Está en la página 1de 1

Prédica para Célula No.

42
LOS MALOS HABITOS
1. ¿Cual es un mal habito en tu vida que te gustaría abandonar ?
(Escuche la respuesta de cada uno atentamente)

Pida a su grupo que haga una lista de:


- Malos hábitos en el espíritu: envidia, celos, malicia, murmurar, mentir, criticar, etc
- Malos hábitos en nuestros actos: comer, beber, gastar, trabajar en exceso, etc
- Otros?

2) Que dice la Biblia sobre este tema.


Frase de transición: “Veamos como la Biblia nos orienta para poder vencer nuestros malos
hábitos”

¿Porque debemos cambiar algunos de nuestros hábitos?


Buscar la respuesta en Romanos 6.4

Conclusión 1: La Biblia dice que somos llamados a una nueva vida en Cristo y esto incluye dejar los
hábitos que no le agradan a Dios.

Leemos Salmos 139.23-24


¿Cuáles son los pasos para detectar los hábitos que debemos cambiar?

Conclusión 2: La Biblia dice que debemos pedir a Dios que nos examine y nos pruebe a fin de saber
que cosas de nuestra vida no le agradan.

Leemos Romanos 6.12


¿Que es lo que nos lleva practicar hábitos que no agradan a Dios ?

Conclusión 3: La Biblia dice que el pecado que vive en nosotros nos lleva a actuar mal.

Leemos Romanos 6.13-14


¿Con que debemos reemplazar a los malos hábitos en nuestra vida?
Ejemplo Efesios 2.25 y 4.28
¿Cual será el resultado de actuar de esta manera? v14

Conclusión 4: La Biblia dice que debemos reemplazar los malos hábitos por hábitos que agraden a
Dios y que así el pecado no nos dominará.

Leemos Josué 24.15 ¿Que hace Josué en este verso?


Conclusión 5: La Biblia dice que debemos adoptar una posición firme sobre lo que haremos.
Repase las conclusiones con el grupo.
3) Misión
¿Cuantos de nosotros estamos involucrados en un discipulado personal ya sea recibiendo enseñanza
o dando enseñanza a otra persona? Ayude a sus miembros a buscar a quien discipular.
Que todos pasen por un Encuentro y luego por la Academia, esto es responsabilidad del líder de
Célula.

4) Ministración. Vamos a orar. Si has tenido malos hábitos, pero quieres dejarlos a partir de hoy,
Dios se encargará de quitártelos, debes creerlo. Oraremos así:

Unos por otros.


Por las personas que invitaremos al grupo. (Defina nombres e intente que todos se comprometan a
invitar)
Por nuestra Iglesia.
Por nuestros pastores y líderes.