Está en la página 1de 2

25 Servicio Incompetente de atención en ESSALUD de Yanahuara

Gastos Enfermedades Negligencias Denuncias y


forzosos en crónicas Médicas reclamos
servicio
particular.
Servicio Incompetente de
atención en ESSALUD de
Yanahuara

Escacez de Gestiones Citas a largo


Infraestructura
Medicina Ineficientes Plazo
En Arequipa o más específicamente en el distrito de Yanahuara, las denuncias de las
personas por el mal servicio que reciben en salud son pan de cada día.
En las emergencias de los hospitales ya no sorprende encontrar personas internadas en
sillas de ruedas, gente hacinada esperando atención en las salas de espera, pasillos
cerrados como si fueran salas de atención y hasta baños y laboratorios convertidos en
salas de recuperación.
Los pacientes pueden estar graves y a punto de morir en la puerta de un hospital, pero
no son atendidos por diversas trabas burocráticas.
La situación del sistema de salud es caótica, todos los días se vulneran derechos, no hay
camas, no hay medicamentos, no hay infraestructura y no hay equipamientos
suficientes. La ley señala que en emergencias la atención debería ser sin
condicionamientos, sin embargos estas en práctica no son ejecutadas. Además los
hospitales presentan limitaciones como falta de personal, falta de competencias, mala
distribución de especialistas en el país, falta de medicamentos e insumos, malas
condiciones de los establecimientos, equipos malogrados, falta de protocolos médicos,
corrupción, etc falta de gestión. En ese contexto se sostiene que mientras en el país no
se tenga la infraestructura adecuada para atender la demanda, será muy difícil que la
gente llegue a un establecimiento de salud y reciba una atención adecuada e inmediata.
Aunque los recursos no sean infinitos ahora hay más dinero disponible. Una y otra vez
se escucha repetir a especialistas que el problema es la corrupción, pero hasta la fecha
no hay acciones concretas. Además que se afronta la falta de gestión, pero esto ocurre
porque no tenemos a los mejores. Hay en el Perú profesionales con la experiencia y
capacidad suficiente, pero el sector público no le brinda las condiciones que lo hagan lo
suficientemente atractivo. Al contrario, muchas veces este sector dificulta la
participación del profesional y por ende evita que este ponga en marcha los cambios
que se necesitan con urgencia.
Conseguir una cita oportuna con un médico general se ha vuelto una odisea. Peor aún
una cita con especialista. Y ni qué hablar de los exámenes de diagnóstico especializados
o de una cirugía. Los pacientes pueden morirse en la puerta de un hospital esperando
una atención médica. Y si no se quejan ante la Defensoría del Paciente, la
Superintendencia de Salud o ponen una tutela, no logran la prestación de un servicio al
que tienen derecho, por el que pagan
Hay una abultada cifra de quejas y reclamos, la mayoría por la falta de información y
accesibilidad a los servicios sin embargo estos son muy lentos, y comúnmente son
respondidos de manera muy pobre y sin pena alguna siendo despreciados.
Es importante la reorganización del sistema de salud y el fortalecimiento de los servicio
del primer nivel de atención. Se debe trabajar para que en el Perú la gente sienta
cercanos estos establecimientos, pero para ello estos deben atender en más
especialidades y más tiempo, porque las emergencias no tienen hora.