Está en la página 1de 15

EQUIPO V “SAN FRANCISCO”

SERVIDORES DEL ALTAR:

 YORDI DANIEL MAY HERNANDEZ


 JESÚS MANUEL GARCIA DE DIOS
 KARLA DEL CARMEN HERNANDEZ DE LA CRUZ
 ANALENY GARCIA DE DIOS
 ANGEL GABRIEL GARCIA DE LA CRUZ
 JOSE MARIA TORRES DE LA CRUZ
 JUAN IGNACIO GARCIA FRIAS.

CORDINADORES: JOSE GABRIEL GARCIA HERNANDEZ Y TERESITA DE JESÚS DE LA


CRUZ DE LA CRUZ.
EL ALCOHOLISMO
CONCEPTO:
Enfermedad causada por el
consumo abusivo de bebidas
alcohólicas y por la adicción
que crea este hábito.
¿Qué dice la Biblia del alcohol?
Es obvio que el Creador, nuestro Padre celestial, conoce los efectos del alcohol
en el cuerpo y el cerebro. Y como él quiere lo mejor para nosotros y desea que
nos vaya bien, en la Biblia nos advierte seriamente contra el abuso de las
bebidas (Isaías 48:17).
Allí encontramos advertencias como estas: “No se emborrachen,
porque así echarán a perder su vida” (Efesios 5:18, ). Asimismo, las
Escrituras revelan que “en el reino de Dios no tendrán parte [...] los
borrachos” (1 Corintios 6:9-11). También condenan las
“borracheras, las fiestas desenfrenadas y otros pecados parecidos”
(Gálatas 5:19-21).
Pero ¿de veras es tan perjudicial tomar
mucho alcohol?

Es correcto el tomar bebidas alcohólicas en grandes cantidades


altera el funcionamiento de nuestra mente y nuestro organismo.
Veamos algunas consecuencias de su abuso:
 Nubla el juicio de la persona y le hace “pensar y decir
tonterías” (Proverbios 23:33).
“El alcoholismo es una enfermedad que no solo afecta el
cuerpo; también afecta la forma de pensar y de actuar.
Uno no ve el daño que les causa a los demás”.
PERJUDICA LA SALUD.

En Proverbios 23:32 se nos advierte que el alcohol “al final muerde


como serpiente y envenena como víbora”.

Los médicos han confirmado que, tal como indica este versículo, el
alcohol en grandes cantidades puede actuar como un veneno
mortal. De hecho, se sabe que provoca diversos tipos de cáncer,
hepatitis alcohólica, cirrosis, pancreatitis, hipoglucemia en los
diabéticos, síndrome alcohólico fetal, derrames cerebrales y fallos
cardíacos, entre otros. A veces basta con pasarse con la bebida en
una sola ocasión para entrar en coma o incluso morir. Sin embargo,
la peor consecuencia del consumo excesivo de alcohol no aparece
en los libros de medicina.
 Expone a la persona al mayor peligro de todos.
 Aun cuando uno no llegue al punto de emborracharse, beber de
más pone en peligro su relación con Dios. El profeta Isaías exclama
en la Biblia: “¡Ay de los que se levantan muy de mañana para
buscar solo licor embriagante, que se quedan hasta tarde en la
oscuridad nocturna, de modo que el vino mismo los inflama!”. ¿Por
qué se lamenta? Porque conoce las consecuencias espirituales de
esa conducta
 Dios recomienda en su Palabra que no
seamos de “los que beben vino en exceso”
(Proverbios 23:20). Y a las mujeres de edad
avanzada les previene contra estar
“esclavizadas a mucho vino” (Tito 2:3). Pero
¿por qué conviene ser cuidadoso?
Porque, por lo general, las personas comienzan poco a
poco a beber más cantidad y con más frecuencia. Casi sin
darse cuenta, llegan al punto de acostarse pensando:
“¿Cuándo despertaré para ir a buscar otro trago?”
(Proverbios 23:35). Quienes necesitan un trago “para
funcionar” por la mañana tras una noche de excesos ya han
cruzado un peligroso límite.
La Biblia también advierte que quienes se entregan a
“excesos con vino, diversiones estrepitosas y partidas de
beber [...] rendirán cuenta al que está listo para juzgar a
los vivos y a los muertos” (1 Pedro 4:3, 5). Y Jesús, en una
profecía relacionada con la llegada del día de Dios en
nuestros tiempos, dijo: “Presten atención a sí mismos para
que sus corazones nunca lleguen a estar cargados
debido a comer con exceso y beber con exceso, y por
las inquietudes de la vida, y de repente esté aquel día
sobre ustedes” (Lucas 21:34, 35).
La cuestión ahora es
¿Qué pueden hacer quienes ya beben en exceso para
corregir este problema?
https://www.youtube.com/watch?relo
ad=9&v=WI_lSklzbjo
GRACIAS POR SU
ATENCIÓN PRESTADA BUEN
FIN DE SEMANA