propia.

*El tiempo de operación de este proceso, se encontrará sujeto al ingreso


de peces, las temperaturas que se apliquen, las condiciones sanitarias y de
alimentación.

47
c. Sala alevinaje I y II

La fase de la producción del centro de cultivo culmina en esta sala,

puesto que los alevines permanecen en esta sala hasta que consiguen

el peso necesario y requerido por la empresa (tamaño de traslado 25-30 gr,

aprox.). Una vez conseguido el peso requerido los alevines son traslados

a otros centros donde continuarán su desarrollo (proceso de smoltificación

y engorda).

La sala de alevinaje I (Fig. 17) cuenta con:

 16 estanques circulares de 11 m de diámetro cada uno, con 95 m3

utilizables.

 Cada estanque cuenta con un sistema de oxigenación a través de

“conos”, además de un sistema de emergencia controlado a través de

sensores de oxigeno y válvulas selenoides que otorgan oxígeno de

emergencia por medio de mangueras porosas, en el caso que así lo

requiera.

 El suministro de agua proviene de canal y pozo n° 2 con temperatura

constante 16°C.

 Iluminación sustentada a través de 16 ampolletas de halurometal.

 Alimentación automatizada a través del sistema Feedstation de OCEA.

 Capacidad de producción peces: 100.000 unidades aprox. por estanque.

48
La sala de alevinaje II (Fig. 18) cuenta con:

 12 estanques circulares de 11 m de diámetro cada uno, con 95 m3

utilizables.

 El suministro de agua para esta sala proviene de los tres pozos con los

que cuenta el centro. Esta agua es intervenida en un sistema de

“pagodas” (2 unidades) o LHO para la incorporación de oxígeno a través

del rompimiento de las partículas del agua a través de superficies

perforadas.

 Posee un sistema de control de oxígeno, con sensores que permiten

monitorear la saturación del oxígeno y válvulas selenoides para cada

estanque que permiten la activación del oxígeno de emergencia a través

de mangueras porosas, si así es requerido.

 Iluminación a través de 12 ampolletas de halurometal.

 Alimentación automatizada a través del sistema Feedstation OCEA.

 Capacidad de producción peces: 100.000 unidades aprox. por estanque

49
5.3.3. Diagrama de flujo de procesos Sala Alevinaje I.

Figura 17. Diagrama de flujo de procesos energéticos Sala de Alevinaje I, Guanaco, Trusal S.A.
Fuente: Elaboración propia.

*El tiempo de operación de este proceso, se encontrará sujeto al ingreso


de peces, las temperaturas aplicadas, las condiciones sanitarias y de
alimentación.

50
5.3.4. Diagrama de flujo procesos Sala Alevinaje II.

Figura 18. Diagrama de flujo de procesos energéticos en Sala de Alevinaje II. Guanaco, Trusal
S.A.
Fuente: Elaboración propia.

*El tiempo de operación de este proceso, se encontrará sujeto al ingreso


de peces, las temperaturas que se apliquen, las condiciones sanitarias y de
alimentación.

51
5.4. Detalles de producción en Guanaco, Trusal S.A.

La producción de alevines dentro del centro de cultivo se encuentra dado

por grupos o “batch” de peces. Esto se designa por números o códigos según

su especie y fecha de entrada al centro. De esta forma se van organizando los

inputs y outputs de peces.

Las siguientes tablas muestran en detalle la producción de peces por

grupos dentro del período estudiado.

Tabla 5. Producción de grupo de peces durante el periodo agosto-diciembre 2011. Detalle de la


biomasa producida por cada grupo y su tiempo de producción, consumo energético mensual y sus
respectivos costos.
Fuente: Elaboración propia a través de información otorgada por la empresa

52
La tabla 5, ordena los grupos de peces que se produjeron en el período

de Agosto-Diciembre del 2011.

La mayor producción de kg de peces es en el mes de noviembre, con

80.165 kg. y con una demanda energética de 229.725 kWh, los valores más

altos del período 2011. Sin embargo se visualiza el menor valor de kWh por

kilogramo de pez producido mensualmente 2,87 kWh/kg de pez.

Tabla 6. Producción de grupo de peces durante el periodo enero-mayo 2012. Detalle de la


biomasa producida por cada grupo y su tiempo de producción, consumo energético mensual y sus
respectivos costos.
Fuente: Elaboración propia a través de información otorgada por la empresa

La tabla 6, ordena los grupos de peces que se produjeron en el período de

Enero-Mayo del 2012.

La mayor producción de kg de peces es en el mes de Marzo, con 59.970

kg. y con una demanda energética de 171.450 kWh. Estos valores suponen un

mejor uso de la energía, puesto que los otros meses de estudio tienen menos

producción de kg de peces y mayor consumo energético (Abril-Mayo). Sin

53
embargo estos antecedentes son analizados mas adelante con la ayuda de

diagramas que permiten visualizar hacia donde se direcciona el uso energético

que explicaría las posibles pérdidas de energía.

En lo que respecta a valores de kWh por kilogramo de pez demandado, el

mes de Marzo es el más “eficiente” puesto que se visualiza el menor valor de

kWh por kilogramo de pez producido mensualmente 2,86 kWh/kg de pez, en

comparación a los otros meses estudiados dentro del período 2012.

5.5. Consumo energético y producción en el tiempo.

El consumo energético asociado a la producción se encuentra

representado como kWh, mientras que la biomasa producida se encuentra en

toneladas mensuales. Esta información se encuentra graficada en la figura

19, en donde se observa que existen 5 meses dentro del período estudiado

que poseen un equilibrio entre las variables (Agosto-Noviembre-Diciembre

2011 y Febrero-Marzo 2012): producción de biomasa y consumo energético,

puesto que su relación es directamente proporcional, transformandolas en

posibles variables de control para el uso eléctrico de las instalaciones. Esta

probabilidad se estudia mas adelante en el transcurso de los diversos estudios

aplicados para la correcta aplicación del uso energético en los procesos

productivos.

54
90,00 250000

Ton. Biomasa producidas

kWh consumo energético


80,00
70,00 200000
60,00
150000
50,00
40,00
100000
30,00
20,00 50000
10,00
0,00 0

Biomasa toneladas Consumo kWh

Figura 19. Biomasa producida agosto 2011-mayo 2012 v/s el consumo energético del
período.

Los meses de produccón que responden a posibles variables de control y

eficiencia son: Para el año 2011, Agosto, Noviembre y Diciembre. Para el

año 2012, Febrero, Marzo. Para ello, cuando se realice el análisis de posibles

indicadores energeticos de producción se hará un estudio, de cuales de estas

variables aquí obtenidas pueden significar mayor rentabilidad a la empresa.

Los meses que no responden como posibles variables de control o como

posibles indicadores de eficiencia energética dentro del periodo estudiado

corresponde a los meses siguientes: Para el año 2011, Septiembre, Octubre.

Para el año 2012, Enero, Abril, Mayo.

55
Lo anterior se debe a que las variables estudiadas poseen un

comportamiento inversamente proporcional entre ellas, lo que se escapa de la

lógica de: mayor producción, mayor consumo energético y viceversa. Esto

demuestra que la energía consumida se encuentra directamente relacionada

con la producción obtenida mensualmente. Sin embargo, estas situaciones

donde existe una baja productividad con un alto consumo energético,

probablemente esta situación puede estar evidenciando posibles fugas de

energía, mala manipulación o mala mantención de los equipos relacionados o

actividades extracurriculares que no tengan relación a la producción neta pero

que si forma parte indirectamente. Estas actividades pueden ser: consumo

energético de casa de asistentes, oficina, casino. Para verificar estas

posibilidades se ha planteado un diagrama de Ishikawa que demuestre con una

lluvia de ideas cuales pueden ser los posibles factores que afecten a este

desajuste.

56
Figura 20. Diagrama de Ishikawa para deficiencia energética dentro del centro de cultivo
originada por 3 categorías.
Fuente: Elaboración propia por medio del software Edrawmax.

Justificación de los posibles factores o categorías de ineficiencia

energética

 Equipos eléctricos: Sobredimensionar los equipos puede generar

una sobredemanda innecesaria de energía de la que realmente se necesita.

Por ello se consume más energía de la necesaria para operar los equipos

generando mayor consumo obteniéndose un mayor costo para la empresa.

También se genera ineficiencia de los equipos según antigüedad de éste,

dado por motivos de tecnología; los equipos más eficientes en consumo son

los más recientes. Las fallas eléctricas reiteradas en equipos crean

57
ineficiencia, ya que fuerzan a sus sistemas de alimentación a requerir mayor

consumo para funcionar. Otro factor es mantener los equipos en

funcionamiento cuando no se está produciendo realmente en el centro. Esta

causa se relaciona con la capacitación del personal operante de los equipos

eléctricos.

 Mano de Obra: La falta de capacitación al capital humano genera

ineficiencia en el consumo de energía eléctrica, ya que ante el

desconocimiento de los equipos y usos de la energía utilizada en el consumo

de energía eléctrica, el personal no está estandarizado en la utilización de las

máquinas eléctricas, elevando el consumo por parte de los equipos.

 Métodos: Respecto a esta categoría, se observa que las causas

generadoras de ineficiencia son respecto a que no se realizan los

mantenimientos preventivos de los equipos, no existe un control periódico de

los consumos energéticos ni un parámetro donde se compare lo real con

metas energéticas propuestas por la empresa.

Mas adelante se aplica nuevamente un diagrama de Ishikawa y de

Pareto con la finalidad de recabar mas finamente las posibles causas que

pueden estar incidiendo en la alta demanda de consumo energético para

bajas producciones.

58
5.6. Costos asociados al consumo energético.

A continuación se presentan los costos, en peso chileno, que están

asociados al período de estudio y sus respectivos consumos eléctricos en

kWh.

Consumo energético vs. Costos

Costos en peso chileno por consumo eléc.


250000 14.000.000
Consumo kWh mensual

12.000.000
200000
10.000.000
150000 8.000.000

mensual
100000 6.000.000
4.000.000
50000
2.000.000
0 -

Consumo kWh Costos (peso chileno) consumo eléctrico mensual

Figura 21. Gráfico de consumo energético y los costos asociados al período.

La figura 21 indica que los valores tanto de consumo eléctrico y los costos

asociados al período poseen comportamientos directamente proporcionales en

la generalidad del período. Sin embargo, los tres ultimos meses (Marzo, Abril,

Mayo del 2012) tienen una leve desproporción en lo que se refiere a los

costos, esta situación se debe a que en esta temporada existe una baja

relativa de los costos (kWh), a continuación esta aseveración se corrobora con

el siguiente analisis de costos durante el período de estudio (Fig. 22-23).

59
5.6.1. Análisis de costos mensuales kWh. Centro Guanaco,
Trusal S.A.

Figura 22. Detalle costos (peso chileno) por kWh mensual para el año 2011.

Figura 23. Detalle costos (peso chileno) por kWh mensual para el año 2012.

La información expuesta en las figuras 22 y 23, han sido obtenidas de

los análisis de las facturas de cobros eléctricos del centro. Cabe destacar que

estos valores se encuentran excentos de impuestos y otros intereses que se

incorporan en la facturación, por lo tanto es el valor neto de kWh de cada mes.

Con esta información se comprueba que para los meses de Marzo, Abril y

Mayo del 2012 el valor kWh es relativamente mas barato que para el resto de

60
los meses analizados, lo que demuestra la leve desproporción de los datos

graficados para consumo energético y costos asociados.

5.7. Análisis de gráficas de dispersión y correlación de las variables


y regresión.

5.7.1. Consumo energético y producción de biomasa.

Figura 24. Detalle producción de biomasa en toneladas mensuales vs. el consumo energético
en kWh mensuales.

En la figura 24, la nube de datos posee una línea de tendencia que mejor

se ajusta a la distribución de los datos: Potencial, con esto se ha obtenido la

siguiente ecuación y el valor R cuadrado:

61
A través de esta ecuación o análisis de regresión es posible ampliar el

significado de línea de tendencia a la cual se han ajustado los datos, es decir

permitirá predecir valor futuros de consumo energético por cada producción a

través de una fórmula del tipo potencial.

En cuanto al valor arrojado para R2, 0,778, es el valor más cercano a 1

que se ha podido establecer mediante la aplicación de diversas líneas de

tendencias. La fiabilidad del ajuste de tendencias para la ecuación de la curva

se encuentra dada por un 88%.

5.7.2. Análisis de correlación, coeficiente de Pearson (r).

El valor dado para la correlación de Pearson es de: 0,67, lo cual indica una

relación entre las variables buena.

62
5.8. Consumo energético y producción de biomasa por grupo de
peces.

Figura 25. Detalle producción de biomasa y consumo energético (kWh) mensuales por grupo
de peces obtenidos en Centro.

En la figura 25 presenta una nube de datos que responde a una línea de

tendencia que mejor se ajusta a la distribución de los datos: Potencial, con

esto se ha obtenido la siguiente ecuación y el valor R cuadrado:

A través de esta ecuación o análisis de regresión es posible ampliar el

significado de línea de tendencia a la cual se han ajustado los datos, es decir

permitirá predecir valor futuros de consumo energético por cada producción a

través de una fórmula del tipo potencial.

63
En cuanto al valor arrojado para R2, 0,921, es el valor más cercano a 1

que se ha podido establecer mediante la aplicación de diversas líneas de

tendencias, lo cual vislumbra una dependencia de las variables casi de

perfecta (cercano a 1). La fiabilidad del ajuste de tendencias para la ecuación

de la curva se encuentra dada por 96%. Con la finalidad de corroborar los

datos se ha hecho un análisis de regresión a través del programa

STATISTICA 7, para las variables consumo energético y producción de

biomasa por grupos de peces. El análisis arrojó lo siguiente:

Figura 26. Análisis de regresión para la variable de biomasa producida por grupo de peces con
aplicación de programa STATISTICA 7.

El análisis de regresión es estadísticamente significativo con un valor de p

< 0.05, para las variables asignadas, por lo que existe una relación

estadísticamente comprobada entre ellas. Sin embargo, en la nube de datos

se pueden observar 2 datos (correspondiente a dos grupos de peces) que

escapan de la eficiencia energética planteada. El primer dato corresponde al

grupo (02-01-020 Trucha importada aquasearch TH/2012/13-14) con una

producción de biomasa de 19.037 kg con una demanda energética de 169.231

kWh, mientras que el segundo dato corresponde al grupo (01-02-103 Coho

Nacional Invertec/2011/12-13) con una producción de biomasa de 79.138 kg,

64
con una demanda eléctrica de 385.050 kWh. Esta producción ineficiente en

cuanto a energía obviamente se ve reflejada de forma mensual, por lo que el

análisis de mejora para que estas situaciones de producción de batch no se

vuelvan a repetir, serán propuestas a nivel de producción mensual, lo cual

corregirá la ineficiencia dentro de los grupos.

5.8.1. Análisis de correlación, coeficiente de Pearson (r).

Figura 27. Análisis de correlación para las variables de biomasa producida por grupo y su
demanda energética con la aplicación del programa STATISTICA 7.

El valor dado para la correlación de Pearson es de: 0,90, lo cual indica una

relación estadísticamente significativa entre las variables estudiadas.

65
5.9. Consumo energético y costos asociados al consumo.

Figura 28. Detalle gráfico de dispersión para las variables de consumo energético y sus
costos en peso chileno.

La figura 28 presenta una nube de datos que responde a una línea de

tendencia que mejor se ajusta a la distribución de los datos: Potencial, con

esto se ha obtenido la siguiente ecuación de regresión y el valor R cuadrado:

A través de esta ecuación o análisis de regresión es posible ampliar el

significado de línea de tendencia a la cual se han ajustado los datos, es decir

permitirá predecir valor futuros de consumo energético por cada producción a

través de una fórmula del tipo potencial.

66
En cuanto al valor arrojado para R2, 0,988, es el valor más cercano a 1

que se ha podido establecer mediante la aplicación de diversas líneas de

tendencias, lo cual vislumbra una dependencia de las variables casi de

perfecta (cercano a 1). La fiabilidad del ajuste de tendencias para la ecuación

de la curva se encuentra dada por un 99%.

5.9.1. Análisis de correlación, coeficiente de Pearson (r).

Figura 29. Análisis de correlación para las variables de biomasa producida por grupo y sus
costos energéticos asociados a través de la aplicación del programa STATISTICA 7.

El valor dado para la correlación de Pearson es de: 0,65, lo cual indica una

relación débil entre ambas variables.

Finalmente los análisis de correlación y regresión de las variables

demuestran que existe una relación estadísticamente significativa entre la

biomasa mensual y su demanda energética y costos asociados.

67
5.10. Índices de consumo energético – producción (KPI, Key
Performance Indicator).

Tabla 7. Indicadores de producción y consumo energético durante el período Agosto 2011-


Mayo 2012.

De la tabla 7 se concluye que en los meses con mayor producción de

peces: Noviembre-Diciembre 2011, el consumo energético ha sido

directamente proporcional con la producción, generando así, indicadores de

costo y de consumo que abarcan solo un 16% del total de los indicadores.

Este mismo fenómeno ocurre con los meses: Febrero-Marzo 2012, con un

15%. Junto con lo anterior se puede establecer estos valores como índices de

control o variables de eficiencia en cuanto al consumo energético, puesto

que cumplen con los estándares establecidos como variables eficientes:

proporcionalidad entre la producción y su demanda eléctrica, o bien, una

mayor producción de biomasa con un consumo energético bajo.

68
Tabla 8. Detalle índices de producción y eficiencia energética para los meses que cumplen
con los estándares de eficiencia energética.

Meses Biomasa Consumo Costos Índice EE %Índice Índice %Índice


kg kWh US$/kWh (kWh)/kg EE Costo Costo
(kWh)/kg US$/kg US$/kg
nov-11 80.165 229.725 26.517,62 2,87 24,6 0,33 26,2
dic-11 55.344 162.450 18.751,93 2,94 25,2 0,34 26,9
feb-12 35.256 105.300 11.350,50 2,99 25,6 0,32 25,4
mar-12 59.970 171.450 16.156,42 2,86 24,5 0,27 21,4

Con esta información se podrá posteriormente establecer estándares de

eficiencia para la producción en cuanto a la demanda energética y así poder

generar un control de estas variables. A continuación se presentan las gráficas

que detallan con más claridad los resultados de las tablas ya expuestas.

69
5.10.1. Análisis gráficos de barras para Índice de eficiencia
energética.

Figura 30. Índice de eficiencia energética mensual durante el periodo Agosto 2011-Mayo 2012
(kWh)/ kg biomasa producida durante el período.

5.10.2. Análisis gráficos de barras para Índice de costos US$


asociado al consumo energético.

Índice costo US$ consumo


energético
2,50
2,00
1,50
1,00
0,50
0,00

índice costo US consumo EE/Kg

Figura 31. Índice de costos (US$) asociados al consumo energético por concepto de
producción mensual durante el periodo agosto 2011-mayo 2012 (kWh) (US$)/ kg biomasa
producida durante el período.

70
Las figuras 30 y 31 muestran el comportamiento de los índices de

consumo energético y de costos, evidenciando que para los primeros meses

de estudio: Agosto-Septiembre del 2011 son meses de baja producción con

una alta demanda en consumo energético, para una mejor proyección y

análisis de esta información es necesario la aplicación de diagramas de

dispersión.

5.11. Análisis gráfico de dispersión Índice de consumo y producción.

Figura 32. Índice de consumo energético mensual durante el periodo Agosto 2011-Mayo 2012
(kWh)/ kg biomasa producida durante el período. Ordenado los datos de mayor a menor
producción para visualizar el comportamiento de este posible indicador de consumo.

La figura 32 corresponde a una especie de hipérbola equilátera, con

asíntota en el eje x, en que se observa la influencia del nivel de producción

sobre el índice de consumo.

71
La curva anterior muestra como el índice de consumo aumenta al

disminuir el nivel de la producción realizada. En la medida que la producción

se reduce debe disminuir el consumo total de energía, pero el gasto

energético por biomasa aumenta.

Además se puede visualizar que existen dos puntos dentro del gráfico

donde comienza a elevarse significativamente el índice de consumo para

bajas producciones. Estos puntos se pueden denominar como puntos

críticos. Producciones por encima de los puntos críticos no cambian

significativamente el índice de consumo; sin embargo, por debajo del punto

crítico éste se incrementa rápidamente (ver figura 32).

Por consiguiente se obtiene el valor de R cuadrado para las variables de

consumo energético por concepto de producción:

*La fiabilidad de este ajuste de curva se encuentra dada por un 94%.

Tabla 9. Detalle de índice de consumo para la producción obtenida durante el período de


estudio ordenado de menor a mayor producción. Datos destacado en negrita para quienes
responden como puntos críticos con altos índices de consumo y producción baja.

Mes Biomasa kg Consumo kWh Índice de % Índice de


consumo kWh consumo kWh

ago-11 718,3 12.488 17,39 22,7


sep-11 8.431,90 167.513 19,87 25,9
oct-11 30.225 156.825 9,97 13,0
nov-11 80.165 229.725 2,87 3,7
dic-11 55.344 162.450 2,94 3,8
ene-12 30.746,00 124.875 4,06 5,3

72
feb-12 35.256,80 105.300 2,99 3,9
mar-12 59.970 171.450 2,86 3,7
abr-12 54.662 205.763 3,76 4,9
may-12 18.531,10 184.725 9,97 13,0

Según esta tabla se puede establecer como puntos críticos las dos

primeras producciones correspondientes a los meses de Agosto y Septiembre

del 2011 (datos destacados) con índices de consumo que abarcan casi el 50%

del total.

Puntos críticos de consumo energético:

 Agosto 2011  17,39  representa el 22% del total índice de


consumo obtenidos en el período.
 Septiembre 2011  19,89  representa el 25% del total índice
de consumo obtenidos en el período.

73
5.11.1. Análisis gráfico de dispersión Índice de costos asociado a la
producción (costos US$/kWh mensuales para producción (kg).

Figura 33. Índice de costos energético mensual para el periodo agosto 2011-mayo 2012. US$(kWh)/ kg
biomasa producida. Ordenado los datos de mayor a menor producción para visualizar el comportamiento
de los indicadores.

Al igual que el gráfico de índice de consumo energético anterior, se

observa que al aumentar la productividad, existe una tendencia a la baja por

parte del indicador, existiendo así, una relación inversa entre ambas variables.

Sin embargo a medida que disminuye la producción, la demanda de energía

eléctrica debiera disminuir y por ende los costos asociados a esta. Pero como

ocurre en la situación anterior, el gasto energético por unidades o kg

producidos aumenta generando este escenario.

A continuación el valor de R cuadrado para las variables de costo

energético por concepto de producción.

74
En cuanto al valor arrojado para R2, 0,883, es el valor más cercano a 1

que se ha podido establecer mediante la aplicación de diversas líneas de

tendencias, lo cual vislumbra una dependencia de las variables casi de

perfecta (cercano a 1). La fiabilidad del ajuste de la curva se encuentra dada

por un 94%.

5.12. Posibilidades de mejora en rentabilidad, propuesta de indicadores


energéticos.

Con la finalidad de poder visualizar posibles mejoras si se considera la

implementación de índices energéticos dentro de la producción, se ha creado

un escenario hipotético que simula la implementación del mejor índice

energético encontrado dentro del análisis Agosto 2011-Mayo 2012.

Mejor índice energético  2,87. Correspondiente al mes de Noviembre del

2011.

Biomasa producida: 80.165 kg

Consumo energético demandado: 229.725 kWh.

5.12.1. Escenario de implementación.

Tabla 10. Escenario de implementación del mejor índice obtenido (2.87) para el mes de agosto del
2011.

Estado Mes Biomasa kg Consumo kWh Costo pesos


Real Agosto 2011 718.3 12.488 721.681
Hipotético Agosto 2011 718.3 2.061 119.105

75
El ahorro que puede generar el escenario hipotético es de 10.427 kWh,

correspondiente a $602.576 (Tabla 10).

Tabla 11. Escenario de implementación del mejor índice obtenido (2.87) para el mes de septiembre
del 2011.

Estado Mes Biomasa kg. Consumo kWh Costo pesos


Real Septiembre 8.431 167.513 13.259.727
Hipotético Septiembre 8.431 24.196 1.396.469

El ahorro que puede generar el escenario hipotético es de 205.529 kWh,

correspondiente a $11.863.133 (Tabla 11).

Si se considera la corrección de solo esos dos meses, la empresa hubiera

tenido un ahorro aproximado de $12.465.710 (Tabla 12).

Sin embargo, si esta situación se aplica al período completo de análisis, el

escenario sería el siguiente:

Tabla 12. Aplicación de índice (2.87) para todo el período de estudio.

Mes Biomasa Consumo kWh Costos $ Consumo Costos $ con


kg kWh con corrección
corrección índice
índice

Agosto 718,3 12.488 721.715 2.061,5 119.135,3


Septiembre 8.432 167.513 9.668.151 24.199,4 1.396.790,7
Octubre 30.225 156.825 9.051.312 86.745,8 5.006.964,7
Noviembre 80.165 229.725 13.258.809 230.073,6 13.279.845,3
Diciembre 55.344 162.450 9.375.964 158.837,5 9.168.098,9
Enero 30.746 124.875 6.730.263 88.241,0 4.756.191,0
Febrero 35.257 105.300 5.675.249 101.187,1 5.474.222,1
Marzo 59.970 171.450 8.078.209 172.113,9 8.110.007,0
Abril 54.662 205.763 9.694.912 156.879,9 7.392.182,8
Mayo 18.531 184.725 8.703.688 53.184,3 2.506.043,3

76
De la tabla 12 se extrae que: El total real demandado en kWh es de

1.521.114 kWh, correspondiente a $80.958.272. Mientras que en el caso

hipotético la demanda de kWh corregida es de 1.073.524 kWh,

correspondiente a $57.209.481 pesos. Por lo anterior se vislumbra un ahorro

energético de 447.590 kWh, con un valor de $23.748.791, lo cual representa

el 29% de los gastos totales por consumo energético durante el periodo.

77
5.13. Catastro de equipos.

Para obtener un mejor análisis del consumo energético es imperante la

necesidad de hacer un catastro de todos los equipos eléctricos utilizados en

planta con finalidad productiva. En las siguientes tablas (13 y 14) se presenta

una revisión completa de los equipos eléctricos usados en el centro.

Tabla 13. Detalle de consumo kWh de equipos de prestación de servicio para las unidades
productivas.

De la Tabla 13 cabe destacar que:

Los equipos de uso permanente son: Filtros rotatorios, bombas de pozo,

sistema de alimentación automática, equipos de iluminación para salas de

primera alimentación y alevinaje 1 y 2.

78
Tabla 14. Detalle de equipos de uso permanente para unidades productivas.

Cabe señalar que todos los equipos son de uso permanente, cuando las

unidades productivas se encuentran en operación.

Tabla 15. Detalle consumo doméstico en centro.

Finalmente en la Tabla 15 se observa que el uso energético doméstico, es

aparentemente no significativo comparado a la energía solicitada para la

producción neta.

79
En la figura 34 se detalla de manera porcentual el consumo energético

expresado en kWh de cada uno de los equipos de uso permanente en centro

Guanaco. En el ítem de equipos de servicio, el 82% del consumo energético

corresponde a las bombas que extraen el agua de los pozos (3 unidades) y

que trabajan permanentemente cuando las unidades de cultivo se encuentran

operativas. Mientras que, el 11% del consumo energético corresponde al silo

de mortalidad, el cual es operativo de forma permanente, para aplicar

tratamiento químico a la mortalidad diaria del centro.

Por otra parte, los equipos eléctricos que representan un bajo consumo

dentro de este ítem son las bombas utilizadas para el funcionamiento de los

filtros rotatorios (equipos utilizados para la remoción de sólidos de los

efluentes) con un 7% de la demanda energética total del primer ítem. En tanto

que los equipos con consumo poco significativo corresponden al rodiluvio,

debido a su bajo consumo (0,37 kW) y la graduadora de peces (0,29 kW),

quienes representan un 0% de la figura 34.

Para el ítem 2, equipos de servicios II, se observa que el equipo que

abarca el 51% de la demanda total es para el sistema de alimentación

automática que opera en las salas de alevinaje 1 y 2. El cuanto a la

iluminación de las salas de cultivo, el 21% de la demanda es abarcado por el

sistema de iluminación de la sala de alevinaje 1, el 16% por la sala de

alevinaje 2, el 10% por la sala de 1° alimentación y con solo un 3% del

consumo, es sustentada la sala de incubación. Cabe destacar en este último

que la iluminación está dada solo para operar las salas de chillers que posee

esta unidad de cultivo y para efectuar maniobras de limpieza y desinfección


80
cuando la unidad de cultivo no se encuentra operativa, ya que, esta sala debe

permanecer en completa oscuridad cuando es sembrada de ovas para su

cultivo.

Figura 34. Detalle del consumo porcentual del total de equipos de consumo permanente dentro del
centro.

81
5.14. Gastos y ocurrencias de fallas, centro Guanaco.

Para este ítem se ha requerido de una bitácora o apuntes de los gastos y

fallas ocurridas en el centro con el fin de analizar las principales causas de

inversión y/o reparación que haya incurrido la empresa y así visualizar donde

existen posibles ineficiencias energéticas.

En la tabla 16 se alude a los implementos o insumos requeridos por fallas

(solicitudes de compra efectiva) o para mantención de los equipos que

requieran de revisión. Mientras que en la tabla 17 se hace referencia a los

servicios solicitados (personal externo) para la mantención y/o instalación de

los ítems nombrados.

Tabla 16. Detalle de mantención y reparación de equipos, además de requerimientos de


algunos insumos para tal efecto. Período agosto 2011-mayo 2012.

INSUMOS Mes Año Ítem Cantidad Cuenta Total


octubre 2011 Sonda de oxígeno 12 Mantención de
maquinarias 3.650.982
Oxigenación Marzo 2012 Regulador completo de 1 Repuestos y
Oxígeno herramientas 28.571
Abril 2012 Sonda de oxígeno 6 Mantención de
maquinarias 2.028.324
Septiembre 2011 Paneles filtrantes 28 Mantención de
maquinarias 3.024.000
Desinfección Marzo 2012 Lámparas UV 20 Mantención de
maquinarias 580.000
Marzo 2012 Gasket 20 Mantención de
maquinarias 40.000
Marzo 2012 Camisas de Cuarzo 12 Mantención de
maquinarias 4.176.000
Alimentación Abril 2012 Tarjeta Rele 1 Mantención de
maquinarias 175.000
Abril 2012 BOMBONA DE 4 Mantención de
REFRIGERANTE 11,3 Kg. maquinarias 308.000
Chillers Abril 2012 ACEITE 5W40 4 Mantención de
maquinarias 34.000

82
Tabla 17. Detalle de requerimientos aprobados de servicios para instalación y mantención de los
diferentes Ítems estudiados.

SERVICIOS Mes Año Ítem Total $


Agosto 2011 Servicio mantención O2
140.000
Oxigenación Septiembre 2011 Servicio mantención O2
1.655.462
Noviembre 2011 Servicio mantención O2 Servicio certificador
120.000
Febrero 2012 Servicio mantención O2
1.884.320
Desinfección Septiembre 2011 Reparación paneles
1.680.000
Alimentación Noviembre 2011 Mantención alimentación
82.603
Febrero 2012 Instalación y mantención
1.398.000
Abril 2012 Instalación y mantención
1.248.000
Febrero 2012 Mantención Chiller
235.000
Chillers Febrero 2012 Mantención Chiller
235.000
Marzo 2012 Mantención Chiller
342.800
Marzo 2012 Mantención Chiller
798.360

Es necesario destacar que los ítems de mantención, instalación e

inversión son los más frecuentes en cuanto a requerimientos energéticos

durante el periodo de análisis.

83
Figura 35. Detalle de porcentajes de costos invertidos en insumos para diversas categorías
energéticas de importancia dentro del centro, tales como: Oxigenación, Desinfección,
Alimentación y Chillers.

La figura 35, detalla los porcentajes que abarcan los costos asociados a

las diferentes categorías energéticas de importancia dentro del centro. Con un

62% la categoría de oxigenación se posiciona como el mayor demandante de

mantención y/o inversión y por ende es quien abarca mayores costos. Sin

embargo, la categoría Chillers, es representada por el más bajo porcentaje:

0,2%, lo cual indica una inversión no significativa en comparación a las otras

categorías estudiadas.

Por otro lado, las categorías: Desinfección y alimentación representan un

34% y 3% respectivamente del total de los costos de inversión para insumos.

84
Figura 36. Detalle de porcentajes de costos invertidos en servicios de mantención para
diversas categorías energéticas de importancia dentro del centro, tales como:
Oxigenación, Desinfección, Alimentación y Chillers.

La figura 36 representa los porcentajes que abarcan cada una de las

categorías energéticas definidas como costos asociados a servicios de

mantención. Como se observó anteriormente en la figura 35, la categoría que

requirió mayor demanda de insumos, es también quién necesita de mayor

cantidad de servicios de mantención, con un 38% de los costos totales de

inversión en servicios de mantención para Oxigenación. A esto se suma la

categoría de Alimentación con un 27%, Desinfección con 17% y finalmente se

repite el último lugar para la categoría Chillers con un 16%.

85
Figura 37. Detalle de porcentajes de costos totales invertidos en servicios de mantención
e insumos para diversas categorías energéticas de importancia dentro del centro, tales
como: Oxigenación, Desinfección, Alimentación y Chillers.

Finalmente la figura 37 resume los costos totales invertidos para insumos

y servicios para las categorías energéticas definidas, por consiguiente, la

categoría de Oxigenación abarca el 53% de las inversiones totales con un

valor de $12.531.659, mientras que la categoría Desinfección obtiene el 27%

del total, con un valor de $6.476.000. Por otro lado, las categorías que

representan los más bajos costos de inversión son: Alimentación que obtiene

un 13%, con un valor de $3.446.603 y la categoría Chillers con un porcentaje

del 7% con un costo de inversión de $1.410.160.

86
5.14.1. Diagrama de Pareto.

Una vez determinados los ítems más frecuentes y con sus respectivas

causas durante el período, se dispone el siguiente análisis:

Figura 38. Diagrama de Pareto con las principales causas de fallas energéticas dentro del
centro Guanaco.

La figura 38 representa los problemas más importantes, en función de su

frecuencia de ocurrencia: fallas, mantención e instalación para los ítems

señalados, estableciendo prioridades de intervención para aquellos que se

encuentran dentro del 80% (el 80% de los problemas son originados por el

20% de las causas). Estos son: Oxigenación, Mantención chillers y por último

alimentación.

87
Finalmente como se puede observar, el ítem de oxigenación posee mayor

frecuencia de ocurrencias de fallas, mantención e instalación, y por lo que se

ha optado por analizarlo mediante una estratificación de los datos:

Oxigenación Frecuencias
Causa 1 4
Causa 2 2
Causa 3 1
Causa 4 1

Tabla 18. Estratificación de las causas de gastos e inversión del ítem oxigenación.

Donde:

 Causa 1: Instalación y mantención bombas de Conos de oxígeno,

sala de alevinaje 1.

 Causa 2: Mantención sondas de oxigenación.

 Causa 3: Asistencia técnica en equipo de oxigenación automática

Oxyguard en Do commander sala alevinaje 2.

 Causa 4: Instalación regulador de oxígeno emergencia para la

piscicultura.

88
8 100%

90%
7
80%
6
70%
5 Frecuencias de causas de
60% mantención e inversión
4 50% Frecuencia acumulada %
40%
3
80-20
30%
2
20%
1
10%

0 0%
Causa 1 Causa 2 Causa 3 Causa 4

Figura 39. Diagrama de Pareto para el ítem de oxigenación con sus respectivas causas.

Según este nuevo diagrama figura 39, las principales causas de fallas y/o

mantención corresponden a la sala de alevinaje 1, donde se encuentran

instalados conos de oxigenación en cada uno de los estanques (16

estanques). Estos conos, a lo largo del análisis de eficiencia energética son

los responsables de una mayor demanda de energía y una mayor cantidad de

mantención, puesto que cada uno de ellos cuenta con un sistema de bombas

y válvulas selenoides que requieren de una mayor atención para su mejor

desempeño.

89
5.14.2. Diagrama de Ishikawa.

Para poder lograr un mejor análisis de las principales causas que pueden

estar afectando el correcto desempeño del sistema de oxigenación de conos

para la sala de alevinaje 1, se planteado un diagrama de Ishikawa apara

determinar las causas más relevantes y así poder generar control sobre ellas.

Figura 40. Detalle diagrama de Ishikawa creada para evaluar las posibles causas que hacen deficiente el
desempeño de los conos de oxigenación de Sala de alevinaje 1.
Fuente: Elaboración propia a través de Cmaptools.

Detalle de posibles causas de deficiencia:

 Instalación ineficiente.

Esta posible causa pretende dar atención a la instalación de este sistema

de oxigenación. Puede que existan problemas de cableado, válvulas y

conexiones obsoletas que debieran revisarse de forma periódica para evitar

ciertos problemas asociados, tales como fugas de O 2 y deterioro de las

instalaciones.

90
 Calidad del afluente y recirculación de agua incorporada en el

sistema de O2.

Como el sistema de oxigenación por medio de conos consiste en recircular

el agua del estanque con el fin de inyectar oxigeno, es probable que una

causa de ineficiencia de este sistema se vea opacada por la presencia de

material particulado proveniente del agua suministrada o de los mismos

desechos metabólicos generados por los peces. Para este caso es necesario

aplicar un análisis de agua que permita determinar qué clase de sólidos

suspendidos se encuentran en el agua del estanque con el fin de mantener,

dentro de un rango saludable, la calidad de agua necesaria para el cultivo y

preservar la eficiencia en cuanto al desempeño del sistema de inyección de

O2.

 Problemas de estructura de estanques.

Junto con el problema anteriormente expuesto, se presenta esta posible

causa, debido a que es de suma importancia considerar el diseño y altura del

estanque para garantizar la mejor disolución del oxígeno y la correcta

remoción de los sólidos.

 Altas temperaturas.

Se conoce que el centro de cultivo Guanaco posee altas temperaturas que

se mantienen constantes durante todo el año, aproximadamente 16ºC. Lo que

proporciona una muy buena tasa de crecimiento a los peces. Sin embargo, la

oxigenación es mucho más dificultosa debido a que la disolución del oxigeno

tiene una relación inversamente proporcional con la temperatura. Frente a esta

situación, el trabajo de los conos de oxigenación es mayor generando así


91
mayores costos energéticos y mayores costos de oxígeno criogénico (mayor

consumo).

 Altos costos de mantención, mayor demanda de kWh.

Debido a la cantidad de cableado, conexiones, bombas incorporadas para

cada sistema de O2 en cada estanque de cultivo, es necesaria una

mantención periódica que controle el desempeño de los equipos.

Por otro lado, independientemente de la necesidad de la mantención,

estos equipos aunque son eficientes en su trabajo (inyección de oxígeno)

requieren de una alta demanda de energía eléctrica, lo cual podría ser

reemplazado por un sistema mucho más barato (aunque menos eficiente)

como por ejemplo: LHO2. Un ejemplo de buen desempeño ha sido la sala de

alevinaje 2, con la incorporación de este sistema.

LHO2: Estas unidades consisten de una placa de distribución ubicada sobre cámaras

rectangulares múltiples. El agua fluye sobre los bordes hasta el final de sistema tipo

raceways. Estas cámaras proporcionan la interfaz gas-liquido necesaria para la mezcla y

transferencia de gases. Los chorros de agua que caen impactan en un estanque recolector en

el fondo de cada cámara donde el agua efluente fluye de igual forma desde cada cámara

paralelamente. Todo el oxígeno puro se introduce en la primera cámara rectangular o en una

cámara exterior. La mezcla de gases en la primera cámara rectangular, que ahora tiene un

concentración de oxígeno disuelto pasa secuencialmente a través de las cámaras restantes.

La mezcla gaseosa disminuirá su concentración de oxigeno de cámara en cámara a medida

que el oxígeno continua absorbiéndose (Timmons et al., 2009).

92
6. DISCUSIÓN

El desarrollo actual y prospectivo de la industria y los servicios, en una

economía abierta y globalizada, requiere de acciones encaminadas a reducir

costos y aumentar la competitividad. En la actualidad las empresas han visto

como los energéticos han pasado de ser un factor marginal en su estructura

de costos a constituir un rubro importante en los mismos, a la vez que, la

necesidad de lograr un mayor equilibrio entre economía y medio ambiente,

han convertido al ahorro y uso eficiente de la energía en una herramienta

fundamental para lograr este objetivo, manteniendo el nivel de rentabilidad

empresarial (Monteagudo, et al 2005).

Hasta el momento el problema de explotar el recurso eficiencia energética

se ha efectuado de una forma muy limitada, fundamentalmente mediante la

realización de diagnósticos energéticos para detectar las fuentes y niveles de

pérdidas, y posteriormente definir medidas o proyectos de ahorro o

conservación energética. Esta vía, además de obviar partes de las causas que

provocan baja eficiencia energética en las empresas, generalmente tiene baja

efectividad por realizarse muchas veces sin la integridad, los procedimientos y

los equipos requeridos, por limitaciones financieras para aplicar los proyectos,

pero sobre todo, por no contar la empresa con la cultura ni las capacidades

técnico administrativas necesarias para realizar el seguimiento y control

93
requerido y lograr un adecuado nivel de consolidación de las medidas

aplicadas (Monteagudo, et al 2005).

Lo más importante para lograr la eficiencia energética en una empresa no

es sólo que exista un plan de ahorro de energía, sino contar con un sistema de

gestión energética que garantice el mejoramiento continuo (Monteagudo, et al

2005).

Por lo anterior es más importante un sistema continuo de identificación de

oportunidades que la detección de una oportunidad aislada (Monteagudo, et al

2005).

En chile, a diferencia de la tendencia mundial, el crecimiento de la

economía implica consumir más energía. En años pasados el consumo de

energía creció un 7% anual, lo que casi duplicó las tasas de crecimiento

económico. Esta situación está causando despilfarro de recursos naturales,

mayores gastos en los hogares, menor competitividad en el sector productivo

y mayor contaminación (Chile Sustentable, 2005). En un estudio comparativo

de Chile insertado dentro de la OCDE, es posible visualizar la relación entre el

PIB y el consumo energético entre los países que se encuentran dentro de

esta organización, el cual muestra que el PIB no depende del consumo

energético. Sin embargo en el caso de Chile, estas curvas se encuentran

“acopladas entre sí” siguiéndose mutuamente año tras año, lo cual predice

94
finalmente que el desacople se producirá a través de la implementación de

políticas y programas de eficiencia energética (BNE, 2010).

La eficiencia energética no es sólo un problema técnico, sino que, en

muchos casos, implica una correcta gestión de los sistemas energéticos.

En efecto, el desacoplamiento entre el crecimiento económico y la demanda

energética, se debe producir, en gran medida, por la introducción de políticas

de eficiencia energética motivadas por la escasez de recursos y, más

recientemente, por el cuidado del medio ambiente a nivel global (PRIEN,

2008).

Sin embargo en Chile, a pesar de la existencia de manuales de eficiencia

energética tales como: “Manual de Eficiencia Energética en la Industria de

Alimentos Elaborados” (AChEE y Chilealimentos A.G. 2010), estudios como:

“Estimación Del Potencial De Ahorro De Energía, Mediante Mejoramientos De

La Eficiencia Energética De Los Distintos Sectores” (PRIEN, 2008) y

finalmente, “Guía Práctica Para El Uso Eficiente De Energía (Programa Chile

Sustentable, 2005), no existe una normativa que regule de forma estricta esta

actividad o bien, que sirva de guía metodológica aplicable a esta industria en

particular (Silva, 2010). En esta dirección por ahora solo es posible encontrar

normativas chilenas para la eficiencia de algunos aparatos eléctricos y/o

mecánicos: como la Norma Chilena para el uso eficiente de aparatos

eléctricos y mecánicos (Nch 2548 – 2001) (INN, 2001), la que corresponde a

un estudio de detalle por equipo, ya que no existen procedimientos ni normas

genéricas en el tema de la energía en nuestro país (Silva, 2010).

95
Por el contrario en cuanto al contexto mundial, existen normas que

abordan estos temas que permiten realizar diagnósticos a diferentes tipos de

organizaciones o empresas de diferentes sectores, como la Norma Española

UNE En ISO 50001:2011 de sistemas de gestión de la energía (AENOR,

2011), la Norma Australiana Neozelandesa AS/NZS 3598:2000 de Auditorías

energéticas (SAI GLOBAL, 2000) y finalmente la ISO 50001 donde se

establecen los requisitos para el establecimiento de un sistema de gestión de

energía, siendo esta normativa de carácter estándar internacional se puede

aplicar en todo tipo de empresas y organizaciones, grandes o pequeñas tanto

del ámbito público o privado (ISO, 2011).

Ante este escenario la vulnerabilidad energética que enfrenta Chile, es

resultado de la carencia de una política de seguridad y sustentabilidad

energética y la inexistencia de lineamientos y planificación del desarrollo

energético nacional, con metas de mediano y largo plazo (Chile Sustentable,

2010).

Por lo anterior la creciente preocupación de los chilenos por el desarrollo

energético y en particular del sector eléctrico, se ha generado luego de

reiterados riesgos de abastecimiento por ciclos hidrológicos secos; escasez y

encarecimiento de combustibles y creciente oposición a proyectos energéticos

por parte de las comunidades locales. La ciudadanía interpela la conducción

de la política energética por parte del Estado y demanda la inclusión de los

96
ciudadanos en las decisiones y diseño de la matriz, haciendo un llamado al

gobierno a resolver los conflictos y los altos costos económicos y ambientales

del desarrollo eléctrico (Chile Sustentable, 2010).

Es por ello que en Marzo del presente año se ha sesionado por primera

vez el Comité Interministerial con diez secretarios de Estado para incorporar

planes de Eficiencia Energética a la matriz del país. La meta que se espera

cumplir busca disminuir en un 12 por ciento el consumo de energía para el

2020.

Esta disposición tiene como antecedente el Plan Nacional de Acción de

Eficiencia Energética (PNAEE) 2010- 2020 que se aprobó a fines del gobierno

de Michelle Bachelet y que estableció un camino para el ahorro energético en

los principales sectores que consumen la energía en Chile: Transporte,

Industria y Minería; Edificación, Artefactos y sector eléctrico (Chile

Sustentable, 2005) (Radio.Uchile, 2013).

97
7. RECOMENDACIONES

7.1. Detección de mejoras y recomendaciones.

Esta sección presenta una serie de tablas con medidas de ahorro por

áreas de oportunidad dentro del centro de cultivo, las cuales pueden servir

como listas de verificación con la finalidad de establecerse como posibles

guías para la implementación de mejoras.

Tabla 19. Medidas de ahorro de energía en sistemas de bombeo.

Áreas de oportunidad Medidas de ahorro


-Sustituir bombas que se encuentren
trabajando fuera de su zona de máxima
eficiencia.
- Sustituir impulsores desgastados, por
Mejorar eficiencia de bomba nuevos impulsores que operen en su
zona de máxima eficiencia.
- Remplazo de sellos que presenten
fugas de líquido

- Darle mantención a los pozos, para


Mejorar la eficiencia de recuperar su capacidad de captación y
Pozos por lo tanto mejorar el nivel dinámico de
bombeo.
-Evitar curvas y reducciones
Disminución de pérdidas innecesarias en tuberías.
de carga - Eliminar accesorios (válvulas, codos,
reducciones, etc.) innecesarios en las
tuberías de conducción.
- Operar los equipos de bombeo
Operación considerando la instalación de
partidores suaves.

Tabla 20. Medidas de ahorro de energía en motores.

Áreas de Oportunidad Medidas de ahorro


- Dar mantención o sustituir motores
usados con su eficiencia depreciada
por motores nuevos de alta eficiencia.
- Sustituir motores sobredimensionados
Mejorar la eficiencia o sub dimensionados, por motores de

98
alta eficiencia que trabajen alrededor
del 70% de carga.
- Proporcionar mantenimiento
preventivo al motor (mantener limpia la
superficie de la carcasa de polvo y
grasa, lubricar, cambio de rodamientos,
medición de la aislación de las bobinas,
reemplazo de retenes).

Tabla 21. Medidas de ahorro de energía en chillers.

Áreas de Oportunidad Medidas de Ahorro


- Dar mantenimiento preventivo a a los
componentes de los chillers
(compresores, evaporadores,
condensadores, etc).
Mejora de la eficiencia del - Utilización de dispositivos que
Equipo incrementen la eficiencia del ciclo, tales
como intercambiadores de calor o
turbuladores.
- Mejorar las condiciones de ventilación
en los condensadores.

Tabla 22. Medidas de ahorro de energía en iluminación.

Áreas de oportunidad Medidas de ahorro


- Balastros electrónicos en lugar de los
Balastros en lámparas de electromagnéticos.
Descarga - Utilización de balastros inteligentes en
aplicaciones con requerimientos de
iluminación variable.
- Remplazo de lámparas
Remplazo de lámparas incandescentes por fluorescentes
por equipos de mayor compactas o LED´s.
eficacia luminosa - Utilización de lámparas de inducción
electromagnética.

99
7.2. Elaboración de cartera de proyectos.

Una vez que las oportunidades de ahorro de energía han sido

identificadas y analizadas, se deberá realizar una cartera de proyectos, donde

para cada una de las medidas de ahorro propuestas se presente la siguiente

información:

 Ahorro de Energía (kWh/año).

 Ahorro económico (Pesos/año).

 Inversiones necesarias (Pesos).

 Periodo de Recuperación de la Inversión (años).


i. Descripción de la situación actual. Breve descripción de la situación

actual que de pie a la medida propuesta.

ii. Descripción de las acciones concretas a realizar para la

implementación de la medida. Describir brevemente las acciones para

implantar la medida.

iii. Cálculo de los ahorros. Describir los ahorros que se pretenden obtener

al implantar esta medida.

iv. Desglose de las inversiones (cotización). El desglosar las inversiones

necesarias para implementar la medida de ahorro de energía.

100
v. Evaluación económica. Dicha evaluación deberá contener al menos el

cálculo del período de retorno de la inversión.

Finalmente si la situación dentro de la empresa no se encuentra en

condiciones de generar y abordar las propuestas señaladas, se espera al

menos implementar buenas prácticas en cuanto a la uso de la energía

eléctrica.

7.3. Buenas prácticas de energía.

En general se consideran como buenas prácticas de eficiencia energética

todas aquellas acciones que permiten a la empresa hacer un buen uso de los

equipos, condiciones de proceso aptos para la correcta operación de

maquinarias y no generar esfuerzos que redundan en un excesivo uso de la

energía, enfocarse en la utilización de desechos y otras medidas que velen

por el uso eficiente de la energía.

Listado de acciones consideradas buenas prácticas:

• Disponer de un encargado de energía que tenga la capacidad de abordar y

decidir temas de eficiencia energética en el centro.

• Controlar las cuentas de energía y documentar cómo evolucionan

consumos y gastos en el tiempo para poder detectar posibles irregularidades.

• Incorporar dentro de las políticas de la empresa un estricto programa de

mantenimiento de los equipos e instalaciones para asegurar con su

funcionamiento adecuado y evitar consumos elevados de energía.

101
• Chequear las instalaciones con regularidad respecto de situaciones que

causan un uso innecesario de energía (por ejemplo operación de equipos sin

uso/en vacío, fugas en sistemas).

• Establecer procedimientos y valores de variables de operación e instruir

operadores para asegurar una operación eficiente de las instalaciones.

• Informar al personal respecto de la importancia de la eficiencia energética e

incorporarlo a la hora de realizar acciones de eficiencia energética, ya que

sus experiencias y conocimientos que resultan de su trabajo diario son

valiosos y un personal consciente y capacitado es un factor clave para

alcanzar una cultura de eficiencia energética con resultados duraderos.

102
8. CONCLUSIÓN.

La metodología que ha sido aplicada, logrando combinar herramientas de

gestión energética en conjunto a normativas establecidas para auditar la

demanda de energía, obtiene finalmente las siguientes conclusiones:

 Los sistemas eléctricos que mayor demandan energía son los

sistemas de oxigenación implementados dentro de la sala de cultivo para

alevines numero 1, alcanzado un consumo cercano a, siendo este uno de los

ítems más frecuentes a la hora de invertir y mantener estos equipos con un

costo que bordea $12.531.659, lo cual representa el 53% de los gastos

generados durante el periodo de estudio.

 El mejor indicador obtenido de consumo energético es de 2,87,

obtenido por el mes de noviembre del 2011, con una producción de 80.165

kg. de biomasa (la más alta producida en el periodo) y un consumo 229.725

kWh, lo cual representa un porcentaje de 15% del total de kWh demandados

por el centro durante el análisis.

 El peor indicador obtenido de consumo energético es de 19,87

obtenido por el mes de septiembre del 2011, con una producción de 8.431

kg. de biomasa y un consumo de 167.513 kWh, lo cual representa un

porcentaje 11% del total de kWh demandados por el centro durante el análisis.

 El ahorro energético que se puede generar a través de la

implementación del mejor indicador de consumo energético es de 23.748.791

103
millones de pesos lo cual representa 29% de los gastos totales de consumo

durante el periodo de estudio. Por otro lado este monto podría cubrir el 99%

de los costos invertidos en mantención de los equipos durante el periodo

de análisis.

 Ante los resultados obtenidos se hace de imperiosa necesidad

establecer buenas prácticas de eficiencia energética las cuales abarquen

todas aquellas acciones que permiten a la empresa y a la línea de producción,

hacer un buen uso de los equipos, condiciones de proceso aptos para la

correcta operación de maquinarias y no generar esfuerzos que redundan en

un excesivo uso de la energía, enfocarse en la utilización de desechos y otras

medidas que velen por el uso eficiente de la energía.

Finalmente para el éxito de un programa de ahorro de energía resulta

imprescindible el compromiso de la alta dirección de la empresa para lograr

los objetivos establecidos y poder generar ahorros tanto a mediano como a

largo plazo, proyectando a la vez una imagen de responsabilidad y conciencia

de cara a inquietudes relacionadas con el medio ambiente frente a la sociedad

civil y las autoridades, quienes obligan a cumplir las exigencias

medioambientales actuales, contribuyendo además a la reducción de

demanda energética del país y logrando de esta manera estar mejor

preparados para un escenario de oferta limitada de energía.

104
9. BIBLIOGRAFÍA.

AENOR, Asociación Española De Normalización y Certificación, 2011. S.F, S.L.


(Disponible en: http://www.aenor.es. Consultado el: 15 de enero del 2013).

AGENCIA CHILENA DE EFICIENCIA ENERGÉTICA (AC hEE) Y LA


ASOCIACIÓN DE EMPRESAS DE ALIMENTOS DE CHILE, Chilealimentos
A.G (Chile), 2012. Manual de eficiencia energética en la industria de
alimentos elaborados. Elaborado por Schwager Energy, Imprenta Figueroa.
(pp 72). (Disponible en:
http://www.chilealimentos.com/medios/LaAsociacion/NoticiasChilealimentos2
012/MANUAL_DE_Eficiencia_Energetica_Chilealimentos.pdf. Consultado el:
15 de febrero, 2013).

BNE, 2010. Balance Nacional de Energía, S. L. (Disponible en:


http://www.minergía.cl. Consultado el 15 de febrero, 2013).

CENTRO DE INVESTIGACIONES BIOLOGICAS DEL NORESTE,CIBNOR. 2011.


Acuicultura. S. L. (Disponible en:
http://www.cibnor.mx/es/investigacion/acuicultura. Consultado el: 4 de julio
del 2012).

CHASE R., AQUILANO N., JACOBS F., 2002. Manual de operaciones de


manufactura y servicios. Programación y control de la producción y los
servicios. Tomo 3. Colombia, Editorial McGraw – Hill Interamericana.

CHILE SUSTENTABLE, 2005. Guía para el uso de la eficiencia energética.


Manual para consumidores y usuarios. Santiago. S.E. 43 pp. (Disponible en:
http://www.chilesustentable.net/2011/06/13/guia-practica-para-el-uso-
eficiente-de-la-energia-manual-para-consumidores-y-usuarios/. Consultado
el: 15 de febrero, 2013).

CHILE SUSTENTABLE, 2010. Plan nacional de acción de eficiencia energética


(PNAEE). S. F, S. L. (Disponible en: http://www.chilesustentable.net/wp-
content/plugins/downloads-manager/upload/urgencia-plan-ee-para-chile.pdf.
Consultado el 15 de febrero, 2013).

CNE, Consejo Nacional de Energía. Ministerio de Economía de la República de El


Salvador Banco Interamericano de Desarrollo, 2011. Proyecto: “Programa de
Eficiencia Energética”, CT No. ATN/OC-11265-E_. (Disponible en
http://www.cne.gob.sv/index.php?option=com_phocadownload&view=categor

105
y&download=215:mind&id=31:metee&Itemid=63. Consultado el: 15 de
febrero, 2013).

DELGADO C. 2010. Oportunidades de negocio en torno a la industria acuícola.


Tesis Mag. Santiago, Univ. De Chile, Fac. cien. 70pp.

HEIZER, J. Y RENDER B., 2004. Principios de Administración de Operaciones.


Quinta Edición. México, Editorial Pearson Education.

INFOTRADE, 2013. S. F. S. L. (Disponible en: http://www.infotrade.com.


Consultado el: 28 de febrero, 2013).

INSTITUTO NACIONAL DE NORMALIZACION, 2012. Chile. (Disponible en:


http://www.inn.cl. Consultado el: 30 de junio 2012).

ISO, International Organization for Standardization, 2011. (Disponible en:


http://www.iso.org/iso/iso_50001_energy.pdf. Consultado el: 17 de enero del
2013).

MALDONADO M. 2005. Organización funcional y espacial de la Salmonicultura:


Efectos Socioeconómicos en la Isla Lemuy, Provincia de Chiloé. Tesis
Geógrafo. Santiago, Univ. De Chile, Fac. Arq. 123 p.

MONTEAGUDO YANES, JOSÉ P.; GAITAN R., OSCAR GEOVANY. 2005.


Herramientas para la gestión energética empresarial. Vol. XI, Núm. 29,
Scientia Et Technica. Universidad Tecnológica de Pereira, Colombia. pp.
169-174. (Disponible en:
http://redalyc.uaemex.mx/src/inicio/ArtPdfRed.jsp?iCve=84911948015.
Consultado el: 3 de febrero, 2013).

OLDPESCA, S. F. S. L. (Disponible en: http:// www.oldepesca.com/acuicultura.


Consultado el: 4 de julio 2012).

PRIEN, Programa de Estudios e Investigaciones en Energía, 2008, ene. Instituto


de Asuntos Públicos Universidad de Chile “Estimación del potencial de
ahorro de energía, mediante mejoramiento de la eficiencia energética de los
distintos sectores. Santiago. (Disponible en:
http://www.prien.cl/documentos/caract_pot_ener_sectores.pdf. Consultado el:
18 de febrero, 2013).

Radio Uchile, 2013. S. L. En su: Eficiencia energética: ¿una posibilidad para


Chile?. (Disponible en: http://radio.uchile.cl/noticias/198/60/2013. Consultado
el: 6 de marzo, 2013).

106
SILVA, M. 2010. Diagnostico del uso energético en el proceso productivo y
evaluación económica de oportunidades de mejora para la empresa PACIFC
GOLD. Tesis Ing. Civil Ind. Puerto Montt, Univ. Austral de Chile, Fac. Cien.
108pp.

STANDAR AUSTRALIAN INTERNATIONAL, STANDAR NEW ZEALAND, 2000.


Auditorias Energéticas. Norma Internacional Standard Australiana –
Neozelandesa AS/NZS3598:2000, Sydney Australia. SAI GLOBAL
(Disponible en:
http://infostore.saiglobal.com/store/Details.aspx?DocN=AS613572284182.
Consultado el: 20 de junio del 2012).

SUBPESCA, 2013. Detalle de producción de salmón cosechado. (Disponible en:


http://www.subpesca.cl. Consultado el: 30 Marzo, 2013)

TIMMONS MB. EBELING, JM. PIEDRAHITA, RH. Acuicultura en sistemas


recirculación, 2009. Cayuga Aqua Ventures, NRACE Publication Nº 101 -
2.009 Spanish.

VISIÓN ACUÍCOLA, 2012. S. L. Exportaciones y retornos de la industria


salmonera. (Disponible en: http://m.visionacuicola.cl/index.pl?ia=1830.
Consultado el: 28 de febrero, 2013).

WALTON, M., W. EDWARDS DEMING, 2004. El método Deming en la práctica.


Traducción Margarita Cárdenas. Bogotá, Colombia. Grupo Editoral Norma.
392 pp.

107