Está en la página 1de 6

EVIL DEAD

Historia de una trilogía

C
Por Lorenzo AYUSO

inco chicos van a pasar un fin de Sam Raimi (1959, Michigan). Cuando comenzara su
semana a una cabaña perdida en un rodaje allá por 1979, ninguno de los integrantes de
espeso bosque en las montañas de este modestísimo proyecto pudo pensar que acaba-
Tennessee. Una vez instalados, ría convirtiéndose en uno de los films más influyen-
encuentran en el sótano un magnetó- tes en la historia del cine de terror moderno, y uno
fono, una extraña daga ritual y un de los más aclamados de este género, en ocasiones
libro antiquísimo de aspecto aterrador. Al conectar denostado más de la cuenta por la crítica.
el magnetófono, la voz de un hombre les descubre
que el libro que acaban de encontrar es un tratado El argumento de la cinta en sí no ofrece nada nuevo
sobre prácticas de enterramiento y ritos fúnebres al espectador: nos encontramos ante un grupo de
sumerios encontrado en las ruinas Cantarianas. Se adolescentes inconscientes que acaban siendo ani-
le conoce como Necronómicon Ex Mortes (el Libro de quilados por un ente maligno en lo profundo de un
los Muertos), está encuadernado en piel humano y bosque, incomunicado del resto del mundo. Lo ver-
escrito con sangre, y contiene fórmulas para hacer daderamente original, lo que hace de esta película
regresar de su letargo a los espíritus malignos que un clásico por méritos propios es la originalidad con
vagan por el bosque. La voz comienza a recitar los la que el tridente formado por Raimi, el productor
versículos, y fuera de la cabaña, algo vuelve a la Robert G. Tapert y el protagonista y a la sazón co-
vida. Uno a uno, todos irán cayendo bajo el influjo productor Bruce Campbell nos presenta los hechos.
del mal, convirtiéndose en muertos malignos. Y la Con elementos sacados directamente de otras obras
única forma de acabar con ellos es… descuartizar- clave del género, como "La matanza de Texas" ("The
los. Texas Chainsaw Massacre", Tobe Hopper, 1976), "La
noche de los muertos vivientes" ("Night of the
Este es la estremecedora carta de presentación en la Living Dead", George Romero, 1968) o "Las colinas
industria cinematográfica de un jovenzuelo director tienen ojos" (The Hills Have Eyes", Wes Craven,
de pelo revuelto e imaginería a medio camino entre 1977), el director construye un auténtico cuento de
el humor surrealista y el terror más desmadrado, a terror "gore" tan divertido como espeluznante, que se
posteriori reconocido en todo el mundo por encar- aprovecha de las propias limitaciones técnicas con
garse de la adaptación al celuloide de "Spider-Man": las que contaban (el presupuesto de la película rondó
los 350.000 dólares, una nimiedad en el universo a la comedia más gamberra y socarrona.
cinematográfico de los EE UU) y las convierte en vir- "Terroríficamente Muertos" supone también el
tudes: la efectiva cámara subjetiva de las fuerzas encumbramiento de Bruce Campbell como figura
demoníacas, con las que se ahorraban los altos cos- indiscutible y admirada por legiones de fans en todo
tes que hubieran supuesto visualizar dicho mal, y el mundo, merced a un registro interpretativo de lo
que se ha convertido en un paradigma de economía más peculiar, del que ya dejó muestras en la prime-
cinematográfica. Mención aparte los efectos especia- ra parte de la película; en esta segunda parte, todos
les y de maquillaje, a cargo de Tom Sullivan, que sus tics son explotados al máximo, para deleite del
logró dar vida con sencillez a los horribles mons- espectador. Esta segunda parte continúa fundándo-
truos que aparecen en la película (no es de extrañar se en ese espíritu casi familiar de la primera entre-
que Sullivan consiguiera por este trabajo el Clavel de ga, pero además introduce nuevas ideas a la origi-
Plata a los Mejores Efectos en el Festival de Sitges en nal. Sin ir más lejos, ese personaje de Ash que inter-
1982). En definitiva, Raimi demostró un talento pre- preta a la perfección Bruce Campbell: si en la prime-
maturo a la hora de contar historias, algo que luego ra entrega veíamos este personaje como un cobarde
ha aprovechado para tejer telarañas en los cines de y atontado adolescente sin iniciativa para encarar la
todo el mundo con situación, en la segunda
"Spider-Man" (y que parte comienza su tran-
también parece haber sición hacia el héroe
acabado con esa sana bocazas y torpón, siem-
incorrección formal de la pre dispuesto a librarse
que hacía gala en sus de los problemas (algo
primeros trabajos). En que será aún más explo-
"Posesión Infernal" hay tado en la tercera y hasta
cabida para referencias el momento última entre-
tan dispares como H.P ga de "Posesión
Lovecraft y los gags de Infernal"). Por lo demás,
Los tres chiflados, "Terroríficamente
pasando por el cine de Muertos" consolida a
Romero o por el cartoon Sam Raimi en la nueva
más alocado. Lo cierto es escena estadounidense
que la película se convir- Bruce Campbell: de creadores, y le abre
tió en un clásico de culto las puertas a Hollywood.
para los cinéfilos de toda "Cuando la gente ve "Posesión Infernal", las No en vano, su siguiente
clase y condición, que opiniones se dividen entre los que la encuen- largometraje fue
aún en la actualidad, a tran graciosa o grotesca, y los que la "Darkman", un cómic
pesar de los muchos encuentran realmente terrorífica. Si en su fantástico realizado al
adelantos técnicos en momento, yo la hubiera visto como un espec- estilo de las películas de
cuanto a efectos se refie- tador, si no hubiera participado en su crea- ciencia ficción de los
re, sigue resultando tan ción, probablemente me hubiera parecido años cincuenta que pare-
impactante como cuan- una mezcla entre ambas cosas. Hay un par cía vaticinar su posterior
do se proyectó por pri- de momentos -lo reconozco- con una vertien- y más conocido trabajo.
mera vez. te melodramática algo desfasada, pero tam-
bién hay escenas verdaderamente escalo- Precisamente después de
Todas estas virtudes que friantes. Esto suele ocurrir con los jóvenes "Darkman" ("Darkman",
atesoraba el film de cineastas. Sin embargo, a pesar de que el 1990), Sam Raimi regre-
marras no fueron sin film se hizo con un presupuesto muy bajo, sa a sus orígenes y los
embargo apreciadas por ha sido siempre admirado porque es extre- enfoca desde una nueva
los distribuidores ancla- mo. Está lleno de energía e inventiva sin perspectiva, más grandi-
dos en el mainstreaming concesiones; y cuando algo es extremo, for- locuente: "El ejército de
de Hollywood. No fue las tinieblas" ("Army of
zosamente causa una impresión"1
hasta que Stephen King Darkness", 1993). Con
vio la película cuando esta tercera parte
"Posesión Infernal" (Premio de la Crítica en el
empezó a proyectarse en salas comerciales. Esto no Fantasporto '93), el cariz de la trilogía se centra en
hizo sino ayudar a la promoción de una cinta cuyas la parte más cómica y deja a un lado el terror, para
esperanzas comerciales no eran demasiado halagüe- presentarnos las desventuras de Ash en plena Edad
ñas. Esto posibilitó que, en 1987, Raimi, Tapert y Media. Con el apoyo del mítico Dino de Laurentiis
Campbell volvieran a incidir en el terror con una como productor ejecutivo, Sam Raimi exporta al
continuación de "Posesión Infernal": gran público una trilogía con unos medios mucho
"Terroríficamente Muertos" (Evil Dead II: Dead by más holgados que sus predecesoras -si en la prime-
Dawn", 1987). La película, un pseudo remake de su ra parte, la suma estimada oscilaba entorno a los
predecesora (en tanto que recupera los puntos prin- 350.000 dólares, en esta última el presupuesto
cipales de su argumento, aunque con un desarrollo alcanza los 11 millones de dólares-. Con ello, se dio
distinto de los hechos), en el que el terror deja paso el gusto cinéfilo de homenajear al mago de los
Curiosidades
efectos especiales Ray Harryhausen con la creación
de una armada de esqueletos beligerantes.
· Falsos Shemps: durante el largo rodaje de la
¿Quién le iba a decir a Sam Raimi que casi una
cinta, era habitual que le reducido grupo de acto-
década después de finalizar una de las trilogías
res se ausentara de vez en cuando, con la salve-
más aplaudidas del género de terror iba a acabar
dad de Bruce Campbell. Para suplirlos, se recu-
siendo un engranaje fundamental de una franqui-
rría a miembros del equipo técnico y amigos, quie-
cia multimillonaria de Hollywood? Lo cierto es
nes se encargaban de aparecen en planos en los
que tanto gustó su trabajo a los grandes intenden-
que a los actores no se les veía el rostro. Esta
tes de la industria que lo atrajeron a su redil. Con
práctica, en principio tan acabó implantándose en
"Spider-Man" ("Spider-Man", 2002), "Spider-Man 2"
el resto de la trilogía, con el nombre de “Fake
("Spider-Man 2", 2004) y "Spider-Man 3" ("·Spider-
Shemps” (“Falsos Shemps”).
Man 3", 2007), se ha convertido en un verdadero
artesano de blockbusters de la industria, inteligente
y seguro de sus posibilidades como cineasta; sin
embargo, de la misma forma, este espectacular éxito
parece haber domesticado más de la cuenta ese
espíritu gamberro que esta trilogía y otras películas
como "Ola de crímenes, ola de risas" ("Crimewave",
1985) poseían. Ha habido algunos ligeros intentos
en sus últimas cintas por rememorar tiempos más
salvajes (la escena de la operación al Doctor Octópus
en "Spider-Man 2"), aunque el ingenio y la creativi-
dad del que "Posesión Infernal" hacía gala ha ido
desapareciendo en pos de la corrección política
imperante en Hollywood. Así lo expresa el crítico
· De entre las diversas referencias a películas de
Jordi Costa en "Fotogramas": "En "Spider-Man 2",
terror de los setenta, destaca el guiño a la pelícu-
Raimi se conforma con ser el que fue en el primer
la de Wes Craven “Las colinas tienen ojos” (“The
"Spider-Man": el eco de un autor que se reveló funda-
Hills Have Eyes”, 1980): un cartel destrozado apa-
mental en los 80 y que ahora se conforma con servir,
rece en el sótano de la cabaña. Curiosamente, en
más o menos bien cocinado, lo que se le pide. Con efi-
la película de Craven podía verse un cartel de
cacia. Con escenas histéricamente espectaculares,
“Tiburón” de Steven Spielberg igualmente des-
pero sin sorpresas. Sin misterio. Y lo que es peor: sin
pedazado; con ello, Craven trataba de demostrar
identidad"2.
que su film era mucho más terrorífico que el de
Spielberg. La intención de Raimi era expresar que
su “Posesión Infernal” era si cabe más terrorífica
que “Las colinas...” de Craven.
· Ted Raimi (1965), hermano de Sam Raimi, apa-
rece en las tres entregas de “Evil Dead”. En la pri-
mera, que marcó su debut en el cine, intervino
como Fake Shemp; en “Terroríficamente
Muertos”, se encontraba bajo el traje de látex de
Henrietta poseída; y en la trecera y última entre-
ga encarnó hasta cuatro papeles distintos a lo
largo del metraje.

Tal vez los años pasan y con ello esa saludable


desfachatez ha ido diluyéndose poco a poco. En
cualquier caso, siempre quedará la posibilidad de
recuperar "Posesión Infernal" para deleitarnos
con los comienzos de este cineasta que · Las palabras mágicas que Ash debe pronunciar
Hollywood parece habernos robado, como si de la para hacerse con el Libro de los Muertos son
fuerza del bosque que atrapa a los protagonistas "Clatto Verata Nicto", un claro homenaje a las que
de la esta trilogía se tratara, al grito de "I'll swa- se pronunciaban en la mítica película de ciencia
llow your soul!" ("¡Me comeré tu alma!") que ficción “Ultimátum a la tierra” (“The Day the
tanto miedo causó en legiones de fans. Earth Stood Still”, Robert Wise, 1951)
Anatomía de una trilogía
“Posesión Infernal” (“The Evil Dead”)
Año de producción: 1981
Nacionalidad: EE UU
Director: Sam Raimi
Productor: Robert G. Tapert
Productor asociado: Gary Holt
Productores ejecutivos: Bruce Campbell, Sam Raimi, Robert
G. Tapert
Música: Joseph LoDuca
Fotografía: Tim Philo
Guión: Sam Raimi
Intérpretes: Bruce Campbell, Ellen Sandweiss, Betsy Baker, Hal
Delrich, Sarah York
Fecha de estreno en EE UU: 1983
Fecha de reestreno en España: 18 de mayo de 2003
En DVD: Manga Films

“Terroríficamente Muertos” (“Evil Dead 2: Dead by Dawn”)


Año de producción: 1987
Nacionalidad: EE UU
Director: Sam Raimi
Productor: Robert G. Tapert
Co-productor: Gary Holt
Productores ejecutivos: Alex DeBenedetti, Irvin Shapiro
Música: Joseph LoDuca
Fotografía: Peter Deming
Guión: Sam Raimi, Scott Spiegel
Intérpretes: Bruce Campbell, Sarah Berry, Danny Hicks,
Kassie DePaiva, Ted Raimi, Denise Bixler, Richard Domeier
Fecha de estreno en EE UU: 15 de marzo de 1987
Fecha de estreno en España: 1988
En DVD: Universal Pictures

“El ejército de las tinieblas” (“Army of Darkness”)


Año de producción: 1992
Nacionalidad: EE UU
Director: Sam Raimi
Productor: Robert G. Tapert
Co-productor: Bruce Campbell
Productor ejecutivo:Dino de Laurentiis
Música: Joseph LoDuca, Danny Elfman
Fotografía: Bill Pope
Guión: Sam Raimi, Ivan Raimi
Intérpretes: Bruce Campbell, Embeth Davidtz, Marcus Gilbert,
Ian Abercrombie, Richard Grove, Timothy Patrick Quill, Bridget
Fonda, Ted Raimi
Fecha de estreno en EE UU: 21 de febrero de 1993
Fecha de estreno en España: 2003
En DVD: No editada
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:
1. Notas de producción de"Posesión Infernal", 2002, dentro de RAIMI, Sam: "Posesión Infernal" (1982),
EE UU
2. http://www.fotogramas.orange.es/fotogramas/CRITICAS/9842@CRITICAS@0.html
3. SÁNCHEZ, Sergio (Coord.) CUADERNOS DE CINE FOTOGRAMAS, "PÁNICO EN LAS SALAS. 100 años
de escalofríos cinematográficos", 2006, págs 28-29

Intereses relacionados