P. 1
Comunidad Europea

Comunidad Europea

|Views: 41|Likes:
Publicado porkarooo1

More info:

Published by: karooo1 on Apr 13, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/01/2013

pdf

text

original

COMUNIDAD EUROPEA

Establecida por el Tratado de Roma en 1957 suscrito por Francia, Alemania Occidental, Italia, Holanda y Luxemburgo al que posteriormente se adhirieron Gran Bretaña, Dinamarca e Irlanda. Su objetivo inicial era crear una Unión Aduanera o Mercado Común, para lo cual se comenzó eliminando los obstáculos al comercio de bienes y servicios entre sus miembros, estableciendo una política de comercio externo. Persigue también la creación de una unión económica en la exista libre desplazamiento de bienes y servicios, capital y trabajo. Bajo el Tratado se formó el banco Europeo de Inversiones que se ocupa de fomentar el desarrollo de las regiones más atrasadas, y el Fondo Social Europeo que se encarga de problemas de empleo entre otros. Se consultó un plazo de transición de 12 años para el establecimiento del mercado común, dividido en tres etapas de cuatro años cada una para la abolición, arancel externo común, objetivos que se alcanzaron en 1968, antes de la fecha inicialmente prevista. En otros aspectos, como el establecimiento de políticas agrícolas y de transporte comunes, las CE, ha tenido dificultades debido a la oposición de intereses de algunos países miembros. En los últimos años se ha constituido como un bloque comercial de los más importantes en el mundo, los últimos países en integrar Autoliquidación de Aportes cuerdo son España y Portugal. INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LA UNIÓN EUROPEA
La Unión Europea es una asociación económica y política única, formada por 27 países europeos. Ha generado paz, estabilidad y prosperidad durante medio siglo, ha contribuido a elevar el nivel de vida de los europeos, ha creado una moneda única y ahora está construyendo progresivamente un mercado único en el que personas, bienes, servicios y capital circulan entre Estados miembros con la misma libertad que si lo hicieran dentro de un mismo país.

PADRES FUNDADORES Pulse aquí para más información sobre los padres fundadores de la Unión Europea, que muchos consideran los principales artífices de la integración europea después de la Segunda Guerra Mundial.

• Konrad Adenauer (1876 – 1976)

El primer Canciller de la República Federal de Alemania, que estuvo al frente del nuevo Estado de 1949 a 1963, influyó más que nadie en la historia alemana y europea de la postguerra. Como muchos políticos de su generación, Adenauer se convenció, tras la Primera Guerra Mundial, de que una paz duradera sólo podría lograrse a través de una Europa unida. Su experiencia durante el tercer Reich – fue apartado de su cargo de alcalde de Colonia por los nazis –, le reafirmaron en esta opinión. En solamente seis años, de 1949 a 1955, Adenauer consiguió objetivos de gran envergadura en política exterior que vincularon a Alemania a la alianza occidental: afiliación al Consejo de Europa (1951), fundación de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (1952) y entrada de Alemania en la OTAN (1955). Una piedra angular de la política exterior de Adenauer fue la reconciliación con Francia. Junto con el Presidente francés Charles de Gaulle, dio la vuelta a la historia: en 1963, los acérrimos enemigos de antaño, Alemania y Francia, firmaron el Tratado de Amistad que fue un verdadero hito en el camino hacia la integración europea.
• Sir Winston Churchill (1874 – 1965)

Antiguo oficial del ejército, corresponsal de guerra y Primer Ministro británico de 1940 a 1945 y de 1951 a 1955, Churchill fue uno de los primeros en propugnar la creación de unos «Estados Unidos de Europa». Tras la experiencia de la Segunda Guerra Mundial, estaba convencido de que solamente una Europa unida podía garantizar la paz. Su objetivo era eliminar de una vez por todas las lacras europeas del nacionalismo y el belicismo. Formuló sus conclusiones, extraídas de la propia historia, en su famoso «Discurso para la juventud académica» pronunciado en la Universidad

de Zurich en 1946: «Existe un remedio que, en pocos años podría hacer a toda Europa…libre y feliz. Consiste en volver a crear la familia europea, o al menos todo lo que se pueda de ella, y dotarla de una estructura bajo la cual pueda vivir en paz, seguridad y libertad. Debemos construir una especie de Estados Unidos de Europa.» De esta forma, el que fuera impulsor de la coalición contra Hitler se convirtió en un militante activo de la causa europea. Sir Winston Churchill también fue conocido como pintor y escritor; en 1953 obtuvo el Premio Nobel de Literatura.

• Alcide de Gasperi (1881 – 1954)

De 1945 a 1953, Alcide de Gasperi, Presidente del Consejo de Ministros y Ministro de Asuntos Exteriores, trazó la senda de la política interior y exterior de Italia en los años de la postguerra. Había nacido en Trentino-Alto Adigio (Tirol del Sur), región que, hasta 1918, había pertenecido a Austria. Al igual que otros grandes estadistas de su tiempo, hizo campaña activa en pro de la unidad europea. Sus experiencias durante el fascismo y la guerra – estuvo encarcelado entre 1927 y 1928 antes de encontrar asilo en el Vaticano – le llevaron a la convicción de que únicamente la unión de Europa podía evitar la repetición de tales horrores. Promovió numerosas iniciativas para la fusión de Europa Occidental, colaborando en la realización del plan Marshall y creando estrechos lazos económicos con otros países europeos, en especial con Francia. Apoyó el Plan Schuman para la fundación de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero y contribuyó a desarrollar la idea de la política de defensa común europea.
• Walter Hallstein (1901 – 1982)

Walter Hallstein, europeo comprometido y decidido defensor de la integración europea, fue el primer Presidente de la Comisión Europea de 1958 a 1969. En su opinión, el requisito previo más importante para lograr una integración política de Europa era la creación de instituciones económicas comunes. En sus años al frente de la Comisión Europea, dedicó su esfuerzo a impulsar la realización del mercado común. Su entusiasmo, su energía y su poder de convicción favorecieron la causa de la integración incluso después de su etapa como Presidente. La rapidez de la unificación durante el llamado periodo Hallstein fue legendaria. Anteriormente había sido Secretario de Estado del Ministerio de Asuntos Exteriores alemán y ya entonces, en los años 50, había logrado el reconocimiento internacional gracias a la llamada «doctrina Hallstein», que fue la base de la política exterior alemana de los años siguientes y que se centraba en la integración de la joven democracia en la Europa Occidental. Hallstein fue también profesor de Derecho en las universidades de Rostock y de Frankfurt.
• Jean Monnet (1888 – 1979)

El consejero político y económico francés Jean Monnet dedicó su labor a la causa de la integración europea. Fue inspirador del “Plan Schuman”, que preconizaba la fusión de la industria pesada de Europa Occidental. Monnet procedía de la región francesa de Cognac. Al salir de la escuela, con 16 años, viajó por el mundo como distribuidor de coñac y, más tarde, también como banquero. Durante ambas guerras mundiales ocupó cargos importantes de coordinación de la producción industrial en Francia y Gran Bretaña.

Siendo consejero superior del Gobierno francés, fue el principal inspirador de la «Declaración Schuman», del 9 de mayo de 1950, que condujo a la creación de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero y que se considera el origen de la Unión Europea. Entre 1952 y 1955 fue el primer Presidente de su órgano ejecutivo. Sin embargo, sería injusto limitar la influencia de Monnet a la esfera económica. Es suya la famosa y muy citada frase “No coaligamos Estados, unimos hombres”. Los actuales programas de intercambio cultural y educativo de la UE siguen esta tradición.
• Robert Schuman (1886 – 1963)

El estadista Robert Schuman, competente abogado y Ministro de Asuntos Exteriores francés entre 1948 y 1952, es considerado uno de los padres fundadores de la unidad europea. Schuman nació en Luxemburgo en el seno de una familia

francoalemana, a pesar de su experiencia en la Alemania nazi o, quizá, precisamente como consecuencia de ella, asumió que sólo una reconciliación duradera de ambos países podía formar la base de una Europa unida. Deportado a Alemania en 1940, dos años más tarde huyó y se unió a la resistencia francesa. A pesar de ello, no mostró ningún resentimiento cuando, finalizada la guerra, fue nombrado Ministro de Asuntos Exteriores. En cooperación con Jean Monnet, elaboró el internacionalmente célebre Plan Schuman publicado el 9 de mayo de 1950, fecha que hoy se considera de nacimiento de la Unión Europea. Propuso el control conjunto de la producción de carbón y acero, las materias primas más importantes de la industria armamentista. La idea básica era que quien no tuviera control sobre la producción de carbón y acero no podría sostener una guerra.

Schuman informó del Plan al Canciller alemán Adenauer, quien vio inmediatamente la ocasión de crear una Europa pacífica y dio su aprobación. Poco más tarde, los Gobiernos de Italia, Bélgica, Luxemburgo y los Países Bajos también se sumaron a la iniciativa. En abril de 1951, los seis Estados firmaron en París el acuerdo de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero. De esta manera comenzó Europa, como una iniciativa de paz. Schuman también apoyó la formación de una política europea común de defensa y, a partir de 1958-1960, fue Presidente del Parlamento Europeo.
• Paul Henri Spaak (1899 – 1972)

La dilatada carrera política del belga Paul Henri Spaak puede sintetizarse como la de un estadista europeo. Mintiendo sobre su edad, fue reclutado en el ejército belga durante la Primera Guerra Mundial y pasó dos años como prisionero de guerra. En la Segunda contienda, esta vez como Ministro de Asuntos Exteriores, intentó en vano mantener la neutralidad de Bélgica. Junto con el Gobierno partió al exilio, primero a París y más tarde a Londres. Tras la liberación de Bélgica, Spaak volvió al Gobierno y ocupó los cargos de Ministro de Asuntos Exteriores y Primer Ministro. Ya durante la guerra había formulado planes para una unión de los países del Benelux, e inmediatamente después hizo campaña en pro de la unificación de Europa, apoyando la Comunidad Europea del Carbón y del Acero y una comunidad europea de defensa. Para Spaak, unir los países mediante tratados vinculantes era la forma más eficaz de garantizar la paz y la estabilidad. Contribuyó a lograr estos objetivos siendo Presidente de la primera sesión plenaria de las Naciones Unidas (1946) y Secretario General de la OTAN (1957-1961).

Spaak fue una de las personalidades que redactaron el Tratado de Roma. En la llamada «Conferencia de Mesina» de 1955, los seis Gobiernos participantes le nombraron Presidente del comité de trabajo encargado de ello.
• Altiero Spinelli (1907 – 1986)

El político italiano Altiero Spinelli fue uno de los padres de la Unión Europea, responsable del llamado «plan Spinelli», propuesta completa del Parlamento Europeo de un Tratado para una Unión Europea federal. La propuesta fue aprobada en 1984 en el Parlamento por una mayoría abrumadora, y constituyó una importante fuente de inspiración para la consolidación de los Tratados de la UE en los años 80 y 90. Con 17 años, Spinelli ingresó en el Partido Comunista, a consecuencia de lo cual fue encarcelado por el régimen fascista entre 1927 y 1943. En una conferencia de la resistencia europea a principios de 1944, fue uno de los iniciadores de una propuesta de manifiesto europeo. Al final de la guerra fundó el movimiento federalista europeo en Italia. En su función de consejero de personalidades como De Gasperi, Spaak y Monnet, hizo mucho por la unificación europea. También fomentó la causa europea en el mundo académico y fundó el Instituto de Asuntos Internacionales en Roma. De 1970 a 1976 fue Comisario europeo encargado de política industrial e investigación. Durante tres años fue diputado del Parlamento italiano por el Partido Comunista, antes de ser elegido diputado al Parlamento Europeo en 1979.

LA HISTORIA DE LA UNIÓN EUROPEA

1945 - 1959 EUROPA POR LA PAZ – LOS ALBORES DE LA COOPERACIÓN La Unión Europea nació con el anhelo de acabar con los frecuentes y cruentos conflictos entre vecinos que habían culminado en la Segunda Guerra Mundial. En los años 50, la Comunidad Europea del Carbón y del Acero es el primer paso de una unión económica y política de los países europeos para lograr una paz duradera. Sus seis fundadores son Alemania, Bélgica, Francia, Italia, Luxemburgo y los Países Bajos. Ese periodo se caracteriza por la guerra fría entre el este y el oeste. Las protestas contra el régimen comunista en Hungría son aplastadas por los tanques soviéticos en 1956; al año siguiente, la Unión Soviética toma la delantera en la carrera espacial al lanzar el Sputnik 1, primer satélite artificial. También en 1957 se firma el Tratado de Roma, por el que se constituye la Comunidad Económica Europea (CEE) o «mercado común». 1960 - 1969 LOS «VIBRANTES 60» – UNA ETAPA DE CRECIMIENTO ECONÓMICO En los años 60 surge la «cultura joven», avivada por grupos musicales como los Beatles que atraen a muchedumbres de adolescentes dondequiera que vayan, contribuyen a estimular una revolución cultural y agrandan la brecha generacional. Es un buen momento para la economía, favorecido, entre otras cosas, porque los países de la UE dejan de percibir derechos de aduana por las transacciones comerciales entre sí. También acuerdan ejercer un control conjunto de la producción alimentaria y, de este modo, se garantiza un abastecimiento suficiente que, incluso, llega a desembocar pronto en el excedente de producción agrícola. Mayo de 1968 es recordado por la revuelta estudiantil en París, y muchos cambios en la sociedad y los hábitos de vida se relacionan con la llamada «generación del 68». 1970 - 1979 LA COMUNIDAD CRECE – PRIMERA AMPLIACIÓN El 1 de enero de 1973 Dinamarca, Irlanda y el reino unido entran a formar parte de la unión europea, con lo que el número de estados miembros

aumenta a nueve. La guerra araboisraelí de octubre de 1973, breve pero brutal, da lugar a una crisis de la energía y a problemas económicos en Europa. Con el derrocamiento del régimen de Salazar en Portugal en 1974 y la muerte del general franco en España en 1975 desaparecen las últimas dictaduras «de derechas» de Europa. La política regional de la ue empieza a transferir grandes cantidades para crear empleo e infraestructuras en las zonas más pobres. El parlamento europeo aumenta su influencia en los asuntos de la ue y, en 1979, es elegido por vez primera por sufragio universal. 1970 - 1979 LA COMUNIDAD CRECE – PRIMERA AMPLIACIÓN El 1 de enero de 1973 Dinamarca, Irlanda y el Reino Unido entran a formar parte de la Unión Europea, con lo que el número de Estados miembros aumenta a nueve. La guerra araboisraelí de octubre de 1973, breve pero brutal, da lugar a una crisis de la energía y a problemas económicos en Europa. Con el derrocamiento del régimen de Salazar en Portugal en 1974 y la muerte del general Franco en España en 1975 desaparecen las últimas dictaduras «de derechas» de Europa. La política regional de la UE empieza a transferir grandes cantidades para crear empleo e infraestructuras en las zonas más pobres. El Parlamento Europeo aumenta su influencia en los asuntos de la UE y, en 1979, es elegido por vez primera por sufragio universal. 1980 - 1989 Europa cambia de cara - la caída del muro de Berlín El sindicato polaco Solidarność y su dirigente, Lech Walesa, se hacen famosos en Europa y en todo el mundo tras las huelgas de los astilleros de Gdansk en verano de 1980. En 1981 Grecia pasa a ser el décimo miembro de la UE, y, cinco años más tarde, se suman España y Portugal. En 1986 se firma el Acta Única Europea, tratado que constituye la base de un amplio programa de seis años, destinado a eliminar las trabas a la libre circulación de mercancías a través de las fronteras de la UE, y que da origen, por ello, al «mercado único».

El 9 de noviembre de 1989 se produce un vuelco político importante cuando se derriba el muro de Berlín y, por primera vez en 28 años, se abre la frontera entre las dos Alemanias, que se reúnen pronto en un solo país.

1990 - 1999 Europa sin fronteras Con la caída del comunismo en Europa central y oriental los europeos se sienten más próximos. En 1993 culmina la creación del mercado único con las «cuatro libertades» de circulación: mercancías, servicios, personas y capitales. La década de los noventa es también la de dos Tratados: el de Maastricht, de la Unión Europea, de 1993, y el de Amsterdam de 1999. Los ciudadanos se preocupan por la protección del medio ambiente y por la actuación conjunta en asuntos de seguridad y defensa. En 1995 ingresan en la UE tres países más, Austria, Finlandia y Suecia. Los acuerdos firmados en Schengen, pequeña localidad de Luxemburgo, permiten gradualmente al ciudadano viajar sin tener que presentar el pasaporte en las fronteras. Millones de jóvenes estudian en otros países con ayuda de la UE. La comunicación se hace más fácil a medida que se extiende el uso del teléfono móvil y de Internet. Desde 2000 Prosigue la expansión El euro es la nueva moneda de muchos europeos. El 11 de septiembre de 2001, en que unos secuestradores aéreos estrellan varios aviones en edificios de Nueva York y Washington, pasa a ser un referente en la «lucha contra el terrorismo». Los países de la UE comienzan a colaborar más estrechamente contra la delincuencia. Cuando, en 2004, diez nuevos países ingresan en la UE, las divisiones políticas entre la Europa del este y del oeste se dan por zanjadas definitivamente. Muchos europeos creen que ha llegado la hora de que Europa tenga una Constitución, pero no es nada fácil llegar a un acuerdo sobre qué

tipo de constitución es el adecuado, y el debate sobre el futuro de Europa sigue candente. http://europa.eu/about-eu/basic-information/index_es.htm

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->