Está en la página 1de 2

El Cambio

El sustituir la ambicin por la relevancia


elimina los sentimientos de aislamiento,
ilumina nuestras conexiones espirituales e
implica dejar atrs la maana, regida por el
ego, para pasar a la tarde de la vida, donde
todo tiene su razn de ser.

Al principio de nuestras vidas seguimos


un camino trazado por el ego, un camino de ambicin, competencia y
esfuerzo. La pelcula habla de que saquemos el ego de
nuestras vidas, de encontrar sentido a la vida, las
caractersticas del salto cuntico y el diferente
comportamiento de hombres y mujeres frente a ste,
termina comentndonos la importancia de dar, de ayudar y
de ofrecerse. El ego domina nuestra vida en tres formas
distintas:
1. Soy lo que tengo (Dinero, casa, ropa)
2. Soy lo que hago (Competitividad)
3. Soy mi reputacin (Lo que otros piensan de m)

Somos lo que pensamos, lo que atraemos y lo


que damos. Si vivimos pensando en dar en vez de
en recibir, el universo nos recompensa con cosas
buenas. Durante los 9 meses de vida del feto,
tenemos todo lo necesario (alimento, oxgeno,
confort), luego interferimos en nuestra vida y no
dejamos que podamos seguir teniendo todo
durante los siguientes 90 aos, hay que dejar que
se complete nuestro ser, a partir de ese momento todo lo que necesitas
estar ah. Si ests pendiente de dar el Universo te dar.
Al momento de partir, no nos
llevamos con nosotros el carro que
tengamos, la casa que compramos, el
telfono celular ms actualizado ni
cualquier otro bien material que
poseemos, lo nico que dejamos atrs es
el bien o el mal que dejamos en la tierra,
todo aquello que hicimos, a quienes
ayudamos y con quienes compartimos; si
somos lo que pensamos y lo que sentimos, todo aquello que hagamos con
dichos sentimientos o pensamientos ser lo que atraigamos, lo que es
pensado en bien, es regresado en bien.