Está en la página 1de 15

SEMANA 2

MAYOR ÓRGANO DEL CUERPO Y


RESPONSABLE DE FUNCIONES FISIOLOGICAS
E INMUNOLOGICAS

PESA 3 A 4kg Y
MIDE 2 m
• AGUA
• ELECTROLITOS
• MINERALES
• PROTEINAS
• LIPIDOS
• HIDRATOS DE CARBONO
• ENZIMAS Y VITAMINAS
• La piel puede variar según el
sexo y edad
• La piel no es lisa, no tiene
espesor constante, ni plena
uniformidad de color
• El microrrelieve cutáneo
presenta irregularidades:
orificios, depresiones, pliegues
losángicos y eminencias
Capa externa de la piel.
La epidermis es la barrera
más importante del cuerpo al
ambiente externo hostil.
En los humanos, su grosor
varía desde un mínimo de
0,1 mm en los párpados, a
un máximo de 1,5 mm en las
palmas de las manos y en
las plantas de los pies
Función protectora, representa la segunda
línea de defensa contra los traumatismos
(su grosor es entre 20 y 30 veces mayor
que el de la epidermis).

Las capas profundas de la dermis


contienen folículos pilosos con sus
músculos lisos erectores de pelo, y
glándulas sebáceas.

Función nutrición a la epidermis, ya que


esta capa carece de capilares sanguíneos
por lo que depende de la irrigación
sanguínea de la dermis.
La capa más interna de la piel. Se compone
principalmente de:
• Células adiposas (adipocitos): Agregadas
entre sí en grupos de tipo almohadilla.
• Fibras colágenas especiales (llamadas septos
tisulares): Ablandan y esponjan los tejidos
conectivos que mantienen juntas la células
adiposas.
• Vasos sanguíneos.
La clasificación de la piel es bastante inexacta, es posible
distinguir tipos de piel configurados de distinto modo por las
variaciones cualitativas y cuantitativas de las secreciones y la
clase de emulsión que forma en la superficie.

Es así que se pueden clasificar para su aplicación


cosmética en:
Presenta superficie lisa, fina,
flexible, lubricada y
humedecida en forma
perfectamente equilibrada por
emulsión de sus secreciones,
en general del tipo aceite en
agua.
Este tipo de piel es muy
frecuente encontrarla en niños
en su total y absoluto estado
de normalidad
Predomina de forma constante o
transitoria la secreción grasa la
cual forma una emulsión del tipo
agua en aceite sobre la piel,
confiriéndole características
especiales de untuosidad y aun
de brillo.
Presenta superficie fina, frágil y con
sequedad leve debido a una insuficiente
secreción sebácea (factor determinante).
Tambien puede ser consecuencia de
factores de origen externo, como la
detergencia con aguas calcáreas o
sustancias muy alcalinas, o el empleo de
cosméticos con solventes de las grasas
demasiado enérgicas.
Presenta superficie reseca con tendencia a la
descamación fina, resquebrajamiento y fisura en
las zonas más expuestas.
La sequedad de la piel se debe a un grado de
imbibición acuosa inferior a lo normal y a la
modificación cualitativa de la secreción
sebácea. En este tipo de piel pueden
presentarse pliegues epidémicos finos que
simulan arrugas. La exposición en climas secos
(calurosos o fríos, sobre todo si hay vientos
veloces) puedes conllevar a este tipo de piel.
Presenta un aumento relativo en su
imbibición acuosa.
Esta piel es frecuente en los niños en
comparación con la del adulto.
La mujer también presenta mayor
hidratación de la piel con respecto a la del
hombre, sobre todo en ciertos estados
fisiológicos (periodo premenstrual o
embarazo) cuando las secreciones de
estrógenos u otras hormonas foliculares se
incrementan aumentando la hidrofilia e
hidropexia cutánea.
Presenta la coexistencia de
combinaciones de variantes cutáneas
en el mismo individuo, ya sea entre
zonas faciales (piel grasa en el centro,
seca o normal en la periferia, etc.) o
entre la piel de las cara y del cuerpo
(por ejemplo: normal en la cara y
grasa en la espalda, normal en la cara
y seca en los miembros).