Está en la página 1de 3

Algunas propuestas para el Foro de Sao Paulo en torno al

mejoramiento de el trabajo cultural en América Latina

Elaboró: José Tlatelpas

Corriente Cultural Maíz Rebelde / Comisión de Cultural del Partido del Trabajo
(México), Comisión de Cultura del Partido del Trabajo del Distrito Federal, Vice
Presidencia de Cultura de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal

La situación de la cultura en América Latina es relativamente decepcionante y se


manifiesta como una faceta en crisis o pleno retroceso en cuanto a su relación con los
gobiernos, la mayoría de los partidos de izquierda y los medios. Esto resulta notorio, toda
vez que el sector cultural fue clave en el avance de los partidos de izquierda en América
Latina hacia su consolidación como opciones políticas y fue uno de los pilares que
impulsaron el cambio. Resulta significativo que una vez que los artistas e intelectuales de
izquierda impulsaran con valor y decisión las opciones políticas de izquierda, los partidos
parecieran tratar de deshacerse de este sector. En la mayoría de los partidos de izquierda
en América Latina, con la relativa excepción de Venezuela, las carteras partidarias de
cultura han sido eliminadas. Los apoyos al trabajo cultural han sido cortados de tajo, sus
periódicos, revistas y editoriales han expulsado a este sector de sus páginas y se
encuentran ausentes del discurso central de las organizaciones políticas.

Bien dijeron los representantes del partido Comunista Chino en los debates sino
soviéticos que la Unión Soviética, al igual que otros partidos que consolidaron regímenes
socialistas, se había dedicado a propagandizar la cultura burguesa en lugar de promover
una nueva cultura y una nueva visión del mundo. Con preocupación observamos que
algunos partidos emanados de un origen político de izquierda arriban a posiciones
reformistas y francamente derechistas en su comprensión y manejo del tema cultural en
sus países. Es común ver que en los gobiernos de derecha e izquierda se sigue el modelo
norteamericano de incluir la cultura en el rubro del entretenimiento y en un encuadre de
comercio y alianza con la iniciativa privada. Por otra parte, frecuentemente se repiten las
mismas propuestas de los medios comerciales monopólicos donde los gobiernos de
izquierda promueven a los mismos valores de la televisión de derecha, por ejemplo, e
ignoran a los creadores de la izquierda que frecuentemente superan en calidad,
profundidad y significado a los artistas comerciales de consumo comercial de moda. Esto
refleja varias cosas.

Un alejamiento de la cultura de izquierda respecto a algunos sectores y gobiernos de


origen de izquierda en América Latina

Una posible incompatibilidad ideológica y de principios entre los partidos en el poder y el


espíritu crítico e independiente del sector cultural que es un motor del cambio. Eso
conlleva a reflexionar si los avances institucionales de la izquierda ya han trazado
fronteras con el sector cultural, intelectual e ideológico de nuestros países y se avecina
una nueva confrontación hacia cambios más profundos y significativos.

Una unicidad en el enfoque hacia la cultura a nivel continental, siguiendo los parámetros
del gobierno norteamericano que ha pretendido desde hace décadas convertir a la cultura
en un factor de entretenimiento y en un sector del comercio, privando a este sector de sus
principales cualidades que son el análisis, la crítica, la independencia, el ejercicio de la
crónica popular, la defensa de la soberanía ideológica y cultural.

Un desprecio o desatención al sector cultural y un enfoque erróneo concentrado en la


economía de mercado.

Un alejamiento severo de las concepciones culturales de las clases trabajadoras y una


afiliación a los productos culturales de consumo masivo y contenido banal con perfiles
capitalistas y antipopulares.

Un alejamiento con los personajes de la cultura de izquierda en América Latina y un


refrendo a los personajes culturales de la derecha o del oportunismo sin banderas.

La expulsión de los personajes culturales de izquierda como voceros de las causas


políticas de parte de los partidos y los medios de comunicación de los mismos, así como
de los medios comerciales de derecha.

Una derechización generalizada de las instituciones con origen de izquierda respecto a la


cultura.

Una confusión de principios, valores e ideología en algunos sectores de origen de


izquierda en el sentido de usar una estrategia utilitarista, de usar a los sectores sociales, en
lugar de usar una estrategia de servicio responsable a la sociedad.

Consideramos que debería rectificarse esta situación y proponemos una serie de puntos
que pudieran mejora la simbiosis ente las causas de nuestros pueblos, nuestros partidos de
izquierda y el importante sector que representa la cultura.

1.- Que los partidos de izquierda latinoamericanos del Foro de Sao Paulo se comprometan
a incluir en sus estatutos un apartado de cultura acorde con los acuerdos emanados del
Foro de Sao Paulo.
2.- Que Los partidos miembros del Foro se comprometan a crear una cartera, secretariado
o departamento de cultura en sus respectivos partidos.
3.- Que se profesionalice a los dirigentes culturales al igual que a los otros dirigentes de
los distintos sectores de los partidos.
4.- Que se prohíba la explotación de los cuadros culturales toda vez que por lo general
hay una tendencia en pagar el salario de los trabajadores manuales y no pagarles a los
trabajadores de la cultura. Esto es, pagar a los cuadros de cultura como corresponde a
todo trabajador.
5.- Establecer una coordinación cultural entre los partidos miembros del Foro con el
objeto de compartir reflexiones, propuestas, creación y difusión entre todo el sector en
América latina.
6.- Incluir una sección de cultura en los medios de difusión de los partidos de izquierda en
América Latina.
7.- Publicar todos los años materiales referentes a la creación cultural y al análisis de la
cultura de nuestros pueblos desde los partidos y los gobiernos que participan en el Foro de
Sao Paulo.
8.- Que los diputados, senadores y representantes parlamentarios de los partidos
miembros del Foro se comprometan a legislar para dar un marco jurídico de apoyo a los
puntos aquí señalados.
9.- Desarrollar foros de análisis, encuentros y promover la discusión sobre el punto para
enriquecer la reflexión, el análisis y esclarecer las rutas de la cultura de nuestros pueblos,
su soberanía cultural y tener una retroalimentación objetiva sobre el significado de nuestra
práctica social.
10.- Que se establezca un acuerdo de los miembros del Foro en el sentido de gobernar,
legislar y hacer política con el objetivo claro de servir a nuestros pueblos y garantizar la
soberanía cultural e ideológica frente a los embates de los monopolios internacionales
colonialistas y de incluir el trabajo cultural y a los creadores en los gobiernos, los
partidos, los parlamentos y los órganos de difusión de la izquierda en América Latina.

Sin una ideología y una cultura progresistas no habrá una práctica social progresista en
nuestros países. Proponemos impulsar coordinadamente la defensa de nuestra soberanía
cultural, imprescindible para lograr la soberanía política y económica.

Mandamos un saludo solidario a los partidos hermanos del Foro de Sao Paulo.

redaccionlm@gmail.com

Redvista La Guirnalda Polar


http://lgpolar.com
Revista Poder Popular
http://www.scribd.com/poder popular
Agencia Aviso Urgente! TV
http://www.avisotv.com
http://www.livestream.com/avisotv