Está en la página 1de 38

viernes, 1 de agosto de 2008

Nanofibra con potencial para disminuir el contrabando

Son fibras tan pequeñas, prácticamente invisibles. Esa característica motivó a un grupo de
científicos del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) y de Cornell University a investigar
una aplicación innovadora que permitiría disminuir el contrabando en la industria de textiles.

El objetivo es introducir dentro de esa diminuta fibra, denominada nanofibra, una señal
magnética única que podría utilizarse como herramienta para controlar el inventario textil, entre
otros usos, comentó el doctor Carlos Rinaldi, principal investigador de la iniciativa y profesor de
Ingeniería Química.

En términos técnicos una nanofibra tiene un diámetro menor de un micrón lo que es


equivalente a la millonésima parte del metro. “La ventaja de la nanofibra es que al ser tan
pequeña el área de superficie es mayor… Hay más área para contacto con la fibra y como es
polimérica lo puedes modificar”, señaló el científico.

Para generar la nanofibra polimérica los investigadores utilizan el electrohilamiento


(electrospinning). Este proceso usa un campo eléctrico que se forma dentro de dos placas
paralelas. En la placa superior hay una bomba por donde se deposita el polímero que es un
compuesto químico cuyas moléculas están formadas por la unión de moléculas más pequeñas.

“Al aplicarle el campo eléctrico, se acumulan cargas en la superficie y esas cargas alargan la
burbuja del polímero, se produce un goteo y se luego se forma la fibra. Cuando la fibra
comienza a hacer como un látigo, - se llama inestabilidad de látigo- entonces el polímero se
estira y en la medida en que se estira se pone solvente. Lo que se deposita en la superficie es
una fibra seca con un diámetro de entre 50 a 500 nanómetros”, explicó.

Una fibra de polímero con nanopartícula (Foto suministrada).


Beneficio comercial para la industria textil

Durante un reciente congreso de ingeniería los investigadores de este proyecto, entre ellos
Rinaldi, la estudiante doctoral del RUM Carola Barrera y el doctor Juan Hinostroza de Cornell
University, presentaron los hallazgos preliminares del estudio.

Uno de los aspectos que destacaron es que debido a las tendencias de globalización el
problema de contrabando de textiles representa una pérdida económica significativa para esa
industria en los Estados Unidos.

Los científicos indicaron que de acuerdo con datos provistos por la Organización de
Cooperación y Desarrollo Económico de las Naciones Unidas en el 2002 el contrabando le
costó a Estados Unidos aproximadamente $450 billones. Esto según confirman las
estadísticas, provocó la pérdida de 17 mil empleos en ese país. Además, se estimó que para
ese año el valor de los textiles ilegales que entraban a Estados Unidos ascendía a $2 billones.

Ante esta realidad, los investigadores consideran que la nanofibra polimérica podría ser una
herramienta para identificar el textil desde antes de la manufactura del producto final. “Las
fibras serían parte de la ropa. Estarían entremezcladas con las fibras de algodón u otros
materiales utilizados en la manufactura de la ropa. El polímero a usarse tendría que ser
resistente al lavado y manejo usual de la ropa”, afirmó el científico.

Se utilizaría un equipo especializado para escanear o leer la huella única que emitiría la ínfima
fibra. “Es una señal que se puede medir magnéticamente sin destruir o modificar el material lo
que facilita la implementación en el anticontrabando”, aseguró.

Agregó que además de las posibles aplicaciones de la nanofibra en la industria textil como
parte de un esfuerzo a favor de la disminución del contrabando, esta fibra puede tener otras
utilidades como la de marcar el dinero o pasaportes. Esto minimizaría el efecto de la
falsificación de dinero y documentos de identificación.

Asimismo, tiene el potencial de ser el primer paso hacia la creación de la “ropa inteligente” que
se adapta a diferentes condiciones ambientales y personales. “La ropa respondería a un
estimulo o podría interactuar con un sistema externo para lograr un resultado. Por ejemplo,
ropa que monitorea las signos vitales y administra una droga en respuesta de una situación
adversa. En el caso de las fibras con huella magnética sería ropa que interactúa con un
sistema de verificación para autenticar al usuario”, señaló.

Esta investigación es subvencionada por la Fundación Nacional de la Ciencia (NSF, por sus
siglas en inglés). Rinaldi espera que para este año ya tengan una fibra con una huella
magnética reproducible.

“En todas las aplicaciones que tenemos en mente la idea es que las nanofibras se
incorporarían en la formación de las fibras que componen el textil. De esta manera la capacidad
anti-contrabando entra desde la materia prima que son las fibras. Así sería el caso de los
pasaportes que tienen una cubierta cuya materia prima es algodón. En el caso del dinero sería
algo similar, ya que el dólar norteamericano está hecho usando una mezcla de algodón y lino”,
reiteró.
El doctor Carlos Rinaldi y la estudiante doctoral Carola Barrera durante el proceso de electrohilamiento.

Suspensión de una nanopartícula magnética.

http://www.uprm.edu/news/articles/as2008117.html

20/07/08
DESARROLLAN UN NOVEDOSO MATERIAL PARA REDUCIR EL RUIDO

El nuevo tejido desarrollado por investigadores de la Universidad Politécnica de


Valencia y AITEX es de menor peso y espesor que los tradicionales. También
disminuirá el peso de los medios de transporte.

Investigadores del Instituto Tecnológico Textil (AITEX) y del Campus de Gandia de


la Universidad Politécnica de Valencia están desarrollando nuevos materiales
textiles basados en nanofibras que reducirán la pérdida de superficie útil en locales;
también presenta ventajas para automóviles, aviones y trenes, pues disminuye su
peso y abarata los costes de transporte, por tratarse de un tejido más ligero.
Los nuevos materiales desarrollados basan su composición en nanofibras,
extremadamente finas en comparación con otras fibras utilizadas actualmente como
absorbentes acústicos, lo que permite aumentar las prestaciones acústicas del
material, es decir, reducir más el ruido en diferentes ámbitos como la edificación o
la automoción.

Este proyecto, liderado desde AITEX por Maria Blanes y coordinado con el
investigador del Campus de Gandia, Jesús Alba, utiliza una nueva tecnología
puntera en Europa adquirida por AITEX, que es la que permite la producción de
este tipo de fibra.

Según Jesús Alba, coordinador del Máster en Ingeniería Acústica del Campus de
Gandia de la UPV, 'el proyecto actualmente ya ha pasado las primeras pruebas en
fase de prototipo con buenos resultados'.

Este proyecto está financiado por la Consellería de Industria, Comercio e


Innovación, a través de IMPIVA y cofinanciado por fondos

http://images.google.com.mx/imgres?imgurl=http://www.video-
computer.com/web/RUIDO%2520DE
%2520FONDO_archivos/image005.jpg&imgrefurl=http://medioambienteok.blogspo
t.com/2008/07/desarrollan-un-novedoso-material-
para.html&h=453&w=566&sz=41&hl=es&start=2&um=1&tbnid=xZUl4IfY2ve8WM:
&tbnh=107&tbnw=134&prev=/images%3Fq%3Dnanofibras%2Btextiles%26um
%3D1%26hl%3Des%26sa%3DN

24-jul-2008

¿Fórmulas mágicas para combatir la transpiración, para reducir al máximo la temperatura?


¿Hasta que punto son las tecnologías desarrolladas recientemente cuestión de marketing o
reales avances para mejorar la performance deportiva?

Aprovechando la polémica declaración que ha hecho Errea, asegurando que ha logrado


erradicar la humedad del jugador por completo, en esté, NikeFIT, Puma, Reeb artículo les
explicaré las diferentes tecnologías que han lanzado al mercado algunas marcas, pero
también para destacar a esos ingenieros que de verdad han logrado avances importantísimos
en el mundo del deporte y para los cuales estos avances de la ingeniería aplicados al deporte
no son tan solo una cuestión de marketing.

Hablaremos por marcas y sus respectivos lanzamientos al mercado, comenzando con la


gigantesca Nike, que ha dado continuidad a sus textiles NikeFIT, los cuales han sido
incorporados a las nuevas camisetas de esta temporada, casi siempre en modelos de corte
ajustado. La tecnología NikeFIT es una innovación a su tecnología madre, el Sphere Dry,
ambas basadas en los principios de dilatación de microfibras por la acción de agentes
térmicos y de Hidrógeno (humedad).
Decirlo suena bonito, pero ¿como ha rendido esta tecnología NikeFIT en las pruebas de campo
y laboratorio? Los resultados que se arrojaron desde la incorporación de las tecnologías Total
90 han sido exitosos para Nike, pero el Sphere Dry marca una nueva etapa de textiles
"inteligentes." Las microfibras han trabajado bien en sus funciones; ahora en NikeFit se ha
agregado el principio básico en la ventilación de la porosidad, que ha reducido la temperatura
en el atleta considerablemente en comparación a su predecesora Sphere Dry.

Por los resultado de estos textiles, no temo en afirmar que NikeFIT es de momento la mejor
aplicación tecnológica de una marca deportiva a una prenda, así que cada vez que dudes del
tipo de textil que se viene usando en las equipaciones de la gigante americana, piensa en los
beneficios que te otorgará este tipo de prenda.

Ahora vamos con Adidas, que ha incorporado las tecnologías Formotion y Clima 365, una
mezcla de algunos materiales sintéticos y de algodón. En lo particular no me parece un
tecnología espectacular, pero sus resultados parecen han mejorado considerablemente desde
2006. ¿Recuerdan ver a Zidane empapado en los juegos de la copa Mundial? Pues eso es cosa
del pasado: Adidas está logrando controlar más no erradicar la humedad, con un tipo de tela
similar a la X-Static de Umbro (la que se encuentra en sus más recientes playeras) lo que
podría hacernos pensar que además de algodón contengan alguna otra fibra natural como la
de plata. Las tecnologías formotion y clima365 logran que la temperatura corporal esté bien
nivelada, pero aún no es una tela completamente revolucionaria. Los alemanes deben aún
trabajar en este tipo de tecnologías. Las camisetas en algunos casos incorporan tela porosa o
con perforaciones en la espalda, pero en casi siempre este tipo de textiles son colocados
exclusivamente en las líneas ergonómicas que Adidas utiliza en sus disenos. Basicamente,
Adidas es la mejor propuesta para una prenda ergonómica, que se mueva orgánicamente con
el atleta a la hora del juego y no hay mejor ejemplo que su gama de 2006, pero en lo que
respecta a los materiales les falta trabajar.
Ahora nos transladaremos con otra gigante teutona, Puma, que ha aplicado a la linea 08/09 su
nueva tecnología USP, en la cuál se incorporan dos tipos de textiles principlamente: al frente
la doble tela, siendo ambas capas porosas con perforaciones, las cuales se asemejan un poco
a otras propuestas de Adidas en 2002, y en la espalda un textil bastante delgado y ligero.
Puma mezcla principios de impermeabilidad mediante el uso de nanofibras permeables que
reaccionan ante la presencia de Hidrogeno, es esa la razón del brillo de la camiseta. Pero no
se confundan, las nanofibras tienen un lapso de vida útil, es decir al llegar a su limite de uso
dejan de funcionar (como lo que pasa con el traje de piel de pescado que usan los nadadores)
y por lo que no los veremos en las prendas que adquirimos en las tiendas. En lo personal no he
tenido oportunidad de probar estás prendas, pero es claro que los resultados se le darán a
Puma.

http://todosobrecamisetas.blogspot.com/2008/07/tecnotopa-parte-1.html

14 julio de 2008
La UPC crea una tecnología para fabricar nanofibras textiles
El Instituto de Investigación Textil y Cooperación Industrial de la Universidad Politécnica
(UPC) ha conseguido crear una tecnología propia e innovadora para la producción de
nanofibras textiles. El proyecto lo ha presentado hoy el profesor Arun Naik, que ha liderado la
investigación, y el profesor Francesc Cano, del Instituto de Investigación Textil y Cooperación
Industrial (Intexter), ambos de la UPC.
Esta investigación se ha llevado a cabo con el objetivo de analizar los avances que la
nanotecnología puede comportar en los tejidos, otorgándoles unas características hasta ahora
impensables -antibacterianos o electrónicos, entre otros-.
Gracias a ciertas características que aportaría la aplicación de esta nanotecnología, los
tejidos podrían convertirse también en repelentes, de modo que una mancha de café, de
aceite o una salpicadura de agua quedaría completamente borrada de la superficie de una
camiseta o un jersey. “Hemos trabajado a unas escalas muy pequeñas. Las nanopartículas
tienen unas propiedades totalmente diferentes a las de la materia original”, ha señalado
Naik.
Precisamente, ha destacado que se ha empezado a trabajar con nanofibras porque el Instituto
de Investigación Textil permite manipular las fibras como materia básica de las piezas
textiles, e investigar sobre sus propiedades tras la transformación. “Se ha llegado a un punto
en que la investigación en materia textil no avanza más, por lo que es necesario encontrar un
supervalor añadido, que nosotros creemos que es precisamente la nanotecnología”, ha
apuntado Arun Naik.
En este sentido Naik ha señalado que la nanotecnología permitiría incluso controlar la
temperatura corporal a través de la incorporación de unas baterías que permitirían generar
calor o frío, dependiendo del entorno. “Este sistema dispone de todas las garantías para
poder ser utilizado”, ha asegurado Naik, que ha explicado que se han aplicado todas las
medidas de seguridad para evitar el contacto directo en su proceso de creación.
Esto es así por el tamaño de las nanofibras -son 10.000 veces más pequeñas que un cabello-,
que hace que sea muy fácil su inhalación y su posterior permanencia en los pulmones, algo
que podría ser muy peligroso.
Los responsables del proyecto esperan poder llegar a un acuerdo con alguna empresa para
comercializar esta nueva tecnología, lo que permitiría poder hacer prendas asequibles hacia
el año 2015. Hasta ahora, esta tecnología la habían desarrollado tradicionalmente empresas
norteamericanas, alemanas y japonesas.
El prototipo que se ha desarrollado se presentará el próximo mes de septiembre en la feria
más importante del sector textil, la Man-made Fibers Congress, que se celebrará en la ciudad
austríaca de Donbirn.

http://images.google.com.mx/imgres?imgurl=http://www.futura-
sciences.com/uploads/RTEmagicC_nanow_genB_x220.jpg.jpg&imgrefurl=http://zonabinaria.net/web/
%3Fp
%3D523&h=365&w=220&sz=25&hl=es&start=1&um=1&tbnid=RLrQbwUm5TB1wM:&tbnh=121&tb
nw=73&prev=/images%3Fq%3Dnanofibras%2Btextiles%26um%3D1%26hl%3Des%26sa%3DN

14/07/2008|21:01h Noticias EUROPAPRESS


La UPC crea la primera máquina de España que produce nanofibras textiles

La máquina permite crear nanofibras textiles cuyo diámetro puede ser 100.000 veces
menor que un cabello humano. El prototipo será presentado en septiembre en un
congreso internacional en Austria donde participarán más de 700 profesionales y
técnicos de todo el mundo.

La Universitat Politècnica de Catalunya (UPC), a través de los Investigadores del Institut


d'Investigació Tèxtil i Cooperació Industrial (INTEXTER) del Campus de Terrassa, ha creado
una máquina capaz de producir nanofibras textiles.

Esta es la primera vez que una máquina de estas características --también existe en Estados
Unidos, Alemania y Japón-- se produce con maquinaria española.

La nanotecnología ofrece grandes posibilidades de desarrollo técnico para la industria textil,


sobre todo porque las nanopartículas poseen características y propiedades distintas a las del
material del que proceden. La máquina permitirá, por lo tanto, manejar los tejidos con más
exactitud.

NUEVO CATALIZADOR.
La UPC, en colaboración con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha
creado también un catalizador viable para vehículos que funcionan con hidrógeno.

La principal ventaja de este catalizador es que permite un 25% de ahorro energético, puesto
que se trata de un circuito donde la energía para activar el catalizador es generada
parcialmente por la propia pila del combustible. Otras ventajas son que produce menos CO2 y
que tarda tan solo dos minutos en obtener oxígeno.

Este catalizador puede suponer la solución definitiva para el transporte por hidrógeno porque, a
diferencia de los ya existentes, no necesita ningún tratamiento previo ni ser preservado del aire
o la humedad.

Actualmente los investigadores están colaborando con el sector empresarial para implantar el
catalizador en modelos reales.

http://www.hoytecnologia.com/noticias/crea-primera-maquina-Espana/67748

Viernes, Marzo 28th, 2008

Nanotecnología
Innovación Tecnológica y Transformación Social en i-Europa

NANOTECNOLOGÍA, COMO LA VIDA MISMA...

¿Nanotecnología y moda?

Por Esther Lozano

En principio puede resultar un tanto extraño relacionar las pasarelas de moda con un avance tan solemne
en cuanto a ciencia se refiere. Estamos acostumbrados a asociar nanotecnología con complicados aparatos
electrónicos como transistores, láseres, LED, células solares…sin embargo actualmente esta disciplina
alcanza límites insospechados tratando con campos tan diversos como en este caso la moda.

En la revista Sciencedayly apareció publicado un artículo el 7 de Mayo de 2007, el


cual informaba acerca de un nuevo tejido formado por nanopartículas de plata, oro
y paladio consiguiendo una prenda que no hay que lavar que resiste la acción de
virus pudiendo evitar resfriados y gripe, destruye los gases dañinos y protege al
que la lleva del smog y la contaminación del aire y cambia de color tela que frena la
acción de los virus y las bacterias, cambia de color, por lo que además promete
revolucionar otros campos, como el de la salud.

Este trabajo ha sido llevado a cabo por profesionales de distintas áreas, por una
parte la diseñadora Olivia Ong (“Department of Fiber Science and Apparel Design
del College of Human Ecology”), y por la parte científica el profesor colombiano
Juan Hinostroza y su investigador postdoctoral Hong Dong (Universidad de Cornell).
Entre las prendas fabricadas están un vestido de oro y una chaqueta tejana
metálica que fueron presentadas en el desfile de moda de la Cornell Design League,
no obstante también forman parte de esta colección pantalones, abrigos y hasta
una bufanda que ayuda a proteger cara y cuello de posibles infecciones.

Los científicos explicaron que el único color que presentan estas prendas es debido
a la disposición de las nanopartículas sobre el textil así como su tamaño,
dependiendo de estos dos parámetros la luz se refleja de distinta forma aportando
colores vistosos. El método de fabricación de los tejidos se llevó a cabo empapando
los mismos en disoluciones que contenían las nanopartículas anteriormente citadas
y previamente sintetizadas en el laboratorio de Hinostroza.

En cuanto al vestido se refiere, la capa superior contiene algodón cubierto por


nanopartículas de plata. En primer lugar, Dong, induciendo un proceso de
ionización, mediante reacciones entre grupos epoxi y amonio consigue tener las
fibras de algodón cargadas positivamente. Posteriormente al sumergir el algodón
con carga positiva en la disolución de nanopartículas de plata con carga negativa se
produce la adhesión de las mismas a las fibras de algodón.

La nanociencia una vez más nos sorprende, la plata posee unas cualidades
antibacterianas que se ven potenciadas a nanoescala, proporcionando defensa ante
numerosos virus y bacterias dañinos.

Otra de las prendas diseñadas, una chaqueta tejana, fue fabricada de la misma
forma que el vestido, las fibras de algodón cargadas positivamente se ponen en
contacto con cristales de paladio (5-10 nm de largo) cargados negativamente. La
chaqueta protege de la contaminación del aire o polución de las grandes ciudades
pudiendo resultar de gran beneficio a personas con alergias.

Aunque ya hay muchas compañías de moda interesadas en este tipo de tejidos, el


Departamento de Defensa de los Estados Unidos también parece interesado en la
inversión del desarrollo de este tipo de telas en aplicaciones militares.

Estas prendas de algodón con súper cualidades jamás vistas tienen ciertos inconvenientes, sobre todo su
precio, ya que unos 90 cm2 cuestan alrededor de 10000 dólares (unos 7400 euros). Es posible que el
elevado valor añadido que presentan se deba a lo complicado que es manipular estos diminutos
materiales, se necesitan equipos muy sofisticados y costosos para trabajar con ellos pues no superan los
100 nanómetros. Si usted no está familiarizado con esta escala sepa que un nanómetro es la millonésima
parte de un milímetro.
Fig1.- La parte superior del traje está hecha de algodón recubierto de
nanopartículas de plata que desactivan bacterias y virus. La capucha, las mangas y
los bolsillos de la chaqueta contienen nanopartículas de paladio que actúan como
diminutos conversores catalíticos para acabar con los componentes dañinos de la
polución.

http://images.google.com.mx/imgres?imgurl=http://blogs.creamoselfuturo.com/nano-
tecnologia/wp-
content/uploads/2007/11/7380__100_a_1.jpg&imgrefurl=http://blogs.creamoselfuturo.com/nano
-tecnologia/category/impacto-social-de-la-nano-
tecnologia/&h=1360&w=2048&sz=638&hl=es&start=66&um=1&tbnid=wW28ogurRK8zyM:&tbnh
=100&tbnw=150&prev=/images%3Fq%3Dnano%2Bfibras%2Btextiles%26start%3D60%26ndsp
%3D20%26um%3D1%26hl%3Des%26sa%3DN

Martes 4 de marzo de 2008

En el futuro la batería será usted

-Cada vez más científicos piensan en cómo aprovechar a los humanos como baterías.
-Trabajan científicos en dispositivos que permitirán cargar tu iPod o celular usando tu cuerpo y
sin esfuerzo

Su idea es crear mejores formas de alimentar a gadgets y dispositivos médicos cuando


eso de estar cambiándoles la pila no resulta práctico.

Sus esfuerzos traerán marcapasos que obtienen electricidad del propio latido del
corazón, por ejemplo, y celulares que podrían seguir funcionando aunque su dueño pase
años sin acercarse a un enchufe.

Y es que el adulto promedio gasta, aun estando en reposo, la energía equivalente a un foco de
100 watts. Casi toda esta energía se usa para fines vitales: Mantener al corazón latiendo, al
cerebro pensando y al cuerpo entero conservando sus saludables 37 grados.

Sin embargo, hay un gran porcentaje de los 100 watts humanos que simplemente se
desperdicia.

Cuando los inventos del profesor Zhong Wang salgan del laboratorio, ya no necesitarás pilas
para tus gadgets, pues las fibras de tu abrigo podrán transformar tu movimiento en electricidad.

Los nanogeneradores del profesor son más delgados que una hebra de hilo, y aunque cada
uno de ellos genera cantidades diminutas de electricidad, es posible entretejerlos para que
sumen sus fuerzas en una tela eléctrica.

Las fibras podrían generar electricidad para los soldados que están en el campo de
batalla y lejos de las conexiones eléctricas, pero también para los amantes de la
naturaleza que estén de excursión, o para cualquiera que no quiera estarle cambiando
las pilas a su MP3.

"Mientras la persona produzca perturbaciones mecánicas en la tela, como por ejemplo


frotación, se producirá electricidad", dijo el profesor Wang. "No se necesita hacer nada
especial".

El sistema genera corriente gracias al contacto entre los nanocables de óxido de zinc y
los electrodos de platino que les hacen frente.

"Las dos fibras se frotan entre sí como dos cepillos cuyas cerdas se tocaran, y el proceso
piezo-eléctrico de los semiconductores transforma al movimiento mecánico en electricidad",
señaló el profesor. A pesar de lo complicado del proceso, el material es flexible y puede
doblarse como cualquier textil.

Wang calcula que un metro cuadrado de tela de nanofibras podría generar hasta 80
miliwatts, y la ropa podría usar varias capas del material para aumentar su capacidad.
Sin embargo, sus cálculos dicen también que pasarán al menos cinco años antes de que la
tecnología avance lo suficiente para permitir la producción a gran escala del material.

Entre los retos a superar antes de la comercialización de la tecnología se cuenta la


dificultad de conectar a las fibras entre sí para que sumen su producción, y la de integrar
al material con los tejidos convencionales. Otro importante obstáculo señalado por Wang
está en la sensibilidad hacia la humedad que tiene el óxido de zinc... por más electricidad que
genere, una camisa eléctrica no sería muy productiva si no es posible lavarla.

Pronto, con la ayuda del dispositivo adecuado- el calor de la piel, la fricción


desperdiciada durante el movimiento y la tensión inútil de los músculos se convertirán
en la electricidad con que escuchará su iPod, o con la que los soldados mantendrán
funcionando sus radios y computadoras aún en medio del territorio enemigo.

http://www.futurismoglobal.com/2008/03/en-el-futuro-la-batera-ser-usted.html

16-Feb-2008, 08:32 PM
Nano-fibras para cargar dispositivos electrónicos.

Científicos del Instituto de Tecnología de Georgia, han creado nano-fibras textiles que generan energía
del movimiento, con estas fibras podrían crear ropa que sirviera para recargar nuestros gadgets.

Estas fibras cubiertas por óxido de zinc, producen pequeños pulsos de electricidad en respuesta a la
fricción, las nano-fibras son capaces de limpiar la energía de ondas acústicas, de vibraciones e incluso del
latido del corazón humano.

Estas fibras podrían ser utilizadas para tejer otro tipo de textiles con la finalidad de obtener otra energía
más “pura” recogida del movimiento del viento o de otra energía mecánica. Hasta ahora los científicos,
han hecho más de 200 nano-generadores microscópicos. Los ensamblajes de cada una de las fibras fueron
probados durante 30 minutos para comprobar la durabilidad y la potencia generada.

Pero sigue habiendo un problema menos significativo, que impide que estas fibras puedan estar
disponibles para el público, el óxido de zinc es inestable con el contacto con el agua, con lo que la ropa
con estas fibras no podría ser lavada.

http://www.tecnobichos.com/2008/02/24/nano-fibras-para-cargar-dispositivos-electronicos/

Martes, octubre 02, 2007

Ropa que repele bacterias, virus y contaminación

La nanoropa es una realidad


Esta foto es de una colección de ropa de científicos de la Universidad de Cornell. Las prendas
están rociadas con nanopartículas destinadas a proteger a los que las visten frente a amenazas
invisibles para la salud. La parte superior del traje está hecha de algodón recubierto de
nanopartículas de plata que desactivan bacterias y virus. La capucha, las mangas y los bolsillos
de la chaqueta contienen nanopartículas de paladio que actúan como diminutos conversores
catalíticos para acabar con los componentes dañinos de la polución.

Para crear los nanotejidos, Ong se dirigió a Juan Hinestroza, profesor ayudante de ciencias de
las fibras en Cornell. Él y el investigador postdoctoral Hong Dong bañaron los tejidos de algodón
con carga positiva en una disolución de iones metálicos con carga negativa. Las fuerzas
electrostáticas enlazan los iones metálicos con el algodón. Cuanto más pequeñas son las
partículas metálicas, mayor es la zona de superficie para las interacciones con los microbios o la
niebla tóxica de la atmósfera.

Lo mejor de estos nanotejidos es que las partículas son tan pequeñas que las prendas sientan
igual y transmiten la misma sensación que cualquier camiseta de algodón. Las nanopartículas
también evitan que partículas de suciedad de mayor tamaño alcancenla superficie del algodón,
por lo que no es necesario lavar las prendas con frecuencia. “Y si creas los colores con partículas,
en lugar de utilizar pigmentos”, señala Hinestroza, “la prenda nunca se decolorará”.

http://images.google.com.mx/imgres?imgurl=http://www.euroresidentes.com/Blogs/noticias-
nano/uploaded_images/nano-ropa-
794165.jpg&imgrefurl=http://www.euroresidentes.com/Blogs/noticias-
nano/labels/sectores.html&h=332&w=485&sz=38&hl=es&start=5&um=1&tbnid=dk0rjhp0zJKKJ
M:&tbnh=88&tbnw=129&prev=/images%3Fq%3Dnano%2Bfibras%2Btextiles%26um
%3D1%26hl%3Des%26sa%3DN

VIERNES, OCTUBRE 26, 2007

Ropa inteligente
Nuevo método para fabricar ropa inteligente con nanotecnología

Angela Belcher se inclina para observar cómo una máquina presiona lentamente el émbolo de
una jeringa e inyecta un billón de virus inocuos en un líquido claro. En lugar de expandirse en la
disolución a medida que van saliendo de la jeringa, los virus de enlazan entre sí, formando un
pequeña fibra blanca de varios centímetros de longitud y un grosor aproximado al de una hebra
de nylon. Un estudiante de postgrado, Chung-Yi Chiang, la extrae con unas pinzas. A
continuación, la sostiene ante una luz ultravioleta y la fibra empieza a desprender una luz roja.

Según este artículo publicado este mes en Technology Review, al producir esta innovadora fibra,
los investigadores han demostrado un modo completamente nuevo de elaborar nanomateriales:
utilizando virus como unidades de construcción microscópicas. Belcher, profesor de ciencias de
los materiales e ingeniería biológica del MIT, afirma que este enfoque tiene dos ventajas. En
primer lugar, en concentraciones elevadas los virus tienden a organizarse entre sí, alineándose
uno junto a otro para formar un patrón ordenado. En segundo lugar, los virus se pueden
modificar genéticamente para enlazarse a materiales inorgánicos, como los utilizados en los
electrodos de las pilas, los transistores o las células solares, y organizarlos. Los virus
programados se autorecubren con los materiales y, luego, se alinean con otros virus para formar
estructuras cristalinas útiles en la elaboración de dispositivos de alto rendimiento.

Pero el enfoque no es solo un modo alternativo de fabricar dispositivos familiares; podría


impulsar también el desarrollo de dispositivos completamente nuevos. En trabajos anteriores,
Belcher ha creado finas láminas, basadas en virus, para baterías recargables. Ahora que puede
hilar los virus en fibras, se imagina baterías y otros dispositivos electrónicos filiformes que se
puedan tejer directamente en la ropa. "En realidad no es similar a nada que se haya hecho hasta
ahora", señala. "Se trata de dar a las fibras unas funcionalidades totalmente nuevas".

Las fibras basadas en virus han captado la atención de los investigadores del ejército
estadounidense, que esperan incorporar futuras versiones de estas fibras en los uniformes,
tejiéndolas en la tela junto con otros materiales de apoyo. Los tejidos resultantes podrían ofrecer
toda una serie de capacidades avanzadas. Por ejemplo, las ropas elaboradas con estos tejidos
podrían detectar agentes de la guerra química y biológica; o almacenar energía del sol, con la
que impulsar dispositivos electrónicos portátiles, como los de visión nocturna.

http://www.euroresidentes.com/Blogs/avances_tecnologicos/labels/nanotecnologias.html

textiles y ecodiseño
investigacion de la industria textilera mundial y los avances en ecodiseño y sostenibilidad,
ademas de posibles formas de integrar estos 2 aspectos del diseño industrial.

lunes, septiembre 25, 2006

El Bambu comoFibra Textil


El bambú es un tipo de fibra de celulosa regenerada, obtenida de la materia prima de la
pulpa de bambú. Esta pulpa se refina a través de un proceso de hidrólisis-alcalinización y un
blanqueado, obteniendo la fibra.

Esta fibra tiene alta durabilidad, estabilidad y tenacidad y el grado de finura y blancura es
similar a la viscosa clásica.

Además su capacidad de resistencia a la abrasión, permite una correcta y fácil hilatura,


pudiendo hilarse sola o en mezclas con otras fibras (algodón, yute, Tencel, modal,…) y es
totalmente biodegradable.

El bambú presenta unas funciones antibacterianas particulares y naturales (70% de


eliminación de bacterias) y antiolores intrínsecas a la fibra, incluso tras 50 ciclos de lavado.

http://tex-eco-sost.blogspot.com/2006/09/el-bambu-como-fibra-textil_25.html

Lunes, septiembre 25, 2006

Sustratos Textiles Inteligentes

La ciencia está invirtiendo millones de dólares en crear productos cada vez más saludables.
Ya existen fibras modificadas genéticamente, pero en un futuro no muy lejano habrá prendas
para protegerse de todo tipo de enfermedades y hacer más cómoda nuestra vida cotidiana Ni
George Lucas, el creador de La guerra de las galaxias, imaginó que una remera sería capaz de
aliviar el dolor de cabeza, que un corpiño podría medir la presión arterial, o que se
inventarían pijamas con somníferos incorporados en la tela. Apenas comenzado el siglo, la
tecnología textil tiene pruebas de sobra para demostrar que sus ambiciones son mucho más
pretenciosas que en las películas de ciencia ficción. En un futuro no muy lejano, ponerse un
termómetro bajo el brazo, tomar una aspirina con un vaso de agua o ponerse repelente para
los mosquitos serán trámites de la prehistoria para quienes puedan comprar ropa inteligente.
Porque mientras la pobreza mantiene a algunos descalzos, la ciencia invierte cada año
millones y millones en desarrollar ropa más cómoda, más linda y sobre todo más saludable. La
revolución comenzó cuando la industria textil descubrió que la fibra con la que se fabrican las
telas se podía modificar genéticamente y así consiguió que en su estructura se incorporaran,
por ejemplo, componentes de la farmacológica. Muy pronto, además de vestirnos, la ropa nos
ofrecerá otros servicios como ser energizante o protegernos contra enfermedades o microbios
dijo desde Francia el diseñador francés Oliver Lapidus, heredero de la mansión Ted Lapidus y
creador de ropa con placas solares, fibra de vidrio y tejidos con algas. Cada año, la industria
textil crea unos 2000 nuevos materiales que después alimentan el mercado de la
indumentaria. Japón es el principal productor de telas especiales y el dueño de los cinco
laboratorios más importantes donde se investigan nuevos materiales. Estados Unidos y Suiza
lo siguen en el ranking. Y la Argentina, aunque no puede consumirla internamente, también
tiene su industria. Mariano Segundo es el dueño de Textiles Antimicrobianos, una Pyme
argentina que después de siete años de investigación comenzará a producir telas para
proteger la cama de personas con incontinencia urinaria (ver aparte). En el país no se invierte
mucho en telas inteligentes por una cuestión económica, pero seguimos muy de cerca lo que
ocurre internacionalmente para poder asesorar a los industriales locales explica Patricia
Marino, directora del Centro de Investigaciones Textiles del Instituto Nacional de Tecnología
Industrial (INTI). Contra rayos y alergias Entre los últimos desarrollos mundiales de la
tecnología textil se encuentran las telas antiácaros, que previenen contra los minúsculos
arácnidos que se encuentran en el polvo hogareño y que pueden provocan alergias
respiratorias. Las grandes cadenas hoteleras ya comenzaron a usar estas telas en colchones,
alfombras, sillones y sábanas. En Estados Unidos y algunos países europeos, antes se podía
elegir el talle, color, modelo y largo de los jeans Levi¹s. Pero ahora también se puede pedir
un pantalón que proteja contra las radiaciones electromagnéticas que emiten los teléfonos
celulares, las computadoras y otros aparatos de uso cotidiano. Confeccionadas con una tela
que se llama coolmax, hay medias que no permiten que los pies que las usan transpiren y así
se evita la proliferación de bacterias que causan olores desagradables. Cuando las
temperaturas son altas, la tela expulsa la humedad de la piel hacia una capa externa de la
tela donde se evapora rápidamente. Para el invierno, las primeras capas de estas medias se
fabrican con tejidos termas, thermastat o termolite, que conservan la temperatura corporal.
El Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), uno de los centros más importantes de
investigación textil, está trabajando en vestidos para diabéticos, que por medio de sensores
podrán medir el nivel de glucemia presente en la sangre de quien los usa, sin necesidad de
pinchazos. Las fibras con aspirina, somníferos, vitaminas, calmantes o antibióticos en su
interior también están desarrolladas y su uso se está testeando en el mundo de la medicina.
La fiebre de la muselina La revolución de las telas comenzó en 1890, cuando algunos
higienistas plantearon la importancia de que la ropa jugara en favor de la salud. Para
entonces, muchas mujeres ya habían muerto víctimas de la moda: en 1803, cuando estaban
de moda los vestidos de muselina (una tela fina, que se usa para vestidos elegantes) miles de
mujeres murieron debido a una epidemia de tuberculosis por estar desabrigadas. Aquel brote
se conoció como fiebre de la muselina y fue un triste escarmiento para la coquetería
femenina. Ahora el mundo camina hacia la funcionalidad y la salud. En este siglo, la ideología
dominante es la del cuidado de la salud y del planeta. Cuando esto se cruza con el desarrollo
de la informática y la tecnología, surgen nuevos materiales textiles que están manipulados en
su estructura molecular explica la socióloga especializada en vestido, Susana Saulquin. Los
nuevos desarrollos de la industria textil pueden utilizar la tela como una pastilla,
incorporando en la fibra la misma sustancia que se emplea en los remedios. Estos desarrollos
están en un momento de enfrentamiento con la industria farmacéutica, pero avanzan a paso
sostenido. No se trata de una tendencia masiva porque no estamos en una época de masividad
aclara Saulquin y todavía no hay conciencia de lo que se puede llegar a obtener con el
desarrollo tecnológico de la industria textil. Todavía estamos en la prehistoria de los
materiales inteligentes. Una de las críticas que se le hace al desarrollo de estas telas es que
se destinan sumas enormes de dinero para un mercado al que sólo podrán acceder algunos. Y
una de las preguntas que se hace la moda es: ¿cuándo las telas inteligentes se instalarán en el
mercado? Según Saulquin, serán más accesibles alrededor de 2020.

http://tex-eco-sost.blogspot.com/2006/09/sustratos-textiles-inteligentes.html

Domingo, septiembre 24, 2006

Diseño de Textiles Ingeniosos

Textiles ingeniosos: Una ingeniosa iniciativa de Suecia

Por Stefan Geens, escritor independiente

En un día de crudo invierno sueco, es imposible, con los guantes puestos, hacer una llamada
desde el teléfono móvil. Si uno se los quita, le resulta muy desagradable. ¿Tendrá solución
ese dilema?

Guante y teléfono a la vez: una solución para temporadas frías. Imagen: prototipo de Lena
Berglin.

Sin duda. Un diseñador sueco ha ideado un guante con altavoz incorporado al dedo índice y un
micrófono en la muñeca. El guante se conecta directamente con el teléfono y es activado por
movimientos de la mano. Uno habla acercando el guante a la cabeza, tal como lo hace con un
teléfono. Y si son dos las personas que llevan guantes de ese tipo, pueden incluso
intercambiar números dándose la mano.

Este prototipo, diseñado por Lena Berglin en la Swedish School of Textiles [Escuela de Diseño
de Textiles de Suecia], es sólo un ejemplo de lo que ocurre cuando las nuevas tecnologías se
aplican a las telas: el resultado son las telas ingeniosas, un componente aún joven, pero en
rápido crecimiento, de la industria textil.

¿Qué son los “textiles ingeniosos”?

El término define un campo que aún está en ciernes. Desde un comienzo, esa investigación se
ha desarrollado por la necesidad de proteger a los humanos en condiciones extremas, por
ejemplo, a los soldados en el campo de batalla o a los astronautas en el espacio. Muchos de
esos adelantos tempranos se han logrado en EE.UU., pero ya hay en todo el mundo
investigadores que contribuyen con innovaciones, aplicando nuevas tecnologías al desarrollo
de tejidos que también permitan detectar cambios en el entorno y reaccionar a ellos. Los
textiles ingeniosos pueden darles autonomía a los pacientes de hospitales, digamos, cuando
sus señales vitales son transmitidas por vía inalámbrica. La indumentaria de protección de los
bomberos puede enviar información sobre temperaturas y gases.

En Suecia hay, principalmente, dos instituciones que están impulsando las directrices para los
textiles ingeniosos: el RE:FORM Studio del Instituto Interactivo de Gotemburgo, en el sureste
de Suecia, y la Swedish School of Textiles de Suecia, en la Escuela Superior de Borås, cerca de
Gotemburgo.

Abrazando una almohada interactiva las relaciones a distancia se hacen más llevaderas. Foto:
Johan Redström, Instituto Interactivo.

Jonas Redström, jefe del proyecto IT+Textiles [Tecnología de la información y textiles] de


RE:FORM, dice: “Desde el comienzo, el diseño ha sido impulsado en gran parte por nuevos
materiales que van llegando y hacen posibles las innovaciones.” En opinión de Redström, la
combinación de tecnología de la información con textiles abre una oportunidad semejante.
“Podemos obtener objetos de nuevo tipo, una estética nueva.”

Los proyectos del Studio se proponen lograr justamente eso y han tenido cierto éxito en fase
aún temprana: algunos de ellos fueron seleccionados para incluirlos en la celebrada Wired
NextFest de EE.UU., en junio de 2005: una exposición que destaca futuras tendencias.
La cortina energética

Usando una tela que contenga tanto materiales colectores solares como emisores de luz,
RE:FORM ha logrado desarrollar una persiana que reacciona al ciclo diario de la luz solar. Un
lado de la persiana almacena luz solar durante el día, mientras que el otro la emite de noche.
El invento no sólo contribuye a conservar energía, sino que fomenta entre la gente la
consciencia de ahorrarla haciendo más patente el proceso. A juicio de Redström, la cortina
energética podría empezar a producirse pronto.

Es muy probable que la cortina energética que conserva la luz solar se comercialice pronto.
Foto: Johan Redström, Instituto Interactivo.

Telecomunicación entre almohadas

Al oprimir una almohada en un lugar del planeta, empieza a brillar otra que se encuentra en
los antípodas. En el aspecto emocional, esto permite que la gente exprese anhelo o cariño a
distancia. En el tecnológico, las almohadas están conectadas a Internet, y son unos cables
minúsculos electroluminiscentes incorporados al tejido los que reaccionan resplandeciendo
cuando se oprime otra almohada a gran distancia.

Redström dice que ambos proyectos apuntan a los dominios en que los textiles ingeniosos
florecerán en un futuro cercano. “Creo que en este momento la investigación de textiles
ingeniosos se orienta principalmente a las aplicaciones técnicas.” Pero esa tendencia
cambiará. “Opino que hay un enorme potencial en la vida cotidiana, por ejemplo, en los
muebles, la ropa, etc.”

Teoría y práctica

En el Centro de Investigación de Textiles de la Swedish School of Textiles, el enfoque de las


telas ingeniosas es, fundamentalmente, como lo describe Lars Hallnäs, profesor de Diseño de
interacción, “una investigación de diseño basada en la práctica; una combinación de trabajo
práctico de diseño experimental y reflexión teórica”. Un excelente ejemplo de esa
investigación es el guante-teléfono móvil de Lena Berglin. “El desarrollo de un producto de
ese tipo se convierte en instrumento para plantear cuestiones de investigación más general”,
dice Hallnäs.

Para Marion Ellwanger, profesora de diseño de textiles en la Swedish School of Textiles de


Suecia, el éxito del diseño de textiles ingeniosos radica en su orientación a la gente. “Las
necesidades de los seres humanos se sitúan en el centro de nuestras concepciones.” Sin
embargo, esto no significa que las posibilidades se limiten a la ropa. “Los textiles ingeniosos
no sólo sirven para decorar casas y personas. Las telas son flexibles, fuertes y livianas.
Podemos usarlas como material en lugar de los metales y la piedra, por ejemplo, en el ramo
de la construcción.”
El Centro colabora con empresas para lanzar al mercado los proyectos de investigación que
tienen éxito. Pero sus diseñadores no se limitan a formas de pensar de actividad orientada a
las soluciones. Linda Worbin, que trabajó en el proyecto de almohadas interactivas, sostiene
que la solución de problemas no debe ser el único factor que impulsa la inventiva, ya que así
se limitarían las posibilidades de creación. “Si yo sé qué resolver, no puedo proponer ideas
nuevas.”

http://tex-eco-sost.blogspot.com/2006/09/diseo-de-textiles-ingeniosos.html

Domingo, septiembre 24, 2006

DISEÑOS DEPORTIVOS CON MATERIALES SINTÉTICOS MÁS

FINOS QUE LA SEDA

Diseños deportivos con materiales sintéticos más finos que la seda


Hoy en día, las telas 'inteligentes' y los diseños deportivos, entre otros beneficios, ajustan
colores, tallas, estados de ánimo y temperatura. Combaten el estrés e inducen al sueño,...

Por Carlos Hidalgo

Luis Guerra, presidente de la Asociación de artesanos, especializado en confección de trajes


deportivos.
En la industria del vestido, la ropa deportiva está abriendo un nuevo mercado en la moda
gracias a la tecnología, fibras biométricas, textiles inteligentes que integran redes de área
personal, biotecnología y nanotecnología (microelectrónica). Es decir, una época digital o
computarizada que posee sensores que captan la información para decidir la activación o no
de cada función: temperatura, luminosidad, absorción de sudor, control de peso, pulso y
ritmo cardíaco.

La ultramicrofibra (la microfibra es 60 veces más fina que un cabello y la ultra es la tercera
parte de la microfibra) se compone de materiales sintéticos más finos que la seda y, a
diferencia de las fibras sintéticas derivadas del plástico, son más brillantes, suaves, flexibles,
cómodas y ligeras. También son conductoras de electricidad, por lo que este tipo de vestido
resulta impermeable y resistente al lavado y secado.
El Japón, por ejemplo, exporta a Londres ropa deportiva confeccionada con fibras recubiertas
con titanio, que aparentemente relajan los músculos y reducen los calambres.
Algunos fabricantes están diseñando trajes para esquiar que incorporan receptores GPS, así
como sistemas de alarma; camisas con teléfonos móviles integrados; biquinis con
minireproductores de audio y ropa interior con vigilancia fisiológica o médica remota. Los
bebés, soldados, astronautas y ancianos serán quienes reciban los mayores beneficios de esta
tecnología.
Y eso es lo que se notará por las calles de Alemania, país sede del Mundial de Fútbol 2006,
cuando miles de almas griten y se deleiten con las jugadas de la 'Tri' que se desplazará en
pleno verano europeo.

El Ecuador, con su pobre economía tercermundista, no ha descuidado la tendencia actual y se


podría decir que está al día en materia de diseño, confección y bordado de uniformes
deportivos que favorecen, por ejemplo, la evacuación del sudor.
Lo que en buen romance significa que la nación se adapta a cualquier medio, pero no cuenta
con las suficientes herramientas (maquinarias) para procesar trajes deportivos a mayor
velocidad. Es decir, un artesano -con la ayuda de 25 obreros- puede elaborar 25 uniformes
deportivos en 48 horas, mientras una máquina sofisticada (americana o japonesa) lo hace en
60 minutos.

Esto lo corrobora el empresario de la firma Stampar Sports, Luis Guerra Gudiño, de 50 años de
edad y presidente de la Asociación de Artesanos del Ecuador, gremio que reúne a más de 2
millones de profesionales del área de la costura, peluquería, artesanía, panadería, entre
otros.
El ecuatoriano, especializado en el corte y confección de trajes deportivos, por más de 15
años, hace un alto en sus labores para comentar: "El mercado nacional y extranjero está
inundado de una variedad rica en telas, colores y tejidos".

Las firmas Ditex, Politex y Tricotosa distribuyen telas que llevan el nombre de jugadores de
fútbol, entre ellos René Higuita, Ulises de la Cruz, David Beckham, Álex Aguinaga y Garrincha
(Manuel Francisco Dos Santos). También hay nombres de equipos de fútbol como LDU, El
Nacional, Boca Juniors y Necaxa.

Pero la novedad es la tela sintética con el logo del Mundial Alemania 2006, que se
comercializa desde el año pasado. "Las telas responden a la piel del deportista. La contextura
permite la circulación, respiración y que el poro arroje el sudor con facilidad, por espacios
microscópicos".
Las obreras demuestran su habilidad para confeccionar las prendas que se venden en varios
centros comerciales

A su criterio, el estilo que se puso de moda en el país es el uso de prendas deportivas más
delgadas, cómodas y livianas para beneficio del atleta. No obstante, los modelos más
vendidos son los europeos. ¿Por qué? La ciencia y la tecnología se manifiestan en torneos
locales e internacionales que despiertan el interés de todos.

Entonces, el trabajo artesanal se mueve como por arte de magia. Y actúan las grandes marcas
deportivas (Adidas, Reebok, Nike, Puma, Umbro, etc.) que presentan un abanico de diseños
para que los jugadores, cuerpo técnico y dirigentes escojan la indumentaria adecuada más
accesorios y calzado inteligentes.

La diseñadora Tatiana Torres expresa que en el mercado textil hay variedad de productos que
se someten a investigación. Tal es el caso de las prendas 'inteligentes' de los militares de los
EEUU, que pueden curar las heridas de los soldados, nutrirlos, hidratarlos, darles
medicamentos y transmitir los datos de su condición física a un centro de operaciones. "Esta
ropa es más ligera y podría repararse por sí misma. Incluso, modificaría su color para
camuflarse y cambiaría de forma según la temperatura".

En septiembre de 2001, la firma Dockers lanzó al mercado internacional su mobile pant,


confeccionado en una mezcla de algodón con teflón, que permite llevar el celular en los
bolsillos ocultos, dejando libres los tradicionales.

La marca Nike integra reproductores mp3 y otros componentes digitales a la ropa deportiva,
así como un reloj-teléfono de las empresas Motorola y Swatch. La tienda inglesa Marks and
Spencer se encuentra en la etapa de desarrollo de un chip (think tank) que se incorpora al
vestuario, transformando las prendas en ropa que habla. Así, un chaleco podría decirle al
usuario con qué color de camisa puede combinarse o cuáles son los cuidados de lavado. "Sería
una locura comprar esos modelos. Me conformo con la ropa deportiva clásica, con diseños
coloridos nada sofisticados", indica el jugador de Barcelona Fricson George, quien cada mes
compra su ropa en locales del norte de Guayaquil.

Michael Arroyo, volante de Emelec, prefiere los calentadores y llamativos diseños. "La
tecnología no tiene límites en otras partes. Solo falta que hagan zapatos que caminen solos",
dice mientras sostiene una camiseta de la 'Tri', confeccionada por Marathon Sports, que
compite en el mercado negro con prendas de otras partes. El modelo 'pirata' está elaborado
con tela y pintura de mala calidad que en cuatro lavadas pierde su consistencia. Por eso,
Arroyo se pregunta qué detalles se toman en cuenta para diseñar 'la piel del país'.
Y es que en el Perú se vende cada metro de tela deportiva a $0,60 y $0,80. Con estos precios
el país ha podido cubrir la demanda de los consumidores y vender camisetas con un costo de
producción que va desde los $4,50.

Guerra y Torres coinciden en que cada empresa guardan detalles técnicos del proceso de
confección, pero son profesionales capacitados quienes se encargan de procesar los modelos
deportivos, dicen.

11/Mayo/2006
Nanotecnología aplicada a fibras en Corea

La industria textil coreana, que ya fue el orgullo nacional, está en declive debido a
los desafíos agresivos de los competidores extranjeros (principalmente los chinos)
que ofrecen precios más baratos, inundando el mercado y empleando estrategias de
marketing agresivas.

Figura 1: Fibras de nanocarboneto de silicio (SiC) del KICET

Para hacer frente a los competidores, la industria textil coreana aceleró el


desarrollo de fibras y materiales electrónicos avanzados de valor agregado con la
aplicación de nanotecnología.

Los resultados del esfuerzo de la industria textil coreana están representados por el
desarrollo de varias fibras funcionales utilizando la nanotecnología, tales como
fibras termoestables resistentes, fibras adaptables a procesos de exhibición de
imágenes y de semiconductores, fibras adaptables a células de combustible, fibras
filtrantes de alta densidad, fibras absorbentes y fibras para capas electrolíticas de
baterías secundarias.

Silver Star Co. desarrolló filtros para salas limpias y nanofibras absorbentes, y
planea la producción en masa de esos ítems en 2006.

Adicionalmente, está programado para producir en 2007 ‘ultra-filtros’ con


dimensiones de 1,2-1,7 μm, capaces de filtrar el 99,9999% de las partículas de
polvo.

El KICET (Korea Institute of Ceramic Engineering & Technology - Instituto Coreano


de Tecnología e Ingeniería Cerámica) desarrolló un nanocarboneto de silicio (SiC)
(Figura 1, arriba) que puede soportar temperaturas de hasta 2000°C.

La empresa pretende comercializar las fibras en los mercados de aparatos


domésticos, células de combustible y sensores.

Amotech Co. desarrolló nanofibras con nanoporosidades capaces de extender la


capacidad de carga eléctrica, y una tecnología de nanofibras que se puede aplicar
en las industrias que utilicen capacitores.

Toray Saehan Co. desarrolló un separador de batería secundaria con tecnología de


tejido non-woven (no tejido, en el que sus fibras se interconectan mecánicamente
por agujado).

Según el MOCIE (Ministry of Commerce, Industry & Energy - Ministerio de


Comercio, Industria y Energía), la principal demanda para nanofibras se espera en
los mercados de fibras de carbono para filtrado y limpieza, así como en los
mercados de materiales de alta capacitancia y de almacenamiento de energía,
incluyendo baterías secundarias y células de combustible de hidrógeno.

Se espera que el volumen mundial del mercado de tecnología de nanofibras alcance


US$24 millones en 2007 y US$40 millones en 2012.

http://images.google.com.mx/imgres?
imgurl=http://www.suframa.gov.br/minapim/news/images/img_artigo/NanotechnologyKorea.jpg&
imgrefurl=http://www.suframa.gov.br/minapim/news/visArtigo.cfm%3FIdent%3D204%26Lang
%3DES&h=280&w=798&sz=58&hl=es&start=14&um=1&tbnid=EdiUbzPBve8KmM:&tbnh=50&t
bnw=143&prev=/images%3Fq%3Dnano%2Bfibras%2Btextiles%26um%3D1%26hl%3Des
%26sa%3DN

12/Noviembre/2005
De textiles inteligentes a sistemas que se pueden vestir
Varios proyectos actualmente en desarrollo bajo los auspicios de la European FP6 investigan
el potencial de componentes electrónicos que se puedan usar sobre el cuerpo.
Figura 1: Concepto de sistema

El proyecto MyHeart enfoca la prevención de enfermedades cardiovasculares con ropas


biomédicas inteligentes, mientras que el proyecto WearIT@work quiere probar la
aplicabilidad de sistemas electrónicos integrados en ropas, también conocidos como
“wearables”, en diversos ambientes industriales.

El Wearable Computing Lab, en ETH Zurich, participa de los dos proyectos siguiendo una
dirección orientada a sistemas.

Para obtener éxito, se necesitan desarrollar varias nuevas tecnologías. Este artículo ofrece
una breve comprensión de ellas.

Introducción
La concretización de nuestra idea sobre cuidados médicos y asistencia permanente para la
vida cotidiana necesita de una incorporación discreta de sistemas electrónicos en nuestras
vestimentas.

Los sensores se deben distribuir por todo el cuerpo y en general requieren contacto directo
con la piel. Además de eso, necesitamos de circuitos de procesamiento previo cerca de los
sensores que se podrán integrar en los textiles con nuestra tecnología System-on-Textiles.

Los componentes y dispositivos de procesamiento para comunicación externa se pueden


centralizar y embutir en accesorios (como cinturones y relojes) o dispositivos portátiles.

Esa combinación de textiles inteligentes con componentes electrónicos miniaturizados, según


se presenta en la Figura 1, es practicable en términos modulares y también de costos.

Solamente los componentes baratos con funcionalidad específica de tarea (por ejemplo,
sensores) se montan de forma permanente en la vestimenta, mientras que los dispositivos
más caros para propósitos generales, como procesadores, se pueden utilizar con diferentes
vestimenta
System-on-Textiles (Sistemas en Tejidos)
El uso de tejidos como sustratos para circuitos electrónicos en vez de placas de circuito
rígidas permite la colocación de pequeños circuitos de procesamiento previo próximos a los
sensores. De ese modo, podemos distribuir la funcionalidad del sensor por todo el cuerpo sin
afectar al confort de la vestimenta.

Los sustratos textiles apropiados deben soportar estructuras de enrutamiento eléctrico.


Primero realizamos investigaciones fundamentales sobre sus propiedades eléctricas [1].
Nuestra idea utiliza un tejido elaborado con finas fibras de cobre aislado según se muestra
en la Figura 2.

Figura 2: Tejido conductivo (de Sefar Inc.)

Ese tejido lo fabrica Sefar Inc., una empresa que produce filtros de precisión.

El hilo de cobre mide 54 µm de diámetro. Nuestra idea es conectar fibras de cobre


individuales en puntos de cruce para crear caminos conductores arbitrarios.
Como los hilos metálicos en el tejido están aislados unos de los otros, el aislamiento necesita
retirarse en los puntos de cruce para establecer la formación de conexión, también conocida
como vía textil.

Esa vía es el bloque de construcción fundamental de una estructura de conexión en tejidos.


Las cuatro etapas de fabricación, presentadas en la Figura 3, son necesarias para obtener
una vía textil.

1. Retirada del revestimiento de los hilos de cobre en intersecciones definidas (Figura 3ª)

2. Interconexión de las secciones de los hilos metálicos pelados (Figura 3b)

3. Corte de determinados hilos metálicos para evitar cortocircuitos con el restante del
circuito (Figura 3c)

4. Aplicación de protección mecánica a la interconexión (Figura 3d).

Ese proceso también se puede utilizar para fijar componentes en el tejido. No obstante,
existen algunas diferencias importantes entre las PCBs (placas de circuito impresos) y
nuestro textil.
Figura 3: Fabricación de vías

Por un lado, dos señales que se cruzan deben localizarse en diferentes capas en una placa
del circuito interno de forma que se eviten cortocircuitos, siendo que se pueden cruzar unas
con otras en el tejido sin cortocircuitos.

Por otro lado, toda vez que haya un cambio en la dirección de una señal, se necesita que una
vía cambie para el hilo de cobre en cruce en el textil.

La colocación de componentes en tejidos requiere una atención especial que resulta en un


dilema entre las propiedades eléctricas y textiles. Desde el punto de vista textil, la colocación
se debe hacer de forma que la caída se mantenga.

En otras palabras, los componentes no se deben colocar muy próximos unos de los otros. Por
otro lado, las señales eléctricas deben ser cortas para evitar pérdidas. Esa tecnología de
montaje se encuentra descrita más detalladamente en el ítem [2].

Sensores textiles
Nosotros no solamente incorporamos circuitos en textiles, si no que también utilizamos
textiles como sensores, pues pensamos que los textiles están predestinados a determinadas
tareas de sensoramiento. Entre la variedad de sensores textiles potenciales, enfocamos en
este artículo el sensoramiento de temperatura y presión.

Figura 4: Circuito de medición de temperatura

Para el sensoramiento de temperatura, utilizamos el mismo textil que el presentado para el


System-on-Textiles. Las resistencias eléctricas de los hilos metálicos dependen linealmente
de sus temperaturas.
A pesar de que la resistencia se altera en apenas cerca de 0,4% por Kelvin, la medición
diferencial con la aplicación de dos corrientes de conmutación elimina desvíos de medición
electrónica, alcanzando al final una precisión de medición de 0,5 Kelvin.

Como los hilos metálicos están organizados en una parrilla, las informaciones de localización
de los ‘puntos calientes’ se pueden extraer por medición de la resistencia en dirección
longitudinal y perpendicular.

Ese principio se encuentra ilustrado en la Figura 4. En este momento, ese textil parece
atrayente para medir la distribución de temperatura a lo largo de una superficie como el
cuerpo humano.

En segundo lugar, desarrollamos una superficie sensora de presión que consiste en un tejido
separador adornado con estructuras de costuras eléctricamente conductivas en ambos lados.

Figura 5: Sección transversal del sensor de presión

La posición ‘sentado’ se podrá detectar con la utilización de una superficie de esas en los
asientos. La sección transversal del tejido separador se presenta en la Figura 5.

Asistente de Salud Personal


En el proyecto MyHeart, sensores textiles y sensores comerciales rígidos se combinan en un
prototipo de camisa con la finalidad de monitorear datos como ECG, respiración,
desplazamiento e interacción social. Mediante la fusión de datos, el sistema puede hacer
conclusiones y suministrar informaciones al usuario, posiblemente previniendo una
emergencia.
Figura 6: Histéresis de medición de capacidad

http://images.google.com.mx/imgres?
imgurl=http://www.suframa.gov.br/minapim/news/images/img_artigo/mst-67-
2.jpg&imgrefurl=http://www.suframa.gov.br/minapim/news/visArtigo.cfm%3FIdent
%3D155%26Lang
%3DES&h=235&w=314&sz=19&hl=es&start=46&um=1&tbnid=PQPu8Qp3gw9biM:&tbnh=88&t
bnw=117&prev=/images%3Fq%3Dnano%2Bfibras%2Btextiles%26start%3D40%26ndsp
%3D20%26um%3D1%26hl%3Des%26sa%3DN

SABADO, AGOSTO 13, 2005


Nanotextiles antibacteriales

BOSTON, - Greenyarn, Una firma Americana, desarrolla materiales avanzados para


consumidores que buscan alternativas ecologicamente amigables en opción a material
convencional. De esta forma, han producido textiles deodorizantes hechos de bambú. La
compañía ha escalado la producción de éste material llamado “Eco-fabric,” y en este
momento esta suministrando a los mercados de Asia y America.

El ingrediente activo de Eco-fabric son nano-particulas de corcho de bambú, provenientes de


la planta Moso Bamboo (Phyllostachys heterocycla pubescens ), el bambú más poroso que
crece en la montaña Jhushan “Bamboo Mountain” de la region de Taiwan. El Bambú contiene
muchos poros en su estructura, haciendolo excelente para la abosrcion de olores causados por
químicos, control de temperatura, evitando la transpiración. Todo lo cual, constituye una
excelente opción para la ropa deportiva o casual. El Bambú también posee un excelente
agente antibacteriano, que inhibe el crecimiento de hongos y bacterias.

La investigación y el desarrollo de estos nuevos tejidos nos ofrece ahora productos con
virtudes antibacterianas o antiolores, con termoregulación, con transferencia de humedad o
microfibras respirantes.

1-10-2004
Avances de la nanotecnología en el sector textil.
La nanotecnología se presenta como un arma que la industria textil de los países
avanzados y de altos costes pueden esgrimir para hacer frente a la apertura de los
mercados y la competencia de los países asiáticos. Gracias al uso de técnicas que
permiten fabricar y controlar las estructuras moleculares y sus átomos a escala
nanométrica (la milmillonésima parte del metro), se pueden introducir en los
tejidos elementos que ofrecen ventajas adicionales: antibacterias, antivirus,
antiolor, retardantes de llama, absorción de rayos ultravioleta, o propiedades
antiestáticas. Algunos de los nanomateriales que se utilizan en el mercado textil
son nanofibras de polímeros, fibras con nanopartículas, materiales textiles con
nanoacabados y capas de tejido con nanopartículas. Para su fabricación se trabaja
con tamaños diminutos: una nanofibra de polímero mide entre 50 y 500
nanómetros, mientras que una célula sanguínea supera los 5.000.

Cálculos del consultor sueco Roshan Shishoo estiman que en 2010 el 20% de los
11 millones de toneladas de tejidos técnicos que para entonces fabricará
Europa llevarán nanomateriales, cuyo mercado ascenderá a 12.000 millones
de euros. A través del VI Programa Marco de Investigación, la Comisión Europea
invertirá 1.300 millones de euros para aplicar la nanotecnología en todas las áreas,
no sólo el sector textil. En la actualidad se utiliza industrialmente en múltiples
campos, desde cremas solares hasta vidrios que repelen el polvo.
En la industria textil, se citan ejemplos de aplicaciones de la nanotecnología como
los de la empresa norteamericana Nano-Tex o la suiza Schoeller, que han creado
tejidos que repelen cualquier tipo de mancha. Nike, Dockers, Marks & Spencer,
Hugo Boss, Polo Ralph Lauren y otros ya tienen en sus catálogos ropas que utilizan
estos nanomateriales. Se pueden conseguir materiales «inteligentes», capaces de,
por ejemplo, cambiar el color de las fibras para conseguir camuflajes que se
adapten al ambiente. La empresa alemana Infineon ha logrado incorporar fibras
conductivas para crear vestidos electrónicos con sensores y chips integrados, así
como generar electricidad a partir de la temperatura corporal. Por su parte, Dogi
International Fabrics trabaja en la microencapsulación de diferentes materias que,
aplicadas en lencería y bañadores, aumentan la confortabilidad de las prendas,
integrando en el tejido ingredientes activos como cremas, lociones, aceites con
propiedades cosméticas, farmacéuticas o médicas. Y son apenas un puñado de
ejemplos de lo que puede hacerse y está ya haciéndose en ese ámbito.

http://images.google.com.mx/imgres?imgurl=http://www.docupress-
web.com/z_techno_pict/sectores_portada.gif&imgrefurl=http://www.docupress-
web.com/techno_expres/content/view/29/2/&h=77&w=120&sz=93&hl=es&start=1&um=1&tbnid
=aNEKD8WEpkwAFM:&tbnh=56&tbnw=88&prev=/images%3Fq%3Dnanofibra%2Btextil%26um
%3D1%26hl%3Des%26sa%3DN

SÁBADO, SEPTIEMBRE 11, 2004

Nuevos avances en la producción de nanofibras.


Según un periódico checo, The Prague Post, un equipo de investigadores de la Universidad
Técnica de Libereca ha descubierto una forma de producir nanofibras que podría revolucionar
todo el proceso de producción de nuevos tejidos.

Aunque la creación de nanofibras no es nada nuevo, los investigadores de Liberec dicen que han
inventado una máquina capaz de fabricar nanofibras de forma masiva. "La novedad (de este
nuevo avance) se deriva de su capacidad de producir de forma contínua" según Ondrej Novak,
miembro del equipo de investigación. La máquina tiene capacidad de fabricar nanofibras en
piezas que miden 1,5 metros de ancho y varios metros de largo. Este nuevo proceso, según los
investigadores, podría reducir el coste de fabricar nanotejidos.

El grupo ha patentado su novedoso proceso de producción de nanofibras, y esta a la espera de


recibir un patente internacional. La estructura de tejidos fabricados con nanofibras permite la
creación de una tela con características extraordinarias. Por ejemplo, un vestido que cambie de
color, un jersey que cambia su capacidad de abrigar según la temperatura corporal de la persona
que lo lleva, ropa para fuerzas de emergencia que protege ante posibles agentes biológicos pero
permite traspasar el sudor...

http://www.euroresidentes.com/Blogs/avances_tecnologicos/2004/09/nuevos-avances-en-la-produccin-
de.htm

08/07/2004

INDUSTRIA

Dockers, Nike y Ralph Lauren aplican la nanotecnología en su ropa

Los nanomateriales permiten variar las propiedades de los tejidosEstas fibras sirven como
repelentes de virus y bacterias y pueden absorber los rayos ultravioleta

JOAN CARLES AMBROJO

Tiger Woods puede presumir de no ensuciar la ropa ni comiendo ni jugando al golf. Los
pantalones Nike que viste están tratados para repeler el café, la salsa de tomate e incluso el vino.
Por supuesto, el agua también resbala.
Muestras de la penetración del Ketchup en un tejido normal-

El fabricante estadounidense de prendas deportivas consigue estas prestaciones al adoptar


nuevos materiales desarrollados por la empresa norteamericana Nano-Tex mediante la
nanotecnología, un conjunto de ciencias y técnicas que permiten fabricar y controlar las
estructuras moleculares y sus átomos a escala nanométrica (la milmillonésima parte del metro).

La nanotecnología se ha convertido en uno de los elementos clave de la industria occidental para


afrontar la apertura de los mercados y la competencia de los gigantes asiáticos, en especial de la
República Popular China, gracias a la mejora de los materiales y la introducción de fibras que
ofrezcan nuevas funcionalidades, desde la autolimpieza hasta la eliminación de bacterias o el
vestido electrónico. En la actualidad, la nanotecnología se aplica industrialmente a múltiples
campos: desde cremas solares hasta vidrios que rechazan el polvo.

El sector textil y de la confección es crítico con la economía europea. Representa el 4% de la


industria y emplea a 2,7 millones de personas, con una facturación anual de 227.000 millones
de euros.

Europa es el primer exportador de tejidos y el segundo en confección, por detrás de China. "El
problema es que muchas compañías textiles son de tamaño mediano y la nanotecnología debe
ser compatible con los procesos de producción", señala Tim Harper, presidente de la European
Nanobusiness Association (ENA), organización que celebró la semana pasada en Barcelona el
congreso Euro Nanotex 2004, la primera conferencia sobre nanotextiles.

La Comisión Europea, a través del VI Programa Marco de Investigación, ha adoptado una


estrategia para aplicar la nanotecnología en todo tipo de áreas, con una inversión de 1.300
millones de euros. La europarlamentaria Concepció Ferrer, miembro del Forum for Textiles,
Clothing and Leather, recomendó en el congreso que Europa debe reforzar las aplicaciones
industriales de las nanotecnologías. Por ahora, Estados Unidos supera a Europa en el número de
patentes de nanomateriales relacionados con el textil.
El potencial de la nanotecnología en este sector es elevado. Cálculos del consultor sueco Roshan
Shishoo revelan que en 2010 el 20% de los 11 millones de toneladas de tejidos técnicos que
fabricará Europa utilizará nanomateriales, un mercado que generará 12.000 millones de euros.

Lutz Walter, director de I+D de Euratex, organización europea de confección y tejidos, cree que
la nanotecnología tendrá éxito en el sector "si es capaz de producir innovaciones con un claro
valor añadido para el cliente o con procesos que superen claramente los convencionales".

La nanotecnología tiene diversas aplicaciones en el mundo textil: por ejemplo, controlando la


nanoestructura de las superficies se pueden variar las propiedades físicas, químicas o biológicas
del tejido. En algunos casos se inspiran en la naturaleza. Las hojas de ciertas plantas, como el
loto, y las alas de insectos se mantienen impolutas de polvo y agua porque éstos no se pueden
adherir a la superficie. Incluso la suciedad es arrastrada por las gotas.

Este fenómeno lo ha adoptado, entre otros, la empresa suiza Schoeller, cuyos tejidos copian la
estructura rugosa de las hojas de loto. Hugo Boss o Polo Ralph Lauren tienen en sus catálogos
ropas con estos nanomateriales. El productor de poliéster Trevira ha creado una fibra
antibacteriana para tejidos higiénicos capaz de soportar 100 lavados sin perder sus propiedades.

En otros casos se pueden conseguir materiales "inteligentes", capaces de alterar las propiedades,
como por ejemplo el color de las fibras para conseguir camuflajes que se adaptan al ambiente.
También se pueden incorporar fibras conductivas para crear vestidos electrónicos con sensores
y chips integrados o generar electricidad a través de la temperatura corporal (como la empresa
alemana Infineon).

Las nanofibras pueden añadir funciones como antibacterias y antivirus, antiolor, retardantes de
llama, absorción de rayos ultravioleta o electroconductividad, antiestáticas. Algunos
nanomateriales para el mercado textil son nanofibras de polímeros, fibras con nanopartículas,
materiales textiles con nanoacabados o capas de tejido con nanopartículas. Se trabaja con
tamaños diminutos: una nanofibra de polímero tiene entre 50 y 500 nanómetros, una célula
sanguínea supera los 5.000.

Nano-Tex trabaja con una cuarentena de grandes fabricantes de ropa como Dockers o Nike. En
Europa está comercializando su tecnología con Marks & Spencer y está en conversaciones con
grandes confeccionadores españoles, según explica su presidente, Donn Tice.

En España, algunas empresas están aplicando la tecnología para ampliar las funciones de los
tejidos. La multinacional española Dogi Internacional Fabrics elabora tejidos aplicables a la
lencería y bañadores para hacerlos más cómodos y tecnológicos. Por ejemplo, trabaja en la
microencapsulación de diferentes materias. Esta técnica permitirá integrar en un tejido
ingredientes activos como cremas, lociones, aceites con propiedades cosméticas, farmacéuticas o
médicas. Las propiedades no desaparecen en 100 lavados.

Son la envidia de las arañas. Los nanotubos de carbono han superado a las telarañas, hasta hace
poco más resistentes que el acero y más elásticas que el nailon. Pero a 400 dólares el gramo,
tejer una camisa con nanotubos es extremadamente caro... y todavía inviable industrialmente.
"La tecnología existe, pero todavía falta conseguir que los procesos se puedan industrializar para
fabricar kilómetros de nanotubos a bajo coste", señala Edgar Muñoz, del Instituto de
Carboquímica del CSIC.

La empresa Nanoledge mostró en el congreso un carrete de nanotubos, lo que considera "la fibra
más resistente del mundo", según el director técnico Kai Schierholz. En su opinión, la tecnología
para producir a gran escala en pocos años existe: "Sólo faltan inversores".

http://images.google.com.mx/imgres?
imgurl=http://www.elpais.com/recorte/20040708elpcibtec_1/SCO250/Ies/Muestras_penetracion
_Ketchup_tejido_normal.jpg&imgrefurl=http://www.elpais.com/articulo/tecnologia/Dockers/Nike/
Ralph/Lauren/aplican/nanotecnologia/ropa/elpcibtec/20040708elpcibtec_4/Tes/&h=250&w=250
&sz=14&hl=es&start=14&um=1&tbnid=mt-bjkcO34qY1M:&tbnh=111&tbnw=111&prev=/images
%3Fq%3Dnanofibra%2Btextil%26um%3D1%26hl%3Des%26sa%3DN

MIÉRCOLES, JUNIO 23, 2004

Los tejidos inteligentes, la ropa del futuro


Hoy Technology Review del MIT publica un artículo sobre tejidos interactivos. Desde hace
tiempo los avances tecnológicos permiten implantar microchips electrónicos dentro de tejidos
para desarrollar telas capaces de cambiar de color, emitir y recibir ondas de radio, o actuar como
un teclado.

Son muchos que opinan que la integración de la tecnología con los tejidos tiene enorme
potencial y que poco a poco empezarán a salir al mercado ropa, cortinas, sillones, persianas,
papel para las paredes..... inteligentes. Por ejemplo una pionera de esta técnica, Maggie Orth,
fundador, presidenta y única empleada de International Fashion Machines, acaba de crear una
tela que cambia de color. Los tejidos contienen fibras que mueve colores cuando unos controles
electrónicos les calientan. También ha inventado una "chaqueta musical", una prenda que tiene
un teclado musical electrónico que se puede tocar apretando parte del bordado, y un vestido de
noche con luces que brillan al paso de la mujer que le lleva.

Según Orth, un día nuestra ropa no solo cambiará según la temperatura exterior, también podrá
contener todo un sistema complicado de comunicación que permita llamar a personas tal como
hacemos ahora con un teléfono.

http://www.euroresidentes.com/Blogs/avances_tecnologicos/2004/06/los-tejidos-inteligentes-la-ropa-
del.htm
ARTICULOS SOBRE NANOTECNOLOGÍA TEXTIL
Tejido de cota de malla en miniatura, vía para materiales textiles inteligentes

(NC&T) El tejido es obra de Chang Liu y Jonathan Engel. Se asemeja en su construcción a las
cotas de malla utilizadas en las armaduras por los caballeros medievales. Consiste en una red
de pequeños anillos de aproximadamente 500 micras de diámetro, y eslabones aún más
pequeños, de alrededor de 400 micras de largo. Los anillos y los eslabones se construyen
sobre un substrato plano y luego se desprenden para crear una capa flexible que puede
doblarse a lo largo de dos ejes y cubrir las superficies curvas.

Como los anillos y eslabones pueden resbalar y girar unos sobre otros, el tejido posee
propiedades mecánicas y eléctricas únicas. Por ejemplo, la resistencia eléctrica cambia cuando
el tejido se estira. Estas propiedades podrían resultar útiles para el desarrollo de tejidos
inteligentes y para los dispositivos electrónicos que puedan llevarse en la vestimenta.

La primera capa de tejido podría contar con islas de silicio equipadas de circuitos o sensores.

El material textil resultante podría generar electricidad, detectar el movimiento o los daños que
pueda sufrir, o servir para algún otro propósito sofisticado.

Micrografía del tejido metálico. (Foto:


Chang Liu)

Aunque ha sido demostrado en la escala de una oblea, los investigadores afirman que su tejido
de cota de malla podría ser fabricado en grandes porciones con procesos existentes en la
actualidad.

http://images.google.com.mx/imgres?
imgurl=http://www.solociencia.com/ingenieria/07050706t.jpg&imgrefurl=http://www.solociencia.c
om/ingenieria/index-
16.htm&h=70&w=50&sz=10&hl=es&start=3&um=1&tbnid=27HNnpMIeB_8OM:&tbnh=68&tbnw
=49&prev=/images%3Fq%3Dnanofibras%2Btextiles%26um%3D1%26hl%3Des%26sa%3DN

Nanotecnología
Primer Portal hispano en Nanotecnología y Nanociencia

Vídeo de ropa que cambia de color


ScienCentral ofrece este vídeo sobre una de las aplicaciones comerciales de la
nanotecnología que más expectativas ha generado en el sector textil - ropa que
cambia de color.

El vídeo describe como un nuevo hilo desarrollado para el ejército promete


transformar la industria de la moda.

Investigadores del Massachusetts Institute of Technology (MIT) dirigido por el


professor Yoel Fink han utilizado la nanotecnología para combinar unas capas muy
finas de dos materiales distintos - una capa de plástico y otra de cristal. El
resultado es una nueva fibra que puede reflejar toda la luz que brille sobre ella. El
ejercito de los Estados Unidos pretende utilizar este avance para crear códigos de
barra ópticos que permitirá distinguir a compañeros del mismo contingente durante
la noche.

Pero el nuevo nano-hilo podrá tener gran éxito comercial en el sector de moda.
Imagínense ir a trabajo en un traje oscuro, y luego al volver a casa cambiarlo a un
color más divertido para salir a cenar. Los científicos quieren crear ropa con un
pequeño interruptor y kit de pilas, que permitirá cambiar el color de la ropa solo
con encender el interruptor.

http://www.euroresidentes.com/futuro/nanotecnologia/recursos_docentes/video_ropa_cambia_color.htm
NANOTECNOLOGÍA: SECTOR TEXTIL

Un nuevo y revolucionario sector textil

Algunos expertos estiman que no menos de un 20% de los materiales textiles


europeos incorporará la nanotecnología en un plazo de cinco años

Estamos hablando de una nueva generación de nuevos materiales en los que la


nanotecnología juega un papel esencial. Ropa que no se ensucia, que repele el café,
las manchas de fruta o del vino.... La explicación de todo esto son es las
nanopartículas permiten cambiar las propiedades de los tejidos... Pueden llegar a
repeler virus, bacterias... más de cien lavados sin perder las propiedades... No es
ciencia ficción; en menos de cinco años se calcula que el viejo sector textil tendrá
una nueva renovación..

Tiger Woods decía Ciberpaís que podría presumir de no ensuciar la ropa ni


comiendo ni jugando al golf. Los pantalones Nike que viste están tratados para
repeler el café, la salsa de tomate e incluso el vino. Por supuesto, el agua también
resbala.

Últimas noticias: Nuevos avances en la producción de nanofibras.

Se hace eco de los avances nanotecnológicos de la empresa norteamericana Nano-


Tex. Nano-Tex está creando las innovaciones más revolucionarias del mercado del
textil. Su objetivo es aplicar la nanotecnología para crear un funcionamiento
excepcional en artículos diarios: ropa, mobiliarios caseros, interiores, telas
industriales Algunos de estos avances pueden cambiar la manera en la que todos
nosotros vivimos y trabajo. Hablamos de cosas como la autolimpieza de los tejidos,
la eliminación de contaminantes o alérgicos, etc.

Algunos expertos consideran que estos avances podrían cambiar las pautas de este
sector. De ser considerado tradicional o maduro... y sufrir la dura competencia de
costes y salarios de países como China o Taiwan a pasar a estar en la cresta de la
tecnología más innovadora y avanzada. El textil se uniría así a otras industrias
(cremas solares, vidrios que rechazan el polvo).

La semana pasada en Barcelona tuvo lugar el congreso Euro Nanotex 2004, la


primera conferencia sobre nanotextiles. Todo fluye a favor. Según Ciberpais La
Comisión Europea, a través del VI Programa Marco de Investigación, ha adoptado
una estrategia para aplicar la nanotecnología en todo tipo de áreas, con una
inversión de 1.300 millones de euros.

Esta nueva vía abre una asombrosa capacidad de innovación y de reconversión en


un sector tradicional como la industria textil.". Estas innovaciones resultan casi
increíbles: antiolor, retardantes de llama, regulación de temperatura, cambio de
color... Los tamaños de la "nueva materia prima" las nanopartículas" permiten una
flexibilidad en la explotación de sus propiedades realmente asombrosa... Algunos
materiales con nanotubos han sido probados con una eficacia asombrosa.