Está en la página 1de 15

Encefalitis

Es la irritación e hinchazón (inflamación) del cerebro, casi siempre debido a infecciones.

Causas
La encefalitis es una enfermedad poco común. Se presenta casi siempre en el primer año de vida y
disminuye con la edad. Las personas muy jóvenes y los adultos mayores son más propensos a
presentar un caso grave.

La encefalitis suele ser causada por un virus. Muchos tipos de virus la pueden provocar. La
exposición puede suceder a través de:

 Inhalación de las gotitas de la nariz, boca o garganta de una persona infectada


 Alimentos o bebidas contaminados
 Picaduras de mosquitos, garrapatas y otros insectos
 Contacto con la piel
Los diferentes virus se presentan en diferentes lugares. Muchos casos suceden en una temporada
en particular.
La encefalitis causada por el virus del herpes simple es la causa principal de los casos más graves en
todas las edades, incluso en los recién nacidos.

Las vacunas de rutina han reducido considerablemente la encefalitis que se debe a algunos virus,
que incluyen:

 Sarampión
 Paperas
 Polio
 Rabia
 Rubéola
 Varicela
Otros virus que pueden causar encefalitis incluyen:

 Adenovirus
 Virus de Coxsackie
 Citomegalovirus
 Virus de la encefalitis equina oriental
 Ecovirus
 Encefalitis japonesa, que sucede en Asia
 Virus del Nilo occidental
Luego de que el virus entra en el cuerpo, el tejido cerebral se hincha. Esto puede destruir neuronas
y provocar sangrado en el cerebro y daño cerebral.

Otras causas de encefalitis pueden incluir:

 Una reacción alérgica a vacunas


 Enfermedad autoimmunitaria
 Bacterias como la de enfermedad de Lyme, sífilis y tuberculosis
 Parásitos como nemátodos, cisticercosis y toxoplasmosis en pacientes con VIH o SIDA y otras
personas que tengan un sistema inmunitario debilitado
 Efectos del cáncer
Síntomas
Algunos pacientes pueden tener síntomas de un resfriado o de una infección estomacal antes de
que los síntomas de encefalitis comiencen.

Cuando esta infección no es muy grave, los síntomas pueden ser muy similares a los de otras
enfermedades:

 Fiebre que no es muy alta


 Dolor de cabeza leve
 Baja energía y falta de apetito
Otros síntomas incluyen:

 Torpeza, marcha inestable


 Confusión, desorientación
 Somnolencia
 Irritabilidad o poco control del temperamento
 Sensibilidad a la luz
 Rigidez del cuello y de la espalda (a veces)
 Vómitos
Es posible que los síntomas en los recién nacidos y niños pequeños no sean tan fáciles de
reconocer:

 Rigidez en el cuerpo
 Irritabilidad y llanto con más frecuencia (estos síntomas pueden empeorar cuando se carga al bebé)
 Alimentación deficiente
 La fontanela en la parte superior de la cabeza puede sobresalir más
 Vómitos
Síntomas de emergencia:

 Pérdida del conocimiento, baja reacción, estupor, coma


 Debilidad muscular o parálisis
 Crisis epiléptica
 Dolor de cabeza intenso
 Cambio repentino en las funciones mentales como un estado de ánimo plano, deterioro del juicio,
pérdida de la memoria y falta interés en las actividades diarias
Pruebas y exámenes
El proveedor de atención médica le hará un examen físico y le hará preguntas sobre los síntomas.

Los exámenes que se pueden hacer incluyen:

 Resonancia magnética del cerebro


 Tomografía computarizada de la cabeza
 Cultivo de líquido cefalorraquídeo, hemocultivo o urocultivo (sin embargo, este examen en pocas
ocasiones es útil)
 Electroencefalograma (EEG)
 Punción lumbar y examen de líquido cefalorraquídeo
 Exámenes para detectar anticuerpos contra un virus (pruebas de serología)
 Exámenes para detectar cantidades diminutas del ADN de un virus (reacción en cadena de la
polimerasa o PCR, por sus siglas en inglés)
Tratamiento
Los objetivos del tratamiento son brindarle al paciente cuidados complementarios (reposo,
nutrición, líquidos) para ayudarle al cuerpo a combatir la infección, y aliviar los síntomas.

Los medicamentos pueden incluir:

 Medicamentos antivirales, si un virus provocó la infección


 Antibióticos si fue provocado por bacterias
 Anticonvulsivos para prevenir crisis epilépticas
 Esteroides con el fin de reducir la hinchazón del cerebro
 Sedantes para tratar irritabilidad o inquietud
 Paracetamol (acetaminofeno) para la fiebre y el dolor de cabeza
Si la función cerebral resulta gravemente afectada, se puede necesitar fisioterapia o terapia del
lenguaje después de que la infección esté controlada.

Expectativas (pronóstico)
El pronóstico varía. Algunos casos son leves, cortos y la persona se recupera por completo; mientras
que otros casos son graves y pueden ocasionar deterioro permanente o posiblemente la muerte.

La fase aguda de la enfermedad dura normalmente de 1 a 2 semanas. La fiebre y los síntomas


desaparecen de manera gradual o súbita. Algunas personas pueden tardar varios meses en
recuperarse por completo.
Posibles complicaciones
El daño cerebral permanente puede ocurrir en casos severos de encefalitis y puede afectar:

 La audición
 La memoria
 El control muscular
 La sensibilidad
 El lenguaje
 La visión
Cuándo contactar a un profesional médico
Acuda a la sala de urgencias o llame al número local de emergencias (como el 911 en los Estados
Unidos) si presenta:

 Fiebre súbita
 Otros síntomas de encefalitis
Prevención
Los niños y los adultos deben evitar el contacto con alguien que tenga encefalitis.

El control de los mosquitos (una picadura de mosquito puede transmitir algunos virus) puede
reducir la probabilidad de que algunas infecciones lleven a enfermar de encefalitis.

 Aplique un repelente de insectos que contenga el químico DEET cuando salga a áreas abiertas (pero
NUNCA use productos con DEET en bebés menores de 2 meses).
 Elimine cualquier fuente de agua estancada (como neumáticos viejos, latas, canales y estanques de
poca profundidad).
 Use camisas de manga larga y pantalones cuando esté afuera, particularmente al anochecer.
Los niños y los adultos deben aplicarse las vacunas de rutina contra los virus que pueden provocar
encefalitis. Las personas que planean viajar a lugares como algunas partes de Asia, en donde se
encuentra la encefalitis japonesa, deben recibir vacunas específicas.

Vacune a los animales para prevenir la encefalitis causada por el virus de la rabia.

Referencias
Aksamit AJ. Acute viral encephalitis. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th
ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 414.
Beckham JD, Tyler KL. Encephalitis. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and
Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases, Updated Edition. 8th ed. Philadelphia, PA:
Elsevier Saunders; 2015:chap 91.

https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/001415.htm

Encefalitis

La encefalitis puede estar causada por una infección bacteriana y, más frecuentemente, por
infecciones virales. Anualmente se informan varios miles de casos de encefalitis, pero realmente
pueden producirse muchos más ya que los síntomas pueden ser leves a no existentes en la mayoría
de los pacientes.

Existen dos tipos de encefalitis. La encefalitis primaria (también llamada encefalitis viral aguda) está
causada por una infección viral directa de la médula espinal y el cerebro. La infección puede ser
focal (localizada solamente en un área) o difusa (localizada en muchas áreas diferentes).
La encefalitis secundaria, también llamada encefalitis post-infecciosa, puede deberse a
complicaciones de una infección viral actual. La encefalitis secundaria debida a una inmunización o
infección viral anterior se conoce como encefalitis diseminada aguda. Esta enfermedad a menudo
se produce 2 a 3 semanas después de la infección inicial.

La mayoría de los casos de encefalitis en los Estados Unidos está causada por enterovirus, virus del
herpes simple tipos 1 y 2, el mordisco de un animal rabioso (virus de la rabia), o arbovirus, que se
transmiten de animales infectados a humanos por la picadura de una garrapata infectada, un
mosquito, u otro insecto que succiona sangre. La enfermedad de Lyme, una infección bacteriana
diseminada por la picadura de la garrapata, puede causar encefalitis.

La encefalitis por herpes simple (HSE) es responsable de alrededor del 10 por ciento de todos los
casos de encefalitis, con una frecuencia de alrededor de 2 casos por millón de personas por año.
Más de la mitad de los casos no tratados es mortal. Alrededor del 30 por ciento de los casos es
consecuencia de la infección inicial con el virus del herpes simple; la mayoría de los casos está
causada por la reactivación de una infección anterior.
La HSE debido al virus del herpes simple tipo 1 (que causa llagas o ampollas alrededor de la boca o
los ojos) puede afectar a cualquier grupo etáreo pero se ve más frecuentemente en las personas
menores de 20 o mayores de 40 años. Esta enfermedad de evolución rápida es la causa individual
más importante de encefalitis esporádica mortal en los EE.UU. El virus se transmite por el contacto
con una persona afectada. Los síntomas son dolor de cabeza y fiebre hasta por 5 días, seguidos de
cambios en la personalidad y la conducta, convulsiones, parálisis parcial, alucinaciones y niveles de
conciencia alterados. Generalmente se ve daño cerebral que puede ser grave en los adultos y niños
después del período neonatal en los lóbulos frontal y temporal.

El virus tipo 2 (herpes genital) se transmite más frecuentemente por medio del contacto sexual.
Una madre infectada puede transmitir la enfermedad a su hijo en el nacimiento por el contacto con
las secreciones genitales, pero esto es infrecuente. En los recién nacidos, los síntomas como
letargo, irritabilidad, temblores, convulsiones y alimentación deficiente generalmente se
desarrollan entre los 4 y 11 días del nacimiento.

La encefalitis de Powassan es el único arbovirus transportado por una garrapata bien


documentado en los Estados Unidos y Canadá. Los síntomas se notan 7 a 10 días después de la
picadura y pueden ser dolor de cabeza, fiebre, náuseas, confusión, parálisis parcial y coma. Se
produce daño neurológico permanente en cerca de la mitad de los casos y muerte en alrededor del
10 a 15 por ciento de los casos.

En los Estados Unidos se encuentran cuatro formas comunes de encefalitis viral transmitida por
mosquitos:
 La encefalitis equina afecta a caballos y humanos. La encefalitis equina oriental también
afecta a pájaros que viven en pantanos de agua dulce en la costa este de los EE.UU. y junto a
la Costa del Golfo. En los humanos, los síntomas se ven 4 a 10 días después de la transmisión y
comprenden fiebre, dolores musculares del tipo de la gripe general y dolor de cabeza de
intensidad creciente, seguido de coma y muerte en los casos graves. Alrededor de la mitad de
los pacientes infectados muere del trastorno. Anualmente se ven menos de 10 casos en
humanos en los Estados Unidos. La encefalitis equina occidental se ve en áreas agrícolas en los
estados de llanuras occidentales y centrales. Los síntomas comienzan 5 a 10 días después de
la infección. Los niños, particularmente aquéllos menores de 12 meses, se afectan más
gravemente que los adultos y pueden tener daño neurológico permanente. Se produce la
muerte en cerca del 3 por ciento de los casos. La encefalitis equina venezolana es muy rara en
este país. Los niños tienen un riesgo mayor de tener complicaciones graves, mientras que los
adultos generalmente tienen síntomas parecidos a la gripe. La epidemia en América del Sur y
Central ha matado a miles de personas y ha dejado a otras con daño neurológico permanente
y grave.
 La encefalitis de LaCrosse se produce más a menudo en los estados del mediooeste superior
(Illinois, Wisconsin, Indiana, Ohio, Minnesota y Iowa) pero también se ha informado en las
regiones medioatlánticas y del sudeste del país. La mayoría de los casos se ve en los niños
menores de 16 años. Los síntomas como vómitos, dolor de cabeza, fiebre, y letargo aparecen
5 a 10 días después de la infección. Las complicaciones graves comprenden convulsiones,
coma y daño neurológico permanente. Anualmente se informan cerca de 100 casos de
encefalitis de LaCrosse.
 La encefalitis de San Luis es más prevalente en las regiones templadas de los Estados Unidos
pero puede producirse en cualquier parte del país. La enfermedad generalmente es más leve
en los niños que en los adultos, encontrándose los ancianos a mayor riesgo de enfermedad
grave y muerte. Los síntomas aparecen típicamente 7 a 10 días después de una infección y
comprenden dolor de cabeza y fiebre. En los casos más graves, puede producirse confusión y
desorientación, temblores, convulsiones (especialmente en los muy jóvenes) y coma.
 La encefalitis del Nilo Occidental se diagnosticó clínicamente por primera vez en los Estados
Unidos en 1999; se sabe que 284 personas murieron a causa del virus el año siguiente. Hubo
9,862 casos informados de enfermedad del Nilo occidental en humanos en el año civil 2003,
con un total de 560 muertes por este trastorno en 5 años. La enfermedad generalmente se
transmite por la picadura de un mosquito infectado, pero también puede producirse luego del
transplante de un órgano infectado o de transfusiones de sangre o productos sanguíneos
infectados. Los síntomas son parecidos a la gripe y comprenden fiebre, dolor de cabeza y
dolor articular. Algunos pacientes pueden tener una erupción cutánea y ganglios linfáticos
inflamados, mientras que otros pueden no tener síntomas. Los ancianos y los adultos con
sistemas inmunitarios debilitados corren mayor riesgo.

Prevención
La encefalitis es una enfermedad que puede curarse sola o, en los casos más graves, puede dejar
importantes secuelas como, por ejemplo, pérdida de la memoria, cambios mentales, déficits motores o
alteraciones en el comportamiento.
Para prevenirla es recomendable:
 La higiene. El correcto lavado de las manos, la ducha o baño diario, estornudar en pañuelos o el uso
de preservativos, ayuda a prevenir infecciones.

 Las vacunas. Los adultos y los niños deben vacunarse contra los virus que pueden producir esta
enfermedad. Además, vacunar a los animales ayuda a prevenir la encefalitis causada por el virus de la
rabia.

 Protegerse de las picaduras de mosquitos. De noche hay que intentar utilizar camisas y pantalones
largos y aplicar repelente de insectos en zonas con riesgo de contagio.

Tipos
Existen diversos tipos de encefalitis:
 Herpesvirus: los herpes simple tipo 1 y tipo 2 que causan llagas o ampollas labiales o genitales; los
citomegalovirus (CMV), varicela zóster (VVZ) y en menor frecuencia, otros como VHH6, VHH8 Y virus
de EpsteinBar.
 Dentro de los enterovirus encontramos la polio. Es una enfermedad que afecta, principalmente, a los
niños. Otros enterovirus responsables de la encefalitis son: el virus coxsackie y la hepatitis.

 El sarampión es una enfermedad muy contagiosa, que se transmite a través del contacto directo con
una persona infectada, o bien por el aire, con las gotitas de Pflügge (que son las diminutas secreciones
expulsadas al hablar, estornudar o toser, y que tienen capacidad para transmitir determinadas
infecciones).

 Las paperas es una infección vírica contagiosa que causa un agrandamiento doloroso de las glándulas
salivales. La infección puede también afectar a otros órganos, especialmente en los adultos. Además, el
contagio de la enfermedad puede ser por contacto directo o por objetos contaminados con saliva u
orina.

 La rubéola es una infección vírica contagiosa que afecta, también, a niños y a adultos jóvenes. Se
transmite a través de estornudos, tos o el contacto con superficies contaminadas (pañuelos, vasos, o
manos).
Además de estos, según el Ministerio de Sanidad Servicios Sociales e Igualdad aporta dos tipo