Está en la página 1de 11

Truco de multiplicar bolas de esponja

• Prepara las 4 bolas que aparecerán al final. Una debe colocarse en la boca, otra
en el bolsillo de la mano dominante y otra en el bolsillo de la mano pasiva. La
última debes colocarla en la parte de atrás del cinturón
• Al salir al escenario tose un poco pues será tu señal para expulsar la bola de la
boca, de lo contrario puede ser muy obvio cuando termines tus trucos de magia
con bolas de esponja
• Coloca tu mano sobre la boca para que cuando tosas puedas proyectar la bola
hacia afuera. Es aquí cuando presentas la primera bola. Dásela luego a alguien
del público para que la revise
• Luego toma sin que nadie se dé cuanta la bola que está el tu bolsillo, y dirás que
vas a hacer desaparecer la bola que tiene la persona del público. Haz un tubo
con las manos con la primera bola dentro, sopla y haz que aparezcan las dos
• Repite lo mismo con la bola que tienes en el otro bolsillo
El cambio de moneda (tres monedas: dos de pequeño tamaño y una de un tamaño mayor)

• Colocamos sobre la palma de la mano, al comienzo de nuestros dedos, una de las dos monedas pequeñas, sobre
ella dejaremos la grande, y encima de la grande la otra moneda pequeña. Esta preparación del juego es muy
importante ya que a la vista del público parecerá que sólo tenemos dos monedas en la palma de mano.
• Podemos presentar al público primero la mano con la moneda grande (ocultando ya una de las pequeñas debajo) y
luego colocar encima la otra moneda pequeña a la vista de todos para que el efecto resulte más creíble.
• Cogeremos la moneda pequeña que hemos depositado sobre la grande, y mostrándola para hacer parecer que el
truco está en ella y en que nos la hemos llevado, la guardaremos en el bolsillo y mostraremos nuestra mano
completamente vacía.
• Ahora cerramos ambas manos para darle más misterio a nuestro número, y preguntaremos a
nuestro público: ¿dónde está la moneda pequeña? Entonces comenzamos a agitar
ambos puños arriba y abajo.
• Poco a poco vamos aflojando la presión de los dedos, hasta que comience a
escucharse el sonido de las monedas chocando entre sí. La sorpresa llega en ese
momento ya que nadie pensaba que las dos monedas estuviesen en la misma mano,
y cuando abres los dos puños y se encuentran con una mano vacía y las dos monedas
juntas en la otra mano, y todo esto ante sus propios ojos, ¡no podrán creer lo que acaban de ver!
Hacer desaparecer la moneda en un pañuelo
• Antes de estar frente a nuestro público, preparamos el material. Cortamos un trozo de cinta de doble cara y la
pegamos en una de las esquinas del pañuelo. Hay que tener mucho cuidado al realizar el truco, puesto que la cinta
no debe de perder adherencia. Para eso, no la tocaremos con el dedo en ningún momento.
• Ahora toca presentar el truco: Les vamos a decir a nuestro público que presenciarán cómo vamos a hacer
desaparecer una moneda en un pañuelo. Mostramos con una mano la moneda y, con la otra, el pañuelo totalmente
desplegado. Lo cogeremos por la esquina donde está situada la cinta adhesiva, colocando nuestros
dedos justo un poco por debajo de la misma.
• Colocaremos el pañuelo sobre la palma extendida hacia arriba de la otra mano, y después dejaremos
la moneda en el centro del pañuelo. ¡Ahora toca cerrarlo! Para ello, colocamos primero la
esquina con la cinta adhesiva sobre la moneda para que se pegue, presionamos
ligeramente para asegurarnos que se quede adherida.
• Luego, queda plegar las otras tres esquinas del paño. Al terminar de doblarlas, le puedes pedir
a alguien del público que toque el pañuelo para que compruebe que ahí sigue la moneda.
• Le damos la vuelta al pañuelo y lo cogemos con un pellizco en su parte central.
Contamos hasta tres y al separar las manos y desplegarlo, todo el mundo esperaría que se cayera la
moneda, pero no, ¡ha desaparecido!
La varita ascensor

Hilo elástico, un botón y na varita mágica , se ata el botón a un extremo


del hilo elástico y el otro extremo se engancha en una de las puntas de la
varita, se coloca como indica el dibujo 1 y al empujar la varita hacia
abajo subirá sola.
Vasos boca abajo

Se colocan los tres vasos plásticos sobre la mesa como muestra el dibujo 1 y se dice a los espectadores que en solo
tres movimientos y dando la vuelta de a dos vasos por vez quedaran los tres vasos boca arriba.
Primero se dan vuelta los vasos 2 y 3, luego el 1 y 3 por último los vasos 2 y 3. Y así quedarán los tres vasos boca
abajo.
Si algún espectador desea intentar el truco, hay que colocar los vasos como muestra el dibujo 5 (No notará que están
puestos de forma diferente a la anterior y no podrán dejarlos boca abajo)
Dos sogas… Se convierten en una

Se toma la soga y se corta un trozo pequeño y se anuda en el centro de la soga, larga para que parezcan
dos sogas anudadas (dibujo 1). Se enrolla la soga en la mano de forma que el nudo el nudo falso se vaya
deslizando por la soga hasta quedar en la otra mano (dibujo 2 y 3). Se da unos golpecitos con la varita
mágica a la soga enrollada, se guarda la varita en el bolsillo y se aprovecha dejar el falso nudo. Se
desenrolla la soga mostrando que ha quedado más larga y es una sola pieza
Cajita inquieta

Tomando un pliegue de la piel entre la tapa y la cajita de fósforos se puede lograr que ésta
cambie de posición con solo cerrar y abrir la mano
Los Dados cambiantes
Se colocaran los dos dados entre los dedos índice y pulgar como muestra el dibujo 1. Los espectadores
verán dos seis. Se giran los dedos como queriendo apretar un tornillo y al mismo tiempo giramos la
mano para mostrar las caras opuestas de los dados. Los espectadores notaran que se han girado los
dados, volviendo a girar los dados hacia adelante verán que los números han cambiado mágicamente
(dibujo 2). Este movimiento puede repetirse varias veces cambiando el giro de la mano con el de los
dados para lograr un efecto sorprendente.
El dado que desaparece

Se coloca antes de comenzar el truco y sin que los espectadores lo adviertan, una banda elástica sujetando el
índice, medio y pulgar con un movimiento rápido se cubre se cubre esta mano con un pañuelo (dibujo 1). Se toma
el dado y se coloca encima del pañuelo entre los dedos (dibujo2). Se empuja hacia abajo separando los dedos que
tiene la banda elástica (dibujo 3). Se agita el pañuelo mostrando que el dado ha desaparecido.
Un lápiz desaparece

Se toma un pañuelo, se extiende sobre la mesa y se coloca sobre él un lápiz (dibujo 1). Luego se dobla el pañuelo
como se indica (dibujo 2) dejando cubierto el lápiz; se enrolla el pañuelo hacia adelante junto con el lápiz (dibujo
3) hasta que quede la punta del pañuelo hacia delante y la otra hacia atrás. Tomando de ambas puntas se tira en
sentido opuestos y el lápiz habrá desaparecido (queda oculto bajo el pañuelo).
Desaparición de la moneda

Se toma la moneda como muestra en el dibujo 1con la mano izquierda y se hace el movimiento de tomar la
moneda con los dedos pulgar, índice y mayor de la derecha, pero en realidad no se toma. La moneda se deja caer a
la palma de la mano izquierda. Es conveniente las primeras veces tomar la moneda para poder practica el
movimiento.