Está en la página 1de 6

Año XXV / Nº 1348

Prohibida su venta por separado


de

Acoso en
la web
LA RELACIÓN ENTRE
LOS SUICIDIOS
ESCOLARES Y EL
‘CIBERBULLYING’

Venezuela:
hora cero
CHÁVEZ Y CAPRILES
CONVOCAN A MILES
EN UN FINAL DE
FOTOGRAFÍA

RAZA
INDÓMITA
RUTH BUENDÍA, VENERADA LÍDER ASHÁNINKA,
Foto: Musuk Nolte

ROSTRO ACTUAL DE UNA ETNIA QUE HA


SOBREVIVIDO A LA GUERRA, EL OLVIDO
Y LA DEPREDACIÓN DE SU TERRITORIO
ENTREVISTA
Somos Somos
46 6 de octubre del 2012 6 de octubre del 2012 47

MEMORIAS
DEL MIEDO
Las historias de un grupo de nativos asháninkas sirven
para entender a esta singular etnia. Ellos fueron diezmados
por el terrorismo y olvidados por el Estado, y ahora temen ser
desplazados definitivamente ante la posibilidad de que se dé
inicio a un megaproyecto energético en su territorio.
ESCRIBE RICARDO LEÓN FOTOS MUSUK NOLTE

LO CULTURAL. TORIBIO
ANGURILLO (47) DIRIGIÓ
EL REPOBLAMIENTO DE LA
COMUNIDAD DE CAPERUCÍA
EN LOS 90, LUEGO DE
ESCAPAR DEL TERRORISMO.
ÉL MANTIENE COSTUMBRES
ANCESTRALES: CAZAR CON
FLECHA, PESCAR DE NOCHE
Y CONSUMIR PIRI-PIRI
(PLANTA DE LA ZONA) PARA
VENCER A SU ENEMIGO A
TRAVÉS DE LOS SUEÑOS.
EN PORTADA
Somos Somos
48 6 de octubre del 2012 6 de octubre del 2012 49

EL TRAUMA. EL
TERRORISMO
DESPLAZÓ A UNOS 10
MIL ASHÁNINKAS EN
LA SELVA CENTRAL
Y DESAPARECIERON
UNAS 30 COMUNIDADES
NATIVAS. HAY UNA
POBLACIÓN HUÉRFANA
PALPABLE, VISIBLE. EN
EL RÍO ENE HAY UN CELO
NATURAL HACIA LOS
FORÁNEOS.

LO MÍSTICO. LOS CURANDEROS ASHÁNINKAS DEL ENE TRABAJAN CON PIEDRAS HIRVIENTES Y BAÑOS DE ‘SUDORACIÓN’ PARA ALIVIAR MALES
CORPORALES Y ESPIRITUALES. EN LA IMAGEN, RONALDO SE SOMETE A UN TRATAMIENTO RÁPIDO E INTENSO CONTRA EL ESTRÉS QUE PADECE.

A
través de Puer- fuera inscrita y tuviera parti- la única información que consi- reciente y hasta cierto punto frá-
to Ocopa, un da de nacimiento; ella tuvo un gue acerca de ella es que es una gil: “Pensamos que los ‘terrucos’,
pequeño case- nombre de pila, pero el primero anciana enferma, y que quizá ni poco a poco, pueden volver. Ellos
río ubicado a que aprendió fue el alias que le siquiera recuerde que le quitaron ya han venido y han destruido
dos horas de la impusieron los terroristas. Fue a una hija. Sin ánimo de descon- todo. Aquí teníamos tres anexos,
ciudad de Sati- detenida hace algunos meses y solar a nadie, Walter Pishiri, el pero dos desaparecieron”. Él y su
po, se moviliza de todo, pero permanece bajo la custodia de jefe de esta comunidad, comenta familia, como otros miles de nati-
principalmente drogas, madera la Dircote. A través que a veces los pa- vos asháninkas, debieron escapar
y personas. Es un puerto muy de un convenio con “PENSAMOS dres no recuerdan y de los terroristas atravesando el
pequeño y muy rústico, con mo- la CARE, la policía QUE LOS que otras veces pre- monte en la noche, cuando no
vimientos lentos pero regulares, ofreció liberar a ‘TERRUCOS’, fieren no recordar: había luna, pero no fueron bien
constantes. Desde aquí Ronaldo aquellos detenidos POCO A POCO, “Entonces olvidan, recibidos en otras comunidades.
se embarcará en un recorrido por de origen ashá- PUEDEN nomás”. Walter regresó a Potsoteni en el
varias comunidades asháninkas ninka que habían VOLVER. Potsoteni es una 2003, pero el pueblo ya había
del río Ene, que le tomará algu- sido raptados y ELLOS YA HAN de las comunidades sido cubierto por la maleza. Los
nos días. Como coordinador de asimilados a las VENIDO Y HAN asháninkas más comuneros pasaron varios meses
la Central Asháninka del Río Ene columnas sende- DESTRUIDO desarrolladas del reconstruyendo sus casas, recu-
(CARE), él recibió el encargo más ristas, si es que TODO”. río Ene; tiene una perando chacras. No han vuelto
o menos imposible de encontrar a se ubica a sus fa- posta, un colegio a escuchar balazos desde el 2004,
Elsa, una mujer nativa cuya hija miliares y si estos de material noble, pero el miedo sigue. ¿Miedo a
fue secuestrada en los años 80 pueden demostrar el parentesco. algunas horas de luz eléctrica y quién? “A los ‘blancos’”, responde
por una columna de Sendero Lu- Con una partida de nacimiento, unas pocas escopetas en el alma- Walter. Al decir los ‘blancos’ se
minoso y ahora está detenida en por ejemplo. cén: estas son algunas de las va- refiere a todos aquellos que vie-
Lima esperando. Solo esperando. Elsa, la mujer que Ronaldo riables con las que se mide aquí el nen de afuera, buenos o malos.
La niña fue separada de su busca, vive en un anexo lejano desarrollo. Pero esta situación de Horas después, Ronaldo con-
familia a la fuerza, antes de que de la comunidad de Potsoteni; estabilidad, reconoce Walter, es tinúa su recorrido por el río Ene.
EN PORTADA
Somos
50 6 de octubre del 2012

Su bote se detiene en Caperucía,


una pequeña comunidad nativa LA PALABRA. LA
en cuya parte baja vive una sola PALABRA ‘ASHÁNINKA’
SIGNIFICA ‘HERMANO’,
familia. Toribio Angurillo –casi ‘NUESTRA FAMILIA’,
no habla español– es pescador; ‘AMIGO DE TODOS’.
cuando no está en el río está en SON VARIAS SUS
ACEPCIONES, PERO CASI
su maloca, compartiendo un SIEMPRE APUNTAN A UN
poco de masato con su cuñado, CONCEPTO DE UNIÓN. LA
que vive a 10 minutos de distan- SOCIEDAD ASHÁNINKA
SE VE A SÍ MISMA COMO
cia. La mujer de Toribio es una UN CONJUNTO.
anciana curandera que trabaja
terapias de ‘sudoración’ con pie-
dras previamente hervidas sobre
una hoja de palmera. Ronaldo,
que se ha quejado durante una
parte del viaje de un fuerte dolor
de cabeza, conversa con ella y
le explica su problema; el calor
furioso ya está disminuyendo, a
esta hora de la tarde el sol apunta
de costado, pero igual quema.
Ronaldo, cubierto por una cus-
hma, se frota el cuerpo y suda a
chorros mientras la mujer agita
las piedras. Minutos después, la
anciana retira las piedras de la
olla, abre las hojas de palmera y
encuentra bajo estas un trozo de
papel similar al de una agenda de EL PODER. RUTH BUENDÍA (34) DIRIGE LA CARE DESDE HACE SIETE AÑOS. ESTA ENTIDAD PROCURA ORGANIZAR A
teléfonos. Ella le indica a Ronaldo LOS ASHÁNINKAS EN TÉRMINOS DE PRODUCTIVIDAD ECONÓMICA Y DEFENSA DE SUS DERECHOS COMUNALES.
en dialecto asháninka que su
estrés por el trabajo de oficina le vos, preocupados, moldearon un pesca. Como si cada cierto tiem- miedos más orgánicos.
está causando daños físicos. Y no poco de arcilla, le dieron forma po una pesadilla distinta se ma- “No nos vamos a mover de
habla más. (Nadie explicará, en humana y colocaron la estatua en nifestara en el mismo lugar, esta aquí. Yo solo vivo aquí”, sen-
el resto del viaje a través del río un bote. El águila creyó que era pared de piedras se pensó en los tencia Aroldo Ventura, jefe de
Ene, cómo diablos apareció allí un humano, pero cuando quiso últimos años como punto de ini- la comunidad nativa de Puerto
ese pedazo de papel). atraparlo sus patas quedaron cio de una gigantesca central hi- Asháninka, ubicada cerca de
La noche es fresca y clara: hoy atascadas. Los indios mataron al droeléctrica, que forma parte de Pakitzapango; esta comunidad
toca dormir sobre la arena, al ‘pakitza’ a flechazos. un poco claro acuerdo de energía es muy respetada y él es uno
costado del río. A Elsa habrá que En este mismo eléctrica firmado de los líderes más poderosos (y
buscarla en otro viaje. cerro se escondie- EL CERRO PA- entre Perú y Brasil, más inaccesibles) de todo este
ron, siglos después, KITZAPANGO durante el gobier- enorme territorio ubicado en la
El fin y los miedos los jefes terroristas ES LA MATE- no anterior (ver selva central. La conversación
Pakitzapango significa ‘casa del que llegaron al río RIALIZACIÓN recuadro), bajo el gira en torno a la posibilidad
águila’ en dialecto asháninka. Ene gritando aren- DE TODOS SUS cual se controlaría futura –no negada del todo– de
Así se llama un cerro de piedras gas a ‘Gonzalo’ y MIEDOS: AQUÍ y modificaría el que se ejecute el proyecto de la
a orillas del río Ene, que forma matando nativos NADIE SE flujo del río y que hidroeléctrica, pero Aroldo pre-
un cañón angosto y profundo. como carniceros. BAÑA, NADIE obligaría a muchas fiere responder apelando a la
Según la mitología local, en ese Igual que el ‘pakit- PESCA. comunidades de la historia asháninka y a las deudas
cerro vivía un águila que caza- za’, cada vez que un zona a desplazarse pendientes.
ba humanos para comérselos. asháninka quería definitivamente a “Las primeras guerras –relata
Cada vez que un nativo cruzaba cruzar el cañón o otros territorios. Aroldo, masato en mano– fueron
el cañón, el ‘pakitza’ volaba, lo detenerse a pescar y bañarse, los Para los nativos asháninkas del entre los propios asháninkas,
cogía con sus garras y se lo lle- ‘cumpas’ le disparaban desde lo río Ene, el cerro Pakitzapango que se disputaban territorios
vaba a una cueva ubicada en lo alto o lo capturaban vivo para lle- está maldito y esa posible represa y que arrasaron con familias
alto del cerro. Para conseguir varlo donde el mando senderista. es, supersticiones de por medio, enteras: los niños valían menos
presas más fácilmente, el águi- Y luego lo asesinaban. la misma que el águila de garras que las escopetas. La segunda
la planeó construir un muro de El cerro Pakitzapango es la filudas planeó construir para guerra fue contra Sendero Lumi-
orilla a orilla, donde quedarían materialización de todos sus te- acabar con los humanos. Es un noso. Comenzó cuando el río nos
atrapados los viajeros. Los nati- mores: aquí nadie se baña, nadie apocalipsis a la medida de sus traía cadáveres con bala, cuando
ENTREVISTA
Somos
52 6 de octubre del 2012

aviso
LA VIDA. LA VIDA EN LA SELVA SE ENTIENDE A TRAVÉS DE DETALLES SIMPLES PERO ELEMENTALES: AQUÍ NO SE PAGA POR LA COMIDA. CON LAS
LIMITACIONES NATURALES, EL ALIMENTO Y LA BEBIDA SE COMPARTE ENTRE LOS MIEMBROS DE LA COMUNIDAD. TODO ES DE TODOS.

escuchábamos palabras raras, su comunidad nativa es tan res- años la CARE. La etnia ashá-
LA AMENAZA DE
‘partido’, ‘compañero, ‘comu- petada es porque representan, ninka es aguerrida, se caracte-
nismo’. Yo mismo peleé contra del modo más claro posible, la riza por su carácter luchador,
PAKITZAPANGO
ellos, pero al final escapamos. supervivencia. por su perfil viril. Todos los jefes l Desde el 2007, el Gobierno
Yo regresé por el año 94. Antes de las comunidades nativas son ha promovido la cocesión de
de ese año hubo una tercera La primera dama hombres, y la mujer, por cuestio- centrales hidroeléctricas. Una
guerra, la de las enfermedades. Un día llegó a Satipo un tipo que nes culturales, es quien acompa- de estas se iba a construir en
Mi padre murió de tuberculosis”. dirigía una mafia de madera ile- ña. Sin embargo, la eligieron a Pakitzapango.
Él pasa el resto de la tarde recor- gal y que quería conseguir el ella para que los represente y los
dando: hay mucho permiso necesario dirija, por dos razones: porque los l La represa iba a tener 165 me-
más que contar. AL PADRE para cruzar con sus anteriores directivos no cumplie- tros de altura; se calculó que
Hay mucho más DE RUTH LO tablones el territo- ron las expectativas y porque ella tendría una potencia energéti-
masato, por cierto. ASESINÓ UN rio asháninka, y simboliza un renacimiento. Un ca de 2.336 megavatios. Iban a
La comunidad GRUPO DE AS- evitar así el asedio renacimiento que empezó, como inundarse 730 km2 de selva.
de Puerto Ashá- HÁNINKAS EN de la policía. Buscó todos los renacimientos, con una
n i n k a ce lebr ó, MEDIO DE LA a Ruth Buendía muerte: al padre de Ruth lo ase- l La empresa brasileña Odebre-
hace pocos días, su CONFUSIÓN en las oficinas de sinó un grupo de asháninkas cht anunció meses atrás su
aniversario. Pero DE LAS BALAS CARE y le ofre- que pensaron, en medio de la retiro del proyecto debido a la
aquí no celebran el Y LAS IDEO- ció un soborno. confusión de las balas y las ideo- oposición de las comunidades
día de su creación LOGÍAS. “¿Cuá nto quie- logías, que estaba del lado de que serían desplazadas.
política ni el día en res por dejarme los terroristas. Ella lo superó, lo
que le fueron entre- pasar?”, preguntó entendió, lo perdonó y ahora es l El proyecto se encuentra
gados sus títulos de propiedad: el tipo. “Te diré una cantidad. Si la cabeza de la etnia. paralizado. Sin embargo, la
celebran el día que regresaron a no me la puedes pagar, entonces “Estoy orgullosa de ayudar hidroeléctrica de Pakitzapan-
sus casas, lo que ellos llaman el quiero tu cabeza”, le respondió a mi pueblo. Los asháninkas ya go figura en los documentos
repoblamiento. Ruth. sufrimos lo que teníamos que su- ligados a la matriz energética.
Si Aroldo es tan poderoso y Ruth Buendía dirige hace siete frir, por eso nos alerta cualquier No se sabe si será reactivado.
EN PORTADA
Somos
54 6 de octubre del 2012

EL TEMOR. EL CERRO
PAKITZAPANGO ES, EN LA
MITOLOGÍA ASHÁNINKA
Y EN LA VIDA REAL,
EL CENTRO DE TODOS
LOS TEMORES. AQUÍ SE
PENSABA CONSTRUIR
UNA REPRESA QUE
DESPLAZARÍA A MILES DE
INDÍGENAS.

posibilidad de perder nuestro


MUESTRA FOTOGRÁFICA territorio. Es nuestro orgullo”,
comenta esta mujer. Ella habla y

El valor del testimonio visual todos escuchan, callados.


El viaje a través del río Ene
termina donde comenzó: en Sa-
La muestra “Proyecto Memo- tipo. Aquí llama la atención un
ria Asháninka” es una reflexión detalle que pasa desapercibido
sobre el pasado, el presente y el para los foráneos, pero de nin-
futuro de los asháninkas del río guna manera para los colonos y
Ene. Este proyecto tiene como menos aún para los nativos que
actividad principal la muestra por aquí circulan. En todas las
“Pasado que no pasa”, donde calles del pueblo se han cons-
se exhibirán los trabajos foto- truido veredas nuevas, y en todas
gráficos de Vera Lentz y Musuk las veredas se han dibujado en
Nolte. Lentz recorrió este bajorrelieve coronas de plumas,
territorio durante los años más idénticas a las que usan los ashá-
duros del terrorismo, y regresó ninkas. Antes fueron rechazados,
recientemente a reencontrarse discriminados, expulsados, pero
con esas historias. Nolte, por hoy se les rinde este simbólico
su parte, ha retratado a diver- reconocimiento. El orgullo as-
sas comunidades amazónicas y auspiciado por GIZ - Coopera- Cuándo: Desde el 18 de háninka tiene varias formas. ❖
en sus territorios. El proyecto ción Alemana, con el apoyo de El octubre
está organizado por la Central Comercio y Devida, entre otras Dónde: Casa Rímac más información
Asháninka del Río Ene (CARE) entidades. (Jr. Junín 323, Lima) Lea más sobre eL tema mañana en
el dominical