Está en la página 1de 3
Agencia de Información Laboral Hoy se conmemora el Día Nacional de la Salud en el Trabajo,

Agencia de Información Laboral

Agencia de Información Laboral Hoy se conmemora el Día Nacional de la Salud en el Trabajo,

Hoy se conmemora el Día Nacional de la Salud en el Trabajo, tema en el que son muchas las deudas pendientes

El 28 de julio de 1983 se presentó un gran derrumbe en la zona del proyecto hidroeléctrico del Guavio, que causó la muerte de 200 trabajadores, tragedia esta que derivó en que el Ministerio de Trabajo, como acto conmemorativo, estableciera el 28 de julio como Día Nacional de Salud en el Mundo del Trabajo.

Es pues una fecha propicia para evaluar los logros y falencias del Sistema de Seguridad Social en Riesgos Laborales (SSSRL) que rige en Colombia desde el año 1994, la responsabilidad que les cabe a los empleadores en las condiciones de seguridad y salud que ofrecen a sus trabajadores, el papel de vigilancia y control del Estado, y la necesidad de involucrar a los trabajadores en la definición de las medidas de protección y seguridad en los espacios laborales, todo en la perspectiva de lograr que el trabajo sea un factor de progreso y no de muerte o desgaste prematuro.

El SSSRL se estableció en Colombia sobre la base de la eliminación del monopolio del Estado en el tema, con un criterio de negocio de aseguramiento por parte del sector privado, y un modelo de competencia regulada por el mercado de los seguros de vida y financieros, que trajo como consecuencia la concentración de la administración y prestación del servicio de seguridad social en riesgos laborales en el sector privado, a través de las ARL. Como consecuencia, el sector financiero de los seguros se enriqueció y los trabajadores y trabajadoras han visto desmejorar, año tras año, su salud laboral.

En efecto, el SSSRL ha incumplido las promesas que justificaron su creación hace 20 años, tales como la universalización del derecho, la solidaridad, la calidad y el mejoramiento de la salud y vida de la población trabajadora. Es un modelo fracasado, puesto que los problemas estructurales de salud y trabajo continúan aumentando.

Se ha retrocedido en la universalización. En el 2013 disminuyó la cobertura del sistema, la cual pasó del 40.08% al 38.32% (Ver Tabla 1). Sigue en aumento la accidentalidad laboral. En el 2013 se reconocieron 542.406 accidente laborales, en una población afiliada de 8´269.950 afiliados. Es decir, en el país se presenta más de un accidente cada minuto. (Ver Tabla 2).

Lo mismo ocurre con la incidencia y prevalencia de las enfermedades laborales. Cada día se reconocen 27 enfermedades por causa del trabajo, o sea más de un enfermo cada hora. Y

en cuanto a muerte en el trabajo, en el 2013 ocurrieron más de 2 muertes diarias por las condiciones precarias de trabajo, en especial en el sector minero, construcción y transporte (Ver Tabla 2).

Tabla No. 1. Sistema de Riesgos Laborales. 2010 -2013

       

Total

 

Total

%

Año

No.

Empresas

Total

Afiliados/as

Nacional

%

Cobertura

Nacional

Afiliados/as

Dependiente

% Cobertura

Dependiente

s

Afiliados/as

Independiente

Cobertura

Independiente

s

s

s

               
               
               
               

2010

  • 438.059 34,85

6.813.596

  • 6.680.436 75,10

  • 133.160 1,29

2011

  • 491.040 36,11

7.499.379

  • 7.291.725 79,45

  • 207.655 1,92

2012

  • 557.376 40,08

8.431.781

  • 8.100.000 84,09

  • 331.781 3,00

2013

  • 607.959 38,32

8.269.950

  • 7.959.073 79,76

  • 310.876 2,81

Tabla No. 2. Accidentes, enfermedad y muerte laboral. 2010-2013

 

Año

No.

Empresas

Afiliados/as

Variación

anual de

la

Accidente

s Trabajo

Variación

anual del

Accidente

Enfermeda

d Laboral-

EL

Variación

anual de

Enfermedad

Total

Muerte

afiliación

de Trabajo

Laboral

2010

 
  • 438.059 1,68

6.813.596

 
  • 437.218 8,07

   
  • 8.293 36,67

499

2011

 
  • 491.040 10,06

7.499.379

 
  • 540.597 23,64

   
  • 7.826 -5,63

379

2012

 
  • 557.376 12,43

8.431.781

   

12,82

9524|

  • 609.881 21,70

 

532

2013

 
  • 607.959 -2,0

8.269.950

   

-11,06

  • 542.406 6,98

10.189

 

752

     

5,0

 

10,5

 

14,93

 

Fuente: Fasecolda. http://www.fasecolda.com/index.php/ramos/riesgos-laborales/camara/. Consultado 20 de abril 2014.

En Colombia se reconocen al menos 7 actividades de alto riesgo, cuya naturaleza impacta directamente la expectativa de vida de las y los trabajadores vinculados a esas actividades. Por ello se reconoce una pensión anticipada de vejez, denominada “pensión especial de vejez por actividades de alto riesgo”. Pero dado que el 31 de diciembre de 2014 se termina el derecho al disfrute de esta pensión especial (Decreto 2090 de 2003), las posibilidades de la disminución de la esperanza de vida se intensificarían para las personas que laboran en tales actividades, dado que continúan sometidos a labores pesadas y de alto riesgo.

En el sector salud cada vez se deterioran más las condiciones laborales de las y los trabajadores y profesionales de la salud, lo que ha ido parejo con el incremento de formas “atípicas” de contratación, como las Empresas de Trabajo Temporal, las SAS y los contratos sindicales.

De ahí la urgencia de reivindicar un nuevo modelo de seguridad social universal, público, solidario, participativo, sin lucros ni intermediaciones de grupos financieros, que tenga como centro de sus preocupaciones al Ser Humano; un modelo en el que el Estado sea el actor más importante en la dirección y ejecución de las políticas y planes para atender los riesgos de accidente y enfermedad laboral.

Tal modelo debe tener también su centro en la universalidad, al incluir no solo a los trabajadores y trabajadoras dependientes, sino a los independientes y aquellos vinculados al

sector informal; un modelo que contemple mecanismos de solidaridad, como la creación de apoyos por parte de los sectores con mayores recursos hacia la población de menores ingresos, con el fin de desarrollar subsidios para la afiliación de estos últimos.

También es necesario mejorar la capacidad de inspección, vigilancia y control estatal, mediante el aumento de inspectores de trabajo especializados en los temas de salud y seguridad laboral; así como el fortalecimiento de la gestión de los entes de participación en salud laboral, como los COPASST y Comité de Convivencia, permitiendo que las conclusiones y recomendaciones emanadas de estos entes sean de obligatorio cumplimiento por parte de la empresa y trabajadores/as.

El 28 de julio debe ser, pues, no solo un día de reflexión sobre la importancia de la salud y la seguridad en el trabajo, sino de movilización para diseñar un nuevo modelo que acabe el negocio y se fundamente en los principios de solidaridad, universalidad y participación.

Publicado 28 julio de 2014.