Está en la página 1de 3

ANATOMÍA FISIOLOGÍA INSECTOS. COMUNICACIÓN EN INSECTOS. VERSION 01.T19. WILLIAM E. DALE PHD

1. La comunicación es el intercambio de mensajes entre dos organismos vivos. Lleva implícita la satisfacción

de una necesidad biológica (alimentarse, protegerse,

buscar pareja, etc.).

2. Los mensajes pueden ser sonoros, visuales, olfatorios o gustatorios.

3. Estos mensajes viajan codificados y para su interpretación necesariamente se deben decodificar o

interpretar.

4. En la comunicación interviene siembre un emisor u organismo que lanza el mensaje. También un receptor que recepciona o percibe, analiza, procesa y responde en la forma de un patrón de comportamiento, en insectos siempre constante o siguiendo un estereotipo.

5. Como consecuencia del patrón de comportamiento el insecto receptor puede acercarse o alejarse del emisor.

6. Los insectos pueden establecer comunicación con las plantas (la planta es siempre la emisora, el insecto el receptor), con otros insectos de su mismo estado

de desarrollo con igual o diferente sexo y con otros

animales de diferente especie que pueden ser insectos

o pertenecientes a otro taxón (vertebrados como

ejemplo).

7. Para la comunicación visual se necesitan los ojos compuestos, los ocelos y los stemmata. Estos sensorios, según su tipo, son capaces de percibir tamaños, formas, velocidades e intensidad y color de la luz trasmitida. A menudo provoca estímulos deficientes en cuanto a su exactitud, esto es el insecto puede confundirse. Sin embargo los estímulos son valiosos en la comunicación a “gran” distancia en insectos con actividad diurna, crepuscular y nocturna. estímulos visuales son usados en la orientación hacia el alimento en fitófago y carnívoros, en el reconocimiento de un sitio ideal para descansar, para reconocer la pareja adecuada y para la evasión de un enemigo potencial.

8. La comunicación auditiva implica la emisión y registro de señales propagadas por el aire (sonido), por el agua o el sustrato donde se posa el insecto. Existen sonidos adventicios cuando el sonido o vibración se debe al movimiento de una parte del cuerpo diseñada para cumplir otra función (patas, alas, abdomen). Los sonidos también son producidos por los insectos al frotar entre si un órgano duro móvil con otro órgano duro fijo o al producir la

vibración de una membrana; los órganos especialmente diseñados para provocar sonidos son llamados órganos estridulatorios. Los sonidos pueden ser captados por sensorios tricódeos mecanoreceptores o por escolopidia ubicada en el pedicelo antenal (órgano de Johnston). estímulos auditivos son empleados para reforzar el aislamiento reproductivo, para provocar agregaciones reproductivas (cigarras), en el establecimiento y custodia territorial (grillos), como voz de alarma útil en la protección de una comunidad (termitas), en la comunicación de

distancias (abejas pecoreadoras). Sonidos y vibraciones pueden estar muy bien moduladas y, por consiguiente, ser muy exactas en la comunicación a cualquier distancia. 9. Los estímulos químicos pueden tener dos modalidades:

presentarse como olores (baja concentración, sustancias volátiles, diluidas en el aire) o como sabores (posible elevada concentración, sustancia hidrosoluble, diluida en agua). Se les conocen como infoquímicos o semioquímicos (simeon= marca, señal). Son captados por sensorios olfatorios tricódeos, clavijas olfatorias basicónicas, sensorios olfatorios placódeos, sensorios olfatorios coelónicos o sensorios gustatorios. Estos sensorios están ubicados

en

las antenas, en la vecindad de las piezas bucales

y

también en los tarsos de las patas y cerci.

Ejemplos de olores y sabores son aquellos emitidos por las plantas y vertebrados predados por los insectos que actúan como estimulantes o depresores de la alimentación y las feromonas. Cumplen varias finalidades biológicas: en el reconocimiento del

alimento, en la elección de la pareja correcta, en la evasión de enemigos naturales, entre otras. A menudo

la percepción es muy precisa y tiene gran exactitud

en la comunicación a variable distancia. Los semioquímicos pueden dividirse en dos grupos: las feromonas (pheroun= llevar) usadas en la comunicación entre individuos de la misma especie (machos y hembras; entre los inmaduros; entre los adultos e inmaduros) y los alleloquímicos (allelo= mutual) entre individuos de diferentes especies (plantas y animales; entre animales; entre plantas). Los

alleloquímicos a su vez, se les puede ubicar en cuatro grupos de acuerdo a la ventaja biológica que representa la sustancia para el emisor y receptor. Las allomonas (allos= otro, diferente) son químicos que favorecen al emisor y perjudican al receptor; ejemplo: los olores que producen los insectos y las plantas como disuasivos al ataque de sus predadores. Las kairomonas (kairos= oportunista) son los químicos

que perjudican al emisor y favorecen al receptor; ejemplos los agregantes alimenticios que atraen a los fitófago alrededor de una planta alimenticia, los olores que despiden los insectos y que atraen a sus parásitos. Las synomonas (syn= con, conjuntamente) favorecen biológicamente tanto al emisor como al receptor; ejemplos son los aromas de ciertas flores que atraen a los insectos que, a su vez, favorecen la polinización cruzada. Por último están las apneumonas. En este grupo de químicos están los químicos producidos por el entorno de un ser vivo y que orientan a otro ser vivo dañino; ejemplo, el olor del ambiente donde pupan ciertas moscas que atrae a los insectos parásitos de éstas. 10. De todos los semioquímicos, los mas atractivos para ser usados como técnica para el control de las plagas son las feromonas. Las feromonas mas usadas son aquellas que funcionan como olores, esto es son volátiles. Su gran ventaja es que son productos que actúan a dosis muy baja y son en extremo específicos y, así, ya formulados caen en la categoría de los productos bioracionales = matan solo a la plaga, salvándose los demás animales que no son plaga. Las feromonas usadas en la agricultura (virelure para Heliothis virescens; codlelure para Laspeyresia pomonella; gossyplure para Pectinophora gossypiella; PTM1 y PTM2 para Phthorimaea operculella; angoulure para Sitotroga cerealella) y en el área de la entomología medica veterinaria (muscalure para Musca domestica; germacrene D para Blattella germanica; periplanone para Periplaneta americana) son todas sintéticas. Las feromonas pueden ser empleadas en trampas que permiten evaluar la intensidad de las poblaciones y, así, decidir cuando aplicar una técnica de control. También se pueden usar para eliminar insectos usándolas como ingrediente atractivo de cebos envenenados o creando un ambiente sobrecargado de feromona que confunde las señales olfatorias que orientan el encuentro de las parejas de insectos (confusión sexual).

===