Está en la página 1de 12

AÑO lxxIX Nº 130 DIRECTOR: JORGE HORACIO ALTERINI Tomo La Ley 2015-D

BUENOS AIRES, argentina - miércoles 15 DE juLio DE 2015 ISSN 0024-1636

Fórmulas y herramientas para cuantificar


indemnizaciones por incapacidad
en el nuevo Código
Hugo A. Acciarri

SUMARIO: I. El Código Civil y Comercial de 2014 y su innovación en la cuantificación de incapacidades. — II. Las fórmulas usuales y el problema del incremento de ingresos durante
el transcurso del tiempo. — III. Una fórmula para computar el valor presente de cualquier incremento de ingreso probable. — IV. Las propiedades de una fórmula adecuada
y las de una adecuada herramienta de cálculo. — V. A modo de síntesis.

La regla contenida en el nuevo ar- normativa de la cuestión varía significativa- puede, sino ser bienvenida. Son múltiples II. Las fórmulas usuales y el problema del in-
mente. Mientras que las decisiones prece- las consideraciones que pueden hacerse cremento de ingresos durante el transcurso del
tículo 1746 del Código Civil y Comercial dentes se sustentaban en expresiones nor- sobre el efecto de esta novedad legislativa. tiempo
es definidamente superior a cualquier mativas de gran latitud (1), el nuevo art. 1746 Entre ellas —y no la más importante, pero
del CCyC contiene un texto notablemente tampoco la menor— que el nuevo sistema La cuestión es fácil de advertir: las fórmu-
determinación que no tenga otra base rotundo y preciso. Para valorar y cuantifi- determina dos géneros de debates y proble- las usualmente aplicadas en la práctica judi-
que la pura autoridad del decisor o car ese género de indemnizaciones —co- mas diferentes. En aquellas jurisdicciones cial, y conocidas sea por el nombre de la par-
rrespondiente a consecuencias reparables que rechazaban el empleo de fórmulas el te actora del caso epónimo (Vuoto, (9) Mars-
la mera reiteración de decisiones au- patrimoniales— adopta explícitamente el tema requiere un cierto nivel de discusión hall (10)) o con el de quienes las introdujeron
toritativas. Exponer esta parcela del llamado método de capital humano (2) y pro- tendiente a la comprensión de las cuestio- (Las Heras-Requena), no son más que expre-
vee directivas detalladas para realizar el nes básicas implicadas. En cambio, en los siones equivalentes de una fórmula de valor
razonamiento judicial mediante fór- cálculo. Indica: distritos en que el empleo de fórmulas era presente de una renta constante no perpetua (11).
mulas confluye, a la vez, hacia un modo la práctica corriente (paradigmáticamente, Estas fórmulas parten de asumir un ingre-
“...En caso de lesiones o incapacidad per- en una parte de la Justicia del Trabajo de so (la “renta”) que se mantendrá invariable
más democrático de decidir; hacia la manente, física o psíquica, total o parcial, la la Capital Federal, en Córdoba, en Bahía para cada uno de los períodos comprendidos
transparencia y, por tanto, a la exigible indemnización debe ser evaluada mediante la Blanca, etc.) (5) contar con una norma ex- en el cálculo.
determinación de un capital, de tal modo que presa y detallada de inminente vigencia ya
exigencia constitucional de justifica- sus rentas cubran la disminución de la aptitud está dando lugar a debates puntuales sobre Esta asunción es, por cierto, poco plausi-
ción; hacia la igualdad, en iguales cir- del damnificado para realizar actividades pro- aspectos refinados y de detalle, a los fines ble en un gran número de casos. Del repe-
ductivas o económicamente valorables, y que de su aplicación (6). tidamente invocado curso normal y ordinario
cunstancias; hacia la previsibilidad en se agote al término del plazo en que razonable- de las cosas sabemos que no suele ser idénti-
los resultados. mente pudo continuar realizando tales activi- Muchas cuestiones interesantes están co el ingreso de un joven a los 20 años, que
dades...” implicadas en ambas discusiones. Desde de- el de esa misma persona a los 50. Basta con
finiciones conceptuales básicas, como la dis- revisar convenciones colectivas de trabajo
La taxatividad de la expresión deja poco tinción de categorías generales de daños y la para ver que muchas cuentan con adiciona-
I. El Código Civil y Comercial de 2014 y su inno- margen para dudas. Frente a la claridad decisión sobre si aislar un tertium genus, por les anuales por antigüedad, otras conceden
vación en la cuantificación de incapacidades de la directiva, parecería exótico —al me- fuera de la partición binaria entre las conse- incrementos de ese tipo por “escalones”,
nos— sostener que se cumplen las exigen- cuencias patrimoniales y no patrimoniales de en períodos plurianuales, y todas, definen
Durante la vigencia del antiguo Código cias constitucionales de fundamentación de un hecho dañoso, (7) o no hacerlo, hasta la ex- categorías laborales, correlacionadas con
Civil se perfilaban dos tendencias diver- las sentencias sin exponer, en una fórmula ploración de los problemas relacionados con remuneraciones diferentes. Y en la realidad
gentes sobre la materia en la jurispruden- estándar, las bases cuantitativas (valores de la tasa de descuento empleada en las fórmu- observamos también, como hecho corrien-
cia argentina. Una, minoritaria, expresa- las variables previstas por la norma) y las las usuales, el rol y la definición del porcenta- te, que el progreso en la carrera laboral se
ba su razonamiento mediante fórmulas; relaciones que se tuvieron en cuenta para je de incapacidad, hasta la discusión sobre la vincula a categorías de remuneración cre-
la restante, mayoritaria, determinaba un arribar al resultado que se determine. La identidad o diversidad de las fórmulas usua- ciente.
monto indemnizatorio sin más explicación cuestión no merece mayor esfuerzo, ni de- les, se trata de problemas que requieren de-
del procedimiento de decisión que la ale- sarrollo (3). sarrollos argumentativos ciertamente exten- Algo similar ocurre con las actividades au-
gación de haber considerado ciertos fac- sos, a los que me referí en otras instancias (8). tónomas. Y hay también, por cierto, variacio-
tores. Para quienes consideramos obviamente De todos estos aspectos sólo procuraré, aquí, nes negativas. Las más obvias, quizá, sean las
preferible el empleo de fórmulas a estos abordar uno: El problema de la variación de
Con la vigencia del nuevo Código Civil y fines y abogamos desde hace mucho tiem- los ingresos de la víctima de lesiones perso-
Comercial (en adelante, “CCyC”) la base po por su aplicación (4), la innovación no nales o muerte. continúa en página 2

doctrina. Fórmulas y herramientas para cuantificar indemnizaciones por incapacidad La supresión de la alimentación e hidratación constituye un acto de eutanasia
en el nuevo Código Eduardo A. Sambrizzi.................................................................................................................. 5
Hugo A. Acciarri............................................................................................................................ 1
jurisprudencia
Muerte digna. Derecho a la autodeterminación y a la dignidad del paciente. Casos de
NOTA A FALLO. Una nueva relación entre médico y paciente
personas en estados irreversibles e incurables. Estado vegetativo permanente. Cese del so-
Sabrina M. Berger........................................................................................................................ 5
CORREO
ARGENTINO porte vital. Legitimados legalmente para expresar la voluntad del paciente. Improcedencia
CENTRAL B
de la sustitución de la voluntad de quien está impedido para expresarse por sí mismo. Dife-
Reafirmación de la autonomía de la persona y la vida digna renciación de prácticas eutanásicas. Ley de Derechos del Paciente. Innecesaria autorización
Andrés Gil Domínguez................................................................................................................. 5 judicial previa para el ejercicio del derecho a la autodeterminación (CS).............................4
FRANQUEO A PAGAR
CUENTA Nº 10269F1

Decisiones sobre el fin de la vida en una sentencia de la Corte Suprema


Jorge Nicolás Lafferriere y Daniela B. Zabaleta....................................................................... 5 panorama QUINCENAL
Corte Suprema de Justicia de la Nación................................................................................... 11
2 | miércoles 15 DE juLio DE 2015

Fórmulas y en Aróstegui  (13), la Sala III de la Cáma-


ra Nacional del Trabajo, con voto del Dr.
edad, para luego mantenerse en una meseta. En el extremo de esa regularidad, su ingreso
crecería del modo que sigue:

herramientas Guibourg, decidió introducir tres varian-


tes. Dos de ellas no fueron variaciones de
la fórmula, sino que, en la misma fórmula,
para cuantificar se modificaron los valores que se venían
asignando a la variable tasa de descuento
indemnizaciones (pasó del 6 al 4% anual) y la edad límite
para la percepción de ingresos (pasó de
por incapacidad 65 a 75 años). La tercera variación fue di-
señar una sub-fórmula para intentar cap-
en el nuevo Código tar el aumento “vegetativo” de los ingre-
sos en correlación con el incremento en la
edad de la víctima. Se decidió que el valor
viene de tapa que se daría a la variable “ingreso” sur-
giría de dividir el ingreso presente por la
edad de la víctima y multiplicarlo por 60.
referidas a los deportistas profesionales, que Esto —es fácil de advertir— hacía que el Como se ve, la diferencia entre el ingreso para el año en cuestión, y el máximo (el previsto
pueden —y no siempre es así— sufrir una re- valor que se tome en cuenta para determi- para el año 60 de edad) se va reduciendo, año por año —a medida que el ingreso va crecien-
ducción de sus ingresos después de su retiro nar la indemnización de personas jóvenes do— hasta desaparecer a los 60, cuando el incremento concluye. Eso, probablemente, es lo
de la actividad. fuera mucho más elevado que el ingreso que intuimos que debería captar una fórmula que se emplee a estos fines. Si una fórmula
que percibían al momento del hecho. Por calculara el valor presente de esos ingresos futuros, daría una respuesta satisfactoria al pro-
El problema es que las fórmulas en uso no ejemplo, si una persona de 20 años perci- blema.
captan tales variaciones, cuando parece evi- bía $ 100.000 anuales al momento del he-
dente que se trata de un aspecto relevante. cho, el ingreso tomado computado sería Lo que calcula la fórmula empleada en Méndez, sin embargo, es algo diferente. No computa
Ante este problema se pueden distinguir al de $ 300.000. el valor presente de múltiples períodos de ingresos crecientes, sino que adopta un único valor,
menos tres estrategias: constante para todo el período. La sub-fórmula (aquella que divide el ingreso presente por la
Cada una de las estrategias reseñadas edad al momento del hecho dañoso y multiplica ese cociente por 60) da por resultado el valor
a) Una consiste en desconsiderar, sencilla- muestra problemas propios. La primera, único de ese ingreso para todo el tiempo implicado en el cálculo, desde el primero hasta el último
mente, toda posibilidad de variación. Quienes claramente desconsidera un hecho usual, período. Para decirlo informalmente, adopta el ingreso que surge de ese cálculo y “supone”
operan así muchas veces entienden —explíci- obvio y relevante, como es la variación de que se replicará uniformemente, año a año. El joven que percibía $ 100.000 a sus 20 años pa-
ta o implícitamente— puramente conjetural ingresos. Aunque parecería extraño a un sará a considerarse como percibiendo $ 300.000 desde esa edad, hasta los 75 años.
el acaecimiento de cualquier modificación y lego, algunos jueces suponen que es “más
asignan certeza al ingreso presente al mo- prudente” ser restrictivos y asumir que el La representación gráfica del ingreso futuro implicado en ese procedimiento sería, en con-
mento del hecho dañoso. Descartan, luego, ingreso (por ejemplo de una persona de 20 secuencia:
sea por razones de causalidad (falta de ade- años) no va a subir durante toda su vida,
cuación) o de prueba (falta de acreditación) que partir de lo contrario, que parece más
la influencia de toda posibilidad de incremen- razonable.
to futuro.
La segunda, aunque considera imperativo
b) Otra posibilidad es distinguir en la utilizar una fórmula, realiza una determina-
determinación, el rol del ingreso presente ción sólo parcialmente apoyada en un razo-
y el de la posibilidad de variación. El pri- namiento de ese tipo, es decir constructivo,
mero sería considerado una base cierta y pautado y expresado de modo transparente
se vincularía a un daño de igual calidad. La y controlable: sigue un procedimiento de esa
segunda, una posibilidad asociada a un al- clase para calcular lo que entiende daño cier-
bur: una chance. Y como tal indemnizables to (correlativo al ingreso presente), pero no
por dos vías diferenciadas. Mientras que para ponderar el efecto del incremento en el
para el primero sería aplicable una fórmu- daño.
la de valor presente, para la segunda sería
permisible determinar una cifra única, ge- La tercera supera ambas dificultades, pero La diferencia, en este ejemplo, es notable:
neralmente porcentual a la primera. Por se enfrenta a un problema más técnico y qui-
ejemplo, un 20, 30 o 40%, que viniera a in- zás, de mayor sutileza. a) El valor presente del ingreso que varía uniformemente desde $ 100.000 a los 20 años, hasta
demnizar ese concepto. $ 300.000, a los 60 (y se mantiene en $ 300.000 hasta los 75 años) es de $4.819.298,89.
En el ejemplo anterior (persona de 20 años
c) Una estrategia más aguda fue la em- de edad, $ 100.000 anuales de ingreso al mo- b) El valor presente del ingreso que se mantiene constante en $ 300.000 por año, desde los 20
pleada en el caso Méndez  (12). Como es co- mento del hecho dañoso) si pensamos que la hasta los 75 años, es decir, el que surge de la fórmula Méndez), es de $6.632.583,65.
nocido, luego de la descalificación consti- víctima puede llegar a percibir $ 300.000 en
tucional del empleo que se venía haciendo el tope de su productividad y situamos este Es claro, como resulta de lo expresado, que es posible calcular el valor presente de aquel
de las fórmulas de valor presente y de un máximo a partir de los 60 años, la intuición ingreso uniformemente variable. Que no hay ninguna necesidad ni dificultad matemática su-
cierto modo de dar valor a sus variables inmediata sería asumir que su ingreso cre- ficiente para renunciar a hacerlo y circunscribirnos a la segunda modalidad (b) de las dos
—que constituían la práctica constante— cerá más o menos suavemente hasta esa enunciadas. No obstante, aquí se abren algunas otras cuestiones interesantes.

{ NOTAS }

Especial para La Ley. Derechos reservados (Ley 11.723) damentación de las sentencias requiere que se haga (6) El reciente 1er Congreso de Cuantificación de Da- (9) CNTrab., sala 3ª, 16/6/1978, “Vuoto, D. S. y otro c.
(1) El texto del antiguo art. 1086, por ejemplo, no explícito el procedimiento que se emplee para arribar ños, que organizara en Córdoba (4 y 5 de junio de 2015) el AEG Telefunken Argentina S.A.I.C”, TySS de octubre
hacía referencia a incapacidades permanentes, sino a un resultado numérico, de modo transparente y con- Equipo de Investigación de Derecho de Daños, liderado de 1978, ED, t. 81, p. 312.
que sólo aludía a las transitorias. Para indemnizar trolable. Dado el estado de los conocimientos, tales por Martín Juárez Ferrer, fue un grato ejemplo de esa (10) TS Córdoba, sala penal, 22/03/1984, “Marshall, D.
aquéllas, luego, se traían a colación normas más ge- requerimientos imponen el empleo de fórmulas mate- calidad de debate. Corresponde agradecer a los organi- A. s/Homicidio Culposo - Daños y Perjuicios”, JA, 1985-
nerales, como las contenidas en los arts. 1075, 1077 y máticas ordinarias para cumplir con la exigencia del zadores y participantes de ese Congreso por la discusión I-214.
concs. artículo 1746.” de muchas de las ideas brevemente expuestas en este (11) Esto es sencillo de percibir para quienes están
(2) La expresión “capital humano” se utiliza en mu- (4) Al respecto, entre otros trabajos, ACCIARRI, H. artículo. familiarizados con el empleo de esas fórmulas. Sin em-
chos sentidos diferentes. En el que aquí interesa, expre- A., “¿Deben emplearse fórmulas para cuantificar in- (7) Junto con Carlos Parellada, Daniel Pizzarro y Se- bargo, la cuestión ha dado lugar a confusiones de parte
san McMAHON, K. y DAHDAH, P., en “El Verdadero capacidades?”, RCyS, Ed. La Ley, año IX, Nº V, Bue- bastián Picasso, en el marco del Congreso Sanjuanino de jueces y autores que no lo están. Es posible encontrar
Costo de las Colisiones Viales. El valor de una vida y el nos Aires, mayo de 2007. En coautoría con IRIGOYEN referido en la nota anterior, nos pronunciamos en contra sentencias donde se dice que una de esas fórmulas es
costo de una lesión grave”, The International Road As- TESTA, M., “La utilidad, significado y componentes de de que esa posibilidad —encontrar un tertium genus por similar a otra, dando a entender que los resultados de
sessment Programme (iRAP disponible on line en http:// las fórmulas para cuantificar indemnizaciones por inca- fuera de la distinción entre consecuencias patrimoniales una u otra variarían un poco. O, peor aún, que habien-
www.irap.net/en/about-irap-3/research-and-technical- pacidades y muertes”, LA LEY del 9 de febrero de 2011; y no patrimoniales— constituya una interpretación líci- do varias, adoptar una u otra constituiría una decisión
papers, consulta 08/01/2015: “...El componente principal “Fórmulas Empleadas por la Jurisprudencia Argentina ta del sistema que surge del Código Civil y Comercial en arbitraria. Esto sería equivalente a predicar cosas se-
de este enfoque ex post es el descuento del valor presente para Cuantificar Indemnizaciones por Incapacidades y estos términos: “6. El CCyC, al igual que el Código ac- mejantes sobre la fórmula “2 + 2” y la fórmula “2 x 2”.
de la productividad futura de la víctima que se ha vis- Muertes”, RCyS, Ed. La Ley, año XIII, Nº 3, Buenos Ai- tualmente vigente, sólo establece dos grandes catego- Mostramos con algún detalle la estricta equivalencia en-
to interrumpida debido a la muerte. A esto se le añaden res, 2011; y “Algunas acotaciones sobre las fórmulas para rías de daños o consecuencias resarcibles: patrimonial, tre Vuoto, Marshall, Las Heras-Requena y las fórmulas de
costos de mercado, como el costo del tratamiento médi- cuantificar daños personales”, RCyS, Ed. La Ley, año y extrapatrimonial o moral. La primera está regulada valor presente genéricamente llamadas “matemática” o
co (etc.)...” XIII, Nº 6, Buenos Aires, 2011. por los arts. 1738, 1745, 1746 y concs. del CCyC. y arts. 519, “polinómica”, en “Algunas acotaciones sobre las fórmu-
(3) En las recientes V Jornadas Sanjuaninas de De- (5) No siempre se observa uniformidad al respecto en 1068, 1069 y concs, Código anterior. El daño extrapatri- las para cuantificar daños personales” (cit.).
recho Civil. Primer Congreso Internacional de Dere- cada jurisdicción. Es sabido que hay decisiones diver- monal o moral lo está en el art. 1741 y concs. del CCyC. y (12) CNTrab., Sala III, “Méndez, Alejandro c/Mylba
cho Privado (San Juan, Argentina, 13 a 15 de mayo de gentes a este respecto en una misma jurisdicción e inclu- en los arts. 522, 1078 y concordantes Cód. anterior”. S.A. y ot. s/Accidente - Acción Civil”, 28/04/2008.
2015), sostuvimos juntamente con Carlos Parellada, so entre las posiciones sostenidas entre miembros de un (8) Procuro tratar esas cuestiones de modo en ex- (13) CS, “Aróstegui, P. M. c/ Omega ART S.A. y ot.”,
Sebastián Picasso y Daniel Pizzaro al respecto (pun- mismo tribunal. Un ejemplo relevante de esto último se tenso en ACCIARRI, H. A., “Elementos de Análisis Eco- 08/04/2008.
to 23 del dictamen, suscripto por los cuatro): “El cum- da en las posiciones del Dr. Picasso y sus compañeros de nómico del Derecho de Daños” (en prensa), Ed. La Ley,
plimiento de las exigencias constitucionales de fun- la Sala A de la Cámara Nacional Civil. Thomson Reuters.
miércoles 15 DE juLio DE 2015 | 3

III. Una fórmula para computar el valor presente cepción) será de $ 10.000. Si se previera otra salir mañana, aunque claramente no haya IV. Las propiedades de una fórmula adecuada y
de cualquier incremento de ingreso probable suma de ingresos para el período siguiente, fundamentos para pensar que tal asevera- las de una adecuada herramienta de cálculo
se podría realizar, mutatis mutandi, el mismo ción vaya a ser universalmente y perpetua-
Las fórmulas empleadas hasta ahora en la procedimiento y así, sucesivamente, con cada mente verdadera (y, de hecho, alguna vez El razonamiento judicial puede ser descrip-
jurisprudencia tienen algunas propiedades uno de los períodos anuales implicados (14). no lo será). Ese empleo del término certeza to como un algoritmo, un conjunto pautado de
comunes. Por un lado, son sencillas y pue- Luego, simplemente correspondería sumar hace que puedan usarse expresiones como pasos (18). Algunos tramos de ese algoritmo son
den ser utilizadas por una persona que no los valores presentes del ingreso futuro que “chance cierta”, que, en otros contextos, más sensibles —están más severamente influi-
posea otros conocimientos matemáticos que se haya previsto para cada período a fin de constituirían un sinsentido. dos— por ciertos instrumentos conceptuales
los elementales. Aunque probablemente no obtener un total. Este procedimiento es sen- disponibles que otros. En el caso de las fórmu-
puedan ser construidas sin algunas nociones cillo, pero ciertamente engorroso cuando se Pero no es éste el sitio para tratar ese gé- las matemáticas, no son sino herramientas para
de matemática financiera, quien no las tenga trata de muchos períodos anuales. nero de problemas. Lo que aquí interesa es describir con ciertas precisión alguna parte de
igualmente puede valerse de esos algoritmos. que, en ciertos casos, una vez alcanzado ese ese razonamiento. El problema, en este caso,
Por otro, se aplican a un universo relevante Y todavía resta otro problema. Como lo grado de convicción sobre algunos hechos, es que la transparencia y sencillez de ciertas
de posibilidades. adelanté, una corriente de pensamiento se los considera acreditados como ciertos, sean fórmulas, cuando se vuelven usuales, puede y
entiende que el incremento de ingresos, pasados o futuros. Con la chance se da la par- suele cristalizar el razonamiento en torno de
Quienes desconsideraban el problema de ulteriores a aquel que se asuma como base ticularidad de que, por un lado, se exige un esa herramienta (de esa fórmula) particular.
la variación de ingresos futuros podían re- presente, debe ser tomado en cuenta como grado de convicción diferente —e inferior— Una vez que se advierten las ventajas —bási-
solver cualquier caso tomando en cuenta un una “chance” y no como un valor cierto. Y sobre algún aspecto fáctico. El ejemplo tra- camente, la comodidad— de usar tales fórmu-
ingreso presente único (acreditado o estima- que debe ser indemnizado en la medida de la dicional del caballo de carrera muerto antes las, puede recaerse en el error de subordinar el
do) y aplicando directamente una fórmula de probabilidad que se asigne a que ese incre- de la competencia puede servir para ilustrar razonamiento a los límites de esa fórmula par-
valor presente sobre esa base (sea que la lla- mento efectivamente vaya a producirse. Un el punto. No hay certeza judicial alguna de ticular y apartarse del razonamiento jurídico,
mara Vuoto, Marshall o Las Heras-Requena). grupo de autores ya sostenía esta posición y que fuera a ganar la competencia y el premio el algoritmo más general que debió seguirse.
Quienes deferían el problema del incremento podrían entender que las normas del CCyC correspondiente, pero sí de que su muerte lo En el mundo real, precisión y sencillez suelen
de ingresos a una chance de progreso y esti- aun la refuerzan (15). Señalé también que privó absolutamente de la posibilidad de ha- estar en compromiso. Ninguna constituye un
maban una suma global por ese concepto la aplicación de la llamada fórmula Méndez cerlo. Se dice entonces que la indemnización valor digno de perseguir, a costa de sacrificar
podían utilizarlas, al menos, para la primera implica algo diferente y eso se aplica tam- no debería ser igual al premio total, sino que íntegramente la restante. Este problema se re-
parte de su determinación. El procedimiento bién en este aspecto. La interpretación más debería computarse que esa posibilidad esta- fleja particularmente en el campo de esas he-
contenido en Méndez, como lo vimos, permite sencilla es que aquella sub-fórmula para ba sólo sujeta a una probabilidad. rramientas que son las fórmulas matemáticas.
resolver todos los casos y lidiar con el proble- determinar el valor del ingreso asume como
ma con el auxilio de aquella sub-fórmula que cierta la posibilidad de incremento. Más es- Al contrario, esas mismas consideracio- En definitiva, en lo que nos ocupa, parece-
determinaba el monto del ingreso. Sencillez y trictamente, al menos, es posible observar nes no suelen hacerse, por ejemplo, sobre el ría deseable contar con una fórmula que reu-
posibilidad de aplicación amplia, si no univer- que no descuenta explícitamente nada de ese ingreso que va a percibir una persona en el niera las siguientes propiedades:
sal, parecen dos propiedades muy deseables incremento sobre la base de la probabilidad futuro, siempre que sea igual al presente. No
de cualquier fórmula que se proponga para de que no vaya a producirse. En el ejemplo se dice que obtener mañana el mismo ingreso a) De modo básico y fundamental, que
estas finalidades. que utilicé, una víctima de 20 años ganaba que hoy, u obtener siquiera alguno, más bien cumpla estrictamente con las directivas del
$100.000 anuales y, en virtud de la sub- que ninguno, esté sujeto a una probabilidad artículo 1746 del CCyC. Es decir, que dé por
Una fórmula alternativa que sólo capte fórmula en cuestión, pasaba a computarse y por lo tanto haya una mera chance de resultado un capital cuyas “...rentas cubran la
variaciones uniformes de ingresos, aunque un ingreso uniforme de $ 300.000 para cada percibirlo (y otra chance de percibir otro, disminución de la aptitud del damnificado para
sencilla, carecería de universalidad en su año. Con independencia de la aplicación incluso uno nulo). En este caso, aunque realizar actividades productivas o económica-
aplicación. En los casos reales, el incremen- uniforme (y no progresiva) de tal incremen- parecería extraño a un observador poco mente valorables, y que se agote al término del
to de ingresos no tiene por qué seguir una to —según se vio—, se puede advertir que familiarizado con el razonamiento judicial, plazo en que razonablemente pudo continuar
progresión uniforme y, muy frecuentemen- tal incremento no sufre ningún descuento por se considera que percibir mañana lo mismo realizando tales actividades...”.
te, no la sigue. Muchas veces, es posible ob- considerárselo sujeto sólo a una probabilidad. que hoy constituye una posibilidad cierta.
servar “saltos” escalonados, como cuando En ese sentido, por “ingeniería inversa”, se En los términos precedentes, aunque nin- b) Que permita calcular ese capital toman-
se cambia de categoría laboral o se recibe podría interpretar que se computa como fu- gún juez desconoce el albur implicado, po- do como base cualquier cantidad de perío-
un incremento en el adicional de antigüedad turo y cierto (16). dríamos decir que razona asumiendo que se dos. Algunos autores y jueces entienden que
al pasar de lustro o de década en la antigüe- verifica un grado de confiabilidad suficiente debe estimarse el fin de la vida productiva
dad. Otras veces, el ingreso se incrementa Este problema está enmarcado en uno más como para considerar que se dará ese esta- a la edad jubilatoria; otros, al fin de la vida
positivamente hasta un punto y luego des- general, que es el rol de la probabilidad en la do de cosas futuro. estadística; y otros podrían adoptar otro cri-
ciende rápidamente, como en el caso co- acreditación de los hechos base de las sen- terio. La fórmula debería poder captar todos
mentado de los deportistas. Otras, se man- tencias y su efecto en la decisión. Utilizamos Con las variaciones de ingresos podría- esos casos y ser igualmente útil para calcular
tiene en una meseta a partir de un máximo. la palabra “probabilidad” para hablar de va- mos, sobre estas bases, entender que algunos cada una de esas posibilidades.
Y muchas más, se da alguna combinación rias cosas diferentes. Una de ellas es el grado jueces las computan de este mismo modo
que escape a una función lineal y fácilmente de convicción sobre la verdad de las afirma- y otros, a manera de una mera chance. Si- c) Que permita realizar el cálculo a partir
representable. ciones, su confiabilidad. Decimos, por ejem- guiendo una posibilidad de interpretación de cualquier suma que se asigne como in-
plo, que una afirmación es cierta, cuando no adicional, resultaría igualmente razonable greso, para cada período. Que permita, en
Las variaciones posibles, en síntesis, son tenemos dudas sobre su verdad y que ésta es —si se entiende que aquellas bases lo son— primer lugar, calcular a partir de una suma
indeterminadas. Luego parecería difícil en- probable; le asignamos un grado significativo computar algunos incrementos de un modo única, repetida para todos los períodos (sea
contrar una fórmula que tuviera la misma de confiabilidad, pero también dejamos un (como hechos futuros “ciertos”); y otros, de el ingreso presente al momento del hecho
generalidad de aplicación que las usuales. Es margen a que sea falsa. otro (como hechos futuros probables, bases dañoso, el salario mínimo vital y móvil, o
decir, que pueda captar todos los casos que de “chances”). Razonar así dependería de cualquier otra). Y permita, también, com-
se presenten. En la práctica judicial, a diferencia de factores contingentes. putar cualesquiera variaciones, en cualquier
otros usos técnicos (17), se predica la certe- progresión. Sean incrementos uniformes, li-
Pero no lo es. La solución, matemática- za de que vayan a suceder hechos futuros En todo caso, es posible distinguir los ins- neales, escalonados, o los que el usuario (es
mente, es sencilla. Se trata simplemente de (sea sobre la base de prueba, presunciones, trumentos que se empleen para el cálculo del decir, el juzgador o las partes) consideren
considerar cada período de ingreso futuro hechos notorios, etc.), para expresar que modo correcto (si es que existe tal cosa) o más aplicable al caso. Va de suyo que las fórmulas
según el valor que se proyecte que vaya a al- existe un alto grado de confianza en esa con- adecuado, de adoptar valores o bases, para de valor presente (Vuoto, Marshall, Las He-
canzar (se tenga por acreditado o se estime) vicción o un grado normativamente prescrip- el cómputo. En otras palabras, es posible di- ras-Requena) constituirían un caso particular
y calcular su valor presente. Y luego sumar to como suficiente para considerarla así. Es señar un dispositivo que no “tome partido” de esta fórmula. Es decir, ésta las abarca-
todos los valores presentes así calculados. claro que si se tratara de una confianza que sobre cómo computar tales incrementos y ría (en cuanto podría calcular exactamente
esté más allá de todo margen de duda, no ten- permita a quienes entienden preferible con- igual que aquéllas lo que aquéllas permi-
Es fácil advertir, por ejemplo, que si se dría sentido hablar así de acontecimiento siderarlo chance y hacer jugar la probabilidad ten), pero, además, las excedería (en cuanto
prevé que una persona recibiría $ 10.400 de empírico alguno. Pero el lenguaje jurídico sobre el monto a otorgar, hacerlo. Y a quie- podría calcular situaciones más complejas,
ingreso, a un año vista y que la tasa de des- —muchas veces inadvertidamente, es jus- nes los consideren hechos futuros “ciertos”, como los mentados incrementos de ingreso,
cuento aplicable es del 4%, el valor presen- to reconocerlo— emplea el término de un determinantes de daños de igual categoría, que aquéllas no pueden calcular).
te (es decir, el valor que sería equivalente modo algo diferente. En una sentencia nin- directamente tomar aquellos montos que
a aquellos $  10.400 futuros, si se recibiera gún juez dudaría en hablar de certeza, para consideren acreditados o estimados, como
hoy, adelantando un año el término de per- referirse a la afirmación de que el sol va a base para el cálculo. continúa en página 4

{ NOTAS }

(14) Con la prevención, aquí, de considerar interés proyecto de vida. Art. 1739.- Requisitos. Para la proce- con certeza. Podría decirse que aquella sub-fórmula explicaciones estándar del procedimiento utilizado en
compuesto. dencia de la indemnización debe existir un perjuicio di- fue diseñada asumiendo que el incremento a compu- “Méndez”.
(15) Art. 1738.- Indemnización. La indemnización recto o indirecto, actual o futuro, cierto y subsistente. tar debe ser mayor y ya descontó la probabilidad (si se (17) En la economía convencional, por ejemplo, sue-
comprende la pérdida o disminución del patrimonio La pérdida de chance es indemnizable en la medida en pensara así, se podría entender que el monto previsto, len usarse en un sentido definido los términos “certe-
de la víctima, el lucro cesante en el beneficio econó- que su contingencia sea razonable y guarde una ade- por ejemplo, sería el que surgiría de multiplicar por 75 za”, “probabilidad” y “riesgo”, siguiendo las distinciones
mico esperado de acuerdo a la probabilidad objetiva cuada relación de causalidad con el hecho generador. y que al multiplicar “sólo” por 65 es un recurso para efectuadas al respecto por KNIGHT, F. H., “Risk, Uncer-
de su obtención y la pérdida de chances. Incluye espe- (16) Obviamente podría decirse que dentro de ese descontar la probabilidad de que no se dé el tal au- tainty, and Profit”, Boston, 1921.
cialmente las consecuencias de la violación de los de- incremento ya está descontada la probabilidad. Si mento). Lo que intento exponer es, simplemente, que (18) Ricardo Guibourg, en el Congreso sanjuanino an-
rechos personalísimos de la víctima, de su integridad prevemos un incremento de $100 con una probabili- esas consideraciones —cuantificación que explícita- tes referido y en muchos sitios de su obra, ha puesto el
personal, su salud psicofísica, sus afecciones espiritua- dad del 0,5 (en otras palabras, del 50%), su valor será mente compute el efecto de tratarse de una previsión énfasis en esta cuestión.
les legítimas y las que resultan de la interferencia en su matemáticamente equivalente una previsión de $ 50, probable y no cierta— no están contempladas en las (19) 0,5 es equivalente al 50% (1, a 100% y 0, a 0%).
4 | miércoles 15 DE juLio DE 2015

viene de PÁGINA 3 lidad de que no se produzca y la víctima siga permita actuar, mecánicamente, de acuerdo zonamiento judicial mediante fórmulas con-
ganando lo mismo, y se entiende que esa pro- a sus reglas. fluye a la vez hacia un modo más democrá-
babilidad debe incidir en igual medida en la tico de decidir (en el sentido de accesible a
d) A su vez, que pueda calcular cada uno indemnización, debería computarse, para los La tecnología de uso corriente nos permite, cualquiera sin otro requisito que la razón y
de esos ingresos incrementados (en caso de períodos en cuestión, un ingreso de $125, dado hoy día, diseñar un instrumento que satisfa- sin privilegiar a autoridad alguna); hacia la
preferir integrar los incrementos al cálculo), que (150 x 0,5)+ (100 x 0,5)=125 (19). ga la aspiración de simplicidad. Que permita transparencia y, por tanto, a la exigible exi-
sea de modo integral, lo que ocurre cuando se calcular cumpliendo precisamente las reglas gencia constitucional de justificación; hacia
consideran los incrementos futuros como ba- Sin importar cuál de las posibilidades co- de fórmula antes expuesta (y, por lo tanto, la igualdad, en iguales circunstancias; hacia
ses de un daño cierto; o bien, de modo parcial, mentadas se considere jurídicamente correc- cumpla con las primeras cuatro propiedades la previsibilidad en los resultados (con to-
lo que sucede cuando se los integra al cálculo, ta o adecuada para el caso, la fórmula debe- que postulé) y, además, permita hacerlo con das sus consecuencias sociales valiosas). Y
de modo probabilístico, a manera de chance, y ría permitir decidirse tanto por una o por facilidad. hacia un canon de discusión que permita su-
computando la incidencia de la probabilidad otra. La decisión al respecto será privativa cesivas mejoras de argumentos y sucesivos
en el monto. Es decir, si partimos de un ingre- del usuario (juez, abogado y académico). No En el caso, además, podrían adicionarse consensos razonables en las conclusiones.
so de 100 y estimamos que se incrementará a del instrumento de cálculo. otros rasgos convenientes. Puede resultar
150 para alguno o algunos períodos posterio- útil, por ejemplo, que el usuario vea, en un Las fórmulas de valor presente empleadas
res, que la fórmula permita tanto calcular di- e) Finalmente, que sea de empleo sencillo gráfico sencillo, una representación de la hasta ahora tuvieron por las mismas razones,
rectamente el valor presente de tales períodos para usuarios sin conocimientos matemá- evolución del ingreso que haya considerado y más aún, a falta de una norma con la preci-
sobre la base de 150; o bien compute la pro- ticos avanzados, como lo es la media de los aplicable al caso que esté calculando. Y tam- sión de la vigente a partir de agosto de 2015,
babilidad de ese incremento para calcularlo operadores jurídicos reales. bién una tabla de evolución del capital, don- un rol altamente valorable en la evolución del
como chance. Para este último caso, si, por de se muestre con detalle (sin que el usuario tratamiento judicial de esta cuestión. Por una
ejemplo, pensáramos que la probabilidad de Es posible construir una fórmula que cum- realice ninguna acción adicional) cómo, ex- parte, generaron un procedimiento transpa-
que efectivamente se dé ese incremento es pla íntegramente con los cuatro primeros re- trayendo para cada período una renta igual rente, controvertible y controlable. Por otra,
del 50% y, por lo tanto, es del 50% la probabi- quisitos. Es la que sigue. (20) al ingreso previsto para el período, va dismi- lo hicieron proveyendo a los juristas prácti-
nuyendo el capital hasta agotarse al término cos, a los operadores reales del derecho, una
del plazo en que razonablemente pudo conti- herramienta sencilla y accesible.
nuar realizando tales actividades (como reza
el art. 1746), plazo cuya duración será priva- La sencillez de los instrumentos es fun-
tivo decidir para el usuario y que se computa ción de circunstancias contingentes y, en
ingresando simplemente la edad que el usua- buena medida, de la tecnología. Un viaje de
rio considere pertinente (arts. 65, 75, etc.). miles de kilómetros no era sencillo hace un
siglo, pero lo es hoy. Salvando las enormes
A tales fines procuré diseñar una herra- diferencias, algo asimilable ocurre con las
No obstante, no es posible decir que esta Pero no es necesario, para juzgar la utili- mienta de cálculo que cumpla todas esas con- decisiones judiciales, así como con los ins-
fórmula sea suficientemente sencilla. Por dad de esta fórmula, que el usuario intente diciones y que esté libremente disponible (21). trumentos que contribuyen a construir y ex-
lo menos es claro que resulta bastante reproducir sus directivas cada vez que la presar sus razonamientos. No es posible al-
más compleja (en el sentido de constituida vaya a emplear. Al contrario, la sencillez V. A modo de síntesis canzar perfección alguna, pero sí lo es lograr
por más elementos) que las usuales Vuoto, deseable no debe necesariamente predicarse mínimos, modestos y siempre inacabados
etc., para usarse directamente para cal- de la fórmula que describe el procedimien- Cuando se trata de cuantificar conceptos progresos. Y promover, a su vez, mejoras en
cular indemnizaciones, en casos reales. to de cálculo, si existe una herramienta que tan elusivos como las consecuencias patri- la calidad de la discusión de los problemas.
moniales de la incapacidad para generar in- Estas líneas —y sus accesorios— parten de
gresos, las opciones reales no son sino rudi- esa convicción. l
{ NOTAS } mentarias aproximaciones a algún objetivo
considerado justo o valioso. Ninguna posi-
(20) Donde suma correspondiente el ingreso anual 1...n bilidad perfecta e inobjetable, desgraciada- Cita on line: AR/DOC/2165/2015
A1… An = Ingreso implicado para el período anual 1...n. Es P2…Pn = probabilidad de que en el período 2...n se produz- mente, nos está disponible. Pero esa imper-
igual al ingreso previsto para el período en cuestión (expre- ca una variación (positiva o negativa) del ingreso fección no hace a todos los razonamientos, MAS INFORMACIÓN
sado en valores nominales al momento del cálculo) multipli- Esto es, si, para un período, se asume que hay un 80 % ni a todos los procedimientos, iguales. Algu-
cado por la incapacidad. de probabilidad (es decir, 0,8) de que un ingreso de $ 1000 nos, al contrario, son, claramente mejores Schick, Horacio, “Un nuevo viraje regresivo en ma-
Por ejemplo: si se prevé que la víctima podría percibir, pase a ser de $1500 (incremento, $ 500), el valor espera- que otros. Por las razones expuestas ya de- teria de reparación de daños en general, con inciden-
para un período anual futuro 7 (séptimo período a partir del do de ese período será de (1 - p2) A1 + p2 A2, es decir (1-0,8) masiadas veces, no me queda sino reiterar cia en los infortunios laborales: la tarifación del daño
primero afectado por el hecho dañoso, que se designa por 1000+ 0,8 x 1500= 1200+200=1400. mi opinión sobre que la regla contenida en el en materia de lesiones en el Código Civil y Comercial
“1”), un ingreso que sería equivalente a actuales $ 1000 La variación se toma, siempre, con relación al período in- nuevo art. 1746 del CCyC, es definidamente unificado”, DT 2014 (diciembre), 3248.
y se asume un 50% de incapacidad, la suma correspon- mediatamente precedente. superior a cualquier determinación que no Fognini, Ariel I., “Lesiones permanentes en el Pro-
diente será A7= $ 500. (21) Se encuentra disponible, de modo libre, en: http:// tenga otra base que la pura autoridad del yecto de Reforma del Código Civil y Comercial de la
i = tasa de descuento para cada período anual computado www.derechouns.com.ar/?page_id=6335 decisor o la mera reiteración de decisiones Nación de 2012”, DFyP 2013 (junio), 204.
e1…en = edad al momento en que debería percibirse cada autoritativas. Exponer esta parcela del ra-

jurisprudencia

Muerte digna dor ad litem y el representante del Ministe-


rio Público interpusieron recursos extraor-
dar testimonio, bajo declaración jura-
da, de la voluntad del paciente impedido
de ni debe responder a sentimientos de
compasión ni al juicio que la persona de-
dinarios con fundamento en la arbitrarie- para expresar por sí y en forma plena la signada por la ley se forme sobre la cali-
Derecho a la autodeterminación y a la dig- dad del fallo. La Corte Suprema de Justicia decisión de continuidad del tratamien- dad de vida del paciente; tampoco pue-
nidad del paciente. Casos de personas en de la Nación confirmó la decisión apelada. to médico o el cese del soporte vital; és- de basarse en criterios utilitaristas que
estados irreversibles e incurables. Estado tos hacen operativa la voluntad de aquél desatiendan que toda persona es un fin
vegetativo permanente. Cese del soporte 1. - La decisión de aceptar o rechazar un tra- y resultan sus interlocutores ante los en sí mismo; debe reflejarse la voluntad
vital. Legitimados legalmente para ex- tamiento médico constituye un ejerci- médicos a la hora de decidir, pero, por de quien se encuentra privado de con-
presar la voluntad del paciente. Improce- cio de la autodeterminación que asiste a tratarse la vida y la salud de derechos ciencia y su modo personal de concebir
dencia de la sustitución de la voluntad de toda persona por imperio constitucional personalísimos, de ningún modo pue- para sí su personal e intransferible idea
quien está impedido para expresarse por —art. 19 de la Carta Magna— y así lo es- de considerarse que el legislador haya de dignidad humana, garantizando su
sí mismo. Diferenciación de prácticas eu- tablece la ley 26.529 en su art. 11. transferido a estas personas un poder autodeterminación.
tanásicas. Ley de Derechos del Paciente. incondicionado para disponer la suerte
Innecesaria autorización judicial previa 2. - La petición efectuada por las hermanas y de una persona mayor de edad que se en- 5. - La petición de retiro de medidas de so-
para el ejercicio del derecho a la autode- curadoras de un paciente que se encuen- cuentra en un estado total y permanente porte vital —hidratación y alimenta-
terminación. tra en estado vegetativo permanente por de inconsciencia. ción— realizada por las hermanas de una
más de 20 años, para que los profesiona- persona que se encuentra en un estado
Véase en página 5, Notas a Fallo les de la salud se abstengan de proveer- 4. - Conforme el art. 21 de la ley 24.193, quie- vegetativo permanente a raíz de un acci-
le a éste todo tratamiento médico, se en- nes pueden trasmitir el consentimiento dente ocurrido hace más de 20 años, en-
Hechos: Las hermanas de un paciente que, marca dentro de los supuestos previstos informado del paciente impedido para cuadra dentro de lo contemplado en los
a raíz de un accidente automovilístico, per- en la ley 26.529, al ser efectuada por los expresar por sí y en forma plena la deci- arts. 2º, inc. e), y 5º, inc. g) de la ley 26.529,
maneció en estado vegetativo sin cambios familiares legitimados, sin que se haya sión de continuidad del tratamiento mé- pues, más allá de la especificidad de los
clínicos por más de 20 años solicitaron la alegado o probado en la causa elemento dico o el cese del soporte vital no actúan procedimientos allí contenidos y de la
supresión de toda medida terapéutica de alguno que permita sostener que esto im- a partir de sus convicciones propias, expresa referencia que las normas con-
soporte vital. La pretensión fue rechazada plique desconocer la voluntad de aquél. sino dando testimonio de la voluntad de tienen al respecto, existe consenso en
por los jueces de grado y de la Alzada. El aquél; no deciden ni “en el lugar” del pa- la ciencia médica en cuanto a que éstas
Tribunal Superior de la Provincia del Neu- 3. - Los hermanos, conforme el art. 21 de la ciente ni “por” el paciente, sino comu- constituyen, en sí mismas, una forma de
quén dejó sin efecto esa sentencia. El cura- ley 24.193, son personas autorizadas a nicando su voluntad; la decisión no pue- tratamiento médico.
miércoles 15 DE juLio DE 2015 | 5

6. - En la medida en que las decisiones toma- a la autodeterminación; esto se corrobora enfermedades irreversibles, incurables o 118.628 — CS, 07/07/15. - D., M. A. s/ decla-
das por los pacientes respecto de la con- con los antecedentes parlamentarios que que se encuentren en estado terminal o ración de incapacidad.
tinuidad de los tratamientos médicos se reflejan la manifestación de distintos le- que hayan sufrido lesiones que los colo-
ajusten a los supuestos y requisitos esta- gisladores de evitar la judicialización de quen en igual situación, reconociendo a
blecidos en la ley 26.529, se satisfagan las las decisiones de los pacientes. éstas, como forma de ejercer la autode- Cita on line: AR/JUR/24366/2015
garantías y resguardos consagrados en terminación, la posibilidad de rechazar
las leyes 26.061, 26.378 y 26.657 y no sur- 7. - La modificación introducida a la Ley de tratamientos médicos o biológicos, sin [El fallo in extenso puede consultarse en Aten-
jan controversias respecto de la expresión Derechos del Paciente por la ley 26.742, autorizar prácticas eutanásicas; tales ción al Cliente, www.laleyonline.com.ar o en
de voluntad en el proceso de toma de deci- de aplicación inmediata desde su vigen- previsiones no resultan incompatibles Proview]
sión, no debe exigirse una autorización ju- cia, tuvo por principal objetivo atender a con las normas del Cód. Civil y Comercial
dicial previa para el ejercicio del derecho los casos de los pacientes aquejados por de la Nación.

nota a fallo

Una nueva relación entre Reafirmación de


médico y paciente la autonomía de la persona
SUMARIO: I. Planteo del tema. — II. Conflicto entre derechos constitucionales: ¿derecho a la
vida o a la autonomía personal? — III. La difícil tarea de interpretar la voluntad personal ante la
y la vida digna
ausencia de directivas anticipadas. — IV. Reflexiones finales.
Andrés Gil Domínguez
Sabrina M. Berger I. La mayoría de la Corte Suprema de Jus- ciones sin ninguna clase de imposición per-
ticia (1) en el caso “D., M. A. s/ declaración de feccionista de ideales de vida heterónomos.
I. Planteo del tema Dado que M.A.D no había emitido en nin- incapacidad” (2) garantizó el derecho funda-
gún momento directivas anticipadas al res- mental de una persona en estado vegetativo II. M. D. (4), no padecía una enfermedad,
En el reciente fallo “D., M. A., s/ declara- pecto, las representantes legales, al ser sus permanente (que perduró por más de veinte las lesiones producidas por el accidente lo co-
ción de incapacidad”, la Corte Suprema de hermanas, dan testimonio bajo declaración años), generado por un accidente automo- locaron en un estado irreversible e incurable,
Justicia de la Nación se expidió en la situa- jurada de la voluntad de su hermano de no vilístico, a rechazar tratamientos médicos o en una situación de “paciente desahuciado en
ción planteada por las representantes legales continuar con las medidas médicas tendien- biológicos como parte de su plan biográfico. estado terminal” (5). De manera muy precisa,
de M.A.D., un hombre neuquino que desde tes a mantenerlo con vida artificialmente. la Corte Suprema describe la situación de la
hacía 20 años estaba en estado vegetativo Ellas no “deciden” por el paciente, sino que Una vez más (3), la Corte Suprema se en- siguiente manera:
irreversible como consecuencia de un acci- “comunican” su voluntad, basándose en su es- contró ante un caso donde debió dilucidar el
dente de tránsito, cuya petición se centraba tilo de vida, sus valores, sus convicciones, etc. alcance de la autonomía de la persona res- Que la situación concreta en la que se halla
en la obtención de una autorización judicial pecto de la vida digna. Hablar de “muerte M.A.D. permite aseverar que, en el presente
para el retiro del soporte vital del paciente En las instancias anteriores se debatió digna” en estos casos es un contrasentido on- caso, se está en presencia de un paciente mayor
(que lo mantenía con vida en forma artificial), acerca de la oportunidad de la aplicación de tológico: La muerte no es ni digna ni indigna de edad que hace más de 20 años que se encuen-
basándose en el hecho de que la voluntad de solamente es; lo que puede ser digno o indig-
la víctima consistía en no ser sometido a este no es la forma en que cada individuo puede
tipo de tratamientos. continúa en página 6 desarrollar un plan de vida según sus convic- continúa en página 6

Decisiones sobre el fin La supresión de


de la vida en una sentencia la alimentación
de la Corte Suprema e hidratación constituye
SUMARIO: I. El caso. — II. La aplicación de ley 26.742 al caso “D., M.A.”. — III. La hidratación
y alimentación, ¿son medios extraordinarios y desproporcionados? — IV. El consentimiento
un acto de eutanasia
informado de M.A.D. — V. Las precisiones efectuadas por la Corte Suprema para los casos
futuros. — VI. Colofón. SUMARIO: I. Antecedentes. — II. La sentencia de la Corte Suprema de Justicia. — III. Nuestro
comentario. — IV. Conclusión.

Jorge Nicolás Lafferriere y Daniela B. Zabaleta Eduardo A. Sambrizzi


El pasado 7 de julio de 2015 la Corte Su- na”, por lo que debía hacerse lugar a la peti- I. Antecedentes la hidratación que se le estaba suministrando
prema de Justicia de la Nación —en adelante ción formulada por las hermanas y curadoras —que, se afirmó, no constituía un tratamien-
CSJN o la Corte— confirmó la sentencia dic- de M.A.D. dado que estaban legalmente habi- Se trata de una persona de cincuenta to médico ni un método extraordinario para
tada por el Tribunal Superior de Justicia de la litadas a dar testimonio sobre la voluntad del años de edad —actualmente fallecida—, que prolongar la vida—, ni tampoco se le podía
Provincia de Neuquén —que había revocado paciente a través de una declaración jurada. con motivo de un accidente automovilístico suprimir el suministro de antibióticos u otros
la sentencia de la primera instancia— y, por quedó en un estado vegetativo en el que se medicamentos para abordar infecciones
lo tanto, admitió la pretensión de las repre- A pocas horas de su dictado, voces a favor y en mantuvo aproximadamente durante unos recurrentes o convulsiones, por no signifi-
sentantes de M.A.D. para que se ordenara la contra se alzaron respecto de lo resuelto por el veinte años. Sus hermanas, que fueron desig- car una práctica invasiva o un soporte vital
suspensión de su hidratación y alimentación Máximo Tribunal. En el presente artículo brin- nadas sus curadoras, reclamaron que dado externo, ya que dicho acto —sostuvo la Cá-
enteral, así como de todas las medidas tera- daremos los primeros comentarios sobre la sen- la irreversibilidad de su estado, se le retirara mara— se encontraba dentro de los procedi-
péuticas que lo mantenían con vida. tencia. Para ello, comenzaremos por explicar los la alimentación e hidratación, que se le pro- mientos ordinarios de la medicina, pudiendo
antecedentes del caso y la normativa en juego. porcionaba junto con los cuidados paliativos. inclusive ser considerados una práctica pa-
Para así decidir, la Corte entendió que el Luego analizaremos si efectivamente lo resuelto Tanto en primera como en segunda instancia liativa. De otra manera, agregó entre otros
caso de M.A.D. se ajustaba a la normativa en el caso se ajustó al derecho vigente. También se rechazó la petición, entre otros fundamen- argumentos dicho Tribunal, se irrumpiría en
consagrada por la ley 26.529 de Derechos del nos abocaremos al estudio de lo resuelto con tos, porque a una persona que se encontra- el campo eutanásico, repudiado por nuestro
Paciente en su Relación con los Profesionales ba en estado vegetativo permanente desde,
e Instituciones de la Salud, modificada por la en ese momento, aproximadamente dieciséis
ley 26.742, conocida como “ley de muerte dig- continúa en página 7 años, no se le podía quitar la alimentación ni continúa en página 10
6 | miércoles 15 DE juLio DE 2015

Una nueva relación entre reconoce y protege un ámbito cerrado a la in-


tervención o interferencia del Estado y de ter-
sino también como ámbito soberano de éste
para la toma de decisiones libres vinculadas
El fallo también cita legislación y jurispru-
dencia extranjera e internacional conforme
médico y paciente ceros, al que sólo se puede acceder si lo abre a sí mismo”. El fallo continúa afirmando que con la solución aportada.
voluntariamente la persona involucrada (1). “el art. 19 de la Constitución Nacional otorga
viene de PÁGINA 5 al individuo un ámbito de libertad en el cual Concordantemente con la solución aportada
En lo referente al derecho a la vida mucho puede adoptar libremente las decisiones fun- por el Máximo Tribunal, el art. 59 del Cód. Ci-
se ha dicho con respecto a este derecho fun- damentales acerca de su persona, sin inter- vil y Comercial de la Nación próximo a entrar
las medidas terapéuticas aptas para mante- damental. Sólo recordamos que con relación a ferencia alguna por parte del Estado o de los en vigencia establece que “El consentimiento
ner al paciente con vida de manera artificial, los derechos a la vida y a la salud se afirma que particulares, en tanto dichas decisiones no informado para actos médicos (...) es la decla-
se planteó el conflicto entre los derechos dichos valores poseen una superlativa impor- violen derechos de terceros”. ración de voluntad expresada por el paciente
constitucionales a la vida y a la autonomía tancia, tal como unánimemente lo acentúan (...). En caso de padecer una enfermedad irre-
personal y se discutió también acerca de la nuestra doctrina y jurisprudencia. Su pro- III. La difícil tarea de interpretar la voluntad per- versible, incurable o cuando se encuentre en
real necesidad de una autorización judicial tección ha quedado consolidada a partir de la sonal ante la ausencia de directivas anticipadas estado terminal o haya sufrido lesiones que
cuando la Ley de Derechos del Paciente en reforma constitucional introducida en el año lo coloquen en igual situación, (el paciente
su Relación con los Profesionales e Institu- 1994, al incorporarse el art. 42 que menciona Ahora bien, ¿cómo interpretar la voluntad tiene) el derecho a rechazar procedimientos
ciones de la Salud (ley 26.529, modificada expresamente “la protección de la salud”. personal de una persona que se encuentra quirúrgicos, de hidratación, alimentación,
por ley 26.742) contiene la respuesta a lo so- en estado vegetativo, y que no emitió ningún reanimación artificial o al retiro de medidas
licitado por las representantes del paciente, Sin embargo, antes de la reforma de 1994 tipo de disposición anticipada? de soporte vital, cuando sean extraordinarios
entre los argumentos principales. También ya se consideraba que la salud era uno de los o desproporcionados en relación con las pers-
se presentaron varios informes sumamente derechos implícitos o no enumerados com- Al respecto, el fallo recuerda que el art. 6º pectivas de mejoría, o produzcan sufrimiento
detallados de diferentes instituciones sani- prendidos en el art.  33. Al respecto, Bidart de la ley 26.529 (reformado por la ley 26.742) desmesurado, o tengan por único efecto la
tarias acerca de la situación médico-clínica Campos (2) afirmaba que, además de los dere- indica que “en el supuesto de incapacidad del prolongación en el tiempo de ese estadio ter-
del paciente, según los cuales la situación era chos subjetivos que la Constitución enumera- paciente, o imposibilidad de brindar el con- minal irreversible e incurable”.
irreversible y permanente. ba, cabía tomar en cuenta todo el repertorio sentimiento informado a causa de su estado
de los que se denominaban “derechos implíci- físico o psíquico, el mismo podrá ser dado por IV. Reflexiones finales
A pesar del fallo favorable a la suspensión tos”. Su catálogo no formaba parte expresa- las personas mencionadas en el art. 21 de la
de las medidas de soporte vital, los medios mente de la constitución formal, pero había ley 24.193, con los requisitos y con el orden La respuesta a lo solicitado por las herma-
informativos dieron cuenta de que el hombre de reputarse incluido en ella. Lato sensu, to- de prelación allí establecido.” La disposición nas de M.A.D., se logró a través de la inter-
falleció por causas naturales a las pocas ho- dos los derechos que se consideraban como también afirma que “deberá garantizarse que pretación del art. 19 de la Constitución Nacio-
ras de emitido el fallo. integrantes del rubro de los “derechos de la el paciente en la medida de sus posibilidades, nal, al reconocer la absoluta preeminencia al
personalidad” se hallaban implícitamente in- participe en la toma de decisiones a lo largo principio de la autonomía personal.
II. Conflicto entre derechos constitucionales: corporados a la Constitución, entre los cuales del proceso sanitario”. Sobre la base de esta
¿derecho a la vida o a la autonomía personal? se destacaban los derechos a la vida, a la sa- disposición, se espera que las personas men- El fallo, conforme la legislación argentina,
lud, a la integridad física, síquica y moral, etc. cionadas en el art. 21 de la ley 24.193 (las her- no hace recurso a soluciones eutanásicas, ni a
Uno de los ejes principales del fallo en estu- Ante esta insuficiencia normativa, reformas manas de M.A.D., cumplen con dichos requi- hipotéticas diferencias entre “vidas dignas e
dio es el conflicto entre derechos constitucio- posteriores habían intentado una inclusión sitos), a causa de una larga convivencia con indignas de ser vividas”, ni a una restricción
nales, en este caso entre el derecho a la vida de la temática del derecho a la salud. el paciente, o por su conocimiento integral al derecho a la vida, ni a un cercenamiento al
y el derecho a la autonomía personal. Ambos por una larga y estrecha convivencia, puedan acceso a las prestaciones médicas o sociales
constituyen dos principios de jerarquía consti- En muchísimas ocasiones, la Corte Supre- dar testimonio del pensamiento del paciente, destinadas a garantizar su calidad de vida.
tucional, de manera que deberían tener la mis- ma de Justicia de la Nación ha tenido ocasión y a través de ese pensamiento se pueda re-
ma preeminencia y el mismo grado de protec- de reiterar su tradicional postura en torno a construir su voluntad. El fallo, muy oportu- Por el contrario, partiendo de la idea de
ción. Sin embargo, en ciertas oportunidades tan relevante tema al señalar que: “El dere- namente, dice que las personas indicadas “no que M.A.D. es una persona humana titular
los principios constitucionales pueden entrar cho a la vida -comprensivo de la preservación deciden ni ‘en el lugar’ del paciente ni ‘por’el de la totalidad de los derechos constitucio-
en contradicción, dado que la protección de de la salud- es el primer derecho de la perso- paciente, sino comunicando su voluntad”. En nales, la Corte Suprema buscó garantizar el
uno puede implicar la desprotección del otro. na humana reconocido y garantizado por la otras palabras, según la sentencia en estudio máximo respeto a su autonomía, asegurando
Constitución Nacional, ya que siendo el hom- se trata de saber “en qué consiste la volun- su respeto en una situación en la cual el pa-
En relación con el derecho a la autonomía bre el centro del sistema jurídico y en tanto tad” del paciente para poder materializarla. ciente no puede expresar su voluntad por sí
personal, el art. 19 de la Constitución Nacio- fin en sí mismo, su persona es inviolable y mismo.
nal (ampliamente citado en el fallo en estudio) constituye el valor fundamental respecto del Para ello se deben tener en cuenta, según
contiene el principio básico de la defensa a la cual los demás valores tienen siempre un ca- el Máximo Tribunal, “los deseos expresados La única vía que pueden esgrimir quienes
privacidad. El derecho a la intimidad brinda rácter instrumental (3).” antes de caer en estado de inconsciencia solicitan la supresión del soporte vital para
protección jurídica a un ámbito de autonomía como su personalidad, su estilo de vida, sus pacientes en situaciones irreversibles de in-
individual, conformado, entre otros elemen- Ante este conflicto de intereses constitu- valores y sus convicciones éticas, religiosas, consciencia y en estado vegetativo perma-
tos, por las ideologías políticas o religiosas, las cionales, en el fallo en estudio la Corte Supre- filosóficas o culturales”. Estos últimos pará- nente es sólo la de hacer visible la voluntad
costumbres, la situación patrimonial, las pre- ma ha tomado partido por la superioridad del metros fueron inspirados por el famoso caso del paciente en ese estado respecto de la
ferencias y, en síntesis, todos aquellos actos, derecho a la autonomía personal, en cuanto “Englaro” de la Corte Suprema de Casación supresión de toda medida médica tendiente
acciones y circunstancias que están reserva- fiel reflejo del derecho a la libertad. Efecti- de Italia, de 2007 (4). En otras palabras, el a prolongar artificialmente la vida, sobre la
das al individuo. Gelli sostiene que el principio vamente, el fallo sostiene que “esta Corte, fallo pretende que “la manifestación de la base del art. 19 de la Constitución Nacional y
de privacidad (que incluye el de intimidad) en innumerables precedentes, ha resaltado persona designada por ley debe reflejar la vo- de los arts. 59 y ccds. del Código Civil y Co-
reconoce la autonomía personal, aunque no el valor de la autodeterminación de la perso- luntad de quien se encuentra privado de con- mercial de la Nación. l
dispone la neutralidad del Estado en materia na humana con fundamento en el art. 19 de ciencia y su modo personal de concebir para
de fines y medios, relativos al orden, la mo- la Constitución Nacional, no sólo como límite sí, antes de caer en este estado de inconscien-
ral pública y la prohibición de causar daños a la injerencia del Estado en las decisiones cia permanente e irreversible, su personal e Cita on line: AR/DOC/2331/2015
a terceros. El art. 19 de nuestra Carta Magna del individuo concerniente a su plan de vida, intransferible idea de dignidad humana”.

{ NOTAS }

Especial para La Ley. Derechos reservados (Ley 11.723) otros muchos fallos concordantes. debates y dividió la opinión pública italiana. Finalmente por homicidio agravado contra el padre de la paciente,
(1) GELLI, María Angélica, “Constitución de la Nación (4) Eluana Englaro fue una mujer italiana que vivió en la Corte de Casación se manifestó favorable a la supre- finamente desestimada. Se puede ver la sentencia com-
Argentina Comentada y Concordada”, La Ley, Buenos estado vegetativo durante 17 años a causa de un acciden- sión de las medidas de subsistencia artificial, autorizan- pleta en http://www.altalex.com/documents/altalex/
Aires, 2001, p. 167. te de tránsito. A través del testimonio de personas que la do al padre de la paciente a interrumpir el suministro de news/2008/10/15/diritto-alla-vita-eutanasia-legittimita-
(2) BIDART CAMPOS, Germán, “Manual de derecho habían conocido, se reconstruyó su pensamiento como las sustancias vitales, lo cual provocó finalmente el fa- limiti
constitucional argentino”, Ediar, Buenos Aires, 1985. compatible con la supresión de las medidas de mante- llecimiento de la mujer. Con posterioridad a este hecho
(3) “M., M. c. M. S. y A. S., LA LEY del 5/ 11/01, entre nimiento artificial de la vida. Su caso originó enconados los opositores a la sentencia promovieron una denuncia

Reafirmación de la postrado y con una apertura permanente en su


intestino delgado para recibir, a través de una
médico constituye un ejercicio de la autode-
terminación que asiste a toda persona por
acerca de su persona, sin interferencia algu-
na por parte del Estado o de los particulares,
autonomía de la persona sonda, los nutrientes que prolongan su vida. (6) imperio constitucional, ya que, el art.  19 de en tanto dichas decisiones no violen derechos
y la vida digna III. La Corte Suprema resaltó que la de-
la Constitución argentina otorga al individuo
un ámbito de libertad en el cual puede adop-
de terceros; recoge una concepción antropo-
lógica que no admite la cosificación del ser
cisión de aceptar o rechazar un tratamiento tar libremente las decisiones fundamentales humano y, por ende, rechaza su considera-
viene de PÁGINA 5

{ NOTAS }
tra internado sin conciencia de sí mismo ni del
mundo que lo rodea, alimentado por yeyunosto- Especial para La Ley. Derechos reservados (Ley 11.723) (2) CS, 376/2013 (49-d)/CS1, 07/06/15. pués que la Corte Suprema de Justicia dictara el fallo.
mía, con las complicaciones médicas que natural- (1) Integrada por Lorenzetti, Maqueda y Highton de (3) CS, Fallos: A. 523. XLVIII, 01/06/12 (Albarracini Nievas) (5) Considerando 14.
mente se derivan de la circunstancia de que esté Nolasco. No votó Fayt. (4) M., falleció el 7 de julio de 2015 sólo cinco horas des- (6) Considerando 18.
miércoles 15 DE juLio DE 2015 | 7

ción en cualquier otra forma que no sea como V. La Corte Suprema recordó que tanto facultades que la Corte Suprema argumen- na es un fin en sí mismo. Lo que la manifes-
persona (lo cual presupone su condición de la ley 26.742 (art.  6º) como el Código Civil y ta que tiene (17): ¿Cuáles serían las razones tación de la persona designada por ley debe
ente capaz de autodeterminación) (7). Por Comercial (art.  60) rechazan “las prácticas constitucionales que justificarían la prohibi- reflejar es la voluntad de quien se encuentra
ello, como fuera establecido en sus preceden- eutanásicas”. (13) Ahora bien: ¿a qué clase de ción civil y/o penal de dichas prácticas en la privado de consciencia y su modo personal de
tes (8), “…el art. 19 protege jurídicamente un eutanasia se refieren dichas normas? medida que formen parte del plan de vida de concebir para sí, antes de caer en este estado
ámbito de autonomía individual constituida una persona? ¿No sería acaso una imposición de inconsciencia permanente e irreversible,
por los sentimientos, hábitos y costumbres, las Es posible distinguir entre cooperación perfeccionista por parte del Estado de un de- su personal e intransferible idea de dignidad
relaciones familiares, la situación económica, o asistencia al suicidio, eutanasia activa, terminado concepto de lo que se entiende por humana (19).
las creencias religiosas, la salud mental y física eutanasia pasiva y rechazo al tratamiento vida digna? ¿Cuál sería el derecho con más
y, en suma, las acciones, hechos o datos que, te- médico (14). Las dos primeras implican una peso ponderado que podría oponerse a una VII. Invocando el estándar desarrollado
niendo en cuenta las formas de vida aceptadas disposición directa de la vida. Entre las úl- decisión biográfica para justificar la limita- en el caso “F. A., L.” (20), la Corte Suprema
por la comunidad están reservadas al propio timas dos, la diferencia es que mientras que ción del ejercicio de derecho contemplado expresó con carácter interpretativo erga om-
individuo que se proyecta no sólo a la esfera en el primer caso la enfermedad es incura- por el art. 19 de la Constitución argentina? No nes que la ley es muy clara y precisa cuando
doméstica, el círculo familiar y de amistad, sino ble, no se quiere alargar la agonía por más falta mucho tiempo para que los tribunales no exige que el ejercicio efectivo del dere-
a otros aspectos de la personalidad espiritual o tiempo y siempre implica la disposición de la argentinos en sus distintas instancias deban cho a aceptar o rechazar prácticas médicas
física de las personas tales como la integridad vida; en el segundo supuesto, el rechazo del enfrentarse a estos planteos argumentales quede supeditado a una autorización judicial
corporal o la imagen y nadie puede inmiscuir- tratamiento médico se produce cuando la constitucionales y convencionales. previa (21), por dicha razón, no debe exigirse
se en la vida privada de una persona ni violar patología podría ser curada pero el mismo una autorización judicial para convalidar las
áreas de su actividad no destinadas a ser difun- se objeta por motivos diversos (convicciones VI. Cuando la persona no puede ejercer decisiones tomadas por los pacientes res-
didas, sin su consentimiento o el de sus familia- religiosas, falta de confianza en el médico o por sí misma el derecho a la autodetermina- pecto de la continuidad de los tratamientos
res autorizados para ello”. (9) en el tratamiento, etc.) y dicha decisión no ción, la ley 26.742 remite a lo dispuesto por médicos, en la medida en que éstas se ajus-
siempre supone la disposición de la vida (15). el art. 21 de la ley 24.193 (que regula los tras- ten a los supuestos y requisitos establecidos
IV. La garantía primaria del derecho fun- plantes de órganos y materiales anatómicos) en la ley 26.529, se satisfagan las garantías y
damental expuesto, está constituida por la Tanto la ley 26.742 como el Código Civil y que establece un orden prelatorio de repre- resguardos consagrados en las leyes 26.061,
ley 26.529 (actualizada por la ley 26.742) (10), Comercial receptan la eutanasia pasiva y el sentación especial. En dichos casos, según la 26.378 y 26.657 y no surjan controversias res-
específicamente y dentro del contexto del rechazo del tratamiento médico por igual. Es Corte Suprema, las personas autorizadas por pecto de la expresión de voluntad en el proce-
caso, por los arts. 2º, inc. e) y 5º, inc. g) que más, lo resuelto por la Corte Suprema es un la ley para ejercer la representación —en el so de toma de decisión (22).
protegen el derecho a la autodeterminación preciso caso de eutanasia pasiva. Lo que su- presente caso las hermanas de M. D.— sólo
de los pacientes respecto de aceptar o recha- cede es que el Alto Tribunal intenta morige- pueden dar testimonio, bajo declaración ju- VIII. Tras veinte años de lucha por su dig-
zar determinadas terapias o procedimientos rar el impacto del fallo respecto de los alcan- rada, de la voluntad de la persona incapaci- nidad M., abrazó la finitud. Veinte años de
médicos o biológicos, con o sin expresión ces del art.  19 de la Constitución argentina, tada. Ellas no deciden ni “en el lugar” del pa- lucha por parte de sus valientes familiares
de causa, entre los que se encuentra el reti- proyectado a los supuestos de cooperación ciente ni “por” el paciente sino comunicando contra un sistema judicial y meta operadores
ro de medidas de soporte vital cuando sean o asistencia al suicidio y eutanasia activa (en su voluntad. (18) De esta manera, la decisión espirituales indignos. Veinte años de digni-
extraordinarias o desproporcionadas en re- ambos casos para evitar: a) El sufrimiento respecto de la continuidad del tratamiento dad fueron más fuertes que los veinte de in-
lación con la perspectiva de mejoría o pro- que produce una enfermedad física que cul- no puede ni debe responder a meros senti- dignidad de muchas personas, que hoy como
duzcan un sufrimiento desmesurado (11). En minará irremediablemente con la muerte; b) mientos de compasión hacia el enfermo, ni al mínimo, tendrían frente a su conciencia ce-
consonancia, la Corte Suprema expresó que El padecimiento físico y psicológico no mor- juicio que la persona designada por la ley se lestial que pedir perdón por haber abusado
existe consenso en la ciencia médica y en la tal; c) El padecimiento o sufrimiento existen- forme sobre la calidad de vida del paciente, de tanta indignidad. l
jurisprudencia comparada que tanto la hi- cial (16), y yo agrego, d) El fin de la vida sin aunque ésta sea parte de su círculo familiar
dratación y como la alimentación configuran padecimiento alguno como plan de vida). Si íntimo. Tampoco puede basarse en criterios Cita on line: AR/DOC/2328/2015
un tratamiento médico (12). el art.  19 presenta el contenido y otorga las utilitaristas que desatiendan que toda perso-

{ NOTAS }

(7) Considerando 19. dignidad”, Derecho Constitucional, http://www.domin- (14) Molero Martín-Salas, Mª del Pilar, “La li- (18) Considerando 22.
(8) CS, Fallos: 335:779. gorondina.com.ar. bertad de disponer de la propia vida desde la perspectiva (19) Ibídem.
(9) Considerando 20. Ver GARGARELLA, Roberto, (10) Gil Domínguez, Andrés (dir.), “Muerte Dig- constitucional”, Centro de Estudios Políticos y Constitu- (20) CS, Fallos: F. 259. XLVI, del 13/03/12.
“Muerte digna: La muerte como la decisión más impor- na”, AA.VV., La Ley, Buenos Aires, 2013. cionales”, Madrid, 2014. (21) Considerando 31.
tante sobre la propia vida”, http://seminariogargarella. (11) Considerando 14. (15) Ibídem, p. 292. (22) Considerando 32.
blogspot.com.ar/2015/07/muerte-digna-la-muerte- (12) Considerandos 16 y 17. (16) Ibídem, p. 230.
como-la-decision.html y Rondina Domingo, “Diez en (13) Considerando 13. (17) Considerando 25.

Decisiones sobre el fin de bre de 1994, M.A.D. sufrió un accidente automo-


vilístico que le ocasionó un traumatismo encéfalo-
Servicio de Terapia Intensiva del Hospital Castro
Redón de la Provincia de Neuquén, profesional
Inicialmente atendido por sus padres, luego
de su fallecimiento sus hermanas fueron nom-
la vida en una sentencia craneano severo con pérdida de conocimiento, po- que atendió al paciente durante la primera etapa bradas curadoras (2). Así, en el marco de un pro-
de la Corte Suprema litraumatismos graves y epilepsia postraumática.
Fue internado en el Hospital Castro Redón de la
posterior al trauma (...)”. El estado de mínima
conciencia en que se encontraba M.A.D. se ex-
ceso de incapacidad según se desprende de la
carátula, ellas interpusieron un pedido en sede
Provincia de Neuquén y luego derivado a la Clíni- tendió por más de 20 años y subsistió hasta el judicial tendiente a obtener el retiro, cese y abs-
viene de PÁGINA 5 ca Bazterrica de la Ciudad de Buenos Aires. Allí dictado de la sentencia de la Corte el 7 de julio tención de la hidratación y alimentación enteral,
fue sometido a varias internaciones quirúrgicas y último, siendo los galenos intervinientes en las así como todas las medidas de sostén vital que
tratamientos médicos. A fs. 7/8 obra el resumen distintas instancias contestes en afirmar que su hermano recibía (3). La sentencia de primera
relación al consentimiento informado. Especí- de su historia clínica elaborada en este último no- M.A.D. tenía posibilidades “casi nulas” de re- instancia rechazó la pretensión, pero el Tribu-
ficamente haremos referencia al tema del con- socomio —fechada 5 de febrero de 1995—en la que vertir su situación. nal Superior de la Provincia de Neuquén revocó
sentimiento por representación y la legitimación se establece que “durante la internación el pacien- el fallo e hizo lugar a la demanda.
que se otorgó a las hermanas de M.A.D. para te evoluciona con estado vegetativo persistente”. Como consecuencia del cuadro descripto,
otorgarlo. A continuación mencionaremos otros Posteriormente, en el año 2003, fue ingresado en M.A.D. requería atención médica permanente Contra dicho pronunciamiento, el curador
dos puntos relevantes del fallo: la no judicializa- el Instituto Luncec de la Provincia de Neuquén, para satisfacer sus necesidades básicas. Ante ad litem y el representante del Ministerio Pú-
ción de estas causas y lo referente al dictado de destacándose en la historia clínica de esa insti- la imposibilidad de deglutir, era alimentado blico de Incapaces interpusieron recursos ex-
protocolo para los objetores de conciencia. Fina- tución que M.A.D. presenta estado vegetativo por yeyunostomía, procedimiento mediante el traordinarios, los que motivaron la interven-
lizamos con reflexiones conclusivas. permanente (fs. 502/506). También en el informe cual se suministran nutrientes a través de una ción del Máximo Tribunal.
de estado neurológico del Instituto de Neurología sonda que es conectada al intestino delgado.
I. El caso y Neurocirugía de Neuquén, del 30 de junio de También se le había colocado una sonda vesi- El curador ad litem sostuvo que la senten-
2006, se señaló que el paciente se encuentra en es- cal permanente por la cual recibía su hidrata- cia resultaba arbitraria en tanto prescindía de
Del considerando sexto de la sentencia que tado vegetativo persistente (fs. 510), diagnóstico ción y pañales por la incontinencia vesical y
comentamos se desprende que “El 23 de octu- que fue ratificado en el año 2009, por el Jefe del rectal (1). continúa en página 8

{ NOTAS }
Especial para La Ley. Derechos reservados (Ley 11.723) (3) Explica Bard que “Primeramente se tramitó un con el deseo familiar. Posteriormente ocurren a sede ju- petición de retiro de soporte vital a M. A. D. efectuada
(1) Considerando 9. pleito por incapacidad y en el marco de dicho proce- dicial; en primera instancia se rechaza el pedido de auto- por sus hermanas, en la ausencia de una ley que susten-
(2) Valentín Thury Cornejo realiza un recorrido por so, sus hermanas y curadoras, solicitan el retiro, cese rización judicial formulado por las curadoras y se hace tara la autorización pretendida. Finalmente se recurre
algunos hitos en la dramática historia de M.A.D.: Thury y abstención de todas las medidas de sostén vital que saber a los médicos tratantes que deberán realizar la to- ante el Superior Tribunal Provincial, el que se pronuncia
CORNEJO, Valentín, “Una declaración jurada tuya bas- mantienen a su hermano con vida en forma artificial. talidad de las acciones que el arte de curar indique como mediante un fallo que se aparta de los anteriores, enten-
tará para desconectarme”, en http://todosobrelacorte. Es propio consignar que en primer término solicitan a cuidados paliativos en pos de la vida del causante procu- diendo que se trata de una cuestión no judiciable, a la luz,
com/2015/07/09/una-declaracion-jurada-tuya-bastara- la institución donde se encuentra internado el paciente rando las medidas necesarias para atender a su confort entre otras consideraciones, de los nuevos paradigmas
para-desconectarme/ (acceso: 10/7/2015). Ver también que se proceda conforme lo indicado, ante lo cual LUN- psíquico, físico y espiritual, mejorando en la medida de lo que se ponen de manifiesto en la nueva ley de los dere-
Rey, Malena, “Muerte digna: un paso atrás”, http:// CEC (Lucha Neuquina contra el Cáncer), a través de su posible su calidad de vida. En grado de apelación el fallo chos del paciente”. BARD, Griselda Isabel, “Muerte dig-
ar.bastiondigital.com/de-vida-o-muerte/muerte-digna-un- representante legal, no hace lugar a la petición familiar dictado por la Alzada resulta confirmatorio del de Pri- na por representación”, LLPatagonia 2013 (junio), 955;
paso-atras (acceso: 10/7/2015). y sugiere el traslado hacia otra institución que acuerde mera Instancia, y funda principalmente el rechazo a la cita online: AR/DOC/2031/2013
8 | miércoles 15 DE juLio DE 2015

viene de PÁGINA 7 te que presente una enfermedad irreversible, de ciertos tratamientos médicos, es necesario examinado en cuanto a la irreversibilidad o in-
incurable o se encuentre en estado terminal, o que todos estos supuestos se configuren. Nóte- curabilidad de su situación, sin que se hayan ex-
haya sufrido lesiones que lo coloquen en igual se que los adjetivos expuestos no son necesa- presado fundamentos médicos —según los están-
pruebas contundentes —como eran las peri- situación, informado en forma fehaciente, riamente sinónimos. Mientras que la “irrever- dares científicos reconocidos a nivel internacio-
cias médicas de las que surgía que el paciente tiene el derecho a manifestar su voluntad en sibilidad” de una enfermedad o lesión alude a nal— o acompañado antecedentes que permitan
no padece una enfermedad terminal, sino un cuanto al rechazo de procedimientos quirúr- que no puede volverse a un estado o situación suponer que tenga posibilidades de recuperarse
estado de mínima conciencia permanente— y gicos, de reanimación artificial o al retiro de anterior, el carácter de “terminal” conlleva de su actual estado”.
por la aplicación errónea del derecho vigente medidas de soporte vital cuando sean extraor- afirmar que la enfermedad o lesión no puede
efectuada. dinarias o desproporcionadas en relación con ser curada o tratada de manera adecuada y se De hecho sólo el Jefe del Cuerpo Médico Fo-
la perspectiva de mejoría, o produzcan un su- espera como resultado la muerte del paciente rense del Poder Judicial de Neuquén afirmó
Por su parte, el representante del Mi- frimiento desmesurado. También podrá recha- dentro de un período corto de tiempo. que “se trata de un paciente desahuciado en es-
nisterio Público de Incapaces adujo que la zar procedimientos de hidratación o alimentación tado terminal”, pero la misma Corte Suprema
ley 26.529, modificada por la ley 26.742, fue cuando los mismos produzcan como único efecto la En ese marco, la posibilidad de renunciar resaltó que dicho diagnóstico no fue corrobo-
aplicada en violación del art. 3º del Código Ci- prolongación en el tiempo de ese estadio terminal a la alimentación y la hidratación fue eje de rado por los galenos por ella designados (12).
vil actualmente vigente y que no resulta apli- irreversible o incurable”. Y agregó que “En todos controversias a partir del debate y sanción de
cable al caso al no tratarse de un paciente en los casos la negativa o el rechazo de los proce- la ley 26.742. En efecto, mientras que había Consecuentemente, entendemos que el
estado terminal. Asimismo, enfatizó en la falta dimientos mencionados no significará la inte- gran acuerdo en ratificar la prohibición de las Máximo Tribunal soslayó una cuestión impor-
de expresión del consentimiento del paciente rrupción de aquellas medidas y acciones para “prácticas eutanásicas” y permitir la posibili- tante de la situación de M.A.D.: no se trata de
para el retiro del soporte vital y alegó que la el adecuado control y alivio del sufrimiento del dad de evitar el encarnizamiento terapéutico, un estadio “terminal” (13), lo que significaba
sentencia de Alzada violó la garantía de doble paciente” (el resaltado nos pertenece ). las opiniones se dividieron en torno a la cues- que no se reunían los supuestos fácticos para
instancia y el principio de juez natural. tión de la alimentación y la hidratación. Algu- aplicar la disposición del inciso e) del artícu-
Si bien ya la ley 26.529 de 2009 admitía en la nos entendieron —como lo hizo el legislador— lo 2º de la ley 26.529, según la reforma de la
II. La aplicación de ley 26.742 al caso “D., M.A.” primera parte del inciso e) transcripto que una que se trataba de procedimientos a los que ley 26.742, respecto a la posibilidad de retirar
persona pudiera rechazar ciertos tratamien- se podía renunciar; otros afirmamos que no la alimentación e hidratación (14).
La resolución del caso por parte de la Corte tos o revocar un consentimiento dado (artículo podían ser considerados como tratamientos
se basa en la aplicación de la ley 26.742 conoci- 10) (4), la legislación sancionada en 2012 vino desproporcionados, por tratarse de cuidados III. La hidratación y alimentación, ¿son medios
da como “ley de muerte digna”. En el presente a precisar qué medidas se pueden rechazar básicos debidos a todo ser humano (11). extraordinarios y desproporcionados?
apartado analizaremos si estaban reunidos los cuando la persona se encuentra en un estadio
requisitos de esa ley en lo referido a la posi- irreversible, incurable o terminal (5), siendo re- Sin perjuicio de tal debate —que resulta Como hemos dicho, uno de los temas más
bilidad de retirar alimentación e hidratación, quisito del ejercicio de tal prerrogativa que los decisivo en la causa que comentamos—, una discutidos al momento de sancionarse la
con particular referencia a la exigencia de un tratamientos sean “extraordinarios o despropor- lectura atenta de este inciso e) del artículo 2 ley 26.742 fue el referido a si el retiro de ali-
estadio terminal. cionados en relación con la perspectiva de mejoría, de la ley 26.529, reformada por la ley 26.742, mentación e hidratación constituía un supues-
o produzcan un sufrimiento desmesurado”. permite advertir que el legislador quiso exigir to de encarnizamiento terapéutico o de provo-
Tras un acotado debate parlamentario, el 9 el requisito de la situación “terminal” para la cación de la muerte. No profundizaremos aquí
de mayo de 2012 el Parlamento Nacional san- Queda en claro entonces que el espíritu de problemática de la alimentación e hidrata- el tema (15). Simplemente dejamos dicho que
cionó con fuerza de ley la normativa Nº 26.742 la ley fue evitar el denominado “ensañamiento ción: “También podrá rechazar procedimientos este importante tema no fue considerado por
conocida popularmente como “ley de muerta o encarnizamiento terapéutico”, el que se con- de hidratación o alimentación cuando los mismos la Corte, que en todo momento reconoce que
digna”. Su artículo 1º estableció que el inciso figura cuando al paciente se le proporcionan produzcan como único efecto la prolongación en esta renuncia configura un supuesto de auto-
e) del artículo 2º de la ley 26.529 —de “Dere- tratamientos extraordinarios o despropor- el tiempo de ese estadio terminal irreversible o determinación en el marco de los casos que
chos del Paciente en su Relación con los Pro- cionados que únicamente procuran una pro- incurable”. habilitó la ley 26.529. Es decir, incluso si acep-
fesionales e Instituciones de la Salud”— debía longación precaria y penosa de la existencia táramos que la ley era aplicable al caso —algo
modificarse y quedar redactado de la siguien- cuando su muerte se prevé inminente e inevi- Lo expuesto cobra especial relevancia en el que hemos puesto en duda en el apartado ante-
te manera: “e) Autonomía de la voluntad. El table (6). Frente a tal escenario, la renuncia caso de M.A.D., puesto que entendemos que rior—, creemos que se soslayó el debate sobre
paciente tiene derecho a aceptar o rechazar de- de los mencionados tratamientos es lícita (7) sólo dos de los tres requisitos exigidos por la las exigencias de justicia que plantea la invio-
terminadas terapias o procedimientos médicos o y esto fue lo que la ley 26.742 vino a positivi- ley 26.529 y el decreto reglamentario se con- labilidad del derecho a la vida y la discusión en
biológicos, con o sin expresión de causa, como así zar (8). figuraban. Es que de las transcripciones efec- torno a la afirmación de que quitar la alimen-
también a revocar posteriormente su manifes- tuadas en la sentencia de los distintos perita- tación y la hidratación es una forma de afectar
tación de la voluntad. Los niños, niñas y ado- Ahora bien, el decreto reglamentario de la jes médicos e historias clínicas surge que el ese derecho, que no puede ser justificada.
lescentes tienen derecho a intervenir en los ley 26.742 corrigió la redacción originaria de estado de mínima conciencia que tenía M.A.D.
términos de la Ley 26.061 a los fines de la toma este artículo (9), estableciendo una conjunción era irreversible e incurable, mas no terminal. Sambrizzi explica que “aun en el supuesto
de decisión sobre terapias o procedimientos copulativa entre las palabras “irreversible”, La misma Corte señala este hecho en el con- de que se considere irreversible en un perío-
médicos o biológicos que involucren su vida o “incurable” y “terminal” (10) por lo que a par- siderando 14 en los siguientes términos: “hay do de tiempo mayor o menor la muerte de
salud. En el marco de esta potestad, el pacien- tir de su sanción para que sea lícito el rechazo coincidencia entre los profesionales que lo han un enfermo terminal, no resulta moralmente

{ NOTAS }

(4) Artículo 10 de la ley 26.529: “Revocabilidad. La de- guientes términos: “La muerte es un hecho inevitable de a los demás”. Úrsula Basset pedía, entonces que la regla- bles terminales y enfermedades en principio curables,
cisión del paciente o de su representante legal, en cuanto la vida humana, por lo que no se la puede retardar inútil- mentación corrija la negligencia y desatención que en esta pero que han llevado al paciente a un estado crítico. Los
a consentir o rechazar los tratamientos indicados, pue- mente, esquivándola con todos los medios. No puede im- materia parecía tener el legislador (BASSET, Úrsula C., pacientes en estado vegetativo persistente son enfermos
de ser revocada. El profesional actuante debe acatar tal ponérsele al enfermo cuidados que lo lleven a constituirse “La ley que regula decisiones sobre la muerte: la paradoja incurables incapaces, aunque no necesariamente son
decisión, y dejar expresa constancia de ello en la historia en una especie de objeto en manos de la técnica, prolon- de restringir la autonomía personal del paciente bajo pre- terminales; son pacientes con una pérdida de conciencia
clínica, adoptando para el caso todas las formalidades gándose su agonía sin posibilidades de curación, lo que no texto de ampliarla”, La Ley, DFyP, agosto 2012, p. 161). permanente, en coma irreversible, que muchas veces no
que resulten menester a los fines de acreditar fehacien- tiene ninguna finalidad positiva. La medicina debe recu- (10) Así sucedió, pues el artículo 2 del decreto PEN necesita máquinas para garantizar las funciones vitales.
temente tal manifestación de voluntad, y que la misma fue rrir a la tecnología como una aliada, pero siempre que sir- 1089/2012 establece: “El paciente podrá ejercer el dere- Sin embargo, necesitan atención, en particular, como
adoptada en conocimientos de los riesgos previsibles que va a la alta dignidad del espíritu humano. La despersonali- cho previsto en el artículo 2º, inciso e), tercer párrafo de hemos dicho, ser hidratados y alimentados, a veces con
la misma implica. En los casos en que el paciente o su re- zación de la medicina por el uso exagerado de medios téc- la Ley Nº 26.529, modificada por la Ley Nº 26.742, cuando paciencia por la boca, o en la mayoría de los casos me-
presentante legal revoquen el rechazo dado a tratamien- nicos encierra el riesgo de la despersonalización del pa- padezca una enfermedad irreversible, incurable y se en- diante una sonda o una cánula en la pared abdominal,
tos indicados, el profesional actuante sólo acatará tal deci- ciente, tanto en la vida como en la muerte”. SAMBRIZZI, cuentre en estado terminal o haya sufrido lesiones que por gastrostomía. No tienen pronóstico de muerte muy
sión si se mantienen las condiciones de salud del paciente Eduardo A., “Muerte digna: Modificación de la ley 26.529 lo coloquen en igual situación. En caso de discrepancia cercana. En cambio un enfermo en situación terminal
que en su oportunidad aconsejaron dicho tratamiento. La sobre derechos del paciente”, Sup. Esp. Identidad de gé- en las decisiones, podrá recurrir a un comité de bioética. es aquél en el que se prevé que la muerte es segura y
decisión debidamente fundada del profesional actuante se nero. Muerte digna 2012 (mayo), 123, LA LEY, 2012-C, 1117; Tanto del diagnóstico, incluyendo los parámetros fisicop- ocurrirá en un plazo no lejano (hasta seis meses, según
asentará en la historia clínica”. cita online: AR/DOC/2361/2012 síquicos del paciente que lo sustenten, como del ejercicio estiman algunos autores), abandonándose el esfuerzo
(5) Como explica Berbere Delgado la ley 26.742 “impli- (8) No debe confundirse el “encarnizamiento terapéu- efectivo de la autonomía de la voluntad, deberá quedar médico terapéutico para concentrarse en el alivio de los
ca no sólo la posibilidad de anticipar directivas sobre su tico” con la “eutanasia”. Del griego “eu”, bien, y “thana- constancia explícita en la historia clínica, con la firma del síntomas y en el apoyo tanto al paciente como a su fami-
salud, sino que establece el derecho, en función de la au- tos”, muerte, la Real Academia Española la define como médico tratante, del segundo profesional si correspondie- lia”. PERRINO, Jorge Oscar, “La ley de muerte digna”,
tonomía de la voluntad, de rechazar in situ, previamente, la “Acción u omisión que, para evitar sufrimientos a los re, y del paciente o, ante su incapacidad o imposibilidad, DFyP 2012 (agosto), 168, DJ 22/08/2012, 75; cita online:
o a través de terceros, lo que se denomina como el encar- pacientes desahuciados, acelera su muerte con su consen- del familiar o representante o persona habilitada”. AR/DOC/2372/2012
nizamiento terapéutico o la distanasia” BERBERE DEL- timiento o sin él”. Por lo tanto, en el acto eutanásico en- (11) LAFFERRIERE, Jorge Nicolás, “Entre el derecho (14) También Mazzinghi afirmaba que no se trataba de
GADO, Jorge Carlos, “El fin de la distanasia. Comentarios contramos una acción u omisión deliberada de dar muer- a la vida y la autonomía de la voluntad. Comentario a la un caso de encarnizamiento terapéutico (MAZZINGHI,
sobre la modificación a la ley 26.529”, La Ley, Suplemento te a un paciente, motivada en la piedad que éste genera ley 26.742”, en Muerte digna, GIL DOMÍNGUEZ, Andrés Gabriel M., “Qué hacer ante un enfermo con vida vegeta-
Especial Identidad de género-Muerte digna, 2012 (mayo), en la persona que la procura, situación que, como puede (Director), Ed. La Ley, Buenos Aires, 2013. tiva”, LA LEY, 2013-D, 319, AR/DOC/2321/2013). En con-
85. apreciarse, dista del rechazo de los tratamientos despro- (12) Considerando 10. No sabemos la fecha en que este tra: BARD, Griselda Isabel, “Muerte digna por represen-
(6) Sostiene Sgreccia que se puede configurar ensa- porcionados y extraordinarios por parte del paciente que profesional indicó que la situación era “terminal”, lo cual tación”, LLPatagonia 2013 (junio), 01/06/2013, 955, AR/
ñamiento terapéutico en los siguientes casos: a). “Cuando describimos. resulta decisivo en tanto se interpreta como terminal una DOC/2031/2013.
se utilizan los medios técnicos en quien está prácticamen- (9) Fue Úrsula Basset quien llamó la atención sobre enfermedad que tiene un pronóstico de vida de entre 3 y (15) Ver por ejemplo ZAMBRANO, Pilar, “La Distin-
te muerto —por tanto después de la muerte clínica—”; b) el tema: “El sujeto de la ley (el paciente que presente una 6 meses. ción entre Aceptar la Muerte y Elegir la Muerte. La Razo-
“Cuando se interviene con las terapias médicas o quirúr- enfermedad irreversible, incurable o se encuentre en (13) “El estado vegetativo no es una enfermedad ter- nabilidad de la Injerencia del Estado en la Omisión de Cui-
gicas (excepto las ordinarias) en sentido desproporciona- estado terminal o haya sufrido lesiones equivalentes) es minal. La expresión enfermo incurable significa que la en- dados Médicos”, Revista de Derechos Humanos, 2010, vol.
do respecto de los efectos previsibles”. SGRECCIA, Elio, sorprendemente amplio. Adviértase que los descriptores fermedad es, prima facie, imposible de revertir. Enfermo 1, p. 129; LAFFERRIERE, Jorge Nicolás, “La eutanasia y
“Manuale di Bioetica, Vita e Pensiero”, Milano, 2007, 4ª se encuentran separados por una disyuntiva, admitiéndo- terminal expresa la cercanía de una muerte, inevitable, la justicia en el final de la Vida”, en Tratado de Derechos
edición, ps. 907-914, 9. se —según las reglas de la gramática— cualquiera de los no obstante que la enfermedad por su naturaleza pueda Constitucionales, Julio César Rivera (h.) y otros (Directo-
(7) Sobre el particular, se expide Sambrizzi en los si- supuestos alternativamente o alguno de ellos excluyendo ser curable. Por eso encontramos enfermedades incura- res), Abeledo-Perrot, 2014, p. 822-862.
miércoles 15 DE juLio DE 2015 | 9

admisible la discontinuación de la nutrición e V. Las precisiones efectuadas por la Corte Supre- que “deberá exigirse que la objeción sea mani- no sólo la individual, especialmente teniendo
hidratación artificiales, por cuanto ello consti- ma para los casos futuros festada en el momento de la implementación del en cuenta que en el país existen estableci-
tuye el soporte básico para la supervivencia, y protocolo o al inicio de las actividades en el esta- mientos médicos confesionales.
su supresión contribuye a acelerar en forma El considerando 30 dispone: “Que si bien blecimiento de salud correspondiente”. Ello así,
innecesaria su muerte, sin beneficio alguno en este caso particular no corresponde reali- para que “toda institución que atienda a las si- VI. Colofón
para el paciente” (16). zar juicio alguno relativo a la circunstancia de tuaciones aquí examinadas cuente con recursos
que la solicitud de las hermanas de M.A.D. fue humanos suficientes para garantizar, en forma En este primer comentario, que segura-
En todo caso, lo discutido en esta causa se judicializada, el Tribunal estima conveniente permanente, el ejercicio de los derechos que la ley mente será enriquecido por el diálogo acadé-
limita únicamente a la cuestión de la alimen- formular algunas precisiones respecto de cómo les confiere a los pacientes que se encuentre en la mico, podemos concluir:
tación y la hidratación y no puede ser usada la deberán tratarse, en el futuro, situaciones en las situación contemplada en la ley 26.529 (21)”.
sentencia como antecedente para intentar le- que se pretenda hacer efectivo el derecho a la a) La sentencia no crea ningún derecho a la
gitimar la eutanasia. Así lo dice la misma Cor- autodeterminación en materia de tratamientos En primer lugar, la Corte repite el esque- eutanasia, sino que reafirma el acuerdo exis-
te cuando enfatiza que “no fue intención del le- médicos”. ma del caso “F.A.L.” y exhorta al dictado de tente en torno a que no son admisibles las
gislador autorizar las prácticas eutanásicas, ... un protocolo. La experiencia de esa senten- prácticas eutanásicas (ley 26.529, ley 26.742
sino admitir en el marco de ciertas situaciones De esta manera la Corte efectúa dos reco- cia sobre aborto no ha sido satisfactoria en y ley 26.994 —Código Civil y Comercial—).
específicas la “abstención” terapéutica ante la mendaciones: 1) la no judialización de estos cuanto al aporte de esos protocolos a la segu-
solicitud del paciente” (considerando 13). casos en el futuro; 2) el dictado de protocolos ridad jurídica y la protección de la vida. Los b) La sentencia ratifica que la ley 26.742
para que el personal sanitario pueda ejercer protocolos sobre aborto: a) han tenido dispar configuró supuestos específicos para la “abs-
IV. El consentimiento informado de M.A.D. su derecho de objeción de conciencia sin que fuerza normativa (algunos se aprobaron por tención terapéutica”, que permite lícitamen-
ello se traduzca en derivaciones o demoras ley, otros por decreto, o por resolución mi- te evitar el encarnizamiento terapéutico.
Al considerar aplicable al caso la ley 26.742, que comprometan la atención del paciente nisterial e incluso el de la Nación se difundió
la Corte entiende que sólo la persona misma (considerando 32). sin sustento formal alguno); b) han tenido di- c) La cuestión queda circunscripta a si la
del paciente puede decidir el retiro de la ali- versos criterios para interpretar las causales alimentación y la hidratación se consideran
mentación y la hidratación. Sin embargo, la V. 1) La no judialización del artículo 86; c) han pretendido ampliar en encarnizamiento terapéutico o prácticas eu-
Corte se encontró con un problema: el pacien- los hechos esas causales; d) han limitado en tanásicas. La sentencia entiende que sí lo son
te no brindó ninguna directiva anticipada for- La Corte resalta que de la letra de la ley exceso la objeción de conciencia; e) han ex- y que no está afectado el derecho a la vida y
malizada por escrito (considerando 18) y no se no surge que el legislador haya exigido que cluido la objeción de conciencia institucional, encuadra esta decisión como parte del ejer-
podía preguntarle ahora cuál era su voluntad. el ejercicio de los derechos contemplados en entre otros problemas. No profundizaremos cicio de la autonomía. Nosotros entendemos
Incluso se agrega en el mismo considerando: la ley 26.742 se encuentre sujetos a autori- aquí la cuestión, pero nos permitimos disen- que retirar la alimentación y la hidratación
“tal omisión no puede entenderse indicativa zación judicial previa, por lo que mal puede tir con la metodología de dejar librado a me- es una acción que lleva a la muerte como con-
de voluntad alguna si se tiene en considera- exigirse ésta como requisito del ejercicio de ros protocolos la decisión sobre derechos tan secuencia necesaria. Por eso, consideramos
ción que al momento del accidente no sólo no aquéllos. decisivos como la vida y la salud de las per- que no es admisible tal acción y afecta el de-
se encontraban vigentes las normas que aquí sonas desde su concepción hasta su muerte recho a la vida. El asunto no fue mayormente
se examinan, sino que esa práctica no era ha- Ahora bien, el Tribunal sujeta la no judia- natural. profundizado en la sentencia.
bitual ni se hallaba tan difundida socialmente lización a la verificación de tres requisitos:
la posibilidad de hacerlo como ocurre en la 1) que la decisión tomada por el paciente En otro orden, la exigencia de registrar d) Sin perjuicio de lo anterior, entendemos
actualidad”. respecto de la interrupción de tratamientos la objeción de conciencia puede significar que, a diferencia de lo resuelto por el Alto
médicos se ajuste a los supuestos y requisitos problemas operativos significativos para la Tribunal, en el caso no había una situación
De allí que la Corte recurra a la segunda de establecidos por la ley 26.529; 2) se satisfa- actuación de los médicos y profesionales de “terminal”, tal como exige el artículo 2, inciso
las importantes modificaciones introducidas gan las garantías y resguardos de las leyes la salud. Es que la objeción de conciencia se e), de la ley 26.529 para el retiro de la alimen-
por la ley 26.742 que se refiere al “consen- 26.061, 16.378 y 26.657; 3) no surjan contro- plantea siempre caso a caso, en el marco de tación y la hidratación.
timiento por representación”. En efecto, esta versias respecto de la expresión de voluntad la relación médico-paciente. El problema de
ley vino a reformar la ley 26.529 de derechos en el proceso de toma de decisión (20). los protocolos es que tienden a desbalancear e) La sentencia aplica la ley 26.742 y el ar-
del paciente en lo que concierne al llamado la relación médico-paciente, convirtiendo al tículo 21 de la ley 24.193 reconstruyendo la
“consentimiento por representación” y modi- Entendemos que la aclaración efectuada médico en mero prestador y ejecutor de los voluntad del paciente por una mera declara-
ficó el artículo 6º para establecer que, en caso por la Corte en este sentido resulta innecesa- pedidos del paciente. Incluso, el reciente pro- ción jurada de las hermanas, soslayando otros
de incapacidad de la persona o imposibilidad ria, puesto que justamente la justicia habrá tocolo de abortos no punibles pretende que el posibles aportes, dando una muy endeble base
de brindar el consentimiento, el mismo sea de intervenir cuando los profesionales de la médico no pueda opinar sobre lo mejor para jurídica a la trascendente decisión adoptada.
dado por las personas indicadas en el artículo salud o el paciente entiendan que alguno de el paciente, si tuviera una postura contraria
21 de la ley 24.193 de trasplantes de órganos, estos requisitos no se verifica o duden acerca al aborto. Ello no refleja la riqueza humana f) La sentencia insta a la “no judicializa-
con los requisitos y el orden de prelación allí de si se presentan. Por ello estimamos que profunda que subyace en tal relación, que se ción” de casos futuros, soslayando las enor-
establecidos (17). casos como el de M.A.D., en el que se debatía basa en la confianza y el diálogo. Silenciar a mes complejidades que tiene la materia y las
acerca de si su condición encuadraba dentro una de las partes no sólo empobrece esa re- posibles situaciones que exceden la norma
Y aquí aparece una nueva dificultad en de las previsiones de la ley 26.742 y si sus her- lación, sino que resulta contradictorio con la general sentada por la ley 26.742.
la sentencia de la Corte. En efecto, la Corte manas tenían legitimación suficiente como noción misma de consentimiento informado.
señala que “de ningún modo puede conside- para decidir acerca de su persona, continua- Pretender elaborar un listado de objetores g) La sentencia reconoce el derecho a la ob-
rarse que el legislador haya transferido a las rán siendo judicializados en la medida que su inhabilitados de intervenir ante pacientes jeción de conciencia; y eso resulta positivo. Sin
personas indicadas un poder incondicionado complejidad así lo exija. que demandan su “muerte digna” por retiro embargo propone la aprobación de protoco-
para disponer la suerte del paciente mayor de la alimentación y la hidratación es una exi- los, lo que tiende a limitar su ejercicio, máxime
de edad que se encuentra en un estado total y V. 2) El dictado de protocolos para los objeto- gencia que desconoce las complejidades de la cuando establece que se haga en forma previa
permanente de inconsciencia” (considerando res de conciencia actuación cotidiana de los profesionales de y a través de listados, desconociendo que la
22). Sin embargo, para la toma de esta tras- la salud y agrega problemas a la ya delicada objeción se realiza en el caso concreto.
cendente decisión, recurre a una mera decla- El último considerando del fallo se dedica a situación.
ración jurada de las hermanas sobre cuál fue resaltar la necesidad de que las autoridades El caso resuelto el 7 de julio era dramático.
la voluntad del paciente. No hay mayor detalle correspondientes dicten protocolos tendien- Tales listados también pueden llegar a Incluso, por misteriosa coincidencia, ese mis-
sobre cómo llegaron las hermanas a ese testi- tes a amparar a los objetores de conciencia convertirse en mecanismos indirectos de mo día, luego de 20 años, falleció M.A.D., tras
monio o sobre su consistencia. y garantizar la prestación de los servicios de discriminación para los objetores, al quedar unos días de internación, por neumonía, y la
salud. rotulados y expuestos a futuras exclusiones sentencia no llegó a aplicarse. Muchos aspec-
Al respecto sorprende la debilidad jurídica en promociones o concursos de cargos (22). tos de toda esta situación están en el plano
de la decisión que no contempla la riqueza de Tanto la ley 26.742 como su decreto regla- de lo desconocido, como por ejemplo qué
elementos que configuran el llamado “consen- mentario omitieron regular tal cuestión. Y Por otra parte, nos preguntamos qué pasa- significa el estado de “mínima conciencia” y
timiento informado”. Igualmente el caso deja si bien el derecho de objeción de conciencia ría si un profesional de la salud que trabaja qué percepción tiene el paciente de tal situa-
en evidencia la crítica que se hizo a la remisión reviste raigambre constitucional, por lo que en una institución se convierte en objetor de ción. Así, ante tanta complejidad y misterio,
a la ley 24.193 afirmando que “no es lo mismo cualquier profesional de la salud podría ha- conciencia con posterioridad a la implemen- y ante la duda de si son aplicables los princi-
legislar y decidir sobre la disponibilidad de berse amparado en ella más allá de que la tación del protocolo en dicho establecimien- pios referidos al encarnizamiento terapéuti-
los órganos de un cadáver que sobre la vida normativa mencionada no lo haya estableci- to. ¿Puede ser obligado a realizar los actos co, somos partidarios de reafirmar siempre
y la muerte de quien está vivo” (18). En efecto, do, celebramos que la Corte expresamente previstos por la ley 26.742 en contra de sus el principio de precaución que nos señala el
mientras que la disposición del cadáver ocu- remarque que se encuentran legitimados íntimas creencias? ¿Recibirá alguna sanción deber de abstenerse de tomar decisiones que
rre en un momento único, aquí se soslaya todo para ejercerlo. administrativa si no lo hace? puedan significar una acción u omisión que
el proceso médico del paciente y la voluntad provoque la muerte. l
es reconstruida a partir de las hermanas luego No obstante, creemos que las directivas También consideramos que hubiera sido
de pasados 20 años, soslayando otros posibles impartidas por el Máximo Tribunal en la ma- conveniente que la Corte reconozca que exis- Cita on line: AR/DOC/2360/2015
testimonios (19). teria lo limitan en demasía. La Corte dispone te la objeción de conciencia institucional; y

{ NOTAS }
(16) SAMBRIZZI, Eduardo A., “Derecho y Eutanasia”, la voluntad del paciente, algunos interpretan que esta ley ción jurada tuya bastará para desconectarme”, en http:// jeción de conciencia ejercida por los médicos, donde pi-
1ra. ed., La Ley, Buenos Aires, 2005, p. 211 otorgó un mandato de actuación a los parientes (Ver por todosobrelacorte.com/2015/07/09/una-declaracion-jurada- dieron el desplazamiento de un jefe de Servicio (http://
(17) En este punto, el fallo ha suscitado una cuestión ejemplo REY, Malena, op. cit.). tuya-bastara-para-desconectarme/ (acceso: 10/7/2015). www.unosantafe.com.ar/santafe/Hospital-Iturraspe-pi-
interpretativa: mientras que la sentencia entiende que (18) LÓPEZ DELGADO, Floreal, “La ley 26.742 de (20) Considerando 32, p. 32. den-que-el-jefe-del-Servicio-de-Ginecologia-sea-desplaza-
las personas que actúan por representación no pueden ‘Muerte Digna”, 30-jul-2012, MJ-DOC-5895-AR. (21) Considerando 33, segundo párrafo, p. 32. do-20150708-0019.html).
decidir “por sí”, sino que únicamente deben testimoniar (19) Ver THURY CORNEJO, Valentín, “Una declara- (22) Ver la situación planteada en Santa Fe por la ob-
10 | miércoles 15 DE juLio DE 2015

La supresión de dificado por el art. 1º de la ley 26.742), según


el cual no deben interrumpirse las “medidas
debiendo recordar al respecto, entre otras, la
relativamente reciente res.  1859 dictada con
Esos testimonios, que tienen el alcance
de las Directivas anticipadas que permite la
la alimentación y acciones para el adecuado control y alivio fecha 25 de enero de 2012 por la Asamblea ley 26.529, no debieron a nuestro juicio ad-
e hidratación constituye del sufrimiento del paciente”. También resol-
vió, de manera general, que no debía exigirse
Parlamentaria del Consejo de Europa, titu-
lada “Protección de los derechos humanos y
mitirse, ya que como expresamente dispone
el precitado art. 11 de dicha ley, “deberán ser
un acto de eutanasia una autorización judicial para convalidar las la dignidad mediante la consideración de los aceptadas por el médico a cargo, salvo las que
medidas tomadas por los pacientes respecto deseos previamente expresados de los pa- impliquen desarrollar prácticas eutanásicas,
viene de PÁGINA 5 de la continuidad de los tratamientos médi- cientes”, donde se sentó un principio según el las que se tendrán como inexistentes”; y ésa
cos, en la medida en que éstas se ajusten a cual “la eutanasia, en el sentido del asesinato es precisamente la situación, advirtiéndose
los supuestos y requisitos establecidos en intencional por acción u omisión de un ser una clara contradicción entre dicha norma y
ordenamiento jurídico, ya que una acción de la ley 26.529, se satisfagan las garantías y humano dependiente por su alegado benefi- la que permite el rechazo de la alimentación
esa naturaleza configuraría el delito de homi- resguardos consagrados en las leyes 26.061, cio, debe siempre ser prohibida”. e hidratación. Lo expresado, sin perjuicio de
cidio por omisión simple. 26.378 y 26.657 y no surjan controversias res- señalar que un procedimiento como el refe-
pecto de la expresión de voluntad en el proce- b) El ser humano debe ser respetado en su dig- rido a efectos de informar sobre la voluntad
El Tribunal Superior de Justicia de la so de toma de decisión, debiendo el personal nidad, cualquiera sea la situación en la que se del paciente, no alcanza en absoluto para ga-
Provincia del Neuquén dejó sin efecto la sanitario ejercer su derecho de objeción de encuentra rantizar el máximo respeto a su autonomía y
sentencia con distintos argumentos, resolu- conciencia en el momento de la implantación asegurar que ésta efectivamente sea respeta-
ción contra la cual tanto el curador ad litem del protocolo o al inicio de las actividades en Es cierto que la ley 26.529 permite en de- da, siendo el mismo pasible de interferencias
del paciente como el representante del Mi- el establecimiento de salud correspondiente. terminadas circunstancias como en la que se que pueden violar el ámbito de libertad en
nisterio Público de Incapaces interpusieron encontraba el paciente, discontinuar los pro- que aquél debe adoptar las decisiones funda-
recurso extraordinario, sosteniendo, entre III. Nuestro comentario cedimientos de alimentación e hidratación, mentales acerca de su persona.
otros argumentos, que el paciente no padecía pero también lo es que al constituir tal omi-
una enfermedad terminal, y que si bien se en- Ante todo, no podemos ignorar la dura y siva actitud, como recién sostuvimos, un acto De cualquier manera, lo cierto es que la
contraba en estado vegetativo permanente, angustiosa situación en la que se encontra- de eutanasia, nuestro más Alto Tribunal debió autonomía y la libertad de las personas son
el mismo gozaba de un estado de salud esta- ba no sólo el paciente —fallecido pocas ho- haber declarado dicha norma inconstitucio- derechos de menor entidad que el derecho a
ble. Como también, que la alimentación y la ras después de dictada la sentencia—, sino nal —por atentar contra la vida— y revocar lo la vida, que es de carácter absoluto y existe
hidratación no constituyen procedimientos también sus hermanas, al tener que hacerse resuelto por el Tribunal Superior de Justicia desde la concepción hasta la muerte natural,
extraordinarios o desproporcionados, sino cargo de una persona que se hallaba en esta- del Neuquén. Lo que no hizo, a pesar de que la teniendo la autonomía y la libertad claras
necesidades básicas de todo ser viviente, no do vegetativo desde hacía muchos años; más propia Corte afirmó en la sentencia que en el limitaciones, por lo que cuando chocan con
habiendo su representado, expresado volun- aún por tratarse de un hermano. tema se encontraba involucrado el derecho a el valor vida, deben subordinarse a ésta. En
tad alguna respecto al retiro del soporte vital. la vida y a la dignidad que le asiste a todo ser efecto, aparte de que el respeto a la autonomía
Pero tal circunstancia no nos impide efec- humano por el solo hecho de ser persona, lo personal no puede ser interpretado con un al-
II. La sentencia de la Corte Suprema de Justicia tuar un análisis sereno y objetivo de la sen- que prohíbe —agregó— tratarla con base en cance tal que signifique, por ejemplo, admitir
tencia de la Corte Suprema de Justicia, con consideraciones utilitarias o discriminatorias, que una persona puede disponer libremente
De conformidad con el Dictamen de la Sra. el que no coincidimos. así como establecerse una discriminación en- de su libertad, tampoco puede admitirse que
Procuradora General de la Nación, la Corte tre vidas dignas e indignas de ser vividas. pueda disponer de su vida, habiendo sido la
confirmó la sentencia del Tribunal Superior a) La alimentación y la hidratación no consti- inviolabilidad e indisponibilidad de la misma
del Neuquén. Como previo a la sentencia, or- tuyen un tratamiento de carácter extraordinario Y es precisamente con fundamento en la establecida por multitud de filósofos, desde
denó al Cuerpo Médico Forense la realización dignidad de la persona —que deriva del he- Aristóteles hasta Kant. La consagración de
de estudios científicos al paciente, además de Señalamos en primer lugar, que el hecho cho de constituir un ser que ha sido creado un derecho a la vida, que resulta tanto de
efectuar una consulta científica al Instituto de quitar a una persona la alimentación y a imagen y semejanza de Dios y por tener un Convenciones internacionales como del dere-
de Neurociencias de la Fundación Favaloro, la hidratación —como se resolvió en la sen- fin trascendente—, que ésta tiene una serie cho interno de cada país, tiene como alcance
de todo lo cual resultó informado que aquél tencia en análisis—, la lleva a su inmediata de derechos fundamentales de carácter in- el de consagrar la existencia de un derecho
padecía un estado de conciencia mínima y muerte, habiendo afirmado al respecto San violable y que no pueden ser impunemente inalienable e irrenunciable, que tiene un va-
que su situación era irreversible. Juan Pablo II, entre otros documentos, en conculcados, entre otros, a que se respete su lor superior al del resto de los derechos, pues
la Carta de los Agentes de la Salud, que “la vida desde el comienzo de su existencia hasta su existencia condiciona el efectivo ejercicio
Con fundamento en dichos estudios y con- alimentación y la hidratación, aun artificial- su conclusión en forma natural. Y ello, con in- de estos últimos. El derecho a la vida entraña
sulta, como también en las restantes cons- mente administradas, son parte de los trata- dependencia de su condición, de su estado de el deber de respetar la propia vida, de la que
tancias e informes médicos agregados al mientos normales que siempre se le han de salud, de su raza y de cualquier otra circuns- no se puede disponer, por cuanto el hombre
expediente, el Alto Tribunal llegó a la con- proporcionar al enfermo cuando no resultan tancia, siendo ese derecho patrimonio de no es dueño de sí mismo ni de su vida.
clusión de que el paciente sufría un evidente gravosos para él: Su indebida suspensión sig- todo hombre por el solo hecho de serlo, por
trastorno de conciencia grave, y que se halla- nifica una verdadera y propia eutanasia”. Eu- lo que no puede encontrarse a disposición de Conocida es la noción de la denominada
ba en la imposibilidad de comunicarse o de tanasia que, en el fondo, consiste en un acto la voluntad, mayoritaria o no, de las demás “pendiente resbaladiza de los pasos sucesi-
comprender a través de lenguaje alguno, no de falsa piedad hacia el que sufre, puesto que personas. vos”, que hace que una vez abierta una bre-
presentando evidencia de actividad cognitiva la verdadera solidaridad consiste en prestar- cha en el principio de la intangibilidad de la
residual, todo lo cual era irreversible. le asistencia a ese ser, en lugar de eliminarlo; El ser humano moribundo, o en estado ve- vida humana, sobre el presupuesto del móvil
así como, por lo general, en una falsa conmi- getativo —como ocurre en el caso en análi- compasivo se vaya extendiendo la eutanasia,
Sostuvo la Corte que de conformidad a lo seración, al buscar el camino más cómodo y sis— debe ser más que nunca respetado en de la omisiva a la activa del moribundo, del
dispuesto en el art. 5º, inc. g) de la ley 26.529, fácil para resolver los problemas de la per- su dignidad ontológica y moral, lo que nece- enfermo incurable no terminal, a los seres de-
luego de su reforma por la ley 26.742, el pa- sona, puesto que en lugar de sacrificarse por sariamente tiene como consecuencia que se formes, como asimismo, por qué no, también
ciente podía rechazar determinadas terapias ésta y darle los cuidados necesarios, se lo proteja, cobije y acoja su vida, precisamente a los ancianos, a los disminuidos psíquicos, o
o procedimientos médicos o biológicos, tales elimina, muchas veces por comodidad o para cuando se encuentra en su condición más a los enfermos mentales. Lo que así ocurriría
como la hidratación o alimentación, cuando evitar el sufrimiento propio. débil y amenazada. No queremos dejar de en el no imposible supuesto de deterioro de
los mismos produjeran como único efecto la recordar una Declaración del Comité Natio- las premisas morales en las que debe basarse
prolongación en el tiempo del estado irrever- Ni aun practicadas en forma artificial, la nal d´Éthique pour les Sciences de la Vie, de la conducta humana.
sible e incurable en el que se encontraba, que alimentación e hidratación del paciente cons- Francia, en el sentido de que “los pacientes
calificó como terminal. Y que, no obstante que tituyen un acto médico extraordinario, sino en estado de coma vegetativo crónico son se- La autonomía y la libertad de las personas
no había brindado ninguna directiva anticipa- un medio ordinario y proporcionado para la res humanos que tienen tanto más derecho tienen variados límites que son ampliamente
da formalizada por escrito respecto a la con- conservación de la vida, puesto que se tra- al respeto debido a la persona humana cuan- reconocidos en las sociedades civilizadas. Si
ducta médica a seguir con relación a la situa- ta de conductas normales y necesarias que to que se encuentran en un estado de gran la libertad, el honor, la educación, son bienes
ción en la que se encontraba, debido a que en practican todas las personas, estén o no en- fragilidad”, de lo que resulta existencia de irrenunciables, con mayor razón aún lo es la
la actualidad no podía expresar su voluntad en fermas o se encuentren o no en estado vege- una relación proporcional entre el respeto a vida humana, que está menos aún a nuestra
razón de su estado de salud, el consentimiento tativo, habiendo sido las mismas considera- la vida de la persona y la debilidad en la que disposición que la libertad misma. Se ha se-
para la supresión de la alimentación e hidra- das como necesidades básicas del paciente. En ésta se encuentra: A mayor debilidad del en- ñalado con razón al analizar el contenido de
tación podía ser hecho por las personas auto- tal sentido, creemos que aun en el supuesto fermo, mayor respeto por parte del médico. la ley 26.529, y particularmente lo referido al
rizadas por el art. 21 de la ley 24.193 —al que de que se considere irreversible en un pe- respeto de la autonomía de la voluntad con-
remite el art. 6º de la ley 26.529—, en el caso, ríodo de tiempo más o menos prolongado la c) En cuanto al principio de autonomía del tenido en los incs. c) y e) del art. 2º, que dicha
sus hermanas, las que declararon que ésa era muerte de un enfermo terminal, no resulta paciente autonomía está limitada por el orden público,
la voluntad de su hermano. Aclaró la Corte moralmente admisible dejar de proveerle nu- la moral y las buenas costumbres, y el daño
que de ningún modo podía considerarse que el trición e hidratación artificiales, por cuanto Fundamentó también la Corte su resolu- a terceros, así como también, que la libertad
legislador hubiera transferido a las personas ello constituye el soporte básico para la su- ción en el principio de autonomía del pacien- del paciente no es absoluta, ya que no podría
indicadas en la ley 24.193 un poder incondicio- pervivencia, y su eliminación contribuye a te, que habría expresado su voluntad a través obligar al médico a dañarlo —por comisión u
nado para disponer de la suerte del paciente acelerar en forma innecesaria su muerte, sin de sus hermanas, que, según la sentencia, pu- omisión—, o a dañar a un tercero en benefi-
mayor de edad que se encuentra en un estado beneficio alguno para el paciente. Por lo que, dieron representarlo en razón del reenvío que cio propio o de otra persona.
de inconsciencia, sino que las mismas sólo po- en principio —o sea, en la medida y mientras hace el art. 6º de la ley 26.529 a una ley como
dían testimoniar —bajo declaración jurada— se demuestre que cumplen su propia finali- la ley 24.193 —dictada para otras cuestiones Debemos asimismo recordar con relación
sobre la voluntad de aquél al respecto. dad de procurar la hidratación y la nutrición distintas, como lo es el trasplante de órganos al principio de autonomía, el caso de Dianne
del paciente—, la supresión de tales elemen- y de materiales anatómicos—, las cuales de- Pretty, en el cual el Tribunal Europeo de
Finalmente nuestro más Alto Tribunal fa- tos constituye, a nuestro juicio, un claro acto clararon que el paciente había expresado su Derechos Humanos resolvió en el año 2002
lló en el sentido de que debía discontinuarse de eutanasia omisiva. voluntad en el sentido que de encontrarse en la inexistencia de un derecho a procurarse
la alimentación e hidratación del paciente; No una situación como en la que efectivamente la muerte —ya sea de manos de un tercero
obstante, ordenó dar cumplimiento al último En distintos ámbitos se ha ido cuestionan- se encontraba, quería que no lo continuaran o con la asistencia de la autoridad pública—,
párrafo del art. 2º, inc. e) de la ley 26.529 (mo- do cada vez con mayor énfasis la eutanasia, alimentando ni hidratando. habiéndose decretado en dicha resolución
miércoles 15 DE juLio DE 2015 | 11

que el derecho de los Estados (en el caso, el de acortar la vida. El derecho a morir con El abandono del principio de la indisponi-
de Gran Bretaña) de amparar la vida de las dignidad no está relacionado con el hecho de bilidad de la vida humana es susceptible de
! NOVEDADES
personas bajo su jurisdicción, es superior al morir, sino con la forma de hacerlo, consti- llevar, más tarde o más temprano, al prin- FONDO EDITORIAL
derecho a la autonomía personal de los indi- tuyendo una cuestión ajena a un por cierto cipio opuesto, de la disponibilidad absoluta
viduos. inexistente derecho a morir, que es el que pre- de la misma; conocido es el argumento de
tenden tener quienes dan una importancia la pendiente resbaladiza, resultando por de-
d) ¿Qué debe entenderse por muerte digna? exageradamente decisiva a la autonomía y a más evidente que cuando se abre una puerta Constitución de la Nación
la libertad del paciente para decidir cuándo a este tipo de situaciones, resulta imposible
No bien conocida la sentencia dictada por se le deben discontinuar los auxilios médicos. mantener esa puerta nada más que un poco Argentina
la Corte Suprema de Justicia, en distintos abierta y sólo para algunos supuestos espe- Comentada y Concordada
medios escritos y televisivos se afirmó que e) Con respecto a la objeción de conciencia ciales. Es que una vez dado el paso funda-
dicho Tribunal había dictado un fallo por el mental, los demás vienen como consecuen- María Angélica Gelli
que había ratificado el derecho del paciente No podemos compartir la afirmación efec- cia, y lo que pretendió ser una reivindicación
a tener una muerte digna, o frases similares. tuada en la sentencia en el sentido de que el más de la autonomía humana termina convir- 4ª edición ampliada
personal sanitario debe ejercer su derecho tiéndose, lisa y llanamente, en la legitimación y actualizada
Naturalmente que nadie puede estar seria- de objeción de conciencia en el momento de descarnada del asesinato de los más débiles. 8ª reimpresión 2015
mente en desacuerdo con el hecho de tener la implantación del protocolo o al inicio de las
una muerte digna. Es que así como existe un actividades en el establecimiento de salud co- La dignidad es una condición inherente a
derecho a la vida, también existe un derecho, rrespondiente la persona humana desde el comienzo de su
que corresponde a toda persona y, en particu- existencia, teniendo la persona como conse- La Ley
lar, al moribundo, de tener una muerte digna, Resulta claro que ese derecho, que goza cuencia una serie de derechos fundamenta-
siendo fundamental la solidaridad que debe de raigambre constitucional (CS, Fallos: 312- les de carácter inviolable y que no pueden
guardarse para con el enfermo —en especial, 496), puede ser ejercido en cualquier tiempo, ser impunemente conculcados, entre otros, 2 tomos
con el enfermo terminal—, no pudiendo des- no pudiendo nadie ser forzado a contrariar a que se respete su vida desde el comienzo
conocérsele el derecho a morir con dignidad, las propias convicciones morales y cientí- de su existencia hasta su conclusión en forma
sin mengua de no respetárselo como persona. ficas, ejecutando o haciendo ejecutar actos natural.
incompatibles con ellas.
La cuestión es ¿qué es lo que debe enten- El principio de la autonomía personal no
derse por muerte digna? Son varios los as- En otras palabras, en la objeción de con- puede ser interpretado con un alcance tal Manual de Derecho de Daños
pectos involucrados en el ejercicio de este ciencia se está frente al derecho a negarse que signifique admitir que una persona pue-
derecho, entre los que puede señalarse el de a observar determinadas conductas cuando da disponer libremente de su vida, ya que el
morir con el apoyo de la medicina paliativa, ellas violentan la propia conciencia, por lo derecho a la vida es prioritario e indisponible
en un ambiente de paz y serenidad, acompa- que limitar su ejercicio se opone a la esencia y de carácter absoluto, así como anterior al Celia Weingarten
ñado de sus seres queridos y manteniendo misma del instituto, verdadero derecho fun- Estado, existiendo el deber genérico de pre- (Directora)
una relación enriquecedora con las personas damental que se posee en forma continuada servarla.
que lo rodean, confortado espiritualmente, en el tiempo y no sólo en una oportunidad de- 2ª edición
en paz consigo mismo y con Dios. No se trata terminada. Por todo lo cual no coincidimos con la so-
de un inexistente derecho a procurar o ha- lución admitida en el fallo que comentamos,
cerse procurar la muerte, sino de morir se- IV. Conclusión ni tampoco con lo expresado al final del mis-
rena y naturalmente, en el momento en que mo, en el sentido de que el personal sanitario
la muerte llega, sin que nadie la adelante en Creemos que la alimentación e hidratación debe ejercer su derecho de objeción de con- La Ley
forma artificial y sin sufrimientos inútiles o de un paciente en estado terminal —inclusive ciencia en el momento de la implantación del
innecesarios. la procurada de manera artificial—, no cons- protocolo o al inicio de las actividades en el
tituye un encarnizamiento terapéutico, no establecimiento de salud correspondiente,
Una muerte digna requiere, asimismo, resultando moralmente admisible dejar de ya que la objeción de conciencia no consiste
evitar que el paciente sea objeto contra su proveer dichos elementos, por cuanto ellos en un derecho de ejecución única, por lo que
voluntad de experimentaciones, así como no son sino el soporte básico para la super- puede ser ejercido en cualquier momento, no
de que se lo haga objeto de tratamientos vivencia. Por lo que, en principio y sin per- pudiéndoselo restringir a un momento o si-
médicos extraordinarios o desproporcio-
nados —como con razón se contempla en
juicio de la existencia de supuestos especialí-
simos de excepción, su supresión constituye,
tuación determinada, como afirma el Tribu-
nal en su sentencia. l
Tratado de Derechos de Niños,
la ley 26.529—, teniendo derecho a recibir a nuestro juicio, un claro acto de eutanasia Niñas y Adolescentes
atención médica para aliviar el dolor o el su- omisiva, ya que su retiro causa en pocos días
frimiento, aun cuando pudiera eventualmen- indefectiblemente y en forma innecesaria la Cita on line: AR/DOC/2332/2015
te tener como efecto secundario no querido muerte del paciente. Silvia Eugenia
Fernández
(Directora)

tirse el reclamo con relación a los “aportes


panorama QUINCENAL voluntarios”.
AbeledoPerrot
CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA NACION CS, Diego, Claudia Lidia c. Estado Nacional s/
amparos y sumarísimos, 16/06/2015
3 tomos
Sumarios de sentencias relevantes publicadas durante la última quincena Tribunal de origen: Cámara Federal de la Se-
guridad Social (Sala III).
Prestaciones de salud para Firmantes: Ricardo L. Lorenzetti. — Elena
I. Highton de Nolasco. — Carlos S. Fayt. — Firmantes: Ricardo L. Lorenzetti. — Elena
personas discapacitadas Juan C. Maqueda. I. Highton de Nolasco. — Carlos S. Fayt. —
Juan C. Maqueda. Manual de Obligaciones Civiles
La sentencia que condenó al Servicio Nacio- Cita on line: AR/JUR/24252/2015 y Comerciales
nal de Rehabilitación y a la Comisión Nacio- Cita on line: AR/JUR/24253/2015
nal Asesora para la Integración de las Per- Según el nuevo Código Civil y Comercial
de la Nación
sonas Discapacitadas a brindar la cobertu- Traspaso de los fondos
ra total de las prestaciones de la amparista,
con base en la interpretación que realizó del depositados en la cuenta de Legitimación de las asociaciones
Sandra M. Wierzba
art. 1º de la ley 24.901, debe ser dejada sin capitalización individual. civiles en procesos colectivos
efecto, pues el juzgador soslayó que, en el
caso, no se encuentran cumplidos los requi- Mayorías en tribunales Tratándose de la protección de derechos co-
sitos exigidos en la norma, esto es: la falta colegiados lectivos referente a intereses individuales
de afiliación por parte de aquella a una obra homogéneos de los usuarios financieros, la
social y la imposibilidad de la peticionaria La sentencia que rechazó el amparo ten- asociación civil que interpuso una acción su-
para afrontar por sí las prestaciones que diente a la declaración de inconstituciona- marísima se encuentra legitimada para de-
solicita. lidad de la ley 26.425 y a que se prohíba el mandar, toda vez que tiene entre sus propó- AbeledoPerrot
traspaso de los fondos depositados en la sitos la defensa de los derechos de los consu-
CS, P., A. c. Comisión Nacional Asesora para la cuenta de capitalización individual de la midores y usuarios tutelados por el art. 42 de
Integración de las Personas Discapacitadas y amparista al Estado Nacional es nula, pues la Constitución Nacional; y de otra manera se
otro s/ amparo, 16/06/2015 la decisión fue tomada sin la conformación produciría una clara vulneración del acceso a
de la mayoría requerida para los tribuna- la justicia, ya que no aparece justificado que Adquiéralas llamando al
Tribunal de origen: Cámara Nacional de. Ape- les colegiados, en tanto dos jueces sostu- 0810-222-5253 o en
laciones en lo Civil y Comercial Federal (Sala vieron la desestimación de la demanda por www.laley.com.ar.
III) extemporánea y otros dos que debía admi- continúa en página 12
12 | miércoles 15 DE juLio DE 2015 Síganos en /thomsonreuterslaley @TRLaLey

viene de PÁGINA 11 citud de transferencia de un crédito fiscal,


proveniente del saldo de libre disponibilidad
expresado en la declaración jurada recti-
edictos
ficada del IVA del contribuyente, debe ser
El Juzgado Nacional de Primera Instancia y acreedores de ROSA EMILIA BREBBIA treinta días a herederos y acreedores de
cada uno de los posibles afectados del conjun- confirmada, pues la RG/AFIP/1466, que ex- en lo Civil Nº 14, a cargo del Dr. Federico por el término de treinta días. Publíquese OBELIA CELIA BRITOS. Publíquese por
to involucrado promueva su propia demanda cluye de esta posibilidad los casos en que el Causse, Secretaría a cargo de la Dra. Cecilia por tres días en LA LEY. tres días en “LA LEY”.
(de la sentencia de la Corte según la doctrina contribuyente haya presentado declaracio- Caire, cita y emplaza por treinta días a here- Buenos Aires, 7 de mayo de 2015 Buenos Aires, 23 de junio de 2015
sentada en “PADEC” —21/08/2013, LA LEY nes juradas rectificativas, agrega una con- deros y acreedores de HECTOR LUIS MO- Fabiana Salgado, sec. Laura B. Frontera, sec.
2013-F, 447— a la cual remite). dición que no está prevista en la ley y, por RAS. Publíquese por tres días en LA LEY. LA LEY: I. 14/07/15 V. 16/07/15 LA LEY: I. 13/07/15 V. 15/07/15
Buenos Aires, 24 de junio de 2015
lo tanto, no puede impedir el ejercicio del Cecilia V. Caire, sec. 36871/2015 CATUZZI, JUAN PABLO S/ El Juzgado Nacional de Primera Instancia
CS, Prevención, Asesoramiento y Defensa del derecho que el ordenamiento legal confiere LA LEY: I. 15/07/15 V. 17/07/15 SUCESION AB-INTESTATO El Juzgado en lo Civil Nº 53, Secretaría Única, cita y
Consumidor c. BBVA Banco Francés S.A. s/ su- al contribuyente —art. 24 de la Ley de IVA Nacional en lo Civil Nº 71, cita y emplaza por emplaza por 30 días a herederos y acree-
marísimo, 16/06/2015 (t.o. en 1997); art. 29 de la ley 11.683— (de la Juzgado Nacional de Primera Instancia en el plazo de treinta días a herederos y acree- dores de ARMANDO MANUEL REY a fin
sentencia de la Corte según la doctrina sen- lo Civil Nº 16, sito en Av. de los Inmigran- dores de CATUZZI JUAN PABLO a presen- de presentarse a hacer valer sus derechos.
tes 1950, E.P. CABA, en los autos “CONS. tarse en autos a fin de hacer valer sus dere- El presente deberá publicarse por 3 días en
Tribunal de origen: Cámara Nacional de Ape- tada en “Bufete Industrial Argentina SA” DE PROP. RODRIGUEZ PEÑA 1043/45 C/ chos. Publíquese por tres días en LA LEY. el diario La Ley.
laciones en lo Comercial (Sala B). —06/03/2014; IMP 2014-5, 117— a la cual WALFISH SPITERI EDUARDO HUGO S/ Buenos Aires, 18 de junio de 2015 Buenos Aires, 18 de junio de 2015
remite). EJECUCION DE EXPENSAS”, intima de Manuel J. Pereira, sec. Jorge I. Sobrino Reig, sec.
Firmantes: Ricardo L. Lorenzetti. — Elena pago a ROBERTO JOSE OVIEDO de pago LA LEY: I. 14/07/15 V. 16/07/15 LA LEY: I. 13/07/15 V. 15/07/15
I. Highton de Nolasco. — Carlos S. Fayt. — CS, Dyctel Infraestructuras de Telecomuni- por la suma de $ 11.078 con más la de $
4000, que provisionalmente se presu- 42.306/2014 PETROZZI ALFREDO S/ El Juzgado Nacional en lo Civil Nº 71, cita
Juan C. Maqueda. caciones SA c. EN - AFIP DGI - Resol. 312/08 puesta para responder a intereses y costas, SUCESION AB-INTESTATO El Juzgado y emplaza por el plazo de treinta días a he-
(RCTRO) s/ Dirección General Impositiva, haciéndose saber que la intimación de pago Nacional de Primera Instancia en lo Civil rederos y acreedores de FELIPE RAFAEL
Cita on line: AR/JUR/24255/2015 09/06/2015 importará la citación de remate para oponer Nº 99 del Poder Judicial de la Nación, cita y MACHADO a presentarse en autos a fin de
excepciones, bajo apercibimiento de man- emplaza publicar edictos por tres días en LA hacer valer sus derechos. Publíquese por
dar llevar adelante la ejecución y el empla- LEY, citando a los herederos y acreedores de tres días en La Ley.
Tribunal de origen: Cámara Nacional de Ape- Don PETROZZI ALFREDO PASCUAL por el Buenos Aires, 23 de junio de 2015
zamiento a constituir domicilio dentro del
laciones en lo Contencioso Administrativo
Restitución internacional de Federal (Sala IV)
radio del Juzgado, bajo apercibimiento de
tenerlo por constituido en los estrados del
plazo de treinta días a los efectos de hacer
valer sus derechos. Publíquese por tres días
Manuel J. Pereira, sec.
LA LEY: I. 13/07/15 V. 15/07/15
menores. Momento para plantear Firmantes: Ricardo L. Lorenzetti. — Carlos S.
Tribunal y designarle Defensor Oficial; todo
dentro del plazo de cinco días. Publíquese
en el diario La Ley de la Ciudad Autónoma
de Buenos Aires. El Juzgado Nacional de Primera Instancia
la incompetencia Fayt. — Juan C. Maqueda. por tres días en LA LEY. Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 14
de mayo de 2015
en lo Civil Nº 96, Secretaría Única, cita y
emplaza por (30) días a herederos y acree-
Buenos Aires, 30 de abril de 2015
Adrián E. Marturet, sec. Guillermina Echagüe Cullen, sec. dores de CONSTANTE DERIU a fin de hacer
La declaración de incompetencia realizada Cita on line: AR/JUR/22660/2015 LA LEY: I. 15/07/15 V. 17/07/15 LA LEY: I. 14/07/15 V. 16/07/15 valer sus derechos. Publíquese por tres días
con posterioridad a la sentencia que rechazó en el Diario La Ley.
la restitución de un niño a solicitud del padre, El Juzgado Nacional de Primera Instan- El Juzgado de 1ª Instancia en lo Civil y Buenos Aires, 19 de junio de 2015
cia en lo Civil Nº 28, Secretaría Única, en Comercial Nº 4, Secretaría Única del De- Mariano Martín Cortesi, sec.
sin que haya habido objeciones de las partes,
es extemporánea, pues la cuestión ha feneci- Recurso ambiental Talcahuano 490, 3º, cita y emplaza por el
término de treinta días a herederos y acree-
partamento Judicial de San Isidro, sito
en calle Ituzaingó 340, P: 3º, San Isidro,
LA LEY: I. 13/07/15 V. 15/07/15

do mediante el dictado de un fallo que puso


fin a la controversia (del dictamen del Pro-
interjurisdiccional dores de MARIO RAFAEL VALENTINETTI.
Publíquese por tres días en LA LEY.
cita a los presuntos herederos de JOSE
ROBERTO CANTON para que en el tér-
6973/2014 BEDROSSIAN, MARTINA S/
SUCESION VACANTE El Juzgado Nacional
curador Fiscal Subrogante que la Corte hace La justicia federal debe entender en la cau- Buenos Aires, 5 de diciembre de 2014 mino de diez días comparezcan a hacer de Primera Instancia en lo Civil Nº 97, Se-
Bárbara Rastellino, sec. valer sus derechos en el presente juicio cretaría Única, sito en Av. de los Inmigran-
suyo). sa en que se investiga la presunta infracción LA LEY: I. 15/07/15 V. 17/07/15 caratulado “GUTIERREZ LAZZO GAS- tes 1950, 5º piso, cita y emplaza por 30 días
a la ley 24.051, por la detección de sustan- TON EZEQUIEL Y OTRO C/CANTON DE a herederos y acreedores de BEDROSSIAN
CS, E., M. D. c. P., P. F. s/ restitución del menor C. cias presuntamente contaminantes en un El Juzgado Nacional de Primera Instancia FERNANDEZ CORNEJO HOTS ISABEL MARTINA DNI Nº 2.143.686, a los efectos
D. E. P., 16/06/2015 arroyo, porque el recurso ambiental afec- en lo Civil Nº 40, Secretaría Única, cita y Y OTRO S/ PRESCRIPCIÓN ADQUISI- de hacer valer sus derechos. Publíquese por
tado se halla en el límite natural entre dos emplaza por el término de 30 días a herede- TIVA”, bajo apercibimiento de designarle 3 días en el diario LA LEY.
ros y acreedores de doña CARMEN NIEVES Defensor de Ausentes para que los re- Buenos Aires, 19 de junio de 2015
Tribunal de origen: Superior Tribunal de provincias. GUTIERREZ. Publíquese por tres días en presente. El presente debe publicarse Sandra L. Espósito, sec. int.
Justicia de la Provincia de Santiago del Es- “LA LEY”. por dos días en el Boletín Oficial y en el LA LEY: I. 13/07/15 V. 15/07/15
tero CS, N.N. - sumario, averiguación s/ infrac- Buenos Aires, 22 de junio de 2015 diario “LA LEY” de la Ciudad Autónoma
ción ley 24.051 (ley de residuos peligrosos), Silvia C. Vega Collante, sec. de Buenos Aires. El Juzgado Nacional de Primera Instancia
LA LEY: I. 15/07/15 V. 17/07/15 San Isidro, 27 de mayo de 2015 en lo Civil Nº 108, a cargo de la Dra. Susa-
Firmantes: Ricardo L. Lorenzetti. — Elena I. 09/06/2015 na A. Nóvile, Secretaría Única a mi cargo,
Vanesa D. Martínez, sec.
Highton de Nolasco. — Juan C. Maqueda. El Juzgado Nacional de Primera Instancia LA LEY: I. 14/07/15 V. 15/07/15 sito en la calle Talcahuano 490, 3º piso de
Firmantes: Ricardo L. Lorenzetti. — Elena en lo Civil Nº 49, Secretaría Única, cita y Capital Federal, cita por el plazo de treinta
Cita on line: AR/JUR/24250/2015 I. Highton de Nolasco. — Carlos S. Fayt. — emplaza por el plazo de treinta días a los El Juzgado Nacional de Primera Instan- días a herederos y acreedores de MANUEL
Juan C. Maqueda. herederos y acreedores de SALVADOR cia en lo Civil y Comercial Federal Nº 10, ANTONIO MANCUSO a los efectos de es-
TROVATO, a los efectos de que comparez- Secretaría Nº 19, sito en Libertad 731, 9º tar a derecho. Publíquese por tres días en
can a hacer valer sus derechos. El presente Piso de esta Ciudad, informa que la Sra. “LA LEY.
Cita on line: AR/JUR/20315/2015 deberá publicarse por el término de tres días GUERRA RITA EMPERATRIZ de naciona- Buenos Aires, 27 de mayo de 2015
Exenciones tributarias en La Ley. lidad peruana con D.N.I. Nº 92.539.419, Juan Martín Ponce, sec.
Buenos Aires, 24 de junio de 2015 ha iniciado los trámites tendientes a obte- LA LEY: I. 13/07/15 V. 15/07/15
Tratándose de una asociación civil que desa- Viviana Silvia Torello, sec. ner la ciudadanía argentina. Por ello cual-
rrolla tareas humanitarias tanto dentro del Subasta. Cuestión de LA LEY: I. 15/07/15 V. 17/07/15 quier persona que tuviere conocimiento de
algún acontecimiento que estimara podría
El Juzgado Nacional en lo Civil Nº 109, Se-
cretaría Única, cita y emplaza por treinta
territorio de la Nación como en el exterior,
la sentencia que le denegó la exención impo-
competencia El Juzgado Nacional de Primera Instan- obstar a dicha concesión, deberá hacerlo días a herederos y acreedores de MARTHA
OFELIA PELOSI, a fin de que comparezcan
cia en lo Civil Nº 63, cita y emplaza por 30 saber a este Juzgado. Publíquese por dos
sitiva del art. 20, inc. f), de la ley 20.628 debe El juez de la ejecución no puede delegar en días a herederos y acreedores de KAROL días en LA LEY. a hacer valer sus derechos. Publíquese por
ser revocada, pues la AFIP, para decidir así, el juez de la jurisdicción donde se encuen- EDUARDO AUGUSTO a los efectos que Buenos Aires, 1 de abril de 2015 tres días en el Diario La Ley.
comparezcan a hacer valer sus derechos. Roberto S. Muzio, sec. Buenos Aires, de mayo de 2015
consideró que la dispensa tributaria sólo tra el bien subastado el dictado del auto de Publíquese por tres días en el Diario La Ley. LA LEY: I. 14/07/15 V. 15/07/15 Pilar Fernández Escarguel, sec.
procede si las tareas de asistencia social son subasta, pues esto es su potestad inconcu- Buenos Aires, 23 de junio de 2015 LA LEY: I. 13/07/15 V. 15/07/15
llevadas a cabo íntegramente en el territorio sa, junto con la de organizar y culminar los Marcelo Salomone Freire, sec. El Juzgado Nacional de 1ª Instancia en lo
de la República Argentina sin sustento legal trámites que operan como presupuestos del LA LEY: I. 15/07/15 V. 17/07/15 Civil Nº 16, cita y emplaza por treinta días a El Juzgado Nacional de Primera Instancia
alguno. remate. herederos y acreedores de ABIUSO, NOR- en lo Civil Nº 30, Secretaría Única, sito en
El Juzgado Nacional de 1ª Instancia en lo BERTO a fin que comparezcan a hacer valer Avda. de los Inmigrantes 1950, entrepiso,
Civil Nº 90, Secretaría Única, cita y emplaza sus derechos. Publíquese por tres días en de esta ciudad de Buenos Aires, en los au-
CS, Cascos Blancos c. AFIP - resols. 278/00 CS, Vauthay, Eduardo Leónidas c. Hernán- por treinta días a herederos y acreedores de LA LEY. tos caratulados “BERDASCO ANTONIO
y 286/00 s/ proceso de conocimiento, dez de Grand, Manuela Justa s/ exhorto, DOMINGO MARIO SALERNO y de ILDA Buenos Aires, 24 de octubre de 2014 Y OTRO S/SUCESION AB-INTESTATO,
09/06/2015 09/06/2015 DAMIANA MOLINA a efectos de que hagan Adrián E. Marturet, sec. Expte.: 74519/2014”, cita y emplaza por
valer sus derechos. El presente deberá pu- LA LEY: I. 13/07/15 V. 15/07/15 el término de treinta días a los herederos
blicarse por tres días en el diario “LA LEY” y acreedores de los Sres. ANTONIO BER-
Tribunal de origen: Cámara Nacional de Ape- Firmantes: Ricardo L. Lorenzetti. — Elena I. Buenos Aires, 24 de junio de 2015 El Juzgado Nacional de Primera Instancia DASCO y MARIA DIEZ. El presente deberá
laciones en lo Contencioso Administrativo Highton de Nolasco. — Juan C. Maqueda. Gustavo Alberto Alegre, sec. en lo Civil Nº 20, a cargo de la Dra. Ana publicarse por el plazo de tres días en el
Federal (la Sala V) LA LEY: I. 15/07/15 V. 17/07/15 Inés Sotomayor, Secretaría Única a mi Diario LA LEY.
Cita on line: AR/JUR/20313/2015 cargo, sito en Talcahuano 550, Piso 6º de Buenos Aires, 25 de junio de 2015
El Juzgado Nacional de Primera Instancia esta Ciudad, cita y emplaza por 30 días a Alejandro Luis Pastorino, sec.
Firmantes: Ricardo L. Lorenzetti. — Elena I. en lo Civil Nº 49, sito en Uruguay 714, Piso herederos y acreedores de MARTA CLAU- LA LEY: I. 10/07/15 V. 14/07/15
Highton de Nolasco. 7º, cita y emplaza por el término de 30 días DINA SIAGE, a efectos de hacer valer sus
a herederos y acreedores de “VITALI OLGA derechos. Publíquese por 3 días en “LA El Juzgado Nacional de Primera Instancia
Cita on line: AR/JUR/20312/2015 Cita on line: AR/DOC/2235/2015 ESTHER S/SUCESIÓN TESTAMENTARIA LEY”. en lo Civil Nº 39, Secretaría Única, cita y
AB INTESTATO”. El presente edicto deberá Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 26 emplaza a acreedores y herederos de don
publicarse por tres días en “La Ley”. de junio de 2015 JORGE HORACIO VIDAL, por el término
Buenos Aires, 24 de junio de 2015 Juan Carlos Pasini, sec. de treinta días a fin de hacer valer sus de-
rechos. Publíquese por tres días en el diario
Resolución contra legem
Viviana Silvia Torello, sec. LA LEY: I. 13/07/15 V. 15/07/15
LA LEY: I. 14/07/15 V. 16/07/15 La Ley.
TEXTO completo de estos fallos 52725/2014 BRITOS, OBELIA CELIA s/ Buenos Aires, 15 de junio de 2015
La sentencia que dejó sin efecto la resolu- El Juzgado Nacional de Primera Instancia SUCESION AB-INTESTATO Juzgado Na- Gabriel Pablo Pérez Portela, sec.
ción de la AFIP que había denegado la soli-
www.laleyonline.com.ar en lo Civil Nº 54, cita y emplaza a herederos cional en lo Civil Nº 31, cita y emplaza por LA LEY: I. 10/07/15 V. 14/07/15

Propiedad de La Ley S.A.E. e I - Administración, Comercialización y Redacción: Tucumán 1471 (C. P. 1050 AAC) Teléfono: 54-11-4378-4765 - Bs. As. Rep. Arg. - Registro Nacional de la Propiedad Intelectual Nº 5074180
Impreso en La Ley, Rivadavia 130, Avellaneda, Provincia de Buenos Aires.