Está en la página 1de 13

Grupos

Grupos de referencia
• ¿Cómo evaluamos nuestras propias actitudes o nuestro
comportamiento?

• Frecuentemente, lo hacemos teniendo en mente un grupo de


referencia, un grupo social que nos sirve como un punto de
referencia a la hora de hacer evaluaciones o tomar decisiones.
Las investigaciones clásicas de Stouffer

más de 500.000 entrevistas a


combatientes norteamericanos de la
Segunda Guerra Mundial, un trabajo que
plasmó en los cuatro volúmenes
de American Soldier, Studies in Social
Psychology in World War II.
La investigación de Stouffer demuestra que:

- No hacemos juicios acerca de nosotros mismos de manera


aislada

- Tampoco nos comparamos con cualquiera

- Utilizamos grupos sociales específicos como estándares para


evaluar nuestro comportamiento nuestros éxitos y fracasos.

- Sea cual sea nuestra situación en términos absolutos,


evaluamos nuestro bienestar subjetivamente, en con algún
grupo de referencia específico (Merton, 1968; Mirowsky, 1987
El tamaño del grupo: la forma sobre
el contenido

Está claro que el tamaño juega un papel crucial en la


manera en que interactúan los grupos.

Para entender por qué, consideremos la conexión formal


(y aquí, matemática) entre el número de personas en un
grupo social y el número de relaciones entre ellos.

Como se muestra en la Figura 6.2, dos personas forman una única


relación (una díada); incorporar una tercera persona produce tres
relaciones (una tríada); añadir una cuarta persona produce seis.
La díada
El sociólogo alemán Georg Simmel (1858-1918), estudió las dinámicas
sociales de los grupos pequeños.

• Grupo social con dos miembros.


• interacción social más intensa.
• altos niveles de compromiso emocional.
• gran estabilidad
• Implicación de ambos miembros.
• Gran importancia social (matrimonio).
• Alta probabilidad de desaparición (un grupo de voluntarios de
una organización puede ser más estable y sobrevivir por más
tiempo).
Tríada:
• Grupo social con tres miembros.
• Más estable que la díada (puede haber mediación).
• Pueden perder un miembro y el grupo sigue existiendo.
• Basados en reglas y normas formales más que en uniones
personales.

Tamaño ideal (más de tres componentes):


• más componentes darán más estabilidad al grupo.
• tareas mayores y más complejas.
• Fácil asimilación de nuevos miembros o ideas.
• Sin embargo, las personas encuentran más placer personal en
los grupos pequeños, mientras que obtienen más satisfacción
en las tareas realizadas en grandes organizaciones.
Diversidad social
La diversidad social afecta a la dinámica de los grupos,
especialmente a la probabilidad de que los miembros
interactúen con alguien de otro grupo. Peter Blau (Blau,
1977; Blau et al., 1982; South y Messner, 1986) apunta

cuatro maneras en que la composición de los grupos


sociales afecta a la asociación intergrupal.
1. Los grupos grandes se orientan hacia el
interior.
Extendiendo el análisis de Simmel del tamaño de grupo, Blau
explica que cuanto más grande es el grupo, más probable es que
sus miembros mantengan relaciones exclusivamente entre ellos
mismos.

Por el contrario, cuanto más pequeño es el grupo más miembros


establecen contactos con su círculo social inmediato.

De modo que los esfuerzos intencionados por fomentar la


diversidad social pueden tener la consecuencia imprevista
de fomentar el separatismo.
2. Los grupos heterogéneos se orientan hacia el
exterior.
• Cuanto más heterogéneo es un grupo, más
probable es que sus miembros interactúen
con miembros de otros grupos.
3. La paridad social fomenta el contacto.

Un entorno en el cual todos los grupos tienen aproximadamente


la misma posición social fomenta que personas de todos
los antecedentes sociales se mezclen y formen lazos
sociales.
4.Las fronteras físicas fomentan las frontera sociales.

Blau sostiene que el espacio físico afecta a las oportunidades


de contacto entre grupos. En la medida en que un grupo social
se encuentre segregado de los demás (por ejemplo, teniendo su
propio alojamiento o área de comedor) sus miembros serán
menos capaces de relacionarse con otras personas.