Está en la página 1de 7

PLANEAMIENTO ESTRATEGICO 13-4-2018

1
PLANEAMIENTO ESTRATEGICO 13-4-2018

RESUMEN: EL LIDERAZGO DE MATSUSHITA : LECCIONES DEL


EMPRESARIO MÁS DESTACADO DEL SIGLO XX

para Matsushita la forma en que se encaran los logros y los fracasos del
ámbito empresarial van de la mano con la forma de liderazgo que se ejerza
en la organización.
El Sr. Konosuke Matsushita no medía más de 1.60 cm de estatura; y que
tampoco era carismático como su rival Akio Morita de Sony-por ejemplo, ni
conocido internacionalmente. Sin embargo, cuando fallece en 1989, George
Bush le envía un telegrama a su yerno Masuhoro Matsushita, en el cual se le
llama “Inspiración para las personas del mundo”. Esto es un punto muy
interesante si se observa el comportamiento de algunos de los grandes
empresarios hoy en día.
Otra nota al margen que sirve para ilustrar un poco más sobre quién es Konosuke
Matsushita (KM), es el hecho de que su riqueza es mayor que la de los
empresarios más altos y famosos de su época incluyendo a Henry Ford, J.C.
Penney; y sin embargo, contrario a muchos otros empresarios acaudalados, en
sus últimos años escribió docenas de libros y estudió la naturaleza humana: en
el mundo costará encontrar empresas o ejecutivos del siglo XX con una lista tan
larga de logros de todo tipo.
Una anécdota que describe bien a ésta persona tan particular es la que cuenta
que en 1975; el Sr. Morisama Ogawa fue invitado por el jefe (Matsushita), junto
con 5 personas más, a un restaurante; y cuando el bistec-sin terminar- que había
ordenado el Sr. Matsushita iba a ser devuelto a la cocina, se empeñó en hablar
con el chef, no el gerente; y al llegar el chef muy preocupado porque le habían
dicho que la persona que le quería hablar era muy importante, las palabras del
Sr. Matsushita fueron: Te has tomado tu tiempo para preparar el plato y temía
que te sintieras mal al ver que solo comí la mitad y no es porque no estuviera
bueno, es porque mi apetito a los 80 años no es como antes. Muchos hechos
como éste hicieron que las personas lo amaran, y por lo tanto él murió como un
héroe nacional de Japón.
la leyenda de Matsushita es sobre cómo los tiempos duros produjeron ambiciones
cada vez más grandes pero humanistas al mismo tiempo, sobre cómo dieron de
resultado un conjunto de hábitos mentales que indujeron a crecer y luego tener
logros extraordinarios que eventualmente ayudaron a millones de personas.
Pareciera que las pérdidas prematuras alimentaron sentimientos, esperanzas y
temores que con el tiempo emergieron como la base para el empresariado, el
liderazgo o alguna otra forma de clase de actividad ejemplar. El segundo trabajo
suyo fue de aprendiz en un taller de bicicletas, en donde ya se notaba su alto grado
de servicio al cliente, y finalmente entró a trabajar en la Compañía de Energía,
donde tiene trabajos de mayor responsabilidad, pero al mismo tiempo sufre
penas porque muere su padre en esta época. Resulta sorprendente que una
persona que perdió a toda su familia antes de los 30 años haya podido canalizar
todo su sufrimiento y frustración para convertirse en un empresario tan

2
PLANEAMIENTO ESTRATEGICO 13-4-2018

importante por sus acciones, de tanto bienestar para la sociedad. Matsushita creía
que al mejorar a otras personas podía mejorar el mismo. Pensaba que sin la
colaboración de otros jamás podría lograr sus objetivos. Y al leer los consejos
(básicos) que otorgaba sus colaboradores en su empresa, es imposible reconocer
que hoy en día siguen siendo vigentes y que tuvo una visión de prodigio hace casi
un siglo al haber impulsado ideas tales como: “Trata a aquellos con los que haces
negocios como parte de tu familia…La prosperidad depende de cuanta
comprensión uno recibe de las personas con las que haces negocios….El servicio
después de la venta es más importante que la ayuda antes de la venta…No le
vendas a tus clientes mercadería a la cual ellos se sientan atraídos, véndales
aquello que les va a beneficiar…”
En la segunda parte del libro, el cual se encuentra dividido en 4 secciones, se
exponen los riesgos que Matsushita tuvo que correr, cómo fue perseverante y
cómo lanzó su negocio. Cuando Matsushita se independizó en 1917, tenía
apenas 100 yenes (unos 5 meses de sueldo), y contaba con 4 ayudantes: su
esposa, su cuñado y dos ex compañeros; y básicamente su arranque fue con un
primer producto que él mismo no inventó, pero sí modificó: el portalámparas. Se
narra cómo, al creer en su producto, no se rindió hasta que logró colocarlo en el
mercado valiéndose de ingeniosas estrategias, todas ellas novedosas para la
época; ya que un aspecto que llama poderosamente la atención es el hecho de
que todo esto sucedió hace casi un siglo atrás, cuando el mundo todavía no
había cambiado, ni estaba globalizado, ni existían gurus del management, ni
sabios de la gestión empresarial que nos dijeran cómo debíamos gerenciar
nuestra empresa o incluso, no existían conceptos de marketing como tal. KM fue
un precursor y en muchos aspectos porque no se ha probado lo contrario- fue el
primero en institucionalizar prácticas fuertemente utilizadas cómo estándar hoy
en día.
También vemos en esa parte cómo su estrategia fué “Mejor y más barato”,
siempre en la misma dirección de satisfacer las necesidades de los clientes con
precios justos y con artefactos innovadores, y con tanta fé en lo que hacía que
arriesgaba el capital adquiriendo compromisos de producción con sus
proveedores, luego él mismo se las arreglaría para colocarlo, haciendo tratos
nuevos con sus distribuidores, estableciendo relaciones de confianza (aceptando
el pago del producto solamente una vez que se vendiera), animando a sus
colaboradores para que con mucho esfuerzo y trabajo pudieran abaratar costos,
pudieran cambiar y modificar los productos y volverlos más eficaces. Y cuando
hubo necesidad de hacer un recorte de presupuesto, en lugar de despedir a sus
empleados, los pasó del área de producción al área de ventas, práctica inusual
y nunca antes vista. En Japón no se había visto nunca antes una empresa que
fuera una mezcla de orientación hacia el cliente + costos tan bajos + mejores
relaciones laborales + marketing audaz. Y su éxito se sostuvo entonces en esos
pilares: mantener los costos bajos y la productividad alta, junto con un sistema
de distribución fuerte y leal.
Para muchas personas resultaba un ser extraño para otras un ser simple.
Pareciera que a través de los años Matsushita fue comprendiendo su entorno y

3
PLANEAMIENTO ESTRATEGICO 13-4-2018

eso influyó en su forma de actuar, pero podríamos asegurar que en realidad


siempre fue un ser humano, con penas y sufrimientos, angustias y sueños,
empeño y mucha capacidad de conseguir sus metas con el trabajo y el esfuerzo.
Matsushita tomó todo lo que recibió del mundo en cada momento y lo fue
procesando; en algunos casos las experiencias fueron gratas y su alegría se vió
expresada rápidamente, en otros casos-lo más tal vez- fueron situaciones muy
difíciles en donde la perseverancia y la observación, unidas a la confianza, lo
llevó a construir despacito y con muchos tropezones una compañía que
actualmente es reconocida a nivel mundial; así como organizaciones en donde
se buscaba ayudar al ser humano a convertirse en mejor persona ante todo y
como elemento primordial para contribuir con el mundo. Los capítulos del libro
están estructurados para ir contándonos de forma cronológica los distintos
avatares de Matsushita, y vale la pena rescatar aquellas acciones que hicieron
la diferencia, como, por ejemplo, la creación del sistema de divisiones por
productos; el cual permitió que cada línea de producción se preocupara por sus
funciones dentro de la MEI; y esto a su vez hizo que cada una de las divisiones
creciera de manera casi autónoma descentralizando la autoridad. Aunque el libro
indica que el primer modelo de división por productos fué originalmente aplicado
por General Motors; resalta que éste se hizo, pero con la autoridad centralizada.
Este detalle es una muestra más del sello tan personal que le puso KM a cada
una de sus acciones; todas estas para la mejora de su empresa y hasta del país
completo; ya que también se menciona que este modelo de KM afectó la
economía en escala; pero permitió a los ejecutivos tener mayor
responsabilidades y posibilidades de crecimiento. En la última parte del libro; ya
es un hecho claro para los lectores que para Matsushita la forma en que se
encaran los logros y los fracasos del ámbito empresarial van de la mano con la
forma de liderazgo que se ejerza en la organización. Definitivamente el imponer
metas “imposibles” hace que el ser humano demuestre hasta donde es
realmente capaz de llegar. Estas metas que en un principio se ven inalcanzables,
conforme se avanzan y se trabajan se van tornando más “posibles” de trabajar y
hasta de lograr, claro está sin dejar de lado el gran esfuerzo que se debe hacer
para lograrlas. Decisiones audaces no pasan desapercibidas, recibirán críticas
de todo tipo, la confianza en estas decisiones radica en la persona o grupo de
personas que están detrás de ellas, implican riesgos, pero son asumidos con
total compromiso por el resto de la organización.
Desechar de nuestras vidas, tanto personales como profesionales frases como
“no se puede hacer” son armas, consejos para ser cada día personas de más
valor. Creer en las habilidades y capacidades es fundamental para lograr las
metas propuestas. Sin embargo, esto no debe caer en el individualismo, sino
más bien complementarlo con la frase que presenta el libro en repetidas
ocasiones como clave del éxito: “sabiduría colectiva”, se debe reunir el
conocimiento de los demás, de todas la personas que rodean la organización;
esto ayuda a ver los problemas o diferentes situaciones desde ángulos distintos,
lo cual no limita la visión de la organización como tal.
Mantener una actitud humilde puede llegar a generar mayor respeto de la gente
que lo rodea, es un valor que se admira, difícil de conseguir y mantener, pero sin
duda y el libro lo expresa, una persona humilde no será arrogante, por el

4
PLANEAMIENTO ESTRATEGICO 13-4-2018

contrario sabrá escuchar y hacer siempre lo correcto. Es por esto que se


destacan características importantes que hacen de un líder un buen modelo a
seguir, esto pasa cuando el líder es: humilde, respetuoso, abierto a nuevas ideas
y nuevas experiencias, trabajador y optimista. Estas son características que son
bastante difíciles de encontrar todas juntas en una persona, sin embargo cuando
se encuentran, se convierten en factor clave del éxito de las organizaciones.
Se rescata algo que a todos -sin lugar a duda- alguna vez nos ha ocurrido, pero
no todos lo afrontamos de la mejor manera, y es que cuando se presentan
penurias las vemos como situaciones malas, sin embargo, es en estas
situaciones donde se desarrolla carácter, se forja la motivación, pero
¿aprendemos todos de las penurias o fracasos? Así como también vemos que
sacar las personas de su zona de confort hace que se destaquen las habilidades
extra que pueden generar.
Pese a la avanzada edad de Matsushita, permaneció activo, pensando qué más
hacer, qué nuevos proyectos desarrollar, su curiosidad seguía activa,
preocupado por la situación de Japón y del mundo. Es esta la mentalidad de un
líder de quien se puede afirmar que siempre estuvo adelante de la época en la
que vivió, practicó conceptos que hoy vemos como comunes, como parte
elemental y lógica de una organización, pero él los practicó muchos años antes
que estuvieran en los libros, y ésta es la mentalidad pura de un líder visionario.
MODELO KEYNESIANO
Los modelos keynesianos, son (estables en macroeconomía) varios modelos
económicos, generalmente basados en la interpretación neokeynesiana de los
principios de la economía keynesiana, que buscan armonizar la percepción
keynesiana y la neoclásica, concepciones que inicialmente se consideraban
contrapuestas.
Los modelos keynesianos son utilizados para identificar el nivel de equilibrio y
analizar las interrupciones de los mercados de bienes y servicios, es decir,
estudiar los niveles relativos tanto de producción como los ingresos agregados.
En el presente, los modelos keynesianos y el modelo clásico son ampliamente
empleados como base de los modelos completos, dado que se ha notado que,
aún cuando esos modelos presentan aspectos generalmente keynesianos (tales
como la competencia imperfecta), responden mejor a estímulos clásicos, lo que
ha llevado a la producción de una serie de “modelos estándar”. Adicionalmente,
ha habido una recurrencia en el uso del modelo keynesiano, en una nueva
interpretación, introducida por Gregory Mankiw.
¿Qué es el modelo de Keynes o keynesiano?
El modelo de Keynes, o keynesiano, es una teoría económica enunciada en el
siglo XX por un importante economista británico: John Maynard Keynes. Se trata
de un economista que dedicó la mayor parte de su extensa obra a entender las
crisis financieras.
Según el modelo neoclásico en un mercado libre el desempleo existe. Las
personas que están desempleadas es porque exigen un sueldo demasiado alto
respecto a su capacidad de producción. Estas personas podrían encontrar

5
PLANEAMIENTO ESTRATEGICO 13-4-2018

trabajo reduciendo sus expectativas salariales. En el modelo neoclásico con


salario mínimo y desempleo, al eliminarse el mínimo los desempleados
encontrarían empleo, porque los empresarios contratarían a más gente.

En contraposición el modelo del empleo Keynesiano reflejaría mejor la situación


de la gran depresión. Según este modelo el problema que tenemos con este
sistema es que en ocasiones la producción es inferior a lo deseable y por
eso se produce desempleo. Al existir desempleados no adquieren bienes y
servicios y las empresas no contratan a más gente porque no hay suficiente
demanda. Keynes propone es aumentar el
gasto público (G), de forma que
aumentando el gasto publico se aumente
el empleo el cual a su vez vuelva a crear
empleo hasta volver a alcanzar otro punto
de equilibrio. En la ilustración sería pasar
de donde se cruzan la línea roja y la azul a
donde se cruzan la línea verde y la azul. La
traza azul son todos lo puntos de equilibrio,
en los que el la oferta es igual a la demanda.

El modelo Keynesiano fue criticado


duramente por Milton Friedman años más tarde, entre otras razones porque las
políticas económicas de expansión de demanda funcionan correctamente y en
muchas ocasiones provocan inflación. No obstante, casi todos los estados del
mundo han aplicado alguna vez (y siguen aplicando) el aumentar el gasto público
para mejorar la situación económica. El endeudamiento que necesita el estado
para gastar más de lo que ingresa provoca que en el futuro haya deuda que
devolver (de aquí vienen las políticas de déficit cero). Ante esta consecuencia de
la política keynesiana, es famosa la frase de Keynes, a largo plazo todos
muertos.

Con la actual situación de crisis se puede decir que los economistas keynesianos
y neokeynesianos están resurgiendo y toman cada vez más protagonismo en la
vida pública. Un ejemplo lo tenemos en el último premio Nobel de economía,
Paul Krugman.

Milton Friedman

Milton Friedman fue un monetarista. Propuso resolver los problemas de inflación


limitando el crecimiento de la oferta monetaria a una tasa constante y moderada.
Economista empírico, era especialista en estadística y econometría. Defensor
del libre mercado, fue el más conocido líder de la Escuela de Chicago debido, en
parte, a que sus escritos son muy fáciles de leer por el hombre de la calle. Se
opuso al keynesianismo en el momento de máximo apogeo de éste, en los años
cincuenta y sesenta.
Su explicación de la demanda de dinero (1956) es bastante más elegante,
completa y contrastable que muchas anteriores. Para Friedman, la demanda de
dinero es función de la proporción entre la riqueza humana y no humana, el tipo
de interés nominal, la inflación esperada, el nivel de precios real, la función de
preferencia del dinero ante otros bienes y, n aturalmente, de la renta. Pero a

6
PLANEAMIENTO ESTRATEGICO 13-4-2018

diferencia de Keynes, Friedman, más centrado en dar una explicación a largo


plazo, considera la renta permanente; es decir, el valor actualizado a fecha actual
de los capitales futuros originados de un stock de riqueza dado que engloba no
sólo aspectos cuantitativos o materiales.

Otro gran aporte de Friedman es la revisión de curva de Phillips, de inspiración


keynesiana, que relaciona inversamente niveles de paro e inflación. Considera
Friedman que el paro sería voluntario de no ser por la existencia de una tasa de
paro natural, la NAIRU (non accelerating inflation rate of
unemployment), consecuencia de las limitaciones impuestas por gobiernos y
otras instituciones públicas. Un ejemplo de ello es la prohibición de ciertos tipos
de contratos.
Cuando un gobierno intenta disminuir el paro por debajo de esa tasa natural
mediante políticas monetarias muy expansivas, a corto plazo puede conseguirlo.
Pero los agentes económicos se acaban dando cuenta de que, si con iguales
salarios hay inflación, ven menguada su capacidad de adquisición de bienes y
servicios. De tal modo que descuentan ese efecto, y en la próxima revisión de
sus contratos elevarán sus salarios al alza, lo que incita a un nivel de paro mayor.
Por tanto, no se logra reducir la tasa de paro de partida, y además se produce
una variación mayor del nivel de precios. Así, todo intento sistemático por parte
de los gobiernos de reducir el paro acaba creando inflación sin resolver el
desempleo. Incluso puede haber un punto a partir del cual la curva de Phillips se
torne en una curva de pendiente positiva, de tal modo que paro e incremento de
inflación estén ligados. Eso sucedió en las crisis del petróleo de los años 70,
situación que la teoría keynesiana era incapaz de explicar.
En consecuencia, el éxito de la intervención de los gobiernos es muy limitado, y
lo que deben de hacer es eliminar las restricciones que impiden que la tasa de
paro natural se instale en una cota más reducida. Con este análisis Friedman
consiguió tres importantes logros. El primero de ellos, dar una explicación
anticipada a lo que después sucedería con las crisis del petróleo.
El segundo, demostrar que la política monetaria tiene efectos reales sobre el
empleo a corto plazo, pero a largo plazo sólo tiene efectos nominales sobre los
precios.

El tercero, sentar las bases de posteriores desarrollos basados en la hipótesis


de expectativas racionales, y no adaptativas como hasta entonces. Este tema es
algo en lo que trabajó mucho su colaborador Edmun S. Phelps que, treinta años
después de Friedman, también fue premiado con el Nobel. De manera que, a
pesar del tiempo transcurrido, la validez del razonamiento de Friedman sigue
estando muy vigente.

Friedman consideraba que, al igual que una política monetaria expansiva puede
crear crisis económicas, una política restrictiva también puede ser perjudicial,
mediante una deflación de precios. Así lo puso de manifiesto en 1963 cuando
publicó, junto a Anna Schwartz, un voluminoso tomo llamado "A Monetary
History of the United States, 1897-1958". Donde argumenta que la Gran
Depresión fue consecuencia de la implantación de políticas equivocadas por
parte de la Reserva Federal.