Está en la página 1de 11

Índice

Introducción………………………………………………………………………………...2

Justificación………………………………………………………………………………....3

Diferencia entre enlace iónico y covalente, covalente polar y covalente no polar……..3

Características fundamentales de los enlaces químicos, conceptos de electronegatividad,


energía de ionización, radio iónico………………………………………………………..3-5

Explicación con la tabla periódica hacia donde aumenta y disminuye la energía de


ionización, el radio iónico, la electronegatividad……………………………………...…5-6

Diferencia entre metales y no metales…………………………………………………….6

Funcion de metales y no metales en el cuerpo humano……………………………….....6-7

Diferencia de electronegatividad entre 5 compuesto iónicos, 5 compuestos covalentes


polares………………………………………………………………………………………7-8

Reflexión…………………………………………………………………………………....8-9

Anexos……………………………………………………………………………………….10

Bibliografía…………………………………………………………………………..……...11

1
Introducción:
Los enlaces químicos se forman cuando dos átomos intercambian o comparten uno o más
electrones. Estos enlaces mantienen unidos a los átomos para formar compuestos. Hay dos
tipos generales de enlaces: enlaces iónicos y covalentes. Los enlaces covalentes se forman
cuando dos átomos comparten un par de electrones. Ningún átomo pierde ni gana electrones
por completo. El electrón "orbita" ambos núcleos hasta cierto punto, pero los electrones
pasan la mayor parte del tiempo en el espacio entre los núcleos enlazados. Hay dos tipos de
enlaces covalentes. El primero es un enlace covalente no polar, cuyas moléculas son
simétricas y comparten electrones por igual. Los enlaces covalentes no polares se repelen
entre sí y tienen puntos de fusión y ebullición más bajos. El enlace covalente polar tiene
características opuestas. Los enlaces covalentes polares tienen un intercambio de electrones
desigual. En el enlace covalente polar, las moléculas tienen lados asimétricos creando dipolos
o +/-. Las fuerzas de atracción (fuerzas de van der Waals) entre moléculas se estabilizan y
aumentan el punto de ebullición y fusión.

El enlace iónico es otro tipo de enlaces químicos. Los enlaces iónicos se forman cuando los
electrones se eliminan completamente de un átomo y el segundo átomo los gana por
completo. Los electrones se intercambian, y esto va acompañado de la formación de dos
iones de carga opuesta (cationes y aniones).

La tabla periódica está organizada de acuerdo con las propiedades químicas en términos de
energía de ionización, electronegatividad, radio atómico, afinidad electrónica y carácter
metálico. Ordena los elementos por propiedades periódicas, que son tendencias recurrentes en
las características físicas y químicas. Estas tendencias se pueden predecir simplemente
examinando la tabla periódica y se pueden explicar y comprender analizando las
configuraciones electrónicas de los elementos. Los elementos tienden a ganar o perder
electrones de valencia para lograr una formación estable de octetos. Los octetos estables se
ven en los gases inertes, o gases nobles, del Grupo VIII de la tabla periódica.

2
Justificación:
Tanto los enlaces fuertes que mantienen unidas a las moléculas como los enlaces más débiles
que crean conexiones temporales son esenciales para la química de nuestros cuerpos y para la
existencia de la vida misma.

Una de las razones más importantes detrás del conocimiento de los enlaces químicos es el
hecho de que uno llega a comprender las diversas propiedades químicas y físicas asociadas
con un elemento. El carbono, por ejemplo, al comprender que se mantiene unido por enlaces
covalentes, podemos predecir que no es un metal, y además podemos ver sus propiedades,
que incluyen el hecho de que no puede transmitir carga eléctrica ni conducir calor fácilmente.

La información contenida en la tabla periódica (como el peso atómico y qué elementos son
similares) permite a los científicos saber cómo se unen los elementos atómicamente y cómo
se comportarán. Una vez que los científicos comprenden estos datos, pueden aplicarlos en
experimentos. Estos experimentos pueden ser algo tan simple como combinar hidrógeno y
oxígeno para producir agua, o pueden ser tan complejos como hacer una bomba de
hidrógeno.

Relación entre enlaces químicos y las propiedades de las sustancias.


1. Establezca diferencia entre enlace iónico y covalente, covalente polar y
covalente no polar.

El enlace iónico se caracteriza por una transferencia de electrones entre un compuesto


metálico y no metálico, el enlace covalente polar se caracteriza por la unión entre dos no
metales donde existe una distribución desigual de electrones y el enlace covalente no polar
se caracteriza por la unión de dos no metales donde existe una distribución igual de
electrones. Para que un enlace se considere iónico debe tener una diferencia de
electronegatividad mayor que 1.7, covalente polar entre 0.5 y 1.7 y covalente no polar
menor que 0.5.

2. Describe las características fundamentales de los enlaces químicos. ¿En qué


consiste la electronegatividad, energía de ionización, radio iónico?

Propiedades compartidas por compuestos iónicos

Las propiedades de los compuestos iónicos se relacionan con la fuerza con la que los iones
positivos y negativos se atraen entre sí en un enlace iónico. Los compuestos icónicos
también exhiben las siguientes propiedades:

Forman cristales: Los compuestos iónicos forman redes cristalinas en lugar de sólidos
amorfos. Aunque los compuestos moleculares forman cristales, con frecuencia adoptan otras
formas y los cristales moleculares suelen ser más suaves que los cristales iónicos. A nivel
atómico, un cristal iónico es una estructura regular, con el catión y el anión alternando entre
sí y formando una estructura tridimensional basada en gran medida en que el ión más
pequeño llena uniformemente los espacios entre el ión más grande.

3
Tienen altos puntos de fusión y altos puntos de ebullición: Se requieren altas temperaturas
para superar la atracción entre los iones positivos y negativos en los compuestos iónicos. Por
lo tanto, se requiere mucha energía para derretir compuestos iónicos o hacer que hiervan.

Tienen entalpías de fusión y vaporización más altas que los compuestos covalentes: Así
como los compuestos iónicos tienen altos puntos de fusión y ebullición, por lo general tienen
entalpías de fusión y vaporización que pueden ser de 10 a 100 veces más altas que las de la
mayoría de los compuestos covalentes. La entalpía de fusión es el calor requerido para fundir
un solo mol de un sólido a presión constante. La entalpía de vaporización es el calor
requerido para vaporizar un mol de un compuesto líquido a presión constante.

Son duros y quebradizos: Los cristales iónicos son duros porque los iones positivos y
negativos se atraen fuertemente entre sí y son difíciles de separar, sin embargo, cuando se
aplica presión a un cristal iónico, los iones de carga similar pueden verse forzados a acercarse
entre sí. La repulsión electrostática puede ser suficiente para romper el cristal, por lo que los
sólidos iónicos también son frágiles.

Conducen electricidad cuando se disuelven en agua o se funden: Cuando los compuestos


iónicos se disuelven en agua, los iones disociados quedan libres para conducir la carga
eléctrica a través de la solución. Los compuestos iónicos fundidos (sales fundidas) también
conducen electricidad.

Propiedades de los compuestos covalentes

Puntos de fusión y de ebullición bajos: Se requiere una cantidad relativamente pequeña de


energía para superar las atracciones débiles entre las moléculas covalentes, por lo que estos
compuestos se funden y hierven a temperaturas mucho más bajas que los compuestos
metálicos e iónicos. De hecho, muchos compuestos de esta clase son líquidos o gases a
temperatura ambiente.

Entalpías bajas de fusión y vaporización: Estas propiedades suelen ser uno o dos órdenes
de magnitud más pequeñas que las de los compuestos iónicos.

Formas sólidas blandas o quebradizas: Las débiles fuerzas intermoleculares hacen que la
forma sólida de los compuestos moleculares covalentes sea fácil de distorsionar o romper.

Conductividad eléctrica y térmica deficiente: Los compuestos iónicos conducen bien la


electricidad cuando se funden; los sólidos metálicos también lo hacen. Los compuestos
moleculares covalentes no lo hacen.

Propiedades de los compuestos unidos a enlaces metálicos

Conductividad eléctrica: La mayoría de los metales son excelentes conductores eléctricos


porque los electrones en el mar de electrones son libres de moverse y transportar carga. Los
no metales conductores (como el grafito), los compuestos iónicos fundidos y los compuestos
iónicos acuosos conducen la electricidad por la misma razón: los electrones pueden moverse
libremente.

4
Conductividad térmica: Los metales conducen el calor porque los electrones libres pueden
transferir energía lejos de la fuente de calor y también porque las vibraciones de los átomos
(fonones) se mueven a través de un metal sólido como una onda.

Ductilidad: Los metales tienden a ser dúctiles o pueden ser estirados en alambres delgados
porque los enlaces locales entre los átomos pueden romperse y reformarse fácilmente. Los
átomos individuales o láminas enteras de ellos pueden deslizarse unos sobre otros y reformar
los enlaces.

Maleabilidad: los metales a menudo son maleables o capaces de ser moldeados o


machacados en una forma, nuevamente porque los enlaces entre los átomos se rompen y
reforman fácilmente. La fuerza de unión entre metales no es direccional, por lo que es menos
probable que se rompa al dibujar o dar forma a un metal. Los electrones de un cristal pueden
ser reemplazados por otros. Además, debido a que los electrones pueden alejarse unos de
otros, trabajar un metal no fuerza a los iones con carga similar, lo que podría fracturar un
cristal a través de la fuerte repulsión.

Brillo metálico: los metales tienden a ser brillantes o mostrar brillo metálico. Son opacos una
vez que se alcanza un cierto espesor mínimo. El mar de electrones refleja los fotones de la
superficie lisa. Existe un límite de frecuencia superior para la luz que se puede reflejar.

Energía de ionización: Los electrones se mantienen en los átomos mediante su atracción al


núcleo lo cual significa que para sacar un electrón al átomo se necesita energía. La energía de
ionización es la necesaria para remover un electrón a un átomo en estado gaseoso. Cuando se
retira un electrón de un átomo neutro, se forma un catión con una carga igual a +1.

Radio iónico: Es la distancia entre el centro del núcleo del átomo y el electron estable más
alejado del mismo.

Electronegatividad: Es una medida de la capacidad que tiene un átomo para atraer los
electrones de otro átomo con el cual está enlazado.

3. Explique con la tabla periódica hacia donde aumenta y disminuye la energía de


ionización, el radio iónico, la electronegatividad.

Energía de ionización: En la tabla periódica, la energía de ionización varía de la siguiente


manera: En un grupo disminuye de arriba hacia abajo porque aumenta el tamaño del átomo y
es más fácil remover un electrón externo y aunque al aumentar el número atómico aumenta la
atracción del núcleo sobre los electrones este efecto que aumenta la energía de ionización se
ve disminuida por el aumento del efecto de apantallamiento; en un período aumenta de
izquierda a derecha pues aumenta la carga nuclear efectiva mientras el efecto de
apantallamiento permanece constante y se incrementa el aumento gracias a la disminución del
tamaño del átomo.

Radio iónico: En la tabla periódica, el radio atómico varía de la siguiente manera: En un


grupo aumenta de arriba hacia abajo pues en ese sentido aumenta el número de niveles
ocupados con electrones y aumenta el efecto pantalla por lo cual los electrones externos

5
pueden alejarse del núcleo; en un período disminuye de izquierda a derecha pues en este
sentido aumenta el número atómico aumentando la carga nuclear mientras que el efecto
pantalla y el número de niveles permanecen constantes.

Electronegatividad: En la tabla periódica la electronegatividad varía de la siguiente manera:


en los grupos disminuye de arriba hacia abajo y en los períodos aumenta de izquierda a
derecha. Lo anterior se puede expresar así: Los elementos más electronegativos se encuentran
en la parte superior derecha de la tabla periódica y los menos electronegativos son los de la
parte inferior izquierda de la tabla periódica.

4. Establezca diferencia entre metales y no metales.

Metales No metales
Estos son sólidos a temperatura ambiente, Estos existen en los tres estados.
excepto el mercurio.
Estos son muy duros excepto el sodio. Estos son suaves excepto el diamante.
Estos son maleables y dúctiles. Estos son frágiles y pueden romperse en
pedazos.
Estos son brillantes. Estos son opacos excepto el yodo.
Electropositivo por naturaleza. Electronegativo por naturaleza.
Tienen altas densidades. Tienen bajas densidades.

5. Observando la tabla periódica busca 10 metales y 10 no metales y describe la


función de 10 elementos de la tabla periódica en el organismo humano.

Metales:

1. Calcio: Tiene una función importante como componente principal del esqueleto.
Además, es importante en funciones metabólicas, como la función muscular, el
estímulo nervioso, actividades enzimática y hormonal y el transporte del oxígeno.
2. Hierro: La principal función biológica del hierro es el transporte de oxígeno a varios
sitios del cuerpo. La hemoglobina en los eritrocitos es el pigmento que lleva el
oxígeno de los pulmones a los tejidos. La mioglobina, en el tejido muscular del
esqueleto y el corazón, capta el oxígeno de la hemoglobina. El hierro también está en
la peroxidasa, la catalasa y los citocromos.
3. Zinc: El zinc es un elemento esencial en la nutrición humana y su importancia para la
salud ha recibido mucha atención recientemente. El zinc se encuentra en muchas
enzimas importantes y esenciales para el metabolismo. El cuerpo de un adulto
humano sano contiene de 2 a 3 g de zinc y necesita alrededor de 15 mg de zinc
dietético por día. La mayoría del zinc en el cuerpo se halla en el esqueleto, pero otros
tejidos (como la piel y el cabello) y algunos órganos (sobre todo la próstata) tienen
altas concentraciones.
4. Cobre: El cobre trabaja con el hierro para ayudarle al cuerpo a la formación de los
glóbulos rojos. También ayuda a mantener saludables los vasos sanguíneos, los
nervios, el sistema inmunitario y los huesos. El cobre también ayuda a la absorción
del hierro.

6
5. Potasio: El potasio es un mineral que el cuerpo necesita para funcionar normalmente.
Es un tipo de electrolito. Ayuda a la función de los nervios y a la contracción de los
músculos y a que su ritmo cardiaco se mantenga constante. También permite que los
nutrientes fluyan a las células y a expulsar los desechos de estas.
6. Magnesio
7. Sodio
8. Cromo
9. Manganeso
10. Vanadio

No metales:

1. Fosforo: La principal función del fósforo es la formación de huesos y dientes. Este


cumple un papel importante en la forma como el cuerpo usa los carbohidratos y las
grasas. También es necesario para que el cuerpo produzca proteína para el
crecimiento, conservación y reparación de células y tejidos.
2. Oxigeno: El oxígeno en el cuerpo humano tiene un rol fundamental al permitir a la
generación de energía a nivel celular. Así, el oxígeno tiene un rol vital en lo que
respecta al desarrollo de la vida para la mayoría de los seres vivos, incluyendo en este
caso al ser humano.
3. Nitrógeno: El nitrógeno es uno de los componentes químicos de las proteínas, que
desempeñan un papel importante en nuestro organismo, al proporcionar materiales
para la construcción y para el mantenimiento de todos los órganos y tejidos, y
participar de la formación de hormonas, enzimas y anticuerpos.
4. Carbono: Sirve de enlace para facilitar la construcción de cadenas de moléculas, sin
este elemento en nuestro cuerpo las moléculas serían incapaces de hacer estos enlaces.
5. Azufre: El azufre es un mineral necesario para la formación del colágeno, una
proteína que forma parte de la piel, los huesos, los tendones y los ligamentos. Además
algunas vitaminas del grupo B como las vitaminas B1, B5 y B8 contienen pequeñas
cantidades de este mineral.
6. Yodo
7. Bromo
8. Flúor
9. Cloro
10. Selenio
6. Calcula la diferencia de electronegatividad entre 5 compuesto iónicos, 5
compuestos covalentes polares.

ENLACE IONICO:

Ba-F: 4.0-0.9 = 3.1 la diferencia de electronegatividad mayor a 1.7 y por tanto el enlace de
esa molécula es iónico.

SrCl2 = 1.3, 3.0 (3.0-1.3) = 1.7

LiCl = 1.0, 3.0 (3.0- 1.0) = 2.0

7
NaCl =0. 9, 3. 2 (3.2-0.9)= 2.3

KBr= 0.8, 3.0 (3.0-0.8)= 2.2

COVALENTE POLAR:

Be-Cl El berilio (1.5) tiene un valor electronegativo menor que el cloro (3.0) entonces se
sugiere colocar el número mayor primero para que los resultados sean positivos y no generen
confusión alguna. 3.0-1.5 = 1.5

H2O → O: 3.4, H: 2. 2 (diferencia: 1.2)

NH3 → N: 3, H: 2.2 (diferencia: 0.8)

H – Cl→ H: 2.1 Cl: 3.0 (diferencia: 0.9)

CO→ C=2.55, O: 3.4 (diferencia: 0.85

Reflexión:
Un concepto básico en química es el estudio de cómo los átomos forman compuestos. La
mayoría de los elementos que conocemos existen en la naturaleza formando agrupaciones de
átomos iguales o de distintos tipos, enlazados entre sí. Parece lógico suponer que las
propiedades características de las sustancias aporten alguna información acerca de la forma
en que están unidos los átomos que las forman.

La materia que nos rodea se presenta en forma de sustancias con distinto aspecto y
propiedades. El conocimiento de estas propiedades puede aportar alguna información acerca
de las fuerzas que hacen unirse a las partículas en una sustancia. Así, por ejemplo, los puntos
de fusión y ebullición de las diversas sustancias son indicativos de la mayor o menor fuerza
de enlace entre las partículas (átomos, iones o moléculas) que constituyen el sólido o líquido.
Por otra parte si una sustancia en determinadas condiciones conduce la corriente eléctrica,
podría pensarse también en la existencia de partículas cargadas.

La diversidad de propiedades existentes (densidad, temperaturas de fusión y ebullición,


dureza, solubilidad en diferentes líquidos, conductividad,..) hace que resulte difícil clasificar
en unos pocos grupos a todas las sustancias y cualquier regla que se establezca para ello
dejará fuera a sustancias con propiedades intermedias o atípicas. No obstante, a pesar de ello
ha sido posible clasificar a la mayor parte de las sustancias en tres grandes grupos que
evidencian la existencia de cuatro formas fundamentales de unión entre los átomos, es decir
tipos de enlace:

En primer lugar nos encontramos con sustancias como el cloruro de sodio, yoduro de
potasio, cloruro de magnesio, etc… que son compuestos de aspecto cristalino, frágiles y con
elevados puntos de fusión y ebullición. Son solubles en disolventes del tipo del agua y no lo
son en disolventes del tipo del benceno. No son conductores de la corriente en estado sólido,

8
pero sí cuando se presentan fundidos o en disolución. La existencia de este tipo de sustancias,
entre las que hemos citado como ejemplos típicos a las sales, está ligada a una forma de
enlace que, por razones que luego veremos, se denomina enlace iónico, designando
consecuentemente dichas sustancias como compuestos iónicos.

En segundo lugar, nos encontramos con sustancias como el oxígeno, hidrógeno, nitrógeno,
dióxido de carbono, naftaleno, agua, amoniaco, etc., muchas de las cuales se encuentran, a
temperatura y presión ordinarias, en forma de gases constituidos por moléculas de una gran
estabilidad pues resisten, en general, temperaturas elevadas sin descomponerse. En cambio
cuando se hallan en estado sólido o líquido tienen por lo general bajos puntos de fusión y de
ebullición. Por otra parte, los sólidos de esta clase no se disuelven en disolventes del tipo del
agua, haciéndolo en los del tipo del benceno y no conducen la corriente eléctrica en estado
líquido ni tampoco lo hacen sus disoluciones. El comportamiento de estas sustancias hace
suponer la existencia de fuertes uniones intramoleculares dada la estabilidad de dichas
moléculas, y de débiles uniones intermoleculares, teniendo presente la facilidad con que se
logra separar las moléculas. Es decir, se pone de manifiesto la existencia en este tipo de
sustancias de dos formas de enlace asociadas, denominándose a la primera enlace covalente y
conociéndose las débiles interacciones intermoleculares como fuerzas de van der Waals.

Por último, nos referiremos a los metales, cuya propiedad más típica es su carácter conductor
del calor y la electricidad en estado sólido. Los metales constituyen más de las tres cuartas
partes de los elementos del sistema periódico por lo que no es de extrañar que exista una gran
variedad en propiedades tales como dureza, punto de fusión, etc. Muchos de ellos tienen un
brillo característico y son fácilmente deformables, es decir, son dúctiles y maleables (se
separan fácilmente en hilos y láminas). El tipo de enlace existente entre los átomos de un
metal se denomina, por razones evidentes, enlace metálico.

9
Anexos

10
Bibliografía:
Andoni., Chamizo, J.A. (2001). Tú y la Química. México: Pearson Educación. Valle,
Rosalba.,

Beristain, Bladimir. (2002). Química I. México: Nueva Imagen.

Diccionario Especializado de Química. Editorial Norma.

Ehécaltl., Jaimes, Miguel Angel., Quintanilla Maritza (2009). Química. México: Progreso.

García, F. Y Garritz, A. (2006). Desarrollo de una unidad didáctica: el estudio del enlace
químico en el bachillerato. Enseñanza de las Ciencias.

Garritz, Andoni., Chamizo, J.A. (2001). Tú y la Química. México: Pearson Educación.


Garritz,

Kotz, John., Treichel, Paul. (1999). Química y reactividad química. México: Thomson. Paleo,

Mora, Victor Manuel. (2006). Química I. México: ST.

Ocampo, G.A., Fábila, F., Juárez, J.M., Monsalvo, R., Ramirez, V.M. (2000). Fundamentos
de Química 1. México: Publicaciones Cultural.

Paleo, Ehécaltl., Jaimes, Miguel Angel., Quintanilla Maritza (2009). Química. México:
Progreso.

Redmore, Fred (1981). Fundamentos de Química. México: Prentice Hall.

Spriella, Andrés. (2008). Química Básica. Un enfoque natural y significativo hacia el cambio
conceptual. México: Spriella Magdaleno.

Valle, Rosalba., Jimenez, Mayra., Rendón, Alma Rosa. (2001). Química Básica 1. Viajando a
través de la materia. Oaxaca: CECyTE.

Estructura atómica y enlace químico, J. Casabó i Gispert

Química. Curso Universitario, B.M. Mahan y R.J. Myers

Química General, R.H. Petrucci, W.S. Harwood y F.G. Herring

Química. La Ciencia Básica M.D. Reboiras

11