Está en la página 1de 3

Escuela Sabatica Programas

"Yo soy el Buen Pastor"

Objetivo del Programa:


Reconocer la labor del pastor de la iglesia, comparándola con la labor del pastor de ovejas bíblico.

Sugerencias para el Director:


1. Coloque la conocida ilustración de Jesús con las ovejas a un lado de la pared central de la
plataforma. Al otro lado, coloque una foto de su pastor local con la iglesia. Si no tienen ninguna,
tómenla con tiempo.
2. Este programa puede ilustrarse con láminas o vístas fijas alusivas al tema.
3. Con anticipación, tenga un obsequio preparado para el pastor y/o un pergamino o una placa donde
se reconozca su labor por la iglesia.
4. Escoja un cantante que pueda interpretar piezas relacionadas con el pastor y su ministerio, ya sea
el de ovejas o el de almas.

Servicio de Cantos:
Mensaje de Apertura y Bienvenida: Los cultos en las sinagogas, los ritos y fiestas en el templo, se
habían convertido en mero formalismo. Los pocos que asistían a estas reuniones, no encont raban
satisfacción alguna para su vida espiritual. Los maestros enseñaban lecciones sin espíritu y vida.
Ponían sobre sus oyentes, cargas que ellos mismos no estaban dispuestos a llevar. Las multitudes
vagaban de un lugar a otro como ovejas sin pastor, hasta que apareció un joven maestro que
transmitía en su mirada amor y verdadera simpatía. Eligió lugares al aire libre para enseñar:
montañas, valles, la orilla del mar y los campos sembrados de trigo. Poco a poco sus auditorios
crecían hasta reunir a multitudes de cuatro mil y cinco mil personas, sin contar las mujeres y los niños.
Se interesaba profundamente por los individuos, no importándole su origen, su condición
pecaminosa, o su desdichada pobreza. La gente lo seguía por todas partes. Sus enseñanzas eran
sencillas y cargadas de contenido espiritual. Un día, rodea-do por sus adversarios y sus humildes
seguidores, les declaró con autoridad: "Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las
ovejas" (San Juan 10:11).
Jesús es el buen pastor; Él dio su vida por sus ovejas. El ministerio de Él continúa a través del trabajo
que realizan los pastores.
Hoy celebraremos juntos el Día del Pastor. Les damos a toda una afectuosa bienvenida y los invitamos
a disfrutar nuestro programa de Escuela Sabática. Le dedicamos este programa especialmente a
nuestro pastor y a su familia. ¡SEAN MUY BIENVENI-DOS!

Himno Inicial:
Iniciemos nuestra alabanza al Señor, entonando las estrofas del himno Núm. 27, titulado: "¡Oh Pastor
divino, escucha!", del Himnario Adventista.

Oración de Rodillas:
Con gozo en nuestros corazones, doblaremos nuestras rodillas para orar por nuestro pastor. Oremos.

http://www.recursosadventistas.org
Escuela Sabatica Programas

Informe Secretarial:
Tema: Pastor es una palabra cuya alusión obvia nos hace pensar en los pastores de ovejas que se
encargan de proveerle a su rebaño el cuidado y atención básicos para su existencia. A diferencia de
muchos animales, las ovejas no pueden asegurarse por sí solas su alimentación, aguas limpias y su
abrigo. No tienen desarrollado el sentido de orientación, por lo que s e pierden muy fácilmente. Por
ello, necesitan de pastores. Ellos están allí para buscar pastos abundantes, aguas frescas y guiarlas por
senderos seguros.
Tiene que hallar pastos y agua en tierra seca y pedregosa (Salmo 23:2), proteger a sus ovejas de las
condiciones climáticas y de bestias peligrosas (Amós 3:12) y recobrar los animales extraviados
(Ezequiel 34:8; Mateo 18:12). Cuando sus deberes lo llevaban lejos de los lugares frecuentados por
seres humanos, llevaba en una bolsa sus necesidades inmediatas (1 Samuel 17:40, 49) y una tienda
podía servirle de morada (Cantares 1:8). Utilizaba perros que lo secundaban en su tarea, igual que en
la actualidad (Job

30:1). El que los pastores y sus rebaños vivan más sedentariamente en las ciudades, es signo de
despoblación y desastre debidos al juicio divino (Jeremías 6:3; 33:12; Sofonías 2:13-15). El pastor a
cargo de rebaños, estaba obligado a restituir cualquier animal extraviado (Génesis 31:39), a menos
que pudiera demostrar claramente que las circunstancias es capaban a su previsión y control (Éxodo
22:10-13). Idealmente, el pastor debía ser fuerte, devoto y abnegado, como lo fueron muchos de
ellos.
La Parábola del Buen Pastor representa la responsabilidad de todo ministro y de todo cristiano que ha
aceptado un puesto como maestro de los niños y jóvenes. La oveja que se extravió del reja no fue
seguida con palabras duras y látigo, sino con atrayentes invitaciones a volver.
Todas las necesidades humanas, físicas, espirituales y emocionales, fueron el campo misionero de
Jesús. ÉI trataba con multitudes, pero también se ocupaba de situaciones personales. Llevó salvación
a la mujer de Samaria, aceptó una entrevista con Nicodemo bien entrada la noche, fue a la casa de
Zaqueo y comió acompañado de personas de mala reputación. Él había venido a buscar y salvar lo que
se había perdido.

Parte Especial:
A continuación escucharemos un mensaje musical dedicado a la ocasión. ¡Que Dios sea glorificado
con esta música especial!

Relato Misionero:
Todo tipo de personas, sin excepción alguna, fueron objeto de la compasión y amor de Jesús. El Señor
nunca tuvo favoritos en su ministerio. Niños, mujeres, personas marginadas, pobres, pecadores,
maestros de la ley, sacerdotes, obreros, campesinos y pescadores, ricos y personajes relevantes de la
sociedad, todos recibieron un trato personal, afectuoso y transformador de parte de Jesús.
Los pastores, siguiendo el ejemplo de Jesús, van a todo lugar y atienden a toda persona que necesita
de Jesús. Escucharemos lo que estos misioneros realizan en tierras lejanas, llevando la salvación a
toda tribu, pueblo, nación y lengua. En conclusión, escucharemos el INFORME MISIONERO MUNDIAL.
Reconocimiento: (Pida al Pastor y a su familia que pasen al frente.) La sabiduría, el poder y el amor de
Dios, son sin paralelo. Son la garantía divina de que ni siquiera una de las ovejas y corderos que se
extravían, son pasados por alto, y ni uno queda sin recibir socorro.

http://www.recursosadventistas.org
Escuela Sabatica Programas

Este es un buen momento para reconocer la labor de nuestro Pastor. El Anciano de la Iglesia y el (la)
Director(a) de Escuela Sabática, entregan un presente en nombre de la iglesia y un pergamino que
estimula su trabajo.

Parte Especial:
Escuchemos un canto especial que resalta el trabajo de Jesús por las almas, como Buen Pastor.

Marcando el Rumbo:
"Como pastor apacentará su rebaño. Con su brazo levantará los corderos, y en su seno los llevará.
Pastoreará suavemente a las que amamantan" (Isaías 40:11).
El Rumbo, folleto que da dirección en la actualización de la Escuela Sabática, nos orienta a
continuación.

Oración por los Maestros y Estudio de la Lección de Escuela Sabática: Ha lle-gado el momento para
alimentarnos de la mano del Buen Pastor. Vamos a orar por nuestros maestros, para que el Señor les
dé abundante sabiduría y nos conduzcan por pastos verdes.

Himno Final:
Muchas gracias por su asistencia. Les esperamos el próximo sábado para dis -frutar de otro tiempo con
Jesús. Entonemos las estrofas del himno Núm. 207, "Cristo, el Pastor divino", del Himnario Adventista.

Oración Final:

http://www.recursosadventistas.org