Está en la página 1de 40
UNIVER MILENIUM ESTADISTICA CRIMINAL SUZANA; LUIS ENRIQUE CORDERO CRIMONOLOGIA MCR 203

UNIVER MILENIUM

ESTADISTICA CRIMINAL

SUZANA; LUIS ENRIQUE CORDERO

CRIMONOLOGIA MCR 203

CORRUPCION DE MENORES LUIS ENRIQUE BECERRIL CORDERO NOMBRE

____________________________

FIRMA

DEDICATORIA

Este trabajo se lo dedico a toda mi familia pa que he recibido demasiado apoyo de su parte para poder continuar estudiando lo que me gusto y elegí yo como persona.

Mi familia me ha servido de gran apoyo para yo poder seguir adelante me apoyan bastante cuando he fallado ellos me han ayudado a levantarme,

Gracias a toda mi familia en nombre de todos todo mi empeño y mi esfuerzo para lograr lo que quiero.

PROLOGO

Como licenciada en derecho pienso que este trabajo que realizo el Joven Luis Enrique es

de suma importancia para mí y creo que también para todo el mundo y México.

Este es uno de los problemas más graves que se está suscitando en México paro todos

los menores de edad hay muchos menores de edad que están en este problema muy

grave por toda las injusticias que se viven con el maltrato infantil de todos los niños que

son engañados y explotados por personas.

En otro caso con los jóvenes que son víctimas de la venta de drogas y alcohol que por

esos problemas hay muchos jóvenes alcohólicos que comente robos o cualquier cosa por

obtener drogas o alcohol y es donde se dan los delincuentes.

______________________________ Nombre y firma de la Lic.

INTRODUCCION

Este tema que elegí para mi proyecto se me hace de suma importancia para desarrollarlo porque a pesar que es nuevo en el código penal es una situación que se está tomando muy en cuenta y se están tomando muchos medidas de precaución para que esta no se cometa como muchos de precaución para que esta no se cometa como muchos saben la corrupción de menores es un delito muy grave que en la actualidad es motivo de que la ley tome sus medidas de precaución en un tiempo determinado las personas comenzaron a ver que comenzó a aumentar este caso y con el tiempo han estado siendo más graves.

Por eso mismo es que la ley y el código penal comenzaron a poner sanciones en contra de este delito para que se le castigue porque la corrupción de menores abarca una gran y extensa tipos de casos con la corrupción de menores.

Es algo muy preocupante para las familias de México porque no se sienten seguras de darle libertad a sus hijos de salir a divertirse por miedo de que les puse algo aun estas personas que cada vez son más las familias más pobres son las son amenazadas por estas situaciones en los pueblos indígenas son las que son atacadas por estas situaciones que por su falta de conocimiento las engañan y se llevan a su familia y jamás vuelven a ver y todo por su falta de conocimiento es por eso que es mejor implementar proyectos o información en las ciudades estas situaciones se dan por las redes sociales con los secuestros o las engañan con alguna cosa ponen fotos que no son así o en los bares con la venta de bebidas alcohólicas y drogas y son menores ellas no saben la muy queja es por parte de las personas de ciudad por que sus hijos se han cometido en delincuentes por seguir tomando o drogándose y las personas los obligan a esto que lo cometan.

Esta situación es hoy por hoy un tema que la mayoría de las personas están tocando porque hay demasiados jóvenes que tienen el problema del alcoholismo y que no saben medir las consecuencias no piensan en su familia ellos solo piensan en tomar porque no les interesa en lo que sufren sus familiares en lo que les puede pasar como personas que no piensan muy bien son fáciles de manipular son personas que no saben lo que es bueno y

malo ellos piensan que si se lo dice alguien más grande que ellos es porque está bien lo peor de todo es que no venden alcohol bueno aparte de todo lo venden adulterado y así hacen que los jóvenes consuman más pero no saben que también se están dañando demasiado

Portada Portadilla Dedicatoria Prologo Índice Introducción Desarrollo del trabajo Nota de pie de página Conclusiones Nexos Glosario Referencias

INDICE

CORRUPCION DE MENORES.

A través de los años, la sociedad en general se enfrentó a muchos cambios principalmente ideológicos, que dieron lugar a transformaciones socioculturales corrosivas para la humanidad como la corrupción y la violencia.

En la actualidad problemas como la trata de menores y la venta de sustancias nocivas (alcohol y drogas) en menores, se ha incrementado de manera paulatina como efecto colateral de un mundo más globalizado;para contrarrestar dichos problemas de índole sociocultural, el gobierno ha implementado medidas de seguridad para sancionar a los culpables y disminuir estos problemas en el país, a pesar de que tales problemas no se ven de manera tan desmesurada en México como en países más desarrollados como Estados Unidos, el gobierno de la República Mexicana, considera necesario tomar medidas másdrásticas, pues delitos como la trata de menores y la distribución de sustancias nocivas (alcohol y drogas) en menores, no solo es un problema nacional ya que se ha convertido en un problema de carácter internacional, debido a la ampliación del mercado global, donde se incluye los problemas citados anteriormente como un medio para incrementar la economía de un mercado ilícito, donde el único objetivo es hacerse más ricos, sin importan los daños físicos y morales que pudiesen causar a la sociedad.

Dichos problemas de corrupción y violencia se han ido desenvolviendo según el mercado que encuentran en cada país, las principales víctimas de la trata de menores son sustraídos de hogares de zonas menos desarrolladas o lugares marginados y con pocas posibilidades económicas 1 ; al hablar de la venta de alcohol y drogas en menores se habla de un mercado clandestino a pesar de que el alcohol sea una droga licita, puesto que para la distribución del mismo se deben seguir ciertas normas entre ellas, la venta de alcohol a mayores de edad, en cuanto a las drogas, cada país tiene sus propias leyes y unas pueden o no estar legalizadas, las principales causas que dan origen a ambos problemas son las transformaciones ideológicas que corrompen a la sociedad, puesto que para que este mercado ilícito pueda funcionar, debe haber consumidores y por desgracia es la misma sociedad la causante de los mismos, por la falta de valores, conciencia y conocimiento.

Al hablar de ambos problemas nos estamos refiriendo a la delincuencia organizada, ya que los principales actores de estos problemas tienen un modus operandis mas estratificado que permitió posicionar a la delincuencia organizada en un nivel más alto, permitiéndoles competir con las autoridades de los diferentes lugares donde se suscitan estos problemas, creando un conflicto aun mayor para acabar con estos delitos, pues cuentan con los recursos necesarios para seguir trabajando en el mercado ilícito.

1 Guadalupe, E. G. (1971). Un diario para el auge y la crisis. Mexico D.F.: El nacional.

DISTRIBUCION DE ALCOHOL Y DROGAS EN MENORES.

La presencia y el consumo de sustancias psicotrópicas no es algo nuevo en ninguna sociedad. Por el contrario, su existencia está plasmada en la historia de la mayoría de las culturas, con variaciones en los tipos de drogas, los patrones de uso, sus funciones individuales y sociales y las respuestas que las sociedades han ido teniendo a través del tiempo. Las sustancias psicotrópicas eran usadas en la antigüedad dentro de las prácticas sociales integradas a la medicina, la religión y lo ceremonial 2 .

En la actualidad el consumo tempano de alcohol y drogas ilegales en adolescentes, principalmente menores de edad, se ha incrementado de manera acelerada, convirtiéndose en una prioridad en materia de salud pública. En los países más desarrollados, este problema se incrementó a partir de 1990, la marihuana por citar alguna droga ilícita, es la más consumida en todo el mundo con el consumo desmesurado del alcohol, principalmente esto se ven en los hombres, aunque las mujeres también son participes de este problema 3 .

El uso de sustancias adictivas, como las drogas ilegales y el alcohol, se ha explicado mediante modelos teóricos, que se basan en el ambiente social, en la percepción del ambiente que tiene el individuo y en la personalidad de este último. Lo cierto es que, en general, estos modelos son multifactoriales y a menudo se combinan sistemas psicosociales y otras conductas que, en el caso del uso de drogas ilegales, representan una constelación o síndrome que incluye varias formas de abuso de sustancias (alcohol y drogas ilegales), al igual que otras conductas negativas como mentir o robar.

La niñez y la adolescencia, se consideran etapas de alto riesgo para iniciar en el consumo de alcohol y drogas, pues en estas etapas se busca la experimentación de cosas nuevas. La adolescencia un proceso de autodefinición personal que, junto a las estructuras intelectuales y características socioafectivas de la población, pone a los jóvenes en riesgo de empezar a manejar las tensiones a través del consumo de tóxicos (dogas y alcohol). En el caso de las drogas ilegales, se pueden observar consecuencias adversas en el corto plazo que incluyen asociaciones con otros riesgos psicosociales como accidentes y violencia, embarazo no planeado e infecciones de transmisión sexual, entre otros. Desde esta perspectiva, los estilos de vida que vulneran el desarrollo pleno de la niñez y la adolescencia constituyen el blanco de la delincuencia.

2 Paul, C. (1982). Espacio y Poder. México, D.F.: Fondo de Cultura Economica 3 Berenice, C. A. (1976). Conferencia Mundial de Derecho Humanos; El tratamiento del tema en el nuevo contexto internacional. Mexico, D.F.: Comision Nacional de los Derechos Humanos

Es por estas razones principalmente que el mercado ilícito de las drogas y el alcohol se han crecido de manera desmesurada, siendo los menores de edad los principales compradores de sustancias nocivas para la salud.

El gobierno de México inició, desde la década de 1970, acciones para atender este problema, mucho antes de que la demanda de drogas adquiriera mayores proporciones. Destacan los datos de la Encuesta Nacional de Adicciones (ENA), realizada en 1998, que permitió analizar las tendencias con los estudios similares realizados en 1988 y 1993. Los datos indican que, si bien la prevalencia global del consumo de drogas en México es aún baja al compararla con otras sociedades, registra incrementos y tendencias preocupantes.

La marihuana se mantiene como una de las principales drogas consumidas por distintos grupos de la población. Los disolventes, inhalables, drogas utilizadas principalmente por jóvenes, tienden a disminuir su importancia, pero el uso de la cocaína, droga tradicionalmente consumida por grupos reducidos de la población, se ha extendido actualmente a diversos sectores como los jóvenes y los de menos recursos 4 .

Como se puede ver, las sustancias ilícitas que se manejan en el mercado son cada vez mayores, el problema radica en la cultura de las sociedades y en la falta de atención hacia jóvenes, pues si bien es cierto que los narcotraficantes de estas sustancias son los autores intelectuales, también es cierto que este mercado no existiría sino hubiese consumidores y esto ha hecho que hoy en día hablemos de un mercado mundial ilícito como efecto de la globalización. Países más desarrollados presentan mayor porcentaje en problemas de esta índole, pero no por eso países tercermundistas se quedan atrás.

CORRUPCION DE MENORES.

Entendemos por corrupción al acto de corromper, que es una alteración del estado de las cosas, dañar o depravar. Al referirnos específicamente a corrupción de menores, estamos hablando de dañar o corromper a personas menores de 18 años.

Nos encontramos en una época de cambios ideológicos negativos, como la pérdida de valores morales como consecuencia de un mundo más globalizado. La juventud se ve como mercancía como consecuencia de modelos políticos como el neoliberalismo que arroja a comprar cuerpos de niños y jóvenes. La corrupción de menores es un delito penado por la ley hoy en día de manera más drástica, pues este problema se ha incrementado de manera acelerada aunado al tráfico de drogas en menores. La corrupción de menores se ha convertido en un mercado global con gran potencia en todo el mundo.

La protección elemental de la infancia en México, se ha deteriorado cada vez más, de

acuerdo

a

distintas

fuentes

estadísticas,

principalmente

de

organismos no

4 Union, c. d. (2014). Código Penal Federal. Mexico, D.F.: COngreso de la Union.

gubernamentales, así como de órganos internacionales como la ONU, específicamente de la UNICEF, en los que demuestran como por diferentes circunstancias los niños de nuestro país, sufren cada vez más de distintos abusos, destacando ente ellos, los de carácter sexual de toda índole.

Valiéndose se las circunstancias económicas, ideológicas y sociales en que se encuentran las víctimas, los promotores del delito aprovechan cualquier circunstancia para poder ejercer influencia sobre ellas, la corrupción de menores tiene como principal objetivo satisfacer actos sexuales normalmente va aunado a la trata de blancas, pero al referirnos a corrupción de menores, delimitamos el mercado en un pequeño pero gran estrato de este.

Este negocio ilícito se incremento debía a que los consumidores de este mercado fueron cada vez mayores y acompañado de que las autoridades participaban en estos delitos no haciendo nada o incluso siendo ellos los autores intelectuales del mismo. Estudios estadísticos recientes arrojan que es el hogar donde se presentan más casos de corrupción o dan origen a ella, debido a la desorganización de esta y los problemas que se encuentran en ella como la desintegración familiar, la incomunicación, la sobreprotección, la ausencia de límites, el mal ejemplo, etc., que hacen que los integrantes menores de la misma sean mal vulnerables ante la corrupción y la pornografía. Debido a las condiciones biopsicosociales en las que se encuentra el menor permiten que sean presas fáciles para este mercado ilícito.

La corrupción de menores se ha convertido en uno de los problemas más relevantes en las democracias emergentes porque puede conducir a la erosión de la creencia en la legitimidad del sistema político. Específicamente, los individuos que habitan en países ricos tienen menos probabilidad de ser víctimas de la corrupción, mientras la probabilidad es notablemente más alta para el ciudadano promedio de países pobres 5 . Por lo mismo, los programas anticorrupción tienen más probabilidad de ser exitosos cuando combinan acciones locales, como la profesionalización de las fuerzas policiales, con intentos más generales de mejorar el desarrollo económico de los países pobres.

Los dos problemas antes mencionados confieren a toda la sociedad en general, pues se desarrollan en diferentes partes del mundo como Estados Unidos, Rusia, México, Brasil, Portugal, Japón, etc.

Existe una relación muy estrecha en los delitos antes planteados, puesto que normalmente uno conlleva al otro o se presta para que ambos se manejen a la par en el mercado ilícito

5 Guadalupe, E. G. (1971). Un diario para el auge y la crisis. Mexico D.F.: El nacional.

GRAFICA DEL NUMERO DE MUERTES A CAUSA DEL NARCOTRAFICO EN MEXICO.

GRAFICA DEL NUMERO DE MUERTES A CAUSA DEL NARCOTRAFICO EN MEXICO. PERSONAS DETENIDAS POR NARCOTRAFICO.

PERSONAS DETENIDAS POR NARCOTRAFICO.

GRAFICA DEL NUMERO DE MUERTES A CAUSA DEL NARCOTRAFICO EN MEXICO. PERSONAS DETENIDAS POR NARCOTRAFICO.

CODIGO PENAL FEDERAL.

TITULO SEPTIMO Delitos Contra la Salud CAPITULO I De la producción, tenencia, tráfico, proselitismo y otros actos en materia de narcóticos.

Artículo 193.- Se consideran narcóticos a los estupefacientes, psicotrópicos y demás sustancias o vegetales que determinen la Ley General de Salud, los convenios y tratados internacionales de observancia obligatoria en México y los que señalen las demás disposiciones legales aplicables en la materia.

Para los efectos de este capítulo, son punibles las conductas que se relacionan con los estupefacientes, psicotrópicos y demás sustancias previstos en los artículos 237, 245, fracciones I, II, y III y 248 de la Ley General de Salud, que constituyen un problema grave para la salud pública.

El juzgador, al individualizar la pena o la medida de seguridad a imponer por la comisión de algún delito previsto en este capítulo, tomará en cuenta, además de lo establecido en los artículos 51 y 52, la cantidad y la especie de narcótico de que se trate, así como la menor o mayor lesión o puesta en peligro de la salud pública y las condiciones personales del autor o participe del hecho o la reincidencia en su caso 6 .

Los narcóticos empleados en la comisión de los delitos a que se refiere este capítulo, se pondrán a disposición de la autoridad sanitaria federal, la que procederá de acuerdo con las disposiciones o leyes de la materia a su aprovechamiento lícito o a su destrucción. Tratándose de instrumentos y vehículos utilizados para cometer los delitos considerados en este capítulo, así como de objetos y productos de esos delitos, cualquiera que sea la naturaleza de dichos bienes, se estará a lo dispuesto en los artículos 40 y 41. Para ese fin, el Ministerio Público dispondrá durante la averiguación previa el aseguramiento que corresponda y el destino procedente en apoyo a la procuración de justicia, o lo solicitará en el proceso, y promoverá el decomiso para que los bienes de que se trate o su producto se destinen a la impartición de justicia, o bien, promoverá en su caso, la suspensión y la privación de derechos agrarios o de otra índole, ante las autoridades que resulten competentes conforme a las normas aplicables.

Artículo 194.- Se impondrá prisión de diez a veinticinco años y de cien hasta quinientos días multa al que:

6 Union, c. d. (2014). Código Penal Federal. Mexico, D.F.: COngreso de la Union.

I.- Produzca, transporte, trafique, comercie, suministre aun gratuitamente o prescriba alguno de los narcóticos señalados en el artículo anterior, sin la autorización correspondiente a que se refiere la Ley General de Salud; Para los efectos de esta fracción, por producir se entiende: manufacturar, fabricar, elaborar, preparar o acondicionar algún narcótico, y por comerciar: vender, comprar, adquirir o enajenar algún narcótico. Por suministro se entiende la transmisión material de forma directa o indirecta, por cualquier concepto, de la tenencia de narcóticos. El comercio y suministro de narcóticos podrán ser investigados, perseguidos y, en su caso sancionados por las autoridades del fuero común en los términos de la Ley General de Salud, cuando se colmen los supuestos del artículo 474 de dicho ordenamiento.

II.- Introduzca o extraiga del país alguno de los narcóticos comprendidos en el artículo anterior, aunque fuere en forma momentánea o en tránsito. Si la introducción o extracción a que se refiere esta fracción no llegare a consumarse, pero de los actos realizados se desprenda claramente que esa era la finalidad del agente, la pena aplicable será de hasta las dos terceras partes de la prevista en el presente artículo.

III.- Aporte recursos económicos o de cualquier especie, o colabore de cualquier manera al financiamiento, supervisión o fomento para posibilitar la ejecución de alguno de los delitos a que se refiere este capítulo; y

IV.- Realice actos de publicidad o propaganda, para que se consuma cualesquiera de las sustancias comprendidas en el artículo anterior.

Las mismas penas previstas en este artículo y, además, privación del cargo o comisión e inhabilitación para ocupar otro hasta por cinco años, se impondrán al servidor público que, en ejercicio de susfunciones o aprovechando su cargo, permita, autorice o tolere cualesquiera de las conductas señaladas en este artículo.

Artículo 195.- Se impondrá de cinco a quince años de prisión y de cien a trescientos cincuenta días multa, al que posea alguno de los narcóticos señalados en el artículo 193, sin la autorización correspondiente a que se refiere la Ley General de Salud, siempre y cuando esa posesión sea con la finalidad de realizar alguna de las conductas previstas en el artículo 194, ambos de este código.

La posesión de narcóticos podrá ser investigada, perseguida y, en su caso sancionada por las autoridades del fuero común en los términos de la Ley General de Salud, cuando se colmen los supuestos del artículo 474 de dicho ordenamiento.

Cuando el inculpado posea alguno de los narcóticos señalados en la tabla prevista en el artículo 479 de la Ley General de Salud, en cantidad igual o superior a la que resulte de

multiplicar por mil las ahí referidas, se presume que la posesión tiene como objeto cometer alguna de las conductas previstas en el artículo 194 de este código.

Artículo 195 bis.- Cuando por las circunstancias del hecho la posesión de alguno de los narcóticos señalados en el artículo 193, sin la autorización a que se refiere la Ley General de Salud, no pueda considerarse destinada a realizar alguna de las conductas a que se refiere el artículo 194, se aplicará pena de cuatro a siete años seis meses de prisión y de cincuenta a ciento cincuenta días multa 7 .

El Ministerio Público Federal no procederá penalmente por este delito en contra de la persona que posea:

I. Medicamentos que contengan narcóticos, cuya venta al público se encuentre supeditada a requisitos especiales de adquisición, cuando por su naturaleza y cantidad dichos medicamentos sean los necesarios para el tratamiento de la persona que los posea o de otras personas sujetas a la custodia o asistencia de quien los tiene en su poder.

II. Peyote u hongos alucinógenos, cuando por la cantidad y circunstancias del caso pueda presumirse que serán utilizados en las ceremonias, usos y costumbres de los pueblos y comunidades indígenas, así reconocidos por sus autoridades propias. Para efectos de este capítulo se entiende por posesión: la tenencia material de narcóticos o cuando éstos están dentro del radio de acción y disponibilidad de la persona. La posesión de narcóticos podrá ser investigada, perseguida y, en su caso sancionada por las autoridades del fuero común en los términos de la Ley General de Salud, cuando se colmen los supuestos del artículo 474 de dicho ordenamiento.

Artículo 196.- Las penas que en su caso resulten aplicables por los delitos previstos en el artículo 194 serán aumentadas en una mitad, cuando:

I.- Se cometa por servidores públicos encargados de prevenir, denunciar, investigar o juzgar la comisión de los delitos contra la salud o por un miembro de las Fuerzas Armadas Mexicanas en situación de retiro, de reserva o en activo. En este caso, se impondrá, a dichos servidores públicos además, suspensión para desempeñar cargo o comisión en el servicio público, hasta por cinco años, o destitución, e inhabilitación hasta por un tiempo igual al de la pena de prisión impuesta. Si se trata de un miembro de las Fuerzas Armadas Mexicanas en cualquiera de las situaciones mencionadas se le impondrá, además la baja definitiva de la Fuerza Armada a que pertenezca, y se le inhabilitará hasta por un tiempo igual al de la pena de prisión impuesta, para desempeñar cargo o comisión públicos en su caso;

7 Guadalupe, E. G. (1971). Un diario para el auge y la crisis. Mexico D.F.: El nacional.

II.- La víctima fuere menor de edad o incapacitada para comprender la relevancia de la conducta o para resistir al agente;

III.- Se utilice a menores de edad o incapaces para cometer cualesquiera de esos delitos;

IV.- Se cometa en centros educativos, asistenciales, policiales o de reclusión, o en sus inmediaciones con quienes a ellos acudan;

V.- La conducta sea realizada por profesionistas, técnicos, auxiliares o personal relacionado con las disciplinas de la salud en cualesquiera de sus ramas y se valgan de esa situación para cometerlos. En este caso se impondrá, además, suspensión de derechos o funciones para el ejercicio profesional u oficio hasta por cinco años e inhabilitación hasta por un tiempo equivalente al de la prisión impuesta; VI.- El agente determine a otra persona a cometer algún delito de los previstos en el artículo 194, aprovechando el ascendiente familiar o moral o la autoridad o jerarquía que tenga sobre ella; y

VII.- Se trate del propietario poseedor, arrendatario o usufructuario de un establecimiento de cualquier naturaleza y lo empleare o para realizar algunos de los delitos previstos en este capítulo o permitiere su realización por terceros. En este caso además, se clausurará en definitiva el establecimiento.

Artículo 196 Bis.- (Se deroga).

Artículo 196 Ter.- Se impondrán de cinco a quince años de prisión y de cien a trescientos días multa, así como decomiso de los instrumentos, objetos y productos del delito, al que desvíe o por cualquier medio contribuya a desviar precursores químicos, productos químicos esenciales o máquinas, al cultivo, extracción, producción, preparación o acondicionamiento de narcóticos en cualquier forma prohibida por la ley.

La misma pena de prisión y multa, así como la inhabilitación para ocupar cualquier empleo, cargo o comisión públicos hasta por cinco años, se impondrá al servidor público que, en ejercicio de sus funciones, permita o autorice cualquiera de las conductas comprendidas en este artículo.

Son precursores químicos, productos químicos esenciales y máquinas los definidos en la ley de la materia.

Artículo 197.- Al que, sin mediar prescripción de médico legalmente autorizado, administre a otra persona, sea por inyección, inhalación, ingestión o por cualquier otro medio, algún narcótico a que se refiere el artículo 193, se le impondrá de tres a nueve años de prisión y de sesenta a ciento ochenta días multa, cualquiera que fuera la cantidad

administrada. Las penas se aumentarán hasta una mitad más si la víctima fuere menor de edad o incapaz comprender la relevancia de la conducta o para resistir al agente.

Al que indebidamente suministre gratis o prescriba a un tercero, mayor de edad, algún narcótico mencionado en el artículo 193, para su uso personal e inmediato, se le impondrá de dos a seis años de prisión y de cuarenta a ciento veinte días multa. Si quien lo adquiere es menor de edad o incapaz, las penas se aumentarán hasta una mitad. Las mismas penas del párrafo anterior se impondrán al que induzca o auxilie a otro para que consuma cualesquiera de los narcóticos señalados en el artículo 193.

Artículo 198.- Al que dedicándose como actividad principal a las labores propias del campo, siembre, cultivo o coseche plantas de marihuana, amapola, hongos alucinógenos, peyote o cualquier otro vegetal que produzca efectos similares, por cuenta propia, o con financiamiento de terceros, cuando en él concurran escasa instrucción y extrema necesidad económica, se le impondrá prisión de uno a seis años 8 .

Igual pena se impondrá al que en un predio de su propiedad, tenencia o posesión, consienta la siembra, el cultivo o la cosecha de dichas plantas en circunstancias similares a la hipótesis anterior.

Si en las conductas descritas en los dos párrafos anteriores no concurren las circunstancias que en ellos se precisan, la pena será de hasta las dos terceras partes de la prevista en el artículo 194, siempre y cuando la siembra, cultivo o cosecha se hagan con la finalidad de realizar alguna de las conductas previstas en las fracciones I y II de dicho artículo. Si falta esa finalidad, la pena será de dos a ocho años de prisión.

Si el delito fuere cometido por servidor público de alguna corporación policial, se le impondrá, además la destitución del empleo, cargo o comisión públicos y se le inhabilitará de uno a cinco años para desempeñar otro, y si el delito lo cometiere un miembro de las Fuerzas Armadas Mexicanas en situación de retiro, de reserva o en activo, se le impondrá, además de la pena de prisión señalada, la baja definitiva de la Fuerza Armada a que pertenezca y se le inhabilitará de uno a cinco años para desempeñar cargo o comisión públicos.

Artículo 199.- El Ministerio Público o la autoridad judicial del conocimiento, tan pronto conozca que una persona relacionada con algún procedimiento por los delitos previstos en los artículos 195 o 195 bis, es farmacodependiente, deberá informar de inmediato y, en su caso, dar intervención a las autoridades sanitarias competentes, para los efectos del tratamiento que corresponda.

8 Union, c. d. (2014). Código Penal Federal. Mexico, D.F.: COngreso de la Union.

En

todo

centro

de

farmacodependiente.

reclusión

se

prestarán

servicios

de

rehabilitación

al

Para el otorgamiento de la condena condicional o del beneficio de la libertad preparatoria, cuando procedan, no se considerará como antecedente de mala conducta el relativo a la farmacodependencia, pero sí se exigirá en todo caso que el sentenciado se someta al tratamiento médico correspondiente para su rehabilitación, bajo vigilancia de la autoridad ejecutora.

TITULO OCTAVO DELITOS CONTRA EL LIBRE DESARROLLO DE LA PERSONALIDAD. CAPÍTULO I Corrupción de Personas Menores de Dieciocho Años de Edad o de Personas que no tienen Capacidad para comprender el Significado del Hecho o de Personas que no tienen Capacidad para Resistirlo.

Artículo 200.- Al que comercie, distribuya, exponga, haga circular u oferte, a menores de dieciocho años de edad, libros, escritos, grabaciones, filmes, fotografías, anuncios impresos, imágenes u objetos, de carácter pornográfico, reales o simulados, sea de manera física, o a través de cualquier medio, se le impondrá de seis meses a cinco años de prisión y de trescientos a quinientos días multa 9 . No se entenderá como material pornográfico o nocivo, aquel que signifique o tenga como fin la divulgación científica, artística o técnica, o en su caso, la educación sexual, educación sobre la función reproductiva, la prevención de enfermedades de transmisión sexual y el embarazo de adolescentes, siempre que estén aprobados por la autoridad competente.

Artículo 201.- Comete el delito de corrupción, quien obligue, induzca, facilite o procure a una o varias personas menores de 18 años de edad o una o varias personas que no tienen capacidad paracomprender el significado del hecho o una o varias personas que no tienen capacidad para resistirlo a realizar cualquiera de los siguientes actos:

  • a) Consumo habitual de bebidas alcohólicas;

  • b) Consumo de sustancias tóxicas o al consumo de alguno de los narcóticos a que se

refiere el párrafo primero del artículo 193 de este Código o a la fármaco dependencia;

  • c) Mendicidad con fines de explotación;

  • d) Comisión de algún delito;

9 Paul, C. (1982). Espacio y Poder. México, D.F.: Fondo de Cultura Economica

  • e) Formar parte de una asociación delictuosa; y

  • f) Realizar actos de exhibicionismo corporal o sexuales simulados o no, con fin lascivo o

sexual.

A quién cometa este delito se le impondrá: en el caso del inciso a) o b) pena de prisión de cinco a diez años y multa de quinientos a mil días; en el caso del inciso c) pena de prisión de cuatro a nueve años y de cuatrocientos a novecientos días multa; en el caso del inciso

  • d) se estará a lo dispuesto en el artículo 52, del Capítulo I, del Título Tercero, del presente

Código; en el caso del inciso e) o f) pena de prisión de siete a doce años y multa de ochocientos a dos mil quinientos días.

Cuando se trate de mendicidad por situación de pobreza o abandono, deberá ser atendida por la asistencia social.

No se entenderá por corrupción, los programas preventivos, educativos o de cualquier índole que diseñen e impartan las instituciones públicas, privadas o sociales que tengan por objeto la educación sexual, educación sobre función reproductiva, la prevención de enfermedades de transmisión sexual y el embarazo de adolescentes, siempre que estén aprobados por la autoridad competente; las fotografías, video grabaciones, audio grabaciones o las imágenes fijas o en movimiento, impresas, plasmadas o que sean contenidas o reproducidas en medios magnéticos, electrónicos o de otro tipo y que constituyan recuerdos familiares.

En caso de duda, el juez solicitará dictámenes de peritos para evaluar la conducta en cuestión.

Cuando no sea posible determinar con precisión la edad de la persona o personas ofendidas, el juez solicitará los dictámenes periciales que correspondan.

Artículo 201 BIS.- Queda prohibido emplear a personas menores de dieciocho años de edad o a personas que no tienen capacidad para comprender el significado del hecho, en cantinas, tabernas, bares, antros, centros de vicio o cualquier otro lugar en donde se afecte de forma negativa su sano desarrollo físico, mental o emocional.

La contravención a esta disposición se castigará con prisión de uno a tres años y de trescientos a setecientos días multa, en caso de reincidencia, se ordenará el cierre definitivo del establecimiento.

Se les impondrá la misma pena a las madres, padres, tutores o curadores que acepten o promuevan que sus hijas o hijos menores de dieciocho años de edad o personas menores

de dieciocho años de edad o personas que estén bajo su guarda, custodia o tutela, sean empleados en los referidos establecimientos. Para los efectos de este precepto se considerará como empleado en la cantina, taberna, bar o centro de vicio, a la persona menor de dieciocho años que por un salario, por la sola comida, por comisión decualquier índole o por cualquier otro estipendio o emolumento, o gratuitamente, preste sus servicios en tal lugar.

Artículo 201 bis 1. Se deroga.

Artículo 201 bis 2. Se deroga.

Artículo 201 bis 3. Se deroga.

CAPÍTULO II Pornografía de Personas Menores de Dieciocho Años de Edad o de Personas que no tienen Capacidad para comprender el Significado del Hecho o de Personas que no tienen Capacidad para Resistirlo.

Artículo 202.- Comete el delito de pornografía de personas menores de dieciocho años de edad o de personas que no tienen capacidad para comprender el significado del hecho o de personas que no tienen capacidad para resistirlo, quien procure, obligue, facilite o induzca, por cualquier medio, a una o varias de estas personas a realizar actos sexuales o de exhibicionismo corporal con fines lascivos o sexuales, reales o simulados, con el objeto de video grabarlos, fotografiarlos, filmarlos, exhibirlos o describirlos a través de anuncios impresos, transmisión de archivos de datos en red pública o privada de telecomunicaciones, sistemas de cómputo, electrónicos o sucedáneos. Al autor de este delito se le impondrá pena de siete a doce años de prisión y de ochocientos a dos mil días multa.

A quien fije, imprima, video grabe, fotografíe, filme o describa actos de exhibicionismo corporal o lascivos o sexuales, reales o simulados, en que participen una o varias personas menores de dieciocho años de edad o una o varias personas que no tienen capacidad para comprender el significado del hecho o una o varias personas que no tienen capacidad para resistirlo, se le impondrá la pena de siete a doce años de prisión y de ochocientos a dos mil días multa, así como el decomiso de los objetos, instrumentos y productos del delito.

La misma pena se impondrá a quien reproduzca, almacene, distribuya, venda, compre, arriende, exponga, publicite, transmita, importe o exporte el material a que se refieren los párrafos anteriores 10 .

10 Guadalupe, E. G. (1971). Un diario para el auge y la crisis. Mexico D.F.: El nacional.

Artículo 202 BIS.- Quien almacene, compre, arriende, el material a que se refieren los párrafos anteriores, sin fines de comercialización o distribución se le impondrán de uno a cinco años de prisión y de cien a quinientos días multa. Asimismo, estará sujeto a tratamiento psiquiátrico especializado.

CAPÍTULO III Turismo Sexual en contra de Personas Menores de Dieciocho Años de Edad o de Personas que no tienen Capacidad para comprender el Significado del Hecho o de Personas que no tienen Capacidad para Resistirlo.

Artículo 203.- Comete el delito de turismo sexual quien promueva, publicite, invite, facilite o gestione por cualquier medio a que una o más personas viajen al interior o exterior del territorio nacional con la finalidad de que realice cualquier tipo de actos sexuales reales o simulados con una o varias personas menores de dieciocho años de edad, o con una o varias personas que no tienen capacidad para comprender el significado del hecho o con una o varias personas que no tienen capacidad para resistirlo.

Al autor de este delito se le impondrá una pena de siete a doce años de prisión y de ochocientos a dos mil días multa.

Artículo 203 BIS.- A quien realice cualquier tipo de actos sexuales reales o simulados con una o varias personas menores de dieciocho años de edad, o con una o varias personas que no tienen capacidad para comprender el significado del hecho o con una o varias personas que no tienen capacidad para resistirlo, en virtud del turismo sexual, se le impondrá una pena de doce a dieciséis años de prisión y de dos mil a tres mil días multa, asimismo, estará sujeto al tratamiento psiquiátrico especializado.

CAPÍTULO IV Lenocinio de Personas Menores de Dieciocho Años de Edad o de Personas que no tienen Capacidad para comprender el Significado del Hecho o de Personas que no tienen Capacidad para Resistirlo.

Artículo 204.- Comete el delito de lenocinio de personas menores de dieciocho años de edad o de personas que no tienen capacidad para comprender el significado del hecho o de personas que no tienen capacidad para resistirlo:

I.- Toda persona que explote el cuerpo de las personas antes mencionadas, por medio del comercio carnal u obtenga de él un lucro cualquiera;

II.- Al que induzca o solicite a cualquiera de las personas antes mencionadas, para que comercie sexualmente con su cuerpo o le facilite los medios para que se entregue a la prostitución, y

III.- Al que regentee, administre o sostenga directa o indirectamente, prostíbulos, casas de cita o lugares de concurrencia dedicados a explotar la prostitución de personas menores de dieciocho años de edad o de personas que no tienen capacidad para comprender el significado del hecho o de personas que no tienen capacidad para resistirlo, u obtenga cualquier beneficio con sus productos.

Al responsable de este delito se le impondrá prisión de ocho a quince años y de mil a dos mil quinientos días de multa, así como clausura definitiva de los establecimientos descritos en la fracción III.

CAPÍTULO V Trata de Personas Menores de Dieciocho Años de Edad o de Personas que no tienen Capacidad para comprender el Significado del Hecho o de Personas que no tienen Capacidad para Resistirlo.

Artículo 205. Derogado.

Artículo 205-Bis. Serán imprescriptibles las sanciones señaladas en los artículos 200, 201 y 204. Asimismo, las sanciones señaladas en dichos artículos se aumentarán al doble de la que corresponda cuando el autor tuviere para con la víctima, alguna de las siguientes relaciones:

  • a) Los que ejerzan la patria potestad, guarda o custodia;

  • b) Ascendientes o descendientes sin límite de grado;

  • c) Familiares en línea colateral hasta cuarto grado;

  • d) Tutores o curadores;

  • e) Aquél que ejerza sobre la víctima en virtud de una relación laboral, docente, doméstica,

médica o cualquier otra que implique una subordinación de la víctima;

  • f) Quien se valga de función pública para cometer el delito;

  • g) Quien habite en el mismo domicilio de la víctima;

  • h) Al ministro de un culto religioso;

i) Cuando el autor emplee violencia física, psicológica o moral en contra de la víctima; y

j) Quien esté ligado con la víctima por un lazo afectivo o de amistad, de gratitud, o algún otro que pueda influir en obtener la confianza de ésta.

En los casos de los incisos a), b), c) y d) además de las sanciones señaladas, los autores del delito perderán la patria potestad, tutela o curatela, según sea el caso, respecto de todos sus descendientes, el derecho a alimentos que pudiera corresponderle por su relación con la víctima y el derecho que pudiera tener respecto de los bienes de ésta. En los casos de los incisos e), f) y h) además de las sanciones señaladas, se castigará con destitución e inhabilitación para desempeñar el cargo o comisión o cualquiera otro de carácter público o similar, hasta por un tiempo igual a la pena impuesta. En todos los casos el juez acordará las medidas pertinentes para que se le prohíba permanentemente al ofensor tener cualquier tipo de contacto o relación con la víctima.

CAPÍTULO VIII Pederastia.

Artículo 209 Bis.- Se aplicará de nueve a dieciocho años de prisión y de setecientos cincuenta a dos mil doscientos cincuenta días multa, a quien se aproveche de la confianza, subordinación o superioridad que tiene sobre un menor de dieciocho años, derivada de su parentesco en cualquier grado, tutela, curatela, guarda o custodia, relación docente, religiosa, laboral, médica, cultural, doméstica o de cualquier índole y ejecute, obligue, induzca o convenza a ejecutar cualquier acto sexual, con o sin su consentimiento. La misma pena se aplicará a quien cometa la conducta descrita del párrafo anterior, en contra de la persona que no tenga la capacidad de comprender el significado del hecho o para resistirlo. Si el agente hace uso de violencia física, las penas se aumentarán en una mitad más.

El autor del delito podrá ser sujeto a tratamiento médico integral el tiempo que se requiera, mismo que no podrá exceder el tiempo que dure la pena de prisión impuesta.

Además de las anteriores penas, el autor del delito perderá, en su caso, la patria potestad, la tutela, la curatela, la adopción, el derecho de alimentos y el derecho que pudiera tener respecto de los bienes de la víctima, en términos de la legislación civil.

Cuando el delito fuere cometido por un servidor público o un profesionista en ejercicio de sus funciones o con motivo de ellas, además de la pena de prisión antes señalada, será inhabilitado, destituido o suspendido, de su empleo público o profesión por un término igual a la pena impuesta.

Artículo 209 Ter.- Para efecto de determinar el daño ocasionado al libre desarrollo de la personalidad de la víctima, se deberán solicitar los dictámenes necesarios para conocer su afectación. En caso de incumplimiento a la presente disposición por parte del Ministerio Público, éste será sancionado en los términos del presente Código y de la legislación aplicable.

En los casos en que el sentenciado se niegue o no pueda garantizar la atención médica, psicológica o de la especialidad que requiera, el Estado deberá proporcionar esos servicios a la víctima.

ACCIONES DE MEXICO RESPECTO A DELITOS DE LA CORRUPCCION DE MENORES Y VENTA ILICITA DE DROGAS.

Desgraciadamente en México, al igual que en muchos otros países del mundo, principalmente en aquellos donde la legislación es ambigua al respecto, y donde debido a la pobreza extrema que se padece la gran mayoría de los habitantes, es que se dan las condiciones para que esto prolifere, y sea aprovechado por la delincuencia organizada, a través del delito de trata de personas, entre otros. Nuestra legislación en concreto, ha venido siendo muy dispersa, ocasionando con ello diversos criterios en las 32 entidades 11 .

El 19 de agosto del 2010, se publicó en el Diario Oficial de la Federación, las reformas en relación a establecer a nivel federal la investigación de los delitos de corrupción de personas, pornografía, turismo sexual, lenocinio y pederastia, todos ellos contra menores de dieciocho años, y así poner lineamientos únicos para todo el territorio de la República Mexicana, sin embrago, ya antes de esta fecha existían elementos regulatorios a nivel federal en materia penal, los cuales no han servido en su conjunto para detener estas conductas criminales en contra de la integridad de los niños de nuestro país.es por ello que como medida de seguridad que tomo nuestro México al respecto fue la formulación de un solo código penal federal, para que se aplicase en las 32 entidades del país 12 . Actualmente se realizo una nueva reforma al código penal, con la idea de que la delincuencia en el país disminuya de manera significativa, esperando obtener mejores resultados que con las acciones antes tomadas.

La corrupción en México y otros países, se ha visto se sigue y se seguirá viendo si el problema no se radica desde el fondo, por lo que el trabajar todos los países en conjunto

hará la diferencia en materia penal de delitos como la corrupción narcotráfico.

de

menores

y

el

11 Berenice, C. A. (1976). Conferencia Mundial de Derecho Humanos; El tratamiento del tema en el nuevo contexto internacional. Mexico, D.F.: Comision Nacional de los Derechos Humanos 12 (Guadalupe, 1971)

CLASES DE MALTRATO INFANTIL

El maltrato se puede estudiar y entender atendiendo a la conducta mediante la cual se exterioriza la violencia contra el menor.23

  • 1. El activo

Se refiere a las agresiones que se ejecutan en el cuerpo y en la mente o desarrollo emocional del menor. Se pueden presentar, en primer lugar, en la ejecución de golpes, quemaduras, azotes o cortaduras entre otros; en segundo lugar en la comisión de actos de abuso sexual como la violación, el incesto, tocamiento de genitales e inducción a la prostitución y en tercer lugar en los actos que se realizan con el fin de dañar la estabilidad emocional, de crear una baja autoestima y de mermar el desarrollo personal, social, intelectual o moral del menor, entre los que encontramos las de rechazo, desvalorización de aptitudes y capacidades, expresiones denigrantes y groserías.

  • 2. El pasivo

Es el que se manifiesta mediante actos recurrentes e intencionales de omisión que atentan contra la integridad física y emocional del menor. Puede presentarse en la forma de conductas negligentes respecto a los cuidados y atención indispensables para el sano y armónico desarrollo del menor, como son no llevar el correcto control de aplicación de la vacunas o el no proporcionar alimentos, lo que produce un estado de desnutrición permanente en el niño y otros riesgos; también el no proporcionar los cuidados médicos necesarios cuando el menor lo requiera o las omisiones de servidores públicos en cuanto al respeto y eficiencia con que deben realizar su trabajo y función pública en los casos en que les corresponda prestar servicios y atención a los menores. También se puede manifestar mediante el abandono del menor, quien en el mejor de los casos podrá quedar con algún familiar o será remitido a una institución de asistencia por la autoridad competente.

Existen diversos tipos de maltrato que pueden ser ejecutados tanto por particulares, dentro de la familia o fuera de ella, como por el Estado, a través de sus políticas, instituciones y servidores públicos 13 .

Las clases de maltrato las podemos concentrar en tres grupos, atendiendo a las principales fuentes de agresión, y que, como se verá más adelante, en la mayoría de los casos tienen el siguiente orden: el padre o la madre, después los parientes cercanos, maestros u otras personas que tengan a cargo al menor, amigos de la familia y por último desconocidos.

  • 3. Maltrato en el hogar

Que se refiere a la violencia intrafamiliar de la que es víctima un menor cuando se ejecuta en su persona por un miembro de la familia y de forma intencional; un acto de poder u omisión recurrente que lesiona su integridad física, psicológica, emocional o sexual; esto

13 Guadalupe, E. G. (1971). Un diario para el auge y la crisis. Mexico D.F.: El nacional.

independientemente de que la relación entre el menor y el agresor nazca del matrimonio, del concubinato o de la adopción. Es importante señalar que la violencia intrafamiliar, en el caso específico que nos ocupa, de conformidad con los códigos Civil y Penal vigentes para el Distrito Federal, sólo existirá entre miembros de la familia nuclear o la extendida, es decir entre aquellos parientes que vivan bajo el mismo techo exclusivamente. Además, de conformidad con el Código Penal, se podrá equiparar a la violencia intrafamiliar, en los casos de uniones de hecho que no cumplan con las características del concubinato, el maltrato que se haga a un menor por parte de la pareja de su padre o de su madre siempre que vivan en la misma casa. Para esta última situación y en el caso de un familiar, cuando no habiten en el mismo domicilio que la víctima habrá que recurrir a otras figuras como son los delitos de lesiones, los delitos contra la libertad y el normal desarrollo psicosexual o el lenocinio y la inducción a la comisión de otros delitos.

  • 4. Maltrato por servidores públicos

Es el que sufren los menores por parte de los servidores públicos e instituciones de asistencia y educación gubernamental entre las más comunes. Un ejemplo de éstos lo podemos referir a los casos de escuelas públicas en que un maestro, abusando de la autoridad que tiene, agrede al menor verbalmente frente a todo el grupo, ya sea menospreciando su capacidad intelectual o usando expresiones y adjetivos denigrantes, propiciando trastornos psicológicos y emocionales en el menor, o cuando un policía abusando de su autoridad atenta contra la integridad física y psicológica de un menor.24

  • 5. Maltrato socio-político-económico

Éste es el que se da como producto de la deficiencia en servicios de atención político- económica y presupuesto, lo que impide que los menores crezcan y se desarrollen en condiciones óptimas, propiciando esto, entre otros problemas, la enfermedad y la muerte por deficiencias alimentarias derivadas de la pobreza. Por lo tanto, los ejecutores de este tipo de maltrato son el Estado y los organismos internacionales encargados de crear y procurar políticas y mecanismos de apoyo en la materia 14 . También se presenta como la aceptación del fenómeno en forma pasiva por la sociedad y a veces hasta por las autoridades, lo que los hace cómplices en la reproducción y persistencia de conductas antisociales como lo es el maltrato a menores dentro de la familia o por persona ajena a ella, en cualquiera de sus formas.

Arturo Loredo señala otros tipos de maltrato que normalmente no son señalados en las estadísticas como tales, y que por lo mismo resultaría interesante señalar:

  • 6. Síndrome de Munchausen25

Este síndrome se explica cuando un adulto provoca una enfermedad en el menor o propicia falsamente la aparición de síntomas de alguna enfermedad en el mismo. Esta conducta del adulto es recurrente, lo que propicia la intervención constante del médico y el sometimiento continuo del menor a tratamientos a veces innecesarios. Las situaciones que pueden manifestar la presencia de este síndrome son entre otras la constante aparición de

14 Paul, C. (1982). Espacio y Poder. México, D.F.: Fondo de Cultura Economica

una enfermedad que no se explica médicamente en el menor, la contradicción entre los datos que se obtienen de la entrevista del médico con el paciente y sus padres, y la revisión física de que es objeto el menor; que el menor muestre una mejoría cuando no se encuentra bajo los cuidados de sus padres o quien tenga su custodia, el que no haya mejoría después de haber sido sometido a los tratamientos médicos correspondientes sin que se encuentre una razón lógica para ello; la actitud de tranquilidad de los padres frente al sometimiento constante del menor a tratamientos aunque éstos le causen dolor, sufrimiento, angustia y sean riesgosos para la vida o salud del menor.

  • 7. Abuso fetal

Si recordamos que el texto del artículo 1o. de la Convención sobre los Derechos del Niño señala que se entiende por niño todo ser humano menor de 18 años, entendemos también que quedan protegidos por esta Convención aquellos seres que se han concebido y que

aún no han nacido, ya que la vida del ser humano comienza desde la concepción, y con

ella su capacidad de goce; al respecto Rafael Rojina Villegas señala: "

...

basta

la calidad

de ser humano para que se reconozca un mínimo de capacidad de goce, y por tanto una

personalidad

La capacidad de goce se atribuye también antes de la existencia orgánica

... independiente del ser humano ya concebido, quedando su personalidad destruida si no nace vivo y viable".26

Es también esta capacidad la que hace al no nato sujeto del derecho a recibir los cuidados necesarios e indispensables para llegar vivo y sano a su vida externa.

El abuso fetal entonces se referirá a los cuidados indispensables que no son proporcionados por la madre, el padre, el ginecólogo o el personal médico con competencia que son los directamente obligados a proveer las condiciones adecuadas para que el producto se encuentre en condiciones de permanecer vivo y viable para ejercer su derecho a nacer. Conviene ahora proporcionar una definición de lo que se entiende por este tipo de maltrato, y Arturo Loredo señala al respecto: "Se define como todo aquel acto que de una manera intencional o negligente cause lesión alguna al producto en gestación" 15 .27

  • 8. Maltrato ritual o religioso28

El primero es el que se ejecuta en menores como consecuencia de un ritual "satánico" en el que son objeto de actos que se caracterizan por su gran contenido de sadismo y perversidad que se manifiestan en actos de abuso sexual en los que prácticamente son violados la mayor parte de las veces los niños o cuando se realizan filmes pornográficos durante estas sesiones.

El maltrato religioso es diferente a lo explicado anteriormente y sin embargo pone en riesgo tanto la vida como la integridad de los menores y los somete a sufrimientos que pudieran ser evitados. Se puede ubicar en grupos religiosos como los Testigos de Jehová, que son el grupo más representativo por cuanto a la práctica de sus preceptos religiosos, en el que no se permiten transfusiones de sangre ni el empleo de otras sustancias o

15 Union, c. d. (2014). Código Penal Federal. Mexico, D.F.: COngreso de la Union.

derivados de la misma para la cura o tratamiento de las personas que pertenecen a él, trasplante de órganos y el uso de medicamentos hormonales, entre otras costumbres.

9. Maltrato a niños de la calle y en la calle

Este último tipo de maltrato ha sido objeto de estudio y valoración legislativa y académica tanto por organismos no gubernamentales como por Comisiones de Derechos Humanos y organismos gubernamentales como es el caso de la Asamblea de Representantes del Distrito Federal. Estos grupos de menores son de los más expuestos al maltrato y a otro tipo de violaciones a sus derechos fundamentales. Entre los riesgos a los que se exponen encontramos el que puedan ser objeto de amenazas verbales o físicas, de abuso y explotación en centros de trabajo, de abusos por actos de autoridad, de abuso sexual o violación y de coerción o inducción a participar en actividades ilícitas o las relativas a la prostitución.

Lo cierto es que al huir del abuso sexual y del maltrato físico y emocional de que en muchos casos son objeto los menores en sus hogares, se encuentran en una posición vulnerable ya que ante el sueño y la expectativa de una vida mejor se acercan y crean vínculos con quienes, abusando de ellos y sus derechos, los involucran e introducen a actividades ilícitas y denigrantes como es, entre otras, la prostitución infantil. En ocasiones no dudamos que aún sin existir el factor de engaño y seducción de una mejor situación económica, sean contra su voluntad arrojados a la práctica de la prostitución, o simplemente objeto de actos sexuales involuntarios o ilícitos.

IV. ALGUNOS DATOS QUE PERMITEN REPRESENTAR LA INCIDENCIA Y CARACTERÍSTICAS DEL MALTRATO INFANTIL

El maltrato infantil se presenta en todos los estratos económicos y en distintos centros de agresión como son en el hogar, en las escuelas, en los centros de trabajo y en la calle. Tiene presencia mundial, por lo que la proliferación del fenómeno no está relacionado con el nivel de desarrollo de los países; más bien podemos considerar que la permanente existencia y práctica del maltrato infantil se sostiene y encuentra su origen en la cultura, la costumbre y en la figura de autoridad o poder que sustentan los adultos desde tiempos ancestrales 16 .

México no es la excepción en cuanto a la presencia del maltrato infantil, pero tampoco lo es respecto a los esfuerzos por estudiar, detectar los casos y resolver el problema. Los estudios médicos sobre el tema comienzan en nuestro país a principios de la década de los 70,29 sin embargo aumenta el interés en la investigación y difusión del fenómeno, no sólo en el área médica sino en todas las áreas que abarca este problema, a partir de los años 80 y aún más como consecuencia de la adopción por la Asamblea General de las Naciones Unidas de la Convención sobre los Derechos del Niño en 1989, que fuera ratificada por México en septiembre de 1990.

16 Berenice, C. A. (1976). Conferencia Mundial de Derecho Humanos; El tratamiento del tema en el nuevo contexto internacional. Mexico, D.F.: Comision Nacional de los Derechos Humanos

Existen estudios que proporcionan datos muy ilustrativos respecto a las características e incidencia del maltrato infantil. Para comenzar resulta importante hacer referencia al estudio realizado por Marcovich,30 que fuera el primer trabajo de campo enfocado específicamente al fenómeno del maltrato al menor, y que mostró las primeras cifras sobre las consecuencias del mismo. El trabajo se puede resumir de la siguiente forma, según los datos de los rubros más importantes; por lo que hace a la incidencia y mortalidad en el fenómeno, encontramos que se recibieron en el Hospital Infantil de México 686 casos de maltrato comprobado, y en los cuales 379 niños murieron como consecuencia de esta violencia. Por lo que se refirió a la clase de maltrato físico, se señalan como los actos más frecuentes las quemaduras, azotes, inanición y ayuno prolongado, baños de agua helada, encierros, amarres e intoxicación con hierbas. Por lo que hace a los agresores, se refiere que la mayor incidencia de casos correspondió a la madre en un 39%, después el padre en un 19%, padrastros y madrastras en un 10%, abuelos 2%, tíos 2.6% y otros 7.3%. Por lo que hace a la edad de la víctima, el estudio reveló que en primer lugar se encontraron los menores entre 4 y 6 años (23%), en segundo lugar a los menores entre 7 y 12 años (20%), en tercer lugar los menores de uno a 3 años (17.3%), en cuarto los mayores de 13 años (9.5%), en quinto los menores de menos de 8 días (11%) y por último los menores de 1 a 6 meses (6.9%). Por lo que hace al sexo de las víctimas el estudio reflejó que el 50.6% fueron niñas y el 49.4% niños

En 1992, instituciones competentes en materia de menores realizaron un estudio que reveló que durante el periodo enero-junio del mismo año se habían atendido 65,055 casos de víctimas de maltrato y delitos sexuales, de los cuales sólo en 142 casos se comprobaron la violencia y se inició el procedimiento correspondiente.31 17

De acuerdo con las estadísticas nacionales,32 y de conformidad con la clasificación internacional de enfermedades: las defunciones, sólo en el caso de menores de un año, por homicidios y lesiones infligidas intencionalmente por otra persona fueron de 140 en 1995, cifras que superan el total de casos por año del periodo 1992-94 en aproximadamente un 20%, por lo que la tendencia durante el quinquenio fue de incremento en la violencia contra los menores con esta característica.

El Programa DIF-Preman33 proporcionó datos que permitieron integrar un diagnóstico a nivel nacional en el año de 1995. Dicho estudio mostró que desde su inicio hasta octubre de 1995 se recibieron 16,028 denuncias de violencia contra menores, de las que en 5,940 se comprobó que tal maltrato se presentó. Esto quiere decir que se recibió aproximadamente un promedio anual de 1,145 denuncias en que el maltrato se comprobó en aproximadamente 424 casos. Del total de los casos antes señalados, 1,640 fueron reportados sólo entre enero y octubre de 1995, lo que representa un promedio mensual de denuncia de 164 casos, y de éstos sólo se comprobó el maltrato en 649 casos lo que representa que éste existió en 65 casos por mes.

Otros datos que diera a conocer la Dirección de Asistencia Jurídica del DIF en octubre de 1996, muestran que, del total de denuncias presentadas durante esos 10 meses por maltrato, en 3,428 casos la madre fue la agresora, en 2,206 el padre, en 485 los padrastros, en 417 las madrastras, en 243 los abuelos, en 188 los tíos, en 88 los maestros

17 Paul, C. (1982). Espacio y Poder. México, D.F.: Fondo de Cultura Economica

y en 399 otras personas. Por lo que hace a las características de los menores víctimas del maltrato, se mencionan las relativas a escolaridad, a las que añadiremos rangos aproximados de edad: en primer lugar se encuentran niños que cursan la primaria [entre los 6 y los 12 años], en segundo lugar los que cursan el jardín de niños [entre los 3 y los 5 años], en tercer lugar los que cursan la secundaria [entre 13 y 16 años], en cuarto lugar los niños en periodo de lactancia [entre 0 y 2 años], en último los que cursan la preparatoria [mayores de 16 años]. Por último, respecto a la cantidad de casos atendidos de acuerdo con la agresión de que fueron objeto los menores, encontramos que se presentaron 3,962 casos de maltrato físico, 1,890 casos de maltrato emocional o psicológico, 1,831 casos de falta de cuidados y 358 casos de abuso sexual.

La Dirección General de Asuntos de Menores e Incapaces de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal dio a conocer que desde enero hasta octubre de 1996 había recibido aproximadamente 618 denuncias por delitos sexuales en contra de menores, de los cuales 362 fueron por el delito de violación y 256 por abuso sexual.34

Por lo que hace a las estadísticas proporcionadas por el Centro de Terapia de Apoyo a Víctimas de Delitos Sexuales35 podemos ver que durante el periodo enero-septiembre de 1997 se atendieron a 2,729 mujeres y 457 hombres, lo que da un total de 3,186 casos. El porcentaje de víctimas atendiendo a su edad fue del 11.9% en menores de entre 0 y 6 años, 17.5% en menores de entre 7 y 12 años, y 23.9% en menores entre 13 y 17 años, lo que representa aproximadamente el 53.3% del total de casos atendidos. El total de menores de 13 años agredidos sexualmente fue de 935: 641 niñas y 249 niños. El porcentaje de niños, menores de 13 años que recibieron atención atendiendo al tipo de delito de que fueron objeto fue del 52% por abuso sexual, 31% por violación simple, 9.1% por denuncia de homicidio, 1.5% por estupro, 1.0% por violación equiparada, 0.5% violación tumultuaria, 0.6% por tentativa de violación, y 4.2% por otros delitos.

Así también contamos con información estadística del Centro de Atención a la Violencia Intrafamiliar36 proporcionada en 1996. Los datos muestran que se atendieron 10,180 casos en 1996, y que el porcentaje aproximado de agresores atendiendo al parentesco con la víctima fue de 2.2% en el caso de las madres, 2.1% en el caso de los padres, 0.7% en el caso de padrastros o madrastras. También muestran que durante el periodo enero- septiembre de 1997 fueron atendidos 6,954 de violencia intrafamiliar en los que los agresores fueron en un 2.5% la madre, en un 2.0% el padre, en un 0.2% el padre y la madre así como el padrastro y la madrastra. Durante el último periodo, en el total de casos en que se atendió a las víctimas fueron en 0.4% menores entre 0 y 6 años, en 0.9% menores entre 7 y 12 años, en 3.2% menores de entre 13 y 17 años, lo que representa aproximadamente el 4.5% del total de los casos recibidos 18 .

Como se puede observar, los agresores más frecuentes en el caso del maltrato son los padres y especialmente la madre; en el caso del abuso sexual se puede desprender que los más frecuentes son los familiares cercanos y los padrastros o madrastras. También se ha comprobado, en fechas recientes, que entre las personas que más denuncian los actos de maltrato y abuso sexual se encuentran los familiares, en primer lugar, y los vecinos en segundo lugar. También se puede observar que las víctimas de maltrato más recurrentes,

18 Union, c. d. (2014). Código Penal Federal. Mexico, D.F.: COngreso de la Union.

de acuerdo con las últimas estadísticas, son los menores que se encuentran entre los 7 y los 16 años de edad. Por otro lado, podemos ver que las cifras han variado, sin embargo esto no quiere decir que éstas proporcionen un dato real respecto si el fenómeno ha aumentado o disminuido, ya que hay que considerar factores como la falta de denuncia de antaño o el incremento de denuncia en los últimos años, el caso del maltrato a niños de la calle que por razones propias de su situación y de las características de vida que tienen, presentan baja denuncia o la falta de estudios estadísticos a nivel nacional; todos estos son factores que no permiten vislumbrar las verdaderas proporciones del problema. Las cifras proporcionadas por las estadísticas anteriores representan sólo un bosquejo de las dimensiones del maltrato en México; todavía hay muchas familias y víctimas que mantienen en el anonimato este tipo de actividades desorientadas y más aún cuando se trata de ilícitos que atentan contra la integridad sexual del menor, asimismo otro factor que tampoco ayuda, en algunos casos, es la falta de uniformidad en los criterios de la autoridad competente (el agente del Ministerio Público) en la investigación y determinación del delito. Sin embargo, se ha comenzado a promover tanto una cultura de denuncia a nivel nacional como una postura de aceptación del problema, lo que ha llevado a la creación y solidificación de las políticas e instancias especializadas creadas para la protección del menor.

Por otro lado, podemos observar que no existe una fuente especializada que concentre las estadísticas nacionales sobre el fenómeno, lo que crea problemas en cuanto a la organización de los datos y su confiabilidad. Deberían aprovecharse instituciones como el INEGI, organismo nacional de estadística, o mecanismos creados por leyes como lo son, por ejemplo: el Sistema Nacional de Información Básica en materia de asistencia social, contemplado en la Ley de Salud, en el que lógicamente debería incluirse la información estadística relativa al tema que nos ocupa y ponerla a disposición del público o el Sistema de Información del Distrito Federal y el Sistema de Registro de Información Estadística, establecidos por la Ley de Prevención y Asistencia a la Violencia Intrafamiliar para el Distrito Federal, que finalmente podrían ser aplicados no sólo local sino nacionalmente.

V. ALGUNAS ACCIONES PARA COMBATIR EL MALTRATO AL MENOR

En atención a lo dispuesto por el artículo 4o. constitucional, dando cumplimiento a las leyes o reglamentos de las instituciones competentes en la materia, atendiendo a lo dispuesto por la Convención sobre los Derechos del Niño y obedeciendo a los objetivos del Programa de Acción en Favor de la Infancia 1995-2000, tanto el gobierno mexicano como la sociedad civil han realizado esfuerzos en foros, conferencias y seminarios con el fin de estudiar, proponer soluciones y promover acciones contra el maltrato al menor; por su importancia señalaremos algunos de ellos:

Las Jornadas sobre la Problemática del Niño en México,37 organizadas por la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad-Azcapotzalco, realizado con la finalidad de encontrar y dar a conocer la verdadera situación del niño mexicano, así como concientizar a la población sobre los problemas que éste vive y sus repercusiones en el desarrollo familiar, social y del Estado, procurando a partir de todo esto proponer medidas de cambio en cuanto a la protección del menor en nuestro país.

Foro Derechos Humanos de los Niños, Responsabilidad Compartida,38 realizado por la Comisión de Derechos Humanos y El Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado de México. Este foro tuvo entre sus objetivos estudiar y analizar la situación de los menores discapacitados, maltratados y abandonados para alcanzar metas como la creación de propuestas y alternativas de solución a los problemas planteados durante el foro.

El Tercer Congreso Nacional de la Federación Mexicana de Organismos Públicos de Protección y Defensa de los Derechos Humanos,39 en el que se trataron temas como la Convención sobre los Derechos del Niño, abordándose la situación de represión y maltrato en que viven los niños y cómo éstos se convierten en una prioridad para las Naciones Unidas, lo que da como resultado que se reconozcan y se refuercen en la práctica los derechos que quedan plasmados en dicha Convención 19 . Otro tema que se abordó fue el de la situación de la niñez en materia de derechos humanos: en el que se habló, entre otros tópicos, sobre el maltrato infantil, de cómo éste representa un grave obstáculo para el desarrollo del menor y cómo influye tanto en el respeto a sí mismo como al de otros integrantes de su familia o de la sociedad, y en la reproducción de estas conductas en su vida futura.

El Congreso Nacional sobre Maltrato al Menor,40 organizado por el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia en colaboración con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia y la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, que abordó temas como las causas y efectos del maltrato a menores, el maltrato en el ámbito de la familia, consecuencias psicológicas del maltrato infantil y prevención del maltrato a niños, etcétera.

El Tercer Foro Nacional del Colectivo Mexicano de Apoyo al Menor,41 organismo no gubernamental preocupado por la situación de la niñez mexicana y por la lucha en la tarea de la sociedad civil por estudiar y dar a conocer el fenómeno de maltrato a niños como un medio para crear un espacio para la formulación de propuestas que permitan mejorar la situación de los menores y la erradicación del problema de maltrato.

El Programa Nacional de Acción en Favor de la Infancia, que fuera presentado y puesto en marcha el 30 de octubre de 1995 y que tiene entre sus objetivos fundamentales garantizar el respeto y pleno ejercicio de los derechos fundamentales del menor, así como la protección especial de los niños que son víctimas del maltrato y la violencia, ya que éstos se encuentran entre los niños en circunstancias especialmente difíciles, protegidos por la Convención sobre los Derechos del Niño. Para lograr lo anterior, se plantean estrategias y políticas públicas por el gobierno en el combate a este fenómeno. Una de la prioridades de los programas se materializa en el objetivo fundamental de llevar a cabo reformas legislativas y administrativas, así como acciones de difusión, educación e información sobre el fenómeno del maltrato al menor en todas sus modalidades, concientizando así a la familia y a la sociedad sobre las graves consecuencias del fenómeno.

19 Berenice, C. A. (1976). Conferencia Mundial de Derecho Humanos; El tratamiento del tema en el nuevo contexto internacional. Mexico, D.F.: Comision Nacional de los Derechos Humanos

Se organizaron las primeras elecciones infantiles en México, bajo el nombre La Democracia y los Derechos de los Niños,42 que tuvieron como objetivo que los menores encontraran un medio para manifestar sus preocupaciones en torno a su situación y sus derechos fundamentales. Como resultado de estas elecciones se concluyó que era necesario realizar una nueva campaña de difusión de los derechos del niño y en especial aquellos derechos relativos a la protección y al respeto a la integridad física, psicológica y sexual de los menores por todos los sectores de la sociedad y del Estado.

Las Jornadas: Derechos Humanos y Sexualidad,43 organizadas por la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, la Universidad Nacional Autónoma de México y la Asociación Mexicana de Sexología, en el que se tocaron entre otros temas el estudio de las causas de la violencia sexual y sus repercusiones, el abuso sexual de que son víctimas los menores, y la importancia de la promoción de la asistencia social, la asistencia jurídica, los derechos y las acciones que tiene una persona o un menor que haya sido víctima de este tipo de delitos.

El II Foro sobre el Menor y la Procuración de Justicia,44 organizado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos, la Fundación Casa Alianza de México y Reintegra. Entre los puntos que se trataron se encuentra el de la necesidad de que los organismos e instituciones que se especializan en la atención y protección de menores y sus derechos fundamentales desarrollen mayores esfuerzos para lograr avances y mejores resultados en la solución al problema de la procuración de justicia en caso de menores y del maltrato a los mismos, entre otros temas. También se puntualizó la necesidad que existe de que se promueva la colaboración y asistencia entre el gobierno y organismos civiles para la promoción, creación y aplicación de mayores y mejores mecanismos, leyes, procedimientos e instituciones especializadas que garanticen un verdadero respeto y vigencia de los derechos del niño.

La Marcha Global contra el Trabajo Infantil.45 El objetivo de esta marcha consistió en tratar de concientizar a los países de América Latina sobre el problema del trabajo infantil y el maltrato que re-presenta, ya que pueden ser víctimas de actividades de pornografía infantil, hostigamiento sexual y otras formas de explotación; se afirma que cualquier tipo de explotación económica del menor puede representar peligros en su integridad y en su desarrollo físico, mental y social 20 .

El Programa Interinstitucional en Favor de los Derechos de la Niñez y los Valores de la Democracia,46 que se encuentra integrado por el Instituto Federal Electoral, la Secretaría de Educación Pública, el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia, la Comisión Nacional de Derechos Humanos, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia. Una de las finalidades de este programa es el de difundir los derechos del niño y concientizar a la sociedad sobre la importancia de los mismos y su respeto; otro objetivo es el de unificar y sumar las experiencias, los esfuerzos y los trabajos de estas instituciones con la intención de obtener un mejor desarrollo y resultados en las políticas gubernamentales implementadas para la protección, promoción y fomento de los derechos del niño.

20 Union, c. d. (2014). Código Penal Federal. Mexico, D.F.: COngreso de la Union.

VI. EL MARCO INSTITUCIONAL DE ATENCIÓN AL NIÑO MALTRATADO

A continuación señalaremos algunos organismos gubernamentales que de conformidad con las disposiciones de su creación prestan servicios, entre otros sujetos de atención, a los niños objeto de maltrato en cualquiera de sus modalidades.

El 3 de octubre de 1990 mediante acuerdo número A/026/90 se crea el Centro de Atención a la Víctima de Violencia Intrafamiliar, dicho centro tiene como objetivo el de atender los casos de violencia intrafamiliar que se hagan de su conocimiento, proporcionando a los involucrados en el problema atención psicológica, jurídica y de trabajo social, y así trabajar en la prevención del fenómeno. También tendrá a su cargo realizar trabajo de investigación que dé como resultado propuestas y acciones tendentes a la reducción y erradicación del problema. Esta área depende de la Supervisión General de Servicios a la Comunidad a través de la Dirección de Atención a Víctimas de la PGJDF.

Posteriormente, ante el crecimiento y gravedad de las denuncias por delitos sexuales se consideró necesario crear una unidad especializada de atención a víctimas de dichos delitos a la que se llamó Centro de Terapia de Apoyo a Víctimas de Delitos Sexuales y que se crea por acuerdo número A/009/91 del 22 de marzo de 1991. Este órgano de apoyo cuenta entre sus funciones las de proporcionar atención psicológica a las víctimas de violencia sexual y a los familiares que sean derivados a él por áreas de la propia procuraduría o inclusive de otras instituciones, cuando así sea necesario, en los términos del propio acuerdo. También realizará tanto investigación sobre el fenómeno como estudios y diagnósticos psicológicos a las víctimas, con el fin de estar en posibilidad de proponer nuevas y eficaces soluciones a los problemas que más se presentan, así como trabajo interinstitucional y extra institucional dirigidos a proporcionar a las víctimas de violencia sexual una atención integral. El centro depende de la Dirección General de Atención a Víctimas de Delito y de la Subprocuraduría de Atención a Víctimas y Servicios a la Comunidad.

Por otro lado, el 17 de julio de 1996 se publicó, en el Diario Oficial de la Federación, la Ley Orgánica de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, en cuyo capítulo X, denominado De las Direcciones Generales, se establecen las funciones de la Dirección General del Ministerio Público en lo Familiar y de la Dirección General de Asuntos de Menores e Incapaces. Entre sus principales funciones estarán realizar acciones de coordinación con instituciones públicas y privadas que tengan como función la prestación de servicios de asistencia social a menores; efectuar acciones de apoyo al albergue temporal de la propia Procuraduría, conocer de aquellos casos en que exista una situación de conflicto que pueda causar un daño o peligro a un menor o por la que pueda resultar afectado con el fin de dictar las medidas necesarias para su protección; cuando así proceda, deberá entregar a los menores a quién corresponda conforme al derecho, o en su caso a un albergue o casa de asistencia social, y promover ante la autoridad judicial la custodia o tutela del menor cuando así corresponda, iniciar e integrar las averiguaciones

previas en aquellos casos en que un menor sea la víctima, etcétera

21

.

21 Paul, C. (1982). Espacio y Poder. México, D.F.: Fondo de Cultura Economica

Contamos también con el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia que ha desarrollado y aplicado el programa especializado en atención al niño maltratado denominado DIF-Preman,47 esto es el Programa de Prevención al Maltrato del Menor. El marco legal de este programa lo encontramos, por un lado, en el artículo 4o. de la Ley sobre el Sistema Nacional de Asistencia Social que nos dice quiénes son sujetos de recepción de esta asistencia, en el tema que nos ocupa lo serán los menores en estado de abandono, desamparo, desnutrición o sujetos a maltrato, mujeres en periodo de gestación o lactancia y víctimas de la comisión de delitos en estado de abandono, y por otro, en los artículos 172 de la Ley General de Salud y 13, 15, 17, 44, 46 de la Ley sobre el Sistema Nacional de Asistencia Social, conforme con los cuales el DIF tiene entre sus funciones la promoción de la asistencia social, la prestación de servicios en este campo, el apoyo al desarrollo de la familia y de la comunidad, el fomento e impulso al sano crecimiento físico, mental y social de la niñez, la investigación y estudio en el área, y asuntos de asistencia social, la asistencia jurídica a menores, ancianos y discapacitados; hacer del conocimiento del Ministerio Público los asuntos sobre protección de menores e incapaces y en los casos en que ocurran procedimientos civiles y familiares. Por último, se establece que este órgano deberá promover la participación de la población en actividades de protección a grupos vulnerables y de una cultura de denuncia cuando las víctimas no puedan hacerlo por ellas mismas 22 .

En 1993, la Comisión Nacional de Derechos Humanos crea el Programa sobre Asuntos de la Mujer, que presta el servicio de orientación a mujeres víctimas de violencia intrafamiliar, y que en 1994 amplió su competencia al ámbito del niño y la familia, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal también cuenta con un programa de atención a niños y mujeres que depende de la Subdirección de Seguimiento de Acuerdos y que presta el servicio de recepción de quejas y orientación. Por otra parte, se comienzan a crear en las procuradurías de Justicia de los Estados (Chihuahua: Unidad de Atención Especializada en Delitos sexuales y Violencia Intrafamiliar; Morelos: Dirección de Prevención y Auxilio a Víctimas del delito; San Luis Potosí Subprocuraduría General de Justicia para la Atención de los Delitos Sexuales y Violencia Intrafamiliar; Veracruz:

Agencia Especializada en delitos contra la libertad, la seguridad sexual y la familia) y en las comisiones y procuradurías de derechos humanos estatales, áreas de atención a víctimas de delitos sexuales, violencia intrafamiliar y de violaciones a los derechos humanos en general, dirigidas especialmente a asistir a mujeres y niños 23 .

Existen además otras instancias que también tienen por objeto proteger los intereses de los menores e incapaces y especialmente los de aquéllos que por alguna razón no se encuentren sujetos a patria potestad o tutela, que tienen carencia de familia, rechazo familiar o son objeto de maltrato físico o psicológico; bajo este rubro contamos con el Albergue Temporal de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, las casas cuna y las casas hogar para menores del sector público, social y privado.

22 Union, c. d. (2014). Código Penal Federal. Mexico, D.F.: COngreso de la Union. 23 Berenice, C. A. (1976). Conferencia Mundial de Derecho Humanos; El tratamiento del tema en el nuevo contexto internacional. Mexico, D.F.: Comision Nacional de los Derechos Humanos

CONCLUSION

Concluimos que la corrupción de menores es la trata de una persona menores es la

trata de una persona menor de edad que es explotada de diversas maneras. La corrupción de menores es explotar a los menores y que fueron engañados porque son personas que no saben y son engañadas con cosas que les prometen.

La corrupción de menores es castigada y penado por la ley y en el código penal está

No hay ninguna fuente en el documento actual.

No hay ninguna fuente en el documento actual. castigado con cárcel.

La corrupción de menores está castigado por que la gene se ha quejado mucho de

La corrupción de menores es lo peor que se puede hacer por el código penal.

A pesar de que es nuevo en el código penal está muy bien castigado por la les

porque se ha dado cuenta que este problema ha estado aumentando.

este problema por la inseguridad de su familia y piensan que nadie está seguro. México está preocupado por este problema en México se ha dado la mayor índice

de corrupción de menores. En México se ha dado más el más aumento de la corrupción de menores porque el gobierno saben que no se castiga o no hacen nada por detenerlo

ANEXOS ENCUESTA UNIVER MILENIUM… ESTADISTICA CRIMINAL. CORRUPCIO DE MENORES LUIS ENRIQUE BECERRIL CORDERO 1.- ¿Qué opinas

ANEXOS

ENCUESTA

UNIVER MILENIUM…

ESTADISTICA CRIMINAL. CORRUPCIO DE MENORES LUIS ENRIQUE BECERRIL CORDERO

1.- ¿Qué opinas de la corrupción de menores?

  • A. Que es algo que nos afecta como sociedad

  • B. Que está bien lo que hacen esas personas

    • C. Para que se dejan engañar Esas personas y no cuidan en sus hijos.

a)

35

b) 5

c)

0

pregunta 1 35 40 20 5 0 0 a) b) c) Series1 B. C. Cuidarías y
pregunta 1
35
40
20
5
0
0
a)
b)
c)
Series1
B.
C.
Cuidarías y tomarías medidas
de prevención con tus hijos
b) 5
c) 15
25
20
20
15
15
10
5
5
0
a)
b)
c)

2.- ¿Tú como Padre ponte en su lugar qué harías para detener la Corrupción?

  • A. Pondrías tu apoyo con la autoridad.

No apoyarías a la ley y te daría igual

  • a) 20

3.- ¿Sabes que contigo tiene esa información al código Penal?

  • A. Si

B.

No

C.

Tal vez

  • a) 15

b) 15

c)

10

20 a), 15 b), 15 15 c), 10 10 5 0 a) b) c)
20
a), 15
b), 15
15
c), 10
10
5
0
a)
b)
c)

4.- ¿Qué tu como padre o hijo fueran atacados con tu hijo y se víctima o tu como joven que harías?

  • A. Apoyaría más a ley a partir de eso.

  • B. Te arrepentirías de no tomar medidas antes

  • C. Te seguiría dando igual

  • a) 10

b) 20 c) 10 25 b), 20 20 15 a), 10 c), 10 10 5 0
b)
20
c)
10
25
b), 20
20
15
a), 10
c), 10
10
5
0
  • a) b)

c)

5.- ¿Qué es para ti la corrupción de menores?

  • A. Secuestro de un niño

  • B. Llevarlo a otro lugar donde no vive para explotarlo

  • C. No se

  • a) 15

b) 20 c) 5 25 20 15 10 5 15 20 5 0 a) b) c)
b) 20
c) 5
25
20
15
10
5
15
20
5
0
a)
b)
c)

6.- ¿Tú como persona cometerías la Corrupción a Menores?

  • A. Si porque es buen negocio

  • B. No porque no me gustaría que a mis hijos a mí me lo hicieran

  • a) 10

b) 30 c) 0 35 30 30 25 20 15 10 10 5 0 0 a)
b) 30
c)
0
35
30
30
25
20
15
10
10
5
0
0
a)
b)
c)

7.- ¿Tu si fueras víctima de la corrupción o tu hijo que castigo crees que sería bueno para quien lo cometió?

  • A. Cadena Perpetua

B.

6 a 7 años

C. Solo una multa

  • a) 25

b) 10

c) 5

5 0 10 c), 5 b), a), 25 30 25 20 15 10 b) a) c)
5
0
10
c), 5
b),
a), 25
30
25
20
15
10
b)
a)
c)

8.- ¿Si se la hicieron a una persona que no te cae bien que multa pondrías?

A. Munta solo B. Ninguna C. La misma por está cometiendo un delito Cadena Perpetua a)
A.
Munta solo
B. Ninguna
C.
La misma por está
cometiendo un
delito Cadena
Perpetua
a)
20
b) 15
c) 5
a), 20
20
b), 15
c), 15
15
10
5
0
a)
b)
c)
9.- ¿Cómo víctima de la Corrupción de menores tu que exigirías?
A.
Un castigo más
grande a esas
personas
B.
Más seguridad para
los ciudadanos
C.
Nada
a)
20
b) 15
c)
5
a), 20
20
b), 15
c), 15
15
10
5
0
a)
b)
c)

REFERENCIA DE CONSULTA

Berenice, C. A. (1976). Conferencia Mundial de Derecho Humanos; El tratamiento del tema en el nuevo contexto internacional. Mexico, D.F.: Comision Nacional de los Derechos Humanos.

Guadalupe, E. G. (1971). Un diario para el auge y la crisis. Mexico D.F.: El nacional.

Paul, C. (1982). Espacio y Poder. México, D.F.: Fondo de Cultura Economica.

Roberto, T. C. (1998). El consumo de drogas en México. México, D.F.: ISSA .

Union, c. d. (2014). Código Penal Federal. Mexico, D.F.: COngreso de la Union.