Está en la página 1de 2

Narrativa sobre actividades en plataforma digital

Como una persona perteneciente a la llamada generación millennial, he tenido la


oportunidad de conocer de primera mano la evolución de las diferentes plataformas
digitales, así como su impacto en varios aspectos de la vida actual, sobre todo en temas
educativos y laborales.
Dicho lo anterior, quisiera establecer que una de las herramientas que más me facilita el
trabajo colaborativo es Google Docs que, junto a Google Drive, permite realizar
comunicación en ambos sentidos: sincrónica y asincrónica.
En ese sentido, una de las experiencias que más impacto tuvo sobre mi, fue hace
alrededor de 2 años, cuando uno de mis jefes solicitó un reporte completo acerca de la
situación del negocio cervecero en México, pues se tenía la percepción de que existía
un creciente interés por estos productos, sobre todo a nivel de exportación; para ello se
integró un equipo conformado por 3 personas.
A partir de lo anterior, se organizó una carpeta en Google Drive, a fin de que dentro de
ella se pudiera incorporar todo el material relacionado con el proyecto.
Dentro de la plataforma, se asignó un administrador que tuviera control sobre los
formatos y ajustes que se debieran realizar, tanto al escrito, como a la presentación y
gráficas a exponer.
Debo mencionar que, dentro del equipo se encontraba un hombre de alrededor de 50
años, quien no estaba acostumbrado a trabajar con ese tipo de plataformas, lo cual, de
inicio, parecía un impedimento para realizar el trabajo de la manera más eficiente posible.
Sin embargo, dada la facilidad de uso de los productos antes mencionados, nuestro
compañero pudo adaptarse de manera sencilla al entorno, y a la dinámica de trabajo que
se llevaría a cabo.
Como mencioné en un inicio, estas plataformas tienen la característica de permitir el uso
de comunicación sincrónica y asincrónica, lo cual ayudó a que pudiéramos establecer
horarios y fechas determinadas para revisar los avances en el proyecto (por medio de
Hangouts) pero, además, cada uno pudó trabajar a su ritmo en los momentos que le
pareciera más prudente.
En cada una de las sesiones de revisión, se corroboraban cifras, gráficos e incluso
ortografía con apoyo de los instrumentos que el programa ofrece.
En conclusión, este tipo de herramientas apoyan a hacer eficiente la manera en la que
se realiza el trabajo, de otra manera el equipo hubiera tenido que organizar sesiones
presenciales, con todos los problemas que ello conlleva; desde la falta de sincronización
respecto a los datos que buscaría cada uno, hasta la posible falta de acuerdo respecto
a las medidas correctivas que se debían llevar dentro del proyecto.