Está en la página 1de 5
 
ENCUENTRO DE DOS MUNDOS LA LENGUA ORIGINARIA Y LA EXPEDICIÓN ARGUEDIANA Cuando hablamos de un mártir que defendió a los indígenas, no es nadie más que José María Arguedas, quien vio el mundo indígena desde una visión interna. En nuestro país existen muchas culturas y lenguas, pero la gente a veces es tan prejuiciosa y pone en ella una suma de prejuicios dando como resultado a la discriminación u en otros casos se avergüenzan de su patria en vez de demostrar aprecio y valoración para que nuestra tradiciones, creencias, costumbres sigan prevaleciendo. La imagen de Arguedas se alza como una voz que nace desde el centro del pueblo indígena. Al leer su producción literaria, vemos un gran mensaje a la que todos nos conllevan a que de alguna manera podamos salir de los prejuicios, y que no debemos clasificar a las personas por razas, sino que debemos de sentirnos peruanos que sienten un gran orgullo por sus raíces incaicas y no solo eso sino que luchemos por buscar la igualdad entre todos, la libertad para ser lo que deseamos construir y la búsqueda de la justicia que nos iguale como tal. Por ello es que en este ensayo se habla sobre José María Arguedas un autor de muchas obras que llegan a establecer un mensaje de valoración multicultural yplurilingüista, además es importante recalcar que Arguedas concibe toda su literatura alrededor de un proyecto: un país dividido entre dos culturas (la andina, de origen quechua, y la urbana, de raíces europeas)que deben integrarse en una relación de lazos armónicos de carácter mestizo. Este autor nació en Andahuaylas (Apurímac) el 18 de enero de 1911, en la que años después se daría el comienzo de las páginas de una vida trágica, quedando huérfano de madre a los dos años. Años más tarde el padre de Arguedas se casa con una terrateniente de lucanas en la que tiempo después sería la causante de los maltratos que Arguedas sufría, la madrastra siempre como castigo mandaba a Arguedas con los empleados ylos campesinos, de esta forma se podría decir que se daba la vuelta a la página ya que José María empezó a refugiarse en el cariño de los indios y peones de la hacienda dándose así el encuentro entre los dos mundos. En 1931, ingresó a la Facultad de Letras de la Universidad San Marcos de Lima. Poco después comenzó su carrera de escritor indigenista publicando el cuento Warma kuyay (1933) y su libro de cuentos
 Agua
 (1935). En 1941, publicó Yawar Fiesta, su primera novela. Más tarde, publicó sus laureadas obras: Diamantes y pedernales (1954) Los ríos profundos (1958), El Sexto (1961) y Todas las sangres (1964).
 
En 1963, logró el título de doctor en Etnología y Arqueología, se desempeñó como funcionario público en el Ministerio de Educación, fue profesor del Instituto Pedagógico Nacional de Varones y las universidades San Marcos y la Molina. Fue en la Universidad Agraria La Molina (Lima), se dio un disparo en la cabeza, víctima de una depresión profunda, el 28 de noviembre de 1969. Después de una penosa agonía falleció el 2 de diciembre de 1969. En sus obras Arguedas plasma sus sentimientos inspirándose en la gran variedad de culturas y lenguajes que poseen nuestro país, tratando de cambiar al país por medio de la literatura. En la obra
“LOS RÍOS PROFUNDOS “,
se da la síntesis más perfecta del mundo andino y el español. En esta obra una de las cosas que se puede recalcar es que se plasmalos grandes dilemas, angustias y esperanzas de convivir en una sociedadarmónica en la que no existan marginaciones, tanto por pertenecer a una distinta clase social o raza. En el contexto de esta obra se da un contenido indigenista, que nos da una visión de cómo los indios eran discriminados, pero también como ellos luchan para lograr hacer valer sus derechos y también nos demuestra como el personaje principal sobrevive en un mundo de plagado de odio y racismo. Esta obra es sustentada sobre una antítesis. Esta antítesis viene dada por dos grandes conceptos unidos al hombre desde su existencia: el Bien y el Mal. En la que Mantiene que el mundo está marcado por los signos del bien y del mal dándose a lo largo de la historia un proceso de transformación que llevaría a unos a la liberación y a otro a la condenación.
 
“Esta no es únicamente una novela acerca del mundo andino y provinciano,
sino una reformulación radical de los modelos que han configurado nuestra percepción nacional. En este sentido, es un texto literario que actúa también como un texto
de cultura”
  Arguedas define a la obra "EL SEXTO" como una escuela del vicio, pero a la vez como una escuela de generosidad. Y es que en ese lugar el escritor encontró lo peor que la sociedad ha podido tener pero a la vez la esperanza de quienes luchaban por poder cambiarla, sufriendo no solo la privación de su libertad sino torturas y sufrimientos.  Al margen de las menudas disputas doctrinarias que se dan entre los presos políticos, existe ideales comunes que en determinados momentos hermana a todos ellos: la lucha contra una dictadura totalitaria y el deseo por implantar en el país la justicia social. 
 
 
EL ZORRO DE ARRIBA Y EL ZORRO DE ABAJO
es una novela que se diferencia del resto de la obra arguediana por los temas que trata: testimonio, transculturación, globalización, diatriba a los poderes hegemónicos, migración, abuso de la homosexualidad, predominio de la oralidad, etc. Los zorros a los que hace referencia el singular título de la obra (el de arriba y el de abajo) son personajes mitológicos tomados por el autor de unas leyendas indígenas recopilados a fines del siglo XVI o comienzos del siglo XVII por el doctrinero hispano peruanodon Francisco de Ávila en la provincia de Huarochirí. El zorro de arriba hace representación a la región de arriba, de montañas y abismos de altura. El zorro de abajo hace representación a la región de abajo, cerca al mar, estrecho litoral caluroso donde no llueve.  A lo que a las zonas de arriba y abajo se reconocería como: arriba
“Sierra “, abajo “Costa “
 Esta obra narra sobre la final del autor, en que trata de quitarse la vida. Pero reflexiona sobre las diferentes vivencias que vivió desde niño.
En la obra “YAWAR FIESTA “o fiesta sangrienta es un ejemplo de
entrecruzamiento entre el español literario y el quechua, esta es una festividad central de la comunidad de Puquio. Como se sabe Arguedas siempre trato de recalcar al pueblo andino, y es en esta obra en donde Arguedas logra resaltar el gran triunfo cultural de los indios y reivindicar la fuerza de la cultura andina. Yawar fiesta por parte es preciso y valioso: Arguedas quiso hacer de su novela un himno al poder del pueblo quechua. Contra toda la tradición indigenista que relata la opresión y el sufrimiento que soportan los indios. YAWAR FIESTA pone énfasis en la fortaleza de su cultura y en su capacidad de su resistencia. Los comuneros de Puquio deciden celebrar el TURUPUKLLAY de acuerdo de sus viejas tradiciones oponiéndose y finalmente venciendo a quienes quieren
“modernizar” la cultura andina.
En esta obra Arguedas trata de plantear un problema de desposesión de tierras que sufren los habitantes que se encuentran en esa comunidad. La cual el trata con esta obra dar un cambio radical en algunas de las reglas del juego de la novela indigenista, en ello se sobresale la dignidad del nativo que ha ido perseverar sus tradiciones a pesar del desprecio de los sectores que se centraban el poder, con ello da a entender al mundo andino como un cuerpo unitario, regido por sus propias leyes, enfrentado al modelo occidentalizado imperante en la costa del Perú.
576648e32a3d8b82ca71961b7a986505