Está en la página 1de 2

LA PREPARACIÓN PROFESIONAL DEL ADMINISTRADOR DE RECURSOS

HUMANOS

Hasta hace poco la alta dirección de las empresas daba especial énfasis a la
función de ventas, en otra época su mayor preocupación fue la organización;
alguna vez se consideró la tecnología como la panacea para resolver los
problemas de desarrollo empresarial en una época las finanzas requerían la
mayor atención e importancia en los negocios y la producción tuvo también su
predominio en la mente del alto ejecutivo, sin desatender todo esto, en la
actualidad es unánime el criterio de considerar al hombre como lo más
importante en la negociación, ya que sin él no hay producción, ventas,
organización, tecnología, etc.
Esto agiganta más la importancia del ejecutivo de Recursos Humanos, puesto
que es él quien debe velar por el ser humano en la empresa.
La Unidad Administrativa de Recursos Humanos está compuesta por un
equipo multidisciplinario, cuyo objetivo es asesorar, y colaborar con los jefes
inmediatos, en la adquisición, utilización, conservación y retiro del personal
para alcanzar eficazmente los objetivos organizacionales de la empresa.
Para poder identificar el perfil de las personas que intervienen en el tratamiento
empresarial del recurso humano, hay que destacar el carácter multidisciplinario
que tiene la función de Recursos Humanos y la preocupación de éstas en este
campo.
El papel de estos profesionales es estudiar, analizar y entender el trabajo
humano a nivel de individuos y colectividades en los siguientes aspectos:
Planeación, selección, contratación, inducción, remuneración y entrenamiento,
motivación e integración, jubilación, renuncia y terminación de contrato de los
Recursos Humanos dentro de una organización ya sea privada, pública o mixta,
con o sin ánimo de lucro.
Entonces podemos decir que el tratamiento empresarial de los recursos
humanos tiene un carácter multidisciplinario en la medida que “requiere el
concurso de múltiples fuentes de conocimiento”. Es así como los profesionales
en este campo utilizan la contribución que proporcionan las disciplinas de las
Ciencias Sociales tales como La Psicología (Psicología Industrial), al utilizar
métodos científicos para entender mejor el comportamiento humano. La
Sociología (Industrial) al aplicar sus principios para estudiar sus interacciones
existentes entre grupos e individuos en el trabajo, que fluyen en la
productividad. La Economía (Economía Laboral) al contribuir con los análisis
del impacto de la negociación colectiva sobre la inflación, estudios sobre el
costo de los conflictos laborales, del ausentismo, etc. El Derecho (Derecho
laboral) interviene a través de sus disposiciones legales para asegurar un
tratamiento empresarial adecuado a los recursos humanos, existen de reclamos,
reglamentos de quejas y de conflictos individuales o colectivos, normas de
jubilación, despido, retiro, etc.
Se observa que la utilización de Recursos Humanos requiere tanto de
psicólogos, como de abogados, ingenieros industriales, economistas y en el
mejor de los casos especialistas en Administración. Todos ellos se ven
enfrentados ante los conflictos industriales que surjan debido a la interacción
trabajo-capital para la producción de bienes y servicios.