Está en la página 1de 8

PERFORAR UN POZO TIENE CIENCIA Y ARTE el heraldo

El ingeniero hidrogeológico Jorge Corrales explica cómo funciona el sistema anunciado por el Gobierno
como solución a la sequía en la región Caribe.

Por estos días cuando la sequía azota a varias zonas de la Región Caribe y el calor y la sed agobian, la
solución a corto plazo que ha anunciado el Gobierno Nacional es la construcción de pozos profundos. En
Santa Marta, por ejemplo, harán 32 mientras que, en La Guajira, 100.

Considerado como el remedio más barato y más rápido para conjurar en un alto porcentaje la crisis por el
desabastecimiento del líquido, los pozos tienen en su proceso de diseño y elaboración su técnica y su
arte, no como muchos creen que es simplemente hacer un hueco y sacar agua.

Construirlos requiere de pasos que van correlacionados, de tal forma que saltarse uno de ellos, sería
poner en riesgo el trabajo o sencillamente hacerlo mal. Por tanto, su elaboración no está facultada a
inexpertos.

Si bien es cierto que en el patio de una casa se podría perforar un pozo, no hay dudas que se corre el
riesgo de hacer la captación del acuífero superficial, que, según los expertos, por lo general entrega agua
contaminada. La dificultad para perforarlos depende de las condiciones geológicas.

Por ejemplo, en Santa Marta los acuíferos están formados por sedimentos, por tanto, la perforación es
relativamente fácil; mas no sucede así en La Guajira o San Andrés, que, por ser suelo cársticos o calizas,
implica un mayor esfuerzo técnico, es más costoso y su tiempo de construcción es mayor.

La construcción de un pozo entre 70 y 80 metros de profundidad podría durar entre las 5 y 6 semanas y
su vigencia en el tiempo, de acuerdo con la CRA (comisión de regulación del agua potable-colombia),
sería de 20 años, aunque podría ser más dependiendo de su mantenimiento. Por ejemplo, el pozo de la
cárcel en Santa Marta fue construido en la década del 60 y aún está aportando agua. El valor monetario
de la perforación oscila entre los 170 y 350 millones de pesos.

ASÍ SE HACE. Jorge Corrales Celedón, ingeniero hidrogeólogo con especialización en aguas
subterráneas y maestría en gestión de auditoría ambiental, explicó a EL HERALDO – con videos y
diapositivas – los pasos requeridos para hacer un pozo profundo, no sin antes precisar que las
compañías operadoras deben adquirir conocimientos y competencias para minimizar riesgos y maximizar
el éxito mecánico y volumétrico de la operación.
Localización, perforación, entubado, engravillado, sellado sanitario, prueba de bombeo e instalación de
equipo de bombeo, son, entre otros, pasos fundamentales del proceso.
La primera fase está en la prospección, o sea en los estudios previos antes de perforar para verificar si
en el subsuelo hay agua y si lo hay establecer de qué calidad, (dulce, salobre, dura etc.). A esto le llaman
tomografía.
Seguidamente se construye un antepozo, obra civil que se hace en la boca del pozo, al inicio del proceso
de perforación, para estabilizar su parte superior y controlar probables derrumbes superficiales.

Es un hueco excavado manualmente de 2 a 3 metros de profundidad y de un diámetro tal, que permita la


instalación de una tubería en lámina de hierro de 24 y 26 pulgadas.
Posteriormente se hacen unas piscinas de lodo cuya función es revestir las paredes del pozo para que
no se derrumben una vez comience la perforación.

Luego se hace la perforación de prueba hasta la profundidad deseada y dentro del hueco se introduce un
registro eléctrico encargado de captar los planos físicos del subsuelo, a través del cual se puede saber
con exactitud dónde están los estratos de agua dulce.

FASE FINAL. Una vez escogido este sitio se diseña el pozo y se hacen los tramos de tubería con
las características que se necesitan. Entre la tubería del pozo y el acuífero debe existir un espacio
anular que debe ser llenado con material filtrante; normalmente se utiliza gravilla esférica con
granulometría conocida con el nombre de piedra chancada.
El objetivo del engravillado es evitar que las partículas finas del acuífero penetren al pozo durante la
extracción y bajen la calidad del agua. También se coloca un sello sanitario con mortero
impermeabilizado para proteger el pozo de una posible contaminación por infiltraciones superficiales.

Una vez entubado, engravillado y sellado sanitariamente se saca el lodo o arcilla inyectando con un
pistón un químico que suaviza este material permitiendo su extracción fácil a través de un compresor.
Esto dura varios días hasta cuando el agua turbia se vuelva cristalina.

A partir de este momento llega la etapa de bombeo a nivel de prueba para definir el caudal máximo de
bombeo y calcular los parámetros del acuífero (permeabilidad, transitividad y coeficiente de
almacenamiento).

Esta se realiza bombeando el pozo a distintos caudales hasta que se estabilice su nivel dinámico. La
relación entre el caudal de explotación y el nivel descendido durante la prueba se conoce con el nombre
de capacidad específica.

Finalmente se instala el equipo de bombeo el cual consta de un sistema electromecánico compuesto


por una bomba, un motor eléctrico y un tablero de control. Este se configura de acuerdo con el sistema a
donde va a ser expulsada el agua, es decir, si a un tanque elevado o la red.

Bíblicamente el primer pozo fue el de Jacob, en Israel, en el que 1000 años después la samaritana le dio
a beber agua a Jesús.

Por tanto, hay quienes dicen que un pozo puede durar en vigencia no 20 o un poco más de años, si no
toda la vida.
E28 - LOS DIVERSOS TIPOS DE POZOS Y PERFORACIONES. GENERALIDADES

1) ¿En qué consiste?

Un pozo de agua o una perforación es una obra de captación vertical que permite la explotación del agua
freática contenida en los intersticios o las fisuras de una roca del subsuelo, en lo que se denomina acuífero.
El agua puede llevarse hasta el nivel del suelo de manera sencilla con ayuda de un recipiente (un cubo, por
ejemplo) o más fácilmente con una bomba, manual o motorizada.
Los pozos y las perforaciones presentan una gran diversidad en sus profundidades, volúmenes de
agua y coste o pureza de la misma, que puede necesitar o no de un tratamiento antes de ser consumida (y
cuya calidad conviene además controlar con regularidad, y no únicamente tras finalizar las obras).

2) ¿Quién utiliza principalmente este medio y desde cuándo? ¿Cuáles son las diferencias entre un
pozo y una perforación?

- Los pozos excavados se encuentran entre las fuentes de aprovisionamiento de agua más antiguas. Los
primeros pozos eran simples agujeros sin protección frente a los desprendimientos y que no han resistido
el paso del tiempo, desapareciendo. Mucho más numerosos son los pozos de las edades del Cobre, del
Bronce y del Hierro, que se pueden encontrar por toda Europa.
- Existen tres grandes categorías de pozos: los excavados, los hincados y los aforados, más
comúnmente conocidos como perforaciones, término ambiguo que designa al mismo tiempo una obra y
una técnica de trabajo. La elección del tipo de obra a realizar depende esencialmente de la
profundidad de la capa acuífera (será muy difícil o peligroso que los poceros excaven manualmente un
pozo a más de 30 m de profundidad, por ejemplo), de los datos hidrogeológicos del terreno, de la
rapidez deseada y del coste de la operación. Un pozo excavado a mano con la participación de la
población suele ser mucho menos costoso. Finalmente, la apertura de un pozo excavado con pico es mucho
más grande (aunque solo sea para permitir el descenso de los poceros) que la de un pozo hincado,
realizado mediante la colocación de las herramientas en el suelo, o la de una perforación, cuyo orificio es,
por el contrario, estrecho, habida cuenta de las herramientas empleadas y de la gran profundidad que debe
alcanzarse.

Excavación manual de un pozo en Madagascar. Fotografía: Cáritas -X. Stephani


3) ¿Por qué?

Aunque el agua está muy presente en la Tierra, el agua salada de los mares y océanos representa el
96,4 % del volumen total.
El agua dulce supone únicamente el 3,4 % del volumen total del agua en nuestro planeta. Esta agua
dulce se distribuye del siguiente modo :
- El 2,15 % está contenida en los glaciares o las nieves perpetuas (alrededor del 70 % del agua dulce
total).
- El 0,63 % se encuentra en las aguas subterráneas (alrededor del 22 % del agua dulce total).
- El 0,019 % constituye las aguas superficiales : lagos, ríos, arroyos (alrededor del 0,6 % del agua dulce
total, únicamente).
- Una cantidad muy pequeña (0,001 % del agua total) está contenida en la atmósfera.
En la mayoría de los casos, y a falta de agua superficial, los pozos o perforaciones representan el método
más eficaz para la obtención de agua dulce, que además suele ser de mejor calidad que el agua
superficial, más sujeta a la contaminación.

4) ¿Quiénes son los principales interesados?

Las personas que viven en regiones donde el agua superficial es escasa y hay suficientes recursos en
forma de agua subterránea.

5) ¿En qué consiste este procedimiento? ¿Cómo se pone en práctica?

Los pozos pueden clasificarse en 3 tipos :


- Los pozos excavados (dug well en inglés).
- Los pozos hincados (driven well en inglés).
- Los pozos aforados o perforaciones (drilled well en inglés).

a) Los pozos excavados

Consultar la ficha E29, « Los pozos excavados ».


Excavar el terreno con ayuda de un pico y una pala es la técnica más sencilla y antigua.
También es la más extenuante, aunque resulta menos costosa. Requiere que el suelo esté
relativamente blando y que la capa freática no sea demasiado profunda. A menudo, estos pozos están
delimitados por piedras que los refuerzan y evitan su derrumbamiento, aunque es altamente
preferible encubarlos (mantenerlos en vertical) con anillos de hormigón, que se pueden realizar con
facilidad en el mismo lugar mediante moldes.
También se pueden utilizar medios mecánicos de excavación menos rústicos para reducir los esfuerzos
físicos importantes.
Los pozos excavados no son muy profundos (normalmente tienen entre 10 y 20 m, y excepcionalmente
llegan hasta los 30 o 40 m). Al ser poco profundos, existe riesgo de contaminación y pueden secarse
más fácilmente que los otros tipos de pozos.

Excavación de un pozo en la región de Savanes (Togo) - Fotografía: Cáritas Dapaong

b) Los pozos hincados (o pozos con perforación de drenaje)

Pozos aforados en BURKINA FASO Fotografía: Cáritas Burkina

Consultar la ficha E30 « Los pozos hincados ».


Los pozos hincados se realizan mediante deformación a través de un movimiento de vaivén vertical de
un tubo perforado con el extremo puntiagudo y de pequeño diámetro (excepto en la técnica
particular del rozado) en un terreno friable, como la arena o la grava. A menudo se fija un filtro o tamiz
en la parte inferior del conducto para filtrar la arena y el resto de partículas e impedir que penetren en los
pozos.
Utilizando esta técnica, solo se puede extraer el agua situada a profundidades medias de entre 15 y 100
m. Al igual que los pozos excavados también están expuestos a la contaminación y la desecación,
aunque en menor medida.
Existen tres técnicas de perforación :
- La perforación por batido. El batido consiste en clavar un tubo provisto con una punta que deja
caer regularmente una herramienta pesada (la barrena de perforación) por el extremo.
- La perforación por inyección de agua (o lanzamiento de agua). El procedimiento consiste en inyectar
agua a presión hacia el interior de un tubo para facilitar la excavación del suelo y la evacuación de los
escombros.
- La perforación por rozado. El rozado consiste en excavar el suelo utilizando como base el propio
entubado en posición vertical, que se hunde bajo el efecto de su propio peso.

c) Los pozos aforados o perforaciones

Consultar la ficha E31 « Los pozos aforados ».


Muchos de los pozos modernos son pozos aforados excavados por percusión de un herramienta en el
suelo o por la acción rotatoria de una herramienta cortante (ahoyadora, taladradora, barrena) que
gira alrededor de un eje vertical y rompe y tritura las rocas, cuyos residuos suelen llevarse hasta la
superficie a través de lodos.
Pueden alcanzar hasta 300 m de profundidad.
Los pozos aforados pueden elaborarse a través de muchas técnicas :
1) Manualmente o empleando medios manuales de bajo coste (como los taladros denominados
ahoyadoras, que se hacen girar con la fuerza de los brazos). Las técnicas más utilizadas son las
siguientes :
- Perforación con ahoyadora (hand-auger drilling en inglés).
- Perforación por percusión (percussion drilling en inglés).
- Perforación por inyección o lanzamiento de agua (jetting en inglés).
- Perforación mediante eliminación de lodos (sludging en inglés).
2) Utilizando medios motorizados ligeros (bombas, compresores) para excavar el terreno :
- Perforación por martilleo en el fondo del agujero (rotary-percussion drilling en inglés).
- Perforación rotativa (rotary drilling en inglés).
3) Utilizando medios mecánicos pesados de perforación que permitan alcanzar grandes
profundidades.
- Estos medios de perforación suelen ir montados en grandes camiones superequipados.
Utilizan herramientas de perforación rotatorias que trituran o rompen las rocas o, previamente, si el
suelo está blando, algo que suele ocurrir al inicio de las perforaciones,
grandes taladros denominados ahoyadoras. Las perforaciones pueden alcanzar varios cientos de
metros de profundidad. A menudo se coloca una bomba en la parte inferior para bombear el agua hasta la
superficie.
Perforación de un pozo en TOGO - Fotografía: Cáritas Kara

6) Dificultades especiales y soluciones para ellas

La elección entre los diversos procedimientos de excavación de pozos depende de muchos


parámetros :
- Las características geológicas de los terrenos a excavar : rocas duras, blandas o friables, terreno
arenoso, etc.
- La profundidad a excavar (que depende de la profundidad de la capa freática).
- Los medios técnicos potencialmente disponibles en el lugar y su coste.
- El diámetro deseado.
- El volumen de agua a recoger cada día en función de las necesidades de la población alimentada.
La falta de mantenimiento o el no reparar a tiempo un pozo puede provocar la reducción e incluso la
detención definitiva del bombeo o la extracción del agua debido a fallos en el funcionamiento. También
provoca la degradación de la calidad del agua y es, por tanto, causa de enfermedades.
Conduce al abandono de varias decenas de miles de pozos excavados, hincados o aforados cada
año en todo el mundo.

7) Ventajas e inconvenientes principales

Cada procedimiento tiene sus ventajas e inconvenientes, detallados en las distintas fichas de presentación
de los diferentes tipos de pozos.

8) Coste

El coste de un pozo varía en función de la geología del lugar, de la técnica utilizada, de la finalidad del pozo
(volumen de agua diario), del país, del coste de la mano de obra y de que se equipe o no con una bomba.
La horquilla de precios es muy amplia, pudiendo ir de unos 500 euros para un pozo sin bomba
excavado a mano de una decena de metros a más de 13.000 para una perforación mecanizada con
bomba de un centenar de metros de profundidad.
9) Observaciones, recomendaciones y sugerencias

Los pozos excavados y los hincados solo pueden extraer agua situada a una profundad baja o media
(menos de
40 o 45 m, como regla general), por lo que están más expuestos a la contaminación por las actividades
humanas y a la desecación durante los periodos de sequía.
En terrenos inestables, es necesario consolidar las paredes (entubado, encubado) con un
revestimiento para evitar desprendimientos y la obstrucción de los pozos.

10) Ejemplos de implementación

- Existen numerosos ejemplos en las diversas delegaciones de Cáritas, sobre todo en África y Asia.
Especialmente relevantes son estos dos documentos:
- La fundación Practica, UNICEF y la compañía Works/VITA realizaron un estudio de caso en el Chad.
Está disponible en la página Web :
http://www.unicef.org/wash/files/CH...
Este estudio examina la importancia de las intervenciones en forma de perforaciones manuales en la
mejora de las tasas de acceso al agua potable en el Chad, y ha evidenciado que el uso
preponderante hasta el 2002 de costosas técnicas de perforación convencionales (mecanizadas)
no podía satisfacer la demanda de agua en el conjunto del territorio chadiano.
- Otro informe interesante: un balance de situación realizado por RWSN (Rural Water and Sanitation
Network) sobre los pozos aforados manualmente en Níger desde hace 30 años. Disponible online en :
http://www.rural-water-supply.net/en/

11) Dónde encontrar más información

a) Páginas Web

- OMS (Organización Mundial de la Salud). « Le Manuel du technicien


sanitaire ». http://whqlibdoc.who.int/publicatio...
- USGS. « Ground water : well » (en inglés).
http://ga.water.usgs.gov/edu/earthg...
- AKVO. Esta ONG holandesa ha elaborado varias fichas interesantes sobre los pozos y las
perforaciones. Están disponibles en su Web : http://akvo.org/