Está en la página 1de 2

TEORÍA HELIOCÉNTRICA

Teoría heliocéntrica. Propuesta por Nicolás Copérnico uno de los astrónomos más
importantes de la Historia, con la publicación en 1543 del libro
De_Revolutionibus_Orbium_Co elestium, en el cual se sustenta en el
modelo astronómico que sostiene al sol como el centro del sistema solar El
heliocentrismo, propuesto desde la antigüedad por Aristarco de Samos.
Esta publicación marcó el comienzo de una revolución en astronomía, al indicar la
falsedad de la teoría geocéntrica de Claudio Ptolomeo que consiste en que el Sol,
las estrellas y los demás planetas orbitaban a la Tierra. Esta información fue
extraída del artículo Sistema geocéntrico en esta misma página.

Historia

Aristarco de Samos fue realmente quien primero propuso la teoría heliocéntrica La


teoría desarrollada por Aristarco se basó en la distancia entre la Tierra y el Sol,
planteando que él Sol poseía una medida mucho mayor que la tierra que para
la Tierra. Por esta razón, Aristarco propuso que era la tierra la que giraba alrededor
del Sol y no a la inversa.

Más tarde, en el siglo XVI, Nicolás Copérnico formuló nuevamente la teoría,


sustentada en cálculos matemáticos aún más precisos, lo que hacía la diferencia de
la teoría de Aristarco , publicando en 1543 el libro De Revolutionibus Orbium
Coelestium.

Teoría heliocéntrica de Copérnico


comienzo de lo que se le llamó revolución científica. No sólo un cambio importante
en la astronomía, sino en las ciencias en general y particularmente en
la cosmovisión de la civilización. A partir de la publicación de su libro y la refutación
del sistema geocéntrico defendido por la astronomía griega, la civilización rompe
con la idealización del saber incuestionable de la antigüedad y se lanza con mayor
ímpetu en busca del conocimiento. Esta teoría abrió el camino a los adelantos
científico-técnico de la cosmonáutica.
Copérnico adoptó la idea de una Tierra en movimiento para resolver el problema
planetario que, según opinaba, no estaba satisfactoriamente resuelto. En el sistema
heliocéntrico resultaba mucho más sencillo realizar el cálculo correcto de las
posiciones planetarias, y por ello Copérnico no dudó en romper con una tradición
de más de 2000 años de una Tierra en reposo. El heliocentrismo ya había sido
descrito en la antigüedad por Aristarco de Samos, quien se había basado en
medidas sencillas de la distancia de la Tierra al Sol, que determinaban un tamaño
del Sol mucho mayor que el de nuestro planeta. Por esta razón, Aristarco propuso
que era la Tierra la que giraba alrededor del Sol y no a la inversa, siendo el primer
proponente del modelo heliocéntrico