Ángel Sin Alas

Autor: Felipe F. Muñoz Ayer, vagué por las calles de cualquier ciudad, parecía que fuese la primera vez, estaba impresionado, absorto y sorprendido, con sus grandes y fastuosos edificios, sus letreros luminosos el tráfico... y la muchedumbre, ese mar de gente que iba y venía sin cesar y que por momentos me arrastraba. El aullar de las sirenas, el bullicio y la algarabía, que te envuelve… que te asfixia, algo pasaba, algo sucedía, una extraña sensación me invadía, una inmensa soledad me acompañaba. Ayer vagué por las calles de cualquier ciudad, quería encontrarte o quizá encontrarme a mi mismo caminé… no sé cuántas calles, no sé cuántas horas, ni cuántas veces te vi… en la calle, en la plaza, en la esquina, en todas partes te encontré y cuando te vi… un remanso de paz me invadía, ¡qué sencillez!¡qué lozanía! Tus ojillos traviesos, coquetos, risueños, semejaban dos albas… dos atardeceres, tu risa celestial, ¡el canto! ¡El trinar de los pajarillos! Y tu figura graciosa, diminuta, frágil, una flor en medio del vendaval… el vuelo de un ave en perfecto equilibrio. Ayer te vi, y retrocedí en el tiempo, ¡retrocedí! Recordé los sueños

y retrocedí en el tiempo ¡retrocedí!. ¡voy a ser abogado! ¡Voy a ser presidente de la república! ¡Cuándo se es niño! Cuando se es niño. hasta que me volvió la realidad. Ahí estabas frente a mí. no sé cuanto tiempo estuve ido. ¡cuánta riqueza espiritual! No hay codicia. recordé la escuela. ni avaricia. el ansia y la desesperación se adueñaron de mí. ¿cuántos sueños? ¡Cuántos deseos! Voy a tener mucho dinero. los regaños de papá… y la dulzura de mamá. No sé cuanto tiempo estuve absorto. ni prejuicios. ¡solo hay amor y justicia! Ayer te vi. la angustia. ¡cuántas ilusiones! ¡Cuántas esperanzas! Cuando sea grande… seré como mi papá.que se tienen cuando se es como tú. Cuando se es niño. los amigos. voy a comprar muchos juguetes. y a ti mamá… te voy a comprar una casa muy grande y con muchas flores. y no eras el niño que a lo lejos yo miraba . ¡tu voz! ¡Tu lamento! ¡Tu gemido! ¡El periódico! ¡Extra! ¡Extra! ¡Mueren más niños por desnutrición en Etiopía! ¡El periódico! ¡Chicles! ¡Chicles! ¿Compra chicles?. ¡Cuando se es niño! cuando se es niño. ¿le limpio el vidrio al carro señor? ¡Lo que guste cooperar! ¡Una limosna señor…no he comido! ¡Una limosna! Y un frío glacial recorrió todo mi cuerpo. no hay pasiones.

sus frustraciones. sueño y pesadilla. tu ropa raída… tus pies descalzos. mientras haya odio. no hay mimos. ni futuro. guerra. parecieron gritar… ¡Basta! ¡Basta ya de hablar del día del niño! basta ya de lavar la conciencia con festivales y donativos. Ahí estabas frente a mí ángel y demonio.y no eras el ser divino que en mis sueños dibujaba. por más que mis ojos lo negaron. luz y sombra. ¡ahí estabas frente a mí! Y tu cuerpo escuálido. el vicio y el abandono han elegido por vía. basta ya de hablar paz. no hay edad… no hay navidad. tus ojos acusadores. ¡no quiero más Vietnams! ¡No quiero más Nicaraguas! ¡Ni mísiles o la guerra palestina! ¡Basta de hablar de justicia! ¡Del dólar! ¡De la bolsa de valores! . discriminación y contaminación. no hay cumpleaños. ¡si lloro!. ¿sueños? ¿Ilusiones? ¿Esperanzas? ¡Me las han acabado! ¡Me las han destruido! La madre que no he tenido. ¡Soy un niño de la calle! sin hogar y sin destino mi casa es la ciudad. ¡si enfermo! No hay consuelos. risa y llanto. por más que mis labios lo callaron. su cobardía. los que ocultan su fracaso. de amor. ni presente. ¡Ahí estabas frente a mí! ¡Ángel sin alas! Y tus ojos tristes. parecieron llorar. el padre que no he conocido. mi escuela… son los amigos para mí no existe el tiempo no hay pasado.

es mío. niños con frío Maestro: ¡no más palabras! Poeta: ¡no más versos! Cantor: ¡no más canciones! Es tiempo de despertar de tener los ojos abiertos. de que construyas mis sueños. . es tiempo de actuar.Mientras hayan niños con hambre. niños sin hogar. porque tu presente.