Está en la página 1de 3

EVOLUCIÓN DE LA REDACCIÓN PUBLICITARIA

EN EL SIGLO XX
publicidad

DANIELA MÉNDEZ MÉNDEZ


Universidad más educación y enseñanza
Un buen anuncio se compone de un buen título, y de un cuerpo de texto
claro y conciso, algo que llame la atención de los clientes, pero que no se
pase de mas de 13 palabras por frase, ya que si se pasa ese limite el mensaje
se pierde entre tanto texto.

Si bien se sabe, que la publicidad tanto de cervezas como de botellas de


alcohol, su mensaje tiende hacer más corto, de tan solo uno 2 líneas, esto
hace la información más detallada y concisa.

Toda publicidad tiene que estar bien redactada, tanto asi que se debe
conocer los 3 tipos de P/f, para asi obtener una buena publicidad de nuestro
producto o servicio, para lograr la tención de nuestros posibles clientes, se
necesita una buena frase no muy larga porque entonces nuestro cliente se
puede distraer y no terminar de leerlo, en cambio sí es corta y especifica
podemos contar que el cliente ahora sea un comprador, para ello las
empresas deben usar no más de 15 palabras ya que esto será su estrategia.

Obsérvese que los anuncios que menos texto requieren son los de bebidas y
ropa. Los anuncios de refrescos, en un primer momento, y los de aguas
minerales, posteriormente, no han hecho sino seguir la senda irreal abierta
por las bebidas alcohólicas. En cuanto a la ropa, no es necesario recordar
que la indumentaria está unida a la moda, cuyas razones de compra son
más inmateriales que las utilizadas por el alcohol. Pero quizás la causa más
poderosa sea la necesidad de argumentación que tienen ciertos productos.
Así, y recurriendo a los extremos, un automóvil o un fármaco necesitan una
mayor dosis de razones para convencer que un whisky o una falda. Si se
cotejan los promedios de las tres categorías de productos que requieren un
anuncio más breve con los datos obtenidos en el apartado anterior, se
observa que los mensajes de bebidas alcohólicas, con mayor intensidad, y
los de bebidas no alcohólicas y ropa, con menor, son los que presentan las
frases más cortas.

“Hay que ser sencillo porqué el público es indiferente y distraído. Por esta
razón la redacción publicitaria es la técnica redaccional aplicada a la
publicidad, especializada en públicos indiferentes y distraídos. Por otro lado,
el redactor publicitario es un profesional de la creatividad especializado en
la redacción publicitaria. Las misiones del texto publicitario son persuadir,
seducir, convencer, emocionar, informar a grupos muy numerosos de
personas sobre productos, marcas, servicios, ideas, es decir, es un texto
interesado que transmite la personalidad, los valores, los atributos del objeto
comercial. Por estos motivos el texto publicitario debe hacerse entender,
debe apoderarse de un receptor que acostumbra a hacerse entender,
debe apoderarse de un receptor que acostumbra a hacer el mínimo
esfuerzo de atención y comprensión. La publicidad debe seducir a personas
que generalmente no buscan la publicidad. No hay que olvidar que el texto
publicitario es fruto de la creatividad. La creatividad es la amalgama que
liga en un todo (en una campaña publicitaria). La buena publicidad y
redacción, atrae a mas clientes por ello, las empresas siempre deben tener
en claro las reglas de la redacción publicitaria.