Está en la página 1de 3

JIRAFAS

El largo y característico cuello que poseen sitúa a estos mamíferos herbívoros


africanos como el animal más alto de todo el planeta.
Solo las piernas de una jirafa son más altas que muchos seres
humanos. Estas permiten a las jirafas alcanzar velocidades de hasta 50 km/h por
hora en distancias cortas y caminar durante largas distancias a una velocidad de 15
km/h. Típicamente, estos fascinantes animales vagan por las praderas abiertas en
pequeños grupos de aproximadamente media docena.
El patrón de estampado de las manchas marrones sobre su piel amarilla depende
de la región concreta donde habita cada una de las subespecies existentes.
Pueden llegar a medir entre cinco y seis metros de alto, viven aproximadamente
entre veinte y veinticinco años y suelen ser animales muy apacibles. Los machos
dominantes son los que tienen mayor éxito reproductivo, un rango que se consigue
mediante el "necking", un comportamiento propio de las jirafas. Se trata de una
competición entre dos machos que usan su cuello como arma el uno contra el otro,
golpeándose de forma repetida hasta que uno de ellos se yergue como vencedor y,
por tanto, como macho dominante.
El periodo de gestación de estos animales es de más de un año, solamente dan a
luz a un ejemplar por parto y en poco tiempo ya es capaz de levantarse y caminar.
Hasta hace muy poco tiempo, el consenso científico defendía que tan
solo existía una especie de jirafa de la que procedían varias subespecies. Sin
embargo en 2016 algunos científicos publicaron un estudio que afirma que las
diferencias genéticas entre las poblaciones de jirafas indican la existencia de cuatro
especies distintas.

LOBOS
El lobo, más conocido con el nombre científico de Canis Lupus es
un mamíferoplacentario del orden de los carnívoros. Los lobos siempre han
sido objeto de la leyenda debido a su aullido, el cual usan para comunicarse. Un
lobo solitario puede aullar para atraer la atención de su manada del mismo modo
que los aullidos de una manada pueden actuar como mensajes territoriales entre
varias de ellas.
Los lobos se agrupan en manadas de entre 6 y 20 animales y generalmente dirigida
por una pareja reproductora y dominante. Son animales muy inteligentes que viven
organizados en manadas, que por lo general no suelen superar los quince o veinte
miembros como máximo, y cuya estructura jerárquica está muy marcada.
Viven entre seis y ocho años. Las manadas suelen tener un comportamiento
territorial, cubriendo alrededor de 200 kilómetros cuadrados. Evitan los lindes de su
propio territorio para no tener encuentros –en ocasiones muy agresivos– con las
demás manadas.
Las historia entre hombre y lobos siempre ha sido contradictoria. Aunque estos casi
nunca atacan a los seres humanos, los lobos han sido históricamente considerados
uno de los enemigos naturales más temibles del mundo animal. Debido a su
naturaleza cazadora los lobos siempre han entrado en conflicto con los intereses
humanos, provocando perdidas a los rebaños ganaderos del todo el mundo. Es por
ello que en innumerable ocasiones los lobos han sido disparados, atrapados y
envenenados. Antiguamente el lobo o canis lupus habitaba en la mayoría de las
regiones del hemisferio norte, aunque en la actualidad los miembros de esta especie
se han reducido enormente debido a la destrucción de su hábitat y a la caza por
parte del hombre.
CABALLOS
Los caballos y los humanos tienen una relación muy antigua. Se cree que los
nómadas asiáticos fueron los que probablemente domesticaron a los primeros
caballos hace unos 4.000 años, momento desde el cual estos animales siguieron
siendo esenciales para muchas sociedades hasta el advenimiento del motor. De
hecho los caballos todavía tienen reservado un lugar de honor en muchas culturas,
y a menudo se encuentran vinculados a multitud de hazañas bélicas.
Los caballos son animales mamíferos perisodáctilos –en cuyas extremidades
poseen dedos terminados en pezuñas– que pertenecen a la familia de los
équidos. Son herbívoros y el periodo de gestación de las hembras es de unos
11 meses, después del cual nace tan solo una cría. Existe únicamente una especie
de caballo doméstico, sin embargo podremos encontrar alrededor de 400 razas
diferentes que se especializan en todo tipo de tareas, desde fuertes y resistentes
animales usados para tirar de los aperos del campo hasta los más veloces
empleados en las carreras.
Los caballos salvajes por lo general se reúnen en grupos de 3 a 20 animales. Un
semental lidera el grupo, conformado por varias yeguas y ejemplares jóvenes.
Cuando los machos jóvenes se convierten en potros, alrededor de los dos años de
edad, el semental los expulsa. Desde entonces estos vagan con otros machos
jóvenes hasta que pueden hacerse con su propio harén.
Viven alrededor de 25 años y el color de su pelaje o capa puede ser muy variable.
Se desplazan de tres formas diferentes: al paso, al trote y al galope. Los caballos
duermen de forma fraccionada y son capaces de hacerlo de pie, aunque para
descansar profundamente siempre lo harán sentados en el suelo.