Está en la página 1de 5

INFECCION POR EL IMPLANTE DE PROTESIS.

Las prótesis ortopédicas y vasculares se usan habitualmente en seres humanos a


pesar de que puede genera infección.
Una expresión frecuente ¨implantación infectada¨ pues no se infecta lo
implantado, sino los tejidos circundantes, se conoce 3 tipos de infección.
• Infección superficial inmediata: debida al crecimiento de
microorganismos en la piel afectada por el implante o cercana a él.

• Infección inmediata profunda: es poco frecuente, por lo general sigue


a la operación, la bacteria suele ser llevada por la piel de los clínicos,
durante el proceso quirúrgico.
• Infección profunda tardía: que puede surgir después de años de
haber sido efectuada la intervención, en zonas sin antecedentes de
infección.
En la cirugía veterinaria los dos tipos de implantación que más se
infectan son las suturas y los reemplazos totales de cadera.
Las infecciones unidas al empleo de polimetilmetacrilato son
desastrosas. El cemento limita la posibilidad de que actué la
medicación y de que los mecanismos de defensa del organismo
alcancen a las bacterias.
El material de sutura desempeña un papel muy importante en las infecciones
postoperatorias de heridas, y según cual se emplea, se obtendrán diferentes grados de
reacción de la herida contaminada. Las suturas de acero y de nylon producen una
reacción considerablemente menor en presencia de una infección, que las suturas
trenzadas no absorbibles. Aunque se puede desarrollar con cualquier material de sutura,
la probabilidad es mayor con material trenzado no absorbible.
La sutura trenzada protege las bacterias, permitiéndoles ocultarse en los intersticios y
multiplicarse hasta superar la capacidad de las defensas del cuerpo.
Puesto que la mayoría de los procedimientos quirúrgicos requieren suturas y ya que estas
actúan como un cuerpo extraño, se debe considerar el tipo de material y el número de
suturas empleadas.
Cuando se trata quirúrgicamente los tejidos, se deben tener un gran
cuidado en la manipulación, selección, esterilización y ubicación
correctas de todos los materiales de prótesis y de sutura. Un criterio
quirúrgico inapropiado en el uso del material de sutura o de los
implantes de prótesis, retarda o impide la curación, debido a la
infección, el rechazo o simplemente el fracaso de la intervención.