Está en la página 1de 2

Sinopsis de Lectura

Gustavo Bolívar: Lo que hace el creador de matarife es realizar la recolección de datos


y testimonios hechos por personajes significantes que generan un grado de irrefutabilidad.
Además, se presentan indicios, pero sobre todo pruebas como las declaraciones de
Mancuso y otros doce testimonios más de personas que aseguran que el senador si es un
paramilitar número suficiente para por lo menos ser causante de investigación, de modo
que el hecho de que nadie hubiese tenido el valor de judicializar a ávaro Uribe no es
significante de que el mismo esté apartado de la corrupción de la cual se le acusa.
Es clara la corrupción tan grande que se ve en las campañas políticas, como por ejemplo
la manipulación de la registraduría, las cuales realizan un conteo en favor a ciertos
sujetos, casos específicos como la financiación de personajes narcotraficantes como el
ñeñe a la campaña del actual presidente Iván Duque. Mostrando al consejo electoral con
características de un ciego y sordo frente a claras demostraciones de irregularidades por
parte de sus financiadores
Miguel Del Río: Existen elementos los cuales son realmente importantes para demostrar
que Uribe realmente tiene vinculación con grupos paramilitares, además de que su
campaña fue financiada por estos grupos. Álvaro Uribe realizó algo clave, violentó la
constitución, además se coincidió con el despido y encarcelamientos de la mayoría del
gabinete del entonces presidente, elementos que nos hacen tener la certeza que de
independientemente de sentencias vinculatorias al senador éste si es un delincuente.
No se puede generar una crítica sobre la ñeñe política sin antes cuestionarse la legalidad
de los votos que obtuvo el presidente Iván, además que se tienen pruebas como
conversaciones entre el ñeñe y otros actores que tenían como objetivo el reorientar votos
que anteriormente se tenían previstos para otros sectores hacia la campaña triunfadora
del centro democrático, buscando deslegitimar la corrupción mas que obvia que ha
caracterizado a este partido.
María José Pizarro: La historia necesita ser analizada y por último judicializada, de modo
que se logre una verdad la cual ha sido perturbada por el ex presidente. Además, que
Matarife expone de manera clara una serie de rastros que vinculan muy claramente al
senador Uribe con nexos a grupos armados para lograr un beneficio conjunto, esto solo
demuestra la deficiencia que ha ejercido la justicia colombiana, de modo que es primordial
incentivar un pensamiento crítico el cual pueda generar una opinión propia y no
influenciada por doctrinas que puedan ser implantadas.
Hay sospechas de la compra de votos que hacen ilegítima la elección de nuestro querido
presidente, de nuevo hace énfasis en la falta de control por parte del estado o que tal vez
se podría considerar como un beneficio en el que se ven lucrados gran parte actores que
manejan las riendas del estado y el mismo sistema judicial, aquí la justicia debe ser para
todos.
Iván Cancino: Lo que sirve es un respaldo que esté en verdad corroborado y en el caso
de las acusaciones contra el senador Uribe son las horas que hasta el momento aún no
han podido ser verificadas, quitando mucha credibilidad a lo expuesto por Daniel (autor de
la serie Matarife). Uribe es un líder en todo el sentido de la palabra y Daniel Mendoza lo
único que tiene es un resentimiento debido a la expulsión del club del cual antes era
miembro él y el senador Uribe. No se puede considerar algo cómo ilegítimo si no se tiene
las pruebas contundentes que vinculen que el ñeñe participó en la financiación de la
campaña del presidente.
Inti Raúl Asprilla: Ejemplos como las zonas de influencia del paramilitarismo y donde
además se obtuvo el mayor respaldo para lograr la presidencia del actual senador Uribe
son claros objetos aclaratorios de que si existía alguna relación entre Álvaro Uribe y estos
grupos armados, de modo que lo único que realiza el creador de la serie Matarife es una
recolección de memoria histórica y respaldado en pruebas sobre un clan que tiene
familiaridad con el ex presidente logrando su llegada al poder. Los hechos pueden hablar
por si solos, lo que sucede es que la fanaticada no está dispuesta a cederlo de modo que
son ideas que van en contra de su moralidad como uribistas.
Natalia Bedoya: No existe evidencia hoy de que el presidente tenga algún vínculo con los
grupos armados paramilitares, demostrando que el escritor Daniel carece de fundamentos
morales porque se refiere de una forma vulgar hacia la mujer y solo busca generar
popularidad. El expresidente lo único que ha hecho es servirle a su patria, por tanto, es
importante conocer quien es realmente Daniel, un acosador. Se puede reducir la
respuesta de esta hermosa mujer sobre la ñeñe política en que no se ha logrado
demostrar algún indicio de que el señor ñeñe Hernández tuviese nexos con el
narcotráfico, de modo que es una interpretación que se hace por parte de los detractores
para lograr generar la deslegitimidad de la campaña presidencial de Duque.
Lavy Rincón: Básicamente fue el encargado de ponerle el picantico a la conversación y
sobre todo evitar que la hermosísima Natalia siguiera hablando cosas las cuales lo único
que generaban era una mala impresión sobre su manera de ver las cosas, o más bien de
no verlas.