Está en la página 1de 31

Introducción a la física de los rayos “X”

Naturalmente la primera pregunta que surge es ¿que son los rayos ―X‖? y ¿cómo se
comportan? Estos, actúan de dos maneras: como rayos ―X‖ y como partículas. Rayo puede
definirse como un haz de luz o de energía radiante (energía significa simplemente la
capacidad para realizar un trabajo). La luz, o la energía radiante viaja con movimiento
ondulante por lo tanto la longitud de onda es una de sus características mesurables.

Los Rayos ―X‖ tiene una longitud de onda de aproximadamente 1/2540,000,000 de cm., se
miden generalmente en unidades angstrom (símbolo A° ): un angstrom equivalente a
1/1000,000,000 de centímetro. En radiografía médica se emplean longitudes de onda
aproximadamente de 1/102 a ½ unidad de.

Como hemos dicho antes, los rayos ―X‖ actúan también como si estuvieran formados por
pequeños e independientes paquetes de energía, llamados quantums o ―fotones‖ bajo
ciertas circunstancias puede, entenderse mejor la acción de un haz de rayos ―x‖ si se le
considera, no como una sucesión de ondas sino como una lluvia de partículas.

Propiedades físicas de los rayos “X”

Los rayos ―X‖ tienen propiedades físicas similares a las de la luz; esto quiere decir que se
prolongan o proyectan de la misma forma:

La cantidad de rayos ―X‖ es igual a la intensidad de los mismos dividida entre la distancia
elevada al cuadrado:
Cantidad de rayos ―X‖ = I_
d2

Con lo cual definimos que la cantidad de rayos ―X‖ es directamente proporcional a la


intensidad e inversamente proporcional al cuadrado de la distancia. Para medidas de
protección radiológica esto nos muestra que a mayor distancia menor cantidad de radiación
nos llegará. Ver figura siguiente:

Esquema de relación entre cantidad de radiación y la distancia figura 1.

1.- Radiación inicial 2.- Radiación final


Figura 1 Relación radiación y distancia.
Propiedades de los rayos “X”

Propiedades de los rayos ―X‖

Entre las propiedades especiales de los rayos ―X‖ hay algunas que son de interés para el
técnico.

1.- Su cortísima longitud de onda les permite penetrar materiales que absorben o reflejan la
luz visible.

2.- Tienen efecto fluorescente sobre determinados compuestos, es decir, los hace emitir
radiaciones de longitud de onda más larga, tal como la radiación visible (luz) y la ultravioleta.

3.- Afecta las películas fotográficas produciendo un registro que puede hacerse visible
mediante un proceso químico (revelado) de éstas.

Las propiedades especiales de los rayos ―X‖ tienen aplicación en radiografía médica e
industrial y en investigación.

La luz, las ondas de radio, los rayos ―X‖, etc., son ondas de energía electromagnética y
viajan a la tremenda velocidad de 300,000 km/seg. todas estas formas de radiación
electromagnética se agrupan de acuerdo con sus longitudes de onda en lo que se conoce
con el nombre de espectro electromagnético, ver figura siguiente:
Figura 2 Espectro de frecuencia.

En radiografía médica se emplean longitudes de onda aproximadamente de 1/10 a ½


unidades de angstrom. (1 angstrom equivale a 1/100,000,000 de centímetro), figura 2.

Los rayos ―X‖ actúan de dos maneras: como rayos ―X‖ y como partículas, rayo puede
definirse como un haz de luz o de energía radiante, (energía significa la capacidad para
realizar un trabajo), la luz o la energía radiante, viaja con movimiento ondulante por lo tanto
la longitud de onda es una de sus características mensurables.

Los rayos ―X‖ actúan también como si estuvieran formados por pequeños e independientes
paquetes de energía, llamados quantums o fotones. Bajo ciertas circunstancias puede
entenderse mejor la acción de un haz de rayos ―X‖ si se le considera como una lluvia de
partículas y no como una sucesión de ondas.
Las dos naturalezas de los rayos ―X‖ son inseparables, por ejemplo, para conocer la energía
en un solo quantums esto es, en uno de los pequeños e independientes paquetes de
energía es necesario conocer la longitud de onda de radiación. Pero la longitud de onda es
una característica, la misma y debe determinarse considerando la naturaleza ondulante de
la radiación.

Los hechos experimentales que demuestran que la radiación es a la vez onda particular
están bien establecidos.

Descubrimiento de los rayos “X”

El 8 de noviembre de 1895 Wilhem Conrad Roentgen, profesor de física de la universidad


de Wurzburg, Alemania, descubrió ―una nueva clase de rayos‖. A los que llamó rayos ―X‖. A
continuación se describe este acontecimiento histórico tal como Bristih relató el 5 de
noviembre de 1987 Sylvanus p. Thompson físico fundador de la Bristih Roentgen Society.

El 8 de noviembre de 1895 será siempre una fecha inolvidable en la historia de la ciencia.


En este día se observó por primera vez una luz que el ojo humano no habia visto nunca ni
en la tierra ni en el mar. La observó el profesor Wilhelm Conrad Rontgen, en el instituto de
física de la universidad de Wurzburg en Bavaria. Lo que vio con sus propios ojos fue una
iluminación débil y titilante de color verdusco sobre un pedazo de cartón cubierto de un
preparado químico fluorescente. Sobre la superficie débilmente iluminada se veía una sobra
oscura lineal. Todo esto sucedía en una habitación cuidadosamente oscurecida, de la cual
se había excluido escrupulosamente toda clase de rayos o luces conocidas. En la habitación
había un tubo de Crookes estimulado internamente por las chispas producidas por un
carrete de inducción, pero cuidadosamente protegido con cartón negro, impermeable a toda
clase de luz conocida, aún la más intensa. Sin embargo en esta oscuridad arreglada ex
profesamente para que el ojo pudiera observar fenómenos luminosos no se veía nada hasta
que aparecieron los rayos desconocidos, emanando del tubo de Crookes y penetrando la
cubierta de cartón hasta llegar a la pantalla luminiscente, revelando de esta forma su
existencia.

Para el investigador avanzado no fue cuestión más que de unos minutos, observar en la
pantalla fluorescente la iluminación producida por los rayos invisibles, y la línea sombreada
que la atravesaba y darse cuenta, inmediatamente de que en el tubo de Crookes estaba la
fuente de los rayos.

Los rayos invisibles, ya que invisibles eran hasta que caían sobre la pantalla tratada
químicamente, tenían un poder penetrante hasta en aquel momento nunca imaginado.
Penetraban cartón, madera, y tela, con gran facilidad. Atravesaban incluso una tablea
gruesa, un libro de 2,000 páginas, iluminando la pantalla colocada en el otro lado. Ciertos
metales, por ejemplo el cobre, el hierro, el plomo, la plata y el oro, eran menos penetrados,
siendo los más densos prácticamente opacos.
Lo más sorprendente de todo fue que atravesaban la piel humana que era muy
transparente, mientras que los huesos eran bastante opacos, así fue como el descubridor
interponiendo sus manos entre la fuente de rayos y el pedazo de cartón fluorescente vio la
silueta de los huesos de su propia mano, en la pantalla. El gran descubrimiento se hizo
realidad.

Generación de los rayos “X”

Los rayos ―X‖ se originan cuando un flujo de electrones (partículas minúsculas cargadas
negativamente) que se mueven a gran velocidad y chocan con cualquier clase de materia.

La manera más eficaz de producirlos es con un tubo de rayos ―X‖.

Dentro del tubo los rayos ―X‖ se producen dirigiendo un flujo de electrones a gran velocidad
contra un blanco de metal, al chocar contra los átomos del blanco los electrones se detienen
bruscamente, transformándose la mayor parte de su energía en calor, pero una pequeña
proporción (1% aproximadamente) es transformada en rayos ―X‖, el filamento del cátodo se
calienta y se pone incandescente, lo mismo que el filamento de una bombilla eléctrica
ordinaria.

Sin embargo, el filamento no se calienta para producir luz, sino electrones, los cuales son
emitidos por el alambre caliente. El cátodo está diseñado y colocado dentro del tubo de tal
forma que los electrones forman un haz correctamente dirigido del tamaño y forma exacta
para producir el punto focal deseado en el blanco del ánodo.

Cuando se aplica un voltaje muy alto al cátodo y al ánodo, los electrones son atraídos hacia
el ánodo y chocan contra el punto focal con una fuerza tremenda, cuanto más alto es el
voltaje, mayor es la velocidad de estos electrones, así se producen rayos ―X‖ de longitud de
onda más corta y de mayor intensidad y poder penetrante.

Partes que componen un tubo de rayos “X”

El tubo de rayos ―X‖ es un dispositivo eléctrico mayor, pero en realidad menos complicado,
que los tubos electrónicos de un aparato de radio antiguo.

El tubo de rayos ―X‖ más simple (figura no. 2). Consiste en una ampolla de vidrio al vacío y
contiene 2 partes principales: el ánodo y el cátodo.

El ánodo.

Existen dos clases de ánodos: fijo y giratorio.

El ánodo fijo: el ánodo generalmente es de cobre y se extiende desde uno de los extremos
del tubo hasta el centro.
En la cara anterior del ánodo, que queda en el centro del tubo, hay un bloque de tungsteno
de 3.2 cm2 más o menos que se denomina blanco. El blanco es de tungsteno por las
siguientes razones: a).- tiene un punto de fusión alto que le permite resistir el calor
extraordinario a que se le somete. b).- su número atómico (número de electrones en la
órbita del núcleo del átomo) es también muy alto, lo cual hace que produzca radiaciones ―X‖
mucho más eficientes que la sustancia de menor número atómico, la pequeña zona en el
blanco donde chocan los electrones se llama punto focal y es en realidad la fuente de rayos
―X‖.

El ánodo giratorio: se ideó para aumentar más todavía la resistencia de material del ánodo
al calor (fig. 3) como su nombre lo indica, el ánodo en forma de disco gira durante el
funcionamiento sobre un eje colocado en el centro del tubo (de 3600 a 10,000 r.p.m.
dependiendo del tubo)

El filamento se dispone de manera que dirija el flujo de electrones contra el borde del bisel
del disco de tungsteno. Así pues, la posición del punto focal permanece fija en el espacio
mientras el ánodo circular gira rápidamente durante la exposición, proporcionando
continuamente una superficie más fría para recibir la corriente de electrones. De esta
manera, el calor se distribuye sobre un área circular ancha y, para las mismas condiciones
de exposición, la zona de el punto focal puede disminuirse en más de un sexto del tamaño
requerido en los tubos de ánodo fijo.

El cátodo.

En el cátodo hay un alambre de tungsteno (filamento) enrollado en forma de espiral y


aproximadamente de 1.27 cm. de longitud y 0.32 cm. de diámetro, está colocado en un
contenedor en forma de copa (llamado copa enfocadora) situado aproximadamente a 2.5
cm. del ánodo, el soporte de la copa enfocadora se extiende fuera del tubo donde se hacen
las conexiones eléctricas apropiadas.

Algunos tubos contienen 2 filamentos separados y dos copas enfocadoras, con lo cual se
obtienen puntos focales de tamaño y capacidad diferentes.
Diagrama esquemático de tubo de rayos ―x‖ de ánodo fijo figura 3.

Figura 3 Tubo de ánodo fijo.

1.- Ampolla de cristal 5.- Copa enfocadora


2.- Ánodo fijo 6.- Filamento
3. Blanco de tungsteno 7.- Cátodo
4.- Ventana 8.- Alto vacío

Diagrama esquemático de tubo de rayos ―x‖ de ánodo giratorio figura 4.

Figura 4 tubo de ánodo giratorio.

1.- Ampolla de cristal 5.- Filamento


2.- Rotor 6.- Ventana
3. Ánodo giratorio (disco de tungsteno) 7.- Cátodo
4.- Copa enfocadora 8.- Alto vacío
Producción de la imagen radiológica

Hasta aquí hemos considerado la imagen de rayos ―X‖ formada en el espacio, es decir,
invisible de dos maneras:

 Como imagen transitoria en una pantalla fluorescente.


 Como imagen permanente en una película fotosensible especial

Vemos primero la imagen fluorescente.


Recordemos que los rayos ―X‖ tienen la capacidad de hacer que ciertas sustancias
flourezcan, es decir, que emitan luz, algunas de estas sustancias emiten luz en la región
azul y violeta del espectro y otras en la región del amarillo y verde. Esta característica nos
permite usar diferentes sustancias para diferentes propósitos.

Para las pantallas reforzadoras empleadas en la radiografía convencional se emplea el


tungstato de calcio, el sulfato de plomo y bario y el sulfuro de zinc, que emiten luz. El sulfuro
de zinc también se emplea para las pantallas de foto radiografía. Para las pantallas de foto
radiografía y las de radioscopia se emplea el sulfuro de zinc y cadmio, que emiten luz
verde.

Las pantallas radioscópicas se usan para examinar a intervalos cortos partes del cuerpo en
reposo y en movimiento. La pantalla de refuerzo, por otra parte, se usa para obtener la
imagen radiográfica con una exposición más corta de lo que sería posible si se emplearan
rayos ―X‖ solamente. En otras palabras, intensifica el efecto de la radiación ―X‖.

Protección radiológica

Para operarios de los equipos

Como algunos de los efectos de la exposición son acumulativos y pueden extenderse por
períodos de meses o de años, el técnico debe protegerse constantemente contra la
exposición directa y contra las radiaciones dispersas, la fuente principal de radiaciones
dispersas es el paciente mismo y cualquier objeto que se interponga al paso del haz
principal. La intensidad de la radiación dispersa depende del número atómico de los objetos
o de los tejidos afectados por el haz primario. Su intensidad puede, en realidad ser mayor
que la de la radiación primaria que llega a la película. La mesa de control debe estar
localizada y protegida adecuadamente para disminuir este peligro. Todas estas medidas, sin
embargo, son inútiles si no se conocen bien las reglas de seguridad y si no se aplican
constante y rígidamente.

En general, no es necesario que el técnico se exponga a cantidades apreciables de


radiación. Bajo ciertas condiciones, sin embargo, hay que tomar medidas para asegurar la
inmunidad. Por ejemplo, cuando la edad o la debilidad de los pacientes requieren que se
restrinja el movimiento, hay que usar accesorios adecuados. Cuando haya que sujetar
personalmente al enfermo hay que llamar a alguien que no esté regularmente expuesto a
las radiaciones y proveerle de delantal y guantes protectores. Hay que advertir que los
guantes y los delantales de caucho plomado deben está en condiciones perfectas para que
protejan adecuadamente. Otra precaución importante en radiografía dental, es que el
técnico no debe nunca sostener en la boca del paciente la película dental mientras hace la
exposición.

A veces se mide la radiación recibida por el técnico con cámaras especiales de ionización
para bolsillo. Aunque estas cámaras están casi siempre calibradas para las radiaciones
comunes de terapéutica y diagnóstico, algunas de ellas pueden no ser suficientemente
sensibles para registrar con exactitud los kilovoltajes demasiado bajos.

Otro método común para medir la radiación es el de las películas dosimétricas, es decir,
películas especiales de tamaño dental que se insertan en un pequeño recipiente donde hay
filtros de metal con diferentes grados de radiotransparencias.

Hay laboratorios que prestan este servicio de monitoreo del personal.


Es preciso recordar que aún cuando cualquier accesorio medido registre solamente la
radiación que llega a una zona particular del cuerpo, da, sin embargo, la clave de la cantidad
que está recibiendo.

Independientemente de las medidas protectoras usadas en los laboratorios, la falta de


cuidado por parte del personal puede anular la utilidad de las precauciones más elaboradas.
La medición periódica de las radiaciones sirve tanto para proteger al personal contra los
rayos ―X‖ como para comprobar sus hábitos, buenos o malos.

Para el paciente

La exposición excesiva a los rayos ―X‖ puede lesiona cualquiera de los tejidos, siendo
especialmente sensibles la piel, las gónadas y los órganos productores de sangre.

Aunque la radiación recibida por el paciente durante un examen individual ordinario es


generalmente una fracción muy pequeña de la cantidad tolerable, es indudable que las
películas más rápidas y el revelado completo de las radiografías permiten reducciones muy
importantes de la exposición. Además, en la mayoría de los laboratorios modernos el
radiólogo analiza antes de hacer una exposición la historia de las exposiciones previas a
que ha sido sometido el paciente, la dosis de radiación, las zonas irradiadas, etc.

Los tubos de rayos ―X‖ modernos están rodeados de un material protector, a excepción de la
pequeña ventana por donde sale el haz primario filtrado a través de un material equivalente
0.5 mm de aluminio.

Para reducir al mínimo los peligros de la radiación, es preciso conocer bien las técnicas de
posición de enfermo, la selección de los factores de exposición, el funcionamiento correcto
del equipo de rayos ―X‖ y por último el revelado adecuado de las películas, si todo esto se
toma en cuenta, se reducen al mínimo las ―repeticiones‖ de radiografías y se mantiene la
calidad radiográfica a un nivel muy alto.

Es obvio que la dispersión de las radiaciones debe reducirse al mínimo. La ―dispersión


posterior‖ se controla fácilmente colocando una lámina de plomo inmediatamente detrás de
la película, otra manera importante de reducir la radiación secundaria, es colimar el tamaño
y forma del haz primario para que cubra justamente la región que se va a examinar, esto se
logra con conos o diafragmas (colimadores) (figura 5). Los conos son tubos de metal de
diferentes formas y tamaños que dan campos circulares o rectangulares, los diafragmas
consisten en láminas de plomo con aberturas circulares, rectangulares o cuadradas.

Siempre debe emplearse el cono o diafragma más pequeño que sea compatible con el
tamaño del área a examinar; es preciso centrar el tubo con gran cuidado para no ―cortar‖ la
imagen.

Las partes pesadas y gruesas del cuerpo, tales como el abdomen, dispersan las radiaciones
en mayor proporción que las partes delgadas como la mano, por ejemplo, por consiguiente,
cuando se radiografían las partes más gruesas del cuerpo es preciso emplear medios
adicionales para controlar la dispersión de las radiaciones, esto se hace generalmente con
un aditamento llamado rejilla. La rejilla está compuesta de bandas alternadas de plomo y de
un material radiotransparente, aluminio por ejemplo, dispuesto de tal forma que cuando el
punto focal está centrado sobre la rejilla, el plano de cada banda de plomo está en línea con
el haz primario.

Las bandas de plomo absorben gran cantidad de radiaciones dispersas oblicuas, es decir,
de rayos que no viajan en la dirección del haz primario, las bandas radiotransparentes
permiten el paso de la mayoría de los rayos primarios hasta la película (figura 5).

Existe un aparato compuesto de una rejilla y de un mecanismo para moverla, conocido con
el nombre de ―diafragma antidifusor potter bucky‖ o simplemente ―bucky‖.

Hay ciertas exploraciones, como por ejemplo las de la pelvis, la cadera y las vértebras
lumbares donde ni siquiera los conos protegen la región de las gónadas, bajo estas
circunstancias es imperativo usar protección de plomo, en el comercio se encuentran varias
clases de protectores de este tipo, además, en cada caso particular se puede fácilmente
cortar una lámina de plomo adecuada para la posición y protección que se esté haciendo.

Estas precauciones son esencialmente importantes cuando se hacen radiografías de niños y


adultos jóvenes de ambos sexos.
Protección contra radiación dispersa.

Figura 5 radiación dispersa.

1.- Fuente de radiación 4.- Rejilla de


2.- Colimador 5.- Película radiográfica
3.- Paciente 6.- Barrera de plomo

Colimador centrador luminoso

El colimador es un dispositivo de seguridad que se instala en la ventanilla de la coraza del


tubo de rayos ―X‖.

Puede ser operado en forma manual, o motorizado por telemando, y en algunos equipos
especiales se actúa automáticamente dependiendo del formato seleccionado.

El colimador está diseñado para controlar el haz de rayos ―X‖, por medio de los diafragmas
que son cortinillas de plomo (figura 6) de un espesor apropiado para delimitar la zona a
examinar y con esto reducir al mínimo la dispersión de las radiaciones.,

La apertura y cierre de las cortinillas, se hace por medio de un mecanismo con engranajes,
actuado por perillas o por motores eléctricos de corriente continúa.

Este aditamento es construido de metal con un recubrimiento interior de plomo, pueden ser
de diferentes formas y tamaños que proyecten campos circulares o rectangulares.

El colimador tiene una fuente de luz proporcionada por un foco y un espejo que proyecta el
haz luminoso sobre la región anatómica (figura 5) a examinar.

Este haz luminoso debe coincidir perfectamente con el haz de rayos ―X‖.

Adicionalmente para eliminar lo más posible, los rayos ―X‖ blandos, se utilizan filtros de
aluminio o cobre desde 0.5 a 2 mm, que van instalados en el acoplamiento ventanilla
colimador.
Ajustes en el colimador.

Existen 3 alternativas o formas de ajustar el centrado del haz luminoso con el haz de
radiación.

Con las mordazas o soportes del colimador que se encuentran en la parte superior del
mismo los cuales se actúan por medio de tornillo sin fin.

Con el espejo que refleja el haz luminoso sobre la región a examinar; se mueve el espejo
aflojando los tornillos de sujeción e inclinándolo hacia donde se requiera la proyección.

Con el foco; centrando el filamento con el espejo de manera que no haya penumbra y se
vea que se delimita perfectamente el haz luminoso sobre la superficie de la cubierta; esto se
logra aflojando los tornillos del soporte con la base del foco y subiendo o bajándolo según
sea necesario.

Comprobación de estos ajustes.

Sobre la pantalla reforzadora de un chasis abierto (8 x 10) se proyecta el haz luminoso al


tamaño de la misma; con una técnica de 50 mA, 50 Kv y 1 seg, se efectúa una exposición,
observando el haz de radiación; si existiera desviación síganse los pasos 1 al 3 hasta lograr
la coincidencia de los haces.

Precauciones.
Para efectuar estos ajustes deberá estar a oscuras la sala y usar mandil emplomado, para
protección del técnico que realice estos trabajos.

Tubo roentgen de ánodo giratorio dentro de la coraza, con colimador (figura 6).
Diagrama a bloques de un generador de rayos ―X‖.
Equipos de rayos “X” dental

Los equipos dentales de rayos X se constituyen en una herramienta útil para los
profesionales odontólogos, ya que contribuyen al mejor diagnóstico del paciente atendido y,
por ende, a un tratamiento eficaz, sin embargo, por tratarse de un equipo emisor de
radiación X, su utilización ocasiona dosis de radiación de las cuales se debe proteger al
operador y también al paciente.

El equipo de rayos ―X‖ dental común figura 7, consta de lo siguiente:

E
B

A) Tripee rodable.
B) Interruptor de tiempo.
C) Soporte articulado.
D) Cabeza de rayos ―X‖.
E) Cono de compresión antidifusor.

Figura 7 equipo de rayos ―X‖ dental.

Diagrama eléctrico del principio de funcionamiento de un equipo de rayos X dental figura 8.

1) Primario.
2) Secundario de alta tensión.
3) Secundario de filamentos.
4) Tubo de rayos ―X‖.
5) Interruptor de tiempo.

Figura 8 diagrama eléctrico de equipo dental.


La cabeza de rayos ―X‖ consta de lo siguiente:
- Transformador de alta tensión.
- Transformador de calefacción de filamento.
- Tubo de rayos ―X‖.

Todos estos componentes van sumergidos en aceite dentro de una coraza metálica y
protegida en su interior con plomo para que esté a prueba de radiaciones secundarias,
figura 9.

Diagrama electrónico de control de tiempo de exposición figura 9 y diagrama eléctrico de


equipo corix figura 10.

Figura 9 Diagrama eléctrico del reloj electrónico para tiempo de exposición.


Figura 10 Diagrama eléctrico del equipo de Rayos ―X‖ Corix, figura 10.

Soporte de tubo piso techo.

Figura 11 soporte a techo.

Situar la guía del techo y suelo en un mismo plano, por medio de la plomada especial um-
001-000 (punta de la plomada en el centro de la guía suelo) verificar que las guías estén
perfectamente rectas, figura 11.
Figura 12.

Situar la guía del techo y suelo en un mismo plano, por medio de la plomada especial um-
001-00-000 (punta de la plomada en el centro de la guía de suelo) verificar que las guías
estén perfectamente rectas, figura 12.

Figura 13.
Figura. Al fijar las guías, hay que tener en cuenta, a linear la guía del techo contra del suelo,
tal como lo indica la figura 13.

Figura 14.

Puesto que la instalación eléctrica se encuentra ubicada en el pie, una vez montada la
columna. Verificar que ningún cable esté dispuesto de tal forma que pueda rozar el suelo, la
guía o carril, figura 14.

Figura 15.
Atención: montar columna a guías.- sacar tapas ―a‖, aflojar los tornillos ―b‖ por los barrenos
―c‖ aflojar los tornillos ―c‖, figura 15.

Para hacer todo esto, la telescópica quedara libre en el sentido de las flechas seguidamente
desmontar las platinas (ver figura 16). Al colocar la columna debe de estar lo más vertical
posible, para que al tomar contacto las ruedas con la guía suelo, se adapten perfectamente,
sus caras (para no estropear las ruedas). Encajar las ruedas en la guía suelo, manipular
sobre la telescópica, hasta que los cojinetes de la misma pisen el ala de la guía del techo,
procurando que no lastimen la misma por un exceso de apriete, ni tenga juego excesivo ( de
fabrica salen graduados), sin embargo, si requieren un reglaje, aflojar tornillo y contratuerca
de la pieza, ―f‖ y también aflojar tuerca que está debajo de la pieza del eje del rodamiento,
puesto que este eje está montado en un balero cónico de la pieza ―f‖ una vez efectuado el
ajuste correcto de la guía apretar la tuerca de la pieza ―f‖ y contratuerca del tornillo ―e‖,
procurar que el tornillo ―e‖ no gire al hacer el apretado de la contratuerca.

La guía del suelo ya está dispuesta para recibir los topes limitadores de carrera del aparato.

Para montar los topes (son dos) efectuaremos las siguientes operaciones:
Sacar la goma
Sacar el tornillo 9 mediante llave (allen)
Sacar el muelle 10 librando primeramente el cilindro o vástago
Dejar al descubierto los agujeros 4 quitando los tornillos 4 y la tapa 3
Hacer el montaje del tope 7 con la guía fijándolos por medio de 8 tornillos y los cuales
deberán ser introducidos por los agujeros anteriormente dejados al descubierto.

Figura 16.
Figura 17

Si el pavimento no estuviera perfectamente horizontal, para lograr la perfecta verticalidad de


la columna, pondremos la plomada en la guía vertical y por mediación del eje excéntrico,
lograremos su verticalidad, mediante la llave especial um-001-000 y la llave de tubo de (19
entre caras), figura 17.

Figura 18.

En el caso de que el carro columna no estuviera bien equilibrado, agradar tornillo tensión
muelle, con llave combinada, para tuerca (r.m. 10,17 mm e1c), atención fijarse al sacar la
tapa a, no sea la de instalación eléctrica, figura 18.
Figura 19.

para fijar el carro vertical respecto al cuerpo de la columna libraremos el pestillo ―a‖, para lo
cual presionando ligeramente hacia atrás, tal como se indica en el dibujo, aflojar el tornillo
―b‖, hasta que el pestillo quede libre, seguidamente desplazaremos el carro, hasta que
automáticamente se produzca el enclavamiento por el taladro ―c‖, entonces el conjunto carro
queda dispuesto en una altura prudencial , para poder manipular el riel, tanto si es una
reparación en el mismo carro, como puede ser, por ejemplo, un freno electromagnético o
desmontar el tubo etc., figura 19.

En el caso de tener que desmontar la tapa ―d‖ hay que sacar el pestillo ―a‖.
Figura 20.

Nota: para conectar los cables a la terminal y al conector, quitar los tornillos que sujetan la
tapa, figura 20.

Figura 21.
A.-Cota a determinar por implantación.
B.- Situar regla vertical, alineando el ó con centro Bucky, figura 21.

Nota: columna de serie, altura techo desde más de 2. 5 mts.


Figura 22 Columna pt 360.

Cota a determinar por implantación situar regla vertical. Alineando el o con centro Bucky
(pegar con bostyk), figura 22.
Nota: columna de serie, altura de techo desde 2.5 mts, hasta 3.0 mts, peso- 145 kg. Al pedir
recambios hacer constar nº de serie, figura 23.
Figura 23.
Lista de componentes eléctricos columna pt-360-s.

Ref. Código Función Características


f-1 992 000 18 fusible primario t-1 5a
f-2,3x4 992 00005 fusible secundario 2a
993 00006 porta fusible omega
t-1 940 00048 Transformador 22ov/28v-75—w
pt-1 970 00025 puente rectificador 3a – 420 v
m-1 934 00002 microinterruptor giro brazo 5ª - 250 v
m-2 934 00017 microinterruptor de tomografía 5ª - 250 v

1-2 interruptor (vertical-pie)


1-3 interruptor (centrador luminoso) 15ª - 250 v
1-4 interruptor (giro brazo) 15 a – 250 v
e-1 electrofreno (giro brazo) 24 v – 120
e-2 001-05-020 electrofreno (pie-columna) 24 v – 120
e-3 001-05-020 electrofreno (carro-tubo 24 v – 120
e-4 001-11-008 electrofreno (carro vertical) 24 v – 120
Aparato columna pt 3605, pieza brazo techo, figura 24.

Figura 24.
Figura 25 Aparato columna pt 3605.

Pieza esquema eléctrico de principio

Guía de mantenimiento de la columna pt 360

Especificaciones de control columna

Operación a efectuar Revisado Observaciones

1.- La columna se presenta al control


sin la tapa superior, sin la tapa del pie.
2.- Control de aspecto:
revisar aspecto general
acabado de pinturas
tonos y colores apropiados
primer en las pistas
3.- Recubrimientos especiales:
controlar aspecto y acabado de las
partes que llevan:
cromo duro
como brillante
Zincado
acero inoxidable, etc.
Operación a efectuar revisado observaciones

4.- Tornillería
Comprobar apriete de tornillos y
tuercas.
comprobar el aspecto de tornillos y tuercas.
5.- Cableado eléctrico
Comprobar el paso de cables eléctricos
sin riesgo de que se desprendan
ó que se dañen en curso de desplaza-
miento.
Controlar su buen aspecto
controlar su buena fijación
comprobar que ningún cable del sistema
eléctrico del pie, este dispuesto de tal
forma que pueda rozar con el suelo o la
guía piso.
6.- Verticalidad de la columna:
Controlar las guías techo y piso de lo siguiente:
Aspecto
Tratamiento
Acabado
Controlar la verticalidad de la columna en
Sentido longitudinal y transversal, debe
estar nivelada.
7.- Control funcional:
Comprobar el deslizamiento, debe ser suave y
sin vibraciones excesivas.
comprobar el funcionamiento de los topes de fin
de carrera.
Comprobar el deslizamiento vertical del carro.
Comprobar su juego lateral, y vertical.
Comprobar el deslizamiento del carro porta tubo
Comprobar el buen templado y enrollamiento del
cable en el caracol.
Comprobar el encuadramiento del brazo y de la
columna.
Comprobar el giro de la columna, debe ser suave
comprobar el anclaje del seguro cada 90°.
Comprobar que no exista juego en el giro de la
columna estando anclado el seguro.
Comprobar el buen deslizamiento y posición del
pedal del seguro.
comprobar el nivel correcto del brazo en sus dos
posiciones (0° y 90°) siendo anclado el seguro
mecánico; para esta operación se utilizará el
Operación a efectuar Revisado
Observaciones

Aditamento especial no. 001-01-40.


comprobar la colocación y funcionamiento del
indicador de ángulos.
Comprobar el buen equilibrio del movimiento del
brazo.
Comprobar el anclaje del brazo en su posición
de seguro en la columna.
Comprobar el buen deslizamiento y ajuste del
acoplamiento a techo.

8.- Freno electromagnético:


Comprobar el buen funcionamiento del freno en
los siguientes movimientos:
Bloqueo del movimiento longitudinal de la
columna.
Bloqueo del movimiento del brazo hacia arriba
y hacia abajo.
Bloqueo del movimiento de giro del brazo.
Bloqueo del movimiento longitudinal del carro
porta tubo.
Bloquear todos los frenos, aflojar el freno
mecánico del giro del brazo hasta que accione
el interruptor interior, quitar el puente removible
de la regleta (terminales 13-14) y asegurarse
que se liberen los movimientos longitudinal
de la columna y el giro del brazo.
9.- Control de esfuerzos:
Con un peso equivalente:
Columna movimiento longitudinal
Derecha sin freno 6 kg.
Izquierda sin freno 6 kg.
Derecha con freno 15 kg.
Izquierda con freno 15 kg.
Brazo movimiento vertical:
Arriba sin freno 6 kg

Abajo sin freno 6 kg.

Arriba con freno 15 kg.

Abajo con freno 15 kg.


10.- Desplazamiento brazo:
Altura máxima de piso a brazo 1213 mm
Altura mínima de piso a brazo 350 mm
Operación a efectuar Revisado
Observaciones

11.- Control final:


La columna se presenta completamente armada y con
todas las piezas que lleve como equipo estándar.

12.- Prueba especial:


Colocar una motorización y comprobar lo siguiente:
Que coincidan los barrenos de anclaje entre pie y
motorización, que el engrane inferior de la
motorización no pegue contra el pie o contra alguna
parte eléctrica al estar en cualquiera de sus dos
posiciones, ―puesto y fuera‖, que al funcionar
la motorización el cual quiera de sus velocidades
hacia derecha o izquierda el movimiento e la columna
sea suave, uniforme y sin vibraciones.

13.- Prueba especial para tensión de resortes:


Colocar el brazo (con peso equivalente) en su
posición mínima a piso, fijarlo y dejarlo así por
48 horas mínimo; después volver a probar el
correcto equilibrado del brazo para verificar la
variación que hubiere, si es mínima se ajustará de
nuevo, y si es muy grande se cambiarán los
resortes y se hará de nuevo la prueba.

Juntas:
Diagramas eléctricos, mecánicos.
Especificaciones de control.
Colocar el sello de controlado abajo del
número de identificación.
Lista de accesorios columna.

Partida Descripción Cantidad


1 Columna. 1
2 Brazo porta tubo. 1
3 Goniómetro. 1
4 Carátula. 1
5 Cable alimentación diafragma (4.5 mts.). 1
6 Separador del eje columna. 1
7 Electroimán del giro del brazo. 1
8 Aguja de posicionado (carro porta tubo). 1
9 Empuñaduras. 2
10 Freno mecánico del giro del brazo. 1
11 Tornillo tope (acoplamiento brazo). 2
12 Aguja de posicionado (carro vertical). 1
13 Flejes porta tubo (con 3 pernos y 4 tornillos). 2
14 Soporte cables Alta Tensión. 1
15 Embellecedor de acoplamiento a techo. 1
16 Diafragma manual. 1
17 Cable alimentación columna (10 mts.). 1
18 Cable alimentación brazo (3.5 mts.). 1
19 Topes columna (guía piso). 2