Está en la página 1de 13

UNIVERSIDAD REGIONAL DE GUATEMALA

FACULTAD DE CIENCIAS JURÍDICAS Y SOCIALES


EXTENSIÓN TACANÁ, SAN MARCOS
CARRERA: LICENCIATURA EN CIENCIAS JURÍDICAS Y
SOCIALES

RAMAS DE LA FILOSOFÍA Y SU APLICACIÓN EN LA


FILOSOFÍA DEL DERECHO

PRESENTADO POR
REMBER ROCAEL MIRANDA OVALLE. CARNÉ: 1707092

“EDUCACIÓN PARA EL DESARROLLO”


TACANÁ, SAN MARCOS JULIO DE 2021
Introducción
Es común identificar a la filosofía como una ciencia, la “ciencia de todas las cosas”, pero
esto no es exacto, o por lo menos no lo es desde la tradición científica que seguimos. Por
ello es muy importante diferenciar entre filosofía y ciencia; y, por lo tanto, entre filosofía y
ciencia del derecho. Identificar cuál es el objeto o parte de la realidad que se estudia o se
pretende “describir”, identificar la ciencia que describirá dicho objeto de estudio, e
identificar, por último, cuáles son las debilidades y los puntos fuertes de la manera de
abordar dicho objeto de estudio y las conclusiones que se sacan de ello.

Es importante en este proceso identificar asimismo las materias especializadas que forman
parte del estudio de la ciencia del derecho y de su objeto, así como las que son auxiliares de
la filosofía jurídica. A esto atenderá principalmente, a las generalidades de la filosofía del
derecho. Se debe tomar en cuenta lo dicho anteriormente, la filosofía trabaja en gran parte
con los materiales que le proporciona la ciencia del derecho, con sus conceptos, con sus
hechos y sus valores.
Ramas de la Filosofía y su aplicación en la Filosofía del Derecho

Ramas de la filosofía

 Metafísica. La metafísica se ocupa de investigar la naturaleza, estructura y


principios fundamentales de la realidad. Esto incluye la clarificación e investigación
de algunas de las nociones fundamentales, entidad, existencia, objeto, propiedad,
relación, causalidad, tiempo y humanos.
 Ontología. Es la parte de la metafísica que se ocupa de investigar qué entidades
más allá de las apariencias.
 Gnoseología. La gnoseología es el estudio del origen, la naturaleza y los límites del
conocimiento humano. En inglés se utiliza la palabra epistemology, que no hay que
confundir con la palabra españomología que designa específicamente el estudio del
conocimiento científico, también denominado filosofía de la ciencia. ====
 Lógica. La lógica es el estudio de los principios de la inferencia válida. un proceso
o acto en el que, a partir de la evidencia provista por un grupo de premisas, se
afirma una conclusión.
 Ética. La ética abarca el estudio de la moral, la virtud, el debed y el buen vivir.
 Estética. Es el estudio de la belleza. Sin embargo, algunos autores también
generalizan esta definición y afirman que estéticas y de los juicios estéticos.
 Filosofía política. La filosofía política es el estudio acerca de cómo debería ser la
relación entre los individuos y la sociedad. Esto incluye el estudio gobiernos, las
leyes, los derechos, el poder y las demás instituciones y prácticas políticas.
 Filosofía del lenguaje. La filosofía del lenguaje es el estudio del lenguaje en sus
aspectos más generales y fundamentales, como la naturaleza del significado, de la
referencia, y la relación entre el lenguaja lingüística, la filosofía del lenguaje se
sirve de métodos no-empíricos (como experimentos mentales) para llegar a sus
conclusiones.
 Filosofía de la mente. La filosofía de la mente es el estudio de la mente incluyendo
las percepciones, sensaciones, emociones, fantasías, sueños, pensamientos y
creencias. Uno de los problemas centrales de la disciplina es determinar qué hace
que todos los elementos de esta lista (y todos los que no están en ella) sean
mentales.
 Filosofía de la historia. La filosofía de la historia es la rama de la filosofía que
estudia el desarrollo y las formas en las cuales los seres humanos crean la historia.
Puede, en algunos casos, especular con la existencia de un fin u objetivo teleológico
de la historia, o sea, preguntarse si hay un diseño, propósito, principio director o
finalidad en el proceso de creación de la historia.

Metafísica

La metafísica es una rama de la filosofía que se encarga de estudiar la naturaleza,


estructura, componentes y principios fundamentales de la realidad. Es decir, el estudio
filosófico del ser y del saber, y, el entendimiento humano, el por qué y cómo.

El término metafísica proviene de una obra de Aristóteles compuesta por catorce libros
(rollos de papiro), independientes entre sí, que se ocupan de diversos temas generales de la
filosofía.

En la Antigüedad la palabra metafísica no denotaba una disciplina particular concerniente


al interior de la filosofía, sino el compendio de rollos de Aristóteles. Sólo es a partir del
siglo XIII que la metafísica pasa a ser una disciplina filosófica especial que tiene como
objeto el ente en cuanto ente. Es hacia ese siglo cuando el conocimiento de las teorías
aristotélicas se comienza a conocer en el Occidente latino gracias al influjo de pensadores
árabes como Avicena y Averroes. A partir de entonces la metafísica pasa a ser la más alta
disciplina filosófica, y así hasta la Edad Moderna.

La metafísica aborda problemas centrales de la filosofía, como son los fundamentos de la


estructura de la realidad, el sentido y la finalidad última de todo ser, todo lo cual se sustenta
en el llamado principio de no contradicción. La metafísica tiene como tema de estudio dos
tópicos: el primero es la ontología, que en palabras de Aristóteles viene a ser la ciencia que
estudia el ser en tanto que ser. El segundo estudio es el de la teología, o también llamada
“filosofía teológica”, que es el estudio de Dios como causa última de la realidad.

La metafísica pregunta por los fundamentos últimos del mundo y de todo lo existente. Su
objetivo es lograr una comprensión teórica del mundo y de los principios últimos generales
más elementales de lo que hay, porque tiene como fin conocer la verdad más profunda de
las cosas, por qué son lo que son; y, aún más, por qué son.

Tres de las preguntas fundamentales de la metafísica son:

 ¿Qué es ser?
 ¿Qué es lo que hay?
 ¿Por qué hay algo, y no más bien nada?

No sólo se pregunta entonces por lo que hay, sino también por qué hay algo. Además,
aspira a encontrar las características más elementales de todo lo que existe: la cuestión
planteada es si hay características tales que se le puedan atribuir a todo lo que es y si con
ello pueden establecerse ciertas propiedades del ser.

Algunos de los conceptos principales de la metafísica son: ser, nada, existencia, esencia,
mundo, espacio, tiempo, mente, Dios, libertad, cambio, causalidad y fin.

Algunos de los problemas más importantes y tradicionales de la metafísica son: el problema


de los universales, el problema de la estructura categoríca del mundo, y los problemas
ligados al espacio y el tiempo.

Sistematización y método

Tradicionalmente la metafísica se divide en dos ramas:

Metafísica general (metaphysica generalis): pregunta por las categorías más generales del
ser y por eso también es llamada filosofía fundamental. Se ocupa de qué son las cosas, las
propiedades y los procesos, según su esencia y en qué relación están entre sí. En tanto se
ocupa de lo que hay, se conoce como ontología.

Metafísica especial (metaphysica specialis), que se divide en:

La teología natural (también llamada teología filosófica o teología racional) estudia a Dios
a través de métodos racionales (es decir, sin recurrir al misticismo o a la fe).
La psicología racional (también llamada filosofía del hombre, psicología metafísica o
psicología filosófica) se ocupa del alma o mente del hombre. La cosmología racional
investiga el mundo en general. En tanto disciplina de la estructuración del mundo material
como un sistema natural de sustancias físicas, ya desde la antigüedad se solía cruzar con la
filosofía de la naturaleza.

La metafísica puede proceder de distintas maneras:

En el siglo XX la lógica ha pasado a ser principalmente la lógica simbólica. Un cálculo


definido por unos símbolos y unas reglas de inferencia. Lo que ha permitido un campo de
aplicación fundamental en la actualidad: la informática. Hasta entonces la lógica no tuvo
este sentido de estructura formal estricta. La tradición aristotélica y estoica,2 mantuvo
siempre una relación con los argumentos del lenguaje natural, concediendo por tanto a los
argumentos una transmisión de contenidos verdaderos. Por ello aun siendo formales, no
eran formalistas.

Hoy, tras los progresos científicos relativos a la lingüística, y el concepto semántico de


verdad en su relación con el lenguaje, tal relación se trata bajo un punto de vista
completamente diferente.

La formalización estricta ha mostrado las limitaciones de la lógica tradicional interpretada


actualmente como una particularidad de la lógica de clases.

Axiología

La axiología o filosofía de los valores, es la rama de la filosofia que estudia la naturaleza de


los valoresy juicios valorativos. El término axiología fue empleado por primera vez por
Paul Laupie en 1902 y posteriormente por Eduard Von Hartman en 1908.

La axiología no sólo trata en su mayoría intelectual y moral de los valores positivos, sino
también de los valores negativos, analizando los principios que permiten considerar que
algo es o no valioso, y considerando los fundamentos de tal juicio. La investigación de una
teoría de los valores ha encontrado una aplicación especial en la ética y en la estética,
ámbitos donde el concepto de valor posee una relevancia específica. Algunos filósofos
como los alemanes Heinrich Rickert o Max Scheler han realizado diferentes propuestas
para elaborar una jerarquía adecuada de los valores. En este sentido, puede hablarse de una
‘ética axiológica’, que fue desarrollada, principalmente, por el propio Scheler y Nicolai
Hartmann.

Desde el punto de vista ético, la axiología es una de las dos principales fundamentaciones
de la Etica junto con la deontologia

El estudio griego culmina con el desarrollo de un sistema de valores. Losvalores pueden ser
objetivos o subjetivos. Ejemplos de valores objetivos incluyen el bien, la verdad o la
belleza, siendo finalidades ellos mismos. Se consideran valores subjetivos, en cambio,
cuando estos representan un medio para llegar a un fin (en la mayoría de los casos
caracterizados por un deseo personal). Además, los valores pueden ser fijos (permanentes)
o dinámicos (cambiantes). Los valores también pueden diferenciarse a base de su grado de
importancia y pueden ser conceptualizados en términos de una jerarquía, en cuyo caso
algunos poseerán una posición más alta que otros. El problema fundamental que se
desarrolla desde los orígenes mismos de la axiología, hacia fines del sigloxIx, es el de la
objetividad o subjetividad de la totalidad de los valores. Max Scheler se ubicará en la
primera de las dos posiciones. El subjetivismo se opondrá, desde el principio, a este
enfoque. Y entenderá -a la antigua manera de Protagoras- que lo estrictamente humano es
la medida de todas las cosas, de lo que vale y de lo que no vale, y de la misma escala de
valores, sin sustento en la realidad exterior. Alfred_Jule_Ayer mismo, en, su obra
temprana, dejará los juicios de valor fuera de toda cuestión, en virtud de que no cumplen
con el principio de verificación empírica. De esta manera, lo ético y lo estético no son más
que "expresiones" de la vida espiritual del sujeto. No una captación comprobable del
mundo externo.

Ejemplo: Axiología como filosofía para el crecimiento personal-empresarial

Dentro del pensamiento filosófico existe un punto central que es cómo queremos llegar a
ser en el futuro, en un estado mejor. Para poder pasar de un estado actual a un mejor estado
es necesario que se comprenda primero que para hacer mejoras tenemos que fundarlas en
ciertos puntos claves. En el pensamiento los hemos llamado siempre la axiología filosófica
o axiología existencial, es decir los valores, que son aquellos fundamentados de la acción
que nos pueden llevar a un estado mejor el día de mañana, esto se debe a que los valores
dan sentido y coherencia a nuestras acciones. [ CITATION Max18 \l 2058 ]
Axiología (del griego axios, ‘lo que es valioso o estimable’, y logos, ‘ciencia’), teoría
delvalor o de lo que se considera valioso. La axiología no sólo trata de los valores positivos,
sino también de los valores negativos, analizando los principios que permiten considerar
que algo es o no valioso, y considerando los fundamentos de tal juicio

Axiología: Parte de la filosofía que se estudia la naturaleza de los valores (lo bello, lo
bueno, etc) y su influencia

Axiología o filosofía de los valores de'Max Scheler, la consideraba que los valores no eran
propiedades sino objetos en sí, aunque diferenciados de los objetos reales y de los ideales.
Dentro de esta concepción el valor se halla fuera del espacio y del tiempo. Es, por lo tanto,
indestructible.

Filosofía del Derecho

La filosofía del Derecho constituye una rama jurídica propia —y para los filósofos, una
rama de la filosofía— en la que el Derecho da la mano a otras disciplinas humanas y
sociales, como la filosofía, la historia o la teología, pero con un carácter propio que la dota
de especificidad y la cualifica como rama del conocimiento independiente. ¿Quieres saber
más acerca de la filosofía del Derecho?

Si la filosofía podemos entenderla como la aspiración por estudiar y encontrar categorías


universales y abstractas, la filosofía del Derecho la podemos entender como el estudio
completo del fenómeno jurídico en la sociedad de forma abstracta y sin referencia al hecho
concreto. Es decir, la filosofía del Derecho estudia cosmovisiones de lo jurídico, con lo que
intenta ofrecer una visión global del fenómeno jurídico, incluyendo sus diversas
dimensiones (institucional, normativa, social, moral, etc.). En este sentido, la filosofía del
Derecho responde a tres grandes preguntas: ¿Qué es el Derecho? ¿Cómo debería ser?
¿Cómo lo conocemos?

Por su parte, las distintas escuelas iusfilosóficas —el iusnaturalismo, el positivismo, las
escuelas marxistas, la teoría de los sistemas, visiones analíticas y semiológicas,
estructuralismo o las teorías de la argumentación entre otras— vienen a construir un
modelo jurídico ideal para su propia visión de la sociedad y en base a sus propias
categorías. Así pues, cada gran maestro manifiesta su singular cosmovisión, en ocasiones
contradictorias, pero igualmente sugerentes y llenas de potencial.

De lo abstracto a lo específico

El sistema jurídico de un Estado se configura a través de las normas, valores, actitudes e


ideologías o corrientes de pensamiento que comparten mayoritariamente sus ciudadanos y
se desarrolla y adapta para perfeccionarse a medida que se producen cambios sociales,
políticos y económicos.

Esta estructura jurídica se apoya en conceptos tanto concretos ¿qué es un contrato? como de
carácter más general, pero que sirven para configurar todo el sistema jurídico: desde la
definición propia del Derecho y para qué sirve, a los conceptos de norma jurídica, soberanía
y su configuración, ciudadano como sujeto de derechos, o términos como ilícito, por poner
algunos ejemplos. Asimismo, todo Derecho supone la realización de ciertos valores
sociales, a veces plasmados explícitamente en él y, en otras ocasiones, implícitos.

La filosofía del Derecho constituye el motor que lleva a la mutación del ordenamiento, al
nacimiento de nuevos derechos, a la mutación de las prioridades de una sociedad y de su
organización jurídica y política. En este sentido, cabe señalar que los Derechos Humanos
son una construcción abstracta de origen filosófico, donde el concepto de lo justo procede
de categorías previas, siendo lo jurídico un resultado histórico del conjunto de categorías
filosóficas de una sociedad.

Funciones de la filosofía del Derecho

Primero, define y supervisa los conceptos jurídicos y métodos que articulan todo el sistema
legal; segundo, sirve como guía para la interpretación correcta de todo el cuerpo legal y
para la revisión crítica del mismo.

Es decir, la filosofía del Derecho va más allá del contenido y conceptos de una rama
específica, como puede ser el Penal o el Civil, para observar de forma global el sistema
jurídico y establecer las definiciones y conceptos generales que son necesarios para estudiar
en profundidad cada una de las disciplinas jurídicas. Más aún: intenta establecer los rasgos
y fundamentos que tiene el fenómeno jurídico en general, más allá de su plasmación
concreta en cada ordenamiento.
Por ejemplo, los filósofos del Derecho se encargan de definir en sus estudios el concepto de
norma jurídica o de lo que se entiende por sistema jurídico. Con esa base filosófica, los
legisladores podrán abordar el desarrollo de aspectos concretos, como la definición del
sistema de fuentes o los criterios de interpretación del Derecho.

En la definición de las fronteras de la filosofía del Derecho es necesario tener en cuenta su


íntima relación con la sociología, la filosofía moral, la filosofía política y la ciencia jurídica
en sí, siendo la configuración teórica que fundamenta la acción de esta última en su estudio,
interpretación y sistematización del sistema jurídico.

En definitiva, la filosofía del Derecho busca analizar, conocer y ofrecer un conocimiento


pleno del Derecho, reflexionando y elaborando los conceptos de los que van a beber las
distintas disciplinas jurídicas que abordan aspectos concretos del sistema jurídico con el
objetivo de dar unidad y coherencia a toda la estructura.

Ramas de la filosofía del Derecho

Dentro de la filosofía del Derecho podemos distinguir varias ramas entre las que podemos
destacar:

 Hermenéutica

Con origen en la exégesis bíblica, conlleva herramientas de interpretación del texto jurídico
y la lógica jurídica. Esta última es fundamental para el abogado y la correcta construcción
de la argumentación jurídica.

 Axiología

Constituye el estudio de los valores. Afronta el estudio de conceptos como justicia,


igualdad o libertad, enlazando directamente con el ámbito de los derechos humanos
(preguntándose sobre su carácter universal o relativo). Materia en la que el derecho se
relaciona con lo ético y lo moral.

 Gnoseología jurídica

También denominada ‘ontología jurídica’ o ‘teoría fundamental del derecho’, es el estudio


de la esencia del Derecho y su fundamento, conduce a la distinción entre el ser y el deber
ser y la cristalización de los valores como principios jurídicos universales. Aspira a
desentrañar la esencia de lo que es Derecho y los valores que lo conforman. Muy vinculada
a la epistemología, o teoría del conocimiento jurídico científico (dentro del cual
encontramos el neopositivismo de Wittgenstein o Russell).

 Teoría del Estado

Con el estudio de su fundamento (con el pacto social) y su función. Ámbito que también se
relaciona con otras disciplinas, así Hegel ya señalaba que “el pueblo que tiene un mal
concepto de Dios tiene también un mal Estado” (Hegel G.W.F, 2018. Lecciones sobre la
filosofía de la Religión, Ed. Trotta, ‘concepto de religión’) vinculando Teología y Derecho,
y manifestando la dimensión política y jurídica de la fe religiosa.

 Análisis de conceptos

Tales como norma, validez, eficacia, coacción, soberanía o persona. De los conceptos más
importantes surgen a su vez teorías diversas, como, por ejemplo, en las distintas teorías de
la justicia.

Cada una de estas ramas son diversos modos en los que el pensamiento filosófico influye
en el Derecho y, a su vez, el Derecho influye en el ámbito filosófico hasta el punto en el
que la historia de la filosofía y las religiones se refleja en el ámbito jurídico en todas las
tradiciones culturales.

En términos generales, podemos decir que la filosofía del Derecho estudia diferentes
visiones (en distintos autores) sobre los problemas y retos que afronta el Derecho y la
definición de los conceptos jurídicos fundamentales. A partir de estos estudios, se alcanzan
categorías universales que, cuando coinciden con las convicciones de la sociedad, se ven
transformadas, positivadas, en normas específicas.

De tal forma, la Filosofía del Derecho se convierte en un auténtico motor de transformación


del Derecho y su función, objetivos y fundamento en la sociedad que rige. Permite
proponer sistemas jurídicos que sean capaces de responder a las necesidades de la sociedad
de cada tiempo, criticar las normas ineficaces y su conexión con las convicciones íntimas
mayoritarias de la sociedad. Permite determinar en la práctica jurídica los valores
protegidos por la norma en su aspiración ideal y, por ello, permite evaluar si la norma es
adecuada para garantizar el fin que pretende perseguir siendo herramienta imprescindible
en la interpretación jurídica.

La filosofía del Derecho ofrece soluciones a cuestiones de actualidad, como la


globalización, la experimentación genética en general y el genoma humano en particular o
la influencia de las nuevas tecnologías en el derecho. Así, se construyen:

 Nuevos derechos subjetivos, como el derecho fundamental a la unicidad genética y


a la irrepetibilidad individual.
 Nuevas categorías jurídicas, como la responsabilidad penal de las personas
jurídicas.
 Nuevos discursos, como la revisión del papel de los animales en el Derecho.

En definitiva, es la filosofía del Derecho la disciplina jurídica llamada a afrontar en primer


lugar el reto de la lucha por aquello que debe ser derecho o, en palabras de Ihering, el
“sentimiento jurídico ideal”, puesto que “todo hombre que se encoleriza y que siente
indignación moral al ver cómo el derecho se supedita a la arbitrariedad, lo posee sin duda
alguna” (Ihering, 2018. La lucha por el derecho, Dykinson: Madrid, p. 91).

Comprender la interrelación entre la filosofía y el Derecho permite la comprensión holística


del Derecho, su función social de protección del débil y en la persecución del inalcanzable
ideal de la justicia perfecta. Un ideal que todo jurista debe perseguir, aunque sea
inalcanzable, porque de no aspirar a él se caería en la mayor injusticia imaginable.
[ CITATION JUL18 \l 2058 ]
Conclusión

La filosofía jurídica no es el único estudio que se ocupa del derecho. Hay también un
estudio no filosófico del derecho que a menudo se denomina “ciencia del derecho”. Más
frecuentemente, en lugar de concebirse como una ciencia del derecho, se divide en un
abanico de disciplinas jurídicas, que suelen llamarse las “dogmáticas”: la jurídico-penal, la
jurídico civil, la jurídico-administrativa, etc., junto con una teoría general del derecho.5 Son
disciplinas dogmáticas que no críticas porque presuponen, cual dogmas, los contenidos
vigentes (generalmente por mandamiento del legislador, aunque eso sea una
simplificación): los analizan, los explicitan y los interpretan, extrayendo de ellos las
consecuencias lógico-jurídicas y reconstruyendo la sistemática subyacente.

No deja de ser un poquito exagerado tildarlas de disciplinas dogmáticas y no críticas, ya


que dista de ser siempre ciega la asunción del respectivo corpus de leyes entre otras razones
al constatarse las incongruencias del sistema o el conflicto de leyes o la colisión entre tales
preceptos y ciertos cánones jurídicos o metajurídicos, a los cuales no es ni puede ser
insensible el jurista.

No obstante, existe una frontera entre tales disciplinas jurídicas especializadas y la filosofía
del derecho, la cual se eleva a otro plano de abstracción, aunque sin renunciar a aducir
ejemplos concretos de la legislación y de la praxis de los operadores jurídicos a fin, no sólo
de mostrar la pertinencia de sus reflexiones desde el punto de vista del jurista, sino también
de unir lo abstracto con lo concreto, sin lo cual las abstracciones corren el peligro de
disiparse en el éter.

También podría gustarte