Está en la página 1de 2
—_—- 40 REPORTAJE CARCABUBY - N° 338 - Febrero 2015 CATALOGO DE CAVIDADES DE CARCABUEY: CUEVA LOBREGA SITUACION: REFERENCIAS: “Cueva Lobrega” se ubica en la Sierra de Cabrera, cerca del Poblado de Algar, en el Término Municipal de Carcabuey. | LOCALIZACION: Coordenadas U.T-M. , Huso 30, Zona S Sigha UIM UTMY DATUM | Altitud Fecha G40 Cabrera-04 x 708 28/12/2003 381761 41433898 ETRS89 metros Accesos: desde el poblado de Algar, abrema.au tomamos una pista asfaltada (antigua ‘carretera CP-176) que parte junto a la parada del autobus y se dirige en direccién norte-noroeste hacia el Cortjo de Cueva Lébrega. El cart se convierte en terrizo y atraviesa terrenos de olivar, fen los que de vez en cuando aparecen algunos ejemplares de membrillos. A Uunos 1,8 klémetros del punto de partida, se muestra a nuestra izquierda un bonito corto ‘blanco: es el Gortijo de Cueva Lobrega. Labocadelahoménimacavidad se situa anexa a la pared sur de ésta, por lo que la aproximacién a pie hasta ella es nula. HISTORIA: El nombre de Cueva Lébrega viene dado porla propiaacepcion dela palabra. La tradicién oral tiende a adjetivar las cavidades como “oscuras y tenebrosas”, aspectos ambos que conjuga el vocablo “\Obrego”, que en nuestro caso pasa a tener género femenino. Si buscamos su significado, en algunos diccionarios citan la palabra en los ejemplos directament acompafiada de la palabra “cuev (Lébrego-ga. 1.- Ad). Oscuro, tenebroso. Fj-Cueva ldbrega). Por ello no es de extrafiar que nos encontremos con la repeticién de dicho nombre asignado a cavidades. En la provincia de Cérdoba nos encontramos con al menos dos de estas referencias: la que nos ocupay una segunda en el término de Luque, que ya Antonio Carbonell Trilo-Figueroa citara en 1917. Fuerade trasmisiones orales, laprimera referencia escrita que hemos localizado se hace a través de la pluma de Juan Bernier Luque en junio de 1967. En dicho mes, durante dos dias, acompafa a un equipo de profesores de la Universidad estadounidense de Michigan, que se hallan en viaje de estudios geol6gico y arqueolégico por elsurdeEspafia, en unas rutasporeltérmino de Priegoy Carcabuey. CTE) CARCABUEY - N° 338 - Febrero 2015 41 —————_—————— RPORTAIE Su objetivo principal era estudiar los limites de las glaciaciones cuaternarias y su maxima extension al sur europeo, teniendo por base los conocimientos ya aportados por Juan Carandell y Antonio Carbonell. El segundo dia, tras visitar la Cueva de los Marmoles en Sierra Crsitina (Priego), se desplazan a Cueva Lobrega. Sobre la misma comenta: “Tras esta cueva nos trasladamos a Carcabuey al yacimiento también cuaternario de la Cueva Lébrega y a los Lanchares de Cabra, visitando fa Fuente de las Arcas y la Fuente del Rio, de donde regresamos @ Cordoba” No vamos a volver a reflejar aqui su curriculum, ya que lo hemos apuntado en otros articulos de este catélogo, tan sélo volver a constatar su amplia labor de difusiénde la espeleologiay la arqueologia cordobesa en general, siguiendo los pasos de Carbonell. Tomando el testigo de éste, y con los datos aportados por los trabajos de campo de miembros dela OJE (entreellosde gruposespeleolégicos) y los suyos propios, va elaborando una Carta arqueolégicaen la que seincluyeun registrode cavidades que quedarecogido en la obra denominada “Catalogo Attistico y Monumental de la Provincia de Cordoba”. En sus siete tomos, Bernier se encarga del apartado de arqueologiay en el mismo incluye numerosas cavidades en ios distintos municipios. A la hora de hablar de Carcabuey, se publica un plano con la situacién de varias cavidades, y entre ellas Cueva Lébrega, marcando el corto adjunto: “Por os cortjos de cueva Lédtiga, cuevaconpetrificaciones fosiles”. Dicha descripcién define una especie de estructuras calcdreas que recubren ‘gran parte de la inclinada pared terminal (colada parietal, y que se extienden por al suelo (colada pavimentaria) y que se enouentran inactivas, al haber dejado de recibir aportes hidricos y por tanto la precipitacion de carbonatos. Unade ellas llega a medir tres metros de aitura. Se trata del elemento mas caracteristico del interior, por lo que no es de extrafiar que sean citadas por Bernier. Han adauirido un color verdioso, debidoa que laorientacion y la amplitud de su boca permiten la penetracién de la luz solar que incide directamente sobre ellas, faciltando la proliferacion de microorganismos que le dan dicha pigmentacién. En el interior de la cavidad hallamos clarasmuestras de suutilizacion antrépica, hecho que no es de extrafiar al estar anexa a un cortijo. Ademés de indicios de fogatas, se esparcen por doquier restos ceramicos, vidrios y latas que aun siendo modernos, cuentan ya con varias décadas. Pero lo més caracteristico son unas roturas, donde se aprecia la mano del hombre, realizas en las citadas coladas. En dos de ellas se aprecia la intencionalidad de quien busca un uso: se trata de una concavidad de escasa profundidad cuyas proporciones son 60x 80 cm y un pequefio aguiero {iguaimente picado) con una superficie de 15 x 10. m y 5 cm de profundidad. Segun Antonio Montes, uno de los antiguos moradores del Cortijo, que vivid en éldesde su infancia (en la actualidad cuenta con 82 afios de edad), dichos huecosestaban yaabiertos antes de que é! naciera. Los mayores le contaban que e! lugar habia sido utilizado como cuadrapara "bestias” yqueel mayor de los mismos habia hecho las veces de pesebre. Mientras que él vivid en elcortijo, la cueva sirvié de cochinera, fluctuando el niimero de animales segun el afio y las épocas de éste y llegando a albergar hasta una piara de veinte cochinos, Dicho pesebre ya no tenfa uso al estar muy alto para que accedierana éldichosanimales. La ullidad del segundo se nos escapa (en otros casos similares se utilizaban para captacién del agua que se fitraba or las paredes) El 28 de diciembre de 2003 Cueva Lobrega es incluida en el “Catalogo de Cavidades de Cérdoba’,elaborado por el Grupo Espeleolégico G40, asignandosele la sigla “Cabrera-04”". Pero no es hasta finales de 2014 cuando, efectuadas un par de salidas al lugar por los autores de este articulo, se realiza su topografia € informe integral de la misma. DIFICULTAD: Baja. DESCRIPCIOI Pequeia cavidad abierta en la roca caliza de 15,7 m de desarrollo y - 3,5 m de desnivel. El cortijo de Cueva Lébrega, ahora en desuso, ha perdido su calor humano de antafio, quedando relegado aguarda de aperos de labranza. Se sita al pie de un pequefio asomo calizo que, ‘a modo de isla, se ve rodeado de olivar. El contacto entre la caliza y las margas esta delimitado por el carr que, pasando por delante de la otrora vivienda rural, continua su camino para uso agricola Justo tras la esquina suroeste del cortijo y a dos metros de la misma, abierta en una alineacién rocosa que alcanza poco mas de 3 m de altura, se abre la boca de lacavidad. Deampliasdimensiones (unos 8mdealtura)se halla semi-ocutta por las amas de una higuera que, asoméndose al exterior, se encuentra enraizada en el centro de la nica sala que compone la cueva, que tiene una superficie aproximada de 50 m?. Un escarpe, que llega a alcanzar los 3 m de altura en su lado izquierdo, la “encajona”. La mayor parte de su superficie esta cubierta de grandes bloques desprendidos. Elacceso al interior de la cueva lo realizamos cémodamente por la derecha de la boca, dondeel escarpe se ha perdido. Pegados a la pared derecha por una rampa de tierra descendente, podemos llegar a la zona mas profunda, distinguiendo tres entrantes: en la derecha, un espacio de tendencia circular ubicado entre las formaciones en medio relieve que crean las coladas; en el centro, tras Un escaldn, una estrecha fracture que avanza perpendicular a la boca: y a la izquierda, tras sortear un facil destrepe, unaconcavidad de escasas proporciones. En estas zonas descritas, aparte de los espeleotemas ya citados, podemos observar algunas pequerias estalactitas. ‘Seguin Antonio Montes, apodado como “Antonio el de la Cueva”, existian algunas més de mayor porte, que de un dia para otro hallaron arrancadas debido aun acto vandélico. Por desgracia, este tipo de fechorias han ocutrido en otras muchas cuevas de facil acceso. BIBLIOGRAFIA: ALJAMA MARTINEZ, A. (2014. Inédito) ‘Partedesalidadel GrupoEspeleolégico G40 del dia 21 de noviembre det 2014”. Cordoba. 2 pp. Archivos del Grupo Espeleolégico G40. BERMUDEZ CANO R. (Inédito) “Bibliografia de las cavidades de Cérdoba”. Actualizadaanoviembrede2014, BERMUDEZ CANO R. (2014. Inédito) “PartedesalidadelGrupoEspeleolégico G40 del dia 9 de enero de 2015”. Priego de Cérdoba. 1 p. BERNIER LUQUE. J.(1967)"“Actualidad de Priego y su geologia’. Adarve. 25 de junio de 1967. Priego de Cérdoba. P 8. BERNIER LUQUE, J.; ORTIZ JUAREZ D.; NIETO CUMPLIDO, M.; LARA ARREBOLA, F. (1981-2001): “Catalogo artistico y monumental de la provincia de Cérdoba”. Tomo Il, Cabra-E! Carpio (Carcabuey). 1981-2001. Cérdoba. CARBONELL —TRILLO-FIGUERO, A. (1.945): “Espeleologia Cordobesa’” Boletin de la Real Academia de Ciencia y Bellas Letras y Nobles Artes de Cérdoba, n° 58. Afio XVI. Abril-junio 1945. Cérdoba. Pp 273-222, Articulo redactado por Rafael Bermtidez Cano, Abén AljamaMartinez y Gloria Lara Mengual (miembros del Grupo espeleolégico G40). Para la confeccién del mismo se ha contado conlos datos existentes enlosarchivos de dicho grupo, fruto del trabajo de sus miembros.