Está en la página 1de 2

Doctor

JOSÉ DARÍO URIBE ESCOBAR

Gerente General

Banco de la República Ciudad

Asunto: Queja

Apreciado doctor:

Bogotá D. C., 6 de julio de 2010

Me resulta francamente sorprendente que de cierto tiempo en adelante se estén refundiendo las comunicaciones de derecho de petición que le he cursado a usted, sobre las cuales tengo en mi poder las respectivas constancias de que en efecto las recibió y posiblemente les dio traslado, me imagino, a las áreas subalternas encargadas de preparar las respuestas.

Me refiero a mis oficios fechados de 3 de mayo y de 25 de junio del presente año, copias de los cuales me han sido solicitadas incluso por vía telefónica por secretarias que han sido comisionadas para tal efecto por directivos que dependen de usted, como es el caso de la señora Subgerente Administrativa.

Al parecer ese ha sido el motivo para no haber contestado en forma oportuna mis comunicaciones: la pérdida de las mismas, real o ficticia, no sé. Me da pena tener que expresar, doctor Uribe, que ese comportamiento está lejano del que debieran tener funcionarios de esa categoría que sirven en una entidad tan respetable como lo es el Banco, situación a la cual conviene ponerle coto de inmediato no vaya a ser que esa noble institución sucumba en la descortesía, la malicia, el irrespeto por los demás y el mal gusto.

No quisiera llegar a la conclusión de que lo que pretenden esos funcionarios es ganar tiempo mientras llega el próximo 31 de julio para después dar una contestación burlona pretextando que ya no son a lugar mis demandas por haber tenido final el régimen de transición de la Ley 100 de 1993.

Lo que sí me toca decir es que poco a poco el comportamiento de esos funcionarios está mostrando que los mismos consideran que en virtud de los altos y adornados cargos que por lo pronto ocupan en el Emisor tienen patente de corso para violar la ley; en este caso ni siquiera respetan los plazos estipulados por las normas legales para dar contestación a los derechos de petición, en su calidad de servidores públicos, porque quizás para ellos no habrá sanción, por el momento.

2

Le agradecería al doctor Uribe ordenar que sean reenviadas mis comunicaciones, en poder de la Gerencia General, a las áreas que me las están solicitando, con la finalidad de tramitar las respuestas que ameritan; en caso de que sea usted quien las ha extraviado le pido el favor de solicitarme formalmente que se las vuelva a remitir, lo cual haré con mucho gusto, a fin de conservar la altura debida dentro de una relación que por su naturaleza dista mucho de ser informal.

Sin otro particular me suscribo de usted,

Cordialmente,

2 Le agradecería al doctor Uribe ordenar que sean reenviadas mis comunicaciones, en poder de la

CARLOS ALBERTO RAMÍREZ DOMÍNGUEZ

C. C. 8.315.023 de Medellín

Pensionado

Intereses relacionados