Está en la página 1de 8

REPUBLICA

La causa de los m a e s t r o s se confunde en mi pensa-


miento con l a causa p a t r i a , sin que h a y a o t r a p o r
encima n i a su nivel.
COSTA.

Año I --- Núm. 25 ZARAGOZA, 3 0 DE OCTUBRE D E 1931 Precio del ejemplar, 1 0 c t s .

reaccionismos. Los radicales deben


Mis comentarios Los r e s p o n s a b l e s identificarse con el ideal del partido,
pero no dejen toda la responsabilidad
Por l o s niños a cuestas del señor Lerroux, no a d o p -
El Gobierno provisional de la República se ha visto obligado,
T o d o lo que se hace en p r o contra su voluntad, a solicitar del Parlamento recursos especiales ten esa norma cómoda de confiarse a
d e los niños, r e d u n d a siem- para hacer frente a los que sistemáticamente, injustamente, labo- la obra personal del jefe. L a persona-
pre en beneficio d e la socie-
d a d , porque l o s niños del ran contra la República. lidad d e un partido debe estar siem-
presente son los hombres del pre p o r encima del jefe que l a repre-
Futuro. Seguros estamos de que a todos los ministros repugna tener que
senta. Dignamente don A l e j a n d r o r e -
AMICIS. echar mano de procedimientos violentos para defender el régimen
nuncia a ser caudillo y mesías. A n t e s
que a sí mismo se puso el pueblo. Pero son tales los enemigos de
N o siempre hemos de escribir sobre que su vanidad, que su orgullo, que
la joven República y tan dañinos sus medios ofensivos, que no han
política y religión; no siempre hemos caer en la soberbia del mando incon-
tenido más remedio que someterse a las circunstancias y poner en
de tratar de cosas que se refieran a dicionado, declina esas potestades a n -
práctica medios radicales que acaben de una vez con los que tan
los hombres; también hemos de ocu- tidemocráticas p a r a dignificar, disci-
obstinada y ciegamente atacan a la democrática forma de Gobierno
parnos, alguna vez, de los niños, que plinar y democratizar el partido d á n -
que hoy impera en España.
son los hombres de mañana. L a socio- dole una contextura de amplia res-
Nosotros también sentimos, como demócratas, repulsión por ponsabilidad colectiva.
logía y beneficencia infantiles son todo lo que signifique violencia, pero comprendemos que no es po-
siempre temas simpáticos y de extra- sible poner fin a este desbarajuste con fines inconfesables que al- E n un verdadero régimen democrá-
ordinaria importancia. guien está interesado que reine en España. tico lo que más importa d e u n parti-
do, cual sea, es su ideal. E l jefe es
*** Sin orden ni disciplina es imposible laborar por el progreso de
un accidente de ese ideal, no debe
una nación. Para que España resurja del caos en que la tenía la
haber consustanciabilidad d e ideal y
Monarquía y que alguien desea que continúe, es de todo punto in-
L a plaza de Aragón de nuestra ciu- jefe. Aquellos partidos políticos d e
dispensable que los ciudadanos se sometan a la ley. Como hay es-
d a d es el lugar más pintoresco, más nuestra exmonarquía, d e carácter c a u -
pañoles que se empeñan en no acatar esas leyes, y siguen perturban-
ameno, más bello y más higiénico de dillante, bajaban a l a tumba con el
do la honrada labor del Gobierno, éste, con el beneplácito de la ma-
Z a r a g o z a . Reune todas las condiciones caudillo a su muerte o u n heredero de
yoría del país, ha acordado recurrir a medios extremos para reducir
apetecibles como lugar de esparci- vínculo familiar recogía el rebaño
a locos y malvados.
miento para los niños y d e descanso irresponsable como un legado m á s d e
¿Quiénes serán los responsables de que este régimen de excep- aquella desvergüenza del nepotismo
p a r a los adultos. E s amplia, está dota- ción se haya implantado? Todo el mundo sabe contra quiénes van,
da de hermosos jardines, tiene árbo- político reinante. Indigno y humillan-
dirigidas esas medidas: los extremistas de la izquierda y los de la te acto de vasallaje de aquellos hom-
les corpulentos cuyas abundantes ra- derecha, cuya labor destructora, cuyo fanatismo los lleva a poner en
mas proporcionan sombra agradable, bres. Caudillaje, mesianismo, esclavi-
práctica métodos de lucha propios de cábilas rifeñas. tud, irresponsabilidad, todo, indecen-
tiene bancos en abundancia p a r a sen- Los que sueñan con el retorno de la Inquisición y los utopistas
tarse el ciudadano gratuitamente y está cias políticas.
que España está capacitada para una dictadura proletaria, son los
próxima a todas partes porque se halla H a n luchado los partidos juntos p a -
únicos responsables del actual estado de cosas. Que sobre ellos úni-
en el centro de la capital. ra derrocar u n a dictadura e n el ver-
camente recaiga la responsabilidad. Nosotros, repetimos, no somos
Este delicioso lugar es visitado dia- dadero nombre d e la soberanía del
partidarios de ninguna clase de dictadura. Pero hallamos justificada
riamente, en invierno y en verano pueblo y dentro del régimen d e parti-
la decisión del Gobierno y el acuerdo del Parlamento, porque reco-
— siempre que l a temperatura l o dos se conserva un marcado carácter
nocemos que no es posible tolerar por más tiempo las imposiciones
permita—por cientos d e niños que se de jefatura unipoderosa. H a y que e d u -
absurdas de los torpedeadores de la República. Que conste así.
pasan las tardes jugando y por mu- car y socializar a l a soldadesca d e los
chas personas adultas que se pasan un partidos; h a y q u e llevar la responsa-
par de horas leyendo, observando los bilidad colectiva a los grupos polí-
juegos bulliciosos de los niños o con- ticos; con esa disciplina se democra-
Esta visión dolorosa, en medio d e
templando el movimiento incesante d e
los transeuntes que atraviesan tan her-
este vergel de plantas y de flores, me
impulsa a escribir hoy estas líneas p a r a
Concentración republicana tizarán y adquirirán un matiz socialista
de régimen interior y se desprenderán
moso lugar. E s , como si dijéramos, un Nuevamente d o n Alejandro L e - del unipersonal y d e su condición de
suplicar, en mi nombre y en el de mu-
coche parado en un lugar de encanto. rroux lanza declaraciones d e trascen- israelismo tan necesaria a la defensa
chos cientos de personas d e esta ciu-
P e r o lo que más abunda en este b e - dencia política. A n t e el espectáculo y dignidad del ideal y del partido.
dad, al alcalde y a los concejales del
llo paraje, son los niños d e ambos Excmo. Ayuntamiento, que instalen un tanto desconcertante de la opinión Si se llegara a constituir ese frente
sexos, sobre todo en las tres horas q u e una fuente en la plaza d e Aragón política española, consecuencia de h a - único podían servir al efecto estas o
median desde las cuatro a las siete d e para que puedan beber agua los niños. berse llegado en las Cortes a roces e parecidas normas: Sociabilización de
la tarde, en las estaciones de primave- intransigencias de partido que han en- partidos de neto republicanismo con re-
Esta fuente debe ser de poco volu-
r a y verano. Estos niños unos están friado el entusiasmo de muchos cien- nuncia a todo lo que pueda significar
men para que ocupe poco espacio; c ó -
solos, otros acompañados de las mu- tos de electores, suena el clarín de don caudillaje y mesianismo. L a responsa-
moda, para que los niños puedan be-
chachas de servicio y otros por sus Alejandro llamando a construir un bilidad será colectiva: los jefes serán
ber con facilidad, y artística p a r a que
padres o parientes. frente único republicano fundiendo meros representantes dentro de un r é -
sea un adorno más. Es una obra sen-
Cuando los niños, cansados de c o - aquellos programas semejantes en una gimen democrático. E l partido ejer-
cilla, barata y necesaria lo que se pide.
rrer, sudorosos por sus juegos violentos suma homogénea de aspiraciones com- cerá el control y marcará las orien-
L a importancia d e Zaragoza, el lu- patibles con una República naciente taciones a seguir, sin dejaciones.
y fatigados por el cansancio, acuden al
gar tan hermoso y adecuado, y, sobre y sin dejación d e un contenido revolu- D o n Alejandro tiene la palabra p a -
banco donde les esperan sus guardia-
todo, la necesidad sentida por todos, cionario practicable. ra llamar a l a formación d e ese fren-
nes, éstos les entregan el refrigerio que
son motivos más que suficientes, para E l señor Lerroux ha ido eludiendo te único. E s hora de terminar con ese
les guardan y muchos niños lo comen
que se lleve a cabo esta mejora de ins- en sus discursos por provincias el atri- estéril fraccionismo político y evitar el
con apetito propio de la edad, pero
talar una fuente para los niños. buto que a su jefatura de partido pu- audaz arrivismo d e jefes y jefecillos
otros lo rechazan porque prefieren
BEBER, quieren AGUA, y si las perso- Señor alcalde, señores concejales, dieran darle sus huestes d e mesianismo de todo linaje.
nas que los cuidan no llevan, a pre- ¿tendrán ustedes en cuenta esta peti- y caudillaje. L o eludía con ese sen- RICARDO ARNAL.
caución, en frascos y botellas el lí- ción, tan justa y humanitaria, en b e - tido práctico, con esa penetración d e -
quido deseado, los niños sufren el tor- neficio d e los niños de Zaragoza, que mocrática q u e posee, d e hombre pú-
mento d e la sed. tanto animan los jardines d e la plaza blico. E l señor Lerroux tiene un pro-
Y o he visto, a varios niños, poner- de Aragón, con sus juegos y alegría grama concreto, adaptable a las ex- Un ejemplo para los que hablan de la
se d e bruces en las bocas de riego infantiles? traordinarias circunstancias actuales, intransigencia religiosa de las izquier-
de posibilidad y realismo, con conte- das:
para satisfacer esa necesidad y soli-
HILARIO URIOL. Por n o descubrirse al pase de una pro-
citar de los mangueros del Excelentí- nido revolucionario latente, de flexi-
cesión en Arbolea (Vizcaya) se conde-
simo Ayuntamiento, el beber en la bilidad práctica para admitir la oposi- nó a un individuo a seis años de presi-
misma manga con que regaban. ción de u n a avanzada y duro ante los dio, según denuncia un periódico.
Página 2 R E P U B L I C A - Semanario republicano independiente

DIVAGACIONES
Nació la tiranía...
El niño abandonado
Ignoro si es verdad; más aún, no sé
... porque ellos, q u e habían proscripto la religión católica, m a n -
dolores por su caridad, quiso ver la daban sus hijos a colegios de sacerdotes católicos a a p r e n d e r esa
si lo que contaros quiero es sueño o manera de que la Justicia le amparara misma religión; y mientras a r r o j a b a n la incredulidad a las m a s a s
sucedido, pero lo que sí sé—sin gé- y amparara al niño. hambrientas del saber, apartaban s u s hijos p a r a q u e l a ola de e s a
nero de duda—es que al saberlo o Claro que la mujer, al pedir tal cosa incredulidad n o los t o c a r a ; y cuando l a s escuelas laicas s e llenaban
al soñarlo, sufrí horrores y, claro es, —ser su madre—, sabía que la apari- de los hijos del pueblo, los colegios ultramontanos estaban pictóri-
me indigné de manera total. ción de la verdadera destruiría su de- cos de los vástagos de las m á s grandes familias radicales, hechas
Y ocurrió... seo, pero con todo y con eso, a ello laicas p o r la ley, m a n d a b a n s u s hijos a colegios religiosos, a a b r e -
Dicen las gentes, que en un pueble- se avenía menos a dejar abandonado el var e n las fuentes e n v e n e n a d a s ; así habían surgido esas generacio-
cito cercano a la capital en que vivi- tiernísimo nene. nes tristes o indiferentes, golpeadas p o r las olas de todas las con-
mos, una mujer, que no calificaré de Y cuentan que fué de Herodes a tradicciones, desorientadas e n ese vendaval de mentiras, d e r r o t a d a s
mala, pues para calificar habría de Pilatos sin conseguir nada. Y alguien por esos enigmas arteros, n o sabiendo q u é creer, si lo q u e s u s p a -
poseer antecedentes bastantes, dió a le dijo: dres predicaban e n público o lo q u e practicaban e n p r i v a d o ; n o s a -
luz un niño y ella o su madre—sólo las —¡Tírelo a la Inclusa...! biendo q u é corriente seguir, si la del apostolado p a t e r n o o la del
madres son capaces de delinquir por Pero la aldeana de corazón tan alto, profesorado a d v e r s o ; n o sabiendo en q u é filas enrolarse, si e n aque-
los hijos—lo abandonó en el quicio no siguió el consejo y, dispuesta a to- llas que s u s genitores enviaban a las grandes batallas d e l a libertad
de un pobre, sí que oscuro portal del do hasta, por estar fuera de la ley, o e n aquellas q u e s u s maestros organizaban p a r a ir a la conquista
pueblo. a delinquir, con el nacido marchó a de u n obscuro d e s p o t i s m o ; y vacilantes e n el u m b r a l d e l a vida, i n -
La noche, amparadora de delitos. su casuca y, altruista, cuida y besa al ciertos, temerosos, n o sabiendo explicarse esta e x t r a ñ a m a n e r a de
cómplice fué de la mala acción; pero hijo de otra—al hijo del pecado— obrar de las almas paternas, esta educación, q u e hacía su v i d a a n é -
l a Vida, protestando con lloriqueos como si suyo fuese, como si hubiese mica y miserable, sin r u m b o s fijos, sin ideales, permanecían absor-
lastimosos hizo que una buena mujer venido a la tierra por la ruta santa de tos ante esos enigmas vivos, ante esos dioses prolifáceos, con el c o -
descubriera al infante. Belén. razón lleno de angustia, n o sabiendo q u é besar, si la boca mentirosa
El momento ¿para qué describirlo? de sus padres o la máscara q u e llevaba sobre su r o s t r o ; y así los
fué de emoción suprema y, después, Esto que— tomo a decir—ignoro si había sorprendido el despotismo, cayendo ellos como u n buitre s o -
de chismorreo soberano... es sueño u ocurrencia, es crónica hoy. bre u n nido de polluelos indefensos.
¿De quién sería? ¿No es cierto?
La malquerencia se desató y la VARGAS V I L A .
Averígüelo quien deba averiguarlo.
calumnia hincó sus dientes hasta en las Medios tiene la autoridad para sa-
vírgenes. ber si lo imaginé o si es realidad.
Pero las horas pasaron y la mujer Lo que no puede consentirse—sería
que supo primero del nene sin padres, pecado gravísimo—es el dejar a la mu-
a casa lo llevó, con leche lo mantuvo jer caritativa frente al código.
y, al día siguiente—¡cuánto tardó en Eso, a más de inhumano, sería con-
ser de día!—contenta del regalo, de- denable para los que condenan.
seosa de amparar al desamparado ni- Acción tal, merece, aparte la feli-
ñín, sintiendo en la entraña una ma-
ternidad santísima, a la población—así
citación más entusiástica, el amparo
de la ley.
Obras de utilidad práctica
lo soñé o me lo dijeron—vino con la Y no hacerlo, sería delito de lesa
carga de carne rosa. Humanidad. Manual de la Salud
La mujer, la buena mujer, la no-
ISIDRO M A N Z A N A R E S . Por P A U L H . DAVIS
ble madre de aquel hijo parido sin
(Alimentación, Respiración, Autosugestión, Medicina)
Ilustrado con 14 grabados. — Un tomo artísticamente encua-
dernado, 6 pesetas.
llegado a tiempo quizá en unas horas
Casares Quiroga de diferencia se habría evitado la pá-
o de gina gloriosa de la sublevación de Nuevo Manual de Homeopatía
Galán y Hernández. Casares llevó el (Médico de las familias)
Jaca a Gobernación encargo de parar aquella avalancha.
P o r los Doctores J . P E I R Ó COMES Y E . VALLS SABATER
El amigo ilustre exmarino ha pa- Sufrió la emoción intensa de ser uno
sado a tierra. Mejor dicho, ha llega- de los más vivos testigos de aquellas Un tomo lujosamente encuadernado, 8 pesetas.
do a la orilla... Las azules aguas mari- horas, plenamente confusas, de la re-
nas se quedan lejos. No es ir en ba- volución de diciembre.
landro. Fué uno de los españoles que se Manual de Educación de la Voluntad
La crisis ha decidido que Casares jugaron todo, y que todo por la bor- Por el Dr. J U L I O CESAR F E R R A R I
Quiroga pase a Gobernación. Y el da, defendía el espíritu combativo de
Director del Frenocomio Roncati de Bolonia
público, acostumbrado en Goberna- la Revolución.
ción al gesto duro de Miguel Maura, ¡Tras él vino de La Coruña el Ilustrada con 20 grabados.—Un tomo encuadernado en tela, 3'50
se extraña un poco de que sea Casares gran republicano gallego Nicolás Mi- pesetas.
el que le sustituya. Como Maura ha quez, buscando detalles de su viaje,
arrebatado en torno a él muchos fan- porque Galicia vivía con ritmo la
tasmas y en torno a él se han movido odisea del Comité Revolucionario y la Cultivo de la Estética y Belleza
muchas animosidades, eso le han he- de Casares...
cho ser, a pesar de ser Maura, salir
de la Mujer
Hoy, bajo el sonar de las horas de
con la reputación de buen gobernante. Por el D r . A. PLANDOLIT
la bola de Gobernación, sigue el rit-
Pero va Casares Quiroga... Un mo, y sigue la emoción republicana. Ilustrada con 164 grabados.—Un tomo artísticamente encua-
hombre que tiene la fisonomía de un Y Casares Quiroga sigue enhiesto y dernado, 9 pesetas.
señor apacible e inteligente, que allá convencido, "sin miedo" por la Re-
en La Coruña ha creado la Orga, una
pública, viajero de la revolución ha-
Federación republicana de gran sig-
cia Jaca por la República en diciem-
Para ser Elegante, para ser Bella
nificación. ¿Casares Quiroga a Go- (Secretos para las mujeres)
bre 1930, marino de la República
bernación?
—¡oh evocación de su balandro, quie- Por la Condesa D R I L L A R D
Parece que a Gobernación sólo to y amarrado en aguas coruñesas!—,
puede ir un hombre de gesto duro... Ilustrada con 27 grabados directos, en papel especial.—Un tomo
ahora en Gobernación promete no lindamente encuadernado, 6 pesetas.
y sin embargo, ya ha prometido el naufragar ante nada ni por nada...
ministro no desistir en su labor, a pe-
Verán ustedes este gallego discreto,
sar de las amenazas de personas y or- De v e n t a e n todas l a s l i b r e r í a s o ANTONIO ROCH.—Editor
verán si sonríe amable y cómo go-
ganizaciones. ¡Hola, hola! Aragón, 118, Barcelona (España)
bierna en serio.
No hay que olvidar que Casares
Quiroga estuvo en Jaca, y de haber B. GARCIA DE MENENDEZ
R E P U B L I C A - Portavoz de las izquierdas aragonesas Página 3

Universidad de Zaragoza poseer padres con fortuna, y por ello


vemos el número de "los sin tra-
«ATLÁNTICO»
Apertura de Curso 1930-1931 bajo" en las profesiones liberales,
cuya vida arrastran lánguidamente a
pesar del cupón y las rentas, y que
por D. Francisco Aranda Millán estarían, en cambio, mejor situados Acaba de publicar
en los talleres y en los campos o con
(CONTINUACION) fortuna más próspera dedicados al co- El diálogo
mercio.
La implantación de la Escuela Uni- blica, con objeto de reclutar alumnos
Los niños bien dotados, los "cere-
de las pistolas
ca y su organización es tarea en extre- entre los obreros y campesinos pobres,
bros nuevos" los suministran los labra- (Novela del terrorismo español)
mo compleja y difícil, reclama enor- convendría crear Facultades obreras
dores, las familias de pueblo, las de por GUILLÉN SALAYA
mes esfuerzos y plazos prolongados. o establecimientos auxiliares que fun-
La República tiene que libertar real- cionen al lado de escuelas superiores, los obreros suficientemente libres de No p u e d e usted dejar d e leer esta emo-
cionante novela, a u t é n t i c a m e n t e proleta-
mente a la escuela de todas supervi- para asegurarles un nivel de conoci- aquellas taras que hemos enumerado. ria. Las s o m b r a s d e Arlegui y del «Noy
vencias feudales, de la educación re- mientos previos que le consien- A este respecto solamente las fami- del Sucre» desfilan por esta obra trági-
camente.
ligiosa, de los sistemas escolásticos, tan seguir con provecho los cursos su- lias sanas tienen valor; las familias
creando, en cambio, Institutos especia- numerosas son un retardo más; no son Su precio, 5 pesetas.
periores. En lugar de las entradas in-
les, Escuelas modelos de ciudades in- dividuales por concursos libres, méto- aprovechables para la nación cuando
fantiles, de colonias escolares, etcé- dos ya desacreditados, sería preferible no constituyen una carga de subsidios,
tera, buscando los medios de concre- para los exámenes de ingreso los can- exenciones de pagos de impuestos, et- Rúbricas
tar y hacer entrar en la organización didatos presentados por las organiza- cétera. La eugenesia, ya bien expues- (Nuevos ejercicios)
escolar este gran principio de ense- ciones obreras y por las sociedades en ta por Marañón, Zozaya y otros, nos por BENJAMIN JARNES
ñanza. Las construcciones escolares re- general, constituyendo éste un progre- convence de cuanto acabamos de de- El libro m á s exquisito d e forma y más
cibirán la amplitud necesaria para que so enorme en comparación con el sis- cir. rico d e contenido. Es un libro d e u n a
belleza i n s u p e r a b l e .
en 1932 puedan ser admitidos en las tema de reclutamiento "libre de la Son un prejuicio más las insensate-
escuelas todos los niños de ocho años; enseñanza actual, cuyas puertas están Su precio, 3'50 pesetas.
ces vertidas a propósito del malthusia-
en la Prensa de hoy, 22 de agosto, sólidamente cerradas a los hijos de nismo, porque lo interesante es pro-
leo la siguiente noticia: proletarios y campesinos y que el De- crear pocos hijos, mental y físicamen-
"Madrid.—El ministro de Instruc- creto de selecionar alumnos, de don te sanos y que no se mueran. Vale más La revolución campesina
ción pública dijo a los periodistas que Marcelino Domingo, entreabre, según dirigir la procreación para tres o cua- ( H a m b r e s y miserias del proletariado
las posibilidades actuales del Presu- rural)
consideraba resuelto el problema de la tro hijos solamente en esas condicio-
puesto Nacional, atendiendo, además, En esta s e m a n a s e ha puesto a l a venta
Enseñanza primaria, y que había de nes que doce o catorce con una mor- esta o b r a interesantísima y d e u n a pal-
estudiarse la superior. a las necesidades de la vida material talidad que, a veces, sobrepasa la mi- p i t a n t e actualidad, cuyo a u t o r es
de los niños, con las bolsas de estudio, tad de ellos. A N G E L LERA D E I S L A
Se construirán los edificios que sean
la habitación, la alimentación, mate- Mussolini, en un discurso mostrán- prestigioso y c o m p e t e n t e agrarista.
necesarios en las ciudades en que fue-
rial, libros, etc. dose enemigo del malthusianismo, pro- El pavoroso problema del c a m p o español
ran necesarios. Algunos de ellos serán está estudiado a m o r o s a m e n t e y con ex-
Institutos-escuelas y otros tendrán in- pone que la solución de los problemas traordinaria competencia. Las solucio-
E n Rusia y Alemania se ha puesto nes p a r a resolver este problema s e per-
ternado, donde se alojarán los alum- económicos sociales de Italia es cues- filan en este libro.
en práctica el método de "Contrata-
nos pobres, cuyo sostenimiento de- tión sólo de que las italianas tengan
ción", comprometiéndose el estudiante Su precio, 3'50 pesetas.
pende del Estado. muchos hijos y así la superproducción
a trabajar en una empresa cierto nú-
Estas disposiciones aparecerán en el de italianos acabaría consumiendo la
mero de años a cambio de asegurarse
mes de septiembre y, desde luego, superproducción industrial, causa de En la misma colección se h a p u b l i c a d o
una bolsa de 150 rublos o marcos men-
después de la desaparición de los lla- que haya obreros sin trabajo. Esta
mados Institutos locales".
suales, durante cuatro o cinco años;
opinión es una insensatez más, pues si La parábola de la nueva
la "contratación", además de una ayu-
La Enseñanza secundaria y supe- da material para el estudiante es una
la superproducción de hombres aumen- literatura
rior que en la Escuela Unica están ta en relación al consumo, con esos
garantía de la influencia práctica de p o r GUILLÉN SALAYA
concatenadas, han sido hasta ahora el hombres, han de producir también con
las organizaciones económicas en la Del a r t e d e s h u m a n i z a d o al a r t e h u m a n o ,
privilegio de la burguesía e inaccesible su trabajo y más ahora con la dismi- proletario, d e n u e s t r o s d í a s . L a trayec-
vida deja enseñanza superior.
para el grueso de los trabajadores. nución de armamentos, también contri- toria descripta p o r la literatura d e s d e el
La Escuela Unica, que sonará mal a ñ o 1900 al d e 1931.
La "Escuela Unica de trabajo", debe buirán esos hombres a la superproduc-
a muchos oidos todavía, designa, sin ción económica. Su precio, 3'50 pesetas.
proclamarse como un principio en opo-
sición a los sistemas de enseñanza ba- embargo, un estado de cosas al cual La Escuela Unica selecciona los
sados en el principio de "clases", fatalmente el progreso biológico nos individuos mental y físicamente sanos,
P i d a todas estas o b r a s a
conducirá. Tiene sus adversarios por Biblioteca ATLÁNTICO
que eran los que regían y continúan ri- para pasar a los estudios superiores y MARTIN D E L O S H E R O S , 11
giendo, y debe asegurar la instrucción lo sencilla razón de que por falta de los selecionará para que "sólo ellos MADRID
de toda la población infantil y formar instrucción en el terreno biológico mu- lleguen a la Universidad, ya que
radicalmente todos los sistemas y mé- chos no comprenden todavía su nece- necesariamente en ésta habrá que limi-
todos de enseñanza, según el "princi- sidad, ni su superioridad. tar su entrada sólo a los que tengan
pio del trabajo", barriendo los índi- La biología nos enseña que las fa- aptitudes, como ya lo han realizado
ces aterradores del analfabetismo que milias ricas e intelectuales, las de pro- así las Escuelas especiales, y según
nos legó la Monarquía, a pesar de los fesiones liberales, presentan frecuen- dice don Marcelino Domingo limitará Los padres y madres de las niñas
veinte millones de pesetas en primera temente una descendencia deficien- la de la Facultad de Pedagogía. que concurren a la escuela al aire libre
enseñanza y veinticinco en secundaria, te tanto bajo el punto de vista físico Gimeno Rodrigo y cuantos simpatizan
que según la F. A. E. apunta, el Esta- como bajo el punto de vista intelectual. (Continuará). con la obra pedagógica-social de la
do recibe de la enseñanza privada Todas las causas de degeneración benemérita y culta maestra de dicha
(la mayoría de religiosos). Si esta en- confluyen entre la burguesía; el en- escuela, doña Pilar Salvo Giménez,
señanza de las órdenes religiosas no cierro en los colegios, "le surmenage", le rindieron un sencillo homenaje el
ha sabido en el trascurso de los si- la avariosis, tuberculosis, el artritismo, día de su fiesta onomástica.
glos hacer desaparecer gran parte del
analfabetismo aterrador en España.
las infecciones graves y las enferme-
dades crónicas, han acumulado sus ne-
Corresponsales Nuestra pequeña prueba de admira-
ción hacia la citada maestra consiste
¿cuál ha sido su misión, enseñar o fastos efectos acrecidos por los ma- La vida de REPÚBLICA está en un álbum que se presentó, que si
comerciar con la enseñanza? Por el
trimonios de interés; el conjunto de en peligro. Seria verdadera- bien muchas de las aspiraciones de la
contraste entre el analfabetismo y las
estas acciones nocivas dan como re- mente lamentable nuestra des- citada maestra no son tan eficaces
colosales construcciones de órdenes y
sultado débiles mentales y anormales. por caer muchas veces en el vacío de
colegios religiosos de ambos sexos que aparición, máxime sobrando
Si hacemos una estadística de las quien las ha de resolver, no sucedería
en cintura asfixian las ciudades, bien
patente está que es lo segundo y no lo concesiones a perpetuidad en los ce- medios para subsistir. así si dependiera de nosotros, porque
primero la obra realizada por ellos. menterios, sólo posibles en la burgue- Tenemos extendidos para el tiene por entero nuestro apoyo.
¡Y luego dicen que son los únicos de- sía, observaremos que el 60 por 100 A la vez aprovechamos esta oca-
de ellas están abandonadas, porque la
cobro varios miles de pesetas, sión para darles las gracias pública-
fensores de la libertad de enseñanza!
descendencia no existe en aquellas fa- por cuyo motivo rogamos a to- mente a la Juventud Republicana de
Para el paso de los selecionados del milias acomodadas. ¡Cuántos alumnos dos n u e s t r o s corresponsales Aragón, que en fecha no lejana supo
Instituto a la Universidad, además de conocemos que gracias a lecciones par- afrontarlo todo en defensa del pan de
envíen a la mayor brevedad el
la selección ya reglada mediante el ticulares consiguen aprobar sus estu- nuestros hijos.
reciente Decreto por el Excelentísi- dios- Estos jóvenes llegan a poseer una importe de los recibos manda-
mo Señor Ministro de Instrucción pú- profesión liberal por el solo hecho de dos. Tip. " L a Académica"- Zaragoza
Página 4 R E P U B L I C A - Semanario republicano independiente

En serio Jugando a milagros PICOTAZOS


Se está procediendo al adoquinado
y en broma Continúan las apariciones milagrosas. Siguen las manifestaciones clericales
al lugar donde la Virgen se aparece. E l medio de propaganda puesto en
de la calle del Hospitalito. A d m i r a -
ble nos parece la mejora. P e r o mejor
A h o r a que se va a separar la igle- práctica ha dado resultados maravillosos. P e r o ¿ a qué viene la V i r g e n ? ¿ L o nos parecería todavía que, aprovechan-
sia del Estado, justo es que piensen los hace con el propósito d e solidarizarse con el régimen republicano? ¿ E s que d o esa circunstancia se pavimentase o
c u r a s en organizar funciones espec- pretende dar solución a ese estado de miseria que reina en muchos hogares? se arreglase el firme de las calles del
taculares en los templos. ¿ E s que quiere resolver el pavoroso problema de los sin trabajo? ¿Quiere P o z o y d e l a Estrella. Sobre todo el
P o r eso, sin duda, dice un perió- ayudar con su presencia a los gobernantes que intentan arrojar de los templos de esta u l t i m a , ya que debido a su
dico, hablando d e las ferias de un a los escribas y fariseos de la religión católica? Su poder es inmenso, según pendiente, se hace imposible de ser
pueblo de Castilla: sus devotos. ¿ P o r qué en vez de hacer acto de presencia en Ezquioga, donde transitada, sobre todo en días de llu-
" A d e m á s , todos los días habrá fun- no se deja sentir el dolor, no se decide a visitar esos hogares miserables d e via. Los vecinos de esta calle nos su-
ciones d e iglesia en que tomarán par- los pobres para terminar con su angustiosa situación? plican que si no hay presupuesto para
l e elocuentes oradores, cucañas, ca- Somos muchos los que rechazamos esas mamarrachadas reaccionarias. S a - su total pavimentación, al menos se
rreras de patos, luces de bengala, ben elegir los sitios para esas apariciones. Lugares apartados, aislados de la arregle algo, pues resulta temerario el
cohetes y grandes bailes campestres y civilización, habitados por gentes ignorantes y fanáticas. Si lo que desea la deambular por ella.
de salón". Virgen es convencernos de que realmente existe, ¿por qué no se presenta en
¿ T o d o eso en las funciones de igle- la plaza de la Constitución y no habrá lugar a dudas? T o d o s podríamos
sia? admirarla, reverenciarla. Y si al mismo tiempo de visitarnos, nos construía el Desde la calle d e Miguel Servet a
Hospital que tanto necesita la ciudad, mucho mejor para que nadie dudase la de Fabiani, existe una acera tan
S e r á lo nunca visto.
de su poderío. P e r o , n o ; no tengan ustedes cuidado. N o aparecerá, ni nos incómoda y tan descuidada, que los
¡Bailes mundanos en honor de
construirá el Hospital, ni llevará un pedazo de pan a esos hogares proletarios vecinos del barrio de las Fuentes han
Cristo!
donde l a miseria impera. de hacer verdaderos alardes acrobá-
P o r nosotros que contraten a la
ticos p a r a llegar a sus casas.
Chelito. Y lo vergonzoso no es sólo que h a y a gentes que se presten a ser actores
L a construcción de esta acera v a -
de comedias ridículas. L o más repugnante, lo que más indigna es que la pren-
lió en tiempos de l a dictadura, a dos-
Las Cortes han aprobado la L e y sa, aun aquella que presume de liberal, dedique columnas y columnas a
concejales reaccionarios, el que sus
de Defensa de la República, con relatar esos casos de histerismo o de fanatismo. Es un espectáculo degradante
nombres figurasen en dos de las calles
una... azaña más. en extremo, que pone de manifiesto la baja espiritualidad de la prensa es-
de la barriada.
¿ Q u é nos parece la nueva ley? pañola. Y es que la mayoría de los periódicos están hechos para papanatas
E l Ayuntamiento debe tomar buena
C o m o republicanos, muy bien. que creen que todavía es posible un milagro celestial y esperan otro maná
nota de esta queja. E s m u y justifica-
Como demócratas, que es algo más que sacie el hambre de los españoles.
da. E s urgente cambiar las losas res-
que republicano o monárquico, socia- ¿ P o r qué si tanta fe tienen los carcas en las cosas divinas, recurren a los
baladizas e inclinadas de dicha acera.
lista o sindicalista... rematadamente hombres de ciencia para que sane las heridas de l a histérica joven, agredida,
Si esto no se hace, este invierno d a r á
mal. según ella, por una V i r g e n ?
lugar a muchos accidentes. ¿ E s que
Es una ley d e excepción, onerosa, E s preciso acabar, por decoro, por dignidad, por respeto a la cultura, no se merece el barrio de las Fuentes
que el propio P r i m o d e Rivera n o se con esas grotescas manifestaciones de Ezquioga. Es urgente demostrar al mun- esta modesta mejora?
hubiera atrevido a dictar. T o d o el do que España no está constituída sólo por idiotas y majaderos que esperan
mundo sabe que en 1906, M a u r a no * * *
su salvación de un milagro cualquiera. Q u e somos trabajadores, y que cree-
presentó al Parlamento (y eso que dis- mos que el porvenir de l a patria depende de la capacidad moral de sus hijos. E n la plaza de la M a g d a l e n a se
ponía de gran mayoría) su L e y del Q u e no creemos en ningún poder sobrenatural, porque si éste existiera, ni la instalaron unos urinarios espléndidos.
Terrorismo, después del tremendo y miseria, ni el dolor, ni las calamidades terrenales se manifestarían con la in- L a perspectiva de la plaza ha ganado
magistral informe de don Joaquín tensidad que lo hacen. E l Gobierno debe acabar con esas farsas que nos una enormidad con l a desaparición de
Costa. desprestigian ante el mundo civilizado. Este régimen liberal no puede perma- aquel kiosco antiestético que antes era
P e r o ¿para qué vamos a hablar? necer impasible ante esas manifestaciones carnavalescas, organizadas por los un foco d e infección y un atentado
H o y , "como antes", no se puede ha- que todavía sueñan con el retorno a los tiempos inquisitoriales. E n A r a g ó n , no al buen gusto.
blar ni escribir. hace muchos años, quiso explotarse la idiotez de un casillero de Bujaraloz. In- P e r o todavía existe otro kiosco que
Está visto. L a Libertad es una plan- tervino la ciencia y el vergonzoso espectáculo cortóse de raíz. Los mismos pro- necesita de reforma inmediata. N o s
t a exótica... que no puede aclimatar cedimientos deben usarse para dar fin a la comedia de Ezquioga. Q u e no pue- referimos a una " g a r i t a " de refrescos,
en España. d a decir que España es un país donde se ampara al curanderismo y la brujería. sucia y destartalada que pone una no-
* * * Demasiados tiempos hemos soportado el influjo de los santos milagreros, sin ta triste en aquel trozo recién urbani-
P a r e c e que existe el propósito de otros beneficios que l a decadencia espiritual que amenazaba con borrarnos del zado. ¿ N o podría exigirse de su pro-
no presentar para las sedes vacantes a concierto con las naciones civilizadas. pietario una reforma que evitara ese
los eclesiásticos que hayan manifesta- ¿ P a r a cuándo aguarda el Gobierno a poner en práctica el decreto de de- mal efecto que causa su ruinoso esta-
do últimamente tendencias antilibera- fensa d e la República? En ningún caso mejor empleadas las leyes de excep- do en sitio tan bien urbanizado?
les. ción que en destruir estos focos del fanatismo y de la ignorancia.
Y ¿a dónde van a buscar prelados
FRANCISCO C U B E R O .
" a d i c t o s " y liberales? Guitarra republicana
¿ A la China?
* ** ÚLTIMA HORA LITERARIA A la jota, jota...
Si en España exigiéramos Si no opinas y no votas
responsabilidades y no quieres actuar,
a los que desempeñan Editorial CENIT (S.A.) ha lanzado al mercado las siguientes interesantes obras no "tiés" derecho a decir
prebendas oficiales, esto está bien o está mal.
o han ejercido cargos C a r t a s í n t i m a s , por Lenín.
desde treinta años antes, Precio, 6 pesetas. L a Virgen " t i é " muchos mantos
veríamos bien pronto y de perlas un millar,
L a D u q u e s a f e a , p o r Lion Fench-Wanger.
repletos los presidios y hay muchos míticos pobres
Precio, 6 pesetas.
y colmadas las cárceles, que se acuestan sin cenar.
con esa "flora" y " f a u n a " . . . A u t o b i o g r a f í a d e un s a l v a j e a f r i c a n o , por Tobagola.
Precio, 6 pesetas. "... pero no p a r a verdugo",
" h a m p a de generales,
ha dicho Lerroux a A z a ñ a .
banqueros y ministros". H i n k e m a n ( L o s d e s t r u c t o r e s d e m á q u i n a s ) , p o r Ernest Toller. Esa frase dice mucho.
Precio, 5 pesetas.
¡Cuidado, que te d i s p a r a s . . . !
Felices vamos a ser, H a n a c i d o u n n i ñ o , p o r C. Yale-Harrison.
Precio, 5 pesetas. H a c e r de las procesiones
y la razón es sencilla,
comercio... de ciertas cosas
y es que vamos a tener L a c a l l e s i n n o m b r e ( L a V i d a del p r o l e t a r i a d o en F r a n c i a ) es repugnante herejía,
a todo pasto... Montilla. p o r Marcel Aymé. (6 p e s e t a s ) . señor R o y o Villanova...
SINCERO. E l I n f i e r n o , por Henri Barbusse. Y a se van los cuervos, maña,
Precio, 6 pesetas. p a no volver en jamás.
¡ a y del sembrao en que caigan!
Leed y propagad D e v e n t a en t o d a s l a s l i b r e r í a s o en l a E d i t o r i a l
cómo lo van a emporcar.
V E L A Z Q U E Z , 46, M A D R I D
EL J O T E R O DEL R A B A L .
REPUBLICA
R E P U B L I C A - Portavoz de las izquierdas aragonesas Página 5

E l h e c h i z o del n o m b r e estaba y o ! Diez garfios agudos me es-


carbaban en la sesera y m e sacaban
tiras del pecho. Parecía que me había
zón. E s t e : ¿cómo se llamaría la bien-
aventurada pequeña? ¿ Q u é nombre
sería el que se hallaba tan preñado d e
E l cielo estaba como un campo se- una risa femenina y argentina que vi- miel?
tragado una gruesa de alfileres. N o
gado y en mitad d e él ardía y esplen- braba acariciada rota a veces por un había más que un problema "filosófico"
día el sol, rojo y sangriento, apasiona- murmullo ronco, acerado, afilado y
que atenazaba y atosigaba mi cora- ANGEL SAMBLANCAT.
do y enamorado como un corazón. agudo como una espuela.
L a tarde del domingo se hallaba E l filósofo me había aburrido con
cargada de aromas, d e caricias, de su monserga metafísica y me senté
efluvios d e la primavera naciente, de agobiado. Detrás del soto, el susurro
la primavera que estos días dorados dentado y viril desgranaba su madri-
y leonados llevan y a en el casto seno. gal, seguía desgarrando, violando la
L a superficie lisa, bruñida, pavona- risa trémula, emocionada, líquida co- Pedagogía agrícola.
da del mar, no la alteraba ni el rizo mo vena d e arroyo, de la pequeña,
de una onda, ni el soplo del aura más que escuchaba feliz. Triunfante la República, mi pensamiento sería, si en mi mano es-
liviana. — ¿ A qué raras voluptuosidades tuviese, que un hombre, con voluntad probada, a quien la cosa le
Su profundo azul, sembrado de chis- —musitaba el galán—, a qué raros había salido de dentro, se pusiera a la cabeza de una organización
pas y de rosas de oro por los rayos refinamientos, a qué ritos religiosos y general de esa clase de enseñanzas, que pudiera, ir al extranjero a
febeos, parecía la continuación del otro libidinosos de Oriente me huele tu injertar sobre lo propio adquirido, pensamientos y experiencias de
azul, del empíreo, en el que también nombre? P o r q u e t u nombre huele, tie- los extraños, llevando consigo discípulos que formen apostolado y
se anegaban las velas blancas de las ne un aroma poderoso y capitoso, es permitan transformar en poquísimos años (con las escuelas de ga-
nubes y el casco de fuego d e los as- fragante como un jardín, mata la fá-
ñanes y las escuelas agrícolas militares), la agricultura española y,
tros. dez leguminosa del campo y calienta
en general, nuestra economía nacional.— 1903-XXXIII-290).
P o r las carreteras d e la montaña la frialdad, la nieve levemente rosa-
subían y bajaban los autos resoplantes da d e los manzanos en flor. T u nom-
y atronadores, zigzagueaba el relám- bre es una primavera perpetua, un me- Colonización interior.
pago d e los tranvías, pululaba y hor- diodía encendido y lujuriante, una
migueaba el inmenso pueblo d e los ni- ventana castellana o un patio andaluz Se dice: no pueden bajarse las tarifas de los ferrocarriles porque
ños, d e las familias proletarias y de en el que se arringleran en larga lí- transporta poco y sus rendimientos son insignificantes. Pues el
l o s enamorados. nea las macetas. Y o , pitusa, te quiero medio de que las Empresas ganen y puedan rebajar los fletes es que
U n verdor esmeraldino de pinares primeramente por el nombre. Cuando
la agricultura tenga mucho que exportar y que importar, por tanto,
y praderas, de hojas recién brotadas lo pronuncio, sus letras me florecen
que produzca mucho. Otro tanto ha de decirse de las industrias
y trigos tiernos, se extendía, como un en los labios como rosas, y me llenan
la boca de perfume y hieren la rosa manufactureras.
río generoso, por las vertientes y des-
bordaba los surcos más hondos d e la seca de mi corazón y me lo inundan Hemos llegado tarde a la obra de colonización; colonicemos nuestro
tierra. d e miel hiblea y de gozosas llamas. país duplicando su potencia productora, que es tanto como cuadru-
El aire tenía una suavidad de leche, Desfalleció el susurro y se apagó la plicar su extensión; conquistemos las aguas, que es tanto como
de roce y de sombra de alas. L a luz, voz. Ahogóse l a clara risa en un sus- conquistar las tierras, aquí donde la tierra sin el agua no vale nada.
una alegría de embriaguez y d e vino. piro espeso. E l sol se hizo cargo de la Esmaltemos el territorio de inmuebles alquerías y torres; contemple-
Impregnaban la atmósfera perezas de situación, comprendió que allí estaba mos desde ellas la espuma de las cascadas que forman en los desni-
siesta y de fiesta. de más, que a aquella pareja le es- veles de las acequias y brazales, llamando en constante clamoreo
Y o iba dialogando de cosas eternas torbaba l a luz, guiñó el ojo pícara- a la industria.—(I-376),
c o n un filósofo, que me hostigaba y mente y se retiró por el foro.
me pinchaba con las finas agujas d e Y o tomé el olivo, también. A b r í el
Joaquín COSTA.
sus interrogantes desde las páginas d e pesado volumen y volví a mi filósofo
un libro, cuando oí detrás d e un soto y a mi peripatetismo. Pero, ¡para leer

¡Que siempre los hombres buenos — 26 —

pochez! Pero como uno se llama Expósito y no tié pa-


han de amar a las mujeres malas! drino, pues ahí le ha dao...
—No hables de eso—dijo entristecido el muchacho.
—Dispensa. Esto lo decía por m í ; tú eres otra cosa...
—Madera somos del mismo árbol.
—Sí, pero no. Un cantar, a propósito de eso, lo dice;

Hasta la leña en el monte


tiene su separación:
—Si preguntan por mí—dijo Rafael, un muchacho pá-
una sirve para santos
lido y triste que en la banda tocaba el bombardino—,
y otra para hacer carbón.
contestas lo que se te ocurra...: que me duele la cabe-
za; que he subido al dormitorio...
—¿Sí?
—Acordes.
—Volveré en seguida. Hay que ir al teatro. —Sí. Yo, carbón y de lo más negro; tú, a lo alto, a l
—No te retrases... sitio a donde se pone uno de pie con una batuta en la
—Antes de media hora estoy de vuelta... En un decir mano y manda al regimiento de tocaores y se dobla pa
¡Jesús! la veo y... recibir las palmas...
— ¡ A h ! ; pero ¿es que sales para verla? —¡Juan Antonio!
—¿Y a qué iba a salir, si no? —Y que es la fija; vales y te lo mereces...
—Yo que tú no iba, Juan José. —¿Y tú, no?
—¿ Por qué, dí, por qué? —Yo también, pero ¿no has oído?, tengo la tizná...
—Paca..., .muchas veces te lo he dicho, no es moza Hubo un silencio embarazoso.
pa un sano amor; tú crees que te quiere, pero es figu- —Lo que hace falta—dijo pausadamente el anciano—
ración na más... Esa gachí tira más pa lo alto... Un es que si llegas me favorezcas.
Página 6 R E P Ú B L I C A - Semanario republicano independiente

Voces rurales ¿Con qué fin? Con el de que los ba-


rridos no digan que lo que queríais
¡Nos arruinan, nos llevan a la ban-
era entrar para hacer lo que hicieron
ellos: vivir hartos mientras otros mo-
ZEVS SOCIEDAD ANÓNIMA E D I T O R I A L

carrota, y todo se lo chupan entre un Alcalá, 106 - MADRID - Apartado 9.091 - Teléfono 56481
puñado de paniaguados! rían (o mueren) hambrientos.
Esto, poco más o menos, se decía ¡Diputados de las izquierdas!, le-
y se lanzaba a los cuatro vientos, en gislar y gobernar con democracia; ha-
centros y actos de propaganda, por cedlo por nuestra España y sed ejem- LIBROS PUBLICADOS
los orales luchadores en pro de la Re- plo del mundo entero.
pública, cuando todos los republica-
nos ansiábamos su advenimiento. Esas
JULIO GARZA MARQUES.
Ariza, I X - X - X X X I .
La Justicia bajo la Dictadura
palabras, cuyos hechos eran reales, de- POR SALAZAR ALONSO
cidían al pueblo a luchar contra el
Un vol. 4.° - 310 págs. - Portada de S. Pelegrín. - 5 pesetas
régimen por entonces constituído. ESPECTACULOS
Ya vino la República; bendita sea Salazar Alonso relata en este libro pleitos y procesos escandalo-
la hora de su llegada; se calmaron PRINCIPAL
sos, atropellos contra Jueces y Magistrados, violaciones de la L e y ,
las ansias de los que lo deseábamos, Gran compañía de comedias de medidas dictatoriales que avergüenzan. Se detallan documental-
y se efervescentaron los ánimos de los Antonio Vico. mente los procesos seguidos por el Juez señor Alvarez Rodríguez,
que anhelan máximos avances. Debutó el jueves 29 de octubre el asunto de «La Caoba», la odisea de un Juez conducido por la
con el reestreno de la comedia en Guardia Civil, el proceso de Vera del Bidasoa, que hace sollozar
República democrática ( o de tra- tres actos, «Si yo quisiera...» Gran a Unamuno cada vez que habla de su destierro.
bajadores), acordado por nuestros re- éxito de Antonio Vico y Carmen «Este libro, dice El Sol, en la hora de las responsabilidades,
presentantes, dice el artículo primero Carbonell. aportará acusaciones explícitas, que son las que están haciendo
de la Constitución que será el régi- Lista de la compañía.—Actrices: falta». E Informaciones: «La Justicia bajo la Dictadura, es una
men de nuestra nación. Carmen Alonso de los Ríos, María obra que no debiera quedar un español sin leerla».
Muy bien pregonaban, y por eso les Luisa Arias, Amparo Astor, Car-
secundamos; muy bien también el men Caballero, Asunción Camare-
principio del Código fundamental que r o , C a r m e n Carbonell, Consuelo
Company, María Cuevas, Carmen
ha de regirnos, y por eso les aplaudi-
mos; mas ahora pasó la fecha de las
Díez de Tejada, Hortensia Guzmán,
Ofelia Zapico.
El comedor de la pensión Venecia
promesas; llegó la de las realidades, la Actores: Antonio C h . Albert, P O R JOAQUÍN A R D E R I U S
de predicar con el ejemplo. José Alburquerque, Edmundo Bar- Un vol. 4.° - 340 págs. - Portada de S. Pelegrín. - 6 pesetas
En poco tiempo, poco puede hacer- bero, Ramón Camarero, Fernando
se ni exigirse; esperemos, que ya lle- Delgado, A r t n r o Marín, Alberto Con esta novela comienza ZEVS a realizar su propósito de d a r
Romea, Antonio Soto, Miguel Ta- al gran público nuestros novelistas de l a nueva generación, que
gará el fruto de nuestro régimen (esto razona, Antonio Vico y Enrique
decía a los impacientes, en otro ar- tienen acusada una vigorosa personalidad. L a novela de Arderíus
Vico. es de lo más original, inquieto, moderno y fuerte de nuestro tiem-
tículo que publicó este semanario); po. L a crítica confirmará nuestra opinión.
pero lo que sí puede hacerse y exi- Repertorio. — «La loca aventara»,
girse es que hoy sean hechos las ban- «Una mujercita seria», «Mi tía Ra-
mona», «El corazón manda», «Si y o
deras de propaganda. ¿Cómo? Re- quisiera».
nunciando a cuantas nóminas cobráis
por duplicado. ¿Para qué? Para que Estrenos.—«Juanito», «Un con-
trato leonino», «Un negocio con
Nosotros los Bárbaros
la República que nosotros, por vues- América», «Napoleoncito», «Vivir
tra representación, la titulamos demo- ÚLTIMA OBRA.—6 pesetas.
de ilusiones», «Bacarrat», «Las se-
crática, sea ejercida con democracia. ñoras los prefieren frescos».

— 26 — — 27 —

— ¿ C ó m o ? — p r e g u n t ó J u a n José, poniendo el cora- E n ello estaban, cuando la c a m p a n a del refectorio,


zón en la p r e g u n t a . llamando a cenar, les hizo salir al patio.
— ¿ C ó m o ? P u e s estrenándome algo de lo que tengo E n la sombra, los ojos del m e n u d o y g o r d o J u l i á n le
hecho. m i r a r o n con fijeza, y u n a voz, que m á s parecía silbido
—¡Lo haré...! de reptil que voz de hombre, dijo r e c o n c e n t r a d a m e n t e :
—¿Sí? — ¿ T a m b i é n p r o t e c t o r ? ¡ P o r éstas—y besó los dedos
— P o r mi salud. ¿ Q u é hay sencillito y de fácil estu- en cruz—que te estropeo el v i a j e ; s o . . . inclusero!
dio? H a b l a . . . Y en tanto J u a n J o s é y J u a n Antonio caminaban di-
— T e n g o u n a polca. ciendo, llenos de artística unción, la bondad de su m ú -
— N o m e sirve. sica, Julián, en la sombra, levantaba amenazador su r e -
— U n a habanera, u n vals, una j o t a . . . gordeta m a n o , que miraba, con ojos de susto, desde el
—¿Instrumentada? obscuro cielo, la blanca luna.
— I n s t r u m e n t a d a por completo.
— P u e s , dámela..
—¿Cómo?
— Q u i e r o en mi debut de director ser quien te dé a
conocer.
— ¡ J u a n José!—exclamó t a r t a m u d e a n d o el viejo hos-
piciano.
— N a d a ; lo dicho. ¡ V e n g a esa j o t a que se t i t u l a . . . !
— L a Virgen del Pilar dice...
— T e a s e g u r o q u e la oirán y t e aplaudirán m u c h o . . .
N o p u d o articular frase el autor d e la aragonesa, q u e
cogiendo una m a n o del joven la llenó de lágrimas y
besos.
R E P Ú B L I C A - Portavoz de las izquierdas aragonesas Página 7

UN CUENTO CADA SÁBADO


HOMENAJE MERECIDO
J U A N VICENTE El domingo tuvo lugar un acto de homenaje a los consecuentes republica-
nos señores Banzo y Paraíso, para festejar el triunfo obtenido en las eleccio-
nes para diputados a Cortes celebradas últimamente en nuestra ciudad y su pro-
Los mineros, divididos en cuadri- encerrados veintitrés días. Deben ha- vincia.
llas, se dispersaron por las galerías. ber muerto todos.
Nosotros estamos persuadidos de que el triunfo electoral fué sólo un pre-
Sus lámparas danzaban a lo lejos co- — ¡ A h ! ¡Puede que viva alguno! texto para tal homenaje. Sin ese triunfo, los señores Banzo y Paraíso tenían
mo si fuesen fuegos fatuos. En Courrieres, el año pasado, ya sabe bien ganado el aprecio y consideración de que gozan en esta capital. Lo que
Juan Vicente, un mozo rubio y jo- usted lo que sucedió. motivó el homenaje fué la deuda que los republicanos aragoneses teníamos con-
vial, detuvo por el brazo a su com- —No creo que se les encuentre vi- traída con esos dos consecuentes correligionarios. Republicanos de toda la vida,
pañero, el corso Leca. vos. a ese ideal se consagraron y por él dieron lo mejor de su existencia. En los
—Leca- Tengo algo que decirte. Aquella misma tarde, los zapadores puestos de mayor peligro permanecieron cuando el régimen monárquico impe-
Aquí estamos solos, y se trata de una que afincaban la pared pretendieron raba en España. En los puestos de mayor responsabilidad figuran hoy cuando
cuestión grave. Antonieta, la hija de haber oído golpes que alguien daba la República de ellos ha necesitado. ¿Cómo iban a olvidar los republicanos el
Coudrat, habló ayer conmigo. al otro lado de la misma. desinterés y los sacrificios que los señores Banzo y Paraíso han puesto siempre
— Y conmigo. —¡Es el agua que cae sobre las en favor de la caula republicana?
—Quiero decirte que somos novios. piedras!—dijo un ingeniero, después
Por eso el acto del domingo vióse concurridísimo. Por eso se asociaron a
La amo y me ama. Te lo participo de escuchar aquellos choques sordos.
él todos los republicanos, sin distinción de partidos. El homenaje iba dirigido
para que no la rondes. Pero al día siguiente, una noticia a la consecuencia y a la honradez política y los homenajeados eran dos de sus
El corso balanceó su lámpara. increíble al borde de los pozos. Se ha- más dignos representantes.
— ¿ Y si te dijese que yo también bía logrado llegar hasta las sepulturas,
No queremos extendernos en detallar los pormenores del acto, ya que la pren-
soy novio de Antonieta ? Me ha dicho y entre ellos había un hombre vivo!
sa diaria lo ha hecho extensamente. Pero sí haremos constar el entusiasmo des-
que me quiere y que nos casaríamos. Médicos, oficiales e ingenieros pene-
bordante y las muchísimas pruebas de simpatía que los señores Banzo y Paraíso
Ya lo sabes. Haz lo que gustes. traron por la brecha. Antonieta Cou-
recibieron.
Juan Vicente apretó sus puños. drat, anhelante y temblorosa, deslizóse
REPUBLICA, alejado de todo partidismo político, pero defensor como el que
—¿Ella te ha dicho eso... ayer? la primera entre los que aguardaban
más de la pureza republicana, se honra asociándose al homenaje tributado a sus
—Ayer. ver salir a los muertos y a los vivos.
dos nuevos representantes en Cortes, dignos, por su lealtad y .por su austeridad
—Pues pobre de ella si es verdad, Dos hombres subieron conduciendo de ser imitados por todos los republicanos españoles.
y pobre de ti si has mentido! a un hombre moribundo. Era Leca.
Triunfantes o derrotados, este modesto semanario siempre hubiera tenido
Leca mentía. Rondaba a Antonieta Pero Antonieta, convencida de que
para los buenos amigos Banzo y Paraíso el respeto que se merece su honradez
porque era un buen partido, ya que el superviviente tenía que ser su no-
y su consecuencia política.
su padre tenía tres campos, y ella, vio, arrojóse sobre el cuerpo, envuel-
además, heredaría una viña, de una to en sábanas, rodeóle con sus brazos
tía carnal, la vieja Mion. Pero, ella y empezó a llorar.
nunca dióle la más pequeña esperanza. —¡Amado mío- Amado mío!—de
El proyecto de decreto sobre control obrero ha escandalizado a las dere-
Sin embargo, Juan Vicente sintió cía entre sollozos.
chas españolas. Periódico ha habido en Zaragoza que, creyendo sin duda
que la duda le mordía en el alma. Salieron del agujero negro otros dos
que eso significaba el fin del mundo, ha publicado un largo artículo llaman-
Hablaba Leca con tal serenidad! hombres, conduciendo una segunda ca-
do la atención del capital para que se apreste a la defensa. ¿Pero es que se
¡Demostraba estar tan seguro de lo milla. Un hombre rubio, de rostro ca-
creen los conservadores españoles que siempre van a gozar de sus privilegios?
que decía! davérico, levantóse a medias de ella y
España no puede permanecer impasible ante le evolución política y social del
Tres días llevaban allí, los doce fijó sus ojos espantados en el cuadro
mundo. ¿Es que prefieren nuestros adinerados que esos privilegios les sean
compañeros, sepultados vivos, lejos de que ofrecía Antonieta abrazada al
arrancados por la fuerza? Este debe ser su sentir; porque cuando las turbas
todo auxilio humano. Un desprendi- cuerpo del corso.
asaltaban hoteles y destrozaban las redes telefónicas, guardaron un censurable
miento convirtió la galería donde tra- Yde sus labios sin color escapóse silencio, y ahora, cuando se trata de legislar, de encauzar la corriente devas-
bajaban en una tumba. una frase que no comprendió nadie: tadora de la reivindicación proletaria por normas legales, esos órganos de la
Acababa de morir un muchacho, —¡Era verdad! ¡Me había enga- burguesía reaccionaria, demuestran alarma y temor que no sintieron cuando
aprendiz al servicio de una de las cua- ñado! ilegalmente se reclamaba en la calle. Más tacto, más prudencia, señores de la
drillas. Y los demás, tendidos en tie- Vaciló y cayó muerto sobre las al- derecha, que tal vez, sin quererlo, precipiten los acontecimientos sociales, y no
rra, en un rincón, no respiraban casi. mohadas de la camilla. de modo favorable a sus egoístas intereses.
Juan Vicente y Leca miraban obs- Fué preciso identificar al vivo y al
tinadamente aquella pared de descono- muerto, tan semejantes eran, después
cido espesor, que les separaba de la de los veinticuatro días de horror que

Caja de Ahorros y Monte dePiedadde Zaragoza


vida. habían pasado en las entrañas de la
Se alimentaban con el aguardiente tierra.
que llevaban en sus calabazas. Gra- El moribundo, como ya hemos di-
cias a él podían acallar a medias los cho, era Leca.
.El que murió, al ver la luz del sol,
Unico Establecimiento de su clase en la provincia
gritos de su vacío estómago.
Vigilábanse mutuamente. Las lám- Juan Vicente. FUNDADO EN 1876
paras se habían apagado; pero en la Y Antonieta ignorará toda su vida
Funciona bajo el Patronato, protectorado e inspección, del Gobierno y
obscuridad se buscaban sus ojos. Las que su equivocación mató a su novio,
con arreglo a los preceptos de garantía establecidos en el Decreto Ley
manos en el mango de los cuchillos cuyo corazón rompióse en pedazos al
de 9 de Abril de 1926.
acechaban la traición, que podía ger- verla abrazada al cuerpo de su ene-
minar en el pecho de uno de ellos. migo. Los beneficios que obtiene aumentan anualmente las reservas y, como
es consiguiente, la seguridad de las cantidades que se le confian.
Ambos estaban resueltos a vivir. ADOLFO D A R V A N T .
Cada día que prolongaban la existen- En 31 de Marzo de 1931 tenía en circulación 40.462 libretas
cia era una esperanza más. Sin duda, En igual fecha el capital de los imponentes era de 45.807.856'73 pesetas
En 1930 les ha abonado por intereses 1.290.560'63 »
pugnaban por salvarles, del otro lado
de la pared asesina. Casinos - Sociedades Concede préstamos con garantía de valores públicos e industriales y
Comerciantes: con la de alhajas, muebles y ropas en condiciones muy ventajosas para
los prestatarios.
Encargad los impresos en la P a r a facilitar a los imponentes la colocación de sus ahorros, se en-
Todas las mañanas, Antonieta iba carga gratuitamente de la compra de valores por orden de aquéllos.
a casa del alcalde.
—¡Nada nuevo! — decíale este.—
Los ingenieros trabajan como negros.
Imprenta de Marco Fuera de la capital no tiene Sucursales ni Representantes
OFICINAS: San Jorge, 10, San Andrés, 14 y Armas, 30
Los zapadores luchan esforzadamente. Perena, núm. 3 - Zaragoza
Pero no se les encuentra. Y a llevan

ESCUELAS PÍAS, 35 y 37
Fábrica de Géneros de Punto - RUDESINDO LARRAZ Sucursal: Avda. de Madrid, 137 (Delicias)
E s d o n d e p o d r á a d q u i r i r t o d o s los a r t í c u l o s d e l R a m o a p r e c i o s s u m a m e n t e r e d u c i d o s , p r e c i s a m e n t e p o r s e r ventas
sin i n t e r m e d i a r l o s , q u e s i e m p r e a l t e r a n sus p r e c i o s
REPUBLICA
Si n o h a y v i r t u d en u n a revolución p a r a h a c e r com-
patible la condición d e hombres libres y e u r o p e o s
con la condición de solventes, o, t e n i é n d o l a , esa r e -
volución no sobreviene a tiempo, el p r o b l e m a espa-
ñol no tiene solución más que en la s e p u l t u r a .
COSTA.

Teléfono núm. 35-18 Redacción y Administración: Audiencia, 3 y 5 Apartado de Correos 59

Cuatro cartas más modernos y variada colaboración e in-


formación, sería un éxito indiscutible.
Señor secretario municipal de...
Es usted el hombre más cínico y
VENANCIO SARRÍA Por eso no comprendemos ese retrai-
miento y esa falta de entusiasmo por
la edición de un periódico órgano de
fresco que he conocido. Oscila como S I L U E T A
los republicanos aragoneses. Decídan-
péndulo de reloj, a un lado u otro, se los que tienen medios para que lo
según la influencia que usted cree ha Un carácter sui géneris... extraño, inusitado, que nosotros proponemos sea pronto
adquirido un partido u otro de ese que no se aviene nunca y nunca está conforme una realidad. La opinión democrática
pueblo; esto ha ocurrido lo menos con todo lo que tiene de hipócrita y deforme espera que quien puede lo haga. No
cuatro veces en seis meses de Repú- este pueblo español, en Loyola educado... podemos continuar por más tiempo a
blica. Unas veces es frío y es otras exaltado; merced de periódicos clericales o de
Lo menos, también, que ha podido su inteligencia es clara, su voluntad enorme... diarios comerciales.
hacer, es mantenerse imparcial y sería
(Hay que admirar al hombre como éste que se forme Tienen la palabra los capitalistas
respetado por todos; así es usted una
su cultura a sí propio y por sí haya triunfado). republicanos.
birria, de la que vale más no hablar.
Y me extraña que siendo tan anchos Entusiasmo y pasión de sí irradia y fulgura...
y grandes los balcones de la casa de En la fuente se baña de la abstracción más pura
la villa, a estas horas no lo hayan y envuelve sus ideas con un manto de armiño...
echado a usted por uno de ellos. Es modesto unas veces hasta lo incomprensible,
Pasajeros de tercera
Hasta otra se despide... y es otras vanidoso y de genio irascible... por KURT KLAEBER
Habla bien, viste chic... con cierto desaliño... Un volumen de 270 páginas, 6 pesetas
No vacila por nada, ni por nada se arredra; He aquí, por fin, una verdadera,
Queridos amigos de... como la gota de agua que penetra en la piedra novela proletaria, en que el calificati-
es tenaz y tozudo, dinámico y sensible.. vo no queda corrompido al aplicarse,
Vosotros sois testigos de mayor ex- como suele, a libros que de "proleta-
cepción, ya que en vuestra casa hemos Ha sido calumniado y ha batallado mucho...
En todos los sectores de la vida está ducho... rios" no tienen, cuando mucho, más
estado varias veces, de que en ninguna que el tema y el deseo. Pasajeros de
de nuestra visitas hemos hablado de ¡y es antes, más que nada... un corazón de niño!
tercera es una novela sin "héroes",
reparto de tierras. Sabéis que hemos sin "estrellas", sin providencia", tra-
defendido el que las fincas municipa- ANGEL R. LACASA.
ma, intriga ni desenlace. Es lo que
les pasen al pueblo pagando éste el es la vida, un trozo de ella. La vida
arriendo que le corresponda y que de los de abajo, naturalmente. El
hasta ahora, en muchos casos, las tie- "abajo" es aquí la bodega de un
nen para pastos unos cuantos caciques trasatlántico que hace la travesía de
granujas que han arrendado esos co- usted hace las operaciones políticas América a Europa. "Los de tercera"
munales, privando así a los campesi- Es incomprensible la actitud de los
quedé asombrado de la cantidad de adinerados republicanos. El número de —los que no sólo viajan, sino que vi-
nos desheredados que puedan defen- talento que encierra ese cañamón que ven y comen y pasan por la vida en
derse. De esta manera han de dejar- lectores es importantísimo. Los deseos
tiene usted por cabeza. de los ciudadanos son bien patentes y tercera siempre, desde que nacen has-
se la piel en las tierras de esa canalla. ta que mueren, y a quienes sólo en el
Bastante más cantidad tiene de in- seguramente que el diario republicano
Y ya veis, por esto nos llaman em- trabajo se les brindan los primeros
testinos encerrados en esa formidable sería arrebatado de las manos de los
baucadores, por ir con la ley en la puestos—, un puñado de emigrantes
tripa, en ese abdomen tremendo, sos- vendedores.
mano y obrar con conciencia. que vuelven a Europa fracasados, con
tenido por dos garras como un parén- Es urgente que este asunto se lleve
Total, calumnias de gente ruin... tesis. una ilusión menos, hablan de sus pro-
a la práctica a la mayor brevedad.
** * Así dicen que discurre usted más blemas, de sus experiencias, de sus
En otros tiempos, cuando no se leía
Sr. D. Cualquiera de Tal y Cual. con el vientre que con los sesos. luchas, de Dios, de la sociedad, de la
tanto como ahora y las dificultades de
Más cabeza y menos barriga le de- mujer, del cura, del patrono, de la
Distinguido republicano: la Prensa eran mayores, en Zaragoza
sea, política. El autor transcribe sus diá-
contaba la opinión liberal con un ór-
De Madrid a Aranjuez hay las es- ELCANO. logos. Eso es todo. Y quien lea el
gano diario: El Progreso. Y a pesar
taciones de dos pueblos que se llaman libro verá que no es poco.
de que no se leía tanto como hoy, a
Pinto y Valdemoro. En ese trayecto pesar de todos los inconvenientes que
me dicen que le han visto ya muchas los periódicos encontraban, aquel pe-
veces, pero entre los dos pueblos, en-
tre Pinto y Valdemoro.
INSISTIENDO riódico llegó a adquirir desmesuradas
A UN RICO
proporciones.
Unas veces se acerca usted a Pin- No hace mucho tiempo nos ocupa-
mos de lo necesario, de lo indispensa- ¿Por qué, pues, hoy no se intenta ¿Quién te ha dado tu hacienda y tu
to, otras se mete en Valdemoro y [dinero?
ble que era un diario republicano en sacar un periódico republicano? Que
nunca sabemos con certeza en cuál O son el fruto del trabajo honrado,
Zaragoza. La opinión liberal no cuen- hacen falta muchos dineros para ello,
de los dos pueblos va a quedarse usted. o el haber que tu padre te ha legado,
ta en esta ciudad con un órgano en lo sabemos; pero ¿en qué mejor se
Creemos que va siendo tiempo de que o el botín de un ladrón o un usurero.
la Prensa. Los tres diarios que se pu- puede emplear el capital de los repu-
se decida y no tenga la cuquería de
blican en la capital de Aragón, uno blicanos pudientes, que en sostener un
tener la casa en Pinto y se pase el día Si el dinero que das al pordiosero
es francamente clerical; los otros dos diario que defienda a la República de
jugueteando con los de Valdemoro. te lo dió tu sudor, te has sublimado;
carecen de ideal político determinado, los ataques de sus enemigos?
Si no deja ese politiqueo poco serio, si es herencia, ¡cuán bien lo has em-
a donde se va usted a tener que ir es pero se indinan del lado que más ca- Repetimos que tenemos la completa pleado!;
a la misma... China y que los chinos lienta, aunque nunca de nuestra parte. seguridad de que la aparición de ese si es un robo, ¿qué das, mal caballero?
le aguanten. Atentos siempre a su caja de caudales, periódico sería un éxito. Si hoy se
sólo la venta y los anuncios les inte- compran esos periódicos incoloros e Yo he visto un lobo que, de carne
Mucha salud y más república le
desea... resa. insulsos, llenos de anuncios y de es- [ahito,
Y a pesar del éxito que tendría se- quelas, que no reflejan el sentir de los dejó comer los restos de un cabrito
guramente un periódico diario de ma- zaragozanos, ¿cómo no se iba a leer a un perro ruin que que presenció su
Sr. D. Hipopótamo Cuadrado. tiz izquierdista, nadie se aventura a un diario republicano, que vendría a a un perro ruin que presenció su robo.
exponer su dinero en empresa de tan- llenar una necesidad tan hondamente Deja ¡oh rico! comer lo que te sobre,
Detestable republicano:
ta importancia moral y hasta comer- sentida en esta ciudad? porque algo más que un perro ruin
Es pintoresca su manera de afianzar cial que la aparición de un diario iz- No nos cansaremos de repetirlo: un [será un pobre
la República. Cuando por varios ami- quierdista, bien presentado, tendría en diario republicano en Zaragoza, bien y tú no querrás ser menos que un lobo.
gos me he enterado de la forma que Zaragoza. editado, con maquinaria y material
GABRIEL Y GALAN.