SIMULACION DE TRATAMIENTOS SILVICULTURALES EN UN AREA PILOTO DEL BOSQUE DANTAS

Unidad Modelo de Manejo y Producción Forestal-Dantas Facultad de Ciencias Forestales Universidad Nacional Agraria La Molina Lima, Perú 1995

INDICE
Pág. PRESENTACION AGRADECIMIENTOS 1. INTRODUCCION 2. ANTECEDENTES 2.1 2.2 2.3 2.4 Experiencias en el Perú sobre manejo de bosques naturales Bases ecológicas para clasificar tipos de bosques Parámetros de evaluación Aspectos silviculturales

3. DESCRlPClON GENERAL DEL AREA DE ESTUDIO 3.1 3.2 3.3 3.4 Ubicación y extensión Formación ecológica y clima Fisiografía, hidrografía, suelos y capacidad de uso mayor Vegetación

4. LEVANTAMIENTO DE CAMPO Y PROCESAMIENTO DE LA INFORMACION 4.1 Acopio inicial de información 4.1.1 4.1 . 2 4.1.3 4.1.4 4.1.5 4.1.6 4.2 Selección del área de estudio Levantamiento de las parcelas Inventario de la vegetación Colección de muestras dendrológicas Apertura de calicatas y toma de muestras de suelo Levantamiento topográfico Archivo sistematizado de los datos de campo Diferenciación e identificación botánica de las especies Topografía y suelos Parámetros del bosque Condición silvicultural Lineamientos generales Selección de parcelas Asignación de los tratamientos

Procesamiento de la información 4.2.1 4.2.2 4.2.3 4.2.4 4.2.5

4.3

Aspectos silviculturales 4.3.1 4.3.2 4.3.3

5. ANALlSlS DE LA INFORMACION Y PROPUESTA SILVICULTURAL PARA EL AREA PILOTO 5.1 5.2 5.3 5.4 5.5 Fisiografía Suelos Vegetación Condición silvicultural de las especies más abundantes de interés actual Propuesta silvicultural 5.5.1 5.5.2 5.5.3 Selección de árboles líderes Masa arbórea extraíble y remanente Planteamiento de intervención silvicultural

7. ANEXOS

LISTA DE CUADROS
Cuadro No Título Pág.

Algunas propiedades físicas y químicas de suelos Cantidad de especies, número de árboles (n) y cociente de mezcla (CM), en promedio para una hectárea y total para las 5 ha para individuos a partir de 10, 20, 30, 40, 5 0 y 6 0 c m Dap Distribución diamétrica en número de árboles (n: árblha), área basal (g: m2/ha) y volumen (v: m3/ha) por grupos de especies de interés Número de árboles (n: árblha) y área basal (g: m2/ha) por grupo de especies de interés para los bosques de caño y cresta Frecuencia de árboles líderes en subparcelas de 1 0 x 1 0 m por cada parcela de 5 0 x 5 0 m Area basal existente, extraíble y remanente e índice de conversión por parcela en el bosque de caño Area basal existente, extraíble y remanente e índice de conversión por parcela en el bosque de cresta Area basal existente, extraíble y remanente e índice de conversión promedio por parcela y por hectárea para t o d o el bosque evaluado Indices de conversión variando el diámetro mínimo de corte del grupo de especies indiferentes totales (IT)

29

32

33

40

56

57

59

60

62

LISTA DE FIGURAS

Figura N o

Título

Pág.

Ubicación de la Unidad Modelo de Manejo y Producción Forestal (UMMPF) en la provincia de Puerto lnca Ubicación del área piloto en la UMMPF Sistema de codificación de parcelas de 2 0 x 2 0 m para levantamiento de la vegetación Sistema de codificación de parcelas de 5 0 x 5 0 m para análisis de la vegetación Plano topográfico del área piloto Curvas área-especies para conjuntos de individuos con límite diamétrico inferior de análisis creciente (cada curva es el promedio de 10 repeticiones) Distribución del número de árboles por clase diamétrica del total de individuos y del grupo de las especies de interés actual para toda el área de estudio Distribución del área basal por clase diamétrica del total de individuos
y del grupo de las especies de interés actual para toda el área de estudio

Mapa de tipos de bosque Distribución del numero de árboles por clase diamétrica del total de individuos y del grupo de las especies de interés actual para el bosque de caño Distribución del área basal por clase diamétrica del total de individuos
y del grupo de las especies de interés actual para el bosque de caño

Distribución del número de árboles por clase diamétrica del total de individuos y del grupo de las especies de interés actual para el bosque de cresta Distribución del área basal por clase diamétrica del total de individuos
y del grupo de las especies de interés actual para el bosque d e cresta

Representación gráfica de la condición silvicultural de Celtis schippii Representación gráfica de la condición silvicultural de Guarea kunthiana Representación gráfica de la condición silvicultural d e Hura crepitans Representación gráfica de la condición silvicultural de Matisia bicolor

18

Representación gráfica de la condición silvicultural de Matisia cordata Representación gráfica de la condición silvicultural de Myroxylon balsamum Representación gráfica de la condición silvicultural de Pouteria torta Representación gráfica de la condición silvicultural de Pseudolmedia laevis Representación gráfica de la condición silvicultural de Quararibea asterolepis Tratamiento inicial del bosque según diámetros mínimos de corte establecidos por la UMMPF-Dantas Tratamiento inicial del bosque variando sólo el diámetro mínimo de corte del grupo de las especies indiferentes totales a 2 5 c m Tratamiento inicial del bosque variando sólo el diámetro mínimo de corte del grupo de las especies indiferentes totales a 2 0 c m

19
20 21

22 23

24

25

LISTA DE ANEXOS

Anexo N o

Título

Pag .

Formato de campo para levantamiento de la vegetación Clasificación de la iluminación de copa Clasificación de la forma de copa Clasificación de árboles según la calidad de la mejor troza Formato de campo para descripción de calicatas Formato de campo para levantamiento topográfico Relación de especies de la Unidad según grupos de interés, con especificación de familia, grupo ecológico y diámetro mínimo de corte Descripción de perfiles de suelo Cuadro de la vegetación del bosque de caño Cuadro de la vegetación del bosque de cresta

PRESENTACION
La sociedad requiere, cada vez más, de los beneficios del bosque para mejorar su calidad de vida y, por otro lado, necesita más productos maderables cuyos procesos de elaboración producen un deterioro del medio ambiente, situación crítica para el bosque tropical, que hay que resolver con el concurso de la ingeniería y la creatividad. La principal acción que se viene desarrollando, aunque en pequeña escala, para contrarrestar los efectos negativos en el bosque, es la repoblación forestal; sin tomar en cuenta el gran potencial que tiene el bosque para autorregenerarse. La explicación es que la forestería tiene sus raíces en la actividad agrícola, es por eso que cuando se plantea la reposición de la foresta inmediatamente se piensa en acciones de reforestación. Se olvida que el maderero tradicional es selectivo, extrae sólo los individuos maduros (gruesos) de las especies con alto valor en el mercado, dejando en el bosque una gran población de árboles jóvenes de especies comerciales. El principal aporte del presente estudio radica en la propuesta de rescatar el valor residual que tiene el bosque natural después de su intervención y que debe ser tomado en cuenta por el silvicultor durante la formulación y desarrollo de los planes de manejo. El manejo de los bosques naturales plantea el objetivo de utilizar los recursos sin dañar el ecosistema. Tratamientos no complicados de mejora y acciones complementarias de enriquecimiento, son algunas de las técnicas simples que se proponen, pero importantes para mantener una masa forestal suficiente y equilibrada, tanto desde el punto de vista ecológico como económico. La Facultad de Ciencias Forestales de la UNALM, experimentando en su bosque de enseñanza de Dantas, a pesar de los limitados recursos, siempre seguirá proporcionando propuestas técnicas y científicas que contribuyan, de una u otra manera, al desarrollo de tecnologías apropiadas para el manejo de los bosques naturales tropicales.

Ing. MANUEL Ríos RODR~GUEZ Decano Facultad de Ciencias Forestales - UNALM

AGRADECIMIENTOS
Los autores expresan s u sincero agradecimiento a las siguientes personas e instituciones que con s u colaboración, permitieron la realización de esta obra: Ing. José Dancé por las sugerencias vertidas para la instalación de parcelas y levantamiento de la vegetación. Ing. Benjamín Kroll por las determinaciones dendrológicas de las especies, tanto en el campo como e n el herbario. Ing. Carlos Vargas, Ing. Teresa Pinillos, Dr. Daniel Marmillod y Sr. César Patroni por el procesamiento electrónico de la información. Ing. Héctor Vílchez por su participación en la elaboración del mapa topográfico. Ing. Daniel Calagua por el apoyo durante la caracterización de suelos. Sr. Moisés Cavero como asistente durante las determinaciones dendrológicas. Cooperación Técnica del Gobierno Suizo (COTESU) y la Organización Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (INTERCOOPERATION) por el apoyo financiero durante el levantamiento de la información de campo. Agustín Abad por su apoyo durante la elaboración de los dibujos. Julio Flores, Arnaldo Tello y demás integrantes de la brigada de campo por el esfuerzo brindado durante los levantamientos de la información. Rocío Ravello, Miguel Alvarez y José Landeo por el apoyo durante la edición gráfica del presente documento. A l Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONCYTEC) por el apoyo financiero en la publicación del presente documento A las demás personas que en diversas formas han contribuido para hacer posible esta publicación.

1. INTRODUCCION

Una de las alternativas para conservar el bosque húmedo tropical es promoviendo su uso, a través de la ejecución de planes de manejo forestal elaborados con base en el conocimiento propio del bosque. El manejo del bosque natural es una buena posibilidad para la utilización de las tierras aptas para la foresteria en la selva, al basarse en la potencialidad del bosque para autoregenerarse, manteniendo una producción maderera ecológicamente sostenible. La Unidad Modelo de Manejo y Producción Forestal (UMMPFI-Dantas de la Facultad de Ciencias Forestales de la Universidad Nacional Agraria La Molina ha elaborado un plan de manejo para su área boscosa, dando prioridad a una superficie de 1 000 ha. Uno de los objetivos propuestos es validar un conjunto de técnicas silviculturales que, basado en la regeneración, sea óptimo para fomentar la producción de madera con especies de: crecimiento regular a rápido, de densidad media a alta y con posibilidades de transformación en la Unidad. Para lograr el aprovechamiento sostenido del recurso, propuesto para Dantas, es necesario ir diseñando y aplicando tratamientos silviculturales de base que permitan construir el sistema silvicultural más adecuado, de acuerdo a los objetivos del manejo. En ese sentido, el conocimiento del bosque, resultado de evaluaciones del inventario forestal con confiabilidad botánica, conjuntamente con las decisiones de las especies que se desean promover y aplicando los principios generales de la silvicultura, posibilitan plantear tratamientos silviculturales iniciales acordes a la realidad del bosque. En este marco, se pretende contribuir a perfilar mejor la propuesta de aplicación de tratamientos silviculturales en el manejo de Dantas, a través de simular tales aplicaciones en un área piloto, donde se diferencian y describen los tipos de bosque y se evalúa la condición silvicultural de las especies de interés actual más abundantes, para proponer tratamientos silviculturales iniciales.

2. ANTECEDENTES

2.1 EXPERIENCIAS EN EL PERÚ SOBRE MANEJO DE BOSQUES NATURALES
En el Perú se están experimentando algunos modelos de manejo de bosques naturales:

- En la Estación Experimental del Bosque Nacional Alexander v o n Humboldt (Ucayali),
sobre u n área de 8 1 5 ha se está investigando sobre regeneración de bosques, habiéndose establecido 8 3 ha para regeneración natural, el principal método empleado es el Shelter Wood System (Reyes, 1 9 9 1 ) . Se realizó de dos maneras: manejo de regeneración mixta (varias especies) y manejo de la regeneración de una sola especie; la primera fue excluida por no encontrarse una parcela con distribución, cantidad, especies, edad y ubicación de los árboles semilleros en forma adecuada; la segunda se trabajó c o n catorce especies comerciales más deseadas, el área de manejo fue m u y pequeña por n o encontrarse generalmente agrupados los árboles semilleros de una misma especie (Vidaurre, 1 9 9 1 1. El estudio incide sobre el manejo de la especie Cedrelinga catenaeformis. Castillo ( 19 9 1 ) plantea que para u n área modelo de manejo sobre estos bosques sólo el 5 % tiene condiciones para la regeneración natural de esta especie. Carrera ( 19 8 9 ) señala que este manejo consiste en ubicar los árboles padres y observar su estado fenológico, al notar posibilidades de semillación se prepara el terreno para facilitar la instalación de las nuevas plantas, después se realizan aperturas graduales del dosel de acuerdo a las necesidades propias de cada especie.
- En el Asentamiento Forestal von Humboldt (Huánuco), cerca a la estación mencionada

anteriormente, Domínguez ( 1 9 8 9 ) indica que dentro del marco del plan de manejo forestal de este asentamiento el manejo de la regeneración natural ha sido instalado como uno de los sistemas silviculturales.
- En el valle del Palcazú (Pasco) se desarrolla el plan de manejo forestal bajo el sistema

de fajas de aprovechamiento a tala rasa, que se abasa en la dinámica de los bosques neotropicales (Hartshorn, 1980; Centro Científico Tropical, 1 9 8 0 ) . Con el objetivo de estudiar la dinámica de la regeneración natural del bosque se han establecido dos fajas experimentales de regeneración natural en 1 9 8 5 (Hartshorn, 1985; Bazán, 1 9 8 9 ; Brack, 1 9 8 9 ; INADE-APODESA et al, 1990). Torres ( 19 9 3 ) , señala que los proyectos instalados en la selva baja del Perú, a pesar de los esfuerzos, inversiones realizadas y experiencias obtenidas, ninguno de ellos aportó hasta

ahora los elementos de juicio necearios par manejar de manera adecuada estos ecosistemas tan complejos; razones políticas, económicas, técnicas, administrativas y de seguridad nacional afectaron negativamente el desarrollo de las ideas. Sin embargo, Llerena ( 19 8 9 ) , afirma que existen bases científicas, ecológicas y económicas que indican que es posible manejar el bosque húmedo tropical en forma sostenida y rentable. El manejo de los bosques naturales amazónicos del Perú se encuentra en una etapa incipiente. La información técnica producida y difundida es escasa. Sin embargo, se requiere ejecutar lo más pronto posible planes de manejo forestal, con la finalidad de contrarrestar la pérdida de los bosques naturales, así como poder acatar lo dispuesto por la Organización Internacional de Maderas Tropicales (OIMT), referente a que a partir del año 2 000 todas las maderas tropicales que se comercialicen en el mercado internacional deberán provenir de bosques bajo manejo forestal sustentable.

2.2 BASES ECOLOGICAS PARA CLASIFICAR TIPOS DE BOSQUES
Cárdenas ( 1 9 8 6 ) en su revisión de literatura señala que existe muchos sistemas de clasificación de bosques, algunos con intenciones de clasificación universal, regional o local m u y específica, pero hasta el momento no hay un sistema de aplicación generalizada que permita determinar unidades taxonómicas a menor escala en bosques húmedos tropicales, o sea unidades útiles para desarrollar planes de manejo forestal. JUNAC ( 19 8 1 ) menciona que se considera como tipo de bosque a grandes conjuntos vegetales que imprimen una fisionomía particular al paisaje, como consecuencia de la acumulación de pocas o diversas especies pertenecientes a una forma biológica dominante. Asimismo señala de que en razón de que existe una relación entre tipo de paisaje y la vegetación que sobre éste se desarrolla, la determinación de las regiones fisiográficas es la primera aproximación para la delimitación de los tipos de bosque. Para Braun-Blanquet ( 19 7 9 ) , las comunidades vegetales se conciben como tipos de vegetación determinadas por su composición florística; presenta u n sistema de clasificación que se basa en la premisa de que la composición florística total de una porción de la vegetación es la que mejor expresa las relaciones entre los distintos tipos de vegetación y entre estos y el ambiente (Matteucci y Colma, 1 9 8 2 ) . El criterio florístico considera la caracterización de la comunidad vegetal y se efectivisa mediante la enumeración de las principales especies que lo componen o lo integran (Malleux, 1 9 8 8 ) . Malleux ( 1 9 7 4 a ) sostiene que definitivamente existen especies forestales que se desarrollan o prosperan mejor en sitios específicos de acuerdo a u n factor de agrupamiento que aparentemente es el edáfico; Dancé ( 19 7 5 ) concuerda con él y además agrega que también puede ser el fisiográfico, entre otros. Sarukhan y Hernández ( 19 7 0 ) señalan que se puede decir que una mayoría de las variaciones fisionómicas o florísticas notables de la vegetación responden a primer término a variaciones edáficas o topográficas y que el clima sólo marca diferencias m u y generales en las masas vegetales; Malleux ( 1974b) coincide con ellos y menciona que estos patrones en última instancia determinan una asociación florística; él mismo señala que todas las especies forestales requieren de u n hábitat particular, que en algunos casos es de carácter m u y específico; también indica ( 19821, que a medida que las condiciones edáficas son más benevolentes (mejor drenaje, más nutrimentos) la flora es proporcionalmente más compleja y heterogénea y conforme se presentan mayores limitaciones o características específicas de rodales, paralelamente se presenta una selección natural de las especies y cuanto más limitaciones existan en el terreno, menor será el coeficiente de mezcla de las especies, es decir que el bosque se hace más homogéneo. De otro lado, señala que la correlación estrato-especie se presenta más acentuada a medida que se detalla más la estratificación, pudiéndose establecer relaciones más o menos fijas entre los dos elementos, de tal manera que, conforme se hace la descripción de cada tipo o subtipo de bosque, se puede

hacer también referencia a una o más especies que son típicas o "indicadoras"; la aparición de las palmas es una buena indicación sobre Iás condiciones generales e incluso específicas del terreno. Asimismo Regos ( 1989) señala que la comunidad y su productividad puede ser influenciada por las características físicas y químicas del suelo; creándose de esta manera comunidades edáficas, determinadas por el suelo. Por su parte Vincent (1970) indica que la capacidad de suministrar agua, aireación y profundidad del suelo parecen ser los factores ecológicos determinantes en la variación de la vegetación, dentro de áreas de clima relativamente homogéneo. Schulz ( 1967) comprobó que hay grandes diferencias florísticas dentro de la selva mesofítica del norte de Surinam, que solamente por parte obedecen a factores edáficos. Asimismo menciona que u n factor importante para la silvicultura es el hecho que la mayoría de las especies tienen un patrón de distribución de los individuos que se desvía de una distribución al azar, y tiende a una agregación en grupos, un fenómeno que es común en varias poblaciones vegetales. Ashton ( 19801, citado por Cárdenas ( 19861, demostró en los bosques de Sarawak (Borneo) que las variaciones florísticas dependen de fenómenos nutritivos, mientras que las variaciones estructurales responden a la profundidad de enraizamiento y a la capacidad de retención de humedad del suelo. Vincent ( 1970) desarrolló una metodología propia para delimitar tipos de bosque con fines del manejo silvicultural en los llanos occidentales venezolanos que se basa en los siguientes parámetros: estratificación, altura de cada estrato, cobertura de cada estrato y total, caducifolia de cada estrato y total y composición florística de cada estrato. Asimismo integró aspectos edáficos y topográficos. Aunque Vincent logró diferenciar los tipos de bosque presentes mediante los parámetros propuestos su metodología es difícilmente generalizable (Cárdenas, 1 9 8 6 ) . Salcedo ( 1986) utilizó criterios topográficos-pedológicos para diferenciar tipos del bosque húmedo premontano en Costa Rica, demostrando la importancia de estos factores para fines tipológicos. Lamprecht ( 1990) hace referencia del coeficiente de afinidad de Sorensen ( 19 4 8 ) e indica que sirve para comparar los muestreos desde el punto de vista florístico. Por su parte Bockor ( 1978) ensaya una clasificación de parcelas con fines tipológicos por medio de un "análisis de cluster" e indica que es posible lograr resultados de utilidad y aplicación en los estudios de bosques, constituyendo una base objetiva para investigaciones silviculturales. Tuomisto (19931, denota que los trabajos más importantes que han tratado de establecer clasificación y nomenclatura para la vegetación en grandes áreas de la selva peruana son los de Malleux y de Encarnación. Ambos sitemas de clasificación se basan en las características del terreno y no en las de la vegetación misma. Para diferenciar tipos de bosque la Unidad Modelo de Manejo y Producción Forestal-Dantas (Nalvarte e t al., 1993) se apoyó en la utilización del programa Mulva 4 versión 2,08 y según Marmillod et al., ( 19921, reconocen en la Unidad-Dantas varios tipos de bosque: bosque de cresta, de caño y de lomadas, como los más importantes. Estos tipos fueron diferenciados tomando en cuenta criterios florísticos, fisiográficos y edáficos. Cárdenas ( 1986) en su revisión de literatura, señala que en resumen, no existe una metodología general comprobada para delimitar asociaciones boscosas tropicales con fines de manejo, pero existe u n concenso que el relieve, el suelo y la flora son factores Útiles para una clasificación. Matteucci y Colma (1982) indican que se puede afirmar, sin riesgo de equivocación, que hay casi tantos sistemas de clasificación regional o local como regiones o sitios han sido estudiados y concluyen que el éxito de la clasificación se mide en función de su utilidad para cumplir con el objetivo establecido; asimismo mencionan que no hay ningún método formal (método que emplea técnicas estadísticas) capaz de producir u n modelo de la

vegetación sin la participación activa del ecólogo. Concluyen que el mejor procedimiento para evaluar la efectividad de una ordenación consiste en comparar los resultados obtenidos con diversos métodos y en interpretarlos en función de los gradientes ambientales y de los factores ambientales operantes. Agudelo ( 19 8 8 ) denomina tipo de bosque a la clase de manejo. A su vez define, para efectos de su estudio, la clase de desarrollo o clase de tratamiento, como u n conjunto de bosquetes contiguos o n o que perteneciendo a una misma clase de manejo, tienen una condición de madurez más o menos similar y que por consiguiente, durante el periodo de manejo recibirán el mismo tratamiento. Vílchez ( 19 9 1 ) para una superficie de 7 6 ha, ubicada en la Unidad Dantas, al n o contar con información edáfica y por la poca representatividad de las parcelas levantadas, utilizó sólo criterios fisiográficos (pendiente y altura relativa) para determinar comunidades boscosas, llegando a diferenciar tres tipos. Para u n bosque primario no perturbado, la diferenciación de grupos de especies, el paisaje y los suelos son los principales factores a tomar en cuenta para diferenciar tipos de bosque al estar todos interrelacionados. El descubrimiento de especies indicadoras ayudan el reconocimiento en el campo.

2.3 PARAMETROS DE EVALUACION
Matteucci y Colma ( 19821 señalan que las categorías florísticas empleadas c o n más frecuencia son las especies; asimismo definen las variables: frecuencia, densidad, cobertura, área basal, biomasa y vigor o comportamiento; describiendo los métodos corrientes de evaluación subjetiva y de medición. También mencionan que la transformación de datos en valores relativos tienen sentido en variables tales como cobertura, rendimiento o área basal, porque el valor total tiene u n significado ecológico claro y su participación en las distintas categorías presentes puede resultar de interés; asimismo u n índice de importancia puede ser cualquiera de las variables analizadas. Lamprecht ( 19 6 4 ) sostiene que los resultados de los análisis estructurales permiten, entre otras cosas, deducciones importantes acerca del origen, las características ecológicas y sinecológicas, el dinamismo y las tendencias del futuro desarrollo de las comunidades forestales. Además, Finol ( 1 9 7 2 ) agrega, así como también datos sobre las fuerzas del ambiente y de la vigorosidad y adaptabilidad ecológica de las especies que integran la comunidad. Schmidt ( 1 9 7 7 ) , citado por Quevedo ( 19 8 6 ) , menciona que el análisis de las estructuras proporciona la información necesaria sobre la composición florística. De otro lado, Lombardi ( 19 7 9 ) indica que el análisis estructural es una de las formas que tenemos de conocer la composición del bosque tropical y las posibilidades de producir que posee el bosque y de productos a obtenerse de él, así como de asegurar su existencia y Malleux ( 19 7 4 ) señala que el IVI (índice de valor de importancia) es u n indicador bastante sensible de la presencia de las especies en los estratos y que la diferenciación de los estratos de acuerdo al vigor de la vegetación también establece diferenciación florística. Finol ( 19 7 2 ) indica que como regeneración natural se considera todos los individuos descendientes de los árboles del techo general de la selva, comprendidos entre el suelo forestal (0.1 m de altura) hasta los 9 . 9 9 c m Dap; mientras que Rollet ( 19 7 1 1, citado por Cárdenas ( 19 8 6 ) , llama regeneración natural al conjunto de procesos mediante los cuales el bosque consigue establecerse por medios propios; considera que el conocimiento de la regeneración natural debe servir c o m o base a la solución de los problemas prácticos para la formación de rodales, pues permite comprender los mecanismos de cambio en la composición floristica, fisionómica y estructural.

Blaser ( 1 9 8 4 ) señala que el parámetro "tendencia del árbol" es una clasificación cualitativa de cada árbol, que da informaciones indicativas sobre su vitalidad actual, su desarrollo futuro y el valor potencial de su madera; se basa en la observación de las siguientes características: posición de la copa (clase de iluminación), forma de la copa y calidad del fuste. Este parámetro fue evaluado por Manta (19881, con modificaciones en lo que se refiere a calidad del fuste, en la finca Tirimbina (Costa Rica); también evaluó los árboles deseables sobresalientes afectados por lianas. Finegan y Sabogal ( 19881, en la finca Los Laureles (Costa Rica), evaluaron los árboles de especies deseables y aceptables según la iluminación solar de la copa y el grado de infestación por lianas. En el bosque húmedo tropical, la evaluación de especies diferenciadas botánicamente, con datos de abundancia, dominancia, frecuencia, estructura poblacional, índice de valor de importancia y tendencia del árbol, además de conocer la importancia de las especies que conforman el bosque, permiten la formulación de planteamientos silviculturales con base ecológica.

2.4 ASPECTOS SILVICULTURALES
En América Tropical existen m u y pocos bosques manejados. Algunos millares de hectáreas en Trinidad y Tobago y superficies a escala experimental en Costa Rica, El Salvador, Surinam y Colombia, son los únicos bosques latifoliados densos sujetos a manejo intensivo; sin embargo, en Asia Tropical es mayor, seguido por Africa Tropical (Lanly, 1 9 8 2 ) . En el país el desarrollo de la silvicultura tropical es todavía incipiente, haciendo que el manejo de los bosques húmedos tropicales se encuentren en u n periodo de gestación (Lombardi, 1 9 8 9 ) . Según Corredor ( 19 7 4 ) el sistema silvicultural constituye la columna vertebral sobre el cual se apoya el plan de ordenación de un bosque sometido a manejo. Los sistemas silviculturales, por lo general, comprenden una cadena de tratamientos, los cuales están dirigidos especialmente a garantizar el establecimiento de la repoblación natural o artificial, c o n el respectivo aprovechamiento del material maduro o sobremaduro. Son técnicas para favorecer el desarrollo de la regeneración establecida mediante la conversión de los pequeños brinzales en vigorosos y fuerte latizales y fustales, así como latizales que se convierten en árboles maduros de buena calidad. Debe considerarse el grado de madurez del bosque, el comportamiento de las especies con respecto a la luz, el número de especies de interés actual y10 potencial, la producción futura y el aumento de las especies valiosas, el estado de los suelos forestales y los aspectos económicos (Lombardi, 1 9 8 9 ) . U n sistema silvicultural para un bosque tropical está formado por una serie de operaciones individuales, cada una de las cuales contribuyen a alcanzar los objetivos del sistema. Pueden agruparse de la siguiente manera: aprovechamiento, eliminación de impedimentos, modificaciones a nivel del suelo (la quema controlada, la remoción y el drenaje del suelo), apertura del dosel, liberación, refinamiento, limpieza del nivel inferior del dosel, muestre0 diagnóstico y raleo. En donde exista poca información sobre bosques sin manejo previo, los ensayos de operaciones silviculturales individuales y en tratamientos sencillos de mejora, ofrecen u n medio que proveen rápidamente la información que puede conducir al desarrollo de sistemas silviculturales apropiados (Hutchinson, 1 9 9 3 y 1 9 8 8 ) . Por su parte Wyatt-Smith ( 1986), que describe varios sitemas de manejo de regeneración natural en bosques de Asia y Africa, indica que n o deben permitirse que las consideraciones de aprovechamiento dominen a las silviculturales en detrimento del rendimiento sostenido del bosque manejado. La regeneración natural del bosque continúa siendo el método más deseable de manejo, pues la sustentabilidad concebida para mantener la producción maderera y para proteger a la

vez la ecología del bosque tropical (Vidaurre, 1991 y como menciona Catinot ( 1956) que es impensable reemplazar por plantaciones varios millones de hectáreas de bosques, pudiéndose esperar obtener de una concesión u n rendimiento sostenido apreciable mediante trabajos generalmente dos veces más barato y manejar áreas importantes, a través de un sistema forestal natural. De otro lado, como menciona Dawkins ( 19581, una comunidad natural debería disturbarse tan poco sea posible y compatible con los objetivos de manejo, porque conversiones violentas son peligrosas y responsables de causar daños irreversibles y desfavorables del suelo. Desde el punto de vista económico la ordenación natural de los bosques tropicales de especies mixtas, cuando es ecológicamente viable, es asimismo preferible (Leslie, 1987). El tratamiento silvicultural del bosque húmedo tropical es relativamente un fenómeno nuevo (Baur, 1964; Neil, 1981). Por ejemplo, Maitre ( 19871, para los bosques naturales de C6te d'lvoire, encontró que el tratamiento por aclareo (eliminación de especies secundarias) provoca una reacción muy favorable de las especies principales; se produce u n gran crecimiento del diámetro (del 5 0 al 1 0 0 % ) especialmente en los fustes de tamaño medio. Tosi (19781, recomienda que para tener un bosque más productivo se requiere cortar árboles grandes ya maduros, para que los demás tengan la oportunidad de recibir más luz y mayor espacio e igualmente la reprodución natural llenará todos los espacios libres. Hartshorn et al. ( 1987) sostienen que han fallado numerosos esfuerzos para manejar bosques tropicales heterogéneos, debido a dificultades como: bajo volumen de maderas comerciales por unidad de área; costos muy altos de extracción; falta de comprensión de la dinámica de estos bosques, etc. En Venezuela, Finol ( 1976) plantea métodos de regeneración natural en algunos tipos de bosque de ese país y propone que en los Llanos Occidentales el método de regeneración natural dirigida podría en gran parte reemplazar el enriquecimiento. Manta ( 1 9881, en un estudio sobre dos tipos de bosque de Costa Rica, concluye que para el bosque primario aprovechado el manejo bajo el sistema policíclico es indicado; en cambio, para el bosque secundario recomienda el monocíclico. En Surinam se desarrolló el Sistema Silvicultural Celos (Hendrison y De Graaf, 1986; De Graaf, 1986), cuya filosifía es hacer lo menos posible para alcanzar una producción económicamente satisfactoria. El crecimiento-producción biológica es canalizado a una producción comercial de madera, pero sin destruir el ecosistema. Los tratamientos son refinamientos relativamente sencillos y uniformes y tienen los objetivos de promoción del incremento de volumen de estas especies y de la regeneración de especies deseadas y de otras, así como de equilibrar la ecología de la masa forestal. Haig ( 1958) señala que la evolución de la silvicultura ha estado dominado en casi todos los montes por los problemas creados por la gran complejidad relativa de los bosques tropicales, sobre todo en lo que se refiere al gran número de especies, muy entremezcladas. Sin embargo, Malleux ( 1 982) señala que si bien la diversidad florística del bosque natural es alta, a nivel de zonas o regiones ésta es menos heterogénea y, en particular la composición volumétrica es más simple, habiéndose determinado con base en los inventarios forestales, que unas 2 0 a 25 especies representan el 4 0 o 5 0 % del volumen aprovechable. A su vez F A 0 ( 1979) menciona algo similar y dice que se pueden encontrar de 4 0 0 a 6 0 0 especies en áreas no muy grandes; sin embargo para todos los propósitos prácticos (extracción, utilización, manejo y silvicultura) este gran número de especies puede reducirse a no más de una treintena. Así el inventario exploratorio demostró que de una población de 3 0 0 especies, el 7 0 % del total de árboles está constituido por sólo 2 8 especies y el inventario detallado del área piloto se halló que el 7 5 % del volumen aprovechable de calidad de aserrío se encontraba solamente en 21 especies. Por su parte Veillon e t al. (1976) señalan en su estudio, realizado en u n bosque húmedo tropical de Venezuela, que la heterogeneidad florística del bosque es muy grande, pero

para el criterio dasonómico, se reduce mucho al constatar que el 27% de los árboles lo forman sólo 3 especies y que sólo 24 especies forman más del 7 5 % de la masa forestal. Para la ejecución de planes de manejo en zonas con grandes áreas forestales cubiertas con bosques naturales nada o pocos intervenidos, el sistema silvicultural que utiliza la regeneración natural es el más recomendable por ser ecológicamente más prudente y de aplicación extensiva. En este sistema, el aprovechamiento forestal resulta ser una operación más del tratamiento silvicultural, en donde las especies deseadas están previamente definidas y en concordancia con los objetivos del manejo. Se destaca que el principal factor de crecimiento manejable por el técnico forestal es la luminosidad. Por esta razón las operaciones de campo, durante la aplicación del tratamiento silvicultural, están dirigidas a dosificar la cantidad de luz a los individuos de interés, de acuerdo a sus estrategias de crecimiento. Estas experiencias están siendo poco realizadas, pero son indispensables para el planteamiento de técnicas silviculturales dirigidas a mantener el valor del bosque, tanto económico como ecológico.

3. DESCRIPCION GENERAL DEL AREA DE ESTUDIO
3.1 UBlCAClON Y EXTENSION El estudio se realizó en la Unidad Modelo de Manejo y Producción Forestal-Dantas. Se localiza en la región Andrés A. Cáceres, departamento de Huánuco, provincia de Puerto Inca, distrito de Yuyapichis. Geográficamente se enmarca en los meridianos de 75O00' y 75O05' de longitud oeste y en los paralelos g 0 3 8 ' y 9'42' de latitud sur, a una altitud de 2 8 0 msnm. Comprende una extensión de 4 6 0 5 ha (figura 1) cubierta de bosques. El plan de manejo diseñado para la Unidad ha dado prioridad a u n área de aproximadamente 1 0 0 0 ha, la misma que ha sido dividida por líneas paralelas y atravesadas por Iíneas perpendiculares, distanciadas 1 0 0 0 m entre si, originando bloques de 1 0 0 ha cada uno. Considerando el perímetro irregular, varios de estos bloques resultan ser menores a las 1 0 0 ha. A uno de éstos se le denomina block 3 y cuenta con una superficie de 6 1 ha, sobre el cual se seleccionó u n área rectangular de 1 0 0 x 5 0 0 m ( 5 ha), en donde se realizó el presente estudio y que representa el área piloto (figura 2).

3.2 FORMACION ECOLOGICA Y CLIMA
De acuerdo al Mapa Ecológico del Perú (ONERN, 19761, basado en la clasificación de zonas de vida de Holdridge, el área de estudio se encuentra dentro de la formación vegetal de bosque húmedo tropical (bhT), cuya vegetación clímax se caracteriza por ser bosques siempre verdes, altos y densos. Aparentemente en Dantas los bosques han sido poco intervenidos, conservando su fisonomía original (Dancé, 1 9 8 5 ) .

3 . 3 FISIOGRAFIA, HIDROGRAFIA, SUELOS Y CAPACIDAD DE USO MAYOR
a 1 Fisiografiá

En la Unidad se identifican cuatro paisajes fisiográficos: colinas medias, colinas bajas, lomadas y terrazas aluviales (Nalvarte e t al., 19 9 3 ) . En el área de estudio sólo se presentan las colinas bajas, caracterizadas por presentar cimas subredondeadas y laderas largas con pendientes que van desde 1 8 a más de 5 0 % (ONERN, 1 9 8 3 ) . Son las geoformas más extendidas en la Unidad, alcanzan alturas máximas de 3 0 0 a 3 4 5 m s n m y u n desnivel con respecto a la altura media de las lomadas de 3 2 a 4 2 m; corresponden a la transición de colinas medias y lomadas (Nalvarte e t al., 1 9 9 3 ) .

- Llmite departamental -------------Limite provincial Limite dirtrital Carretera afirmada con grava
Trocha carrazable

Departamento Pasco

.... . . . .
@

Capital de provincia Capital de dmtrito Centro poblado. caserío

O

UMMPF

Fig. 1.

Ubicación de la Unidad Modelo de Manejo y Producción Forestal (UMMPF) en la provincia de Puerto lnca

Lindero sur

Fig. 2. Ubicación del área piloto en la UMMPF

b 1 Hidrografia
La red hidrográfica de la Unidad está constituida por la quebrada Dantas que tiene u n flujo de agua permanente. Uno de sus afluentes es la quebrada Yanayaquillo, la cual está presente en el área de estudio y tiene u n flujo de agua irregular.
c) Suelos y capacidad de uso mayor

ONERN ( 19 8 3 ) indica que hay dos series de suelos que pertenecen al orden Inceptisol, suborden Tropept, gran grupo Eutropept (según clasificación de Soil Taxonomy-1975) y grupo Cambisol eútrico (según clasificación FAO-1974). La primera corresponde a la serie Huiros (sub grupo Eutropept típico); agrupa suelos desarrollados a partir de depósitos sedimentarios, formados por arcillitas rojas del Terciario, de naturaleza calcárea. Presenta perfiles de incipiente desarrollo de tipo ABC. Son moderadamente profundos, arcillosos, de color pardo a pardo rojizo y de drenaje moderado. Químicamente son suelos de reacción ligeramente ácida a neutra, observándose la existencia de carbonatos de calcio a profundidades que varían entre 5 0 - 8 0 cm; la capacidad total de cambio presenta valores superiores a 3 0 m e / 1 0 0 gr de suelo y la saturación de bases valores por encima de 8 0 % . La segunda corresponde a la serie Anacayali; pertenece al subgrupo Eutropept vértico y dentro del sistema F A 0 al sub grupo Cambisol éutrico, está conformada por suelos derivados de depósitos sedimentarios, constituidos mayormente por arcillitas rojas del Terciario, generalmente de naturaleza calcárea. Presentan perfiles poco evolucionados de tipo ABC. Son moderadamente profundos, arcillosos, de color pardo rojizo a rojo amarillento y de drenaje moderado. Los perfiles edáficos, dentro de una profundidad promedio de 7 9 c m muestran una reacción fuertemente ácida, la que disminuye a profundidades mayores, debido a la presencia de materiales calcáreos. La capacidad total de cambio presenta valores entre 3 0 - 4 0 me1100 gr de suelo, siendo el calcio el elemento predominante en el sistema de cambio. La saturación de bases supera el 6 0 % . Según la capacidad de uso mayor de la tierra efectuada por ONERN ( 1 9 8 3 ) el área de estudio es de aptitud forestal, principalmente de calidad agrológica alta, cuyo factor limitante es la erosión debido a la pendiente.

3.4 VEGETACION
La zona de estudio está cubierta por una vegetación boscosa m u y poca intervenida, habiéndose detectado sólo algunas extracciones de especies valiosas (Swietenia macrophylla y Cedrela odorata), conservando actualmente su fisonomía original. Según ONERN (19831, la vegetación del área se enmarca dentro del bosque de lomadas y colinas bajas ligeramente disectadas de calidad media, siendo este tipo de bosque el más representativo de su área estudiada ( 9 5 3 2 8 ha). Sucesionalmente constituye u n bosque primario (bosque en s u estado natural), con u n contenido volumétrico de madera promedio de 9 9 m3/ha y 76,7 árblha (dap r 2 5 cm), siendo Matisia cordata la especie más representativa con 6,28 m3/ha y 5,9 árblha, teniendo u n IVI de 16,5% ( d a p 2 1 0 cm). La UNALM en 1984, reportado por Malleux ( 19861, realizó un inventario forestal en la Unidad sobre u n área de aproximadamente 8 0 0 ha, encontrando en el block 3 u n volumen promedio de 1 4 8 m3/ha y 1 5 2 árb/ha ( d a p 2 2 0 cm), siendo Matisia cordata la especie predominante con 3 7 m3/ha ( 2 5 % ) y 3 0 árblha ( 19%). Barrera ( 1 9 9 2 ) efectuó u n inventario forestal en el año 1 9 8 6 sobre las mismas 8 0 0 ha, evaluó árboles a partir de 2 0 c m dap, donde encontró u n total de 1 8 7 m3/ha y 1 9 2 árblha, corroborando que la especie más importante es Matisia cordata con 3 7 m3/ha ( 2 0 % ) y 2 6 árb/ha ( 13 % ) .

Sobre el área de 1 0 ha, con prioridad para manejo por la Unidad (Nalvarte et al., 00 1993), que incluye las 800 ha mencionadas anteriormente, se encontró para árboles a partir de 20 c m dap una abundancia de 195 árblha y una existencia volumétrica de 191 m3/ha. Las especies diferenciadas fueron 390,siendo las más abundantes: Matisia cordata con 28 árblha (14%)y 42 m 3 / h a (22%),Nealchornea yapurensis con 8 árblha (4%) 2 m3/ha (1%), y Pseudolrnedia laevis con 3,6árblha (1,9%) 4,9 y m3/ha (2,6%), Otobaparvifolia con 3,3 árblha (1,7%) 2,6m3/ha (1,4%), y Quararibea asterolepis con 3,3árblha ( 1 , 7 % ) y 1 ,Om3/ha (0,5%), Matisia bicolor c o n 2,5árblha (1,3%) 4,3m3/ha (2,2%), y Clarisia biflora con 2.2 árblha (1,1%) y 2,lm3/ha (1,1%), Apeiba mernbranacea con 2,1árblha íl,l%) y 2,2 m3/ha (1,2%), Myroxylon balsarnun con 1,9árblha (1 ,O%)y 2,9m3/ha (1,5%), Ruizodendrurn ovale con 1,8 árblha (0,9%)y 2,O m3/ha (1,0%) Jacaratia digitata con 1,8 árblha (0,9%) y 1,8m3/ha y (1 ,OOh). Este grupo de 11 especies representa el 30% de la abundancia, equivalente al 36% de la volumetría. Sin embargo sólo 5 especies constituyen el 32% del volumen total (Matisia cordata, Hura crepitans, Pseudolrnedia laevis, Copaifera reticulata y Matisia bicolor).

4. LEVANTAMIENTO DE CAMPO Y PROCESAMIENTO DE LA INFORMACION

La metodología empleada toma como base los lineamientos de tratamientos silvicultarales desarrollados por los profesores y personal profesional de la Unidad Modelo de Manejo y Producción Forestal y que están propuestos en el plan de manejo de dicha Unidad (Nalvarte et al., 1 9 9 3 ) . El estudio consta de dos etapas. La primera corresponde a la diferenciación y caracterización de los tipos de bosque en el área de estudio. La segunda se refiere a modelar el tratamiento silvicultural a proponer, en el que se conjuga los lineamientos enunciados por la Unidad y las características propias del bosque analizado. A continuación se exponen las actividades seguidas.

4 . 1 ACOPIO INICIAL DE INFORMACION
DEL 4 . 1 . 1 SELECCION AREA
DE

ESTUDIO

El área en mención tiene una superficie de 5 ha, siendo los criterios para la selección los siguientes: -Que sea representativa de los bosques de la Unidad. Se realizó con base en reconocimientos de campo y ONERN ( 19 8 3 ) . -De Fácil accesibilidad (aproximadamente a 2 k m del campamento). -De tamaño adecuado, que permita proporcionar información suficiente para realizar los respectivos análisis.

4 . 1 . 2 LEVANTAMIENTO DE

LAS PARCELAS

El área de estudio fue dividida en 5 cuadrados de una hectárea cada uno. En cada cuadrado se levantaron parcelas de 2 0 x 2 0 m ( 4 0 0 m 2 ) , este tamaño permite tener u n buen control, t a n t o de los individuos que se evalúan como del relieve del terreno. A su vez estas parcelas fueron divididas en subparcelas de 1 0 x 1 0 m ( 100 m 2 ) , para la aplicación práctica del muestre0 diagnóstico, tal como indica Hutchinson ( 19 9 3 y 1 9 9 1 1. Se llegó a obtener u n total de 1 2 5 parcelas y 5 0 0 subparcelas (figura 3).

Código de la parcela remarcada: 3 2 3

-

10

C6digo de la subparcela remarcada: 3 2 3 PC

Fig. 3. Sistema de Codificación de parcelas de 2 0 x 20 m para levantamiento de la vegetación

La codificación de cada parcela fue hecha con 3 dígitos, correspondiendo el primero al número del cuadrado (del 1 al 5 ) , el segundo de acuerdo a su ubicación respecto a la dirección oeste-este (del 1 al 5) y el tercero, respecto a la orientación sur-norte (del 1 al 5 ) . En la codificación de cada subparcela se le antepuso el número de la parcela seguido por un par de letras, las mismas que corresponden a las iniciales de dos lugares: Palcazú, Marginal, Zúngaro y Codo del Pozuzo; según la ubicación de la subparcela en relación a estos sitios. En la figura 3 se muestra esquemáticamente la codificación de parcelas y subparcelas. Para efectos de correspondencia al tamaño de parcela empleado en el inventario del plan de manejo de la Unidad-Dantas se procesaron parcelas con medidas de 5 0 x 5 0 m . Por este motivo la descripción de la vegetación se hizo con base en este dimensionamiento, resultando un total de 2 0 parcelas. El sistema de codificación de éstas fue similar al anterior, se le antepuso la letra W para diferenciarlas de las de 2 0 x 2 0 m . En la figura 4 se presenta el código de cada parcela.

4.1.3 ~NVENTARIO DE LA VEGETACION Toda la vegetación a partir de 1 0 c m dap fue inventariada. Los árboles de cada parcela de 2 0 x 2 0 m fueron numerados correlativamente a partir del 1. La información se registró utilizando el formato que se muestra en el anexo 1 El nombre vernacular del árbol fue dado por el matero El dap (diámetro a la altura del pecho) fue medido según Cailliez ( 19 8 0 ) . La altura total fue medida desde el nivel del suelo al extremo superior de la copa; la altura a la base de copa, desde el nivel del suelo hasta donde ésta se inicia y la altura del fuste, desde el nivel del suelo hasta la primera rama. Se basó en FAO, 1 9 7 4 . Hasta los 1 5 m de altura se midió con la vara telescópica, medidas superiores fueron hechas c o n el hypsómetro. Los parámetros de clase de iluminación o posición de la copa y forma de copa se evaluaron de acuerdo a la propuesta de Blaser ( 19841, que están basadas en Dawkins (Synnott, 1 9 7 9 ) ; la calidad de fuste se determinó según la calidad de la mejor troza, de acuerdo a la clasificación de Hutchinson, presentada por Manta, 1 9 8 8 (ver anexos 2, 3 y 4 ) . El grado de infestación por lianas se realizó de acuerdo a De Lowe, citado por Hutchinson ( 19 8 7 ) . quien indica los siguientes grados: 1 2 3 4 Arbol está libre de lianas. Arbol tiene lianas en el fuste, pero no en la copa. Arbol tiene lianas en la copa, pero el crecimiento del árbol no está reducido. La copa está cubierta por lianas, causando la pérdida del crecimiento del árbol.

4.1.4 COLECCION MUESTRAS DENDROLOGICAS DE Para lograr una buena fiabilidad botánica fue necesario hacer colecciones dendrológicas de todos los individuos marcados, a excepción de Matisia cordata, M. bicolor, Quararibea dss p l , 0. asterolepis y Cavanillesia hylogeiton, ya que este grupo de Bombacaceae ha sido diferenciado por Kroll ( 19 8 9 ) , bastando sólo el trabajo de campo para realizar una buena determinación (Kroll y Marmillod, 1 9 9 2 ) . Tampoco se colectaron palmeras, sus respectivas diferenciaciones también se hicieron sólo en el campo. El material dendrológico colectado fue tratado con formol, posteriormente fue prensado, secado y embalado, para s u respectivo envío al herbario de la Universidad Nacional Agraria La Molina (MOL).

4 . 1 . 5 APERTURA DE CALICATAS

Y

TOMA DE MUESTRAS DE SUELO

La ubicación y cantidad de calicatas se realizó de acuerdo al reconocimiento del área de estudio, apreciaciones de calicatas hechas en zonas cercanas a dicha área y con la referencia de ONERN ( 19 8 3 ) respecto al estudio de suelos. Se consideró suficiente abrir cuatro calicatas. Estas se ubicaron en las subparcelas 21 3 CZ, 3 4 3 PM, 4 2 1 CP y 5 3 1 CP. En cada calicata se hizo la descripción morfológica de cada uno de sus horizontes. En cuanto a las características de textura, estructura, pH, permeabilidad y otros se realizaron según recomendaciones de ONERN ( 19 6 7 ) . En el anexo 5 se muestra el formato utilizado. El color fue definido empleando la tabla Munsell ( 19 9 0 ) ; luego se extrajo una muestra de suelo (aproximadamente 1 kg) de cada horizonte, las cuales fueron posteriormente procesadas en el laboratorio de análisis de suelos de la Facultad de Agronomía de la UNALM.

4.1.6 LEVANTAMIENTO TOPOGRAFICO Para conocer la configuración topográfica del área se levantó el perfil del perímetro y de las Iíneas divisorias con dirección norte-sur de las parcelas de 2 0 x 2 0 m . Además se levantó la quebrada Yanayaquillo. La metodología seguida consistió en medir el azimut con la brújula, la distancia con la cinta métrica y la pendiente con el clinómetro, las mediciones se hicieron tanto de ida como de vuelta, tal como se muestra en el formato del anexo 6.

4.2 P R O C E S A M I E N T O D E L A I N F O R M A C I O N

4.2.1 ARCHIVO SISTEMATIZADO DE LOS DATOS DE CAMPO
Los datos de campo que se obtuvieron durante el levantamiento de la vegetación fue archivada en una base de datos electrónico, posteriormente se ingresó la información botánica, grupo ecológico, diámetro mínimo de corte y grupo de interés de la Unidad.

4.2.2 DIFERENCIACION E IDENTIFICACION BOTANlCA DE LAS ESPECIES
Las muestras botánicas fueron acondicionadas en el herbario M O L para su respectiva diferenciación y determinación. Labor que fue realizada por el personal técnico del herbario del Proyecto Dantas. Las muestras con características morfológicas semejantes, que indican ser una especie, fueron agrupadas recibiendo la denominación de morfoespecies. Las determinaciones se efectuaron por comparaciones con muestras identificadas en M O L y en el Herbario del Jardín otras determinaciones fueron realizadas por especialistas botánicos Botánico de Ginebra (G), a quienes se les enviaron muestras con material fértil.

4.2.3 TOPOGRAFIA SUELOS Y
La metodología seguida para llegar a confeccionar el mapa topográfico fue la de usar la información recopilada de campo (azimut, distancia y pendiente), tanto en la medición de ida como de vuelta, para obtener los respectivos promedios. Para el cálculo de distancias y alturas acumulativas se elaboró u n programa para su procesamiento en la calculadora Casio Fx-3600. El punto de referencia de campo empleado fue la intersección de las líneas (trochas) principales 1 y 6 existentes e n el bosque de la Unidad.

Para cada transecto levantado se elaboró u n perfil que sirvió para ubicar los puntos que tienen la cota par. Posteriormente estos puntos fueron representados en el mapa base. En forma similar se procesó la información procedente de la quebrada Yanayaquillo. Los puntos con la misma cota se unieron, llegándose a obtener el mapa topográfico del área de estudio con curvas a nivel cada 2 m . Para la diferenciación de las unidades edáficas del área se utilizaron los resultados de los análisis de suelos, los descriptivos de las calicatas y la topografía del área. Los métodos seguidos para el análisis de suelos fueron los utilizados por el Laboratorio de Suelos de la UNALM.

4.2.4 PARAMETROS BOSQUE DEL

Los parámetros dasométricos que caracterizan bien a una comunidad boscosa son: composición floristica, abundancia, dominancia, frecuencia, índice de valor de importancia, área basal y volumen. Para clasificar tipos de bosque se t o m ó como base:

- que en u n bosque n o perturbado a cada tipo de suelo le corresponde una vegetación específica (Lieberman et al, 1985, citado por Vilchez, 1 9 9 1 1; y, - los tipos de bosque diferenciados en Dantas (Nalvarte et al., 19931, con base en criterios florísticos, fisiográficos y edáficos.
Se diferenciaron los tipos de bosque existentes en el área piloto. Con el mapa topográfico y con el conocimiento de los suelos y de la distribución de especies, e n el gabinete se realizó la delimitación preliminar de los mencionados tipos, posteriormente se realizó la comprobación de campo. Los resultados se expresan por hectárea, tanto en valores absolutos como relativos (en porcentaje) y se refirieron también a categorías diamétricas. Los cálculos efectuados se determinaron de la siguiente manera: Curva área-especies: Se calculó la familia de curvas área-especies para conjuntos de individuos c o n límite diamétrico inferior de análisis creciente. Cada curva es el promedio de 1 0 repeticiones, según metodología de Marmillod ( 19 8 2 ) . Se realizó a partir de 10, 20, 30, 40, 50, y 6 0 c m . El mismo método fue empleado por Cárdenas ( 19861, quien explica que la curva que describe el incremento del número de especies de u n conjunto de individuos por superficie creciente fue resultado de promediar diez series de observaciones establecidas sobre dicho conjunto y se construye de la siguiente manera: Se elige al azar una parcela inicial de observación de área conocida y se determina el número de especies presentes. Luego se adiciona una nueva parcela de igual área, elegida al azar y se determina el número de especies existentes. Este último paso se repite hasta completar el área total levantada. La curva característica es el promedio de las series. Simultáneamente a la determinación del número de especies para el cálculo de estas curvas, se procede a la cuantificación del número de individuos presentes en el área para calcular el coeficiente de mezcla, que es la relación de número de especies entre número de individuos.

Abundancia (N): N = número de árboles/superficie Dominancia

(G), expresada en área basal:

- de u n árbol individual:

Siendo: D = dap
- por unidad de superficie:

Frecuencia (F)

Donde: F%a = frecuencia relativa de la especie "a" Cantidad de parcelas donde ocurre la especie "a" Fa = Cantidad total de parcelas levantadas F
= IFi

(1de las frecuencias absolutas de todas las especies)

lndice de valor de importancia (IVI) IVI = N%a Siendo: N%a = G%a = F%a = abundancia relativa de cada especie "a" dominancia relativa de cada especie "a" frecuencia relativa de cada especie "a"

+

G%a

+

F%a

El cálculo de estos parámetros se realizó utilizando un programa de consulta de base de datos relacional, el cual fue corrido en una microcomputadora I B M PSl2-65SX. Volumen ( V I La ecuación que mejor estima el volumen de los árboles de la Unidad es la que presentan Barrena e t al. ( 1 9 8 6 ) : Log V = -0,4082771 2 + 1,666658731ogdap

+ 0 , 9 5 9 4 2 1 731ogH

donde:
V
= volumen del árbol (m")

dap = diámetro a la altura del pecho (cm)

H

=

altura del fuste ( m )

Se evaluó la condición silvicultural de las especies de interés actual para la Unidad con una abundancia total a partir de 14 individuos en el área de estudio. Se analizó la población en términos absolutos para las 5 ha. Además se evaluó la estructura diamétrica por hectárea de cada una de estas especies. La estructura poblacional se presenta por clase diamétrica, la clase 1 corresponde a los individuos con dap entre 10 y 19,5 cm, la clase 2 a los de 2 0 a 29,5 c m y así sucesivamente.

4.3 ASPECTOS SILVICULTURALES 4.3.1 LINEAMIENTOSGENERALES

Para diseñar el tratamiento silvicultural la Unidad Modelo de Manejo y Producción Forestal-Dantas t o m ó en cuenta los siguientes aspectos: Asignación de las especies arbóreas de acuerdo al interés para manejarlas c o n fines de producción de madera. Para ello se formaron los grupos de deseadas (DI, aceptables ( A ) , indiferentes con uso actual (IconU), potenciales (P) e indiferentes totales (IT). A s u vez estos grupos, desde el punto de vista de su utilización actual, quedan resumidos en dos: las especies con interés actual ( D + A + IconU) y las especies sin interés actual ( P + IT). En el anexo 7 se presenta la relación de especies según estos grupos. Diámetro mínimo de corte (DMC). Para cada especie de los grupos D, A, lconU y P fue definido este diámetro, el cual está en función del diámetro de madurez sexual (dmax), del diámetro cuadrático medio (dg), del diámetro máximo absoluto registrado en Dantas (dmax) y del diámetro de sobremadurez, este último estimado con base en el diámetro superior (dsup). Para el grupo de las IT se consideró u n DMC de 5 0 cm. Intensidad del tratamiento inicial. Se calculó la posibilidad; o sea, la cantidad de masa arbórea a remover a partir del DMC expresado en términos de área basal. Además se consideró que por efectos de liberación y para no favorecer el desarrollo de las especies sin interés actual debía eliminarse además u n 10% adicional de la dominancia de las especies potenciales, cuyos árboles tengan u n dap entre 1 0 y 6 0 cm; y 80% de la clase diamétrica de 40-50 cm, 60% de 30-40 cm, 40% de 20-30 c m y 20% d e 10-20 cm, del grupo de las especies indiferentes totales. Con estos lineamientos aplicados dentro de las 1000 ha con prioridad para manejo en Dantas se llegó, para los tipos de bosque de caño y cresta, a los siguientes resultados: -Bosque de caño Area basal
:

27,23 m2/ha, distribuido en l2,7O m2/ha de D + A + lconU y 14,53 m2/ha de P + IT.

Posibilidad

:

l 2 , 3 l m2/ha ( 4 5 % ) con 5,89 m2/ha ( 4 6 % ) de D + A + lconU y 6,42 m2/ha ( 4 4 % ) de P + IT. l 4 , 9 2 m2/ha con 6,81 m2/ha ( 4 6 % ) de D + A ( 5 4 % ) de P + IT.

Remanente

:

+ lconU y

8,11 m2/ha

-Bosque de cresta Area basal
:

30,28 m2/ha, distribuido en 1 1,16 m2/ha de D + A m2/ha de P + IT.

+ lconU

y 19,12

Posibilidad

:

15,17 m2/ha(5O%), distribuidos en 5,67 m2/ha ( 5 1 % ) de D + A
y 9,50 m2/ha ( 5 0 % ) de P + IT.

+ lconU

Remanente

:

l 5 , l l m2/ha con 5,49 m2/ha ( 3 6 % ) de D + A + lconU y 9,62 m2/ha (64%) de P + IT.

Para realizar el presente estudio se respetó la asignación de las especies según el interés de la Unidad y el diámetro mínimo de corte. La decisión de escoger el árbol Iíder para cada subparcela de 1 0 x 1 0 m así como los árboles a eliminar por efectos de liberación se t o m ó en el campo, de acuerdo a lo que se explica en el ítem 4.3.3.

4.3.2 SELECCION PARCELAS DE
De las 2 0 parcelas de 5 0 x 5 0 m demarcadas en el campo, 1 3 corresponden al bosque de caño, 4 al bosque de cresta y 3 n o fueron asignadas a ningún tipo, por ser parcelas transicionales. De éstas se escogieron 4 parcelas del tipo de bosque de caño y 4 del tipo de bosque de cresta, las mismas que tienen la siguiente codificación: -Bosque de caño
: W 1 1 2 , W122, W 4 2 1 y W 5 2 2

-Bosque de cresta : W 2 2 1 , W 2 2 2 , W 3 2 2 y W 5 2 1 .

4.3.3 ASIGNACION LOS TRATAMIENTOS DE
El formulario de campo, preparado para tal fin, contiene la siguiente información: código de la parcela de 5 0 x 5 0 m, código de la subparcela de 1 0 x 1 0 m, número del árbol, especie, dap, alturas (total, a la base de copa y del fuste), diámetro de copa, tendencia del árbol (posición de copa, forma de copa y calidad del árbol), infestación por lianas, área basal, grupo ecológico, grupo de interés y diámetro mínimo de corte. La evaluación se hace a nivel de cada subparcela. En cada una se selecciona, dentro de las especies de interés actual para la Unidad, el árbol Iíder, o sea el individuo que será favorecido directamente con el tratamiento. Este árbol debe reunir las siguientes condiciones: contar c o n u n dap inferior al diámetro mínimo de corte para la especie y estar bien constituido (buena forma de fuste y de copa). Las especies deseadas tienen prioridad sobre las aceptables y éstas sobre las indiferentes con uso actual y de otro lado, los gruesos sobre los delgados. Cuando la subparcela n o contiene fustales (árboles con más de 1 0 c m dap) adecuados, entonces se recurre a buscar como árbol Iíder u n latizal con dap a partir de 5 c m que presente las mismas condiciones.

Para cada subparcela se marcan y registran el árbol líder, los cosechables (individuos de las especies de interés actual que sobrepasan el DMC) y los eliminables (individuos de las especies sin interés actual que sobrepasan el D M C y los que se remueven por efecto de liberación). El índice de conversión (IC) expresa el cambio de la composición, en área basal, del bosque en lo que se refiere a la relación del grupo de especies de interés actual ( D + A + IconU) versus el grupo de especies sin interés actual (P + IT), después de haber aplicado la intervención silvicultural. Se calcula empleando la siguiente fórmula:

Siendo:

R, :

Relación del bosque antes de la intervención

R, :

Relación del bosque después de la intervención

Donde : g,, ,,.,,,,,,,,,
~ I

:área basal del grupo de las especies de interés actual

.

PT ~ I

: área basal del grupo de las especies sin interés actual

5. ANALISIS DE LA INFORMACION Y PROPUESTA SILVICULTURAL PARA EL AREA PILOTO

El área muestra un paisaje de colinas bajas con altitudes que oscilan entre 2 8 4 y 3 1 6 msnm (figura 5 ) . La zona de cumbre, que ocupa el 30% de la superficie, presenta pendientes de hasta 2 0 % , las laderas son cortas y de pedientes fuertes que llegan a 1 0 0 % , cubren el 25% del área. En la parte baja de la colina, por donde discurre la quebrada Yanayaquillo, la pendiente alcanza hasta 30%. es la zona más extensa ( 4 5 % ) .

5.2 SUELOS
Los suelos son inceptisoles del grupo eutropept fluvéntico a diferencia de lo que señala ONERN ( 1 9 8 3 ) . Son profundos y desarrollados sobre materiales residuales c o n desarrollo genético del tipo ABC. En el cuadro 1 se presentan algunas propiedades físicas y químicas de los suelos y en el anexo 8 se describen los perfiles respectivos. Los suelos diferenciados son: a1
Suelos de la parte alta de la colina Se ubican en la cima de la colina y en sus respectivas laderas. Relieve ondulado a inclinado, moderadamente drenado, permeabilidad moderadamente lenta; textura franca a franco arcillo limosa en el primer horizonte, arcillosa y ocasionalmente franco arcillo limosa en los demás. Color pardo a pardo oscuro en superficie a pardo rojizo en profundidad. Reacción ligera a fuertemente ácida en superficie a m u y fuertemente ácida en profundidad, reacción neutra en horizontes inferiores en presencia de carbonato de calcio. Alta materia orgánica en superficie y baja en los horizontes inferiores; fósforo con nivel hasta medio en superficie y bajo en el resto de horizontes; potasio normalmente medio, ocasionalmente alto. Alta saturación de bases y bajo contenido de aluminio cambiable. Suelos de la parte baja de la colina Se ubican en las inmediaciones de la quebrada Yanayaquillo. Relieve inclinado a ondulado, moderadamente drenado, permeabilidad moderadamente lenta. Textura franca hacia la superficie, franca arcillosa por debajo y predominantemente arcillosa en profundidad. Color pardo a pardo oscuro, ocasionalmente pardo amarillo oscuro a pardo rojizo en el perfil. Reacción fuertemente ácida en superficie a muy fuertemente ácida en profundidad. De media a baja materia orgánica en superficie y baja en el resto de los horizontes; normalmente bajo en fósforo y alto en potasio disponibles. Alta saturación de bases y bajo contenido de aluminio cambiable.

b)

Cuadro 1.

Algunas propiedades físicas y químicas de suelos
Granulometrk? Color en húmedo' Arena Limo Arcilla CO,Cae C orgánicos Elementos disponible&' P K,O kg/ha CIC8 Cat ' Cationes cambiable!? Mg++ Kf Nat AI+H

Ubic. Pmfmdidad cm

%

%

%

ppm

mel100g

me/100g

Cumbre de colina (calicata 213 CZ)

O - 20 20 - 33
33 - 52 52-94 94-+

7.5 Y 412 R 7.5 Y 4/4 R 7.5 Y 4/4 R 4/6 5YR414 5YR4/4314

16 12 10 12 18

Ladera de colina (calicata 343 PMI

O

- 9

10YR 312 7.5YR4/2 7.5 Y 414 R 5YR414 5 YR4/4 ímt.lOYR611)

40
18 16 22 14

9 - 18 18 - 51 51-83 83-100

Fondo de colma (calicata 421 CP)
O- 5

10YR 313 10 Y 414 R 5 Y 414 R 7.5 Y 414 R 5YR414

44

5 - 23 23 - 50 50 78 78-98

-

34 34 34 34

Fondo de colina (calicata 531 CPI

O- 6 6 - 19 19-36 36 - 85

10YR313 10YR413 7.5YR414 7.5 Y 5-414 R

36

34
34 32

tabla de Munsell Textura por el método del hidrómetro Método del potenciómetro, relación suelo agua 1:l Método del gaso volumétrico Método de Walkley y Black (%M0 = %,C x 1,724) Método de Olsen modificado. Extractor NaHCO 0,5 M, pH 8,5 Método de Peech, extrador acetato de sodio pH 4,8

Método de Acetato de Amonio 1 N. pH 7,O Determinaciones en extracto amónico. Ca: método del E.D.T.A. Mg: método del amarillo de tiazd K : fotómetro de llama Na: fotómetro de llama Acidez cambiable: método del KCI 1N.

+

5.3 VEGETACION
En las cinco hectáreas levantadas se diferenciaron u n total de 3 8 4 especies, encontrándose u n promedio de 1 9 8 especieslha. En la figura 6 se presenta la familia de curvas área-especies y en el cuadro 2 se señala la cantidad de especies, número de árboles y cociente de mezcla, tanto para el total ( 5 ha) como el promedio por hectárea de los individuos a partir de 10, 20, 3 0 , 40, 5 0 y 6 0 c m dap. Los resultados señalan que el número de especies disminuye rápidamente a medida que se incrementa el diámetro de levantamiento, siendo realmente pocas las especies que en promedio llegan a alcanzar grandes diámetros, a pesar de la gran complejidad florística del bosque manifiesta en los estratos inferiores que se ve simplificada en los estratos dominantes, llegando ser 2 7 especieslha que logran superar 4 0 c m y sólo 1 0 superan 6 0 cm. Con el número de árboles la tendencias es algo similar, y a que 5 4 árblha sobrepasan 4 0 c m y sólo 1 4 están arriba de 6 0 cm. El cociente de mezcla también disminuye conforme se incrementa la categoría diamétrica. Estos resultados indican que dentro de u n plan de producción de madera en el que se prefiere los individuos grandes, la complejidad florística de éstos realmente no debe constituir una limitación para manejo; en cambio desde el punto de vista silvicultural, debe tenerse presente la gran complejidad florística de los individuos pequeños, puesto que relativamente n o hay muchos individuos de las especies de interés para manejo Según el índice de valor de importancia (IVI) resulta que 1 0 especies son las más importantes, constituyendo el primer cuarto de la masa forestal. Sobresale Matisia cordata (29,9) y le siguen Palmae ds-sp2 (8,3), Hura crepitans (6,4), Drypetes amazonica (6,1), Nealchornea yapurensis (5,6), Astrocaryum d s - s p l (5,3), Pseuldomedia laevis (4,6), Lunania parvifolia (4,1), Otoba parvifolia (3,5) y Quararibea asterolepis (3,2). Otras 3 8 especies constituyen el segundo cuarto de la masa. En cuanto a la abundancia 6 especies conforman el primer cuarto de la población: Matisia cordata (9,3%), Palmae ds-sp2 (5,0%), Drypetes amazonica (3,8%), Astrocaryum ds-spl (3,2%), Nealchornea yapurensis (2,4%) y Lunania parvifolia (2,2%). Otras 2 9 especies conforman el segundo cuarto de la población. Sólo 3 especies constituyen el primer 2 5 % de la dominancia: Matisia cordata ( 1 9,5%), Hura crepitans (5,1 % ) , y Palmae ds-sp2 ( 2 , 3 % ) . Otras 1 9 especies conforman el segundo 25%. En lo que se refiere al volumen hay que destacar que sólo una especie, Matisia cordata, aporta con el 24,8%, le siguen Hura crepitans (4,1 %) y con otras 1 4 especies más se tiene el 5 0 % del volumen total de madera. En el cuadro 3 se observa que el número total de individuos es 588/ha, de los cuales 119,8/ha son de interés actual para la Unidad ( 2 0 % ) , 145,6/ha son potenciales ( 2 5 % ) y 3 2 2 l h a son indiferentes totales ( 5 5 % ) . Esto significa que lo máximo que podría ser manejado por la Unidad sería de 4 5 % del stock actual. De los dos grupos de especies se observa que el gran número de individuos se concentra en las clases diamétricas inferiores. El mínimo número requerido de las especies de interés para aplicar el tratamiento es 1 0 0 individuoslha (se escoge u n árbol líder por cada subparcela de 1 0 x 1 0 m ) . Se cuenta con u n stock promedio de 104,8 árblha (individuos con dap inferior al DMC). En la figura 7 se representa la distribución del número de árboles por clases diamétricas por hectárea del total de individuos y del grupo de las especies de interés actual (IA). El área basal es 28,O m21ha, las de interés actual aportan el 42%, las de potenciales el 2 3 % y el resto está cubierta por las indiferentes totales ( 3 5 % ) . En la figura 8 se representa la distribución diamétrica por hectárea del área basal de las de interés actual y del total.

Número de especies 500 Conjunto de individuos con dap r

400

300

200

1 O0

0.5

1

2

3

4

5

Area (ha)

Fig. 6. Curvas área-especies para conjuntos de individuos con límite diamétrico inferior de análisis creciente (cada curva es el promedio de 10 repeticiones)

Cuadro 2.

Cantidad de especies, número de árboles (n) y cociente de mezcla (CM) en promedio para una hectárea y total para las 5 ha para individuos a partir de 10, 20, 30, 40, 50 y 6 0 c m Dap.

Area

1 ha

5 ha

1 ha

5 ha

1 ha

5 ha

1 ha

5 ha

1 ha

5 ha

1 ha

5 ha

Especies

198

384

93

237

47

135

27

90

16

54

1O

39

n

588

2940

194

990

94

474

54

279

26

132

14

70

Cuadro 3. Distribución diamétrica en número de árboles (n:árb/ha), área basal (g:m2/ha) y volumen (v:m3/ha) por grupos de especies de interés
Grupo de Parámetros Clase diamétrica ( c m )

Con interés

9
actual

0,7 5,6

1,2 10,6

1,6 17.5

2 3 30,l

1,9 20,7

1,5 14,5

0,9 8,l

0,7 6,O

O, 1 1.3

0.2 1,7

0,5 3,9

11,8 120,O

(D + A

+ IconU)

v

Potenciales

9

1,5 12,6

1,5 12,3

1,1 10,3

0,8 7,4

0,5 5,8

0,4 3,5

0.2 1,4

0,2 2,4

0,O 0,O

0,2 1,2

0,O 0,o

6,4 56,9

(P)

v

Indiferentes totales (IT)

9
v

3,7 25,2

2,O 15,9

0,9 7,3

1,3 10,8

0,4 4,O

0,4 3.5

0,2 2,6

O. 1

0,O 0,o

O, 5 5.8

0,2 2,o

9,8 77,6

o. 5

Total

T. Total de individuos

IA. Grupo de especies de interés actual

N,: N : ,

588 árblha 120 árblha

Clase diamétrica ídm)

Fig. 7. Distribución del número de árboles por clase diamétrica del total de individuos y del grupo de las especies de interés actual para toda el área de estudio

T. Total de individuos IA. Grupo de especies de interés actual

G, : 28,O m2/ha G,, : 11,8 m2/ha

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

2

3

4

5

6

7

8

9

1

0

1

1

Clase diamétrica (dm)

Fig. 8.

Distribución del área basal por clase diamétrica del total de individuos y del grupo de las especies de interés actual para toda el área de estudio

El volumen alcanza los 254,5 m3/ha, u n buen grupo son las de interés actual c o n 4 7 % . Las potenciales están por el 2 2 % y el restante 3 0 % corresponde a las indiferentes totales. Estos resultados demuestran que las especies de interés actual constituyen u n peso importante en los bosques de Dantas, el cual seguramente será incrementado con las especies potenciales, a la luz de los conocimientos que se tengan de ellas. Si bien la complejidad florística del bosque es alta ( 1 9 8 especieslha y 3 8 4 especies para toda el área estudiada), n o lo es tanto desde el punto de vista de sus pesos: pocas especies dominan, pocas llegan a desarrollar grandes diámetros; como consecuencia sólo u n número limitado de especies resultan ser importantes para u n manejo forestal con objetivos de producción de madera, como es para el caso de la Unidad en que sólo se han definido 3 4 especies de interés actual para manejo. Este número podría elevarse hasta u n máximo de 6 8 si eventualmente todas las potenciales ( 3 4 especies) se constituirían en el futuro como de interés. Los tipos de bosque diferenciados por el presente estudio son el de caño y el de cresta (figura 9) y que a continuación se describen. Bosque de caño Este tipo de bosque está relacionado con la red hidrográfica del área, ocupa el fondo de valle y parte de la ladera de la colina, en la cual está presente u n curso de agua (caño). La pendiente por lo general está en el orden de 7 a 15%, llegando a ser más fuerte en la ladera y en algunos sectores adyacentes a la quebrada Yanayaquillo, pudiendo alcanzar valores cercanos al 1 0 0 % . Se desarrolla sobre suelos que se caracterizan por presentar u n horizonte superior de textura franca, de color pardo oscuro, fuertemente ácido, bajo contenido de materia orgánica, alto en potasio disponible y alta saturación de bases; en profundidad, es de franco-arcillosa a arcillosa, de pardo a pardo rojizo, m u y fuertemente ácido y bajo contenido de materia orgánica. Pertenece al sub grupo Eutropept fluvéntico. Las especies más abundantes son Matisia cordata con 62,5 árblha ( 1 1,2%), Palrnae ds-sp2 con 29,5 árblha (5,3%), Drypetes amazonica con 20,O árblha (3,6%), Astrocaryium d s - s p l con 19,7 árblha (3,5%) y Nealchornea yapurensis con 14,5 árblha (2,6%). En conjunto estas especies representan u n poco más del 2 5 % de la población de individuos. Sin embargo, sólo dos especies son las que dominan Matisia cordata con 6,4 m2/ha (22,8%) y Hura crepitans con 1,8 m2/ha (6,5%). Ecológicamente sólo tres especies son las que caracterizan principalmente este tipo de bosque y que en conjunto representan más del 5 0 % del IVI: Matisia cordata (35,3), Palrnae ds-sp2 (8,8) y Hura crepitans (7,9). En el anexo 9 se presenta el cuadro de la vegetación para este tipo de bosque en forma detallada. En la figura 1 0 se representa la distribución del número de árboles por clase diamétrica del total de individuos y del grupo de las especies de interés actual y en la figura 1 1 la distribución del área basal por clase diamétrica del total de individuos y del grupo de las especies de interés actual, que según el cuadro 4 representa el 2 2 % de la abundancia y el 4 5 % de la dominancia.

T . Total de individuos IA. Grupo de especies de interés actual

N,:

556 árblha

N,,: 122 árblha

Clase diamétrica (dm)

Fig. 10. Distribución del número de árboles por clase diamétrica del total de individuos y del grupo de las especies de interés actual para el bosque de caño

T. Total de individuos

IA. Grupo de especies de interés actual

G, : 28,O m2/ha G,, : 12,7 m2/ha

Clase diamétrica (dm)

Fig. 1 1 .

Distribución del área basal por clase diamétrica del total de individuos y del grupo de las especies de interés actual para el bosque de caño

Bosque de cresta Se ubica sobre la cima de la colina y en el área adyacente a ella, a partir del tercio medio superior. No presenta cursos de agua. Las pendientes por lo general están en el orden de 1 5 a 20%, aumentando fuertemente en la ladera, llegando hasta 1 0 0 % . Se desarrolla sobre suelos que se caracterizan por presentar u n primer horizonte c o n textura franca a franco-arcillo-limosa, de color pardo a pardo oscuro, ligeramente ácido, con u n alto contenido de materia orgánica, medio en potasio disponible y alta saturación de bases. En profundidad es arcillosa, pardo rojizo, moderadamente ácido a neutro (en presencia de carbonato de calcio) y bajo contenido de materia orgánica. También pertenece al grupo Eutropept fluvéntico. La especie más abundante también es Matisia cordata con 4 1 árbiha 16,9%), le siguen Astrocaryum d s - s p l con 21 árblha ( 3 , 5 % ) , Drypetes amazonica con 1 9 árblha (3,2%), Quararibea asterolepis con 1 7 árbiha ( 2 , 8 % ) , Nealchornea yapurensis con 1 6 árblha ( 2 , 7 % ) , Lunania parviflora con 1 2 árbiha ( 2 , 0 % ) , Leonia glycycarpa con 1 1 árblha ( 1 , 8 % ) , Ruizodendron ovale con 9 árblha ( 1 , 5 % ) . En conjunto representan cerca del 2 5 % de la población total de individuos. La especie dominante también es Matisia cordata c o n 3,8 m2/ha ( 1 3 , 3 % ) , seguido por Dipteryx alata con 1 , 3 m 2 / h a (4,5%), Calycophylli~n~ sprilceanum con 1 , l m2/ha ( 3 , 7 % ) y Sapotaceae ds-sp5 con 1 ,O m2/ha ( 3 , 7 % ) ; este grupo conforma el 2 5 % de la dominancia. Ecológicamente son 7 las especies más importantes, que en conjunto superan el 5 0 % del IVI: Matisia cordata (21,2), Dipteryx alata (6,0), Astrocaryum d s - s p l (5,6), Drypetes amazonica (5,5), Nealchornea yapurensis ( 5 , 4 % ) , Quararibea asterolepis (5,2) y la Sapotaceae ds-sp5 ( 4 , 5 ) . Para este tipo de bosque se representa en la figura 1 2 la distribución del número de árboles por clase diamétrica del total de individuos y del grupo de las especies de interés y en la figura 1 3 la distribución del área basal por clase diamétrica del total de individuos y del grupo de las especies de interés actual, que según el cuadro 4 representa el 1 8 % de la abundancia y el 3 4 % de la dominancia En el anexo 1 0 se detalla el cuadro de la vegetación para este tipo de bosque. En el bosque de caño se destaca la alta predominancia de sólo dos especies Matisia cordata y Hura crepitans; mientras que en el de cresta predomina un número mayor de especies, pero siempre M . cordata es la más importante, Myroxylon balsamum es una de las especies que domina este tipo de bosque. La H. crepitans normalmente sólo se le encuentra en el bosque de caño y M . balsarnum sólo se le encuentra en el bosque de cresta, ambas especies son buenas indicadoras de sus respectivos bosques.

5.4 CONDICION SILVICULTURAL DE LAS ESPECIES M A S ABUNDANTES DE INTERES ACTUAL
De la figura 1 4 a la 2 2 se representa gráficamente la estructura poblacional, iluminación de copa, forma de copa, calidad de fuste e infestación por lianas para cada una de las nueve especies mas abundantes de interés actual.

A continuación se describe la condición silvicultural de cada una se estas especies. El grupo ecológico ha sido tomado del plan de manejo de la Unidad Modelo de Manejo y Producción Forestal-Dantas (Nalvarte et al., 1 9 9 3 ) . En el anexo 7 se presenta la relación de especies de la Unidad con su respectivo grupo ecológico.

N árblha

T. Total de individuos

IA. Grupo de especies de interbs actual

N,: 597 árblha

N,,: 106 árblha

1

2

3

4 5 6 7 Clase diamétrica (dm)

8

9

1

0

1

1

Fig. 12. Distribución del número de árboles por clase diamétrica del total de individuos y del grupo de las especies de interés actual para el bosque de cresta

T. Total de individuos

IA. Grupo de especies de interés actual

Clase diarnétrica (drn)

Fig. 13.

Distribución del área basal por clase diamétrica del total de individuos y del grupo de las especies de interés actual para el bosque de cresta

Celtis schigii

árboles evaluados: 19 N árblha DlSTRlBUClON DlAMETRlCA POR HA

EL
Clase diamétrica (dm) Número de árboles Número de árboles,
ILUMINACION DE LA COPA
1°1

n: 3.8 árblha

d :, ,

35 cm

FORMA DE COPA

Clase

Clase

Número de árboles
10-

CALIDAD DE LA MEJOR TROZA

Número de árboles

I

INFESTACION POR LIANAS

86-

4-

2-

Clase

Clase

Fig. 14. Representación gráfica de la condición silvicultural de Celtirschz&%i

árboles evaluados: 21 DlSTRlBUClON DlAMETRlCA POR HA

2

-

n: 4.2 árblha

:,d ,

42 cm

1-

Clase diarnétrica (dm)

Número de árboles

ILUMINACION DE L COPA A

a
38% 33%
24%

Número de árboles

FORMA DE COPA

Clase

Clase

Número de árboles

CALIDAD DE L A MEJOR TROZA

Número de árboles

INFESTACION POR LIANAS

Clase

Clase

Fig. 15. Representación gráfica de la condición silvicultural de k r e a kunthiana

Hura crepitam

árboles evaluados: 21 N árblha DlSTRlBUClON DlAMETRlCA POR HA

n: 4.2 árblha

:,, d

130 cm

Clase diamétrica (dm)

Número de árboles

FORMA DE COPA ILUMINACION DE LA COPA

Número de árboles
86-

43%

29%
19%

4-

2-

9%
1 2 3 4 5

Clase

Clase

Número de árboles

CALIDAD DE LA MEJOR TROZA

Número de árboles

INFESTACION POR LlANAS

Clase

Clase

Fig. 16. Representación gráfica de la condición silvicultural de Hura crepitan5

árboles evaluados: 14 DlSTRlBUClON DlAMETRlCA POR HA

n: 2.8 árbha

:,, d

75 cm

Clase diamétrica (dm)

Número de árboles Número de árboles
ILUMINACION DE LA COPA

FORMA DE COPA

Clase

+i
14%

Clase

Número de árboles
122

CALIDAD DE L A MEJOR TROZA

Número de árboles

INFESTACION POR LIANAS

10-

86-

4-

2-

Clase

Clase

Fig. 17. Representacióngráfica de la condición silvicultural de Mahna b i c o h

árboles evaluados: 274

N árblha

n: 54.8 árblha

d,,,: 75 c m

Clase diamétrica (dm) Número de árboles Número d e árboles
ILUMINACION DE LA COPA
1 O0

FORMA DE COPA

80 60 40 20

Clase Número de árboles
140
-

Clase
CALIDAD DE LA MEJOR TROZA

Número de árboles

INFESTACION POR LIANAS

120 100 80 60 40 20 -

Clase

Clase

Fig. 18. Representación gráfica de la condición silvicultural deMatisiacmdata

árboles evaluados: 22 DlSTRlBUClON DlAMETRlCA POR HA

N árblha
321-

Clase diamétrica (dm)

Número de árboles,

ILUMINACION DE LA COPA

Número de árboles

FORMA DE COPA

Clase

Clase

Número de árboles

CALIDAD DE LA MEJOR TROZA

Número de árboles

INFESTACION POR

Clase

Clase

Fig. 19. Representación gráfica de la condición silvicultural de M y o x y h balsamum

árboles evaluados: 15 N árblha
4-

DISTRIBUCION DlAMETRlCA POR HA

3-

21

n: 3.0 árblha

d :, ,

30 cm

-

Clase diamétrica (dm)

Número de árboles

ILUMINACION DE L COPA A

Número de árboles

FORMA DE COPA

Clase

Clase

Número de árboles

CALIDAD DE LA MEJOR TROZA

Número de árboles

INFESTACION POR LlANAS

Clase

Clase

Fig. 20. Representación gráfica de la condición silvicultural de Pouteriu torta

árboles evaluados: 44 N árblha DlSTRlBUClON DlAMETRlCA POR HA

n: 8.8 árblha

:,, d

64 cm

Clase diamétrica (dm)

Número de árboles
I

ILUMINACION DE LA COPA

Número de árboles

FORMA DE COPA

Clase Número de árboles
28 24 -

Clase

73%

CALIDAD DE L A MEJOR TROZA

Número de árboles

INFESTACION POR LIANAS

20 1612-

8-

16%
4-

11%

1

2

3

4

I

5

l

Clase Fig. 21. Representacióngráfica de la condición silvicultural de Prcudokdia

Clase

Q~~rarz'bea r l p s at oei se
árboles evaluados: 44

N

DlSTRlBUClON DlAMETRlCA POR HA

I

1

1

1

2

1

3

1

4

1

5

1

6

1

7

1

8

1

9

1

Clase diamétrica (dm) Número d e Número de árboles

ILUMINACION DE LA COPA

FORMA DE COPA
y

Clase

Clase

CALIDAD DE LA MEJOR TROZA

Número d e árboles

INFESTACION POR LIANAS

Número de árboles

Clase

Clase

Fig. 22. Representación gráfica de la condición silvicultural deQuararibea astero@

a. Celtis schippi Trel. ex Standley (Ulmaceae) Es una especie esciófita parcial. Madura en el estrato arbóreo medio, sin alcanzar posiciones de cierre de dosel. La copa es rala. El fuste es corto y delgado, pero esbelto. Normalmente no está infestado por Iianas. Se le encuentra en los dos tipos de bosque, pero por su condición silvicultural la especie no resulta muy interesante para manejarla. b. Guarea kunthiana Adr. Juss. (Meliaceae) Es una especie esciófita parcial. Abunda en el estrato arbóreo inferior y madura dentro del estrato medio. Los adultos no alcanzan grandes alturas y cierran el dosel desde abajo con su copa densa. El fuste es delgado, corto y frecuentemente irregular. Normalmente no se encuentra infestada por lianas. Abunda en los dos tipos de bosque (4,9 árb./ha en caño y 4,O árb./ha en cresta); sin embargo, por su tamaño pequeño la especie tiene limitaciones para favorecerla dentro de u n plan de producción maderera. c. Hura crepitans L. (Euphorbiaceae) Es una especie heliófita durable de crecimiento rápido. Se encuentra distribuida uniformemente en todos los estratos del bosque. Requiere por lo menos de iluminación vertical parcial para su desarrollo. La copa es grande, densa e irregularmente distribuida. Los árboles adultos sobresalen ligeramente del dosel. El fuste es de m u y buena calidad y de forma circular. Los árboles adultos suelen estar infestados por lianas. La especie es codominante en el bosque de caño (1,82 m2/ha) y raramente se le encuentra en el bosque de cresta. d. Matisia bicolor Ducke (Bombacaceae) Es una especie heliófita durable de crecimiento regular. Soporta condiciones de sombra, pero requiere luz vertical para su desarrollo. La copa es bien conformada. El fuste es de excelente forma, aunque delgado. Algunos árboles suelen estar infestados por lianas. La especie se instala más en el bosque de cresta que en el de caño. Por su condición silvicultural la especie es interesante para un plan de manejo forestal con fines maderables. e. Matisia cordata Humb. & Bonpl. (Bombacaceae) Es una especie heliófita durable de crecimiento rápido. Durante sus estadíos juveniles resiste bien a la sombra, requiere de luz directa para madurar. Presenta copa pequeña, pero de buena forma. Los árboles adultos son de buen tamaño, participan en el cierre del dosel. El fuste es largo, esbelto y limpio, cuya forma es de excelente calidad. La copa de árboles jóvenes no suele estar infestado por lianas, capacidad que se va perdiendo en los maduros y sobremaduros. Domina en los dos tipos de bosque, pero se desarrolla mejor en el bosque de caño (6,37 m2/ha, 22,8%) que en el de cresta (3,82 m2/ha, 13,3%).

Presenta una buena distribución diamétrica, su regeneración es abundante y fácilmente reconocible en el campo. Por sus condiciones, la especie constituye u n potencial ideal para el manejo del bosque natural en la zona de Dantas. f. Myroxylon balsamum (L.) Harrns (Fabaceae) Es una especie esciófita parcial. Está presente en todos los estratos del bosque, en sus estadíos juveniles tolera bastante bien la sombra, los árboles adultos requieren por lo menos luz vertical parcial para desarrollarse. Participan en el cierre del dosel, emergiendo ligeramente. La copa es pequeña y de buena forma. El fuste es recto, largo y cilíndrico; aunque en su estado juvenil a veces presenta irregularidades. Eventualmente la copa está infestada por lianas. Es una especie importante del bosque de cresta (0,52 m2/ha). Se le encuentra en el bosque de caño en la transición hacia el bosque de cresta.
g. Pouteria torta (Martius) Radlk. (Sapotaceae)

Es una especie esciófita parcial, típica del estrato arbóreo inferior y soporta m u y bien condiciones extremas de sombra. La copa es rala y de forma regular. El fuste es pequeño e irregular. Por lo general no está infestada por lianas. Abunda más en el bosque de caño que en el de cresta. Por s u condición silvicultural la especie n o es interesante para u n plan de producción maderera.

h. Pseudolmedia laevis (Ruiz López & Pavón) J.F. Macbr. (Moraceae)
Es una especie esciófita parcial. Regenera bajo sombra, condición que tolera durante sus estadios juveniles; para s u maduración requiere por lo menos de luz parcial directa. Está presente e n todos los estratos del bosque. Los árboles adultos participan en el cierre del dosel. En estadíos juveniles la copa es bien formada, mediana y alargada y se inicia a la mitad del árbol. En individuos adultos la copa es irregular y suele estar infestados por lianas. El fuste es recto y limpio. Es una especie plástica, abunda en los dos tipos de bosque. Tiene abundante regeneración establecida y c o n latizales de excelente forma (esbeltos). Por su buena condición silvicultural y amplia distribución espacial dentro del bosque, los individuos jóvenes de esta especie constituyen en Dantas u n magnífico potencial para el manejo del bosque natural.

i. Quararibea asterolepis Pittier (Bornbacaceae)
Es una especie esciófita parcial. Soporta la sombra durante todos sus estadíos. Son árboles pequeños que raramente sobrepasan los 2 0 m de altura total y n o llegan a formar fustes d e 4 0 c m dap, ocupando el estrato medio del dosel arbóreo. Copa n o m u y bien conformada, aunque densa. El fuste es deformado en más del 5 0 % de la población.

La especie crece bien en los dos tipos de bosque. Por s u condición silvicultural y tamaño pequeño la especie n o es m u y interesante para manejarla c o n fines de producción maderera.

5.5 PROPUESTA SILVICULTURAL

5.5.1 SELECCIONE ARBOLES LIDERES D
En el 6 1 % de las parcelas de 1 0 x 1 0 m se logró seleccionar u n árbol líder, como se muestra en el cuadro 5. Las especies que aportan u n mayor número de Iíderes son: Matisia cordata (47,5 % ) , Pseudolmedia laevis ( 14.7 % 1, Quararibea asterolepis (5,7 % 1, Myrox ylon balsamum (3,3 %) y Guarea kunthiana (3,3 %) . En las áreas de bosque que no se dispone de árboles Iíderes se recomienda evaluar la cantidad y calidad de individuos por debajo de 5 c m del grupo de las especies de interés actual después del aprovechamiento forestal. Si hay regeneración natural en cantidad suficiente y de buena calidad, pero oprimida, entonces realizar tratamientos de liberación. Si n o es adecuada, convendría plantar c o n fines de enriquecimiento, siempre y cuando n o haya peligro de erosión, puesto que en este caso lo mejor es no hacer nada. Además hay que tomar en cuenta que la Unidad Modelo de Manejo y Producción Forestal-Dantas aún mantiene u n grupo de 3 4 especies potenciales y que probablemente en u n futuro próximo incorporará parte d e ellas al grupo de las de interés. En ese sentido la decisión silvicultural será cada vez más sencilla en la medida que las especies consideradas actualmente como potenciales vayan a engrosar el grupo d e las especies deseadas o aceptables; lo que permitirá disponer de una mayor cantidad de individuos remanentes de interés para manejo.

5.5.2 MASA ARBOREA EXTRAIBLE Y REMANENTE
- Bosque de caño

En el cuadro 6 se presenta por parcela evaluada el área basal del grupo de las especies de interés actual (deseadas, aceptables e indiferentes con uso) y las de sin interés actual (potenciales e indiferentes totales), antes y después de aplicar los lineamientos del tratamiento silvicultural en este tipo de bosque. El promedio de área basal existente por parcela es 6,36 m', correspondiendo 2,83 m 2 ( 4 4 % ) al grupo de las especies de interé actual y 3,53 m 2 ( 5 6 % ) al resto de las especies. A l aplicar el tratamiento resulta u n área basal extraíble de 1,43 m 2 ( 5 0 % ) del primer grupo y 1,13 m 2 ( 3 2 % ) del segundo, dando una intensidad de tratamiento de 4 0 % . En relación a lo que queda en el bosque se tiene 1,40 m 2 ( 3 7 % ) remanente del grupo de interés y 2,40 m 2 ( 6 3 % ) de las otras especies. Antes del tratamiento la proporción de las especies de interés actual versus las que n o tienen interés en la actualidad es 0,80. Después de aplicar los lineamientos del tratamiento silvicultural la relación decae a 0,58, resultando u n índice de conversión de la masa boscosa de 0,73. En el 5 9 % de subparcelas de 1 0 x 1 0 m se encontraron árboles Iíderes (cuadro 5).

Cuadro 5 .

Frecuencia d e árboles líderes de subparcelas d e 1 0 x 1 0 m p o r c a d a parcela d e 50 x 50 m

-

-

-

Tipo de bosque

Código de la parcela de 5 0 x 5 0 m

Número de subparcelas que presentan árbol líder

Número de subparcelas que n o presentan árbol Iíder

Caño

Cresta

Total

Cuadro 6 . Area basa1 existente, extraíble y remanente e índice de conversión por parcela en el bosque de caño Código de parcela Grupo de interés m2/parc. Existente % Relación inicial m2/parc. Extraíble Remanente m2/parc. % Relación final lndice de conversión

%

TOTAL

7,47

1O0

TOTAL

6.91

1O0

TOTAL

5.02

1O0

TOTAL D + A -t- IconU
P + IT

6,03

1O0

PROMEDIO

2,83 3.53 6,36

44 56
1O0

TOTAL

- Bosque de cresta
En el cuadro 7 se presenta por parcela evaluada el área basal del grupo de las especies de interés y de las de sin interés actual, antes y después de aplicar los lineamientos del tratamiento silvicultural. El promedio por parcela es 7,09 m2, correspondiendo 2,43 m2 (34%) al grupo de interés y 4,66 m 2 ( 6 6 % ) al otro grupo. Al aplicar el tratamiento origina un área basal extraíble de 1,26 m2 ( 5 2 % ) de las especies de interés y 1,81 m2 ( 3 9 % ) del otro grupo, resultando una intensidad de tratamiento de 4 3 %. El área basal remanente es 1,17 m2 ( 2 9 % ) de especies de interés y 2,85 m2 (71 %) de las otras. La proporción de las especies de interés versus las otras antes del tratamiento es 0,52. Esta relación decae en las remanentes a 0,41, generando un índice de conversión del bosque remanente (IC) de 0,79. En el 6 3 % de las subparcelas de 1 0 x 1 0 m se seleccionaron árboles líderes (cuadro 6). El promedio general de las parcelas evaluadas (cuadro 8) indica que el área basal es 26,90 m2/ha con 10,53 m2/ha ( 3 9 % ) de especies de interés y 16,37 m2/ha (61 %) de especies sin interés actual, cuya proporción es 0,64. Al aplicar el tratamiento resulta 11,27 m2/ha ( 4 2 % ) extraíbles, correspondiendo 5,38 m2/ha (51 %) a las especies de interés y 5,89 m2/ha ( 3 6 % ) a las otras especies. En la figura 23 se representa la distribución de las áreas basales extraíbles y remanentes para los dos grupos de especies.

5.5.3 PLANTEAMIENTO DE

INTERVENCION SILVICULTURAL

Según el ítem anterior, el área basal la estamos bajando de 26,90 a 15,63 m2/ha (quedando una masa arbórea de 58%) y con un índice de conversión del bosque (IC) de 0,76. Esta situación no es favorable puesto que la composición del bosque remanente quedaría relativamente empobrecido, debido a que la proporción en dominancia del grupo de las especies de interés versus las otras especies, desciende de 0,64 (antes del tratamiento) a 0,49 (después del tratamiento). Para superar esta situación es necesario disminuir el diámetro mínimo de corte del grupo de las especies indiferentes totales para favorecer el desarrollo de las especies restantes, puesto que cada una de estas últimas cuentan con diámetro mínimo de corte, establecido técnicamente por la Unidad-Dantas. En el cuadro 9 se presenta los índices de conversión del bosque calculado para los diámetros mínimos de corte de 50, 40, 30, 25 y 2 0 c m para el grupo de las indiferentes totales. Un IC menor a uno indica que la masa arbórea remanente es relativamente más pobre que el bosque original, si es mayor a este valor entonces el bosque se ve enriquecido en cuanto a la relación de especies de interés versus las de sin interés actual. De otro lado, este valor no puede ser muy 'alto, debido que una apertura fuerte del dosel favorece la instalación de especies heliófitas indeseables. Experiencias en Surinam, en relación a la aplicación del Sistema Silvicultural Celos, mencionan que el diámetro límite para el refinamiento inicial fue de 3 0 c m y el área basal fue reducida de cerca de 2 8 m2/ha a aproximadamente 1 2 m2/ha, indicando que más de la mitad de la masa arbórea fue eliminada (de Graaf, 1986). Tomando en consideración las experiencias en Surinam y los resultados aquí conseguidos puede afirmarse que diámetros mínimos de corte para las especies indiferentes totales pueden ser de 25 c m con una intensidad de tratamiento de 51 % (figura 24) e indice de conversión de 1,O0 y mejor todavía el de 2 0 c m con una intensidad de tratamiento de 5 5 % (figura 25) e índice de conversión de 1,14. Sin embargo, tomando en cuenta que con este diámetro puede afectarse más la biodiversidad de especies y que el bosque va a sufrir cierto daño por el aprovechamiento forestal se recomienda establer un DMC inicial para este grupo de 2 5 cm. Este Último tratamiento resulta aún más conservador que el considerado por el Sistema Celos.

Cuadro 7. Area basa1 existente, extraíble y remanente e índice de conversión por parcela en el bosque de cresta
Código de parcela Grupo de interés rn2/parc. Existente % Relación inicial Extraíble rn2/parc. % m2/parc. Remanente lndice de conversión

%

Relación final

TOTAL

6.88

1O0

TOTAL

7,75

100

TOTAL

7.32

1O0

PROMEDIO

D+A+lconU P+IT TOTAL

2,43 4,66
7,09

34 66
100

Tratamiento 42% (1 1,27 m2/ha) Remanente 58% (15,63 m2/ha)

Grupo de especies de interés actual (D + A

+ IconU)

m

Grupo de especies sin interés actual (P + IT)

Fig. 23. Tratamiento inicial del bosque según diámetros mínimos de corte establecidos por la UMMPF-Dantas

Cuadro 9.

Indices d e conversión variando el diámetro m í n i m o d e c o r t e del g r u p o de especies indiferentes totales (IT)
-

-

-

Masa arbórea

Grupo de especies

Area basal m2/ha %

Relación (D + A + IU)/(P+ IT)

Indice de conversión

Existente

D+A+lconU P+IT Total

10,53 16,37 26,90 5,38 5,89 11,27 5,15 10,48 15,63

39 61

1 O0
51 36 42 33 67

0,64

-

-

-

Extraíble para DMC(IT) = 50 c m

D+A+lconU P+IT Total

Remanente para DMC(IT) = 50 c m

D+A+lconU P+IT Total

1 O0
51

0,49

-

-

Extraíbie para DMC(IT) = 40 c m

D+A P+IT Total

+ lconU

5,38 6,66 12,04 5,l5 9,71 14,86

41 45
35 65
1 O0

Remanente para DMC(IT) = 40 c m

D+A+lconU P+IT Total
-

0.53

Extraíble para DMC(IT) = 30 cm

D+A P+IT Total

+ lconU

5,38 7,39 12,77 5,15 8,98 14.13 5,38 8,30 13,68 5,15 8,07 13.22 5,38 9,33 14.71

51 45

47
36 64 1 O0 51 51 51 39 61 1 O0 51 57 55
42

Remanente para DMC(IT) = 30 c m

D+A+lconU P+IT Total

0,57

0,89

Extraíble para DMC(IT) = 25 c m

D+A+lconU P+IT Total

Remanente para DMC(IT) = 25 c m

D+A+lconU P+IT Total

0,64

1 ,O0

Extraíble para DMC(ITI = 20 c m

D + A + lconU P+IT Total

Remanente para DMC(IT) = 20 c m

D+A P+IT Total

+ lconU

5,15 7,04 12,19

58

1 O0

0,73

Tratamiento 5 1 % (13,68 m2/ha) Remanente 49% (13,22 m2/ha)

Grupo de especies de interés actual (D + A

+ IconU)

Grupo de especies sin interés actual (P + IT)

Fig. 24.

Tratamiento inicial del bosque variando sólo el diámetro mínimo de corte del grupo de las especies indiferentes totales a 25 cm

Tratamiento 5 5 % (14,71 m2/ha) Remanente 4 5 % (12,19 m2/ha)

Grupo de especies sin interés actual (P + IT)

m

Grupo de especies de interés actual (D + A

+ IconU)

Fig. 2 5 .

Tratamiento inicial del bosque variando s61o el diámetro mínimo de corte del grupo de las especies indiferentes totales a 2 0 cm

6. BIBLIOGRAFIA

AGUDELO, N. 1 9 8 8 . Plan de manejo para el bosque del Uyuca de la Escuela Agrícola Pamanericana, El Zamorano, Hor-iduras: primeros cinco años. Tesis Mag. Sc. Turrialba, C.R., Universidad de Costa RicalCATIE. 3 2 7 p . ASHTON, P. 1 9 8 0 . El bosque natural: biología, regeneración y crecimiento de los árboles. ln Ecosistemas de los bosque tropicales; informe sobre el estado de los conocimientos. Roma. UNESCO-PNUMA-FAO. 2 0 5 - 2 4 4 p. Citado por Cárdenas ( 1 9 8 6 ) . BARRENA, V.; DANCE, J.; SAENZ, D. 1 9 8 6 . Metodología para la selección de ecuaciones de volumen. Revista Forestal del Perii 1 3 ( 2 ) : 3 - 1 2 . BARRERA, R. 1 9 9 2 . Uso de fotografías aéreas en el muestre0 doble de bosques tropicales. Tesis Ing. forestal. Lima, Perú, Universidad Nacional Agraria La Molina. 1 0 7 p . (en prensa). BAUR, G. 1 9 6 4 . The ecological basis of rainforest managernent. F A 0 and Research Forester, Forestry Commission of N e w South Wales, Australia. 4 9 p. BAZAN, F. 1 9 8 9 . Experiencias sobre manejo bajo el sistema de fajas de aprovechamiento a tala rasa e n el Valle del Palcazú. ln Experiencias para el manejo del bosque húmedo tropical e n el Perú. FAO. Documento de campo No. 2 0 GCPlRLAl081 IJPN. Lima, Perú p. 79-97. BETHEL, J. 198413. A veces la palabra justa es "malezas" u n examen crítico de las especies poco conocidas. Unasylva (Roma). 3 6 ( 1 4 5 ) : 1 7 - 2 2 . BLASER, J. 1 9 8 4 . El parámetro "tendencia del árbolu- una proposición para clasificar árboles cualitativamente. El Chasqui (C.R.) ( 5 - 6 ) : 2 2 - 2 5 . BOCKOR, 1. 1 9 7 8 . Aplicación de u n método de clasificación numérica para diferenciar tipos de bosque. Revista Forestal Venezolana. BRACK, E. 1 9 8 9 . Una experiencia de manejo forestal en el valle de Palcazú, Oxapampa, Pasco. ln Experiencias para el manejo del bosque húmedo tropical en el Perú. FAO. Documento de campo N o 2 0 GCPlRLAl081 IJPN. Lima, Perú p . 6 5 - 7 8 .

BRAUN-BLANQUET, J. 1 9 7 9 . Fitosociología. Bases para el vegetales. Madrid, España. Blume. 8 2 0 p.

estudio de las comunidades

CAILLIEZ, F. 1 9 8 0 . Estimación del volumen forestal y predicción del rendimiento con referencia especial a los trópicos. Vol. 1 - estimación del volumen. Centre Technique Forestier Tropical, Francia. Estudio FAO: Montes N o 2211. Roma. 9 2 p. CARDENAS, L. 1 9 8 6 . Estudio ecológico y diagnóstico silvicultural de u n bosque de terraza media en la llanura aluvial del río Nanay, Amazonia peruana. Tesis Mag. Sc. Turrialba, C.R., Universidad de Costa RicaICATIE. 1 3 3 p. CARRERA, F. 1 9 8 9 . Algunos resultados preliminares de ensayos silviculturales en la Estación Experimental Forestal A. von Humboldt. ln Experiencias para el manejo del bosque húmedo tropical en el Perú. FAO. Documento de campo No 2 0 GCPIRLAI081IJPN. Lima, Perú p. 1 26-1 3 4 . CASTILLO, A. 1 9 9 1 . Modelo de manejo forestal en la Amazonia Peruana. In Exposición de los avances y resultados del proyecto de estudio conjunto sobre investigación y regeneración de bosques en la zona amazónica de la República del Perú. Instituto Nacional de Investigación Agraria y Agroindustrial (INIAA). Pucallpa. s.p. CATINOT, R. 1 9 6 5 . Sylviculture Tropical en forest dense africaine. Reveu Bois e t Forets des tropique (Fran.) nos. 100, 101, 102, 1 0 3 y 104. CENTRO ClENTlFlCO TROPICAL. 1 9 8 2 . Manejo para rendimiento sostenido de maderas en bosques naturales. Proyecto de manejo de recursos naturales de la selva central valle del Palcazú-Perú. Traducido del inglés por Lucinda Tosi. Costa Rica, Centro Científico Tropical. 8 5 p . CORREDOR, J. 1 9 7 4 . No 24: 15-1 9. Bases ecológicas en la silvicultura. Revista Forestal Venezolana

DANCE, J . 1 9 7 5 . Análisis de dispersión de 1 5 especies forestales de los bosques de J . Herrera. Iquitos, Proyecto de Asentamiento Rural Integral en Jenaro Herrera. 6 8 p .

. 1 9 8 5 . Proyecto para el establecimiento de una Unidad Modelo de Manejo y Producción forestal. Lima, Perú. Universidad Nacional Agraria La Molina. 1 1 p.
DAWKINS, H. 1 9 5 8 . The management of natural tropical high-forest w i t h special reference t o Uganda. lnstitute paper N o 34, Imperial Forestry Institute, University o f Oxford, England. 1 5 5 p. DE GRAAF, N. 1 9 8 6 . A silvicultural system for natural regeneration o f tropical rain forest i n Suriname. Wageningen Netherlands, Agricultura1 University. 2 5 0 p. DGFF. 1 9 8 7 . Plan Nacional de Acción Forestal 1 9 8 8 - 2 0 0 0 . Dirección General de Forestal y Fauna. Lima, Perú. Ministerio de AgriculturaIAgencia Canadiense de Desarrollo Internacional. 1 5 8 p. DOMINGUEZ, G. 1 9 8 9 . Plan de manejo del Asentamiento Forestal von Humboldt. ln Experiencias para el manejo del bosque húmedo tropical en el Perú. FAO. Documento de campo No 2 0 GCP/RLA/081/JPN. Lima, Perú. p. 51-64. FAO. 1 9 7 4 . Manual de inventario forestal con especial referencia a los bosques mixtos tropicales. Roma. 1 9 5 p.

-

. 1 9 7 9 . Demostración de manejo y utilización integral de bosques tropicales. Informe final de inventario. Roma. Informe técnico No 2. 8 3 p.

FINEGAN, B.; SABOGAL, C. 1 9 8 8 . El desarrollo de sistemas de producción sostenible en bosques tropicales húmedos de bajura: u n estudio de caso en Costa Rica. El Chasqui (C.R.) 6 ( 1 7 ) : 3 - 2 1 . FINOL, H. 1 9 7 6 . Métodos de regeneración natural en algunos tipos de bosques venezolanos. Revista Forestal Venezolana. 26: 17-44. HAIG, 1. 1 9 5 8 . Silvicultura tropical. Unasylva (Roma) l 2 ( 4 ) :1 5 9 - 16 3 .

HARTSHORN, G. 1 9 8 0 . La dinámica de los bosques neotropicales. Centro Científico Tropical. San José, Costa Rica. Traducido del artículo "Neotropical Forest Dynamics". Publicado por la Revista Científica Biotrópica 12:23-30.

. 1 9 8 5 . Manejo para rendimiento sostenido de bosques naturales: u n sinopsis del proyecto de desarrollo del Palcazú en la selva central de la Amazonia peruana. Centro Científico Tropical, informe N o TSC-045-C. San José, Costa Rica. 1 0 p .
; SIMEONE, R.; TOSI, J . 1 9 8 7 . Manejo para rendimiento sostenido de bosques naturales, u n sinopsis del proyecto de desarrollo de Palcazú en la selva central de la Amazonia peruana. ln Management of the forets of tropical America: Prospects and technologies. J.C. Figueroa, F.H. Wadsworth y S. Braham, editores. San Juan, Puerto Rico. USDA Institute of Tropical Forestry. p. 2 3 5 - 2 4 3 .

HENDRISON, J.; DE GRAAF, R. 1986. Algunas notas sobre el manejo de bosque alto seco en Surinam. ln Primer seminario internacional sobre manejo de bosque tropical húmedo en la región de Centro América. Honduras. ESNACIFOR. 2 0 p. HUTCHINSON, 1 9 8 7 . Aspectos de los inventarios forestales. Apuntes de clase In Curso intensivo internacional de silvicultura y manejo de bosques naturales. CATIE, Turrialba, C.R.
. 1 9 8 8 . Points o f departure for silviculture in humid tropical forests. Commonwealth Forestry Review (London). 6 7 ( 3 ) : 2 2 3 - 2 3 0 .

. 1 9 9 1 . Diagnostic sampling t o orient silviculture and management i n natural tropical forests. Commonwealth Forestry Association Review (London). 7 0 ( 3 ) : 1 1 3 - 13 2 . . 1 9 9 3 . Puntos de partida y muestre0 diagnóstico para la silvicultura de bosques naturales del trópico húmedo. Trad. al español por Ricardo Luján. Colección Silvicultura y Manejo de Bosques Naturales, publicación N o 7. Turrialba, C.R. 3 1 p.
INADE-APODESA; AID; RCC; CCT. 1 9 9 0 . Manejo de bosques naturales de la selva alta del Perú, " u n estudio de caso del valle del Palcazú". Instituto Nacional de Desarrollo, Apoyo a la Política de Desarrollo Regional Selva Alta, Agencia para el Desarrollo Internacional, Ronco Consulting Corporation, Centro Científico Tropical. Lima, Perú. 2 3 3 p. JUNAC. 1 9 8 1 . Aplicación de los censores remotos en la clasificación y levantamiento de los bosques húmedos tropicales. Junta del Acuerdo de Cartagena. Bogotá, Colombia. 3 4 5 p. KROLL, B. 1 9 8 9 . Caracterización dendrológica de las bombacáceas del Proyecto Dantas. Tesis Ing. forestal. Lima, Perú, Universidad Nacional Agraria La Molina. 2 3 0 p.

; MARMILLOD, D. 1992. Apuntes dendrológicos del Perú: nombres vernaculares y especies de Dantas. Lima, Perú, Unidad Modelo de Manejo y Producción ForestalDantas, Universidad Nacional Agraria La Molina. s.p.

LAMPRECHT, H. 1 9 6 4 . Ensayo sobre la estructura flrorística de la parte sur-oriental del bosque universitario "El Caimital". Revista Forestal Venezolana 6 ( 1 0 - 1 1 ) : 7 7 - 1 19.

. 1 9 9 0 . Silvicultura en los trópicos. Trad. Antonio Carrillo. Cooperación técnicaRepública Federal de Alemania. Alemania. 3 3 5 p.
LANLY, J.P. 1 9 8 2 . Los recursos forestales tropicales. Roma. Estudio FAO: Montes 3 0 . 1 1 3 P. LESLIE, A. 1 9 8 7 . Los bosques tropicales de especies mixtas. Nuevo examen de los aspectos económicos de los sistemas de ordenación natural. Unasylva (Roma) 3 9 ( 1 5 5 ) : 4 6 - 5 7 . LLERENA, C. 1 9 8 9 . Antecedentes sobre manejo del bosque húmedo tropical. In Experiencias para el manejo del bosque húmedo tropical en el Perú. FAO. Documento de campo N o 2 0 GCP/RLA/081/JPN. Lima, Perú p. 20-43. LOMBARDI, 1. 1 9 7 9 . Evaluación ecológica-silvicultural de los bosques tropicales. In Reunión Técnica sobre Investigación en Plantaciones y Manejo de Bosques Tropicales. INIAAIIICA-OEA. Pucallpa, Perú. 8 p.

. 1 9 8 9 . Los ecosistemas forestales tropicales y sus posibilidades de manejo. In Experiencias para el manejo del bosque húmedo tropical en el Perú. FAO. Documento de campo No 2 0 GCPIRLAI081 IJPN. Lima, Perú p. 4-1 9.
MAITRE, H. 1 9 8 7 . La Ordenación de los bosques (Roma) 3 9 ( 15711 58):53-60. naturales en C6te d'lvoire. Unasylva

MALLEUX, J. 1974a. Análisis de dispersión de 1 0 especies forestales de u n bosque húmedo tropical. Revista Forestal del Perú 5 ( 1 - 2 ) : 5 5 - 6 6 .

. 1 9 7 4 b . Estudio de la relación tipo de bosque-especie en los bosques de la colonización de Jenaro Herrera. Revista Forestal del Perú 5 ( 1 - 2 ) : 6 7 - 7 1 .
, 1 9 8 2 . Inventarios forestales en bosques tropicales. Universidad Nacional Agraria La Molina. Lima, Perú. 4 1 4 p.

. 1 9 8 6 . Plan de ordenación forestal de la Unidad de Manejo y Producción Forestal del Dantas. Lima, Perú. 2 3 p.
. 1 9 8 8 . Revisión de los sistemas de clasificación de bosques de la región amazónica y propuesta de u n sistema regional concordado. ln Manejo de recursos forestales tropicales en América Latina BCPlRLAl08 1 JPN. Documento de campo. FAO.
M A N T A , M . 1 9 8 8 . Análisis silvicultural de dos tipos de bosque húmedo de bajura en la vertiente atlántica de Costa Rica. Tesis Mag. Sc. Turrialba, C.R., Universidad de Costa RicalCATIE. 1 5 0 p. MARMILLOD, D. 1982. Methodik und Ergebnisse von Untersuchungen ueber Zusammensetzung und Aufbau eines Terrassenwaldes i m peruanischen Amazonien. Diss. Goettingen, Alemania, Georg-August Universitaet. 1 9 8 p.

; NALVARTE, W.; LLERENA, C. 1992. La Unidad Modelo de Manejo y Produción Forestal Dantas. Revista Forestal del Perú 1911):07-17.

MATTEUCCI, S.; COLMA, A. 1982. Metodología para el estudio de la vegetación. Washington, EE.UU. Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos. Serie de Biología: Monografía N o 22. 1 6 8 p. MUNSELL, J. ( 1 9 9 0 ) . Munsell Soil Color Charts. Macbeth c Division of Kollmorgen instruments Corporation. U:S: Dept. Agriculture Handbook 18. U.S.A. 4 p. y 8 tablas. NALVARTE, W.; KROLL, B.; LOMBARDI, 1. 1993. Plan Maestro de la Unidad Modelo de Manejo y Producción Forestal-Dantas. Lima, Perú. Universidad Nacional Agraria La Molina/Cooperación Técnica del Gobierno Suizo/Organización Suiza para el Desarrollo y la Cooperación. 148 p. NEIL, P. 1981. Problems and opportunities in tropical rain-forest management. Oxford, Commonwealth Forestry, University of Oxford. C.F.I. Occasional papers N o 16. ONERN. 1 9 6 7 . Guía descriptiva para perfiles de suelos. Oficina Nacional de Evaluación de Recursos Naturales. Lima. 27 p.

. 1976. Mapa ecológico del Perú, guía explicativa. Oficina Nacional de Evaluación de Recursos Naturales. Lima. 1 4 6 p. . 1983. Inventario y evaluación semidetallada de los recursos naturales de la zona del río Pachitea. Oficina Nacional de Evaluación de Recursos Naturales. Lima. 1 19 p.
QUEVEDO, L. 1 9 8 6 . Evaluación del efecto de la tala selectiva sobre la renovación de u n bosque húmedo subtropical en Santa Cruz, Bolivia. Tesis Mag. Sc. Turrialba, C.R., Universidad de Costa RicaICATIE. 1 7 6 p. REGOS, J. 1 9 8 9 . Introducción a la ecología tropical. Managua, Nicaragua. Escuela de Ecología y Recursos Naturales (ECQRENA), Universidad Centroamericana (UCA). 2 5 2 p. REYES, P. 1991. Generalidades del Proyecto Alexander von Humboldt. ln Exposición de los avances y resultados del proyecto de estudio conjunto sobre investigación y regeneración de bosques en la zona amazónica de la República del Perú. Instituto Nacional de Investigación Agraria y Agroindustrial (INIAA). Pucallpa. s.p. ROLLET, B. 1971. La regeneración natural en bosque denso siempre verde de llanura de la Guayana Venezolana. Mérida, Venezuela. lnstituto Forestal Latino Americano de Investigación y Capacitación. Boletín N o 35:39-73. (Citado por Cárdenas, 1986.) SALCEDO, G. 1986. Estudio ecológico y estructural del bosque "Los Espaveles". Turrialba, Costa Rica. Tesis Mag. Sc. Turrialba, C.R. Universidad de Costa RicaICATIE. 1 6 4 p. SARUKHAN, J.; HERNANDEZ, E. 1970. Sinecología de las selvas de Terminalia amazonia en la vertiente del golfo de México. Análisis de la metodología de estudio. Instituto Forestal Latino-Americano de Investigación y Capacitación (Ven.) boletín N o 33-34:3-20. SCHMIDT, H. 1977. Dinámica de un bosque virgen de Araucaria-Lenga (Chile). Bosque 2( 1):3-11. (Citado por Quevedo, 1986).

SCHULZ, J. 1 9 6 7 . La regeneración natural de la selva mesofítica tropical de Surinam después de s u aprovechamiento. Mérida, Venezuela. Instituto Forestal LatinoAmericano de Investigación y Capacitación No 23:3-27. SYNNOTT, T. 1 9 7 9 . A manual o f permanent plot procedures for tropical rainforests. Tropical Forestry N o 1 4 . Commonwealth Forestry Institute, University o f Oxford, England. 6 7 p. TORRES, J. 1 9 9 3 . Manejo forestal, u n camino hacia la conservación de los bosques en la l selva baja. ln Amazonia peruana, vegetación húmeda tropical e n ~ e llano subandino. Editores R. Kalliola, M . Puhakka, W. Danjoy. Proyecto Amazonia-Universidad de TurkuIOficina Nacional de Evaluación de Recursos Naturales. p. 2 2 1 - 2 3 3 . TOSI, J. 1 9 7 8 . Bosques pequeños bien manejados producen dinero. Tropical, serie en facsímiles N o 5, San José, C.R. p . 19-23. Centro Científico

TUOMISTO, H. 1 9 9 3 . Clasificación de vegetación en la selva baja peruana. In Amazonia peruana, vegetación húmeda tropical en el llano subandino. Editores R. Kalliola, M . Puhakka, W. Danjoy. Proyecto Amazonia-Universidad de TurkulOficina Nacional de Evaluación de Recursos Naturales. p. 1 0 3 - 1 1 2 . VEILLON, J.; KONRAD, V.; GARCIA, N. 1 9 7 6 . Estudio de la masa forestal y s u dinamismo en parcelas de diferentes tipos ecológicos de bosques naturales de las tierras bajas venezolanas. Revista Forestal Venezolana 26(en-dic):73-106. VIDAURRE, H. 1 9 9 1 . Regeneración natural. In Exposición de los avances y resultados del proyecto de estudio conjunto sobre investigación y regeneración de bosques en la zona amazónica de la República del Perú. Instituto Nacional de Investigación Agraria y Agroindustrial (INIAA). Pucallpa. s.p. VILCHEZ, H. 1 9 9 1 . Capacidad de uso forestal en u n bosque húmedo tropical, Dantas, Huánuco. Tesis Ing. forestal. Lima, Perú, Universidad Nacional Agraria La Molina. 2 3 6 p. VINCENT, L. 1 9 7 0 . Estudio sobre la tipificación del bosque con fines de manejo en la Unidad I de la Reserva Forestal de Caparo. Tesis Mag. Sc. Turrialba, C.R. Universidad de Costa RicaICATIE. 2 5 9 p. WYATT-SMITH, J. 1 9 8 6 . Sistemas de manejo silvicultural de Asia (sur-este) y Africa usando regeneración natural. In Primer Seminario Internacional sobre Manejo del Bosque Tropical Húmedo en la región de Centro América. ESNACIFOR. Siguatepeque, Honduras. 3 3 p.

7. ANEXOS

Anexo 1
FORRlATO DE CAMPO PARA LEVANTAMIENTO DE LA VEGETACION
LEVANTAMIENTO DE LA VEGETACION - TIPOLOGIA DE BOSQUES DEL DANTAS

Anexo 2
CLASIFICACION DE LA ILUMINACION DE COPA*

Emergente. Se dice que un árbol es emergente cuando su copa recibe completa iluminación vertical y lateral. Plena iluminación superior. Cuando la copa del árbol recibe completa iluminación vertical. Alguna iluminación superior. Cuando la copa del árbol recibe parcialmente la iluminación vertical. Iluminación lateral. Cuando la iluminación que recibe el árbol no es directa sino lateral. 'Ninguna iluminación directa. Cuando la copa del árbol está totalmente cubierta.

* Tomado de Manta í 1 989)

Anexo 3
CLASIFICACION DE LA FORMA DE COPA*

Círculo entero. Aquella copa de árbol que es circular y simétrica. Círculo irregular. Aquella copa de árbol que es casi ideal. Es silviculturalmente satisfactoria pero posee algún tipo de asimetría o muerte de algunas ramas. Medio círculo. Justo en el límite silvicultural satisfactorio, asimétrica o delgada pero capaz de mejorar si se le da más espacio. Menos que medio círculo. Copa de árbol silviculturalmente no satisfactorio, fuerte asimetría, pocas ramas, muerte regresiva. Probablemente sobreviva. Solamente pocas ramas. Definitivamente suprimido de aquella copa de árbol degenerada o fuertemente dañada. Probablemente no es capaz de crecer.

"

Tomado de Manta ( 1989).

Anexo 4
CLASIFICACION DE ARBOLES SEGUN LA CALIDAD DE LA MEJOR TROZA*

Actualmente maderable. La mejor troza en el fuste es de un tamaño adecuado para la comercialización inmediata. Es sana, recta, por lo menos de cuatro metros de largo y con u n diámetro en la punta no menor de 40 cm. Puede contener nudos comercialmente aceptables, pero ninguno con un diámetro igual o mayor a u n tercio del diámetro del fuste en el punto de unión con la rama. Potencialmente maderable. La mejor troza en el fuste n o es de u n tamaño adecuado para la comercialización. No obstante el fuste contiene una sección sana y recta de por lo menos cuatro metros de largo, la cual tendría mercado en el futuro. Es decir las trozas de esta clase son de buena calidad, pero todavía pequeñas. Deformada. La mejor troza en el fuste no contiene cuatro metros de largo de forma recta. Fustes deformados incluyen aquellos que son cortos, torcidos con raíces tablares, demasiado ramificados o con nudos grandes. Dañado. El daño físico en el fuste no deja ninguna posibilidad para la conversión industrial de alguna troza. Los fustes de esta clase son más comunes e n los bosques recién aprovechados. Podrida. A causa de la pudrición, el fuste no contiene una porción sana y recta.

"Tomado d e Manta ( 1 989)

Anexo 5

AYxUC~;~ ............................................................

Snie .................................................................. (&la

No. ..............................................

(%rri/S

na~lcrai. i s l ~ m a S clásico

.............................................................

7a Aproximación ................................................................

CkfIranún l~C.nU;a ..............................................................................................................................................................................................
I d U ................................................................................................. (lima. 1'................................................. 1.........................................
V ~ ~ I & 'cd~i,w o & Z ..............................................................................................................................................................................................
M a k d &re

.

.

..

......................................................................................................................................................................................................
I
/m k+

FkI.r,w'$u .................................................

'

d

U .............................................. I h ~ n h u c i ó n% raúieS ..................................... 2 '
o

K e l k , ........................................................... 1uc Lain .- < -í
.,

.......................................................... .%ulad

alcalinU

...................................

......................................................

. . Ix1(~nmirnln superfiid ............................
1lum&

I'cYIr4:osidad superfuial ..................................

I'cdienle ................................................. I:roswn .....................................................

Napa fieália ..............................................................................................................................

.....................................................................................................................................

N o m dirionales ...................................................................................................................................................................................................

Fecha

UNIVERSIDAD AGRARIA
FACIJLTAD DE AGRONOMIA

Muestras Foto No.

............................................................................................................. ...............................................................................................................

DEPARTAMENTO DE SUELOS

Textiira

Modificador textiiral

Peliciila de arcilla

Estructura S

Consistencia H M

pH

CO,

Límite

.............
.............
.............

........................................................................

........................................................................ ........................................................................
........................................................................

.............
............. .............
............. .............

........................................................................
........................................................................
...................................................................... ........................................................................

Anexo 6
FORMATO DE CAMPO PARA LEVANTAMIENTO TOPOGRAFICO
ACTIVIDAD BRIGADA : 1-EVANTAMIENTO DE TRANSECTOS SEGUN ESTRATOS FISIOGRAFICOS FECHA:

TROCHA N"

:

I

D

A

V U E L T A

Anexo 7
RELACION DE ESPECIES DE LA UMMPF-DANTAS POR GRUPOS DE INTERES, CON ESPECIFICACION DE FAMILIA, GRUPO ECOLOGICO Y DIAMETRO MINIMO DE CORTE
1. Deseadas (4 especies)
Ceiba samauma Terminalia oblonga Guarea kun thiana Clarisia racemosa

Bombacaceae Combretaceae Meliaceae Moraceae

HDCRe EP EP HDCRe

2. Aceptables (20 especies)
Spondias mombin Didymopanax morototoni Quararibea as terolepis Cavanillesia h ylogeiton Chorisia insignis Eriotheca globosa Ma tisia bicolor Matisia cordata Caryocar glabrum Hura crepitans Sapium glandulosum M yrox ylon balsamun aBrosimum lactescens Brosimum utile Pseudolmedia lae vis Poulsenia armata Pouteria torta Sterculia pruriens Apeiba membranaceae Celtis schippii

Anacardiaceae Araliaceae Bombacaceae Bombacaceae Bombacaceae Bombacaceae Bombacaceae Bombacaceae Caryocaraceae Euphorbiaceae Euphorbiaceae Fabaceae Moraceae Moraceae Moraceae Moraceae Sapotaceae Sterculiaceae Tiliaceae Ulmaceae

HDCRa HDCRa HDCRe HDCRa HDCRa HDCRe HDCRe HDCRa EP HDCRa HDCRe EP EP HDCRa EP EP EP HDCRe HDCRe EP

3. Indiferentes c o n u s o actual 110 especies)
Aspidosperma vargasii Jacaranda copaia Tabebuia serratifolia Dipteryx alata Cedrela odorata Swietenia macrophylla Brosimum alicastrum Virola sebifera Manilkara bidentata Sterculia apetala

Apocynaceae Bignoniaceae Bignoniacea Fabaceae Meliaceae Meliaceae Moraceae Myristicaceae Sapotaceae Sterculiaceae

? HDCRa ET ET HDCRa HDCRa EP HDCRa ET
?

4. Potenciales (34 especies)
Guatteria ds-sp2 Oxandra acuminata Guatteria modesta Porcelia nitidifolia Ruizodendrom o vale Jacara tia digita ta Drypetes amazonica Nealchornea yapurensis Sapium laurifolium Sapium marmieri Pleuro th yrium nobile Eschweilera ds-sp 1 Copaifera re ticulata Lecointea peruviana Deguelia ds-sp 1 Lonchocarpus h ylobius Lonchocarpus neuroscapha Machaerium ds-sp 1 lnga leiocalycina Guarea gomma Trichilia pleeana Trichilia quadrijuga Batocarpus amazonicus Clarisia biflora Pourouma mollis lryan thera joruensis Otoba parvifolia Virola peruviana Chimarris williamsii Macrocnemum roseum Meliosma bogotana Pouteria procera Jessenia bataua Palmae ds-sp2 Annonaceae Annonaceae Annonaceae Annonaceae Annonaceae Caricaceae Euphorbiaceae Euphorbiaceae Euphorbiaceae Euphorbiaceae Lauraceae Lecythidaceae Caesalpiniaceae Caesalpiniaceae Fabaceae Fabaceae Fabaceae Fabaceae Mimosaceae Meliaceae Meliaceae Meliacea Moraceae Moraceae Moraceae (Cecrop.) Myristicaceae M yristicaceae Myristicaceae Rubiaceae Rubiaceae Sabiaceae Sapotaceae Palmae ? Palmae ? ? ? ? ? ? HDCRa ? EP ? HDCRa ? ? EP ? ? ? ? ? ? ? EP HDCRe ? HDCRe ? EP EP HDCRe ? HDCRe ? ? 35 cm 30 cm 45 cm 50 cm 50 cm 45 cm 30 cm 25 cm 35 cm 45 cm 50 cm 55 c m 85 cm 40 cm 40 cm 50 c m 30 cm 85 c m 30 cm 40 cm 40 cm 40 cm 30 cm 55 c m 30 cm 35 c m 40 cm 35 c m 55 c m 60 cm 60 cm 50 cm n o se corta no se corta

5. Indiferentes totales
El resto de especies. El diámetro mínimo de corte establecido por la Unidad es 5 0 cm.

"

HDCRa HDCRe EP ET ?

: heliófita durable de crecimiento rápido : heliófita durable de crecimiento regular : esciófita parcial : esciófita total : aún n o determinado

Anexo 8
DESCKIPCION DE I'ERFI1,ES DE SUELO

C.,1I,ICATAS EN PARTE ALTA DE CO1,INA

a l En la subparcela 21 3 horizonte profundidad (cm)

CZ
característica

A

0-20

Pardo a pardo oscuro ( 7 , 5 YR4121, en húmedo; franco arcillo limoso; prismático, medio; m u y rápido; firme, ligeramente ácido ( p H 6 , 2 ) ; alto en materia orgánica (6,690/0); bajo en fósforo disponible (6,6 ppm); medio en potasio disponible ( 3 7 5 k g l h a ) ; alta saturación de bases ( 10 0 % ) . Límite de horizonte difuso al B w . Pardo a pardo oscuro (7,5YR4/4), en húmedo; arcilloso, prismático, medio; muy rápido; plástico; fuertemente ácido ( p H 5 , 2 ) ; bajo en materia orgánica ( 1 , 1 7 % ) y en fósforo disponible ( 0 , 8 ppm); medio en potasio disponible ( 3 9 4 kglha); alta saturación de bases ( 9 7 % ) . Líniite de horizonte difuso al B. Pardo a pardo oscuro (7,5YR414 4 61. en húmedo; arcilloso; prismático, medio; muy rápido; plástico; iriuy fuertemente ácido ( p H 4 , 9 ) ; bajo en materia orgánica ( 0 , 2 7 % ) y en fósforo disponible ( 0 , 8 ppni); alto en potasio disponible ( 4 4 1 kgiha); alta saturación de bases (95Oí0). Límite de horizonte difuso al C,. Pardo rojizo (7,5YR4/4), en húmedo; arcilloso; masivo; plástico; neutro ( p H 7,O); bajo en materia orgánica ( 0 , 2 7 % ) y en fósforo disponible ( 2 , 7 ppm); alto en potasio disponible ( 4 6 0 kgiha); presencia de carbonato de calcio ( 1 , 6 % ) ; alta saturación de bases. Limite de horizonte difuso al C, Pardo rojizo a pardo rojizo oscuro (5YR414 3!4), en húmedo; arcilloso; masivo; plástico; neutro ( p H 7 , 4 ) ; bajo en materia orgánica ( 0 , 3 4 % ) y en fósforo disponible ( 0 , 8 p p m ) ; medio en potasio disponible ( 2 9 1 kgiha); presencia de carbonato de calcio ( 9 , 0 % ) ; alta saturación de bases ( 1 0 0 % ) .

Bw

20-33

33-52

52-94

c2

94 a

+

b ) En la subparcela 343 P M
horizonte profundidad (cm) característica

A

O- 9

Pardo oscuro i 1OYR3/2), en húmedo; franco; prismático, fina, débil; ligeramente ácido ( p H 6.2); alto en materia orgánica ( 7 , 5 8 % ) ; medio en fósforo disponible ( 7 , 6 p p m ) ; medio en potasio disponible ( 3 2 8 kglha); alta saturación de bases ( 10 0 % ) . Límite de horizonte difuso al B w .

De pardo a pardo oscuro (7,5YR412), en húmedo; arcilloso; masiva; plástico; moderadamente ácido ( p H 5,8); medio en materia orgánica ( 3 , 1 7 % ) ; bajo en fósforo disponible ( 3 , 7 ppm); medio en potasio disponible ( 3 9 4 kglha); alta saturación de bases ( 9 9 % ) . Límite de horizonte difuso al BC. De pardo a pardo oscuro (7,5YR4/4), en húmedo; arcilloso; masiva; plástico; ligeramente ácido ( p H 6,3); bajo en materia orgánica ( 0 , 5 5 % ) ; bajo en fósforo disponible ( 1 , 7 ppm); medio en potasio disponible ( 4 0 4 kglha); alta saturación de bases ( 10 0 % ) . Límite de horizonte difuso al C,. Pardo rojizo (5YR414), en húmedo; arcilloso; masiva; plástico; moderadamente ácido (pH 5,6); bajo en materia orgánica ( 0 , 2 0 % ) y en fósforo (0,8 ppm); medio en potasio disponible ( 3 9 4 kglha); alta saturación de bases ( 9 9 % ) . Límite de horizonte difuso al C,. Pardo rojizo (5YR4/4), en húmedo; moteaduras gris (10YR611) en 5%; estructura masiva; plástico; moderadamente ácido ( p H 5,8); bajo en materia orgánica ( 0 , 4 8 % ) y en fósforo disponible ( 1 , 7 ppm); medio en saturación de bases ( 10 0 % ) .

CALICATAS EN PARTE BAJA DE COLINA

a) En la subparcela 421 CP. horizonte profundidad (cm) característica

Pardo oscuro (10YR3/3), en húmedo; franco; granular medio, débil, friable; fuertemente ácido (pH 5,5); bajo en materia orgánica (0,48%); alto en fósforo y potasio disponibles ( 1 4 , 4 p p m y 5 5 4 kglha respectivamente); alta saturación de bases ( 9 9 % ) . Límite de horizonte difuso al B w . Pardo amarillento oscuro (1OYR4/4), en húmedo; franco arcilloso; masivo; m u y fuertemente ácido ( p H 4,6); bajo en materia orgánica ( 1 , 2 4 % ) y fósforo disponible ( 5 , 6 ppm); alto en potasio disponible ( 4 6 9 kglha); alta saturación de bases ( 8 9 % ) . Límite de horizonte difuso al BC. Pardo rojizo (5YR4/4), en húmedo; franco arcilloso; masivo; m u y fuertemente ácido ( p H 4,5); bajo en materia orgánica ( 0 . 3 4 % ) y fósforo disponible (1,7 ppm); alto potasio disponible ( 5 3 5 kglha); alta saturación de bases ( 7 5 % ) . Límite de horizonte difuso al C,. Pardo a pardo oscuro (7,5YR4/4), en húmedo; franco arcilloso; masivo, m u y fuertemente ácido ( p H 4,5); bajo en materia orgánica t 0 , 3 4 % ) y en fósforo disponible (1,7 p p m ) ; alto en potasio disponible ( 5 6 3 kglha); alta saturación de bases ( 8 0 % ) . Límite de horizonte difuso al C,.

78-98

Pardo rojizo (5YR4/4), en húmedo; arcilloso; muy fuertemente ácido (pH 4,7); bajo en materia orgánica (0,07%) y en fósforo disponible (1,7 ppm); alto en potasio disponible ( 5 4 4 kglha); alta saturación de bases (93%).

b) En la subparcela 531 CP horizonte profundidad (cm)
A

característica

O- 6

Pardo oscuro ( 10YR3/3), en húmedo; franco; prismática, masiva; fuertemente ácido (pH 5.5); medio en materia orgánica ( 4 . 9 6 % ) ; bajo en fósforo disponible (6.6 ppm); alto en potasio disponible ( 5 4 4 kglha); alta saturación de bases ( 9 8 % ) . Límite de horizonte difuso al Bw. Pardo a pardo oscuro (10YR4/3), en húmedo; franco arcilloso; masiva; muy fuertemente ácido (pH 4,8); bajo en materia orgánica (1,24%) y fósforo disponible (5,6 ppm); medio en potasio disponible ( 4 2 2 kglha); alta saturación de bases ( 9 5 % ) . Límite de horizonte difuso al BC. Pardo a pardo oscuro (7,5YR4/4), en húmedo; franco arcilloso; masiva; muy fuertemente ácido (pH 4,5); bajo en materia orgánica (0,07%) y fósforo disponible (0,8%); alto potasio disponible ( 4 8 8 kglha); alta saturación de bases ( 7 8 % ) . Límite de horizonte difuso al C,. Pardo a pardo oscuro (7,5YR5/4 4/41, en húmedo; arcilloso; masiva muy fuertemente ácido (pH 4,5); bajo en materia orgánica (0,07%) y en fósforo disponible (0,8 ppm); alto en potasio disponible ( 5 4 4 kglha); alta saturación de bases (63%). Límite de horizonte difuso al C,. Pardo (7,5YR5/4), en húmedo; moteadura parduzca gris clara (ploma) en 4 0 % y rojo amarillenta (5YR518) en 30%; arcilloso; masiva; muy fuertemente ácido (pH 4,8); bajo en materia orgánica (0,14%) y en fósforo disponible (0,8 ppm); alto en potasio disponible (610 kglha); alta saturación de bases ( 9 2 % ) .

Bw

6- 1 9

BC

19- 3 6

c1

36- 8 5

c2

85-1O0

Nombre-científico MATISIA CORDATA PALMAE DS-SP 2 HURA CREPITANS NEALCHORNEA YAPURENSIS ASTROCARYUM DS-SP 1 DRYPETES AMAZONICA VAR PERWIANA PSEUDOLMEDIA LAEVIS OTOBA PARVIFOLIA LUNANIA PARVIFLORA QUARARIBEA ASTEROLEPIS SAPIUM MARMIERI CLARISIA BIFLORA COPAIFERA RETICULATA GUAREA PTERORHACHIS RUIZODENDRON OVALE PACHIRA AQUATICA THEOBROMA CACAO APEIBA MEMBRANACEA LEONIA GLYCYCARPA PENTAGONIA PARVIFOLIA MYROXYLON BALSAMUM VIROLA P E R W I A N A POUTERIA TORTA EUTERPE DS-SP 1 ESCHWEILERA DS-SP 1 GUAREA KUNTHIANA NECTANDRA DS-SP 3 POUTERIA PROCERA BROSIMUM UTILE SSP OVATIFOLIUM APTANDRA TUBICINA SPONDIAS MOMBIN CELTIS SCHIPPII SARCAULUS BRASILIENSIS LECOINTEA PERWIANA JACARATIA DIGITATA OCOTEA MEGAPHYLLA BATOCARPUS AMAZONICUS MATISIA BICOLOR STERCULIA PRURIENS AMPELOCERA RUKZII CEIBA PENTANDRA SAPIUM GLANDULOSUM OXANDRA ACUMINATA HEISTERIA NITIDA SOROCEA GUILLEMINIANA SAPIUM LAURIFOLIUM ERIOTHECA GLOBOSA SLOANEA FRAGRANS PLATYMISCIUM ULEI BROSIMUM LACTESCENS POULSENIA ARMATA POUROUMA MOLLIS SSP TRILOBA POUROUMA CECROPIAEFOLIA MATAYBA DS-SP 2 INGA LEIOCALYCINA OCOTEA JAVITENSIS INGA RUIZANA PSEUDOPIPTADENIA DS-SP 1 MACROCNEMUM ROSEUM MALMEA DS-SP 3 TRICHILIA QUADRIJUGA SSP QUADRIJUG GLOEOSPERMUM SPHAEROCARPUM CROTON DS-SP 1 PITHECELLOBIUM COCCINEUM THEOBROMA OBOVATUM GUATTERIA DS-SP 2 SOCRATEA EXORRHIZA MAQUIRA CALOPHYLLA INGA MARGINATA DICO. INDET MELIOSMA BOGOTANA TRICHILIA DS-SP 1 SOROCEA TROPHOIDES SSP RHODORHACHI CORDIA DS-SP 1 MANILKARA BIDENTATA CHRYSOCHLAMYS WEBERBAUERI COUROUPITA AMAZONICA ZANTHOXYLUM RIEDELIANUM QUARARIBEA DS-SP 1 ALLOPHYLUS FLORIBUNDUS INGA FILOSULA TRICHILIA PLEEANA STYLOGYNE CAULIFLORA PTEROCARPUS DS-SP 1 INGA DS-SP 5

.....-----------....------...---

-----

IVI

Abund.

------

Abund%
..... .

-

- - .....

Domin.

Frec.
---...

35.25 8.83 7.91 6.15 5.81 5.81 5.09 4.90 4 . S8 3.16 3.07 2.77 2.76 2.74 2.74 2.65 2 . 56 2.53 2.45 2.40 2.31 2.30 2.29 2.14 2.08 2.05 2.02 1.94 1.91 1.73 1.71 1.71 1.71 1.70 1.70 1.69 1.68 1.63 1.56 1.51 1.48 1.48 1.47 1.47 1.46 1.45 1.43 1.43 1.41 1.40 1.38 1.38 1.35 1.32 1.31 1.29 1.28 1.25 1.25 1.23 1.23 1.20 1.18 1.18 1.17 1.17 1.16 1.16 1.14 1.14 1.10 1.09 1.07 1.06 1. o 5 1.04 1.04 1.03 1.03 1.02 1.01 1.01 .99 .98 .98

62.46 29.54 4.00 14.46 19.69 20.00 8.62 8.92 13.54 7.08 2.77 4.62 3.08 7.08 4.31 6.46 5.85 3.38 6.46 6.15 2.77 4.92 4.31 5.54 2.15 4.92 4.31 4.00 1.54 3.08 1.54 4.00 3.38 2.77 2.15 3.69 3.38 1.85 2.77 2.77 .62 2.15 3.38 2.77 3.08 1.85 1.54 1.85 3.38 1.54 2.77 2.46 2.46 1.85 2.15 3.08 2.46 .92 2.15 2.46 2.15 3.08 2.46 3.38 2.15 2.15 2.46 2.15 2.15 2.15 1.54 2.15 1.85 2.46 .92 2.15 .62 1.23 1.85 2.15 1.54 1.54 2.15 1.54 2.15

100.00 92.31 53.85 92.31 1 0 0 . o0 92.31 76.92 92.31 100.00 76.92 53.85 76.92 53.85 84.62 76.92 69.23 76.92 69.23 76.92 76.92 23.08 69.23 92.31 61.54 46.15 53.85 61.54 69.23 38.46 69.23 30.77 46.15 53.85 46.15 46.15 69.23 61.54 38.46 46.15 46.15 15.38 38.46 46.15 53.85 53.85 38.46 30.77 38.46 46.15 30.77 46.15 53.85 46.15 38.46 38.46 46.15 53.85 23.08 30.77 46.15 38.46 38.46 38.46 30.77 53.85 46.15 46.15 53.85 46.15 38.46 38.46 46.15 38.46 38.46 23.08 38.46 15.38 23.08 46.15 38.46 23.08 38.46 38.46 38.46 38.46

continúa. .

.

BURSERACEAE DS-SP 2 CHRYSOBALANACEAE DS-SP 2 SLOANEA OBTUSA TETRATHYLACIUM MACROPHYLLUM ENDLICHERIA ANOMALA RUBIACEAE DS-SP15 RUBIACEAE DS-SP16 POUTERIA GLOMERATA HERRANIA DS-SP 2 BROSIMUM PARINARIOIDES VAR AMPLICO MICROPHOLIS DS-SP 1 OXANDRA ESPINTANA BYRSONIMA ARTHROPODA HEISTERIA ACUMINATA DUGUETIA TESSMANNII OCOTEA CERNUA MACHAERIUM DS-SP 1 MYRTACEAE INDET GENIPA AMERICANA MICROPHOLIS DS-SP 2 SAPOTACEAE DS-SP 6 URTICACEAE DS-SP 4 GUATTERIA DS-SP 1 CHRYSOBALANACEAE DS-SP 5 FLACOURTIACEAE DS-SP 3 CARYODAPHNOPSIS INAEQUALIS LAURACEAE DS-SP 3 FABOIDEAE DS-SP 8 VIROLA DS-SP 1 URTICACEAE DS-SP 1 URTICACEAE DS-SP 3 DUGUETIA DS-SP 1 GUATTERIA DECURRENS ORMOSIA SCHUNKEI INGA DS-SP10 MIMOSOIDEAE DS-SP 4 NEEA DIVARICATA TALISIA DS-SP 2 SAPOTACEAE DS-SP 2 SWARTZIA DS-SP 2 COCCOLOBA DENSIFRONS SAPOTACEAE INDET URTICACEAE DS-SP 2 TOTAL

.17 .17 .17 .17 .17 .17 .17 .17 .17 .17 .17 .16 .16 .16 .16 .16 .16 .16 .16 .16 .16 .16 .16 .16 .16 .16 .16 .16 .16 .16 .16 .16 .16 .16 .16 .16 .16 .16 .16 .16 .16 .16 .16 300.00

Anexo 10
CUADRO DE LA VEGETACION DEL BOSQUE DE CRESTA
Nombre-científico IVI Abund

................................

-----21.21 5.98 5.62 5.52 5.40 5.22 4.54 4.18 3.69 3.62 3.57 3.45 3.41 3.31 3.30 3.25 3.07 3.03 2.95 2.93 2.91 2.80 2.78 2.78 2.57 2.51 2.44 2.38 2.27 2.25 2.20 2.19 2.18 2.18 2.18 2.17 2.14 2.13 2.08 2.08 2.03 2.00 1.99 1.98 1.89 1.87 1.87 1.86 1.84 1.82 1.81 1.79 1.77 1.76 1.74 1.68 1.63 1.63 1.63 1.60 1.53 1.52 1.46 1.45 1.44 1.44 1.39 1.39 1.31 1.30 1.30 1.28 1.27 1.24 1.24 1.23 1.22 1.19 1.18 1.17 1.16 1.15 1.14

-------

.

-------

Domin

.

------100.00 75.00 100.00 100.00 100.00 75.00 50. O0 25.00 25.00 75.00 75.00 75.00 50.00 75.00 50.00 100.00 100.00 75.00 50.00 50.00 100.00 100. o0 50.00 100.00 50 .O0 75.00 75.00 75.00 75.00 50.00 75.00 75.00 50.00 75.00 50.00 75.00 50.00 75.00 50.00 50.00 50.00 50.00 75.00 50 .O0 75.00 50.00 75.00 75.00 50.00 25.00 75.00 75.00 75.00 75.00 50.00 75.00 25.00 50.00 50.00 25.00 50.00 75.00 25.00 75.00 75.00 SO. O0 50.00 25.00 50.00 50. o0 50.00 50.00 50.00 50.00 50.00 50.00 25.00 50.00 50.00 50.00 50.00 50. O0 25.00
continúa

Frec.

MATISIA CORDATA DIPTERYX ALATA ASTROCARYUM DS-SP 1 DRYPETES AMAZONICA VAR P E R W I A N A NEALCHORNEA YAPURENSIS QUARARIBEA ASTEROLEPIS SAPOTACEAE DS-SP 5 CALYCOPHYLLUM SPRUCEANUM VITEX DS-SP 1 CLARISIA RACEMOSA LUNANIA PARVIFLORA MYROXYLON BALSAMUM MANILKARA BIDENTATA LEONIA GLYCYCARPA MAYTENUS MACROCARPA RUIZODENDRON OVALE POUTERIA PROCERA CLARISIA BIFLORA MACROCNEMUM ROSEUM GUATTERIA DS-SP 2 OXANDRA ACUMINATA THEOBROMA CACAO STERCULIA PRURIENS PSEUDOLMEDIA LAEVIS PORCELIA NITIDIFOLIA HEISTERIA NITIDA PACHIRA AQUATICA DENDROPANAX DS-SPP ENDLICHERIA ANOMALA JACARATIA DIGITATA SOROCEA TROPHOIDES SSP RHODORHACHI SARCAULUS BRASILIENSIS DENDROPANAX TESSMANNII SOROCEA GUILLEMINIANA CAVANILLESIA HYLOGEITON CHRYSOPHYLLUM DS-SP 1 TRICHILIA ADOLFI CELTIS SCHIPPII LAURACEAE DS-SP 7 MACHAERIUM DS-SP 1 SAPIUM LAURIFOLIUM TRICHILIA PLEEANA AGONANDRA DS-SP NOVl TRICHILIA QUADRIJUGA SSP QUADRIJUG INGA CAPITATA QUARARIBEA DS-SP 1 STYLOGYNE CAULIFLORA POUTERIA DS-SP 1 ALLOPHYLUS DIVARICATUS STERCULIACEAE DS-SP 2 APTANDRA TUBICINA PTEROCARPUS DS-SP 1 PALMAE DS-SP 2 BATOCARPUS AMAZONICUS DEGUELIA DS-SP 1 ARALIACEAE INDET MIMOSOIDEAE DS-SP 5 GUAREA KUNTHIANA XYLOSMA DS-SP 2 COMBRETACEAE DS-SP 1 DICO. INDET MATISIA BICOLOR NECTANDRA TURBACENSIS FARAMEA MAYNENSIS INGA DS-SP 5 LECOINTEA P E R W I A N A BUNCHOSIA ANGUSTIFOLIA CROTON DS-SP 1 MALMEA DS-SP 3 VIROLA WEBERBAUERI SAPIUM MARMIERI CORDIA DS-SP 1 NEEA DS-SP 8 OCOTEA MEGAPHYLLA POUROUMA CECROPIAEFOLIA STERCULIA SPECIOSA STERCULIA APETALA TERMINALIA OBLONGA MAQUIRA CALOPHYLLA INGA MARGINATA OCOTEA JAVITENSIS GUAREA PTERORHACHIS BROSIMUM ALICASTRUM SSP BOLIVARENS

41.00 4.00 21.00 19.00 16.00 17.00 2.00 1.00 1.00 4.00 12.00 5.00 3.00 11.00 7.00 9.00 8.00 5.00 3.00 5.00 8.00 6.00 3.00 5.00 2.00 6.00 6.00 7.00 5.00 2.00 5.00 6.00 2.00 6.00 2.00 5.00 4.00 3.00 3.00 5.00 3.00 4.00 5.00 3.00 5.00 6.00 5.00 4.00 4.00 1.00 4.00 4.00 4.00 3.00 3.00 4.00 1.00 4.00 4.00 1.00 3.00 3.00 2. o0 3.00 3.00 3.00 3.00 5.00 3.00 3.00 2.00 3.00 3.00 3.00 3.00 2.00 1.00 3.00 3.00 3.00 3.00 3.00 1.00

3.81 1.29 .29 .36 .47 .45 1.05 1.08 .93 .61 .21 .52 .68 .19 .45 .19 .18 .40 .55 .44 .14 .11 .50 .24 .48 .20 .18 .11 .18 .39 .16 .10 .37 .10 .37 .15 .27 .23 .30 .20 .28 .23 .10 .27 .o7 o9 .O6 .11 .18 .40 o9 .O8 O8 .12 .20 o5 .34 .12 .12 .33 .14 O6 .25 .o4 .o4 .11 .10 O8 O8 .o7 .12 .o7 .O6 .o5 o5 .10 .22 .o4 .o4 o4 .o3 .o3 .20

.

. . .

.

. .

.

.

...

VIROLA PERWIANA CUPANIA DS-SP 1 BYRSONIMA ARTHROPODA NECTANDRA DS-SP 4 POUTERIA DS-SP 7 CASEARIA DS-SP 3 POUROUMA GUIANENSIS SSP GUIANENS GUATTERIA MODESTA MATAYBA DS-SP 2 TAPIRIRA GUIANENSIS CHRYSOPHYLLUM VENEZUELANENSE MYRCIA DEFLEXA NECTANDRA DS-SP 2 NEEA CHLORANTHA NEEA FLORIBUNDA ESCHWEILERA DS-SP 1 EUTERPE DS-SP 1 LAURACEAE DS-SP12 IRYANTHERA JURUENSIS HASSELTIA FLORIBUNDA GUAREA MACROPHYLLA SSP PENDULISP GUAREA GOMMA SPONDIAS MOMBIN PLATYMISCIUM ULEI OXANDRA ESPINTANA CHIMARRHIS DS-SP 1 ROLLINIA SCHUNKEI HIRTELLA RASA NEEA DS-SP 2 CITRONELLA INCARUM CHEILOCLINIUM COGNATUM GENIPA AMERICANA MICROPHOLIS DS-SP 2 MELIOSMA BOGOTANA ASPIDOSPERMA RIGIDUM COPAIFERA RETICULATA NEEA DS-SP 1 INGA LEIOCALYCINA CARYOCAR GLABRUM SSP GLABRUM PROTIUM HEBETATUM HASSELTIA DS-SP 1 DUROIA HIRSUTA CASEARIA DS-SP 5 POUTERIA DS-SP 5 GLOEOSPERMUM SPHAEROCARPUM ORMOSIA DS-SP 1 ALLOPHYLUS FLORIBUNDUS SLOANEA DS-SP 2 CASEARIA DS-SP 1 GUAREA DS-SP 2 POUTERIA NEMOROSA ERIOTHECA GLOBOSA THEOBROMA OBOVATUM ANIBA GUIANENSIS FABOIDEAE DS-SP 3 OCOTEA OVALIFOLIA CECROPIA DS-SP 1 RUBIACEAE DS-SP14 GUATTERIA DECURRENS HURA CREPITANS INGA ACREANA TRICHILIA DS-SP 1 POLYGONACEAE DS-SP 2 SLOANEA PSEUDODENTATA CASEARIA DS-SP 4 INGA RUIZANA TRICHILIA INDET MORACEAE(CECROP1AE) DS-SP 5 CORDIA ALLIODORA PROTIUM CF FIMBRIATUM BROSIMUM UTILE SSP OVATIFOLIUM MORACEAE INDET POUROUMA MINOR CECROPIA DS-SP 2 NEEA DIVARICATA RUBIACEAE DS-SP11 PITHECELLOBIUM COCCINEUM ZANTHOXYLUM DS-SP 2 AMPELOCERA EDENTULA SOCRATEA EXORRHIZA OCOTEA AMAZONICA GRIAS DS-SP 1 MOURIRI FLORIBUNDA MYRTACEAE DS-SP 5 PROTIUM MERIDIONALE SAPIUM GLANDULOSUM GUAREA DS-SP 5 TRICHILIA PALLIDA INGA BONPLANDIANA SAPOTACEAE DS-SP 3 NECTANDRA INDET OCOTEA OBOVATA NYCTAGINACEAE INDET PRUNUS DS-SP 1 ALSEIS DS-SP 1 POUTERIA TORTA POUTERIA DS-SP 3

50.00 25.00 50.00 50.00 25.00 50.00 50.00 50.00 50.00 50.00 50.00 SO. O0 50.00 50.00 50.00 50.00 50.00 50.00 50.00 50.00 50.00 50.00 25.00 50.00 50.00 50.00 50.00 50.00 50.00 50.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 25.00 continúa

...

SOLANUM DS-SP 1 ASPIDOSPERMA DS-SP 3 FICUJ DS-SP 4 POLYGONACEAE DS-SP 1 ANACARDIACEAE DS-SP 3 CASEARIA DS-SP 2 GUAREA INDET SOROCEA HIRTELLA NECTANDRA DS-SP 3 INGA PILOSULA EUGENIA DS-SP 1 AMPELOCERA RUIZII ANNONACEAE DS-SP 3 LACISTEMA AGGREGATUM INGA LONGIPES PENTAGONIA PARVIFOLIA GUATTERIA DS-SP 1 UNOIIOPSIS FLORIBUNDA lNGA DS-SP 1 THEOBROMA SPECIOSUM DIOSPYROS DS-SP 2 MYRTACEAE DS-SP 6 TRIPLARIS DS-SP 1 SOLANACEAE DS-SP 1 URTICACEAE DS-SP 2 CHRYSOBALANACEAE DS-SP 3 ENDLICHERIA ACUMINATA INGA EDULIS OTOBA PARVIFOLIA SAPOTACEAE DS-SP 8 URTICACEAE DS-SP 1 SIPARUNA DS-SP 2 MINQUARTIA GUIANENSIS LICANIA MICRANTHA LAURACEAE DS-SP 2 MICONIA DS-SP 2 NEEA DS-SP 7 SAPOTACEAE DS-SP 6 CLAVIJA TARAPOTANA TOTAL

Editado y publicado por:

Publfor

Universidad Nacional Agraria La Molina Facultad de Ciencias Forestales Tirada: 1000 ejemplares Lima, 1995

Prohibida la reproducción total o parcial de este documento sin dar crédito al mismo

UNIVERSIDAD NACIONAL AGRARIA LA MOLINA
TELEFONO 435-2035-APDO. 4 5 6 - LA MOLINA LIMA PERU

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful