Está en la página 1de 3

Pontificia Universidad Javeriana - Facultad de Teología

Asignatura: Madurez afectiva en la vida religiosa – Prof. Doc. Diego Cristancho sj


Protocolante: José Elissandro Santos de Santana - Fecha: 06 de agosto de 2018.
Protocolo II, referente a la sesión 30 de julio de 2018

URIBE ARBELÁEZ, Sofia, “La historia y las nuevas voces”, en Afectividad y


sexualidad en la vida consagrada ¿Nuevas fronteras?, Procesos gráficos, Bogotá 2010,
23-64.

La apertura de la sesión de clase se dio con la lectura del protocolo por parte del
estudiante Richard Tunubalá quien sintetizó los principales rasgos de la sesión del 23 de
julio bajo la óptica del texto de KEARNS, Lourenco, “La esencia de la vida religiosa”,
en Teología de la Vida Consagrada, San Pablo, Bogotá 2011, 7-22.

Acto seguido, se dio paso a las lecturas de la relatoría por parte de los compañeros
Daniel Chaw Namuche sj y Fredy Valdivia SDB, quienes presentaron sus trabajos
guiados por el texto de Sofía Uribe. Daniel desarrollo el contenido teniendo como ejes
principales; la capacidad de vivir el celibato, la relación entre celibato y pensamiento; la
crisis del pensamiento a partir de los cambios sociales y culturales; la institución de
Iglesia frente al tema de la sexualidad; los cambio en los patrones de belleza de la
mujer, el arte, la infancia, la economía, la sexualidad y el evento de la homosexualidad
entre otras; ¿puede ir juntos santidad y placer?; la espiritualidad cristiana para los
nuevos retos del siglo XXI.

Por su parte, Fredy desarrolló una estructura idéntica al texto original, es decir, el tema
“Desenredando discursos y atreviéndose a pensar” Y los subtemas “Un modo de mirar
la historia y el pensamiento”; Breve historia del celibato en la Iglesia; La Iglesia vista
como Institución histórica; Nuevas voces cuestionan la ideología sobre la sexualidad;
¿Puede ir juntos santidad y placer? Y Hacia una espiritualidad cristiana para el siglo
XXI.

Las contribuciones a las lecturas por parte de los compañeros de clase fueron enfocadas
al trabajo conceptual de los dos aspectos planteados por la autora; quien con el uso de
los subtítulos facilitó el desarrollo de profundización en cada temática. Además se
aclara que la autora alude como referencia a la frase de Marx para tratar de expresar su
propósito dentro del texto acerca de la manera como se percibe la sexualidad.

Frente a dichos comentarios, el relator Daniel informó que siguió una línea del texto
más por el lado histórico y por ende planteó seis preguntas para ayudar en la discusión
del tema: 1.- ¿Qué dicen o que ideas se escuchan en el cotidiano de nuestro contexto
frente al tema del celibato? ¿Vemos en éstas, todavía, ideologías? 2.- ¿Debería abolirse
el celibato? ¿Sí? ¿No? 3.- Si el celibato no es una virtud. ¿Cómo lo podríamos definir?
4.- ¿Que ideas subyacen cuando un(a) joven nos dice: “me gustaría seguir a Cristo, pero
eso de la castidad no va conmigo”? ¿Hay algo negativo? ¿Positivo? 5.- ¿Estamos de
acuerdo cuando señalan que vivir el celibato es una de las causas de la falta de
vocaciones? 6.- Leonardo Boff, exreligioso, señala: “No sé si realmente fui célibe”.
¿Qué ideas podemos señalar con respecto a esta proposición?

Por su parte, el relator Fredy sugirió las siguientes preguntas para la discusión: 1.
¿Cuáles son los argumentos con los cuales se puede quitar al celibato su sacralidad? 2.
1
¿la Iglesia de hoy está en la capacidad de admitir nuevas formas en el gobierno
institucional (mujeres sacerdotes, homosexuales sacerdotes)? Y 3. ¿Qué tendría que
ocurrir para que esto suceda?

Puntos significativos (intervenciones):

1) La necesidad de comprender los términos Celibato y Castidad, pues, fue muy


evidente en la plenaria de la clase. Queda claro que la mayoría tenemos dudas y es
fundamental hacer la distinción de los términos y la funcionalidad de cada uno. Además,
es necesario no reducir la sexualidad a la genitalidad, pues, el término sexualidad es
bastante amplio. Significa desarrollar competencias para la toma de decisiones
responsables y autónomas sobre el propio cuerpo; basadas en el respeto a la dignidad de
todo ser humano, de manera que se valore la diversidad de identidades y formas de vida.
La sexualidad promueve la vivencia y construcción de relaciones saludables (amistades,
pareja, familiares y sociales); pacíficas, equitativas y democráticas. Mientras que
genitalidad seria la utilización instintiva del cuerpo por un satisfacer una necesidad.

Después de muchas intervenciones llegamos a la siguiente conclusión con la ayuda del


profesor: el texto aclaró que el celibato hace parte de un desarrollo histórico, donde la
Iglesia a partir del discernimiento de una época determinó que los clérigos deben vivir
el celibato (estado de soltería), dedicándose totalmente al servicio ministerial. Los
religiosos consagrados viven el celibato y hacen tres votos, el voto de castidad,
obediencia y pobreza (la castidad es una virtud moral, es decir, la persona ordena su
vida en conformidad con su vocación. El religioso consagrado dedica su vida a una
institución religiosa y promete sublimar sus energías sexuales poniéndolas en pro del
Reino de Dios), el matrimonio (prometen dedicar la vida uno al otro en la fidelidad) y el
sacerdocio (promete obediencia al obispo viviendo la promesa del celibato). Cada uno
en su distinta realidad dona la vida por un bien mayor viviendo el estado de vida en lo
cual se siéntense llamados, ejercen el amor y la construcción personal de su ser persona
a la imagen y semejanza de Dios.

2) Históricamente fue creado el mito de que el religioso consagrado y clérigo (por el


celibato y el voto de castidad) tienen un don (un regalo recibido por Dios), mientras que
el matrimonio es un valor (una construcción social), pero ¿el matrimonio no puede ser
un don? O mejor, ¿no es un don? Son igualmente vocaciones, no hay una mejor que la
otra.

3) Fue planteada la pregunta: ¿Cuál es la importancia de la castidad como practica


espiritual? Hubo distintas respuestas: La practica de la castidad hace con que uno este
más abierto a los demás, sobre todo los más necesitados, sin miedo de involucrarse
sexualmente con alguien, pues en la libertad uno está donando la vida a partir de un
carisma que sirve a Cristo a partir del prójimo (los carismas son distintos en cada
institución, ejemplo: los salesianos evangelizan a los jóvenes a partir de la Educación,
los Jesuitas Educación y espiritualidad, Camilianos con la salud, Las hermanas con
educación infantil, entre otros); Algunos informaron que el sentido de la castidad es la
facilidad en viajar, pues no tienen vínculo afectivo y están disponibles para servir donde
sea necesario, donando la vida por el Reino de Dios; Otros dijeron que asumiendo la
propia vocación entiene la castidad como una donación de la propia vida a Cristo, y una
entrega a la institución. Es poner el foco en el amor Ágape (que es amar indistintamente
a todos, no poniendo el foco en una sola persona, es un amor espiritual, fraterno), vivir
2
en comunidad ayuda a desarrollar el amor ágape pues todo el tiempo estamos haciendo
un ejercicio de amar de manera pura y verdadera con miras a transformar el amor Eros
(es el que conlleva el deseo erótico; es el típico amor de pareja, donde el encuentro
sexual es un ingrediente muy importante).

4) Humanamente somos seres de deseo y naturalmente tenemos que estar en la


búsqueda de la fidelidad contando con la gracia de Dios, pues uno no se puede
desprender de la parte sexual, ella hace parte de la esencia del ser humano desde
planteamientos de la psicología y la antropología. Los religiosos no son negación de
algo, sino que libremente entregamos la vida en pro de los predilectos del Reino. Cada
ser humano desarrollando bien su vocación está contribuyendo para un mundo más
humano y fraterno.

5) Frente al tema, es posible inferir que el fenómeno de la sexualidad y los temas que el
texto nos provoca a reflexionar sigue siendo un tema fantasma en el ámbito religioso y
que hay mucha falta de madurez perceptible por las burlas, las risas y la dificultad en
hablar y distinguir la genitalidad de la sexualidad. No hay claridad, pues, parece que
todo se mezcla. Además, en las casas de formación el tema de la sexualidad es velado y
no hay apertura para reflexionar sobre estos aspectos. Si acontece un enamoramiento o
necesidad de hablar sobre algo, el miedo es a no ser comprendido y, posiblemente,
acarree una situación de cancelar el proceso formativo.

Finalmente, la sesión de clase terminó a las 12:52 pm, con el agradecimiento del
profesor a todos los estudiantes por compartir sobre el tema e hizo un síntesis
informando que está de acuerdo con la autora Sofia cuando ella habla que “cualquier
opción de vida que uno haga sea con votos o sin votos, debe ayudar uno a desarrollarse
como ser humano”, cualquier opción de vida que optemos debe ser la que nos hará
mejores seres humano, más fraterno, más orante y más servidores. Si vivir una opción
fundamental cuesta mucho, entonces, es bueno cuestionarse. Si no disfrutas lo que
haces, si no se siente tranquilo, si no hay felicidad; es necesario preguntarse.
¿Realmente lo que haces te hace mejor persona y te lleva a vivir en plenitud?