Está en la página 1de 1

Ejercicio nº1

Seminario La imagen en movimiento

Citizen Kane
Título Ciudadano Kane
El Ciudadano

Dirección Orson Welles


Producción Orson Welles, Richard Baer, George Schaefer
Guión Herman J. Mankiewicz, Orson Welles
Música Bernard Herrmann
Fotografía Gregg Toland
País(es) Estados Unidos
Año 1941
Género Drama
Duración 119 minutos

Escena “Primer discurso de Charles Foster Kane”

La monumentalidad y el desborde son dos aspectos que definen las ambiciones del
personaje C. F. Kane y que son la base del lenguaje utilizado en la escena del discurso del
personaje, candidato proclamado a gobernador.
El plano panorámico general del auditorio, con el escenario al fondo, introduce al
espectador en un ambiente de grandilocuencia que no deja de ser absurdo, incluso ridículo, al
igual que las expectativas políticas del magnate Kane, a esas alturas de la película. El travelling
pausado funde el plano panorámico en un plano general que termina acercándose a Kane desde
un contrapicado, el punto de vista de los asistentes. El lienzo gigante con su retrato que sirve de
telón de fondo sobre el escenario, enfatiza el egocentrismo del personaje, su desmesurada
capacidad para ensalzarse como un hombre total, mientras ejecuta su discurso populista.
Wells manipula las luces y sombras durante toda la película, otorgándoles autoridad
narrativa: lo que muestran y lo que ocultan al ojo del espectador es deliberadamente maniobrado
para enfatizar personajes, objetos, lugares e, incluso, momentos, estados de ánimo sufridos por
un personaje en una misma escena. Ejemplo de este juego es el plano de Joseph Cotten,
Jedediah Leland, que escucha el discurso desde el público. En un plano medio, coronado por una
moldura del balcón sobre su cabeza, Cotten es iluminado desde el frente mientras el resto de la
audiencia solo lo es desde atrás, lo que mantiene sus rostros en la oscuridad.
A Wells se le había experimentado desde abajo. En ese momento, un picado plantea un
nuevo punto de vista que refiere directamente a un nuevo personaje dentro de la narración. Al
finalizar su discurso, se revela a ese nuevo personaje con un recurso complicado: un cuadro
dentro de otro cuadro. El antagonista de Kane, el también candidato James W. Gettys, a quien a
aludido durante todo su parlamento, observa el discurso desde la altura. Dos momentos son
presentados al espectador dentro del mismo plano, dos acciones independientes que ocurren en
un mismo tiempo. Gettys permanece en la sombra, a penas rozado por una luz diagonal y
permanecerá así hasta bien avanzada la siguiente escena.

Intereses relacionados