Está en la página 1de 2
EL MINISTRO SE INVENTA CIFRAS PARA ENTURBIAR LA CREDIBILIDAD DE CANARIAS Soria insiste en la

EL MINISTRO SE INVENTA CIFRAS PARA ENTURBIAR LA CREDIBILIDAD DE CANARIAS

.

Quien juega con fuego corre serio peligro de quemarse. Y Soria juega a pirómano en el peor escenario, el que los expertos llaman los tres 30: más de 30 grados de temperatura, menos del 30% de humedad y un viento superior a 30 kilómetros por hora. Y la situación económica y política española está precisamente sometida a esos tres parámetros, lo que desaconseja hacer lo que el ministro de Industria viene a hacer cada fin de semana a Canarias:

incendiar el ambiente, atacar a los Canarios lanzando mensajes falsos sobre la situación económica y frustrando aspiraciones que él hubiera defendido con ardor guerrero si estuviera del otro lado de la barrera, es decir, compartiendo garito con cualquiera de los socios en presencia. Su última aportación a la piromanía ha sido mentir abiertamente sobre la deuda de la Comunidad Autónoma de Canarias y, ante las respuestas del consejero González Ortiz, inflarlas todavía más para prometer, acto seguido, que gracias a su varita mágica todo quedará felizmente reconducido. Veamos en qué ha consistido la nueva fogalera del ministro, porque cuando la capten van a concluir que este hombre ha perdido el norte ya por completo.

que este hombre ha perdido el norte ya por completo. PRIMERO LOS APLAZÓ ZP; LUEGO RAJOY,

PRIMERO LOS APLAZÓ ZP; LUEGO RAJOY, Y SORIA DEBERÍA SABERLO 1.400 millones aplazados en diez años

Dice el ministro Soria que Canarias está prácticamente en quiebra, que su deuda con vencimiento inmediato se aproxima prácticamente a los 2.000 millones de euros, cantidad a la que llegó después de cifrarla en 1.000 y ver que González Ortiz le salía respondón. En sus últimas declaraciones a Canarias7 ha dicho que, dentro de esos 2.000 millones hay 1.400 que Canarias ha de pagar de inmediato al Estado en concepto de “liquidaciones negativas”, para añadir acto seguido que, en un gesto de magnanimidad, iba a tratar de resolver hablando con el ministro Montoro. Pues bien, esos 1.400 millones de los que habla el pirómano metido a ministro son la suma de las liquidaciones negativas de los años 2008 y 2009, es cierto, pero se trata de una cantidad que fue aplazada a Canarias (y a todas las comunidades autónomas) por un tal José Luis Rodríguez Zapatero en 2009, cuando el consejero de Economía y Hacienda de Canarias era un tal José Manuel Soria, que habría de conocer este dato tan incontrovertible. Zapatero otorgó vía ley un aplazamiento de cinco años, que ahora ha pasado a ser de diez en la nueva Ley de Presupuestos aprobada por un Consejo de Ministros en el que se sienta este incorregible trolero. Luego, ya se puede ir ahorrando el trabajo de arreglarlo, que ya lo está, haga el favorcito.

SALDANDO LA DEUDA DE MADRID NO HABRÍA DEUDA Lo que habría hecho él Gracias a ese aplazamiento (y no gracias a Soria) a Canarias le ha tocado pagar en 2012 una anualidad de 137 millones de euros que, como podría corroborarle al ministro

teldense su compañero Montoro, Canarias ya ha pagado. Como ha pagado los más de 46,6 millones de euros de la liquidación por el mismo concepto de 2010, que el Gobierno del PP sí que se negó a aplazar a las comunidades autónomas, contra las que ha emprendido una feroz cruzada con el cada vez más indisimulado deseo de intervenirlas por la misma vía que ha hecho con los Ayuntamientos: pídeme dinero que ya verás cómo te aprieto el pescuezo. Otro gallo nos cantaría a los canarios si Soria, en vez de estarnos persiguiendo y enturbiando nuestra credibilidad financiera, consiguiera su desfrenado empeño de colocar al PP en el Gobierno de Canarias. Quizás entonces, en lugar de inventarse deudas se preocuparía por exigirle a Rajoy y a Montoro que se pagaran a Canarias los más de 1.000 millones que se le deben desde el Estado, 812 por estar por debajo de la media de las comunidades autónomas en el sistema de financiación y 195 millones por inversión vía REF, como siempre reclamó el PP mientras estuvo en el machito. Pero, desgraciadamente para los canarios, ahora toca ahogarnos por el capricho de nuestra joya de ministro que, cuando estemos con el agua al cuello, llegará a Gando a bordo de un Falcon, al pie de cuya escalerilla la delegada del Gobierno habrá dispuesto una alfombra roja bajo palio para, de esa guisa, recibirlo como el salvador de las colonias de ultramar. La táctica del pirómano bombero de la que los teóricos han olvidado las contraindicaciones: si juegas con fuego o te quemas o te meas en la cama.