Está en la página 1de 3

Día de Visitas

Objetivo del Programa:

Motivar a los invitados a visitarnos nuevamente y gozarse con Jesús y nosotros en


el templo.

Sugerencias para el Director:

1. Este programa debe planificarse con mucha anticipación para que las visitas
reciban atención especial.

2. Prepare incentivos o recordatorios para cada visita y un almuerzo para que toda
la iglesia participe. El almuerzo puede ser proporcionado por la iglesia o por cada
familia de la iglesia, de modo que todas las visitas se relacionen con la hermandad,
recibiendo su aprecio.

3. Debe prepararse o invitarse a un grupo musical, o a una persona que dirija


magistralmente un servicio de cantos inolvidable. Debe haber música realmente
especial.

4. Cada miembro de la Escuela Sabática debe invitar a un vecino, o un amigo, de


tal manera que el templo esté lleno ese día.

5. Decore el templo lo mejor posible.

Servicio de Cantos:
Bienvenida: ¡Qué hermosa mañana! El templo está bellamente adornado de
fragantes flores. El Servicio de Cantos ha mostrado nuestra gratitud a Dios. ¡Hoy
tenemos muchos motivos para estar felices! Tenemos la presencia de muchos
amigos nuestros que nos acompañan. Estamos muy complacidos de tenerlos con
nosotros; sobre todo, el Señor nuestro Dios está feliz de que ustedes estén en su
casa. Por esa razón, les extendemos una cariñosa bienvenida.

Parte Especial:

(El grupo musical, o la persona invitada, entona un canto de bienvenida.)


Oración de Rodillas:

Queridos hermanos y amigos: Hablar con Dios es una de las cosas maravillosas de
las que disfrutamos en esta tierra. En este momento hablaremos con El a través de
la oración. Los invitamos a acompañarnos. Oremos de rodillas.

"Padre nuestro que habitas en el cielo y en nuestros corazones. Te damos muchas


gracias por este hermoso sábado. Pero de manera muy especial, te agradecemos
por todos y cada uno de nuestros amigos y vecinos que han venido a tu casa a
visitarte. Ellos están aquí porque te aman, porque creen en Ti y porque están
dispuestos a recibir de tus bendiciones. Llena sus corazones de tu presencia. Que la
música abra sus corazones y los transporte al cielo. Que tu Palabra llene la
necesidad de sus vidas. Proporciónanos un día muy feliz. Lo suplicamos en el
nombre de Jesús, amén."

Parte Especial:

En la Palabra de Dios, leemos: "Tú formaste mis entrañas; me hiciste en el vientre


de mi madre. Te alabaré, porque formidables y maravillosas son tus obras; estoy
maravillado, y mi alma lo sabe bien. No fue encubierto de ti mi cuerpo, aunque en
oculto fui formado y entretejido en lo más profundo de la tierra. Mi embrión vieron
tus ojos, y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego
formadas, sin faltar una de ellas. ¡Cuán preciosos, Dios, me son tus pensamientos!
¡Cuán grande es la suma de ellos! Si los enumero, se multiplican más que la arena.
Yo despierto y aún estoy contigo" (Salmo 139:13-18).

¡Qué hermosas palabras! Dios nos conoce desde el vientre de nuestra madre. Ha
estado con nosotros todos los días de nuestra vida, y hoy está feliz de ver nuestros
rostros aquí en su casa.

A continuación, tenemos una música especial para ustedes, escuchemos cada


palabra y su mensaje completo.

Relato Misionero:
'Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos. Ciertamente,
quiza morirá alguno por un justo; con todo, pudiera ser que alguien tuviera el valor
de morir por el bueno. Pero Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo
aún pecadores, Cristo murió por nosotros. Con mucha más razón, habiendo sido ya
justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira. Porque, si siendo
enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más,
estando reconciliados, seremos salvos por su vida. Y no sólo esto, sino que también
nos gloriamos en el por el Señor nuestro Jesucristo, por quien hemos recibido ahora
la reconciliación" manos 5:6-11).

Cuando el pecado nos había distanciado de Dios, vino Jesús a morir por nosotros,
mostrando su infinito amor. De esta manera sencilla, Dios nos ha reconciliado con
El, y ahora nos regocijamos en su salvación. En todos los lugares del mundo, Dios
tiene hijos que aceptan la redención en Jesús.

Escuchemos los milagros que Dios hace para alcanzar a la humanidad. El siguiente
relato del INFORME MISIONERO MUNDIAL, revela el constante esfuerzo de Dios a
favor nuestro.

Parte Especial:
La alegría, combinada con la alabanza, continúa en nuestro programa. El siguiente
canto especial es presentado por el(la) hermano(a) . Escuchemos atentamente
y unamos nuestra alabanza personal por el amor salvador del Señor.
Entrega de Obsequios: Apreciados amigos que nos visitan: Los invitamos a aceptar
nuestro reconocimiento por visitarnos en esta ocasión muy especial. Les rogamos
que, a medida que escuchan su nombre, se pongan de pie por un momento, y
nuestros ujieres entregarán a ustedes un recuerdo de este día muy especial.
Muchas gracias por estar con nosotros. Desde ya están invitados a disfrutar un
sencillo pero nutritivo almuerzo, preparado con mucho cariño para ustedes.

Marcando el Rumbo:
La Escuela Sabática, es la escuela bíblica más grande del mundo. Tiene más de
doce millones de estudiantes. Por eso necesitamos revisar constantemente el
Rumbo, para mantenernos actualizados. Escuchemos atentamente la siguiente
participación promocional de nuestra escuela.

Palabras Finales:

Queridos vecinos y amigos: En este programa, fue importante la presencia de


ustedes. Nos gustaría tenerlos de nuevo en otro programa como éste. Cada sábado
nos reunimos aquí en el horario de hoy. Están cordialmente invitados para el
próximo sábado. Muy pronto Jesús vendrá para llevarnos a visitar por un largo
tiempo la morada celestial del Señor. Seremos atendidos personalmente por Jesús,
quien nos recibirá con una cena. El personalmente atenderá a sus invitados, y nos
gozaremos eternamente con El. Están invitados a visitar la casa celestial de Jesús.

Oración por los Maestros y Estudio de la Lección de Escuela Sabática: Y ahora ha


llegado la hora de recibir el alimento espiritual. En treinta minutos, repasaremos las
verdades que la Lección de la presente semana nos ha enseñado. Oremos por
nuestros maestros para participar con ellos en el estudio de hoy.

Himno Final:

Cantemos con júbilo y alegría el himno Núm. 460, "Corazones siempre alegres", del
Himnario Adventista.

Oración Final: