Está en la página 1de 7

c 

› › 
Frente a los desafíos de la sociedad actual y la globalización en la que vivimos es
fundamental establecer un plan de acciones que nos permita competir en el campo
laboral pero sin pejudicar nuestro medio y nuestra sociedad estando en conformidad con
los valores que nos son inculcados como estudiantes de un instituto tecnológico y como
estudiantes de una ingenieria.
Los valores y principios de nosotros los estudiantes y de nuestra institución nos inculcan el
actuar siempre con la verdad la honradez y el gusto por nuestro trabajo asi como el ser
perseverantes puntuales respetuosos y muchos otros aspectos además nuestra
institución promueve la construcción de esquemas y espacios de convivencia humana en
las que coincidan el avance científico y tecnológico y del pensamiento social incluyente.
Por tanto se elaboro el siguiente plan de acciones para tratar de incidir en nuestra
sociedad pero sin dañar nuestro medio:

ͻ desarrollar nuestras habilidades cualidades y actitudes que nos lleven a nuestra


plenitud como personas pero sin dañar a nuestra sociedad o medio ambiente;

ͻmejorar la calidad de vida de la sociedad mediante la resolución de los problemas


actuales usando nuestra creatividad y nuestras habilidades;

ͻpromover nuestra identidad nacional y cultura destacar los logros de nuestra cultura y
nuestra institución;

ͻ generar el conocimiento sin solamente recibir nuestro conocimiento del profesor sino
generar nuestro propio conocimiento e integrar estos conocimientos con teoría y
practica.

{ Gsumir nuestra responsabilidad social, moral y respectoa a nosotros mismos y


construir el conocimiento en base a la persona no a los contenidos.


u 
 
   

Œ. aceptar la responsabilidad de tomar decisiones consistentes con la seguridad,


salud y bienestar de las personas, y exponer prontamente los factores que pueden
dañar a la gente o al entorno;
2. evitar, siempre que sea posible, conflictos de interés reales o percibidos, y
exponerlos a las partes afectadas cuando aquellos existan;
3. ser honestos y realistas en las afirmaciones y estimaciones basadas en los datos
disponibles;
4. rechazar sobornos en todas sus formas;
5. mejorar la comprensión de la tecnología, su aplicación adecuada y sus posibles
consecuencias;
6. mantener y mejorar nuestra competencia técnica, y aceptar tareas para otros sólo
si estamos cualificados por adiestramiento o experiencia, o después de exponer
completamente las limitaciones pertinentes;
7. buscar, aceptar y ofrecer críticas honestas sobre el trabajo técnico, aceptar y
corregir errores y reconocer adecuadamente las contribuciones de otros;
8. tratar equitativamente a todas las personas independientemente de su raza,
religión, sexo, capacidades, edad o nación;
9. evitar dañar a otros, sus propiedades, reputación o puesto de trabajo mediante
acción falsa o maliciosa;
Œ . ayudar a los/las compañeros/as en su desarrollo profesional y apoyarles en el
seguimiento de este código de ética.
 oral profesional

Conjunto de facultades y obligaciones que tiene el individuo en virtud de la profesión que


ejerce en la sociedad.

  


ü , conviene. Éste es el argumento supremo que ha de orientar cualquier conducta. Y es


bueno que así sea, porque de esta forma cada uno es el intérprete de las normas de
conducta. Ése es el fundamento de la |  tal como hoy la entendemos. Un poco
al estilo del imperativo categórico de Kant: Si crees que tu conducta puede ser elevada a
norma general de comportamiento, considera que estás haciendo lo que conviene. Pero
no lo que te conviene a ti porque lo haces tú, sino lo que seguirá convininiéndote cuando
lo hagan los demás. Lo que equivale a decir que lo que conviene, es aquello que es
obligado hacer. No por casualidad el mismo verbo ü  conjugado de manera
distinta, significa "atar", es decir que entra en el terreno de la obligación, pero no
impuesta desde fuera, sino asumida por uno mismo.

La palabra | la puso en circulación el inglés Bentham (Œ748-Œ832) en su obra


o   (París Œ832). Pretendía ser una alternativa más liberal del término y
del concepto u  (de ‰  = costumbre), que al ocupar en calidad de concepto
laico el lugar del término religioso 
 (del latín     costumbres) se había
moralizado considerablemente, al trasvasarse a ella buena parte de los antiguos
contenidos de la moral. Quería llegar a la fórmula kantiana, o dicho en términos históricos,
quería llegar al "libre examen" de los preceptos éticos saltándose la carga interpretativa
de la moral y de la ética. En su obra póstuma "    | 
 busca el
racionalismo (prácticamente un mecanicismo matemático) para valorar las conductas por
su utilidad, lo que nos da un valor de la |  casi en las antípodas del que
actualmente tiene. Pero como la humanidad, desde que se desprendió del instinto como
desencadenante exclusivo de conductas, necesita inexorablemente algún tipo de moral
para regir sus  portamientos (es decir sus conductas en relación  los demás),
también ha 
 | esta última palabra que inventó su autor para que fuera lo más
amoral posible. Por consiguiente, cuando alguien clama por la | , clama por la
moralidad. Esta es una muestra más de que la realidad no se transforma por el simple
procedimiento de cambiarle el nombre. Nos hemos quedado con la palabra inventada por
Bentham, igual que nos quedamos antes con la palabra "ética", con lo que tenemos un
nuevo sinónimo de "moral".

Por supuesto que este término es aplicable a cualquier profesión o actividad en que la
falta de adecuación de los medios a los fines, despojaría a ésta de su valor. Pero ha sido
especialmente la clase médica la que ha asumido y estabilizado el concepto de
| , de manera que raramente se nombra o se escribe esta palabra sin ir
acompañada del adjetivo u| , que se define (y no podía ser de otra manera) como
"ciencia de los deberes" o "teoría de las normas morales", aplicadas en este caso al
ejercicio de la medicina. Porque la clase médica tiene un alto sentido |   ,
además de un gran amor a las palabras exclusivas.

  
El villano favorito: Bofo Bautista

Escrito por Gerardo  artínez  iércoles, Œ9 de  ayo de 2 Œ 8:

http://www.pasionsports.com/index.php?option=com_content&view=article&id=Œ7Œ5:el-
bofo-y-el-ultimo-recorte&catid=45:mexico&Itemid=86

Es cierto que Gdolfo Bautista no es el jugador más carismático, más entregado, más
pasional y el más regular, pero lo único cierto es que nos guste o no tiene un potencial
como pocos, y que en cualquier momento puede resolver un partido con un pase a gol o
con una vistosa anotación. Y es así como se trasciende en competencias tan cortas y
exigentes como un  undial.

 uchos y me incluyo, creen que Bautista es el sucesor o suplente ideal del amado
Cuauhtémoc Blanco, quien entre sus defectos tiene la poca paciencia, el reclamo fácil y el
histrionismo para fingir y reclamar una falta, rasgos nada favorables en un  undial, y
justo todo esto no lo tiene elË.

Sin embargo, el atacante de las Chivas ha sido presa de sus demonios, de la mala suerte y
de la hambrienta ignorancia de los merolicos de ambas televisoras, quienes se han
encargado de decir varias veces al día y durante mucho tiempo que es un jugador que no
sirve, por lo que el linchamiento que le propinaron el domingo pasado es el resultado de
eso.

Decían por ahí que si uno repite hasta el cansancio una mentira esta se convierte en
verdad, y eso es lo que ha pasado con Gdolfo Bautista, quien insisto, sí ha quedado a
deber y mucho a la Selección, pero no es para que más de Œ mil voces lo recriminen aún
sin entrar al campo.

Es justo ahí donde me pregunto, ±      


         
 
   
       
     

  
 
 
     Pues claro que no, el punto es que el poder de los
medios es tal y tan preocupante que pueden hacer que todo un país linche a un jugador,
hable del caso Paulette, se cubra la boca a causa de la Influenza y cante las canciones de
un grupo plástico entre otras tantas cosas más.

En verdad me asusta el poder que tienen los ignorantes que por sólo tener un micrófono
dicen cualquier cosa sin documentarse primero, ni saber las repercusiones que sus
palabras puedan tener.

Hoy todo mundo extraña y pide a Gntonio Naelson para la Selección, pero yo recuerdo
que hace cuatro años nadie lo quería y todos reclamaban la presencia del Ë Bautista. Y
en Glemania o tuvo su oportunidad y ya todos sabemos como concluyó.
En fin, el tiempo será el encargado de demostrar si el Ë es el villano que todos creen y
si la afición mexicana se equivocó en abuchearlo.
Estoy convencido que lejos de suelo mexicano y en plena gira europea el Ë dará sus
mejores minutos, al menos eso es lo que espera el   y un servidor que aún cree en el
talento de ese condenado pelón.

Materia: seminario de etica

ALUMNO:

Pérez Marín Ismael

Plan de acciones

Código de ética

Noticia

Deontología

Moral profesional

AGUASCALIENTES, AGS A 20 DE MAYO DE 2010