Está en la página 1de 20

CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA SAN MARTIN -

Sistema de Notificaciones Electronicas SINOE


SEDE CENTRAL TARAPOTO,
Juez:MENDEZ CALDERON CESAR MARIANO /Servicio Digital - Poder
Judicial del Perú
Fecha: 27/10/2020 13:17:32,Razón: RESOLUCIÓN JUDICIAL,D.Judicial:
SAN MARTIN / SAN MARTIN,FIRMA DIGITAL

EXP : 1786-2019-0
DEMANDANTE : JUAN GABRIEL ALEJANDRIA CASTRO
CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA
SAN MARTIN - Sistema de BENEFICIADO : MIGUEL AREVALO o MIGUEL AREVALO RAMIREZ
Notificaciones Electronicas SINOE
MATERIA : HABEAS CORPUS
SEDE CENTRAL TARAPOTO,
Secretario:VASQUEZ RENGIFO DEMANDADO : JORGE WAGNER CHAVEZ COTRINA Y OTROS
DE RUIZ Kely FAU 20159981216
soft
Fecha: 27/10/2020 14:21:30,Razón:
ESPECIALISTA : KELLY VASQUEZ RENGIFO
RESOLUCIÓN
JUDICIAL,D.Judicial: SAN MARTIN
JUEZ : MARIANO MENDEZ CALDERÒN
/ SAN MARTIN,FIRMA DIGITAL

Resoluciòn Nùmero Once

Tarapoto, veintrès de octubre de dos mil veinte.-

MATERIA:
El demandante Juan Miguel Alejandría Castro, postula proceso constitucional de Habeas Corpus
a Favor de Miguel Arévalo Ramírez, denunciando que están amenazando su derecho
Constitucional a la libertad personal, por vulneración al debido proceso, afectación del principio
ne bis in ídem, y su derecho a la libre determinación, dirigiendo la misma contra el Fiscal
Superior Coordinador Nacional de las Fiscalías Especializadas contra la criminalidad organizada
Jorge Wagner Chávez Cotrina, Fiscal Provincial de la Primera Fiscalía Supraprovincial
Corporativa Especializada contra la Criminalidad Organizada Alvaro Bernardo Rodas Farro, y
contra Walter Lozano Pajuelo, comandante PNP cargo del Departamento del Grupo Especial de
Inteligencia ORION de la DIVANDRO.
ANTECEDENTES:
Con fecha veinte de diciembre del año próximo pasado, el accionante Juan Gabriel Alejandría
Castro, plantea proceso constitucional de habeas corpus, a favor de Miguel Arévalo Ramírez,
señalando la afectación al debido proceso, afectación del principio ne bis in ídem, y su derecho a
la libre determinación.
A través de la resolución uno de fecha veintitrés de diciembre del año dos mil diecinueve,
obrante a páginas ochocientos ochenta y dos, se dispone la admisión de la demanda,
disponiendo se recaben las copias respectivas de los procesos en que se encuentra incurso el
demandante, asimismo se dispuso la notificación a los demandados, para que en el plazo de
veinticuatro horas cumplan con realizar sus informes respectivos, los mismos que obran a
pàginas ochocientos noventa a ochocientos noventa y seis, habiendo también concedido y
llevado a cabo los informes orales, tanto del demandante cómo de los demandados, asimismo
obrando en autos a pàginas mil cuatrocientos cuatro a mil cuatrocientos diecinueve la
contestación de demanda del procurador público del Ministerio Público, y a pàginas mil
quinientos treinta a mil quinientos treinta y tres, la contestación de demanda de la Procuraduría
Pública del Ministerio del Interior.
Siendo que el proceso constitucional de Habeas Corpus es uno en el cual no existe etapa
probatoria, y asimismo no resulta necesario o imprescindible recibir la declaración de la totalidad
de los sujetos procesales a los cuales se les ha notificado con la demanda, se ha cumplido con
el trámite de notificación conforme se verifica de los cargos de notificación de autos, conforme se
verifica de páginas 884-A, 884-B, 884-C y 889-B, así como la recepción de las copias remitidas
por la Fiscalía Especializada en Criminalidad Organizada, igualmente este Despacho se va a
pronunciar de manera excepcional respecto de un pedido de nulidad postulado por la
Procuradurìa Pùblica Especializada en delitos de Tràfico Ilìcito de Drogas de fecha trece de
marzo, se pasa a emitir la presente resolución en la fecha actual debido, en principio al hecho
concreto de la complejidad de la materia propuesta a través de la acción constitucional, de la
misma forma a las circunstancias especialísimas que afronta nuestra Naciòn y el Mundo entero,
de público conocimiento, como es la Pandemia del COVID 19, la cual planteo como reto darle
preferencia a los procesos que en atención a las circunstancias expuestas debieron resolverse
con prevalencia a las acciones, como la que ahora nos ocupa, las cuales per se, no implican una
necesidad apremiante en cuanto a su resolución, por ello es la fecha y oportunidad de la
presente resolución.
DE LA DEMANDA DE HABEAS CORPUS:
1.- PRETENSIÓN.- El demandante postula la presente acción constitucional señalando
solicitando se declare Nulas las disposiciones fiscales expedidas por el Fiscal Superior Jorge
Wagner Chavez Cotrina, en su condición de Fiscal Superior Coordinador de las Fiscalìas
especializadas contra la Criminalidad Organizada, de fecha 09 de febrero de 2019; las
Disposiciones Fiscales expedidas por el Fiscal Provincial contra la Criminalidad Organizada,
Alvaro Bernardo Rodas Farro números 01, 02,03,04, 05 06,07, 08 y 09 en la Carpeta Fiscal Nº
506015605-2018-10-0 y en consecuencia se ordene el cese de todo acto investigatorio fiscal y
policial en contra del beneficiado.
2.- DERECHOS VULNERADOS.- Señala el actor constitucional que se han vulnerado el principio
de interdicción de la arbitrariedad, con la afectación al principio de la libertad y sus derechos
conexos, por ello es que interpone el presente proceso constitucional de Habeas Corpus
Preventivo.
3.- FUNDAMENTOS DE LA DEMANDA.- El demandante señala que el beneficiado es un
ciudadano peruano de nacimiento y naturalizado norteamericano, es un empresario, sin embargo
desde el año 2006 viene siendo sometido a investigaciones fiscales diversas, debido a reportajes
y denuncias periodísticas, existiendo hasta seis investigaciones fiscales, que han merecido
igualmente diversas disposiciones fiscales de archivo, siendo el origen de las mismas los
mismos hechos fàcticos, siendo que en el tiempo reciente los actos de investigación fiscal y
policial han sido mucho mas arbitrarios, lo que ha llevado al demandante a interponer la presente
acción.
FUNDAMENTOS.-
De la procedencia del proceso de hábeas corpus contra la actividad fiscal

1.- En principio es importante señalar, que la libertad individual constituye uno de los derechos
más importantes de la persona, pues forma parte de la historia de la humanidad y se convierte
para el ciudadano en un valor primordial y, fundamentalmente, en un atributo de su
personalidad. Por ello, la Constitución Política del Perú ha configurado como un valor superior
del ordenamiento y como un derecho fundamental de la persona humana el respeto a su libertad
individual, especialmente cuando se trata del debido proceso y la inviolabilidad del domicilio;
siendo el debido proceso un derecho fundamental, que contiene un conjunto de garantías
constitucionales dentro de las cuales encontramos el principio del ne bis in ídem.

2.- En esa línea de razonamiento, con respecto a la posibilidad de interponer una demanda de
hábeas corpus contra investigaciones fiscales, el Tribunal Constitucional (en adelante TC) en la
Sentencia recaída en el Expediente N° 01887-2010-PHC/TC, Lima (Caso Hipólito Guillermo
Mejía Valenzuela), ha reafirmado la idea de que no toda actividad de investigación desplegada
dentro del rol constitucionalmente asignado a los representantes del Ministerio Público
supone per se la afectación de la esfera subjetiva de la libertad personal y se las catalogue de
arbitrarias, sino que tal afectación a la libertad personal habrá de ser confirmada y corroborada
con elementos objetivos que permitan al operador jurisdiccional suponer, con cierto grado de
probabilidad, que la supuesta afectación del citado derecho es tal. Una vez verificado ello, recién
quedará habilitado a efectuar un análisis del fondo de la controversia planteada (fundamento 4).

3.- En esa misma línea, en la sentencia antes señalada, el TC también ha precisado que “El
Ministerio Público, en tanto órgano constitucionalmente constituido, le es exigible que el
desarrollo de sus actividades las despliegue dentro de los mandatos normativos contenidos en la
propia Constitución; haciendo hincapié que la actividad del Ministerio Público se encuentra
ordenada por el principio de interdicción de la arbitrariedad que se alza como un límite a la
facultad discrecional que la propia Constitución le ha otorgado.” (fundamento 5). Asimismo,
señala que lo anteriormente expuesto cobra mayor preponderancia si tenemos en cuenta la
clave normativa en la que ha sido redactado el artículo 200° inciso 1) de la Constitución, que
señala que el proceso de hábeas corpus procede contra cualquier autoridad, funcionario o
persona que vulnera o amenaza la libertad individual y sus derechos conexos. Es decir
la legitimidad para obrar pasiva en este proceso no efectúa exclusión alguna, pudiendo ser
comprendidos, como de hecho ha sucedido en más de una oportunidad, los propios
representantes del Ministerio Público (fundamento 6).

4.- Para el suscrito magistrado, lo señalado por el TC permite concluir –como así lo hacen en su
sentencia–, que el debido proceso puede ser también afectado por los representantes del
Ministerio Público, en la medida en que la garantía de este derecho fundamental no ha de ser
solamente entendida como una propia o exclusiva de los trámites jurisdiccionales, sino también
frente a aquellos supuestos pre-jurisdiccionales, es decir, en aquellos casos cuya dirección
compete al Ministerio Público, con la finalidad de evitar cualquier acto de arbitrariedad que
vulnere o amenace la libertad individual o sus derechos conexos. Así también lo ha establecido,
entre otras, en las Sentencias recaídas en los Expedientes 1268-2001-PHC/TC, 1268-2001-
PHC/TC y 1762-2007-PHC/TC.

5.- Por lo tanto, estando a lo señalado y teniendo en cuenta que en el presente caso el
accionante alega la amenaza del derecho constitucional a la libertad personal del favorecido, por
la vulneración del derecho al debido proceso y afectación del principio constitucional del ne bis in
ídem en las investigaciones que el Ministerio Público ha iniciado en su contra, consideramos que
este despacho judicial se encuentra legitimado para efectuar un análisis del fondo de la
controversia constitucional planteada.

El ne bis in ídem en la jurisprudencia del TC

6.- Nuestra Constitución en su artículo 139° inciso 2) reconoce el derecho de toda persona que
es sometida a proceso judicial a que no se deje sin efecto las resoluciones que han adquirido la
autoridad de cosa juzgada, disposición constitucional que debe ser interpretada a la luz
del principio de unidad de la Constitución, de conformidad con el inciso 13 del artículo 139° de la
Ley Fundamental, que prescribe "Son principios y derechos de la función jurisdiccional: …13. La
prohibición de revivir procesos fenecidos con resolución ejecutoriada. La amnistía, el indulto, el
sobreseimiento definitivo y la prescripción producen los efectos de cosa juzgada…”. En ese
orden, de acuerdo a la jurisprudencia del TC, mediante el derecho a que se respete una
resolución que ha adquirido la autoridad de cosa juzgada “… se garantiza el derecho de todo
justiciable, en primer lugar, a que las resoluciones que hayan puesto fin al proceso judicial no
puedan ser recurridas mediante medios impugnatorios, ya sea porque estos han sido agotados o
porque ha transcurrido el plazo para impugnarlas; y, en segundo lugar, porque el contenido de
las resoluciones que hayan adquirido tal condición no pueda ser dejado sin efecto ni modificado,
sea por actos de otros poderes públicos, de terceros o, incluso, de los mismos órganos
jurisdiccionales que resolvieron el caso en el que se dictó…” (STC 4587-2004-HC/TC).

7.- Por lo expuesto, el TC precisa que la eficacia negativa del derecho descrito (cosa juzgada)
configura lo que en nuestra jurisprudencia hemos denominado el ne bis in idem, el cual se erige
como una garantía constitucional de carácter implícito, pues forma parte del contenido del debido
proceso reconocido en el inciso 3) del artículo 139° de la Constitución (fundamento 10 al 12 de la
Sentencia emitida en el Expediente N° 01887-2010-PHC/TC).

8.- Este mismo fundamento ha sido también reiterado por el TC en la Sentencia recaída en el
Expediente N° 04234-2015-PH/TC. Lima (Caso: César Adán Casanova Audante), en donde
precisa que si bien el principio del ne bis in ídem no se encuentra expresamente reconocido en la
Constitución como un derecho fundamental, se trata de un contenido implícito del debido
proceso (fundamento 2). Así, el máximo tribunal indica que el ne bis in ídem es un derecho que
tiene dos dimensiones. Por un lado presenta una vertiente procesal, que implica “(...) respetar
de modo irrestricto el derecho de una persona de no ser enjuiciado dos veces por el mismo
hecho (…)” o no “(...) ser juzgado dos veces por los mismos hechos, es decir que un mismo
supuesto fáctico no puede ser objeto de dos procesos penales distintos o si se quiere que se
inicien dos procesos penales con el mismo objeto (...)”. Mientras que desde su vertiente
material “(...) expresa la imposibilidad que recaigan dos sanciones sobre el mismo sujeto por la
misma infracción, puesto que tal proceder constituiría un exceso del poder sancionador, contrario
a las garantías propias del Estado de Derecho. (...)” (Sentencia 2050-2002-AA/TC). Ello significa,
entonces, que un mismo hecho no puede ser objeto de dos procesos distintos, ni merecer
persecución penal múltiple. Consecuentemente la protección se vincula a los hechos que fueron
materia de un primer pronunciamiento y sobre los cuales no corresponde una nueva revisión.

9.- Asimismo, el TC precisa que sin perjuicio de lo señalado, la sola existencia de dos procesos o
dos condenas impuestas no puede ser el único fundamento para activar la garantía del ne bis in
idem, pues se hace necesaria previamente la verificación de la existencia de una resolución que
tenga la calidad de cosa juzgada o cosa decidida. Una vez verificado este requisito previo, será
pertinente analizar strictu sensu los componentes del ne bis in idem, esto es: a) identidad de la
persona física o identidad de sujeto; b) identidad del objeto o identidad objetiva; y, c)
identidad de la causa de persecución o identidad de fundamento (fundamento 15 de la
Sentencia 01887-2010-PHC/TC y fundamento 4 de la Sentencia N° 04234-2015-PH/TC).
Sobre la naturaleza jurídica del pronunciamiento fiscal de archivo definitivo

10.- Por otra parte, el máximo intérprete de la Constitución también ha dejado establecido en sus
sentencias aludidas, que de acuerdo a lo precisado por la Comisión Interamericana de Derechos
Humanos: “…La decisión del Fiscal no promoviendo la acción penal mediante la denuncia o
requerimiento de instrucción correspondientes, al estimar que los hechos que se le pusieron en
su conocimiento no constituyen delito es un acto de esencia típicamente jurisdiccional –como
toda actividad del Ministerio Público en el proceso- que adquiere el carácter de inmutable
e irreproducible surtiendo los efectos de la cosa juzgada, una vez firme. De este modo, al igual
que una decisión judicial recaída, es definitiva y en consecuencia trasciende en sus efectos con
caracteres prohibitivos para procesos futuros basados en los mismos hechos materia de
decisión…” (Informe Nº 1/95, relativo al caso 11.006 del 7 de febrero de 1995). (fundamento 16
de la Sentencia 01887-2010-PHC/TC).

11.- Recogiendo este criterio, el TC señala que: “… las resoluciones que declaran no ha lugar a
formalizar denuncia penal, que en el ejercicio de sus funciones pudieran emitir los
representantes del Ministerio Público, no constituyen en estricto cosa juzgada, pues esta es una
garantía exclusiva de los procesos jurisdiccionales. No obstante ello, este Colegiado les ha
reconocido el status de inamovible o cosa decidida, siempre y cuando se estime en la resolución,
que los hechos investigados no configuran ilícito penal…” (STC 2725-2008-PHC/TC).
A contrario sensu, no constituirá cosa decidida las resoluciones fiscales que no se pronuncien
sobre la no ilicitud de los hechos denunciados, teniendo abierta la posibilidad de
poder reaperturar la investigación si es que se presentan los siguientes supuestos: a) Cuando
existan nuevos elementos probatorios no conocidos con anterioridad por el Ministerio
Público; o, b) Cuando la investigación ha sido deficientemente realizada (negrita nuestro).

12.- Al asumir este razonamiento, el TC enfatiza que lo señalado tiene como fundamento el
principio de seguridad jurídica, que se estatuye como una garantía constitucional del
investigado que no puede ser sometido a un doble riesgo real de ser denunciado y sometido a
investigaciones por hechos o situaciones que en su oportunidad han sido resueltos y absueltos
por la autoridad pública. Por ello, al ser el Ministerio Público un órgano constitucional constituido
y por ende sometido a la Constitución, su actividad no puede ser ejercida, irrazonablemente, con
desconocimiento de los principios y valores constitucionales, ni tampoco al margen del respeto
de los derechos fundamentales, como el principio y el derecho del ne bis in idem o la no
persecución múltiple.

ANÁLISIS DEL CASO CONCRETO

13.- Habiendo quedado establecido que el proceso de hábeas corpus sí procede contra las
investigaciones o actuaciones realizadas por el Ministerio Público, consideramos pertinente
hacer mención también que tomando en cuenta lo señalado por el TC, constituye un
requisito sine qua non para analizar el ne bis in idem la previa verificación de la existencia de una
resolución que ostente la condición jurídica de cosa juzgada o cosa decidida.

14.- En ese sentido, de la revisión y análisis de la documentación recabada que obra en autos,
se observa que la primera investigación que se siguió en contra del favorecido Miguel Arévalo
Ramírez, es la investigación registrada con INGRESO N° 93-2006, la misma que se inicia con
Resolución Fiscal del 20 de junio del año 2006, por el presunto delito de Lavado de Activos
proveniente del Tráfico Ilícito de Drogas; observándose que los hechos que fueron materia de
investigación en su contra en este primer caso, fueron sustancialmente los siguientes:

“Que, a través de los medios de prensa escrita y televisiva (diario El Comercio, el


Programa “La Ventana Indiscreta” y “ Panorama”, se viene propalando noticias sobre
la existencia de una organización internacional que estaría realizando actividades
vinculadas al Tráfico Ilícito de Drogas y Lavado de Activos, liderada por la persona de
MIGUEL AREVALO RAMIREZ quien en la actualidad estaría residiendo en la ciudad
de Weston – Florida-EE.UU, habiendo formado diversas empresas (con dinero
presumiblemente de origen ilícito), entre ellas, la compañía de aviación “ATLANTIC
AIRLINES”, que opera en los países de Honduras y Nicaragua, teniendo alquilada al
parecer dos aeronaves a la empresa peruana “STAR PERÚ”, señalándose en medios
de comunicación, que Miguel Arévalo Ramírez, traficaría entre quince a veinte
toneladas de cocaína anualmente del Perú hacia México, lo que habría permitido
acumular patrimonio ilegal de aproximadamente US$ Veinticinco millones de dólares
americanos… teniendo como cuñados a Marco Antonio y Oscar Obdulio Ruiz
Fonseca, quien con fecha trece de enero del año dos mil tres, fueron intervenidos
junto a terceras personas, en el sector El Carrizo Caserío Muy Finca – Lambayeque,
por Tráfico Ilícito de Drogas, decomisándoles la cantidad de 2,503.306 Kg. de
cocaína en solución e insumos químicos fiscalizados…” (subrayado nuestro).

15.- Se observa que en esta primera investigación hubo dos pronunciamientos fiscales de
archivo: el primero mediante Resolución Fiscal de fecha 30 de diciembre del año 2006, emitida
por la Primera Fiscalía Provincial Especializada Contra el Tráfico Ilícito de Drogas del Callao, la
misma que al ser recurrida por la parte legitimada mediante Queja de Derecho, fue revocada por
el superior jerárquico ordenando la continuación de las investigaciones; y posteriormente se
emitió un segundo pronunciamiento de archivo mediante Resolución Fiscal de fecha 25 de marzo
del 2008, emitida por la misma Fiscalía, contra la cual también se interpuso Queja de Derecho, la
misma que fue resuelta mediante Resolución de Queja de Derecho N° 028-08, de fecha 23 de
mayo del 2008, a través de la cual la Primera Fiscalía Superior Penal del Callao declaró nula la
Resolución Fiscal de archivo del 25 de marzo del 2008, otorgando el término extraordinario de
120 días para la realización de diligencias pendientes; es decir, hasta ese momento ninguna de
las dos decisiones de archivo que había emitido la Primera Fiscalía Provincial Especializada
Contra el Tráfico Ilícito de Drogas del Callao en dicha investigación, habían adquirido aún la
condición jurídica de cosa decidida por haber sido revocadas por el superior en grado.

16.- Aparece también que meses después de haberse iniciado esa primera investigación, se
inició una segunda investigación en contra del favorecido, registrada como INGRESO N° 117-
2007, también por el presunto delito de Lavado de Activos proveniente del Tráfico Ilícito de
Drogas, la misma que se inició mediante Resolución Fiscal de fecha 10 de mayo del año 2007,
emitida por la Primera Fiscalía Especializada Antidrogas de Lima; observándose que los hechos
materia de investigación en contra del favorecido en este segundo caso, fueron sustancialmente
los siguientes:

“…5. Por información periodística propagada por el Canal Cinco de televisión, en el


noticiero 24 Horas, el día veinticinco de abril del dos mil siete, Miguel Arévalo
Ramírez es sindicado como narcotraficante con conexiones en Panamá y los carteles
de México, como parte de una organización de tráfico ilícito de drogas, conformada
por miembros de su familia, tales como Julio Tercero Arévalo Silva, Julio Arévalo
Ramírez, Sergio Palomino Bardales y Otros; así como se informa que, gracias a sus
conexiones con los carteles internacionales de la droga, Miguel Arévalo Ramírez,
habría acumulado millones de dólares, dinero que podría estar siendo convertido o
invertido en la constitución de empresas como Atlantic Airlines, hasta en tienda de
abarrotes, taller de reparaciones de motocicletas y empresas de transporte de carga,
así como en la adquisición de diversos bienes inmuebles como las doce que puede
tener en esta ciudad de Lima, todos ellos presuntamente adquiridos y conducidos por
el llamado “clan Arévalo”; movimientos económico – empresariales que hacen
presumir que las personas involucradas estarían implicadas en los delitos de lavados
de activos y otros, por ser la forma típica de cómo se materializa dichos delitos.
6. Igualmente se afirma en el Informe Policial, que posiblemente Miguel Arévalo
Ramírez estaría vinculado al comiso de 1,500 kilogramos de alcaloide de cocaína en
la ciudad de Chiclayo del trece de enero del dos mil tres, donde fueron intervenidos
sus cuñados Oscar Obdulio Ruíz Fonseca y Marco Ruiz Fonseca (Atestado N° 20-
DIRANDRO-PNP-DITID-DA-D/C/S/P_TID del 27 de enero del dos mil tres), lo que
vendría a constituir también otro indicio más que justifique una investigación
preliminar.
7. Por otro lado, se entiende que el entorno más cercano de Miguel Arévalo Ramírez,
constituido por su propia familia, como tíos, hermanos y cuñados tendrían
antecedentes por Tráfico Ilícito de Drogas, tales como Julio Cesar Arévalo Silva (tío),
Marco Antonio Ruíz Fonseca (cuñado – reo en cárcel), Oscar Obdulio Ruíz Fonseca
(cuñado – reo en cárcel), además de Ramón Antonio Miflin Páez (con dos procesos
en trámite por TID), indicio que corroboraría lo propalado por la información noticiosa
antes referida, sobre la organización criminal de la que sería cabecilla Miguel Arévalo
Ramírez, información vertida conforme aparece de su contenido en base a la
investigación e informe de la DEA al respecto.
8. En la misma forma, lo que aseveraría las imputaciones noticiosas, serían el
aparente crecimiento económico desmedido del llamado clan Arévalo, evidenciado en
la cantidad de bienes muebles e inmuebles tanto en el extranjero como en nuestro
país, cuyos accionistas principales lo constituyen su entorno familiar…” (subrayado
nuestros).

Sin embargo, se observa que al tomar conocimiento la indicada fiscalía de la existencia de la


primera investigación a cargo de la Primera Fiscalía Antidrogas del Callao, emitió la Resolución
Fiscal de fecha 10 de junio del 2008, disponiendo derivar la investigación a la mencionada
Fiscalía Antidrogas del Callao.

17.- Además de las dos investigaciones ya mencionadas, se observa que en contra del
favorecido se abrió una tercera investigación que fue registrada como INGRESO N° 77-2008, a
cargo de la Primera Fiscalía Especializada en Criminalidad Organizada de Lima, la misma que
se abrió mediante Resolución Fiscal de fecha 10 de junio del 2008, también por el presunto delito
de Lavado de Activos, en la que los hechos materia de investigación fueron sustancialmente los
siguientes:

“…la presunta existencia de una organización criminal liderada por MIGUEL


AREVALO RAMIREZ, familiares y terceros, quienes habrían adquirido bienes y
constituido empresas en el Perú y en el extranjero, los cuales tendrían origen en el
tráfico ilícito de drogas. Siendo Miguel Arévalo Ramírez representante, accionista y
propietaria de la empresa Aérea ATLANTIC AIRLINES S.R.L. de Honduras, la misma
que alquiló cinco aviones Boeing 737 a la empresa de Aviación Comercial STAR UP
S.A.;… Se dice también que la empresa ATLANTIC AIRLINES de Honduras
representada por Miguel Arévalo Ramírez, estuvo representada en el Perú en primera
instancia por los abogados Dany Elena Tello Tarrillo y Mario Reyes Ñiquen, mediante
escritura pública de treinta de abril del año dos mil cinco, poder que fue revocado
mediante escritura pública del veintitrés de diciembre del año dos mil seis,
nombrándose como nuevo representante a César Alfredo Follegati Noriega…”
(subrayado nuestros).

18.- No obstante, al haberse verificado luego que los hechos que eran materia de investigación
en los dos primeros casos con INGRESOS N° 93-2006 y N° 117-2007, se encontraban
relacionados con los hechos de esta tercera investigación, se expidió la Resolución Fiscal de
fecha 18 de julio del 2008, disponiendo acumular los actuados de las investigaciones con
INGRESOS N° 93-2006 y N° 117-2007, a la investigación con INGRESO N° 77-2008; por lo que
a partir de ese momento los hechos que comprendían esas tres investigaciones se unificaron
como una sola en la última de las nombradas. Y en esa línea, se observa que posteriormente,
luego de haberse llevado a cargo diligencias propias de investigación, la Fiscalía Penal
Especializada Contra la Criminalidad Organizada de Lima emitió la Resolución Fiscal de fecha
27 de febrero del 2009, disponiendo NO FORMALIZAR DENUNCIA PENAL contra el favorecido
Miguel Arévalo Ramírez y demás investigados, por el presunto delito de Lavado de Activos
provenientes del Tráfico Ilícito de Drogas, en agravio del Estado, disponiendo en
consecuencia el ARCHIVAMIENTO de la citada investigación múltiple acumulada, exponiéndose
en la resolución fiscal como fundamentos de dicha decisión, sustancialmente los siguientes:
“VISTOS: El contenido del parte Policial N° 001-01-2009-DIRANDRO-PNP-EEIP…
Hecho un análisis exhaustivo del contenido de la investigación preliminar es de verse,
que hasta el momento, NO existen elementos probatorios suficientes, que acrediten
que MIGUEL AREVALO RAMIREZ o MIGUEL AREVALO (presunto cabecilla de la
organización), a tenido antecedentes o referencias por tráfico ilícito de drogas, es
decir no se ha acreditado el nexo con el delito precedente, ello se infiere del análisis
de los hechos (folios 90), del Parte Policial 001-01-2009-DIRANDRO-PNP-EEIP
(fojas 122 a fojas 126), que señala lo siguiente: “…se indica que la persona de
MIGUEL AREVALO RAMIREZ o MIGUEL AREVALO, no tiene antecedentes, ni
referencias Judiciales nacionales e internacionales por el delito de tráfico ilícito de
drogas u otro delito, según lo indica la documentación remitida por la INTERPOL
LIMA…” En consecuencia al no existir elementos de prueba suficientes de la
existencia del delito precedente, no se puede formalizar denuncia penal… tampoco
existen elementos de prueba suficientes, que acrediten las modalidades descritas del
delito de lavado de activos… de los informes periciales NO SE INFIEREN elementos
probatorios suficientes que acredite los hechos investigados…”

19.- De lo anotado, aparece notoriamente que los fundamentos para el archivamiento de la


mencionada investigación, habrían sido en apariencia por la ausencia de elementos suficientes
que demuestren la existencia del delito investigado. Sin embargo, de la lectura íntegra del
análisis desarrollado en la citada resolución fiscal sobre la base de los elementos de convicción
recabados durante las investigaciones, se desprende que aún cuando en la mencionada
resolución fiscal se hace referencia en algunos párrafos de manera conclusiva que existe
ausencia de elementos de prueba suficientes que acrediten el delito, a criterio de esta judicatura
el análisis desarrollado en la misma denota más bien que en el fondo lo que en realidad hubo
es un pronunciamiento sobre la no ilicitud de los hechos investigados. Ello se desprende
de los siguientes fundamentos:

“…De las investigaciones preliminares, se desprende, que se han elaborado los


siguientes informes periciales:
1.- Apreciación contable preliminar N° 01-10-2007-DIRANDROPNP/EEIP-UTF fojas
308 a fojas 332 (no se infiere desbalance patrimonial).
2.- Apreciación contable N° 01-02-200-DIRANDROPNP/EEIP-UTF, fojas 534 a fojas
551 (no se infiere desbalance patrimonial).
3.- Apreciación contable N° 02-02-08-DIRANDRO-PNP/EEIP-UTF, folios 554 a fojas
575 (no se infiere desbalance patrimonial).
4.- Apreciación contable N° 02-03-2008-DIRANDRO-PNP/EEIP-UTF, folios 577 a
fojas 611 (no se infiere desbalance patrimonial).
5.- Ampliación de la apreciación contable N° 07-12-2008-DIRANDRO-PNP/EEIP-
UTF, fojas 1864 a fojas 1901 (no se infiere desbalance patrimonial).
6.- Ampliación de apreciación contable N° 08-12-2008-DIRANDRO-PNP/EEIP-UTF,
fojas 4644 a fojas 4649 (no se infiere desbalance patrimonial).
7.- Dictamen pericial contable N° 73-10-06-DIRANDRO-PNP/OFICRI-DTF, folios
8067 a fojas 8071, del cual se infiere “…que, se ha establecido, que durante el
periodo investigado, la Empresa SAN LUIS DISTRIBUCIONES Y
REPRESENTACIONES SRL, no realizo actividad económica alguna…”.
8.- Dictamen Pericial contable N° 75-10-06-DIRANDRO-PNP/OFICRI-DTF, fojas
8072 a fojas 8076, del cual se infiere “…De la pericia contable y financiera
efectuada a la Empresa REGESA, se ha establecido que las operaciones
realizadas por la empresa durante el periodo investigado son de carácter regular,
en vista que no existen operaciones cuyo origen no se haya examinado…”
9.- Informe N° 42-10-2006-DIRANDRO-PNP/OFICRI-DTF, fojas 8077 a fojas 8080
(no se infiere desbalance patrimonial).
10.- Dictamen pericial contable N° 43-09-2007-DIRANDRO-PNP/OFICRI-DTF, folios
8415 a fojas 8419, del cual se desprende que “…Se ha establecido que en el
ejercicio gravable 2004, la empresa REGESA NO HA EFECTUADO AUMENTOS
DE CAPITAL, NI HA OBTENIDO FUENTES DE FINANCIAMIENTO DE
TERCEROS PARA CREDITOS EN ADQUISICION DE ACTIVOS FIJO Y
CREDITOS PARA CAPITAL DE TRABAJO...”.
11.- Dictamen pericial contable N° 44-09-07-DIRANDRO-PNP/OFICRI-DTF, folios
8571 a fojas 8574, del cual se infiere que “…Se ha establecido que en el ejercicio
gravable 2004, la empresa J&L TELECABLE 23 EIRL, NO HA EFECTUADO
AUMENTOS DE CAPITAL, NI HA OBTENIDO FUENTES DE FINANCIAMIENTO
DE TERCEROS PARA CREDITOS DE ADQUISICION DE ACTIVOS FIJO Y
CREDITOS PARA CAPITAL DE TRABAJO…”.

…Así mismo, se han recepcionado una serie de documentos, verificaciones, y


algunas manifestaciones, de los cuales no se desprenden ningún elemento probatorio
que acredite algún desbalance patrimonial de procedencia ilícita.” (subrayados
nuestro).

20.- Este juzgado considera que esto es así, pues siendo el delito materia de investigación el de
Lavado de Activos provenientes del Tráfico Ilícito de Drogas, por la propia naturaleza y
estructura típica de este delito es evidente que las conclusiones periciales que determinaron “no
desbalance patrimonial de procedencia ilícita, que las empresas vinculadas no realizaron
actividad económica alguna, que sus operaciones realizadas son de carácter regular en vista de
que no existen operaciones cuyo origen no se haya examinado, que no han efectuado aumentos
de capital, ni han obtenido fuentes de financiamiento de terceros para créditos en adquisición de
activos fijo y créditos para capital de trabajo”, tienen incidencia directa y sustancial en la
demostración de la no ilicitud o atipicidad de los hechos. Por lo tanto, lo anteriormente señalado
lleva a este juzgado a concluir, que al margen de que en la Resolución Fiscal de Archivo, de
fecha 27 de febrero del 2009, se señale en varios extremos que no existen elementos suficientes
que demuestren la existencia del delito investigado, en el fondo el análisis realizado sobre la
base de los resultados de los informes periciales y demás actuaciones recabadas, demuestran,
como ya se indicó, que lo que en realidad hubo es un pronunciamiento sobre la no ilicitud de los
hechos investigados.

21.- Asimismo, se observa que al no haberse interpuesto impugnación alguna contra la citada
resolución fiscal, la Primera Fiscalía Provincial Especializada Contra la Criminalidad Organizada
de Lima, expidió la Resolución de fecha 13 de marzo del 2009, declarando consentida la
Resolución Fiscal de Archivo del 27 de febrero del 2009. En consecuencia, en atención a lo
expuesto esta judicatura considera que la Resolución Fiscal de Archivo emitida en la
investigación con INGRESO N° 77-2008, que a su vez comprende los casos acumulados con
INGRESOS N° 93-2006 y N° 117-2007, ostenta la condición de cosa decidida, es decir tiene el
carácter de inamovible y por ende le resulta aplicable la garantía de la cosa juzgada.

22.- De ese modo, teniendo en cuenta que la mencionada decisión archivo se relacionaba a
hechos delictivos de presuntos Lavado de Activos provenientes del Tráfico Ilícito de Drogas,
cometidos presuntamente por el favorecido Miguel Arévalo Ramírez, como supuesto cabecilla
principal de una organización criminal que obtenía ganancias y activos que provendrían
precisamente del Tráfico Ilícito de Drogas, significaba entonces que por imperio del principio
de ne bis in ídem, a partir de que dicha resolución fiscal había quedado firme, ya no podía
abrirse a futuro una nueva investigación policial o fiscal, o reabrirse la misma
investigación en contra del favorecido por los mismos hechos y la misma causa de
persecución.

En tal sentido, corresponde entonces revisar ahora en qué se circunscriben las proposiciones
fácticas de las posteriores investigaciones fiscales en contra del favorecido, a efectos de
establecer si estos, en relación a la investigación archivada que se acaba de hacer mención,
presentan los elementos de la triple identidad del ne bis in ídem que alega el hoy accionante.

23.- En ese orden, se observa que posteriormente, en efecto, se inició otra investigación en
contra del favorecido Miguel Arévalo Ramírez y otras personas (cuarta investigación), que fue
registrada como INGRESO N° 04-2013, por el presunto delito de Tráfico Ilícito de Drogas, que
fue denominado Caso “MAREA AZUL”, la misma que se inició mediante Resolución Fiscal de
fecha 10 de enero del año 2013, expedida por la Primera Fiscalía Provincial Especializada
Contra la Criminalidad Organizada de Lima, en la que de acuerdo al tenor de la citada
resolución, los hechos materia de investigación fueron sustancialmente los siguientes:

“Primero: Conforme se aprecia del Informe N° 001-01-2013-DIRANDRO-PNP/OFINT-


UNIR, personal de la Policía Nacional del Perú, perteneciente a la Unidad de
Inteligencia Regional de la Oficina de Inteligencia de la Dirección Antidrogas, a través
de las actividades de inteligencia… ha detectado a una macro organización criminal,
que pretende enviar por vía aérea una gran cantidad de droga, que han encargado
procesarla a las organizaciones que operan en el Huallaga y los Valles de los Ríos
Apurímac, Ene y Marañón (VRAEM). Por lo que, por fuente humana, se ha llegado a
conocer que la persona que lidera esta macro organización es el presunto traficante
de droga identificado como Miguel ARÉVALO RAMÍREZ, e integrada por Errol
Francisco ALIAGA RIOS; Alfonso Javier Marcelino VELASQUEZ REINOSO; Luis
Alberto SAUCEDO SOLSOL; Javier AREVALO SOLSOL; Jorge ALIAGA BAZAN;
Mario BAZAN ARÉVALO; Miguel Ángel ALIAGA ARÉVALO; quienes se encontrarían
realizando coordinaciones para fletear una aeronave de la Universidad “Alas
Peruanas” de matrícula OB-1627, que se encontraría en la Base Aérea las “Palmas”
de la Fuerza Aérea del Perú.
Segundo: Que, también a través de la fuente humana, se llegó a tener conocimiento
que la persona de Miguel AREVALO RAMIREZ, llegaría al Perú para organizar todas
las actividades referente al acopio y envío de la droga hacia Estados Unidos de Norte
América y Europa…
Quinto: Asimismo, las personas antes mencionadas poseen las siguientes empresas
y/o negocios: Miguel AREVALO RAMIREZ – Atlantic Airlines constituida en el país de
Honduras S.RL….
Octavo: Que, del análisis de la información del personal de Inteligencia, se ha llegado
a tener conocimiento que Miguel AREVALO RAMIREZ es presunto jefe de la
organización criminal denominada los “Tocachinos”, e integrada entre otros por
Marco Antonio RUIZ FONSECA y Oscar RUIZ FONSECA (hermanos de su esposa
Magda Elena RUIZ FONSECA), quienes fueron intervenidos el día 13ENE03, en un
laboratorio clandestino de procesamiento de droga decomisándoles la cantidad de
1,505.488 Kgrs. de C.C. e insumos químicos, en el inmueble ubicado en el Km. 6 de
la carretera Lambayeque a Jaén en el Fundo MOIFINCA CASERIO SANTISTEBAN;
de igual forma, habría integrado la organización denominada “Los Intocables”, que
integraban el “Clan Familiar AREVALO SILVA”. De las actividades de inteligencia
(Observación, vigilancia y seguimiento), se ha legado a evidenciar que la persona de
Miguel AREVALO RAMIREZ, el pasado 26JUN12, arribo al Perú procedente de los
Estados Unidos de Norte América, para hacer contacto con integrantes de su
presunta organización criminal… para el acopio y transporte internacional de droga
vía aérea...” (subrayados nuestro).

24.- Como se desprende de los hechos descritos, en esta nueva investigación a la que fue
sometido el hoy favorecido Miguel Arévalo Ramírez, nuevamente se le vuelve a imputar ser líder
de una organización criminal dedicada a actividades de tráfico internacional de drogas, cuyos
destinos principales de envío serían los Estados Unidos de Norteamérica y Europa, imputación
que –si bien con algunos matices– ya se le había formulado en las tres primeras investigaciones
acumuladas, con INGRESOS N° 93-2006, N° 117-2007 y N° 77-2008, la misma que, como
reiteramos, ya contaba con una decisión fiscal de archivo que ostentaba la condición de cosa
decidida; es más, en los hechos imputados se vuelve a hacer mención a la empresa “ATLANTIC
AIRLINES” constituida en el país de Honduras, que también se había mencionado en las
anteriores investigaciones como una de las empresas en las que presuntamente se convirtió o
invirtió el dinero procedente de esas actividades ilícitas del narcotráfico. Es decir, se le abrió
una nueva investigación junto a otras personas de su entorno familiar y empresarial, por
los mismos hechos o conducta delictiva y por la misma causa de persecución o
fundamento.

25.- Se observa que en esta nueva investigación, posteriormente la Primera Fiscalía Provincial
Especializada en Criminalidad Organizada de Lima, emitió la Resolución Fiscal de fecha 23 de
junio del 2014, resolviendo archivar definitivamente los actuados seguidos contra el favorecido y
los demás investigados, por la presunta comisión del delito de Tráfico Ilícito de Drogas, en
agravio del Estado; sin embargo, ante la interposición de Recurso de Queja contra esa decisión
por parte de la Procuraduría Pública respectiva, la misma fue declarada nula por la Segunda
Fiscalía Superior Nacional Especializada Contra la Criminalidad Organizada, mediante
Resolución (Queja N° 34-2014) de fecha 20 de octubre del 2014, ordenando la emisión de una
nueva resolución en atención a los considerandos allí plasmados.

26.- En cumplimiento de lo ordenado, la Primera Fiscalía Supraprovincial Especializada en


Criminalidad Organizada de Lima, como nuevo despacho fiscal a cargo del caso, emitió la
Resolución Fiscal de fecha 04 de febrero del 2015, disponiendo nuevamente declarar no ha lugar
a formular denuncia penal contra el favorecido y demás investigados, y consecuentemente
archivar la investigación, bajo el argumento principal de que “…si bien se mantiene la sospecha
de la existencia de una organización criminal dedicada al TID, sin embargo durante el desarrollo
de la investigación no se ha logrado acreditar la existencia de indicios incriminatorios u obtener
suficientes elementos de convicción respecto a la comisión del delito, esto es que no se ha
establecido la función o participación que tendrían cada uno de los investigados y demás
integrantes de la organización, ni la estructura de la misma, ni la comercialización ilícita en sí, por
lo que, en atención al tiempo transcurrido (más de 17 meses) y el estado actual, debe disponerse
el archivo de los actuados por insuficiencia probatoria…”.

27.- Es decir, a pesar de que sobre los hechos y la misma causa de persecución ya se había
emitido anteriormente una decisión fiscal de archivo que adquirió la condición de cosa decidida,
esta nueva investigación fue también archivada preliminarmente, aunque ciertamente por un
supuesto diferente, lo cual sin embargo no variaba el sentido y naturaleza de la primera decisión
de archivo emitida en las tres investigaciones anteriores. Se observa que contra esta decisión, la
Procuraduría Pública competente interpuso nuevamente Recurso de Queja, no obstante en esta
segunda ocasión, la decisión de archivo sí fue confirmada por el superior en grado, a través de la
Resolución (Queja N° 009-2015) de fecha 19 de mayo del 2015, emitida por la Segunda Fiscalía
Superior Nacional Especializada Contra la Criminalidad Organizada de Lima.

28.- Asimismo, se observa que hubo otra investigación registrada como CASO N° 04-2014,
denominada Caso “DUENDE VERDE” o “MAR ROJO”, a cargo de la Primera Fiscalía
Provincial Especializada en Criminalidad Organizada, también por el presunto delito de Tráfico
Ilícito de Drogas, la misma que se inició mediante Disposición N° 01, de fecha 17 de julio del
2014; sin embargo, en esta investigación no se comprendió expresamente a ninguna persona,
sino que fue abierta en contra de los que resulten responsables, y en esos términos fue también
posteriormente archivada.

29.- Sin embargo, se observa que posteriormente se abre efectivamente una nueva investigación
(secreta) en contra del hoy favorecido Miguel Arévalo Ramírez y otras personas más, que
vendría a ser la quinta investigación en contra del favorecido, registrada como CASO N° 2018-
10 y denominada como Caso “TUNCHE”, siendo esta precisamente la investigación que ha
motivado la interposición de la presente acción constitucional. Se verifica que esta nueva
investigación se inicia mediante Disposición de Inicio de Investigación Preliminar N° 02, de fecha
23 de julio del año 2018, emitida por el hoy demandado Alvaro Bernardo Rodas Farro, en su
condición de Fiscal Provincial de la Primera Fiscalía Supraprovincial Corporativa Especializada
Contra la Criminalidad Organizada de Lima, por el presunto delito contra la Salud Pública –
Tráfico Ilícito de Drogas, y por el presunto delito de Terrorismo en su modalidad de Colaboración
con el Terrorismo, en la que según lo expuesto en la mencionada disposición fiscal, los hechos
materia de investigación se circunscriben sustancialmente en lo siguiente:

“1. Mediante Disposición Fiscal de fecha 23 de marzo del 2015, la Cuarta Fiscalía
Supraprovincial Penal de Lima apertura investigación preliminar contra David Bazán
Arévalo (a) Wicapa por existir indicios graves y suficientes de la comisión del delito de
Tráfico Ilícito de Drogas, al haber sido identificado y reconocido con otros
delincuentes dedicados al TID, ilícito penal que habría sido cometido en sociedad con
su primo Miguel Arévalo Ramírez (a) Eteco y otros que habrían integrado una
organización criminal dedicada a las actividades de Tráfico Ilícito de Drogas desde el
año 1987 hasta el año 2017.
2. Estableciéndose que entre los años 1987 y 1993, dicha organización criminal
habría enviado semanalmente grandes cantidades de Pasta Básica de Cocaína
(PBC) en avionetas procedentes de Colombia, pagando al Comité Regional Huallaga
de la organización terrorista “Sendero Luminoso” montos dinerarios, por cada vuelo y
derecho de uso de las pistas de aterrizaje clandestinas (PAC).
3. Esta presunta organización criminal le habría entregado a la referida organización
terrorista, fusiles de guerra (como FAL y R15), así como municiones para armas
largas y cortas, en razón de que, durante esos años, las fuerzas del orden
comenzaron a destruir las pistas de aterrizaje clandestinas, entre ellas la Cañuto y
Chayayacu, jurisdicción de la Provincia de Tocache – San Martín.
4. Dentro de la investigación N° 13-2014, se recepcionó la declaración de diversos
testigos en reserva, advirtiéndose que el Testigo Identificado con Clave de Identidad
TP-252014001, señaló que luego del operativo “relámpago”, todas las organizaciones
del TID como eran las de “Vampiro”, “Borrego”, “Mashico”, “Los Difuntos”, “Wicapa”
entre otros, continuaron trabajando en este ilícito negocio, pero fuera de Tocache, por
lo que, la de “Wicapa” se fue a Sion y Campanilla a sacar vuelos y posteriormente
estuvo en las zonas de Pampa Hermosa y Pampayura cerca de Aguaytía, de igual
forma el Testigo Identificado con Clave de Identidad TPT-2016008, refiere que en la
zona del Huallaga existieron diversas organizaciones criminales dedicadas al Tráfico
Ilícito de Drogas, teniendo cada una de ellas una persona u hombre de confianza
encargada de efectuar coordinaciones y/o entregar cupos y colaboraciones (dinero,
armamento, municiones, víveres, pertreches, medicinas, etc.) a organizaciones
terroristas, que en esos tiempos operaban en la zona del Huallaga; entre estas
organizaciones estaba la organización de TID (a) Eteco siendo encargados, su
hermano conocido como (a) “Lucho” y su primo el conocido como (a) David, este
último reconocido por el TPT-2016008 como David Bazán Arévalo. Quienes servían
de nexos con las organizaciones terroristas de Sendero Luminoso o MRTA eran
conocidos como TRAQUETEROS, los mismos que se encargaban de entregar cupos
(sumas de dinero, u otro tipo de colaboración) a cambio de recibir protección de los
terroristas, mientras se dedicaban a sus actividades de TID, hecho ilícito que habría
reconocido públicamente David Bazán Arévalo en una entrevista efectuada por Elvis
Pérez Cometivos donde declaró haber vivido de traqueteo.
5. El personal del DEPOPESP-ORION ha venido realizando acciones de inteligencia
a nivel nacional, principalmente avocados a la búsqueda de información sobre las
presuntas actividades ilícitas que habría realizado en la zona del Huallaga esta
organización criminal, liderada por Miguel Arévalo Ramírez (a) Eteco, desde los años
ochenta, con la finalidad de captar informantes, colaboradores y confidentes quienes
habrían sido testigos de estos hechos, los mismos que por motivos de seguridad y de
reserva de su identidad han sido nombrados con seudónimos para su protección.
6. En base al análisis realizado por el personal del GEIN ORION de la DIRANDRO
PNP, quienes estuvieron a cargo de la investigación en apoyo de la Cuarta Fiscalía
Supraprovincial Penal de Lima, se ha logrado establecer que las personas que
formaron parte de la organización criminal son los siguientes:
SUJETO CONOCIDO COMO MIGUEL ARÉVALO RAMÍREZ (A) “ETECO”, conforme
a la versión de las Fuentes Humanas el cabecilla de la firma de narcotráfico
denominada “ETECO” el año 1986 aproximadamente hasta mediados de los noventa
(por determinar), para ello habría realizado sus actividades ilícitas en la zona del Alto
Huallaga conjuntamente con las firmas del narcotráfico conocidas como (a)
“VATICANO”, (a) “LUNAREJO”, (a) “PSICODELICO”, (a) “CHAMPA”, (a) “LOPEZ
PAREDES” y otros, para ello habría conformado una Organización Criminal integrada
por familiares directos y hombres de confianza…
…esta presunta Organización Criminal habría utilizado diferentes modalidades y rutas
de traslado de droga, siendo la más importante por vía aérea, aprovechando que en
los años 1987 y siguientes, los vuelos en la zona de Alto Huallaga no tenían un
control por parte de las Fuerzas del Orden, pudiendo así ejercer su poder como
grandes firmas de narcotráfico y realizar vuelos entre dos a tres veces por semana y
que dichos vuelos llevaban un aprox. de una (01) tonelada en cada viaje hacia
Colombia para ser entregadas a los Carteles de Cali y Bogotá.
La segunda modalidad utilizada por esta presunta Organización Criminal era por vía
terrestre, utilizando la ruta desde Tocache, pasando por Pizana, Juanjui, Tarapoto
hacia el norte o por el puerto de Yurimaguas, otras de las modalidades utilizadas es
por vía marítima, teniendo como puertos de salida el de Chimbote y Piura con destino
a Colombia, México, USA y otros países.
…Las intervenciones realizadas en contra de los presuntos integrantes de la firma
“ETECO” son las siguientes:
Intervención a una Organización Criminal dedicada al Tráfico Ilícito de Drogas
vinculada a los carteles de Colombia y México, encabezada por Fabián Segundo
CRUZADO CABALLERO (quien fue considerado por varios años en la lista de
dirigentes, jefes y cabecillas de organizaciones de carteles y firmas dedicadas al
TID), que a mérito de las acciones de inteligencia realizadas por la DIGIMIN se logró
determinar que el inmueble donde residía se encontraba ubicado en el Jr. Tomás
Catari N° 527 Urb. El Trébol Los Olivos.
Intervención en aguas internacionales de la embarcación “GRICHI” de nacionalidad
panameña en el año 2004, conforme a la versión de una fuente humana, dicho
cargamento de aprox. 4,000kg, pertenecería a la firma ETECO, se logró la detención
de (a) “JULIO CESAR” y otro por el presunto delito de Tráfico Ilícito de Drogas.
Intervención en Arica – Chile de la embarcación “NATIVA” en el año 2000, conforme
a la versión de una fuente humana, dicho cargamento de aprox. 9,000kg pertenecería
a la firma ETECO, se logró la detención del Capitán de Navío Marcos Amílcar y otro
por el presunto delito de Tráfico Ilícito de Drogas.
Detención del Clan Familiar conocido como (a) “Los Tocachinos”, encabezado por (a)
“TOÑO” y otros, quienes formaban parte de la firma “Eteco” (los mismos que serían
los cuñados y primos políticos de “Eteco”, a quienes se le incautó aproximadamente
media tonelada de droga que tenía como destino Colombia).
Detención de los primos hermanos de Eteco, quienes cayeron con un cargamento de
droga y fueron privados de libertad desde 10 de junio del 2013 hasta 01 de julio del
2004, el Juzgado a cargo fue 3° CRIMEN DE SANTIAGO, con CAUSA ROL N°
207.147-4 Delito de TRAFICO ILICITO DE DROGAS.
Intervención y detención de (a) “JC” (tío de ETECO) con tenencia de clorhidrato de
cocaína en la zona de Bellavista conjuntamente con otras personas, formulándose el
Atestado N° 36-DEPANDRO-BELLAVISTA del 20MAY1994 (25,680 KG).
Personal GEIN ORION DIVIAD – DIRANDRO PNP, realizó acciones de inteligencia
con la finalidad de ubicar y capturar a Melvi PERE ROLDAN (a) “RATÓN” siendo
intervenido en la ciudad de Tocache el día 16MAY2018.
…En atención a lo expuesto, de la noticia criminal puesta en conocimiento del
Ministerio Público se advierte la presunta existencia de un grupo estructurado de más
de tres personas vinculados a una organización criminal dedicada al Tráfico Ilícito de
Drogas provenientes de la zona cocalera de la Selva, las mismas que eran
financiadas por carteles (Colombianos y Mexicanos) para el acopio y transporte de
grandes cargamentos de drogas, cuyas entregas se realizaban a través de rutas
terrestres (camiones), fluviales (botes y lanchas), marítimas (barcos) y aéreas
(avionetas) para posteriormente ser enviada a otros mercados internacionales, a su
vez, esta organización criminal se habría encargado de favorecer a la organización
(sendero luminoso) con la compra de armamento y municiones durante los años 1990
hasta 1993.” (subrayados nuestro).

30.- Conforme se puede observar de los hechos precedentemente descritos, en esta nueva
investigación aperturada en contra del hoy favorecido Miguel Arévalo Ramírez, si bien es cierto
se le incrimina la comisión de un nuevo delito, que es Colaboración con el Terrorismo, sin
embargo la actividad ilícita principal que se le imputa en esta investigación, es nuevamente ser
parte de una presunta organización criminal dedicada a actividades de tráfico ilícito de drogas a
escala internacional, liderada presuntamente por él e integrada por miembros de su familia y
hombres de confianza, imputaciones fácticas que, conforme ya se detalló, ya habían sido objeto
de investigación y archivo en el caso con INGRESO N° 77-2008, a la que a su vez fueron
acumulados los casos con INGRESOS N° 93-2006 y N° 117-2007, la misma que terminó con
una decisión fiscal de archivo definitivo que ostenta la calidad de cosa decidida. Es más, de
acuerdo a la imputación esbozada en la mencionada disposición fiscal, el periodo de tiempo en
el que supuestamente se habrían desarrollado esas actividades ilícitas por parte de la
organización presuntamente liderada por el hoy favorecido, fluctuaron en diferentes periodos de
tiempo entre el año 1986 al año 2017; por lo que teniendo en cuenta que la anterior investigación
con INGRERO N° 77-2008 y sus investigaciones acumuladas, comprendieron la investigación de
presuntas actividades ilícitas de tráfico de drogas en el periodo de los años 80’s, 90’s y hasta el
año de inicio de dicha investigación (2008), era evidente que la investigación que hoy se
cuestiona, registrada como CASO N° 2018-10, que se viene siguiendo contra el favorecido
Miguel Arévalo Ramírez por el presunto delito de Tráfico Ilícito de Drogas, no podía comprender
hechos relacionados a esos mismos periodos de tiempo, puesto que sobre ello ya existe un
pronunciamiento fiscal de archivo definitivo anterior, con calidad de cosa decidida, que ha
descartado la existencia de este delito en esos periodos de tiempo.

31.- Siendo así, procediendo entonces a analizar en el presente caso los elementos que
componen el principio del ne bis ídem, a partir de lo detallado precedentemente, podemos llegar
a las conclusiones siguientes: en cuanto al primer requisito a ser cumplido para que opere el
principio que nos ocupa es el de identidad de sujeto, lo que significa que la persona física a la
cual se le persigue tiene que ser necesariamente la misma. Entendida así esta exigencia, se ha
podido verificar que dicho requisito se cumple a plenitud, pues es perfectamente verificable que
tanto en la investigación fiscal efectuada por el representante de la Fiscalía Penal Especializada
Contra la Criminalidad Organizada de Lima, seguida en el caso con INGRESO N° 77-2008, a la
que fueron acumulados los casos con INGRESOS N° 93-2006 y N° 117-2007, como en la
investigación que viene efectuando el demandado Fiscal Provincial de la Primera Fiscalía
Supraprovincial Corporativa Especializada Contra la Criminalidad Organizada de Lima, Alvaro
Bernardo Rodas Farro, en el CASO N° 2018-10, figura como investigado el hoy favorecido
Miguel Arévalo Ramírez.

32.- En cuanto al segundo requisito, la identidad objetiva o identidad de los hechos, que no
es más que la estricta identidad que debe existir entre los hechos que sirvieron de fundamento
para la apertura tanto de una como de la otra investigación, debe tratarse de la misma conducta
material, sin que se tenga en cuenta para ello su calificación legal, de lo arriba expuesto se ha
podido verificar que la investigación que se sigue en contra del favorecido en el CASO N° 2018-
10, comprende sucesos fácticos relacionados a periodos de tiempo que en esencia son los
mismos que fueron materia de investigación en el caso con INGRESO N° 77-2008 y en los
casos acumulados al mismo, manteniéndose la estructura básica de la hipótesis incriminatoria;
pues si bien en la nueva investigación se incluye también el delito de Colaboración con el
Terrorismo, en puridad lo que se atribuye a don Miguel Arévalo Ramírez como actividad ilícita
principal de la que deriva la otra, es formar parte de una organización criminal dedicada a
actividades de tráfico ilícito de drogas, acopiando y transportando droga hacia diversos países,
organización que estaría liderada presuntamente por él e integrada por miembros de su familia y
hombres de confianza, imputaciones que, como repetimos, ya habían sido objeto de
investigación y archivo en el referido caso con INGRESO N° 77-2008. Por lo tanto, queda
acreditada la concurrencia de este segundo presupuesto, mas allà de que se incluya una
tipificación adicional como es la ya mencionada Colaboraciòn con el Terrorismo, debido a que lo
que se investiga son hechos históricos.

33.- Por último, en cuanto a la concurrencia del tercer elemento, de identidad de la causa de
persecución, de lo arriba expuesto se puede verificar que este elemento también se presenta en
el caso de autos, en mérito a que en ambas investigaciones mencionadas, se le imputa al
favorecido la presunta comisión del delito de Tráfico Ilícito de Drogas como organización
criminal. En consecuencia, se puede concluir que verificada la concurrencia de todas y cada una
de las exigencias requeridas para la materialización de la afectación del principio del ne bis in
ídem, corresponde amparar la demanda por afectación del referido derecho fundamental, el cual
además se encuentra recogido en el artículo III del Título Preliminar el Código Procesal Penal,
como interdicción de la persecución penal múltiple, prescribiendo lo siguiente: “Nadie podrá ser
procesado, ni sancionado más de una vez por un mismo hecho, siempre que se trate del mismo
sujeto y fundamento…”.

34.- Finalmente, de autos fluye que como consecuencia de esa nueva investigación fiscal, el
favorecido viene siendo objeto de operaciones de vigilancia (OVISE) y operaciones técnicas,
conforme se puede corroborar de las documentales que obran a pàginas 821, 823 y 824, por lo
que la amenaza a su derecho a la libertad personal es inminente; por lo que, amparándose la
demanda, deberá declararse la nulidad de la disposición de apertura y de todo lo actuado en la
investigación que se sigue contra el favorecido Miguel Arévalo Ramírez en el CASO N° 2018-10,
en el extremo concerniente al presunto delito Contra la Salud Pública – Tráfico Ilícito de Drogas,
como miembro o cabecilla de una organización criminal, así como el cese inmediato de todo acto
de investigación policial que viene realizando el Departamento Grupo Especial de Inteligencia
Orion de la DIRANDRO PNP en relación a ese delito en contra del favorecido.

35.- No obstante lo expuesto, conviene mencionar también que si analizamos la problemática


desde otro escenario o perspectiva, esto es, en el supuesto caso de que asumiéramos que la
decisión de archivo emitida en el caso con INGRESO N° 77-2008, no ostentase la calidad de
cosa decidida, al igual que la decisión de archivo del caso con INGRESO N° 04-2013, se debe
recordar que para poder haberse vuelto a reabrir las investigaciones por hechos de esos mismos
periodos de tiempo en contra del favorecido, debía cumplirse lo prescrito por el artículo 335° del
Código Procesal Penal, el cual en sus incisos 1 y 2 taxativamente señala lo siguiente: “1. La
Disposición de archivo prevista en el primer y último numeral del artículo anterior, impide que
otro Fiscal pueda promover u ordenar que el inferior jerárquico promueva una investigación
preparatoria por los mismos hechos. 2. Se exceptúa esta regla, si se aportan nuevos elementos
de convicción, en cuyo caso deberá reexaminar los actuados el Fiscal que previno. En el
supuesto que se demuestre que la denuncia anterior no fue debidamente investigada, el Fiscal
Superior que previno designará a otro Fiscal Provincial” (subrayado nuestro).

36.- Por lo tanto, a tenor de lo prescrito en la norma procesal glosada, si posteriormente


surgieron o se aportaron nuevos elementos de convicción relacionados a hechos que ya habían
sido objeto de archivo preliminar en los casos antes mencionados, lo que hubiera correspondido,
en el supuesto mencionado, era el reexamen de los actuados y a partir de ello la reapertura de la
investigación, más no abrir una nueva investigación, sino reexaminar y reabrir el mismo caso
archivado y por parte del mismo fiscal o despacho fiscal que previno, situación que tampoco se
advierte que haya sucedido en este caso, pues a pesar de que los hechos que son objeto de
investigación en el CASO N° 2018-10, comprenden periodos de tiempo que ya habían sido
objeto de pronunciamiento y archivo definitivo en las investigaciones anteriores, se procedió a
abrir una nueva investigación por lo mismo en contra del favorecido, incluso con nuevo número
de ingreso. Es más, para mayor abundamiento de lo precedentemente señalado, nos
remitiremos al contenido de la Disposición de Reevaluación de Escuchas Telefónicas N° 04, de
fecha 19 de marzo del 2019, expedida también por el Fiscal Provincial Alvaro Bernardo Rodas
Farro, en donde aparece que dispuso solicitar a la Segunda Fiscalía Supraprovincial Corporativa
Especializada Contra la Criminalidad Organizada – Equipo 2, autorización para la reevaluación
de los levantamientos del secreto de las comunicaciones ejecutados durante los años 2014,
2015, 2016 y 2017, por el Departamento de Apoyo Técnico Judicial de la DIRANDRO en la
Carpeta Fiscal N° 04-2013, y en la Carpeta Fiscal N° 04-2014, así como acceder a las
grabaciones de los números intervenidos en los referidos casos; con esto queda demostrado que
lo que se viene investigando en el CASO N° 2018-10 contra el favorecido, fácticamente
comprende los mismos hechos que fueron materia de investigación en el CASO N° 04-2013; y lo
mismo se desprende también de la Disposición N° 05, del 10 de mayo del 2019, expedida
igualmente en el CASO N° 2018-10.

37.- Por lo tanto, en atención a lo expuesto esta judicatura estima también que en el supuesto de
haber asumido el Fiscal Provincial demandado, según su criterio, que la anterior decisión de
archivo no tenía la condición de cosa decidida, al no haber procedido de la forma como
establece el artículo 335° del Código Procesal Penal, vulnera también el derecho al debido
proceso y, por ende, los derechos conexos a la libertad individual del favorecido, al verse
sometido a una nueva investigación que para su iniciación o reiniciación tampoco se observaron
los cauces legítimos y normativamente preestablecidos; por lo que, aún bajo ese supuesto, la
demanda también resulta amparable.

38.- En efecto, a partir de lo precisado por el TC y lo prescrito en la norma procesal glosada, una
investigación fiscal con decisión de archivo preliminar, sí puede ser reaperturada, pero dicha
posibilidad, a criterio de este despacho, se encuentra supeditada a los siguientes presupuestos:

a) Que la decisión archivo no se haya pronunciado sobre la no ilicitud de los hechos


denunciados;
b) Que cumplido el primer requisito, se aporten o existan nuevos elementos de convicción
no conocidos con anterioridad por el Ministerio Público; ergo, no puede reexaminarse y
reaperturarse la investigación archivada si no existen nuevos elementos de convicción, y
tampoco realizar un nuevo análisis o reevaluación de los mismos elementos de
convicción que ya existían al momento de la decisión de archivo;
c) Que el reexamen y reapertura de la investigación le compete solo al Fiscal que previno,
entiéndase a la fiscalía o despacho fiscal que emitió la decisión de archivo, o a aquella
fiscalía que le sea competente el caso por motivos de especialidad, materia u otro que al
momento del anterior archivo no existía;
d).- Y en el supuesto de que se demuestre que la denuncia anterior no fue debidamente
investigada, es decir, cuando la investigación ha sido deficientemente realizada, el Fiscal
Superior que previno designará a otro Fiscal Provincial.

39.- Cabe aclarar que lo último señalado no significa que el representante del Ministerio Público,
al encontrarse con una investigación archivada que a su criterio ha sido deficientemente
realizada, pueda reexaminarla y reabrirla a su libre albedrío. En efecto, lo señalado en la parte in
fine del citado dispositivo procesal, no se trata de un supuesto aislado o independiente al
supuesto precedente, sino más bien un complemento que solamente puede presentarse si se
cumple con lo primero; es decir, se requiere necesariamente de nuevos elementos de
convicción, y si con ellos se demuestra que la investigación anterior fue deficiente, ya no será el
mismo fiscal que previno quien conozca la investigación reabierta, sino que el Fiscal Superior
que previno debe en ese supuesto designar a otro Fiscal Provincial.

40.- En suma, a criterio de esta judicatura solo puede reaperturarse una investigación fiscal
archivada, si es que la decisión de archivo no se pronunció sobre la no ilicitud de los hechos y
siempre en virtud de la existencia de “nuevos elementos de convicción”; siendo que a partir de
ellos, realizado el reexamen no se evidencian deficiencias en la anterior investigación, la
investigación reabierta la seguirá conociendo el Fiscal que previno; pero si se verifica que sí
hubo deficiencias, el Fiscal Superior que previno debe designar a otro fiscal para que se
encargue de la investigación reaperturada. Lo señalado no puede ser interpretado de otro modo,
pues si se asume que la posibilidad de reaperturar una investigación archivada por la existencia
de “nuevos elementos de convicción” se trata de un primer supuesto, y por “deficiencia en la
investigación” es otro supuesto independiente, implicaría asumir que cualquier otro fiscal que
asuma el despacho o incluso el mismo fiscal que previno, pueda reexaminar y reaperturar a su
libre albedrío la investigación archivada, sin necesidad de contar con nuevos elementos de
convicción, solo bajo el argumento de que según su criterio la investigación anterior no fue
debidamente realizada, incluso si esta contiene decisión de archivo confirmada por el superior en
grado, lo cual constituiría una grave arbitrariedad y vulneración al debido proceso y a la
seguridad jurídica.

41.- Así lo ha precisado también el Tribunal Constitucional en la Sentencia recaída en el


Expediente N° 01887-2010-PHC/TC, en donde señaló: “De lo hasta aquí expuesto se desprende
la necesidad para este Colegiado de afirmar que el hecho de haber dejado abierta la posibilidad
de reimpulsar una investigación deficientemente llevada (tesis que le sirve al demandado para
llevar a cabo la misma) no significa que este Colegiado haya instituido una patente de corso para
la comisión de arbitrariedades, pues dicha medida no significa, desde ningún punto de vista, que
la determinación de ineficiencia en la investigación quede al libre albedrío o a la entera
disposición subjetiva de los órganos encargados de la persecución del delito, pues para que
opere ello es necesario que el representante del Ministerio Público cuente, cuando menos, con
algún elemento objetivo que permita y valide la afectación del derecho de un ciudadano a la
autoridad de la cosa decidida.” (fundamento 29).

42.- Ahora bien, habiéndose verificado que la demanda de hábeas corpus interpuesta por el
accionante a favor del favorecido, corresponde ser amparada por los fundamentos ya expuestos,
es pertinente analizar si la misma alcanza a la actuación de todos los demandados. En tal
sentido, en cuanto al demandado Alvaro Bernardo Rodas Farro, Fiscal Provincial de la Primera
Fiscalía Supraprovincial Corporativa Especializada contra la Criminalidad Organizada de Lima, al
ser él quien emitió la Disposición de Inicio de Investigación Preliminar N° 02, de fecha 23 de julio
del año 2018, disponiendo el inicio de la nueva investigación en el CASO 2018-10, que es
materia de cuestionamiento, resulta claro que los efectos de la presente sentencia sí le alcanza y
vincula. Del mismo modo al demandado Walter Lozano Pajuelo, Comandante PNP a cargo del
Departamento Grupo Especial de Inteligencia Orion de la DIRANDRO PNP, por cuanto las
operaciones de vigilancia (OVISE) y operaciones técnicas que se vienen ejecutando contra el
favorecido, están siendo efectuados por personal del departamento policial a su cargo; no siendo
de recibo para esta judicatura los argumentos que esbozan en sus informes respectivos, es más
ni siquiera expresan argumentos respecto de la resolución fiscal de archivo emitida en el caso
con INGRESO N° 77-2008.

43.- Respecto del escrito de fecha trece de marzo del actual, la Procuradurìa a cargo de los
asuntos de Tràfico Ilìcito de Drogas, donde solicita la nulidad de todos los actuados en el
entendido de que no se ha cumplido con notificar la presente acción a dicha Procuradurìa, sin
embargo a páginas mil cuatrocientos cuatro y mil cuatrocientos cuarentisèis, existe el
apersonamiento y contestación de la demanda por parte del Procurador del Ministerio Pùblico y a
páginas mil quinientos treinta existe el apersonamiento y contestaciòn del Procurador a cargo de
los asuntos del Ministerio del Interior, es decir el Estado se encuentra debidamente representado
y defendido, precisamente la labor de la Defensa Jurìdica del Estado, consiste en que al menos
un representante del Estado represente precisamente al Estado, lo cual en el caso concreto con
la atingencia señalada ha sido cumplida, mas aún, la nulidad se postula en la primera
oportunidad que el perjudicado tuviera para hacerlo y el solicitante con fecha 04 de febrero se
apersonò al proceso, es decir antes de su escrito de solicitud de nulidad ya había presentado
uno anterior y no mencionò en absoluto la nulidad que posteriormente ha postulado, por lo que la
nulidad mencionada deberá ser desestimada.

44.- En cambio, en lo que respecta al co-demandado Jorge Wagner Chávez Cotrina, Fiscal
Superior Coordinador Nacional de las Fiscalías Especializadas contra la Criminalidad
Organizada, se observa que su actuación en el CASO N° 2018-10, solamente se circunscribió a
la emisión de la Resolución de fecha 09 de febrero del 2019, mediante la cual dispuso que la
Fiscalía de Crimen Organizado se avoque al conocimiento de aquel caso, sin que en ella haya
existido alguna orden expresa de abrirse investigación en contra del hoy favorecido; razón por la
cual, en lo que a este demandado se refiere, debe declararse infundada la demanda.

PARTE RESOLUTIVA:

Por las consideraciones expuestas, con la autoridad que me confiere la Constitución Política del
Perú, actuando en sede constitucional, el Juez del Segundo Juzgado de Investigación
Preparatoria de Tarapoto, administrando justicia a nombre de la nación, FALLA:

1.- Declarando FUNDADA la demanda constitucional de HÁBEAS CORPUS interpuesta por el


demandante Juan Gabriel Alejandría Castro, a favor del ciudadano Miguel Arévalo o Miguel
Arévalo Ramírez, al haberse verificado la vulneración al derecho fundamental al debido proceso
y afectación del principio de ne bis in idem.

2.- Declarar NULA la Disposición Fiscal de Inicio de Investigación Preliminar N° 02, de fecha 23
de julio del año 2018, emitida por el Fiscal Provincial de la Primera Fiscalía Supraprovincial
Corporativa Especializada Contra la Criminalidad Organizada de Lima, en el extremo que
dispone dar inicio a la Investigación Preliminar contra Miguel Arévalo Ramírez (a) “Eteco”, por el
presunto Delito Contra la Salud Pública – Tráfico Ilícito de Drogas, como miembro o cabecilla de
una organización criminal, en agravio del Estado; así como también NULAS todas las
disposiciones fiscales y actuaciones posteriores derivadas del inicio de la citada investigación en
su contra por el mencionado delito y las relacionadas al delito de Terrorismo en su modalidad de
Colaboración con el Terrorismo.

3.- ORDENO al Jefe del Departamento Grupo Especial de Inteligencia Orion de la DIRANDRO
PNP, el cese inmediato de todo acto de investigación policial que viene realizando u ordenando
realizar contra el ciudadano Miguel Arévalo Ramírez, por el presunto delito de Tráfico Ilícito de
Drogas, como miembro o cabecilla de una organización criminal, por hechos que ya han
merecido pronunciamiento fiscal de archivo en el caso con INGRESO N° 77-2008, al que a su
vez se acumularon los casos con INGRESOS N° 93-2006 y N° 117-2007, que estuvo a cargo de
la Fiscalía Penal Especializada Contra la Criminalidad Organizada de Lima. Para tal efecto,
cúrsese OFICIO en el día bajo cargo y responsabilidad, escoltándose copias certificadas de esta
sentencia, para su EJECUCIÓN INMEDIATA bajo cargo y responsabilidad funcional, por
cualquier medio autorizado por la Ley Orgánica del Poder Judicial, Código Procesal
Constitucional, Código Procesal Penal o Código Procesal Civil.

4.- ORDENO al Ministerio Público se abstenga de iniciar nuevas investigaciones contra el


ciudadano Miguel Arévalo Ramírez, por el presunto delito de Tráfico Ilícito de Drogas, como
miembro o cabecilla de una organización criminal, sobre la base de los hechos que ya han
merecido pronunciamiento fiscal de archivo en el caso con INGRESO N° 77-2008, al que a su
vez se acumularon los casos con INGRESOS N° 93-2006 y N° 117-2007. Para tal efecto,
cúrsese OFICIO en el día bajo cargo y responsabilidad, escoltándose copias certificadas de esta
sentencia, para su EJECUCIÓN INMEDIATA bajo cargo y responsabilidad funcional, por
cualquier medio autorizado por la Ley Orgánica del Poder Judicial, Código Procesal
Constitucional, Código Procesal Penal o Código Procesal Civil.

5.- Declarar INFUNDADA la demanda en el extremo dirigido contra Jorge Wagner Chávez
Cotrina, Fiscal Superior Coordinador Nacional de las Fiscalías Especializadas contra la
Criminalidad Organizada.

6.- IMPROCEDENTE la nulidad postulada por la Procuradurìa Especializada en Delitos de


Tràfico Ilìcito de Drogas.

7.- CONSENTIDA y/o EJECUTORIADA sea la misma, en aplicación de la cuarta disposición


final del Código Procesal Constitucional, remítase al Diario Oficial “El Peruano” para su
publicación conforme a ley, y ARCHÍVESE.

8.- NOTIFÍQUESE a las partes procesales en el día, bajo cargo y responsabilidad.