Está en la página 1de 2

VICIOS DE LOS ACTOS JURÍDICOS

I- SIMULACIÓN

Según el Art. 955. La simulación tiene lugar cuando se encubre el carácter jurídico de un acto bajo
la apariencia de otro (por ejemplo, cuando se encubre una donación simulando que es una venta),
o cuando el acto contiene cláusulas que no son sinceras( Por ejemplo, clausulas en las cuales el
precio por el cual se transmite la cosa es inferior o superior al verdadero precio de venta), o fechas
que no son verdaderas (cuando se le pone una fecha anterior o posterior a la de celebración), o
cuando por él se constituyen o transmiten derechos a personas interpuestas, que no son aquellas
para quienes en realidad se constituyen o transmiten (por ejemplo, quiero donarle mis bienes a
Luis, pero como no quiero que nadie se entere, simulo donarlos a Anibal, quien por un
contradocumento se obliga a transmitirlos a Luis).

De una manera general podemos decir que el acto simulado es aquel que tiene una apariencia
distinta de la realidad.

Caracteres del acto simulado – Aunque la multiplicidad de formas que suele adoptar la simulación
hace difícil encontrar caracteres comunes a todas ellas, es posible delinear los más generales:

a) Todo acto simulado supone una declaración de voluntad manifiesta y otra oculta, destinada a
mantenerse reservada entre las partes: ésta última expresa la verdadera voluntad de ellas;

b) El acto simulado tiene por objeto provocar un engaño. Engaño no siempre significa daño;

c) Por lo general, la simulación se concierta de común acuerdo entre las partes con el propósito de
engañar a terceros; pero esto no es un requisito esencial. A veces el acuerdo es entre una de las
partes con un tercero y el propósito es engañar a la otra parte.

Clasificación de la simulación-

La clasificación clásica distingue entre simulación absoluta o relativa.

1) Simulación absoluta: se produce cuando se celebra un acto que nada tiene de real. Por ejemplo,
hacemos de cuenta que vendemos pero sólo ponemos en nombre de otro en un inmueble para
evitar el embargo.

2) Simulación relativa: se acude a ella para dar al acto una apariencia que oculta el verdadero
carácter. Por ejemplo, una donación que se hace pasar por compra-venta.

Otra clasificación diferencia entre simulación ilícita y lícita.

1) Simulación lícita: es aquella que no va en contra de la ley ni perjudica a terceros. Por ejemplo, si
tengo dos departamentos iguales y le dejo uno a cada uno de mis hijos.

2) Simulación ilícita: cuando va en contra de la ley y/o perjudica a terceros. Generalmente son de
este tipo. Por ejemplo, el querer escaparse del acreedor, pagar menos impuestos, etc.
Acción de simulación- Cuando hay un acto jurídico simulado la ley concede la acción de
simulación, que es una acción de nulidad de naturaleza peculiar, puesto que tiene a dejar sin
validez los artificios jurídicos que ocultaban un engaño. Podrán iniciar esta acción:

1) Las partes del acto simulado. Para que estas interfieran es necesario que la simulación haya sido
lícita o haya sido ilícita y la acción tenga por objeto dejar sin efecto el acto, siempre y cuando tal
circunstancia no los beneficie. Por ejemplo, pongo mi departamento a nombre de una amiga para
evitar el embargo y posteriormente me arrepiento. Uno de los recaudos más importante para
acompañar es el contradocumento. Es aquel en el que se expresa la realidad del acto. Puede ser
unilateral ya que alcanza con la firma del beneficiario. No es necesario que contenga muchas
formalidades; pero sin él se va a presumir que el acto válido es real. Si dicho documento no se
encontrara a disposición del juez se deberá justificar el motivo. En el caso de la simulación ilícita la
misma no va a prosperar salvo esa excepción.

2) Los terceros. Sólo podrán hacerlo aquellos que se vean perjudicados. Para esto es necesario que
la simulación haya sido ilícita. Por ejemplo, el acreedor en caso del cambio de titularidad de un
inmueble, tiene interés personal. La acción de simulación va a girar en torno a presunciones. Por
ejemplo: pese a hacer vendido la casa la persona sigue viviendo ahí después de un largo plazo.
Para convencer al juez se utilizarán distintos elementos ya que no será posible exigir el
contradocumento.

En caso de que la acción de simulación prospere vamos a tener distintos resultados:

1) La simulación absoluta es asimilable a la nulidad; ya que deja sin efecto a todo el acto. Por
ejemplo, el inmueble vuelve al nombre de su antiguo dueño.

2) En el caso de la simulación relativa se le da relevancia al acto oculto. No cae todo el acto sino
que el mismo se completa con la realidad absoluta. Por ejemplo, si decíamos que se vendió a 2000
modificaremos la suma por 4000.

La acción de simulación prescribe a los 2 años. Los mismos se cuentan de manera diferente en la
acción promovida por las partes y en la promovida por terceros. En el primer caso se comenzará a
contar desde que una de las dos partes le niega el carácter simulado. Por ejemplo: me voy de viaje
dos años y le dejo el departamento a nombre de un amigo. Cuando regreso y quiero volver a hacer
el cambio de titularidad él sostiene que ese departamento es suyo. Ahí comienzan a contar los dos
años. En el caso de ser promovido por terceros el plazo comenzará a contar desde que se toma
conocimiento de que hay un acto simulado. Por ejemplo, si soy acreedor, voy a embargarlo y me
entero que el inmueble no está más a su nombre.